Peter PanHabía una vez una niña muy buena llamada Wendy,que tenía tres hermanitos, y para que éstos sedurmieran solía cont...
le perseguía. En lugar de la mano, llevaba un garfio, y por eso le llamaban así. Cuando Peter Panavistó el barco, enseguid...
-Sí, sí jefe, seguro que la traeremos.Mucho trabajo les costó a “ojo oblicuo” y “poco pelo” capturar a Campanita que volab...
-Pero Campanita, ¿qué ocurre, porque has hecho eso, porque explota el paquete como unabomba? No entiendo nada.-Era todo un...
PulgarcitoÉrase una vez una familia de leñadores, el padre, la madrey sus siete hijos. De estos niños el más pequeño era m...
Anduvieron los siete niños durante un buen rato, y cuando se hizo de noche, uno de ellos gritó de repente:-¡Mirad! ¿No vei...
y calzándose unas botas mágicas, que se llamaban las botas de “siete leguas” se marchó a toda velocidad abuscar a los herm...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Ideas de cuentos

1.048 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.048
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Ideas de cuentos

  1. 1. Peter PanHabía una vez una niña muy buena llamada Wendy,que tenía tres hermanitos, y para que éstos sedurmieran solía contarles historias muy bonitas. Lanoche en que comienza nuestro cuento les contabalas aventuras de Peter Pan.-....Y siempre está haciendo buenas obras, y sabevolar, y le acompaña Campanita, que es una niñacon alas de mariposa, tan pequeña que cabe en lapalma de la mano, y además vive en un paísmaravilloso, que se llama la isla de Nunca Jamás.-¡Ay Wendy......! Cuánto me gustaría poder viajar conél y no tenerme que dormir ahora, y mañanamadrugar para ir al colegio.-Y a mi también......yo no quiero estar aquí.-Pero ¡será posible que todavía estéis despiertos,vamos todos a la cama!, y tú Wendy, por favor, no les cuentes más cosas. ¡Ala, buenas noches, unbeso a los cuatro y a dormir!-Buenas noches papaíto.-Oíd, ¿Estáis viendo lo que veo yo? Hay alguien en la ventana.....Si son Peter Pan yCampanita..........-Hola a todos, he oído que no queríais dormir y que os gustaría visitar con nosotros la isla deNunca Jamás.-¡Sí.....sí......!-Muy bien. Campanita, échales un poquito de tu polvo mágico.Y campanita, la niña mariposa, sacudió un poco sus alas, y en un instante los niños seencontraban volando junto a ella y a Peter Pan. -¡Mirad, mirad que pequeñita se ve nuestra casa desde el aire! -Pues yo veo por allí acercarse una isla.....¡Uy, qué bonita! -Esa es la isla de Nunca Jamás. En cuanto aterricemos, Campanita, llevas a los niños al árbol de la alegría, mientras yo voy a dar una vuelta por los alrededores del barco del capitán Garfio por si ha hecho alguna de las suyas. -Está bien Peter Pan. Peter Pan, nada más llegar, se acercó a vigilar la goleta del capitán Garfio. Éste era un pirata malísimo y gran enemigo de Peter Pan, desde que por su culpa, según contaba él, le había comido una mano un cocodrilo que siempre
  2. 2. le perseguía. En lugar de la mano, llevaba un garfio, y por eso le llamaban así. Cuando Peter Panavistó el barco, enseguida comprendió que algo extraño ocurría, se acercó un poco más y lo quevio lo llenó de asombro.-¡Dios mío, ha raptado a Flor Silvestre, la princesa india! Seguramente querrá sonsacarle dondeestá mi escondite. Iré inmediatamente a rescatarla del garfio de ese tunante.-¡Atención se acerca Peter Pan! ¡Socorro!-¡Al ataque! ¡Socorro!-¡Vamos! ¡Acabemos con él!-Dejádmelo a mí, yo lo atraparé. No te escaparás Peter Pan.....jajaja.El capitán Garfio lanzó un terrible mandoble sobre Peter Pan, pero éste lo esquivó y en unmomento desarmó al malvado pirata.-¡Tú si que estás listo, quieto!, si das un paso más caerás al agua y allí está tu amiguito el cocodriloesperándote. Vamos ríndete.-Me rindo, me rindo......¡Maldita sea!Entonces Peter Pan, tomó en sus brazos a la princesa india y se alejó volando del barco de lospiratas para llevarla a su campamento. La princesa y su padre, el gran jefe, agradecieron tanto loque había hecho, que lo invitaron a él y a sus amiguitos a una gran fiesta en el poblado. -Después de esta fiesta os mostraré la isla, ¿Eh Wendy, qué os parece? -Estupendo, gracias Peter Pan. -Vives en un país maravilloso. Y así fue, fueron todos juntos a recorrer la isla. Comían sus frutos, se bañaban en sus playas, y jugaban cuanto querían......Todos lo pasaban sensacional, menos campanita, que estaba toda enfurruñada porque tenía celos de Wendy. -Desde que han venido los niños sólo tiene ojos para Wendy, y a mi nome hace caso, ¡Qué desgraciada soy!.Tanto lloraba y tan clara se oía su voz por el bosque que su pena llegó a oídos del Capitán Garfio,y éste decidió raptarla, para ver si por rabia, le decía donde podría encontrar a Peter Pan.-¡Id ahora mismo, tú “ojo oblicuo” y “tú poco pelo” a raptar a Campanita, y que no se haga de nochesin que hayáis cumplido mi orden! ¿Entendido?.
  3. 3. -Sí, sí jefe, seguro que la traeremos.Mucho trabajo les costó a “ojo oblicuo” y “poco pelo” capturar a Campanita que volaba muy bien.Pero en un momento de descuido se hicieron con ella utilizando un cazamariposas. Enseguida sela llevaron al capitán que se puso contentísimo al verla.-¡Jajaja, jajaja! Aquí tenemos a Campanita bien agarradita......jajaja......me han dicho queúltimamente Peter Pan no te hace mucho caso ¿verdad?.-Pues no mucho la verdad.......como está enseñando la isla de Nunca Jamás a los niños......-Pues ¿sabes una cosa Campanita? Eso puedo yo arreglarlo, si tú me dices dónde vive Peter Pan,yo te prometo separar a los niños de él......jajaja.....-Pero ¿promete usted también no hacer daño a Peter Pan, Capitán Garfio?-Claro querida Campanita......prometo no hacerle daño yo personalmente.-Bueno siendo así.........el escondite de Peter Pan es en el árbol de la alegría, mire en este mapade la isla, ¿ve? Aquí.El Capitán Garfio dio un salto entusiasmado, y metiendo a Campanita en un farol para que nopudiera escapar, se puso a dar órdenes a sus hombres:-Tú “poco pelo” vas a ir inmediatamente al árbol de la alegría y dejas allí este paquete. Ten muchocuidado que es una bomba que estallará a las 12 en punto. Así que vete rápidamente, ¡vamos,vamos!.Eran las 11 y media cuando “poco pelo” depositó el paquete en casa de Peter Pan. A las 12 menoscuarto, llegó éste con los niños y al ver el paquete lo cogió y leyó en él: “No abrir hasta las doce enpunto” y firmaba Campanita.-Vaya, un regalo de Campanita, parece que suena algo dentro. Ahhhh, me da laimpresión de que es un reloj, ¡qué bien!, pero hasta las 12 no puedo abrirlo,esperaré.Mientras tanto, Campanita, que había oído toda la terrible maquinación delCapitán Garfio contra Peter Pan, estaba nerviosísima, intentando salir del faroldonde la había encerrado el pirata.-Tengo que avisar a Peter Pan, si no salgo de aquí estallará la bomba y morirántodos. Tengo que escapar como sea.Tanta era su desesperación que rompió el farol y voló tan rápido como pudo hacia el árbol de laalegría. Faltaban sólo unos segundos para las doce. Campanita se lanzó empicada hacia elpaquete que Peter Pan sostenía en sus manos y arrebatándoselo lo lanzó todo lejos que pudo.
  4. 4. -Pero Campanita, ¿qué ocurre, porque has hecho eso, porque explota el paquete como unabomba? No entiendo nada.-Era todo un plan para mataros, era una bomba de verdad, preparada por el Capitán Garfio que meraptó. Yo por celos de Wendy le dije donde vivías. Por favor, Peter Pan, te pido que me perdones,he podido mataros a todos.-¡Claro que estás perdonada! Si no es por tu rapidez, no sé lo qué hubiera pasado. Ahora hay queir y darle su medicina al Capitán Garfio.En un instante se plantó Peter Pan en el barco de los piratas y se los encontró a todos cantando:-“........Ahora podremos hacer muchísimas más fechorías, porque el tema de Peter Pan ha pasadoa mejor vida....... ahora podremos hacer muchísimas más fechorías, porque el tema de Peter Panha pasado a mejor vida.......”-¡Atención, se acerca Peter Pan!.-¡Eh, maldición, está vivo, a él piratas, no lo dejéis escapar!Esta vez, Peter Pan, luchaba con la fuerza de un ejército entero, y especialmente luchaba contra elCapitán Garfio que estaba empeñado en empujarlo hacia el agua, donde esperaba el cocodrilo consu enorme boca abierta.-¡Ah.....Peter Pan, esta vez acabaré contigo, ya estoy harto de que me estropees todos misplanes....!Estaba diciendo esto cuando tropezó con una soga y cayó al agua. -¡Socorro, socorro, auxiliooooooo, ahhh, que se me come el cocodrilo....! Y efectivamente, el cocodrilo que estaba esperando la primera ocasión no tardó ni un segundo en merendarse al Capitán con garfio y todo. Los piratas, al ver esto, se rieron. -Por favor, Peter Pan, no nos hagas nada a nosotros. Perdónanos y te prometemos cambiar de vida y ser buenos de ahora en adelante. -Está bien, así sea.Y los piratas se marcharon y no volvieron a hacer de las suyas. Peter Pan se reunió con los niños, y todos decidieron volver a su casa para que sus padres no se preocuparan por la tardanza. Así lo hicieron, pero había sido una aventura tan bonita la que vivieron con Peter Pan, que nunca la olvidaron en su vida, así que se la contaron a sus hijos cuando los tuvieron, y éstos a sus hijos, y éstos a los suyos, y éstos a los suyos.................. FIN
  5. 5. PulgarcitoÉrase una vez una familia de leñadores, el padre, la madrey sus siete hijos. De estos niños el más pequeño era más omenos del tamaño de un dedo pulgar, y por eso lellamaban Pulgarcito. Pero aunque era tan pequeñín detamaño, era enormemente listo y valiente. Los leñadoresvivían cerca de un bosque, pero a fuerza de ir cortandoárboles y árboles, cada vez había menos leña, por lo queun día le dijo el leñador a su mujer.....-Mira mujercita mía, apenas queda ya leña, y hay tan pocotrabajo que no gano suficiente dinero para alimentar anuestros hijos. He pensado que como todos son buenos ytrabajadores podría decirles mañana que les llevo albosque para que me ayuden, y luego irme sin que mevean; Y de esta forma, al no saber ellos volver a casa,aprenderán a ganarse la vida por su cuenta. Porqueaunque me da una pena terrible separarme de ellos, noquiero que por seguir viviendo conmigo se me mueran de hambre.-A mí también me apena mucho separarme de ellos, pero tampoco quiero que pasen hambre, haz comodices.Lo que ellos no sabían, era que Pulgarcito estaba escuchando esta conversación, y que como era tan listoideó enseguida un plan para el día siguiente. Cuando por la mañana salieron al bosque, él fue tirandopiedrecitas blancas, porque pensó que luego las podría seguir, y sabrían por dónde regresar a casa. Cuandose le terminaron las piedras empezó a tirar miguitas de pan. Pasaron el día trabajando en el bosque, y derepente, uno de los niños se dio cuenta de que su padre no estaba, y empezó a llorar. Pulgarcito dijo:-No lloréis ni os preocupéis, yo he tirado piedrecitas blancas y miguitas de pan por el sendero que hemosseguido, y así sabremos volver a casa.Pero cuando se pusieron a buscar las miguitas de pan para seguirlas, vieron que no había ni una......¿Sabéislo que había ocurrido? Pues que los pajaritos se las habían comido todas.-¡Pues si que me he lucido! Yo que creía que era un plan tan bueno.........Bueno es igual, caminaremos hastaencontrar un sitio para dormir.-Pulgarcito, tengo frío....-Y yo estoy cansado....-¡Uy, qué lloricas! Pues yo soy más pequeño que vosotros y aguanto como un jabato. ¡Vamos, vamos, hacedun esfuerzo!
  6. 6. Anduvieron los siete niños durante un buen rato, y cuando se hizo de noche, uno de ellos gritó de repente:-¡Mirad! ¿No veis una luz allá entre los árboles?-Sí, sí, hay una lucecita, seguro que es una casa....¡vamos! Llegaron enseguida frente a una casa enorme, llamaron a la puerta y salió a abrirles una viejecita que les dijo: -Pasad, pasad, ya veo que os habéis perdido.....No habéis elegido un buen sitio para dormir. Aquí vive el ogro de las botas mágicas que se traga crudos a los niños. Entrad y escondeos, que si no os oye, no ocurrirá nada y podréis iros cuando amanezca. A los niños, lo del ogro no les gustó nada, pero como no tenían otro remedio, entraron en la casa sin hacer un solo ruido y rápidamente se acostaron en un rincón de la cocina, pero uno de ellos estornudó de repente, y el ogro que eraenorme y muy malo se despertó gritando:-¡Jajaja! Vieja ¿A quién has dejado entrar que huele a carne fresca de niño?.....¡Hombre, si hay nada menosque siete aquí escondidos, jajaja, menudo desayuno me espera mañana......! Vamos renacuajos, acostaros enesta otra habitación donde duermen mis siete niñas, que así os vigilarán para que no os escapéis, ¡Jajaja, ala,a la cama! Este chiquitín tiene que estar riquísimo.....Aquí tenéis siete gorros y siete camisones de mis hijas,no quiero desayunar mañana niños constipados....¡Jajaja, ala....!Y dando un portazo se fue a dormir. Vio entonces Pulgarcito alas siete niñas, que eran feísimas y con cara de malas, y vioque dormían plácidamente. También noto que tenían sietecoronas en sus siete cabezas, y entonces, sin pensarlo dosveces cambió los gorros de sus hermanos y el suyo propio porlas siete coronas de las niñas, y a ellas les fue poniendo ungorro a cada una. Y a las doce de la noche.....-Ahhhhh....ya me ha vuelto a despertar ese maldito reloj,¡ahhhhh qué hambre tengo! En lugar de comerme a loshermanitos para el desayuno me los comeré ahora mismo. ¡Ahhhh ahora mismo!Subió el ogro a la habitación de sus hijas y empezó a tocar todas las cabezas. Cuando tocaba una cabeza congorro levantaba a quien lo llevaba y se lo tragaba. De esta manera se comió a sus siete hijas, que comoestaban dormidas ni siquiera se enteraron. Cuando terminó el banquete volvió a su habitación y enseguida seoyeron uno ronquidos que temblaba toda la casa. -¡Arriba hermanitos, aprisa, nos vamos! Pulgarcito y sus hermanos salieron y corrieron durante un rato hasta que encontraron un buen sitio para esconderse. A la mañana siguiente, cuando el ogro se dio cuenta de que se había comido a sus siete hijas se enfadó muchísimo
  7. 7. y calzándose unas botas mágicas, que se llamaban las botas de “siete leguas” se marchó a toda velocidad abuscar a los hermanitos. Las botas eran enormes y cada paso que el ogro daba con ellas, recorría sieteleguas, por eso se llamaban así.Los niños le vieron desde su escondite pasar una y otra vez, y por fin, como no los encontraba, vieron comose echaba a dormir un rato para descansar.-Ahora que duerme iré y me pondré sus botas que corren tanto, me llevarán rápidamente ante el rey, y le dirédonde está el ogro a quien tanto busca.Pulgarcito dijo a sus hermanos que se quedaran allí sin moverse, y él, muy despacito y sin hacer ruido, seacercó al ogro, que dormía a pierna suelta, y le quitó las botas. Al ponérselas, vio que se volvían justo, justodel tamaño de su pie. En voz baja les pidió que le llevaran ante el rey, y en dos minutos estaba Pulgarcito anteel rey.-Majestad, sé donde se encuentra el ogro de las botas mágicas.Y rápidamente, Pulgarcito contó al rey todas sus aventuras.-Ese ogro del que me habláis tiene aterrorizado a mi país desde hace mucho tiempo, al instante enviaré a unguardia para que lo detenga.Así fue como aprovechando que estaba dormido detuvieron e hicieron prisionero al ogro. Y como todo esto sehabía logrado gracias a Pulgarcito, el rey le colmó de riquezas a la que acudió todo el pueblo, que vitoreaba yaclamaba a Pulgarcito.-Muchas gracias majestad, gracias a todos. Me gustaría pediros un último favor, que pongáis un guía a midisposición para poder encontrar a mis padres.Fue un guía pues, el encargado de hallar la casa de los padres de Pulgarcito, que estaban muy preocupadospor sus hijos. Cuando les contó todo lo sucedido, dieron gracias a Dios porque no les había ocurrido nadamalo. Y al cabo de un par de días, estaban todos reunidos otra vez. Aunque los papás no quisieron tomarnada del dinero de Pulgarcito, éste mandó construir una casa nueva con granja y todo, para que no pasaranmás necesidades. Y a partir de entonces, vivieron padres e hijos juntos y muy felices.FIN

×