ORFEO Y EURÍDICE  Una misma historia puede serrepresentada de múltiples formas.
Orfeo fue el mejor músico que ha existido jamás. Cuando tocaba, todos y todo leprestaban atención. Las personas guardaban ...
Un día pensó que dado que su canto podía hechizar a todas las criaturas de la tierra,   quizá podría persuadir a los señor...
EL MITO Y EL ARTETEATRO
N A R R A C I ÓN
M Ú SI C A
E SC U L T U R A
OP E R A
Orfeo y eurídice
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Orfeo y eurídice

250 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
250
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
5
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Orfeo y eurídice

  1. 1. ORFEO Y EURÍDICE Una misma historia puede serrepresentada de múltiples formas.
  2. 2. Orfeo fue el mejor músico que ha existido jamás. Cuando tocaba, todos y todo leprestaban atención. Las personas guardaban silencio, los animales se agrupaban a sualrededor, e incluso los árboles bajaban sus ramas para escucharle con todas las hojas.Tocando el laúd, podía cautivar incluso a la más fiera de las bestias y también hechizara los peces con su canto. Corría la Edad del Hierro de la humanidad, y la maldadtentaba a todo ser vivo, pero la historia de Orfeo y Eurídice tiene un comienzo feliz: unasnupcias. La celebración de la boda de Orfeo y su prometida llegaba a su fin y algunos de losinvitados habían bebido demasiado vino. Uno de ellos, Aristeo, intentó atacar a Eurídicey ésta, para impedirlo, huyó hacia el jardín. Allí una serpiente venenosa le mordió un piey falleció en el acto. Tras este accidente Orfeo no encontraba motivos para seguir tocando su laúd ni para quedarse en casa, por lo que vagó por el mundo anhelando a su difunta esposa.
  3. 3. Un día pensó que dado que su canto podía hechizar a todas las criaturas de la tierra, quizá podría persuadir a los señores del inframundo para que le devolvieran a Eurídice.Así pues, Orfeo entró en el Hades, pagó al barquero con una canción (en lugar de la habitual moneda) y hechizó al perro guardián de tres cabezas también con su canto. No fue tan fácil, sin embargo, cantar en presencia de Hades y Perséfone, reyes de los infiernos, pero su maravilloso canto conmovió a la diosa Perséfone hasta tal punto que ésta se compadeció de él y decretó que podía llevarse consigo a Eurídice de vuelta al mundo de los vivos. La única condición fue que debería caminar en silencio y siempre hacia delante, sin volverse en ningún momento hasta que alcanzaran el exterior. Aceptó el trato y empezó a caminar hacia el mundo de los vivos, pero mientras lo hacía empezó a dudar de la advertencia de Perséfone. ¿Estaba Eurídice realmente allí, siguiéndole, o había sido todo una perversa artimaña? A pocos pasos de distancia de la salida, ya no fue capaz de soportar el silencio y la incertidumbre por más tiempo y se volvió para mirar atrás. Allí estaba su amada Eurídice con las mejillas anegadas en lágrimas: el viento de la muerte la alejaba de nuevo. Ella alargó los brazos hacía él… pero era demasiado tarde. Orfeo vagó sin rumbo por el mundo hasta que la muerte lo reunió, por fin, con su amada esposa.
  4. 4. EL MITO Y EL ARTETEATRO
  5. 5. N A R R A C I ÓN
  6. 6. M Ú SI C A
  7. 7. E SC U L T U R A
  8. 8. OP E R A

×