El Papel de los Medios de ComunicaciónEl 27 de septiembre, 2004, Barron´s publicó un articulo titulado “Devolver al Remite...
Colombia, Mr. Kols se percató inmediatamente de que esa era una pregunta un pocoextraña para ser formulada por un analista...
Martin estaba trabajando en Madrid y tampoco teníamos constancia de lo que,posteriormente una vez publicado el artículo, r...
revender los sellos”. Es una declaración extraña para terminar un artículo sobre unfondo de monedas en Ohio. ¿Quizás uno d...
En este articulo Behar expone que “Escala (GMAI) está implicado en otro escándalosobre la misteriosa venta del archivo pos...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Declaración greg manning ante el senado u.s.a. (3)

430 visualizaciones

Publicado el

Declaración Greg Manning ante el Senado de U.S.A.

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
430
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
4
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Declaración greg manning ante el senado u.s.a. (3)

  1. 1. El Papel de los Medios de ComunicaciónEl 27 de septiembre, 2004, Barron´s publicó un articulo titulado “Devolver al Remitente” sobre Greg Manning Auctions Inc. (ver apéndice G).El articulo estaba tan plagado de falsedades y desinformación, que GMAI y su CEO,Greg Manning publicaron un anuncio de pagina completa en Barron´s (ver apéndice H)en un intento de corregir los tremendos errores contenidos en el articulo.En mi opinión, con el fin de “fabricar” un artículo negativo y sesgado contra GMAI, elescritor de Barron´s, Neil Martin utilizó las investigaciones engañosas del CFRA, quecontenían numerosos errores de análisis, incluyendo además lo siguiente:* Presentó a Robert Campbell Rowe, un editor de revistas sobre muñecos de peluche ymuñecas de colección ya jubilado, como un experto en sellos y monedas.∗Citó una declaración de Rowe, en la que este manifestaba: “Internet ha puesto elcoleccionismo patas arriba” y “están saliendo coleccionistas de todas partes con sellosy monedas que piensan que son raros o inexistentes”. Esto es una mentira sinfundamento. Internet y especialmente eBay, han aumentado notablemente la venta desellos y monedas menos costosos y han añadido liquidez al mercado.Los sellos y monedas considerados excepcionales siguen siendo excepcionales, y no haaparecido avalancha alguna de ejemplares excepcionales en el mercado virtual.∗ “Prácticamente todos las sociedades anónimas con la mayoría de su negocioconcentrado en el coleccionismo fracasan finalmentel” es otra frase atribuida a Rowe,en la que se omite por completo los 200 años de Sotheby’s, y la historia de 150 años deStanley Gibbons, junto con muchas otras empresas relacionadas con el coleccionismoque son S.A’s. (Sociedades Anónimas).* El articulo de Barron’s menciona tres instituciones o fondos que vendieron acciones ylo presenta como “acciones vendidas rápidamente por varios…….”. El escritor ignorael hecho de que el porcentaje de propiedad institucional incrementó de 1,65% (30/6/03)a 6,05% (31/12/03) a 10,85% (30/06/04) representando un incremento en participaciónde 8 a 45 fondos en el periodo de un año.Después del artículo de septiembre, 2004 Neil Martin continuó, en mi opinión,“fabricando” noticias negativas sobre GMAI y Afinsa. Tengo razones para creer quejunto con Louis Corrigan -un empleado de un fondo de cobertura de Kingsford Capital-(una división de West Highland Funds) ambos contactaron con docenas de comerciantesde sellos y otros profesionales con la intención de difundir acusacionesmalintencionados y crear noticias negativas sobre GMAI y Afinsa.Uno de los contactos de Corrigan y Martin, David Kols (Ver apéndice 1) recibió unallamada de Corrigan quien, en principio, se identificó como una analista que estabainvestigando a GMAI. Cuando Corrigan preguntó al subastador filatélico si sabía queAfinsa estaba blanqueando dinero de drogas a través de sus oficinas en Cartagena, en
  2. 2. Colombia, Mr. Kols se percató inmediatamente de que esa era una pregunta un pocoextraña para ser formulada por un analista.Tras lanzar toda una serie de comentarios negativos, Corrigan le dijo que un periodistade Barrons´se pondría en contacto con él. Algún tiempo después, Neil Martin telefoneóa Kols e igualmente lanzó comentarios despectivos sobre GMAI. Además, Martincomento al subastador que él había llamado a la SEC para averiguar nuestra trayectoriacon la SEC y ellos habrían manifestado que no existía ninguna queja registrada conrespecto a GMAI.Acto seguido, Martin pasaría a “sugerirle” a la SEC toda una serie de situacioneshipotéticas ilegales en las que podría haber incurrido GMAI. Es mi opinión que estabaintentando crear sus propias noticias fomentando una investigación de la SEC, cosa queposiblemente consiguió.Otras llamadas iniciadas por Martin incluyeron una al broker que posicionó nuestroseguro con la Lloyds of London. Nuestro ejecutivo de cuentas me llamó directamentedespués de su conversación con Martin, diciendo que había comenzado por hacerle unaserie de preguntas que (nuestro broker), se había negado a contestar. Martin se lanzoentonces en tromba, haciendo toda una diatriba en la que aseguraba la existencia deenvíos ilegales, inventarios y otra serie de hechos supuestamente cometidos por GMAIy también por Afinsa.Nuestro agente me aseguró que no había tomado estos comentarios en serio porque nosconoce desde hace muchos años pero quería avisarme sobre este ataque tan malicioso ydifamador. Mas tarde hablé de nuevo con nuestro agente y me informó que Martinestaba intentando ponerse en contacto, a través de numerosos canales, con su superior,el fundador y director de la compañía. También nos trasladó que Martin habíacontactado con otros agentes de la Lloyds en Estados Unidos, Inglaterra y España. Alparecer, Martin si encontró un agente que tomó el libelo en serio y, posteriormente,utilizo las declaraciones de este “agente” en numerosos artículos perniciosos, como si elasunto de los seguros fuera “la pieza angular” de una historia inventada, en realidad,por él mismo. (NOTA e la traductora: Manning se refiere al vizconde Charles Dupplin,de la aseguradora Hiscox, una de las agencias aseguradoras que conforman el consorcioasegurador de la Lloyds of London). .En la edición de Barron´s del 23 de mayo, 2005 (ver apéndice J), Neil Martin escribióun articulo negativo sobre Afinsa que incluía la siguiente declaración, “Los dos juegosde sellos que Barron´s enseñaron a Peña…habían sido comprados por dosrepresentantes de un fondo de cobertura americano; un americano viviendo en España,el otro un Español….se debe tomar nota que el fondo de cobertura había estadovendiendo en corto acciones de GMAI desde el verano anterior, apostando a que iban abajar. Sin embargo, Barron´s verificó las transacciones, estudió los contratos y visitólos dos sitios donde se compraron los sellos. (Nota: se refiere a una entrevista llevada acabo por Neil martin y Vicente Martín Peña, director de Afinsa, en las oficinas deAfinsa, en España. En entradas sucesivas trataremos este tema en profundidad).Previo a la publicación del artículo de 23 de mayo, de 2005 los editores de Barron´shabían recibido una carta de nuestros abogados indicando que teníamos informaciónque Neil Martin estaba trabajando con Louis Corrigan de Kingsford Capital. En esemomento no teníamos conocimiento de los otros dos empleados de fondos con quien
  3. 3. Martin estaba trabajando en Madrid y tampoco teníamos constancia de lo que,posteriormente una vez publicado el artículo, resultaría ser una prueba irrefutable de loque estaban haciendo: dicho artículo había sido financiado por lo menos en parte, através de las compras realizadas por un hedge fund. Creo que Barron´s nunca hubierarevelado la verdad sin no hubiera sido por nuestra carta. (NOTA de la traductora:Greg Manning se refiere aquí al hecho de que como consecuencia de la cartaenviada por sus abogados a Barrons´ dicha publicación, se vio forzada a nombraren su artículo el hecho de que las dos personas que visitaron a Vicente Martin Peñacon intención de comprar filatelia eran en realidad representantes de un fondo decobertura americano. Sin embargo, lo que Manning no sabía entonces, y sedescubriría años después, es que estos dos supuestos “hedge funds”, quecompraron filatelia a Afinsa, eran en realidad un camarero español y unatraductora norteamericana, que figura como empleada por dicho camarero. Enentradas sucesivas ampliaremos información sobre este asunto, para facilitar allector la compresión de esta enrevesada trama urdida contra Escala y su matrizAfinsa ).Se dan muchas circunstancias inusuales y sospechosas con respecto al trato recibido porGMAI por parte de los medios de comunicación a lo largo de los últimos 21 meses. Porejemplo, nos consta que el año pasado, (NOTA: Manning se está refiriendo al año2005, Neil Martin pasó mucho tiempo en Madrid. Casualmente, Leslie Crawford,periodista del Financial Times (ubicada también en Madrid), habló con un comerciantede sellos en Madrid y mostró en su conversación el mismo prejuicio negativo que pusoen alerta a todos aquellos que habían sido entrevistados por Neil Martin y su socio delhedge fund , Louis Corrigan.De hecho, el comerciante entrevistado en Madrid me dijo que, basándose en laspreguntas que le hicieron, creía Leslie Crawford estaba trabajando en colaboración conNeil Martin. También surgió que el asunto del “seguro” salió a relucir por parte deCrawford y Martin, y que ambos habían citado la misma fuente de información, alreferirse al tema. (NOTA: Manning se refiere, una vez más, al asunto del seguro de laHiscox, del que aportaremos datos más adelante),El 23 de noviembre, 2005 el Wall Street Journal publicó un artículo de KarenRichardson claramente diseñado, en mi opinión, para trasladar la imagen de que GMAI(Escala) estaba siendo posiblemente objeto de una investigación por parte de lasautoridades estatales y federales en Ohio. En él destacan declaraciones tales como “unoficial nombrado por el tribunal encargado de la liquidación de Capitol Coins persiguelos bienes de GMAI (Escala)…(…) “Veo todo esto como una gigantesca tormenta quese esta formando alrededor de Greg Manning” dice William Brandt, el liquidador deCapitol Coins. La realidad es que GMAI había pagado meses antes todas susobligaciones a Capitol Coins. A través de su división de monedas, GMAI fue el mejorpujador en una subasta llevado a cabo por el propio Brandt, sobre los 7.5 millones dedólares del inventario de Capitol Coins.Sin duda, el Sr. Brandt mostraba un método único a la hora de crear interés sobre unalicitación. Sin embargo, Richardson aun no había terminado con GMAI. Acaba suartículo con una mención injustificada sobre la relación entre GMAI y Afinsautilizando una declaración, pero sin citar la fuente “Algunos tasadores de sellos y otroscríticos han planteado serios dudas sobre la habilidad de Afinsa para re-comprar o
  4. 4. revender los sellos”. Es una declaración extraña para terminar un artículo sobre unfondo de monedas en Ohio. ¿Quizás uno de los críticos no-nombrados podría haber sidoNeil Martin?Los artículos del Toledo Blade mencionados en el reportaje de Richardson tambiéncontenían declaraciones de Brandt y de Ken Lawrence, un coleccionista de sellos quien,casualmente, había sido citado en su artículo por Neil Martin. En mis 48 años en elnegocio de los sellos solo he tenido una discusión pública, y fue precisamente con KenLawrence convirtiéndole así en una fuente de información perfecta y “sin prejuicio”para Mr Martin…(NOTA de la traductora: nótese aquí el tono irónico utilizado porGreg Manning en esta declaración).Hace poco la campaña mediática contra GMAI (Escala) cayó todav´ía más bajo.Después de los acontecimientos del 9 de mayo 2006 (resumido en el apartado deconclusiones) la presión de los medios parecía estar diseñada para agobiar al máximo ala compañía. Esto incluyó a un periodista de la FOX que viajó a nuestra oficina enNueva Jersey con un equipo de televisión para presenciar la entrega de una demandacolectiva que se me hizo en persona. Al no mostrarme públicamente, grabaron mi casa ymi oficina y mostraron una foto de archivo en el programa de las noticias diciendo quehabía desaparecido. Es la primera vez que he visto la entrega de una demanda comonoticia en la televisión nacional. (NOTA de la traductora: exactamente lo mismohabía sucedido con la intervención de Afinsa, en España. El papel jugado por losmedios de comunicación, y las imágenes difundidas, una y otra vez, por lastelevisiones (en especial Tele5, apostada ante la sede de Afinsa desde primera horade la mañana, a pesar de que sobre la intervención pesaba el secreto de sumario,fue fundamental para acuñar en la “psique colectiva”, la teoría de la estafapiramidal que aún persiste en la sociedad española, y entre algunos de losperjudicados).Pero la FOX todavía no había terminado (con GMAI). Dos periodistas, George Russelly Claudia Rosett habían escrito un artículo sobre la venta del archivo filatélico de lasNaciones Unidas, el 26 de abril de 2006. El archivo había sido vendido en una subastamuy publicitada en Suiza, llevada a cabo por David Feldman. El articulo exponía que“la subasta se llevo a cabo de una forma totalmente legal” y que incluso el catalogo dela subasta adjuntaba una carta de un ejecutivo de las Naciones Unidas, Andrew Toh enla que manifestaba que la oferta contenía “todos los ejemplos de este tipo (de filatelia)en existencia”. Para cualquier casa de subastas y cualquier comprador esto constituíauna declaración clara respecto a la legitimidad de una venta oficial de los NacionesUnidas. El archivo se había vendido por $3.068.000 al Champion State Company deNueva York a quienes, posteriormente, se lo compraríamos nosotros (GMAI).Aparentemente, no se llevó a cabo la oportuna puesta en conocimiento de la subasta ylos oficiales de Naciones Unidas no fueron notificados de que la misma se llevaría acabo por Mr Toh, Anthony Fouracre (Jefe Filatélico de 1992 a 2002) y otro ejecutivo,Toshiyuki Niwa, citados en el artículo de la FOX. Esto generó toda una investigacióninterna en Naciones Unidas, tal y como está resumido en el artículo. El catalogo deSubastas de GMAI en noviembre 2003 con 2.500 lotes de material del archivo de N.U.recibió un trato favorable en el artículo de la FOX y no se realizaron ningún tipo deimplicaciones negativas hacia GMAI. Sin embargo, el 8 de junio 2006 aparecería otroartículo de FOX, escrito esta vez por Richard Behar.
  5. 5. En este articulo Behar expone que “Escala (GMAI) está implicado en otro escándalosobre la misteriosa venta del archivo postal de las Naciones Unidas, en 2003”. Resultainteresante el hecho de que este artículo fuera escrito semanas después del artículo de laFOX que había informado correctamente de la historia. En el artículo de Behar, vuelvea citarse otro comentario de Ken Lawrence. Aunque dicho artículo se publicó despuésde haberse celebrado la Exposición Internacional Filatélica de 2006 en Washingtondonde Behar había estado recopilando información, este no mencionó que de las cuatrocasas de subasta que habían realizado operaciones durante los ocho días de la feria,nuestras subastas habían obtenido $3.6 millones brutos y habían conseguido,claramente, un monto total mayor que las demás.Para conseguir dichos resultados, habían participado cientos de pujadores. Sin embargo,Behar me caricaturizó escribiendo que “parecía solo y acosado” incluyendo el siguientecomentario realizado, según él, por otro comerciante: “Todos tienen miedo de hacernegocios con ellos”. Behar escribiría igualmente: “Manning tiene razón cuando diceque importantes vendedores a corto han estado negociando con sus títulos durantemucho tiempo y han estado comunicándose de manera reiterada con periodistas,incluyendo algunos de FOX noticias”. La pregunta es ¿como puede una historia sobre laadquisición pública y legal de los archivos de las Naciones Unidas pasar a ser unescándalo en tan solo un par de semanas? La respuesta es realmente importante comotambién lo es la admisión de Behar sobre la presión que los fondos de cobertura estabanejerciendo sobre los medios de comunicación. -----------------------------------------------

×