«Amorosa llavera de innumerables llaves,
si estuvieras aquí, si vieras hasta
qué hora son cuatro estas paredes.
Contra ell...
«(…) Úrsula fue la última en el desfile. Su dignidad luctuosa, el peso de
su nombre, la convincente vehemencia de su decla...
Ayer han juzgado a los presos políticos, y mi hijo es
uno de ellos... Vlassov; él pronunció un discurso que
llevo aquí.(…)...
MADRE
Tu nombre viene lento como las músicas humildes
y de tus manos vuelan palomas blancas
Mi recuerdo te viste siempre d...
editorialimago@gmail.com
editorialimago.blogspot.com
https:/www.facebook.com/editorial.imago
Celebración de la madre
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Celebración de la madre

270 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
270
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
69
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Celebración de la madre

  1. 1. «Amorosa llavera de innumerables llaves, si estuvieras aquí, si vieras hasta qué hora son cuatro estas paredes. Contra ellas seríamos contigo, los dos, Más dos que nunca. Y ni lloraras, di, libertadora». Obra poética .Ediciones Peisa 2002 Trilce XVIII pag. 115
  2. 2. «(…) Úrsula fue la última en el desfile. Su dignidad luctuosa, el peso de su nombre, la convincente vehemencia de su declaración hicieron vacilar por un momento el equilibrio de la justicia. «Ustedes han tomado muy en serio este juego espantoso, y han hecho bien porque están cumpliendo con su deber» dijo a los miembros del tribunal. «Pero siendo madres, y por muy revolucionarios que sean tenemos derecho a bajarles los pantalones y darles una cueriza a la primera falta respeto». Cien años de soledad. Editorial Oveja Negra. 1987.Pag 136
  3. 3. Ayer han juzgado a los presos políticos, y mi hijo es uno de ellos... Vlassov; él pronunció un discurso que llevo aquí.(…)Todo pareció vacilar ante la madre, ahogarse en las tinieblas, pero, dominándose, gritó con la poca voz que le quedaba: -¡Que el pueblo agrupe sus fuerzas en una fuerza única! La enorme mano roja de un gendarme se abatió sobre su cuello, sacudiéndola.(…) Los ojos de Pelagia se abrieron centelleantes, y su mandíbula tembló. Encorvándose sobre las resbaladizas losas, exclamó: -No se puede matar un alma resucitada. (…) La Madre. Editorial Diana. 1970. pag 208
  4. 4. MADRE Tu nombre viene lento como las músicas humildes y de tus manos vuelan palomas blancas Mi recuerdo te viste siempre de blanco como un recreo de niños que los hombres miran desde aquí distante Un cielo muere en tus brazos y otro nace en tu ternura A tu lado el cariño se abre como una flor cuando pienso Entre ti y el horizonte mi palabra está primitiva como la lluvia o como los himnos Porque ante ti callan las rosas y la canción 5 metros de poemas .Ediciones Copé.1980.
  5. 5. editorialimago@gmail.com editorialimago.blogspot.com https:/www.facebook.com/editorial.imago

×