Razonamiento para emitir mi voto el próximo 18 de mayo en la contienda
interna del PAN 2014
En la historia de los partidos...
de nuevo el acceso al poder por medio del colaboracionismo con las otras
fuerzas partidistas, sin descuidar la identidad d...
se animó a transparentar, publicar o hacer llegar a la militancia el registro de
los gastos de las actividades que realiza...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Razonamiento para emitir mi voto el próximo 18 de mayo en la contienda interna del PAN 2014

299 visualizaciones

Publicado el

Voto Razonado de un militante para la contienda interna del PAN 2014

Publicado en: Noticias y política
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
299
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
4
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Razonamiento para emitir mi voto el próximo 18 de mayo en la contienda interna del PAN 2014

  1. 1. Razonamiento para emitir mi voto el próximo 18 de mayo en la contienda interna del PAN 2014 En la historia de los partidos políticos en México, Acción Nacional tiene un lugar privilegiado en materia de procesos de selección de dirigentes y candidatos a puestos de elección popular. En el actual proceso que vivimos para elegir por primera vez al presidente nacional del PAN, nace un nuevo compromiso para cada militante, lo que exige de nuestra parte elaborar un ejercicio de análisis de todos los factores que intervienen para elegir una opción. Veamos, el desempeño del partido vino de menos a más de 1939 al 2000. Del 2001 a la fecha el partido experimentó un declive que lo llevó a perder la presidencia en el 2012 y recuperar un poco de terreno en el 2013. Las dos visiones en tensión desde el origen del PAN, entre quienes prefieren un partido avocado a ser escuela de ciudadanía y aquellos que lo ven como un instrumento legítimo para alcanzar el poder, nunca ha causado rompimientos insalvables. A ésta tensión aún en stand by hoy se suma otra nueva disyuntiva: los que prefieren un partido de oposición reformista y los que prefieren un partido de oposición divergente. Quienes representan la visión reformista apuestan por el camino de la negociación política para introducir las propuestas programáticas del partido en la agenda nacional y verlas concretadas en la legislación o el gobierno como un triunfo del PAN. Mientras, quienes ostentan una visión divergente, pretenden que las propuestas partidistas se consoliden en la legislación o el gobierno a partir de la conformación de un bloque sólido de representantes emanados necesariamente del propio partido, porque solo de esa forma se explica de manera mesurada, la renuencia que expresan hacia la negociación con otras fuerzas políticas, principalmente con el partido en el gobierno. Ahora bien, la autoridad moral que representan los reformistas tanto como los divergentes es equilibrada: ninguno se salvaría de la baja expectativa que generan debido a la situación generalizada de corrupción en el sistema político. Las diferencias de peso las encuentro en el conjunto de fuerzas que aglutina cada visión. Los reformistas encabezados por Gustavo Madero poseen el apoyo de lo que conocemos como la estructura del partido, esto es, las dirigencias locales, estatales, consejos, y gran parte de los representantes populares emanados del partido. Los divergentes lidereados por Ernesto Cordero, tienen el apoyo del ex presidente Felipe Calderón, de los ex funcionarios públicos debidos a los gobiernos federales del PAN y los disidentes de la anterior presidencia de Madero. Con mayor detalle, podemos apreciar en las propuestas que nos presentaron como oferta de campaña, que los reformistas quieren para el partido garantizar 1
  2. 2. de nuevo el acceso al poder por medio del colaboracionismo con las otras fuerzas partidistas, sin descuidar la identidad del partido. Por el otro lado, los divergentes conciben de nuevo el acceso al poder con una re-estructuración del partido, enfatizando su capacidad unitaria, como lo demostramos en el 2006 al ganar la presidencia por si mismos. Los modelos de partido que ofrece cada uno de los candidatos, tampoco son extraños o ajenos a la historia del partido, en ese sentido, podemos decir que con la presidencia de Adolfo Christlieb Ibarrola en 1962, el partido experimentó un acercamiento con el gobierno como lo hace hoy día Madero, sin que esto demeritara el avance del partido o su fortaleza moral en ese entonces. El modelo propuesto por Cordero es muy similar al que se vivió en la presidencia del partido de Felipe Calderón en 1996, donde el partido rechazó incluso el financiamiento del gobierno destinado a las actividades partidistas y de sostenimiento, para evitar cualquier acercamiento indigno con el ogro filantrópico. Esto tampoco perjudicó al partido y, como en la época de Christlieb, fue abonando el camino al triunfo del año 2000. Vamos a elegir un presidente nacional que preparará de inmediato al partido para participar en las elecciones del 2015 y pasada la elección, dejará el cargo a otro nuevo presidente ese mismo año, de acuerdo a la reforma estatutaria del 2013. Soy de la idea de que los cambios verdaderos los hacen las personas antes que las instituciones y las personas experimentan cambios con más frecuencia al paso del tiempo, en tanto las instituciones se pueden modernizar a mayor agilidad a través de los cambios legales. Si queremos ver el partido que todos deseamos, esto pasará debido al empeño y decisión de todos en un plazo de tiempo que rebasará el periodo de la dirigencia que elijamos el 18 de mayo. Percibo un Cordero entrón, leal e inteligente que carga la historia de la relación que tuvo Felipe Calderón cuando era presidente de la república con el partido, todos sabemos, fue de sometimiento. Madero es audaz, comprometido con los resultados y pragmático, tiene la virtud de desprenderse de Calderón cuando éste dejó la presidencia de la república, lo que le ha generado amplias simpatías (voté por Santiago Creel en la interna del 2006, sabrán lo que eso significó para muchos). Vi en el debate realizado el 29 de abril de 2014 entre Madero y Cordero nuestra falta de crecimiento como tribunos, como ciudadanos con voz deliberativa algo que caracteriza al partido desde el principio. Fue raro ver a Cordero como adalid de los triunfos panistas y luego espetarle a Madero las derrotas a pesar que el partido tuvo una relativa alza en el 2013 incluso en la presidencia maderista, me parece una incongruencia. Fue raro ver que se exigiera transparencia a pesar que ninguno, desde sus respectivas responsabilidades, 2
  3. 3. se animó a transparentar, publicar o hacer llegar a la militancia el registro de los gastos de las actividades que realizan. Se vio una mala intensión de parte de Cordero al querer endilgarle a Madero desde 2010 la falta de resultados cuando él llegó el 5 de diciembre de ese año. Madero le faltó tiempo para evidenciar la llamada de Cordero a nuestro amigo el diputado Fer Doval donde manifiesta una actitud contraria a la dignidad humana que es la de pretender hundir al rival, esto es humillarlo. Traemos una dinámica política que de modificarla pondría en riesgo el pequeño avance electoral logrado desde el 2013; el pri ante las ansias egocentristas propinaría al PAN un nuevo periodo de estancamiento electoral tendiente a nulificar cualquier intento de incorporar nuestra impronta en las leyes o el gobierno. México no puede esperar más. Dada la circunstancia nacional me resulta más viable el modelo de partido inspirado en Christlieb. Amigas y amigos: La camaradería panista solo puede ser presidida por la madurez, el debate libre de las ideas y el respeto entre cada uno de nosotros. El sentido que tu le quieras dar a tu voto tiene mi aprecio y cariño, por profundas que sean nuestras diferencias, nada como darnos la mano sin reservas. Tendremos batallas en las que podamos coincidir. Mi voto es para Gustavo Madero. 3

×