Análisis obras    Generación   del 98
Miguel de Unamuno <ul><li>Tú me levantas, tierra de Castilla, </li></ul><ul><li>En la rugosa palma de tu mano, </li></ul><...
Sequedad y decrepitud de Castilla <ul><li>No puede ver el mar la solitaria y melancólica Castilla. Está muy lejos el mar d...
Generación del 98 <ul><li>España, odio, apatía, </li></ul><ul><li>su imagen Castilla, </li></ul><ul><li>sentimiento, cobar...
Ensayo <ul><li>...No se divisa nada; indudablemente se ha empañado el cristal. Limpiémoslo. Ya está claro; tornemos a mira...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Obras G98

819 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
819
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
30
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Obras G98

  1. 1. Análisis obras Generación del 98
  2. 2. Miguel de Unamuno <ul><li>Tú me levantas, tierra de Castilla, </li></ul><ul><li>En la rugosa palma de tu mano, </li></ul><ul><li>Al cielo que te enciende y te refresca, </li></ul><ul><li>Al cielo, tu amo. </li></ul><ul><li>Tierra nervuda, enjuta, despejada, </li></ul><ul><li>Madre de corazones y de brazos, </li></ul><ul><li>Toma el presente en ti viejos colores </li></ul><ul><li>Del noble antaño. […] </li></ul><ul><li>Es todo cima tu extensión redonda </li></ul><ul><li>Y en ti me siento al cielo levantado, </li></ul><ul><li>Aire de cumbre es el que se respira </li></ul><ul><li>aquí, en tus páramos. </li></ul><ul><li>¡Ara gigante, tierra castellana, </li></ul><ul><li>A es tu aire soltare mis cantos, </li></ul><ul><li>Si te son dignos bajarán al mundo </li></ul><ul><li>Desde lo alto! </li></ul>
  3. 3. Sequedad y decrepitud de Castilla <ul><li>No puede ver el mar la solitaria y melancólica Castilla. Está muy lejos el mar de estas campiñas llanas, rasas, yermas, polvorientas; de estos barrancales pedregosos; de estos terrazgos rojizos, en que aluviones torrenciales han abierto hondas mellas; mansos alcores y terrenos, desde donde se divisa un caminito que va en zigzag hasta un riachuelos […] Estos labriegos secos, de faces polvorientas, no contemplan el mar; miran sin verla la largura monótona de los surcos en los bancales. Estas viejecitas de luto, con sus manos sarmentosas, no encienden cuando llega el crepúsculo una luz ante la imagen de una virgen que vela por los que salen en las barcas; van por las callejas pinas y tortuosas a las novenas, miran al cielo en los días borrascosos y piden que las nubes no despidan asoladores. </li></ul>
  4. 4. Generación del 98 <ul><li>España, odio, apatía, </li></ul><ul><li>su imagen Castilla, </li></ul><ul><li>sentimiento, cobardía </li></ul><ul><li>tres hombres cansados </li></ul><ul><li>en busca de la alegría </li></ul><ul><li>la meta, el progreso </li></ul><ul><li>el amor, la sintonía </li></ul><ul><li>poemas y ensayos </li></ul><ul><li>la intrahistoria que escribían </li></ul><ul><li>es regeneración </li></ul><ul><li>su nueva melodía. </li></ul><ul><li>Adriana Catalá Jordá </li></ul>
  5. 5. Ensayo <ul><li>...No se divisa nada; indudablemente se ha empañado el cristal. Limpiémoslo. Ya está claro; tornemos a mirar. Los bosques que rodeaban la ciudad han desaparecido. Allá, por aquellas lomas redondas que se recortan en el cielo azul, en los confines del horizonte, ha aparecido una mancha negra; se mueve, avanza, levanta una nubecilla de polvo. </li></ul>

×