INDICE 1744.indd 3   4/2/10 8:55 PM
Índice
                                                                                                                   ...
4 de abril de 2010 • No. 1744


                                                           64                             ...
Archivo Proceso




                          6   1744 / 4 de abril de 2010




Scherer.indd 6                            ...
NARCOTRÁFICO / SINALOA


                  Una expresión de Julio Scherer García ha quedado grabada
                  con ...
David Deolarte / Procesofoto




                                        El Vicentillo. Es “mijo”... Lo lloro


          ...
NARCOTRÁFICO / SINALOA


          Ismael Zambada me recibió con la mano dispuesta al salu-         mantienen la línea rec...
Recuerdo
                      de una boda...

                  E
                            n la última semana de agost...
NARCOTRÁFICO / SINALOA

         –Y usted, ¿qué hace ahora?                                      rrupción que imperaba en ...
Eduardo Miranda




                                                           El

                                     po...
N A RC O T RÁ F I C O /S IN AL OA



                                Aunque al hablar del cártel de Sinaloa se piensa de i...
“era el prestanombres de El Mayo en va-
                                                                                  ...
N A R C O T R Á F I C O /S I N A L O A

     busca el gobierno de Sinaloa para el pe-     yva acusaron a Guzmán Loera de h...
Asoma      la narcopolítica
          Jorge Carrasco Araizaga




          C
                       ULIACÁN, SIN.- Empres...
N ARCOTRÁFICO /S INALOA
                                                                                                  ...
Cubierta legal

                                                                                          nocer que, ademá...
N A R C O T R Á F I C O /S I N A L O A




                                                                               ...
Procesofoto




          Patricia Dávila
                                                         Ramírez Leyva, de 15, e...
NARCOTRÁFICO / DURANGO




                                          Emboscada, enfrentamiento, venganza, lo cierto es que...
NARCOTRÁFICO / DURANGO




                        El fin de la cacería
    Miranda




                                  ...
Escape imposible




         Todos, hombres, mujeres y niños,           a hablar. “Tengo coraje –confiesa–. Sabía       q...
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
29392932 proceso-edicion-num-1744
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

29392932 proceso-edicion-num-1744

7.344 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
7.344
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
10
Acciones
Compartido
0
Descargas
100
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

29392932 proceso-edicion-num-1744

  1. 1. INDICE 1744.indd 3 4/2/10 8:55 PM
  2. 2. Índice 20 42 26 Foto Portada: Archivo Proceso NARCOTRÁFICO /SINALOA TRABAJO 6 “Si me atrapan o me matan… nada cambia” 36 No pasará /Rosalía Vergara /Julio Scherer García 12 El poder de El Mayo /Jorge Carrasco Araizaga CORRUPCIÓN 16 Asoma la narcopolítica /Jorge Carrasco Araizaga 39 Sanción simulada /Rosalía Vergara NARCOTRÁFICO /DURANGO INTERNACIONAL /RUSIA 20 La masacre de Pueblo Nuevo /Patricia Dávila 42 Mensajes desde el Cáucaso /Leonardo Boix SEGURIDAD INTERNACIONAL /FOTOGRAFÍA 26 Sin consenso, los acuerdos binacionales 48 Instantáneas de la violencia /Elisa Reche /Jesusa Cervantes ANÁLISIS POLÍTICA /ULTRADERECHA 52 Interés Público /Miguel Ángel Granados Chapa 30 Los Tecos: aniversario de impunidad 53 Les manda decir el señor presidente /Álvaro Delgado /Helguera CISA / Comunicación e Información, SA de CV INTERNACIONAL: Homero Campa, coordinador; Corresponsales: Buenos Aires: Santiago Igartúa; Madrid: Alejandro Gutiérrez; París: Anne Marie Mergier; Washington: J. Jesús Esquivel CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN: Presidente, Julio Scherer García; Vicepresidente, Vicente Leñero; Tesorero, Enrique Maza CULTURA: Armando Ponce, editor; Judith Amador Tello, Javier Betancourt, Blanca González Rosas, Estela Leñero Franco, Isabel Leñero, Rosario Manzanos, Samuel Máynez Champion, Jorge Munguía Espitia, José Emilio Pacheco, Alberto Paredes, Eduardo Soto Millán, Raquel Tibol, Florence Toussaint, Rafael Vargas, Columba Vértiz de la Fuente; asistente, Niza Rivera Medina; cultura@proceso.com.mx ESPECTÁCULOS: Roberto Ponce, coordinador. espectaculos@proceso.com.mx DEPORTES: Alejandro Caballero, Coordinador; Raúl Ochoa, Beatriz Pereyra semanario de información y análisis FOTOGRAFÍA: Marco Antonio Cruz, Coordinador; Fotógrafos: Germán Canseco, Miguel Dimayuga, DIRECTOR: Rafael Rodríguez Castañeda Benjamín Flores, Octavio Gómez, Eduardo Miranda; archivo histórico, Francisco Daniel; asistente, Aurora Trejo; auxiliar, Violeta Melo SUBDIRECTOR DE INFORMACIÓN: Salvador Corro AUXILIAR DE REDACCIÓN: Ángel Sánchez SUBDIRECTORA DE COMERCIALIZACIÓN: María Scherer Ibarra SUBDIRECTOR DE ADMINISTRACIÓN: Humberto Herrero AYUDANTE DE REDACCIÓN: Damián Vega SUBDIRECTOR DE FINANZAS: Alejandro Rivera ANÁLISIS: Colaboradores: John Ackerman, Ariel Dorfman, Sabina Berman, Jesús Cantú,Denise ASISTENTE DE LA DIRECCIÓN: María de los Ángeles Morales; ayudante, Marlon Mejía Dresser, Miguel Ángel Granados Chapa, Marta Lamas,Pablo Latapí Sarre, Carlos Monsiváis, Carlos Montemayor, Rafael Segovia, Javier Sicilia, Enrique Semo, Ernesto Villanueva, Jorge Volpi; cartonistas: ASISTENTE DE LA SUBDIRECCIÓN DE INFORMACIÓN: Graciela Zepeda Gallut, Helguera, Hernández, Naranjo, Rocha COORDINADORA DE FINANZAS DE REDACCIÓN: Beatriz González CENTRO DE DOCUMENTACIÓN: Rogelio Flores, coordinador; Juan Carlos Baltazar, Lidia García, EDICIÓN Y CORRECCIÓN: Alejandro Pérez, coordinador; Gerardo Albarrán de Alba; Cuauhtémoc Leoncio Rosales Arista, Tomás Domínguez, Sergio Loya, Enrique de Jesús Martínez CORRECCIÓN TIPOGRÁFICA: Jorge González Ramírez, coordinador; Serafín Díaz, Sergio Daniel REPORTEROS: Carlos Acosta, Miguel Cabildo, Jorge Carrasco, Jesusa Cervantes, Patricia Dávila, González, Patricia Posadas Gloria Leticia Díaz, Álvaro Delgado, José Gil Olmos, Alejandro Gutiérrez, José Daniel Lizárraga, Raúl DISEÑO: Alejandro Valdés Kuri, coordinador;Fernando Cisneros Larios, Antonio Fouilloux Dávila, Monge, Ricardo Ravelo, Rodrigo Vera, Rosalia Vergara, Jenaro Villamil Manuel Fouilloux Anaya, Ernesto García Parra CORRESPONSALES: Campeche, Rosa Santana; Colima: Pedro Zamora; Chiapas, Isaín Mandujano; COMERCIALIZACIÓN Guanajuato: Verónica Es pi nosa; Guerrero, Ezequiel Flores Contreras; Jalisco, Fe li pe Co bián; Michoacán, Francisco Castellanos; Nuevo León, Luciano Campos, Arturo Rodríguez; Tabasco: Ar- PUBLICIDAD: Ana María Cortés, administradora de ventas; Eva Ángeles, Rubén Báez ejecutivos de mando Guzmán; Tamaulipas, Ma. Gabriela Hernández cuenta. Tel. 5636-2077 / 2091 / 2062 INDICE 1744.indd 4 4/2/10 8:55 PM
  3. 3. 4 de abril de 2010 • No. 1744 64 77 54 Conformación del Congreso /Jesús Cantú Cine: Alicia y las maravillas de Tim Burton /Javier Betancourt 56 La ceguera apocalíptica /Javier Sicilia Televisión: Creando conciencia /Florence Toussaint 57 ABC /Sabina Berman Libros: Relación inacabada 58 Costos de una ley ausente /Ernesto Villanueva /Jorge Munguía Espitia 59 México, país de migración /Olga Pellicer ESPECTÁCULOS CULTURA 72 Llueven premios fuera a Norteado /Columba Vértiz de la Fuente 60 Santa Cruz Atoyac exige su cristo negro /Rodrigo Vera DEPORTES 64 El turno comercial, para ¡Chichén Itzá! /Columba Vértiz de la Fuente 74 Barras exportables /Santiago Igartúa 77 Belem: Hermosillo quiso comprarme /Raúl Ochoa 66 Páginas de crítica Arte: Bella y Terca /Blanca González Rosas 79 Palabra de Lector Teatro: Confesiones de mujeres de los treinta 82 Mono Sapiens /Talento mata gobierno /Estela Leñero Franco /Helguera y Hernández VENTAS y MERCADOTECNIA: Margarita Carreón, gerente Tel. 56 36 20 63. Lucero García, Norma Velázquez. Circulación: Mauricio Ramírez, Christian Arcos, Gisela Mares. Tel. 5636-2064. Pascual agencia de fotografía Acuña, Fernando Polo, Andrés Velázquez. Suscripciones: Cristina Sandoval Tel. 5636-2080. Delfina Cervantes, Luis Coletor, Ulises de León. EDITOR: Marco Antonio Cruz; Dirección: www.procesofoto.com.mx ATENCIÓN A SUSCRIPTORES (Reparto): Lenin Reyes Tel. 5636-2065. Julio Aguilar, Jonathan García. Correo electrónico:rednacional@procesofoto.com.mx; Ventas y contrataciones: 5636-2016 y 56362017 ADMINISTRACIÓN. RECURSOS HUMANOS: Luz María Pineda, coordinadora SISTEMAS: Jorge Suárez, gerente; Eduardo Alfaro, Betzabé Estrada, Javier Venegas ALMACÉN y PROVEEDURÍA: Mercedes Guerra, coordinadora; Rogelio Valdivia EDITOR: Alejandro Caballero; Correo electrónico: acaballero@proceso.com.mx; Tel. 5636-2010 MANTENIMIENTO: Miguel Olvera, Victor Ramírez Soporte técnico: Jorge Suárez y Jorge García; Tel. 5636-2106 FINANZAS. CONTABILIDAD: María Concepción Alvarado, Rosa Ma. García, Edgar Hernández, Felipe Suárez, Raquel Trejo Tapia COBRANZAS: Sandra Changpo, jefa; Raúl Cruz COORDINADOR: Alejandro Caballero; procesoradio@proceso.com.mx; Tel. 5636-2010 OFICINAS GENERALES: Redacción: Fresas 13; Administración: Fresas 7, Col. del Valle, 03100 México, DF Certificado de licitud de título No. 1885 y licitud de contenido No. 1132, expedidos por la Comisión CONMUTADOR GENERAL: Karina Ureña; 5636-2000 Calificadora de Publicaciones de Revistas Ilustradas el 8 de septiembre de 1976. Proceso es una FAX: 5636-2019, Dirección; 5636-2055, Subdirección de Información; 5636-2086, 5636-2028, Redacción. Reserva para uso exclusivo otorgada por la Dirección de Reservas del Instituto Nacional del Derecho de AÑO 33, No. 1744, 4 DE ABRIL DE 2010 Autor en favor de Comunicación e Información, S.A. de C.V., bajo el Número 04-2000-112911074700-102. Registro del S.P.M. CR-DFJ-003-99 / Número ISSN: 1665-9309 IMPRESIÓN: Impresora Transcontinental de México; Durazno 1, Col. San José de las Peritas 16010 México DF. DISTRIBUCIÓN: D.F. y Zona Metropolitana: Unión de Expendedores y Voceadores de Periódicos de Circulación certificada por el Instituto Verificador de Medios México, A.C; Resto de la República y Locales Cerrados: Publicaciones Citem, S.A. de C.V., 5366-0000, Registro No. 105 / 19 Voceadores Puebla, Pue.: Jorge G. López Morán; Tel. 467-4880 Suscripciones DF y zona Metropolitana: Un año, $1,100.00; 6 meses, $660.00; Guadalajara, Monterrey agencia proceso de información y Puebla: Un año, $1,200.00; 6 meses, $720.00. Ejemplares atrasados: $40.00. Servicios informativos y fotográficos: AP, Notimex, Reuters. EDITOR EN JEFE: Raúl Monge; Editores: Miguel Ángel Vázquez, Jorge Pérez, Manuel Robles; asistente: Prohibida la reproducción parcial o total de cualquier capítulo, fotografía o información publicados sin autoriza- María Elena Ahedo; Tels.: 5636-2087, Fax: 5636-2006 ción expresa de Comunicación e Información, S.A. de C.V., titular de todos los derechos. INDICE 1744.indd 5 4/2/10 8:56 PM
  4. 4. Archivo Proceso 6 1744 / 4 de abril de 2010 Scherer.indd 6 4/2/10 8:54 PM
  5. 5. NARCOTRÁFICO / SINALOA Una expresión de Julio Scherer García ha quedado grabada con hierro candente, entre muchas otras, en quienes colabo- ramos con él. “Si el Diablo me ofrece una entrevista, voy a los infiernos…”. En el mayor de los sigilos, bajo la exigencia de reserva absoluta que él respetó y respeta, el fundador de Proceso fue convocado a encontrarse con Ismael El Mayo Zambada. “Tenía interés en conocerlo”, le dijo el capo del cártel de Sinaloa, colega y compadre de El Chapo Guzmán. En el encuentro, que terminó en puntos suspensivos, El Mayo Zambada dejó un reto: “Me pueden agarrar en cualquier mo- mento… o nunca”. Julio Scherer García n día de febrero recibí en Proceso un mensaje “Hasta el último latido del corazón, una vida puede rodar U que ofrecía datos claros acerca de su veraci- para siempre.” dad. Anunciaba que Ismael Zambada deseaba ● ● ● conversar conmigo. La nota daba cuenta del sitio, la hora y el Una mañana de sol absoluto, mi acompañante y yo abordamos día en que una persona me conduciría al refu- un taxi del que no tuve ni la menor idea del sitio al que nos con- gio del capo. No agregaba una palabra. duciría. Tras un recorrido breve, subimos a un segundo auto- A partir de ese día ya no me soltó el desaso- móvil, luego a un tercero y finalmente a un cuarto. Caminamos siego. Sin embargo, en momento alguno pensé en seguida un rato largo hasta detenernos ante una fachada co- en un atentado contra mi persona. Me sé vulne- lor claro. Una señora nos abrió la puerta y no tuve manera de rable y así he vivido. No tengo chofer, rechazo la protección y ge- mirarla. Tan pronto corrió el cerrojo, desapareció. neralmente viajo solo, la suerte siempre de mi lado. La casa era de dos pisos, sólida. Por ahí había cinco cuadros, La persistente inquietud tenía que ver con el trabajo periodís- pájaros deformes en un cielo azuloso. En contraste, las paredes tico. Inevitablemente debería contar las circunstancias y porme- de las tres recámaras mostraban un frío abandono. En la sala ha- nores del viaje, pero no podría dejar indicios que llevaran a los bían sido acomodados sillones y sofás para unas diez personas persecutores del capo hasta su guarida. Recrearía tanto como me y la mesa del comedor preveía seis comensales. fuera posible la atmósfera del suceso y su verdad esencial, pero Me asomé a la cocina y abrí el refrigerador, refulgente y va- evitaría los datos que pudieran convertirme en un delator. cío. La curiosidad me llevó a buscar algún teléfono y sólo ad- Me hizo bien recordar a Octavio Paz, a quien alguna vez le vertí aparatos fijos para la comunicación interna. La recámara oí decir, enfático como era: que me fue asignada tenía al centro una cama estrecha y un bu- 1744 / 4 de abril de 2010 7 Scherer.indd 7 4/2/10 8:54 PM
  6. 6. David Deolarte / Procesofoto El Vicentillo. Es “mijo”... Lo lloro ró de tres cajones polvosos. El colchón, sin sábana que lo cu- gué a pensar que él mismo pudiera haber desaparecido sin dar- briera, exhibía la pobreza de un cobertor viejo. Probé el agua se cuenta, sin advertirlo. Me duele escribir que no tenía más vi- de la regadera, fría, y en el lavamanos vi cuatro botellas de Bo- da que la servidumbre, la existencia sin otro horizonte que el nafont y un jabón usado. minuto que viene. Hambrientos, el mensajero y yo salimos a la calle para co- “Ya nos avisarán –me dijo sorpresivamente–. La llamada mer, beber lo que fuera y estirar las piernas. Caminamos sin vendrá por el celular.” rumbo hasta una fonda grata, la música a un razonable volu- Pasó un tiempo informe, sin manecillas. ‘Paciencia’, me decía. men. Hablamos sin conversar, las frases cortadas sin alusión Salimos al fin a la oscuridad de la noche. En unas horas se cru- alguna a Zambada, al narco, la inseguridad, el ejército que pa- zarían el ocaso y el amanecer sin luz ni sombra, quieto el mundo. trullaba las zonas periféricas de la ciudad. ● ● ● Volvimos a la casa desolada ya noche. Nos levantaríamos a las siete de la mañana. A las ocho del día siguiente desayunamos Viajamos en una camioneta, seguidos de otra. La segunda des- en un restaurante como hay muchos. Yo evitaba cualquier expre- apareció de pronto y ocupó su lugar una tercera. Nos seguía, sión que pudiera interpretarse como un signo de impaciencia o constante, a cien metros de distancia. Yo sentía la soledad y el inquietud, incluso la mirada insistente a los ojos, una forma de silencio en un paisaje de planicies y montañas. la interrogación profunda. El tiempo se estiraba, indolente, y co- Por veredas y caminos sinuosos ascendimos una cuesta y de míamos con lentitud. un instante a otro el universo entero dio un vuelco. Sobre una Las horas siguientes transcurrieron entre las cuatro pare- superficie de tierra apisonada y bajo un techo de troncos y be- des ya conocidas. Yo llevaba conmigo un libro y me sumergí jucos, habíamos llegado al refugio del capo, cotizada su cabeza en la lectura, a medias. Mi acompañante parecía haber nacido en millones de dólares, famoso como el Chapo y poderoso co- para el aislamiento. Como si nada existiera a su alrededor, lle- mo el colombiano Escobar, en sus días de auge, zar de la droga. 8 1744 / 4 de abril de 2010 Scherer.indd 8 4/2/10 8:54 PM
  7. 7. NARCOTRÁFICO / SINALOA Ismael Zambada me recibió con la mano dispuesta al salu- mantienen la línea recta de la ropa bien planchada. Se cubre con do y unas palabras de bienvenida: una gorra y el bigote recortado es de los que sugieren una sutil –Tenía mucho interés en conocerlo. y permanente ironía. –Muchas gracias –respondí con naturalidad. –He leído sus libros y usted no miente–, me dice. Me encontraba en una construcción rústica de dos recáma- Detengo la mirada en el capo, los labios cerrados. ras y dos baños, según pude comprobar en los minutos que me –Todos mienten, hasta Proceso. Su revista es la primera, in- pude apartar del capo para lavarme. Al exterior había una mesa forma más que todos, pero también miente. de madera tosca para seis comensales, y bajo un árbol que pa- –Señáleme un caso. recía un bosque, tres sillas mecedoras con una pequeña mesa –Reseñó un matrimonio que no existió. al centro. Me quedó claro que el cobertizo había sido levanta- –¿El del Chapo Guzmán? do con el propósito de que el capo y su gente pudieran abando- –Dio hasta pormenores de la boda. narlo al primer signo de alarma. Percibí un pequeño grupo de –Sandra Ávila cuenta de una fiesta a la que ella concurrió y hombres juramentados. en la que estuvo presente el Chapo. A corta distancia del narco, los guardaespaldas iban y ve- –Supe de la fiesta, pero fue una excepción en la vida del Cha- nían, a veces los ojos en el jefe y a ratos en el panorama inmenso po. Si él se exhibiera o yo lo hiciera, ya nos habrían agarrado. que se extendía a su alrededor. Todos cargaban su pistola y al- –¿Algunas veces ha sentido cerca al ejército? gunos, además, armas largas. Dueño de mí mismo, pero nervio- –Cuatro veces. El Chapo más. so, vi en el suelo un arma negra que brillaba intensamente ba- –¿Qué tan cerca? jo un sol vertical. Me dije, deliberadamente forzada la imagen: –Arriba, sobre mi cabeza. Huí por el monte, del que conoz- podría tratarse de un animal sanguinario que dormita. co los ramajes, los arroyos, las piedras, todo. A mí me agarran –Lo esperaba para que almorzáramos juntos–, me dijo Zam- si me estoy quieto o me descuido, como al Chapo. Para que hoy bada y señaló la silla que ocuparía, ambos de frente. pudiéramos reunirnos, vine de lejos. Y en cuanto terminemos, Observé de reojo a su emisario, las mandíbulas apretadas. me voy. Me pedía que no fuera a decir que ya habíamos desayunado. –¿Teme que lo agarren? Al instante fuimos servidos con vasos de jugo de naranja y –Tengo pánico de que me encierren. vasos de leche, carne, frijoles, tostadas, quesos que se desmoro- –Si lo agarraran, ¿terminaría con su vida? naban entre los dedos o derretían en el paladar, café azucarado. –No sé si tuviera los arrestos para matarme. Quiero pensar –Traigo conmigo una grabadora electrónica con juego para que sí, que me mataría. muchas horas–, aventuré con el propósito de ir creando un am- Advierto que el capo cuida las palabras. Empleó el término biente para la entrevista. arrestos, no el vocablo clásico que naturalmente habría esperado. –Platiquemos primero. Zambada lleva el monte en el cuerpo, pero posee su propio ● ● ● encierro. Sus hijos, sus familias, sus nietos, los amigos de los hijos y los nietos, a todos les gustan las fiestas. Se reúnen con Le pregunté al capo por Vicente, Vicentillo. frecuencia en discos, en lugares públicos y el capo no puede –Es mi primogénito, el primero de cinco. Le digo “Mijo”. acompañarlos. Me dice que para él no son los cumpleaños, las También es mi compadre. celebraciones en los santos, pasteles para los niños, la alegría Zambada siguió en la reseña personal: de los quince años, la música, el baile. –Tengo a mi esposa, cinco mujeres, quince nietos y un bis- –¿Hay en usted espacio para la tranquilidad? nieto. Ellas, las seis, están aquí, en los ranchos, hijas del mon- –Cargo miedo. te, como yo. El monte es mi casa, mi familia, mi protección, mi –¿Todo el tiempo? tierra, el agua que bebo. La tierra siempre es buena, el cielo no. –Todo. –No le entiendo. –¿Lo atraparán, finalmente? –A veces el cielo niega la lluvia. –En cualquier momento o nunca. Hubo un silencio que aproveché de la única manera que me Zambada tiene sesenta años y se inició en el narco a los die- fue posible: ciséis. Han transcurrido cuarenta y cuatro años que le dan una –¿Y Vicente? gran ventaja sobre sus persecutores de hoy. Sabe esconderse, –Por ahora no quiero hablar de él. No sé si está en Chicago sabe huir y se tiene por muy querido entre los hombres y las mu- o Nueva York. Sé que estuvo en Matamoros. jeres donde medio vive y medio muere a salto de mata. –He de preguntarle, soy lo que soy. A propósito de su hijo, –Hasta hoy no ha aparecido por ahí un traidor–, expresa de ¿vive usted su extradición con remordimientos que lo destro- pronto para sí. Lo imagino insondable. cen en su amor de padre? –¿Cómo se inició en el narco? –Hoy no voy a hablar de “Mijo”. Lo lloro. Su respuesta me hace sonreír. –¿Grabamos? –Nomás. Silencio. –¿Nomás? –Tengo muchas preguntas–, insistí ya debilitado. Vuelvo a preguntar: –Otro día. Tiene mi palabra. –¿Nomás? Lo observaba. Sobrepasa el 1.80 de estatura y posee un Vuelve a responder: cuerpo como una fortaleza, más allá de una barriga apenas pro- –Nomás. nunciada. Viste una playera y sus pantalones de mezclilla azul Por ahí no sigue el diálogo y me atengo a mis propias ideas: 1744 / 4 de abril de 2010 9 Scherer.indd 9 4/2/10 8:54 PM
  8. 8. Recuerdo de una boda... E n la última semana de agosto La ceremonia se realizó en La An- de 2007, la reportera Patricia gostura, una de las localidades más meses antes, a partir de un baile cele- Dávila viajó al pueblo de Ca- alejadas de Canelas, la cabecera muni- brado el 6 de enero de ese año. nelas, Durango, localizado en cipal. En época de lluvias, el acceso a De acuerdo con esos testimonios, la el corazón de lo que se conoce como esa región toma tres horas y media en ceremonia en La Angostura se realizó el el Triángulo Dorado de la droga –en motoneta. 2 de julio, aunque se había divulgado los límites de los estados de Sinaloa, Con testimonios documentales, que se llevaría a cabo al día siguiente. A Chihuahua y Durango–, para recabar como el del periódico local El Correo diferencia del tumultuoso baile del Día información y contar los pormenores de la Montaña, mensajes por internet de Reyes, en esta ocasión sólo estuvie- de la boda de Joaquín El Chapo Guz- de testigos y hasta versiones de auto- ron presentes familiares de la novia y mán Loera y Emma Coronel Aispuro, ridades que pidieron no ser identifica- personas muy allegadas a El Chapo. Un los cuales fueron publicados en la edi- das, Proceso dio cuenta de cómo se día después de la boda, La Angostura ción 1609 de Proceso. fue preparando la boda desde cinco fue ocupada por soldados. el narcotráfico como un imán irresistible y despiadado que per- Responde Zambada con un ejemplo fantasioso: sigue el dinero, el poder, los yates, los aviones, las mujeres pro- –Un día decido entregarme al gobierno para que me fusile. pias y ajenas con las residencias y los edificios, las joyas co- Mi caso debe ser ejemplar, un escarmiento para todos. Me fu- mo cuentas de colores para jugar, el impulso brutal que lleve a silan y estalla la euforia. Pero al cabo de los días vamos sabien- la cúspide. En la capacidad del narcotráfico existe, ya sin hori- do que nada cambió. zonte y aterradora, la capacidad para triturar. –¿Nada, caído el capo? ● ● ● –El problema del narco envuelve a millones. ¿Cómo domi- narlos? En cuanto a los capos, encerrados, muertos o extradita- Zambada no objeta la persecución que el gobierno emprende dos, sus reemplazos ya andan por ahí. para capturarlo. Está en su derecho y es su deber. Sin embargo, A juicio de Zambada, el gobierno llegó tarde a esta lucha rechaza las acciones bárbaras del Ejército. y no hay quien pueda resolver en días problemas generados Los soldados, dice, rompen puertas y ventanas, penetran en por años. Infiltrado el gobierno desde abajo, el tiempo hizo su la intimidad de las casas, siembran y esparcen el terror. En la “trabajo” en el corazón del sistema y la corrupción se arraigó guerra desatada encuentran inmediata respuesta a sus acometi- en el país. Al presidente, además, lo engañan sus colaborado- das. El resultado es el número de víctimas que crece incesante. res. Son embusteros y le informan de avances, que no se dan, Los capos están en la mira, aunque ya no son las figuras únicas en esta guerra perdida. de otros tiempos. –¿Por qué perdida? –¿Qué son entonces? –pregunto. –El narco está en la sociedad, arraigado como la corrupción. 10 1744 / 4 de abril de 2010 Scherer.indd 10 4/2/10 8:54 PM
  9. 9. NARCOTRÁFICO / SINALOA –Y usted, ¿qué hace ahora? rrupción que imperaba en Puente Grande y de qué manera esa –Yo me dedico a la agricultura y a la ganadería, pero si pue- corrupción facilitó la fuga de su amante. ¿Tiene usted noticia do hacer un negocio en los Estados Unidos, lo hago. acerca de los acontecimientos de ese día y cómo se fueron de- ● ● ● sarrollando? –Yo sé que no hubo sangre, un solo muerto. Lo demás, lo Yo pretendía indagar acerca de la fortuna del capo y opté por desconozco. valerme de la revista Forbes para introducir el tema en la con- Inesperada su pregunta, Zambada me sorprende: versación. –¿Usted se interesa por el Chapo? Lo vi a los ojos, disimulado un ánimo ansioso: –Sí, claro. –¿Sabía usted que Forbes incluye al Chapo entre los gran- –¿Querría verlo? des millonarios del mundo? –Yo lo vine a ver a usted. –Son tonterías. –¿Le gustaría…? Tenía en los labios la pregunta que seguiría, ahora super- –Por supuesto. flua, pero ya no pude contenerla. –Voy a llamarlo y a lo mejor lo ve. –¿Podría usted figurar en la lista de la revista? La conversación llega a su fin. Zambada, de pie, camina ba- –Ya le dije. Son tonterías. jo la plenitud del sol y nuevamente me sorprende: –Es conocida su amistad con el Chapo Guzmán y no po- –¿Nos tomamos una foto? dría llamar la atención que usted lo esperara fuera de la cárcel Sentí un calor interno, absolutamente explicable. La foto de Puente Grande el día de la evasión. ¿Podría contarme de qué probaba la veracidad del encuentro con el capo. manera vivió esa historia? Zambada llamó a uno de sus guardaespaldas y le pidió un –El Chapo Guzmán y yo somos amigos, compadres y nos sombrero. Se lo puso, blanco, finísimo. hablamos por teléfono con frecuencia. Pero esa historia no –¿Cómo ve? existió. Es una mentira más que me cuelgan. Como la inven- –El sombrero es tan llamativo que le resta personalidad. ción de que yo planeaba un atentado contra el presidente de la –¿Entonces con la gorra? República. No se me ocurriría. –Me parece. –Zulema Hernández, mujer del Chapo, me habló de la co- El guardaespaldas apuntó con la cámara y disparó. ● 1744 / 4 de abril de 2010 11 Scherer.indd 11 4/2/10 8:54 PM
  10. 10. Eduardo Miranda El poder de “El Mayo” Jorge Carrasco Araizaga 12 1744 / 4 de abril de 2010 Reino.indd 12 4/2/10 8:44 PM
  11. 11. N A RC O T RÁ F I C O /S IN AL OA Aunque al hablar del cártel de Sinaloa se piensa de inme- diato en El Chapo Guzmán, es Ismael Zambada García, El Mayo, el estratega del grupo de narcotráfico que un estu- dio de inteligencia estadunidense califica como el “domi- nante” en México. Otro análisis, de autoría mexicana, no sólo se refiere a los maestros de El Mayo y a su gran capa- cidad de infiltración y corrupción en las instituciones que lo buscan, sino también a la presunta sociedad que desde hace años mantiene con uno de los precandidatos del PRI al gobierno del estado de Sinaloa, el alcalde de Culiacán con licencia Jesús Vizcarra Calderón… El más mediático de los líderes del cártel es El Chapo, lo que aleja la aten- ción sobre El Mayo, Ignacio Nacho Co- ronel y Juan José Esparragoza More- no El Azul, quienes por años, junto con Guzmán, han ejercido el control de esa organización. Con ellos operan los hermanos Cáza- res Salazar, señalados como los encarga- dos de “blanquear” los recursos y entre los cuales se menciona a Blanca Margari- ta Cázares Salazar, La Emperatriz. Cada uno con su propia estructura, estos personajes han hecho de la orga- nización “la más formidable y dominan- te en México”, traficando drogas desde América del Sur hacia América del Nor- te, y armas a México, según un análisis de la firma privada de inteligencia es- tadunidense Stratfor, elaborado en di- ciembre pasado. A diferencia de El Chapo, que se ha enfrascado en costosas batallas perso- nales con los Carrillo y los Beltrán –an- tiguos aliados del cártel, principalmen- Territorio del cártel de Sinaloa te en Sinaloa y Chihuahua–, El Mayo se mantiene como pieza clave en la ope- E n los gobiernos del PAN, el del grupo delictivo no se explican sin Is- ración del grupo, por su capacidad de cártel de Sinaloa se ha con- mael Zambada García, El Mayo. penetración institucional –incluido el solidado como la organi- A El Chapo se le caracteriza como la Ejército–, sus cuantiosas actividades zación más importante del cabeza de la organización, y a Zambada financieras y su aptitud logística para narcotráfico en México. Los como su socio. Pero en realidad el cártel mover droga, dinero y armas. reflectores se concentran en de Sinaloa es una red con varios lideraz- La Procuraduría General de la Repú- Joaquín Guzmán Loera, El gos en la que destaca El Mayo como es- blica (PGR) ha documentado en diver- Chapo, pero los alcances tratega del grupo. sas averiguaciones previas esas activi- 1744 / 4 de abril de 2010 13 Reino.indd 13 4/2/10 8:44 PM
  12. 12. “era el prestanombres de El Mayo en va- rios ranchos ganaderos, entre ellos Los Mezquites y Potrero del Aguaje, así co- en noviembre de 2006, respectivamente. mo el motel Monteverde”, al sur de Cu- dades atribuidas a El Mayo. La justicia Como parte de las investigaciones, liacán, entre otros negocios, según un estadunidense también. Desde 2003, es- en 2007 el Departamento del Tesoro de reporte de los servicios de inteligencia tá acusado en la Corte federal para el Estados Unidos congeló y confiscó los mexicanos. distrito de Columbia, en Washington, de bienes de su familia. Entre ellos los de Pocas semanas después del decomi- conspirar con el fin de importar y dis- Zambada Niebla, de 35 años. so, El Mayo tuvo otro revés. La detención tribuir en Estados Unidos “cinco kilos o De acuerdo con Stratfor, el grupo de su hermano Jesús Zambada García, a más” de cocaína. de El Mayo “experimentó un retroce- quien se conocía como El Rey Zambada. Junto con él fueron acusados por el so cuando su hijo (…) fue detenido en la Capturado en la Ciudad de México, en Departamento de Justicia estadunidense Ciudad de México. Zambada Niebla era octubre de 2008, El Rey tenía el control su hijo Vicente Zambada Niebla, El Ni- clave en el lavado de dinero y en las fi- del Aeropuerto Internacional de la Ciu- ño o El Mayito, y Javier Torres, El JT. Su nanzas de la organización, además de que dad de México. De esa manera, Ismael hijo y su operador ya fueron extraditados tuvo un importante rol logístico cuando Zambada aseguraba la importación de a Estados Unidos, en febrero de 2010 y era necesario. Su ausencia, sin embargo, cocaína y de precursores químicos para no parece haber afecta- producir metanfetaminas. do significativamente las operaciones” del propio Maestros y socios Ismael Zambada García. La capacidad de ope- El Mayo Zambada, de 60 años, fue ini- ración de Ismael se man- ciado en el narcotráfico por José Inés tiene a pesar de otros Calderón Quintero, quien entre los años golpes recibidos, co- setenta y los ochenta fue uno de los prin- mo el decomiso, en sep- cipales jefes del narcotráfico en Sinaloa tiembre de 2008, de 26 y en el país, dice el mencionado reporte millones de dólares en de los servicios de inteligencia mexica- una residencia de Cu- nos, que aborda las actividades empre- liacán, donde operaban sariales y políticas del precandidato del los hermanos Jesús Al- PRI al gobierno del estado, Jesús Vizca- fredo y José Lamberto rra Calderón. Verdugo Calderón. En la investigación sobre el alcalde José Lamberto, de Culiacán con licencia se asegura tam- muerto por el Ejérci- bién que, desde los ochenta, El Mayo ha to en enero de 2009, sido socio de Vizcarra Calderón, quien 14 1744 / 4 de abril de 2010 Reino.indd 14 4/2/10 8:44 PM
  13. 13. N A R C O T R Á F I C O /S I N A L O A busca el gobierno de Sinaloa para el pe- yva acusaron a Guzmán Loera de ha- Prieto y El Ondiado. En las canciones riodo 2011-2016. ber entregado a su hermano Alfredo, El de los jefes de sicarios de El Mayo se re- En esa época, Ismael Zambada Mochomo. fieren a Ismael Zambada como El Padri- aprendió a operar en el narcotráfico no El Mayo tomó partido por El Chapo no, Su Majestad o El M y La Z. sólo por las enseñanzas de Calderón y ahora también está metido en la con- Los hombres de Zambada actúan Quintero, sino también de narcotrafi- frontación con las dos familias para ex- ahora junto a sicarios del cártel del Gol- cantes como Rafael Caro Quintero, Bal- pulsarlas de Sinaloa. A pesar de sus fun- fo y de La Familia michoacana, organi- tasar Díaz Vega, Ernesto Fonseca Carri- ciones de estratega, también cuenta con zaciones con las que El Chapo y El Ma- llo Don Neto y Manuel Salcido Uzueta un fuerte brazo operativo. Sus hombres yo se han aliado en su confrontación con El Cochiloco. más conocidos por su capacidad de vio- los Carrillo Fuentes, los Beltrán Leyva y Nacido en El Álamo, población del lencia son El Chino Ántrax, El Macho Los Zetas. ● municipio Salvador Alvarado, Zamba- da García creció después a la sombra de Vicente Carrillo Fuentes, El Señor de los Cielos, muerto en una cirugía plástica en 1997. En 2001, El Mayo fue uno de los que protegió a El Chapo cuando se fugó del penal de máxima seguridad de Puente Grande, en febrero de ese año, a la lle- gada de Vicente Fox a la Presidencia de la República. De su capacidad para corromper au- toridades civiles y militares hay dos re- ferentes: la infiltración del Centro de Inteligencia Antinarcóticos (Cian) del Ejército, en 2002, y la Operación Lim- pieza de la PGR, dada a conocer en no- viembre de 2008. No ha sido la de 2002 la única vez en que Zambada ha infiltrado al Ejército. En junio de 2009, la PGR informó del arrai- go de nueve militares que la Secretaría de la Defensa Nacional entregó al Ministe- rio Público Federal por su presunta rela- ción con El Mayo. En el caso de la Operación Limpie- za, se demostró que El Mayo y los Bel- trán Leyva, entonces aliados, penetraron esa institución y la Secretaría de Seguri- dad Pública (SSP). La PGR investigó a dos hombres cer- canos del titular de la SSP, Genaro Gar- cía Luna, por sus presuntas relaciones con Ismael Zambada: Luis Cárdenas Pa- lomino, brazo derecho de García Luna, y Gerardo Garay Cadena, excomisiona- do de la entonces Policía Federal Pre- ventiva, hoy Policía Federal. Según las investigaciones, El Mayo pagaba a más de 35 agentes del Ministe- rio Público Federal entre 350 y 400 mil dólares para que lo mantuvieran infor- mado sobre las acciones de la PGR con- tra su organización y cualquiera de sus miembros. Los elementos de las dependencias infiltradas acabaron también dividi- dos con las pugnas al interior del cár- tel, iniciadas en 2004, cuando El Chapo Guzmán ordenó el asesinato de Rodol- fo Carrillo Fuentes, y agudizadas en 2008, cuando los hermanos Beltrán Le- 1744 / 4 de abril de 2010 15 Reino.indd 15 4/2/10 8:44 PM
  14. 14. Asoma la narcopolítica Jorge Carrasco Araizaga C ULIACÁN, SIN.- Empresario antes que político, el precan- didato del PRI al gobierno de Sinaloa, Jesús Vizcarra Calde- rón, está en la mira de los servi- cios de inteligencia del gobier- no federal desde hace varios años. El motivo: los negocios que presunta- mente ha realizado durante más de dos dé- cadas con uno de los barones sinaloenses de la droga, Ismael El Mayo Zambada. Alcalde de Culiacán con licencia, Chuy Vizcarra, como se le conoce en el estado, no sólo ha acumulado poder económico: en menos de una década ha dispuesto del suficiente capital político para ser diputa- do federal y presidente municipal. Hoy as- pira a ocupar el palacio del gobierno de Si- naloa a partir de 2011. Claro candidato de su socio, el go- bernador Jesús Aguilar Padilla, Vizcarra cuenta también con el respaldo del gober- nador del Estado de México, Enrique Pe- ña Nieto; la jefa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), El- ba Esther Gordillo, y la clase empresarial del estado, en especial de miembros de las influyentes familias Coppel y Ley. Relaciones comprometedoras La publicación, en diciembre pasado, de una fotografía de los años ochenta en la que aparece en un oficio religioso junto a varios narcotraficantes, entre ellos su pri- mo lejano José Inés Calderón Quintero y El Mayo Zambada, es apenas una muestra de la información que los servicios de in- teligencia del gobierno federal han reco- lectado sobre el aspirante a gobernador en las elecciones del 4 de julio próximo. Su origen y crecimiento como empre- sario está en el centro de las investigacio- Eduardo Miranda 16 1744 / 4 de abril de 2010 Reino.indd 16 4/2/10 8:44 PM
  15. 15. N ARCOTRÁFICO /S INALOA rón Godoy, quien se dedicaba al narcotrá- El Cisen ha dado seguimiento a las empresas del pre- fico junto con su hijo José Inés. candidato priista al gobierno de Sinaloa, Jesús Vizca- Empleados de Calderón Quintero, los Vizcarra se iniciaron en la compra de ga- rra Calderón, y lo vincula con algunos de los princi- nado en distintas partes del estado para los ranchos El Ensueño y San Francisco, pro- pales capos de la droga desde hace más de 20 años. piedad del narcotraficante. Más tarde, en 1984, crearon la empresa Alimentos Ba- Identificado con Enrique Peña Nieto y Elba Esther lanceados Inekal. Ese mismo año, el negocio le fue de- Gordillo, paradójicamente su carrera política ha sido comisado a Calderón Quintero y utilizado como pensión de vehículos blindados bajo cobijada por Vicente Fox y el exsecretario de Agri- la custodia del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE). cultura Javier Usabiaga. Ahora defiende la guerra de Hace un año, en enero de 2009, un co- mando armado robó 10 de esas unidades en Felipe Calderón y avala la militarización del combate un hecho que removió la alegada relación del entonces presidente municipal con el al crimen organizado, pero aclara que no mete las narcotraficante y que se interpretó como el inicio de la “guerra sucia” contra Vizcarra manos por nadie que no sea él mismo. de cara a la elección gubernamental. De acuerdo con el informe del Ci- sen, Chuy Vizcarra y su padre constitu- yeron Grupo Viz con dinero de Calderón nes. La historia que Chuy Vizcarra cuenta Inés y María del Rosario Calderón na- Quintero. En 1985, cuando tenía 25 años, de sí mismo como comerciante desde ni- cieron en Tamazula, Durango, en el llama- el ahora aspirante al gobierno asumió la ño en la escuela y en el mercado munici- do Triángulo Dorado de la droga en Méxi- dirección del grupo. “Fue en esa época pal Garmendia es muy distinta de lo que co, formado entre Sinaloa, Durango y cuando Jesús Vizcarra conoció a El Ma- registra su ficha elaborada por el Cen- Chihuahua. Debido a su condición preca- yo, con quien estableció una relación de tro de Investigación y Seguridad Nacio- ria, la madre del ahora candidato y su es- negocios y de amistad, que perdura has- nal (Cisen). poso, José Isabel Vizcarra Rodríguez, que ta la fecha”. La fortuna de Vizcarra se originó y de- tuvieron 10 hijos, emigraron a Culiacán. Calderón Quintero murió acribillado en sarrolló en su empresa emblema, el Gru- El padre se dedicó a vender gallinas hasta su casa, en el fraccionamiento Las Quintas, po Viz/Sukarne, dedicado a la producción, que entraron en contacto con Inés Calde- durante un enfrentamiento con la PJF –hoy comercialización y exportación de carne, con ventas superiores a los 11 mil millo- nes de pesos al 30 de septiembre de 2009, de acuerdo con su información corporativa. Según la investigación federal, la com- pañía empezó a operar a mediados de los ochenta, aunque desde la década anterior Vizcarra se dedicaba a la compra y venta de ganado como una de sus primeras ac- tividades para “blanquear los cuantiosos recursos” ilegales de Calderón Quintero, quien “entre 1976 y 1988 se convirtió en uno de los narcotraficantes más fuertes de Sinaloa y del país”. Si de un lado tenía a Vizcarra para lavar dinero, dice el documento del Cisen, del otro Calderón Quintero formó a importan- tes operadores: apadrinó en el narcotráfico a El Mayo Zambada y operó con su sobri- no, Rafael Caro Quintero, Ernesto Fonse- ca Carrillo (Don Neto), Baltasar Díaz Ve- ga y Manuel Salcido Uzueta El Cochiloco. De todos ellos, el único activo es El Mayo, convertido en uno de los principales narco- traficantes del país. El reporte establece vínculos familia- res entre Calderón Quintero y Chuy Viz- carra: eran primos lejanos. El narcotra- ficante, abatido en 1988 por la entonces Policía Judicial Federal (PJF), era hijo de Inés Calderón Godoy, primo de la madre del candidato a gobernador, María del Ro- sario Calderón López. Vizcarra con Zambada, Calderón, Quintana y Díaz Reino.indd 17 4/2/10 8:44 PM
  16. 16. Cubierta legal nocer que, además de él, los “¿Cómo cree usted, señor gobernador, socios mayoritarios de la em- que los sinaloenses lo vamos a perpetuar a presa son su esposa Alma An- usted en la persona del popular narcotra- gelina Avendaño, su mamá y ficante y lavadinero Jesús Vizcarra Calde- sus hermanos Fernando y Luis rón? No, señor, sería hundirnos en la deso- Armando, quienes hacia 2005 lación. No podemos en Sinaloa continuar poseían 51% de las acciones. con el proceso de narcotización de la polí- Como socios minorita- tica y, con ello, con la desintegración de la rios tiene al gobernador Jesús sociedad. Sería poner un AK-47 entre ceja Aguilar Padilla; su espo- y ceja a cada sinaloense. Sería vejarnos la sa Juliana Rosalía Cama- dignidad”. A pesar de eso, Vizcarra arrasó cho Rojas, y su hijo Jesús en los comicios con 153 mil de los 221 mil Aguilar Camacho. Tam- votos emitidos. bién están Óscar Lara Aré- Su exsocio, Enrique Coppel, es ahora chiga, actual diputado fe- uno de los promotores de su candidatura deral del PRI por Culiacán. al gobierno. El 16 de marzo pasado firmó Vizcarra Calderón y Lara un desplegado de la comunidad empresa- Aréchiga fueron empleados rial sinaloense que no sólo salió en defen- de Aguilar Padilla, el prime- sa del alcalde con licencia, sino que lo res- ro como secretario de De- paldó para sustituir a Aguilar Padilla. sarrollo Económico y el se- “Jesús Vizcarra se ha distinguido co- gundo como secretario de mo empresario exitoso, destacando ade- Policía Federal Ministerial–, en un ope- Finanzas y Administración. más su larga trayectoria como dirigente rativo que estuvo a cargo del comandante Otro socio minoritario de grupo Viz es empresarial local y nacional, así como en Guillermo González Calderoni. Benjamín Sepúlveda Lugo, tesorero del el ámbito de la asistencia social y en el Para los servicios de inteligencia, el ase- ayuntamiento de Culiacán durante la presi- servicio público”, dice el desplegado que sinato de Calderón Quintero favoreció a Je- dencia municipal de Vizcarra. Según el re- se publicó en medios de circulación na- sús Vizcarra y su familia: se quedaron “con porte del Cisen, el empresario Enrique Co- cional y que fue firmado también, entre los recursos que ese narcotraficante les ha- ppel Luken también fue socio de la empresa otros, por Juan Manuel Ley López, em- bía facilitado para la creación del Grupo Viz y después vendió sus acciones a Vizcarra. presario departamental. y de otras empresas, así como otras inver- Los nombres de los socios aparecen en Con una argumentación similar sobre siones financieras y negocios que los Vizca- el acta de la asamblea extraordinaria del el crecimiento de su empresa y sus tareas rra le manejaban a su pariente”. Grupo Viz del 25 de abril de 2005, que és- de dirigente empresarial y de asistencia so- A finales de los ochenta, tras la muer- te entregó a la Bolsa Mexicana de Valores cial, Vizcarra ha respondido a las acusacio- te de su supuesto mentor, El Mayo se asoció (BMV) en 2007, cuando anunció que co- nes. Pero nada ha explicado sobre el surgi- con Vizcarra en el Grupo Viz y en otros ne- tizaría en el mercado bursátil para conver- miento y desarrollo de su empresa entre los gocios ganaderos y agrícolas, “inyectando tirse en una empresa pública. Finalmente, años ochenta. fuertes sumas de dinero que propiciaron un Vizcarra no dio ese paso, según la infor- Incluso tardó más de un mes en respon- repunte notable de este grupo empresarial”, mación de la BMV. der acerca de la fotografía publicada en el y compraron ranchos ganaderos en Sinaloa, Ese mismo año, en pleno proceso elec- periódico Reforma de la Ciudad de México Michoacán y Veracruz. toral para la alcaldía de Culiacán, desde en la que aparece junto a El Mayo, Inés Cal- Las inversiones de El Mayo se le adju- las computadoras de funcionarios de dele- derón Godoy, Bernardo Quintana y Javier dican a su prestanombres José Lamberto gaciones federales en Sinaloa se hizo cir- Díaz, hijo de Baltasar Díaz, uno de los nar- Verdugo Calderón, muerto por el Ejérci- cular un correo electrónico para rechazar a cotraficantes señalados en el informe. to en enero de 2009 en la comunidad de El Vizcarra por sus supuestas relaciones con En una carta pública dada a conocer el Carrizalejo, en el municipio de Culiacán. el narcotráfico. 22 de enero de este año, además de recor- La información también relaciona a Germán Canseco Vizcarra con Gonzalo Araujo Payán, El Chalo, quien fue uno de los jefes de sica- rios de El Mayo y de Joaquín El Chapo Guzmán. Araujo, asesinado en su casa en octubre de 2006, en el fraccionamiento In- fonavit Humaya de esta capital, fue uno de los encargados de la protección de Vizcarra y su familia. Las otras empresas de Vizcarra son Agrofinanciera y Agrovizion Integradora, dedicada a la producción, comercialización y exportación de productos agrícolas. Ade- más, “tiene fuertes inversiones financieras y en el negocio inmobiliario”. La narcopolítica Grupo Viz, la empresa insignia de Jesús Vizcarra, ha estado siempre en la polé- mica. El periódico El Noroeste dio a co- Peña. Apoyo político 18 1744 / 4 de abril de 2010 Reino.indd 18 4/2/10 8:44 PM
  17. 17. N A R C O T R Á F I C O /S I N A L O A Benjamín Flores dar que ha sido dirigente empresarial esta- caldía y ahora busca el gobierno del estado. tal y nacional, y que ha presidido el Con- sejo Nacional Agropecuario, se menciona Deslinde su paso por la Cámara de Diputados entre 2003 y 2005. Chuy Vizcarra vive otra paradoja como En esa época, sus lealtades estaban di- priista que sale en defensa del gobierno del vididas entre el PRI y el foxismo. Vizca- PAN. Ante las acusaciones en su contra, se rra apostó por la jefa del SNTE cuando el cobija en la administración de Felipe Calde- entonces presidente del PRI, Roberto Ma- rón, que se ha dedicado a recabar informa- drazo, disputaba el control de los votos del ción sobre sus actividades empresariales y partido en la Cámara de Diputados con la sus supuestos vínculos con el narcotráfico. entonces secretaria general y coordinadora Vizcarra aboga abiertamente por “la de la bancada priista, Elba Esther Gordillo. estrategia” antinarco del gobierno federal Identificado claramente como uno de en Sinaloa y rechaza las severas críticas del los diputados elbistas, el empresario y po- diputado del PAN Manuel Clouthier, quien lítico sinaloense apoyó la reforma fiscal en entrevista con Proceso (1737) acusó a de Vicente Fox. El respaldo no fue gra- Calderón de haber sido omiso y negligen- tuito: Vizcarra fue nombrado presidente te para enfrentar el narcotráfico en Sinaloa, de la Comisión de Recursos Hidráulicos lo que consolidó al estado como modelo de con el apoyo del PAN. Incluso, el propio “narcopolítica” en México. Fox y su secretario de Agricultura, Javier En entrevista con Proceso, realizada Usabiaga –productor agropecuario y aho- en marzo pasado en Culiacán unos días ra diputado federal por Guanajuato– pro- antes de su registro como precandidato del movieron su llegada a San Lázaro, con el PRI, Vizcarra negó que exista “narcopolí- Aguilar Padilla. Socio del Grupo Viz aval de Juan Millán Lizárraga, entonces tica” en Sinaloa: “No, definitivamente eso gobernador de Sinaloa. no es así. Aquí hay que ver quién tiene res- dieron haber tomado el mal camino. Lo que El apoyo de Millán fue circunstan- ponsabilidad y a quién hay que exigirle”. respondí, respondo y responderé es que ja- cial. Ahora impulsor de Mario López Val- –¿Se equivoca entonces el diputado más he cometido hecho ilícito alguno.” dez como principal contrincante de Vizca- Clouthier? –Pero usted estuvo en aquella re- rra en las elecciones para gobernador, el –Depende de qué sea. A quién y qué unión con él y otras personas acusadas exgobernador reveló que Usabiaga y Fox le reclama. de narcotráfico. le hicieron saber su interés en que Vizca- –Le reclama a Calderón no actuar en –Pude haber estado. Pero desde que te- rra llegara a la Cámara de Diputados, se- Sinaloa. nía ocho años de edad estoy trabajando. Y gún publicó el periódico El Noroeste en –Yo creo que el presidente está hacien- no en el lugar que estoy. Mi empresa no noviembre de 2009. do un esfuerzo muy importante a nivel na- nació en el nivel que está. Pude haber es- Millán justificó el apoyo que le dio a cional. Ningún presidente en los últimos tado en algunos lugares donde pudo haber Vizcarra porque Usabiaga y Fox le dijeron sexenios se había decidido a entrar. Podrá estado gente que pudo tener un diferente que eran “muy amigos” del político ahora haber muchas opiniones, pero él ha estado comportamiento. Pero yo jamás he tenido bajo sospecha. De paso, comenta, le dije- trabajando mucho para enfrentar a la de- contacto con ese tipo de actividades ni ten- ron que los diputados panistas garantiza- lincuencia. El Ejército ha estado trabajan- go ni tendré, ni con gente que se dedica a ban la presidencia de la Comisión de Re- do intensamente. La Policía Federal tam- actividades ilegales. cursos Hidráulicos para Vizcarra. bién. Un problema de décadas no se va a –¿Nunca ha estado en contacto con es- Un año antes de que acabara la LIX Le- resolver en un año. tos grupos? gislatura federal, Vizcarra abandonó la Cá- –Pero en el caso del operativo en Sina- –Yo jamás he tenido nada que ver en mara de Diputados para irse al gobierno de loa ya son casi tres años y la violencia se nada ilegal en mi vida. De eso puede estar Jesús Aguilar Padilla. De ahí saltó a la al- ha incrementado. Por eso se habla de un seguro todo el mundo. fracaso de la “estrategia”. –¿Que opina de El Chapo? Octavio Gómez –Yo no lo mediría así. Si la pregunta es –Yo respeto a las demás personas. Esa si ha habido más muertos, sí. Si la pregunta es mi premisa. Podemos no estar de acuer- es si está incidiendo en mermar las fuerzas do en muchas cosas, con las actividades de la gente que está en el narcotráfico, yo ilegales; pero entiendo las circunstancias creo que sí ha ayudado la estrategia federal. que puede tener cada persona y en cada Sinaloa padece desde finales del año tiempo. Yo no voy a estar a favor de la ile- pasado una oleada de violencia por las galidad, jamás; pero entiendo circunstan- disputas entre los exsocios de la llamada cias y respeto a la gente. Federación sinaloense encabezada por El –¿El narcotráfico ya es una forma de Mayo y El Chapo, quienes buscan expul- ser en Sinaloa? sar del estado a las organizaciones de los –Hoy tiene una enorme influencia en Carrillo Fuentes y los Beltrán Leyva. Es- algunos círculos. te enfrentamiento ha causado 600 muer- –Productivos, sociales… tes tan sólo entre enero y marzo pasados. –Sí, en algunos de ellos. “Lo único que sé sobre eso es lo que leo –¿Políticos? en los diarios”, dice Vizcarra, quien recha- –Creo que no. Creo que no. Sin embar- za cualquier relación con El Mayo, su ale- go… yo creo que no. Sinceramente, esa cir- gado socio: “Aquí, la mayoría de los sina- cunstancia pienso que no se ha dado en Si- loenses pudo haber conocido a gente en la naloa… Sin embargo, yo sólo metería las escuela, el deporte o en la colonia, que pu- manos por mí, indudablemente. Gordillo. Impulsora de Chuy 1744 / 4 de abril de 2010 19 Reino.indd 19 4/2/10 8:44 PM
  18. 18. Procesofoto Patricia Dávila Ramírez Leyva, de 15, era primo de estos veladoras ardieron toda la noche. Así los últimos. Además cayó Sergio González Lu- alcanzó la mañana. P UEBLO NUEVO, DGO.- La na, de 16 años. El lunes 29 de marzo, a las 11:00, un capilla de la virgen de Guada- Los jóvenes, habitantes del ejido El sacerdote enviado de El Salto, la cabece- lupe fue su sala funeraria. No Aval, viajaban en una camioneta pick up ra municipal, ofició las honras fúnebres. hubo féretros. Frente al altar, rumbo a la comunidad de Los Naranjos. Acudió la mayoría del pueblo. De ahí, los sobre sarapes colocados a lo Un kilómetro antes de llegar a su desti- hombres cargaron los cuerpos hasta el ce- ancho del piso, tendieron los no fueron emboscados por un grupo de menterio. Para llegar recorrieron una vere- amortajados cuerpos de los aproximadamente 20 presuntos zetas. Ha- da de aproximadamente un kilómetro has- siete menores de edad y de los tres jóve- bitantes de El Salto comentan que algunos ta alcanzar la cima de un cerro, bajo los nes asesinados el domingo 28 de marzo. de los agredidos, supuestamente vincula- fuertes rayos del sol que pegaban a 33 gra- Las madres unieron con vendas los desin- dos con el cártel de Sinaloa, llevaban tres dos centígrados. tegrados cuerpos de sus hijos. armas y repelieron el ataque durante más En el panteón sólo se cavaron dos fo- Así, tendidos en el piso, cuatro cuer- de una hora, pero no “aguantaron”. En la sas: en una fueron enterrados Pedro, Láza- pos fueron cubiertos por una brillante tela zona los ajustes entre familias se han agu- ro y Carlos; en la otra, Yolanda, Iván, Erika, de satín color púrpura. Los otros seis, por dizado desde hace dos años, tras la incur- Margarito, Juana Francisca, Yesenia y Ser- sábanas blancas. No había más. sión de Los Zetas en esta región. gio. Puños y paladas de tierra cubrieron los Yolanda, Iván, Erika y Margarito Ortega Al templo, los restos llegaron como a mantos blanco y púrpura que envolvían los Rueda, de 19, 17, 11 y 13 años, respectiva- las tres de la tarde, cuatro horas después cuerpos. A lo largo de las tumbas se coloca- mente, eran hermanos; también Juana Fran- del ataque. ron 10 pequeñas cruces hechas con ramas cisca y Yesenia Sarabia Mancinas, de 17 y Sobre los cuerpos, sus parientes colo- secas. Apenas sobresalían entre las bugam- 15; lo mismo que Pedro y Lázaro Leyva Ca- caron ramos de bugambilias y alcatraces bilias que adornaban los sepulcros. brera, de 21 y 19 años, mientras que Carlos bancos. A su alrededor, las llamas de 22 Durante el entierro no hubo lágrimas. 20 1744 / 4 de abril de 2010 Durango.indd 20 4/2/10 8:29 PM
  19. 19. NARCOTRÁFICO / DURANGO Emboscada, enfrentamiento, venganza, lo cierto es que los 10 adolescentes y jóvenes acribillados el domingo 28 en un remoto paraje duranguense de la Sierra Madre Occi- dental se unen a la enorme lista de víctimas de la guerra d del narco en esa región, que forma parte del llamado T Triángulo Dorado de la producción de drogas. La re- portera y el fotógrafo de Proceso llegaron hasta el p casi inaccesible lugar de los hechos para recoger el t testimonio de las autoridades y de los pobladores, v víctimas de la lucha sin cuartel por el territorio entre los recién llegados zetas y las huestes del cártel de Sinaloa. Parecía que en las madres se agotaron el tunidades, estaban congregadas en este úl- comenzaron a angustiarse. Sus hijos ha- día anterior. Sólo miradas extraviadas so- timo poblado para cobrar el apoyo econó- bían quedado en encontrarlas después de bresalían de sus rostros endurecidos. mico. A las nueve de la mañana empezaron que ellas cobraran, comentan a Proceso al El Aval, distante 30 minutos de Los a hacer fila para esperar el helicóptero que término del servicio fúnebre. Naranjos en vehículo o a 90 minutos a transporta a los pagadores de Oportunida- pie, es una pequeña localidad con ape- des y Telecom. No esperaron mucho, me- Los testimonios nas 12 casitas con techo de tejabán y mu- dia hora después empezó la entrega. ros de adobe. En ellas habitan 20 familias, Todo era normal, hasta que escucharon “Mis hijos me dijeron que iban a venir; ya aproximadamente 200 personas. A su vez, el estallido de una granada y el sonido de los estaba esperando. Por eso, cuando es- en Los Naranjos viven 600 personas, de las ráfagas. cuché la balacera salí corriendo y subí por las cuales 160 son niños y 40 jóvenes. El El pago de Oportunidades ya había el monte. Cuando llegué todavía estaban resto, hombres y mujeres por partes igua- concluido. Desconcertadas, las señoras no tirando. Aun así intenté pasar hasta la ca- les. En total son 85 familias. sabían si refugiarse en el salón de la escue- mioneta, porque yo quería ver a mis hijos. Para llegar a estos lugares, ubicados la o salir al llano. Los pagadores corrieron Los hombres me gritaron que me parara; dentro de una quebrada y al inicio de un ca- hacia el helicóptero. El piloto ya había en- intenté regresar, dispararon hacia mí y me ñón de la Sierra Madre Occidental, desde cendido el motor y despegó de inmediato. detuve. Luego me ordenaron que abriera la la cabecera municipal, se requieren seis ho- Hombres, mujeres y niños estaban puerta de la camioneta. Cuando abrí, lo pri- ras manejando un vehículo 4x4. Este es el aterrados. mero que veo es a mi nieto, lleno de sangre. camino más corto. En helicóptero, salien- A un kilómetro, por el camino que une Lo agarré en brazos y me fui corriendo.” do del mismo punto, se llega en 15 minutos. a Los Naranjos con El Aval, se escuchaba El relato lo hace Florentina Cabrera El día de la agresión, como cada dos el tiroteo, incluso se veía la “polvareda” Medrano, mamá de Pedro y Lázaro. Ella meses, las 10 mujeres de El Aval y las 65 de que levantó el estallido de la granada. En recuerda que mientras rescataba a su nie- Los Naranjos, afiliadas al programa Opor- Los Naranjos, cuatro mujeres de El Aval to Martín Vega Ortega, de apenas 10 me- 1744 / 4 de abril de 2010 21 Durango.indd 21 4/2/10 8:30 PM
  20. 20. NARCOTRÁFICO / DURANGO El fin de la cacería Miranda ses, una de las balas alcanzó a rozarle el glúteo derecho. En rdo Fotos: Edua ese momento se percató de que en la cabina de la camio- neta había otro bebé. “No pu- de agarrarlo. Estaba abraza- do de Erika, aunque ella ya estaba muerta”. Después se enteró de que se trataba de Armando Antonio Sarabia Aragón, hijo de Yolanda. “Veía a mi nieto san- grando y corrí todo lo que pude para ponernos a sal- vo”, señala. Después de hora y media de tiroteo, los es- truendos de las armas de p pronto dejaron de escu- charse. Sicarios vesti- d dos con traje tipo militar, chaleco negro y pasamontañas amenazaban a la población: “Vamos a regresar y los va- mos a matar”, gritaban, mientras se apodera- El granadazo ban del pueblo, comenta Florentina Cabre- ra Medrano. 22 1744 / 4 de abril de 2010 Durango.indd 22 4/2/10 8:30 PM
  21. 21. Escape imposible Todos, hombres, mujeres y niños, a hablar. “Tengo coraje –confiesa–. Sabía que en ese entonces la señora Estela y su abandonaron sus casas y salieron de Los que mis hijas iban a venir, por eso cuando familia vivían en el poblado El Campamen- Naranjos. Dispersos, corrieron rumbo al escuché la balacera presentí que eran ellas”. to al que, desde Los Naranjos, en vehículo monte. Ahí, asustados, se escondieron du- –¿Por qué pensó que se trataba de un se llega en hora y media. Ahí vivieron hasta rante dos horas. Cuando la gente se perca- ataque a sus hijas? junio de 2009, cuando un grupo de sicarios tó de que los sicarios se habían ido empezó –Presentí que eran ellas. No somos se apoderó del pueblo y quemó su casa con a bajar, coinciden los lugareños, y preci- muchos los que vivimos ahí. todo lo que tenían, incluyendo las parcelas. san que hasta ese momento pudieron subir –¿Tenía miedo? Algunos lugareños señalan que en El a El Aval por los cadáveres. –No había miedo, lo que tenía era co- Campamento había 50 casas habitadas, pero –¿Quién venía dentro de la cabina? raje. No supe hasta qué hora pude acercar- las familias optaron por emigrar antes que ha- –Sergio venía manejando. A un lado me a mis chiquitas. Apenas tenían 15 y 17 cer frente al grupo que, aseguran, es de zetas. estaban Erika y Yolanda. En la cabina de años, estaban estudiando secundaria aquí Anastasia Sarabia es abuela de Yolan- atrás iban Juana Francisca y Yesenia. Mis en Los Naranjos. da, Iván, Erika y Margarito. Con dificultad hijos, Lázaro y Pedro, estaban en la caja de Esto es todo lo que la señora Estela camina, pero aún así bajó hasta Los Na- la camioneta, junto con Carlos, Margarito acepta platicar a la reportera. ranjos a velar los cuerpos de sus nietos. e Iván, dice la señora Cabrera. Información publicada en periódicos lo- Entrevistada mientras descansa, sen- –¿Fue una venganza? –le pregunta la cales anteriormente da cuenta de que no es la tada a la sombra de un muro de la capi- reportera. primera pérdida que sufre doña Estela. Dos lla, platica: –Tenían problemas desde hace muchos, de sus hijos: Justo y Armando Sarabia Man- “Aquí vivo desde junio del año pasa- muchos años, por cosas que pasaban antes. cinas, de 26 y 20 años, respectivamente, fue- do. Yo vivía en El Campamento y nos sa- –¿Qué cosas? ron asesinados el 22 de febrero del año pasa- limos huyendo del peligro. Ahora dicen –Problemas… problemas... do. Un grupo de sujetos los ejecutó a balazos que El Campamento está solo… Yo pien- Entrevistada fuera de la capilla en la en el interior de su camioneta, una Ford pick so que mataron a los muchachos por envi- que fueron tendidos los 10 cuerpos, la seño- up con matrícula del estado de Texas. Esto dia, porque ellos podían andar por todos ra Estela Mancinas Partida, mamá de Jua- ocurrió en El Salto, la cabecera municipal. lados, eran chiquillos de escuela, estaban na Francisca y Yesenia, es la más renuente Las versiones periodísticas destacan en la secundaria. 1744 / 4 de abril de 2010 23 Durango.indd 23 4/2/10 8:30 PM

×