(NOTAS) 
-La “nueva sociedad” de Cristina Kirchner: 
reingeniería social al estilo Zapatero 
--Ideología de Género: Caball...
Voluntaria del Embarazo, han contribuido en gran medida al fomento de la ideología 
de género en España. 
Los orígenes 
S....
Pues “una de las cuestiones que más se propone a los niños y jóvenes en la actualidad es el asunto dela 
sexualidad. Desde...
Las consecuencias 
El documento advierte de las consecuencias que la ideología de género tiene para la sociedad. La primer...
Entre ellas, cabe destacar términos como el propio ‘género’ en lugar de ‘sexo’. En esa línea, ‘embarazo no 
deseado’ o ‘in...
La ideología de género que pretende imponer en todo el mundo el movimiento 
feminista radical con la colaboración del movi...
propugnando la "dirección" antes que el "dominio", hasta lograr una hegemonía en el pensamiento. Para 
ello, propuso elabo...
En cuanto a la "revolución cultural" en general, Gramsci propone un movimiento de pinzas bien 
sincronizado, mediante el c...
Esto nos recuerda la idea gramscista de que el hombre se construye a sí mismo. Simone de Beauvoir -una 
famosa feminista- ...
el aborto, que se convierten en un medio para alcanzar la "igualdad de género". La pregunta clave aquí es: 
¿por qué si lo...
mujer en las suyas la ternura, la delicadeza. El hombre por lo general aporta una buena dosis de 
racionalidad en las cosa...
concepto de naturaleza humana. Pero no es una negación racional, en virtud de que se tienen nuevos datos 
científicos, sin...
masculina, y se reprime y discrimina a personas homosexuales que asumen abiertamente su deseo. Ambas 
prácticas están teñi...
las personas, sino que los dan los Estados. 
2) Son universales, se pueden aplicar a todos los seres humanos (mientras exi...
por la ONG Gurises Unidos y el Plan CAIF. 
A nivel de los medios masivos de "comunicación": 
- Utilizar estos medios para ...
Klan pidiendo que se queme vivos a los gays o se los castre; pastores fanáticos del sur que babean de odio 
histérico hast...
El día 13, el presidente de la Sociedad de Integración Gay Lésbica, le contestó -también en La Nación- al Dr. 
Bergadá rec...
enfrento solo al gigante y liberó a su pueblo. 
El caso fue conocido por la BBC de Londres, que terminó aliándose con Mone...
[6] Jorge Scala, "Género y Derechos Humanos", Ed. Promesa. 
[7] Jorge Scala, op. cit. 
[8] Enrique Santos Discépolo, tango...
[29] http://www.convencion.org.uy/menu4-335.htm 
[30] Aceprensa, Servicio 56/99 (www.aceprensa.com). Michael Medved, estad...
Kirchner ha manifestado que “está construyendo una nueva sociedad”. El 21 de julio de 2010, en un acto 
público, promulgó ...
sería más grave, por ejemplo, matar a un gay que a un varón heterosexual por el hecho de serlo o por otro tipo 
de odio”. ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

La “nueva sociedad” de Cristina Kirchner: reingeniería social al estilo Zapatero- (NOTAS)

496 visualizaciones

Publicado el

¿Qué se esconde detrás de la ideología de género que los gobiernos (por ejemplo el de Zapatero en España) han enarbolado como su principal bandera y caballo de batalla? ¿Cuáles son sus orígenes y características, cómo actúa en la vida cotidiana y cuáles son sus consecuencias?
Las respuestas a estas preguntas vienen contenidas de forma resumida en un documento elaborado por S.O.S. Familia, del cual se han publicado 20.000 ejemplares.
Las conclusiones de ese documento apuntan como objetivo y consecuencias de la ideología de género a la abolición del matrimonio, la familia, la maternidad y la religión.
Cabe recordar que, en ese sentido, las leyes socialistas como la del matrimonio homosexual; contra la violencia de género; divorcio ‘exprés’; Educación para la Ciudadanía; Reproducción Asistida; de rectificación registral de la mención relativa al sexo; Investigación Biomédica; o Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, han contribuido en gran medida al fomento de la ideología de género en España.

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
496
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
4
Acciones
Compartido
0
Descargas
5
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

La “nueva sociedad” de Cristina Kirchner: reingeniería social al estilo Zapatero- (NOTAS)

  1. 1. (NOTAS) -La “nueva sociedad” de Cristina Kirchner: reingeniería social al estilo Zapatero --Ideología de Género: Caballo de Troya Cultural --Lo propio de la ideología de género y sus objetivos: abolir el matrimonio, la familia, la maternidad y la religión Diciembre 13, 2010 | Por actitud-jovenesprovida | ¿Qué se esconde detrás de la ideología de género que los gobiernos (por ejemplo el de Zapatero en España) han enarbolado como su principal bandera y caballo de batalla? ¿Cuáles son sus orígenes y características, cómo actúa en la vida cotidiana y cuáles son sus consecuencias? Las respuestas a estas preguntas vienen contenidas de forma resumida en un documento elaborado por S.O.S. Familia, del cual se han publicado 20.000 ejemplares. Las conclusiones de ese documento apuntan como objetivo y consecuencias de la ideología de género a la abolición del matrimonio, la familia, la maternidad y la religión. Cabe recordar que, en ese sentido, las leyes socialistas como la del matrimonio homosexual; contra la violencia de género; divorcio ‘exprés’; Educación para la Ciudadanía; Reproducción Asistida; de rectificación registral de la mención relativa al sexo; Investigación Biomédica; o Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción
  2. 2. Voluntaria del Embarazo, han contribuido en gran medida al fomento de la ideología de género en España. Los orígenes S.O.S. Familia sitúa los orígenes de “la irrupción pública de las ideas de la ideología de género” en el marco histórico de “la revolución sexual y cultural de la Sorbona, de mayo de 1968”. Descendiente de las revoluciones protestante, francesa y comunista, mayo del 68 representó “un gran éxito como escenario propagandístico del lanzamiento de las más radicales corrientes del liberalismo sexual”, dice el documento. Con su expansión a las universidades de Estados Unidos, el fenómeno fue detalladamente analizado en estudios que intentaban ‘demostrar’ que “la diferenciación de roles que el hombre y la mujer representan en la sociedad es una ‘construcción social’, una imposición de la cultura dominante”. Expresiones propagandísticas de ese fenómeno como “está prohibido prohibir”; “cuanto más hago el amor, más ganas tengo de hacer la revolución, cuanto más hago la revolución, más ganas tengo de hacer el amor”; “el matrimonio es la cárcel para el amor”; o “lo sagrado: ahí esta el enemigo”, definen muy bien el caldo de cultivo para la ideología de género que estaba por venir. Finalmente, el término ‘género’ para referirse a la identidad sexual de las personas fue acuñado en la Conferencia Internacional sobre la Mujer celebrada en Pekín en 1995, recuerda el informe. Los diferentes organismos de Naciones Unidas y la propia Unión Europea han acabado por adoptar también esta ideología. En la vida cotidiana La ideología de género se ha introducido de tal manera en la sociedad que es llevada a la práctica en muchas facetas de la vida cotidiana de las personas, afectando especialmente a los más pequeños ya en el proceso educativo. “¿Qué se enseña hoy en los colegios? ¿Qué circula en los medios de comunicación o forma parte de los programas de gobierno y de los organismos internacionales?”, se pregunta S.O.S. Familia.
  3. 3. Pues “una de las cuestiones que más se propone a los niños y jóvenes en la actualidad es el asunto dela sexualidad. Desde la más temprana edad, el ambiente social, los colegios, la televisión, Internet y los entretenimientos comienzan a sugerir y presionar al niño –muchas veces por medio de bromas– para que él se inicie en las fruiciones relacionadas con el sexo”, responde el documento. Y es que “la ideología de género defiende que las diferencias entre el hombre y la mujer son construcciones culturales; una práctica social, independiente del sexo. El género –y no el sexo– caracteriza al ser humano. Género que cada uno escoge libremente y cada vez que lo prefiera”. Sexualidad polimorfa En definitiva, aunque la ideología de género reconoce que existe el sexo biológico, “esto no es determin ante en la vida ni en la personalidad […] El hombre y la mujer no alcanzarán su liberación y su felicidad en cuanto no procedan de acuerdo a lo que más les atraiga en cada momento, sin llevar en cuenta los roles que artificialmente la sociedad hasta ahora les ha impuesto”. La ideología de género parte de la base de que a lo largo de la historia la mujer ha sufrido la explotación y el dominio por parte del hombre y ella “debe rebelarse contra este abuso y transformarse en fuerza propulsora de la revolución libertaria”. Por todo ello, “es necesario abolir las propias identidades femenina y masculina, subordinadas al sexo biológico, y que las personas se dejen llevar por sus múltiples y variables orientaciones sexuales”, explica el documento. “Los seres humanos tienen –según esta ideología– un mismo género que puede manifestarse como heterosexual, homosexual, lesbiana, bisexual, etc. Es lo que llaman una sexualidad polimorfa que permitiría un auge de placer, según los deseos del momento y que acabaría con toda dominación y desigualdad humana”, advierte S.O.S. Familia.
  4. 4. Las consecuencias El documento advierte de las consecuencias que la ideología de género tiene para la sociedad. La primera de ellas es sobre “la familia de siempre, fundamentada en el matrimonio, […] la primera de las instituciones que es necesario destruir, o deconstruir”, según los defensores de esas teorías. La familia es culpable, según esta ideología, de “imponer artificialmente los roles masculino y femenino a los hijos que educa”, por lo que se ve, un grave delito que hay que erradicar. La maternidad es el segundo peligro para esta corriente de pensamiento. “La figura de la madre constituye el auge de la sumisión y de la represión sexual que no debe existir. Es necesario liberar a la mujer de la maternidad por medio de los anticonceptivos y del aborto”. Eso es al menos lo que piensan sus defensores. Además, “el lesbianismo se presenta como una relación ideal por no involucrar dominio del hombre sobre la mujer, ni posibilitar la procreación. La ideología de género propone otras vías de reproducción para la perpetuación de la especie”, que tienen que ver con la reproducción artificial en el mejor de los casos. El tercer peligro a erradicar para los ideólogos de género es la religión, “la causa principal de opresión de la mujer”, tal como denuncia S.O.S Familia. “La religión es una invención humana y los principales credos han sido inventados para oprimir a la mujer”, piensan los ideólogos de género. Según la ‘teóloga’ del feminismo Elisabeth Schussler, “los textos bíblicos no son revelados sino una formulación histórica. La teoría feminista insiste en que las Sagradas Escrituras son fruto de una cultura patriarcal”, advierte el documento. Las ‘palabras-talismán’ La ideología de género, falta de un razonamiento ordenado, claro y simple, que a buen seguro “provocaría un gran rechazo en la opinión pública”, recurre a técnicas de manipulación del lenguaje que conforman el llamado ‘trasbordo ideológico inadvertido’, de efectos tan o más persuasivos. Son las llamadas ‘palabras-talismán’, que suelen despertar “impresiones, emociones, simpatías o antipatías que los medios de comunicación ponen de moda”.
  5. 5. Entre ellas, cabe destacar términos como el propio ‘género’ en lugar de ‘sexo’. En esa línea, ‘embarazo no deseado’ o ‘interrupción del embarazo’ sustituyen a la eliminación del hijo en el vientre materno a través del aborto. ‘Salud sexual y reproductiva’ y ‘sexo seguro’ para justificar los ataques a la vida mediante el uso de preservativos, anticonceptivos, abortos, etc., son otras palabras clave utilizadas por la ideología de género. Lo mismo que ‘orientación sexual’ y ‘homofobia’, son palabras talismán para defender las conductas homosexuales y lésbicas; o ‘violencia de género’ para culpar al sexo masculino de subyugar a la mujer. “Pareja’, para evitar el sentido heterosexual que tienen las palabras matrimonio o esposos; o ‘modelos de familia’, que cambia el único sentido que tiene el término familia, por otros tipos de uniones. Otras palabras-talismán empleadas por la ideología de género son ‘sexismo’, ‘feminismo’ y ‘machismo’; o ‘educación sexual’, ‘Educación para la ciudadanía’, o ‘Plan de Salud Sexual y Reproductiva’, todos ellos términos empleados para enmascarar un programa de iniciación precoz de los niños en el sexo, con el consabido adoctrinamiento de género. fuente: Forum Libertas http://blogsdelagente.com/actitud-jovenesprovida/2010/12/13/lo-propio-de-la-ideologia-de-genero-y-sus-objetivos- abolir-el-matrimonio-la-familia-la-maternidad-y-la-religion/ Ideología de Género: Caballo de Troya Cultural Autor: Ing. Agr. Álvaro Fernández | Fuente: esposiblelaesperanza/autorescatolicos Hoy urge defender la verdad respetando a las personas, pero sin que ese respeto se convierta en complicidad con el error, que es nuestro único enemigo
  6. 6. La ideología de género que pretende imponer en todo el mundo el movimiento feminista radical con la colaboración del movimiento lésbico-gay tiene, como toda ideología, un objetivo político bien definido: llevar a su movimiento al poder, para dominar y someter a quienes -según estas personas- lo detentan hoy en día: los Ideología de Género: Caballo de Troya Cultural hombres heterosexuales. Antes de entrar de lleno en la Ideología de Género, quisiera llamar la atención sobre el marxismo de Gramsci, a mi modo de ver, íntimamente relacionado con el tema. Marx fue el primero en decir que toda la historia es una lucha de clases de opresor contra oprimido, que se resolverá sólo cuando los oprimidos se alcen contra sus opresores e impongan una dictadura del proletariado. Engels, llevó esta lucha de clases al matrimonio monogámico, donde -según él- el hombre es el burgués y la mujer el proletario. "Conviene, por consiguiente -dice Engels-, acabar con el matrimonio monogámico, y liberar a la mujer de los cargos de la familia, de la maternidad, del marido, etc. para que pueda dedicarse a la producción en la sociedad industrial". Estrategia gramscista Pero fue Gramsci, quien elaboró una sutilísima estrategia, que adoptaron con inusitada eficacia los ideólogos de género. De acuerdo con el Prof. Eduardo Martín Quintana[1], Antonio Gramsci fue un habilísimo marxista italiano que captó el problema que suponía reducir el marxismo a mera economía y lucha de clases. La originalidad de su planteo reside en que trabajó sobre las "superestructuras" -lo que normalmente llamamos cultura-sin desligarlas de la "estructura" -los medios de producción y las relaciones de trabajo-. Según el Prof. Rafael Gambra[2], "para Gramsci las ideas y creencias no son simple emanación pasajera de la economía, sino que poseen una realidad que constituye la cultura en que cada hombre y cada pueblo vive inmerso". Así, Gramsci elaboró una filosofía de la praxis mucho más integral que la de la mayoría de los marxistas. Como consecuencia, mientras muchos marxistas no lo comprendieron, se apropiaron de su estrategia tanto socialdemócratas como reformistas y progresistas, que la utilizaron -y la utilizan- para disolver los valores de la sociedad del siglo XX[3]. Gramsci entendió que para llevar a buen puerto la revolución, era necesario conqui star la conciencia individual, y para ello, era imprescindible demoler: - La religión - La Iglesia Católica - La filosofía realista - El sentido común - La familia. Pero esto no debía hacerse para Gramsci mediante la fuerza bruta o la imposición mil itar, sino
  7. 7. propugnando la "dirección" antes que el "dominio", hasta lograr una hegemonía en el pensamiento. Para ello, propuso elaborar una pedagogía de masas, con la finalidad de establecer una reforma "intelectual y moral", tanto de los intelectuales como del pueblo. Los instrumentos para ello serían: - La escuela de monopolio estatal - El periodismo - Los medios masivos de comunicación social. De acuerdo con el Prof. Gambra(4), "El medio en que esta metamorfosis puede realizarse es el pluralismo ideológico de la democracia, que deja indefenso el medio cultural atacado, porque en ella sólo existen "opiniones" y todas son igualmente válidas. La labor se realizará actuando sobre los "centros de irradiación cultural" (universidades, foros públicos, medios de difusión, etc.) en los que, aparentando respetar su estructura y aún sus fines, se inoculará un criticismo que les lleve a su propia destrucción." Si se logra infiltrar la democracia y el pluralismo en la propia Iglesia (que tiene en esa cultura el mismo papel rector que el Partido en la marxista), el éxito será fácil. La democracia moderna será como una anestesia que imposibilitará toda reacción en el paciente, aun cuando esté informado del sistema por el que está siendo penetrada su mente." De acuerdo con el Prof. Quintana[5], el objetivo de esa profunda reforma "intelectual y moral" planteada por Gramsci, es obtener un nuevo arquetipo humano, en virtud de que el intelecto y la ética han sido las bases de la cultura occidental. Por tanto, para conquistar la conciencia individual, Gramsci intentará insertar en su inmanentismo ateo y materialista, la subjetividad humana. Con lo cual estaríamos ante un modelo de hombre que "se construye a sí mismo". Efectivamente, según el propio Gramsci "conocerse a sí mismo quiere decir ser lo que se es, quiere decir ser dueño de sí mismo, distinguirse, salir fuera del caos, ser elemento de orden, pero del orden propio". En otras palabras, yo soy lo que quiero ser. Gramsci propone así la destrucción del concepto cl ásico de verdad como adecuación del entendimiento a la realidad, para reafirmar la deificación del movimiento y del devenir en sentido marxista, donde la verdad se crea, se hace. Gramsci no cree que las ideas por sí solas, logren convencer a nadie, si antes no se trabaja sobre la conciencia individual criticando y -demoliendo- los fundamentos del realismo y del sentido común. En este sentido, destaca la importancia fundamental de la cultura de la imagen, que ataca más a lo emocional que a lo racional. Otro punto central del pensamiento de Gramsci, es la negación de la naturaleza humana individual y la traslada a un ente colectivo. Para Gramsci, la naturaleza humana no puede ser hallada en ningún hombre en particular, sino en toda la historia del género humano. Dicho de otra forma, el hombre es el género humano que se manifiesta en el devenir de la historia. Por eso, una de las pretensiones de Gramsci es planificar un "género humano mundialmente unificado". La estrategia educativa de Gramsci consiste crear una escuela "niveladora", que tiende a "disciplinar y obtener un conformismo" con los principios y el sistema de la filosofía de la praxis. O lo que es lo mismo, la escuela se utiliza para "lavar el cerebro del alumnado expurgándole la concepción del mundo familiar y ambiental".
  8. 8. En cuanto a la "revolución cultural" en general, Gramsci propone un movimiento de pinzas bien sincronizado, mediante el cual, al tiempo que se utiliza la cultura, se van destruyendo una a una todas sus dimensiones, y se las va sustituyendo por otras. Según el Prof. Quintana, la trascendencia religiosa se sustituye por el inmanentismo ateo, la filosofía especulativa por la filosofía de la praxis y la ética personal por la sumisión a la reforma moral. Su objetivo final era lograr una sociedad sin clases regulada por el nuevo príncipe, el Partido Comunista. En resumidas cuentas, todo se reduce de alguna manera, a meter un Caballo de Troya cultural para, cambiando las costumbres, lograr un objetivo político. Ideología de género A continuación, veremos que es la ideología de género, y se podrá apreciar el paralelismo de ésta con la estrategia gramsciana. De acuerdo con el Dr. Jorge Scala[6], la ideología de género es "atea y antitea. Reconoce a Dios y pretende combatirlo. Niega por principio la naturaleza de las cosas y de las personas, porque reconocer la naturaleza lleva -necesariamente- a referirse a Su Autor y a las leyes que Él ha impuesto a ésta". La táctica que utiliza la ideología de género, consiste en un movimiento de pinzas, que utiliza como instrumentos tanto a la educación formal, como a los medios masivos de comunicación social, y tiene tres etapas fundamentales: 1) utilizar palabras del lenguaje común cambiando su contenido en forma subrepticia; 2) bombardear a la opinión pública -a través de la escuela y los medios de comunicación- utilizando la palabra vieja, pero acercándose cada vez más al nuevo significado; 3) finalmente la gente acepta el antiguo término con el nuevo contenido. Un ejemplo: si hablamos de "pareja", ¿en qué pensamos? ¿En unos novios?; ¿en unos esposos?; ¿en una pareja de gays o lesbianas? La palabra "pareja", se comenzó a utilizar con impresionante frecuencia en los últimos años, principalmente en sustitución de la palabra "matrimonio", hasta llegar a sustituirla. Con ello se han logrado tres objetivos fundamentales: - Desestigmatizar el concubinato, que ya no existe porque ahora se le llama pareja; - Hacer desaparecer el término matrimonio de buena parte de los mass-media como etapa previa a la destrucción de la propia institución matrimonial; - Que en la percepción de las masas se tienda a homogeneizar todo tipo de parejas, ya sean estos concubinos, matrimonios o parejas homosexuales. Con la palabra género se ha hecho lo mismo. En el lenguaje común, cuando hablamos de "la mesa", es género femenino, y cuando hablamos de "el vaso", es género masculino. Pero se trata de cosas a las que arbitrariamente les asignamos un género masculino o femenino. Pues bien, los ideólogos de género, pretenden que las personas -que sólo existen como varón o mujer-, elijan arbitrariamente qué género quieren tener independientemente de su sexo biológico. Lo que buscan es que cada persona pueda construir libremente su sexo psicológico o género, con lo cual al incorporarse la palabra género al lenguaje común, se termina hablando de la autoconstrucción de la propia sexualidad[7].
  9. 9. Esto nos recuerda la idea gramscista de que el hombre se construye a sí mismo. Simone de Beauvoir -una famosa feminista- ha llegado a decir en este sentido que "No se nace mujer, llega una a serlo". Es cierto que nadie nace adulto; pero ello no quiere decir que la niña Beauvoir no tuviera los cromosomas XX desde que fue concebida... Esta autoconstrucción del género, significa que: - Cada uno puede interpretar como quiere qué es ser varón y qué ser mujer; - Cada uno puede elegir hoy y ahora qué quiere ser, varón o mujer, y cambiar cuantas veces quiera esa elección. A la construcción arbitraria de "género", le llaman "opción sexual". Pero además de la "opción sexual" personal, la sociedad influye el contenido que cada uno le da al género, y por eso se habla de género como "sexo socialmente construido". Esto significa que cada cultura concebiría subjetivamente qué es lo femenino y qué lo masculino. Por tanto, si el género se construye socialmente, no tienen sentido: - La complementariedad de los sexos - La heterosexualidad El matrimonio, sería tan solo una opción más, ni mejor ni peor que el concubinato, la homosexualidad, les relaciones ocasionales, la prostitución, el bestialismo, etc. Estos son algunos de los famosos "derechos sexuales y reproductivos" reivindicados por la ideología de género. El único límite estaría marcado por la violación de la libertad individual de un tercero -p. ej., en el caso de violación-. Pero cualquier otro límite impuesto a esta presunta "libertad", da lugar a los ideólogos de género a que hablen de "sexismo", que es precisamente la imposición por ley de algunos límites -caso de la esterilización o la pederastia-. En una suerte de razonamiento discepoliano -o más bien cambalachesco-, si cada uno construye su género, da lo mismo que sea heterosexual u homosexual, travestido o bisexual, transexual o transgénero: "todo es igual, nada es mejor, lo mismo un burro que un gran profesor"[8]. Así, cualquiera que afirme que las relaciones heterosexuales son las únicas naturales entre los seres humanos, y que por ende, se niegue admitir como normales las relaciones homosexuales será tildado de "homófobo", por tener fobia a la igualdad entendida como identidad. Como es natural, los ideólogos de género pretenden que el Estado brinde los medios para facilitar a cada persona la satisfacción de sus instintos sexuales sin correr riesgos de contraer SIDA o de embarazos "no deseados". Para muestra basta un botón: en Uruguay, el gobierno firmó en diciembre de 2002, un convenio con el BID por 45 millones de dólares, entre otras cosas para reforzar el reparto indiscriminado de anticonceptivos, preservativos y DIUs -estos últimos abortivos-. Este préstamo, se convirtió al día siguiente de ser otorgado, en una deuda que tendremos que pagar todos los uruguayos, estemos o no de acuerdo con dichas medidas. Según las feministas, la "desigualdad de género" se da cuando los varones se hacen cargo de la vida pública, el poder y el trabajo; y las mujeres de la vida privada y la procreación, la cual impide que estas mujeres puedan participar en la vida pública y tener poder. La conclusión es fácil: hay que eliminar a los hijos par a que no molesten y para que las mujeres puedan ganar posiciones de poder en la vida pública[9]. Esa es la razón por la cual consideran el embarazo como una enfermedad -alguna diputada uruguaya ha llegado a decir que el problema del embarazo adolescente es una "pandemia"- y están a favor de la anticoncepción y
  10. 10. el aborto, que se convierten en un medio para alcanzar la "igualdad de género". La pregunta clave aquí es: ¿por qué si los hombres no tienen que cargar con un embarazo nosotras tenemos que hacerlo? Es ta pregunta lleva implícita una negación de la naturaleza humana, típica de la ideología de género. De lo que se trata en definitiva, es de imponer una nueva antropología, que lleve a formar un nuevo tipo de hombre, al que se le pretenden cambiar radicalmente las pautas morales. Las coincidencias con Gramsci siguen apareciendo. Filosofía realista y sentido común La filosofía realista y el sentido común, eran vistos por Gramsci como los dos obstáculos más importantes a enfrentar -además de la Iglesia Católica, por supuesto-. Ahora bien, ¿qué es la filosofía realista? En muy apretada síntesis, podemos decir ante todo, que es la filosofía aristotélica, llevada a su máxima expresión por Santo Tomás de Aquino, diecisiete siglos después de la muerte de "el Filósofo". La filosofía realista, es aquella que parte de lo real, que entiende que las cosas que nos rodean son reales, y no una invención del sujeto. Así, para la filosofía realista lo primero conocido es el ente: la mesa, el vaso, la pared, todos son entes, de los cuales tenemos al menos un dato antes de saber qué cosas son: sabemos, antes que nada, que son, que tienen ser, de ahí la palabra ente: lo que es. Como viviente se dice del que vive, o cantante del que canta, ente se dice de lo que es. Y así como ente es lo que es, esencia es lo que la cosa es. Parece un juego de palabras, pero mientras ente es todo lo que existe, la esencia es lo que cada cosa es. Así es como varones y mujeres somos seres humanos, los varones con esencia de varón y las mujeres con esencia de mujer. Eso hace que la filosofía realista parta de lo evidente, que como tal, no se puede demostrar, sino sólo mostrar. Por ejemplo, es evidente que un niño recién nacido es un ser humano. Aunque no es tan evidente cuando está recién concebido, porque no se ve. Ahí sí hay que recurrir a la demostración, indicando que tiene un ADN humano y una capacidad de autodesarrollo que lo hacen humano. En síntesis, la filosofía realista parte de una metafísica que apoya sus especulaciones en la real idad. Esta metafísica sirve de base para una antropología filosófica que siempre ha considerado al "género" humano compuesto por personas de sexo femenino o masculino. Según esta antropología, el ser humano es una unidad sustancial de materia y espíritu, integrado por cuerpo y alma racional, donde el alma se entiende como principio de vida que ordena y mueve a la materia, como espíritu que informa al cuerpo y no como un alma dentro de un cuerpo. Esta filosofía reconoce por tanto, que a pesar de las evidentes diferencias, físicas, espirituales, etc. todos los individuos de la especie humana -sean varones o mujeres- tienen exactamente la misma dignidad humana, y en consecuencia, tienen los mismos derechos. Por eso no parece lógico hablar de los derechos de la mujer, o de los derechos de los homosexuales, como quien habla de los derechos de los animales, puesto que los derechos de todo grupo humano están ya implícitos en los derechos humanos fundamentales. Ni las mujeres ni los homosexuales son una clase diferente de humanos: precisamente porque todos compartimos la misma naturaleza, todos debemos regirnos por los mismos derechos. El sentido común, por su parte nos muestra que el hombre y la mujer tienen sexos complementarios, desde que se necesitan dos para concebir un hijo. Pero no sólo en ese sentido son complementarios varón y mujer, sino en todos los órdenes de la vida. Así, el hombre aplica en muchas tareas la fuerza física, y la
  11. 11. mujer en las suyas la ternura, la delicadeza. El hombre por lo general aporta una buena dosis de racionalidad en las cosas que hace, mientras que la mujer aporta sentimientos, emociones, intuiciones. Y así podríamos seguir, pero importa destacar con el Dr. Jorge Scala que: "los sexos determinan diferencias más acusadas en los aspectos psicológicos, que en lo biológico de los seres humanos; esa diversidad muestra que tanto el varón como la mujer están llamados a la entrega libre de sí mismos, al don interpersonal recíproco, cuya dimensión básica, aunque no exclusiva, es el matr imonio y la familia."[10] Es por tanto de sentido común, que la relación natural del hombre con la mujer es la heterosexual, pues entre otras cosas, influye de manera positiva en la formación de la personalidad de los hijos. Y es de sentido común que los órganos que utilizan los homosexuales para sus relaciones, fueron establecidos por la naturaleza para otros fines. Nadie puede comer por la nariz, ni sonarse la nariz por la boca cuando está resfriado, ni oler con los oídos, ni oír con la lengua: nadie puede "construir" a su antojo su sensitividad. Lo mismo sucede con la sexualidad: es de sentido común que no la podemos construir a nuestro antojo. Según Alexis Carrel (citado por Scala[11]), Las leyes fisiológicas son tan inexorables como las del mundo sideral, No pueden ser sustituidas por los deseos humanos. Estamos obligados a aceptarlas como son." Por tanto, como Gramsci, los ideólogos de género intentan desterrar todo atisbo de filosofía realista y de sentido común de la conciencia de las personas. Actualmente, tienen el camino despejado, pues en nuestra sociedad el subjetivismo y el relativismo parecen mandar: "Yo tengo mi verdad, tú tienes la tuya", dicen algunos. Sin embargo, cuando uno se cruza con una mujer embarazada o con una joven madre con su hijo en brazos, se da cuenta de la fuerza de la naturaleza humana, y termina por concluir que estas corrientes nunca podrán triunfar. Ni en lo profundo de las personas ni en el cerno de la sociedad. Y sin embargo, el peligro existe. Una feminista argentina -Marta Lamas-, se peguntaba en una reunión preparatoria del Foro de Organismos no Gubernamentales "¿cuál es la verdadera diferencia entre los cuerpos sexuados y los seres socialmente construidos?"[12] Y respondía que las feministas profundizaron la reflexión sobre las diferencias entre hombres y mujeres, así como entre lo innato y lo adquirido. Así se generalizó el uso del término género para referirse a la "simbolización que cada cultura elabora sobre la diferencia sexual, estableciendo normas y e xpectativas sociales sobre los papeles, conductas y atributos de las personas en función de sus cuerpos."[13] Luego concluye que si bien "la riqueza de la investigación, reflexión y debate alrededor del género conduce ineluctablemente a desencializar la idea de mujer y de hombre, con todas las consecuencias epistemológicas que eso implica, la urgencia, en términos de sufrimiento humano, ubica la prioridad política feminista en el sexismo y la homofobia. Enfrentar esos productos nefastos del género, consecuencia de los procesos culturales mediante los cuales las personas nos convertimos en hombres y mujeres dentro de un esquema que postula la complementariedad de los sexos y la normatividad de la heterosexualidad, es el objetivo compartido de los distintos feminismos" [14]. No perdamos de vista que lo más importante para el género, es desencializar la idea de mujer y de hombre, esto es, vaciar de su esencia a estos conceptos, hacer que hombre y mujer dejen de ser lo que son para convertirlos en otra cosa: pura materia orgánica sobre la cual se puede construir cualquier tipo de sexualidad. Esto es nada más ni nada menos que la total negación de la antropología realista, y del
  12. 12. concepto de naturaleza humana. Pero no es una negación racional, en virtud de que se tienen nuevos datos científicos, sino una negación puramente ideológica: una vez más, es posible apreciar el paralelismo con la revolución cultural de Gramsci. ¿Ciencia o pseudociencia? Alguien dijo que cada sistema filosófico refleja en cierto modo, la conducta del filósofo que lo ideó; cabe entonces preguntarse si esta ideología de género, no fue "construida" especialmente para justificar las conductas de algunas de sus ideólogas. Una posible respuesta a esta cuestión, la podemos encontrar en la Declaración del Caucus de Lesbianas[15] -suscrito por al menos dos uruguayas-, en el que las firmantes manifestaron lo siguiente: "Queremos hacer notar que muchas de las líderes del movimiento de mujer y salud, del movimiento por los derechos reproductivos, del movimiento feminista y de otros movimientos sociales progresistas, son lesbianas." Aquí cabe otra pregunta clave: "Género" ¿es un descubrimiento de las ciencias sociales, de la sexología, de la sicología y medicina modernas, como a veces se pretende, o es más bien una teoría inventada (construida de la nada) por las líderes de muchos movimientos feministas para hacer creer que la homosexualidad que viven es algo normal, para justificarse ante los demás, y para darle un tinte académico a tales conductas e ideas? Conste que por el momento, no ponemos en tela de juicio la moralidad de la homosexualidad; simplemente nos preguntamos si la ideología de "género" puede tener alguna base científica. La conclusión a la que llegamos pues, es que "género", cuando mucho, es una pseudociencia, porque -a excepción del hecho cierto de la discriminación sufrida por muchas mujeres a lo largo de la historia- ninguna de sus observaciones relacionadas con las "construcciones culturales" se puede probar ni empírica, ni racionalmente. Entre los tintes científicos y académicos que se ha intentado dar a "género", está la teoría de los intersexos[16], según la cual, habría cinco áreas fisiológicas: - Genes - Hormonas - Gónadas - Órganos reproductivos internos - Órganos reproductivos externos De la combinación de estas áreas, pueden existir desde el hombre heterosexual hasta la mujer heterosexual, pero con la salvedad de que entre medio de ambos extremos, habría una multiplicidad enorme de intersexos, cuyo punto medio es el hermafroditismo. En síntesis, se estaría de algún modo explicando la sexualidad no por la norma, sino por la excepción. La misma Marta Lamas[17] afirma que "el movimiento gay aparece como una instancia liberadora -para las ideólogas de género- ya que afirma, con razón -según ella-, que la sociedad está equivocada respecto a la homosexualidad y a la heterosexualidad: ni la primera es antinatural, ni la segunda es natural". Esta autora sostiene que "se estigmatiza a las mujeres que tienen una conducta sexual activa y libre, o sea, similar a la
  13. 13. masculina, y se reprime y discrimina a personas homosexuales que asumen abiertamente su deseo. Ambas prácticas están teñidas por el sexismo y la homofobia, que son la expresión más negativa y violenta del esquema cultural de género" Sin embargo, las personas que promueven la ideología de género, están a favor del aborto, lo cual es la violencia elevada a la enésima potencia, desde que se ejerce contra el más inocente de todos los seres humanos, el niño por nacer. Los criterios que utilizan los defensores de la ideología de género, por tanto, no parecen ser universales -condición básica para empezar a hablar de ciencia-. En síntesis, la ideología de género parte de negar la naturaleza humana. Para ello niega -o más bien atropella- a la filosofía realista y el sentido común, y se justifica a sí misma mediante la "teoría de los intersexos", elaborada sin la menor base científica. El objetivo es demostrar de alguna manera -aunque sea inventada- que el sexo es biológico, mientras que el género es "construido culturalmente". Para superar los errores de la cultura actual (el "sexismo", que pone límites a ciertas conductas) y la "homofobia", que consiste en pensar que la heterosexualidad es la norma sexual humana) hay que subvertir la cultura, con el fin de lograr el cambio cultural que otorgue el poder social y político a las mujeres[18]. El lema parece armado por el propio Gramsci... Género y derechos humanos De acuerdo con el derecho natural, el primer derecho humano es el derecho a la vida de todo ser inocente, desde la concepción hasta la muerte natural. Sobre él afirman el derecho a la supervivencia individual (acceso a la atención sanitaria, inmunidad frente a las torturas y mutilaciones, etc.) y el derecho a la supervivencia de la especie (quienes promueven el uso masivo e indiscriminado de anticonceptivos, atentan contra la supervivencia de la especie)[19]. Derechos humanos derivados de estos principales, son el derecho al matrimonio indisoluble, el derecho a la procreación, el derecho de mantener a los hijos -si es necesario con ayuda de la sociedad- y el derecho a la educación de los hijos[20]. Naturalmente son de gran importancia para el perfeccionamiento personal y social el derecho a la libertad religiosa, el derecho a no ser esclavo o siervo, el derecho al reconocimiento de la personalidad jurídica, el derecho a la igualdad ante la ley, el derecho a la nacionalidad, a la libertad de pensamiento, etc.[21] Sin embargo, para el movimiento feminista estos derechos son meras herramientas para alcanzar su objetivo final: obtener un mayor poder político con miras a la "construir la ciudadanía", que en buen romance, significa que -en palabras de la feminista Cristina Zurutuza- "el feminismo crea un nuevo campo y, sobre todo, subvierte profundamente sus sentidos." (...) "Vale la pena preguntarnos sobre las estrategias para lograr que las leyes vayan recogiendo la denominada "perspectiva de género". Es cierto que se trata de una lógica casi antagónica con el dispositivo jurídico tradicional"[22]. De acuerdo con este esquema, surgen los "derechos sexuales y reproductivos", con el pseudoderecho al aborto a la cabeza. Según el Dr. Jorge Scala uno de los hechos más preocupantes en materia de derechos humanos, se produjo en la Conferencia de Viena de la ONU en 1993, a partir de la cual los derechos humanos tienen 4 características: 1) Son pactables por consenso de las naciones. Es decir, que según esta concepción, no son inherentes a
  14. 14. las personas, sino que los dan los Estados. 2) Son universales, se pueden aplicar a todos los seres humanos (mientras existan y no sean cambiados por otros). 3) Son variables, según se modifiquen los acuerdos políticos entre los Estados: los débiles quedan siempre a merced de los fuertes. 4) Pueden desaparecer, si se pierde el consenso político respecto de alguno de ellos. Me permito agregar un 5° punto no declarado explícitamente: se pueden "crear" o "inventar" nuevos derechos, inexistentes en la realidad. Tal es la tergiversación que ha hecho la ONU de los derechos humanos. Cambio cultural El cambio cultural que se proponen los ideólogos de género, parece copiado literalmente de los escritos de Gramsci. Según Marta Lamas, "sólo mediante la crítica y la desconstrucción de ciertas prácticas, discursos y representaciones sociales que discriminan, oprimen o vulneran a las personas en función del género nos acercaremos al objetivo ético-político primordial del feminismo: reformular, simbólica y políticamente, una nueva definición de qué es ser persona -un ser humano y un sujeto- sea en cuerpo de mujer o de hombre"[23]. Para lograr este cambio, como Gramsci, se proponen: A nivel educativo: - Utilizar la escuela, empezando por la educación inicial de los niños[24]. En este sentido, las feministas de género desconocen por completo el derecho humano de los padres a elegir la educación de los hijos tanto en materia religiosa como moral, de acuerdo con sus propias convicciones. Este derecho es inalienable, aunque en Uruguay es casi desconocido en los hechos desde hace más de 100 años. Para atropellar este derecho, han llegado a cambiar el significado del término "confidencialidad", que tiene excepciones precisamente cuando se trata de menores, y ahora se escudan detrás de él para que los médicos y personal sanitario puedan repartir gratuitamente métodos anticonceptivos a menores sin el consentimiento de sus padres[25]. - Establecer todo tipo de programas a través de instituciones públicas o privadas para difundir la ideología de género; en la Intendencia Municipal de Montevideo, funciona una Comisión de la Mujer, uno de cuyos objetivos específicos es: "Contribuir al cambio de las imágenes femenina y masculina que surge de los estereotipos tradicionales y que fomente relaciones hombre-mujer basados en el respeto y la solidaridad."[26] En Uruguay, en 1999 se fundó a tales efectos en la Facultad de Psicología de la Universidad en la República, la Cátedra Libre en Salud Reproductiva, Sexualidad y Género[27], que cuenta con el auspicio de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y del tristemente célebre Fondo de Población de las Naciones Unidas (FNUAP). En la página web, se dice que "la Cátedra en Salud Reproductiva, Sexualidad y Género, constituye un espacio inédito en la vida universitaria de nuestro país". A cargo de esta Cátedra de Sexualidad[28], está una de las firmantes del mencionado Caucus de Lesbianas[29]. Esta misma persona, elaboró con el apoyo del FNUAP una "guía metodológica" para apoyar a "Equipos técnicos de los Centros CAIF (red nacional de guarderías) en Género y Salud Sexual y Reproductiva. El proyecto fue llevado adelante
  15. 15. por la ONG Gurises Unidos y el Plan CAIF. A nivel de los medios masivos de "comunicación": - Utilizar estos medios para difundir la ideología de género. En este sentido, los ideólogos de género utilizan una estrategia similar a la del movimiento gay. En un artículo titulado "Por qué hollywood promueve la causa "gay""[30] publicado por el crítico de cine Michael Medved, se desenmascara la agenda gay . Según comunica Medved, en un artículo de la revista gay Christopher Street de diciembre de 1984, el movimiento gay declara abiertamente que se propone actuar en tres áreas: •1) Insensibilizar al público: «Creemos que lo primero es insensibilizar al púb lico con respecto a los gays y sus derechos. Insensibilizar al público es ayudarle a ver la homosexualidad con indiferencia, y no ya con apasionamiento. Casi cualquier comportamiento empieza a parecer normal si se satura al público. El modo de entumecer la sensibilidad espontánea hacia la homosexualidad es que haya mucha gente que hable mucho sobre el tema en términos neutrales o favorables. Que se hable del tema continuamente da la impresión de que la opinión pública, al menos, está dividida, y de que un sector considerable admite o aun practica la homosexualidad. Incluso los enconados debates entre detractores y defensores sirven para insensibilizar, siempre que salgan a la palestra gays "respetables" que hablen a favor. Lo principal es hablar de lo gay hasta que el tema llegue a resultar tremendamente aburrido». •2) Presentar a los gays como víctimas: «Dónde hablamos tiene su importancia. Los medios audiovisuales, el cine y la televisión, son claramente los más poderosos creadores de imagen en la civilización occidental. El hogar medio norteamericano consume siete horas diarias de televisión. Esto abre un portillo en el mundo privado de los heterosexuales, por el que se puede introducir un caballo de Troya. En lo que toca a quitar sensibilidad, el medio es el mensaje de la normalidad. Hasta ahora, el Hollywood gay ha resultado ser nuestra mejor arma secreta en la batalla por insensibilizar a la mayoría. Poco a poco, en los diez últimos años, se han ido introduciendo personajes y temas gays en los programas de televisión y en las películas. Ha sido, en conjunto, un proceso alentador». «Podemos minar la autoridad moral de las Iglesias homófobas presentándolas como retrógadas y anticuadas, desfasadas con los tiempos y los últimos descubrimientos de la psicol ogía. Frente al enorme empuje de la religión institucional, hay que oponer el poder de atracción, aun mayor, de la ciencia y la opinión pública. Semejante no-santa alianza ha demostrado ser una buena arma contra las Iglesias en temas como el divorcio o el aborto. Si se habla abiertamente y en dosis suficientes de la prevalencia y respetabilidad de la homosexualidad, esa alianza puede volver a funcionar». «Hay que presentar a los gays como víctimas y no como revolucionarios agresivos. En toda campaña para ganarse al público, los gays deben aparecer como víctimas necesitadas de amparo, para que los heterosexuales se sientan espontáneamente inclinados a adoptar el papel de protectores. Si, por el contrario, se presenta a los gays como un grupo fuerte y orgulloso que promueve un estilo de vida rígidamente inconformista y desviado, entonces será más fácil que sean vistos como una amenaza pública, a la que estaría justificado resistir y reprimir. Por eso debemos vencer la tentación de hacer alarde público de nuestro "orgullo gay" cuando esto entre en conflicto con la imagen del gay como víctima». •3) Satanizar al oponente: «En una fase posterior de la campaña por los derechos de los gays, habrá que arremeter contra los que todavía se opongan. Hablando claro: hay que vilipendiarlos. Aquí nuestro objetivo es doble. Primero, hemos de procurar cambiar su arrogancia en sentimiento de vergüenza y de culpa por ser homófobos. Segundo, hay que mostrar al público imágenes de homófobos acérrimos que tengan otros rasgos y creencias desagradables para el americano medio. Entre tales imágenes podrían estar: el Klu Klux
  16. 16. Klan pidiendo que se queme vivos a los gays o se los castre; pastores fanáticos del sur que babean de odio histérico hasta el punto de que parezcan cómicos y trastornados; punkies, matones y criminales que hablen en tono amenazador y descarado de los "maricas" que han matado o les gustaría matar; un recorrido por los campos nazis donde se torturaba y gaseaba a homosexuales». Los ideólogos de género, siguen la misma estrategia: - Normalizar lo anormal, presentar como víctimas a gays y lesbianas y vilipendiar a quienes se oponen a la imposición de esta ideología. A nivel religioso: - Silenciar a las grandes religiones universales[31] (o bien "reinterpretarlas"). La libertad religiosa es el mayor enemigo del feminismo de género, puesto que las pautas morales y culturales están ciertamente influenciadas por las religiones. Por eso, la consideración tradicional de la libertad religiosa y la libertad de conciencia en tanto son derechos humanos, significan un gran obstáculo para el feminismo radical, que hasta ahora superan tratando a todo aquel que no piensa como ellas de discriminador, de homófobo, de sexista, de fundamentalista, de oscurantista, de intolerante, o bien -nos ha pasado- de terrorista verbal... Aquí la estrategia consiste en armar grandes escándalos, denunciando a ciertos eclesiásticos con mucha, poca o ninguna razón. En Uruguay se han llegado a inventar escándalos siguiendo el viejo consejo de Voltaire y Maquiavelo: "¡Calumnia, calumnia que algo queda!" ¿Qué podemos hacer? Parece que la fuerza de la ideología de género es imparable, que la batalla está perdida. Claro que si así hubiera pensado Colón, nunca hubiera salido del Puerto de Palos. Tenemos por delante una dura batalla. Con toda firmeza y energía, hoy urge defender la verdad respetando a las personas, pero sin que ese respeto se convierta en complicidad con el error, que es nuestro único enemigo. Aquí está en juego la vida de nuestros niños, sino también su educación y su formación como personas. Es necesario defender la verdad a toda costa. Existe abundante bibliografía que prueba lo que acabamos de afirmar en cuanto al género, a la denominada salud reproductiva, a la homosexualidad. No queremos en modo alguno atacar a las personas que viven en el error, sino más bien motivar el estudio serio y objetivo de la metafísica, de la antropología, de la biología, de las ciencias sociales. Si estas ciencias se estudian con seriedad, serenidad y objetividad, se podrá encontrar en ellas una enorme cantidad de argumentos que permitirán rechazar con coherencia y fundamento, a las diversas ideologías que se apartan de la verdad. Más aún, el estudioso podrá advertir que estas ciencias están profundamente interrelacionadas entre sí, al punto que no es posible desprender las conclusiones biológicas de su base filosófica y ética sin correr serio riesgo de caer en el error. El mismo Juan Pablo II ha dicho en este sentido, que "la crisis de la antropología se debe al rechazo de la metafísica". Para terminar, les comento que en Buenos Aires hay una fuerte polémica debido a un convenio firmado por la Sociedad de Integración Gay Lésbica Argentina con el Consejo de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. El día 11de Febrero del corriente, el Dr. César Bergadá, Presidente de la Academia Nacional de Medicina, publicó en La Nación de Buenos Aires, una carta referida a la homosexualidad destacando que ésta es una anormalidad patológica.
  17. 17. El día 13, el presidente de la Sociedad de Integración Gay Lésbica, le contestó -también en La Nación- al Dr. Bergadá recomendando la lectura de los trabajos del Dr. Money en los cuales supuestamente se demuestra que la orientación sexual no viene dada por la naturaleza sino que es cultural o socialmente adquirida, presentándola como una opción libre, y no como una patología. En el día de hoy nos llegó un correo electrónico informando de esta polémica[32], con un trabajo adjunto del Dr. Carlos Velazco Suárez, psiquiatra de indiscutible prestigio en la vecina orilla, con respecto a los inhumanos e inmorales experimentos de Money, a la sazón creador del concepto de género: Velazco Suárez comenta en su artículo el caso de unos gemelos de ocho meses, uno de los cuales perdió el pene al ser operado de un estrechamiento congénito del prepucio como consecuencia de un cortocircuito en el electro bisturí. Los padres llevaron al niño al Dr. Money, quien se suponía era uno de los mayores expertos mundiales en sexualidad -quizá por ser el creador y principal defensor de la teoría que afirma que la orientación sexual no obedece a la determinación genética sino a la psicosocial o cultural, y el primero en realizar -en este niño del que hablábamos- una operación de cambio de sexo. El caso es que el niño fue castrado, se le implantó una vagina artificial, y con el sexo cambiado, fue criado como niña. Sin embargo, el niño, que nada sabía acerca de su verdadera historia, experimentaba un oscuro mal estar frente a la educación femenina que se le quería imponer y un rechazo visceral y creciente hacia la persona del Dr. Money. Y mientras el Dr. Money anunciaba en todos los foros científicos y mediáticos el éxito completo de su experimento, detrás de la rosada y triunfal imagen que el médico presentaba al mundo, se ocultaba el terrible vía crucis de un niño que luchaba a ciegas contra el destino que quería imponérsele. Su madre entró en una severa fase depresiva con reiterados intentos de suicidio; el padre se volvió alcohólico y perdió su trabajo. El hermano gemelo sufrió serios trastornos de rendimiento personal y de adaptación social. El creciente rechazo del niño hacia el Dr. Money estalló cuando luego de un prolongado tratamiento con hormonas femeninas, pretendieron operarlo definitivamente para consolidar su "identidad femenina". El niño percibió el peligro y su sentimiento de rechazo y disgusto se trasformó en pánico. Pensó que iba a ser llevado allí mismo a la sala de operaciones y haciendo un esfuerzo desesperado se desembarazó de los brazos del Dr. Money que intentaba retenerlo y corrió frenéticamente por corredores y escaleras perseguido por un transexual que intentó convencerlo a pedido del Dr. Money, hasta llegar a la calle. Reunido con sus padres les dijo enfáticamente que si intentaban llevarlo de nuevo ante el Dr. Money se quitaría la vida. A partir de este momento se negó de manera irreductible a volver a verlo. El único apoyo que sostuvo a esta desgraciada familia durante todos esos terribles años fue el del equipo psiquiátrico local de ayuda que, aunque sometido a la inapelable autoridad de Money, fue abriendo progresivamente sus ojos a la realidad, en particular su psiquiatra personal, la Dra Mckenty, una mujer cálida, intuitiva y valiente. El episodio de mayo de 1978 fue decisivo para la torna de conciencia del equipo de ayuda. El 14 de marzo de 1980, el padre del niño le reveló la verdad al niño, que despertó en él una mezcla de intensas emociones, entre las que dominó un sentimiento de profundo alivio. "Repentinamente cobró sentido todo lo que había sentido, de la manera en que lo había sentido. Yo no era una suerte de rareza. Yo no estaba loco " (pág. 180). La decisión de reasumir su originaria identidad masculina siguió de manera casi inmediata a esta experiencia. Eligió rebautizarse con el nombre de David, que aceptaron sus padres, porque se sentía de alguna manera identificado con el héroe pequeño que
  18. 18. enfrento solo al gigante y liberó a su pueblo. El caso fue conocido por la BBC de Londres, que terminó aliándose con Money. Mientras tanto, el niño y la familia se contactaron con uno de los médicos de la Universidad de Kansas, de quien recibieron sólido apoyo hasta que la mentira de Money fue descubierta. Money fue alejado de su cargo en el John Hopkins Hospital y quedó desacreditado de una manera inapelable, moral y científicamente. Se trataba de un psicópata talentoso, perverso sexual y mentiroso. El camino del renacido David siguió siendo doloroso. Tuvo que sufrir dos penosas i ntervenciones quirúrgicas: primero una mastectomía bilateral, para suprimir los pechos que se habían desarrollado como consecuencia de la administración de hormonas femeninas y, luego, una compleja y sofisticada plástica la que, por medio de técnicas de microcirugía recientemente desarrolladas, le proporcionó un pene con respuestas muy próximas a las normales lo que le devolvió la posibilidad de una vida sexual. Pero su adaptación fue larga y tormentosa (intento de suicidio incluido). La operación le restituyó un grado importante de seguridad en sí mismo en cuanto varón. En una declaración a la prensa comentó que un día se encontró se encontró rezándole a Dios, y diciéndole: "Tu sabes, he tenido una vida tan terrible. No voy a quejarme ante Ti porque debes tener una idea de por qué Tú me has puesto a través de esto. Pero yo puedo ser un buen marido si se me da la oportunidad; pienso que puedo ser un buen padre, si se me da una oportunidad (pag. 191). Dos meses más tarde, su hermano y su cuñada le presentaron una joven de veinticinco años, Jane, buena madre de tres niños. Ambos encontraron, el uno en el otro, el verdadero amor que la vida hasta ese momento les había negado. Dos años y cuatro meses después de haberse conocido, el 22 de septiembre de 1990, Davi d y Jane contrajeron matrimonio en una Iglesia de Winnipeg. Pero la historia no terminó ahí. David decidió salir del anonimato y escribir un libro para que se difundiera su historia, de manera de ayudar a otros niños que habían pasado por lo mismo. El li bro apareció en febrero del 2000 (inaugurando el milenio) y las repercusiones en los lectores fueron exactamente opuestas a sus temores. la historia de David Reiner, en su singularidad única, manifiesta un problema universal del ser humano: el carácter decisivo del conocimiento y de la afirmación de su identidad personal. Cuando su padre le revela la verdadera historia, en el fondo de la fuerte conmoción emotiva, David experimenta un profundo alivio y la primera pregunta que le formula es cuál era mi nombre? La inmediata decisión de reasumir su identidad masculina va seguida de la de la elección de un nuevo nombre y de una misión que coronó el sentido de su vida y de todos sus sufrimientos: él fue el David que derrotó con su coraje a las fuerzas terroríficas que querían destruir su vida y que pretenden ahora seguir destruyendo las vidas de miles y miles de niños y de otras personas en todo el mundo, utilizando una infame mentira acerca de su caso. NOTAS [1] Eduardo Martín Quintana, "Aproximación a Gramsci", Ediciones de la Universidad Católica Argentina. [2] Rafael Gambra, "Historia Sencilla de la Filosofía", Ed. Rialp. [3] Eduardo Martín Quintana, op. cit. [4] Rafael Gambra, op. cit. [5] Eduardo Martín Quintana, op. cit.
  19. 19. [6] Jorge Scala, "Género y Derechos Humanos", Ed. Promesa. [7] Jorge Scala, op. cit. [8] Enrique Santos Discépolo, tango "Cambalache". [9] Jorge Scala, op. cit. [10] Jorge Scala, op. cit. [11] Jorge Scala, op. cit. [12] Jorge Scala, op. cit. [13] Jorge Scala, op. cit. [14] Jorge Scala, op. cit. [15] Declaración del Caucus de Lesbianas - 9no. Encuentro Internacional Mujer y Salud, Toronto, Canadá - Agosto 12-17, 2002 [16] Jorge Scala, op. cit. [17]Jorge Scala, op. cit. [18] Jorge Scala, op. cit. [19] Jorge Scala, op. cit. [20] Jorge Scala, op. cit. [21] Jorge Scala, op. cit. [22] Jorge Scala, op. cit. [23] Jorge Scala, op. cit. [24] En Uruguay, con apoyo del Fondo de Naciones Unidas para Actividades de Población, se elaboró un Manual para capacitación en "Género" de técnicos que trabajan en CENTROS CAIF (red nacional de guarderías). [25] Jorge Scala, op. cit. [26] http://www.chasque.net/guifont/poliso06.htm [27] http://www.psico.edu.uy/academic/sexrep.htm [28] http://www.fempress.cl/218/revista/218_genero3.html
  20. 20. [29] http://www.convencion.org.uy/menu4-335.htm [30] Aceprensa, Servicio 56/99 (www.aceprensa.com). Michael Medved, estadounidense, judío, es crítico de cine y televisión, autor del libro Hollywood versus America (ver servicio 167/92) y, junto con su esposa, Diane, del más reciente Saving Childhood (HarperCollins, Nueva York, 1998). El artículo en el que figuran estos datos es una versión adaptada de su intervención en el simposio "Homosexuality and American Public Life", organizado por el American Public Philosophy Institute en 1997. [31] Jorge Scala, op. cit. [32] NOTIVIDA, Año III, nº 128, 18 de Febrero de 2003 (http://www.elistas.net/lista/notivida/). En el mensaje de NOTIVIDA se publica el artículo del Dr. Carlos Velazco Suárez titulado LA FUERZA DE LA CREACIÓN, y que es un resumen del libro de John Colapinto, As nature made him. The Boy who was raised as a girl, Perennial, Harper Collins, New York 2001, 289 pag. FUENTE: http://es.catholic.net/escritoresactuales/918/802/articulo.php?id=42784http://es.catholic.net/escritoresac tuales/918/802/articulo.php?id=42784 La “nueva sociedad” de Cristina Kirchner: reingeniería social al estilo Zapatero Según el anteproyecto de Ley del Código Penal, “matar a una mujer, a un gay o a un pedófilo sería más grave que matar a un varón heterosexual, sea niño, adulto o anciano”, según Notivida Cristina Fernández y Rodríguez Zapatero en una imagen de archivo Noticias relacionadas: La presidenta Kirchner dice que la Iglesia está en “los tiempos de la Inquisición” por su postura ante el matrimonio gay Nuevo logro del homosexualismo político: Argentina, primer país que casará gays en Latinoamérica ForumLibertas.com La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, planea aprobar una nueva ley de Código Civil que subvertiría profundamente la estructura social argentina actual y la alejaría de los preceptos del orden de las leyes naturales y del cristianismo.
  21. 21. Kirchner ha manifestado que “está construyendo una nueva sociedad”. El 21 de julio de 2010, en un acto público, promulgó la ley llamada de “matrimonio igualitario” (ley nº 26.618), es decir, el ‘matrimonio homosexual’. En esa ocasión, la presidente declaró: “no hemos promulgado una ley, hemos promulgado una construcción social”. El 30 de noviembre 2012, la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de ley de “identidad de género”, por 167 votos a favor, 17 en contra y 7 abstenciones. El proyecto sanciona que los ciudadanos tienen el “derecho” de cambiar legalmente el "sexo que le han asignado al nacer", adecuando al “cambio de sexo” la partida de nacimiento y los documentos de identidad por otros que reflejen la “identidad de género autopercibida”, sin necesidad de someterse a cirugías o terapias hormonales. Entre otros muchos ejemplos, se puede mencionar también al Programa Nacional de Educación Sexual Integral y a sus Lineamientos Curriculares para la Educación Sexual Integral. El 27 de marzo, dos semanas después de conocerse el fallo de la Corte Suprema de la Nación que sentó jurisprudencia a favor del aborto, Kirchner recibió de manos del presidente del mismo tribunal, Ricardo Lorenzetti, el texto que pretende ser el nuevo Código Civil de la Nación. La comisión redactora del anteproyecto estuvo integrada por el mismo Lorenzetti, la vicepresidente de la Corte, Elena Highton de Nolasco y la jurista Aída Kemelmajer de Carlucci. Los obispos argentinos ven “preocupante” la situación La 103º Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) sirvió para estudiar el estudio del anteproyecto de reforma al Código Civil, sobre todo de aquellos puntos “preocupantes” que requieren una mayor discusión, como la manipulación de embriones, el alquiler de vientres o el divorcio “exprés”. El Presidente de la CEA y Arzobispo de Santa Fe, Monseñor José María Arancedo, anunció que el centenar de obispos difundirían un documento sobre este tema al cabo de las deliberaciones. Femicidio: Matar a una mujer, más grave que matar a un varón Por otro lado, la publicación electrónica argentina Notivida dio cuenta del avance del femicidio en el Congreso, al advertir que conforme a las modificaciones que se intentan introducir en el Código Penal, “matar a una mujer, a un gay o a un pedófilo sería más grave que matar a un varón heterosexual, sea niño, adulto o anciano”. La publicación electrónica sostiene que el proyecto que la Cámara Baja aprobó en su última sesión y giró al Senado, modifica el artículo 80 del Código Penal que describe los homicidios a los que les cabe reclusión perpetua, si no mediaran “circunstancias extraordinarias de atenuación” en las que “el juez podrá aplicar prisión o reclusión de ocho a veinticinco años”. “La modificación banaliza el matrimonio al incluir entre los vínculos que agravan la pena por homicidio (ascendiente, descendiente y cónyuge) a las relaciones de pareja con o sin convivencia”, asegura. Asimismo, señala que “a los crímenes por odio contemplados en la actual redacción: odio ‘racial o religioso’ se le añaden el odio ‘de género o a la orientación sexual, identidad de género o su expresión’, con lo que
  22. 22. sería más grave, por ejemplo, matar a un gay que a un varón heterosexual por el hecho de serlo o por otro tipo de odio”. “La única violencia que agrava la penalidad -explica- es la que responde al patrón hombre maltratador / mujer víctima, como si la mujer no pudiera ser victimaria. El juez no podrá reducir la reclusión perpetua cuando haya antecedentes de violencia y la víctima sea una mujer”. Notivida concluye que “es evidente que las modificaciones proyectadas -que se fundan en la ideología de género- son injustamente discriminatorias”, y consigna un análisis jurídico a cargo del doctor Ricardo Bach de Chazal. FUENTE: http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=22853

×