GRAN CANON            DE SAN       ANDRÉS    DE     CRETAPara recitar durante la Cuaresma
191
EL GRAN CANON DE SAN ANDRÉS DE CRETALa Cuaresma comienza con el Gran Canon Penitencial deSan Andrés de Creta. Escrito en e...
2
dividido en secciones para utilizarlo como himno          del oficio de Laudes durante el tiempo de Cuaresma.             ...
4
Oda Primera – Sección I                       MIÉRCOLES DE CENIZA1. El Señor se hizo mi ayuda y mi protector para mi salva...
Sección II                      JUEVES DESPUÉS DE CENIZA1. El tiempo de la penitencia ha llegado, vengo a Ti, mi Creador,a...
Sección III                     VIERNES DESPUÉS DE CENIZA1. Ante Ti, salvador mío, yo confieso el pecado de mi corazón; no...
Sección IV                     SÁBADO DESPUÉS DE CENIZA1. Me arrojo a tus pies; oh Jesús, pues es ante Ti que he pecado, n...
Sección V                             SEMANA I                             DOMINGO1. Como Adán nuestro padre, yo me he des...
Oda Segunda – Sección I                               LUNES1. Cielos, escuchen, pues voy a cantar la misericordia de Crist...
Sección II                               MARTES1. Tu Rostro se dirige a Jerusalén, oh hijo del Hombre, donde serásentregad...
Sección III                             MIÉRCOLES1. Del seno de los infiernos, como Jonás, grito en mi desesperación:me re...
Sección IV                               JUEVES1. Recógete, alma mía, medita sobre todo lo que has hecho, dejacorrer tus l...
Sección V                              VIERNES1. Señor, Amigo de los hombres, Tú sondeas los corazones y conoceslos secret...
Oda Tercera – Sección I                              SÁBADO1. Afírmanos, Oh Cristo, ten piedad de nosotros; afirma a tu Ig...
Sección II                              SEMANA II                              DOMINGO1. Abandona, alma mía, el país de lo...
Sección III                              LUNES1. Me he convertido en un ídolo, he manchado y endurecido micorazón, no he e...
Sección IV                               MARTES1. Contempla, alma mía, a Isaac ofrecido en holocausto, contempla alnuevo I...
Oda Cuarta – Sección I                             MIÉRCOLES1. El profeta, conocedor de tu advenimiento, Señor, quedóaterr...
Sección II                              JUEVES1. Job, acostado en su lecho, permaneció sin reprochar, pero yo nohe imitado...
Sección III                               VIERNES1. El Señor Dios ha plantado una viña: cavó un lagar, y construyóuna torr...
Sección IV                               SÁBADO1. Como el hijo pródigo, he despilfarrado tus dones: mi espíritu, lejosde T...
Sección V                             SEMANA III                              DOMINGO1. ¡Escuchen ahora y vean que soy Dio...
Sección VI                                LUNES1. He pecado contra Ti, lo confieso, mi Dios y Salvador, en tumisericordia,...
Sección VII                               MARTES1. Señor, estoy afuera del Palacio nupcial, expulsado del Festín de lasBod...
Oda Quinta – Sección I                             MIÉRCOLES1. ¡Aguardo en la noche profunda; por la mañana ilumínanos Señ...
Sección II                                JUEVES1. No retuviste, oh Cristo, el rango que te igualaba a Dios, cargaste elyu...
Sección III                              VIERNES1. No deseches la obra de tus manos, Señor del universo: he pecadocontra T...
Sección IV                               SÁBADO1. Moisés extendió los brazos contra Amalek, como signo de tu Cruz,Cristo J...
Oda Sexta – Sección I                             SEMANA IV                             DOMINGO1. Te ofrezco, Señor, las l...
Sección II                                LUNES1. Desde la Cruz, el ladrón gritó: “¡Acuérdate de mi, Jesús!” Tambiényo gri...
Sección III                               MARTES1. De viva voz grito al Dios de misericordia, y El me responde desdelo más...
Sección IV                             MIÉRCOLES1. Levántate, alma mía, con Josué y cuza el Jordán; cruza el río de lascos...
Oda Séptima – Sección I                               JUEVES1. Hemos pecado, Señor, y toda misericordia proviene de Ti: no...
Sección II                              VIERNES1. Confieso ante Ti, los secretos de mi corazón: mira mi miseria, mirami do...
Sección III                               SÁBADO1. Mira a Salomón que lleno de la Sabiduría y de la Gracia de Dios,como se...
Sección IV                              SEMANA V                              DOMINGO1. Mis días se han esfumado como un s...
Oda Octava – Sección I                                LUNES1. Rey eterno de gloria, ante quien tiemblan los poderes de los...
Sección II                               MARTES1. Los ángeles brillantes te cantan en los cielos, los Querubines y losSera...
Sección III                             MIÉRCOLES1. Que entone el canto de tu Gloria y que suenen las trompetas, quese der...
Sección IV                               JUEVES1. He escuchado los lamentos de Jeremías en el foso, y sulamentación sobre ...
Sección V                               VIERNES1. El gran sacerdote ha profetizado acerca de Ti diciendo: “Convieneque mue...
Oda Novena – Sección I                               SÁBADO1. Has nacido, Cristo, de la carne de la Virgen María, por el p...
Sección II                          DOMINGO DE RAMOS1. Oh Cristo, te has hecho hombre, conversando conmigo en la carne.En ...
Sección III                             LUNES SANTO1. Has venido Cristo, has iluminado a los magos, y alegrado a lospastor...
Sección IV                            MARTES SANTO1. Verbo de Dios, Cristo, has evangelizado a los pobres, has comidocon l...
Sección V                          MIÉRCOLES SANTO1. Toda la creación, Cristo, ha sido sorprendida de estupor; a la vistad...
48
ÍNDICEMiércoles de Ceniza ............................................... 05Jueves después de Ceniza ........................
50
191
Canon de san andres de creta
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Canon de san andres de creta

1.800 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Meditación
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.800
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
490
Acciones
Compartido
0
Descargas
25
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Canon de san andres de creta

  1. 1. GRAN CANON DE SAN ANDRÉS DE CRETAPara recitar durante la Cuaresma
  2. 2. 191
  3. 3. EL GRAN CANON DE SAN ANDRÉS DE CRETALa Cuaresma comienza con el Gran Canon Penitencial deSan Andrés de Creta. Escrito en el siglo séptimo por uno delos himnógrafos más insignes de la Iglesia, este canon es laexpresión más pura del arrepentimiento. El autorcontempla la historia de la salvación narrada en el Antiguoy el Nuevo Testamento y aplica sus imágenes al estado desu alma pecaminosa.Es un lamento largo y patético del cristiano que redescubrecuánto Dios le ha amado, cuánto ha hecho por él y lo pocoque el hombre ha correspondido al amor y a los beneficiosde Dios.Es la verdadera introducción a la Cuaresma, establece sutono y espíritu y, desde el principio, nos da la verdaderadimensión del arrepentimiento.
  4. 4. 2
  5. 5. dividido en secciones para utilizarlo como himno del oficio de Laudes durante el tiempo de Cuaresma. traducido al francés por el P. André Gouzes O.P.y del francés por los monjes del monasterio del Cristo Orante. 3
  6. 6. 4
  7. 7. Oda Primera – Sección I MIÉRCOLES DE CENIZA1. El Señor se hizo mi ayuda y mi protector para mi salvación, El esmi Dios y yo proclamaré su grandeza, el Dios de mis padres y yo loexaltaré, pues hizo resplandecer su Gloria.2. ¿Por dónde comenzaré a confesar la angustia de mi vida, y cuálesserán, oh Cristo, los primeros tonos de este canto de dolor?Concédeme en tu misericordia, la remisión de mis pecados.3. He seguido al primer Adán por los caminos de la trasgresión, mevi despojado de mi Dios privado del Reino eterno y de su gozo.4. ¡Desgraciado de mi, que he querido imitar a Eva nuestra Madre!¿Por qué habré tocado el árbol de la muerte, y degustado ávidamenteel fruto de la maldición?(Meg) Santa María, Madre de Dios, te saludamos, Eva Nueva:Bienaventurada Puerta del Cielo, Tú nos abres el paraíso cerrado,engéndranos en la paz a la Luz del Reino.(Dox) Bienaventurada y eterna Trinidad del Padre, del Hijo, y delEspíritu, adorados en el misterio del Amor que los une, Dios demisericordia, concédeme las lágrimas y el gozo de volver. 5
  8. 8. Sección II JUEVES DESPUÉS DE CENIZA1. El tiempo de la penitencia ha llegado, vengo a Ti, mi Creador,alíviame de la carga pesada de mis pecados, y Tú, el misericordioso,concédeme las lágrimas del arrepentimiento.2. Aunque sea pecador, Oh Cristo, sé que eres Amigo de loshombres: Tú golpeas con clemencia y te compadeces con dulzura, Túme ves llorar y corres hacia mí como el Padre acogiendo al hijopródigo.3. Desde mi juventud, Salvador mío, desobedecí tus mandamientos,y yo dejo pasar mi vida en la indolencia, y grito: “Salvador mío, antesdel fin de mi vida sálvame”.4. Después de haber malgastado mi herencia en el pecado, meencuentro desprovisto de frutos, y atormentado por el hambre, ygrito: “Padre de misericordia, ven a mi y apiádate de mi.5. Santa María de Magdala, intercede por nosotros: que tu Salvadorme dé la gracia de huir de las tinieblas del pecado, y de cantar lasmaravillas que Dios realizó en ti.(Meg) Santa María, Madre de Dios, te saludamos, Eva Nueva:Bienaventurada Puerta del Cielo, Tú nos abres el paraíso cerrado,engéndranos en la paz a la Luz del Reino.(Dox) Bienaventurada y eterna Trinidad del Padre, del Hijo, y delEspíritu, adorados en el misterio del Amor que los une, Dios demisericordia, concédeme las lágrimas y el gozo de volver. 6
  9. 9. Sección III VIERNES DESPUÉS DE CENIZA1. Ante Ti, salvador mío, yo confieso el pecado de mi corazón; no mearrojes lejos de tu Rostro. Sana las llagas de mi alma y de mi cuerpo.2. Así como el alfarero modela la arcilla, Tú me diste una carne yunos huesos, y me has animado con un soplo de vida; hoy, miRedentor y mi Juez, no rechaces mi penitencia.3. Convertido en presa de mis malos pensamientos, como ladronesque se abaten sobre mi, estoy ahora agobiado por sus golpes ycubierto de heridas, Inclínate hacia mi, oh Cristo Salvador, y dígnatesanarme.4. El sacerdote, habiéndome visto de lejos, pasó de largo, y el Levita,habiéndome visto despojado y sufriente, se alejó de mi; pero Tú,Jesús, nacido de María, detente y ten piedad de mi.5. Oh Santa Magdalena, tú abandonaste los deseos de este mundo, yavanzaste hacia Cristo, guiada por el deseo ardiente de tu amor.(Meg) Santa María, Madre de Dios, te saludamos, Eva Nueva:Bienaventurada Puerta del Cielo, Tú nos abres el paraíso cerrado,engéndranos en la paz a la Luz del Reino.(Dox) Bienaventurada y eterna Trinidad del Padre, del Hijo, y delEspíritu, adorados en el misterio del Amor que los une, Dios demisericordia, concédeme las lágrimas y el gozo de volver. 7
  10. 10. Sección IV SÁBADO DESPUÉS DE CENIZA1. Me arrojo a tus pies; oh Jesús, pues es ante Ti que he pecado, nome abandones al final de mis días, como un ser estéril, en el abismodel infierno.2. Aquí estoy, Salvador, sobre el umbral de tu morada, pero en tubondad, oh Tú que eres el Amigo de los hombres, concédeme antesdel fin, el perdón de mis pecados.3. Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, quita de mishombros el peso de mis faltas, ten piedad de mi miseria, y en tuclemencia, perdóname.4. No entres en juicio conmigo, y no pidas cuenta de mis actos; nopidas cuenta de mis actos, mira mi fragilidad y mi debilidad, ysálvame, oh Todopoderoso.(Meg) Santa María, Madre de Dios, esperanza de aquellos que tealaban, por tu plegaria, líbranos del mal y del pecado; recibe en tusbrazos a tu hijo, que hace penitencia.(Dox) Bienaventurada y eterna Trinidad del Padre, del Hijo, y delEspíritu, adorados en el misterio del Amor que los une, Dios demisericordia, concédeme las lágrimas y el gozo de volver. 8
  11. 11. Sección V SEMANA I DOMINGO1. Como Adán nuestro padre, yo me he desviado, oh Cristo, de tuPalabra vivificante, y no guardé los mandatos de tu Amor; tambiényo fui expulsado del jardín del paraíso.2. Vengo a Ti, oh Cristo, que has combatido por nosotros en eldesierto: conducido por el Espíritu, has vencido al Príncipe de estemundo Nuevo Adán, tú haces florecer el desierto en paraíso.3. Homicida como Caín, me convertí en verdugo de mi alma, pues hemanchado mi corazón y mi carne, y atenté contra mi vida por misobras de pecado.4. Pero Tú, oh Jesús, has presentado al Padre una ofrenda pura, y tuSangre, como la de Abel, ha clamado por mi justicia, cuando fuisteinmolado sobre la Cruz.(Meg) Santa Virgen María, te suplicamos con confianza, Tú, que hasacogido en el Amor, a Jesús, tu hijo, la Nueva Ley. Por Él, tú eresvictoriosa sobre el pecado, /y aplastaste la cabeza de la serpiente.(Dox) Bienaventurada y eterna Trinidad del Padre, del Hijo, y delEspíritu, adorados en el misterio del Amor que los une, Dios demisericordia, concédeme las lágrimas y el gozo de volver. 9
  12. 12. Oda Segunda – Sección I LUNES1. Cielos, escuchen, pues voy a cantar la misericordia de Cristo, elque se encarnó, en la purísima y bellísima Virgen María. Escucha, ohtierra, la voz arrepentida que se eleva hacia Dios y que lo glorifica.2. Inclina hacia mi, Padre de las misericordias, tu mirada atenta yllena de bondad, pues he conocido tus maravillas y he pecado contraTi.3. No he seguido, Señor, el sendero de los justos y de los patriarcas,no he sido llevado en la Luz con Enoc, no subí con Noé, al Arca de lasalvación.4. Pero es a Lamec el homicida, y a Caín el verdugo de su hermano, aquienes he seguido he imitado por la dureza de mi corazón, pues nohe escuchado ni cumplido lo que agrada al Señor.5. Levantaste las manos hacia el Dios de ternura, Oh María deMagdala, tú que estabas hundida en el abismo del mal, y como aPedro, Él tendió hacia ti una mano de socorro.(Meg) Santa Virgen María, te suplicamos con confianza, Tú, que hasacogido en el Amor, a Jesús, tu hijo, la Nueva Ley. Por Él, tú eresvictoriosa sobre el pecado, y aplastaste la cabeza de la serpiente.(Dox) Trinidad increada, indivisible unidad del Padre, del Hijo, y delEspíritu, salva al pecador que soy, en quien permanece la bellezaprimera de tu obra, no me rechaces, oh Creador, y en tu perdón,líbrame del fuego de los infiernos. 10
  13. 13. Sección II MARTES1. Tu Rostro se dirige a Jerusalén, oh hijo del Hombre, donde serásentregado en manos de los pecadores; y yo, mirando atrás, no hequerido seguirte por los Caminos del Reino.2. He oscurecido la belleza de mi alma, oh Creador: la oscuridadinvadió mi corazón y mi deseo se ha aferrado a la tierra, hice jironesla vestimenta primera, que me habías tejido.3. Contemplé la belleza del árbol del mal y mi espíritu fue seducido,me encontré desnudo y me escondí, no respondí, Señor, cuando mellamaste por mi nombre.4. El pecado cosió para mí una ropa de piel, después de habermedespojado del vestido tejido por Dios mismo; manché la túnica de micarne, yo, que fui creado a tu imagen.(Meg) Virgen sin mancha, Madre del Creador, Tú que sola eresalabada por encima de toda creatura, con fuerza suplica al Dios deBondad, /por la salvación de tus hijos.(Dox) Trinidad increada, indivisible unidad del Padre, del Hijo, y delEspíritu, salva al pecador que soy, en quien permanece la bellezaprimera de tu obra, no me rechaces, oh Creador, y en tu perdón,líbrame del fuego de los infiernos. 11
  14. 14. Sección III MIÉRCOLES1. Del seno de los infiernos, como Jonás, grito en mi desesperación:me rechazaste en el corazón de los mares, y las aguas me rodearon.No me rechaces, Señor, saca mi vida del abismo de las aguas.2. El diluvio del pecado me inunda con sus aguas mortales, como lohiciste por Noé, extiende sobre mí tu mano; como lo hiciste porPedro, sobre el mar furioso.3. Si no hago desaparecer de mi el yugo de la opresión, si nodenuncio las palabras malas y no doy mi pan a aquel que tienehambre, sumérgeme como a los hombres en la época de Noé, o eldiluvio de tu justa cólera.4. Oh mi Redentor y mi Juez, renuncia al castigo que pesa sobre mi,como los habitantes de Nínive, me revestí del saco y la ceniza delarrepentimiento. Que me desvíe, oh Cristo, de toda violencia einjusticia.5. Estoy sumergido por todos lados, por las aguas innumerables delpecado, y te suplico, oh María de Magdala: condúceme al puerto dela divina penitencia, tú que has conocido la desesperación, y laquemadura del pecado.(Meg) Virgen sin mancha, Madre del Creador, Tú que sola eresalabada por encima de toda creatura, con fuerza suplica al Dios deBondad, /por la salvación de tus hijos.(Dox) Trinidad increada, indivisible unidad del Padre, del Hijo, y delEspíritu, salva al pecador que soy, en quien permanece la bellezaprimera de tu obra, no me rechaces, oh Creador, y en tu perdón,líbrame del fuego de los infiernos. 12
  15. 15. Sección IV JUEVES1. Recógete, alma mía, medita sobre todo lo que has hecho, dejacorrer tus lágrimas sobre tus debilidades y tus crímenes escondidos,confiesa a Cristo tu infidelidad y serás justificada.2. Señor, no rompí las cadenas injustas, no di hospitalidad aldesgraciado sin techo; piedad, Señor, pues cerré mi corazón a lavenida de tu Reino.3. A pesar de tu despreocupación, alma mía, ella acerca el fin de tusdías: levántate, porque el tiempo apremia, y el juez está allí, en elumbral. Como un sueño, como la flor del campo, nuestra vida sedesvanece.4. No cierres tu puerta ante mí, Señor. Tú que quieres que todos loshombres se salven, ábreme y acoge, a tu hijo arrepentido.(Meg) María, Madre de Dios, tú que no tienes pecado, nos dirigimoshacia Ti: Tú eres el puerto de aquellos que están en la tormenta;mantente en oración por mi ante tu Hijo y el Padre de lasmisericordias.(Dox) Trinidad increada, indivisible unidad del Padre, del Hijo, y delEspíritu, salva al pecador que soy, en quien permanece la bellezaprimera de tu obra, no me rechaces, oh Creador, y en tu perdón,líbrame del fuego de los infiernos. 13
  16. 16. Sección V VIERNES1. Señor, Amigo de los hombres, Tú sondeas los corazones y conoceslos secretos pensamientos, rasga el velo de la mentira que me cubre,y consume con el fuego de tu Verdad, el pecado que me oprime.2. He pecado, y con la Santa pecadora te invoco; acepta mis llantoscomo el perfume de mirra que derramo sobre Ti; por mis lágrimas,ablanda mi corazón y purifícame, Señor.3. Le has perdonado sus numerosos pecados porque ella amómucho; acoge, Salvador mío, la sinceridad de mi corazón; ten piedadde lo que tus manos han creado, Tú, que haces misericordia sin fin.4. He perdido la belleza del primer día, el sello de tu Gloria. Hedesfigurado y sepultado la obra de tus manos: búscame yreencuéntrame, como a la dracma perdida.5. Apartándote lejos de los caminos del pecado, oh María deMagdala, te has lanzado hacia Cristo; lo has buscado en el desierto,de soledad y de paz.(Meg) María, Madre de Dios, tú que no tienes pecado, nos dirigimoshacia Ti: Tú eres el puerto de aquellos que están en la tormenta;mantente en oración por mi ante tu Hijo y el Padre de lasmisericordias.(Dox) Trinidad increada, indivisible unidad del Padre, del Hijo, y delEspíritu, salva al pecador que soy, en quien permanece la bellezaprimera de tu obra, no me rechaces, oh Creador, y en tu perdón,líbrame del fuego de los infiernos. 14
  17. 17. Oda Tercera – Sección I SÁBADO1. Afírmanos, Oh Cristo, ten piedad de nosotros; afirma a tu Iglesiasobre la Roca inquebrantable de tu Palabra y de tu Cruz; afirma micorazón sobre la piedra de tus Mandamientos, pues Tu eres el soloSanto y Señor.2. Me he construido una torre como en Babel, la he fortificado con elmuro de mis pasiones, oh, Tú mi Creador, ven a remover loscimientos de mi orgullo.3. En Ti, Vencedor de la muerte, poseo una Fuente de Vida, hacia Tigrito desde lo hondo de mi corazón antes del fin de mis días. Hepecado, pero por Ti, Jesús Creador, seré recreado.4. Grito hacia Ti, Señor, ten piedad de mi. Cuando vuelvas escoltadopor tus ángeles, para dar a cada uno según sus obras. Oh, Amigo delos hombres, no rechaces la oración de aquellos que te alaban.(Meg) Alégrate María, pues has llevado en tu seno al Dios del Cielo.Alégrate, Trono del Señor de la gloria. Alégrate, Madre de nuestraVida.(Dox) Te bendecimos, Dios Santo, Padre Increado, Hijo Eterno, Ríode Vida. Celebramos tu poder y tu Gloria, te adoramos y teimploramos: sálvanos, Dios Salvador. 15
  18. 18. Sección II SEMANA II DOMINGO1. Abandona, alma mía, el país de los Caldeos, la tierra del pecado,abandona con Abraham, la tierra de tus padres, toma el camino delexilio y recibe el desierto en herencia.2. Como Abraham, recibirás en herencia, la tierra de la Promesadonde manan leche y miel ahí donde surge el río de la vidaincorruptible.3. En la encina de Mambré, el Patriarca acogió a los tres ángeles. Losrecibió con amor y se postró ante el único y recibió por Ellos al Hijode la Promesa.4. Melquisedec, Rey de la Paz, precedió a Abraham. Recibió de él enmisterio el diezmo de todos sus bienes, le ofreció el pan y el vino, ensigno de Cristo Jesús.(Meg) Bendita seas María, Madre de Dios. Has traído al mundo en eltiempo establecido el Hijo engendrado del Padre antes de todos lossiglos y has permanecido Virgen, amamantando al Fruto de tuvientre.(Dox) Te bendecimos, Dios Santo, Padre Increado, Hijo Eterno, Ríode Vida. Celebramos tu poder y tu Gloria, te adoramos y teimploramos: sálvanos, Dios Salvador. 16
  19. 19. Sección III LUNES1. Me he convertido en un ídolo, he manchado y endurecido micorazón, no he escuchado tu Voz y he desobedecido a tu Palabra,Jesús, Hijo de David, ten piedad del pecador que soy.2. A ejemplo de Lot, huyendo del fuego del cielo que consumió latierra de Sodoma, vengo a refugiarme en la santa montaña de lapenitencia y del arrepentimiento; que escape del incendio devoradordel pecado y al fuego de tu justa cólera.3. No me condenes; Señor, como al Fariseo, pues mi corazónenceguecido muestra su dureza y su orgullo; otórgame la humildaddel publicano y, en tu benevolente dulzura, justifícame.4. Como David, he pecado, y mi pecado está sin cesar ante mi; contraTi, contra Ti, sólo pequé. Como el publicano exclamo: ten piedad delpecador que soy.5. Dirige por mi, oh Magdalena, tu oración suplicante a la Virgen dedulzura, derrama tu intercesión a los pies del Señor Jesús: que seabran ante mí las puertas eternas.(Meg) Bendita seas María, Madre de Dios. Has traído al mundo en eltiempo establecido el Hijo engendrado del Padre antes de todos lossiglos y has permanecido Virgen, amamantando al Fruto de tuvientre.(Dox) Te bendecimos, Dios Santo, Padre Increado, Hijo Eterno, Ríode Vida. Celebramos tu poder y tu Gloria, te adoramos y teimploramos: sálvanos, Dios Salvador. 17
  20. 20. Sección IV MARTES1. Contempla, alma mía, a Isaac ofrecido en holocausto, contempla alnuevo Isaac, atado al madero de la Cruz, nueva Víctima ofrecida enel misterio por el pecado del mundo.2. Señor, no has ignorado el sacrificio de Isaac, recibe mi espírituquebrantado en el sacrificio, pues a un corazón quebrantado yhumillado Tú no lo desprecias.3. Has imitado a la envidia de Esaú, oh alma mía, has vendido elderecho de primogenitura de tu belleza primera, y has perdido lagracia de la bendición paterna.4. Contempla, alma mía, la escala de Jacob, que se eleva de la tierrahasta el cielo: es Cristo venido al mundo, Él es la verdadera escala, elúnico Sacerdote y Mediador nuestro Dios y nuestro Rey.(Meg) Madre fecunda del Redentor, que nos abres la puerta delCielo, ven en ayuda de tu Pueblo, que cae y quiere levantarse, Tú,que ante el asombro del universo, engendraste al creador. (Dox) Te bendecimos, Dios Santo, Padre Increado, Hijo Eterno, Ríode Vida. Celebramos tu poder y tu Gloria, te adoramos y teimploramos: sálvanos, Dios Salvador. 18
  21. 21. Oda Cuarta – Sección I MIÉRCOLES1. El profeta, conocedor de tu advenimiento, Señor, quedóaterrorizado; entonces exclamó: “Escuché el ruido de tus pasos ytuve miedo”. Gloria a tu poder, Señor. Gloria a tu Salvación.2. Elévate, oh alma mía, contempla la Escala mística, que elPatriarca Jacob veía en las visiones de la noche, para que alcances elconocimiento de Dios y seas renovada.3. Estate atenta, alma mía, lucha como Jacob hasta la llegada de laaurora. Por el combate obtendrás el conocimiento y Dios tebendecirá: Serás llamada Israel pues verás al Señor.4. Como nuestro Padre Jacob que vio cara a cara a Dios, mi corazónatravesará hasta el fin las sombras de la noche y descubrirá elverdadero tesoro.5. Levanta por el aliento de tu Amor, oh María de Magdala, Tú, dequien Cristo echó siete demonios, has vivido la vida de los ángeles,pues el Señor te ha colmado de su gracia.(Meg) Madre fecunda del Redentor, que nos abres la puerta delCielo, ven en ayuda de tu Pueblo, que cae y quiere levantarse, Tú,que ante el asombro del universo, engendraste al creador.(Dox) Te confieso y te adoro, indivisible Sustancia del Padre, delHijo y del Espíritu; te ofrezco la aclamación celestial que retumbasin fin: Santo! Santo! Santo es el Señor en los cielos! 19
  22. 22. Sección II JUEVES1. Job, acostado en su lecho, permaneció sin reprochar, pero yo nohe imitado su coraje ni su firmeza en la prueba; Por eso Satanás halogrado acusarme ante Dios.2. Despojado de sus riquezas, privado de sus amigos y carcomido porel sufrimiento en su desgracia, Job no pecó y mantuvo a tus ojos uncamino sin reproche; confesó en su carne, te vería, Señor, suRedentor.3. En el umbral de la muerte, te bendijo, Dios que das y reprendes yTú, le revelaste tus designios en medio de la tempestad; TuSabiduría lo revivió y su carne revivió nuevamente.4. He aquí que estoy cubierto de úlceras, mi corazón es devorado porla fiebre del pecado. Verdadero Médico, el que Tú amas estáenfermo. Y Tú Señor, si quieres, me puedes curar.(Meg) Muy humilde Virgen, intercede por mi, que me arrepiente demi orgullo, Tú que has dado a tu Hijo Jesús, nuestra naturalezahumillada, para que la rescate y la exalte a la derecha del Padre.(Dox) Te confieso y te adoro, indivisible Sustancia del Padre, delHijo y del Espíritu; te ofrezco la aclamación celestial que retumbasin fin: Santo! Santo! Santo es el Señor en los cielos! 20
  23. 23. Sección III VIERNES1. El Señor Dios ha plantado una viña: cavó un lagar, y construyóuna torre; mi viña no la he cuidado, y no dio fruto.2. Los malos viñadores han lapidado a los profetas; al ver llegar alHijo, exclamaron como los hermanos de José: “Vengan, matémoslo,y arrojémoslo fuera de la viña”.3. Has realizado la salvación en la tierra: fuiste clavado por nosotros,oh Cristo, al árbol del dolor; Tú, la Viña del Padre, del cual somossarmientos.4. Por Ti, el Edén inaccesible se abrió ante nosotros; es por eso quete adoran el Cielo y la tierra, toda la Creación te canta con lamultitud de las naciones rescatadas.5. A ti, que Cristo libró de siete demonios, oh Magdalena, noquedaste cautiva del pecado; por tu arrepentimiento, has hechodesbordar al cielo la alegría de los ángeles.(Meg) Muy humilde Virgen, intercede por mi, que me arrepiente demi orgullo, Tú que has dado a tu Hijo Jesús, nuestra naturalezahumillada, para que la rescate y la exalte a la derecha del Padre.(Dox) Te confieso y te adoro, indivisible Sustancia del Padre, delHijo y del Espíritu; te ofrezco la aclamación celestial que retumbasin fin: Santo! Santo! Santo es el Señor en los cielos! 21
  24. 24. Sección IV SÁBADO1. Como el hijo pródigo, he despilfarrado tus dones: mi espíritu, lejosde Ti, se oscureció en la mentira; pero me levantaré de la sombra dela muerte, y volveré a Ti.2. El tiempo de vida es corto, lleno de dolores y males, pero en miarrepentimiento, recíbeme, ábreme los ojos a la invitación de tu Luz,y por tu infinita misericordia, no seré presa del enemigo.3. Por tu hijo arrepentido, preparas un festín, y lo has revestido delvestido de la inmortalidad, pues eres nuestro Padre, lleno de ternuray de perdón.4. Por tu Divino huésped, que recibe a todo hombre al banquete detu Reino, que no cierre mi casa ni mi corazón al visitante ni al pobre,pues fue en ellos que Abraham recibió a los ángeles.(Meg) El Verbo del Padre se hizo carne viviente; una Virgen loconcibió en sus entrañas inmaculadas: en Ti, María, un Hombrenuevo vino al Cielo una nueva raza ha sido concebida.(Dox) Te confieso y te adoro, indivisible Sustancia del Padre, delHijo y del Espíritu; te ofrezco la aclamación celestial que retumbasin fin: ¡Santo! ¡Santo! ¡Santo es el Señor en los cielos! 22
  25. 25. Sección V SEMANA III DOMINGO1. ¡Escuchen ahora y vean que soy Dios! He llevado a mi pueblo aldesierto por el Poder de mi Brazo, hice llover el maná y brotar elagua de la roca.2. ¡El pozo donde nos hiciste beber, Señor, es más profundo que elde Jacob! Desde tus entrañas, distribuyes entre nosotros un AguaViva, no tendré jamás sed, pues es de Ti, que brotan los torrentes dela Vida.3. Que la sangre y el Agua que brotaron de tu costado, sean para míla piscina del bautismo y la bebida que me libera a fin de sacar aguade tu Palabra vivificante que apaga mi sed.4. La Iglesia posee como Copa, tu Costado traspasado, de dondebrota para nosotros la doble fuente del conocimiento y del perdón: elAgua y la Sangre de la Alianza que dan testimonio de Ti en elEspíritu Santo.(Meg) Alégrate, Trono de fuego, Arca de la Vida. Alégrate,Candelabro que sostiene la lámpara resplandeciente: María,descanso de los bienaventurados, alégrate.(Dox) Te confieso y te adoro, indivisible sustancia del Padre, del Hijoy del Espíritu; te ofrezco la aclamación celestial que retumba sin fin:¡Santo! ¡Santo! ¡Santo es el Señor en los cielos! 23
  26. 26. Sección VI LUNES1. He pecado contra Ti, lo confieso, mi Dios y Salvador, en tumisericordia, otórgame la gracia y el perdón; Tú, el Buen Pastor,reencuentra la oveja perdida y no me abandones en mi deambular.2. Oh, Señor, Juez que desbastas con el fuego la iniquidad deSodoma y Gomorra, que el fuego oscuro y devorador de la codicia yde las pasiones, no destruyan mi cuerpo y mi corazón.3. No seas como la mujer de Lot, oh alma mía, transformada enestatua de sal por haber mirado hacia atrás; mantén tu mirada haciaadelante, en el Camino que conduce a tu Señor.4. Señor, no he creído en tu Palabra, como Naamán el Sirio, no mehe sumergido en el Río de tu Gracia, no he sido purificado de la leprade mi pecado.(Meg) Aquel que nace de Ti, oh Maria, es el Pastor de nuestras almassalió del seno del Padre, para buscar la oveja perdida, la cargó sobresus hombros, y la devolvió al Paraíso.(Dox) Te confieso y te adoro, indivisible sustancia del Padre, del Hijoy del Espíritu; te ofrezco la aclamación celestial que retumba sin fin:¡Santo! ¡Santo! ¡Santo es el Señor en los cielos! 24
  27. 27. Sección VII MARTES1. Señor, estoy afuera del Palacio nupcial, expulsado del Festín de lasBodas del Cordero; mi lámpara se apagó; y mientras me dormía, laspuertas de la sala de Bodas se cerraron; la comida fue consumida yyo, atado, fui expulsado.2. Has inmolado en la Cruz, oh Verbo de Dios, tu Cuerpo y tu Sangrepor todos nosotros; tu Cuerpo para renovarme, tu Sangre parapurificarme; Has exhalado tu Espíritu para acercarme al Padre.3. Los bienaventurados Apóstoles, iluminados por Cristo, como unalira de doce cuerdas, animados por el soplo del Espíritu, han cantadola Gloria del Padre, y engañado los sortilegios de la muerte.4. Hicieron de nosotros, la viña del Bienamado, distribuyeron el vinodel Espíritu, y embriagaron al mundo, nos enseñaron la nuevaalabanza del Creador.5. María de Magdala, encontraste en el jardín a tu bienamado Jesúsy anunciaste a los Apóstoles la Buena Noticia de su Resurrección. OhTu, Apóstol de los Apóstoles, condúcenos hasta las alegrías de lasfiestas Pascuales.(Meg) Aquel que nace de Ti, oh Maria, es el Pastor de nuestras almassalió del seno del Padre, para buscar la oveja perdida, la cargó sobresus hombros, y la devolvió al Paraíso.(Dox) Te confieso y te adoro, indivisible sustancia del Padre, del Hijoy del Espíritu; te ofrezco la aclamación celestial que retumba sin fin:¡Santo! ¡Santo! ¡Santo es el Señor en los cielos! 25
  28. 28. Oda Quinta – Sección I MIÉRCOLES1. ¡Aguardo en la noche profunda; por la mañana ilumínanos Señor!¡Guíame por el sendero de tus mandatos! ¡Enséñame, mi Señor, ahacer tu Voluntad!2. Por el pecado, la noche ha invadido mi alma, mi vida se haperdido en las tinieblas sin salida; ¡Tú solo, Dios mío, puedes hacerde mí un hijo de la Luz!3. Tú has venido a buscar y salvar lo que estaba perdido; comoZaqueo, el publicano, corro hacia Ti, pero Tú, no has venido a llamara los justos sino a los pecadores del arrepentimiento.4. Escucha, oh alma mía, la Voz del Señor que te llama, El es el Diosque busca a aquellos que se vuelven a El: “¡Ven Zaqueo, apresúratehoy quiero alojarme en tu casa!”.(Meg) Llena de Gracia, has sido elegida como un Vaso muy puro,Vaso para siempre precioso, para recibir a tu Dios: ¡Bendita entre lasmujeres, porque has llevado en tu seno la Buena Nueva del Reino!(Dox) Nosotros nos postramos, único Dios, ante tu misterio TresVeces Santo: Santo es el Padre Increado, Santo es el Hijo muyquerido, Santo es el Espíritu de Amor que los une. 26
  29. 29. Sección II JUEVES1. No retuviste, oh Cristo, el rango que te igualaba a Dios, cargaste elyugo de nuestra carne, para curar a los enfermos y vendar tododolor.2. Me confieso a Ti, Cristo, mi Rey, pues pequé como antaño lohicieron los hermanos de José. Te vendí, Tú, el Cordero inocente,Tú, la Sabiduría de Dios.3. José fue arrojado a la fosa, oh soberano Señor, como símbolo detu Sepultura y de tu Resurrección; ¡Escóndeme en las profundidadesdel arrepentimiento y levántame en la mañana de tu Pascua.4. José, el hijo elegido de Dios, fue entregado por los suyos, él, eljusto muy suave, fue vendido como esclavo, a imagen del Señor; perotú, alma mía, eres la esclava de tu pecado en la cárcel de tu orgullo.5. Bienaventurada Magdalena, impulsada por el ardor de tu amor, tehas postrado delante de la Cruz del Señor de la vida; has que yo seacolmado, contigo, por la gloria del Cielo.(Meg) Llena de Gracia, has sido elegida como un Vaso muy puro,Vaso para siempre precioso, para recibir a tu Dios: ¡Bendita entre lasmujeres, porque has llevado en tu seno la Buena Nueva del Reino!(Dox) Nosotros nos postramos, único Dios, ante tu misterio TresVeces Santo: Santo es el Padre Increado, Santo es el Hijo muyquerido, Santo es el Espíritu de Amor que los une. 27
  30. 30. Sección III VIERNES1. No deseches la obra de tus manos, Señor del universo: he pecadocontra Ti, pero no soy más que un hombre; Tú sólo, Amigo de loshombres, tienes el poder de perdonar.2. Cuando Moisés nació, fue por Ti salvado de las aguas; llevándolopor las aguas del río, salvaste al justo de la muerte; acuérdate de tuMuerte y tu Resurrección, en que nos has sumergido.3. Señor, llévame al desierto con Moisés, otórgame su coraje y elamor a su Pueblo: que contemple con él la zarza ardiente y revele tuNombre a mis hermanos.4. Moisés separó las aguas con la vara y las transformó en murallasen medio del abismo, Tú, Señor, modela en mi corazón la imagen detu divina Cruz; Ella será el bastón que me sostenga mediante el cualrealizaré tus maravillas.5. Santa María de Magdala, derramando tus lágrimas a los pies deJesús, tu cuerpo herido por el pecado, fue ya renovado por suResurrección; por eso El te eligió para anunciar al mundo el triunfode su misericordia.(Meg) Llena de Gracia, has sido elegida como un Vaso muy puro,Vaso para siempre precioso, para recibir a tu Dios: ¡Bendita entre lasmujeres, porque has llevado en tu seno la Buena Nueva del Reino!(Dox) Nosotros nos postramos, único Dios, ante tu misterio TresVeces Santo: Santo es el Padre Increado, Santo es el Hijo muyquerido, Santo es el Espíritu de Amor que los une. 28
  31. 31. Sección IV SÁBADO1. Moisés extendió los brazos contra Amalek, como signo de tu Cruz,Cristo Jesús. Que yo implore tu misericordia con él y apacigüe tucólera; que permanezca en oración ante Ti, por la salvación de tuPueblo.2. Como Moisés te suplico: “¡Hazme ver tu Rostro!” Llévame hastatu Santa Montaña y escóndeme en la hendidura de la roca, pues Túeres un Dios de ternura, lento a la cólera y rico en fidelidad.3. Moisés en el desierto alzó la serpiente de bronce; y todos aquellosque la miraban quedaban sanados de la quemadura del pecado; peroTú, Buen Jesús, elevado sobre la tierra, atraes a todos los hombreshacia Ti.4. Los hijos de Israel han comido el cordero pascual, han marcadosus puertas con su sangre como signo de tu Cruz; Tú, verdaderoCordero, sálvanos, que somos pecadores.(Meg) En Ti, María, el Creador del mundo ha renovado nuestranaturaleza; en tu vientre, engendraste sin haber conocido hombre;Virgen y Madre de Dios, con un doble esplendor eres iluminada.(Dox) Nosotros nos postramos, único Dios, ante tu misterio TresVeces Santo: Santo es el Padre Increado, Santo es el Hijo muyquerido, Santo es el Espíritu de Amor que los une. 29
  32. 32. Oda Sexta – Sección I SEMANA IV DOMINGO1. Te ofrezco, Señor, las lágrimas de mis ojos, y los gritos de micorazón que gime, pues mi alma se ha transformado en extraña parasu Dios.2. Que las lágrimas sean para mi, la piscina de Siloé, a fin de poderlavar, la vista enceguecida de mi alma; entonces te contemplaré, ohSeñor, Luz desde antes de todos los siglos.3. Has venido Señor, para que los ciegos vean, creo en Ti, Señor, meinclino y te adoro, Tu eres la Luz del mundo.4. Moisés con su vara golpeó la roca, y esa roca era Cristo, en suCostado traspasado: El es la Fuente en que, con alegría, recogemosel Agua de la Vida.(Meg) Alégrate María, pues has recibido en Ti a Dios, Alégrate, túhas engendrado a Dios en la forma de esclavo; Alégrate, pues elSeñor te ha recibido en la Luz eterna.(Dox) Divina Trinidad, que contienes todas las cosas con tu poder:Padre Increado, Luz nacida de la Luz, Espíritu de Vida que procededel Padre y del Hijo, conserva tu rebaño en la paz, oh Tú, Pastor denuestras almas. 30
  33. 33. Sección II LUNES1. Desde la Cruz, el ladrón gritó: “¡Acuérdate de mi, Jesús!” Tambiényo grito a Ti, desde lo hondo de mi miseria: Concédeme entrar conél, al Paraíso.2. Alma mía, no te asemejes al pueblo de Israel, que perdió lapaciencia y murmuró contra Dios en el desierto, extrañando lasvoluptuosidades y alimentos de Egipto.3. Que yo escuche hoy tu Voz en el desierto, y que no cierre micorazón, pero que golpee con Moisés, la Roca espiritual; para beberen las Fuentes vivas de la ciencia de Dios y en el Río de la Sabiduría.4. Cristo Señor, soy la dracma perdida. Para buscarme has prendidouna lámpara: Juan, tu Precursor; restaura en mí tu Imagen, Tú, laimpronta de la sustancia del Padre.(Meg) Extiende tu oído, María y escucha mi canto; el Señor deluniverso se ha prendado de tu belleza; mira a tus hijos que, de edaden edad, hacen memoria de tu nombre.(Dox) Divina Trinidad, que contienes todas las cosas con tu poder:Padre Increado, Luz nacida de la Luz, Espíritu de Vida que procededel Padre y del Hijo, conserva tu rebaño en la paz, oh Tú, Pastor denuestras almas. 31
  34. 34. Sección III MARTES1. De viva voz grito al Dios de misericordia, y El me responde desdelo más hondo de su Abismo: El rescata mi vida del poder de lamuerte.2. Que las aguas de la Muerte se detengan y retrocedan. Cristo,sálvame como a Pedro de la tempestad de las pasiones; extiende lamano, sácame de las profundidades del pecado.3. Eres el Puerto de la Paz, eres la Tierra Prometida; eres el Arca deDios, Salvador mío; has quebrado las cabezas del Dragón en lasaguas.4. Perdona Señor, que la tierra no se abra para tragarme como aDatán y Abirón; que las aguas de mi pecado, como las del mar Rojo,no se vuelvan para hundirme como al Faraón y su ejército.(Meg) Alégrate, Montaña Santa, anunciada por los profetas; de ti fuetallado, sin la ayuda de mano humana, Cristo, la Piedra Angular, quedebía dar muerte a los poderes de la muerte.(Dox) Divina Trinidad, que contienes todas las cosas con tu poder:Padre Increado, Luz nacida de la Luz, Espíritu de Vida que procededel Padre y del Hijo, conserva tu rebaño en la paz, oh Tú, Pastor denuestras almas. 32
  35. 35. Sección IV MIÉRCOLES1. Levántate, alma mía, con Josué y cuza el Jordán; cruza el río de lascosas pasajeras que se escurren y se van, para entrar en la Tierra dela Promesa.2. Quisiera tener la fuerza de Débora y de Jael, para perforar alenemigo con la Cruz de Cristo, y con Manoah ver al Ángel de Dioselevarse en la llama.3. Que no imite, Señor, la debilidad de Sansón; que las seduccionesde la carne no me hagan perder tu Gloria, dejándome en manosextranjeras, que traman la mentira.4. Como Gedeón estiraré la piel para recibir el rocío del cielo;inclinaré la cabeza y beberé en el Río de tu Palabra; ten piedad demí, como a Ana, la estéril, escucha la oración que murmuran mislabios.5. Permanecías junto al sepulcro llorando, María de Magdala, yJesús vino a ti, y te llamó por tu nombre: “María, no me detengasasí, pues voy a mi Padre”.(Meg) Alégrate, Montaña Santa, anunciada por los profetas; de ti fuetallado, sin la ayuda de mano humana, Cristo, la Piedra Angular, quedebía dar muerte a los poderes de la muerte.(Dox) Divina Trinidad, que contienes todas las cosas con tu poder:Padre Increado, Luz nacida de la Luz, Espíritu de Vida que procededel Padre y del Hijo, conserva tu rebaño en la paz, oh Tú, Pastor denuestras almas. 33
  36. 36. Oda Séptima – Sección I JUEVES1. Hemos pecado, Señor, y toda misericordia proviene de Ti: nos hasenseñado como curarnos con el ayuno, la oración y la limosna;escucha la confesión de nuestra debilidad y en tu paciencia,levántanos con amor.2. A tu Pueblo, Dios Salvador, has dado el maná, el pan del cielo,figura de la Carne de tu Hijo, El, Pan Vivo bajado del Cielo, para laVida del mundo.3. He oscurecido tu imagen, mi lámpara se ha apagado; en micorazón disminuyó, el brillo de tu esplendor; en tu misericordia,devuélveme, la alegría de tu Salvación.4. Conviérteme Señor, y me convertiré; revela lo que está escondidoen mí, Tú que conoces los secretos de los corazones; pues me hasprobado Señor, y desde las Alturas, conoces mi deseo.5. A tus pies, Señor, me inclino como la pecadora; te ofrezco mispalabras mezcladas de lágrimas: ¡levántame, oh Cristo, y restaura mivida!(Meg) Alégrate, Montaña Santa, anunciada por los profetas; de ti fuetallado, sin la ayuda de mano humana, Cristo, la Piedra Angular, quedebía dar muerte a los poderes de la muerte.(Dox) Alabanza al Padre Increado y a su Hijo Único; Alabanza alEspíritu de Luz que procede del Padre y del Hijo; A Ti la mismagloria y adoración, por los siglos de los siglos. 34
  37. 37. Sección II VIERNES1. Confieso ante Ti, los secretos de mi corazón: mira mi miseria, mirami dolor; Tú, mi Juez clemente, inclínate para salvarme.2. El Rey David, antepasado de Dios según la carne, pecó contra Ti,sumando al crimen el adulterio, pero, a la voz del profeta, hizo doblepenitencia por su doble pecado.3. Yo soy ese hombre, que hizo lo que desagrada al Señor; sabrécomo David, confesar mi miseria gritando: “¡Ten piedad de mi,Señor, por tu gran misericordia!”4. Contra Ti, Señor, contra Ti sólo pequé, purifícame y seré másblanco que la nieve; crea en mí un corazón puro, que cante tumisericordia.(Meg) Te cantamos, María, proclamamos tus alabanzas; has traído almundo al Hijo de Dios, uno de la Trinidad indivisible, y nos hasabierto el cielo a nosotros, que caminamos sobre la tierra.(Dox) Alabanza al Padre Increado y a su Hijo Único; Alabanza alEspíritu de Luz que procede del Padre y del Hijo; A Ti la mismagloria y adoración, por los siglos de los siglos. 35
  38. 38. Sección III SÁBADO1. Mira a Salomón que lleno de la Sabiduría y de la Gracia de Dios,como se apartó del Señor atraído por las concupiscencias y elorgullo, no imites sus pasiones, por temor a ser extraño a tu Dios.2. Como Ajab, has derramado la sangre del pobre, como Manases, tehas inclinado ante los ídolos paganos, has merecido el exilio, lejosdel Señor y del lugar de su gloria.3. Sé fuerte como Elías, contra los reyes y los falsos profetas; cerrólas puertas de la lluvia, e hizo descender el fuego del cielo, y por elPoder de Dios, resucitó a los muertos.4. Como Elías, vete al desierto para huir de los enemigos de Dios;recibirás el pan y el agua para caminar hacia la Montaña de Dios, yDios vendrá a ti, en la suave brisa.5. Aquel que has amado sin medida, María de Magdala, Aquel que tucorazón deseó, y que has seguido sus pasos, el Dios de ternura mirótu arrepentimiento, y Él mismo lo hizo nacer en tu corazón.(Meg) Te cantamos, María, proclamamos tus alabanzas; has traído almundo al Hijo de Dios, uno de la Trinidad indivisible, y nos hasabierto el cielo a nosotros, que caminamos sobre la tierra.(Dox) Alabanza al Padre Increado y a su Hijo Único; Alabanza alEspíritu de Luz que procede del Padre y del Hijo; A Ti la mismagloria y adoración, por los siglos de los siglos. 36
  39. 39. Sección IV SEMANA V DOMINGO1. Mis días se han esfumado como un sueño al despertar, comoExequias, te suplico agregar años a mi vida. Qué hay en la tierra paramí, sino sólo Tú, Dios de mi corazón y mi herencia para siempre.2. Como Marta y María, por su hermano Lázaro, Lloro Señor, sobretu Imagen sepultada por mi pecado. Como María, derramo elperfume de mis lágrimas, en signo de tu Pascua.3. Has llorado, Cristo Jesús, por tu amigo Lázaro; has confirmado lafe de Marta y María, y has resucitado a su hermano, muerto haciacuatro días.4. Llamando a Lázaro que salga del sepulcro, anuncias tu Pascua.Has roto las puertas de la muerte, y el poder del infierno, por lafuerza de tu Brazo; Pues eres el Dios Santo: Santo Fuerte, SantoInmortal.(Meg) Madre de la Luz que no conoces el ocaso, Madre de la Luz queborras las tinieblas del pecado e iluminas al mundo; Tu que hasrecibido la Gracia del Espíritu Santo, ruega por nosotros pecadores,que buscamos la luz.(Dox) Alabanza al Padre Increado y a su Hijo Único; Alabanza alEspíritu de Luz que procede del Padre y del Hijo; A Ti la mismagloria y adoración, por los siglos de los siglos. 37
  40. 40. Oda Octava – Sección I LUNES1. Rey eterno de gloria, ante quien tiemblan los poderes de los cielos,a Ti, que te bendicen los ángeles, los sacerdotes y el pueblo; purificamis labios manchados con la llama del carbón ardiente.2. Como el publicano postrado en tierra, me golpeo el pecho; comoPedro, lloro amargamente, pues te he renegado; como la mujeradúltera; Señor, no me condenes.3. Como la cananea, te persigo con mi clamor: “Ten piedad de mi,porque soy como un perro, bajo la mesa de su amo; dame acompartir, Hijo de David, las migajas de tu Gracia.4. Como la mujer con flujo de sangre, me acerco a Ti, Jesús; déjametocar el borde de tu manto, que escuche a mi vez, esas palabrasdivinas: “Tu fe te ha salvado”.(Meg) Bienaventurada Aquella que escuchó la Palabra y la recibió ensu corazón, Bienaventurada Aquella que llevó en sus entrañas elVerbo de Vida. Todas las generaciones la proclamanBienaventurada, pues el poderoso ha realizado por Ella maravillas.(Dox) Creador de todas las cosas; Padre, Hijo y Espíritu Santo. Tealabo por tu única gloria y la belleza de tu Reino, Sol de tripleesplendor, en una sola luz. 38
  41. 41. Sección II MARTES1. Los ángeles brillantes te cantan en los cielos, los Querubines y losSerafines te alaban, te bendicen y aclaman: “Ten piedad del que hapecado, Señor, y despierta su alma”.2. El profeta Elías, arrebatado por un carro de fuego, fue llevadohasta el cielo; Elévate alma mía, por encima de las tentaciones de latierra.3. Elías arrojó su manto sobre Eliseo, que cultivaba su campo; y,viéndolo subir al cielo, Eliseo recibió una doble parte de su Espíritu.Que contemple Señor tu misterio, y reciba de Ti el don de tu EspírituSanto.4. Eliseo tomó el manto de Elías, y tocó las aguas del Jordán; y lasaguas se dividieron como en los días de Josué. Que sea revestido detu Gracia Señor, y que las aguas de la muerte se aparten de mi.5. María de Magdala, mensajera de la Resurrección, has visto con tusojos, al Cristo resucitado de entre los muertos; has proclamado almundo entero que Jesús está Vivo.(Meg) Bienaventurada Aquella que escuchó la Palabra y la recibió ensu corazón, Bienaventurada Aquella que llevó en sus entrañas elVerbo de Vida. Todas las generaciones la proclamanBienaventurada, pues el poderoso ha realizado por Ella maravillas.(Dox) Creador de todas las cosas; Padre, Hijo y Espíritu Santo. Tealabo por tu única gloria y la belleza de tu Reino, Sol de tripleesplendor, en una sola luz. 39
  42. 42. Sección III MIÉRCOLES1. Que entone el canto de tu Gloria y que suenen las trompetas, quese derrumben los muros del enemigo; y que sean reforzadas ennuestras manos las armas del conocimiento de Dios.2. Como Jonás, he huido lejos de tu Rostro en las islas lejanas, no hequerido conocer tu misericordia, pero de las entrañas del abismo, mioración sube hacia Ti.3. He escuchado la penitencia de los ninivitas, se han postrado con elsayal y la ceniza, han gritado hacia Ti para que apartes tu cólera desus pecados.4. Has purificado a Naamán en las aguas del Jordán, has bautizadoal pueblo en la nube y en el mar; haces renacer a los pecadores, delAgua y del Espíritu.(Meg) Has recibido en tu vientre, María, Aquel que el mundo nopuede contener. Has llevado dentro de Ti, Aquel que lleva todas lascosas. Has amantado a Cristo, que alimenta a toda creatura.(Dox) Creador de todas las cosas; Padre, Hijo y Espíritu Santo. Tealabo por tu única gloria y la belleza de tu Reino, Sol de tripleesplendor, en una sola luz. 40
  43. 43. Sección IV JUEVES1. He escuchado los lamentos de Jeremías en el foso, y sulamentación sobre Sión destruida; como él, lloro y suplico: “Sálvamedel abismo del pecado”.2. He escuchado a Daniel en el foso de los leones, he escuchado a lostres jóvenes en el horno, bendiciendo al Señor; líbrame, Cristo, delleón rugiente y de las llamas del infierno.3. Oh Buen Pastor, Tu que conoces las ovejas por su nombre, y quedas tu vida por la Iglesia; sálvame de las fauces del león, devuélvemeal rebaño de tu redil.4. Tu, Buen Samaritano, te has inclinado sobre mi; me has curadocon el aceite de tu misericordia y el vino de tu amor, Tu, el Amigo delos hombres, llévame sobre tus hombros como a la oveja perdida.5. Para apagar la llama del pecado, María de Magdala, Cristo hahecho derramar de tus ojos las lágrimas de la penitencia, y como unrío, ellas han refrescado la fiebre de tu alma.(Meg) Has recibido en tu vientre, María, Aquel que el mundo nopuede contener. Has llevado dentro de Ti, Aquel que lleva todas lascosas. Has amantado a Cristo, que alimenta a toda creatura.(Dox) Creador de todas las cosas; Padre, Hijo y Espíritu Santo. Tealabo por tu única gloria y la belleza de tu Reino, Sol de tripleesplendor, en una sola luz. 41
  44. 44. Sección V VIERNES1. El gran sacerdote ha profetizado acerca de Ti diciendo: “Convieneque muera un solo hombre por todo el pueblo”; Junta, Señor, a lasombra de tu Cruz, los hijos dispersados de Dios.2. Como el ladrón en la Cruz, grito hacia Ti, mi Salvador: “Acuérdatede mi, cuando entres en tu Reino; a pesar de todos mis pecados,tómame junto a Ti en el paraíso”.3. Cristo, por la oración de tus Apóstoles, que el fuego devorador detu Amor se prenda en mi corazón; y que consuma en mí, todo rastrode pecado.4. Tu Iglesia, Cristo, edificada por el Espíritu, anuncie por la boca delos apóstoles, la fe en tu Misterio. Salva a aquellos que unen susvoces a la de ellos, para confesar Tu Gloria.(Meg) Como una vestimenta de púrpura ha revestido nuestra carneen tu seno, María, el Emmanuel: Esplendor eterno del Padre, en ti,se ha realizado la redención del mundo.(Dox) Creador de todas las cosas; Padre, Hijo y Espíritu Santo. Tealabo por tu única gloria y la belleza de tu Reino, Sol de tripleesplendor, en una sola luz. 42
  45. 45. Oda Novena – Sección I SÁBADO1. Has nacido, Cristo, de la carne de la Virgen María, por el poder delEspíritu y sin semilla de hombre, renovando la creación por tu nuevonacimiento.2. Juan, el precursor de tu Gracia, predicó penitencia; como lapaloma que ama la soledad, como la voz que grita en el desierto,como la lámpara que calienta y brilla en las tinieblas.3. Denunció el crimen de Herodes al precio de su sangre; y todos loshijos de Israel, se apresuraron hacia él. Confesaron sus pecados yentraron en el agua que purifica.4. Avanzando en medio de los pecadores para cumplir toda justicia,como la oveja muda que lleva el pecado del mundo, has descendido alas aguas del Jordán, y el Espíritu vino sobre Ti.5. María, hermana de Lázaro, tú que permaneces a los pies de Cristo;no temas, pues has elegido la mejor parte. Un poco más de tiempo ylo volverás a ver, y tu corazón tendrá alegría.(Meg) Como una vestimenta de púrpura ha revestido nuestra carneen tu seno, María, el Emmanuel: Esplendor eterno del Padre, en ti,se ha realizado la redención del mundo.(Dox) Creador de todas las cosas; Padre, Hijo y Espíritu Santo. Tealabo por tu única gloria y la belleza de tu Reino, Sol de tripleesplendor, en una sola luz. 43
  46. 46. Sección II DOMINGO DE RAMOS1. Oh Cristo, te has hecho hombre, conversando conmigo en la carne.En todo semejante a mí, excepto en el pecado, llamando lospecadores a la conversión.2. Has ayunado cuarenta días en el desierto, y has sufrido hambre;has sido tentado por el demonio, el príncipe de este mundo; hasvencido al enemigo y toda la gloria de los reinos de la tierra.3. Los niños felices, han aclamado al Hijo de David con ramos en lasmanos, las multitudes han extendido sus vestimentas, sobre elcamino del Rey manso y humilde de corazón. Jerusalén, Cristo llorapor ti, pues no has sabido reconocer el tiempo de su visita.4. Ya la puerta del Reino está abierta, los publicanos y las prostitutasprecederán a los justos en el paraíso, pues Tú has venido a buscar ysalvar lo que estaba perdido.(Meg) Oh María, has acompañado a tu Hijo hasta las puertas de lamuerte, por ti, hemos sido rescatados de la maldición, pues hasengendrado nuestra alegría: Cristo nuestro Señor.(Dox) Trinidad consubstancial, te glorificamos; Luz que iluminas,Vida que das vida, a Ti, el Reino sin fin; Padre, Hijo y Espíritu Santo. 44
  47. 47. Sección III LUNES SANTO1. Has venido Cristo, has iluminado a los magos, y alegrado a lospastores. De niños inocentes, has hecho los primeros testigos de laFe. Y el anciano Simeón, te recibió en sus brazos, bendiciendo aDios.2. Revestido de carne, has comido con los hombres; en las bodas deCaná, has cambiado el agua en vino. Tú, que has dado la alegría, heaquí llegada la hora de la Cruz.3. Muy Buen Jesús, has levantado al paralítico de su camilla, Hasresucitado al hijo de la viuda, y has curado al sirviente del centurión;has anunciado a la samaritana el culto en Espíritu y Verdad.4. Has curado al ciego de nacimiento, resucitado a Lázaro; Maríaderramó sobre Ti, el ungüento en vista a tu sepultura. El granoenterrado muere, y lleva mucho fruto.(Meg) Una espada de dolor, atravesó tu alma, María; parada al piede la Cruz de tu Hijo, en espera del Reino, has llegado a ser nuestraMadre, pues nos has engendrado por la Cruz.(Dox) Trinidad consubstancial, te glorificamos; Luz que iluminas,Vida que das vida, a Ti, el Reino sin fin; Padre, Hijo y Espíritu Santo. 45
  48. 48. Sección IV MARTES SANTO1. Verbo de Dios, Cristo, has evangelizado a los pobres, has comidocon los publicanos, y bajaste a habitar con Zaqueo; te hasfamiliarizado con los pecadores, y te has hecho cercano a lospequeños.2. Has purificado al leproso, iluminado a los ciegos; has hecho oír alos sordos y bailar a los rengos. Has enderezado a la mujerencorvada, para anunciar nuestra resurrección.3. Has prometido el agua viva, a los que tiene sed, has proclamadobienaventurados a los que lloran y trabajan por la paz. Has tocado laflauta y nadie ha bailado.4. El fariseo regresó a su casa sin haber sido justificado; las ciudadesque no han escuchado tu Palabra, han sido maldecidas. Oh almamía, no imites su orgullo y reconoce tu miseria.(Meg) Mediadora entre el cielo y la tierra: María nuestra Madre,todas las generaciones te proclamarán bienaventurada. En ti, segúnla carne, nació la Plenitud de la Divinidad.(Dox) Trinidad consubstancial, te glorificamos; Luz que iluminas,Vida que das vida, a Ti, el Reino sin fin; Padre, Hijo y Espíritu Santo. 46
  49. 49. Sección V MIÉRCOLES SANTO1. Toda la creación, Cristo, ha sido sorprendida de estupor; a la vistade tu Cruz, ante tu cuerpo atravesado.2. Las montañas y las rocas se han dislocado, y la luz del sol en plenomediodía, se oscureció; contemplando los clavos hundidos en tubendita carne.3. Te ruego: no exijas de mí dignos frutos de penitencia, pues en mí,oh mi Salvador, mi fuerza está agotada. Dame un corazónconvertido, y la pobreza del espíritu.4. Eres mi Juez, lleno de clemencia y de ternura, Tú que vendrás conlos ángeles para juzgar al universo. Oh Jesús, mírame con dulzurapues he pecado, ya que eres Tú el que perdonas.(Meg) Madre del Salvador, has llorado bajo el árbol de la Cruz,cuando la muerte de tu Hijo atravesó tu corazón como una espada dedolor. Ruega por nosotros, pobres pecadores, ahora y en la hora denuestra muerte.(Dox) Trinidad consubstancial, te glorificamos; Luz que iluminas,Vida que das vida, a Ti, el Reino sin fin; Padre, Hijo y Espíritu Santo. 47
  50. 50. 48
  51. 51. ÍNDICEMiércoles de Ceniza ............................................... 05Jueves después de Ceniza ...................................... 06Viernes después de Ceniza ..................................... 07Sábado después de Ceniza ..................................... 08Semana I ................................................................ 09Semana II ................................................................ 16Semana III ............................................................. 23Semana IV .............................................................. 30Semana V ................................................................ 37Domingo de Ramos ............................................... 44Lunes Santo ........................................................... 45Martes Santo .......................................................... 46Miércoles Santo ..................................................... 47 49
  52. 52. 50
  53. 53. 191

×