CERO
q  	Nace	en	Madrid	en	1891,	muere	en	Boston	1951.
q  Miembro	de	la	generación	del	27,	en	la	que	destacó	como	poeta	del	amor.
1	hDp://www.laporte.es/Generacion_27.html
q  Pedro	Salinas,	entre	García	Lorca	y	Rafael	AlberQ.
q  Profundo,	 intelectual	 y	
humanista.	
q  Estudió		Derecho	y	FilosoTa	y	
Letras.	
q  Fue	 lector	 de	 español	 en	 la	
...
q  En	la	década	de	1920	comenzó	una	
asidua	 colaboración	 con	 la	 Revista	
de	 Occidente	 y	 fue	 catedráQco	 de	
lengua...
q  Trabajó	 como	 lector	 de	 español	 en	
Cambridge.		
	
Cambridge
q  Junto	a	Guillermo	de	Torre	dirigió	la	
revista	Índice	literario	(1932-1936).	
Guillermo	de	Torre
q  En	 este	 úlQmo	 año	 emigró	 a	 Estados	
Unidos,	 donde	 desempeñó	 su	 labor	
docente	en	disQntas	universidades,	y	al...
q  Poeta	 subjeQvo,	 heredero	 de	 la	 tradición	 amorosa	 de	
Garcilaso	de	la	Vega	y	de	Gustavo	Adolfo	Bécquer,	el	gran	t...
q  	En	su	producción	se	pueden	disQnguir	tres	etapas.		
Amor	
PRIMERA	ETAPA:	
POESÍA	PURA	
Época	
vanguardista	
SEGUNDA	ET...
q  	En	su	producción	se	pueden	disQnguir	tres	etapas.		
Presagios,	1924	
Primera	Etapa:	Poesía	pura	
Desde	los	inicios	has...
q  	En	su	producción	se	pueden	disQnguir	tres	etapas.		
La	voz	a	;	debida,	1933	
Segunda	Etapa:	Poesía	amorosa.	
Desde	193...
q  	En	su	producción	se	pueden	disQnguir	tres	etapas.		
El	contemplado,	1946	
Tercera	Etapa:	Poesía	filosófica.	
Desde	1939	...
q  Jorge	Manrique	o	tradición	y	originalidad	(1947).	
q  La	poesía	de	Rubén	Darío	(1947).		
q  El	defensor	(1948)		
q  Ens...
q  Vísperas	del	gozo,	1926	
q  La	bomba	increíble,	1950	
q  El	desnudo	impecable	y	otras	narraciones,	1951	
Relatos
Teatro	
q  Varias	 obras	 de	 teatro,	 la	 mayor	 parte	 todavía	
inéditas.	
q  La	cabeza	de	Medusa	
q  La	estratosfera	
q...
q  En	 2002	 aparecieron	 finalmente	 las	 Cartas	 a	 Katherine	 Whitmore,	 un	
resumen	 de	 la	 copiosa	 correspondencia	 ...
Localización	histórica	
q  El	 fragmento	 seleccionado	 es	 la	
primera	 parte	 del	 largo	 poema,	 de	
389	versos,	que	co...
q  El	propio	poeta	manifiesta	su	angusQa.	
“…bajo especie más directa y
acongojada en el poema último,
largo intento de mov...
q  Esta	 	 “obra	 de	 hombres”	 que	 se	
evita	nombrar,	que	se	transmuta	en	
cero,	en	la	destructora	nada,	es,	sin	
duda,	...
q  Un	tesQgo	ocular	nos	ofrece		esta	impresión	que	explica	la	interpretación	de	
Salinas:	
“ Los aviadores americanos sólo...
q  Del	 hongo	 atómico	 asciende	 una	 columna	 de	 vapor	 hasta	 quince	 mil	 metros	 de	
altura.	
q  La	ciudad	de	Hirosh...
CERO	
	Y	esa	Nada,	ha	causado	muchos	llantos,	
Y	Nada	fue	instrumento	de	la	Muerte,	
Y	Nada	vino	a	ser	muerte	de	tantos.	
...
q  Cero	 es	 un	 poema	 anisosilábico,	 ajustado	 es	 sus	 estructuras	 métricas	 a	 las	
disQntas	tensiones	del	dramáQco	...
q  Viene,	 después	 una	 larga	 serie	 de	 ochenta	 y	 seis	 versos	 sin	 rima,	
predominantemente	 	 isosilábica,	 solo	 ...
Cayó	ciega.		La	soltó,	7+1	=		8	
la	soltaron,	a	seis	mil	7+1	=		8	
metros	de	altura,	a	las	cuatro.	8		
¿Hay	ojos	que	le	di...
Él	hizo	su	obligación:	8	
lo	que	desde	veinte	esferas	8	
instrumentos	ordenaban,	8	
exactamente:	soltarla	8	
al	momento	ju...
Nada.	2	
Al	principio	4	
no	vio	casi	nada.		Una	8	
mancha,	creciendo	despacio,	8	
blanca,	más	blanca,	ya	cándida.	9-1=	8	
...
Sí;	esas	blancuras	de	ahora,8	
allá	abajo	4	
en	vellones	dilatadas,	8	
no	pueden	ser	nada	malo:	8	
rebaños	y	más	rebaños	8...
Estructura	
		Situación	presente:	“llanto	sin	fin”,		“escombrera”,	“ruinas”.	
		Retrocede	al	pasado	inmediato,	a	la	“caída	...
Secuencia	inicial	
Invitación	al	llanto:	
Los	“ojos”	llorando	sin	
cesar	
La	destrucción:	
la	“escombrera”,	las	
“ruinas”	...
I	
Invitación	al	llanto.		Esto			es			un	llanto,		
	
						ojos,	sin	fin,	llorando,		
	
escombrera	adelante,	por	las	ruinas...
¿Hay	ojos			que	le	disQngan	
	
a	la	Tierra	sus	primores	
	
desde	tan	alto?	
	
¿Mundo	feliz?						¿Tramas,		vidas,	
	
que	s...
No.	Geometría.		Abstractos	
	
colores	sin	habitantes,	
	
embuste	liso	de	atlas.	
	
Cientos	de	dedos	del	viento	
	
una	tras...
No.	Geometría.		Abstractos	
	
colores			sin	habitantes,	
	
embuste	liso	de	atlas.	
	
Cientos	de	dedos	del	viento	
	
una	tr...
Pero	esa	altura	tan	alta	
	
que	ya	no	la	quieren	pájaros,	
	
le	ciega	al	querer	su	causa	
	
con	mil	aires	transparentes.	
...
Él	hizo	su	obligación:	
	
lo	que	desde	veinte	esferas	
	
instrumentos	ordenaban,	
	
exactamente:	soltarla	
	
al	momento	ju...
Él	era	un	niño	—allá	atrás—	
	
que	en	es}os	campesinos	
	
con	los	corderos	jugaba	
	
por	el	pasQzal.		Carreras,	
	
topadas...
Dimensión	semán;co	
q  Cero,	 es	 considerado	 en	 conjunto	 como	 uno	 de	 los	 mejores	 poemas	
contemporáneos.		
q  El	...
Dimensión	semán;co	
PROTAGONISTA	 SIGNOS	
REFERENCIALES	
ACCIÓN	
DESTRUCTORA	
SIGNIFICADO	
	
	
	
CERO	
“autor	de	nadas”	
“...
Pedro Salinas
Pedro Salinas
Pedro Salinas
Pedro Salinas
Pedro Salinas
Pedro Salinas
Pedro Salinas
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Pedro Salinas

1.486 visualizaciones

Publicado el

Pedro Salinas

Publicado en: Educación
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Pedro Salinas

  1. 1. CERO
  2. 2. q  Nace en Madrid en 1891, muere en Boston 1951.
  3. 3. q  Miembro de la generación del 27, en la que destacó como poeta del amor.
  4. 4. 1 hDp://www.laporte.es/Generacion_27.html
  5. 5. q  Pedro Salinas, entre García Lorca y Rafael AlberQ.
  6. 6. q  Profundo, intelectual y humanista. q  Estudió Derecho y FilosoTa y Letras. q  Fue lector de español en la Universidad de París entre 1914-17, año en que se doctoró en letras.
  7. 7. q  En la década de 1920 comenzó una asidua colaboración con la Revista de Occidente y fue catedráQco de lengua y literatura españolas en las universidades de Sevilla y Murcia. Universidad de Sevilla Universidad de Murcia
  8. 8. q  Trabajó como lector de español en Cambridge. Cambridge
  9. 9. q  Junto a Guillermo de Torre dirigió la revista Índice literario (1932-1936). Guillermo de Torre
  10. 10. q  En este úlQmo año emigró a Estados Unidos, donde desempeñó su labor docente en disQntas universidades, y allí vivió hasta su muerte, salvo algunos períodos en que dictó clases en la Universidad de San Juan de Puerto Rico. Universidad de Puerto Rico (UPR)
  11. 11. q  Poeta subjeQvo, heredero de la tradición amorosa de Garcilaso de la Vega y de Gustavo Adolfo Bécquer, el gran tema de su poesía fue el amor, a través del cual maQzó y recreó la realidad y los objetos. Garcilaso de la Vega Gustavo Adolfo Bécquer
  12. 12. q  En su producción se pueden disQnguir tres etapas. Amor PRIMERA ETAPA: POESÍA PURA Época vanguardista SEGUNDA ETAPA: POESÍA AMOROSA Época de plenitud TERCERA ETAPA: POESÍA DE INQUIETUD FILOSÓFICA El poeta ha alcanzado lo “absoluto”
  13. 13. q  En su producción se pueden disQnguir tres etapas. Presagios, 1924 Primera Etapa: Poesía pura Desde los inicios hasta 1931 Influenciada por Juan Ramón Jiménez Seguro azar, 1929 Fábula y signo, 1931
  14. 14. q  En su producción se pueden disQnguir tres etapas. La voz a ; debida, 1933 Segunda Etapa: Poesía amorosa. Desde 1931 hasta 1939. Razón de amor, 1936 Largo lamento, 1939
  15. 15. q  En su producción se pueden disQnguir tres etapas. El contemplado, 1946 Tercera Etapa: Poesía filosófica. Desde 1939 hasta 1951. Todo más claro y otros poemas, 1949 Confianza, 1942 Poemas sueltos, publicada póstumamente
  16. 16. q  Jorge Manrique o tradición y originalidad (1947). q  La poesía de Rubén Darío (1947). q  El defensor (1948) q  Ensayos de literatura hispánica (1958). Ensayos
  17. 17. q  Vísperas del gozo, 1926 q  La bomba increíble, 1950 q  El desnudo impecable y otras narraciones, 1951 Relatos
  18. 18. Teatro q  Varias obras de teatro, la mayor parte todavía inéditas. q  La cabeza de Medusa q  La estratosfera q  La fuente del arcángel q  La isla del tesoro…
  19. 19. q  En 2002 aparecieron finalmente las Cartas a Katherine Whitmore, un resumen de la copiosa correspondencia que intercambió con su amada, sobre todo entre 1932 y 1939.
  20. 20. Localización histórica q  El fragmento seleccionado es la primera parte del largo poema, de 389 versos, que corona el libro Todo más claro, publicado en 1949. q  La acQvidad frenéQca, las situaciones angusQosas producidas por el desbordamiento tecnológico, se intensifican en el poema Cero
  21. 21. q  El propio poeta manifiesta su angusQa. “…bajo especie más directa y acongojada en el poema último, largo intento de mover en la conciencia de algún hombre el santo horror a una obra de los hombres cuya designación exacta y propio nombre se evita en todo el decurso de estos cuatrocientos versos (que no hablan de otra cosa)…”
  22. 22. q  Esta “obra de hombres” que se evita nombrar, que se transmuta en cero, en la destructora nada, es, sin duda, la primera explosión atómica. q  El 6 de agosto de 1945, una superfortaleza norteamericana - Boeing B-29 Superfortress al mando del coronel Paul W Tibbets, lanzó la primera bomba A sobre Hiroshima.
  23. 23. q  Un tesQgo ocular nos ofrece esta impresión que explica la interpretación de Salinas: “ Los aviadores americanos sólo distinguieron, al principio, una luz de un rojo púrpura, del tamaño de una cabeza de alfiler. Pero de la misma surgió rápidamente una gran bola de fuego que estalló súbitamente en un a masa de llamas y de nubes turbulentas con anillos blancos que parecían proceder de la misma tierra.”
  24. 24. q  Del hongo atómico asciende una columna de vapor hasta quince mil metros de altura. q  La ciudad de Hiroshima, se incendió y cerca de cien mil personas perecieron en la dantesca catástrofe. q  Tres días más tarde se arrojaba una segunda bomba, esta vez sobre la ciudad de Nagasaki. q  Estos genocidios impresionantes movieron la inspiración de Pedro Salinas.
  25. 25. CERO Y esa Nada, ha causado muchos llantos, Y Nada fue instrumento de la Muerte, Y Nada vino a ser muerte de tantos. FRANCISCO DE QUEVEDO Ya maduró un nuevo cero que tendrá su devoción. ANTONIO MACHADO I Invitación al llanto. Esto es un llanto, ojos, sin fin, llorando, escombrera adelante, por las ruinas de innumerables días. Ruinas que esparce un cero —autor de nadas, obra del hombre—, un cero, cuando estalla.
  26. 26. q  Cero es un poema anisosilábico, ajustado es sus estructuras métricas a las disQntas tensiones del dramáQco contenido. q  Se inicia con una estrofa de seis versos, en los cuatro primeros se alternan los endecasílabos con los heptasílabos, los dos úlQmos versos son endecasílabos; la rima asonante se ordena en pareados, con este esquema. I Invitación al llanto. Esto es un llanto, 11 A ojos, sin fin, llorando, 7 a escombrera adelante, por las ruinas 11 B de innumerables días. 7 b Ruinas que esparce un cero —autor de nadas, 11 C obra del hombre—, un cero, cuando estalla. 11 C Secuencia inicial Nivel métrico
  27. 27. q  Viene, después una larga serie de ochenta y seis versos sin rima, predominantemente isosilábica, solo con el engarce de algunos pies quebrados, representados por dos pentasílabos, un hexasílabo, tres tetrasílabos, un trisílabo y tres bisílabos. q  El mantenimiento del verso octosílabo, propio de los romances, se impone en este primer Qempo del poema por lo que Qene de narraQvidad esta interpretación de la explosión atómica. Nivel métrico
  28. 28. Cayó ciega. La soltó, 7+1 = 8 la soltaron, a seis mil 7+1 = 8 metros de altura, a las cuatro. 8 ¿Hay ojos que le disQngan 8 a la Tierra sus primores 8 desde tan alto? 5 ¿Mundo feliz? ¿Tramas, vidas, 6 que se tejen, se destejen, 8 mariposas, hombres, Qgres, 8 amándose y desamándose? 9-1=8 No. Geometría. Abstractos 8 colores sin habitantes, 8 embuste liso de atlas. 7 Cientos de dedos del viento 8 una tras otra pasaban 8 las hojas 5 —márgenes de nubes blancas— 8 de las Qerras de la Tierra, 8 vuelta cuaderno de mapas. 8 pentasílabos pentasílabos hexasílabos heptasílabos octosílabos
  29. 29. Él hizo su obligación: 8 lo que desde veinte esferas 8 instrumentos ordenaban, 8 exactamente: soltarla 8 al momento justo.6 Y a un mapa distante, ¿quién 8 le Qene lásQma? LásQma 9-1 =8 de una pompa de jabón 7+1=8 irisada, que se quiebra; 8 o en la arena de la playa 8 un crujido, un caracol 8 roto 2 sin querer, con la pisada. 8 Pero esa altura tan alta 8 que ya no la quieren pájaros, 9-1=8 le ciega al querer su causa 8 con mil aires transparentes. 8 Invisibles se le vuelven 8 al mundo delgadas gracias: 8 La azucena y sus estambres, 8 colibríes y sus alas, 8 las venas que van y vienen, 8 en Qerno azul dibujadas, 8 por un pecho de doncella. 8 ¿Quién va a quererlas 5 si no se las ve de cerca? 8 pentasílabos bisílabos hexasílabos
  30. 30. Nada. 2 Al principio 4 no vio casi nada. Una 8 mancha, creciendo despacio, 8 blanca, más blanca, ya cándida. 9-1= 8 ¿Arrebañados corderos? 8 ¿Vedijas, copos de lana? 8 Eso sería... 5 ¡Qué peso se le quitaba! 8 Eso sería: una imagen 8 que regresa. 4 Veinte años, atrás, un niño. 8 Él era un niño —allá atrás—7+1= 8 que en es}os campesinos 8 con los corderos jugaba 8 por el pasQzal. Carreras, 8 topadas, risas, caídas 8 de bruces sobre la grama, 8 tan reciente de rocío 8 que la alegría del mundo 8 al verse otra vez tan claro, 8 le refrescaba la cara. 8 pentasílabos bisílabos tetrasílabos tetrasílabos octosílabos
  31. 31. Sí; esas blancuras de ahora,8 allá abajo 4 en vellones dilatadas, 8 no pueden ser nada malo: 8 rebaños y más rebaños 8 serenísimos que pastan 8 en ancho mapa de tréboles. 9-1=8 Nada malo. Ecos redondos 8 de aquella inocencia doble 8 veinte años atrás: infancia 8 triscando con el cordero 8 y retazos celesQales, 8 del sol niño con las nubes 8 que empuja, pastora, el alba. 8 Mientras, 2 detrás de tanta blancura 8 en la Tierra —no era mapa— 8 en donde el cero cayó, 7+1=8 el gran desastre empezaba. 8 tetrasílabos octosílabos bisílabos
  32. 32. Estructura Situación presente: “llanto sin fin”, “escombrera”, “ruinas”. Retrocede al pasado inmediato, a la “caída ciega” Desde el verso 47 el enfoque impersonalizado se desplaza al tripulante del avión, a la responsabilidad de soltar la bomba, a la contemplación del hongo que crece. Se cambia el enfoque. La evocación se esfuma. El poeta vuelve a transmiFrnos la trágica angusFa de la máxima situación límite. Bajo “tanta blancura” engañosa, la Ferra muFlada deja de ser “mapa” comienza el magno “desastre” Se genera una imagen de la niñez, con un claro desplazamiento temporal de veinte años, “a los esLos campesinos”, el pasado es alegría del mundo y, contagiado por esta emoción lo que pasa allá, debajo de “los vellones dilatados” no puede ser nada malo.
  33. 33. Secuencia inicial Invitación al llanto: Los “ojos” llorando sin cesar La destrucción: la “escombrera”, las “ruinas” El cero, la nada, la explosión causante del desastre q  En primer lugar sorprende la sustanQvidad de la lengua. q  La función referencial adecuada al contenido. q  Toda la secuencia inicial gira en tres campos significacionales: Nivel es;lís;co I Invitación al llanto. Esto es un llanto, ojos, sin fin, llorando, escombrera adelante, por las ruinas de innumerables días. Ruinas que esparce un cero —autor de nadas, obra del hombre—, un cero, cuando estalla.
  34. 34. I Invitación al llanto. Esto es un llanto, ojos, sin fin, llorando, escombrera adelante, por las ruinas de innumerables días. Ruinas que esparce un cero —autor de nadas, obra del hombre—, un cero, cuando estalla. q  Los Qempos verbales en presente nos transmiten una perspecQva directa, actual. Cayó ciega. La soltó, La soltaron, a seis mil metros de altura, a las cuatro. q  Los pretéritos centran todo el peso trágico de la bomba arrojada.
  35. 35. ¿Hay ojos que le disQngan a la Tierra sus primores desde tan alto? ¿Mundo feliz? ¿Tramas, vidas, que se tejen, se destejen, mariposas, hombres, Qgres, amándose y desamándose? q  En el período interrogaQvo que viene a conQnuación, la función referencial de yuxtaposición de nombres, sin nexos, con una sucesión independiente, se acerca a los procedimientos de algunos poetas surrealistas. q  El texto se presenta parcelado mediante: pausas, yuxtaposiciones, oposiciones, oraciones unimembres
  36. 36. No. Geometría. Abstractos colores sin habitantes, embuste liso de atlas. Cientos de dedos del viento una tras otra pasaban las hojas —márgenes de nubes blancas— de las Qerras de la Tierra, vuelta cuaderno de mapas. Y a un mapa distante, ¿quién le Qene lásQma? LásQma de una pompa de jabón irisada, que se quiebra; o en la arena de la playa un crujido, un caracol roto sin querer, con la pisada. q  Versos encabalgados. q  La concisión sintácQca parece puntuar un ritmo especial, ponen un contrapunto a la explosión que se adivina allá abajo a los recuerdos del protagonista. q  Procedimientos estéQcos disQntos.
  37. 37. No. Geometría. Abstractos colores sin habitantes, embuste liso de atlas. Cientos de dedos del viento una tras otra pasaban las hojas —márgenes de nubes blancas— de las Qerras de la Tierra, vuelta cuaderno de mapas. Y a un mapa distante, ¿quién le Qene lásQma? LásQma de una pompa de jabón irisada, que se quiebra; o en la arena de la playa un crujido, un caracol roto sin querer, con la pisada. q  Procedimientos estéQcos disQntos. Enfoque objeQvo La estéQca renovada de Salinas Se basan en la idenQdad Tsica de las ráfagas hechas dedos
  38. 38. Pero esa altura tan alta que ya no la quieren pájaros, le ciega al querer su causa con mil aires transparentes. Invisibles se le vuelven al mundo delgadas gracias: La azucena y sus estambres, colibríes y sus alas, las venas que van y vienen, en Qerno azul dibujadas, por un pecho de doncella. ¿Quién va a quererlas si no se las ve de cerca? q  Procedimientos estéQcos disQntos. Adivinación de las gracias invisibles del mundo.
  39. 39. Él hizo su obligación: lo que desde veinte esferas instrumentos ordenaban, exactamente: soltarla al momento justo. Nada. Al principio no vio casi nada. Una mancha, creciendo despacio, blanca, más blanca, ya cándida. ¿Arrebañados corderos? ¿Vedijas, copos de lana? Eso sería... ¡Qué peso se le quitaba! Eso sería: una imagen que regresa. El mayor logro del poeta está en la imagen expansiva del hongo atómico: Trasmutada en imágenes reales de su niñez. An}tesis
  40. 40. Él era un niño —allá atrás— que en es}os campesinos con los corderos jugaba por el pasQzal. Carreras, topadas, risas, caídas de bruces sobre la grama, tan reciente de rocío que la alegría del mundo al verse otra vez tan claro, le refrescaba la cara. Sí; esas blancuras de ahora, allá abajo en vellones dilatadas, no pueden ser nada malo: rebaños y más rebaños serenísimos que pastan en ancho mapa de tréboles. Nada malo. Ecos redondos de aquella inocencia doble veinte años atrás: infancia triscando con el cordero y retazos celesQales, del sol niño con las nubes que empuja, pastora, el alba. q  La evocación de su niñez está marcada por la yuxtaposición de acciones.
  41. 41. Dimensión semán;co q  Cero, es considerado en conjunto como uno de los mejores poemas contemporáneos. q  El suceso alucinante de la explosión de la bomba atómica se mezcla con la emoción de sensaciones de la naturaleza, con notas de ternura, (los recuerdos de niñez). q  Al lado del caos del mundo roto, derrumbado, desintegrado, aparece en oposición la escombrera producida por el cero atómico. q  Los ejes semánQcos que funcionan en el texto son la fuerza que exQende su acción ciega a los noventa y dos versos de cero. q  Sobre los signos de la civilización cae el cero.
  42. 42. Dimensión semán;co PROTAGONISTA SIGNOS REFERENCIALES ACCIÓN DESTRUCTORA SIGNIFICADO CERO “autor de nadas” “obra del hombre” “la soltaron” “cayó desde 6.000 metros” Humareda expansiva. “provocación de llanto” “estalla” “escombrera” “ruinas” “oculta la Qerra la convierte en cuaderno de mapas” “la Qerra no es ni mapa” Bomba atómica q  Signos referenciales y los elementos de la acción destructora.

×