SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 1
8 de Marzo: "Carta de una madre"

Queridos todos: Me voy. Volveré cuando sepáis dónde están guardadas las bolas de naftalina, cuando
nuestra casa ya no tenga secretos para ninguno de vosotros, cuando seáis capaces de descifrar los
códigos de los botones de la lavadora, cuando logréis reprimir el impulso de llamarme a gritos si se
acaba la pasta de dientes o el papel higiénico. Volveré cuando estéis dispuestos a llevar conmigo la
corona de reina de la casa. Cuando no me necesitéis más que para compartir.

Ya sé que me echaréis de menos, estoy segura. También yo a vosotros, pero sólo desapareciendo podré
rellenar los huecos que vuestro cariño me produce... Sólo podré estar segura de que verdaderamente
me queréis cuando no tengáis necesidad de mí para comer o para vestiros o para lavaros o para
encontrar las tijeras. Ya no quiero ser la reina de la casa, estoy harta, me he cansado de tan gran
responsabilidad y he caído en la cuenta de que si sigo jugando el papel de madre súper no lograré
inculcaros más que una mentalidad de súbditos. Y yo os quiero libres y moderadamente suficientes y
autónomos.

Ya sé que vuestro comportamiento conmigo no es más que un dejarse llevar por mi rutina; también por
eso quiero poner tierra por medio. Si me quedo, seguiré poniéndoos todo al alcance de la mano,
jugando mi papel de omnipresente para que me queráis más.

Sí, para que me queráis más. Me he dado cuenta de que todo lo que hago es para que me queráis más, y
eso me parece tan peligroso para vosotros como para mí. Es una trampa para todos.

Palabra de honor que no me voy por cansancio, aunque sea una lata dormirse todas las noches
pensando en la comida del día siguiente y hacer la compra a salto de mata cuando vienes del trabajo y, a
la larga, pesa mucho la manía de ver siempre un velo de polvo en los muebles cuando me siento un rato
en el sofá, y la perenne atracción hacia la bayeta y la cera. Pero no es sólo por eso. No. Tampoco me voy
porque esté harta de poner la lavadora mientras me desabrocho el abrigo ni porque quiera estar más
libre para hacer carrera en mi trabajo. No. Hace ya mucho tiempo que tuve que elegir una perpetua
interinidad en mi profesión porque no podía compatibilizar una mayor dedicación mental al trabajo
profesional con la lista de la compra. Me voy para enseñaros a compartir, pero sobre todo me voy para
ver si aprendo a delegar.

Porque si lo consigo, no volveré nunca más a sentirme culpable cuando no saquéis notas brillantes o
cuando se quemen las lentejas o cuando alguno no tenga camisa planchada que ponerse.

La culpa de que sea imprescindible en casa es sólo mía, así que desapareciendo yo por unos días, os
daréis cuenta vosotros de que la monarquía doméstica es fácilmente derrocable y quizá yo pueda
aprender la humildad necesaria para ser, cuando vuelva, una más entre la plebe.



Cuando encontréis la naftalina no dejéis de avisarme. Seguro que para entonces yo también habré
aprendido a no ser tan excesivamente buena. Puede ser que ese día no nos queramos más, pero seguro
que nos querremos mejor. Besos. Mamá.



C. de Santos - "Ser Humano"

Más contenido relacionado

La actualidad más candente (19)

Aprendí
AprendíAprendí
Aprendí
 
Solo con el tiempo ...
Solo con el tiempo ...Solo con el tiempo ...
Solo con el tiempo ...
 
Maduritud
MaduritudMaduritud
Maduritud
 
Nosotros los maduritos
Nosotros los maduritosNosotros los maduritos
Nosotros los maduritos
 
Acierto ma
Acierto maAcierto ma
Acierto ma
 
El valioso tiempo de la madurez
El valioso tiempo de la madurezEl valioso tiempo de la madurez
El valioso tiempo de la madurez
 
Solo con el tiempo
Solo con el tiempoSolo con el tiempo
Solo con el tiempo
 
A nuestros grandes amigos
A nuestros grandes amigosA nuestros grandes amigos
A nuestros grandes amigos
 
13 de agosto el valioso tiempo_de_los_maduros
13 de agosto el valioso tiempo_de_los_maduros13 de agosto el valioso tiempo_de_los_maduros
13 de agosto el valioso tiempo_de_los_maduros
 
Madurz femenina
Madurz femeninaMadurz femenina
Madurz femenina
 
Maduréz f[1].
Maduréz f[1]. Maduréz f[1].
Maduréz f[1].
 
Maduréz femenina
Maduréz femeninaMaduréz femenina
Maduréz femenina
 
Madurz femenina
Madurz femeninaMadurz femenina
Madurz femenina
 
A Cierta Edad
A Cierta EdadA Cierta Edad
A Cierta Edad
 
Antologia de cuentos (1)
Antologia de cuentos (1)Antologia de cuentos (1)
Antologia de cuentos (1)
 
El Valioso Tiempo De Los Maduros
El Valioso Tiempo De Los MadurosEl Valioso Tiempo De Los Maduros
El Valioso Tiempo De Los Maduros
 
Elvaliosotiempodelosmaduros
ElvaliosotiempodelosmadurosElvaliosotiempodelosmaduros
Elvaliosotiempodelosmaduros
 
El valioso tiempo de los maduros
El valioso tiempo de los madurosEl valioso tiempo de los maduros
El valioso tiempo de los maduros
 
EL VALIOSO TIEMPO DE LOS MADUROS
EL VALIOSO TIEMPO DE LOS MADUROSEL VALIOSO TIEMPO DE LOS MADUROS
EL VALIOSO TIEMPO DE LOS MADUROS
 

Destacado

La cenicienta que no quería comer perdices
La cenicienta que no quería comer perdicesLa cenicienta que no quería comer perdices
La cenicienta que no quería comer perdicesAnyTraining
 
Mujeres vistaspormujeres pilariglesias
Mujeres vistaspormujeres pilariglesiasMujeres vistaspormujeres pilariglesias
Mujeres vistaspormujeres pilariglesiasnanifuentes
 
Novedades de lecturas coeducativas en la biblioteca ies
Novedades de lecturas coeducativas en la biblioteca iesNovedades de lecturas coeducativas en la biblioteca ies
Novedades de lecturas coeducativas en la biblioteca iesnanifuentes1
 
Si dios fuera mujer
Si dios fuera mujerSi dios fuera mujer
Si dios fuera mujernanifuentes
 
28051167 el-principe-ceniciento-120604094300-phpapp01
28051167 el-principe-ceniciento-120604094300-phpapp0128051167 el-principe-ceniciento-120604094300-phpapp01
28051167 el-principe-ceniciento-120604094300-phpapp01nanifuentes1
 
Microrelatos coeducativos
Microrelatos coeducativosMicrorelatos coeducativos
Microrelatos coeducativosnanifuentes1
 

Destacado (14)

La cenicienta que no quería comer perdices
La cenicienta que no quería comer perdicesLa cenicienta que no quería comer perdices
La cenicienta que no quería comer perdices
 
La huelga de mama
La huelga de mamaLa huelga de mama
La huelga de mama
 
Noviembre1
Noviembre1Noviembre1
Noviembre1
 
Poemmuj
PoemmujPoemmuj
Poemmuj
 
Mujeres vistaspormujeres pilariglesias
Mujeres vistaspormujeres pilariglesiasMujeres vistaspormujeres pilariglesias
Mujeres vistaspormujeres pilariglesias
 
No te rindas
No te rindasNo te rindas
No te rindas
 
Novedades de lecturas coeducativas en la biblioteca ies
Novedades de lecturas coeducativas en la biblioteca iesNovedades de lecturas coeducativas en la biblioteca ies
Novedades de lecturas coeducativas en la biblioteca ies
 
Si dios fuera mujer
Si dios fuera mujerSi dios fuera mujer
Si dios fuera mujer
 
28051167 el-principe-ceniciento-120604094300-phpapp01
28051167 el-principe-ceniciento-120604094300-phpapp0128051167 el-principe-ceniciento-120604094300-phpapp01
28051167 el-principe-ceniciento-120604094300-phpapp01
 
Microrelatos coeducativos
Microrelatos coeducativosMicrorelatos coeducativos
Microrelatos coeducativos
 
Arturo y Clementina
Arturo y ClementinaArturo y Clementina
Arturo y Clementina
 
8 marzo 13
8 marzo 138 marzo 13
8 marzo 13
 
Sin título 1
Sin título 1Sin título 1
Sin título 1
 
El canon de belleza femenino
El canon de belleza femeninoEl canon de belleza femenino
El canon de belleza femenino
 

Similar a 8 de marzo (20)

Mala madre
Mala madreMala madre
Mala madre
 
Ebook lead magnet lizeth new
Ebook lead magnet lizeth new Ebook lead magnet lizeth new
Ebook lead magnet lizeth new
 
Ser y-tiempo. Cuento
Ser y-tiempo. CuentoSer y-tiempo. Cuento
Ser y-tiempo. Cuento
 
Kevin silva
Kevin silvaKevin silva
Kevin silva
 
leyenda
leyendaleyenda
leyenda
 
78 A Ti Mi Hijo Amado
78  A Ti Mi Hijo Amado78  A Ti Mi Hijo Amado
78 A Ti Mi Hijo Amado
 
A mi hijo
A mi hijoA mi hijo
A mi hijo
 
78. A Ti Mi Hijo Amado
78. A Ti Mi Hijo Amado78. A Ti Mi Hijo Amado
78. A Ti Mi Hijo Amado
 
Amihijo
AmihijoAmihijo
Amihijo
 
A mi hijo
A mi hijoA mi hijo
A mi hijo
 
A mi hijo
A mi hijoA mi hijo
A mi hijo
 
Amihijo
AmihijoAmihijo
Amihijo
 
A MI HIJO
A MI HIJOA MI HIJO
A MI HIJO
 
A mi hijito
A mi hijitoA mi hijito
A mi hijito
 
Arriesgarse (Mvd)
Arriesgarse (Mvd)Arriesgarse (Mvd)
Arriesgarse (Mvd)
 
A mi hijito
A mi hijitoA mi hijito
A mi hijito
 
A mi hijo
A mi hijoA mi hijo
A mi hijo
 
A mi hijo
A mi hijoA mi hijo
A mi hijo
 
Leyenda
LeyendaLeyenda
Leyenda
 
A mi hijo
A mi hijoA mi hijo
A mi hijo
 

Más de nanifuentes1

Más de nanifuentes1 (20)

La chambre de van gogh
La chambre de van goghLa chambre de van gogh
La chambre de van gogh
 
Les paysages
Les paysagesLes paysages
Les paysages
 
Au restaurant
Au restaurantAu restaurant
Au restaurant
 
Mon week end
Mon week endMon week end
Mon week end
 
Mes passe temps
Mes passe tempsMes passe temps
Mes passe temps
 
Lundi , à 8
Lundi , à 8Lundi , à 8
Lundi , à 8
 
Interview à omar sy
Interview à omar syInterview à omar sy
Interview à omar sy
 
Faire une proposition
Faire une propositionFaire une proposition
Faire une proposition
 
Indications d´itinéraire
Indications d´itinéraireIndications d´itinéraire
Indications d´itinéraire
 
C´est quel animal
C´est quel animalC´est quel animal
C´est quel animal
 
Otto hansen
Otto hansenOtto hansen
Otto hansen
 
Aventures avec interrail
Aventures avec interrailAventures avec interrail
Aventures avec interrail
 
Le portrait
Le portraitLe portrait
Le portrait
 
Moi aussi
Moi aussiMoi aussi
Moi aussi
 
à La mode !!
à La mode !!à La mode !!
à La mode !!
 
Symboles de la france
Symboles de la franceSymboles de la france
Symboles de la france
 
Presentación1
Presentación1Presentación1
Presentación1
 
Matière préférée (1)
Matière préférée (1)Matière préférée (1)
Matière préférée (1)
 
Un endroit insolite
Un endroit insoliteUn endroit insolite
Un endroit insolite
 
Mes passe temps
Mes passe tempsMes passe temps
Mes passe temps
 

8 de marzo

  • 1. 8 de Marzo: "Carta de una madre" Queridos todos: Me voy. Volveré cuando sepáis dónde están guardadas las bolas de naftalina, cuando nuestra casa ya no tenga secretos para ninguno de vosotros, cuando seáis capaces de descifrar los códigos de los botones de la lavadora, cuando logréis reprimir el impulso de llamarme a gritos si se acaba la pasta de dientes o el papel higiénico. Volveré cuando estéis dispuestos a llevar conmigo la corona de reina de la casa. Cuando no me necesitéis más que para compartir. Ya sé que me echaréis de menos, estoy segura. También yo a vosotros, pero sólo desapareciendo podré rellenar los huecos que vuestro cariño me produce... Sólo podré estar segura de que verdaderamente me queréis cuando no tengáis necesidad de mí para comer o para vestiros o para lavaros o para encontrar las tijeras. Ya no quiero ser la reina de la casa, estoy harta, me he cansado de tan gran responsabilidad y he caído en la cuenta de que si sigo jugando el papel de madre súper no lograré inculcaros más que una mentalidad de súbditos. Y yo os quiero libres y moderadamente suficientes y autónomos. Ya sé que vuestro comportamiento conmigo no es más que un dejarse llevar por mi rutina; también por eso quiero poner tierra por medio. Si me quedo, seguiré poniéndoos todo al alcance de la mano, jugando mi papel de omnipresente para que me queráis más. Sí, para que me queráis más. Me he dado cuenta de que todo lo que hago es para que me queráis más, y eso me parece tan peligroso para vosotros como para mí. Es una trampa para todos. Palabra de honor que no me voy por cansancio, aunque sea una lata dormirse todas las noches pensando en la comida del día siguiente y hacer la compra a salto de mata cuando vienes del trabajo y, a la larga, pesa mucho la manía de ver siempre un velo de polvo en los muebles cuando me siento un rato en el sofá, y la perenne atracción hacia la bayeta y la cera. Pero no es sólo por eso. No. Tampoco me voy porque esté harta de poner la lavadora mientras me desabrocho el abrigo ni porque quiera estar más libre para hacer carrera en mi trabajo. No. Hace ya mucho tiempo que tuve que elegir una perpetua interinidad en mi profesión porque no podía compatibilizar una mayor dedicación mental al trabajo profesional con la lista de la compra. Me voy para enseñaros a compartir, pero sobre todo me voy para ver si aprendo a delegar. Porque si lo consigo, no volveré nunca más a sentirme culpable cuando no saquéis notas brillantes o cuando se quemen las lentejas o cuando alguno no tenga camisa planchada que ponerse. La culpa de que sea imprescindible en casa es sólo mía, así que desapareciendo yo por unos días, os daréis cuenta vosotros de que la monarquía doméstica es fácilmente derrocable y quizá yo pueda aprender la humildad necesaria para ser, cuando vuelva, una más entre la plebe. Cuando encontréis la naftalina no dejéis de avisarme. Seguro que para entonces yo también habré aprendido a no ser tan excesivamente buena. Puede ser que ese día no nos queramos más, pero seguro que nos querremos mejor. Besos. Mamá. C. de Santos - "Ser Humano"