Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.

Educación ambiental. Fasículo 16

1.318 visualizaciones

Publicado el

Flora nativa de Mendoza. Tipos de ambientes y adaptaciones. Provincia Fitogeográfica Altoandina. Provincia Fitogeográfica del Monte. Provincia Fitogeográfica de la Estepa Patagónica. Provincia Fitogeográfica de la Puna. Provincia Fitogeográfica del Cardonal (Prepuna).

Provincia Fitogeográfica del Espinal. Provincia Fitogeográfica del Chaco. Provincia Fitogeográfica de la Payunia. Importancia y usos de la flora nativa. Plan Provincial de Manejo del Fuego.

Publicado en: Educación
  • Sé el primero en comentar

Educación ambiental. Fasículo 16

  1. 1. CursodeEducaciónAmbiental flora flora 16 octubre2006 Gobierno de Mendoza Ministerio de Ambiente y Obras Públicas Subsecretaría de Medio Ambiente Programa Provincial de Educación Ambiental mendozapuroambiente Flora nativa Tipos de ambientes y adaptaciones Plan Provincial de Manejo del Fuego fascículo
  2. 2. educación ambiental fascículo 16 . página 2 Flora nativa de Mendoza Se entiende por flora nativa o autóctona a “todo con- junto de plantas que pertenecen al ambiente donde naturalmente habitan, dentro de un territorio o región”. Nuestra provincia posee características propias de los ambientes áridos o semiáridos, que determinan y condicionan su flora autóctona, las cuales pueden resumirse de la siguiente manera: . El déficit hídrico que se presenta en todo el territorio provincial debido a las escasas precipitaciones, que van de 80 milímetros a 400 milímetros por año. . Alto grado de insolación y, como resultado, eleva- da evapotranspiración (transpiración de las plantas con relación a la humedad disponible). . Suelos pobres en contenido orgánico en el llano, y muy pedregosos o casi sin contenido orgánico en las montañas y el piedemonte. . Elevada amplitud térmica entre el día y la noche, y especialmente entre el verano y el invierno. . Marcada diferencia altitudinal desde la zona cordillerana hacia la planicie. Todo esto configura un paisaje con predominio de plantas xerófilas (resistentes a la sequedad), que muestran increíbles mecanismos de adaptación al difícil medio en que se desarrollan. Para poder estudiar la flora nativa es necesario establecer criterios de clasificación de las especies vegetales presentes (taxonomía), ordenándolas de manera simple en árboles, arbustos y hierbas. Las plantas tienen nombre y apellido (género y especie), y al igual que a los animales, se las deno- mina con un nombre científico para poder distinguir- las por igual en todas partes del planeta, a diferencia de los nombres vulgares o comunes, que cambian de acuerdo con las características regionales y cul- turales, pudiendo ocasionar confusiones. En términos de ecología (rama de la biología que estudia a los seres vivos y sus interrelaciones con el medio), debemos hablar de individuo al referirnos a cada miembro (animal o vegetal) perteneciente a una especie como la menor unidad de estudio. Una especie es un conjunto de individuos que, compar- tiendo material genético, dejan descendencia fértil. Las especies a su vez se agrupan en categorías supe- riores denominados géneros. De esta manera, suce- sivamente podemos clasificar a una especie dentro de una jerarquía. Tomemos como ejemplo a nuestra flor provincial: la jarilla. Especie: Larrea cuneifolia Género: Larrea Orden: Geraniales Clase: Dicotiledóneas División: Angiospermas Reino: Vegetal flora
  3. 3. Gobierno de Mend subsecretaría de medio ambiente fascículo 16 página 3 conceptos Tipos de ambientes y adaptaciones La vegetación tiene distintos mecanismos de adaptación al medio, los cuales podemos resumir así: . Tomar del suelo la mayor cantidad de humedad posible, ya sea por un extenso desarrollo de sus raíces, por una ubicación en zonas deprimidas o por la búsqueda de espacios más abiertos, donde la competen- cia con otras especies sea mínima. . Almacenar en los tejidos la mayor cantidad de agua posible. . Reducir al máximo la evaporación y la trans- piración a través de sus hojas y otros tejidos. De acuerdo con esto, las plantas se clasifican de la siguiente manera: Xerófilas: Son aquellas que resisten la sequedad. El término deriva de xeros (sequedad) y filos (amante de o amiga de). En general, son hierbas leñosas y arbustos espinosos que poseen hojas pequeñas y espinas. Las tres especies de jarilla, el alpata- co, el algarrobo y el chañar, entre otros, son ejemplos de plantas xerófilas. Halófilas: Son las resistentes a la salinidad (halos significa salino). Se presentan en suelos bajos, inundables y salinizados por acción antrópica. En zonas de Llancanelo, Guanacache o Laguna La Salina podemos observar estas especies, como el jume, la vidriera, el vinagrillo, el apen, la zampa y otros. Samófilas: Son aquéllas que prosperan en suelos muy arenosos, especialmente en los médanos de Lavalle y las Travesías del Este, como el junquillo, el tupe, el retamo, el albaricoque, el parrón y demás. Hidrófilas: Son las resistentes al exceso de humedad. Se presentan a orillas de humedales o dentro del agua. Entre otros podemos citar como ejemplo el junco, la totora, la chilca y el pájaro bobo. Plantas efímeras: Tienen su ciclo vital en una temporada o en una época de lluvias. Esto significa que pueden germinar, desarrollarse y reproducirse en sólo tres o cuatro meses. Las plantas viven generalmente en comu- nidades. Por eso utilizaremos para su estudio el criterio fitogeográfico, que nos permite ordenar este recurso natural en función de las especies más representativas. Desde este punto de vista, las unidades vegetales que están presentes en Mendoza son éstas: . Provincia Fitogeográfica Altoandina. . Provincia Fitogeográfica del Monte. . Provincia Fitogeográfica de la Estepa Patagónica. . Provincia Fitogeográfica de la Puna. . Provincia Fitogeográfica del Cardonal. nativa
  4. 4. Provincia Fitogeográfica Altoandina En la República Argentina, la Provincia Altoandina se extiende por las altas montañas del Oeste desde el límite con Bolivia hasta Tierra del Fuego. En términos generales, en Mendoza, la Provincia Altoandina se presenta sobre la Cordillera de los Andes, entre los 2.200-2.300msnm y los 4.200-4.500msnm. El relieve es de alta montaña. Presenta laderas suaves, escarpadas y también mesetas. El suelo pre- dominante es rocoso o pedregoso y de textura ma- yormente arenosa; generalmente es suelto e inmaduro debido a las características extremas del clima, que no permiten un mayor desarrollo del per- fil edáfico (suelo). El clima preponderante es de alta montaña, frío y seco, con precipitaciones en forma de nieve, principalmente durante el invierno. Predominan las estepas o pastos de altura. También pueden encontrarse estepas arbustivas y vegas en aquellos sitios donde se acumula humedad. La vegetación de altura es abierta y discontinua, vol- cada hacia las pendientes, en la que dominan plan- tas en cojín (diversas yaretas) muy fuertemente adaptadas a las condiciones de extrema aridez y muy severas, con congelamiento de suelos, fuertes vientos y períodos vegetativos muy cortos (de sólo dos a tres meses al año), en donde las especies de flora deben lograr reproducirse y completar sus ci- clos. A medida que se desciende, la vegetación es más rica en pastos y aparecen arbustos más altos y plantas herbáceas, algunas de flores llamativas. En los valles y las laderas de sombría con vertientes y manantiales aparecen las denominadas vegas y mallines. La flora de alta montaña es muy rica en endemismos (especies que sólo se encuentran en tipos de hábitats singulares). Dentro de la Provincia Altoandina, los Andes mendo- cinos pertenecen particularmente al Distrito Cuyano. Éste presenta, en las lomadas del fondo de los valles, estepas graminosas (pasturas de varias especies de plantas del género Stipa sp), mientras que en las laderas escarpadas la vegetación tiende a ser del tipo arbustivo (con varias especies dominantes de Adesmia sp), de baja altura. En los Andes mendocinos se encuentran alrededor de 60 especies de plantas endémicas. Algunos ejem- plos lo constituyen diversas especies de los géneros Nassauvia, Azorella y Adesmia, entre otras. Las especies más representativas de esta provincia fitogeográfica se detallan a continuación: Cuerno de Cabra (Adesmia aegiceras): Arbusto bajo con numerosas espinas, follaje blanco plateado, flo- res amarillas y hojas grandes. Se observa en el ingre- so de la Quebrada de Horcones. Leña Amarilla (Adesmia pinifolia): Es el arbusto más alto de la cordillera. Posee ramas amarillas, apre- tadas y de pocas espinas, y fruto densamente plumoso. Es resistente a la cobertura de nieve y su leño tiene un gran poder calórico. Cumple una fun- ción importante en la retención de avalanchas. Se la encuentra entre Puente del Inca y Las Cuevas. Solupe (Ephedra chilensis): Arbusto bajo, de ramas intrincadas, con rizomas. Sus flores son primitivas (gimnospermas). Dentro de su amplia distribución, se extiende hasta la Provincia Fitogeográfica de la Puna. También hay otras especies relevantes, como éstas: Yareta (Azorella monanthos) Yerba del Guanaco (Oxalis erytrorrhiza) Coirón (Stipa speciosa) Cola de Quirquincho (Nassauvia revoluta) Cortadera (Cortaderia radiuscula) Escarapela (Viola atropurpurea) Ortiga de la Sierra (Caiophora coronata) Provincia Fitogeográfica del Monte Ocupa en Mendoza toda la llanura entre el río Desaguadero y el piedemonte ubicado en la cota 1.000msnm. Limita al sur con la Estepa Patagónica y las cotas 1.500-2.000msnm, en donde se super- pone con el Cardonal o Prepuna a la altura de Villavicencio. Sus precipitaciones son estivales y al año oscilan entre un rango de 80 milímetros, en el departamento de Lavalle, a 350 milímetros, en el departamento de General Alvear (sudeste). El estra- to arbóreo está representado por el algarrobo, que forma comunidades denominadas algarrobales. Estos bosques de algarrobo han sido degradados por la extracción de madera para el ferrocarril y para leña en gran parte del secano o desierto mendocino. En el estrato arbustivo son característicos la jarrilla, el chañar y el retamo. El Monte posee numerosas educación ambiental fascículo 16 . página 4
  5. 5. especies aromáticas y de uso medicinal. Esta provincia abarca unidades geomorfológicas, con predominio de formas planas y relieves de erosión. De este a oeste se ubican: la Llanura de la Travesía, las Huayquerías y la Cerrillada Piedemontana. Se extiende por el oeste de la Argentina, abarcando el centro y el este de San Juan y Mendoza. En sus límites orientales forma amplios ecotonos con las provincias Chaqueña y del Espinal, y al oeste y al sur limita con las provincias Prepuneña y Patagónica. Dentro de Mendoza comprende todas las grandes llanuras, ascendiendo por los macizos montañosos hasta los 2.300-2.500msnm. Sobre los valles de Potrerillos y Uspallata, en el área de influencia direc- ta del Proyecto Potrerillos, se encuentra fraccionada en angostas fajas. El relieve corresponde a llanuras, bolsones, laderas de montañas y mesetas. El suelo es generalmente arenoso, profundo y muy permeable, aunque tam- bién se los encuentra con rocosidades y salinos. El clima es seco y fresco, y las precipitaciones varían entre los 80 y los 200 milímetros por año. El tipo de vegetación predominante es la estepa arbustiva xerófila, sammófila y halófila. En las már- genes de los ríos se presenta vegetación del tipo hidrófila, debido a la mayor disponibilidad de agua. Otras clases de vegetación que también se desarro- llan son bosques marginales de sauces. La vegetación dominante en la Provincia del Monte se distingue por su carácter predominantemente arbustivo, aunque también se encuentran especies arbóreas bajas. Es característico el dominio de la familia de zigofiláceas arbustivas, especialmente del género Larrea (jarillas) asociadas con Prosopis arbus- tivos. Existen en Mendoza tres especies de jarillas: Larrea cuneifolia: Con sus ramas siempre orientadas mirando al oeste-este, se desarrolla en suelos de tex- tura fina. Es considerada flora provincial. Larrea divaricada: De ramas difusas y adaptadas a suelos arenosos y profundos. Larrea nítida: De hojas resinosas y brillantes, extrae agua de capas freáticas. En la Provincia del Monte mendocina abundan los algarrobos, como el algarrobo dulce (Prosopis flexuosa), el chañar (Geoffroea decorticans), el chañar brea (Cercidium praecox) y el atamisque (Capparis atamisquea). También son comunes el jun- quillo (Sporobolus rigens) y diversas especies de cac- táceas del género Opuntia. Las cactáceas son muy comunes en el Norte de la provincia y su número disminuye hacia el Sur. Algarrobo dulce (Prosopis flexuosa): Árbol que llega a medir 8 metros de altura, espinoso y de copa muy amplia. Su fruto, la algarroba, es una vaina carnosa muy dulce utilizada para la elaboración del patay (dulce) y bebidas como la añapa (bebida fresca sin alcohol) y aloja (fermentada). Su madera es muy uti- lizada para postes, carbón y muebles. Es una planta freófita, es decir que sus raíces son muy profundas, llegando a los 25 metros en busca de la napa freáti- ca o acuífero. Tiene una gran importancia en el eco- sistema semiárido y es considerada una especie “paraguas”, ya que cumple distintas funciones, como refugio de vida silvestre, aporte de nutrientes al suelo (nitrógeno), sombra para ganado y por sus interacciones con otras especies. Jarilla (Larrea cuneifolia, Larrea divaricada): Especies de arbusto muy resinosos de gran permufe. Posee una altura entre 2 y 3 metros. En la especie cuneifoia, los folíolos están en parte unidos en forma de cuña. Chañar (Geoffroea decorticans): Árbol que puede lle- gar a medir de 4 a 5 metros de altura, con raíces gemíferas que forman comunidades. Su corteza se desprende en bandas y deja expuesto su tallo verde, el cual tiene la particularidad de hacer la fotosíntesis. Sus ramas son espinosas, su flor es amarilla con estrías rojizas y su fruto carnoso es comestible. Su madera es de gran dureza. Su distribución llega hasta los 1.100msnm. Retamo (Bulnesia retama): Árbol o arbusto de hasta 6 metros y áfilo (sin hojas o que las pierde tem- pranamente). Tiene ramas verde- grisáceas y flores amarillas. Es un excelente productor de cera y ha sufrido una excesiva extracción para uso industrial. Otras especies relevantes son éstas: Ala de Loro (Monttea aphylla). Albaricoque (Ximenia americana argentinensis). Atamisque (Capparis atamisquea). Chañar Brea (Cercidium praecox). Piquillín (Condalia microphylla). Zampa (Atriplex lampa). Gobierno de Mend subsecretaría de medio ambiente fascículo 16 página 5 conceptos
  6. 6. Provincia Fitogeográfica de la Estepa Patagónica Ocupa el Sur provincial, principalmente el departa- mento de Malargüe. Tiene paisaje de volcanes, esco- riales, mesetas altas y penillanuras. Cuenta con litosoles o suelos incipientes, siempre muy arenosos. El clima es desértico y templado-frío, con precipita- ciones en forma de lluvia o nieve con 150-250mm por año, preferentemente en invierno. Hay vientos constantes. El paisaje de estepa patagónica ocupa mesetas, áreas bajas (con suelos salinos, como Llancanelo) y sobrecoladas basálticas. En las mesetas se aprecian especies herbáceas con predominio de coirones y tupes en ambientes psamófilos (arenales y médanos). Se aprecia una reducida comunidad de molles de antiguos bosques en galería. Predominan fuertes vientos y escasos estratos arbóreos. Es un área de marcados endemismos, como Prosopis castellanosii, Condalia megacarpa, Bowlesia ruiz lealii y Mafgallana porifolia. Molle blanco (Schinus roigii): Pequeño árbol de 4 metros, con tronco blanco, hojas irregularmente dentadas y frutos globosos de color rojo violáceo. Es endémica. Molle negro (Schinus o’donellii): Árbol de 4 metros, de hojas verdes brillantes. Es endémica. Otras especies relevantes son las siguientes: Patagüilla o colimamill (Anarthropyllum rigidum). Melosa (Grindelia chiloensis). Pichanilla (Fabiana peckii). Retamillo (Stillinga patagónica). Solupe blanco (Ephedra triandra). Solupe negro (Neosparton aphyllum). Cebadilla (Bromus brevis). Yerba de la cata (Senecio multicaulis). Yerba loca (Astragalus pehuenches). Provincia Fitogeográfica de la Puna En la República Argentina, la provincia puneña se extiende por las altas montañas y mesetas del noroeste, desde el límite con Bolivia hasta Mendoza. Limita por el norte con la Provincia Altoandina y por el sur con la Provincia Prepuneña o con la del Monte. Ocupa en Mendoza una estrecha franja que penetra desde San Jua hasta Los Paramillos de Villavicencio. Cubre un corredor que coincide bastante con la parte más alta de la precordillera, por encima de los 1.700msnm. En particular, se hallan especies que se presentan desde Perú hasta Mendoza, como la tola y la mutisia. Su relieve está conformado por altiplanicies, cerros y quebradas. Los suelos son inmaduros, muy pobres en materia orgánica, frecuentemente arenosa o pedregosa. El clima es frío y seco, con gran amplitud térmica diaria. Las precipitaciones son de tipo esti- vales, faltando nieve durante casi todo el año y con un gradiente de lluvias en disminución de norte a sur y de este a oeste. La Provincia de la Puna está relacionada en forma muy estrecha con la Patagónica, ya que muchos géneros dominantes son comunes a ambas regiones (Junellia, Fabiana, Chuquiraga, Nardophyllum, Adesmia y Mullinum, entre otras). Las afinidades con la Provincia Altoandina también son muy grandes, pero las características fisonómicas y florísticas per- miten diferenciar ambas provincias. Los factores ambientales más negativos que condi- cionan el desarrollo de la vegetación son éstos: déficit de agua durante la mayor parte del año, irre- gularidad de las precipitaciones, humedad atmosféri- ca muy baja, gran radiación solar, temperaturas noc- turnas inferiores a los 0ºC durante todo el año, amplia variación diaria de la temperatura, suelos sueltos y abundancia de sales solubles. A su vez, debe destacarse la presencia de herbívoros en una región pobre en vegetación. En función de esas características físicas ambien- tales, las plantas presentan diversas estructuras adaptativas a fin de poder sobrevivir. Algunas de éstas son la existencia de raíces muy profundas (hasta 2 metros de longitud en algunos casos) y carnosas, tallos verdes fotosintetizadores, espinas y ausencia de hojas. Esas estructuras responden prin- cipalmente a la necesidad de obtener agua, acumu- larla o evitar su pérdida por evapotranspiración. El tipo de vegetación que domina el paisaje es la estepa arbustiva, que se encuentra junto a las del tipo herbácea, halófila y sammófila. También se desarrollan vegas en los sitios donde se acumula humedad. educación ambiental fascículo 16 . página 6
  7. 7. Gobierno de Mend subsecretaría de medio ambiente fascículo 16 página 7 conceptosconceptos Algunas especies de plantas características de esta provincia fitogeográfica son el solupe (Ephedra mul- tiflora), la chilca (Baccharis polifolia) y la chachacoma (Senecio uspallatensis), entre otras. Llaullín blanco (Lycium chanar): Arbusto fuerte- mente espinoso, con flores pequeñas tubulosas. Se lo observa en el sitio denominado Las Araucarias de Darwin. Pico de Loro (Ephedra breana): Arbusto de ramas tipo sarmientos, de hojas pequeñas, con fruto de color rojo y comestible. Se halla en el ecotono entre esta provincia y la Patagónica. Otras especies relevantes se detallan a conti- nuación: Tuna de la sierra (Mahueniopsis glomerata). Tola (Baccharis incarum). Coirón (Stipa tenuísima). Provincia Fitogeográfica del Cardonal (Prepuna) Esta provincia se desarrolla en una estrecha faja en toda la falda oriental de la precordillera. Su presen- cia está condicionada no sólo por la altura, sino fun- damentalmente por la disposición y orientación de las quebradas. Este ambiente penetra en forma de cuña en los faldeos orientales de la precordillera, especialmente en las quebradas de Villavicencio y Del Toro, en la Reserva Natural Villavicencio. Es una transición entre el Monte y la Puna. Su piso altitudi- nal está condicionado por un clima con cierta carga de humedad, con precipitaciones de 350mm por año aproximadamente. Otro ambiente que hay en esta región es el de las vegas en las márgenes de arroyos de altura y zonas de umbría (sombra) en las laderas montañosas. El relieve sobre el cual se desarrolla esta provincia fitogeográfica corresponde a laderas de cerros, conos de deyección y quebradas. Los suelos son de montaña, de poco desarrollo edá- fico, pédrego-arenosos, sueltos y muy permeables. El clima es seco y cálido, con lluvias exclusivamente estivales. Los tipos de vegetación que se presentan son estepas arbustivas, cardonales, bosquecillos enanos y cojines de la familia bromeliáceas (como el ananá en otras regiones). Existen en la zona escasas especies arbóreas, y predominan las cactáceas columnares de los géneros Lobilia y Denmoza, que pueden llegar a 2 metros de alto o más, y claveles del aire del género Tillandsia. Algunas especies comunes son la pichana negra (Verbena scoparia), las granadillas (Mutisia sub- spinosa, M. retrorsa), trepadoras y de flores anaran- jadas; Deuterocohnia longipetala, común en las gri- etas de las rocas, y otras. Coronillo (Colletia spinosissima): Árbol de 4 a 5 me- tros, de ramas rígidas, con hojas pequeñas y cadu- cas. Se observa en las laderas de precordillera (Cerro Áspero). Molle (Schiinus fasciculatus): Árbol de hasta 6 me- tros, resinoso, con hojas perfumadas y frutos pequeños negros. Cuerno de cabra (Adesmia horrida): Leguminosa de 2 metros, con espinas ramificadas y flores amarillas. Abunda en la Quebrada de las Leñas. Otras especies relevantes son éstas: Cardón (Denmoza rodacantha). Jarilla (Larrea nitida). Paño (Verbascum thapsus). Colihuai (Colliguaja integerrima). Provincia Fitogeográfica del Espinal Ingresa una franja sobre el este del departamento de General Alvear que recibe la influencia de este eco- sistema propia de la provincia de San Luis. Provincia Fitogeográfica del Chaco Se introduce una pequeña cuña en nuestra provincia en el área noreste. Este ecosistema es pertinente al dominio chaqueño denominado pobre, caracteriza- do por la presencia del quebracho blanco (Aspidosperma quebracho-blanco). Provincia Fitogeográfica de la Payunia Descripta recientemente, y aceptada por la comu- nidad científica, por el investigador Eduardo Martínez Carretero (IADIZA-CRICYT) como una unidad fitogeográfica distintiva dentro del ambiente de la estepa patagónica, por sus características florísticas particulares.
  8. 8. educación ambiental fascículo 16 . página 8 conceptos Quillo (Solanum), quillay (Bredemeyera), cachiyuyo blanco (Atriplex), zampa (Atriplex), jume (Allemolfia) y tupe. Junquillo, totora, jarilla, melosa, chañar y jume. Verdolaga, melosa y algarrobos. Junquillo, mimbre y caña. Algarrobo y prosopanche. Retortuño: marrón-rosado. Tintitaco: marrón-rosado. Algarrobo (Prosopis chilensis): marrón. Jume: gris. Tusca: gris (frutos). Jarilla macho (Zuccagnia punctata): anaranjado (hojas). Jarillas: amarillo-naranja. Chilca: amarillo. Aguaribay: amarillo. Pichana: amarillo. Retamo: amarillo-verdoso. Palque: celeste. De napas freáticas: algarrobos. De suelos arenosos y/o sueltos: chañar brea y jarilla (L. divaricada). De suelos arcillosos: chañar común y jarilla (L. cuneifolia). De sobrepastoreo: melosa, olivillo y cactáceas (Gen. Opuntias y Tephrocatus). De vientos fuertes: algarrobos rastreros. De suelos salinos: pájaro bobo, vidriera, jume, manca potrillo, apen y zampa. De altura: coronillo (1.500-1.800msnm). Chañar brea (hasta 1.300msnm). Garabato (800-1.000msnm y piedemonte). Pichanilla (1.200-1.600msnm). Jarillila (1.000-1.200msnm). Jarilla cuneifolia (hasta 1.200msnm). Jarilla divaricada (hasta 1.500msnm). Jarilla nítida (desde 1.500msnm). Coliguay (desde 1.500msnm). Llareta (hasta 4.000msnm). Superando los 4.000msnm, la vegetación es nula. Para lavar Industriales Ornamentales Cestería Alimentarios Tintóreos Indicadoras Importancia y usos de la flora nativa Otros usos Plantas medicinales Aguaribay Emenagogo, anticatarral Ajenjo Digestivo, vermífugo, emenagogo, carminativo Alfilerillo Digestivo, vías urinarias, lumbago, reuma, ciática Atamisque Digestivo, acidez estomacal, miásico Arrayán Resfrío, dolores de estómago Berro Antianémico, debilidad, dispepsias Boldo Colagogo Bolsa de pasto Antidiarreico, cistitis Carqueja Hígado, fertilidad, impotencia Ceibo Excitaciones nerviosas, histéricos, neurasténicos Chañar Bronquitis, asma Chil-Chil Vermes, afrodisíaco, estomacal Cola de Quirquincho Afrodisíaco Granadilla Gusto al mate, diurético Jarilla Depurativo, hemorroides, inflamaciones Piquillín Laxante suave Quebracho blanco Tónico antifebril, antiasmático Retortuño Hepáticos, diuréticos Tamarindo Laxante Solupe Depurativo, herpes, eczemas, forúnculos Significado de los términos Aperitivo Estimula el apetito Astringente Contrae fibras y tejidos Carminativo Antiflatulento Colagogo Bilis Depurativo Toxinas Diaforético Sudorífico Diurético Orina Emenagogo Menstruación Emético Vómitos Emoliente Inflamatorio Expectorante Alivia tos y catarro Febrífugo Fiebre Hepático Hígado Sedante Calmante Tónico Reconstituyente
  9. 9. A través de la ley Nº6.099 del 1 de junio de 1995 se creó el Programa de Prevención de Incendios en Zonas Rurales, destinado a la prevención y el com- bate de incendios forestales en zonas rurales, con recursos pertenecientes al Presupuesto de la Provincia, multas y subsidios especiales, nacionales o internacionales. Está a cargo de la Dirección de Recursos Naturales Renovables y el fondo fue con- templado por vez primera en el Presupuesto 2001. Para implementarlo, el Gobierno de Mendoza adhi- rió mediante convenio al Plan Nacional de Manejo del Fuego (PNMF). En este contexto, los brigadistas realizando un intercambio permanente de capa- citación, conocimientos y recursos humanos, y reciben aportes específicos destinados a la preven- ción y lucha de incendios forestales. La Dirección de Recursos Naturales Renovables tiene injerencia directa en el control de los incendios forestales tanto de origen natural (tormentas eléctri- cas) como humano, ya sean intencionales o cul- posos (quemas clandestinas) ocurridos en Mendoza. Entre las acciones del Plan se encuentran la preven- ción, el combate de incendios, la evaluación de las zonas afectadas y las áreas de influencia, según aspec- tos físicos, biológicos, legales y socioeconómicos. Tanto la Ley Forestal Nacional Nº13.273 (nuestra provincia adhirió oportunamente mediante la ley Nº2.088) como la Ley Provincial Nº6.099 de Prevención y Lucha Contra Incendios en Zonas Rurales y de Secano, y su decreto reglamentario Nº768/95, establecen los procedimientos a realizarse en caso de detectarse violaciones. Entre éstas se encuentran tanto el uso del fuego como he- rramienta para desmonte y el encendido de fuegos sin autorización, como la negativa a realizar las ta- reas que la misma legislación impone preventiva- mente, como la apertura y el mantenimiento de las picadas cortafuegos en los campos del secano. Éste es un procedimiento sumario en el que está asegu- rado el ejercicio del derecho de defensa del imputa- do o sospechado y con el que se busca obtener certeza sobre la responsabilidad que pueda caber desde el punto de vista administrativo, independien- temente de las sanciones que puedan corresponder por la responsabilidad civil y penal, si la hubiera. La prevención se hace mediante la inspección, el re- levamiento y la notificación a distintos campos de las áreas de riesgo (establecidas por resolución) de nuestra provincia. Estos datos son volcados poste- riormente a una base de datos de un Sistema de Información Geográfico (SIG), que posteriormente sirve para adoptar medidas en la fase denominada “ataque inicial”, en la cual se busca disminuir el tiempo de arribo de las cuadrillas de incendios, la administración de recursos y, lo más importante, permitir un conocimiento de recursos materiales y humanos disponibles en la zona. Así se tiende a optimizar la fase de evaluación táctica para mitigar las acciones del fuego sobre la vegetación. El combate de las llamas está a cargo de las cuadrillas de incendios forestales, que están dis- tribuidas en la provincia según el nivel de riesgo que representa cada zona (carga de combustible) y su riqueza florística. Las más numerosas están en el Sur y el Este. Las cuadrillas están formadas por el per- sonal de combatientes, que a su vez integran la brigada provincial de incendios forestales. Una vez que se registra el aviso de incendio, comien- za a movilizarse un equipo importante de trabajo, ya que el combatiente depende en muchas ocasiones de datos aportados por las bases de incendios. La información necesaria para poder combatir eficiente- mente un incendio incluye datos meteorológicos, accesos (coordenadas), puestos, distribución, carga de combustible (vegetación) y demás. En muchas situaciones es necesario usar maquinarias pesadas, como topadoras y motoniveladoras. Por eso, la Dirección Provincial de Vialidad (DPV) cumple un rol fundamental en las tareas combate. En otros casos son utilizados distintos medios aére- os, como helicópteros y aviones observadores e hidrantes, con capacidad de carga de hasta 2.500 litros, cuyos pilotos deben poseer una vasta experi- encia en el combate de incendios forestales. Los medios aéreos son aportados por el Plan Nacional de Manejo del Fuego. Luego de ocurrido el siniestro, el personal realiza un relevamiento de la zona afectada. Los datos obtenidos son volcados al SIG para poder evaluar en detalle el impacto producido en la flora y la fauna. La misma base de datos contiene la información obtenida durante la prevención, paradeterminar así las comunidades de especies afectadas y evaluar la restauración de las áreas afectadas. En cuanto a la prevención, entre otras tareas, el Plan cuenta con las siguientes responsabilidades: Gobierno de Mend subsecretaría de medio ambiente fascículo 16 página 9 conceptos Plan Provincial de Manejo del Fuego
  10. 10. educación ambiental fascículo 16 . página 10 Responder el siguiente cuestionario. 1. ¿Cuáles son las características ambientales que determinan la fisonomía de nuestra vegetación? .......................................................................................................................................................................... .......................................................................................................................................................................... .......................................................................................................................................................................... .......................................................................................................................................................................... 2. ¿Cómo están adaptadas las plantas autóctonas a nuestros ecosistemas áridos y semiáridos? .......................................................................................................................................................................... .......................................................................................................................................................................... .......................................................................................................................................................................... .......................................................................................................................................................................... 3. ¿Con qué tipo de denominación se nombra a las especies vegetales? Enumera tres ejemplos. .......................................................................................................................................................................... .......................................................................................................................................................................... 4. Observando el mapa de las provincias fitogeográficas, ¿cuál es, a tu criterio, el ambiente natural más re/pre- sentado en Mendoza? .......................................................................................................................................................................... .......................................................................................................................................................................... 5. Completá el siguiente cuadro, describiendo dos especies de la flora nativa que considerés representativas de cada provincia fitogeográfica. Especie (nombres vulgar y científico) Provincia fitogeográfica Características . Relevar la diversidad de especies vegetales clave en sitios con distinto tiempo de recuperación a partir del fuego. . Identificar zonas críticas y prioritarias, según la bio- masa de material combustible y su contenido de humedad. . Evaluar la afectación eventual de la fauna. . Diagramar un plan de acción para recuperar las áreas afectadas, mediante la reforestación con especies autóctonas, respetando el esquema de distribución original. . Actualizar en forma dinámica la base de datos car- tográfica SIG, con especial interés en las áreas de riesgo. . Relevar y mantener los recursos humanos y los equipos e infraestructura disponibles para comba- tir incendios. . Llevar adelante el Plan Provincial de Diseño y Mantenimiento de Picadas Cortafuego. . Desarrollar gestiones en el sistema de alerta tem- prana y prevención. . Integrar tareas entre el sector privado y organismos oficiales y no gubernamentales. . Brindar cursos de educación a diferentes niveles y divulgar, mediante folletería y cartelería, las medi- das de prevención e información acerca de los incendios forestales. . Organizar cursos y talleres de difusión en la comu- nidad local sobre primeros auxilios y acciones bási- cas ante un incendio. Además, en el marco del Plan se optimizó la estrate- gia de combate y control de los incendios declara- dos. Así, se logró una importante disminución de tiempos de trabajo, uso de vehículos, uso de los medios aéreos y personal combatiente afectado, y la reducción de la superficie afectada. conceptos
  11. 11. 1. Realizá una lista de los usos sobre la flora nativa y la utilidad que le presta al hombre. ...................................................................................................................................................... .................................................................................................................................................. .............................................................................................................................................. ........................................................................................................................................... 2. ¿Qué legislación protege a la flora nativa en Mendoza? ...................................................................................................................................... ..................................................................................................................................... ..................................................................................................................................... ..................................................................................................................................... 3. De acuerdo con el marco legal, ¿qué se entiende por bosque protector? ....................................................................................................................................... ......................................................................................................................................... ............................................................................................................................................ 4. A criterio personal, ¿que acciones considerás convenientes realizar a fin de colaborar con la conservación de la flora nativa? ...................................................................................................................................................... ............................................................................................................................................................ ............................................................................................................................................................... ............................................................................................................................................................... Gobierno de Mend subsecretaría de medio ambiente fascículo 16 página 11 actividades Respondé el siguiente cuestionario. 1. ¿Cuáles son las medidas necesarias que deben practicarse sobre los campos naturales a fin de prevenir los incendios forestales? .......................................................................................................................................................................... .......................................................................................................................................................................... 2. ¿Cuál es la época del año en que hay mayor incidencia de incendios forestales? .......................................................................................................................................................................... .......................................................................................................................................................................... 3. ¿Quién es la autoridad de aplicación que regula en Mendoza la flora nativa y los incendios forestales? .......................................................................................................................................................................... .......................................................................................................................................................................... 4. ¿Has utilizado algunos remedios naturales presentes en nuestra vegetación? .......................................................................................................................................................................... .......................................................................................................................................................................... 5. ¿Podés señalar cuáles son los remedios presentes en nuestra provincia? .......................................................................................................................................................................... .......................................................................................................................................................................... 6. ¿Qué le dirías a una persona que no confía en los remedios naturales? .......................................................................................................................................................................... .......................................................................................................................................................................... Bibliografía de consulta Investigadores botánicos mendocinos Méndez, E. y Martínez Carretero E. Mapa florístico de la provincia de Mendoza. 1988. Roig, F. Flora y vegetación de la Reserva Forestal de Ñacuñán. Deserta I: 21-239. 1971. Roig F. Bosquejo fisonómico de la vegetación de la provincia de Mendoza. Sociedad Argentina de Botánica. 1972 Roig, F. y Dalmasso, A. Comité Ecológico de Mendoza. 1986. Roig, F.; Méndez, E. y Martínez Carretero E. Carta de vegetación de Mendoza. Revista Científica Multequina 5. 1998. Roig, F. Las plantas medicinales y aromáticas de la provincia de Mendoza. 2001. Ruiz Leal, A. Flora popular mendocina. Deserta 3:9-296. Ilustraciones de Ing. Agr. Fidel Roig y José Ambrosetti. 1972. Day, M. Compilación de artículos y aportes al Departamento Flora Nativa.
  12. 12. El organismo de gobierno que posee la autoridad de aplicación en materia de flora nativa en Mendoza es la Dirección de Recursos Naturales Renovables (Departamento Flora Nativa), de la Subsecretaría de Medio Ambiente del Ministerio de Ambiente y Obras Públicas. Ley Nacional Forestal Nº13.273 Es la norma nacional que declara de interés públi- co la defensa, la regeneración, el mejoramiento y la ampliación de los bosques, así como la promo- ción del desarrollo y la integración adecuada de la industria forestal. El ejercicio de los derechos sobre los bosques y las tierras forestales de propiedad privada o públi- ca, sus frutos y sus productos queda sometido a las restricciones y las limitaciones establecidas en esta ley. Ley Provincial Nº2.088 La Provincia adhiere al régimen que establece la Ley Nacional Nº13.273 y sus modificatorias, de defensa y acrecentamiento de la riqueza forestal. Ley Provincial Nº4.609 Con el alcance previsto en el artículo 8° de la Ley Nacional Nº13.273, declárese bosque protector “a todo el monte espontáneo que vegete en la provincia de Mendoza, tanto en terrenos del dominio público como el dominio privado”. (Corresponde a la legislación de la flora nativa.) Con el alcance previsto en el artículo 9° de la Ley Nacional Nº13.273, declárese bosque perma- nente “a todo el arbolado que vegete en el territo- rio de la provincia en parques, plazas, paseos, calles, caminos, cauces de riego y terrenos del dominio público de la provincia de Mendoza”. (Corresponde a la legislación del arbolado públi- co. Ver Fascículo Nº17.) Gobierno de Mendoza Ministerio de Ambiente y Obras Públicas Subsecretaría de Medio Ambiente Programa Provincial de Educación Ambiental Gobierno de la Provincia de Mendoza Autoridades Gobernador Ing. Julio César Cleto Cobos Ministro de Ambiente y Obras Públicas Ing. Francisco Morandini Subsecretario de Medio Ambiente Ing. Gustavo Morgani Directora General de Escuelas Prof. Emma Cunietti Coord. Programa Provincial de Educación Ambiental Gustavo Blanc Equipo Técnico-Pedagógico Rubén A. Yonzo Sergio Martínez Comunicación y Diseño Gabriel Espejo Andrea Ginestar Patricia Calivares Cristina Pizarro Verónica Tirado Lorena Souto Cristian Vásquez Colaboración en este número Oscar Ongay Mariano Bourget Colaboración fotográfica Guillermo Ferraris Diego Martí Carlos Robledo Revisión Técnica Gabriela Lúquez Alejandro Drovandi Dibujos Chanti Organismos dependientes de la Subsecretaría de Medio Ambiente Dirección de Ordenamiento Ambiental y Desarrollo Urbano (DOADU) Dirección de Recursos Naturales Renovables (DRNR) Dirección de Saneamiento y Control Ambiental (DSCA) Unidad de Evaluaciones Ambientales y Proyectos Especiales www.ambiente.mendoza.gov.ar educacionambiental@mendoza.gov.ar Teléfonos 4492871/2867 Dirección de Recursos Naturales Renovables Los objetivos generales de esta dirección son la conser- vación, preservación y administración de los recursos naturales renovables de la provincia, contemplando su aprovechamiento racional y protegiendo el ambiente. Avenida Los Plátanos s/n, Parque General San Martín, Mendoza. Teléfonos: 4252090 y 4257061. departamentofloramendoza@yahoo.com.ar www.ambiente.mendoza.gov.ar Ecosistemas de Mendoza Referencias Andino Del Monte Patagónico De la Puna Marco legal

×