SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 6
Descargar para leer sin conexión
La verdad de la vida
     CLARA CODD




   www.santimonia.com
Clara M. Codd – La Verdad de la Vida




                        LA VERDAD
                        DE LA VIDA
                     The Theosophical Journal 1965
        Muchas personas tienen una disposición mental semejante a la mía cuando era
joven. La usé para interrogarme qué significaba la vida, porque sentía que en algún lugar
había un significado vasto detrás de todos los fenómenos naturales. Pienso desde entonces
que el hombre podría pensar y razonar, haber estado haciendo ciertas preguntas
fundamentales: ¿Quién es él realmente?. ¿Por qué está aquí?. ¿Cuál es el significado y el
propósito de la vida y si tiene alguna meta?. Las grandes religiones han intentado dar
respuesta, y en las principales de entre ellas dichas respuestas son semejantes. Hoy ciencia
y psicología también dan ciertas respuestas, y estas son muy maravillosas e inspiradoras.
        Estudiando el universo uno se entera de que es alcanzado por leyes fundamentales y
distantes. Verdaderamente las reglas del universo son tan pocas y tan fundamentales,
continuamente repetidas en mayor o menor medida, que uno puede ver su gran extensión
por el proceso de la analogía.
        Tome por ejemplo la Ley de Ciclos. El círculo siempre ha sido el símbolo inmortal.
Un viaje por mar nos mostrará el círculo eterno de la tierra y los cielos. Y lo que es cierto
en el espacio lo es también para el tiempo, la energía que siempre vuelve sobre ella misma,
para que el avance evolutivo sea siempre, como los griegos nos dijeron, en una espiral.
¿Supimos alguna vez de una tarde que no se haya tornado mañana, o de un invierno que no
se haya seguido de una primavera?.
        ¿Por qué debemos detenernos allí?. La Sabiduría Perenne nos dice que el ciclo de la
juventud, la madurez, la vejez, tornará nuevamente a la juventud una y otra vez, en un
nuevo cuerpo. Y lo que es verdad para el hombre lo es también para una raza, un planeta,
un sistema solar, y, después de incontables milenios, para el mismo inconmensurable
universo. Estas evoluciones cósmicas se llaman en las antiguas escrituras hindúes los “Días
y Noches de Brahma”.

                            El Ritmo subyace a la Forma

       En la materia, estos ciclos subsiguientes producen las rítmicas ondulaciones que
subyacen a todas las formas. La voz, al hablar, produce ondas o ciclos rítmicos en el aire
circundante. Infinitamente rápidos, vibrando a través del éter, se traducen a nuestro
conocimiento como luz, y, captado por el instrumento humano adaptado para recibirlos,


                                                                                           2
Clara M. Codd – La Verdad de la Vida

causan el fenómeno “yo veo”. Todavía infinitamente rápidos, viajando por formas aún más
finas de interpenetración de la materia, son producidos por el pensamiento, la emoción, la
voluntad.
        Estos cambios rítmicos ocurren eternamente, porque toda materia está viva y
consciente - aunque no con el conocimiento intelectual que asociamos a nosotros - y estos
cambios incesantes que se dan segundo a segundo son llamados fenómenos, una palabra
que significa solamente las apariencias. Nosotros por lo tanto vemos las cosas que aparecen
en algún momento dado. Detrás del universo fenoménico, y causa verdadera de él, se halla
el “noúmeno” de Platón.
        La triple personalidad del hombre - el cuerpo, las emociones, y los pensamientos -
sufre cambios segundo a segundo. ¿Hay algo eterno detrás de ello, del mismo modo que
hay un intérprete detrás de la música y un poeta detrás de las palabras?. Los sabios antiguos
nos dicen que detrás del siempre cambiante triple ser se halla, profundamente escondido,
algo eterno - eternidad que es para siempre una con la vida subyacente del universo.
        Esta vida fundamental y consciente del universo es lo que el hombre denomina
“Dios”. “Dios es un espíritu,” dijo al Maestro cristiano a la mujer de Samaria, “y aquellos
que lo veneran deben venerarlo en espíritu y en verdad”. Ese día se acerca, por eso es que
en todas partes hay una marea ascendente que finalmente tomará la forma de misticismo
universal, la “religión nueva” formándose alrededor del mundo.
        ¿Para qué existe una religión sino para intentar definir un símbolo y un dogma sobre
la incomunicable vida?. Y, como Benjamin Kidd escribe, ninguna de ellas dura para
siempre. Llegan como las olas del mar en diferentes tiempos de la historia del mundo, a
diferentes personas en diferentes etapas de la evolución. Proporcionan, dice, las formas del
pensamiento por el cual fluye la civilización emergente. Exactamente como un hombre o
una raza tienen su día y luego reencarnan en una forma nueva, asimismo todas las formas
de pensamiento de los hombres tienen su día y reaparecen en un nuevo ropaje. La
humanidad como un todo tiene sus grandes días. Uno de tales grandes días se clausura
ahora, y la joven nueva forma comienza a aparecer.

                                “Vosotros sois Dioses”

        Detrás de todo cambio rítmico yace la Eternidad. Detrás del desarrollo del hombre
yace una “divinidad que moldea nuestros fines, que talla el modo en que hacemos,” una
Deidad que sola es inmortal en sí misma. Todos los grandes Maestros han declarado eso.
El Cristo, citando al Rey David, dijo, “Vosotros sois Dioses”, y continuó, “y todos ustedes
son hijos del Altísimo”. Y, dicen las escrituras budistas, “Mírate; eres un Buddha”.
        Aquí nos topamos con otra ley universal. No hay evolución sin involución, y así, en
un infinitesimal comienzo, se tiene toda la promesa y la potencia que se revela después.
¿Quién, desconociendo esto, puede figurarse que una diminuta bellota tuvo dentro de sí un
futuro gran bosque?. ¿Y quién, al mirar a un hombre, puede reconocer que está ante un
dios en construcción?.
        ¿Pero por qué este proceso, exclaman algunos, con toda su ignorancia y dolor
concomitante?. ¿Tiene un niño el conocimiento y la experiencia de un hombre?. ¿Siempre
nace totalmente provisto y maduro?. Sólo la vida es eterna. Las formas en las que se reviste

                                                                                           3
Clara M. Codd – La Verdad de la Vida

desaparecen para reaparecer una y otra vez en mejores y siempre más elevadas vestiduras.
Es en su eternidad que ese hombre es hecho a imagen y semejanza de Dios, cada hijo de
hombre, por muy subdesarrollado y degradado que sea, también es por siempre un hijo del
Altísimo. Nadie puede quitarle esa herencia. De una Única Fuente viene el espíritu del
hombre, recorre el mismo viaje inmortal, y un día alcanza la misma bendita meta.
         Esto es el gran “Arco”, como Platón lo llamó, del viaje inmortal del espíritu - el
ciclo fundamental del crecimiento espiritual. Las escrituras hindúes lo llaman el Pavritti
Marga, el Sendero del Retorno. Y es significativo que la palabra “vritti” indique “longitud
de onda” o vibración cíclica. Las Escrituras cristianas lo denominan la “Caída” (en la
materia) y la “Redención” (en el espíritu). En el camino de expansión, los vehículos de la
conciencia (para esto no hay formas de la conciencia individual aparte de su upadhi o
envoltura) - cuerpo, corazón y mente - son desenvueltos bajo el juego de los “pares de
opuestos” que desarrollan en el hombre autoconciencia y auto-motivación por los cuales
puede saber cómo escoger.
         En el viaje de regreso, la naturaleza espiritual con su conciencia divina nace y con el
tiempo alcanza su estatura y plenitud, tomando la dirección y el uso de ese triple ser que en
el pasado desarrolló por gobernante, y que ahora, como los tres Reyes en la historia de la
Biblia, coloca sus obsequios a los pies del verdadero Rey, el “Cristo en ti, la esperanza de
gloria,” cuando finalmente él venga al nacimiento. El cambio en la naturaleza del hombre
es entonces tan fundamental que el Oriente lo llama el “nacido dos veces” y el Occidente,
el “divinizado”. La flor de su alma se ha abierto y el aroma de la espiritualidad se huele en
el aire. El Dr. Alexis Carrel escribe: “la belleza moral es un fenómeno excepcional y muy
extraordinario. Quien lo ha contemplado una vez nunca olvida su aspecto”.
         Pero el conocimiento espiritual está más allá del bien y del mal, el “par de opuestos”
final. Dios no es ni bueno ni malo, sino la Realidad detrás de todas las apariencias. En
palabras del profeta Isaías: “Formo la luz, y creo la oscuridad: hago la paz y creo el mal.
Yo, el Señor, hago todas estas cosas”. Podemos también comparar esto con el famoso dicho
del Bhagavad Gita que El es el esplendor de todas cosas espléndidas pero que El es también
el juego del tramposo. La conciencia espiritual es la unión con toda vida. Y, como expresó
el Profesor Radhakrishan: “Dios es Vida. El reconocimiento de este hecho es conciencia
espiritual”. Esto significa también la destrucción del ahamkara, en el sentido de la cobertura
del ego, de yo y de mío, que nos ha acompañado a través de tantas encarnaciones, que nos
fue dando un sentido de individualidad que persiste aún cuando las vestiduras que protegen
a la cubierta del ego han desaparecido. Pero ese sentido es la raíz de lo que el hombre llama
“pecado”. El Egoísmo solo es pecado, pero las palabras del hebreo y del griego que son
traducidas como “pecado” no presuponen originalmente nada culpable; apenas connotan
“pérdida del blanco” como cuando un arquero toma un arco, dispara al blanco y, por falta
de habilidad, impacta lejos del mismo. No hay verdadero “pecado” en el universo, sólo
falta de crecimiento; y no hay personificación del mal oponiéndose eternamente a Dios,
sino sólo una inmutable Ley de Causa y Efecto, operando con serena e impersonal
necesidad. Como uno de los grandes Sabios de Oriente ha declarado, la Naturaleza por sí
misma está desprovista de maldad o de buenas intenciones. La mayoría del mal y del dolor
humano son artificiales, creados por el egoísmo, la avaricia y el temor del hombre
subdesarrollado.


                                                                                              4
Clara M. Codd – La Verdad de la Vida


                                  La Esperanza de la Humanidad

        Sólo el Dios-Hombre es la esperanza y el socorro de la humanidad. Y Él está latente
en cada alma humana. Alcanzó la unión profunda con toda vida, destruyó para siempre la
semilla del mal en él, esa semilla que se describe en las escrituras orientales como a-vidya,
“sin el verdadero conocimiento”. El Cristo utilizó más de una comparación para indicar lo
indescriptible: la “perla de gran precio” enterrada en el campo de la naturaleza humana y
que sólo es hallada al precio de todo lo que la personalidad tiene, ese completo
descorazonamiento que es la verdadera “pureza de corazón” que ve a Dios; y también el
“ángel en un hombre que contempla siempre el rostro de mi Padre en el Cielo”. Esa
divinidad interior en nosotros nunca ha dejado los lugares celestiales, pero envía a su
representante hasta aquí abajo a reunir experiencia, el alimento para el crecimiento de su
alma, la efervescencia que retornará a él después de la muerte.
        H. P. Blavatsky dice que los devas anfitriones conectan el espíritu inmortal con su
nuevo cuerpo en el momento previo al nacimiento llamado “animación1”, y que a la visión
clarividente aparece como una luz entrando en el cerebro del bebé. Cuando una vida,
desciende al centro resplandeciente del corazón o chakram, nace el conocimiento espiritual.
Después de la muerte el mismo poder arrastra el aroma de la vida que concluye retornando
a sí misma.
        Esta tremenda verdad ha llegado a ser más exactamente conocida y apreciada en
estos maravillosos días. Como Dean Inge ha dicho, “el Misticismo en el única religión
auténtica”. Y, otra vez H. P. Blavatsky dice que nuestra divinidad se derrama en la
personalidad inferior pero no lo sabe hasta que la personalidad la haya adorado y venerado.
De ahí el súbito interés que se ha instalado por todas las formas de yoga y misticismo. El
día de la nueva raza del hombre se acerca, la primera raza auténticamente espiritual en
habitar esta tierra. Y trae consigo la abolición de la pobreza y la guerra y un reconocimiento
universal de la proximidad del más allá, “ahí afuera,” pero más cerca que la respiración, y
más cerca aún de las manos que de la respiración, y todavía más que las manos y pies.
        Todos los grandes Maestros han enseñado esa gran fe. Pienso que Ellos jamás
fundaron dogmas y organizaciones religiosas. Sus seguidores lo hicieron. Estos tiempos
están repletos de tremendos presagios y esperanzas. Nunca pueden ser mejores las palabras
poéticas del antiguo profeta hebreo Isaías: “Ellos no harán daño ni destruirán en toda mi
montaña santa: porque la tierra estará llena del conocimiento del Señor, como las aguas que
cubren el mar”.




1
    “quickening” en el original, que también podría traducirse por aceleración o avivamiento. (N. del T.).

                                                                                                             5
www.santimonia.com
Fuente de Alimento Espiritual

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Amor+vida+y+consciencia (1)
Amor+vida+y+consciencia (1)Amor+vida+y+consciencia (1)
Amor+vida+y+consciencia (1)mickiangelo
 
058b - HERMANOS BUDISTAS, LA VIDA CON TODOS LOS SERES VIVIENTES ES LA OBRA MA...
058b - HERMANOS BUDISTAS, LA VIDA CON TODOS LOS SERES VIVIENTES ES LA OBRA MA...058b - HERMANOS BUDISTAS, LA VIDA CON TODOS LOS SERES VIVIENTES ES LA OBRA MA...
058b - HERMANOS BUDISTAS, LA VIDA CON TODOS LOS SERES VIVIENTES ES LA OBRA MA...OrdineGesu
 
La Flor de la vida y meditacion Merkaba
La Flor de la vida y meditacion MerkabaLa Flor de la vida y meditacion Merkaba
La Flor de la vida y meditacion MerkabaRafael Reverte Pérez
 
022b - Contribución al conocimiento del origen de la vida, de la naturaleza y...
022b - Contribución al conocimiento del origen de la vida, de la naturaleza y...022b - Contribución al conocimiento del origen de la vida, de la naturaleza y...
022b - Contribución al conocimiento del origen de la vida, de la naturaleza y...OrdineGesu
 
4. la orden rosacruz amorc y la religión
4.  la orden rosacruz amorc y la religión4.  la orden rosacruz amorc y la religión
4. la orden rosacruz amorc y la religiónMiguel Centeno Silva
 
12 el arbol genealogico de las religiones...
12 el arbol genealogico de las religiones...12 el arbol genealogico de las religiones...
12 el arbol genealogico de las religiones...GNOSIS MONTZURI
 
Amor vida y consciencia emilio carrillo
Amor  vida y consciencia   emilio carrilloAmor  vida y consciencia   emilio carrillo
Amor vida y consciencia emilio carrilloAna María González
 
Reencarnación
ReencarnaciónReencarnación
ReencarnaciónOm D
 
Análisis critico de la obra - "DIOS ESA LÁPIZ LABIAL"
Análisis critico de la obra - "DIOS ESA LÁPIZ LABIAL"Análisis critico de la obra - "DIOS ESA LÁPIZ LABIAL"
Análisis critico de la obra - "DIOS ESA LÁPIZ LABIAL"JIMENAMARGARITAHERNANDEZ
 
Repasando al AriZal - sesión 15
Repasando al AriZal - sesión 15Repasando al AriZal - sesión 15
Repasando al AriZal - sesión 15Kenya Olivera
 
Conocer a dios deepak chopra
Conocer a dios   deepak chopraConocer a dios   deepak chopra
Conocer a dios deepak chopraJavier Vera
 

La actualidad más candente (19)

Lareencarnacion
LareencarnacionLareencarnacion
Lareencarnacion
 
Amor+vida+y+consciencia (1)
Amor+vida+y+consciencia (1)Amor+vida+y+consciencia (1)
Amor+vida+y+consciencia (1)
 
058b - HERMANOS BUDISTAS, LA VIDA CON TODOS LOS SERES VIVIENTES ES LA OBRA MA...
058b - HERMANOS BUDISTAS, LA VIDA CON TODOS LOS SERES VIVIENTES ES LA OBRA MA...058b - HERMANOS BUDISTAS, LA VIDA CON TODOS LOS SERES VIVIENTES ES LA OBRA MA...
058b - HERMANOS BUDISTAS, LA VIDA CON TODOS LOS SERES VIVIENTES ES LA OBRA MA...
 
Introduction to messiah
Introduction to messiahIntroduction to messiah
Introduction to messiah
 
La Flor de la vida y meditacion Merkaba
La Flor de la vida y meditacion MerkabaLa Flor de la vida y meditacion Merkaba
La Flor de la vida y meditacion Merkaba
 
Los secretos-de-un-yogi
Los secretos-de-un-yogiLos secretos-de-un-yogi
Los secretos-de-un-yogi
 
Curso Gráfica Anatomía Divina
Curso Gráfica Anatomía DivinaCurso Gráfica Anatomía Divina
Curso Gráfica Anatomía Divina
 
Curso grafica YO SOY
Curso grafica YO SOYCurso grafica YO SOY
Curso grafica YO SOY
 
022b - Contribución al conocimiento del origen de la vida, de la naturaleza y...
022b - Contribución al conocimiento del origen de la vida, de la naturaleza y...022b - Contribución al conocimiento del origen de la vida, de la naturaleza y...
022b - Contribución al conocimiento del origen de la vida, de la naturaleza y...
 
4. la orden rosacruz amorc y la religión
4.  la orden rosacruz amorc y la religión4.  la orden rosacruz amorc y la religión
4. la orden rosacruz amorc y la religión
 
12 el arbol genealogico de las religiones...
12 el arbol genealogico de las religiones...12 el arbol genealogico de las religiones...
12 el arbol genealogico de las religiones...
 
En contacto con dios
En contacto con diosEn contacto con dios
En contacto con dios
 
Amor vida y consciencia emilio carrillo
Amor  vida y consciencia   emilio carrilloAmor  vida y consciencia   emilio carrillo
Amor vida y consciencia emilio carrillo
 
Reencarnación
ReencarnaciónReencarnación
Reencarnación
 
Análisis critico de la obra - "DIOS ESA LÁPIZ LABIAL"
Análisis critico de la obra - "DIOS ESA LÁPIZ LABIAL"Análisis critico de la obra - "DIOS ESA LÁPIZ LABIAL"
Análisis critico de la obra - "DIOS ESA LÁPIZ LABIAL"
 
Ham Sah
Ham SahHam Sah
Ham Sah
 
Repasando al AriZal - sesión 15
Repasando al AriZal - sesión 15Repasando al AriZal - sesión 15
Repasando al AriZal - sesión 15
 
Conocer a dios
Conocer a diosConocer a dios
Conocer a dios
 
Conocer a dios deepak chopra
Conocer a dios   deepak chopraConocer a dios   deepak chopra
Conocer a dios deepak chopra
 

Destacado

Blavatsky helena la clave de la teosofia
Blavatsky helena   la clave de la teosofiaBlavatsky helena   la clave de la teosofia
Blavatsky helena la clave de la teosofiasantimonia
 
Leadbeater Charles Bosquejo teosofico
Leadbeater Charles   Bosquejo teosoficoLeadbeater Charles   Bosquejo teosofico
Leadbeater Charles Bosquejo teosoficosantimonia
 
Codd clara debemos partir de donde estamos
Codd clara   debemos partir de donde estamosCodd clara   debemos partir de donde estamos
Codd clara debemos partir de donde estamossantimonia
 
Codd clara amor el curador
Codd clara   amor el curadorCodd clara   amor el curador
Codd clara amor el curadorsantimonia
 
Blavatsky helena isis sin velo tomo iv
Blavatsky helena   isis sin velo tomo ivBlavatsky helena   isis sin velo tomo iv
Blavatsky helena isis sin velo tomo ivsantimonia
 
Los Maestros Ascendidos escriben el "Libro de la Vida"
Los Maestros Ascendidos escriben el "Libro de la Vida"Los Maestros Ascendidos escriben el "Libro de la Vida"
Los Maestros Ascendidos escriben el "Libro de la Vida"Javier Prado
 
Digital2[1].012 Amores Que Matan
Digital2[1].012 Amores Que MatanDigital2[1].012 Amores Que Matan
Digital2[1].012 Amores Que Matanhugonote88
 
Constitucion septenaria del hombre
Constitucion septenaria del hombreConstitucion septenaria del hombre
Constitucion septenaria del hombreJaime Martell
 
Reiki curso-a-distancia-de-reiki
Reiki curso-a-distancia-de-reikiReiki curso-a-distancia-de-reiki
Reiki curso-a-distancia-de-reikiJazmin Sanabria
 
Simbolos de reiki unificado ( reiki usui, tibetano, karuna, shambhala 2012, e...
Simbolos de reiki unificado ( reiki usui, tibetano, karuna, shambhala 2012, e...Simbolos de reiki unificado ( reiki usui, tibetano, karuna, shambhala 2012, e...
Simbolos de reiki unificado ( reiki usui, tibetano, karuna, shambhala 2012, e...reikiUnificado
 
Reiki para todos_montserrat_oliveros
Reiki para todos_montserrat_oliverosReiki para todos_montserrat_oliveros
Reiki para todos_montserrat_oliverosCaturris
 

Destacado (17)

Blavatsky helena la clave de la teosofia
Blavatsky helena   la clave de la teosofiaBlavatsky helena   la clave de la teosofia
Blavatsky helena la clave de la teosofia
 
Esoterismo
EsoterismoEsoterismo
Esoterismo
 
Leadbeater Charles Bosquejo teosofico
Leadbeater Charles   Bosquejo teosoficoLeadbeater Charles   Bosquejo teosofico
Leadbeater Charles Bosquejo teosofico
 
Codd clara debemos partir de donde estamos
Codd clara   debemos partir de donde estamosCodd clara   debemos partir de donde estamos
Codd clara debemos partir de donde estamos
 
Codd clara amor el curador
Codd clara   amor el curadorCodd clara   amor el curador
Codd clara amor el curador
 
Blavatsky helena isis sin velo tomo iv
Blavatsky helena   isis sin velo tomo ivBlavatsky helena   isis sin velo tomo iv
Blavatsky helena isis sin velo tomo iv
 
Los Maestros Ascendidos escriben el "Libro de la Vida"
Los Maestros Ascendidos escriben el "Libro de la Vida"Los Maestros Ascendidos escriben el "Libro de la Vida"
Los Maestros Ascendidos escriben el "Libro de la Vida"
 
Digital2[1].012 Amores Que Matan
Digital2[1].012 Amores Que MatanDigital2[1].012 Amores Que Matan
Digital2[1].012 Amores Que Matan
 
PP reiki sdiana
PP reiki sdianaPP reiki sdiana
PP reiki sdiana
 
Constitucion septenaria del hombre
Constitucion septenaria del hombreConstitucion septenaria del hombre
Constitucion septenaria del hombre
 
Manual reiki
Manual reikiManual reiki
Manual reiki
 
Renueve la energia de su hogar
Renueve la energia de su hogarRenueve la energia de su hogar
Renueve la energia de su hogar
 
LOS MISTERIOS DE LA KÁBALA.- Elias Gewurs-
LOS MISTERIOS DE LA KÁBALA.- Elias Gewurs-LOS MISTERIOS DE LA KÁBALA.- Elias Gewurs-
LOS MISTERIOS DE LA KÁBALA.- Elias Gewurs-
 
Reiki curso-a-distancia-de-reiki
Reiki curso-a-distancia-de-reikiReiki curso-a-distancia-de-reiki
Reiki curso-a-distancia-de-reiki
 
Reiki y otros_rayos_del_toque_
Reiki y otros_rayos_del_toque_Reiki y otros_rayos_del_toque_
Reiki y otros_rayos_del_toque_
 
Simbolos de reiki unificado ( reiki usui, tibetano, karuna, shambhala 2012, e...
Simbolos de reiki unificado ( reiki usui, tibetano, karuna, shambhala 2012, e...Simbolos de reiki unificado ( reiki usui, tibetano, karuna, shambhala 2012, e...
Simbolos de reiki unificado ( reiki usui, tibetano, karuna, shambhala 2012, e...
 
Reiki para todos_montserrat_oliveros
Reiki para todos_montserrat_oliverosReiki para todos_montserrat_oliveros
Reiki para todos_montserrat_oliveros
 

Similar a Codd clara la verdad de la vida

Bailey, alice alice a bailey
Bailey, alice   alice a baileyBailey, alice   alice a bailey
Bailey, alice alice a baileyghufri
 
la reaparición de Cristo Bailey, alice alice a bailey
la reaparición de  Cristo  Bailey, alice   alice a baileyla reaparición de  Cristo  Bailey, alice   alice a bailey
la reaparición de Cristo Bailey, alice alice a baileyMar Lopez
 
LAS CIRCULARES Y MIS COMUNICADOS de los Maestres COMENTADOS.docx
LAS CIRCULARES Y MIS COMUNICADOS de los Maestres COMENTADOS.docxLAS CIRCULARES Y MIS COMUNICADOS de los Maestres COMENTADOS.docx
LAS CIRCULARES Y MIS COMUNICADOS de los Maestres COMENTADOS.docxRafael Reverte Pérez
 
LAS CIRCULARES Y MIS COMUNICADOS de los Maestres COMENTADOS.pdf
LAS CIRCULARES Y MIS COMUNICADOS de los Maestres COMENTADOS.pdfLAS CIRCULARES Y MIS COMUNICADOS de los Maestres COMENTADOS.pdf
LAS CIRCULARES Y MIS COMUNICADOS de los Maestres COMENTADOS.pdfRafael Reverte Pérez
 
Jinarajadasa teosofia como accion
Jinarajadasa   teosofia como accionJinarajadasa   teosofia como accion
Jinarajadasa teosofia como accionsantimonia
 
La leyenda de la atlántida iii
La leyenda de la atlántida iiiLa leyenda de la atlántida iii
La leyenda de la atlántida iiiAlejandra Forte
 
A los estudiantes iii
A los estudiantes iiiA los estudiantes iii
A los estudiantes iiiAlexisB7
 
aprendiendo escatología humana lección 1.pdf
aprendiendo escatología humana lección 1.pdfaprendiendo escatología humana lección 1.pdf
aprendiendo escatología humana lección 1.pdfYudyAngulo1
 
El eterno retorno de Nietzsche
El eterno retorno de NietzscheEl eterno retorno de Nietzsche
El eterno retorno de NietzscheAlbert Blackson
 
Gnosis en el Siglo XX
Gnosis en el Siglo XXGnosis en el Siglo XX
Gnosis en el Siglo XXJORGE BLANCO
 
EL ESPIRITU SANTO EN LA EVOLUCIÓN
EL ESPIRITU SANTO EN LA EVOLUCIÓNEL ESPIRITU SANTO EN LA EVOLUCIÓN
EL ESPIRITU SANTO EN LA EVOLUCIÓNalberyorch
 
RAMATIS El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del CosmosRAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS El Evangelio a la Luz del CosmosLionel Hernan Capello
 
Conozca el espiritismo
Conozca el espiritismoConozca el espiritismo
Conozca el espiritismoAndres Abreo
 
Muchos caminos 9 la Nueva Era
Muchos caminos 9 la Nueva EraMuchos caminos 9 la Nueva Era
Muchos caminos 9 la Nueva Erajasspiebl
 

Similar a Codd clara la verdad de la vida (20)

Bailey, alice alice a bailey
Bailey, alice   alice a baileyBailey, alice   alice a bailey
Bailey, alice alice a bailey
 
la reaparición de Cristo Bailey, alice alice a bailey
la reaparición de  Cristo  Bailey, alice   alice a baileyla reaparición de  Cristo  Bailey, alice   alice a bailey
la reaparición de Cristo Bailey, alice alice a bailey
 
LAS CIRCULARES Y MIS COMUNICADOS de los Maestres COMENTADOS.docx
LAS CIRCULARES Y MIS COMUNICADOS de los Maestres COMENTADOS.docxLAS CIRCULARES Y MIS COMUNICADOS de los Maestres COMENTADOS.docx
LAS CIRCULARES Y MIS COMUNICADOS de los Maestres COMENTADOS.docx
 
LAS CIRCULARES Y MIS COMUNICADOS de los Maestres COMENTADOS.pdf
LAS CIRCULARES Y MIS COMUNICADOS de los Maestres COMENTADOS.pdfLAS CIRCULARES Y MIS COMUNICADOS de los Maestres COMENTADOS.pdf
LAS CIRCULARES Y MIS COMUNICADOS de los Maestres COMENTADOS.pdf
 
Jinarajadasa teosofia como accion
Jinarajadasa   teosofia como accionJinarajadasa   teosofia como accion
Jinarajadasa teosofia como accion
 
Gnosis en el siglo xx
Gnosis en el siglo xxGnosis en el siglo xx
Gnosis en el siglo xx
 
La leyenda de la atlántida iii
La leyenda de la atlántida iiiLa leyenda de la atlántida iii
La leyenda de la atlántida iii
 
Tema 13 - Nueva Era y otras Sectas
Tema 13 - Nueva Era y otras SectasTema 13 - Nueva Era y otras Sectas
Tema 13 - Nueva Era y otras Sectas
 
A los estudiantes iii
A los estudiantes iiiA los estudiantes iii
A los estudiantes iii
 
La realidad
La realidadLa realidad
La realidad
 
aprendiendo escatología humana lección 1.pdf
aprendiendo escatología humana lección 1.pdfaprendiendo escatología humana lección 1.pdf
aprendiendo escatología humana lección 1.pdf
 
El eterno retorno de Nietzsche
El eterno retorno de NietzscheEl eterno retorno de Nietzsche
El eterno retorno de Nietzsche
 
Gnosis en el Siglo XX
Gnosis en el Siglo XXGnosis en el Siglo XX
Gnosis en el Siglo XX
 
El espiritu de critica 1
El espiritu de critica 1El espiritu de critica 1
El espiritu de critica 1
 
EL ESPIRITU SANTO EN LA EVOLUCIÓN
EL ESPIRITU SANTO EN LA EVOLUCIÓNEL ESPIRITU SANTO EN LA EVOLUCIÓN
EL ESPIRITU SANTO EN LA EVOLUCIÓN
 
RAMATIS El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del CosmosRAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS El Evangelio a la Luz del Cosmos
 
Conozca el espiritismo
Conozca el espiritismoConozca el espiritismo
Conozca el espiritismo
 
Los 144000
Los 144000Los 144000
Los 144000
 
Lo sagrado en arquitectura
Lo sagrado en arquitecturaLo sagrado en arquitectura
Lo sagrado en arquitectura
 
Muchos caminos 9 la Nueva Era
Muchos caminos 9 la Nueva EraMuchos caminos 9 la Nueva Era
Muchos caminos 9 la Nueva Era
 

Más de santimonia

Codd clara entregate a la vida
Codd clara   entregate a la vidaCodd clara   entregate a la vida
Codd clara entregate a la vidasantimonia
 
Codd clara crecimiento espiritual
Codd clara   crecimiento espiritualCodd clara   crecimiento espiritual
Codd clara crecimiento espiritualsantimonia
 
Codd clara fuerzas alternas de la naturaleza
Codd clara   fuerzas alternas de la naturaleza Codd clara   fuerzas alternas de la naturaleza
Codd clara fuerzas alternas de la naturaleza santimonia
 
Collins Mabel por las puertas de oro
Collins Mabel   por las puertas de oroCollins Mabel   por las puertas de oro
Collins Mabel por las puertas de orosantimonia
 
Collins Mabel luz en el sendero
Collins Mabel   luz en el senderoCollins Mabel   luz en el sendero
Collins Mabel luz en el senderosantimonia
 
Collins Mabel la gema transparente
Collins Mabel   la gema transparenteCollins Mabel   la gema transparente
Collins Mabel la gema transparentesantimonia
 
Collins Mabel ilusiones
Collins Mabel   ilusionesCollins Mabel   ilusiones
Collins Mabel ilusionessantimonia
 
Collins Mabel historia de sensa
Collins Mabel   historia de sensaCollins Mabel   historia de sensa
Collins Mabel historia de sensasantimonia
 
Collins Mabel fragmentos de vida y pensamiento
Collins Mabel   fragmentos de vida y pensamientoCollins Mabel   fragmentos de vida y pensamiento
Collins Mabel fragmentos de vida y pensamientosantimonia
 
Collins Mabel el idilio del loto blanco
Collins Mabel   el idilio del loto blancoCollins Mabel   el idilio del loto blanco
Collins Mabel el idilio del loto blancosantimonia
 
Collins Mabel despertar en el mas alla
Collins Mabel   despertar en el mas allaCollins Mabel   despertar en el mas alla
Collins Mabel despertar en el mas allasantimonia
 
Collins Mabel cuando el sol avanza hacia el norte
Collins Mabel   cuando el sol avanza hacia el norteCollins Mabel   cuando el sol avanza hacia el norte
Collins Mabel cuando el sol avanza hacia el nortesantimonia
 
Collins Mabel un grito lejano
Collins Mabel   un grito lejanoCollins Mabel   un grito lejano
Collins Mabel un grito lejanosantimonia
 
Jinarajadasa teorias nuevas sobre la educacion
Jinarajadasa   teorias nuevas sobre la educacionJinarajadasa   teorias nuevas sobre la educacion
Jinarajadasa teorias nuevas sobre la educacionsantimonia
 
Jinarajadasa primitivas ensenanzas de los maestros
Jinarajadasa   primitivas ensenanzas de los maestrosJinarajadasa   primitivas ensenanzas de los maestros
Jinarajadasa primitivas ensenanzas de los maestrossantimonia
 
Jinarajadasa los agentes de dios
Jinarajadasa   los agentes de diosJinarajadasa   los agentes de dios
Jinarajadasa los agentes de diossantimonia
 
Jinarajadasa la vision divina
Jinarajadasa   la vision divinaJinarajadasa   la vision divina
Jinarajadasa la vision divinasantimonia
 
Jinarajadasa la teosofia y el destino de la humanidad
Jinarajadasa   la teosofia y el destino de la humanidadJinarajadasa   la teosofia y el destino de la humanidad
Jinarajadasa la teosofia y el destino de la humanidadsantimonia
 
Jinarajadasa la nueva humanidad de la intuicion
Jinarajadasa   la nueva humanidad de la intuicionJinarajadasa   la nueva humanidad de la intuicion
Jinarajadasa la nueva humanidad de la intuicionsantimonia
 
Jinarajadasa la inexistencia de un dios personal
Jinarajadasa   la inexistencia de un dios personalJinarajadasa   la inexistencia de un dios personal
Jinarajadasa la inexistencia de un dios personalsantimonia
 

Más de santimonia (20)

Codd clara entregate a la vida
Codd clara   entregate a la vidaCodd clara   entregate a la vida
Codd clara entregate a la vida
 
Codd clara crecimiento espiritual
Codd clara   crecimiento espiritualCodd clara   crecimiento espiritual
Codd clara crecimiento espiritual
 
Codd clara fuerzas alternas de la naturaleza
Codd clara   fuerzas alternas de la naturaleza Codd clara   fuerzas alternas de la naturaleza
Codd clara fuerzas alternas de la naturaleza
 
Collins Mabel por las puertas de oro
Collins Mabel   por las puertas de oroCollins Mabel   por las puertas de oro
Collins Mabel por las puertas de oro
 
Collins Mabel luz en el sendero
Collins Mabel   luz en el senderoCollins Mabel   luz en el sendero
Collins Mabel luz en el sendero
 
Collins Mabel la gema transparente
Collins Mabel   la gema transparenteCollins Mabel   la gema transparente
Collins Mabel la gema transparente
 
Collins Mabel ilusiones
Collins Mabel   ilusionesCollins Mabel   ilusiones
Collins Mabel ilusiones
 
Collins Mabel historia de sensa
Collins Mabel   historia de sensaCollins Mabel   historia de sensa
Collins Mabel historia de sensa
 
Collins Mabel fragmentos de vida y pensamiento
Collins Mabel   fragmentos de vida y pensamientoCollins Mabel   fragmentos de vida y pensamiento
Collins Mabel fragmentos de vida y pensamiento
 
Collins Mabel el idilio del loto blanco
Collins Mabel   el idilio del loto blancoCollins Mabel   el idilio del loto blanco
Collins Mabel el idilio del loto blanco
 
Collins Mabel despertar en el mas alla
Collins Mabel   despertar en el mas allaCollins Mabel   despertar en el mas alla
Collins Mabel despertar en el mas alla
 
Collins Mabel cuando el sol avanza hacia el norte
Collins Mabel   cuando el sol avanza hacia el norteCollins Mabel   cuando el sol avanza hacia el norte
Collins Mabel cuando el sol avanza hacia el norte
 
Collins Mabel un grito lejano
Collins Mabel   un grito lejanoCollins Mabel   un grito lejano
Collins Mabel un grito lejano
 
Jinarajadasa teorias nuevas sobre la educacion
Jinarajadasa   teorias nuevas sobre la educacionJinarajadasa   teorias nuevas sobre la educacion
Jinarajadasa teorias nuevas sobre la educacion
 
Jinarajadasa primitivas ensenanzas de los maestros
Jinarajadasa   primitivas ensenanzas de los maestrosJinarajadasa   primitivas ensenanzas de los maestros
Jinarajadasa primitivas ensenanzas de los maestros
 
Jinarajadasa los agentes de dios
Jinarajadasa   los agentes de diosJinarajadasa   los agentes de dios
Jinarajadasa los agentes de dios
 
Jinarajadasa la vision divina
Jinarajadasa   la vision divinaJinarajadasa   la vision divina
Jinarajadasa la vision divina
 
Jinarajadasa la teosofia y el destino de la humanidad
Jinarajadasa   la teosofia y el destino de la humanidadJinarajadasa   la teosofia y el destino de la humanidad
Jinarajadasa la teosofia y el destino de la humanidad
 
Jinarajadasa la nueva humanidad de la intuicion
Jinarajadasa   la nueva humanidad de la intuicionJinarajadasa   la nueva humanidad de la intuicion
Jinarajadasa la nueva humanidad de la intuicion
 
Jinarajadasa la inexistencia de un dios personal
Jinarajadasa   la inexistencia de un dios personalJinarajadasa   la inexistencia de un dios personal
Jinarajadasa la inexistencia de un dios personal
 

Codd clara la verdad de la vida

  • 1. La verdad de la vida CLARA CODD www.santimonia.com
  • 2. Clara M. Codd – La Verdad de la Vida LA VERDAD DE LA VIDA The Theosophical Journal 1965 Muchas personas tienen una disposición mental semejante a la mía cuando era joven. La usé para interrogarme qué significaba la vida, porque sentía que en algún lugar había un significado vasto detrás de todos los fenómenos naturales. Pienso desde entonces que el hombre podría pensar y razonar, haber estado haciendo ciertas preguntas fundamentales: ¿Quién es él realmente?. ¿Por qué está aquí?. ¿Cuál es el significado y el propósito de la vida y si tiene alguna meta?. Las grandes religiones han intentado dar respuesta, y en las principales de entre ellas dichas respuestas son semejantes. Hoy ciencia y psicología también dan ciertas respuestas, y estas son muy maravillosas e inspiradoras. Estudiando el universo uno se entera de que es alcanzado por leyes fundamentales y distantes. Verdaderamente las reglas del universo son tan pocas y tan fundamentales, continuamente repetidas en mayor o menor medida, que uno puede ver su gran extensión por el proceso de la analogía. Tome por ejemplo la Ley de Ciclos. El círculo siempre ha sido el símbolo inmortal. Un viaje por mar nos mostrará el círculo eterno de la tierra y los cielos. Y lo que es cierto en el espacio lo es también para el tiempo, la energía que siempre vuelve sobre ella misma, para que el avance evolutivo sea siempre, como los griegos nos dijeron, en una espiral. ¿Supimos alguna vez de una tarde que no se haya tornado mañana, o de un invierno que no se haya seguido de una primavera?. ¿Por qué debemos detenernos allí?. La Sabiduría Perenne nos dice que el ciclo de la juventud, la madurez, la vejez, tornará nuevamente a la juventud una y otra vez, en un nuevo cuerpo. Y lo que es verdad para el hombre lo es también para una raza, un planeta, un sistema solar, y, después de incontables milenios, para el mismo inconmensurable universo. Estas evoluciones cósmicas se llaman en las antiguas escrituras hindúes los “Días y Noches de Brahma”. El Ritmo subyace a la Forma En la materia, estos ciclos subsiguientes producen las rítmicas ondulaciones que subyacen a todas las formas. La voz, al hablar, produce ondas o ciclos rítmicos en el aire circundante. Infinitamente rápidos, vibrando a través del éter, se traducen a nuestro conocimiento como luz, y, captado por el instrumento humano adaptado para recibirlos, 2
  • 3. Clara M. Codd – La Verdad de la Vida causan el fenómeno “yo veo”. Todavía infinitamente rápidos, viajando por formas aún más finas de interpenetración de la materia, son producidos por el pensamiento, la emoción, la voluntad. Estos cambios rítmicos ocurren eternamente, porque toda materia está viva y consciente - aunque no con el conocimiento intelectual que asociamos a nosotros - y estos cambios incesantes que se dan segundo a segundo son llamados fenómenos, una palabra que significa solamente las apariencias. Nosotros por lo tanto vemos las cosas que aparecen en algún momento dado. Detrás del universo fenoménico, y causa verdadera de él, se halla el “noúmeno” de Platón. La triple personalidad del hombre - el cuerpo, las emociones, y los pensamientos - sufre cambios segundo a segundo. ¿Hay algo eterno detrás de ello, del mismo modo que hay un intérprete detrás de la música y un poeta detrás de las palabras?. Los sabios antiguos nos dicen que detrás del siempre cambiante triple ser se halla, profundamente escondido, algo eterno - eternidad que es para siempre una con la vida subyacente del universo. Esta vida fundamental y consciente del universo es lo que el hombre denomina “Dios”. “Dios es un espíritu,” dijo al Maestro cristiano a la mujer de Samaria, “y aquellos que lo veneran deben venerarlo en espíritu y en verdad”. Ese día se acerca, por eso es que en todas partes hay una marea ascendente que finalmente tomará la forma de misticismo universal, la “religión nueva” formándose alrededor del mundo. ¿Para qué existe una religión sino para intentar definir un símbolo y un dogma sobre la incomunicable vida?. Y, como Benjamin Kidd escribe, ninguna de ellas dura para siempre. Llegan como las olas del mar en diferentes tiempos de la historia del mundo, a diferentes personas en diferentes etapas de la evolución. Proporcionan, dice, las formas del pensamiento por el cual fluye la civilización emergente. Exactamente como un hombre o una raza tienen su día y luego reencarnan en una forma nueva, asimismo todas las formas de pensamiento de los hombres tienen su día y reaparecen en un nuevo ropaje. La humanidad como un todo tiene sus grandes días. Uno de tales grandes días se clausura ahora, y la joven nueva forma comienza a aparecer. “Vosotros sois Dioses” Detrás de todo cambio rítmico yace la Eternidad. Detrás del desarrollo del hombre yace una “divinidad que moldea nuestros fines, que talla el modo en que hacemos,” una Deidad que sola es inmortal en sí misma. Todos los grandes Maestros han declarado eso. El Cristo, citando al Rey David, dijo, “Vosotros sois Dioses”, y continuó, “y todos ustedes son hijos del Altísimo”. Y, dicen las escrituras budistas, “Mírate; eres un Buddha”. Aquí nos topamos con otra ley universal. No hay evolución sin involución, y así, en un infinitesimal comienzo, se tiene toda la promesa y la potencia que se revela después. ¿Quién, desconociendo esto, puede figurarse que una diminuta bellota tuvo dentro de sí un futuro gran bosque?. ¿Y quién, al mirar a un hombre, puede reconocer que está ante un dios en construcción?. ¿Pero por qué este proceso, exclaman algunos, con toda su ignorancia y dolor concomitante?. ¿Tiene un niño el conocimiento y la experiencia de un hombre?. ¿Siempre nace totalmente provisto y maduro?. Sólo la vida es eterna. Las formas en las que se reviste 3
  • 4. Clara M. Codd – La Verdad de la Vida desaparecen para reaparecer una y otra vez en mejores y siempre más elevadas vestiduras. Es en su eternidad que ese hombre es hecho a imagen y semejanza de Dios, cada hijo de hombre, por muy subdesarrollado y degradado que sea, también es por siempre un hijo del Altísimo. Nadie puede quitarle esa herencia. De una Única Fuente viene el espíritu del hombre, recorre el mismo viaje inmortal, y un día alcanza la misma bendita meta. Esto es el gran “Arco”, como Platón lo llamó, del viaje inmortal del espíritu - el ciclo fundamental del crecimiento espiritual. Las escrituras hindúes lo llaman el Pavritti Marga, el Sendero del Retorno. Y es significativo que la palabra “vritti” indique “longitud de onda” o vibración cíclica. Las Escrituras cristianas lo denominan la “Caída” (en la materia) y la “Redención” (en el espíritu). En el camino de expansión, los vehículos de la conciencia (para esto no hay formas de la conciencia individual aparte de su upadhi o envoltura) - cuerpo, corazón y mente - son desenvueltos bajo el juego de los “pares de opuestos” que desarrollan en el hombre autoconciencia y auto-motivación por los cuales puede saber cómo escoger. En el viaje de regreso, la naturaleza espiritual con su conciencia divina nace y con el tiempo alcanza su estatura y plenitud, tomando la dirección y el uso de ese triple ser que en el pasado desarrolló por gobernante, y que ahora, como los tres Reyes en la historia de la Biblia, coloca sus obsequios a los pies del verdadero Rey, el “Cristo en ti, la esperanza de gloria,” cuando finalmente él venga al nacimiento. El cambio en la naturaleza del hombre es entonces tan fundamental que el Oriente lo llama el “nacido dos veces” y el Occidente, el “divinizado”. La flor de su alma se ha abierto y el aroma de la espiritualidad se huele en el aire. El Dr. Alexis Carrel escribe: “la belleza moral es un fenómeno excepcional y muy extraordinario. Quien lo ha contemplado una vez nunca olvida su aspecto”. Pero el conocimiento espiritual está más allá del bien y del mal, el “par de opuestos” final. Dios no es ni bueno ni malo, sino la Realidad detrás de todas las apariencias. En palabras del profeta Isaías: “Formo la luz, y creo la oscuridad: hago la paz y creo el mal. Yo, el Señor, hago todas estas cosas”. Podemos también comparar esto con el famoso dicho del Bhagavad Gita que El es el esplendor de todas cosas espléndidas pero que El es también el juego del tramposo. La conciencia espiritual es la unión con toda vida. Y, como expresó el Profesor Radhakrishan: “Dios es Vida. El reconocimiento de este hecho es conciencia espiritual”. Esto significa también la destrucción del ahamkara, en el sentido de la cobertura del ego, de yo y de mío, que nos ha acompañado a través de tantas encarnaciones, que nos fue dando un sentido de individualidad que persiste aún cuando las vestiduras que protegen a la cubierta del ego han desaparecido. Pero ese sentido es la raíz de lo que el hombre llama “pecado”. El Egoísmo solo es pecado, pero las palabras del hebreo y del griego que son traducidas como “pecado” no presuponen originalmente nada culpable; apenas connotan “pérdida del blanco” como cuando un arquero toma un arco, dispara al blanco y, por falta de habilidad, impacta lejos del mismo. No hay verdadero “pecado” en el universo, sólo falta de crecimiento; y no hay personificación del mal oponiéndose eternamente a Dios, sino sólo una inmutable Ley de Causa y Efecto, operando con serena e impersonal necesidad. Como uno de los grandes Sabios de Oriente ha declarado, la Naturaleza por sí misma está desprovista de maldad o de buenas intenciones. La mayoría del mal y del dolor humano son artificiales, creados por el egoísmo, la avaricia y el temor del hombre subdesarrollado. 4
  • 5. Clara M. Codd – La Verdad de la Vida La Esperanza de la Humanidad Sólo el Dios-Hombre es la esperanza y el socorro de la humanidad. Y Él está latente en cada alma humana. Alcanzó la unión profunda con toda vida, destruyó para siempre la semilla del mal en él, esa semilla que se describe en las escrituras orientales como a-vidya, “sin el verdadero conocimiento”. El Cristo utilizó más de una comparación para indicar lo indescriptible: la “perla de gran precio” enterrada en el campo de la naturaleza humana y que sólo es hallada al precio de todo lo que la personalidad tiene, ese completo descorazonamiento que es la verdadera “pureza de corazón” que ve a Dios; y también el “ángel en un hombre que contempla siempre el rostro de mi Padre en el Cielo”. Esa divinidad interior en nosotros nunca ha dejado los lugares celestiales, pero envía a su representante hasta aquí abajo a reunir experiencia, el alimento para el crecimiento de su alma, la efervescencia que retornará a él después de la muerte. H. P. Blavatsky dice que los devas anfitriones conectan el espíritu inmortal con su nuevo cuerpo en el momento previo al nacimiento llamado “animación1”, y que a la visión clarividente aparece como una luz entrando en el cerebro del bebé. Cuando una vida, desciende al centro resplandeciente del corazón o chakram, nace el conocimiento espiritual. Después de la muerte el mismo poder arrastra el aroma de la vida que concluye retornando a sí misma. Esta tremenda verdad ha llegado a ser más exactamente conocida y apreciada en estos maravillosos días. Como Dean Inge ha dicho, “el Misticismo en el única religión auténtica”. Y, otra vez H. P. Blavatsky dice que nuestra divinidad se derrama en la personalidad inferior pero no lo sabe hasta que la personalidad la haya adorado y venerado. De ahí el súbito interés que se ha instalado por todas las formas de yoga y misticismo. El día de la nueva raza del hombre se acerca, la primera raza auténticamente espiritual en habitar esta tierra. Y trae consigo la abolición de la pobreza y la guerra y un reconocimiento universal de la proximidad del más allá, “ahí afuera,” pero más cerca que la respiración, y más cerca aún de las manos que de la respiración, y todavía más que las manos y pies. Todos los grandes Maestros han enseñado esa gran fe. Pienso que Ellos jamás fundaron dogmas y organizaciones religiosas. Sus seguidores lo hicieron. Estos tiempos están repletos de tremendos presagios y esperanzas. Nunca pueden ser mejores las palabras poéticas del antiguo profeta hebreo Isaías: “Ellos no harán daño ni destruirán en toda mi montaña santa: porque la tierra estará llena del conocimiento del Señor, como las aguas que cubren el mar”. 1 “quickening” en el original, que también podría traducirse por aceleración o avivamiento. (N. del T.). 5