SlideShare una empresa de Scribd logo
Cuentos y fabulas.
18/03/2014
Carlos Enrique Tiriquiz de la Roca.
2013-50461
Cuentos y fabulas
“Augusto Monterroso” Página 2
Augusto monterroso.
Augusto Monterroso Bonilla nació el 21 de diciembre de 1921 en
Tegucigalpa, Honduras. La década de los noventa le traerá varios premios y
distinciones honoríficas, entre los que sobresalen la Orden Miguel Ángel
Asturias y el Quetzal de Jade Maya, de la Asociación de Periodistas de
Guatemala; y en México, el Premio de Literatura Latinoamericana y del
Caribe Juan Rulfo. En el año 2000 se le concede el Premio Príncipe de
Asturias de las Letras por su brillante
Ilustración 1
Cuentos y fabulas
“Augusto Monterroso” Página 3
El Conejo y el león.
Un célebre
Psicoanalis
ta se
encontró
cierto día
en medio
de la Selva, semi-perdido.
Con la fuerza que dan el instinto y
el afán de investigación logró
fácilmente subirse a un altísimo
árbol, desde el cual pudo observar a
su antojo no sólo la lenta puesta del
sol sino además la vida y
costumbres de algunos animales,
que comparó una y otra vez con las
de los humanos.
Al caer la tarde vio aparecer, por un
lado, al Conejo; por otro, al León.
En un principio no sucedió nada
digno de mencionarse, pero poco
después ambos animales sintieron
sus respectivas presencias y,
cuando toparon el uno con el otro,
cada cual reaccionó como lo había
venido haciendo desde que el
hombre era hombre.
El León estremeció la Selva con sus
rugidos, sacudió la melena
majestuosamente como era su
costumbre y hendió el aire con sus
garras enormes; por su parte, el
Conejo respiró con mayor
celeridad, vio un instante a los ojos
del León, dio media vuelta y se
alejó corriendo.
De regreso a la ciudad el célebre
Psicoanalista publicó cum laude su
famoso tratado en que demuestra
que el León es el animal más
infantil y cobarde de la Selva, y el
Conejo el más valiente y maduro: el
León ruge y hace gestos y amenaza
al universo movido por el miedo; el
Conejo advierte esto, conoce su
propia fuerza, y se retira antes de
perder la paciencia y acabar con
aquel ser extravagante y fuera de sí,
al que comprende y que después de
todo no le ha hecho nada.
Ilustración
2
Cuentos y fabulas
“Augusto Monterroso” Página 4
El burro y la
Flauta
Tirada en
el campo
estaba
desde
hacía
tiempo
una
Flauta
que ya nadie tocaba,
hasta que un día un Burro que
paseaba por ahí resopló fuerte sobre
ella haciéndola producir el sonido
más dulce de su vida, es decir, de la
vida del Burro y de la Flauta.
Incapaces de comprender lo que
había pasado, pues la racionalidad
no era su fuerte y ambos creían en
la racionalidad, se separaron
presurosos, avergonzados de lo
mejor que el uno y el otro habían
hecho durante su triste existencia.
FIN
Ilustración 3
Cuentos y fabulas
“Augusto Monterroso” Página 5
El perro que
deseaba ser un ser
humano
En la casa
de un rico
mercader
de la
Ciudad
de
México, rodeado de
comodidades y de toda clase de
máquinas, vivía no hace mucho
tiempo un perro al que se le había
metido en la cabeza convertirse en
un ser humano, y trabajaba con
ahínco en esto.
Al cabo de varios años, y después
de persistentes esfuerzos sobre sí
mismo, caminaba con facilidad en
dos patas y a veces sentía que
estaba ya a punto de ser un hombre,
excepto por el hecho de que no
mordía, movía la cola cuando
encontraba a algún conocido, daba
tres vueltas antes de acostarse,
salivaba cuando oía las campanas
de la iglesia, y por las noches se
subía a una barda a gemir viendo
largamente a la luna
Ilustración 4
Cuentos y fabulas
“Augusto Monterroso” Página 6
El grillo maestro
Allá en tiempos muy remotos, un
día de los más calurosos del
invierno, el Director de la Escuela
entró sorpresivamente al aula en
que el grillo daba a los grillitos su
clase sobre el arte de cantar,
precisamente en el momento de la
exposición en que les explicaba que
la voz del grillo era la mejor y la
más
bella
entre
todas
las voces, pues se producía
mediante el adecuado frotamiento
de las alas contra los costados, en
tanto que los pájaros cantaban tan
mal porque se empeñaban en
hacerlo con la garganta,
evidentemente el órgano del cuerpo
humano menos indicado para emitir
sonidos dulces y armoniosos
.
Ilustración 5
Cuentos y fabulas
“Augusto Monterroso” Página 7
El eclipse
Cuando fray Bartolomé Arrazola se
sintió perdido aceptó que ya nada
podría salvarlo. La selva poderosa
de Guatemala lo había apresado,
implacable y definitiva. Ante su
ignorancia topográfica se sentó con
tranquilidad a esperar la muerte.
Quiso morir allí, sin ninguna
esperanza, aislado, con el
pensamiento fijo en la España
distante, particularmente en el
convento de los Abrojos, donde
Carlos Quinto condescendiera una
vez a bajar de su eminencia para
decirle que confiaba en el celo
religioso de su labor redentora.
Al despertar se encontró rodeado
por un grupo de indígenas de rostro
impasible que se disponían a
sacrificarlo ante un altar, un altar
que a Bartolomé le pareció como el
lecho en que descansaría, al fin, de
sus temores, de su destino, de sí
mismo.
Tres años en el país le habían
conferido un mediano dominio de
las lenguas nativas. Intentó algo.
Dijo algunas palabras que fueron
comprendidas.
Entonces floreció en él una idea que
tuvo por digna de su talento y de su
cultura universal y de su arduo
conocimiento de Aristóteles.
Recordó que para ese día se
esperaba un eclipse total de sol. Y
dispuso, en lo más íntimo, valerse
de aquel conocimiento para engañar
a sus opresores y salvar la vida.
-Si me matáis -les dijo- puedo hacer
que el sol se oscurezca en su altura.
Los indígenas lo miraron fijamente
y Bartolomé sorprendió la
incredulidad en sus ojos. Vio que se
produjo un pequeño consejo, y
esperó confiado, no sin cierto
desdén.
Dos horas después el corazón de
fray Bartolomé Arrazola chorreaba
su sangre vehemente sobre la piedra
de los sacrificios (brillante bajo la
opaca luz de un sol eclipsado),
mientras uno de los indígenas
recitaba sin ninguna inflexión de
voz, sin prisa, una por una, las
infinitas fechas en que se
producirían eclipses solares y
lunares, que los astrónomos de la
comunidad maya habían previsto y
anotado en sus códices sin la
valiosa ayuda de Aristóteles.
Cuentos y fabulas
“Augusto Monterroso” Página 8
EL centenario.
Lo que me recuerda dije yo la
historia del malogrado sueco Orest
Hanson, el hombre más alto del
mundo (en sus días. Hoy la marca
que impuso se ve abatida con
frecuencia).
En 1892 realizó una meritoria gira
por Europa exhibiendo su estatura
de dos metros cuarenta y siete
centímetros. Los periodistas, con la
imaginación que los distingue, lo
llamaban el hombre jirafa.
Imaginen. Como la debilidad de sus
articulaciones no le permitía hacer
casi ningún esfuerzo, para
alimentarlo era preciso que algún
familiar suyo se encaramara en las
ramas de un árbol a ponerle en la
boca bolitas especiales de carne
molida, y pequeños trozos de
azúcar de remolacha, como postre.
Otros parientes le ataban las cintas
de los zapatos. Otro más vivía
siempre atento a la hora en que
Orest necesitaba recoger del suelo
algún objeto que por descuido, o
por su peculiar torpeza, se le
escapara de las manos. Orest
atisbaba las nubes y se dejaba
servir. En verdad, su reino no era de
este mundo, y se podía adivinar en
sus ojos tristes y lejanos una
persistente nostalgia por las cosas
terrenales. En el fondo de su
corazón sentía especial envidia por
los enanos, y se soñaba siempre
tratando, sin éxito, de alcanzar los
aldabones de las puertas y echando
a correr, como en las tardes de su
niñez.
Su fragilidad llegaba a extremos
increíbles. Mientras iba de paseo
por las calles cada paso suyo hacía
temer, aun a los transeúntes
escandinavos, un aparatoso
desplome. Con el tiempo sus padres
dieron muestras de ávido
pragmatismo (que mereció más de
una crítica) al decidir que Orest
saliera únicamente los domingos,
precedido de su tío carnal, Erick, y
seguido de Olaf, sirviente, quien
recibía en un sombrero las monedas
que las almas sentimentales se
creían en la obligación de pagar por
aquel espectáculo lleno de
gravitante peligro. Su fama creció.
Cuentos y fabulas
“Augusto Monterroso” Página 9
Pero es cierto que no hay dicha
completa. Poco a poco en el alma
infantil de Orest empezó a filtrarse
una irresistible afición por aquellas
monedas. Finalmente, esta legítima
atracción por el metal acuñado vino
a determinar su derrumbe y la razón
de su extraño fin, que se verá en el
lugar oportuno. Barnum lo
convirtió en profesional. Pero Orest
no sentía el llamado del arte, y el
circo sólo le interesó como fuente
de dinero. Por otra parte, su espíritu
aristocrático no resistía ni el olor de
los leones ni que la gente le tuviera
lástima. Dijo adiós a Barnum.
A la edad de diecinueve años medía
dos metros cuarenta y cinco.
Después vino un receso
tranquilizador, y sólo a los
veinticinco descubrió su estatura
normal de dos cuarenta y siete, que
ya no lo abandonó hasta la hora de
la muerte. El descubrimiento se
produjo así. Invitado a visitar
Londres por un gracioso capricho
de Sus Majestades Británicas, se
dirigió al consulado de Inglaterra en
Estocolmo para obtener la visa. El
cónsul inglés, como tal, lo recibió
sin mayores muestras de asombro, y
aun se atrevió a preguntarle por sus
señas particulares, y a dudar de que
midiera dos metros cuarenta y cinco
a la hora de hacer la filiación.
Cuando el cartabón reveló que eran
dos cuarenta y siete, el cónsul hizo
el tranquilo gesto que significa ``Ya
lo decía yo''. Orest no dijo nada. Se
acercó en silencio a la ventana y
desde allí, resentido, contempló
durante largos minutos el mar
agitado y el cielo azul en calma.
En adelante la curiosidad de los
reyes europeos elevó sus ingresos.
En poco tiempo llegó a ser uno de
los gigantes más ricos del
Continente, y su fama se extendió
incluso entre los patagones, los
yaquis y los etíopes. En aquella
revista que Rubén Darío dirigía en
París pueden verse dos o tres
fotografías de Orest, sonriente al
lado de las más encumbradas
personalidades de entonces;
documentos gráficos que el alto
poeta publicó en el décimo
aniversario de su muerte, a manera
de homenaje tan merecido como
póstumo.
De pronto su nombre descendió de
los periódicos.
Cuentos y fabulas
“Augusto Monterroso” Página 10
Pero a pesar de todas las maniobras
que se han fraguado para mantener
en secreto las causas que
concurrieron a su inesperado ocaso,
hoy se sabe que murió trágicamente
en México durante las Fiestas del
Centenario, a las que asistió
invitado de manera oficial. Las
causas fueron veinticinco fracturas
que sufrió por agacharse a recoger
una moneda de oro (precisamente
un "centenario"') que en medio de
su rastrero entusiasmo patriótico le
arrojó el chihuahueño y oscuro
Silvestre Martín, esbirro de don
Porfirio Díaz.
Ilustración 6
Cuentos y fabulas
“Augusto Monterroso” Página 11
Tablas de contenidos.
Contenido
Augusto monterroso.....................................2
El Conejo y el león.........................................3
El burro y la Flauta ........................................4
El perro que deseaba ser un ser humano.....5
El grillo maestro ............................................6
El eclipse........................................................7
EL centenario. ...............................................8
Tablas de imágenes
Ilustración 1 _____________________________2
Ilustración 2 _____________________________3
Ilustración 3 _____________________________4
Ilustración 4 _____________________________5
Ilustración 5 _____________________________6
Ilustración 6 _____________________________9

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Cuentos y fabulas de augusto monterroso
Cuentos y fabulas de augusto monterrosoCuentos y fabulas de augusto monterroso
Cuentos y fabulas de augusto monterroso
pavelgdz
 
tipos de mundo. Para los del lectivo de 4º medio.
tipos de mundo. Para los del lectivo de 4º medio.tipos de mundo. Para los del lectivo de 4º medio.
tipos de mundo. Para los del lectivo de 4º medio.
juan pablo aravena
 
Cien añosdesoledad.pdf
Cien añosdesoledad.pdfCien añosdesoledad.pdf
Cien añosdesoledad.pdf
BLLAP
 
2010 5 novedades
2010 5 novedades2010 5 novedades
2010 5 novedades
amayapf amayapf
 
Cien años de soledad
Cien años de soledadCien años de soledad
Cien años de soledad
altagraciacastillo
 
Antología de la literatura fantástica
Antología de la literatura fantásticaAntología de la literatura fantástica
Antología de la literatura fantástica
Pedro Roberto Casanova
 
Antologia Del Cuento ExtrañO 01
Antologia Del Cuento ExtrañO 01Antologia Del Cuento ExtrañO 01
Antologia Del Cuento ExtrañO 01
Te dije que no me lo dijeras
 
Anecdotario de Valle-Inclán
Anecdotario de Valle-InclánAnecdotario de Valle-Inclán
Anecdotario de Valle-Inclán
Neresaraeereuve
 
CIEN AÑOS DE SOLEDAD.pdf
CIEN AÑOS DE SOLEDAD.pdfCIEN AÑOS DE SOLEDAD.pdf
CIEN AÑOS DE SOLEDAD.pdf
SamuelPadron2
 
Cien años de soledad ggm
Cien años de soledad  ggmCien años de soledad  ggm
Cien años de soledad ggm
BrianTReyes1
 
Cien años de soledad
Cien años de soledadCien años de soledad
Cien años de soledad
elecasper
 
Carlos ,angie,clara,diana
Carlos ,angie,clara,dianaCarlos ,angie,clara,diana
Carlos ,angie,clara,diana
Juan Aragundi
 
Analisis de la obra literaria
Analisis de la obra literariaAnalisis de la obra literaria
Analisis de la obra literaria
Sandra Severino
 
Cien años de soledad
Cien años de soledadCien años de soledad
Cien años de soledad
María Quijada
 
Cien años de soledad resumen
Cien años de soledad   resumenCien años de soledad   resumen
Cien años de soledad resumen
dumatv
 
Ensayo
EnsayoEnsayo
Ensayo
jazminines
 
Antologia Del Cuento ExtrañO 02
Antologia Del Cuento ExtrañO 02Antologia Del Cuento ExtrañO 02
Antologia Del Cuento ExtrañO 02
Te dije que no me lo dijeras
 

La actualidad más candente (17)

Cuentos y fabulas de augusto monterroso
Cuentos y fabulas de augusto monterrosoCuentos y fabulas de augusto monterroso
Cuentos y fabulas de augusto monterroso
 
tipos de mundo. Para los del lectivo de 4º medio.
tipos de mundo. Para los del lectivo de 4º medio.tipos de mundo. Para los del lectivo de 4º medio.
tipos de mundo. Para los del lectivo de 4º medio.
 
Cien añosdesoledad.pdf
Cien añosdesoledad.pdfCien añosdesoledad.pdf
Cien añosdesoledad.pdf
 
2010 5 novedades
2010 5 novedades2010 5 novedades
2010 5 novedades
 
Cien años de soledad
Cien años de soledadCien años de soledad
Cien años de soledad
 
Antología de la literatura fantástica
Antología de la literatura fantásticaAntología de la literatura fantástica
Antología de la literatura fantástica
 
Antologia Del Cuento ExtrañO 01
Antologia Del Cuento ExtrañO 01Antologia Del Cuento ExtrañO 01
Antologia Del Cuento ExtrañO 01
 
Anecdotario de Valle-Inclán
Anecdotario de Valle-InclánAnecdotario de Valle-Inclán
Anecdotario de Valle-Inclán
 
CIEN AÑOS DE SOLEDAD.pdf
CIEN AÑOS DE SOLEDAD.pdfCIEN AÑOS DE SOLEDAD.pdf
CIEN AÑOS DE SOLEDAD.pdf
 
Cien años de soledad ggm
Cien años de soledad  ggmCien años de soledad  ggm
Cien años de soledad ggm
 
Cien años de soledad
Cien años de soledadCien años de soledad
Cien años de soledad
 
Carlos ,angie,clara,diana
Carlos ,angie,clara,dianaCarlos ,angie,clara,diana
Carlos ,angie,clara,diana
 
Analisis de la obra literaria
Analisis de la obra literariaAnalisis de la obra literaria
Analisis de la obra literaria
 
Cien años de soledad
Cien años de soledadCien años de soledad
Cien años de soledad
 
Cien años de soledad resumen
Cien años de soledad   resumenCien años de soledad   resumen
Cien años de soledad resumen
 
Ensayo
EnsayoEnsayo
Ensayo
 
Antologia Del Cuento ExtrañO 02
Antologia Del Cuento ExtrañO 02Antologia Del Cuento ExtrañO 02
Antologia Del Cuento ExtrañO 02
 

Destacado

Cuentos y fabulas serie 2
Cuentos y fabulas serie 2Cuentos y fabulas serie 2
Cuentos y fabulas serie 2
cetr
 
Como formatear una computadora
Como formatear una computadoraComo formatear una computadora
Como formatear una computadora
dyeghopunk666
 
Formateo en windows 95
Formateo en windows 95Formateo en windows 95
Formateo en windows 95
cetr
 
Clasificacion de las funciones en excel
Clasificacion de las funciones en excelClasificacion de las funciones en excel
Clasificacion de las funciones en excel
cetr
 
Programación PIC16F84A
Programación PIC16F84AProgramación PIC16F84A
Programación PIC16F84A
Percy Julio Chambi Pacco
 
Funciones trigonométricas
Funciones trigonométricasFunciones trigonométricas
Funciones trigonométricas
Yenny Apellidos
 

Destacado (6)

Cuentos y fabulas serie 2
Cuentos y fabulas serie 2Cuentos y fabulas serie 2
Cuentos y fabulas serie 2
 
Como formatear una computadora
Como formatear una computadoraComo formatear una computadora
Como formatear una computadora
 
Formateo en windows 95
Formateo en windows 95Formateo en windows 95
Formateo en windows 95
 
Clasificacion de las funciones en excel
Clasificacion de las funciones en excelClasificacion de las funciones en excel
Clasificacion de las funciones en excel
 
Programación PIC16F84A
Programación PIC16F84AProgramación PIC16F84A
Programación PIC16F84A
 
Funciones trigonométricas
Funciones trigonométricasFunciones trigonométricas
Funciones trigonométricas
 

Similar a Cuentos y fabulas serie 2

Cuentos y fabulas de augusto monterroso
Cuentos y fabulas de augusto monterrosoCuentos y fabulas de augusto monterroso
Cuentos y fabulas de augusto monterroso
96araizfire
 
Laboratorio christian garcia
Laboratorio christian garciaLaboratorio christian garcia
Laboratorio christian garcia
christian_98
 
Augusto monterroso
Augusto monterrosoAugusto monterroso
Augusto monterroso
tono_95
 
Word cuentos de augusto monterroso
Word cuentos de augusto monterrosoWord cuentos de augusto monterroso
Word cuentos de augusto monterroso
mewtwoo
 
Cuenstos y fabulas
Cuenstos y fabulasCuenstos y fabulas
Cuenstos y fabulas
Jaquelin_guzman
 
Cuentos y fabulas geraldy flores
Cuentos y fabulas geraldy floresCuentos y fabulas geraldy flores
Cuentos y fabulas geraldy flores
geraaLdy
 
Cuentos y fabula
Cuentos y fabulaCuentos y fabula
Cuentos y fabula
Werner11p
 
Cuentos y fabulas
Cuentos y fabulasCuentos y fabulas
Cuentos y fabulas
gernando12
 
Jorge estuardo yanez cuentos y fabulas
Jorge estuardo yanez cuentos y fabulasJorge estuardo yanez cuentos y fabulas
Jorge estuardo yanez cuentos y fabulas
Jorge_Estuardo
 
Josue aldair maldonado salazar
Josue aldair maldonado salazarJosue aldair maldonado salazar
Josue aldair maldonado salazar
aldamaldo
 
Word gerson alarcon 5to baco
Word gerson alarcon 5to bacoWord gerson alarcon 5to baco
Word gerson alarcon 5to baco
gefer1997alarcon
 
Microsoft word anai paz
Microsoft word anai pazMicrosoft word anai paz
Microsoft word anai paz
JosabetAnai10
 
Guatemala el eclipse
Guatemala   el eclipseGuatemala   el eclipse
Guatemala el eclipse
Homerito Cedillo
 
Jorge Luis Borges - El Hacedor
Jorge Luis Borges - El HacedorJorge Luis Borges - El Hacedor
Jorge Luis Borges - El Hacedor
Javier Carrete
 
El eclipse
El eclipseEl eclipse
El eclipse
Monica Wieremiejuk
 
El eclipce
El eclipceEl eclipce
LECTURA CRITICA 10°.pdf
LECTURA CRITICA 10°.pdfLECTURA CRITICA 10°.pdf
LECTURA CRITICA 10°.pdf
MariaCamilaCiceriBoh
 
cuentos y fabulas de augusto monterroso
cuentos y fabulas de augusto monterrosocuentos y fabulas de augusto monterroso
cuentos y fabulas de augusto monterroso
chinchillasierra
 
Fabulas y cuentos llandery
Fabulas y cuentos llanderyFabulas y cuentos llandery
Fabulas y cuentos llandery
llan-30
 
Eclipse el
 Eclipse el Eclipse el
Eclipse el
Luis Martin Barajas
 

Similar a Cuentos y fabulas serie 2 (20)

Cuentos y fabulas de augusto monterroso
Cuentos y fabulas de augusto monterrosoCuentos y fabulas de augusto monterroso
Cuentos y fabulas de augusto monterroso
 
Laboratorio christian garcia
Laboratorio christian garciaLaboratorio christian garcia
Laboratorio christian garcia
 
Augusto monterroso
Augusto monterrosoAugusto monterroso
Augusto monterroso
 
Word cuentos de augusto monterroso
Word cuentos de augusto monterrosoWord cuentos de augusto monterroso
Word cuentos de augusto monterroso
 
Cuenstos y fabulas
Cuenstos y fabulasCuenstos y fabulas
Cuenstos y fabulas
 
Cuentos y fabulas geraldy flores
Cuentos y fabulas geraldy floresCuentos y fabulas geraldy flores
Cuentos y fabulas geraldy flores
 
Cuentos y fabula
Cuentos y fabulaCuentos y fabula
Cuentos y fabula
 
Cuentos y fabulas
Cuentos y fabulasCuentos y fabulas
Cuentos y fabulas
 
Jorge estuardo yanez cuentos y fabulas
Jorge estuardo yanez cuentos y fabulasJorge estuardo yanez cuentos y fabulas
Jorge estuardo yanez cuentos y fabulas
 
Josue aldair maldonado salazar
Josue aldair maldonado salazarJosue aldair maldonado salazar
Josue aldair maldonado salazar
 
Word gerson alarcon 5to baco
Word gerson alarcon 5to bacoWord gerson alarcon 5to baco
Word gerson alarcon 5to baco
 
Microsoft word anai paz
Microsoft word anai pazMicrosoft word anai paz
Microsoft word anai paz
 
Guatemala el eclipse
Guatemala   el eclipseGuatemala   el eclipse
Guatemala el eclipse
 
Jorge Luis Borges - El Hacedor
Jorge Luis Borges - El HacedorJorge Luis Borges - El Hacedor
Jorge Luis Borges - El Hacedor
 
El eclipse
El eclipseEl eclipse
El eclipse
 
El eclipce
El eclipceEl eclipce
El eclipce
 
LECTURA CRITICA 10°.pdf
LECTURA CRITICA 10°.pdfLECTURA CRITICA 10°.pdf
LECTURA CRITICA 10°.pdf
 
cuentos y fabulas de augusto monterroso
cuentos y fabulas de augusto monterrosocuentos y fabulas de augusto monterroso
cuentos y fabulas de augusto monterroso
 
Fabulas y cuentos llandery
Fabulas y cuentos llanderyFabulas y cuentos llandery
Fabulas y cuentos llandery
 
Eclipse el
 Eclipse el Eclipse el
Eclipse el
 

Último

Evaluacion-Formativa-Nueva Escuela Mexicana NEM-ok.pdf
Evaluacion-Formativa-Nueva Escuela Mexicana NEM-ok.pdfEvaluacion-Formativa-Nueva Escuela Mexicana NEM-ok.pdf
Evaluacion-Formativa-Nueva Escuela Mexicana NEM-ok.pdf
EfranMartnez8
 
Cuadernillo De Quimica 3 De Secundaria - Trimestre III - Alumno - Omar Chiqu...
Cuadernillo  De Quimica 3 De Secundaria - Trimestre III - Alumno - Omar Chiqu...Cuadernillo  De Quimica 3 De Secundaria - Trimestre III - Alumno - Omar Chiqu...
Cuadernillo De Quimica 3 De Secundaria - Trimestre III - Alumno - Omar Chiqu...
JesusSanchez136180
 
Programación de la XI semana cultural del CEIP Alfares
Programación de la XI semana cultural del CEIP AlfaresProgramación de la XI semana cultural del CEIP Alfares
Programación de la XI semana cultural del CEIP Alfares
Alfaresbilingual
 
Los Dominios y Reinos de los Seres Vivos
Los Dominios y Reinos de los Seres VivosLos Dominios y Reinos de los Seres Vivos
Los Dominios y Reinos de los Seres Vivos
karlafreire0608
 
Lecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docx
Lecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docxLecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docx
Lecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docx
Alejandrino Halire Ccahuana
 
DIPLOMA Teachers For Future junio2024.pdf
DIPLOMA Teachers For Future junio2024.pdfDIPLOMA Teachers For Future junio2024.pdf
DIPLOMA Teachers For Future junio2024.pdf
Alfaresbilingual
 
explorando los secretos de la fotosíntesis
explorando los secretos de la fotosíntesisexplorando los secretos de la fotosíntesis
explorando los secretos de la fotosíntesis
CristianRodrguez692429
 
CALCULO DE AMORTIZACION DE UN PRESTAMO.pdf
CALCULO DE AMORTIZACION DE UN PRESTAMO.pdfCALCULO DE AMORTIZACION DE UN PRESTAMO.pdf
CALCULO DE AMORTIZACION DE UN PRESTAMO.pdf
cesareduvr95
 
1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf
1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf
1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf
MiNeyi1
 
ROMPECABEZAS DE COMPETENCIAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ROMPECABEZAS DE COMPETENCIAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLAROMPECABEZAS DE COMPETENCIAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ROMPECABEZAS DE COMPETENCIAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
JAVIER SOLIS NOYOLA
 
REGLAMENTO DE FALTAS Y SANCIONES DEL MAGISTERIO 2024.pptx
REGLAMENTO DE FALTAS Y SANCIONES DEL MAGISTERIO 2024.pptxREGLAMENTO DE FALTAS Y SANCIONES DEL MAGISTERIO 2024.pptx
REGLAMENTO DE FALTAS Y SANCIONES DEL MAGISTERIO 2024.pptx
RiosMartin
 
Business Plan -rAIces - Agro Business Tech
Business Plan -rAIces - Agro Business TechBusiness Plan -rAIces - Agro Business Tech
Business Plan -rAIces - Agro Business Tech
johnyamg20
 
Marketing responsable - Ética y Responsabilidad Social Empresarial
Marketing responsable - Ética y Responsabilidad Social EmpresarialMarketing responsable - Ética y Responsabilidad Social Empresarial
Marketing responsable - Ética y Responsabilidad Social Empresarial
JonathanCovena1
 
La orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptx
La orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptxLa orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptx
La orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptx
PaolaAlejandraCarmon1
 
Leyes de los gases según Boyle-Marriote, Charles, Gay- Lussac, Ley general de...
Leyes de los gases según Boyle-Marriote, Charles, Gay- Lussac, Ley general de...Leyes de los gases según Boyle-Marriote, Charles, Gay- Lussac, Ley general de...
Leyes de los gases según Boyle-Marriote, Charles, Gay- Lussac, Ley general de...
Shirley Vásquez Esparza
 
Gui_a para el uso de IA generativa en educacio_n e investigacio_n - UNESCO.pdf
Gui_a para el uso de IA generativa en educacio_n e investigacio_n - UNESCO.pdfGui_a para el uso de IA generativa en educacio_n e investigacio_n - UNESCO.pdf
Gui_a para el uso de IA generativa en educacio_n e investigacio_n - UNESCO.pdf
FRANCISCO PAVON RABASCO
 
5° T3 EDITABLE EVALUACIÓN DARUKEL 2023-2024.pdf
5° T3 EDITABLE EVALUACIÓN DARUKEL 2023-2024.pdf5° T3 EDITABLE EVALUACIÓN DARUKEL 2023-2024.pdf
5° T3 EDITABLE EVALUACIÓN DARUKEL 2023-2024.pdf
manuelhinojosa1950
 
Mi Comunidad En El Sector Monterrey-Poste Blanco
Mi Comunidad En El Sector Monterrey-Poste BlancoMi Comunidad En El Sector Monterrey-Poste Blanco
Mi Comunidad En El Sector Monterrey-Poste Blanco
Ruth Noemí Soto Villegas
 
Fundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza
Fundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanzaFundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza
Fundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza
iamgaby0724
 
preguntas de historia universal. guia comipems
preguntas de historia universal. guia comipemspreguntas de historia universal. guia comipems
preguntas de historia universal. guia comipems
nahomigonzalez66
 

Último (20)

Evaluacion-Formativa-Nueva Escuela Mexicana NEM-ok.pdf
Evaluacion-Formativa-Nueva Escuela Mexicana NEM-ok.pdfEvaluacion-Formativa-Nueva Escuela Mexicana NEM-ok.pdf
Evaluacion-Formativa-Nueva Escuela Mexicana NEM-ok.pdf
 
Cuadernillo De Quimica 3 De Secundaria - Trimestre III - Alumno - Omar Chiqu...
Cuadernillo  De Quimica 3 De Secundaria - Trimestre III - Alumno - Omar Chiqu...Cuadernillo  De Quimica 3 De Secundaria - Trimestre III - Alumno - Omar Chiqu...
Cuadernillo De Quimica 3 De Secundaria - Trimestre III - Alumno - Omar Chiqu...
 
Programación de la XI semana cultural del CEIP Alfares
Programación de la XI semana cultural del CEIP AlfaresProgramación de la XI semana cultural del CEIP Alfares
Programación de la XI semana cultural del CEIP Alfares
 
Los Dominios y Reinos de los Seres Vivos
Los Dominios y Reinos de los Seres VivosLos Dominios y Reinos de los Seres Vivos
Los Dominios y Reinos de los Seres Vivos
 
Lecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docx
Lecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docxLecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docx
Lecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docx
 
DIPLOMA Teachers For Future junio2024.pdf
DIPLOMA Teachers For Future junio2024.pdfDIPLOMA Teachers For Future junio2024.pdf
DIPLOMA Teachers For Future junio2024.pdf
 
explorando los secretos de la fotosíntesis
explorando los secretos de la fotosíntesisexplorando los secretos de la fotosíntesis
explorando los secretos de la fotosíntesis
 
CALCULO DE AMORTIZACION DE UN PRESTAMO.pdf
CALCULO DE AMORTIZACION DE UN PRESTAMO.pdfCALCULO DE AMORTIZACION DE UN PRESTAMO.pdf
CALCULO DE AMORTIZACION DE UN PRESTAMO.pdf
 
1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf
1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf
1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf
 
ROMPECABEZAS DE COMPETENCIAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ROMPECABEZAS DE COMPETENCIAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLAROMPECABEZAS DE COMPETENCIAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ROMPECABEZAS DE COMPETENCIAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
 
REGLAMENTO DE FALTAS Y SANCIONES DEL MAGISTERIO 2024.pptx
REGLAMENTO DE FALTAS Y SANCIONES DEL MAGISTERIO 2024.pptxREGLAMENTO DE FALTAS Y SANCIONES DEL MAGISTERIO 2024.pptx
REGLAMENTO DE FALTAS Y SANCIONES DEL MAGISTERIO 2024.pptx
 
Business Plan -rAIces - Agro Business Tech
Business Plan -rAIces - Agro Business TechBusiness Plan -rAIces - Agro Business Tech
Business Plan -rAIces - Agro Business Tech
 
Marketing responsable - Ética y Responsabilidad Social Empresarial
Marketing responsable - Ética y Responsabilidad Social EmpresarialMarketing responsable - Ética y Responsabilidad Social Empresarial
Marketing responsable - Ética y Responsabilidad Social Empresarial
 
La orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptx
La orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptxLa orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptx
La orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptx
 
Leyes de los gases según Boyle-Marriote, Charles, Gay- Lussac, Ley general de...
Leyes de los gases según Boyle-Marriote, Charles, Gay- Lussac, Ley general de...Leyes de los gases según Boyle-Marriote, Charles, Gay- Lussac, Ley general de...
Leyes de los gases según Boyle-Marriote, Charles, Gay- Lussac, Ley general de...
 
Gui_a para el uso de IA generativa en educacio_n e investigacio_n - UNESCO.pdf
Gui_a para el uso de IA generativa en educacio_n e investigacio_n - UNESCO.pdfGui_a para el uso de IA generativa en educacio_n e investigacio_n - UNESCO.pdf
Gui_a para el uso de IA generativa en educacio_n e investigacio_n - UNESCO.pdf
 
5° T3 EDITABLE EVALUACIÓN DARUKEL 2023-2024.pdf
5° T3 EDITABLE EVALUACIÓN DARUKEL 2023-2024.pdf5° T3 EDITABLE EVALUACIÓN DARUKEL 2023-2024.pdf
5° T3 EDITABLE EVALUACIÓN DARUKEL 2023-2024.pdf
 
Mi Comunidad En El Sector Monterrey-Poste Blanco
Mi Comunidad En El Sector Monterrey-Poste BlancoMi Comunidad En El Sector Monterrey-Poste Blanco
Mi Comunidad En El Sector Monterrey-Poste Blanco
 
Fundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza
Fundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanzaFundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza
Fundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza
 
preguntas de historia universal. guia comipems
preguntas de historia universal. guia comipemspreguntas de historia universal. guia comipems
preguntas de historia universal. guia comipems
 

Cuentos y fabulas serie 2

  • 1. Cuentos y fabulas. 18/03/2014 Carlos Enrique Tiriquiz de la Roca. 2013-50461
  • 2. Cuentos y fabulas “Augusto Monterroso” Página 2 Augusto monterroso. Augusto Monterroso Bonilla nació el 21 de diciembre de 1921 en Tegucigalpa, Honduras. La década de los noventa le traerá varios premios y distinciones honoríficas, entre los que sobresalen la Orden Miguel Ángel Asturias y el Quetzal de Jade Maya, de la Asociación de Periodistas de Guatemala; y en México, el Premio de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo. En el año 2000 se le concede el Premio Príncipe de Asturias de las Letras por su brillante Ilustración 1
  • 3. Cuentos y fabulas “Augusto Monterroso” Página 3 El Conejo y el león. Un célebre Psicoanalis ta se encontró cierto día en medio de la Selva, semi-perdido. Con la fuerza que dan el instinto y el afán de investigación logró fácilmente subirse a un altísimo árbol, desde el cual pudo observar a su antojo no sólo la lenta puesta del sol sino además la vida y costumbres de algunos animales, que comparó una y otra vez con las de los humanos. Al caer la tarde vio aparecer, por un lado, al Conejo; por otro, al León. En un principio no sucedió nada digno de mencionarse, pero poco después ambos animales sintieron sus respectivas presencias y, cuando toparon el uno con el otro, cada cual reaccionó como lo había venido haciendo desde que el hombre era hombre. El León estremeció la Selva con sus rugidos, sacudió la melena majestuosamente como era su costumbre y hendió el aire con sus garras enormes; por su parte, el Conejo respiró con mayor celeridad, vio un instante a los ojos del León, dio media vuelta y se alejó corriendo. De regreso a la ciudad el célebre Psicoanalista publicó cum laude su famoso tratado en que demuestra que el León es el animal más infantil y cobarde de la Selva, y el Conejo el más valiente y maduro: el León ruge y hace gestos y amenaza al universo movido por el miedo; el Conejo advierte esto, conoce su propia fuerza, y se retira antes de perder la paciencia y acabar con aquel ser extravagante y fuera de sí, al que comprende y que después de todo no le ha hecho nada. Ilustración 2
  • 4. Cuentos y fabulas “Augusto Monterroso” Página 4 El burro y la Flauta Tirada en el campo estaba desde hacía tiempo una Flauta que ya nadie tocaba, hasta que un día un Burro que paseaba por ahí resopló fuerte sobre ella haciéndola producir el sonido más dulce de su vida, es decir, de la vida del Burro y de la Flauta. Incapaces de comprender lo que había pasado, pues la racionalidad no era su fuerte y ambos creían en la racionalidad, se separaron presurosos, avergonzados de lo mejor que el uno y el otro habían hecho durante su triste existencia. FIN Ilustración 3
  • 5. Cuentos y fabulas “Augusto Monterroso” Página 5 El perro que deseaba ser un ser humano En la casa de un rico mercader de la Ciudad de México, rodeado de comodidades y de toda clase de máquinas, vivía no hace mucho tiempo un perro al que se le había metido en la cabeza convertirse en un ser humano, y trabajaba con ahínco en esto. Al cabo de varios años, y después de persistentes esfuerzos sobre sí mismo, caminaba con facilidad en dos patas y a veces sentía que estaba ya a punto de ser un hombre, excepto por el hecho de que no mordía, movía la cola cuando encontraba a algún conocido, daba tres vueltas antes de acostarse, salivaba cuando oía las campanas de la iglesia, y por las noches se subía a una barda a gemir viendo largamente a la luna Ilustración 4
  • 6. Cuentos y fabulas “Augusto Monterroso” Página 6 El grillo maestro Allá en tiempos muy remotos, un día de los más calurosos del invierno, el Director de la Escuela entró sorpresivamente al aula en que el grillo daba a los grillitos su clase sobre el arte de cantar, precisamente en el momento de la exposición en que les explicaba que la voz del grillo era la mejor y la más bella entre todas las voces, pues se producía mediante el adecuado frotamiento de las alas contra los costados, en tanto que los pájaros cantaban tan mal porque se empeñaban en hacerlo con la garganta, evidentemente el órgano del cuerpo humano menos indicado para emitir sonidos dulces y armoniosos . Ilustración 5
  • 7. Cuentos y fabulas “Augusto Monterroso” Página 7 El eclipse Cuando fray Bartolomé Arrazola se sintió perdido aceptó que ya nada podría salvarlo. La selva poderosa de Guatemala lo había apresado, implacable y definitiva. Ante su ignorancia topográfica se sentó con tranquilidad a esperar la muerte. Quiso morir allí, sin ninguna esperanza, aislado, con el pensamiento fijo en la España distante, particularmente en el convento de los Abrojos, donde Carlos Quinto condescendiera una vez a bajar de su eminencia para decirle que confiaba en el celo religioso de su labor redentora. Al despertar se encontró rodeado por un grupo de indígenas de rostro impasible que se disponían a sacrificarlo ante un altar, un altar que a Bartolomé le pareció como el lecho en que descansaría, al fin, de sus temores, de su destino, de sí mismo. Tres años en el país le habían conferido un mediano dominio de las lenguas nativas. Intentó algo. Dijo algunas palabras que fueron comprendidas. Entonces floreció en él una idea que tuvo por digna de su talento y de su cultura universal y de su arduo conocimiento de Aristóteles. Recordó que para ese día se esperaba un eclipse total de sol. Y dispuso, en lo más íntimo, valerse de aquel conocimiento para engañar a sus opresores y salvar la vida. -Si me matáis -les dijo- puedo hacer que el sol se oscurezca en su altura. Los indígenas lo miraron fijamente y Bartolomé sorprendió la incredulidad en sus ojos. Vio que se produjo un pequeño consejo, y esperó confiado, no sin cierto desdén. Dos horas después el corazón de fray Bartolomé Arrazola chorreaba su sangre vehemente sobre la piedra de los sacrificios (brillante bajo la opaca luz de un sol eclipsado), mientras uno de los indígenas recitaba sin ninguna inflexión de voz, sin prisa, una por una, las infinitas fechas en que se producirían eclipses solares y lunares, que los astrónomos de la comunidad maya habían previsto y anotado en sus códices sin la valiosa ayuda de Aristóteles.
  • 8. Cuentos y fabulas “Augusto Monterroso” Página 8 EL centenario. Lo que me recuerda dije yo la historia del malogrado sueco Orest Hanson, el hombre más alto del mundo (en sus días. Hoy la marca que impuso se ve abatida con frecuencia). En 1892 realizó una meritoria gira por Europa exhibiendo su estatura de dos metros cuarenta y siete centímetros. Los periodistas, con la imaginación que los distingue, lo llamaban el hombre jirafa. Imaginen. Como la debilidad de sus articulaciones no le permitía hacer casi ningún esfuerzo, para alimentarlo era preciso que algún familiar suyo se encaramara en las ramas de un árbol a ponerle en la boca bolitas especiales de carne molida, y pequeños trozos de azúcar de remolacha, como postre. Otros parientes le ataban las cintas de los zapatos. Otro más vivía siempre atento a la hora en que Orest necesitaba recoger del suelo algún objeto que por descuido, o por su peculiar torpeza, se le escapara de las manos. Orest atisbaba las nubes y se dejaba servir. En verdad, su reino no era de este mundo, y se podía adivinar en sus ojos tristes y lejanos una persistente nostalgia por las cosas terrenales. En el fondo de su corazón sentía especial envidia por los enanos, y se soñaba siempre tratando, sin éxito, de alcanzar los aldabones de las puertas y echando a correr, como en las tardes de su niñez. Su fragilidad llegaba a extremos increíbles. Mientras iba de paseo por las calles cada paso suyo hacía temer, aun a los transeúntes escandinavos, un aparatoso desplome. Con el tiempo sus padres dieron muestras de ávido pragmatismo (que mereció más de una crítica) al decidir que Orest saliera únicamente los domingos, precedido de su tío carnal, Erick, y seguido de Olaf, sirviente, quien recibía en un sombrero las monedas que las almas sentimentales se creían en la obligación de pagar por aquel espectáculo lleno de gravitante peligro. Su fama creció.
  • 9. Cuentos y fabulas “Augusto Monterroso” Página 9 Pero es cierto que no hay dicha completa. Poco a poco en el alma infantil de Orest empezó a filtrarse una irresistible afición por aquellas monedas. Finalmente, esta legítima atracción por el metal acuñado vino a determinar su derrumbe y la razón de su extraño fin, que se verá en el lugar oportuno. Barnum lo convirtió en profesional. Pero Orest no sentía el llamado del arte, y el circo sólo le interesó como fuente de dinero. Por otra parte, su espíritu aristocrático no resistía ni el olor de los leones ni que la gente le tuviera lástima. Dijo adiós a Barnum. A la edad de diecinueve años medía dos metros cuarenta y cinco. Después vino un receso tranquilizador, y sólo a los veinticinco descubrió su estatura normal de dos cuarenta y siete, que ya no lo abandonó hasta la hora de la muerte. El descubrimiento se produjo así. Invitado a visitar Londres por un gracioso capricho de Sus Majestades Británicas, se dirigió al consulado de Inglaterra en Estocolmo para obtener la visa. El cónsul inglés, como tal, lo recibió sin mayores muestras de asombro, y aun se atrevió a preguntarle por sus señas particulares, y a dudar de que midiera dos metros cuarenta y cinco a la hora de hacer la filiación. Cuando el cartabón reveló que eran dos cuarenta y siete, el cónsul hizo el tranquilo gesto que significa ``Ya lo decía yo''. Orest no dijo nada. Se acercó en silencio a la ventana y desde allí, resentido, contempló durante largos minutos el mar agitado y el cielo azul en calma. En adelante la curiosidad de los reyes europeos elevó sus ingresos. En poco tiempo llegó a ser uno de los gigantes más ricos del Continente, y su fama se extendió incluso entre los patagones, los yaquis y los etíopes. En aquella revista que Rubén Darío dirigía en París pueden verse dos o tres fotografías de Orest, sonriente al lado de las más encumbradas personalidades de entonces; documentos gráficos que el alto poeta publicó en el décimo aniversario de su muerte, a manera de homenaje tan merecido como póstumo. De pronto su nombre descendió de los periódicos.
  • 10. Cuentos y fabulas “Augusto Monterroso” Página 10 Pero a pesar de todas las maniobras que se han fraguado para mantener en secreto las causas que concurrieron a su inesperado ocaso, hoy se sabe que murió trágicamente en México durante las Fiestas del Centenario, a las que asistió invitado de manera oficial. Las causas fueron veinticinco fracturas que sufrió por agacharse a recoger una moneda de oro (precisamente un "centenario"') que en medio de su rastrero entusiasmo patriótico le arrojó el chihuahueño y oscuro Silvestre Martín, esbirro de don Porfirio Díaz. Ilustración 6
  • 11. Cuentos y fabulas “Augusto Monterroso” Página 11 Tablas de contenidos. Contenido Augusto monterroso.....................................2 El Conejo y el león.........................................3 El burro y la Flauta ........................................4 El perro que deseaba ser un ser humano.....5 El grillo maestro ............................................6 El eclipse........................................................7 EL centenario. ...............................................8 Tablas de imágenes Ilustración 1 _____________________________2 Ilustración 2 _____________________________3 Ilustración 3 _____________________________4 Ilustración 4 _____________________________5 Ilustración 5 _____________________________6 Ilustración 6 _____________________________9