SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 30
Descargar para leer sin conexión
ejercito.defensa.gob.es • Año X • Especial • Enero de 2024
#DigitalTierra
EDICIÓN DIGITAL
Sdo.
Iván
Jiménez
(DECET)
A ESPAÑA
SERVIR HASTA MORIR
50.º ANIVERSARIO DE LA CREACIÓN DE LA ESCALA BÁSICA DE SUBOFICIALES Y
DE LA ACADEMIA GENERAL BÁSICA DE SUBOFICIALES DEL EJÉRCITO DE TIERRA
TIERRA EDICIÓN DIGITAL
Especial • Enero de 2024
Edita:
Director:
Norberto Ruiz Lima
Jefe de redacción:
Carlos Martín
Redacción:
Selene Pisabarro
Fotografía:
José Hontiyuelo, Ángel G. Tejedor
e Iván Jiménez
Diseño y redacción:
Editorial MIC
NIPO:
083-15-207-X (edición en línea)
ISSN:
2444-4391 (edición en línea)
Dirección:
GABJEME / DECET
Cuartel General del Ejército de Tierra
Prim, 10
28004 Madrid
Teléfono:
917803303 (director)
917803297 (jefe de redacción)
Fax:
917803460
Correo electrónico:
bitierra@et.mde.es
Página web
https://ejercito.defensa.gob.es
Los números editados se pueden consultar
en formato electrónico en:
https://cpage.mpr.gob.es
https://publicaciones.defensa.gob.es
App Revistas Defensa: disponible en tienda
Google Play (http://play.google.com/store)
para dispositivos Android, y en App Store
para iPhones y iPads.
SUMARIO
Mantener vivo el «espíritu de la Básica»...................... 3
Entrevista al coronel R. Gallo, director de la
Academia General Básica de Suboficiales (AGBS)..... 11
La formación dual del suboficial.................................. 15
Los suboficiales del mañana........................................ 19
Sargento Segura, «primeraco» de la
XLVIII promoción de la AGBS........................................ 21
Comandante (R) Samper, número uno de
Infantería de la I promoción de la AGBS..................... 23
Un museo para una escala........................................... 26
El Tierra Digital es una publicación mensual del Ejército de Tierra, elaborada por la
OficinadePublicacionesdelDepartamentodeComunicación;buscaserunaherramien-
ta de comunicación del JEME para informar de todo aquello que pueda interesar a los
miembros de la Institución, así como dar a conocer aspectos destacados o actividades
realizadas por las distintas unidades de nuestro Ejército, y de sus hombres y mujeres.
Paseo de la Castellana 109, 28046 Madrid
Textos: Elvira Valbuena / Madrid
3
A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR
asta el año 1974, la legislación en vi-
gor para el ingreso y permanencia
en los diferentes Cuerpos de Suboficiales,
Especialistas, Oficinas Militares y Escala
Auxiliar se caracterizaba por una profu-
sión de normas y preceptos de diferentes
rangos que, si bien cumplían su finalidad,
resultaban tremendamente complicadas
en su aplicación, provocando además de-
MANTENER VIVO
EL «ESPÍRITU DE LA BÁSICA»
ficiencias de carácter orgánico y funcional
en el Ejército de Tierra, generando desfa-
ses de carrera entre las diferentes armas,
cuerpos y especialidades que derivaban
en un envejecimiento del personal sin que
sus perspectivas de ascenso y promoción
se vieran satisfechas.
De igual manera, la evolución de los
Ejércitos de la época exigía una creciente
especialización para el ejercicio del mando
de las pequeñas unidades elementales, de
Miguel Ángel Jiménez Mérida
Suboficial Mayor del Ejército de Tierra
H
4
A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR
forma que estos puestos fueran ocupa-
dos por personal de edad y conocimientos
adecuados al cumplimiento de la misión,
lo cual requería una actualización del siste-
ma formativo militar y justificaba la nece-
sidad de modificar el sistema de selección
de los suboficiales.
LA ESCALA BÁSICA DE SUBOFICIALES
Con el fin de cubrir esta necesidad, el 1 de
abril de 1974 fue publicada en el n.º 78 del
Diario Oficial del Ejército la Ley 13/1974, de
30 de marzo, de organización de las Escalas
Básica de Suboficiales y Especial de Jefes
y Oficiales del Ejército de Tierra, dando
vida a la Escala Básica de Suboficiales, hoy
Escala de Suboficiales, cuya implantación
supuso un profundo y definitivo cambio
para el Ejército, apostando por la unifica-
ción y simplificación, el rejuvenecimien-
to y la unidad de criterio en los procesos
de selección de sus suboficiales, así como
una absoluta renovación de su formación,
estableciendo unos niveles de titulación
académica imprescindibles para el acceso
a la escala, que además se abría a la ciu-
dadanía, permitiendo el acceso directo a la
nueva escala desde el ámbito civil.
A partir de entonces dio comienzo la his-
toria de nuestra Escala, que pocos años
después de su creación, en 1978, con la
5
5
A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR
publicación de las Reales Ordenanzas para
las Fuerzas Armadas, basadas en la recién
aprobada Constitución Española, encontró
el respaldo legal definitivo otorgando a los
suboficiales la condición de militar de ca-
rrera, con los derechos, deberes y atribu-
ciones consecuentes.
Durante sus ya cincuenta años de existen-
cia, la Escala de Suboficiales ha ido evo-
lucionando y adaptándose, junto con el
resto del Ejército y de las Fuerzas Armadas,
según la sociedad lo ha ido demandando,
afrontando responsablemente los múl-
tiples retos a los que la institución se ha
enfrentado, como el ingreso en diferentes
organizaciones internacionales, la implan-
tación de distintos planes de transforma-
ción del Ejército que incluían exigentes
adaptaciones orgánicas y reducciones de
plantilla, o la participación en misiones
más allá de nuestras fronteras.
También hemos sabido adaptarnos a
otras coyunturas políticas, económicas y
sociales, que los necesarios y demandan-
tes cambios a los que se ha visto someti-
da la sociedad española nos ha requerido,
como la incorporación de la mujer a las
Fuerzas Armadas, la desaparición del ser-
vicio militar obligatorio y la consiguiente
profesionalización, siempre con una enco-
miable mentalidad abierta y desde el más
absoluto respeto a las leyes vigentes.
Como miembros integrantes de una ins-
titución jerarquizada como el Ejército, los
suboficiales hemos sabido afrontar todos
6
A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR
estos cambios actuando con unidad de
criterio, conseguida gracias a una razón, la
comunidad de espíritu y doctrina inculcada
y recibida por los suboficiales del Ejército
de Tierra en su casa común: la Academia
General Básica de Suboficiales (AGBS).
CREACIÓN DE LA AGBS
Volviendo a los orígenes de la creación de
la Escala Básica de Suboficiales y siempre
vinculada a este hecho, dos meses des-
pués de la publicación de la Ley 13/1974
y en cumplimiento del punto uno de la
base tercera de la misma, que decía tex-
tualmente: Para integrarse en la Escala
Básica de Suboficiales será preciso supe-
rar unas pruebas de ingreso y posterior-
mente un curso común y otro de Arma,
Cuerpo o Especialidad en los Centros que
se determinen, en el Diario Oficial n.º 125
(4 de junio de 1974) se publicó la Orden
del Estado Mayor Central de fecha 31 de
mayo del mismo año, a partir de la cual se
creó en el Campamento General «Martín
Alonso» (Tremp, Lérida), la Academia
General Básica de Suboficiales, donde se-
ría impartido el curso común de formación
de suboficiales.
Ese año la AGBS, la «Básica», como cari-
ñosamente se la conoce desde entonces,
nació con el objetivo de crear una comu-
nidad de espíritu y doctrina entre los sub-
oficiales de las entonces escala de mando
y escala de especialistas, cuyos miembros
hoy en día se encuentran todos integrados
en un único Cuerpo General del Ejército de
Tierra y una única Escala de Suboficiales,
aunando procedencia, compartiendo for-
mación básica y convirtiéndose en la pie-
dra angular de la enseñanza de formación
de nuestra Escala.
Desde la I promoción se requería estar en
posesión del título de Graduado Escolar,
comprendiendo el plan de estudios dos
cursos repartidos en un tiempo total de
tres años. El primer curso era común para
todas las armas y especialidades, impar-
tiéndose íntegramente en Talarn, siendo
para muchos de los recién ingresados su
primer contacto con la milicia. Desde en-
tonces, la AGBS es ese lugar de referencia
para la escala donde a los suboficiales se
les imprime un carácter propio y especial,
ese «espíritu de la Básica» que ha definido
desde entonces un estilo único de mando.
El segundo curso se repartía en un primer
año como alumno de segundo en las aca-
demias de las armas y especialidades; y el
siguiente año se promocionaba al empleo
académico de sargento eventual, distri-
buyéndose el alumnado por la geografía
nacional entre diferentes unidades del
La Escala Básica de
Suboficiales se abrió
a la ciudadanía,
permitiendo el
acceso desde el
ámbito civil
7
Ejército para realizar prácticas de mando,
así como para la realización de algunos
cursos específicos, regresando a primeros
del mes de julio a la AGBS para recibir los
despachos de sargento.
A partir de la XII promoción este plan de
estudios se modificó, pasando a ser de
tres cursos. El primero sin cambios res-
pecto al modelo anterior, pero el segundo
se dividía en dos cursos, completando una
formación de tres; un segundo curso con
dos fases diferenciadas: una primera fase
de septiembre a julio y una segunda que
continuaba después del periodo vacacio-
nal veraniego hasta el mes de diciembre.
Después de las vacaciones navideñas, se
regresaba a la AGBS como sargento even-
tual en prácticas para completar el tercer
curso de formación hasta la entrega de
despachos en el mes de julio.
Posteriormente, con la XXIII promoción se
pasa de nuevo al modelo de dos cursos de
carrera, esta vez de un año cada uno, pero
a partir de esta promoción con la exigencia
del título de Bachiller para ingresar, aunque
limitándose el acceso únicamente a la pro-
moción interna desde la Escala de Tropa.
Con la XXXIX promoción se produce un
nuevo cambio en el plan de estudios, im-
plantándose de nuevo el sistema de tres
años de duración, vigente en la actualidad,
abriéndose de nuevo el acceso directo
para personal civil y cursando simultánea-
mente las enseñanzas militares y un Título
de Técnico Superior del sistema educativo
general.
PRESENTE Y FUTURO
Después de diferentes planes de estudio y
cambios legislativos, normativos, políticos
y sociales, la AGBS ha sabido adaptarse y
perdurar, permaneciendo fiel a los prin-
cipios que la cimentaron hace cincuenta
años, siempre con un fin último, como ha
sido el garantizar y proporcionar una ense-
ñanza modélica a sus caballeros y damas
alumnos, tomando como referencia los
valores que se reflejan en su decálogo, y
sirviendo de modelo como centro de for-
mación militar incluso a nivel internacional.
La casualidad o el destino han querido que
también el año 2024 coincida con el 530.º
aniversario de la creación del empleo de
sargento, primer empleo y verdadero pilar
de una escala que siempre ha sido defini-
da como la columna vertebral de nuestro
A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR
8
A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR
Ejército y, como dice nuestro general de
ejército JEME, los suboficiales son «autén-
ticos artífices de la eficacia y prestigio del
Ejército de Tierra español por su profesio-
nalidad, rigor y espíritu de servicio».
No quiero olvidar en estas líneas la acogi-
da que las localidades de Tremp y Talarn
dispensaron a nuestra academia desde
sus inicios, integrándola en su comunidad
institucional, y que, en mayor o menor
medida, generosamente continúan ofre-
ciendo. Acogida que atestiguan las dos
Banderas Nacionales costeadas por sus-
cripción popular, que son depositarias de
los besos con los que ya 51 promociones
de caballeros y damas alumnos han jurado
su fidelidad a España y que han presidido
las entregas de despachos a 48 promocio-
nes de sargentos del Ejército de Tierra has-
ta esta fecha.
Fieles al compromiso adquirido ante esas
Banderas, sin perder de vista el pasado,
recordando y respetando el largo cami-
no trazado por los que nos precedieron,
siguiendo su ejemplo y perseverando en
los valores que allí aprendimos, debemos
procurar que la Academia General Básica
de Suboficiales, la academia de todos los
suboficiales, nuestra academia, continúe
siendo la cuna de nuestra Escala, siempre
con la mirada puesta en el futuro. Un futuro
que se adivina esperanzador y por el que
los suboficiales debemos seguir esforzán-
donos, para incrementar más aún el bien
ganado y merecido prestigio del que goza
nuestra Escala, contribuyendo activamente
9
A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR
El Jefe de Estado Mayor del Ejército de Tie-
rra (JEME), general de ejército Amador Ense-
ñat, presidió, el pasado 20 de diciembre, en
Madrid, la presentación del calendario del
Ejército de Tierra para 2024, dedicado a la
efeméride principal del Ejército en este año,
el 50.º aniversario de la creación de la Escala
Básica de Suboficiales y de la Academia Ge-
neral Básica de Suboficiales.
El acto de presentación oficial del calen-
dario, celebrado en el Cuartel General del
Ejército de Tierra, contó con la presencia
del 2.º JEME, teniente general Alejandro Es-
cámez, y el secretario general del Estado
Mayor del Ejército, general José Antonio
Fuentes, junto a otras autoridades mi-
litares. Por parte de la AGBS, asistió una
delegación encabezada por su director,
coronel R. Gallo.
Cada mes del calendario de 2024 está
dedicado a las distintas especialidades
fundamentales de la Escala de Suboficia-
les, que son representadas en cada pági-
na por distintas fotografías que muestran
la vida militar del suboficial en el ejercicio
de su profesión, en las distintas unidades.
CALENDARIO DE 2024
a la consolidación del Ejército de Tierra den-
tro de la sociedad española como una orga-
nización moderna, equilibrada y sostenible.
Os animo a todos a mantener vivo ese «es-
píritu de la Básica», ese carácter, ese senti-
miento que inspiró el lema de la Academia,
que figura en su escudo y que debe seguir
marcando el camino de nuestra Escala,
continuando plenamente vigente de forma
perenne en los corazones de todos los que
vestimos el uniforme militar, aunque, qui-
zá, un poco más profundamente grabado
en los de los que allí nos hemos formado.
¡ A España… servir hasta morir!
A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR
Una academia en Talarn
A
ntes de la Academia General
Básica de Suboficiales, exis-
tió sobre el mismo terreno
en el que se levantó, a caballo entre
los municipios leridanos de Talarn
y Tremp, un establecimiento militar
en el que los soldados de reempla-
zo realizaban la instrucción antes de
marchar a su unidad correspondien-
te. Rodeado por la belleza natural del
paisaje prepirenaico de la comarca
del Pallars Jussá, a finales de la déca-
da de los 50 y principios de los 60, el
campamento militar «General Martín
Alonso» daba la bienvenida al Ejército
a miles de jóvenes reclutas proceden-
tes de todos los rincones de España,
que se incorporaban a filas para reali-
zar el servicio militar obligatorio en la
División de Montaña n.º 42.
Desde entonces, aquella enorme
explanada situada entre montañas
quedó ligada indefectiblemente a la
vida de los pequeños pueblos y al-
deas que la rodean. El campamento
militar y la posterior academia, que
llevó su mismo nombre en honor a su
fundador hasta 2010, entraron a for-
mar parte de la historia de la comarca
catalana, donde los ámbitos militar y
rural tendieron lazos y se dieron la
mano para apoyarse mutuamente.
A partir de 1974, sobre la superficie
del antiguo campamento de Talarn,
las tiendas de campaña y los barra-
cones de madera fueron sustituidos
por edificios de ladrillo para alojar a
las compañías, impartir clases, al-
bergar despachos o hacer ejercicio.
Se levantaron almacenes, talleres,
viviendas, residencias, biblioteca,
salas de estudio y de recreo, co-
medores, piscina, gimnasio, capilla,
pistas de atletismo, campo de fútbol
y hasta una fábrica para hacer pan.
La torre del reloj recuerda todavía
la creación de aquella gran ciudad
militar, que en amplios periodos de
su historia llegó a dar cabida a 3000
personas, entre alumnos y personal.
Por sus dependencias han pasado
miles de alumnos en 51 promociones,
que se han empleado a fondo en una
dura experiencia con la ilusión de con-
vertirse en suboficiales del Ejército de
Tierra. A quienes lo consiguieron y ca-
yeron más tarde en acto de servicio, se
les recuerda en un lugar muy especial
del edificio de aulas, donde se erige un
monumento en su memoria para que
nunca se olvide su entrega. 
10
11
A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR
El suboficial español es
un militar vocacional
CORONEL R. GALLO, DIRECTOR DE LA ACADEMIA GENERAL BÁSICA DE SUBOFICIALES
E l coronel R. Gallo es director de
la Academia General Básica de
Suboficiales desde el 13 de abril de 2023.
La Academia General Básica de
Suboficiales cumple cincuenta años
¿Qué balance hace de su trayectoria?
Desde la perspectiva que me da mi expe-
riencia de doce años en cuarteles genera-
les internacionales, el balance no puede
ser más positivo. Durante ese tiempo, he
comprobado la excelente formación y ac-
titud de nuestros suboficiales, en compa-
ración con los de otros ejércitos amigos. Al
margen de su extraordinaria preparación
técnica, considero que la perspectiva mo-
ral es la que marca la diferencia, haciendo
gala de los valores de nuestro Ejército en
su desempeño, y el enorme compromiso
con el que enfocan sus responsabilidades.
Creo que el suboficial español es más un
«militar vocacional», mientras que el subo-
ficial de otros países tiene una actitud más
cercana a la de un funcionario.
Como director de la Academia, creo que es
necesario seguir formando promociones
cohesionadas y que mantengan el «espíritu
de la Básica» marcado en el ADN de cada
sargento. Actualmente, aunque el alumno
pase alrededor de cinco meses en la AGBS
de los tres años de su formación, los subofi-
ciales regresan a Talarn en distintas etapas
12
para adquirir las competencias necesarias
a lo largo de su carrera.
¿Qué supuso la creación de la AGBS en
el sistema de formación militar? Un mo-
delo completamente nuevo de formación
del suboficial. Antes, los suboficiales proce-
dían de la tropa, normalmente eran cabos
1.º seleccionados por el mando que ha-
bían destacado durante su tiempo en filas,
y recibían una enseñanza específica en las
Escuelas de las Armas. Su formación dife-
ría bastante en función del Arma y era muy
heterogénea. En 1974, la Academia surge
al albor de la Escala Básica de Suboficiales,
con el fin de instruir a sus futuros miem-
bros mediante un proyecto de formación
común, independientemente del Arma, y
adaptado al nivel cultural de la España de
los 70, que había experimentado un gran
desarrollo durante las décadas anteriores.
El modelo supuso, además, un nivel de
cohesión fantástico entre los miembros
de las diferentes promociones, pues pa-
saban al menos un año juntos, así como
una identificación y arraigo personal con
esta Academia que no tiene parangón
con ninguna otra. Esto es lo que más me
ha llamado la atención desde que estoy
al mando de la AGBS, el enorme cariño
que la mayoría de los suboficiales sien-
ten por ella.
¿Existen muchas diferencias entre
aquella AGBS de 1974 y la actual? Sí,
bastantes. Los programas de estudio
han evolucionado con las diferentes le-
yes de personal para adaptarse al perfil
de suboficial que se requería en cada
caso. Antes, la enseñanza era exclusiva-
mente militar, mientras que ahora se ha
incluido un perfil técnico, adquirido a tra-
vés de la realización de un grado supe-
rior de formación profesional, que ocupa
gran parte de los tres años de estudios.
Asimismo, los diferentes componentes
de la formación militar (táctico, técnico,
físico y moral) han ido adaptándose a la
evolución de los sistemas de armas o de
otra índole, y en función de las lecciones
aprendidas en las diferentes operacio-
nes y maniobras. Paradójicamente, tal
vez sea el componente moral —el más
importante de todos— el que menos ha
evolucionado, pues nuestros fundamen-
tos morales, el amor a España, los valores
del Ejército, el honrar a nuestros caídos y
predecesores, etc., se han mantenido a
lo largo de este tiempo.
A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR
13
A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR
¿Se puede decir que el empleo de sar-
gento se ha profesionalizado? No, no
creo que sea la definición más correcta,
pues el sargento que procedía de la tropa
pasaba a ser profesional al convertirse en
sargento. Lo que sí se profesionalizó pos-
teriormente fue la Escala de Tropa, con la
ley 17/99, y con el tiempo se reservaron
muchas plazas de ingreso para esta última.
Incluso, a día de hoy, la mayoría de nues-
tros alumnos proceden de esta escala.
¿Qué otras enseñanzas recibe el alum-
no en la AGBS? Hace trece años ya que la
Academia amplió sus responsabilidades
en el marco de la enseñanza militar para
la Escala de Suboficiales con la incorpo-
ración de cursos de perfeccionamiento y
otros. A día de hoy, la AGBS está presen-
te en momentos críticos de la trayectoria
de los suboficiales, como en el curso de
capacitación para el ascenso al empleo de
brigada o en su ascenso a suboficial ma-
yor. En este caso, el curso de ascenso lo
realiza la Escuela de Guerra y Liderazgo
del Ejército y, posteriormente, en la AGBS
desarrollamos unas jornadas de actualiza-
ción con conferenciantes militares de gran
prestigio.
Además, en la Academia General Básica de
Suboficiales impartimos dos cursos anua-
les de inglés para ayudar a los suboficiales
a alcanzar el nivel funcional de este idioma,
un aspecto muy importante considerando
la gran cantidad de operaciones militares
internacionales en las que participa nues-
tro Ejército.
¿Cuál es el interés del personal de tropa
en ingresar a la Escala de Suboficiales?
En líneas generales, el personal de tropa
se ve influido por distintas circunstancias
a la hora de ingresar en la AGBS, que van
más allá del empleo o de la propia pro-
fesión. Hace muchos años, teníamos una
tropa de leva y el ratio de aspirantes por
plaza era superior al actual. En aquellas
épocas, ascender a sargento implicaba
convertirse en un profesional del Ejército.
Ahora, la tropa es también profesional,
pudiendo además acceder a la condición
de «permanente». Las vicisitudes que la
Escala de Tropa exige a sus miembros
respecto a la de Suboficiales son más
ventajosas en algunos aspectos como la
estabilidad en un destino. La movilidad
geográfica a la que están sujetos los sub-
oficiales, relacionada sobre todo con as-
censos, puede ser un condicionante para
decidir ingesar en la Academia, especial-
mente si se trata de personal que ya ha
formado una familia.
Después de pasar por la AGBS, ¿qué ca-
mino emprende el suboficial? El Plan de
La Escala Básica de
Suboficiales se abrió
a la ciudadanía,
permitiendo el
acceso desde el
ámbito civil
14
A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR
Acción de Personal establece el destino
obligatorio en las unidades de la Fuerza
para los primeros empleos de cada esca-
la. A partir de ahí, ya es una cuestión per-
sonal permanecer en la unidad u optar
por algún tipo de formación específica
mediante los cursos de especialización,
como los de operaciones especiales,
paracaidismo, montaña u otros. La pre-
sencia de nuestro país en operaciones
internacionales también es un aspecto
que tarde o temprano les afectará, y esta
posibilidad suele presentar un atractivo
especial para los sargentos recién sali-
dos.
¿Qué valores recibe el alumno en la
AGBS? Como no podía ser de otra ma-
nera, nos basamos en los valores esta-
blecidos para el Ejército de Tierra, pues
somos parte del mismo. Además, tene-
mos el Decálogo del Suboficial, que exi-
gimos a nuestros alumnos como código
de conducta. Impulsamos con fuerza el
amor a las tradiciones y el respeto a los
predecesores, además del conocimiento
de nuestro pasado, para que los subofi-
ciales sean dignos herederos del legado
que hemos recibido de aquellos que hi-
cieron grande a España y cuyo esfuerzo
y sacrificio hicieron posible vivir en la na-
ción en la que hoy vivimos.
¿Qué consejos da usted a los alumnos
que llegan por primera vez a la AGBS?
En primer lugar, que aprovechen el es-
caso tiempo que están juntos para cono-
cerse y formen un grupo unido. Uno de
los principales valores que proporciona
la AGBS, es hacer «espíritu de promo-
ción», aunque ahora, los alumnos pasan
más tiempo en las academias especiales.
El segundo consejo que les doy es que
disfruten del día a día y que no se ob-
cequen en metas especificas. Una de las
enormes ventajas de nuestra profesión
es la gran variedad de vías que existen
para poder desarrollarla, muchas de ellas
desconocidas por la gran mayoría cuan-
do ingresamos en el Ejército, y que va-
mos conociendo conforme avanzamos.
En todas ellas se sirve de igual forma a
España y en todas ellas se puede ser feliz
si se afronta el trabajo con ilusión y com-
promiso. Hay que disfrutar del camino y
no de las metas. 
15
esde la organización de la Escala
Básica de Suboficiales y la crea-
ción de la Academia General Básica de
Suboficiales, en 1974, los planes de estu-
La formación dual
del suboficial
dio para el acceso a la escala han variado
en el tiempo. La integración progresiva y
plena del Sistema de Enseñanza Militar
de Formación en el Sistema Educativo
D
A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR
El futuro sargento recibe una formación militar propia
de un Centro Docente Militar y la formación técnica de
un Ciclo Formativo de Grado Superior
16
A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR
General ha dado lugar a las modificaciones
más importantes en los planes de estudio,
que han ido evolucionando y adaptándose
a las circunstancias. Los principales cam-
bios han sido consecuencia de las distintas
modificaciones legislativas que han afecta-
do al régimen del personal militar, como
las leyes 17/89, 17/99 y 39/07, según el jefe
de Estudios de la AGBS, teniente coronel
Vázquez.
En un principio, y como aplicación de la
Ley 13/74, se implantó un plan de estu-
dios de tres años. El primero se impartía
íntegramente en la Academia General
Básica de Suboficiales y era común para
todos los alumnos. Los otros dos años se
cursaban en las academias de especiali-
dad fundamental. En 1986, tiene lugar la
primera reestructuración del plan, que
afecta al tercer curso, en el que los alum-
nos regresaban de enero a julio a la AGBS.
Nueve años más tarde, en 1995, se esta-
blecen unas nuevas directrices generales
en el plan de formación y los tres cursos
pasan a ser dos. El primero se realiza en
la Academia General Básica y el segundo,
en las academias específicas. Como con-
secuencia de la Ley 39/2007 de la carrera
militar, la formación vuelve a tener tres
cursos, pero, en el primero, el periodo en
la AGBS queda reducido a un cuatrimes-
tre, de septiembre a diciembre, y el resto
se realiza en las academias de especiali-
dad fundamental.
Actualmente, la
formación de los
suboficiales se hace
en tres cursos
17
A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR
A lo largo de estos cincuenta años de
historia, «existe un denominador co-
mún en la preparación del suboficial del
Ejército de Tierra, que es la búsqueda
de la excelencia en su formación», indi-
ca el jefe de Estudios de la AGBS. Desde
la creación de la Academia, «el subofi-
cial español ha recibido una formación
integral —humana, militar y técnica—,
adaptada a los tiempos y a las nece-
sidades de la institución. Las tácticas,
técnicas y procedimientos han variado,
pero no la transmisión de la esencia del
suboficial, como es su profesionalidad y
su vocación de servicio a España», des-
taca el teniente coronel Vázquez. «Hoy
en día, nuestros suboficiales no solo
reciben la formación militar propia de
un Centro Docente Militar, también re-
ciben la formación técnica que les pro-
porciona un Ciclo Formativo de Grado
Superior, de tal forma que, al egreso,
reciben el Real Despacho de Sargento y
obtienen un Título Oficial de Técnico Su-
perior del Sistema Educativo General».
El currículo de la enseñanza de forma-
ción para el ingreso en la Escala de Sub-
oficiales se estructura en función de los
módulos/materias de estudio, la carga
lectiva asociada a estos y los Centros
Docentes Militares donde se desarro-
llan. Se distinguen los Módulos Obli-
gatorios de Fuerzas Armadas (OFAS),
los Módulos Específicos del Ejercito de
Tierra (EET) y los Módulos de Especia-
lidad Fundamental (ESF), a los que hay
que sumar los Módulos Profesionales
del Título de Técnico Superior. La carga
lectiva de todos los módulos en conjun-
to es de 3500 horas, según la especiali-
dad fundamental elegida. Con algunas
salvedades, los Módulos OFAS y EET se
cursan en el primer cuatrimestre del
primer curso en la AGBS y el resto, en
las respectivas academias según la es-
pecialidad fundamental elegida (Toledo,
Valladolid, Segovia, Hoyo de Manzana-
res, Colmenar Viejo o Calatayud).
UNA FORMACIÓN INTEGRAL
ADAPTADA A LOS TIEMPOS
18
Los estudios para el ingreso en la Escala
de Suboficiales se estructuran en fases.
La primera se realiza en la AGBS y dura
cuatro meses, en los que se recibe una
formación militar general. A continua-
ción, los alumnos se trasladan durante
año y medio a las academias respectivas,
donde estudian los contenidos específi-
cos de Técnico Superior en las diferentes
especialidades. En el último curso, los
futuros sargentos reciben la formación
militar específica de su especialidad. Al
concluir los tres años, los alumnos vuel-
ven a reunirse en la AGBS para realizar
un ejercicio de cohesión, el «Minerva», y
recibir los Reales Despachos. Por prime-
ra vez, en 2024, los alumnos de tercero
se incorporarán quince días antes y, a
partir de 2025, se estima que tres meses
antes de la fecha estipulada hasta ahora
(mitad de junio).
Considerando la carga lectiva, en el plan
de estudios destaca, en primer lugar, la
fase de Instrucción y Adiestramiento (910
horas). Respecto a la carga lectiva de los
módulos formativos, destacan los Módu-
los Obligatorios de las FAS (775 horas),
en los que se incluyen la formación mili-
tar general, la formación física y el orden
cerrado, la formación sanitaria y el idio-
ma extranjero; los Módulos de Especiali-
dad Fundamental (580 horas); los Módu-
los Específicos del Ejercito de Tierra (145
horas); y los Módulos Profesionales del
título de Técnico Superior (2000 horas).
Una de las novedades del currículo de la
enseñanza de formación ha sido la inclu-
sión de contenidos relacionados con la
igualdad efectiva de mujeres y hombres,
la prevención de la violencia de género y
el acoso, tanto sexual y por razón de sexo
como profesional. Además, se recoge la
impartición a distancia de materias, por
motivos justificados, diferentes a la situa-
ción de embarazo, parto o posparto.
En los planes de estudios actuales, «se
busca interrelacionar una formación
cualificada y acreditada profesional-
mente, proporcionada por una titula-
ción de Técnico Superior de Formación
Profesional, con los conocimientos pro-
pios de la profesión militar, de modo
que se integre y convierta en todo el
conjunto de competencias y habilida-
des profesionales. Una formación dual
del suboficial, como técnico en su ámbi-
to profesional y como líder, le permitirá
tener una visión global de las Fuerzas
Armadas y su entorno, imprescindible
para su correcta ubicación en la socie-
dad para la que trabaja», concluye el te-
niente coronel Vázquez. 
EL ITINERARIO ACADÉMICO DEL
SARGENTO
A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR
19
A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR
ás de 30 000 suboficiales han pa-
sado por la Academia General
Básica de Suboficiales, donde ingresaron
por acceso directo o promoción interna.
En 2023, lo han logrado 596 aspirantes,
Los suboficiales
del mañana
que conforman la que que ya es su LI
promoción, después de superar un pro-
ceso selectivo en el que, por primera vez,
no ha existido límite de edad para el ac-
ceso por promoción interna.
M
20
A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR
La relación entre el número de aspiran-
tes y las plazas ofertadas ha evoluciona-
do mucho desde 1974. Las ratios más
altas se dieron en la XII y XIII promocio-
nes, con 16,0 y 15,7 candidatos por plaza,
respectivamente. Actualmente, la ratio
varía en función de las modalidades de
ingreso. En el caso de acceso directo, la
cifra es de 6,65 por plaza, mientras que
en promoción interna es de ocho para el
ingreso con titulación y de 2,5 para el in-
greso sin titulación.
EL PERFIL DEL ALUMNADO
Las dos modalidades de acceso a la
Academia también determinan el perfil de
su alumnado. Los candidatos que ingresan
por acceso directo provienen de la vida
civil, tienen recién acabado el Bachiller
LOGSE y una media de edad de 18 años.
Estos alumnos conforman el 20 % de la
promoción y son los más jóvenes. De la V
hasta la XII promoción, se llegó incluso a
permitir el ingreso con dieciséis años.
Patricia y Pablo, de la LI promoción, son
dos alumnos de acceso directo. Ambos
tenían muy clara su vocación militar y se
informaron sobre la forma de ingresar
en la AGBS. «Indagué sobre la Academia
y seguí adelante», añade el caballero
alumno. «Como los de acceso directo lle-
gamos sin saber apenas nada, nos incor-
poramos a mediados de agosto para que
nos instruyan. Durante el curso, tenemos
que esforzarnos más que los de promo-
ción interna», explica la dama alumna.
Ella también «sabía que quería venir di-
rectamente a la Academia General Básica
de Suboficiales». Ambos consideran que
las pruebas de acceso fueron asequibles.
Durante los exámenes de ingreso se
realizan pruebas de conocimientos, en
Física, Matemáticas e Inglés, y de aptitud
psicofísica, además de un reconocimien-
to médico. Actualmente, los requisitos
de acceso a la AGBS son los mismos que
para acceder a un Grado Superior de
Formación Profesional. En el caso de los
alumnos que ingresan por promoción in-
terna, sin exigencia de titulación, la me-
dia de edad es de 27 años, mientras que
entre los militares que sí disponen de
ella es de 35 años.
Uno de los caballeros alumnos de pro-
moción interna es Manuel Alejandro, que
lleva cinco años en el Ejército. El militar
siempre tuvo sus metas muy definidas:
pasar unos años en la tropa, salir desple-
gado al extranjero y ascender. Después
de conseguir las dos primeras —la segun-
da en Irak—, ha logrado la última ahora.
«Dentro del Ejército, ves las escalas que
te van a gustar y las que no. En mi caso,
tenía muy claro que quería ser subofi-
cial», afirma. Al igual que su compañero,
la dama alumna Alfonsa también desple-
gó en Irak. Ingresó en el Ejército en 2017
como puente a la Guardia Civil, pero le
gustó y decidió quedarse. Al volver de
misión, fue incentivada por sus mandos
para presentarse a las pruebas de acce-
so a la AGBS. «Tuve mandos buenos que
me involucraron». 
21
A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR
«La pandemia nos volvió
inseparables»
SARGENTO SEGURA, «PRIMERACO» DE LA XLVIII PROMOCIÓN DE LA AGBS
l sargento Segura, especialis-
ta en Informática y destinado en
la sección Sistemas de Información y
Telecomunicaciones del Cuartel General
de la Fuerza Terrestre, en Sevilla, no espe-
raba ser el primero de la XLVIII promoción
de Suboficiales del Ejército de Tierra, una
noticia que recibió con sorpresa y mucha
emoción a tan solo cuatro días de recibir su
despacho, el pasado julio de 2023. Recibió
su Cruz del Mérito Militar con distintivo
blanco en la explanada de Talarn de manos
del jefe de Estado Mayor del Ejército, gene-
ral de ejército Amador Enseñat. Se trataba
de la primera vez en la historia de la Escala
de Suboficiales en las que un especialista
era el «primeraco» de su promoción.
Procedente de la Legión, en Ronda
(Málaga), el soldado Segura había ingresa-
do en la AGBS por promoción interna. El le-
gionario llegó a la Academia General Básica
E
22
de Suboficiales en septiembre de 2020
con lo puesto —una camiseta y un panta-
lón corto—, dispuesto a volver a Ronda el
fin de semana. Sin embargo, las circuns-
tancias epidemiológicas modificaron sus
planes y los de todos sus compañeros, y
los 515 alumnos de la XLVIII promoción no
pudieron salir de la AGBS hasta enero de
2021, iniciándose así un periodo de con-
finamiento en la Academia que dio lugar
a un calendario escolar ad hoc, adaptado
a la situación, en el que la mayoría de las
actividades quedaron concentradas en pe-
riodos muy cortos, ante la incertidumbre
de lo que pudiera ocurrir.
«Nos llamaron la Promoción COVID. Fue
una etapa durísima que no sé si sería ca-
paz de repetir», asegura el sargento, para
quien, después de todo, el resultado «me-
reció la pena». «Vivimos una situación ex-
cepcional donde cambió la organización
tanto de la fase de instrucción y adiestra-
miento como de las clases teóricas, que-
dando concentrada cada fase en un mes.
Durante el primer mes hicimos las tres
maniobras y las tres marchas seguidas, lo
que resultó agotador», explica el militar.
También fueron distribuidos en compañías
distintas por modalidad de acceso. Debido
a la situación epidemiológica no pudieron
utilizar al completo las instalaciones de la
AGBS. «El acceso al gimnasio, por ejemplo,
quedó muy restringido», afirma.
«Hemos sido una promoción excepcional,
en el sentido de la organización e impar-
tición de nuestra formación. Hubo que
adaptar todo en función de las circunstan-
cias», relata el sargento. «Algunos llegamos
a emprender el viaje a casa en diciembre,
pero tuvimos que regresar porque se hi-
cieron test que nos obligaron a pasar las
Navidades en la Academia, sin poder salir
de allí». Además, añade el sargento, «al fi-
nalizar esta fase, saltó un nuevo brote de
COVID en la Academia, y permanecimos
encerrados hasta el último momento, esta
vez sin poder salir de nuestra habitación.
Fue una etapa muy dura psicológicamen-
te, en la que nos apoyamos con fuerza
los unos a los otros». Una etapa que, sin
embargo, fue excelente en cuanto al tiem-
po dedicado al estudio, relata el militar,
«ya que al estar tan limitados en nuestros
movimientos, estudiábamos más». «La
pandemia de COVID y la necesidad de per-
manecer juntos las 24 horas del día nos
unió más e incrementó nuestro sentimien-
to de hermandad. Al final, hicimos una
piña y nos volvimos inseparables». 
A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR
23
A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR
uando el cabo 1.º
Samper se presentó en
la Academia General Básica de
Suboficiales, el 1 de noviem-
bre de 1974, el frío ya había
llegado a Talarn (Lérida). La
recién inaugurada academia
no contaba aún con calefac-
ción ni agua caliente, y los
nuevos caballeros alumnos
de la I promoción se encon-
traron todos por primera
vez en unas instalaciones
que aún no estaban adaptadas a la cli-
matología de la zona.
El comandante (R) Samper recuerda, no
obstante, que la primera noche en la AGBS
fue «inolvidable» para los recién llegados.
Los alumnos de primer curso eran alre-
dedor de 1000, de edades muy dispares,
y dormían en camaretas de cuatro sepa-
radas por unos pequeños tabiques. Los
edificios de las compañías eran naves co-
rridas divididas en dos plantas, y en ellas
confluyeron aquel primer curso jóvenes
veinteañeros con alumnos de acceso di-
recto que apenas tenían diecisiete. «Eran
unos niños de los que los mayores hicie-
ron de padres», rememora el militar. «En
esta confraternización en la Academia, se
forjó y basó el espíritu de unión de esta
promoción», enfatiza. Samper procedía de
la Compañía de Operaciones Especiales
n.º 31, en Alicante, y llevaba diez meses de
servicio militar voluntario. Había ingresa-
do en la AGBS después de que su capitán
«La hermandad que se
creó en aquella primera
promoción es irrepetible»
C
COMANDANTE (R) SAMPER, NÚMERO UNO DE INFANTERÍA
DE LA I PROMOCIÓN DE LA AGBS
24
A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR
le sugiriera opositar a la
nueva academia.
Al igual que las edades, la
formaciónmilitarycultural
de los alumnos también
era muy diversa. «Los que
tenían experiencia militar
ejercían de instructores en
la formación de los com-
pañeros menos prepara-
dos, bajo la supervisión de
los oficiales profesores»,
señala el comandante. Los alumnos de la
1.ª y 2.ª compañía, que tenían una mayor
preparación cultural, realizaban trabajos
de acondicionamiento en las instalaciones
por las tardes, mientras los compañeros
con menos estudios acudían a clase para
equiparar el nivel. «Hicimos de todo»,
afirma el comandante. Contribuyeron a
la mejora del enorme complejo académi-
co-militar que se estaba levantando en la
montaña de Talarn, donde se asentaron
las bases para la formación de los nuevos
suboficiales del Ejército de Tierra.
UNA GENERACIÓN PIONERA
Conocidos popularmente como «subo-
ficiales de academia», fueron la primera
generación de sargentos que pasó de un
curso de seis meses a tres años de forma-
ción. «Eran tiempos diferentes. El Ejército
ha evolucionado mucho y también la for-
mación en la AGBS. Los suboficiales actua-
les están técnicamente más preparados»,
asegura Samper. «Nuestro primer saco de
dormir era de piel de borrego, te llegaba
por la mitad del pecho y tenías que enco-
gerte para taparte un poco cuando íbamos
de maniobras», recuerda.
A día de hoy, con toda la experiencia acu-
mulada en años de servicio, el oficial reti-
rado considera que en la AGBS recibieron
una buena enseñanza que les capacitó
para el empleo de sargento, una formación
que fueron perfeccionando y curtiendo en
sus diferentes destinos en las unidades.
En su caso, en la Brigada Paracaidista.
«Creo que los suboficiales son la base del
Ejército, y un Ejército sin unos suboficiales
preparados no está capacitado para cum-
plir con su cometido, tanto en misiones
de guerra y defensa como en misiones de
paz y ayuda humanitaria». «El sargento y el
suboficial son la base del Ejército. Es el que
forma al soldado y el que hace de enlace
entre el oficial y el soldado en la cadena de
mando», reitera el comandante.
La I promoción de la Escala Básica de
Suboficiales fue incorporándose a sus
25
A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR
destinos, salvando dificultades y abrien-
do camino a las siguientes promociones,
con las que fueron encontrándose en las
unidades y que los veían «un poco como
padres». El comandante (R) Samper ase-
gura que la experiencia con todos ellos
fue muy buena. «Intentabas acogerlos,
trasladarles tu experiencia y explicarles
un poco cómo funcionaba todo». «El sub-
oficial ahora necesita una preparación
tecnológica mayor. Tenemos una gran
Escala de Suboficiales», subraya.
Los alumnos de la I promoción pasaron
un año en Talarn, antes de trasladarse a
las academias de su especialidad, don-
de realizaron otros dos cursos. Antes de
acabar primero, llevaron a cabo las ma-
niobras «Rebeco» 75, presididas por el
entonces Príncipe Juan Carlos, donde
tuvieron su primer contacto con las uni-
dades. Volvieron a la AGBS a finales de
tercero, dedicado a prácticas y cursos de
especialización, con el fin de preparar la
entrega de despachos.
«En la primera incorporación a las unida-
des, algunos suboficiales antiguos, los me-
nos, nos miraban con un poco de recelo.
Hubo que afrontarlo y revertir esa primera
opinión. Otros nos recibieron con los bra-
zos abiertos y con sus consejos nos apor-
taron la experiencia que nos faltaba. En
algunas unidades, costó integrarnos con
ellos», recuerda el comandante. «Fuimos
la fuerza de choque y hermandad. Las dos
cosas a la vez, en confraternización y en
enfrentar la falta de entendimiento hacia el
nuevo suboficial que salía de la Academia
General Básica de Suboficiales».
«En resumen, fueron tiempos muy duros»,
afirma el comandante (R) Samper. Los
primeros alumnos de Talarn superaron
juntos pruebas y obstáculos, realizaron
maniobras y ejercicios, sufrieron las incle-
mencias del tiempo y se ayudaron entre
ellos como hermanos. Aquel curso termi-
nó, y los caballeros alumnos de la I promo-
ción de la AGBS ascendieron por la falda
del monte Costampla, sentando un prece-
dente. Los alumnos de la siguiente promo-
ción pintaron un año después con cal el
lema de la AGBS —«A España servir hasta
morir»—. Casi tres años después de iniciar
sus estudios, los caballeros alumnos de la
I promoción recibieron sus despachos de
manos del Rey Juan Carlos I, el 15 de julio
de 1977, en una ceremonia para la histo-
ria en la que el recién ascendido sargento
Samper fue condecorado con la Cruz del
Mérito Militar con distintivo blanco como
número uno del Arma de Infantería de la
I promoción de la AGBS, sellando con sus
compañeros, a los que lleva siempre en su
recuerdo, una hermandad que —asegu-
ra— «es eterna e irrepetible». 
«Un Ejército sin
unos suboficiales
preparados no está
capacitado para
cumplir su cometido»
26
A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR
UN MUSEO PARA
UN MUSEO PARA
UNA ESCALA
UNA ESCALA
El museo de la Academia General Básica de
Suboficiales del Ejército español es, junto al francés, el
único del mundo dedicado a la figura del suboficial
27
A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR
a Academia General Básica de
Suboficiales cuenta con un Museo
del Suboficial. Su promotor fue el general
(R) Emilio Fernández Maldonado, un gran
estudioso de los suboficiales del Ejército
de Tierra, quien desde su retiro sigue
impulsando este proyecto y reuniendo
fondos para la colección, a través de la
asociación Amigos del Museo Específico
del Suboficial del Ejército de Tierra
Español (AMESETE), de la que es socio
fundador.
Cuando nació la idea de crear un mu-
seo dedicado al suboficial del Ejército,
en 1987, el entonces comandante
Maldonado aún estaba en la AGBS, don-
de pasó nueve años de su carrera militar
como jefe de la Plana Mayor. Realizó la
propuesta al entonces director, coronel
López-Perea, y arrancaron el proyecto.
Hoy, la llamada Sala Museo «General
Maldonado» tiene más de treinta años,
ocupa la nave de un edificio y tiene una
sala de documentación en la planta supe-
rior. Su director, teniente coronel Ocaña,
se ocupa de su gestión y conservación.
LAS ENSEÑAS HISTÓRICAS
La sala museo de la Academia General
Básica de Suboficiales se divide en
dos partes, separadas por la primera
Bandera de la AGBS, que fue cedida por
el pueblo de Tremp, y cuya madrina fue
la entonces Princesa Sofía. Hasta 1984,
L
28
A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR
no se entregó la siguiente Bandera, la ya
constitucional, que también fue donada
por este municipio leridano.
Una de las joyas del museo es una im-
portante colección de los banderines,
guiones y enseñas históricas de las uni-
dades de alumnos. Estas enseñas son
las que representan las primeras unida-
des del Ejército donde hubo sargentos,
a partir de 1494, año en el que se crea
oficialmente el empleo de sargento en
el Ejército español. Anteriormente, ha-
bía habido sargentos en órdenes mili-
tares, pero no fue hasta esa fecha, con
los Reyes Católicos, cuando el sargen-
to se emplea por primera vez como un
oficial menor en las Guardias Viejas de
La AGBS forma parte de la historia más
reciente de la Escala de Suboficiales, que
se remonta unos 800 años atrás. Hasta su
creación, hace ahora cincuenta años, los
suboficiales no tuvieron una academia de
formación como tal. No fue hasta el siglo
XIX, con la aparición de las primeras aca-
demias regimentales, que creaban una
especie de estilo o espíritu del suboficial
en cada regimiento, cuando se repara en
su formación.
Antes de esa fecha, “los suboficiales se
formaban a través de la propia guerra. La
guerra era su escuela. No tenían otra”, ex-
plica el general (R) Maldonado. En 1885,
surge en Zamora un tímido antecedente
de la Academia General Básica de Subo-
ficiales, que históricamente no se puede
considerar como tal, señala el general.
Se trata de la llamada Academia Especial
del Sargento y es el centro docente mili-
tar más cercano a la academia actual. “En
realidad, se trataba de un centro de per-
feccionamiento, no de formación, al que
acudían los sargentos para ser oficiales”,
puntualiza el general. 
LA FORMACIÓN EN LA HISTORIA
Castilla, primero, y en los Tercios, con los
Austrias, después.
A esta colección le sigue otra de 148 ban-
deras de mochila y una maqueta que re-
produce las instalaciones de la AGBS con
sus edificios más emblemáticos. La sala
también dedica un lugar especial para los
sillones que ocuparon Sus Majestades
los Reyes Juan Carlos y Sofía durante su
firma del libro de honor de la Academia.
LA SIMBOLOGÍA DE LA AGBS
Todos los emblemas, divisas y distintivos
de la uniformidad del alumnado de la
Academia están recogidos en el museo,
como el rombo que se llevó en 1974 o
el óvalo que comenzó a usarse en 1978.
Estos emblemas cambiaron en 1986, y
comenzó a lucirse solamente la diosa
Minerva sobre la Cruz de Santiago.
La segunda parte de la sala museo es
una sucesión de paneles donde se narra
la historia de los suboficiales del Ejército,
del empleo de sargento y de la propia
Academia. El centro de la sala está ocu-
pado por vitrinas donde se exponen
objetos personales, condecoraciones,
insignias y uniformes de todas las épo-
cas que han sido cedidos al museo por
suboficiales de todos los empleos. El mu-
seo también cuenta con una colección de
uniformes de suboficiales de otros paí-
ses que han sido donados por los direc-
tores de las academias extranjeras que
han visitado la AGBS, explica el teniente
coronel Ocaña. te coronel Ocaña.
#DigitalTierra especial 2024.pdf

Más contenido relacionado

Similar a #DigitalTierra especial 2024.pdf

Herencia de gloria
Herencia de gloriaHerencia de gloria
Herencia de gloriaDanny Cueva
 
Manual prac. prof._i_2015
Manual prac. prof._i_2015Manual prac. prof._i_2015
Manual prac. prof._i_2015Jonbusto
 
Revista Ejército nº 951 extraordinario mes de junio del 2020
Revista Ejército nº 951 extraordinario mes de junio del 2020Revista Ejército nº 951 extraordinario mes de junio del 2020
Revista Ejército nº 951 extraordinario mes de junio del 2020Ejército de Tierra
 

Similar a #DigitalTierra especial 2024.pdf (6)

Herencia de gloria
Herencia de gloriaHerencia de gloria
Herencia de gloria
 
Herencia de gloria
Herencia de gloriaHerencia de gloria
Herencia de gloria
 
PROPÓSITO DEL #JEME PARA 2024
PROPÓSITO DEL #JEME PARA 2024PROPÓSITO DEL #JEME PARA 2024
PROPÓSITO DEL #JEME PARA 2024
 
Manual prac. prof._i_2015
Manual prac. prof._i_2015Manual prac. prof._i_2015
Manual prac. prof._i_2015
 
Revista Ejército nº 951 extraordinario mes de junio del 2020
Revista Ejército nº 951 extraordinario mes de junio del 2020Revista Ejército nº 951 extraordinario mes de junio del 2020
Revista Ejército nº 951 extraordinario mes de junio del 2020
 
Diapositivas archivo ejercito nacional
Diapositivas archivo ejercito nacionalDiapositivas archivo ejercito nacional
Diapositivas archivo ejercito nacional
 

Más de Ejército de Tierra

El Ejército y las Operaciones en el Ciberespacio
El Ejército y las Operaciones en el CiberespacioEl Ejército y las Operaciones en el Ciberespacio
El Ejército y las Operaciones en el CiberespacioEjército de Tierra
 
#DigitalTierra nº 98 Paso del Vístula
#DigitalTierra nº 98 Paso del Vístula#DigitalTierra nº 98 Paso del Vístula
#DigitalTierra nº 98 Paso del VístulaEjército de Tierra
 
#DigitalTierra nº 97. Comienza el despliegue español en Eslovaquia
#DigitalTierra nº 97. Comienza el  despliegue español en Eslovaquia#DigitalTierra nº 97. Comienza el  despliegue español en Eslovaquia
#DigitalTierra nº 97. Comienza el despliegue español en EslovaquiaEjército de Tierra
 
Revista Ejército n 988 dic-ene 2024.pdf
Revista Ejército n 988 dic-ene 2024.pdfRevista Ejército n 988 dic-ene 2024.pdf
Revista Ejército n 988 dic-ene 2024.pdfEjército de Tierra
 
Separata artículos sobresalientes Revista Ejército
Separata artículos sobresalientes Revista EjércitoSeparata artículos sobresalientes Revista Ejército
Separata artículos sobresalientes Revista EjércitoEjército de Tierra
 
Revista Ejército n 987 nov-dic 2023.pdf
Revista Ejército n 987 nov-dic 2023.pdfRevista Ejército n 987 nov-dic 2023.pdf
Revista Ejército n 987 nov-dic 2023.pdfEjército de Tierra
 
Convocatoria Concurso de Enseñanza Escolar del Ejército de Tierra 2024.pdf
Convocatoria Concurso de Enseñanza Escolar del Ejército de Tierra 2024.pdfConvocatoria Concurso de Enseñanza Escolar del Ejército de Tierra 2024.pdf
Convocatoria Concurso de Enseñanza Escolar del Ejército de Tierra 2024.pdfEjército de Tierra
 
Revista Ejercito Nº 986 sep-oct 2023.pdf
Revista Ejercito Nº 986 sep-oct 2023.pdfRevista Ejercito Nº 986 sep-oct 2023.pdf
Revista Ejercito Nº 986 sep-oct 2023.pdfEjército de Tierra
 
Revista Ejercito 985 jul-ago 2023
Revista Ejercito 985 jul-ago 2023Revista Ejercito 985 jul-ago 2023
Revista Ejercito 985 jul-ago 2023Ejército de Tierra
 
Revista Ejército 984 may-jun 2023.pdf
Revista Ejército 984 may-jun 2023.pdfRevista Ejército 984 may-jun 2023.pdf
Revista Ejército 984 may-jun 2023.pdfEjército de Tierra
 
Revista Ejército nº 983 marzo del 2023
Revista Ejército nº 983 marzo del 2023Revista Ejército nº 983 marzo del 2023
Revista Ejército nº 983 marzo del 2023Ejército de Tierra
 

Más de Ejército de Tierra (20)

El Ejército y las Operaciones en el Ciberespacio
El Ejército y las Operaciones en el CiberespacioEl Ejército y las Operaciones en el Ciberespacio
El Ejército y las Operaciones en el Ciberespacio
 
#DigitalTierra nº 98 Paso del Vístula
#DigitalTierra nº 98 Paso del Vístula#DigitalTierra nº 98 Paso del Vístula
#DigitalTierra nº 98 Paso del Vístula
 
#DigitalTierra nº 97. Comienza el despliegue español en Eslovaquia
#DigitalTierra nº 97. Comienza el  despliegue español en Eslovaquia#DigitalTierra nº 97. Comienza el  despliegue español en Eslovaquia
#DigitalTierra nº 97. Comienza el despliegue español en Eslovaquia
 
Revista Ejército n 988 dic-ene 2024.pdf
Revista Ejército n 988 dic-ene 2024.pdfRevista Ejército n 988 dic-ene 2024.pdf
Revista Ejército n 988 dic-ene 2024.pdf
 
#DigitalTierra nº96.pdf
#DigitalTierra nº96.pdf#DigitalTierra nº96.pdf
#DigitalTierra nº96.pdf
 
Separata artículos sobresalientes Revista Ejército
Separata artículos sobresalientes Revista EjércitoSeparata artículos sobresalientes Revista Ejército
Separata artículos sobresalientes Revista Ejército
 
#DigitalTierra nº95
#DigitalTierra nº95#DigitalTierra nº95
#DigitalTierra nº95
 
Revista Ejército n 987 nov-dic 2023.pdf
Revista Ejército n 987 nov-dic 2023.pdfRevista Ejército n 987 nov-dic 2023.pdf
Revista Ejército n 987 nov-dic 2023.pdf
 
#DigitalTierra nº 94
#DigitalTierra nº 94#DigitalTierra nº 94
#DigitalTierra nº 94
 
Convocatoria Concurso de Enseñanza Escolar del Ejército de Tierra 2024.pdf
Convocatoria Concurso de Enseñanza Escolar del Ejército de Tierra 2024.pdfConvocatoria Concurso de Enseñanza Escolar del Ejército de Tierra 2024.pdf
Convocatoria Concurso de Enseñanza Escolar del Ejército de Tierra 2024.pdf
 
Revista Ejercito Nº 986 sep-oct 2023.pdf
Revista Ejercito Nº 986 sep-oct 2023.pdfRevista Ejercito Nº 986 sep-oct 2023.pdf
Revista Ejercito Nº 986 sep-oct 2023.pdf
 
#DigitalTierra nº 93.pdf
#DigitalTierra nº 93.pdf#DigitalTierra nº 93.pdf
#DigitalTierra nº 93.pdf
 
#DigitalTierra 92.pdf
#DigitalTierra 92.pdf#DigitalTierra 92.pdf
#DigitalTierra 92.pdf
 
Revista Ejercito 985 jul-ago 2023
Revista Ejercito 985 jul-ago 2023Revista Ejercito 985 jul-ago 2023
Revista Ejercito 985 jul-ago 2023
 
#DigitalTierra nº 91.pdf
#DigitalTierra nº 91.pdf#DigitalTierra nº 91.pdf
#DigitalTierra nº 91.pdf
 
#DigitalTierra nº 90
#DigitalTierra nº 90#DigitalTierra nº 90
#DigitalTierra nº 90
 
Revista Ejército 984 may-jun 2023.pdf
Revista Ejército 984 may-jun 2023.pdfRevista Ejército 984 may-jun 2023.pdf
Revista Ejército 984 may-jun 2023.pdf
 
#DigitalTierra nº 89.pdf
#DigitalTierra nº 89.pdf#DigitalTierra nº 89.pdf
#DigitalTierra nº 89.pdf
 
#DigitalTierra nº 88
#DigitalTierra nº 88#DigitalTierra nº 88
#DigitalTierra nº 88
 
Revista Ejército nº 983 marzo del 2023
Revista Ejército nº 983 marzo del 2023Revista Ejército nº 983 marzo del 2023
Revista Ejército nº 983 marzo del 2023
 

Último

la violencia laboral en guatemala en el marco del convenio 190 de la oit
la violencia laboral en guatemala en el marco del convenio 190 de la oitla violencia laboral en guatemala en el marco del convenio 190 de la oit
la violencia laboral en guatemala en el marco del convenio 190 de la oitATRAHDOM
 
La industria maderera de melina habría sido otro de los negocios de Dritan Gj...
La industria maderera de melina habría sido otro de los negocios de Dritan Gj...La industria maderera de melina habría sido otro de los negocios de Dritan Gj...
La industria maderera de melina habría sido otro de los negocios de Dritan Gj...Kadriu1
 
Programa electoral del PSOE en las elecciones vascas de 2024
Programa electoral del PSOE en las elecciones vascas de 2024Programa electoral del PSOE en las elecciones vascas de 2024
Programa electoral del PSOE en las elecciones vascas de 202420minutos
 
Programa electoral del PP para las elecciones vascas de 2024
Programa electoral del PP para las elecciones vascas de 2024Programa electoral del PP para las elecciones vascas de 2024
Programa electoral del PP para las elecciones vascas de 202420minutos
 
Programa electoral del PNV para las elecciones vascas de 2024
Programa electoral del PNV para las elecciones vascas de 2024Programa electoral del PNV para las elecciones vascas de 2024
Programa electoral del PNV para las elecciones vascas de 202420minutos
 
Comunicado de la Sociedad Colombiana de Geología
Comunicado de la Sociedad Colombiana de GeologíaComunicado de la Sociedad Colombiana de Geología
Comunicado de la Sociedad Colombiana de GeologíaJosDavidRodrguezRibe1
 
FORMULARIO SOLICITUD DE RECTIFICACIÓN DE DESLINDES
FORMULARIO SOLICITUD DE RECTIFICACIÓN DE DESLINDESFORMULARIO SOLICITUD DE RECTIFICACIÓN DE DESLINDES
FORMULARIO SOLICITUD DE RECTIFICACIÓN DE DESLINDESArquitecto Valparaiso
 
Informe de Movilidad 2024 / Marzo 2024 - Caja de Jubilaciones
Informe de Movilidad 2024 / Marzo 2024 - Caja de JubilacionesInforme de Movilidad 2024 / Marzo 2024 - Caja de Jubilaciones
Informe de Movilidad 2024 / Marzo 2024 - Caja de JubilacionesCórdoba, Argentina
 
Planos y mapas de la obra del topo a su paso por Galtzaraborda
Planos y mapas de la obra del topo a su paso por GaltzarabordaPlanos y mapas de la obra del topo a su paso por Galtzaraborda
Planos y mapas de la obra del topo a su paso por Galtzarabordaabalcho
 
Gestión de Incidentes de Cibersegurdad - Centro Criptológico Nacional
Gestión de Incidentes de Cibersegurdad - Centro Criptológico NacionalGestión de Incidentes de Cibersegurdad - Centro Criptológico Nacional
Gestión de Incidentes de Cibersegurdad - Centro Criptológico NacionalVICTOR MAESTRE RAMIREZ
 
Listado de entidades adherentes / Abril 2024
Listado de entidades adherentes / Abril 2024Listado de entidades adherentes / Abril 2024
Listado de entidades adherentes / Abril 2024Córdoba, Argentina
 
7 de abril - Día Mundial de la Salud 2024 - Mi Salud. Mi derecho
7 de abril -  Día Mundial de la Salud 2024 - Mi Salud. Mi derecho7 de abril -  Día Mundial de la Salud 2024 - Mi Salud. Mi derecho
7 de abril - Día Mundial de la Salud 2024 - Mi Salud. Mi derechoChristina Parmionova
 

Último (12)

la violencia laboral en guatemala en el marco del convenio 190 de la oit
la violencia laboral en guatemala en el marco del convenio 190 de la oitla violencia laboral en guatemala en el marco del convenio 190 de la oit
la violencia laboral en guatemala en el marco del convenio 190 de la oit
 
La industria maderera de melina habría sido otro de los negocios de Dritan Gj...
La industria maderera de melina habría sido otro de los negocios de Dritan Gj...La industria maderera de melina habría sido otro de los negocios de Dritan Gj...
La industria maderera de melina habría sido otro de los negocios de Dritan Gj...
 
Programa electoral del PSOE en las elecciones vascas de 2024
Programa electoral del PSOE en las elecciones vascas de 2024Programa electoral del PSOE en las elecciones vascas de 2024
Programa electoral del PSOE en las elecciones vascas de 2024
 
Programa electoral del PP para las elecciones vascas de 2024
Programa electoral del PP para las elecciones vascas de 2024Programa electoral del PP para las elecciones vascas de 2024
Programa electoral del PP para las elecciones vascas de 2024
 
Programa electoral del PNV para las elecciones vascas de 2024
Programa electoral del PNV para las elecciones vascas de 2024Programa electoral del PNV para las elecciones vascas de 2024
Programa electoral del PNV para las elecciones vascas de 2024
 
Comunicado de la Sociedad Colombiana de Geología
Comunicado de la Sociedad Colombiana de GeologíaComunicado de la Sociedad Colombiana de Geología
Comunicado de la Sociedad Colombiana de Geología
 
FORMULARIO SOLICITUD DE RECTIFICACIÓN DE DESLINDES
FORMULARIO SOLICITUD DE RECTIFICACIÓN DE DESLINDESFORMULARIO SOLICITUD DE RECTIFICACIÓN DE DESLINDES
FORMULARIO SOLICITUD DE RECTIFICACIÓN DE DESLINDES
 
Informe de Movilidad 2024 / Marzo 2024 - Caja de Jubilaciones
Informe de Movilidad 2024 / Marzo 2024 - Caja de JubilacionesInforme de Movilidad 2024 / Marzo 2024 - Caja de Jubilaciones
Informe de Movilidad 2024 / Marzo 2024 - Caja de Jubilaciones
 
Planos y mapas de la obra del topo a su paso por Galtzaraborda
Planos y mapas de la obra del topo a su paso por GaltzarabordaPlanos y mapas de la obra del topo a su paso por Galtzaraborda
Planos y mapas de la obra del topo a su paso por Galtzaraborda
 
Gestión de Incidentes de Cibersegurdad - Centro Criptológico Nacional
Gestión de Incidentes de Cibersegurdad - Centro Criptológico NacionalGestión de Incidentes de Cibersegurdad - Centro Criptológico Nacional
Gestión de Incidentes de Cibersegurdad - Centro Criptológico Nacional
 
Listado de entidades adherentes / Abril 2024
Listado de entidades adherentes / Abril 2024Listado de entidades adherentes / Abril 2024
Listado de entidades adherentes / Abril 2024
 
7 de abril - Día Mundial de la Salud 2024 - Mi Salud. Mi derecho
7 de abril -  Día Mundial de la Salud 2024 - Mi Salud. Mi derecho7 de abril -  Día Mundial de la Salud 2024 - Mi Salud. Mi derecho
7 de abril - Día Mundial de la Salud 2024 - Mi Salud. Mi derecho
 

#DigitalTierra especial 2024.pdf

  • 1. ejercito.defensa.gob.es • Año X • Especial • Enero de 2024 #DigitalTierra EDICIÓN DIGITAL Sdo. Iván Jiménez (DECET) A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR 50.º ANIVERSARIO DE LA CREACIÓN DE LA ESCALA BÁSICA DE SUBOFICIALES Y DE LA ACADEMIA GENERAL BÁSICA DE SUBOFICIALES DEL EJÉRCITO DE TIERRA
  • 2. TIERRA EDICIÓN DIGITAL Especial • Enero de 2024 Edita: Director: Norberto Ruiz Lima Jefe de redacción: Carlos Martín Redacción: Selene Pisabarro Fotografía: José Hontiyuelo, Ángel G. Tejedor e Iván Jiménez Diseño y redacción: Editorial MIC NIPO: 083-15-207-X (edición en línea) ISSN: 2444-4391 (edición en línea) Dirección: GABJEME / DECET Cuartel General del Ejército de Tierra Prim, 10 28004 Madrid Teléfono: 917803303 (director) 917803297 (jefe de redacción) Fax: 917803460 Correo electrónico: bitierra@et.mde.es Página web https://ejercito.defensa.gob.es Los números editados se pueden consultar en formato electrónico en: https://cpage.mpr.gob.es https://publicaciones.defensa.gob.es App Revistas Defensa: disponible en tienda Google Play (http://play.google.com/store) para dispositivos Android, y en App Store para iPhones y iPads. SUMARIO Mantener vivo el «espíritu de la Básica»...................... 3 Entrevista al coronel R. Gallo, director de la Academia General Básica de Suboficiales (AGBS)..... 11 La formación dual del suboficial.................................. 15 Los suboficiales del mañana........................................ 19 Sargento Segura, «primeraco» de la XLVIII promoción de la AGBS........................................ 21 Comandante (R) Samper, número uno de Infantería de la I promoción de la AGBS..................... 23 Un museo para una escala........................................... 26 El Tierra Digital es una publicación mensual del Ejército de Tierra, elaborada por la OficinadePublicacionesdelDepartamentodeComunicación;buscaserunaherramien- ta de comunicación del JEME para informar de todo aquello que pueda interesar a los miembros de la Institución, así como dar a conocer aspectos destacados o actividades realizadas por las distintas unidades de nuestro Ejército, y de sus hombres y mujeres. Paseo de la Castellana 109, 28046 Madrid Textos: Elvira Valbuena / Madrid
  • 3. 3 A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR asta el año 1974, la legislación en vi- gor para el ingreso y permanencia en los diferentes Cuerpos de Suboficiales, Especialistas, Oficinas Militares y Escala Auxiliar se caracterizaba por una profu- sión de normas y preceptos de diferentes rangos que, si bien cumplían su finalidad, resultaban tremendamente complicadas en su aplicación, provocando además de- MANTENER VIVO EL «ESPÍRITU DE LA BÁSICA» ficiencias de carácter orgánico y funcional en el Ejército de Tierra, generando desfa- ses de carrera entre las diferentes armas, cuerpos y especialidades que derivaban en un envejecimiento del personal sin que sus perspectivas de ascenso y promoción se vieran satisfechas. De igual manera, la evolución de los Ejércitos de la época exigía una creciente especialización para el ejercicio del mando de las pequeñas unidades elementales, de Miguel Ángel Jiménez Mérida Suboficial Mayor del Ejército de Tierra H
  • 4. 4 A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR forma que estos puestos fueran ocupa- dos por personal de edad y conocimientos adecuados al cumplimiento de la misión, lo cual requería una actualización del siste- ma formativo militar y justificaba la nece- sidad de modificar el sistema de selección de los suboficiales. LA ESCALA BÁSICA DE SUBOFICIALES Con el fin de cubrir esta necesidad, el 1 de abril de 1974 fue publicada en el n.º 78 del Diario Oficial del Ejército la Ley 13/1974, de 30 de marzo, de organización de las Escalas Básica de Suboficiales y Especial de Jefes y Oficiales del Ejército de Tierra, dando vida a la Escala Básica de Suboficiales, hoy Escala de Suboficiales, cuya implantación supuso un profundo y definitivo cambio para el Ejército, apostando por la unifica- ción y simplificación, el rejuvenecimien- to y la unidad de criterio en los procesos de selección de sus suboficiales, así como una absoluta renovación de su formación, estableciendo unos niveles de titulación académica imprescindibles para el acceso a la escala, que además se abría a la ciu- dadanía, permitiendo el acceso directo a la nueva escala desde el ámbito civil. A partir de entonces dio comienzo la his- toria de nuestra Escala, que pocos años después de su creación, en 1978, con la
  • 5. 5 5 A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR publicación de las Reales Ordenanzas para las Fuerzas Armadas, basadas en la recién aprobada Constitución Española, encontró el respaldo legal definitivo otorgando a los suboficiales la condición de militar de ca- rrera, con los derechos, deberes y atribu- ciones consecuentes. Durante sus ya cincuenta años de existen- cia, la Escala de Suboficiales ha ido evo- lucionando y adaptándose, junto con el resto del Ejército y de las Fuerzas Armadas, según la sociedad lo ha ido demandando, afrontando responsablemente los múl- tiples retos a los que la institución se ha enfrentado, como el ingreso en diferentes organizaciones internacionales, la implan- tación de distintos planes de transforma- ción del Ejército que incluían exigentes adaptaciones orgánicas y reducciones de plantilla, o la participación en misiones más allá de nuestras fronteras. También hemos sabido adaptarnos a otras coyunturas políticas, económicas y sociales, que los necesarios y demandan- tes cambios a los que se ha visto someti- da la sociedad española nos ha requerido, como la incorporación de la mujer a las Fuerzas Armadas, la desaparición del ser- vicio militar obligatorio y la consiguiente profesionalización, siempre con una enco- miable mentalidad abierta y desde el más absoluto respeto a las leyes vigentes. Como miembros integrantes de una ins- titución jerarquizada como el Ejército, los suboficiales hemos sabido afrontar todos
  • 6. 6 A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR estos cambios actuando con unidad de criterio, conseguida gracias a una razón, la comunidad de espíritu y doctrina inculcada y recibida por los suboficiales del Ejército de Tierra en su casa común: la Academia General Básica de Suboficiales (AGBS). CREACIÓN DE LA AGBS Volviendo a los orígenes de la creación de la Escala Básica de Suboficiales y siempre vinculada a este hecho, dos meses des- pués de la publicación de la Ley 13/1974 y en cumplimiento del punto uno de la base tercera de la misma, que decía tex- tualmente: Para integrarse en la Escala Básica de Suboficiales será preciso supe- rar unas pruebas de ingreso y posterior- mente un curso común y otro de Arma, Cuerpo o Especialidad en los Centros que se determinen, en el Diario Oficial n.º 125 (4 de junio de 1974) se publicó la Orden del Estado Mayor Central de fecha 31 de mayo del mismo año, a partir de la cual se creó en el Campamento General «Martín Alonso» (Tremp, Lérida), la Academia General Básica de Suboficiales, donde se- ría impartido el curso común de formación de suboficiales. Ese año la AGBS, la «Básica», como cari- ñosamente se la conoce desde entonces, nació con el objetivo de crear una comu- nidad de espíritu y doctrina entre los sub- oficiales de las entonces escala de mando y escala de especialistas, cuyos miembros hoy en día se encuentran todos integrados en un único Cuerpo General del Ejército de Tierra y una única Escala de Suboficiales, aunando procedencia, compartiendo for- mación básica y convirtiéndose en la pie- dra angular de la enseñanza de formación de nuestra Escala. Desde la I promoción se requería estar en posesión del título de Graduado Escolar, comprendiendo el plan de estudios dos cursos repartidos en un tiempo total de tres años. El primer curso era común para todas las armas y especialidades, impar- tiéndose íntegramente en Talarn, siendo para muchos de los recién ingresados su primer contacto con la milicia. Desde en- tonces, la AGBS es ese lugar de referencia para la escala donde a los suboficiales se les imprime un carácter propio y especial, ese «espíritu de la Básica» que ha definido desde entonces un estilo único de mando. El segundo curso se repartía en un primer año como alumno de segundo en las aca- demias de las armas y especialidades; y el siguiente año se promocionaba al empleo académico de sargento eventual, distri- buyéndose el alumnado por la geografía nacional entre diferentes unidades del La Escala Básica de Suboficiales se abrió a la ciudadanía, permitiendo el acceso desde el ámbito civil
  • 7. 7 Ejército para realizar prácticas de mando, así como para la realización de algunos cursos específicos, regresando a primeros del mes de julio a la AGBS para recibir los despachos de sargento. A partir de la XII promoción este plan de estudios se modificó, pasando a ser de tres cursos. El primero sin cambios res- pecto al modelo anterior, pero el segundo se dividía en dos cursos, completando una formación de tres; un segundo curso con dos fases diferenciadas: una primera fase de septiembre a julio y una segunda que continuaba después del periodo vacacio- nal veraniego hasta el mes de diciembre. Después de las vacaciones navideñas, se regresaba a la AGBS como sargento even- tual en prácticas para completar el tercer curso de formación hasta la entrega de despachos en el mes de julio. Posteriormente, con la XXIII promoción se pasa de nuevo al modelo de dos cursos de carrera, esta vez de un año cada uno, pero a partir de esta promoción con la exigencia del título de Bachiller para ingresar, aunque limitándose el acceso únicamente a la pro- moción interna desde la Escala de Tropa. Con la XXXIX promoción se produce un nuevo cambio en el plan de estudios, im- plantándose de nuevo el sistema de tres años de duración, vigente en la actualidad, abriéndose de nuevo el acceso directo para personal civil y cursando simultánea- mente las enseñanzas militares y un Título de Técnico Superior del sistema educativo general. PRESENTE Y FUTURO Después de diferentes planes de estudio y cambios legislativos, normativos, políticos y sociales, la AGBS ha sabido adaptarse y perdurar, permaneciendo fiel a los prin- cipios que la cimentaron hace cincuenta años, siempre con un fin último, como ha sido el garantizar y proporcionar una ense- ñanza modélica a sus caballeros y damas alumnos, tomando como referencia los valores que se reflejan en su decálogo, y sirviendo de modelo como centro de for- mación militar incluso a nivel internacional. La casualidad o el destino han querido que también el año 2024 coincida con el 530.º aniversario de la creación del empleo de sargento, primer empleo y verdadero pilar de una escala que siempre ha sido defini- da como la columna vertebral de nuestro A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR
  • 8. 8 A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR Ejército y, como dice nuestro general de ejército JEME, los suboficiales son «autén- ticos artífices de la eficacia y prestigio del Ejército de Tierra español por su profesio- nalidad, rigor y espíritu de servicio». No quiero olvidar en estas líneas la acogi- da que las localidades de Tremp y Talarn dispensaron a nuestra academia desde sus inicios, integrándola en su comunidad institucional, y que, en mayor o menor medida, generosamente continúan ofre- ciendo. Acogida que atestiguan las dos Banderas Nacionales costeadas por sus- cripción popular, que son depositarias de los besos con los que ya 51 promociones de caballeros y damas alumnos han jurado su fidelidad a España y que han presidido las entregas de despachos a 48 promocio- nes de sargentos del Ejército de Tierra has- ta esta fecha. Fieles al compromiso adquirido ante esas Banderas, sin perder de vista el pasado, recordando y respetando el largo cami- no trazado por los que nos precedieron, siguiendo su ejemplo y perseverando en los valores que allí aprendimos, debemos procurar que la Academia General Básica de Suboficiales, la academia de todos los suboficiales, nuestra academia, continúe siendo la cuna de nuestra Escala, siempre con la mirada puesta en el futuro. Un futuro que se adivina esperanzador y por el que los suboficiales debemos seguir esforzán- donos, para incrementar más aún el bien ganado y merecido prestigio del que goza nuestra Escala, contribuyendo activamente
  • 9. 9 A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR El Jefe de Estado Mayor del Ejército de Tie- rra (JEME), general de ejército Amador Ense- ñat, presidió, el pasado 20 de diciembre, en Madrid, la presentación del calendario del Ejército de Tierra para 2024, dedicado a la efeméride principal del Ejército en este año, el 50.º aniversario de la creación de la Escala Básica de Suboficiales y de la Academia Ge- neral Básica de Suboficiales. El acto de presentación oficial del calen- dario, celebrado en el Cuartel General del Ejército de Tierra, contó con la presencia del 2.º JEME, teniente general Alejandro Es- cámez, y el secretario general del Estado Mayor del Ejército, general José Antonio Fuentes, junto a otras autoridades mi- litares. Por parte de la AGBS, asistió una delegación encabezada por su director, coronel R. Gallo. Cada mes del calendario de 2024 está dedicado a las distintas especialidades fundamentales de la Escala de Suboficia- les, que son representadas en cada pági- na por distintas fotografías que muestran la vida militar del suboficial en el ejercicio de su profesión, en las distintas unidades. CALENDARIO DE 2024 a la consolidación del Ejército de Tierra den- tro de la sociedad española como una orga- nización moderna, equilibrada y sostenible. Os animo a todos a mantener vivo ese «es- píritu de la Básica», ese carácter, ese senti- miento que inspiró el lema de la Academia, que figura en su escudo y que debe seguir marcando el camino de nuestra Escala, continuando plenamente vigente de forma perenne en los corazones de todos los que vestimos el uniforme militar, aunque, qui- zá, un poco más profundamente grabado en los de los que allí nos hemos formado. ¡ A España… servir hasta morir!
  • 10. A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR Una academia en Talarn A ntes de la Academia General Básica de Suboficiales, exis- tió sobre el mismo terreno en el que se levantó, a caballo entre los municipios leridanos de Talarn y Tremp, un establecimiento militar en el que los soldados de reempla- zo realizaban la instrucción antes de marchar a su unidad correspondien- te. Rodeado por la belleza natural del paisaje prepirenaico de la comarca del Pallars Jussá, a finales de la déca- da de los 50 y principios de los 60, el campamento militar «General Martín Alonso» daba la bienvenida al Ejército a miles de jóvenes reclutas proceden- tes de todos los rincones de España, que se incorporaban a filas para reali- zar el servicio militar obligatorio en la División de Montaña n.º 42. Desde entonces, aquella enorme explanada situada entre montañas quedó ligada indefectiblemente a la vida de los pequeños pueblos y al- deas que la rodean. El campamento militar y la posterior academia, que llevó su mismo nombre en honor a su fundador hasta 2010, entraron a for- mar parte de la historia de la comarca catalana, donde los ámbitos militar y rural tendieron lazos y se dieron la mano para apoyarse mutuamente. A partir de 1974, sobre la superficie del antiguo campamento de Talarn, las tiendas de campaña y los barra- cones de madera fueron sustituidos por edificios de ladrillo para alojar a las compañías, impartir clases, al- bergar despachos o hacer ejercicio. Se levantaron almacenes, talleres, viviendas, residencias, biblioteca, salas de estudio y de recreo, co- medores, piscina, gimnasio, capilla, pistas de atletismo, campo de fútbol y hasta una fábrica para hacer pan. La torre del reloj recuerda todavía la creación de aquella gran ciudad militar, que en amplios periodos de su historia llegó a dar cabida a 3000 personas, entre alumnos y personal. Por sus dependencias han pasado miles de alumnos en 51 promociones, que se han empleado a fondo en una dura experiencia con la ilusión de con- vertirse en suboficiales del Ejército de Tierra. A quienes lo consiguieron y ca- yeron más tarde en acto de servicio, se les recuerda en un lugar muy especial del edificio de aulas, donde se erige un monumento en su memoria para que nunca se olvide su entrega.  10
  • 11. 11 A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR El suboficial español es un militar vocacional CORONEL R. GALLO, DIRECTOR DE LA ACADEMIA GENERAL BÁSICA DE SUBOFICIALES E l coronel R. Gallo es director de la Academia General Básica de Suboficiales desde el 13 de abril de 2023. La Academia General Básica de Suboficiales cumple cincuenta años ¿Qué balance hace de su trayectoria? Desde la perspectiva que me da mi expe- riencia de doce años en cuarteles genera- les internacionales, el balance no puede ser más positivo. Durante ese tiempo, he comprobado la excelente formación y ac- titud de nuestros suboficiales, en compa- ración con los de otros ejércitos amigos. Al margen de su extraordinaria preparación técnica, considero que la perspectiva mo- ral es la que marca la diferencia, haciendo gala de los valores de nuestro Ejército en su desempeño, y el enorme compromiso con el que enfocan sus responsabilidades. Creo que el suboficial español es más un «militar vocacional», mientras que el subo- ficial de otros países tiene una actitud más cercana a la de un funcionario. Como director de la Academia, creo que es necesario seguir formando promociones cohesionadas y que mantengan el «espíritu de la Básica» marcado en el ADN de cada sargento. Actualmente, aunque el alumno pase alrededor de cinco meses en la AGBS de los tres años de su formación, los subofi- ciales regresan a Talarn en distintas etapas
  • 12. 12 para adquirir las competencias necesarias a lo largo de su carrera. ¿Qué supuso la creación de la AGBS en el sistema de formación militar? Un mo- delo completamente nuevo de formación del suboficial. Antes, los suboficiales proce- dían de la tropa, normalmente eran cabos 1.º seleccionados por el mando que ha- bían destacado durante su tiempo en filas, y recibían una enseñanza específica en las Escuelas de las Armas. Su formación dife- ría bastante en función del Arma y era muy heterogénea. En 1974, la Academia surge al albor de la Escala Básica de Suboficiales, con el fin de instruir a sus futuros miem- bros mediante un proyecto de formación común, independientemente del Arma, y adaptado al nivel cultural de la España de los 70, que había experimentado un gran desarrollo durante las décadas anteriores. El modelo supuso, además, un nivel de cohesión fantástico entre los miembros de las diferentes promociones, pues pa- saban al menos un año juntos, así como una identificación y arraigo personal con esta Academia que no tiene parangón con ninguna otra. Esto es lo que más me ha llamado la atención desde que estoy al mando de la AGBS, el enorme cariño que la mayoría de los suboficiales sien- ten por ella. ¿Existen muchas diferencias entre aquella AGBS de 1974 y la actual? Sí, bastantes. Los programas de estudio han evolucionado con las diferentes le- yes de personal para adaptarse al perfil de suboficial que se requería en cada caso. Antes, la enseñanza era exclusiva- mente militar, mientras que ahora se ha incluido un perfil técnico, adquirido a tra- vés de la realización de un grado supe- rior de formación profesional, que ocupa gran parte de los tres años de estudios. Asimismo, los diferentes componentes de la formación militar (táctico, técnico, físico y moral) han ido adaptándose a la evolución de los sistemas de armas o de otra índole, y en función de las lecciones aprendidas en las diferentes operacio- nes y maniobras. Paradójicamente, tal vez sea el componente moral —el más importante de todos— el que menos ha evolucionado, pues nuestros fundamen- tos morales, el amor a España, los valores del Ejército, el honrar a nuestros caídos y predecesores, etc., se han mantenido a lo largo de este tiempo. A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR
  • 13. 13 A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR ¿Se puede decir que el empleo de sar- gento se ha profesionalizado? No, no creo que sea la definición más correcta, pues el sargento que procedía de la tropa pasaba a ser profesional al convertirse en sargento. Lo que sí se profesionalizó pos- teriormente fue la Escala de Tropa, con la ley 17/99, y con el tiempo se reservaron muchas plazas de ingreso para esta última. Incluso, a día de hoy, la mayoría de nues- tros alumnos proceden de esta escala. ¿Qué otras enseñanzas recibe el alum- no en la AGBS? Hace trece años ya que la Academia amplió sus responsabilidades en el marco de la enseñanza militar para la Escala de Suboficiales con la incorpo- ración de cursos de perfeccionamiento y otros. A día de hoy, la AGBS está presen- te en momentos críticos de la trayectoria de los suboficiales, como en el curso de capacitación para el ascenso al empleo de brigada o en su ascenso a suboficial ma- yor. En este caso, el curso de ascenso lo realiza la Escuela de Guerra y Liderazgo del Ejército y, posteriormente, en la AGBS desarrollamos unas jornadas de actualiza- ción con conferenciantes militares de gran prestigio. Además, en la Academia General Básica de Suboficiales impartimos dos cursos anua- les de inglés para ayudar a los suboficiales a alcanzar el nivel funcional de este idioma, un aspecto muy importante considerando la gran cantidad de operaciones militares internacionales en las que participa nues- tro Ejército. ¿Cuál es el interés del personal de tropa en ingresar a la Escala de Suboficiales? En líneas generales, el personal de tropa se ve influido por distintas circunstancias a la hora de ingresar en la AGBS, que van más allá del empleo o de la propia pro- fesión. Hace muchos años, teníamos una tropa de leva y el ratio de aspirantes por plaza era superior al actual. En aquellas épocas, ascender a sargento implicaba convertirse en un profesional del Ejército. Ahora, la tropa es también profesional, pudiendo además acceder a la condición de «permanente». Las vicisitudes que la Escala de Tropa exige a sus miembros respecto a la de Suboficiales son más ventajosas en algunos aspectos como la estabilidad en un destino. La movilidad geográfica a la que están sujetos los sub- oficiales, relacionada sobre todo con as- censos, puede ser un condicionante para decidir ingesar en la Academia, especial- mente si se trata de personal que ya ha formado una familia. Después de pasar por la AGBS, ¿qué ca- mino emprende el suboficial? El Plan de La Escala Básica de Suboficiales se abrió a la ciudadanía, permitiendo el acceso desde el ámbito civil
  • 14. 14 A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR Acción de Personal establece el destino obligatorio en las unidades de la Fuerza para los primeros empleos de cada esca- la. A partir de ahí, ya es una cuestión per- sonal permanecer en la unidad u optar por algún tipo de formación específica mediante los cursos de especialización, como los de operaciones especiales, paracaidismo, montaña u otros. La pre- sencia de nuestro país en operaciones internacionales también es un aspecto que tarde o temprano les afectará, y esta posibilidad suele presentar un atractivo especial para los sargentos recién sali- dos. ¿Qué valores recibe el alumno en la AGBS? Como no podía ser de otra ma- nera, nos basamos en los valores esta- blecidos para el Ejército de Tierra, pues somos parte del mismo. Además, tene- mos el Decálogo del Suboficial, que exi- gimos a nuestros alumnos como código de conducta. Impulsamos con fuerza el amor a las tradiciones y el respeto a los predecesores, además del conocimiento de nuestro pasado, para que los subofi- ciales sean dignos herederos del legado que hemos recibido de aquellos que hi- cieron grande a España y cuyo esfuerzo y sacrificio hicieron posible vivir en la na- ción en la que hoy vivimos. ¿Qué consejos da usted a los alumnos que llegan por primera vez a la AGBS? En primer lugar, que aprovechen el es- caso tiempo que están juntos para cono- cerse y formen un grupo unido. Uno de los principales valores que proporciona la AGBS, es hacer «espíritu de promo- ción», aunque ahora, los alumnos pasan más tiempo en las academias especiales. El segundo consejo que les doy es que disfruten del día a día y que no se ob- cequen en metas especificas. Una de las enormes ventajas de nuestra profesión es la gran variedad de vías que existen para poder desarrollarla, muchas de ellas desconocidas por la gran mayoría cuan- do ingresamos en el Ejército, y que va- mos conociendo conforme avanzamos. En todas ellas se sirve de igual forma a España y en todas ellas se puede ser feliz si se afronta el trabajo con ilusión y com- promiso. Hay que disfrutar del camino y no de las metas. 
  • 15. 15 esde la organización de la Escala Básica de Suboficiales y la crea- ción de la Academia General Básica de Suboficiales, en 1974, los planes de estu- La formación dual del suboficial dio para el acceso a la escala han variado en el tiempo. La integración progresiva y plena del Sistema de Enseñanza Militar de Formación en el Sistema Educativo D A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR El futuro sargento recibe una formación militar propia de un Centro Docente Militar y la formación técnica de un Ciclo Formativo de Grado Superior
  • 16. 16 A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR General ha dado lugar a las modificaciones más importantes en los planes de estudio, que han ido evolucionando y adaptándose a las circunstancias. Los principales cam- bios han sido consecuencia de las distintas modificaciones legislativas que han afecta- do al régimen del personal militar, como las leyes 17/89, 17/99 y 39/07, según el jefe de Estudios de la AGBS, teniente coronel Vázquez. En un principio, y como aplicación de la Ley 13/74, se implantó un plan de estu- dios de tres años. El primero se impartía íntegramente en la Academia General Básica de Suboficiales y era común para todos los alumnos. Los otros dos años se cursaban en las academias de especiali- dad fundamental. En 1986, tiene lugar la primera reestructuración del plan, que afecta al tercer curso, en el que los alum- nos regresaban de enero a julio a la AGBS. Nueve años más tarde, en 1995, se esta- blecen unas nuevas directrices generales en el plan de formación y los tres cursos pasan a ser dos. El primero se realiza en la Academia General Básica y el segundo, en las academias específicas. Como con- secuencia de la Ley 39/2007 de la carrera militar, la formación vuelve a tener tres cursos, pero, en el primero, el periodo en la AGBS queda reducido a un cuatrimes- tre, de septiembre a diciembre, y el resto se realiza en las academias de especiali- dad fundamental. Actualmente, la formación de los suboficiales se hace en tres cursos
  • 17. 17 A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR A lo largo de estos cincuenta años de historia, «existe un denominador co- mún en la preparación del suboficial del Ejército de Tierra, que es la búsqueda de la excelencia en su formación», indi- ca el jefe de Estudios de la AGBS. Desde la creación de la Academia, «el subofi- cial español ha recibido una formación integral —humana, militar y técnica—, adaptada a los tiempos y a las nece- sidades de la institución. Las tácticas, técnicas y procedimientos han variado, pero no la transmisión de la esencia del suboficial, como es su profesionalidad y su vocación de servicio a España», des- taca el teniente coronel Vázquez. «Hoy en día, nuestros suboficiales no solo reciben la formación militar propia de un Centro Docente Militar, también re- ciben la formación técnica que les pro- porciona un Ciclo Formativo de Grado Superior, de tal forma que, al egreso, reciben el Real Despacho de Sargento y obtienen un Título Oficial de Técnico Su- perior del Sistema Educativo General». El currículo de la enseñanza de forma- ción para el ingreso en la Escala de Sub- oficiales se estructura en función de los módulos/materias de estudio, la carga lectiva asociada a estos y los Centros Docentes Militares donde se desarro- llan. Se distinguen los Módulos Obli- gatorios de Fuerzas Armadas (OFAS), los Módulos Específicos del Ejercito de Tierra (EET) y los Módulos de Especia- lidad Fundamental (ESF), a los que hay que sumar los Módulos Profesionales del Título de Técnico Superior. La carga lectiva de todos los módulos en conjun- to es de 3500 horas, según la especiali- dad fundamental elegida. Con algunas salvedades, los Módulos OFAS y EET se cursan en el primer cuatrimestre del primer curso en la AGBS y el resto, en las respectivas academias según la es- pecialidad fundamental elegida (Toledo, Valladolid, Segovia, Hoyo de Manzana- res, Colmenar Viejo o Calatayud). UNA FORMACIÓN INTEGRAL ADAPTADA A LOS TIEMPOS
  • 18. 18 Los estudios para el ingreso en la Escala de Suboficiales se estructuran en fases. La primera se realiza en la AGBS y dura cuatro meses, en los que se recibe una formación militar general. A continua- ción, los alumnos se trasladan durante año y medio a las academias respectivas, donde estudian los contenidos específi- cos de Técnico Superior en las diferentes especialidades. En el último curso, los futuros sargentos reciben la formación militar específica de su especialidad. Al concluir los tres años, los alumnos vuel- ven a reunirse en la AGBS para realizar un ejercicio de cohesión, el «Minerva», y recibir los Reales Despachos. Por prime- ra vez, en 2024, los alumnos de tercero se incorporarán quince días antes y, a partir de 2025, se estima que tres meses antes de la fecha estipulada hasta ahora (mitad de junio). Considerando la carga lectiva, en el plan de estudios destaca, en primer lugar, la fase de Instrucción y Adiestramiento (910 horas). Respecto a la carga lectiva de los módulos formativos, destacan los Módu- los Obligatorios de las FAS (775 horas), en los que se incluyen la formación mili- tar general, la formación física y el orden cerrado, la formación sanitaria y el idio- ma extranjero; los Módulos de Especiali- dad Fundamental (580 horas); los Módu- los Específicos del Ejercito de Tierra (145 horas); y los Módulos Profesionales del título de Técnico Superior (2000 horas). Una de las novedades del currículo de la enseñanza de formación ha sido la inclu- sión de contenidos relacionados con la igualdad efectiva de mujeres y hombres, la prevención de la violencia de género y el acoso, tanto sexual y por razón de sexo como profesional. Además, se recoge la impartición a distancia de materias, por motivos justificados, diferentes a la situa- ción de embarazo, parto o posparto. En los planes de estudios actuales, «se busca interrelacionar una formación cualificada y acreditada profesional- mente, proporcionada por una titula- ción de Técnico Superior de Formación Profesional, con los conocimientos pro- pios de la profesión militar, de modo que se integre y convierta en todo el conjunto de competencias y habilida- des profesionales. Una formación dual del suboficial, como técnico en su ámbi- to profesional y como líder, le permitirá tener una visión global de las Fuerzas Armadas y su entorno, imprescindible para su correcta ubicación en la socie- dad para la que trabaja», concluye el te- niente coronel Vázquez.  EL ITINERARIO ACADÉMICO DEL SARGENTO A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR
  • 19. 19 A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR ás de 30 000 suboficiales han pa- sado por la Academia General Básica de Suboficiales, donde ingresaron por acceso directo o promoción interna. En 2023, lo han logrado 596 aspirantes, Los suboficiales del mañana que conforman la que que ya es su LI promoción, después de superar un pro- ceso selectivo en el que, por primera vez, no ha existido límite de edad para el ac- ceso por promoción interna. M
  • 20. 20 A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR La relación entre el número de aspiran- tes y las plazas ofertadas ha evoluciona- do mucho desde 1974. Las ratios más altas se dieron en la XII y XIII promocio- nes, con 16,0 y 15,7 candidatos por plaza, respectivamente. Actualmente, la ratio varía en función de las modalidades de ingreso. En el caso de acceso directo, la cifra es de 6,65 por plaza, mientras que en promoción interna es de ocho para el ingreso con titulación y de 2,5 para el in- greso sin titulación. EL PERFIL DEL ALUMNADO Las dos modalidades de acceso a la Academia también determinan el perfil de su alumnado. Los candidatos que ingresan por acceso directo provienen de la vida civil, tienen recién acabado el Bachiller LOGSE y una media de edad de 18 años. Estos alumnos conforman el 20 % de la promoción y son los más jóvenes. De la V hasta la XII promoción, se llegó incluso a permitir el ingreso con dieciséis años. Patricia y Pablo, de la LI promoción, son dos alumnos de acceso directo. Ambos tenían muy clara su vocación militar y se informaron sobre la forma de ingresar en la AGBS. «Indagué sobre la Academia y seguí adelante», añade el caballero alumno. «Como los de acceso directo lle- gamos sin saber apenas nada, nos incor- poramos a mediados de agosto para que nos instruyan. Durante el curso, tenemos que esforzarnos más que los de promo- ción interna», explica la dama alumna. Ella también «sabía que quería venir di- rectamente a la Academia General Básica de Suboficiales». Ambos consideran que las pruebas de acceso fueron asequibles. Durante los exámenes de ingreso se realizan pruebas de conocimientos, en Física, Matemáticas e Inglés, y de aptitud psicofísica, además de un reconocimien- to médico. Actualmente, los requisitos de acceso a la AGBS son los mismos que para acceder a un Grado Superior de Formación Profesional. En el caso de los alumnos que ingresan por promoción in- terna, sin exigencia de titulación, la me- dia de edad es de 27 años, mientras que entre los militares que sí disponen de ella es de 35 años. Uno de los caballeros alumnos de pro- moción interna es Manuel Alejandro, que lleva cinco años en el Ejército. El militar siempre tuvo sus metas muy definidas: pasar unos años en la tropa, salir desple- gado al extranjero y ascender. Después de conseguir las dos primeras —la segun- da en Irak—, ha logrado la última ahora. «Dentro del Ejército, ves las escalas que te van a gustar y las que no. En mi caso, tenía muy claro que quería ser subofi- cial», afirma. Al igual que su compañero, la dama alumna Alfonsa también desple- gó en Irak. Ingresó en el Ejército en 2017 como puente a la Guardia Civil, pero le gustó y decidió quedarse. Al volver de misión, fue incentivada por sus mandos para presentarse a las pruebas de acce- so a la AGBS. «Tuve mandos buenos que me involucraron». 
  • 21. 21 A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR «La pandemia nos volvió inseparables» SARGENTO SEGURA, «PRIMERACO» DE LA XLVIII PROMOCIÓN DE LA AGBS l sargento Segura, especialis- ta en Informática y destinado en la sección Sistemas de Información y Telecomunicaciones del Cuartel General de la Fuerza Terrestre, en Sevilla, no espe- raba ser el primero de la XLVIII promoción de Suboficiales del Ejército de Tierra, una noticia que recibió con sorpresa y mucha emoción a tan solo cuatro días de recibir su despacho, el pasado julio de 2023. Recibió su Cruz del Mérito Militar con distintivo blanco en la explanada de Talarn de manos del jefe de Estado Mayor del Ejército, gene- ral de ejército Amador Enseñat. Se trataba de la primera vez en la historia de la Escala de Suboficiales en las que un especialista era el «primeraco» de su promoción. Procedente de la Legión, en Ronda (Málaga), el soldado Segura había ingresa- do en la AGBS por promoción interna. El le- gionario llegó a la Academia General Básica E
  • 22. 22 de Suboficiales en septiembre de 2020 con lo puesto —una camiseta y un panta- lón corto—, dispuesto a volver a Ronda el fin de semana. Sin embargo, las circuns- tancias epidemiológicas modificaron sus planes y los de todos sus compañeros, y los 515 alumnos de la XLVIII promoción no pudieron salir de la AGBS hasta enero de 2021, iniciándose así un periodo de con- finamiento en la Academia que dio lugar a un calendario escolar ad hoc, adaptado a la situación, en el que la mayoría de las actividades quedaron concentradas en pe- riodos muy cortos, ante la incertidumbre de lo que pudiera ocurrir. «Nos llamaron la Promoción COVID. Fue una etapa durísima que no sé si sería ca- paz de repetir», asegura el sargento, para quien, después de todo, el resultado «me- reció la pena». «Vivimos una situación ex- cepcional donde cambió la organización tanto de la fase de instrucción y adiestra- miento como de las clases teóricas, que- dando concentrada cada fase en un mes. Durante el primer mes hicimos las tres maniobras y las tres marchas seguidas, lo que resultó agotador», explica el militar. También fueron distribuidos en compañías distintas por modalidad de acceso. Debido a la situación epidemiológica no pudieron utilizar al completo las instalaciones de la AGBS. «El acceso al gimnasio, por ejemplo, quedó muy restringido», afirma. «Hemos sido una promoción excepcional, en el sentido de la organización e impar- tición de nuestra formación. Hubo que adaptar todo en función de las circunstan- cias», relata el sargento. «Algunos llegamos a emprender el viaje a casa en diciembre, pero tuvimos que regresar porque se hi- cieron test que nos obligaron a pasar las Navidades en la Academia, sin poder salir de allí». Además, añade el sargento, «al fi- nalizar esta fase, saltó un nuevo brote de COVID en la Academia, y permanecimos encerrados hasta el último momento, esta vez sin poder salir de nuestra habitación. Fue una etapa muy dura psicológicamen- te, en la que nos apoyamos con fuerza los unos a los otros». Una etapa que, sin embargo, fue excelente en cuanto al tiem- po dedicado al estudio, relata el militar, «ya que al estar tan limitados en nuestros movimientos, estudiábamos más». «La pandemia de COVID y la necesidad de per- manecer juntos las 24 horas del día nos unió más e incrementó nuestro sentimien- to de hermandad. Al final, hicimos una piña y nos volvimos inseparables».  A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR
  • 23. 23 A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR uando el cabo 1.º Samper se presentó en la Academia General Básica de Suboficiales, el 1 de noviem- bre de 1974, el frío ya había llegado a Talarn (Lérida). La recién inaugurada academia no contaba aún con calefac- ción ni agua caliente, y los nuevos caballeros alumnos de la I promoción se encon- traron todos por primera vez en unas instalaciones que aún no estaban adaptadas a la cli- matología de la zona. El comandante (R) Samper recuerda, no obstante, que la primera noche en la AGBS fue «inolvidable» para los recién llegados. Los alumnos de primer curso eran alre- dedor de 1000, de edades muy dispares, y dormían en camaretas de cuatro sepa- radas por unos pequeños tabiques. Los edificios de las compañías eran naves co- rridas divididas en dos plantas, y en ellas confluyeron aquel primer curso jóvenes veinteañeros con alumnos de acceso di- recto que apenas tenían diecisiete. «Eran unos niños de los que los mayores hicie- ron de padres», rememora el militar. «En esta confraternización en la Academia, se forjó y basó el espíritu de unión de esta promoción», enfatiza. Samper procedía de la Compañía de Operaciones Especiales n.º 31, en Alicante, y llevaba diez meses de servicio militar voluntario. Había ingresa- do en la AGBS después de que su capitán «La hermandad que se creó en aquella primera promoción es irrepetible» C COMANDANTE (R) SAMPER, NÚMERO UNO DE INFANTERÍA DE LA I PROMOCIÓN DE LA AGBS
  • 24. 24 A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR le sugiriera opositar a la nueva academia. Al igual que las edades, la formaciónmilitarycultural de los alumnos también era muy diversa. «Los que tenían experiencia militar ejercían de instructores en la formación de los com- pañeros menos prepara- dos, bajo la supervisión de los oficiales profesores», señala el comandante. Los alumnos de la 1.ª y 2.ª compañía, que tenían una mayor preparación cultural, realizaban trabajos de acondicionamiento en las instalaciones por las tardes, mientras los compañeros con menos estudios acudían a clase para equiparar el nivel. «Hicimos de todo», afirma el comandante. Contribuyeron a la mejora del enorme complejo académi- co-militar que se estaba levantando en la montaña de Talarn, donde se asentaron las bases para la formación de los nuevos suboficiales del Ejército de Tierra. UNA GENERACIÓN PIONERA Conocidos popularmente como «subo- ficiales de academia», fueron la primera generación de sargentos que pasó de un curso de seis meses a tres años de forma- ción. «Eran tiempos diferentes. El Ejército ha evolucionado mucho y también la for- mación en la AGBS. Los suboficiales actua- les están técnicamente más preparados», asegura Samper. «Nuestro primer saco de dormir era de piel de borrego, te llegaba por la mitad del pecho y tenías que enco- gerte para taparte un poco cuando íbamos de maniobras», recuerda. A día de hoy, con toda la experiencia acu- mulada en años de servicio, el oficial reti- rado considera que en la AGBS recibieron una buena enseñanza que les capacitó para el empleo de sargento, una formación que fueron perfeccionando y curtiendo en sus diferentes destinos en las unidades. En su caso, en la Brigada Paracaidista. «Creo que los suboficiales son la base del Ejército, y un Ejército sin unos suboficiales preparados no está capacitado para cum- plir con su cometido, tanto en misiones de guerra y defensa como en misiones de paz y ayuda humanitaria». «El sargento y el suboficial son la base del Ejército. Es el que forma al soldado y el que hace de enlace entre el oficial y el soldado en la cadena de mando», reitera el comandante. La I promoción de la Escala Básica de Suboficiales fue incorporándose a sus
  • 25. 25 A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR destinos, salvando dificultades y abrien- do camino a las siguientes promociones, con las que fueron encontrándose en las unidades y que los veían «un poco como padres». El comandante (R) Samper ase- gura que la experiencia con todos ellos fue muy buena. «Intentabas acogerlos, trasladarles tu experiencia y explicarles un poco cómo funcionaba todo». «El sub- oficial ahora necesita una preparación tecnológica mayor. Tenemos una gran Escala de Suboficiales», subraya. Los alumnos de la I promoción pasaron un año en Talarn, antes de trasladarse a las academias de su especialidad, don- de realizaron otros dos cursos. Antes de acabar primero, llevaron a cabo las ma- niobras «Rebeco» 75, presididas por el entonces Príncipe Juan Carlos, donde tuvieron su primer contacto con las uni- dades. Volvieron a la AGBS a finales de tercero, dedicado a prácticas y cursos de especialización, con el fin de preparar la entrega de despachos. «En la primera incorporación a las unida- des, algunos suboficiales antiguos, los me- nos, nos miraban con un poco de recelo. Hubo que afrontarlo y revertir esa primera opinión. Otros nos recibieron con los bra- zos abiertos y con sus consejos nos apor- taron la experiencia que nos faltaba. En algunas unidades, costó integrarnos con ellos», recuerda el comandante. «Fuimos la fuerza de choque y hermandad. Las dos cosas a la vez, en confraternización y en enfrentar la falta de entendimiento hacia el nuevo suboficial que salía de la Academia General Básica de Suboficiales». «En resumen, fueron tiempos muy duros», afirma el comandante (R) Samper. Los primeros alumnos de Talarn superaron juntos pruebas y obstáculos, realizaron maniobras y ejercicios, sufrieron las incle- mencias del tiempo y se ayudaron entre ellos como hermanos. Aquel curso termi- nó, y los caballeros alumnos de la I promo- ción de la AGBS ascendieron por la falda del monte Costampla, sentando un prece- dente. Los alumnos de la siguiente promo- ción pintaron un año después con cal el lema de la AGBS —«A España servir hasta morir»—. Casi tres años después de iniciar sus estudios, los caballeros alumnos de la I promoción recibieron sus despachos de manos del Rey Juan Carlos I, el 15 de julio de 1977, en una ceremonia para la histo- ria en la que el recién ascendido sargento Samper fue condecorado con la Cruz del Mérito Militar con distintivo blanco como número uno del Arma de Infantería de la I promoción de la AGBS, sellando con sus compañeros, a los que lleva siempre en su recuerdo, una hermandad que —asegu- ra— «es eterna e irrepetible».  «Un Ejército sin unos suboficiales preparados no está capacitado para cumplir su cometido»
  • 26. 26 A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR UN MUSEO PARA UN MUSEO PARA UNA ESCALA UNA ESCALA El museo de la Academia General Básica de Suboficiales del Ejército español es, junto al francés, el único del mundo dedicado a la figura del suboficial
  • 27. 27 A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR a Academia General Básica de Suboficiales cuenta con un Museo del Suboficial. Su promotor fue el general (R) Emilio Fernández Maldonado, un gran estudioso de los suboficiales del Ejército de Tierra, quien desde su retiro sigue impulsando este proyecto y reuniendo fondos para la colección, a través de la asociación Amigos del Museo Específico del Suboficial del Ejército de Tierra Español (AMESETE), de la que es socio fundador. Cuando nació la idea de crear un mu- seo dedicado al suboficial del Ejército, en 1987, el entonces comandante Maldonado aún estaba en la AGBS, don- de pasó nueve años de su carrera militar como jefe de la Plana Mayor. Realizó la propuesta al entonces director, coronel López-Perea, y arrancaron el proyecto. Hoy, la llamada Sala Museo «General Maldonado» tiene más de treinta años, ocupa la nave de un edificio y tiene una sala de documentación en la planta supe- rior. Su director, teniente coronel Ocaña, se ocupa de su gestión y conservación. LAS ENSEÑAS HISTÓRICAS La sala museo de la Academia General Básica de Suboficiales se divide en dos partes, separadas por la primera Bandera de la AGBS, que fue cedida por el pueblo de Tremp, y cuya madrina fue la entonces Princesa Sofía. Hasta 1984, L
  • 28. 28 A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR no se entregó la siguiente Bandera, la ya constitucional, que también fue donada por este municipio leridano. Una de las joyas del museo es una im- portante colección de los banderines, guiones y enseñas históricas de las uni- dades de alumnos. Estas enseñas son las que representan las primeras unida- des del Ejército donde hubo sargentos, a partir de 1494, año en el que se crea oficialmente el empleo de sargento en el Ejército español. Anteriormente, ha- bía habido sargentos en órdenes mili- tares, pero no fue hasta esa fecha, con los Reyes Católicos, cuando el sargen- to se emplea por primera vez como un oficial menor en las Guardias Viejas de
  • 29. La AGBS forma parte de la historia más reciente de la Escala de Suboficiales, que se remonta unos 800 años atrás. Hasta su creación, hace ahora cincuenta años, los suboficiales no tuvieron una academia de formación como tal. No fue hasta el siglo XIX, con la aparición de las primeras aca- demias regimentales, que creaban una especie de estilo o espíritu del suboficial en cada regimiento, cuando se repara en su formación. Antes de esa fecha, “los suboficiales se formaban a través de la propia guerra. La guerra era su escuela. No tenían otra”, ex- plica el general (R) Maldonado. En 1885, surge en Zamora un tímido antecedente de la Academia General Básica de Subo- ficiales, que históricamente no se puede considerar como tal, señala el general. Se trata de la llamada Academia Especial del Sargento y es el centro docente mili- tar más cercano a la academia actual. “En realidad, se trataba de un centro de per- feccionamiento, no de formación, al que acudían los sargentos para ser oficiales”, puntualiza el general.  LA FORMACIÓN EN LA HISTORIA Castilla, primero, y en los Tercios, con los Austrias, después. A esta colección le sigue otra de 148 ban- deras de mochila y una maqueta que re- produce las instalaciones de la AGBS con sus edificios más emblemáticos. La sala también dedica un lugar especial para los sillones que ocuparon Sus Majestades los Reyes Juan Carlos y Sofía durante su firma del libro de honor de la Academia. LA SIMBOLOGÍA DE LA AGBS Todos los emblemas, divisas y distintivos de la uniformidad del alumnado de la Academia están recogidos en el museo, como el rombo que se llevó en 1974 o el óvalo que comenzó a usarse en 1978. Estos emblemas cambiaron en 1986, y comenzó a lucirse solamente la diosa Minerva sobre la Cruz de Santiago. La segunda parte de la sala museo es una sucesión de paneles donde se narra la historia de los suboficiales del Ejército, del empleo de sargento y de la propia Academia. El centro de la sala está ocu- pado por vitrinas donde se exponen objetos personales, condecoraciones, insignias y uniformes de todas las épo- cas que han sido cedidos al museo por suboficiales de todos los empleos. El mu- seo también cuenta con una colección de uniformes de suboficiales de otros paí- ses que han sido donados por los direc- tores de las academias extranjeras que han visitado la AGBS, explica el teniente coronel Ocaña. te coronel Ocaña.