SlideShare una empresa de Scribd logo
TEXTOS PARA EL COMENTARIO

Narrativo.
                                     Capítulo I

                        En que cuenta quién es el Buscón



      Yo, señora, soy de Segovia. Mi padre se llamó Clemente Pablo, natural del mismo
pueblo; Dios le tenga en el cielo. Fue, tal como todos dicen, de oficio barbero, aunque
eran tan altos sus pensamientos que se corría de que le llamasen así, diciendo que él
era tundidor de mejillas y sastre de barbas. Dicen que era de muy buena cepa, y
según él bebía es cosa para creer. Estuvo casado con Aldonza de San Pedro, hija de
Diego de San Juan y nieta de Andrés de San Cristóbal. Sospechábase en el pueblo
que no era cristiana vieja, aun viéndola con canas y rota, aunque ella, por los nombres
y sobrenombres de sus pasados, quiso esforzar que era descendiente de la gloria.
Tuvo muy buen parecer para letrado; mujer de amigas y cuadrilla, y de pocos
enemigos, porque hasta los tres del alma no los tuvo por tales; persona de valor y
conocida por quien era. Padeció grandes trabajos recién casada, y aun después,
porque malas lenguas daban en decir que mi padre metía el dos de bastos para sacar
el as de oros. Probósele que a todos los que hacía la barba a navaja, mientras les
daba con el agua levantándoles la cara para el lavatorio, un mi hermanico de siete
años les sacaba muy a su salvo los tuétanos de las faldriqueras. Murió el angelico de
unos azotes que le dieron en la cárcel. Sintiólo mucho mi madre, por ser tal que
robaba a todos las voluntades. Por estas y otras niñerías estuvo preso, y rigores de
justicia, de que hombre no se puede defender, le sacaron por las calles. En lo que toca
de medio abajo tratáronle aquellos señores regaladamente. Iba a la brida en bestia
segura y de buen paso, con mesura y buen día. Mas de medio arriba, etcétera, que no
hay más que decir para quien sabe lo que hace un pintor de suela en unas costillas.
Diéronle doscientos escogidos, que de allí a seis años se le contaban por encima de la
ropilla. Más se movía el que se los daba que él, cosa que pareció muy bien; divirtióse
algo con las alabanzas que iba oyendo de sus buenas carnes, que le estaba de perlas
lo colorado.

     Mi madre, pues, ¡no tuvo calamidades! Un día, alabándomela una vieja que me
crió, decía que era tal su agrado que hechizaba a cuantos la trataban. Y decía, no sin
sentimiento:

     -En su tiempo, hijo, eran los virgos como soles, unos amanecidos y otros puestos,
y los más en un día mismo amanecidos y puestos.

     Hubo fama que reedificaba doncellas, resuscitaba cabellos encubriendo canas,
empreñaba piernas con pantorrillas postizas. Y con no tratarla nadie que se le cubriese
pelo, solas las calvas se la cubría, porque hacía cabelleras; poblaba quijadas con
dientes; al fin vivía de adornar hombres y era remendona de cuerpos. Unos la
llamaban zurcidora de gustos, otros, algebrista de voluntades desconcertadas; otros,
juntona; cuál la llamaba enflautadora de miembros y cuál tejedora de carnes y por mal
nombre alcahueta. Para unos era tercera, primera para otros y flux para los dineros de
todos. Ver, pues, con la cara de risa que ella oía esto de todos era para dar mil gracias
  a Dios.

       Hubo grandes diferencias entre mis padres sobre a quién había de imitar en el
  oficio, mas yo, que siempre tuve pensamientos de caballero desde chiquito, nunca me
  apliqué a uno ni a otro. Decíame mi padre:

       -Hijo, esto de ser ladrón no es arte mecánica sino liberal.

       Y de allí a un rato, habiendo suspirado, decía de manos:

        -Quien no hurta en el mundo, no vive. ¿Por qué piensas que los alguaciles y
  jueces nos aborrecen tanto? Unas veces nos destierran, otras nos azotan y otras nos
  cuelgan..., no lo puedo decir sin lágrimas (lloraba como un niño el buen viejo,
  acordándose de las que le habían batanado las costillas). Porque no querrían que
  donde están hubiese otros ladrones sino ellos y sus ministros. Mas de todo nos libró la
  buena astucia. En mi mocedad siempre andaba por las iglesias, y no de puro buen
  cristiano. Muchas veces me hubieran llorado en el asno si hubiera cantado en el potro.
  Nunca confesé sino cuando lo mandaba la Santa Madre Iglesia. Preso estuve por
  pedigüeño en caminos y a pique de que me esteraran el tragar y de acabar todos mis
  negocios con diez y seis maravedís: diez de soga y seis de cáñamo. Mas de todo me
  ha sacado el punto en boca, el chitón y los nones. Y con esto y mi oficio, he
  sustentado a tu madre lo más honradamente que he podido.

       -¿Cómo a mí sustentado? -dijo ella con grande cólera. Yo os he sustentado a vos,
  y sacádoos de las cárceles con industria y mantenídoos en ellas con dinero. Si no
  confesábades, ¿era por vuestro ánimo o por las bebidas que yo os daba? ¡Gracias a
  mis botes! Y si no temiera que me habían de oír en la calle, yo dijera lo de cuando
  entré por la chimenea y os saqué por el tejado.

       Metílos en paz diciendo que yo quería aprender virtud resueltamente y ir con mis
  buenos pensamientos adelante, y que para esto me pusiesen a la escuela, pues sin
  leer ni escribir no se podía hacer nada. Parecióles bien lo que decía, aunque lo
  gruñeron un rato entre los dos. Mi madre se entró adentro y mi padre fue a rapar a uno
  (así lo dijo él) no sé si la barba o la bolsa; lo más ordinario era uno y otro. Yo me
  quedé solo, dando gracias a Dios porque me hizo hijo de padres tan celosos de mi
  bien.


  Poético.
¿Qué otra cosa es verdad sino pobreza              Vive muerte callada y divertida
en esta vida frágil y liviana?                     la vida misma; la salud es guerra
Los dos embustes de la vida humana,                de su proprio alimento combatida.
desde la cuna, son honra y riqueza.
                                                   ¡Oh, cuánto, inadvertido, el hombre yerra:
El tiempo, que ni vuelve ni tropieza,              que en tierra teme que caerá la vida,
en horas fugitivas la devana;                      y no ve que, en viviendo, cayó en tierra!
y, en errado anhelar, siempre tirana,
la Fortuna fatiga su flaqueza.                     QUEVEDO
Dramático.
                 DON GIL DE LAS CALZAS VERDES (Acto II)

Salen QUINTANA y doña JUANA, de          Procede con discreción
mujer                                    o perderás la demanda.
                                         JUANA:
QUINTANA:                                Yo me libraré de todo.
No sé a quién te comparar:               Una doña Clara que es
Pedro de Urdemalas eres;                 prima de mi doña Inés
pero, ¿cuándo las mujeres                también me quiere de modo
no supistes enredar?                     que a su [padre] ha persuadido,
JUANA:                                   si viva la quiere ver,
Esto, Quintana, hasta aquí               que me la dé por mujer.
es lo que me ha sucedido.                QUINTANA:
Doña Inés pierde el sentido              Harás notable marido.
con la libertad por mí;                  JUANA:
don Martín anda buscando                 A este fin me hace buscar
este don Gil que en su amor              casi, Quintana, a pregones,
y nombre es competidor,                  por posadas y mesones,
mas con tal recato ando                  sin cansarse en preguntar
huyéndole la presencia                   por un don Gil de unas calzas
que desatinado entiende                  verdes, de Valladolid.
que soy hechicero o duende.              QUINTANA:
Pierde el viejo la paciencia             ¡Señas son para Madrid
porque la tal doña Inés                  buenas! Bien tu ingenio ensalzas.
ni sus ruegos obedece                    JUANA:
ni a don Martín apetece,                 El criado que te dije
y de tal manera es                       que en partiéndote de mí
el amor que me ha cobrado,               en la Puente recibí
que como no vuelvo a vella,              también confuso se aflige
desde entonces atropella                 porque desde ayer acá
con pundonores de estado.                no ha podido descubrirme,
Y como de mí no sabe,                    ni yo ceso de reírme
no hay paje o criado en casa,            de ver cuál viene y cuál va
ni gente por ella pasa,                  buscándome como aguja
con quien llorando no acabe              por esta calle, después
que me busque.                           de saber de doña Inés
QUINTANA:                                si me esconde alguna bruja.
Si te pierdes                            Y como no halla noticia
quizás te pregonará.                     de mí, afirmará por cierto
JUANA:                                   que el dicho don Juan me ha muerto.
A los que me buscan da                   QUINTANA:
por señas mis calzas verdes.             Pondrále ante la justicia.
Un don Juan que la servía,               JUANA:
loco de ver su desdén,                   Bien puede ser porque es fiel,
para matarme también                     gran servicial, lindo humor,
me busca.                                y me tiene extraño amor.
QUINTANA:                                QUINTANA:
Señora mía,                              ¿Llámase?
¡ojo a la vida, que anda                 JUANA:
en terrible tentación!                   Caramanchel.
QUINTANA:                       Esta mañana la vi,
Pues bien; agora, ¿a qué fin    y dándome el parabién
te has vuelto mujer?            de la nueva vecindad,
JUANA:                          tenemos brava amistad,
Engaños                         porque afirma quiere bien
son todos nuevos y extraños     a un galán de quien retrato
en daño de don Martín.          soy vivo, y que en mi presencia
Esta casa alquilé ayer          la aflige menos la ausencia
con su servicio y ornato...     de su proceder ingrato.
QUINTANA:                       Si yo su vecina soy,
Aunque no saldrá barato         podré saber lo que pasa
no es nuevo agora el haber      con don Martín en su casa.
en Madrid quien una casa        Y como tan cerca estoy,
dé, con todo su apatusco;       fácilmente desharé
el por qué la alquilas busco.   cuanto trazare en mi daño.
JUANA:                          QUINTANA:
Oye, y sabrás lo que pasa.      Retrato eres del engaño.
Pared enmedio de aquí           JUANA:
vive doña Inés, la dama         Y mi remedio seré.
de don Martín, que me ama.

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Guion tecnico cantuña
Guion tecnico cantuñaGuion tecnico cantuña
Guion tecnico cantuñaalvarojaja
 
Entremés del viejo celoso
Entremés del viejo celosoEntremés del viejo celoso
Entremés del viejo celosocelsagonzalez
 
Poemas Y Antipoemas 1914
Poemas Y Antipoemas   1914Poemas Y Antipoemas   1914
Poemas Y Antipoemas 1914michel
 
Una luz en la oscurana. Historias de Tata Mundo. Fabían Dobles
Una luz en la oscurana. Historias de Tata Mundo. Fabían DoblesUna luz en la oscurana. Historias de Tata Mundo. Fabían Dobles
Una luz en la oscurana. Historias de Tata Mundo. Fabían DoblesJulio Jiménez
 
Querido John
Querido JohnQuerido John
Querido Johnbere
 
Los géneros literarios: Narrativa
Los géneros literarios: NarrativaLos géneros literarios: Narrativa
Los géneros literarios: Narrativafrancimanz
 
Literatura medieval
Literatura medievalLiteratura medieval
Literatura medievalfrancimanz
 
Libro PÁRAMO SALVAJE
Libro PÁRAMO SALVAJELibro PÁRAMO SALVAJE
Libro PÁRAMO SALVAJEIngrid Odgers
 
Selección de textos de "La Celestina"
Selección de textos de "La Celestina"Selección de textos de "La Celestina"
Selección de textos de "La Celestina"CEDEC
 
07 jueces 15_01-16_05
07 jueces 15_01-16_0507 jueces 15_01-16_05
07 jueces 15_01-16_05Fa Sanchez
 
Santiago (relato de laura gallego garcía)
Santiago (relato de laura gallego garcía)Santiago (relato de laura gallego garcía)
Santiago (relato de laura gallego garcía)Trinidader
 
Literatura 3ºeso-celestina
Literatura 3ºeso-celestinaLiteratura 3ºeso-celestina
Literatura 3ºeso-celestinaAlicialeonleon
 
Adaptación teatral el lazarill
Adaptación teatral el lazarillAdaptación teatral el lazarill
Adaptación teatral el lazarillÁngeles Cuéllar
 

La actualidad más candente (20)

Guion tecnico cantuña
Guion tecnico cantuñaGuion tecnico cantuña
Guion tecnico cantuña
 
María cartuja
María cartujaMaría cartuja
María cartuja
 
Entremés del viejo celoso
Entremés del viejo celosoEntremés del viejo celoso
Entremés del viejo celoso
 
Poemas Y Antipoemas 1914
Poemas Y Antipoemas   1914Poemas Y Antipoemas   1914
Poemas Y Antipoemas 1914
 
Una luz en la oscurana. Historias de Tata Mundo. Fabían Dobles
Una luz en la oscurana. Historias de Tata Mundo. Fabían DoblesUna luz en la oscurana. Historias de Tata Mundo. Fabían Dobles
Una luz en la oscurana. Historias de Tata Mundo. Fabían Dobles
 
Querido John
Querido JohnQuerido John
Querido John
 
Los géneros literarios: Narrativa
Los géneros literarios: NarrativaLos géneros literarios: Narrativa
Los géneros literarios: Narrativa
 
Literatura medieval
Literatura medievalLiteratura medieval
Literatura medieval
 
Libro PÁRAMO SALVAJE
Libro PÁRAMO SALVAJELibro PÁRAMO SALVAJE
Libro PÁRAMO SALVAJE
 
Selección de textos de "La Celestina"
Selección de textos de "La Celestina"Selección de textos de "La Celestina"
Selección de textos de "La Celestina"
 
07 jueces 15_01-16_05
07 jueces 15_01-16_0507 jueces 15_01-16_05
07 jueces 15_01-16_05
 
Crepusculo
CrepusculoCrepusculo
Crepusculo
 
Miguel angle navarro garcia
Miguel angle navarro garciaMiguel angle navarro garcia
Miguel angle navarro garcia
 
Assassins creed forsaken
Assassins creed forsakenAssassins creed forsaken
Assassins creed forsaken
 
Santiago (relato de laura gallego garcía)
Santiago (relato de laura gallego garcía)Santiago (relato de laura gallego garcía)
Santiago (relato de laura gallego garcía)
 
70675.pdf
70675.pdf70675.pdf
70675.pdf
 
El ermitaño
El ermitañoEl ermitaño
El ermitaño
 
Literatura 3ºeso-celestina
Literatura 3ºeso-celestinaLiteratura 3ºeso-celestina
Literatura 3ºeso-celestina
 
Adaptación teatral el lazarill
Adaptación teatral el lazarillAdaptación teatral el lazarill
Adaptación teatral el lazarill
 
Mas alla del_decimo
Mas alla del_decimoMas alla del_decimo
Mas alla del_decimo
 

Destacado

Prueba de pedro urdemales
Prueba de pedro urdemalesPrueba de pedro urdemales
Prueba de pedro urdemalesKetty Borquez
 
El Arbol De La Plata
El Arbol De La PlataEl Arbol De La Plata
El Arbol De La Platayennipher
 
Prueba de lectura complementaria 6°
Prueba de lectura complementaria 6°Prueba de lectura complementaria 6°
Prueba de lectura complementaria 6°Jocet_81
 
El Arbol De La Plata
El Arbol De La PlataEl Arbol De La Plata
El Arbol De La Platadaniebluras
 

Destacado (6)

Pedro Urdemales
Pedro UrdemalesPedro Urdemales
Pedro Urdemales
 
Prueba de pedro urdemales
Prueba de pedro urdemalesPrueba de pedro urdemales
Prueba de pedro urdemales
 
El Arbol De La Plata
El Arbol De La PlataEl Arbol De La Plata
El Arbol De La Plata
 
Ensayo simce 3
Ensayo simce 3Ensayo simce 3
Ensayo simce 3
 
Prueba de lectura complementaria 6°
Prueba de lectura complementaria 6°Prueba de lectura complementaria 6°
Prueba de lectura complementaria 6°
 
El Arbol De La Plata
El Arbol De La PlataEl Arbol De La Plata
El Arbol De La Plata
 

Similar a Textos para el comentario

Similar a Textos para el comentario (20)

Leyenda, otros
Leyenda, otrosLeyenda, otros
Leyenda, otros
 
Francisco de quevedo historia de la vida del buscón
Francisco de quevedo   historia de la vida del buscónFrancisco de quevedo   historia de la vida del buscón
Francisco de quevedo historia de la vida del buscón
 
Quevedo historia de la vida del buscon
Quevedo   historia de la vida del busconQuevedo   historia de la vida del buscon
Quevedo historia de la vida del buscon
 
DOCENTE
DOCENTEDOCENTE
DOCENTE
 
Capitulo 3
Capitulo 3Capitulo 3
Capitulo 3
 
El viejo celoso
El viejo celosoEl viejo celoso
El viejo celoso
 
PEDRO PÁRAMO
PEDRO PÁRAMOPEDRO PÁRAMO
PEDRO PÁRAMO
 
Maridos
MaridosMaridos
Maridos
 
Mujeres libres. Women in freedown. Spanish writers women.
Mujeres libres. Women in freedown. Spanish writers women.Mujeres libres. Women in freedown. Spanish writers women.
Mujeres libres. Women in freedown. Spanish writers women.
 
Resumen de: 'Inés del alma mía', libro de Isabel Allende
Resumen de: 'Inés del alma mía', libro de Isabel AllendeResumen de: 'Inés del alma mía', libro de Isabel Allende
Resumen de: 'Inés del alma mía', libro de Isabel Allende
 
Soliloquios de Belén Giovanni Papini
Soliloquios de Belén Giovanni PapiniSoliloquios de Belén Giovanni Papini
Soliloquios de Belén Giovanni Papini
 
Zleyendas
ZleyendasZleyendas
Zleyendas
 
Charles dickens david copperfield
Charles dickens   david copperfieldCharles dickens   david copperfield
Charles dickens david copperfield
 
DOCENTE
DOCENTEDOCENTE
DOCENTE
 
FILOSOFIA
FILOSOFIAFILOSOFIA
FILOSOFIA
 
Jose de la Cuadra - Los Sangurimas.pdf
Jose de la Cuadra - Los Sangurimas.pdfJose de la Cuadra - Los Sangurimas.pdf
Jose de la Cuadra - Los Sangurimas.pdf
 
Portada retahílas de la serranía
Portada retahílas de la serraníaPortada retahílas de la serranía
Portada retahílas de la serranía
 
Morito
MoritoMorito
Morito
 
Relato ondina
Relato ondinaRelato ondina
Relato ondina
 
Gabriel garcia marquez vivir para contarla
Gabriel garcia marquez   vivir para contarlaGabriel garcia marquez   vivir para contarla
Gabriel garcia marquez vivir para contarla
 

Más de Belén Tomás Olivares (12)

Unidad 1
Unidad 1Unidad 1
Unidad 1
 
El barroco I
El barroco IEl barroco I
El barroco I
 
El teatro barroco
El teatro barrocoEl teatro barroco
El teatro barroco
 
Barroco II
Barroco IIBarroco II
Barroco II
 
El barroco I
El barroco IEl barroco I
El barroco I
 
Comentario de Textos Narrativos
Comentario de Textos NarrativosComentario de Textos Narrativos
Comentario de Textos Narrativos
 
Poesía Renacimiento
Poesía RenacimientoPoesía Renacimiento
Poesía Renacimiento
 
Contexto Renacimiento
Contexto RenacimientoContexto Renacimiento
Contexto Renacimiento
 
Narrativa Medieval
Narrativa MedievalNarrativa Medieval
Narrativa Medieval
 
Poesía Edad Media
Poesía Edad MediaPoesía Edad Media
Poesía Edad Media
 
Intro Edad Media
Intro Edad MediaIntro Edad Media
Intro Edad Media
 
Ud1. 1ºBach
Ud1. 1ºBachUd1. 1ºBach
Ud1. 1ºBach
 

Último

Lección 1: Los complementos del Verbo ...
Lección 1: Los complementos del Verbo ...Lección 1: Los complementos del Verbo ...
Lección 1: Los complementos del Verbo ...odalisvelezg
 
Proceso de gestión de obras - Aquí tu Remodelación
Proceso de gestión de obras - Aquí tu RemodelaciónProceso de gestión de obras - Aquí tu Remodelación
Proceso de gestión de obras - Aquí tu RemodelaciónDanielGrajeda7
 
LA ILIADA Y LA ODISEA.LITERATURA UNIVERSAL
LA ILIADA Y LA ODISEA.LITERATURA UNIVERSALLA ILIADA Y LA ODISEA.LITERATURA UNIVERSAL
LA ILIADA Y LA ODISEA.LITERATURA UNIVERSALJorge Castillo
 
Presentación Propuesta de Proyecto Social Colorido y Juvenil Multicolor y Neg...
Presentación Propuesta de Proyecto Social Colorido y Juvenil Multicolor y Neg...Presentación Propuesta de Proyecto Social Colorido y Juvenil Multicolor y Neg...
Presentación Propuesta de Proyecto Social Colorido y Juvenil Multicolor y Neg...crcamora123
 
Cerebelo Anatomía y fisiología Clase presencial
Cerebelo Anatomía y fisiología Clase presencialCerebelo Anatomía y fisiología Clase presencial
Cerebelo Anatomía y fisiología Clase presencialDanita2111
 
ENUNCIADOS CUESTIONARIO S9 GEOLOGIA Y MINERALOGIA - GENERAL.docx
ENUNCIADOS CUESTIONARIO S9 GEOLOGIA Y MINERALOGIA - GENERAL.docxENUNCIADOS CUESTIONARIO S9 GEOLOGIA Y MINERALOGIA - GENERAL.docx
ENUNCIADOS CUESTIONARIO S9 GEOLOGIA Y MINERALOGIA - GENERAL.docxmatepura
 
Módulo No. 1 Salud mental y escucha activa FINAL 25ABR2024 técnicos.pptx
Módulo No. 1 Salud mental y escucha activa FINAL 25ABR2024 técnicos.pptxMódulo No. 1 Salud mental y escucha activa FINAL 25ABR2024 técnicos.pptx
Módulo No. 1 Salud mental y escucha activa FINAL 25ABR2024 técnicos.pptxPabloPazmio14
 
Análisis de la situación actual .La Matriz de Perfil Competitivo (MPC)
Análisis de la situación actual .La Matriz de Perfil Competitivo (MPC)Análisis de la situación actual .La Matriz de Perfil Competitivo (MPC)
Análisis de la situación actual .La Matriz de Perfil Competitivo (MPC)JonathanCovena1
 
Presentación Pedagoía medieval para exposición en clases
Presentación Pedagoía medieval para exposición en clasesPresentación Pedagoía medieval para exposición en clases
Presentación Pedagoía medieval para exposición en clasesGustavo Cano
 
Tipologías de vínculos afectivos (grupo)
Tipologías de vínculos afectivos (grupo)Tipologías de vínculos afectivos (grupo)
Tipologías de vínculos afectivos (grupo)portafoliodigitalyos
 
📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Redacción del texto argumentativo
📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Redacción del texto argumentativo📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Redacción del texto argumentativo
📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Redacción del texto argumentativoharolbustamante1
 
PROBLEMAS DE GENÉTICA CON ÁRBOLES GENEALÓGICOS.pdf
PROBLEMAS DE GENÉTICA  CON ÁRBOLES GENEALÓGICOS.pdfPROBLEMAS DE GENÉTICA  CON ÁRBOLES GENEALÓGICOS.pdf
PROBLEMAS DE GENÉTICA CON ÁRBOLES GENEALÓGICOS.pdfmihayedo
 
32 LECTURAS CORTAS PARA NIÑOS.pdf · versión 1.pdf
32 LECTURAS CORTAS PARA NIÑOS.pdf · versión 1.pdf32 LECTURAS CORTAS PARA NIÑOS.pdf · versión 1.pdf
32 LECTURAS CORTAS PARA NIÑOS.pdf · versión 1.pdfnataliavera27
 
Vínculo afectivo (labor expositivo de grupo )
Vínculo afectivo (labor expositivo de grupo )Vínculo afectivo (labor expositivo de grupo )
Vínculo afectivo (labor expositivo de grupo )portafoliodigitalyos
 
11.NEOLIBERALISMO: que es, ventajas, desventajas, consecuenciaspptx
11.NEOLIBERALISMO: que es, ventajas, desventajas, consecuenciaspptx11.NEOLIBERALISMO: que es, ventajas, desventajas, consecuenciaspptx
11.NEOLIBERALISMO: que es, ventajas, desventajas, consecuenciaspptxFESARAUGUSTOFANDIORI
 
5º PARTE 3 SOY LECTOR -MD EDUCATIVO_240418_155445 (1).pdf
5º PARTE 3 SOY LECTOR -MD EDUCATIVO_240418_155445 (1).pdf5º PARTE 3 SOY LECTOR -MD EDUCATIVO_240418_155445 (1).pdf
5º PARTE 3 SOY LECTOR -MD EDUCATIVO_240418_155445 (1).pdfFlorHernandezNuez
 

Último (20)

Lección 1: Los complementos del Verbo ...
Lección 1: Los complementos del Verbo ...Lección 1: Los complementos del Verbo ...
Lección 1: Los complementos del Verbo ...
 
Proceso de gestión de obras - Aquí tu Remodelación
Proceso de gestión de obras - Aquí tu RemodelaciónProceso de gestión de obras - Aquí tu Remodelación
Proceso de gestión de obras - Aquí tu Remodelación
 
LA ILIADA Y LA ODISEA.LITERATURA UNIVERSAL
LA ILIADA Y LA ODISEA.LITERATURA UNIVERSALLA ILIADA Y LA ODISEA.LITERATURA UNIVERSAL
LA ILIADA Y LA ODISEA.LITERATURA UNIVERSAL
 
Presentación Propuesta de Proyecto Social Colorido y Juvenil Multicolor y Neg...
Presentación Propuesta de Proyecto Social Colorido y Juvenil Multicolor y Neg...Presentación Propuesta de Proyecto Social Colorido y Juvenil Multicolor y Neg...
Presentación Propuesta de Proyecto Social Colorido y Juvenil Multicolor y Neg...
 
Power Point: Luz desde el santuario.pptx
Power Point: Luz desde el santuario.pptxPower Point: Luz desde el santuario.pptx
Power Point: Luz desde el santuario.pptx
 
5.Deicticos Uno_Enfermería_EspanolAcademico
5.Deicticos Uno_Enfermería_EspanolAcademico5.Deicticos Uno_Enfermería_EspanolAcademico
5.Deicticos Uno_Enfermería_EspanolAcademico
 
Cerebelo Anatomía y fisiología Clase presencial
Cerebelo Anatomía y fisiología Clase presencialCerebelo Anatomía y fisiología Clase presencial
Cerebelo Anatomía y fisiología Clase presencial
 
ENUNCIADOS CUESTIONARIO S9 GEOLOGIA Y MINERALOGIA - GENERAL.docx
ENUNCIADOS CUESTIONARIO S9 GEOLOGIA Y MINERALOGIA - GENERAL.docxENUNCIADOS CUESTIONARIO S9 GEOLOGIA Y MINERALOGIA - GENERAL.docx
ENUNCIADOS CUESTIONARIO S9 GEOLOGIA Y MINERALOGIA - GENERAL.docx
 
Módulo No. 1 Salud mental y escucha activa FINAL 25ABR2024 técnicos.pptx
Módulo No. 1 Salud mental y escucha activa FINAL 25ABR2024 técnicos.pptxMódulo No. 1 Salud mental y escucha activa FINAL 25ABR2024 técnicos.pptx
Módulo No. 1 Salud mental y escucha activa FINAL 25ABR2024 técnicos.pptx
 
Análisis de la situación actual .La Matriz de Perfil Competitivo (MPC)
Análisis de la situación actual .La Matriz de Perfil Competitivo (MPC)Análisis de la situación actual .La Matriz de Perfil Competitivo (MPC)
Análisis de la situación actual .La Matriz de Perfil Competitivo (MPC)
 
Presentación Pedagoía medieval para exposición en clases
Presentación Pedagoía medieval para exposición en clasesPresentación Pedagoía medieval para exposición en clases
Presentación Pedagoía medieval para exposición en clases
 
Tipologías de vínculos afectivos (grupo)
Tipologías de vínculos afectivos (grupo)Tipologías de vínculos afectivos (grupo)
Tipologías de vínculos afectivos (grupo)
 
📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Redacción del texto argumentativo
📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Redacción del texto argumentativo📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Redacción del texto argumentativo
📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Redacción del texto argumentativo
 
TRABAJO CON TRES O MAS FRACCIONES PARA NIÑOS
TRABAJO CON TRES O MAS FRACCIONES PARA NIÑOSTRABAJO CON TRES O MAS FRACCIONES PARA NIÑOS
TRABAJO CON TRES O MAS FRACCIONES PARA NIÑOS
 
PROBLEMAS DE GENÉTICA CON ÁRBOLES GENEALÓGICOS.pdf
PROBLEMAS DE GENÉTICA  CON ÁRBOLES GENEALÓGICOS.pdfPROBLEMAS DE GENÉTICA  CON ÁRBOLES GENEALÓGICOS.pdf
PROBLEMAS DE GENÉTICA CON ÁRBOLES GENEALÓGICOS.pdf
 
32 LECTURAS CORTAS PARA NIÑOS.pdf · versión 1.pdf
32 LECTURAS CORTAS PARA NIÑOS.pdf · versión 1.pdf32 LECTURAS CORTAS PARA NIÑOS.pdf · versión 1.pdf
32 LECTURAS CORTAS PARA NIÑOS.pdf · versión 1.pdf
 
Vínculo afectivo (labor expositivo de grupo )
Vínculo afectivo (labor expositivo de grupo )Vínculo afectivo (labor expositivo de grupo )
Vínculo afectivo (labor expositivo de grupo )
 
11.NEOLIBERALISMO: que es, ventajas, desventajas, consecuenciaspptx
11.NEOLIBERALISMO: que es, ventajas, desventajas, consecuenciaspptx11.NEOLIBERALISMO: que es, ventajas, desventajas, consecuenciaspptx
11.NEOLIBERALISMO: que es, ventajas, desventajas, consecuenciaspptx
 
Luz desde el santuario. Escuela Sabática
Luz desde el santuario. Escuela SabáticaLuz desde el santuario. Escuela Sabática
Luz desde el santuario. Escuela Sabática
 
5º PARTE 3 SOY LECTOR -MD EDUCATIVO_240418_155445 (1).pdf
5º PARTE 3 SOY LECTOR -MD EDUCATIVO_240418_155445 (1).pdf5º PARTE 3 SOY LECTOR -MD EDUCATIVO_240418_155445 (1).pdf
5º PARTE 3 SOY LECTOR -MD EDUCATIVO_240418_155445 (1).pdf
 

Textos para el comentario

  • 1. TEXTOS PARA EL COMENTARIO Narrativo. Capítulo I En que cuenta quién es el Buscón Yo, señora, soy de Segovia. Mi padre se llamó Clemente Pablo, natural del mismo pueblo; Dios le tenga en el cielo. Fue, tal como todos dicen, de oficio barbero, aunque eran tan altos sus pensamientos que se corría de que le llamasen así, diciendo que él era tundidor de mejillas y sastre de barbas. Dicen que era de muy buena cepa, y según él bebía es cosa para creer. Estuvo casado con Aldonza de San Pedro, hija de Diego de San Juan y nieta de Andrés de San Cristóbal. Sospechábase en el pueblo que no era cristiana vieja, aun viéndola con canas y rota, aunque ella, por los nombres y sobrenombres de sus pasados, quiso esforzar que era descendiente de la gloria. Tuvo muy buen parecer para letrado; mujer de amigas y cuadrilla, y de pocos enemigos, porque hasta los tres del alma no los tuvo por tales; persona de valor y conocida por quien era. Padeció grandes trabajos recién casada, y aun después, porque malas lenguas daban en decir que mi padre metía el dos de bastos para sacar el as de oros. Probósele que a todos los que hacía la barba a navaja, mientras les daba con el agua levantándoles la cara para el lavatorio, un mi hermanico de siete años les sacaba muy a su salvo los tuétanos de las faldriqueras. Murió el angelico de unos azotes que le dieron en la cárcel. Sintiólo mucho mi madre, por ser tal que robaba a todos las voluntades. Por estas y otras niñerías estuvo preso, y rigores de justicia, de que hombre no se puede defender, le sacaron por las calles. En lo que toca de medio abajo tratáronle aquellos señores regaladamente. Iba a la brida en bestia segura y de buen paso, con mesura y buen día. Mas de medio arriba, etcétera, que no hay más que decir para quien sabe lo que hace un pintor de suela en unas costillas. Diéronle doscientos escogidos, que de allí a seis años se le contaban por encima de la ropilla. Más se movía el que se los daba que él, cosa que pareció muy bien; divirtióse algo con las alabanzas que iba oyendo de sus buenas carnes, que le estaba de perlas lo colorado. Mi madre, pues, ¡no tuvo calamidades! Un día, alabándomela una vieja que me crió, decía que era tal su agrado que hechizaba a cuantos la trataban. Y decía, no sin sentimiento: -En su tiempo, hijo, eran los virgos como soles, unos amanecidos y otros puestos, y los más en un día mismo amanecidos y puestos. Hubo fama que reedificaba doncellas, resuscitaba cabellos encubriendo canas, empreñaba piernas con pantorrillas postizas. Y con no tratarla nadie que se le cubriese pelo, solas las calvas se la cubría, porque hacía cabelleras; poblaba quijadas con dientes; al fin vivía de adornar hombres y era remendona de cuerpos. Unos la llamaban zurcidora de gustos, otros, algebrista de voluntades desconcertadas; otros, juntona; cuál la llamaba enflautadora de miembros y cuál tejedora de carnes y por mal nombre alcahueta. Para unos era tercera, primera para otros y flux para los dineros de
  • 2. todos. Ver, pues, con la cara de risa que ella oía esto de todos era para dar mil gracias a Dios. Hubo grandes diferencias entre mis padres sobre a quién había de imitar en el oficio, mas yo, que siempre tuve pensamientos de caballero desde chiquito, nunca me apliqué a uno ni a otro. Decíame mi padre: -Hijo, esto de ser ladrón no es arte mecánica sino liberal. Y de allí a un rato, habiendo suspirado, decía de manos: -Quien no hurta en el mundo, no vive. ¿Por qué piensas que los alguaciles y jueces nos aborrecen tanto? Unas veces nos destierran, otras nos azotan y otras nos cuelgan..., no lo puedo decir sin lágrimas (lloraba como un niño el buen viejo, acordándose de las que le habían batanado las costillas). Porque no querrían que donde están hubiese otros ladrones sino ellos y sus ministros. Mas de todo nos libró la buena astucia. En mi mocedad siempre andaba por las iglesias, y no de puro buen cristiano. Muchas veces me hubieran llorado en el asno si hubiera cantado en el potro. Nunca confesé sino cuando lo mandaba la Santa Madre Iglesia. Preso estuve por pedigüeño en caminos y a pique de que me esteraran el tragar y de acabar todos mis negocios con diez y seis maravedís: diez de soga y seis de cáñamo. Mas de todo me ha sacado el punto en boca, el chitón y los nones. Y con esto y mi oficio, he sustentado a tu madre lo más honradamente que he podido. -¿Cómo a mí sustentado? -dijo ella con grande cólera. Yo os he sustentado a vos, y sacádoos de las cárceles con industria y mantenídoos en ellas con dinero. Si no confesábades, ¿era por vuestro ánimo o por las bebidas que yo os daba? ¡Gracias a mis botes! Y si no temiera que me habían de oír en la calle, yo dijera lo de cuando entré por la chimenea y os saqué por el tejado. Metílos en paz diciendo que yo quería aprender virtud resueltamente y ir con mis buenos pensamientos adelante, y que para esto me pusiesen a la escuela, pues sin leer ni escribir no se podía hacer nada. Parecióles bien lo que decía, aunque lo gruñeron un rato entre los dos. Mi madre se entró adentro y mi padre fue a rapar a uno (así lo dijo él) no sé si la barba o la bolsa; lo más ordinario era uno y otro. Yo me quedé solo, dando gracias a Dios porque me hizo hijo de padres tan celosos de mi bien. Poético. ¿Qué otra cosa es verdad sino pobreza Vive muerte callada y divertida en esta vida frágil y liviana? la vida misma; la salud es guerra Los dos embustes de la vida humana, de su proprio alimento combatida. desde la cuna, son honra y riqueza. ¡Oh, cuánto, inadvertido, el hombre yerra: El tiempo, que ni vuelve ni tropieza, que en tierra teme que caerá la vida, en horas fugitivas la devana; y no ve que, en viviendo, cayó en tierra! y, en errado anhelar, siempre tirana, la Fortuna fatiga su flaqueza. QUEVEDO
  • 3. Dramático. DON GIL DE LAS CALZAS VERDES (Acto II) Salen QUINTANA y doña JUANA, de Procede con discreción mujer o perderás la demanda. JUANA: QUINTANA: Yo me libraré de todo. No sé a quién te comparar: Una doña Clara que es Pedro de Urdemalas eres; prima de mi doña Inés pero, ¿cuándo las mujeres también me quiere de modo no supistes enredar? que a su [padre] ha persuadido, JUANA: si viva la quiere ver, Esto, Quintana, hasta aquí que me la dé por mujer. es lo que me ha sucedido. QUINTANA: Doña Inés pierde el sentido Harás notable marido. con la libertad por mí; JUANA: don Martín anda buscando A este fin me hace buscar este don Gil que en su amor casi, Quintana, a pregones, y nombre es competidor, por posadas y mesones, mas con tal recato ando sin cansarse en preguntar huyéndole la presencia por un don Gil de unas calzas que desatinado entiende verdes, de Valladolid. que soy hechicero o duende. QUINTANA: Pierde el viejo la paciencia ¡Señas son para Madrid porque la tal doña Inés buenas! Bien tu ingenio ensalzas. ni sus ruegos obedece JUANA: ni a don Martín apetece, El criado que te dije y de tal manera es que en partiéndote de mí el amor que me ha cobrado, en la Puente recibí que como no vuelvo a vella, también confuso se aflige desde entonces atropella porque desde ayer acá con pundonores de estado. no ha podido descubrirme, Y como de mí no sabe, ni yo ceso de reírme no hay paje o criado en casa, de ver cuál viene y cuál va ni gente por ella pasa, buscándome como aguja con quien llorando no acabe por esta calle, después que me busque. de saber de doña Inés QUINTANA: si me esconde alguna bruja. Si te pierdes Y como no halla noticia quizás te pregonará. de mí, afirmará por cierto JUANA: que el dicho don Juan me ha muerto. A los que me buscan da QUINTANA: por señas mis calzas verdes. Pondrále ante la justicia. Un don Juan que la servía, JUANA: loco de ver su desdén, Bien puede ser porque es fiel, para matarme también gran servicial, lindo humor, me busca. y me tiene extraño amor. QUINTANA: QUINTANA: Señora mía, ¿Llámase? ¡ojo a la vida, que anda JUANA: en terrible tentación! Caramanchel.
  • 4. QUINTANA: Esta mañana la vi, Pues bien; agora, ¿a qué fin y dándome el parabién te has vuelto mujer? de la nueva vecindad, JUANA: tenemos brava amistad, Engaños porque afirma quiere bien son todos nuevos y extraños a un galán de quien retrato en daño de don Martín. soy vivo, y que en mi presencia Esta casa alquilé ayer la aflige menos la ausencia con su servicio y ornato... de su proceder ingrato. QUINTANA: Si yo su vecina soy, Aunque no saldrá barato podré saber lo que pasa no es nuevo agora el haber con don Martín en su casa. en Madrid quien una casa Y como tan cerca estoy, dé, con todo su apatusco; fácilmente desharé el por qué la alquilas busco. cuanto trazare en mi daño. JUANA: QUINTANA: Oye, y sabrás lo que pasa. Retrato eres del engaño. Pared enmedio de aquí JUANA: vive doña Inés, la dama Y mi remedio seré. de don Martín, que me ama.