Óleos de Sor Isabel guerra Música gregoriana de Silos Decálogo del Adviento
Reconoce tu pobreza,  tu vacío.
Reconoce tu debilidad: tú solo no puedes alcanzar lo que tanto deseas.
No te acomodes a tu pequeñez: lucha por crecer  siempre más,  estírate,  transciéndete.
No te distraigas,  no te entretengas,  vive con el alma de puntillas.
Sé persona de grandes deseos:  no te conformes  con las migajas de la mesa de la esperanza.
Grita, suplica, llora, ora. Apasiónate.  Crece en el deseo, crece en el amor.  El amor engendra deseo y el deseo enciende ...
Paciencia y perseverancia.  Todo tiene su tiempo para madurar  y todo se debe preparar.  No seas caprichoso, ni ansioso. L...
No duermas.  Vigila.  No dejes que tu lámpara se apague.
También la fe ha de estar despierta.
Atento a cualquier signo, voz o pisada.  Los ojos y los oídos bien abiertos,  no vaya a pasar de largo.
¿Puede nacer mi hijo en tu casa? ¿Me abriréis la puerta?
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Decálogo del Adviento

5.926 visualizaciones

Publicado el

Lindos pensamientos para Adviento.
Cantos Gregorianos

Publicado en: Meditación, Salud y medicina
2 comentarios
4 recomendaciones
Estadísticas
Notas
Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
5.926
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
1.594
Acciones
Compartido
0
Descargas
25
Comentarios
2
Recomendaciones
4
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Decálogo del Adviento

  1. 1. Óleos de Sor Isabel guerra Música gregoriana de Silos Decálogo del Adviento
  2. 2. Reconoce tu pobreza, tu vacío.
  3. 3. Reconoce tu debilidad: tú solo no puedes alcanzar lo que tanto deseas.
  4. 4. No te acomodes a tu pequeñez: lucha por crecer siempre más, estírate, transciéndete.
  5. 5. No te distraigas, no te entretengas, vive con el alma de puntillas.
  6. 6. Sé persona de grandes deseos: no te conformes con las migajas de la mesa de la esperanza.
  7. 7. Grita, suplica, llora, ora. Apasiónate. Crece en el deseo, crece en el amor. El amor engendra deseo y el deseo enciende el amor.
  8. 8. Paciencia y perseverancia. Todo tiene su tiempo para madurar y todo se debe preparar. No seas caprichoso, ni ansioso. La espera aquilata y capacita.
  9. 9. No duermas. Vigila. No dejes que tu lámpara se apague.
  10. 10. También la fe ha de estar despierta.
  11. 11. Atento a cualquier signo, voz o pisada. Los ojos y los oídos bien abiertos, no vaya a pasar de largo.
  12. 12. ¿Puede nacer mi hijo en tu casa? ¿Me abriréis la puerta?

×