SlideShare una empresa de Scribd logo
Santa Luisa de
Marillac nos
muestra:
Los escollos a
evitar
DE UN ARTÍCULO DE
SOR ELISABETH CHARPY, HC
Si Luisa de Marillac posee
numerosas cualidades, si
supo comunicar dinamismo
a las Damas de la Caridad,
tuvo que hacer frente a
algunos escollos personales.
La numerosa correspondencia con Vicente
de Paúl permite descubrirlo.
Uno de los primeros escollos que
acechaban a Luisa se da
frecuentemente en quienes se
comprometen a fondo en una
misión entusiasmante. El riesgo
consiste en querer hacer
demasiado. Vicente de Paúl la
previene:
¡Bendito sea Dios de que se encuentre
mejor y del gusto que encuentra en
trabajar por la salvación de las almas!
Pero temo que haga todavía
demasiado… Tenga cuidado, por favor,
señorita. Nuestro Señor quiere que le
sirvamos con juicio; y lo contrario se
llama celo indiscreto.
SV I, 84 / ES I, 146.
Luisa, sin duda, no ha
comprendido la advertencia.
Estando en Beauvais recibe una
carta mucho más explícita:
¡Bendito sea Dios por haberla hecho llegar con
buena salud! Tenga cuidado de conservarla por el
amor de Nuestro Señor y de sus pobres
miembros, y evite trabajar demasiado. Es una
astucia del diablo, con la que engaña a muchas
almas buenas, el incitarlas a hacer más de lo que
pueden, para que luego no puedan hacer nada; y
el espíritu de Dios incita suavemente a hacer el
bien que razonablemente se puede hacer, a fin de
que lo hagamos con perseverancia y por mucho
tiempo. Obre, pues, así, señorita, y obrará según
el espíritu de Dios.
Consejo de gran sabiduría,
que el temperamento activo
de Luisa tiene dificultad
en integrar. SV I, 96 / ES I, 158.
Otro escollo fue el desaliento ante
las dificultades y los fracasos.
Pues, si la acogida es calurosa en
muchos pueblos, hay lugares
donde no se desea su presencia.
En Villepreux, el párroco no
acepta que una mujer vaya a la
parroquia a hablar a sus feligreses.
Vicente la aconseja y le ayuda a
aceptar ese rechazo:
Es muy difícil, señorita, hacer algún bien sin
contrariedades; y puesto que debemos, en
cuanto nos sea posible, consolar las penas de
los demás, creo que haría usted un acto
agradable a Dios si visitara al señor párroco, le
presentara sus excusas por haber hablado a las
hermanas de la Caridad y a las jóvenes sin
su permiso, que usted quería hacer en
Villepreux sencillamente lo mismo que había
hecho en Saint-Cloud y otros lugares, y que
esto le recordará su deber en el futuro, y que, si
a él no le parece bien, no seguirá adelante. Y mi
opinión es que así lo haga. Nuestro Señor
sacará quizás más gloria de su sumisión que de
todo el bien que podría haber hecho. Un
hermoso diamante vale más que una montaña
de piedras, y un acto de virtud de aquiescencia
y de sumisión vale más que un montón de
buenas obras que se practican con los demás.
SV I, 81 / ES I, 143-144.
Si es difícil aceptar el rechazo, Luisa
reconoce también que no le resulta
fácil mantener una actitud
equilibrada ante las múltiples
alabanzas que recibe. Confía sus
inquietudes a Vicente de Paúl que
le responde:
Continúe, entre tanto, tranquila y una su espíritu
a las burlas, los desprecios y malos tratos que
sufrió el Hijo de Dios, cuando se vea usted
honrada y estimada. Ciertamente, señorita, un
espíritu verdaderamente humilde se humilla tanto
en los honores como en los desprecios y hace
como la abeja que fabrica su miel tanto con
el rocío que cae sobre el ajenjo como con el que
cae sobre la rosa.
SV I, 98 / ES I, 237.
Fue, acogiendo la Palabra de Dios —el
Amor de Cristo recibido más
especialmente en la eucaristía— como
Luisa encontró esa energía que le permitía
comprometerse en la animación de las
Cofradías. Llevó a cabo en su vida lo que
Vicente de Paúl diría más tarde a uno de
sus cohermanos nombrado Superior del
Seminario Mayor de Agde:
Una cosa importante, a la que usted debe atender de manera especial, es
tener mucho trato con nuestro Señor en la oración; allí está la despensa
de donde podrá sacar las instrucciones que necesite para cumplir
debidamente con las obligaciones que va a tener. Cuando tenga alguna
duda, recurra a Dios y dígale: ‘Señor, tú que eres el Padre de las luces,
enséñame lo que tengo que hacer en esta ocasión’.
SV XI, 344 / ES XI, 344.
Luisa de Marillac, animadora de las Cofradías de la Caridad
por Sr. Élisabeth Charpy, HC
Vincentiana: 46 : 4 , 23.
Disponible en: https://via.library.depaul.edu/vincentiana/vol46/iss4/81/
Fuente:
Imágenes: Archivo de imágenes de la Universidad de Depaul

Más contenido relacionado

Similar a Santa Luisa de Marillac nos muestra: Los escollos a evitar

Luisa de Marillac Animadora de las Cofradías de la Caridad
Luisa de Marillac Animadora de las Cofradías de la CaridadLuisa de Marillac Animadora de las Cofradías de la Caridad
Luisa de Marillac Animadora de las Cofradías de la Caridad
Famvin: the Worldwide Vincentian Family
 
Humil texto (2)
Humil texto (2)Humil texto (2)
la casa de Dios
la casa de Diosla casa de Dios
la casa de Dios
carlos portal reategui
 
EL PRINCIPIO BIBLICO DE LA FELICIDAD FINANCIERA
EL PRINCIPIO BIBLICO DE LA FELICIDAD FINANCIERAEL PRINCIPIO BIBLICO DE LA FELICIDAD FINANCIERA
EL PRINCIPIO BIBLICO DE LA FELICIDAD FINANCIERA
Pastor Leonel Ortiz
 
El diezmo no tiene nada que ver con la ley o con la gracia, con el Antiguo o ...
El diezmo no tiene nada que ver con la ley o con la gracia, con el Antiguo o ...El diezmo no tiene nada que ver con la ley o con la gracia, con el Antiguo o ...
El diezmo no tiene nada que ver con la ley o con la gracia, con el Antiguo o ...
Pastor Leonel Ortiz
 
Escrito esta. 2 co. 12:14-21. no.
Escrito esta. 2 co. 12:14-21. no. Escrito esta. 2 co. 12:14-21. no.
Escrito esta. 2 co. 12:14-21. no.
jose montero
 
Xvit oblog
Xvit oblogXvit oblog
Xvit oblog
Miguel Sanz
 
íQuebra¦üNtame Sen¦âOr! Por William Mac Donald
íQuebra¦üNtame Sen¦âOr! Por William Mac DonaldíQuebra¦üNtame Sen¦âOr! Por William Mac Donald
íQuebra¦üNtame Sen¦âOr! Por William Mac Donald
LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO falconeris.blogspot.com
 
La iglesia desagradable y abominable
La iglesia desagradable y abominableLa iglesia desagradable y abominable
La iglesia desagradable y abominable
Marco Danilo Viana
 
El diezmo peter masters
El diezmo   peter mastersEl diezmo   peter masters
El diezmo peter masters
Fa Sanchez
 
David+y+betsabé
David+y+betsabéDavid+y+betsabé
David+y+betsabé
Querly Mamani Ramirez
 
El espejo de la caridad san elredo de rieval(1)
El espejo de la caridad san elredo de rieval(1)El espejo de la caridad san elredo de rieval(1)
El espejo de la caridad san elredo de rieval(1)
OSM- PCC
 
Camino Hacia La Pascua
Camino Hacia La PascuaCamino Hacia La Pascua
Camino Hacia La Pascua
fernando díaz
 
Carta de un fiel laico a los clérigos de la iglesia católica. Autor: Cristian...
Carta de un fiel laico a los clérigos de la iglesia católica. Autor: Cristian...Carta de un fiel laico a los clérigos de la iglesia católica. Autor: Cristian...
Carta de un fiel laico a los clérigos de la iglesia católica. Autor: Cristian...
Cristian Camilo Cárdenas Aguirre
 
Una Sorprendente Generosidad
Una Sorprendente GenerosidadUna Sorprendente Generosidad
Una Sorprendente Generosidad
Ez Success
 
Revista Entre Nos Julio 7- 14 2013
Revista Entre Nos Julio 7- 14 2013Revista Entre Nos Julio 7- 14 2013
Revista Entre Nos Julio 7- 14 2013
acmvistaazul
 
El tesoro escondido de la santa misa 11 implorar nuevas gracias
El tesoro escondido de la santa misa 11   implorar nuevas graciasEl tesoro escondido de la santa misa 11   implorar nuevas gracias
El tesoro escondido de la santa misa 11 implorar nuevas gracias
monica eljuri
 
Citas de Santa Luisa de Marillac [Español]
Citas de Santa Luisa de Marillac [Español]Citas de Santa Luisa de Marillac [Español]
Citas de Santa Luisa de Marillac [Español]
.Famvin Europe
 
TRIDUO AL SANTÍSIMO SACRAMENTO 2015
TRIDUO AL SANTÍSIMO SACRAMENTO 2015TRIDUO AL SANTÍSIMO SACRAMENTO 2015
TRIDUO AL SANTÍSIMO SACRAMENTO 2015
maestroblogparroquia
 
Cuaresma, una oportunidad más para cambiar
Cuaresma, una oportunidad más para cambiarCuaresma, una oportunidad más para cambiar
Cuaresma, una oportunidad más para cambiar
Diocesis Tlaxcala
 

Similar a Santa Luisa de Marillac nos muestra: Los escollos a evitar (20)

Luisa de Marillac Animadora de las Cofradías de la Caridad
Luisa de Marillac Animadora de las Cofradías de la CaridadLuisa de Marillac Animadora de las Cofradías de la Caridad
Luisa de Marillac Animadora de las Cofradías de la Caridad
 
Humil texto (2)
Humil texto (2)Humil texto (2)
Humil texto (2)
 
la casa de Dios
la casa de Diosla casa de Dios
la casa de Dios
 
EL PRINCIPIO BIBLICO DE LA FELICIDAD FINANCIERA
EL PRINCIPIO BIBLICO DE LA FELICIDAD FINANCIERAEL PRINCIPIO BIBLICO DE LA FELICIDAD FINANCIERA
EL PRINCIPIO BIBLICO DE LA FELICIDAD FINANCIERA
 
El diezmo no tiene nada que ver con la ley o con la gracia, con el Antiguo o ...
El diezmo no tiene nada que ver con la ley o con la gracia, con el Antiguo o ...El diezmo no tiene nada que ver con la ley o con la gracia, con el Antiguo o ...
El diezmo no tiene nada que ver con la ley o con la gracia, con el Antiguo o ...
 
Escrito esta. 2 co. 12:14-21. no.
Escrito esta. 2 co. 12:14-21. no. Escrito esta. 2 co. 12:14-21. no.
Escrito esta. 2 co. 12:14-21. no.
 
Xvit oblog
Xvit oblogXvit oblog
Xvit oblog
 
íQuebra¦üNtame Sen¦âOr! Por William Mac Donald
íQuebra¦üNtame Sen¦âOr! Por William Mac DonaldíQuebra¦üNtame Sen¦âOr! Por William Mac Donald
íQuebra¦üNtame Sen¦âOr! Por William Mac Donald
 
La iglesia desagradable y abominable
La iglesia desagradable y abominableLa iglesia desagradable y abominable
La iglesia desagradable y abominable
 
El diezmo peter masters
El diezmo   peter mastersEl diezmo   peter masters
El diezmo peter masters
 
David+y+betsabé
David+y+betsabéDavid+y+betsabé
David+y+betsabé
 
El espejo de la caridad san elredo de rieval(1)
El espejo de la caridad san elredo de rieval(1)El espejo de la caridad san elredo de rieval(1)
El espejo de la caridad san elredo de rieval(1)
 
Camino Hacia La Pascua
Camino Hacia La PascuaCamino Hacia La Pascua
Camino Hacia La Pascua
 
Carta de un fiel laico a los clérigos de la iglesia católica. Autor: Cristian...
Carta de un fiel laico a los clérigos de la iglesia católica. Autor: Cristian...Carta de un fiel laico a los clérigos de la iglesia católica. Autor: Cristian...
Carta de un fiel laico a los clérigos de la iglesia católica. Autor: Cristian...
 
Una Sorprendente Generosidad
Una Sorprendente GenerosidadUna Sorprendente Generosidad
Una Sorprendente Generosidad
 
Revista Entre Nos Julio 7- 14 2013
Revista Entre Nos Julio 7- 14 2013Revista Entre Nos Julio 7- 14 2013
Revista Entre Nos Julio 7- 14 2013
 
El tesoro escondido de la santa misa 11 implorar nuevas gracias
El tesoro escondido de la santa misa 11   implorar nuevas graciasEl tesoro escondido de la santa misa 11   implorar nuevas gracias
El tesoro escondido de la santa misa 11 implorar nuevas gracias
 
Citas de Santa Luisa de Marillac [Español]
Citas de Santa Luisa de Marillac [Español]Citas de Santa Luisa de Marillac [Español]
Citas de Santa Luisa de Marillac [Español]
 
TRIDUO AL SANTÍSIMO SACRAMENTO 2015
TRIDUO AL SANTÍSIMO SACRAMENTO 2015TRIDUO AL SANTÍSIMO SACRAMENTO 2015
TRIDUO AL SANTÍSIMO SACRAMENTO 2015
 
Cuaresma, una oportunidad más para cambiar
Cuaresma, una oportunidad más para cambiarCuaresma, una oportunidad más para cambiar
Cuaresma, una oportunidad más para cambiar
 

Más de Famvin: the Worldwide Vincentian Family

El Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de Marillac
El Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de MarillacEl Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de Marillac
El Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de Marillac
Famvin: the Worldwide Vincentian Family
 
Anunciar la Buena Nueva de la Salvación siguiendo las huellas de san Vicente
Anunciar la Buena Nueva de la Salvación siguiendo las huellas de san VicenteAnunciar la Buena Nueva de la Salvación siguiendo las huellas de san Vicente
Anunciar la Buena Nueva de la Salvación siguiendo las huellas de san Vicente
Famvin: the Worldwide Vincentian Family
 
Evangelization in the footsteps of Saint Vincent de Paul
Evangelization in the footsteps of Saint Vincent de PaulEvangelization in the footsteps of Saint Vincent de Paul
Evangelization in the footsteps of Saint Vincent de Paul
Famvin: the Worldwide Vincentian Family
 
San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac, protagonistas de la Iglesia fr...
San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac, protagonistas de la Iglesia fr...San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac, protagonistas de la Iglesia fr...
San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac, protagonistas de la Iglesia fr...
Famvin: the Worldwide Vincentian Family
 
Saint Vincent de Paul and Saint Louise de Marillac Played a Central Part in t...
Saint Vincent de Paul and Saint Louise de Marillac Played a Central Part in t...Saint Vincent de Paul and Saint Louise de Marillac Played a Central Part in t...
Saint Vincent de Paul and Saint Louise de Marillac Played a Central Part in t...
Famvin: the Worldwide Vincentian Family
 
Louise de Marillac, et les petites filles pauvres
Louise de Marillac, et les petites filles pauvresLouise de Marillac, et les petites filles pauvres
Louise de Marillac, et les petites filles pauvres
Famvin: the Worldwide Vincentian Family
 
Louise de Marillac et les pauvres malades
Louise de Marillac et les pauvres maladesLouise de Marillac et les pauvres malades
Louise de Marillac et les pauvres malades
Famvin: the Worldwide Vincentian Family
 
Sainte Louise de Marillac et les enfants trouvés
Sainte Louise de Marillac et les enfants trouvésSainte Louise de Marillac et les enfants trouvés
Sainte Louise de Marillac et les enfants trouvés
Famvin: the Worldwide Vincentian Family
 
Sainte Louise de Marillac et les galériens
Sainte Louise de Marillac et les galériensSainte Louise de Marillac et les galériens
Sainte Louise de Marillac et les galériens
Famvin: the Worldwide Vincentian Family
 
Louise de Marillac et les personnes âgées
Louise de Marillac et les personnes âgéesLouise de Marillac et les personnes âgées
Louise de Marillac et les personnes âgées
Famvin: the Worldwide Vincentian Family
 
Louise de Marillac and Care for the Elderly
Louise de Marillac and Care for the ElderlyLouise de Marillac and Care for the Elderly
Louise de Marillac and Care for the Elderly
Famvin: the Worldwide Vincentian Family
 
Luisa de Marillac y cuidado de las personas ancianas
Luisa de Marillac y cuidado de las personas ancianasLuisa de Marillac y cuidado de las personas ancianas
Luisa de Marillac y cuidado de las personas ancianas
Famvin: the Worldwide Vincentian Family
 
Luisa de Marillac, cuidado de los galeotes
Luisa de Marillac, cuidado de los galeotesLuisa de Marillac, cuidado de los galeotes
Luisa de Marillac, cuidado de los galeotes
Famvin: the Worldwide Vincentian Family
 
St. Louise de Marillac and Galley Prisoners
St. Louise de Marillac and Galley PrisonersSt. Louise de Marillac and Galley Prisoners
St. Louise de Marillac and Galley Prisoners
Famvin: the Worldwide Vincentian Family
 
Luisa de Marillac y los niños abandonados
Luisa de Marillac y los niños abandonadosLuisa de Marillac y los niños abandonados
Luisa de Marillac y los niños abandonados
Famvin: the Worldwide Vincentian Family
 
St. Louise de Marillac and Abandoned Children
St. Louise de Marillac and Abandoned ChildrenSt. Louise de Marillac and Abandoned Children
St. Louise de Marillac and Abandoned Children
Famvin: the Worldwide Vincentian Family
 
Luisa de Marillac: cuidado de los enfermos pobres
Luisa de Marillac: cuidado de los enfermos pobresLuisa de Marillac: cuidado de los enfermos pobres
Luisa de Marillac: cuidado de los enfermos pobres
Famvin: the Worldwide Vincentian Family
 
St. Louise de Marillac and Care of the Sick Poor
St. Louise de Marillac and Care of the Sick PoorSt. Louise de Marillac and Care of the Sick Poor
St. Louise de Marillac and Care of the Sick Poor
Famvin: the Worldwide Vincentian Family
 
Luisa de Marillac y la educación de las niñas pobres
Luisa de Marillac y la educación de las niñas pobresLuisa de Marillac y la educación de las niñas pobres
Luisa de Marillac y la educación de las niñas pobres
Famvin: the Worldwide Vincentian Family
 
St. Louise de Marillac and Poor Children
St. Louise de Marillac and Poor ChildrenSt. Louise de Marillac and Poor Children
St. Louise de Marillac and Poor Children
Famvin: the Worldwide Vincentian Family
 

Más de Famvin: the Worldwide Vincentian Family (20)

El Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de Marillac
El Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de MarillacEl Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de Marillac
El Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de Marillac
 
Anunciar la Buena Nueva de la Salvación siguiendo las huellas de san Vicente
Anunciar la Buena Nueva de la Salvación siguiendo las huellas de san VicenteAnunciar la Buena Nueva de la Salvación siguiendo las huellas de san Vicente
Anunciar la Buena Nueva de la Salvación siguiendo las huellas de san Vicente
 
Evangelization in the footsteps of Saint Vincent de Paul
Evangelization in the footsteps of Saint Vincent de PaulEvangelization in the footsteps of Saint Vincent de Paul
Evangelization in the footsteps of Saint Vincent de Paul
 
San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac, protagonistas de la Iglesia fr...
San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac, protagonistas de la Iglesia fr...San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac, protagonistas de la Iglesia fr...
San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac, protagonistas de la Iglesia fr...
 
Saint Vincent de Paul and Saint Louise de Marillac Played a Central Part in t...
Saint Vincent de Paul and Saint Louise de Marillac Played a Central Part in t...Saint Vincent de Paul and Saint Louise de Marillac Played a Central Part in t...
Saint Vincent de Paul and Saint Louise de Marillac Played a Central Part in t...
 
Louise de Marillac, et les petites filles pauvres
Louise de Marillac, et les petites filles pauvresLouise de Marillac, et les petites filles pauvres
Louise de Marillac, et les petites filles pauvres
 
Louise de Marillac et les pauvres malades
Louise de Marillac et les pauvres maladesLouise de Marillac et les pauvres malades
Louise de Marillac et les pauvres malades
 
Sainte Louise de Marillac et les enfants trouvés
Sainte Louise de Marillac et les enfants trouvésSainte Louise de Marillac et les enfants trouvés
Sainte Louise de Marillac et les enfants trouvés
 
Sainte Louise de Marillac et les galériens
Sainte Louise de Marillac et les galériensSainte Louise de Marillac et les galériens
Sainte Louise de Marillac et les galériens
 
Louise de Marillac et les personnes âgées
Louise de Marillac et les personnes âgéesLouise de Marillac et les personnes âgées
Louise de Marillac et les personnes âgées
 
Louise de Marillac and Care for the Elderly
Louise de Marillac and Care for the ElderlyLouise de Marillac and Care for the Elderly
Louise de Marillac and Care for the Elderly
 
Luisa de Marillac y cuidado de las personas ancianas
Luisa de Marillac y cuidado de las personas ancianasLuisa de Marillac y cuidado de las personas ancianas
Luisa de Marillac y cuidado de las personas ancianas
 
Luisa de Marillac, cuidado de los galeotes
Luisa de Marillac, cuidado de los galeotesLuisa de Marillac, cuidado de los galeotes
Luisa de Marillac, cuidado de los galeotes
 
St. Louise de Marillac and Galley Prisoners
St. Louise de Marillac and Galley PrisonersSt. Louise de Marillac and Galley Prisoners
St. Louise de Marillac and Galley Prisoners
 
Luisa de Marillac y los niños abandonados
Luisa de Marillac y los niños abandonadosLuisa de Marillac y los niños abandonados
Luisa de Marillac y los niños abandonados
 
St. Louise de Marillac and Abandoned Children
St. Louise de Marillac and Abandoned ChildrenSt. Louise de Marillac and Abandoned Children
St. Louise de Marillac and Abandoned Children
 
Luisa de Marillac: cuidado de los enfermos pobres
Luisa de Marillac: cuidado de los enfermos pobresLuisa de Marillac: cuidado de los enfermos pobres
Luisa de Marillac: cuidado de los enfermos pobres
 
St. Louise de Marillac and Care of the Sick Poor
St. Louise de Marillac and Care of the Sick PoorSt. Louise de Marillac and Care of the Sick Poor
St. Louise de Marillac and Care of the Sick Poor
 
Luisa de Marillac y la educación de las niñas pobres
Luisa de Marillac y la educación de las niñas pobresLuisa de Marillac y la educación de las niñas pobres
Luisa de Marillac y la educación de las niñas pobres
 
St. Louise de Marillac and Poor Children
St. Louise de Marillac and Poor ChildrenSt. Louise de Marillac and Poor Children
St. Louise de Marillac and Poor Children
 

Último

El sentido de la vida.pdf Como ser ùtil en la vida
El sentido de la vida.pdf Como ser ùtil en la vidaEl sentido de la vida.pdf Como ser ùtil en la vida
El sentido de la vida.pdf Como ser ùtil en la vida
MayaJesseHidalgo
 
La Doctrina de la Trinidad, un pequeño librito
La Doctrina de la Trinidad, un pequeño libritoLa Doctrina de la Trinidad, un pequeño librito
La Doctrina de la Trinidad, un pequeño librito
Oscar M Briones- Silva
 
Homo Deus, Breve historia del mañana, Yuval Noah Harari
Homo Deus, Breve historia del mañana, Yuval Noah HarariHomo Deus, Breve historia del mañana, Yuval Noah Harari
Homo Deus, Breve historia del mañana, Yuval Noah Harari
Moisés Granados
 
Francis Schaeffer HUYENDO DE LA RAZON.pdf
Francis Schaeffer HUYENDO DE LA RAZON.pdfFrancis Schaeffer HUYENDO DE LA RAZON.pdf
Francis Schaeffer HUYENDO DE LA RAZON.pdf
Oscar M Briones- Silva
 
62 El Milenio 23.08.17 .pdf
62 El Milenio 23.08.17              .pdf62 El Milenio 23.08.17              .pdf
62 El Milenio 23.08.17 .pdf
FedericoSalvadorWads1
 
Presentación vida de San Juan María Vianney.pptx
Presentación vida de San Juan María Vianney.pptxPresentación vida de San Juan María Vianney.pptx
Presentación vida de San Juan María Vianney.pptx
ClaudiaZapata74
 
la iglesia en tiempo medieval (como era la iglesia a.c)
la iglesia en tiempo medieval (como era la iglesia a.c)la iglesia en tiempo medieval (como era la iglesia a.c)
la iglesia en tiempo medieval (como era la iglesia a.c)
amiryhonatan034
 
COMO DEJAR EL ORGULLO SEGUN LA BIBLIA .pptx
COMO DEJAR EL ORGULLO SEGUN LA BIBLIA .pptxCOMO DEJAR EL ORGULLO SEGUN LA BIBLIA .pptx
COMO DEJAR EL ORGULLO SEGUN LA BIBLIA .pptx
EvangelistaOmarDiaz
 
Antropología Filosófica facil de entender.ppt
Antropología Filosófica facil de entender.pptAntropología Filosófica facil de entender.ppt
Antropología Filosófica facil de entender.ppt
FacundoRiquel
 
DIOS SU NOMBRE ES PADRE, IGLESIA CED.pptx
DIOS SU NOMBRE ES PADRE, IGLESIA CED.pptxDIOS SU NOMBRE ES PADRE, IGLESIA CED.pptx
DIOS SU NOMBRE ES PADRE, IGLESIA CED.pptx
jenune
 

Último (10)

El sentido de la vida.pdf Como ser ùtil en la vida
El sentido de la vida.pdf Como ser ùtil en la vidaEl sentido de la vida.pdf Como ser ùtil en la vida
El sentido de la vida.pdf Como ser ùtil en la vida
 
La Doctrina de la Trinidad, un pequeño librito
La Doctrina de la Trinidad, un pequeño libritoLa Doctrina de la Trinidad, un pequeño librito
La Doctrina de la Trinidad, un pequeño librito
 
Homo Deus, Breve historia del mañana, Yuval Noah Harari
Homo Deus, Breve historia del mañana, Yuval Noah HarariHomo Deus, Breve historia del mañana, Yuval Noah Harari
Homo Deus, Breve historia del mañana, Yuval Noah Harari
 
Francis Schaeffer HUYENDO DE LA RAZON.pdf
Francis Schaeffer HUYENDO DE LA RAZON.pdfFrancis Schaeffer HUYENDO DE LA RAZON.pdf
Francis Schaeffer HUYENDO DE LA RAZON.pdf
 
62 El Milenio 23.08.17 .pdf
62 El Milenio 23.08.17              .pdf62 El Milenio 23.08.17              .pdf
62 El Milenio 23.08.17 .pdf
 
Presentación vida de San Juan María Vianney.pptx
Presentación vida de San Juan María Vianney.pptxPresentación vida de San Juan María Vianney.pptx
Presentación vida de San Juan María Vianney.pptx
 
la iglesia en tiempo medieval (como era la iglesia a.c)
la iglesia en tiempo medieval (como era la iglesia a.c)la iglesia en tiempo medieval (como era la iglesia a.c)
la iglesia en tiempo medieval (como era la iglesia a.c)
 
COMO DEJAR EL ORGULLO SEGUN LA BIBLIA .pptx
COMO DEJAR EL ORGULLO SEGUN LA BIBLIA .pptxCOMO DEJAR EL ORGULLO SEGUN LA BIBLIA .pptx
COMO DEJAR EL ORGULLO SEGUN LA BIBLIA .pptx
 
Antropología Filosófica facil de entender.ppt
Antropología Filosófica facil de entender.pptAntropología Filosófica facil de entender.ppt
Antropología Filosófica facil de entender.ppt
 
DIOS SU NOMBRE ES PADRE, IGLESIA CED.pptx
DIOS SU NOMBRE ES PADRE, IGLESIA CED.pptxDIOS SU NOMBRE ES PADRE, IGLESIA CED.pptx
DIOS SU NOMBRE ES PADRE, IGLESIA CED.pptx
 

Santa Luisa de Marillac nos muestra: Los escollos a evitar

  • 1. Santa Luisa de Marillac nos muestra: Los escollos a evitar DE UN ARTÍCULO DE SOR ELISABETH CHARPY, HC
  • 2. Si Luisa de Marillac posee numerosas cualidades, si supo comunicar dinamismo a las Damas de la Caridad, tuvo que hacer frente a algunos escollos personales. La numerosa correspondencia con Vicente de Paúl permite descubrirlo.
  • 3. Uno de los primeros escollos que acechaban a Luisa se da frecuentemente en quienes se comprometen a fondo en una misión entusiasmante. El riesgo consiste en querer hacer demasiado. Vicente de Paúl la previene: ¡Bendito sea Dios de que se encuentre mejor y del gusto que encuentra en trabajar por la salvación de las almas! Pero temo que haga todavía demasiado… Tenga cuidado, por favor, señorita. Nuestro Señor quiere que le sirvamos con juicio; y lo contrario se llama celo indiscreto. SV I, 84 / ES I, 146.
  • 4. Luisa, sin duda, no ha comprendido la advertencia. Estando en Beauvais recibe una carta mucho más explícita: ¡Bendito sea Dios por haberla hecho llegar con buena salud! Tenga cuidado de conservarla por el amor de Nuestro Señor y de sus pobres miembros, y evite trabajar demasiado. Es una astucia del diablo, con la que engaña a muchas almas buenas, el incitarlas a hacer más de lo que pueden, para que luego no puedan hacer nada; y el espíritu de Dios incita suavemente a hacer el bien que razonablemente se puede hacer, a fin de que lo hagamos con perseverancia y por mucho tiempo. Obre, pues, así, señorita, y obrará según el espíritu de Dios. Consejo de gran sabiduría, que el temperamento activo de Luisa tiene dificultad en integrar. SV I, 96 / ES I, 158.
  • 5. Otro escollo fue el desaliento ante las dificultades y los fracasos. Pues, si la acogida es calurosa en muchos pueblos, hay lugares donde no se desea su presencia. En Villepreux, el párroco no acepta que una mujer vaya a la parroquia a hablar a sus feligreses. Vicente la aconseja y le ayuda a aceptar ese rechazo:
  • 6. Es muy difícil, señorita, hacer algún bien sin contrariedades; y puesto que debemos, en cuanto nos sea posible, consolar las penas de los demás, creo que haría usted un acto agradable a Dios si visitara al señor párroco, le presentara sus excusas por haber hablado a las hermanas de la Caridad y a las jóvenes sin su permiso, que usted quería hacer en Villepreux sencillamente lo mismo que había hecho en Saint-Cloud y otros lugares, y que esto le recordará su deber en el futuro, y que, si a él no le parece bien, no seguirá adelante. Y mi opinión es que así lo haga. Nuestro Señor sacará quizás más gloria de su sumisión que de todo el bien que podría haber hecho. Un hermoso diamante vale más que una montaña de piedras, y un acto de virtud de aquiescencia y de sumisión vale más que un montón de buenas obras que se practican con los demás. SV I, 81 / ES I, 143-144.
  • 7. Si es difícil aceptar el rechazo, Luisa reconoce también que no le resulta fácil mantener una actitud equilibrada ante las múltiples alabanzas que recibe. Confía sus inquietudes a Vicente de Paúl que le responde: Continúe, entre tanto, tranquila y una su espíritu a las burlas, los desprecios y malos tratos que sufrió el Hijo de Dios, cuando se vea usted honrada y estimada. Ciertamente, señorita, un espíritu verdaderamente humilde se humilla tanto en los honores como en los desprecios y hace como la abeja que fabrica su miel tanto con el rocío que cae sobre el ajenjo como con el que cae sobre la rosa. SV I, 98 / ES I, 237.
  • 8. Fue, acogiendo la Palabra de Dios —el Amor de Cristo recibido más especialmente en la eucaristía— como Luisa encontró esa energía que le permitía comprometerse en la animación de las Cofradías. Llevó a cabo en su vida lo que Vicente de Paúl diría más tarde a uno de sus cohermanos nombrado Superior del Seminario Mayor de Agde: Una cosa importante, a la que usted debe atender de manera especial, es tener mucho trato con nuestro Señor en la oración; allí está la despensa de donde podrá sacar las instrucciones que necesite para cumplir debidamente con las obligaciones que va a tener. Cuando tenga alguna duda, recurra a Dios y dígale: ‘Señor, tú que eres el Padre de las luces, enséñame lo que tengo que hacer en esta ocasión’. SV XI, 344 / ES XI, 344.
  • 9. Luisa de Marillac, animadora de las Cofradías de la Caridad por Sr. Élisabeth Charpy, HC Vincentiana: 46 : 4 , 23. Disponible en: https://via.library.depaul.edu/vincentiana/vol46/iss4/81/ Fuente: Imágenes: Archivo de imágenes de la Universidad de Depaul