"CUANDO HAS IDO MÁS ALLÁ DE LOS OPUESTOS MENTALES, te vuelves como unprofundo lago. La situación externa de tu vida, y lo ...
son los niños Índigo y Cristal?”, preguntaremos: ¿qué es la energía Índigo? ¿Y qué es laenergía Cristal? ¿Quiénes portan e...
maestro, no se sabe ser guía certero ...                                                                                  ...
vida de los otros forzadamente. Resumidamente: estos seres saben lo que no quieren pero no logransaber lo que quieren, ent...
Son niños que tienen un fuerte y vivo deseo de aprender. Quieren conocer el mundo, lo aman, elamor les quema adentro. Quie...
También traen recuerdos muy vivos de planos superiores; algunos son conscientes de ello, y otros sin darse cuenta lo viven...
parece capricho, e insisten a los niños diciéndoles: “Pero ¿por qué no quieres quedarte en estelugar?” o “¿Por qué rechaza...
compartir un artículo que pertenece a un curso que ofrezco a distancia.Espero que les traiga claridad en su camino. Afectu...
disolución. En cambio el alma siempre Es, y no hay lugar allí para el temor.Toda búsqueda desde el alma será humilde, toda...
Estas son, según Dan Millman, las siguientes: ley del equilibrio, ley de las elecciones, ley de losprocesos, ley de la pre...
GABRIEL SÁNCHEZ      2002                  11
Recuerdo mi lugar de origen, había brisas tropicales y un mar abierto; recuerdo mi infancia,me recuerdo libre...Ahora vamo...
Introducción y agradecimientos      La historia de la humanidad registra la existencia de tribus que descartaban a los niñ...
CAPÍTULO 1                        Definición de "lo índigo"                                      El período azul     Desde...
80% de los niños actuales cobijaría las capacidades asignadas a un niño índigo, aunque en muchoscasos, en forma latente.  ...
manifiesta y sistemática, existen, sí, diagnósticos realizados por parte de la psiquiatría común, queparecen guardar una í...
No son extraterrestres ni mutantes que pueden deshacer metales o atravesar paredes: son nuestros hijos, lospequeños de hoy...
Rockefeller, Ludwig van Beethoven, Pablo Picasso, Wolfgang Amadeus Mozart, Steven     Spielberg, John Fitzgerald Kennedy y...
El color azul suele predominar áuricamente en la zona de la cabeza, proyectándose con más   intensidad desde la coronilla....
Reichenbach, industrial y científico alemán, realizó un estudio sistemático sobre el mismo;     señaló que esa energía era...
más altas. Cada centro energético tiene un color que predomina. El „coronario‟, es decir el   que está en la zona superior...
 Debido a que el aura es un plasma etérico, se puede visualizar de muchas maneras. Haypersonas que tienen la habilidad de...
He creado una organización internacional llamada “Rainbow Plaza” con la finalidad de     estrechar lazos entre seres human...
En diciembre de este año después de ver un programa de televisión titulado “Infinito” en vivo,donde se explayaron más sobr...
–¿Conociste a otros niños índigo personalmente? ¿Se te parecen? ¿Puedes ver su aura?    –Francamente no conozco a ninguno....
adversarios, con quien llevaban un nivel sumamente parejo, rehuía, sin embargo, el diálogo, laevaluación casi ritual que s...
“Para poder ofrecerles un ambiente donde desarrollar todas sus posibilidades. Nuestras   estructuras sociales, educativas ...
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Cuando has ido más allá de los opuestos mentales  niños nueva era
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Cuando has ido más allá de los opuestos mentales niños nueva era

1.467 visualizaciones

Publicado el

De gran interés y actualidad

Publicado en: Meditación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.467
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
89
Acciones
Compartido
0
Descargas
4
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Cuando has ido más allá de los opuestos mentales niños nueva era

  1. 1. "CUANDO HAS IDO MÁS ALLÁ DE LOS OPUESTOS MENTALES, te vuelves como unprofundo lago. La situación externa de tu vida, y lo que ocurra allí, es la superficiedel lago". Eckhart Tolle,Practicando el Poder del AhoraBúsqueda de Profesionales y Facilitadores buscar Los Niños de Hoy, Niños Índigo y Cristal, ¿Quiénes son? Compartir [enviar por email] [imprimir]Llegan a la tierra, traen mensajes de conciencia y expansión.Traen consigo una gran madurez espiritual. Saben adónde van, y hasta algunos de ellos tienendestellos del lugar de donde provienen.Traen enseñanzas, proponen cambios. Tienen una gran misión: recordarnos quiénes somos,para que despertemos nuestro poder interior y nos reconozcamos capaces de generar elcambio que necesitamos.Son los Niños de Hoy, los Nuevos Niños, grandes seres espirituales jugando a ser niños.El amor los impulsa, buscan cambiar la tierra, cambiar al hombre, transformar la realidad.Quien quiera reconocer a estos niños, pósese en su mirada. La transparencia y pureza de susojos desnuda el alma de quien los mira. Miran fijo, de forma sabia y madura.Cuando se está frente a un Nuevo Niño, la emoción desborda el corazón, dentro se despiertauna sensación de reverencia y respeto por él.Igualmente no siempre sucede esto. Muchos adultos están tan inmersos en su mundo deproblemas y preocupaciones que estos niños pasan desapercibidos. Pero aun así ellos actúan,actúan aún más con esas personas. Si sus miradas no encuentran eco, entonces golpearán suspuertas, y si nadie corre a abrirles, permanecerán presentes hasta que alguien los invite apasar.Pero la espera a veces se hace larga, se hace eterna, y comienzan a olvidar lo que han venido adecir.Los cambios que estos niños proponen pueden llegar a cambiar el mundo, pero necesitan denosotros, los adultos. Es tiempo de abrir los ojos, ver al niño que está a nuestro lado ypreguntarnos ¿qué vendrá a decirnos?, ¿cómo empezamos a ofrecerle el espacio quenecesita?, ¿cuál es la educación más certera para este nuevo ser?, ¿cómo encuentro el puntode equilibrio entre dejarlo expandir su potencial innato, y a la vez ejercer sana ynecesariamente mi rol de padre, maestro, terapeuta o educador?Muchas teorías hablan de niños Índigo y Cristal. En general las preguntas más frecuentessobre este tema son: ¿quiénes son los niños Índigo?, ¿quiénes los niños Cristal?, ¿cuáles sonsus características?, ¿cómo los reconocemos?Todos estos interrogantes serán respondidos, aclarados y abordados con la conciencia de quesomos seres humanos buscando el equilibrio, y por ello, este tema debe ser tratado sensible ymaduramente.Teniendo en cuenta que hay mucha información acerca de este tema y también muchaconfusión que desvía el verdadero propósito de reconocer la energía de estos nuevos niños,intentaré con su ayuda y apertura dilucidar la esencia que presentan estos niños, pero con unfin: que el adulto pueda utilizar este conocimiento a modo de ayuda y guía de los NuevosNiños, en vez de tan solo agrandar el conocimiento racional.Es por eso que decido tratar este tema desde el punto de vista energético, porque de estaforma podemos hacer tangible un tema sutil. Entonces aquí, en vez de preguntar: “¿quiénes
  2. 2. son los niños Índigo y Cristal?”, preguntaremos: ¿qué es la energía Índigo? ¿Y qué es laenergía Cristal? ¿Quiénes portan esta energía? ¿Cómo reconocerla en los niños, trabajarla,encauzarla y potenciarla?Al abordar este tema desde su cualidad energética lo despersonificamos, y el término Índigo oCristal no queda solo reservado para los niños. Son energías que no solo nos hablan de losniños, sino de todas aquellas personas, sin importar la edad, que han venido con un propósitobien definido, y la energía que traen los ayudará a llevarlo a cabo.Finalmente lograremos ver que estas características hablan de un proceso evolutivo global, yque lo estamos creando que entre todos.http://www.caminosalser.com/indigocristal/MÁS INFORMACIÓN:  Los Niños Índigo o la energía Índigo de los Niños  Los Niños Cristal o la energía Cristal de los NiñosEste contenido corresponde a una extracto del Curso a Distancia “Los Niños de Hoy” .Aportado por Nancy OrtizCompartir [enviar por email] [imprimir]| Volver a la home principal |MÁS CONTENIDOS DE ESTA SECCION: Despertarnos para despertar. ¿Educar a los niños? Anécdotas de Jóvenes y Adultos de Hoy (Nº 36)(Índigo y Cristal) (Índigo y Cristal)(Por Nancy Ortiz y Guillermo A.) Hay un dicho popular Tengo 28 años y vivo Buenos Aires, Argentina. Soyque dice “ignorancia es bendición”. Esta expresión nos músico y mi rutina se basa en la vorágine de la vidadice que aparentemente puede resultarnos más artística como carrera y profesión. A diario trabajo paraaliviador, menos doloroso y con menos responsabilidad que mis canciones colaboren con la evolución. Desdesobre nuestros hombros, no saber y hacer sistemática y hace tiempo hago meditación, y desde hace más tiempomecánicamente lo que siempre hemos hecho sin aun, soy vegetariano. Aprendí Reiki y a medida que pasareplantearnos nuevas posibilidades. Mucho de lo que el tiempo me siento mejor creciendo en este medio, nohemos recibido en nuestra educación ha sido dado obstante, tengo la necesidad urgente de conocerdesde este lugar, por supuesto que no todo, pero ahora hablemos de aquello que personas índigo y cristal, ya que por momentos me siento demasiado solo. Mi carrerahemos recibido como un dogma: “Esto se hace así… Esto es así… Así son los pasos”, mantiene un entorno de mucha gente activa alrededor mío, aun así, me siento solo ...para que nosotros sistemáticamente lo reprodujéramos. Pero, desde ayer a hoy algocambió ... VER MAS ... VER MAS ... Los Niños de Hoy: Buscando nuevos enfoques de la educación y la salud Anécdotas de Niños y Adultos de Hoy (Nº 39) (Índigo y Cristal)(Índigo y Cristal) (Por Nancy Ortiz) Hoy en día son muchos los docentes,Tengo dos niños de 5 y 3 años. El mayor ya va a una escuela directores de escuelas y profesionales dedicados al áreaprivada "tradicional" y con muchos problemas de conducta. de la salud física y psíquica que están replanteándose suSegún las docentes molesta a sus compañeros y nunca se tarea, el sentido de su tarea y hacia donde van aqueda quieto. Él me dice que se aburre porque termina antes dirigirla en esta época. La humanidad está en crisis,que sus compañeros las actividades. Un día estábamos en la todo lo que hasta este momento fue consideradococina de casa y empezó a contar que él venia del planeta concreto y veraz, está resquebrajándose dejando alnúmero cinco. Que todos los de su planeta habían muerto por descubierto lo que está inconcluso y carente de sentido.una lluvia de meteoritos, pero que él, como estaba con sus Los niños son en gran parte los emergentes que dejan al descubierto este principo deabuelos de visita en el planeta cuatro, se salvó. Cuando le hundimiento social. Muchos de los sistemas educativos formales o tradicionalespregunto por sus abuelos, me dice que ahora éramos su papa y quedan obsoletos. Los profesionales que trabajan con niños se preguntan por dónde,mama que vinimos a este planeta para salvarlo/nos ... cómo y para qué ... VER MAS ... VER MAS ... Los Niños de Hoy ¿Son niños más difíciles? El cuidado de la Vida Interior del Niño. Primera Parte(Índigo y Cristal) (Índigo y Cristal)(por Nancy Ortiz) Muchos padres y educadores se (Por Nancy Ortiz). Hay un lugar interior que todossienten desorientados ante la llegada de los Niños de deberíamos conservar, un espacio de paz, de quietud,Hoy. Pero ¿son acaso niños tan difíciles de comprender? de sentimiento de Estar Bien y conformes, pese a lo queTodos coincidiremos en que estos Niños proponen afuera suceda. Este espacio interior es nuestro refugioapertura, sinceridad y renovación, sin embargo esto principalmente en los momentos de incertidumbre, de¿debiera ser algo que desoriente? ¿Es tan extraño lo que angustia o soledad. Todos debiéramos poder encontrarproponen que ni sus padres encuentran las herramientas con facilidad este espacio, para poder allí refugiarnospara guiarlos? Entonces ¿Quién los ayudará? en su paz y seguridad en los momentos difíciles. SinHabitualmente ante estos niños aparece el sentimiento embargo, lo que a menudo se siente es un gran vacío ...de "no sé nada": no se sabe ser padre, no se sabe ser2
  3. 3. maestro, no se sabe ser guía certero ... VER MAS ... VER MAS ... Madurez En La Adolescencia: El Papel De La Próxima Generación Anécdotas de Niños, Jóvenes y Adultos de Hoy (Nº 38) (Índigo y Cristal)(Índigo y Cristal) (Madre Tierra (Gaia) a través de Pepper Lewis). TengoHermanos míos, necesito ayuda con respecto a muchas 17 años, y estoy deprimido o enojado la mayor parte delcosas, les contaré: desde un inicio en mi vida, me di tiempo. A veces creo que sé por qué, pero la mayorcuenta de que existían cosas maravillosas mucho más parte del tiempo no. La mayoría de la gente no cree queallá, hablaba y veía ángeles de pequeño. Luego crecí y deba sentirme de esta manera y dicen cosas como,perdí (u olvidé) esa habilidad, luego sólo podía oír voces "espera hasta a estar tan viejo como yo, entoncesen mi cabeza, hasta que comenzó a molestarme, tendrás algo para quejarte". Alguien me dijo recientemente que hay algo diferente ytodavía las escucho, pero las vibraciones son más especial acerca de mí, acerca de mi generación. ¿Es eso cierto? Si es así, ¿cómo? ...positivas. Me siento mejor, he tenido un despertar deconciencia nuevamente y echo de menos las habilidades que de pequeño perdí ... VER MAS ... VER MAS ... El niño y la educación: La moral natural del Niño (Índigo y Cristal) El doble Origen del Niño. El doble Origen del Hombre (Por Nancy Ortiz). La esencia de todo ser humano es(Índigo y Cristal) buena, no hay ser humano que no esté conectado al(por Nancy Ortiz). Quien penetre por un instante en lo bien. Por supuesto que nuestra biografía puedemás profundo de lo que somos, descubrirá que además determinar ciertas tendencias; es decir, lasde haber adquirido lo manifiesto heredado, hay una experiencias vividas a menudo determinan nuestroesencia única, que no responde a ningún modelo y que camino, pero más allá de nuestras elecciones hay unaañade algo distinto e individual, es nuestro núcleo parte en nuestro interior que permanece inmutable.espiritual. Un niño nace, trae su cuerpo nuevo, Hablo de la esencia espiritual, de la parte más sabia yresultado de la unión de un padre y una madre, y a la verdadera que todos tenemos. Y los niños, por su pocovez, trae un Espíritu viejo, resultado de sus vivencias tiempo de existencia en la tierra, y por ende por sus tananteriores, vivencias que lo han hecho grande, sabio, conocedor, aspirador de un pocas experiencias de vida, conservan este núcleo puro ...nuevo tiempo ... VER MAS ... VER MAS ... Los Niños de Hoy: Límites Sanos y Necesarios Anécdotas de Niños y Jóvenes de Hoy (Nº 37) (Índigo y Cristal)(Índigo y Cristal) En esta nueva era donde consideramos y reconocemos a losEmi tiene hoy 8 años, desde siempre fue un niño muy niños con una fuente de sabiduría muy despierta, nos resultaespecial con un carisma que atrae a todos. Es un ser difícil encontrar la forma equilibrada y no dañina, pero a lamuy pero muy sensible, no tolera la violencia física, vez contenedora, de establecer los límites sanos y necesarios.verbal entre las personas. De pequeño no toleraba los ¿Cómo hacer para decir “No”, y no ser autoritario?, ¿Cómolugares concurridos por muchas personas, los cines e hacer para darnos cuenta de que estamos siendo justos oincluso los salones de fiestas infantiles. A medida que injustos?, ¿Cómo poner un límite sin reprimir ni dañar sufue creciendo, me empezó a contar cómo veía su psiquis, su potencial, su naturaleza de niño? ...mundo. Por ejemplo me decía "¿mamá por qué laspersonas tienen alrededor un arco iris y cada una lo VER MAS ...puede tener de distintos colores?" ... VER MAS ... Límites-Guía para los niños de hoy (Índigo y Cristal) (por Fernanda Caffaro Taboada). Repetidas veces observo que los padres tratan de El cuidado de la Vida Interior del Niño. Segunda Parte: Intolerancia, hacer todo lo que sus niños les piden, sin discernir si eso que piden es saludable o nopoca paciencia, irritabilidad. Hiperactividad para los niños. Madres y padres preguntan todo a sus hijos pequeños: qué quieren(Índigo y Cristal) comer, si quieren bañarse, o si quieren ir a natación o no. ¿Creerán que si acceden a(por Nancy Ortiz) Si el niño cada vez que está en todo lo que sus hijos les piden, van a ser vistos como más buenos y por lo tanto, mássilencio, cada vez que está quieto, cada vez que llega la queridos? o ¿Creerán que así sus niños se contentarán con lo obtenido y no losnoche y debe ir a dormir, su conciencia se va hacia “molestarán” por un rato? ...adentro y comienza a registrarse intranquilo; si cuandocomienza a registrar su interior nota que allí no hay unrefugio donde sostener su quietud y silencio, y hay encambio un sentir desordenado, inconforme, inseguro,querrá evitar de todas las maneras posibles sentirse.Entonces estos niños no se permitirán estar en silencio, no se permitirán estarquietos, irán de aquí para allá inconformes, queriendo constantemente llevar suconciencia hacia afuera ... VER MAS ...Los niños Índigo o la energía Índigo de los niñosCompartir [enviar por email] [imprimir]La energía ÍndigoMuchos seres que hoy están en la tierra tienen esta energía.Es una energía fuerte, dirigida, penetrante, capaz, innovadora, revolucionaria, iniciadora,evolutiva. Es una energía que abre y quiebra, e inicia lo nuevo.Se manifiesta muchas veces como rebeldía e insatisfacción ante lo preestablecido. Impulsa acuestionar las normas que carecen de sentido, a romper viejas estructuras como las familiares,culturales, religiosas, educativas, etc.La energía Índigo en jóvenes y adultosLos seres que se ven impulsados por esta energía no pueden adaptarse a modelos establecidos ysufren cuando se los quiere encasillar en alguno. Se resisten, desobedecen y se niegan a tener queadaptarse a un modelo que no responde a sus ideales o carece de sentido.Estos seres quieren diferenciarse, luchan por no ser iguales a todos.Están despiertos, muchos conscientemente, es decir saben lo que quieren, a dónde quieren ir yqué quieren lograr. Aceptan las elecciones de los demás aunque no estén de acuerdo con ellas, perocontinúan firmes en su propósito.Otros, están despiertos también, pero no son conscientes de la energía que traen. Saben más loque no quieren que lo que quieren, y por esta razón muchas veces desperdician su energía eímpetu queriendo romper aquello que rechazan, queriendo imponer sus ideas, cambiar a los demáso a los lugares en donde se encuentran. Desaprovechan su energía y potencial intentando cambiar la 3
  4. 4. vida de los otros forzadamente. Resumidamente: estos seres saben lo que no quieren pero no logransaber lo que quieren, entonces su energía está dispersa o mal encauzada. Muchas veces esto semanifiesta en enojo o deseo de destruir.No saben sobre qué bases construir porque aún no logran detenerse y sentir hacia dónde los guíaesta energía.Los niños Índigo, o la energía Índigo de los niñosUn niño con esta energía exigirá a sus educadores, maestros o padres, no ser visto como uno más delmontón. Deseará tener el espacio y TIEMPO para pensar por sí mismo lo que se le ofrece comoaprendizaje, y si no lo encuentra es muy factible que pierda el interés por aprender, mostrándosedesinteresado o desatando esta fuerza hacia la destrucción del espacio que no le permite sacararmoniosamente lo que necesita.Para comprender a estos niños hay que reflexionar en lo siguiente: los adultos cargamos con lamoral, la cultura y las reglas de conducta. Estas son un filtro o un freno de las fuerzas que nosempujan a hacer y decir. Si un adulto se encuentra en un lugar que no le agrada, hay tres opciones.Una: se retira; dos, emite su opinión lo más respetuosamente posible. Tres: hace silencio y aceptael lugar tal cual es. Todas estas formas tienen que ver con códigos de comportamiento social,códigos que, por supuesto a falta de auto-conciencia, muchas veces necesitamos. Bien, el niño quetiene esta energía no acepta códigos impuestos de afuera, e incluso muchas veces encuentra placeren romperlos. Estos niños aceptan los códigos solo si los comprenden y tienen sentido.Entonces, si no está el tiempo y el espacio para procesar lo que debo aprender, “aquí no tengo nadaque hacer” piensa el niño, y busca la manera de salir de esta situación. Qué formas encontrará,dependerán de qué tan grotesco y chocante sea el espacio en el cual se encuentre, de quéposibilidad de diálogo haya en dicho lugar y de qué educación haya recibido en su hogar.Resumiendo, estos niños necesitan tiempo y espacio para procesar lo aprendido, y si esto no está,las consecuencias se harán ver.Otra característica es que estos niños exigirán tener la posibilidad de experimentar y COMPROBAResta verdad que se les está presentando tan abstractamente.Ellos aprenden por participación, desean ser autores o coautores de la vida que viven. Comoeducadores debemos encontrar esta fórmula en la educación, y un punto que podrá ayudarnoscuando resulta difícil llevar a la práctica un conocimiento, es que luego de cualquier actividadofrecida siempre haya una instancia de reflexión grupal. Una instancia de participación.Estos niños cuentan con un alto grado de energía, y si en general llevan una vida sedentaria o depoco movimiento corporal, a menudo esta energía supera sus cuerpos; los niños parecendesbordarse, se tornan sobreactivos, ansiosos, impulsivos, con una inconformidad constante quefácilmente se desvía hacia la rebeldía o agresividad.Los niños con energía Índigo no aceptan órdenes impuestas, y cuando se encuentran ante personasautoritarias se muestran desinteresados y cuestionadores. No aceptan un “No porque no”.Quien quiera llegar verdaderamente al alma de estos niños, deberá ganarse ese privilegio. No es unsimple conquistar su amor, ni calmarlo fácilmente. Deberán escucharlos, verlos, comprenderlossinceramente. Deberán sentir genuino interés por ellos.Estos niños piden un reconocimiento de alma a alma. No se trata de una táctica donde se busqueganarse al niño para que no cause problemas. Hay que cambiar el sentir de no conocer al niño yhacer un gran esfuerzo para llegar a él, por sentir que ya se ha estado con este niño y se hapactado en algún lugar este encuentro. Es re-conocerlo. Es como si el adulto volviera a ver al niñonuevamente. Ahora solo hay que recordar cómo era esta relación, vivir el amor que los unía.Mucho de lo nuevo aparecerá cuando reconozcamos que a este niño ya lo conocemos, que es másque un niño y que yo soy más que su padre, docente o terapeuta. Una vez que se haga conscienteesto, la relación se transformará y llegaremos al niño desde un nuevo lugar. Se abrirá la intuición ycon ella nuevos canales por donde llegarán ideas, formas, palabras que harán más profunda yverdadera la relación con el niño.Estos niños no querrán ser tomados como chiquillos que nada entienden y que nada saben, querránuna relación simétrica, donde todos se respeten desde el lugar en donde están.Muchas veces se los trata como desinteresados, vagos o sin motivación; nada más alejado que esto.4
  5. 5. Son niños que tienen un fuerte y vivo deseo de aprender. Quieren conocer el mundo, lo aman, elamor les quema adentro. Quieren saber qué pueden hacer en él y cómo pueden transformarlo. Perocuando el aprendizaje se hace monótono, un simple repetir teorías y fórmulas, estos niños noencuentran cómo canalizar su amor e interés, y es necesario descargar el fuego afuera.Si logran unir la experiencia con el aprendizaje, serán niños inteligentes, y cuandodigointeligentes me refiero a que serán rápidos en captar lo importante, y profundamenteinteresados.Pero como adultos dedicados a la educación, ¿sabemos lo que es importante? ¿Nos hemospreguntado para qué se aprende cada cosa o qué es lo que verdaderamente importa aprender encada momento?Nuevamente volvemos a los adultos. Hay que despertar el discernimiento y rescatar qué quierodespertar en el niño.Estos pequeños seres quieren nuevas formas de aprender, y este es el mayor problema que tienenen la escuela. La escuela con su viejo sistema no les despierta el sentir, solo apela al frío pensar.Para el niño hay un abismo entre este modo de aprendizaje y lo que él puede llegar a dar.Quieren adultos creativos, valientes, capaces de renovar sistemas.No hace falta cambiar la escuela toda, o todos los sistemas de creencias familiares. Olvídese de lafrase que respalda su comodidad o que lo hace sentir impotente: “No hay lugar para nuevas ideasen esta sociedad”, “la directora de esta escuela no acepta nuevos emprendimientos”, “los padresme lo cuestionarán”, “tengo miedo de perder el control de mi hijo” o “qué dirán de mí misfamiliares, pensarán que he perdido la razón”. No se trata de perder la razón, se trata de unir larazón y el corazón, pues de esta manera seremos siempre coherentes, cuidadosos y conscientes.Usted, de la puerta para adentro de su hogar, de su grado, de su espacio personal, puede ser un servivo y dinámico. ¡Que corra fuego por sus venas! ¡Que haya pasión, que arda su corazón, y que esefuego construya lo nuevo!Salga a la vida a conquistarla, no a entregar su individualidad, su cualidad como hombre único.No lo haga con usted, no lo haga con el niño.Este contenido corresponde a un extracto del Curso a Distancia “Los Niños de Hoy” .Aportado por Nancy Ortiz[...] Continua en el Curso "Los Niños de hoy con: "El peligro o desafío de la energía Índigo en losniños" y "El potencial de la energía Índigo en los niños".http://www.caminosalser.com/483-indigocristal/los-ninos-indigo-o-la-energia-indigo-de-los-ninos/Los Niños Cristal o la energía Cristal de los NiñosCompartir [enviar por email] [imprimir]La energía CristalAsí como la energía Índigo es una energía fuerte, dirigida, penetrante y revolucionaria, la energíaCristal es flexible, sensible, redondeada, por lo cual no confronta y choca, sino que busca la formamás empática de llegar al afuera. No se impone, sino que intenta participar, guiar y aportar através de la comprensión y el ejemplo.Es una energía que no desea romper sino transformar.La energía Cristal en jóvenes y adultosLos seres portadores de esta energía no tienen una mirada crítica del afuera sino una miradareflexiva, y por esto muchas veces son silenciosos y parecen pasivos. Pero en realidad hay que saberque pese al silencio y a la aparente pasividad, dentro de ellos el mundo está sucediendoactivamente. Solamente que, repito, esta energía jamás podría imponerse sobre otros, y por eso amenudo les es difícil encontrar la manera de exteriorizar su mundo, aunque desde ya, es importanteque encuentren la forma de hacerlo. Los seres que portan esta energía suelen mantener una amplia conexión espiritual, aunque muchosno la demuestran. 5
  6. 6. También traen recuerdos muy vivos de planos superiores; algunos son conscientes de ello, y otros sin darse cuenta lo viven como anhelos que los hacen soñadores e idealistas “sin los pies en latierra”.A veces se sienten solos, porque no encuentran la pareja, los amigos o familiares con quiencompartir lo que traen.Puede que muchas veces sean tomados como personas indefensas y de baja autoestima. Pero sísaben quienes son, y saben defenderse, pero no como lo hace la mayoría. No pueden pelearse, ymenos físicamente, no tienen esa energía. Saben internamente, consciente o inconscientemente,que al lastimar a otros se lastiman a ellos mismos.A menudo estos seres tienen la sensación de ser “de otro planeta”, sienten que el mundo físico esun gran desafío, y esto puede ocasionarles miedos o dificultades en encontrar un espacio dondesentirse “en casa”. Esto sucede mucho con los jóvenes de hoy, aunque la edad no es un marco paraesta sensación; muchos incluso la pueden sentir en la adultez.En los jóvenes esta dificultad se ve muchas veces en el momento de ingresar a un trabajo o iniciaruna carrera universitaria, que lejos están de contemplar este mundo interno que llevan. Inclusopueden tener dificultades cuando el afuera, no comprendiendo su modo de ser, se impone ypretende obligarlos a insertarse en algún plano que ellos no desean.Saben lo que quieren, pero muchas veces se sienten tan sensibles que prefieren no luchar contra lafuerte corriente del mundo. Otros en cambio, aquellos que han logrado creer en sí mismos,mantienen su fortaleza en el espíritu, y desde este nuevo y poderoso lugar, el mundo no se lespuede negar, se abre a sus indicaciones e intenciones.Los niños Cristal, o la energía Cristal de los niñosImagine a este niño en una escuela convencional: 30 o más niños en un aula. Con compañeros que,por diferentes razones, manifiestan mucha agresividad y se llevan toda la atención del maestro. Unmaestro que, aun imaginándolo con las mejores intenciones, pero con 30 o más niños y un cuarto deellos con problemas de conducta, por más buena predisposición que tenga estará desbordado. Yaquellos niños calladitos, que nunca causan un conflicto, son una bendición para este maestro.Pero, que estén calladitos no significa que no necesiten nada. Muchas veces sencillamente significaque no han encontrado la forma de hacerse un lugar, no han encontrado la forma de hacerseescuchar, y se han resignado.Un niño con esta energía jamás podrá ganarse un lugar a la fuerza, ni llamar la atención gritando ode forma agresiva. Su lugar se lo hace en silencio, solo que esta humanidad acostumbrada aescuchar el problema más urgente y ensordecedor se encarga de lo más sobresaliente en esteaspecto, y lo sutil queda olvidado.Los niños con energía Cristal a menudo son aquellos que, en los grupos de la escuela o grupos extraescolares, pareciera que no están, que no quieren o no se animan a participar en las actividades olos juegos grupales.Parecen no tener interés, o en realidad no se puede saber si están o no interesados. Pero hay quesaber que aprenden mucho observando. No es que no juegan, juegan adentro. No es que no seinteresen, están vivamente concentrados. No es que no participen, participan internamente deforma activa.Repiten adentro todo lo que ven. Esto no significa que esto sea lo ideal, significa que es una formaque muchas veces encuentran cuando les cuesta abrirse su propio espacio afuera, debido que elafuera tiene códigos muy distintos a los que ellos tienen y necesitan.Muchas veces también tienen una mirada supra sensible. Esto se debe a que muchos niños con estascaracterísticas tienen sensibilidad a planos no físicos o astrales. Hablo de planos donde reside elmundo espiritual, y donde también están nuestras emociones, pensamientos, ideas. Desde estaconexión muchos captan los pensamientos, emociones y vibración de personas o lugares.Por eso son niños que aman intensamente o rechazan intensamente. Muchas veces las palabras paraellos están de más, porque innatamente se guían por lo que perciben. Algo que para los adultos6
  7. 7. parece capricho, e insisten a los niños diciéndoles: “Pero ¿por qué no quieres quedarte en estelugar?” o “¿Por qué rechazas a tal persona?”. La respuesta es: están percibiendo algo que nosotrosno.También sucede que tienen una relación muy estrecha con personas que tal vez han visto muy poco,o tienen gran predilección hacia alguna persona en particular. Esto puede deberse a que encuentranen estas personas algo que resuena con ellos, un parecido, una afinidad energética o álmica, que nopuede describirse con palabras.El extremo de esta percepción es cuando además de sentir, los niños ven. Por ejemplo, muchosniños ven el aura de las personas, y lo describen como colores alrededor de los cuerpos o de lascabezas.O ven incluso seres desencarnados que están en otros planos sin haberse ido aún. Muchos niñossufren o bloquean esta capacidad cuando no logran controlarla, y cuando los padres, sin podertomarlo con tranquilidad, se asustan y asustan al niño.Otra característica de estos niños es que tienen un especial amor al mundo, a los humanos, y hastaincluso los admiran y obedecen sin reclamos. Por eso en general no tienen problemas con loslímites, es más, muchas veces son demasiado obedientes. Bien les vendría imponer su sentir enalgún momento, y generar fortaleza defendiendo sus ideas. Por lo tanto hay que tener cuidado conla manera en la que nos expresamos ante estos niños, ya que están tan atentos a lo que afuerasucede, que cualquier palabra de un referente es absorbida, sea positiva o negativa. Es decir,contribuya a potenciar sus capacidades o las disminuya.En la escuela, lamentablemente, pueden sufrir maltratos y burlas de niños con otra energía, perocon ayuda de un maestro consciente se puede trabajar para generar una cohesión grupal y un amorhacia la diversidad.También sucede que si en esta aula hay algún niño Índigo con su energía bien encauzada, es muyposible que le surja defender y hacer respetar a este niño.Los seres con energía Cristal son un complemento para la energía Índigo. Cuando los Índigos abrencaminos, los seres Cristal ponen las semillas que darán el fruto de lo nuevo. Cada uno cumple con supropósito.Este contenido corresponde a un extracto del Curso a Distancia “Los Niños de Hoy” .Aportado por Nancy OrtizConfusión basada en los términos, conceptos y clasificacionesCompartir [enviar por email] [imprimir]Muchos padres nos escriben contándonos anécdotas o experiencias con sus niños; muchos adultosnos escriben y nos redactan su propia vivencia, su camino por la vida.La mayoría de las experiencias son maravillosas, y algunas veces también dolorosas, pero siemprehay por detrás un gran potencial para el crecimiento. Sin embargo, dentro de estas anécdotas quenos cuentan, muchas veces surge una misma afirmación, que a veces se torna duda. Una duda queva y vuelve de persona en persona: “¿soy índigo?” “¿soy cristal?” “¿mi hijo es índigo o cristal?”Por supuesto que estas energías, a veces llamadas "Índigo o Cristal", de una manera u otra formanparte de todos nosotros. Hay adultos, hay niños, personas de todas las edades sintiéndosediferentes, sintiéndose ajenos a este mundo y con una búsqueda espiritual muy presente. Estosseres existen, son seres espirituales respirando en la tierra. Son seres que mal comprendidos puedenser llamados enfermos o con ciertos déficits. Y para que el mundo no los mal catalogue se los hallamado “Índigo o Cristal”, términos que pueden ayudar a comprenderlos y guiarlos con mayorconciencia. Pero he aquí la confusión: ¿Qué es lo verdaderamente importante de sentirsediferente? ¿Qué es lo verdaderamente profundo de pensar o sentirse Índigo o Cristal? Malcomprendidos, estos términos pueden llevar a más separación entre las personas en lugar detraer claridad y Unidad.Muchas veces detrás de estos términos se esconde una búsqueda superficial, una búsqueda que noproviene del alma sino de la necesidad del ego de "pertenecer" y sentirse superior.Todos somos importantes, únicos. Todos somos seres espirituales despertando cada día a una nuevaconciencia.Debido a esta confusión, o a esta forma de abordar los temas Índigo y Cristal, siento necesario 7
  8. 8. compartir un artículo que pertenece a un curso que ofrezco a distancia.Espero que les traiga claridad en su camino. Afectuosamente,Nancy Ortizhttp://www.caminosalser.com/484-indigocristal/los-ninos-cristal-o-la-energia-cristal-de-los-ninos/Confusión basada en los términos, conceptos y clasificacionesEs maravilloso saber de estos nuevos niños. Saber de su existencia nos permitirá cuidarlos y estaralertas a sus necesidades. Sin embargo está sucediendo que la información sobrepasa la capacidadde la mente y muchas personas comienzan a confundirse en los términos: “Índigo o Cristal”,dejando de apreciar al niño por el solo hecho de ser niño.Paso a explicar qué quiero decir con esto.Índigo y cristal, son términos que nos han ayudado mucho a descubrir a los niños de hoy. Sontérminos, que por supuesto, dicen grandes verdades, pero no hay que estancarse en la forma.Me refiero cuando por ejemplo un padre cataloga a su niño diciendo: “Mi niño es índigo”, “mi hijoes Cristal”, “¿qué puedo hacer? mi hijo es especial”.Esto es limitarse al término, a la simple palabra: “Índigo o Cristal”. Sin darse cuenta, lo único quegeneran, son bloqueos de la verdadera pureza y fluidez del niño.El niño de hoy es especial y tiene mucho para darnos, pero no debemos estancarnos en laclasificación porque esto es lo que nos aleja de la verdadera esencia de lo que significa índigo ocristal.Nos aleja porque interiormente pensamos “mi niño es diferente a los demás”. Por lo tanto algo quedebería trabajar para la luz, para aclarar el camino de los seres, confunde, crea separación.Por ello considero que es solo un término sin importancia cuando es mal utilizado o cuando carga alniño de responsabilidades que no debería.Sé de muchos padres que les cuentan a sus niños que son índigo o cristal.Quizás lo hacen porque quieren ayudarlo, pero el niño no está preparado para entender desde lamente lo que significa esto.El niño tan solo Es, y ahí se ve la verdadera magia.Entonces comunicarle al niño que es índigo o cristal, es contraproducente. Puede generarle muchaconfusión, condicionarlo y bloquearle la magia innata que trae.¿Por qué puede bloquearlo?El niño para seguir siendo aceptado, amado y para seguir satisfaciendo a sus padres, creará,conciente o inconcientemente, situaciones donde les demuestre lo especial que es. Inventaráhistorias, sueños, hará preguntas planeadas, entre otras cosas; cuando en realidad todo esto no esnecesario, porque el niño está inmerso en una historia, en un cuento de hadas, duendes, luces yfantasías.No hay nada que inventar, solo hay que dejarlo salir.¿Por qué se crea tanta confusión ante estos términos nuevos que aparecen para ayudarnos y aclararnuestras dudas?El niño, y la inmadurez Espiritual del adultoTodos estamos en un camino de búsqueda, de querer encontrar la Verdad.Se puede buscar este camino dejándose fluir, dejando que el Universo nos guíe hacia esta Verdad; ose puede encontrar el camino, iniciándose en alguna técnica espiritual ya sea de meditación otantas otras que hay hoy, la cual puede llevarlo a un estado de conciencia superior y decomprensión mayor. También se puede buscar esta Verdad a través de la lectura de libros, deinformación de Internet y de otros medios.Todo es válido, a cada uno le llega lo que necesita. Cada uno encuentra el camino que lo llevará ala verdad.Pero ¿qué sucede si la mente domina esta búsqueda? ¿Si somos herramientas de la mente y no ellauna herramienta nuestra?, ¿si somos víctimas del ego?La mente y el ego son una parte necesaria del humano, pero siempre debemos observarlas porquees el alma la que debe guiar nuestras vidas.La mente y el ego están condicionados por el miedo, siempre buscarán reforzarse por temor a su8
  9. 9. disolución. En cambio el alma siempre Es, y no hay lugar allí para el temor.Toda búsqueda desde el alma será humilde, toda búsqueda desde el ego y la mente, posiblementedesviará y sumará más confusión.Entonces, si la búsqueda parte desde el ego y no desde la humildad, toda técnica que nos lleve asaber más, toda la información que hallemos, reforzará una parte superficial, una parte que enprofundidad no somos.Armaremos una falsa identidad, buscando ser seres “especiales”. Vamos a querer que todo lo quesabemos que existe, hable de nosotros. Vamos a buscar mentalmente las "coincidencias"presionando el fluir y estancándonos en la forma.Y si esto sucede con una persona que tiene hijos, esta ansiedad y falsa identidad va a ser trasladadahacia los niños. Querrán que sean “especiales”, forzando su naturaleza, sin poder apreciar lo que yaSon siendo niños.¿Por qué sucede esto?Muchos padres quieren que sus hijos "sean índigo o cristal". Buscan que las características quedescriben a estos seres, sean las que describan a sus hijos.Desde ya que estas energías de una u otra forma están presentes en los niños de hoy, pero estospadres suelen perder de vista la razón por la cual necesitan saber el origen de sus niños. Ya no losimpulsa el saber para acompañarlos y comprenderlos, sino que necesitan realizarse en ellos.Solo desean saberlo para sentirse especiales ellos.¿Y a quien ayuda a crecer esta mentira?A nadie. Nadie sale beneficiado.El niño sufre porque se siente condicionado, y el padre se engaña a si mismo creyendo haber llegadoa la verdad, no pudiendo ver que la Verdad siempre estuvo ante sus ojos.¿Como se puede dar cuenta si está fluyendo naturalmente con su hijo, o si no lo esta encasillando, ypor ende, condicionando?Posiblemente no tendrá necesidad de saber qué es su hijo, ni cómo clasificarlo, sino que solo tendrála necesidad de que sea feliz, de que crezca plenamente.Pero aun así, si necesita saber el origen de su niño, en silencio buscará las respuestas, pero lasguardará en su corazón.Lo especial fluye y sale del alma del niño por si solo. No hace falta presionar, el niño es espiritualde por si, y esta espiritualidad es diferente en cada niño. Esto lo hace único.Si la búsqueda es sincera, temas como “Índigo y Cristal” le aportarán crecimiento.Tenemos que lograr llegar a esta Madurez Espiritual.Hay mucha información, mucho falso estímulo, y esto puede desequilibrarnos espiritualmente, peroa la vez, nos puede ayudar a discernir concientemente entre aquello que aporta verdaderamente anuestro crecimiento y aquello que no.Esta Madurez Espiritual proviene de la Paz interior, de no necesitar pertenecer a ningún lugar parasentirse completo.Esta madurez llegará a usted, ni siquiera hay que buscarla, pero podrá facilitar su llegada, haciendoconciente su parte inmadura, su parte egóica que necesita “pertenecer” para sentirse segura.Sea sincero con usted, camine en paz........Este artículo pertenece al Curso a Distancia: “Los Niños de Hoy”.Aportado por: Nancy Ortiz: www.caminosalser.com/nancyortizCreadora de la "Propuesta CaminosAlSer para padres y/o familiares de Nuevos Niños", en la sección"Indigo y Cristal".http://www.caminosalser.com/485-indigocristal/confusion-basada-en-los-terminos-conceptos-y-clasificaciones/http://www.cultivaelespiritu.com.ar/ninos/articulos/indigoocristal.htm diferencia en cuadros 9
  10. 10. Estas son, según Dan Millman, las siguientes: ley del equilibrio, ley de las elecciones, ley de losprocesos, ley de la presencia, ley de la compasión, ley de la fe, ley de las expectativas, ley de laintegridad, ley de la acción, ley de los ciclos, ley de la rendición y ley de la unidad. Autora del libro "The Care and Feeding of Indigo Children” (El Cuidado y la Alimentación de losNiños Índigo) y de un libro por publicar pronto "The Crystal Children" (Los Niños Cristal), ambos enla editorial Hay House. Visitar su página Web en ingléswww.TheCrystalChildren.com, con artículos yuna cartelera especial de mensajes para padres, abuelos, educadores y niños Cristal, para que seapoyen mutuamente. NIÑOS ÍNDIGO ¿Cuál es el Mensaje?10
  11. 11. GABRIEL SÁNCHEZ 2002 11
  12. 12. Recuerdo mi lugar de origen, había brisas tropicales y un mar abierto; recuerdo mi infancia,me recuerdo libre...Ahora vamos hacia el fondo profundo del camino: después de haber girado hay otro mundogirando dentro de éste, rompiendo el abismo. – Laurie Anderson
  13. 13. Introducción y agradecimientos La historia de la humanidad registra la existencia de tribus que descartaban a los niños débiles,quemaban a los albinos o se sometían a los conquistadores suponiéndolos dioses. Hoy, un acuerdorelativamente universal nos permite, al menos en el plano teórico, tomar nota de las diferencias sincaer en extremismos, cotejando opiniones, absteniéndonos de sacralizar o demonizar lodesconocido. Indagar desde la curiosidad y divulgar lo descubierto es una tendencia que nos caracterizacomo especie y crece siglo tras siglo. Esto genera, a su vez, descubrimientos sobre nuestra propianaturaleza, y brinda respuesta a algunos interrogantes. Por mi parte, intenté bajar al papel un tema que casi no presenta antecedentes impresos enespañol y que los medios periodísticos tocaron apenas anecdóticamente. La búsqueda que abordanestas páginas fue planteada a partir de indicios y sin certezas. Durante mi trabajo, descubrí unaverdad tan evidente que pasa inadvertida, como en aquella “carta robada" de Poe*. Frente a nuestros ojos hay nuevos niños con virtudes específicas. Sus atributos, más allá delrótulo que podamos adjudicarles, palpitan en la esencia de lo humano. Para verlos, se requiere unamirada sin prejuicios, un poco del extrañamiento que aconseja la antropología. Aquello que seaborda “a lo viajero”, suele abrir las puertas a una aventura llena de revelaciones. Por otra parte, y aun más allá del fenómeno puntual que investigué mientras escribía, leía oentrevistaba, el asombro sobrevino con cada testimonio: todos los niños tienen misterio. Como integrantes de nuevas generaciones en la Tierra, los niños siempre traen cambios conellos. Sin embargo, el estrépito casi apocalíptico de las últimas décadas significó una implosiónmayor de respuestas, alternativas, y cosmovisiones. Los emisarios de ese caudal están naciendo. La naturaleza de esos cambios y sus portadores, desde una de las tantas perspectivas posibles,es lo que intento volcar en este volumen. Hubo quienes al aportar testimonios para estainvestigación aceptaron identificarse. Esos testigos han sido mencionados con sus respectivos e-mail, que constan en el propio texto, para facilitar futuras búsquedas. Otras personas prefirieron contribuir a mi trabajo aunque sin “entrar en cuadro”, algo querespeté por razones obvias, en la medida en que había niños de por medio. Pero todas lascolaboraciones resultaron importantes. Roberto Crottogini; Flavio Cabobianco y Alba, su madre; Carlos Rocco; María LuisaPastorino; Susana Galperin; Molly Hamilton Baillie, así como los niños y padres queanónimamente enriquecieron este libro con su participación, merecen mi sincero agradecimiento. – G. S.* Edgar Allan Poe, narrador y poeta norteamericano (1809-1849). En su cuento “La carta robada”,expone un ejemplo de cómo cierta actitud obstinada pero sin apertura en la búsqueda de algo,puede a veces ocultarnos su presencia evidente, mucho más inmediata que lo supuesto. 13
  14. 14. CAPÍTULO 1 Definición de "lo índigo" El período azul Desde hace más de una década, se escucha por parte de adultos que frecuentan círculosespirituales o adhieren a la perspectiva de un plan evolutivo, observaciones con relación a nuevosniños, diferentes, más evolucionados. Los comentarios acerca de bebés y niños recién llegados a la vida con una luminosidad distintaen los ojos que, a medida que crecen, muestran facultades ampliadas para adaptarse rápidamente alvértigo de la tecnología, se multiplican en forma geométrica. Casi todos los adultos de hoy conocen, saben de, o han escuchado hablar a alguien que tiene unhijo con características sorprendentes; que incorpora conocimientos en forma instantánea, queanticipa episodios por venir, que parece comunicarse con un código implícito, insondable,trascendiendo los lenguajes infantiles habituales. Si bien todavía no puede hablarse de un fenómeno masivo, la cantidad de casos aislados –perocon características similares– que se presentan en distintos puntos del planeta, indican unaconstancia: lo que parece extraordinario en algunos niños tiende a tornarse natural en la mayoría. No sólo muchos padres lo han advertido: también maestros y pediatras perciben que las nuevasgeneraciones “vienen con algo distinto”; más preparadas para el particular tiempo que les toca, concierto conocimiento de otras realidades, con una mentalidad más elástica y una reveladoracapacidad de interactuar mediante nuevas pautas ante el mundo y sus semejantes. Quien planteó por primera vez la calificación índigo aplicada a un grupo de niños fue NancyAnn Tappe –parapsicóloga, conferencista e investigadora en esa materia– en su libroUnderstanding Your Life Through Color (Comprendiendo tu vida a través del color), publicado enlos Estados Unidos en 1982. Tappe explica que los seres humanos irradiamos “capas áuricas” con determinados colores. Yque sólo algunas personas podrían ver dichas auras; no obstante, en esas capas, según los colores enjuego, se definirían rasgos de personalidad y otros aspectos inherentes al individuo. La autora identificó las características de los grupos por colores y luego las desarrolló. De unamanera análoga a la astrología, que clasifica rasgos de personalidad o tendencia en grupos deacuerdo con nuestra ubicación cósmica al momento de nacer, también en el color de las aurasestarían inscriptos, desde los primeros instantes de nuestras vidas, ciertos rasgos similares que sonmuy notorios cuando sabemos cómo buscarlos. Ella misma declara haber visto las auras de los ni-ños en esa intensidad cromática, cuya definición en el diccionario ronda el “añil, colorante naturalazul oscuro obtenido de varias plantas del género Indigófera”. Sin embargo, el color índigo es sólo una de las características de estos niños a quienes se leshan asignado diversas maneras de identificación o denominaciones: Niños estelares, Niñosespeciales, Niños de luz, Niños de la Nueva Era, Nuevos niños, Niños mágicos, Niños nazarenos oacuarianos, Dark blue children, Millenium children, entre otras. La aparición de esta “nueva generación” comenzó a ser registrada por distintos observadoresdesde 1970. A partir de la década de los noventa se han incrementado testimonios acerca de lapresencia de niños índigo en todo el mundo. Según estimaciones de esos mismos observa dores, el14
  15. 15. 80% de los niños actuales cobijaría las capacidades asignadas a un niño índigo, aunque en muchoscasos, en forma latente. En ese contexto, los investigadores recomiendan a padres y educadores proponerse una nuevamirada. La amplitud y comprensión necesarias para reconocer a nuevos niños que traen cualidadestan particulares al mundo, finalmente abarca mucho más que a un grupo determinado. Los atributosque llegan con ellos inciden en la humanidad en su conjunto, impulsando una evolución de laespecie, una apertura a lo espiritual, una reformulación global de los valores, en la medida en queellos son los adultos del futuro. Las voces que sostienen y divulgan su presencia, aseguran, en el marco de la idea de lareencarnación, que estos nuevos niños no acarrean aprendizajes pendientes o residuales de vidasanteriores y que algunos vendrán sin ningún karma. El investigador norteamericano Lee Carroll, autor del libro Índigo Children (no traducido aúnal español) es el primero en desarrollar, partiendo del aura y adentrándose luego en otros territorios,la caracterología de los niños índigo. Carroll destaca en ellos un “elevado coeficiente intelectual” –apartir de los tests por él realizados– combinado con una “enorme capacidad creativa”, teóricamenterespaldada, a su vez, por una mayor utilización del hemisferio derecho del cerebro. Paralelamente, la especialista norteamericana en temas espirituales, Jan Tober –coautora dellibro de Carroll– agrega que poseen conocimientos sorprendentes, saberes que podrían parecerdescabellados frente a nuestro sistema de pensamiento y paradigmas dominantes, propios depersonas nacidas en décadas anteriores. "A la mayoría les encanta manejar computadoras, aprenden a usarlas sin ayuda, resolviendo incluso, si se les permite, los inconvenientes operativos con que muchas veces tropezamos los adultos", asegura Tober. El siguiente testimonio ejemplifica la estrategia mental de un niño índigo: en clase dematemáticas la maestra escribe los números 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, en la pizarra y pregunta:¿cuál de esos números es divisible por dos? La respuesta del niño en cuestión es todos. Este episodio real –que el cine expuso en la película “Mentes que brillan", dirigida por JodieFoster– da la pauta de cómo encaran ellos el conocimiento: desde una perspectiva libre de atadurasmetódicas, de pasos intermedios o redundancia logística. Otras características que definen a los niños índigo según los relevamientos existentes:  Abordan los procesos ejecutivos de la tecnología y el pensamiento en general con destrezaintuitiva: van a lo esencial.  Tienen una gran energía y son incansables (algunos duermen muy pocas horas) procurándosetiempo extra para incorporar conocimientos, según aseguran quienes los tratan con frecuencia.  Se muestran comprensivos cuando reciben explicaciones y se rebelan ante el simpleautoritarismo proveniente de sus padres, de sus educadores o de la sociedad en general.  Rechazan la carne de cualquier animal y los alimentos excesivamente elaborados.  Comprenden más rápidamente que otros niños de su edad las trampas del consumismo y delas modas. Frecuentemente se diagnostica a los niños índigo como hiperactivos. Aunqueinstitucionalmente ni la medicina ni la psicología se han propuesto decodificar los indicios en forma 15
  16. 16. manifiesta y sistemática, existen, sí, diagnósticos realizados por parte de la psiquiatría común, queparecen guardar una íntima relación con las aptitudes atribuidas a los niños índigo. Así, al hablar de niños especiales, hiperactivos, con particularidades como las que venimoscomentando, surgen en el panorama psiquiátrico, dos siglas: ADD (Attention Deficit Disorder) otrastorno de deficiencia de atención y ADHD (Attention Deficit Hyperactive Disorder) o trastornode deficiencia de atención con hiperactividad. ADD y ADHD suelen acompañar el desarrollo evolutivo de los niños índigo, ocasionándolesdificultades, particularmente en el ámbito escolar formal, donde impera la linealidad metodológica(regla de oro para el actual modelo educativo) que a ellos tanto les cuesta seguir. Lo cierto es que, aun en el marco de este síndrome, los niños índigo sí prestan atención, perosólo a aquello que les interesa, a partir de lo cual son capaces de saltearse instancias metodológicasconvencionales y profundizar con agilidad autodidacta. Así, cuando una motivación los impulsa, esfrecuente que tomen sólo una parte del problema y lleguen a resolverlo con la plenitud orgánica deun todo, alcanzando en sus conclusiones notables grados de sutileza y claridad. La conciencia cósmica, la telepatía, la capacidad de sanación, la inquietud por trascender elplano netamente denso o material de la existencia, son dones que habitualmente operan a la par desus abordajes mentales frente a distintos temas. Grupos de científicos, terapeutas, médicos, biólogos y escritores se interesan cada día más en lacuestión de los niños índigo. Gente que vocacionalmente inclina su lupa hacia los fenómenosinexplicados en los canales y métodos habituales, repara expectante sobre el potencial cambioevolutivo disparado por los “nuevos niños” en particular. A los testimonios personales y observaciones de orden psíquico se sumaron elementos deanálisis surgidos en el campo de la investigación genética, más precisamente con relación al ADN*.Esto trascendió, incluso, el interés de padres y educadores, generando una comunidad deobservadores que se incrementa día a día, según comprobamos en publicaciones especializadas,foros de discusión en la web e intercambio de información entre particulares de distintas partes delmundo. Sin embargo, y afortunadamente, el fenómeno aún no ha sido descubierto ni explotado por losmedios de comunicación masivos, ávidos de audiencia a cualquier costo. Tal situación propicia una búsqueda con ventajas y dificultades: por un lado estamos ante laposibilidad de transitar un camino poco contaminado por excesos especulativos, propios delsensacionalismo. Por otra parte, podría decirse que “la verdad cuida a la verdad”: en el propiofenómeno de los niños índigo subyace un aporte humanístico que desarticula el lenguaje mediáticopor excelencia, ligado a la magia efectista, a la prestidigitación, al truco más que a la reflexiónprofunda acerca de nuestra evolución como especie. En cuanto a las dificultades, comprobé que no eran demasiadas las fuentes fidedignas en unprincipio; fue necesario rastrear mucho para acceder a información genuina, con autoresidentificables. Como suele suceder en una investigación adaptada a estos tiempos, la dirección inicial quetomé en mi pesquisa transitó los canales de la World Wide Web. Internet mediante, el primerindicio proviene del diario chileno La Estrella que en su versión digital del 10 de noviembre de2001 ponía en pantalla un artículo titulado “Los niños índigo: Una nueva raza viene a salvar elmundo” firmado por Angélica Meneses. A continuación, reproduzco algunos de los tramos de esetexto, verificables en versión completa por la página web del periódico en cuestión:* Abreviatura del Ácido DesoxirriboNucleico. Dícese del ácido nucleico que forma el componente principalde los cromosomas y soporta el material de la herencia.16
  17. 17. No son extraterrestres ni mutantes que pueden deshacer metales o atravesar paredes: son nuestros hijos, lospequeños de hoy, nacidos con una mejor dotación genética y, sobre todo, con bellas cualidades psicológicas,emocionales e intelectuales.Una expresión muy escuchada en la actualidad es que “los niños de hoy nacen sabiendo”.Abuelos sorprendidos de nietos que recién caminan, pero que operan a la perfección elequipo de video y hasta el computador; mamás asombradas de las respuestas de sus hijos,que apenas balbuceando dejan frases para el bronce, y educadoras en los jardines infantilesque deben responder a las preguntas más insólitas, no son fenómenos aislados. Aunqueusted no lo crea, esto tiene una razón científica: una nueva raza está llegando al mundo, unaevolución de la humanidad seguramente destinada a mejorar las condiciones de nuestra so-ciedad. Son los llamados “niños índigo”.Pero, ¿quiénes son estos nuevos niños? ¿Cómo reconocerlos? Y más delicado aún, ¿cómotratarlos, cómo educarlos para que sean los hombres índigo que mañana manejarán elmundo? Comencemos por definirlos: se los llama índigo por el color de su aura, que es azul.El aura es el campo energético que rodea a cada persona, y hay individuos hipersensitivosque pueden verla. También se puede captar en fotografías especiales. El aura registra lasbondades y maldades de cada uno, sus miedos y angustias, sus características emocionales.Y en estos niños, coincide en un marcado color azul.Dado que no es posible para todos ver el aura, ¿qué otras formas hay de reconocer a un niñoíndigo? Hay un modo científico, que de paso prueba que esto no es una teoría de esotéricosy metafísicos, sino una realidad probada empíricamente: el ADN. Los niños índigo tienen unpotencial de cambio, explicado por la doctora venezolana María Dolores Paoli, especialistaen Psicoespiritualidad (un nuevo concepto referido a la psicología transpersonal, donde seunen el conocimiento del Ego con el conocimiento del alma) quien afirma que el cambio queaportan estos chicos se manifiesta en la activación de cuatro códigos más en el ADN. Segúninvestigaciones realizadas en la UCLA de Estados Unidos de Norteamérica, estos niñosserían, incluso, inmunes al Cáncer y al SIDA.Los índigo tienen la capacidad de escuchar todo tipo de sonidos, incluso su propio fluidosanguíneo, y tienen una fuerte sensibilidad táctil. También hay algunos rasgos físicos,aunque no se dan en todos los casos: son de ojos grandes, delgados, comen poco, son zurdoso ambidiestros y pueden presentar ligeramente abultado el lóbulo frontal. No son unfenómeno exclusivo de nuestra época. Los ha habido anteriormente, sólo que en formaaislada: la gran diferencia con nuestros días es que los índigo son ahora muy numerosos.Algunos famosos personajes fueron niños índigo. A todos ellos se los calificó como rebeldes,hiperactivos, desordenados y hasta malos alumnos. Lo que pasaba era que estabanpensando en otra cosa. Entre otros nombres, podemos citar a Newton, Luis Pasteur,Leonardo Da Vinci, Galileo, Charlie Chaplin, John Lennon, Vincent van Gogh, John D. 17
  18. 18. Rockefeller, Ludwig van Beethoven, Pablo Picasso, Wolfgang Amadeus Mozart, Steven Spielberg, John Fitzgerald Kennedy y Benjamin Franklin. Según María Dolores Paoli, en 1999 estos nuevos niños ya representaban el 80% de la población infantil del mundo, de diez años hacia abajo. Es decir, no son nada escasos, de modo que es muy posible que todos conozcamos más de alguno, o incluso tengamos uno en casa. Por mi parte, nunca había escuchado hablar de Psicoespiritualidad, y la posible inmunidad anteel cáncer o el SIDA me sonó arriesgada. Pero, a la luz del comienzo de esta investigación, y, ante lalectura de semejantes afirmaciones, decidí profundizar en la búsqueda de testimonios que, a partirde ahora, debería incluir, además, varias campanas de opinión provenientes del ámbito científico.Ya, con menos asombro, ciertos pasajes del texto me hicieron recordar algunas historias cada díamás frecuentes y cercanas acerca de niños que anticipan acontecimientos, que escuchan a ladistancia, que escriben con ambas manos desde muy corta edad, que interpretan y dominan ellenguaje de las computadoras aún antes que sus hermanos mayores. Paralelamente, se haceimprescindible, de acuerdo con esta instancia, tomar contacto con el tema de las auras, ya que es apartir de ellas que los niños índigo son identificados con ese color.Auras Es invierno de 2001 en la ciudad de Buenos Aires, domingo por la tarde; la familia Rogantisale de un cine céntrico donde exhiben filmes de Disney. Después de la película, la joven pareja ysu hijo repiten el clásico circuito porteño paseando por la gran calle de las librerías, exultante deofertas, pizzerías, puestos callejeros, olor a incienso. Una librería Megastore, con varias plantas,recientemente inaugurada, les llama la atención y entran. Nacho –que apenas habla, pero camina a la velocidad que le permiten sus cuatro añitos–avanza férreamente agarrado de la mano de su madre, Adriana, quien a su vez, en la otra mano,sujeta un volante que acaba de tomar de un mostrador, cuya lectura la deja intrigada: “conozca loque dice su aura; su personalidad y sus estados de ánimo”, le propone el folleto. Mientras su marido deambula entre las mesas de libros y objetos, Adriana –tentada por lacuriosidad– se adelanta con el pequeño Nacho y enfila al misterioso gabinete: una habitación dellocal comercial donde se ofrece la “lectura de auras”. Al entrar, encuentra una computadoraconectada a una pequeña caja metálica en la que, para acceder a la experiencia, debe apoyarse lamano; una cámara de video montada sobre el monitor registra al consultante. Nacho, literalmente,“le gana de mano”: apoya sus deditos en la caja y se instala en la butaca. El encargado asume que seinicia la consulta y activa el programa en la computadora. Inmediatamente, los colores irradiadospor la imagen fija –que hasta entonces poblaba la pantalla a modo de muestra– comienzan a di-solverse y a proyectar estelas que cobran tonalidades cambiantes para definirse, finalmente, en unazul luminoso en torno a la figura del niño. El operador e intérprete de la sesión le explica a Adriana las características del estudio, tras locual imprime un resultado, que le entrega, con el siguiente texto:18
  19. 19. El color azul suele predominar áuricamente en la zona de la cabeza, proyectándose con más intensidad desde la coronilla. Pertenece al 5° chakra –el chakra laríngeo– y su energía, bien canalizada, ayuda a impulsar la expresión, la expansión manifiesta de las ideas y sensaciones percibidas desde el exterior, precisamente porque este tipo de aura coincide con quienes tienen cierta tendencia introspectiva. El azul da cuenta de una intensa espiritualidad y la búsqueda de un orden nuevo. Es un color ligado a la necesidad de cambio, que sus portadores procuran mediante una curiosidad muy fuerte, aunque casi siempre discreta, silenciosa. Son personas generalmente reservadas y críticas. Presentan una falta de seguridad ante las cuestiones prácticas y materiales de la existencia. Pero esto lo complementan con una profunda certeza interior; tienen una noción universal e integradora del mundo, son solidarios y sensibles a todo lo vivo. Adriana queda absorta ante el diagnóstico. Recuerda las frecuentes anginas de su hijo, curadas,por lo general –tal como le hizo notar una psicopedagoga– tras alguna confesión angustiante que elpequeño tenía “atragantada”. Repasa mentalmente la cantidad de episodios en que el niño escondíaciertas audacias y descubrimientos propios mientras, por otro lado, se achicaba ante cuestionesmenores, meramente prácticas, como la hora del baño. Siente que todo lo que ha escuchado coin-cide, esencialmente, con la naturaleza más íntima de su hijo, aún muy pequeño, ya dueño de unapersonalidad incipiente. –Es increíble –dice conmovida, en voz alta, olvidando las presencias y el lugar; habla para símisma. –No, má, tienes que creer –la corrige su pequeño hijo desde la butaca, con total naturalidad,como si todo fuera apenas un juego de palabras. El fenómeno índigo debe su nombre al colorproyectado por el aura de estos niños, no sólo registrable mediante las cámaras Kirlian, sinotambién captado por ciertas personas especialmente dotadas. Sin embargo, las percepciones, dones,virtudes, métodos, vivencias, expresiones de los niños índigo van mucho más allá de este síntomaenergético que, en sí mismo, ha funcionado como indicio y como un modo de designarlos. El tema del aura, tan controvertido como fascinante, presenta diferentes lecturas y, por cierto,diferentes interpretaciones. Los testimonios de dos especialistas consultadas en esta investigación ofrecen datos yelementos que abordan desde distintas ópticas la presencia del fenómeno. María Luisa Pastorino, médica psiquiatra recibida en la Universidad de Buenos Aires,homeópata, autora de artículos y textos varios acerca de las terapias vibracionales, brinda un repasohistórico valioso para introducirnos en la relación del aura con la naturaleza humana. En su libro Lamedicina floral de Edward Bach se remonta históricamente: “Desde antiguo se sabe que todos los seres vivos emiten o están inmersos en un campo energético. Personas sensibles o que hoy llamaríamos con propiedades paranormales, pudieron observarlo. Ha sido representado en la iconografía de la antigüedad, tanto en Oriente como en Occidente, atribuyéndole cualidades espirituales. Se lo denominó de muy diversas maneras: aura, atmósfera psíquica, ropaje del alma, esfera de la vida, fuerza magnética, fuerza vital, cuerpo etérico, doble etérico. Paracelso habló de él. Hahnemann lo llamó fuerza vital y basó en ella su medicina homeopática. Mesmer realizaba curaciones actuando sobre el campo energético y llegó a afirmar que „todo en el universo está unido por medio de un fluido en el que están inmersos todos los cuerpos‟. En 1845, el barón Karl von 19
  20. 20. Reichenbach, industrial y científico alemán, realizó un estudio sistemático sobre el mismo; señaló que esa energía era una propiedad universal de la materia y la denominó Od, esta- bleciendo que había un Od positivo y un Od negativo. Fue el médico inglés Walter Kilner, jefe del departamento de electroterapia del HospitalSanto Tomás, de Londres, el primero que demostró la existencia de este fenómeno. Kilner, conocedor de las descripciones de ocultistas y videntes, que había leído a Leadbeater,ocultista de nota que perteneció a la Sociedad Teosófica Inglesa, sin dejarse atrapar por prejuicios, ycon verdadero espíritu científico, decidió buscar un método para hacer visible el aura o dobleetérico. Lo encontró, luego de una prolija investigación, impregnando una lente con una substanciaquímica, que permitió hacer visible al ojo humano la luz ultravioleta. Al observar a una persona,con una lente así preparada, el aura se hacía visible como una línea interna que delimitaba el cuerpoy otra más externa, de una luz casi vaporosa que se extendía hacia el exterior. El aura, el ropaje delalma, la fuerza vital, era una realidad física. Las ciencias positivas con su lentitud y morosidadhabituales, habían confirmado una vez más lo que la intuición del hombre venía afirmando desdehacía siglos. Llegó Kilner a perfeccionar su técnica de tal manera que logró hacer diagnósticosobservando a sus pacientes con este método. En 1911 publica su libro “La atmósfera humana” y pese a que sus investigaciones fueronestrictamente científicas y sin relación con el fenómeno oculto, fue criticado y rechazado por laprofesión médica, como había ocurrido con sus antecesores. (...) En 1939, el fotógrafo ruso Semyon Davidovich Kirlian descubrió que colocando un ser vivoo parte de él bajo la acción de un campo de alto voltaje se hacía visible el aura y se podía observar larelación entre las alteraciones de la misma y las del interior del cuerpo. Esta nueva técnica abrió elcampo a otras investigaciones, entre ellas la localización de los puntos de energía sobre los queactúa una medicina milenaria: la acupuntura. Para quien se lo proponga, hoy existen, en distintas ciudades de América y Europa, localesdestinados a “ver” el aura mediante cámaras específicas y pantallas computarizadas. En algunoscasos, incluso, se entregan gráficos explicativos donde consta la interpretación de los especialistasque manejan estos sistemas. No fue fácil, sin embargo, encontrar gente que pudiera dar testimoniode haber presenciado auras sin mediación tecnológica. Alba de Cabobianco, psicóloga graduada en la Universidad de Buenos Aires, fue la primerapersona entrevistada que me comentó su propia experiencia con relación al aura. A lo largo de aquelencuentro, en su casa, en marzo de 2002, Alba me decía: “Vi auras por primera vez durante el parto de Flavio, mi hijo, que nació cuando yo tenía treinta y seis años. Para mí, tras doce años de ejercicio de psicoanálisis tradicional y sin ninguna formación esotérica, esto era desconcertante. Por entonces estaba más ligada, si se quiere, al existencialismo que a la espiritualidad. Notaba un resplandor que aparecía espontáneamente alrededor de las personas. En el caso de Flavio, me perturbaba mucho la velocidad de esa vibración, muy rápida, muy intensa. Los siguientes siete años me dediqué a investigar nuevas formas de curación, orientales y occidentales. Tomé contacto, por ejemplo, con la noción de los chakras, a los que se les adjudican colores equivalentes a vibraciones: una visión de la energía del ser humano. Los textos relativos a este tema coinciden en que el color sería una expresión de determinado modo vibracional, y que los colores más limpios y más sutiles corresponderían a vibraciones20
  21. 21. más altas. Cada centro energético tiene un color que predomina. El „coronario‟, es decir el que está en la zona superior de la cabeza, tiene colores que giran alrededor del azul y el violeta. A diferencia de otros colores, el índigo o azul, hasta donde yo tenía estudiado, no era un color que se manifestara con frecuencia en el aura.” Resulta interesante, hasta aquí, la palabra de dos personas cuya formación se remite a saberesno esotéricos. El abordaje que María Luisa Pastorino y Alba dedican al tema auras tiene distintospuntos de partida; en el primer caso es netamente profesional; en el segundo, emerge enmarcadopor una experiencia personal. Sin embargo, ambas miradas coinciden en un punto de partida crítico.Esto hace que luego, al cobrar peso propio, la cuestión del aura suene mucho más genuina en susvoces. En Internet existen profusión de sitios y ofertas que abarcan la cuestión del aura promoviendoconferencias, consultas personales, e incluso asesoramientos accesibles sin moverse de la propiacasa, vía red. Uno de los cursos ofrecidos (cursos@holistica.com.mx) coordinado por Maya ToyberCampeche, residente en México, invita a participar de sus conferencias e introduce su especialidadal respecto asegurando que: La cámara Kirlian no tiene nada de maravilloso, simplemente hace fotografías del “efecto corona”, que es un fenómeno eléctrico normal y corriente sin ninguna relación con auras. Verlas desde tu conciencia y usando tu intuición es diferente. En la misma página web se desarrolla una definición de auras en tanto conjunto de fuerzas electromagnéticas de densidades variables que salen de los cuerpos físicos vitales, etéreos, mentales, emocionales y espirituales. El campo áurico, según indican los expertos, sobresale del cuerpo con un promedio de unmetro a partir de la última superficie de la piel. Así se extiende por encima de la cabeza, y más allá de los pies, hundiéndose en el suelo.Además de los seres humanos, tendrían su propia aura, o campo energético –incluyendo al reinomineral, vegetal y animal– cada una de las presencias que nos rodean. Hay más documentos en Internet que desarrollan el tema. Algunos conceptos se reiteran, otrosse reformulan. A modo de síntesis, extracto aquí algunos fragmentos que habrán de completar elpanorama:  Albert Einstein nos explicaba que la materia no existe, sino que es una ilusión creada por lavelocidad de la vibración de diversas formas de energía. Las cosas que percibimos con nuestrossentidos, cuya vibración es muy lenta, tienen una energía que vibra al mismo ritmo.  Todo lo que vibra en el plano físico se nos aparece en forma de materia sólida. La ciencia nosha demostrado que un objeto reducido a la más pequeña de sus partículas, está formado por millo-nes de chispas de energía. Esto indica que hay todo un mundo vibrando a una frecuenciadeterminada. El estudio del aura tiene como objeto práctico ayudar a la persona a entender losprocesos de cambios en que se encuentra y cómo se van desarrollando.  El aura se ve de varias formas, generalmente emulando capas de color que bordean el cuerpo;bandas circulares alrededor del mismo, como éter flotando sin forma definida, a modo de flamas decolores que se extienden y desvanecen. 21
  22. 22.  Debido a que el aura es un plasma etérico, se puede visualizar de muchas maneras. Haypersonas que tienen la habilidad de percibir el aura de manera natural, con sus ojos físicos abiertos,gracias a los receptores en forma de conos dentro del ojo que son los encargados de la visión decolor. Otra forma de percibirla es con el ojo interno (coloquialmente llamado “tercer ojo”). Esto selogra con entrenamiento, ejercicios, práctica y continuo trabajo personal del individuo.Niños que escriben en el ciberespacio Tras haber recorrido una docena de páginas web, saltado de link en link, y advertido queempiezan a repetirse notas y autores, eslóganes, titulares, lanzo un mensaje en botella alciberespacio virtual titulado “presentación y consultas”: algo así como ¿Hay algún niño Índigo allí? En él explico mi situación y mi búsqueda, pretendiendo llegar a algún protagonista cierto yexponiendo mi sondeo. Procuro conectarme con gente dispuesta a aportar información, testimoniospersonales, perspectivas científicas o alternativas. Recibo, entre las primeras respuestas:De : "Almendra *" <almond0304@hotmail.com> Fecha: Mon, 28 jan 2002 Mi nombre es Irene, miembro de la comunidad. Me da mucho gusto que te tomes el tiempo para encontrarnos y escribir sobre nosotros. Soy mexicana, y al igual trato de relacionarme con mis hermanos índigo. Puedes escribirme y contactarme cuando gustes, estoy en la mejor disposición de colaborar contigo.De : "María Paloma Pérez Alonso" <maria_paloma35@hotmail.com> Fecha : Sun, 10 Feb 2002 Me llamo María Paloma, tengo 40 años. Hace un tiempo “casualmente”, escuché una conferencia sobre los niños índigo, y me quedé bastante perpleja, parecía que estuvieran relatando mi forma de ser y comportamiento. No tengo total seguridad de serlo, pero escuchando a la conferenciante supe que en esencia yo fui una de esas niñas de las que se hablaba. Si quieres escribirme y preguntar, estoy dispuesta a informarte. Un abrazo. María Paloma.De : "Molly Hamilton Baillie" <molly_indigodoll@hotmail.com> Fecha : Tue, 12 Feb 2002 Me llamo Molly Hamilton Baillie, tengo 24 años y soy índigo. Una señora que ve auras me dijo, a los trece años, que la mía era azulada, aunque entonces no entendí la importancia que eso ahora tiene en mi vida.22
  23. 23. He creado una organización internacional llamada “Rainbow Plaza” con la finalidad de estrechar lazos entre seres humanos para que el planeta sea uno y ejercitemos la armonía, el respeto, la tolerancia. Fui catalogada como una rebelde sin causa. Mis padres tuvieron dificultades para criarme; soy hiperactiva y me aburro con facilidad, salvo que el tema me interese, como los idiomas, por ejemplo. Soy británico-argentina y vivo en Buenos Aires. Me estreso con facilidad, amo la lealtad, no fumo, bebo sólo agua y jugos naturales, no me gusta la carne. He desarrollado ciertas facultades que no puedo controlar a voluntad, y he tenido sueños netamente premonitorios. Puedo percibir cuando una catástrofe se avecina porque siento en mi interior un torbellino previo. Practico yoga, tai-chi, meditación, autocontrol, concentración, escribo cuentos y canciones y participo en concursos. Estudio filosofía y ya casi soy licenciada en historia, a pesar de que el sistema tradicional de la universidad me costó enormemente; no me gusta la forma mecanicista de estudiar, la escuela fue la peor marca de mi vida. Estoy a tu disposición para que me preguntes lo que quieras, e incluso participar de tus investigaciones, no tengo problema en dar la cara. Contáctame. Decido agradecer a Irene y a María Paloma, con quienes mantengo el contacto. El testimoniode Molly, notablemente coincidente con la caracterología índigo, merece algunas preguntas. Leenvío, entonces, un cuestionario puntual que ella responde pocos días después:De: "Gabriel Sánchez"Para: molly_indigodoll@hotmail.com Fecha: Mon, 18 Feb 2002 –¿Cuándo concebiste la posibilidad de haber sido una niña índigo? –Comencé a sospecharlo en junio del año pasado, al ver un programa sobre las profecíasmayas, donde se predecía la llegada de los niños índigo en “la última etapa del tiempo del no-tiempo”. Expusieron las características y me reconocí coincidente en casi todo. En realidad nuncahabía oído de este tipo de niños, pero siempre consideré que cualquier ser humano puede despertarsus facultades mentales, mover objetos, leer el pensamiento, etc. Por lo que no me sorprendíacuando me pasaban cosas extrañas. 23
  24. 24. En diciembre de este año después de ver un programa de televisión titulado “Infinito” en vivo,donde se explayaron más sobre los niños índigo, busqué en Internet e hice una carpeta sobre ello,con todo el material disponible para corroborarlo. –¿Cómo lo comprobaste? –En diciembre de 2001 llegué a la conclusión de que yo era una índigo, al unir lo que estabaencontrando ahora con una serie de recuerdos que se remontan a mi infancia y siguen en miadolescencia: Ingresé adelantada a la escuela, a los cuatro años, pero no podía adaptarme a los compañeros,no era indisciplinada, sino que definitivamente no podía prestar atención. Me atraían las revistasacerca del sistema solar, los planetas, las galaxias, lo vinculado a la posible existencia de otras vidasen el universo. Me derivaron a un gabinete psicopedagógico y allí concluyeron que en realidad, pese a sermenor al resto de mis compañeros, estaba aburrida, y sólo me interesaba por lo que a mí me parecíaimportante. Si no prestaba atención –decían los especialistas– era porque sencillamente no quería. Lo curioso era que cuando el ciclo lectivo terminaba, yo siempre recibía medalla de oro comomejor alumna, sin haber hecho el menor esfuerzo. Sólo me dedicaba a la literatura y a las cienciassociales, también me gustaban los insectos, me llamaban la atención, pero me daban miedo algunos. Más tarde, cuando tenía trece años, viviendo en la provincia de Jujuy, una señora llamadaTeresita, seguidora de lanza del Vasto, que podía leer el pensamiento y ver las auras de la gente, undía de pascua en la iglesia, se paró ante mí y se quedó mirándome pero de un modo especial, comosi algo “fuera de mí” existiera. Yo no entendía, porque no me miraba a mí exactamente, sino a micontorno. Luego me abrazó, y le dijo a mi familia: “a esta chiquita se le lee en sus ojos lo que va aser y hacer...” Después, ella y los suyos, otros seguidores de lanza del Vasto, que usaban una especie deuniforme azul, les dijeron a mis padres que Teresita había visto algo bueno en mi aura, y que yodebería incorporarme a ellos, a su culto, pues “ya tenía su uniforme”. –¿Sabes que existe una característica genética de los niños índigo que los hace resistentes agran cantidad de enfermedades? ¿Tienes información acerca del tema ADN en este sentido? –Hace unos veinte días supe de eso viendo otro programa de los mayas donde hablaban de“cuatro cordones más” activados del ADN. La verdad es que yo, como historiadora, no tenía ni lamenor idea de la composición del ADN, de manera que ahora me estoy interesando por la genéticay planeo hacerme un análisis para terminar de corroborar mis aciertos. Sí te puedo decir que cuando nací, no tomaba leche materna. Fui la única que rechazó el pechode mi madre, mis otras dos hermanas fueron “mamonas”. En mi caso no quería tomarla, y losmédicos le dijeron a mamá que ello me traería problemas de salud, debilidad, fragilidad en loshuesos, etc. Pero fui resistente a todo, a pesar de haberme pescado, también, todo: rubéola, hepatitis desesenta días, varicela, papera, fiebres, sin ninguna consecuencia. Por ejemplo, tuve rubéola antes decumplir un año, nadie se había dado cuenta, contagié a mi mamá y ella que estaba embarazadaperdió al bebé. Yo salí totalmente “ilesa”. Cuando tuve hepatitis, estaba fuerte, y pasé en cama veinte días sólo por precaución, segúnindicaban los médicos. No me dolía nada. Y lo más curioso es que tenía un apetito feroz.24
  25. 25. –¿Conociste a otros niños índigo personalmente? ¿Se te parecen? ¿Puedes ver su aura? –Francamente no conozco a ninguno. Me veo más parecida a los animales, a quienes enalgunas ocasiones sí les veo un contorno de luz, lo mismo que a las plantas. Por lo general, eso meocurre cuando, paseando por mi jardín, rezo: allí puedo ver la luz de las plantas. –¿Has tenido experiencias de telepatía o algo que te haya llamado la atención, que consideresfuera de lo normal? –Después de que nací, estando yo en la cuna, en los primeros días sucedieron cosassobrenaturales, como ruidos fuera de lo común y cositas que volaban; objetos pequeños, trabas decabello, elementos de cosméticos. Mi madre asustada las aplastaba contra el piso. Consultó conpsíquicos y le dijeron que era normal que esas cosas sucedieran cuando se estuviera en presencia depersonas con mucha energía, pero especialmente en bebés, cuando esas energías recién llegadas enun ser fluyen en forma muy caótica. Desde el tercer mes, hablé, y un experto en lenguas le dijo a mi padre, que yo decía palabras ensánscrito y algunas en arameo. En cuanto a las experiencias que yo recuerde, sí, las tuve en variasoportunidades, pero nunca de manera voluntaria. Cuando intenté ver lo que pensaba alguien, nopude. En cambio, en forma espontánea, y siempre cuando miro a las personas por la nuca, hellegado a percibir muchísimo. Incluso, a veces, síntomas físicos; a sentir en carne propia el dolor deaquel a quien miro. Penas, dolores, alegrías ajenos han acabado por estresarme. Por ese motivo hago ejercicios endistintos momentos del día, para controlar este tipo de cosas, estoy aprendiendo a autobloquearmefrente a estas situaciones. También he soñado lo que después hago en el día, y puedo sentir conunos meses de anticipación si las tragedias se avecinan, el pecho se me cierra. No entiendo lo quesucede, hasta que ocurre lo que sospecho. Estos presagios abarcan a personas muy conocidas o notanto. Por ejemplo puedo predecir en mi interior si a alguien del vecindario le ocurrirá algo. Pero esafacultad no me gusta. Es que no he aprendido a manejarla.Club de los Niños Índigo A los tres y cuatro años estos niños entienden sobre computadoras de una forma que un adulto de 65 años no podrá hacerlo. Son niños que vienen a este mundo con cierta visualización mental orientada y anticipada hacia la tecnología, pero una tecnología que nosotros ni siquiera hemos llegado a soñar. Creo que estos niños están abriendo un portal, y nosotros llegaremos a un punto en el cual nada tendrá que trabajarse, excepto en nuestras cabezas. – NANCY ANN TAPPE (Parapsicóloga) David Kortzel vive en Chicago, Illinois, Estados Unidos. Además de taxista es un jugadorempedernido de ajedrez y un pésimo internauta. No obstante, aprendió a arreglárselas para podercompetir, vía Internet, con desconocidos, donde se llevó algunas sorpresas. Uno de sus más duros 25
  26. 26. adversarios, con quien llevaban un nivel sumamente parejo, rehuía, sin embargo, el diálogo, laevaluación casi ritual que se da en ese ámbito; la conversación tras el juego es una costumbre más omenos habitual, según la cual los contendientes comentan la partida, se dan cita para otra, ointercambian información sobre la actualidad ajedrecística. En el caso de David, su contrincante fantasma contestaba escuetamente. Apenas cosas como:“OK, otra partida” y nada más. Sin embargo, ese mismo jugador sin rostro, cuando ganaba, setomaba el trabajo de elaborar y enviarle distintas opciones de la partida completa, saliendo de unajugada determinada, según las cuales David hubiese resultado ganador, de hacer las movidascorrectas. A esto, el silencioso contrincante, agregaba el envío de nuevos programas en versionescomprimidas, trucos, antecedentes que registraban sus partidas y otro tipo de material que dabacuenta de un auténtico experto. El gesto era toda una cortesía, pero implicaba, además, una tarea previa verdaderamentecompleja que exige, por otra parte, un concienzudo conocimiento del software adecuado. Así pasó el tiempo, y siguieron los combates en el éter virtual hasta que un viernes de enero de2000, David se encontró, en una revista especializada con lo increíble: la dirección mail del jugadorsin voz, con quien había mantenido cantidad de partidas y de quien había recibido leccionesavanzadas sobre el manejo de su computadora, así como valioso material para distintas aplicacionesajedrecísticas, pertenecía a Maiuko Ikkei, una niña japonesa de siete años. La pequeña especialistahabía sido entrevistada como un ejemplo de lo accesible que puede ser el uso de ciertos programas.Pero lo cierto es que ella no sólo manejaba bien esos programas en cuestión. Poseía un excelentenivel de juego y se había dedicado a desarrollar por su cuenta soluciones informáticas quesorprendieron a los propios programadores, jugadores y lectores de la revista, según el debate que seinstaló en los foros de jugadores a partir de aquel artículo. El contacto con el ajedrez, siendo aún muy pequeña, había llevado a Maiuko a desplegar, apartir de esa lógica y esas mismas necesidades específicas, otras herramientas informáticas que lerevelaron una vocación investigativa en torno a las múltiples posibilidades que puede ofrecer unacomputadora personal. Supe de esta historia chateando con David, cuando buscaba información sobre niños concaracterísticas especiales. Nunca pude tomar contacto con Maiuko, pues la dirección había sidoaparentemente saturada de mensajes y ya no funcionaba. No supe, por tanto, si se trataba o no deuna niña índigo, pero tuve la impresión de que, a la luz de las estadísticas, los niños –mayoríaabsoluta en la red– que se revelan anónimamente mediante conocimientos puros, sin mediardiálogo, voces ni imágenes, están esparcidos por el éter virtual y habrán de darnos, en los próximostiempos, más de una sorpresa; ya sea para enseñarnos o para sonsacarnos, desde su “no edad” eldiálogo a un mismo nivel, el juego justo, sin trampas ni ventajas. Ese que a veces, por ser ellos ni-ños, les negamos. Al margen de tomar contacto con este episodio, donde se refleja lo mucho que puede sucederen el ciberespacio, mi búsqueda en Internet no resultó tan fructífera en lo que hace a encontrarvivencias u opiniones personales narradas por los propios niños índigo. Encontré, sí, muchostestimonios firmados por adultos índigo. Se repiten ciertos nombres cuyos textos están en casi todas las páginas vinculadas. Uno deellos es el de José Manuel Piedrafita Moreno, quien publicó en septiembre de 2001 Educar en laNueva Vibración: una suerte de manual para padres de niños índigo. En la propia solapa delvolumen, este autor español asegura: “se llaman índigo los niños que no se parecen a los demás ensu manera de comportarse”. Propone, a partir de allí, repensar actitudes y concepciones por parte de padres y educadores:26
  27. 27. “Para poder ofrecerles un ambiente donde desarrollar todas sus posibilidades. Nuestras estructuras sociales, educativas y mentales no están preparadas aún para acogerlos y comprenderlos. Este manual –sostiene el autor– os presenta quienes son, os ayuda a detectar si vuestro niño es índigo y os acompaña en cada momento de la vida que compartís con él, para establecer un modo de vida armonioso, equilibrado, facilitando la afloración de sus dones.” Piedrafita Moreno es, junto con María Dolores Paoli, uno de los fundadores de la página deInternet http://www.geocities.com/elclubdelosninosindigo. Entre los textos surgidos de estos sitios, pueden bajarse descripciones psicofísicas, donde serepiten los rasgos y atributos presentados en los artículos periodísticos. Las páginas de bienvenida invitan a los potenciales niños índigo a incorporarse con sustestimonios, citándolos a participar en las conferencias que dictan los fundadores de los sitios.Existen también páginas en alemán, inglés y español con nombres similares. Uno de los sitios que encuentro en el panorama virtual se distingue de otros al ofrecer –valga eljuego de palabras– una ubicación tangible y real, a la cual los interesados en compartir experienciasy realizar consultas pueden recurrir, al margen de la Internet. La sede institucional de este sitio existe en Ecuador, y su página de presentación(http://conates.tripod.com.ve/ninos_indigo/id25.html) comunica lo siguiente: La Fundación INDIGO es una institución sin fines de lucro, de apoyo a la niñez y la juventud, inscripta en el Ministerio de Bienestar Social. Somos conscientes de la necesidad de emprender acciones para la niñez y la juventud del país y más específicamente para niños y jóvenes índigo y sus padres. La Fundación esta desarrollando y ofreciendo una serie de acciones enmarcadas en: - investigar e informar; - reunir niños y jóvenes índigo y apoyarlos; - reunir y apoyar a los padres de familia y educadores; - conformar una red interactiva de apoyo e intercambio a nivel local, nacional e internacional; - desarrollar materiales impresos y audio-visuales de difusión. ¿Quiénes somos?: Somos un equipo de madres de familia, educadores y profesionales. Estamos convencidos de que si los niños y jóvenes son atendidos, entendidos y apoyados – ahora– de manera correcta y cariñosa, en sus aspiraciones, ética, sueños, habilidades, ta- lentos, visiones, podrán llevar a cabo con más facilidad sus misiones de conformar el mundo del mañana, un mundo justo, equilibrado e íntegro. 27

×