LECTIO DIVINA«Si se promueve la lectio divina con eficacia, estoy convencido de queproducirá una nueva primavera espiritua...
LECTIO DIVINA                1. - ¿Qué es la Lectio Divina?                La expresión Lectio Divina procede del Latín y ...
Lo importante es buscar al Señor y              reconocer su presencia viva en su Palabra 1.   Lectura: ¿Qué dice el texto...
0) Ambientar la lectura                La lectura del texto ha de ir precedida de un breve silencio o de una oración para ...
2) Meditatio – meditación: ¿qué me dice a mí?Por la meditación se penetra en el fruto que la letra nos ha mostrado, nos ay...
3) Oratio – oración: ¿qué me hace decirle a Dios?                La oración, provocada por la meditación, comienza con una...
4) Contemplatio – contemplación: ¿A qué conversión me invita?La Contemplación es el punto de llegada de la Lectio Divina; ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Lectio divina

2.338 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Meditación
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
2.338
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
928
Acciones
Compartido
0
Descargas
39
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Lectio divina

  1. 1. LECTIO DIVINA«Si se promueve la lectio divina con eficacia, estoy convencido de queproducirá una nueva primavera espiritual en la Iglesia… La lecturaasidua de la Sagrada Escritura acompañada por la oración permiteese íntimo diálogo en el que, a través de la lectura, se escucha a Diosque habla, y a través de la oración, se le responde con una confiadaapertura del corazón… No hay que olvidar nunca que la Palabra deDios es lámpara para nuestros pasos y luz en nuestro camino»Benedicto XVI, 16 septiembre 2005
  2. 2. LECTIO DIVINA 1. - ¿Qué es la Lectio Divina? La expresión Lectio Divina procede del Latín y significa: “lectura de Dios”, “lectura divina”, y expresa una práctica usada por los monjes pero que poco a poco se va difundiendo entre muchos cristianos: la lectura orante de la Biblia. Se trata de una manera de profundizar en la Escritura, no tanto desde el estudio sino desde la oración, para llegar a un encuentro personal “de tu a tu” con Dios. “desconocer las Escrituras es desconocer a Cristo San Jerónimo 2. - ¿Cuál es el camino que sigue la Lectio? Fue un monje cartujo del S. XII, llamado Guigo, quien nos describió este proceso con estas palabras: “cierto día, durante el trabajo, al reflexionar sobre la actividad del espíritu humano, de repente se presentó a mi mente la escalera de los cuatro peldaños espirituales: la lectura, la meditación, la oración y la contemplación. Esa es la escalera por la cual los monjes suben hasta el cielo. Es cierto, la escalera tiene pocos peldaños, pero es de una altura tan inmensa y tan increíble que, al tiempo que su extremo inferior se apoya en la tierra, la parte superior penetra en las nubes e investiga los secretos del cielo”.LECTIO DIVINA 1
  3. 3. Lo importante es buscar al Señor y reconocer su presencia viva en su Palabra 1. Lectura: ¿Qué dice el texto? 2. Meditación: ¿Qué nos está diciendo el Señor a través del texto? 3. Contemplación: ¿Qué me hace esto querer decirle al Señor? 4. Oración: ¿Qué le digo al Señor? 5. Acción: ¿Qué va a cambiar en mí?La «lectio divina» es una manera de entrar en diálogo con el Dios que nos habla a través de su Palabra. LECTIO DIVINA 2
  4. 4. 0) Ambientar la lectura La lectura del texto ha de ir precedida de un breve silencio o de una oración para pedir al Señor que nos abra el entendimiento y el corazón para acoger obedientemente su Palabra. Busquemos en casa un lugar tranquilo y como para poder orar en familia. 1) Lectio – lectura: ¿qué dice el texto? Leer el texto en su contexto Los textos deben leerse despacio y sin prisas. No es una novela, ni un periódico, sino un texto muy importante para nosotros. Necesita que le demos tiempo, que la leamos una y otra vez para estar seguros de captar su mensaje. La Biblia no es un libro anticuado e insignificante para nuestra vida, sino actual y significativo. Tiene mucho que decirnos sobre nosotros mismos, sobre el mundo y sobre el momento histórico que vivimos. Pero para descubrir la unión entre esa Palabra, escrita hace siglos, y nosotros, hemos de leer de forma constante y continua, perseverante y diaria la Biblia, hasta familiarizarnos con ella. La primera pregunta que debe guiar nuestra lectura es: ¿Qué experiencia de fe aparece recogida en este texto? Cuando leemos la Biblia buscamos precisamente eso: una experiencia creyente que nos ayude a entender la nuestra y a ampliar el horizonte de nuestra vivencia de la fe en una situación nueva. Para ello podemos acudir a recursos muy sencillos: • Informarnos sobre aquella época: utilizar mapas, ambientar los textos históricamente con ayuda de introducciones, comentarios, etc. • Tener en cuenta que en la Biblia encontramos modos de hablar y de escribir distintos a los nuestros (parábolas, relatos de milagros, etc.). • Recordar siempre que la Biblia es una palabra encarnada y que en ella hay que distinguir entre el mensaje perenne y lo que era propio sólo de aquella culturaLECTIO DIVINA (matanzas, violencia, discriminación de la mujer...). El mejor criterio para saber esto es leer todos los textos desde el mensaje y la vida de Jesús, que es el centro y la clave para leer toda la Biblia. 3
  5. 5. 2) Meditatio – meditación: ¿qué me dice a mí?Por la meditación se penetra en el fruto que la letra nos ha mostrado, nos ayuda a descubrirel sentido que el Espíritu quiere comunicar hoy al creyente, a la Iglesia, a través de losdiversos pasajes de la Biblia. Lo fundamental sería llegar a comprender. ¿Cuál es el mensaje que este pasaje tiene para mí? ¿o para nosotros?Esto se realiza “rumiando”, masticando, la Palabra en nuestro interior de modo que pase dela boca al corazón. Por ello es bueno resumir lo que hemos leído en una frase para repetirlaen este momento, y quizás luego durante toda nuestra jornada, como una gota de agua quecae constantemente sobre la roca hasta horadarla, así debe caer la Palabra de Dios .Es aquí donde se establece el diálogo entre lo que Dios nos dice en su Palabra y lo quesucede en nuestra vida. Se medita reflexionando, nos pueden ayudar algunas preguntascomo estas:¿Qué diferencias y parecidos hay entre lo que estoy leyendo y mi vida?¿Qué cambio debiera haber en mi vida? ¿Qué debería crecer en mí? Etc.Cuando se hace comunitariamente, la búsqueda en común hace surgir el sentido eclesial deal Biblia, fortaleciendo en todos la fe. Cuando ya vemos claro lo que Dios nos pide, tambiénaparece clara nuestra propia incapacidad, nuestras debilidades para hacer lo que la Palabranos está sugiriendo. Ese es el momento de pasar a la Oración, de pedir a Dios su ayuda paraque podamos responder.Leer para entender la vida Después de esta primera lectura del texto es necesario exponer nuestra vida a la interpelación del mensaje que hemos descubierto.Nosotros no leemos la Biblia para saber más cosas sobre ella o por mera curiosidad. Leemosla Biblia para entender nuestra vida. En sus páginas no hay recetas, sino pistasfundamentales para orientar nuestra existencia. Esto supone: LECTIO DIVINA• Tener una mirada penetrante sobre las cosas que pasan a nuestro alrededor: estar atentosa las cosas que nos pasan a nosotros y a la gente que nos rodea, a los signos de cada época.• Estar dispuestos a dejarnos interpelar por el texto y por el mensaje que se nos desvela. 4
  6. 6. 3) Oratio – oración: ¿qué me hace decirle a Dios? La oración, provocada por la meditación, comienza con una actitud de admiración silenciosa y de adoración al Señor; es la segunda parte del diálogo que iniciamos con la meditación, y la pregunta que nos motiva en este momento sería algo así: ¿Qué me inspira decirle a Dios el pasaje que he meditado? Si hasta ahora habíamos escuchado a Dios, ahora esa escucha nos mueve a dirigirnos a Él. En la oración entran en juego el corazón y los sentimientos. En este momento especialmente dedicado a la oración, el creyente responde a Dios, movido 4 Lectura orante La Biblia debe ser leída en el espíritu con el que ha sido escrita. A través de ella Dios nos habla, y para escucharle tenemos que estar en la misma sintonía. Esto significa que la lectura debe hacerse en un clima de oración, lo cual nos exige: • Abrir sinceramente el corazón para acoger lo que Dios nos dice a través de su Palabra. • Responder a Dios a través de la súplica, la acción de gracias... completando así el diálogo que él mismo comienza. Porque escuchamos a Dios cuando leemos su Palabra y le hablamos cuando le dirigimos nuestra oración. Una ayuda puede ser ir marcando con lápiz las palabras o frases que quiero destacar (Por ejemplo: Interrogación: duda. Subrayado: algo importante. Exclamación: punto para la meditación. Asterisco: tema 3 para la oración. Palabra al margen: Compromiso. Etc.) No se trata de un estudio en profundidad, pero si es bueno hacerse alguna de las siguientes preguntas: ¿Es un relato, un poema, una enseñanza, etc.? ¿Dónde se sitúa el pasaje bíblico: época, lugar, motivo, etc.? ¿A quienes les escribió el autor? ¿Qué nos dice sobre Dios? ¿Nos habla algo acerca del mundo de entonces, o de la historia, o de las personas? Etc. Se trata de conocer lo que dice ese pasaje bíblico, no de lo que yo pienso o de lo que me han comentado. Es decir: ¿Qué dice el texto en su contexto? No hay una norma fija para saber cuando se pasa al siguiente momento, la meditación, pero cuando ya se ha dedicado un rato suficiente para tener una idea clara del texto y sintamos el deseo de saborear el pasaje, debemos hacerlo.LECTIO DIVINA 5
  7. 7. 4) Contemplatio – contemplación: ¿A qué conversión me invita?La Contemplación es el punto de llegada de la Lectio Divina; es la actitud de quien sesumerge en lo meditado para descubrir y saborear en los acontecimientos la presenciaactiva de Dios a través de su Palabra. Además, nos invita a comprometernos con latransformación de la historia que la Palabra de Dios provoca. Es una profundización en loprofundo de ella para descubrir cómo colaborar con Dios en su designio de Salvación para lahumanidad.Podríamos entender la contemplación como “un retorno al Paraíso perdido”, como un gustoy dulzura experimentados en el corazón de quien hace de la Palabra de Dios el único puntode referencia de su vida. Pero hay que cuidar de que esta práctica no nos lleve a una piedadaislada de la vida real. También podemos entenderla como una nueva manera de ver,observar y analizar la vida, los acontecimientos y la historia personal y colectiva: mirar almundo desde los ojos de Dios. De aquí brotará el compromiso por insertarnos en nuestromundo y colaborar con Dios en su transformación La Sagrada Escritura es… PALABRA DE DIOS INSPIRADA CONFIADA escrita por el Espíritu Santo a la Iglesia para la salvación Leer Meditar Orar Contemplar / practicar ¿QUÉ DICE EL ¿QUÉ NOS DICE ¿QUÉ LE ¿A QUÉ TEXTO BÍBLICO? EL SEÑOR POR DECIMOS AL CONVERSIÓN Y SU PALABRA? SEÑOR ACCIONES NOS MOTIVADOS POR INVITA EL SU PALABRA? SEÑOR? Comprender Actualizar Orar Practicar la Palabra… la Palabra… la Palabra… la Palabra… para descubrir lo para interpelar la para dialogar con para conducir la que Dios nos vida, conocer su Dios y celebrar vida (practicar)enseña mediante sentido, mejorar nuestra fe en según los criteriosel autor inspirado. nuestra misión y familia o de Dios LECTIO DIVINA fortalecer la comunidad. (conversión). esperanza. 6

×