Y   ¡A por “chuches”!o tendría dos o tres años. Estábamos en mi casa e íbamos a salir depaseo. Mi padre y mi hermano se ba...
Viaje a la “mili”     Dice mi padre que es una pena que ya no haya “mili”, porque a él le pasaronmuchas cosas graciosas. E...
El baño de mi amiga     Cuando vivía en Mallorca, tenía una vecina, dos años mayor que yo, quesiempre me pagaba, ella tení...
La silla y mi padre     Mi padre cuando era pequeño, es decir cuando era de mi edad más o menos,metió la cabeza en el huec...
Mi padre y sus amigos     Cuando mi padre era pequeño se fue un día con sus amigos a “saltarribazos”. Este juego consistía...
Un día mi padre estaba trabajando en una obra. Como él es carpinteronecesitaba llevar un casco, para no golpearse en la ca...
Estábamos en Calasparra mi hermano y yo. Jugábamos en el cuarto debaño y cerré la puerta con el pestillo, teníamos dos año...
Cuando tenía 18 meses estaba jugando con mi hermano en la terraza y mimadre estaba en la cocina preparando la comida, ento...
enía dos años y me madre me enseñó a decir “Iaaa Igen e la Ieves”, quequiere decir: “Viva la Virgen de las Nieves”.     Y ...
Hacer cosquillas tiene sus peligros     Yo tendría unos dos o tres años de edad, y estaba jugando en el comedorde mi casa,...
Un día, cuando era pequeño, mi madre me iba a dar un beso, pero como yoestaba jugando agaché la cabeza y en ese mismo mome...
n día fui a pasear con mi tío y me llevé a mi perro. Mi tío tuvo que ir albanco y yo entré con él. Entonces mi perro, que ...
sto sucedió un día que mi madre fue a la playa cuando tenía seis años.Como ella se creía que ya sabía nadar se quitó el fl...
na tarde durante las vacaciones de verano mi hermana se estaba bañandoen la playa, de pronto una ola se llevó una de sus c...
na noche de verano, yo tendría unos cuatro o cinco años, como hacíamucho calor tuve la idea de quitarme toda la ropa, ento...
n día mi madre y mi abuela se fueron, con mi padre, de compras a latienda. Yo me quedé sola en mi casa, bueno también esta...
ui un día a la casa de mi prima y estábamos comiendo cruasán y mi primase fue a la cocina con su amiga y allí, sin que yo ...
n día fuimos mis padres y yo al aquapark, que es un parque acuático, yestaba esperando en la cola del tobogán, para lanzar...
l año pasado estuvimos de vacaciones en Roquetas de Mar, en un hotelsuper chulo, el único problema que tenía era, que para...
Entonces ella me dijo que no le hiciera caso porque era más pequeña. Yome enfadé mucho y estuve peleada con ella durante u...
Mi madre se salió, porque la llamaron un momento, y entonces yo queestaba en la orilla, me resbalé y me caí al agua y meno...
lo apagó rápidamente, pero a la pobre señora se le quedó el pelo“chuscarrado”.                                            ...
Mi madre me buscó y no me encontró. Entonces pidió a la gente quele ayudaran a buscarme. Mi primo que tenía once años, me ...
TERCER CURSO COLEGIO PÉREZVILLANUEVA         CURSO 2010/2011
Anécdotas
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Anécdotas

672 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Viajes, Empresariales
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
672
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
41
Acciones
Compartido
0
Descargas
3
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Anécdotas

  1. 1. Y ¡A por “chuches”!o tendría dos o tres años. Estábamos en mi casa e íbamos a salir depaseo. Mi padre y mi hermano se bajaron a la cochera y yo me quedé conmi madre. Entonces mi madre me dijo: “Bájate con el papá que yo voy enseguida”. Cuando mi madre llegó a la cochera le preguntó a mi padre quedonde estaba yo y mi padre le contestó: ¿No estaba contigo? Mi madre ledijo que sí, pero que le había dicho que me bajara con él.Entonces mi madre subió a la casa a buscarme, pero no me encontró.Y mientras tanto mi padre vio a un amigo que pasaba por mi casa y le dijo:¿Es tu hijo el que está en la puerta del kiosco de “La Sebas”?...Menudo susto les di a mis padres. Pero todo acabó en eso, un susto. Antonio Llorente
  2. 2. Viaje a la “mili” Dice mi padre que es una pena que ya no haya “mili”, porque a él le pasaronmuchas cosas graciosas. En su primer día, cuando se tenía que ir aValencia, lo tenía que hacer en tren. Éste salía de la estación de Murcia alas ocho de la mañana, como no quería que se le hiciera tarde, a las siete ymedia ya estaba allí. Había unos cien reclutas y sobre las siete y mediallegó el tren, pero lo hizo en sentido contrario por lo que mi padre, muyseguro, pensó que ese no era, aunque vio que todos los reclutas queestaban esperando se montaban en él. A los veinte minutos de quedarsesolo comenzó a dudar, y cuando faltaban sólo unos minutos preguntó ytuvo que correr por las vías para que no se le escapara, y llegó por lospelos. La cuestión fue que nunca se había montado en tren y no sabía quetenía dos locomotoras, por lo que lo vio llegar en sentido a Cartagena,pero cuando salió de la estación lo hizo en sentido contrario, sin tenerque dar la vuelta. Dice mi padre que en la mili se aprendían muchas cosas… Ana Agudo
  3. 3. El baño de mi amiga Cuando vivía en Mallorca, tenía una vecina, dos años mayor que yo, quesiempre me pagaba, ella tenía cinco años y yo tres. Una noche que íbamosa cenar, todos muy guapos, estábamos cerca de la piscina esperando a lasmamás y entonces llego el momento de mi “venganza”. Estuve esperando hasta que vi como se acercaba al borde de lapiscina y, justo en ese momento, le pegué un empujón y cayó vestida y conzapatos. Esa fue mi venganza. Esto pasó de verdad David Hernández
  4. 4. La silla y mi padre Mi padre cuando era pequeño, es decir cuando era de mi edad más o menos,metió la cabeza en el hueco de la silla de la clase y no podía sacarlaporque era un poco cabezón. Tuvieron que llamar a los bomberos paradesarmar la silla y poder sacar la cabeza. Eso ocurrió en el colegio PérezVillanueva y D. Gregorio lo presenció. Hipólito Gómez
  5. 5. Mi padre y sus amigos Cuando mi padre era pequeño se fue un día con sus amigos a “saltarribazos”. Este juego consistía en que cuando labraban la tierra, ésta sequedaba blanda y desde lo alto se lanzaban y se tiraban sobre ella.Cuando se cansaron de jugar y saltar decidieron irse a sus casas peroentonces un amigo vio un bancal de habas y dijo: ¡habas! Y todos fueron acoger habas, cuando se hartaron de comer, uno de los amigos empezó adar patadas a las matas y todos lo imitaron. Destrozaron muchas y seguroque el dueño se quedaría de piedra cuando viera lo que había pasado. …Por cierto no los “pillaron”. Daniel Martínez Mi padre y el casco
  6. 6. Un día mi padre estaba trabajando en una obra. Como él es carpinteronecesitaba llevar un casco, para no golpearse en la cabeza. Cuandoterminó de trabajar se montó en el coche con sus amigos. Ellos no paraban de reírse y entonces fue cuando se dio cuenta que,aún, llevaba puesto el casco. Juande Valero Jugando en el cuarto de baño
  7. 7. Estábamos en Calasparra mi hermano y yo. Jugábamos en el cuarto debaño y cerré la puerta con el pestillo, teníamos dos años, y cuando mimadre se dio cuenta, llevábamos dentro un buen rato. Ella, empezó allamar a la puerta y a dar golpes. Nosotros estábamos dentro jugando.Luego vino mi tío Juan y mi tía Lola. Mi tío cogió las herramientas paradesarmar la puerta . Mientras mi tía nos decía: dale al “llavo” (el llavo erael pestillo) y nosotros jugando y dando saltos. Mis tíos y mi madreestaban preocupadísimos, hasta que al final, abrí la puerta. Jaime Martínez El gran susto de mi madre
  8. 8. Cuando tenía 18 meses estaba jugando con mi hermano en la terraza y mimadre estaba en la cocina preparando la comida, entonces vi una lagartijay la cogí con la mano y fui a la cocina a enseñársela a mi madre. Pero encuanto me vio con el “bicho” en la mano, cerró de un golpe la puerta yempezó a “chillar” como una loca, hasta que la solté. Sergio Martínez Las vírgenes T
  9. 9. enía dos años y me madre me enseñó a decir “Iaaa Igen e la Ieves”, quequiere decir: “Viva la Virgen de las Nieves”. Y cuando fueron las fiestas del Escobar dije: ¡Viva la Virgen de lasNieves! Y todas las personas aplaudieron y se rieron. A los pocos días fui a Asturias y visitamos el Santuario deCovadonga. En la cueva, había mucha gente y una cola muy larga,larguísima, y cuando más silencio había yo grité: ¡Viva la Virgen de lasNieves! ¡Viva la Virgen de las Nieves! Y todo el mundo se rió y me dijeronque esa no era la Virgen de las Nieves que era la Virgen de Covadonga. Un cura que había allí se puso muy serio y mi madre me sacócorriendo de allí, roja como un tomate, de la vergüenza que le dio. Antonio del Amor
  10. 10. Hacer cosquillas tiene sus peligros Yo tendría unos dos o tres años de edad, y estaba jugando en el comedorde mi casa, con mi madre y mi tía “Avi”. De pronto mi tía empezó a hacerme cosquillas, con las dos manos portodo el cuerpo, y yo no podía parar de reírme a carcajadas; entoncessucedió algo inesperado, como hacía poco tiempo que había merendado,eché toda la merienda encima de mi tía y tuvo que lavarse toda la cara yademás los ojos le escocían mucho, mucho y los tuvo irritados durante unbuen rato. No le quedaron ganas de volver a hacerme cosquillas, o eso creo. Álvaro Marín Besos peligrosos
  11. 11. Un día, cuando era pequeño, mi madre me iba a dar un beso, pero como yoestaba jugando agaché la cabeza y en ese mismo momento, su cabezachocó contra la mía y del golpe tan fuerte que se dio, le salió un moratónen la boca y estuvo con él más de una semana. Pero no se enfadó conmigo y con el moratón y todo me siguió dandobesos. Daniel Arnau Las travesuras de mi perro U
  12. 12. n día fui a pasear con mi tío y me llevé a mi perro. Mi tío tuvo que ir albanco y yo entré con él. Entonces mi perro, que yo creía que estabasentado, empezó a hacer pis en mi pie. Cuando mi tío se dio cuenta de loque estaba pasando empezó a reírse y no paraba de reírse y mientrastanto mi perro seguía haciéndose pis en mi zapato. Claudia Garrido M¡ madre y las olasE
  13. 13. sto sucedió un día que mi madre fue a la playa cuando tenía seis años.Como ella se creía que ya sabía nadar se quitó el flotador y empezó anadar junto a su madre, pero entonces se formó un remolino en el agua ycasi se ahogan las dos. Entonces mi abuela se puso a gritar y a mi madrela cogió su hermana y a mi abuela un socorrista y no les pasó nada. Perodesde entonces mi madre siempre que iba a bañarse a la playa se ponía elflotador y no se lo quitaba nunca. Laura Espín La corriente de la playaU
  14. 14. na tarde durante las vacaciones de verano mi hermana se estaba bañandoen la playa, de pronto una ola se llevó una de sus chanclas y la corriente laarrastró, llevándosela lejos. Mi hermana intentó cogerla y se le soltó un manguito, que también loarrastró la corriente. Después ella se detuvo en el agua y lloraba tantoque no se dio cuenta de que también a ella se la llevaba la corriente y laiba alejando cada vez más. Al final mi madre se tuvo que tirar al agua a rescatarla y todo quedóen un buen susto. Patricia Robles Una noche accidentada U
  15. 15. na noche de verano, yo tendría unos cuatro o cinco años, como hacíamucho calor tuve la idea de quitarme toda la ropa, entonces empecé a darvueltas en la cama, y tantas vueltas di que al final me caí al suelo, y allíestuve un rato hasta que noté que estaba el suelo muy helado y me volví ameter en la cama. Al poco rato empecé a dar vueltas, otra vez en la cama, y volví acaerme, pero esta vez di con la cabeza y a pesar del golpe no me dicuenta de nada, hasta que a la mañana siguiente me miré en el espejo y viun chichón en mi frente. Esa fue la señal de una noche accidentada. José Ruiz Un sustoU
  16. 16. n día mi madre y mi abuela se fueron, con mi padre, de compras a latienda. Yo me quedé sola en mi casa, bueno también estaba mi hermano.Empezamos a jugar y a saltar y entonces, sin darme cuenta, le di un golpea mi hermano y como era muy pequeño empezó a llorar y yo me asustémucho porque pensaba que mis padres me iban a pegar. Cuando llegaronmis padres, mi hermano ya no lloraba y no se enteraron de nada, pero yosí estuve mucho rato asustada pensando en que me la iba a cargar. Perotodo terminó bien. Yura Todorova Mi prima, el cruasán y yoF
  17. 17. ui un día a la casa de mi prima y estábamos comiendo cruasán y mi primase fue a la cocina con su amiga y allí, sin que yo las viera, cogieron y leecharon pimienta y me lo dieron. Cuando le di el primer bocado lo tuveque tirar porque picaba tanto que la lengua se me puso roja y tuve quebeber mucha agua para quitarme el picor que tenía. Me enfadé mucho conellas. Cristóbal Pérez Una equivocación U
  18. 18. n día fuimos mis padres y yo al aquapark, que es un parque acuático, yestaba esperando en la cola del tobogán, para lanzarme y de repente llegóun hombre muy preocupado porque no encontraba a su hijo y como yo meparecía mucho a su hijo, el pobre hombre me confundió con él y me dio unguantazo enorme y cuando se dio cuenta, me pidió mil disculpas, pero elguantazo me lo quedé. Alejandro Lorencio Mis vacaciones más divertidasE
  19. 19. l año pasado estuvimos de vacaciones en Roquetas de Mar, en un hotelsuper chulo, el único problema que tenía era, que para entrar, había unapuerta giratoria y mi tía cada vez que teníamos que entrar o salir sequedaba dando vueltas en la puerta y no había manera de sacarla, y todosnos reíamos mucho de verla allí dando vueltas sin parar. Mª José Pérez La envidia de mi hermanaUn día mi madre me compró unos pantalones y a mi hermana le dio muchaenvidia, porque a ella no le había comprado nada, y cuando me los puse ellaempezó a pegarme y yo me puse a llorar y fui a contárselo a mi madre.
  20. 20. Entonces ella me dijo que no le hiciera caso porque era más pequeña. Yome enfadé mucho y estuve peleada con ella durante un rato, pero al finalempezó a darme besos y yo la perdoné. Asenova Radka Un susto en la piscina Un día de verano, siendo yo muy pequeño, estaba en el Club Molino Chicocon mi madre y en la piscina.
  21. 21. Mi madre se salió, porque la llamaron un momento, y entonces yo queestaba en la orilla, me resbalé y me caí al agua y menos mal que habíagente y me sacaron muy deprisa, porque si no me ahogo. Mi madre se llevóun buen susto y yo también; pero como era muy pequeño no me acuerdo. Juan Carlos Puerta Una broma pesadaUn día mi padre cogió el mechero de su padre y se lo metió en el bolsillo yse fue con mi madre al mercado, y como era muy travieso, cuando estabaen un puesto del mercado lo encendió y lo acercó a la cabeza de unaseñora y le empezó a arder el pelo, menos mal que su madre, mi abuela, se
  22. 22. lo apagó rápidamente, pero a la pobre señora se le quedó el pelo“chuscarrado”. David Sánchez Me PerdíCuando tenía cinco años, me fui al parque con mi madre. Mi madre se puso ahablar con una amiga suya y yo me fui a los columpios, cuando estabajugando vi una pelota y fui a buscarla. Cuando quise volver con mi madre,ya no supe.
  23. 23. Mi madre me buscó y no me encontró. Entonces pidió a la gente quele ayudaran a buscarme. Mi primo que tenía once años, me encontró en elparque y, mientras mi madre me buscaba, me llevó a mi casa. Yo no meenteré del susto que se llevó mi madre. Asen Kraisimirov
  24. 24. TERCER CURSO COLEGIO PÉREZVILLANUEVA CURSO 2010/2011

×