LAS CINCO R
1 Respeta el medio ambiente
2 Rechaza lo que es dañino
3 Reducir lo innecesario
4 Reutilizar lo que se tiene
5...
¿QUÉ VALE MÁS?
Vale más sembrar una semilla que, talar árboles.
Vale más ser ecológico, que contaminador.
Vale más cultiva...
HERIDA DE MUERTE
Hoy siento mucho dolor, mis valles y bosques han perdido su verdor,
mis suelos ya no producen como antes....
¿Sabes por que hay tanta contaminación? ¿Y por qué tantas
enfermedades? Porque lo que respiramos no es oxígeno, el aire es...
La tierra está triste, porque el
hombre despreció la pureza del aire,
la frescura del agua y el rocío de la
noche.
La tier...
CARTA AL SUELO
1. El suelo es uno de los bienes más precioso de la humanidad.
Permite la vida de los vegetales, de los ani...
Suplica de los peces
Hoy ¡señor! Somos obra de tus manos ¡ no permitas que el hombre nos
destruya .. Muchos hombres nos pe...
Decálogo de la ecología.
1. Amaras a dios sobre todas las cosas y a la naturaleza como a ti
mismo.
2. No defenderás a la n...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Biologia cuidar

1.692 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.692
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
64
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Biologia cuidar

  1. 1. LAS CINCO R 1 Respeta el medio ambiente 2 Rechaza lo que es dañino 3 Reducir lo innecesario 4 Reutilizar lo que se tiene 5 Reciclar todo lo que se pueda
  2. 2. ¿QUÉ VALE MÁS? Vale más sembrar una semilla que, talar árboles. Vale más ser ecológico, que contaminador. Vale más cultivar la tierra, que abandonar el campo. Vale más el aire puro, que el ambiente perfumado. Vale más un bosque húmedo, que un desierto desolado. Vale más un campo verde, que una selva de cemento. Vale más cuidar el agua, que desperdiciarla. Vale más cultivar alimentos, que destruir el suelo. Vale más proteger las especies, que dejar que se extingan. Vale más conservar que destruir. Vale más el suelo arado, que el desolado. Vale más basura reciclada, que ciudades descuidadas. Vale más tapar un recipiente de agua, que dejar que se contamine. Vale más cuidar el agua dulce, que dejar que se agote. Vale más una acción protectora, que una destructora. Vale más la unión en la conservación de un ambiente mejor, que muchas manos en la contaminación
  3. 3. HERIDA DE MUERTE Hoy siento mucho dolor, mis valles y bosques han perdido su verdor, mis suelos ya no producen como antes. Los bosques tropicales, húmedos se pierden…. Se pierden; el agua pura que generosamente te doy para saciar tu sed y la de tantos otros seres, ya no corre cantanaria cada vez apaga su voz. Los productos escasean, el ser humano se pregunta ¿Qué debo hacer? ¿Cómo se alimentarán los animales? ¿Cómo elaborarán las plantas su alimento? Yo te respondo que la solución la tienes tu, hombre y mujer para quien todo existe, solo falta que pienses con amor y respeto, cultivando, abonando, regando y aprovechando la variedad de mis semillas. Te recomiendo algo importante, cuando tales un árbol siembra dos, se recupera lo perdido, se conserva el bosque y se purifica el aire.
  4. 4. ¿Sabes por que hay tanta contaminación? ¿Y por qué tantas enfermedades? Porque lo que respiramos no es oxígeno, el aire está enardecido lleno de bacterias y virus y la única forma de combatir este mal es que cuides las áreas verdes, los manglares, bosques, laderas, montañas, el árbol y el pequeño jardín de tu casa. Pero no te desanimes, ¡No todo está perdido!, existe aún en la naturaleza, mucha belleza, sólo basta con contemplar un amanecer.
  5. 5. La tierra está triste, porque el hombre despreció la pureza del aire, la frescura del agua y el rocío de la noche. La tierra está triste, porque el hombre secó los húmedos prados, los ríos y los lagos y el mar quedó solo. La tierra está triste, porque el hombre cortó los árboles que le daban sombra y fruto. La tierra está triste, porque el hombre no quiere oler el aroma de las flores ni mirar volar las bellas mariposas. La tierra está triste, porque el hombre contaminó el agua y murieron los peces, contaminó el aire y murieron las aves. La tierra está triste, porque el hombre acalló las discusiones nocturnas de las ranas, y el cantar matutino de los pájaros. La tierra está triste, porque el hombre mató al venado, la ardilla, el águila, mató al puma y al oso. La tierra está triste, porque el hombre el hombre quedó solo. La tierra está triste, porque el hombre murió.
  6. 6. CARTA AL SUELO 1. El suelo es uno de los bienes más precioso de la humanidad. Permite la vida de los vegetales, de los animales y del hombre sobre la tierra. 2. El suelo es un recurso limitado que se destruye fácilmente. 3. La sociedad industrial utiliza el suelo tanto con finalidad agrícola como con finalidad industrial e incluso con otras finalidades. Toda política de ordenación del territorio ha de estar concebida en función de las propiedades del suelo y de las necesidades de la sociedad de hoy y de mañana. 4. Los agricultores y técnicos forestales han de aplicar métodos que preserven la calidad del suelo. 5. El suelo ha de ser protegido de la erosión. 6. El suelo ha de ser protegido de la contaminación. 7. Toda implantación urbana ha de estar concebida de tal modo que tenga las mínimas repercusiones desfavorables posibles sobre los alrededores. 8. Las repercusiones sobre las tierras vecinas subsiguientes a las grandes obras públicas han de ser evaluadas desde la concepción de los planes y se deben tomar las medidas pertinentes. 9. El inventario de los recursos del suelo es indispensable. 10.Es necesario el esfuerzo continuado de investigación científica y una colaboración interdisciplinaria para garantizar la utilización racional y la conservación del suelo. 11.La conservación del suelo ha de ser objeto de enseñanza s todos los niveles y de información pública continuada. 12.Los gobiernos y las autoridades administrativas han de planificar y gestionar racionalmente los recursos del suelo.
  7. 7. Suplica de los peces Hoy ¡señor! Somos obra de tus manos ¡ no permitas que el hombre nos destruya .. Muchos hombres nos pescan con anzuelo y atarraya. Tomas prisioneros a los peces grandes y dejan en libertad a los pequeños. Pero para hoy otros sin conciencia que nos destruyen a todos por igual. Hay algunos que hasta utilizan dinamita para pescar y esta muerte nos hará desaparecer del mundo que creaste. Ablanda señor sus corazones e ilumina su entendimiento para que comprenda que somos tus criaturas y no deben destruirnos inútilmente. ¡Señor! Somos víctimas de la contaminación! El agua de los ríos, mares y lagos ya no es el agua fresca y limpia que nos diste morada. Cada día que pasa, la vida se hace más difícil para nosotros. Muchos de nuestros hijos no alcanzan a sobrevivir. Los hombres tal vez sin darse cuenta del mal que hacen arrojan al agua toda clase de desechos y suciedades. Las plantas que nos sirven de alimento también se están muriendo a causa de la contaminación Señor ayúdanos haz que los hombres se den cuenta que al destruir la naturaleza están atentando contra su propia integridad. Y finalmente señor tu que un día multiplicaste los peces, haz ahora el milagro y sálvanos para bien de los hombres.
  8. 8. Decálogo de la ecología. 1. Amaras a dios sobre todas las cosas y a la naturaleza como a ti mismo. 2. No defenderás a la naturaleza solo de palabras sino sobre todo a través de tus actos, 3. Guardaras las flores vírgenes, pues tu vida depende de ellas. 4. Honras la flora, la fauna y todas las formas de vida. 5. No mataras a ninguna clase de vida por pequeña que sea 6. No pecaras contra la pureza del aire permitiendo a la acumulación de desechos y basuras. 7. No hurtaras de la tierra su capa de humus condenado al suelo a la esterilidad. 8. No levantaras falsos testimonios justificando tus crímenes con lucro y progreso 9. No desearas para tu provecho que las fuentes y los ríos se envenenen con basura y vertidos industriales 10.No codiciaras cuyos objetos ni adornos cuya fabri

×