Los organismos reguladoresde la Unión Europea yMonsanto ocultaron latoxicidad del glifosatoPor The Institute of Science In...
Un informe escrito por un grupo internacional de científicos e investigadores de la organización nogubernamental Open Eart...
El informe de la OES revela que en los estudios llevados a cabo por la Industria en la década de1990 ya se mostraba la let...
pertinentes para la evaluación de los riesgos humanos, ya que la madre se puede envenenar concualquier sustancia pudiendo ...
El Informe de la OES afirma: “Si esas prácticas de utilizar los controles históricos se descubrieranen un estudio científi...
los ensayos, o ya sean los métodos empleados, bien estén al día o sean ya caducos”. LaComunidad Europea y la Autoridad Eur...
Debido a las evidentes restricciones para realizar experimentos en seres humanos, los datos sobrela toxicidad del glifosat...
tasas de infertilidad y abortos involuntarios en los animales. Esta es una nueva preocupación quese suma a la urgencia de ...
10. Myers JP, Vom Saal FS. et al. Why public health agencies cannot depend on good laboratorypractices as a criterion for ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Los organismos reguladores de la unión europea y monsanto ocultaron la toxicidad del glifosato

0 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
0
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
0
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Los organismos reguladores de la unión europea y monsanto ocultaron la toxicidad del glifosato

  1. 1. Los organismos reguladoresde la Unión Europea yMonsanto ocultaron latoxicidad del glifosatoPor The Institute of Science In Society | 21-01-2013Por la Dra. Eva Sirinathsinghji y la Dra, Mae-Wan Ho, Instituto de Ciencia enSociedad, ISISLa Comisión Europea aprobó el uso del glifosato sabiendo, como también lo sabía Monsanto, quecausa defectos de nacimiento, algo que se ocultó a la gente. Este herbicida debiera ser prohibido,dicen la Dra. Eva Sirinathsinghji y la Dra. Mae-Wan Ho.Por favor, póngase en contacto con sus representantes políticos para exigirles la prohibiciónmundial del herbicida glifosato
  2. 2. Un informe escrito por un grupo internacional de científicos e investigadores de la organización nogubernamental Open Earth Source (OES), revela que los estudios realizados por la empresaMonsanto, ya en la década de 1990, mostraba que el glifosato causa defectos de nacimiento. Apesar de ello, la Comisión Europea aprobó el uso de este herbicida con pleno conocimiento deaquellos estudios.El glifosato es el ingrediente activo del herbicida Roundup de Monsanto y de otras formulacionescomerciales. Su uso causa gran preocupación por los efectos nocivos que los estudios científicosvienen señalando desde hace varios años, entre los que se incluyen alteraciones endocrinas, dañoen el ADN, toxicidad reproductiva y en el desarrollo, neurotoxicidad, cáncer y defectos denacimiento ( véase [[2] Glyphosate Toxic and Roundup Worse, SiS 26; [3]Death by MultiplePoisoning, Glyphosate and Roundup, SiS 42; [4] Ban Glyphosate Herbicide Now. SiS 43; [5] LabStudy Establishes Glyphosate Link to Birth Defects, SiS 48).El herbicida Roundup de Monsanto es el más vendido en todo el mundo y su uso se haincrementado de manera exponencial. Monsanto ha introducido cultivos modificadosgenéticamente (OGM) tolerantes al glifosato, tales como los RR (Roundup Ready) de la soja. En laactualidad, casi el 80% de la producción mundial de soja se obtiene en los Estados Unidos, Brasil yArgentina, y en año 2009, la soja RR representaba el 91%, el 99% y el 71% respectivamente de lasuperficie total de soja de esos países. Desde 1997, la producción de soja RR ha aumentado de 5 a30 millones de hectáreas, eso sólo en los Estados Unidos (1). Se ha encontrado que en la sojaquedan residuos de glifosato, hasta 10 veces más alta que la dosis que provoca malformacionesfetales en los embriones de pollo y de rana.Con el uso generalizado de los herbicidas y la aprobación por parte de la UE del uso del glifosatoen los cultivos transgénicos tolerantes a este herbicida, se observa la urgente necesidad de unarevisión adecuada del herbicida, para ser consecuentes con la nueva normativa más estricta sobreel uso de los pesticidas aprobada por la UE en junio de 2011. De hecho, la revisión estaba previstapara el año 2012, sin embargo se ha retrasado la revisión del glifosato y otros 38 plaguicidas al año2015 (1). Por otra parte, la revisión de 2010 se hizo bajo la antigua normativa, menos estricta. Larazón oficial que se ha dado para este retraso es que tienen demasiada carga de trabajo. Estosignifica que la seguridad del glifosato no podrá ser revisada bajo la nueva normativa hasta el año2030.Retrasar esta revisión ha sido cuestionada en una demanda contra la CE por Pesticides ActionNetwork Europe y Greenpeace. Los coautores del informe realizado por Open Earth Source (OES)también han solicitado que se lleve a cabo una revisión del sistema sin más demoras, y se retiredel mercado el glifosato y Roundup.Evidencias de defectos de nacimiento en los estudios realizados por la Industria y en losindependientes
  3. 3. El informe de la OES revela que en los estudios llevados a cabo por la Industria en la década de1990 ya se mostraba la letalidad embrionaria y los defectos de nacimientos en los animales delaboratorio, entre los que se incluía dilatación del corazón en los conejos a bajas dosis de glifosato.A dosis más altas, ya se señalaron deformaciones en los estudios independientes realizados desdelos años 1980.Monsanto ha contestado negando sus propias conclusiones (6): “Las autoridades reguladores y losexpertos independientes de todo el mundo coinciden en que el glifosato no causa defectosadversos reproductivos en animales adultos o defectos de nacimientos en las crías de estosadultos expuestos al glifosato, incluso a dosis más altas que por exposición ambiental o laboral”.Sin embargo, los “expertos independientes” de los que habla Monsanto están sumidos enconflictos de interés, tanto a nivel económico como profesional, y basan casi por completo susinvestigaciones en los estudios realizados por la Industria (1).Estudios independientes han revelado vínculos con el cáncer, alteraciones genéticas y alteracionesendocrinas, así como defectos en el desarrollo, por ejemplo, anomalías craneofaciales yvertebrales en ratas (7), deformidades de la boca, alteraciones oculares y de la cola, curvada en losrenacuajos de la rana (8). Los estudios más recientes realizados por el Dr. Andrés Carrasco y suscolegas muestran una relación entre el glifosato y el ácido retinoico, señalando un desarrolloembrionario anormal (5,9).Sorprendentemente, estos y otros numerosos estudios citados en el Informe de la OES fuerondesestimados por la Comisión Europea (CE) y la Oficina Federal Alemana para la Protección de losConsumidores y Seguridad Alimentaria (BVL), que es la responsable de la coordinación entre laIndustria y la CE. La conclusión de la BVL, comunicada a la CE a través del Informe de 1998“Proyecto de Informe de evaluación” (DAR), fue que “no hay evidencias de teratogenicidad” parael glifosato.El Proyecto de Informe de Evaluación contiene pruebas indiscutiblesEl Informe alemán de 1998, DAR, fue crucial para que el glifosato fuese aprobado por la UE, alseñalar en sus conclusiones que el “glifosato no tiene efectos teratogénicos”, si bien también sedecía en sus conclusiones que a dosis más altas causaba “osificación reducida y una mayorincidencia de trastornos esqueléticos o de los órganos internos” en los fetos de las ratas y de losconejos. Además, agregaba que los estudios realizados por la Industria sobre el glifosato a dosisaltas mostraba un reducido número de fetos viables en las camadas de ratas y conejos, con unaumento de los defectos congénitos. Las anomalías esqueléticas encontradas por la Industria enlos primeros estudios son consistentes con los hallazgos más recientes en las investigaciones deAndrés Carrasco y al (5,9). Sin embargo, estas anormalidades no se tuvieron en cuenta por motivosespurios, tales como que las altas dosis que envenenaron a las madres (dosis tóxicas) no eran dosis
  4. 4. pertinentes para la evaluación de los riesgos humanos, ya que la madre se puede envenenar concualquier sustancia pudiendo alterar el desarrollo del feto y causar defectos de nacimiento. Estaabsurda suposición es impugnada por la literatura científica independiente, y algo muy debatidoincluso por la propia Industria.Puedes ver fotografías de lechones tomadas por el criador de cerdos Borup Pedersen, alimentadoscon soja transgénica, y en los que pueden observar distintos tipos de malformaciones. (Véaseaquí)Una historia de manipulaciones y engaños por parte de los reguladores alemanes y de la UEComo resulta evidente en el informe de Alemania de 1998, DAR, se manipularon las evidenciascientífica mediante diversas estratagemas que llevaron a mentir, con un total desprecio por elprincipio de precaución.Los animales expuestos al glifosato en los estudios presentados por la Industria muestran efectosfrente a los animales no expuestos, y eso en dosis tan bajas como 20 mg por kg de peso corporal.Tanto es así, que la Dirección de Seguridad de Pesticidas del Reino Unido (PSD) apoya lateratogénesis del glifosato (1): “Considerados de forma aislada, ninguno de los hallazgos de losestudios sobre los efectos teratológicos en los conejos sería motivo de preocupación. Sin embargo,se observa en general la incidencia de un mismo patrón”.Alemania, por su parte, recurrió a incluir a los grupos de control “históricos” dentro de los estudiosno publicados ( y por lo tanto irrelevantes), que tuvo el efecto de aumentar la variación y por lotanto la de anular cualquier significación estadística de los experimentos realizados por laIndustria. La Dirección de Seguridad de Pesticidas del Reino Unido (PSD) terminó por pedir aAlemania que pusiese a su disposición los datos de los controles anteriores, pero no está claro si laPSD vio esos datos, o, si los vio, cómo respondió. Y hasta la fecha, esos datos de control históricossiguen ocultos al público.En el informe de la Open Earth Source (OES) se comenta: “El uso de los datos históricos en lugar delos controles concurrentes añade variables a un experimento que tiene por objeto el control de lasvariables, ocultando los efectos teratogénicos del glifosato, y evita cualquier conclusión en estesentido. Es por eso que el uso de los datos históricos de control es un asunto controvertido. En lapráctica no está permitido en Evaluación Toxicológica en animales y en otros estudios para laaprobación de los plaguicidas”.Los controles válidos para un experimento exigen que sean animales de la misma cepa genética,de la misma edad, criados en el mismo ambiente y estudiados al mismo tiempo que los animalestratados. Además, “la manera en que los animales serán examinados y evaluados, y los datosregistrados, debe hacerse de la misma forma”.
  5. 5. El Informe de la OES afirma: “Si esas prácticas de utilizar los controles históricos se descubrieranen un estudio científico independiente se consideraría un fraude científico”.En resumen, la Industria y los reguladores cometieron una serie de manipulaciones en las pruebascientíficas para favorecer la aprobación del uso del glifosato.· La Industria (incluyendo a Monsanto) conocía desde la década de 1980 que el glifosato causadefectos de nacimiento en los animales en altas concentraciones.· La Industria también sabía desde 1993 de los efectos a bajas y medias dosis.· El Gobierno alemán conocía que el glifosato causa defectos de nacimiento, por lo menos desde elaño 1998, año en que envía el Informe DAR a la CE.· El Panel de Expertos de la CE que realizó la revisión científica, ha sabido desde el año 1999 que elglifosato causa defectos de nacimiento.· La CE sabe desde el año 2002 que el glifosato causa defectos de nacimiento, año en que laDirección General de DANCO (Sanidad y Protección de los Consumidores) publicó el Informe finaldel examen para la aprobación del glifosato.A lo largo de todos estos años está información se ha ocultado al público y los trabajos de loscientíficos independientes sobre los efectos teratogénicos del glifosato y Roundup han sidoignorados, rechazados, o incluso denigrados.El LOAEL (nivel más bajo de efectos adversos observables) del glifosato se estableció en Alemaniaen 60 mg por kilogramo de peso corporal y día, por lo menos 3 veces superior al indicado por laIndustria hasta la fecha, a través de un juego de prestidigitación que sólo consideraba la“exposición crónica” en la “especie más sensible”, que era la rata, mientras que los estudiosindependientes señalaban un LOAEL de sólo 5 mg por kg de peso corporal para los trastornosendocrinos y daños hepáticos en las ratas. El LOAEL se utiliza para establecer la ingesta diariaadmisible (IDA), que es de 1/100 del LOAEL. Por consiguiente, la IDA actual de 0,6 mg porkilogramo y día es al menos 10 veces mayor que los niveles establecidos en el momento de fijarse.La mala ciencia protegida por la Industria posee pautas y directrices cuestionablesAdemás de la manipulación absoluta de las pruebas científicas, la Industria ha erigido un escudoeficaz para su mala ciencia bajo el disfraz de “Buenas prácticas de Laboratorio” (GLP), unas pautasy directrices establecidas por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE),una organización no científica. Esta Guía de Buenas Prácticas ha sido ya fuertemente criticada enun documento firmado por 30 científicos (10). que señalan que las GLP “no especifican nadaacerca de la calidad del diseño de la investigación, las habilidades de los técnicos, la sensibilidad de
  6. 6. los ensayos, o ya sean los métodos empleados, bien estén al día o sean ya caducos”. LaComunidad Europea y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) aceptan ambos lasdirectivas GLP y la investigación independiente que no se ajuste a ellas puede ser ignorada para lospropósitos de evaluación. Por lo tanto, la investigación del equipo del Dr. Andrés Carrasco y otrosestudios independientes que muestran daños causados por el glifosato o Roundup fueronrechazados en razón de que los sistemas de prueba no estaban validados y consideraron losestudios “inapropiados e irrelevantes a efectos de evaluación de riesgos en la salud humana”(porque los realizaron en animales no aprobados, que son las ratas, los ratones y los perros, porejemplo). En otras palabras, no realizaron la investigación de acuerdo con las normas GLP. Comoobserva el Informe de la OES (1): “Esto plantea la pregunta ¿por qué financian los Gobiernosinvestigaciones científicas si luego ignoran los resultados en casi todas las evaluaciones deriesgo?”.De hecho los estudios de toxicidad según las normas GLP han sido criticados por el uso actualizadode protocolos que utilizan unas dosis muy altas, en niveles cercanos a la intoxicación y que puedentener poca relación con los niveles de exposición en el medio, y los animales de prueba muerenantes de llegar a la vejez, enmascarando la mayor parte de las enfermedades en desarrollo. Enresumen, las pruebas realizadas según los protocolos GLP rara vez encuentran toxicidad.Comparando los NOAEL (niveles sin efectos adversos observables) de la Industria y de los estudiosindependientes sobre docenas de sustancias químicas, los estudios independientes detectanimportantes efectos tóxicos a niveles muy inferiores a los de la Industria. Sin embargo, losreguladores siguen ignorando hasta la fecha los estudios independientes en favor de los de laIndustria, debido a que cumplen con las directrices GLP de la OCDE. Su rechazo a las recientesconclusiones del equipo de Carrasco es indefendible, por su no adhesión a la Guía de BuenasPrácticas, como se señala en el informe de la OES ( ver también 5).Por otra parte, la OCDE estableció en el mes de septiembre unos rígidos criterios, científicamenteincorrectos, sobre la respuesta de las dosis en las pruebas toxicológicas. No tienen en cuentaefectos como la interrupción endocrina y otros efectos que se observan a dosis bajas más que aaltas, lo que invalida la suposición de que existe una dosis segura según la cual no hay toxicidadsignificativa.El nuevo reglamento de la UE sobre pesticidas tiene el potencial de poner fin a la tiranía de lasnormas GLP al insistir en los estudios científicos independientes revisados por pares en laevaluación de los plaguicidas. Sin embargo, la nueva normativa obliga a la Industria a hacer supropia búsqueda de Literatura científica en la preparación de un archivo sobre los plaguicidas,dando así el control total a los estudios de la Industria, que son los que seleccionarán para suinclusión y así reforzar la tiranía de las normas GLP.Pruebas en humanos ante el aumento de las preocupaciones por los efectos en la salud
  7. 7. Debido a las evidentes restricciones para realizar experimentos en seres humanos, los datos sobrela toxicidad del glifosato en las personas son difíciles de obtener en un laboratorio. Sin embargo, síse han obtenido resultados a partir de los estudios realizados en líneas celulares humanas. Unexperimento realizado por el científico francés Giles-Eric Séralini y sus colegas en el año 2009,encontró que Roundup causaba la muerte de las células umbilicales, de las células embrionarias yde la placenta en sólo 24 horas (3,11).Además, con el uso generalizado del glifosato en países como Argentina y Canadá, las pruebas deque se están produciendo daños en los seres humanos están aumentando. Un gobierno local deArgentina recoge en un documento ( o véase este otro Informe:http://noticiasdeabajo.wordpress.com/2012/07/30/informe-del-primer-encuentro-nacional-de-medicos-de-pueblos-fumigados/) que se han triplicado el número de cánceres infantiles entre2000 y 2009, y cuadriplicado el número de defectos de nacimiento en las zonas donde se utilizanagroquímicos (véase referencia *12+ Argentina’s Roundup Human Tragedy, SiS 48). Carrasco señalaen su estudio (9): “Los resultados obtenidos en el laboratorio son compatibles con lasmalformaciones observadas en los seres humanos expuestos al glifosato durante el embarazo”.Un estudio epidemiológico en Ontario, Canadá, también ha encontrado altos niveles denacimientos prematuros y abortos espontáneos en las mujeres que pertenecen a familiasagricultoras que utilizan plaguicidas, incluyendo el glifosato.La respuesta de la Oficina Federal Alemana para la Protección de los Consumidores y SeguridadAlimentaria (BVL) a esos problemas fue de que eran irrelevantes para la situación de Europa, asícomo ya existen planes para aumentar los cultivos tolerantes al glifosato. “Aunque hay indicios deun aumento de las malformaciones debido a la amplia exposición a los plaguicidas en América delSur, las autoridades de estos países son responsables de propiciar la realización de másinvestigaciones en profundidad. Teniendo en cuenta que las condiciones de aplicación son muydistintas y existen incertidumbres en cuanto a la exposición humana a los efectos de los productosfitosanitarios, los resultados de este tipo no deben llevarnos de forma automática a preocuparnospor la seguridad de los herbicidas a base de glifosato en Europa”.Preocupaciones adicionalesUn informe publicado recientemente por el científico estadounidense Dr. Don Huber, profesoremérito de la Universidad de Purdue, advirtió de la aparición de un nuevo agente patógenoasociado a los cultivos transgénicos tolerantes al glifosato ( (véase [13] Emergency! Pathogen Newto Science Found in Roundup Ready GM Crops?) y ( Los científicos advierten sobre la relaciónentre un nuevo y peligroso patógeno y Roundup de Monsanto)En una carta escrita dirigida al Secretario de Agricultura de Estados Unidos, expresa supreocupación por la aparición de este agente patógeno, muy abundante en los cultivostransgénicos, y que al parecer está asociado a enfermedades devastadoras en los cultivos y altas
  8. 8. tasas de infertilidad y abortos involuntarios en los animales. Esta es una nueva preocupación quese suma a la urgencia de revisión por parte de la UE del uso del glifosato y los cultivostransgénicos.Conclusión y recomendacionesLos autores del informe de la OES concluyen que: “La actual aprobación del glifosato y Roundup escientíficamente insostenible”. Recomiendan la inmediata retirada del glifosato hasta que unanueva revisión rea realizada, con una amplia variedad de pruebas actualizadas, de formaindependiente y con los datos disponibles para el público.Estamos totalmente de acuerdo con la conclusión y la recomendación.Referencias1. Antoniou M, Habib M, Howard CV, Jennings RC, Leifert C, Nodari RO, Robinson C, Fagan J.Roundup and birth defects: Is the public being kept in the dark? Earth Open Source, 2011.2. Ho MW and Cummins J. Glyphosate toxic and Roundup worse Science in Society 26, 12, 2005.3. Ho MW and Cherry B. Death by multiple poisoning, glyphosate and Roundup. Science in Society42 , 14, 20094. Ho MW. Ban glyphosate herbicides now. Science in Society 43, 34-35, 2009.5. Ho MW. Lab study establishes glyphosate link to birth defects. Science in Society 48, 32-33,2010.6. Beyond the Rows, A blog by Monsanto, St. Louis, United States of America, 9 June 2011,accessed 11 July 2011,http://www.monsantoblog.com/2011/06/09/june-2011-earth-open-source-report-on-roundup/7. Dallegrave E, Mantese FD. et al. 2003. The teratogenic potential of the herbicide glyphosate-Roundup in Wistar rats. Toxicol Lett 142(1-2): 488. Lajmanovich RC, Sandoval MT, Peltzer PM. 2003. Induction of mortality and malformation inScinax nasicus tadpoles exposed to glyphosate formulations. Bull. Environ. Contam. Toxicol. 70,612–18.9. Paganelli A, Gnazzo V, Acosta H, Lopez SL and Carrasco AD. Glyphosate-based herbicidesproduce teratogenic effects on vertebrates by impairing retinoic acid signalling. Chem Res Toxicol,August 9. http://pubs.acs.org/doi/abs/10.1021/tx1001749
  9. 9. 10. Myers JP, Vom Saal FS. et al. Why public health agencies cannot depend on good laboratorypractices as a criterion for selecting data: The case of bisphenol A. Environmental HealthPerspectives 2009, 117, 309–15.11. Benachour N, Séralini GE. 2009. Glyphosate formulations induce apoptosis and necrosis inhuman umbilical, embryonic, and placental cells. Chem Res Toxicol 22: 97–105.12. Robinson C. Argentina’s Roundup human tragedy Science in Society 48, 30, 201013. Ho MW. Emergency! Pathogen new to science found in Roundup Ready GM crops? Scienceand Society 50, 10-11, 2011.Traducción por Noticias de Abajo

×