VAMOS A BELÉNAquella mañana Lucía se había presentado en clase con una rama de abeto y      dos        caja        llenas ...
- Bueno, bueno - medió Lucía -. No empecemos como siempre. Lo echaremosa suertes.A Julia y a Nadia les tocó hacer de pasto...
y cantando un villancico se van a ver el beléna eso de las once y pico.
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Vamos a belén

282 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
282
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
39
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Vamos a belén

  1. 1. VAMOS A BELÉNAquella mañana Lucía se había presentado en clase con una rama de abeto y dos caja llenas de adornos navideños:- ¡Eh!, niños, acercaos, que vamos a poner nuestro árbol de Navidad. Celofán,tan curiosa como siempre se puso a hurgar en las cajas. Cuando se dio lavuelta, a todos les entró la risa. La muy presumida se había colocado unabola de Navidad a cada lado de la cara, una enorme estrella en lo alto de lacabeza y un montón de tiras de espumillón a modo de bufanda.- Tengo una buena noticia para vosotros - continuó la seño, mientras lesayudaba a colocar los adornos en el árbol -. Vamos a preparar un belénviviente: cada uno representará un personaje del belén y haremos unapequeña función para los padres.- Yo quiero ser la Virgen - dijo Nadia, que tenía una larga melena rubia.- No, la Virgen seré yo -protestó Julia.
  2. 2. - Bueno, bueno - medió Lucía -. No empecemos como siempre. Lo echaremosa suertes.A Julia y a Nadia les tocó hacer de pastoras; David sería el ángel; Marta laVirgen María; Santiago, San José, y Celofán, una pastora con una cesta dehuevos.A Celofán le habían encantado las alas del ángel y, al ver que no le habíatocado el papel, se puso a dar berridos:- Yooooo quiero ser el angelito. ¡Buaaaaaaa! ¡Aaaaaaatchís! - estornudóCelofán, mientras empezaba a despegar los pies del suelo.- Vamos, Celofán, no seas caprichosa. Hacer de pastora es muy divertidoAdemás, en el belén vamos a tener una oveja de verdad.Y llegó el día de la representación. Los niños estaban muy bien colocados y laoveja, con cara de no entender nada, quietecita en una esquina.El flash de una cámara de fotos asustó a la oveja, que se puso a balar y acorrer por todo el escenario. A Celofán, en unos de sus estornudos, se lecayó la cesta de huevos al suelo y formó una buena tortilla De pronto, enplena función, se oyó una voz que decía:- Señooooooo, me hago pis.El público estalló en carcajadas.El belén viviente fue todo un éxito.- Lo habéis hecho muy bien - los felicitó la seño - y, como premio, os voy allevar a ver el belén del ayuntamiento.- ¡Bien! - gritaron los niños entusiasmados.-¿Viajaremos en el autobús colorado que hace cosquillitas en la barriga?¡Aaaatchís!- Eso es, Celofán - respondió la maestra -. Iremos en el autobús. Pero estavez les tocará a otros sentarse en primera fila. Disfrutando del vaivén
  3. 3. y cantando un villancico se van a ver el beléna eso de las once y pico.

×