• Me gusta
Lec 3 - Ana: Aprendiendo a ser alguien
Próxima SlideShare
Cargando en...5
×
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    ¿Está seguro?
    Tu mensaje aparecerá aquí
    Sea el primero en comentar
    Be the first to like this
Sin descargas

reproducciones

reproducciones totales
1,872
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
1

Acciones

Compartido
Descargas
27
Comentarios
0
Me gusta
0

Insertados 0

No embeds

Denunciar contenido

Marcada como inapropiada Marcar como inapropiada
Marcar como inapropiada

Seleccione la razón para marcar esta presentación como inapropiada.

Cancelar
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Lección 3 para el 16 de octubre de 2010 ANA: APRENDER A SER ALGUIEN
  • 2. ¿Qué problemas enfrentaba Ana en su vida diaria?
    • No podía tener hijos.
    La esterilidad era considerada entre los hebreos como un deshonor y un baldón.
    • Raquel le dijo a Jacob: “Dame hijos, o si no, me muero” (Génesis. 30: 1) ; y, cuando los tuvo, dijo: “Dios ha quitado mi afrenta” (Génesis, 30: 23)
    • Elisabeth, madre de Juan el Bautista, cuando quedó embarazada exclamó: “Así ha hecho conmigo el Señor en los días en que se dignó quitar mi afrenta entre los hombres” (Lucas, 1: 25)
    De igual modo, la fecundidad era considerada como una señal especial del favor divino.
    • A Rebeca, le bendijeron así: “Sé madre de millares de millares” (Génesis, 24: 60)
    • “ Como flechas en las manos del guerrero son los hijos de la juventud. Dichosos los que llenan su aljaba con esta clase de flechas” (Salmo 127:4-5 NVI)
    Esto hacía que Ana se sintiera abandonada por Dios
  • 3. ¿Qué problemas enfrentaba Ana en su vida diaria?
    • Las burlas de su “rival”, Penina.
    E.G.W. (Patriarcas y Profetas, cp. 55, pg. 615) Su marido la amaba y la trataba como si tuviera hijos. Este hecho enfurecía más a Penina, que buscaba cualquier oportunidad para burlarse de Ana y rebajarla. “ Entonces la segunda esposa, encendida de celos, reclamaba para sí la preferencia como persona altamente favorecida por Dios, y echaba en cara a Ana su condición de esterilidad como evidencia de que desagradaba al Señor. Esto se repitió año tras año hasta que Ana ya no lo pudo soportar” Esto hacía que Ana se sintiera abandonada por los que estaban a su alrededor
  • 4. ¿Te valoras como Dios te valora, a pesar de tus problemas? Por los problemas que tenía, Ana era incapaz de darse cuenta del valor que tenía ante Dios. Piensa que “Cristo nos ha demostrado el gran valor de las almas al venir con el atesorado amor de la eternidad en su corazón, ofreciendo hacer al hombre heredero de toda su riqueza” (E.G.W. Hijos e hijas de Dios, 28 de septiembre)
  • 5. Sintiéndose rechazada por todos, la única solución que vio fue DERRAMAR su alma ante Dios. ¿En qué ocasiones de tu vida has tenido la necesidad de DERRAMAR tu alma ante Dios? “ Esperad en él en todo tiempo, oh pueblos; Derramad delante de él vuestro corazón; Dios es nuestro refugio” Salmo 62:8
  • 6. Al escuchar la bendición de Elí, Ana tuvo la completa seguridad de que Dios había oído su petición. A partir de ese momento “no estuvo más triste”. ¿Damos gracias a Dios por lo que va a hacer en nosotros? LA ACTITUD DE ANA
  • 7. Antes de entregar físicamente a su hijo para servir en el Santuario, como había prometido, Ana preparó a Samuel unos tres años para que fuese una ofrenda perfecta para Dios. “ Durante los tres primeros años de la vida del profeta Samuel, su madre le enseñó cuidadosamente a distinguir entre el bien y el mal. Usando cada objeto familiar que lo rodeaba, procuró dirigir sus pensamientos hacia el Creador. En cumplimiento de su voto de entregar su hijo al Señor, con gran abnegación lo colocó bajo el cuidado de Elí, el sumo sacerdote, para ser preparado para el servicio en la casa de Dios… Su primera educación lo indujo a mantener su integridad cristiana. ¡Qué recompensa recibió Ana! ¡Y qué estímulo a la fidelidad es su ejemplo!” E.G.W. (Review and Herald, 8-9-1904)
  • 8. ¿Estás preparando a tus hijos para el Reino de los Cielos? En su hogar ella ejerce un poder más decisivo que el del ministro en el púlpito, y aún que el del rey en su trono. El día de Dios revelará cuánto le debe el mundo a las madres piadosas por la preparación de hombres que fueron intrépidos defensores de la verdad y la reforma: hombres resueltos en acción y propósito, que supieron mantenerse impávidos en medio de pruebas y tentaciones; hombres que eligieron los intereses elevados y santos de la verdad y la gloria de Dios, antes que los honores mundanos o la vida misma” “ ¡Ay, si cada madre pudiera comprender cuán enormes son sus deberes y sus responsabilidades, y cuán grande será la recompensa de su fidelidad! La influencia diaria que la madre ejerce sobre sus hijos los prepara para la vida eterna o para la muerte eterna. E.G.W. (Exaltad a Jesús, 21 de noviembre)
  • 9. Cuando Ana entregó su hijo a Elí, expresó su alegría a través de un canto de alabanza exaltando el gran poder de Dios (1ª de Samuel, 2: 1-10) Alaba a Dios por las grandes cosas que hace por ti cada día
  • 10. “ Y Elí bendijo a Elcana y a su mujer, diciendo: Jehová te dé hijos de esta mujer en lugar del que pidió a Jehová. Y se volvieron a su casa. Y visitó Jehová a Ana, y ella concibió, y dio a luz tres hijos y dos hijas. Y el joven Samuel crecía delante de Jehová” (1ª de Samuel, 2:20-21) ¿Qué has dado a Dios y has recibido multiplicado de Él? Dios recompensó la fe y la generosidad de Ana, quitando así la afrenta que tenía. De esta forma, fue honrada ante Dios y ante los hombres.
  • 11. “ Cuando el Juez se siente y los libros sean abiertos; cuando el "bien hecho" del gran Juez sea pronunciado y la corona de gloria sea puesta sobre la frente del vencedor, muchos alzarán sus coronas ante la vista del universo reunido, y señalando a su madre dirán: "Ella me hizo todo lo que soy por la gracia de Dios. Su instrucción, sus oraciones, han sido bendecidas para mi salvación eterna"” E.G.W. (Reflejemos a Jesús, 30 de junio)