Los Ancianos en la Sociedad
Introduccion.• Se nos decía que nos convertimos en adultos sólo  cuando nos quedamos sin padres, cuando perdemos  su refer...
¿Cuáles son las Dudas?• En el fondo, este problema de denominación  manifiesta la incertidumbre que padecemos ante  los gr...
¿Cuál Es El Problema?• La sociedad excluye a los ancianos y ellos  mismos parecen en muchos casos  dispuestos a arrinconar...
¿Cómo los reintegramos?• En primer lugar, trasmitir a la sociedad en  su conjunto las necesidades de los  viejos, qué pien...
Es difícil, porque los intereses de mercadohan instalado el mito de la juventud y handictado que esa fase de nuestravida, ...
¿Cuándo se es Anciano?• Cada persona decide paulatinamente, a  veces por simple hastío, otras por  convencimiento, que red...
Los ancianos en la sociedad
Los ancianos en la sociedad
Los ancianos en la sociedad
Los ancianos en la sociedad
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Los ancianos en la sociedad

12.702 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
12.702
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
58
Acciones
Compartido
0
Descargas
68
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Los ancianos en la sociedad

  1. 1. Los Ancianos en la Sociedad
  2. 2. Introduccion.• Se nos decía que nos convertimos en adultos sólo cuando nos quedamos sin padres, cuando perdemos su referencia y debemos buscarnos un espacio independiente en el mundo• El problema que para las familias suponen las personas de edad avanzada se plantea incluso en lo más elemental: no sabemos ni cómo referirnos a ellas. Tercera edad, personas mayores, viejos, abuelos, ancianos... Cada expresión tiene sus connotaciones, la elección no es baladí.
  3. 3. ¿Cuáles son las Dudas?• En el fondo, este problema de denominación manifiesta la incertidumbre que padecemos ante los grupos socialmente menos favorecidos, o marginados de la vida cotidiana. ¿Dónde los colocamos? ¿Cómo los valoramos? ¿Cómo los tratamos? ¿Qué hacer para que no se automarginen, para que intervengan en el devenir de la sociedad? Un matiz importante: este desconcierto ante el fenómeno de la vejez lo muestran las familias y las generaciones más jóvenes, pero también las propias personas de edad avanzada.
  4. 4. ¿Cuál Es El Problema?• La sociedad excluye a los ancianos y ellos mismos parecen en muchos casos dispuestos a arrinconarse en el furgón de cola, el de los menos activos. Desde esas dos dimensiones complemetarias debemos contemplar la situación: qué podemos hacer por el colectivo de los ancianos y qué pueden hacer ellos por sí mismos
  5. 5. ¿Cómo los reintegramos?• En primer lugar, trasmitir a la sociedad en su conjunto las necesidades de los viejos, qué piensan, cómo se sienten. Todos deberíamos saber que es una situación que nos va a llegar, no podemos seguir mirando a otro lado, y negarnos a nosotros mismos que nos acercamos, o que ya hemos llegado a la Tercera Edad.
  6. 6. Es difícil, porque los intereses de mercadohan instalado el mito de la juventud y handictado que esa fase de nuestravida, efímera por definición, debeperdurar indefinidamente. Cada arruga esuna herida que debemos ocultar, en lugarde la feliz constatación de que seguimosviviendo, disfrutando de nuestrocrecimiento personal y de otros placeresanteriormente desconocidos oinsuficientemente valorados.
  7. 7. ¿Cuándo se es Anciano?• Cada persona decide paulatinamente, a veces por simple hastío, otras por convencimiento, que reducirá drásticamente su ritmo vital, que no hará deporte, ni aprenderá informática, ni viajará, ni practicará el sexo¿ En otras palabras, cada uno, en decisión personal e intransferible, establece cuándo "es viejo para...".

×