26/10/2013

HISTORIA DEL BANCO NACIÓN Y LA MONEDA
ARGENTINA

Cordoba Lara | Lemos Manuel

0
Índice
Historia del Banco Nación…………………………………………….3
Historia del edificio del Banco Nación……………………………….4

1888-1939: Prime...
INTRODUCCIÓN
Dentro de un país, su moneda y sus bancos son los rasgos más distintivos de su
economía, y también los fundam...
Historia del Banco Nación
El Banco de la Nación Argentina fue fundado en 1891 por
iniciativa del presidente Carlos Pellegr...
Historia del edificio del Banco Nación
El Banco Nación posee en la Argentina una imagen
profundamente instalada, gracias a...
las fachadas heterogéneas bajo una imagen común. En 1916 la
Bolsa de Comercio inauguraba su nueva sede en la Avenida
Alem,...
vez terminado este sector solo faltaba el cuarto de manzana
correspondiente a la esquina de Rivadavia y Reconquista, donde...
natural. Apenas superados los accesos desde las esquinas,
pasando por sendos halls de recepción y habiendo subido
escalina...
fachada un frontis de influencia neoclásica que parece repetir el
del banco.
Para los interiores del Banco Nación, el tono...
Historia de la Moneda Argentina
● El Peso Moneda Nacional (Símbolo: m$n) fue la moneda
vigente en la Argentina en el perío...
La "Efigie del Progreso", acompaña casi medio siglo, las
emisiones argentinas. Esta imagen tiene como finalidad, eliminar
...
El plan incluyó la creación de una nueva moneda, equivalente a
1.000 $a (Peso Argentino). En un principio el plan pareció ...
La moneda de la Asamblea del año XIII
Con el pronunciamiento patriota de mayo de 1810, las ideas de
independencia se extie...
alrededor que diga; Provincias del Río de la Plata; por el reverso
un Sol que ocupe todo el centro y alrededor la inscripc...
fines de junio ya se conocieron en la Villa las primeras monedas,
como lo escribe un cronista anónimo: «El 25 sacaron de l...
al enemigo y cuya concepción indica ya el grado de exaltación de
las pasiones revolucionarias". Muchas de las oficinas de ...
Anexos
Noticia del intento de privatización del Banco Nación en la época del
gobierno de Menem en 1998. Diario Clarín.
LOS...
Imágenes del Banco Nación

● Sede del banco frente a la Plaza de Mayo, en la Ciudad de Buenos Aires.

● El primer Teatro C...
● El frontis que destaca la entrada principal, detrás del Monumento a Belgrano.

● La Bolsa de Comercio estaba en Rivadavi...
Imágenes de la Moneda Argentina

● Peso Moneda Nacional

● Peso Ley 18.188

19
● Peso Argentino 1983.

● Austral

● Peso Actual

20
Conclusión
Luego de leer la información investigada, y de darle una visita al Banco de la
Nación Argentina, pudimos llegar...
Bibliografía
http://www.bna.com.ar/institucional/institucional_historia.asp

http://es.wikipedia.org/wiki/Banco_de_la_Naci...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Banco de la nacion argentina

667 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
667
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
7
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Banco de la nacion argentina

  1. 1. 26/10/2013 HISTORIA DEL BANCO NACIÓN Y LA MONEDA ARGENTINA Cordoba Lara | Lemos Manuel 0
  2. 2. Índice Historia del Banco Nación…………………………………………….3 Historia del edificio del Banco Nación……………………………….4 1888-1939: Primer edificio……………………………………………4 1939-1955: Construcción e inauguración……………………………5 Arquitectura……………………………………………………………..6 Museo Histórico y Numismático………………………………………8 Historia de la Moneda Argentina……………………………………...9 La moneda de la Asamblea del año XIII……………………………12 Anexos………………………………………………………………….17 1
  3. 3. INTRODUCCIÓN Dentro de un país, su moneda y sus bancos son los rasgos más distintivos de su economía, y también los fundamentales para que esta funcione de manera correcta. En esta monografía investigaremos y desarrollaremos la historia sobre El Banco de la Nación, y La Moneda Argentina, y así poder comprender en profundidad las distintas situaciones económicas que sufrieron a lo largo de sus historias. Además, explicaremos el por qué de las formas de transacciones y la extensión del comercio en Argentina, causa de la necesidad de un Banco que abarque todo su territorio y la facilidad que otorga la moneda para realizar esta actividad. Es fundamental entender esto, ya que nos sometemos a ello en la vida cotidiana. Es importante, también, entender el origen del Banco de la Nación el cual surgió en medio de una gran crisis que afectaba al sistema bancario del momento. También abordaremos al Banco de la Nación como monumento creado por el legendario ingeniero Bustillo, explicando el desarrollo de su creación y culminación. Por otro lado buscaremos información sobre su respectivo museo, por su importancia como archivo histórico de este tema. Al finalizar este proyecto, se podrá observar una conclusión donde explayaremos nuestras distintas perspectivas respecto a dicho tema. 2
  4. 4. Historia del Banco Nación El Banco de la Nación Argentina fue fundado en 1891 por iniciativa del presidente Carlos Pellegrini, como un medio para resolver los golpes de una devastadora crisis económica que afectaba, en especial, al sistema bancario existente en ese momento. De capital enteramente estatal, en pocos años abarcó en su giro a toda la geografía nacional y se convirtió en el mayor banco comercial argentino. Su objetivo principal es el de ejecutar la función de agente financiero del Gobierno Federal y, como tal, recibe depósitos oficiales y realiza pagos por cuenta y orden de la Nación. Durante toda la centuria participó activamente en los principales acontecimientos de la vida económica del país. Tuvo una actitud destacada en la asistencia al sector rural, a tal punto que contribuyó decisivamente a que la República Argentina se convirtiera en una potencia mundial en el segmento de los agronegocios. Otra prioridad del Banco ha sido la atención de las pequeñas y medianas empresas, como así también a las partes de la población menos favorecidas que cuentan con sus servicios, inclusive en las localidades alejadas de los grandes centros y de escasa relevancia económica. A la par de esos compromisos y a tono con las innovaciones que se fueron produciendo en las últimas décadas en la operatoria bancaria, la entidad ha variado sus líneas de actuación para ingresar en nuevos segmentos del mercado, especialmente en áreas no tradicionales, cambiando su manejo hacia prácticas más asociadas con el mismo, en armonía con las tendencias globales. Sensible a los cambios que se fueron produciendo en las relaciones económicas entre las naciones, el Banco proyectó su quehacer más allá de las fronteras y luego de habilitar sucursales en los países hermanos de América Latina (Bolivia, Brasil, Chile, Panamá, Paraguay y Uruguay) se hizo presente en los centros financieros de mayor nivel internacional (Estados Unidos de América, Reino Unido, Francia, España y Japón). La solidez y confiabilidad que alcanzó en la opinión pública, de la que es testimonio la reciente elección por una importante encuestadora como la marca del siglo en el sector a nivel nacional, constituyen valiosos atributos que le garantizan una participación destacada en la actividad bancaria argentina. 3
  5. 5. Historia del edificio del Banco Nación El Banco Nación posee en la Argentina una imagen profundamente instalada, gracias a la existencia de un total de 617 sucursales en una gran cantidad de ciudades y pueblos de todo el país. De esta forma, incluso en pueblos relativamente pequeños, la sucursal del Nación es uno de los edificios principales que suelen situarse cerca de la plaza central. Desde 1888, la casa matriz del Banco Nacional se instaló en un gran edificio de media manzana de superficie, entre las calles Rivadavia, Reconquista y Piedad (hoy Bartolomé Mitre). Esta construcción -remodelada- había sido antes la primera sede del Teatro Colón, proyectada por el ingeniero Charles Henri Pellegrini e inaugurada en 1857. En 1910 el ingeniero arquitecto Adolfo Büttner modificó a este antiguo edificio, agregándole una mansarda y ornamentaciones. Ante el crecimiento de la entidad, se adquirió en 1918 el edificio vecino que alojaba a la Bolsa de Comercio, obra del arquitecto Juan Antonio Buschiazzo. La Bolsa inauguró su nueva sede, proyectada por Alejandro Christophersen, en la Avenida Alem. De todas formas, con el paso de los años se hizo insostenible esta situación, y fue necesario proyectar un único edificio acorde a las dimensiones y requerimientos del poderoso e inmenso Banco Nación. Recién en 1936, la Dirección de la entidad aceptó llamar a concurso de proyectos para la sede definitiva, que ocuparía la manzana completa. La propuesta ganadora fue la de Alejandro Bustillo, construida en dos etapas entre 1940 y 1955. Este edificio se ha transformado en uno de los más representativos de Buenos Aires, y por ejemplo ha dado origen al actual logo de la institución, un pórtico de estilo griego con un frontis. 1888-1939: Primer edificio Una vez adquirido para el Banco Nacional, el viejo Teatro Colón fue mínimamente reformado para sus nuevas funciones, pero se colocaron conjuntos escultóricos sobre la cornisa de la fachada para brindar una nueva imagen al edificio. Pero esta primera sede resultó insuficiente a medida que la institución crecía y se fortalecía luego de la crisis, y progresivamente el Banco fue comprando los demás edificios de la manzana y anexándolos al antiguo teatro, de tal forma que en 1910 tuvo la posibilidad de encargar al arquitecto Adolf Büttner una remodelación total de las fachadas, que mediante una mansarda agregada buscó unificar 4
  6. 6. las fachadas heterogéneas bajo una imagen común. En 1916 la Bolsa de Comercio inauguraba su nueva sede en la Avenida Alem, y así la manzana completa iba pasando al poder del Banco Nación, proceso que se concretó en 1925. Así, en 1926 la institución tuvo una primera propuesta para la construcción de su definitiva casa central, un proyecto y concurso trunco que avanzó lentamente y quedó en la nada. Recién diez años después la idea volvió a cobrar fuerza, en el período de fuerte intervencionismo estatal de la presidencia de Agustín P. Justo, ya que el prestigioso arquitecto Alejandro Bustillo comenzó a bosquejar propuestas para el edificio hacia 1936. Dos años más tarde, el Banco Nación formaba una Comisión Asesora Técnica presidida por Bustillo que revisó los planos ejecutados por la Oficina de Arquitectura de la institución. Bustillo no tuvo un mero rol de consulta, si no que trabajó intensamente en el proyecto, que denota su muy personal estilo, e incluso encargó la construcción de una maqueta en yeso para analizar las proporciones del proyecto y su pretenciosa estructura. 1939-1955: Construcción e inauguración A medida que la figura de Bustillo iba ganando peso en las decisiones proyectuales, el diseño del futuro edificio fue volviéndose una cuestión personal, de tal forma que logró imponer sus puntos de vista e ideas al Directorio del Banco Nación. Dentro de ellas estuvo la realización de la construcción por etapas. Luego de sorteadas las licitaciones y demoras burocráticas, el 17 de septiembre de 1940, una vez demolida la antigua Bolsa de Comercio y demás edificios, el presidente del banco Jorge Santamaría colocó la piedra fundamental de la nueva casa central, con una pala realizada en plata por la Casa Mappin & Webb. La construcción fue de una escala inédita para la ciudad, tratándose solo de la primera etapa de la obra, que englobaba el 60% del edificio, exceptuando el sector que daría a la calle Reconquista. Para cerca de 100.000 m2 se dibujaron 1.500 planos y en la obra se utilizaron 480.000 kg. de hierro y bronce y se invirtieron m$n 2.500.000 en mármoles, granito y piedras traídas de Córdoba y San Luis, actuando un total de 128 empresas subcontratistas. El 21 de julio de 1944 era inaugurada, durante la dictadura de la Revolución del 43, la primera etapa del nuevo Banco de la Nación. El edificio ya ostentaba su imponente pórtico sobre la ochava de Rivadavia y 25 de Mayo, y sus fachadas revestidas en piedra traída de Balcarce, junto con su mansarda de bronce. Una 5
  7. 7. vez terminado este sector solo faltaba el cuarto de manzana correspondiente a la esquina de Rivadavia y Reconquista, donde antes había estado el primer Teatro Colón. La segunda y última etapa de la obra fue paralizada durante los siguientes años, hasta que fue encarada en 1950 durante la presidencia de Juan Domingo Perón, y aunque representaba el 40% del edificio, demoró los siguientes cinco años, de tal forma que la casa central del Banco de la Nación estuvo terminada para 1955. En 1966 quedó inaugurado en el primer piso el Museo Histórico y Numismático, y en 1971 comenzó a funcionar en la planta baja la Galería de Arte “Alejandro Bustillo”. Por otra parte el Banco Nación vivió su pionero proceso de instalación de computadoras entre 1964 y 1977, cuando comenzaron a operar, instaladas en el último piso. Arquitectura La casa central del Banco Nación es una de las obras de arquitectura más imponentes y pretenciosas de la Argentina, tanto por su volumen edilicio como por diversos elementos de su diseño entre los cuales se destaca especialmente su gigantesca cúpula de 50 metros de diámetro, juzgada por Bustillo como la más grande de Sudamérica, probablemente. Realizada con nervios de hormigón armado y completamente vidriada para proveer de luz al gran espacio central de cuádruple altura que domina el edificio, posee un original sistema de apoyo que no descarga directamente sobre los muros laterales, sino que posee una serie de rieles con ruedas que le permite deslizarse libremente cuando dilata y comprime, cargando sobre cuatro columnas su peso de 50.000 toneladas. El edificio posee nueve niveles: tres subsuelos, la planta baja, cuatro pisos y una mansarda que se encuentra sobre el nivel de la cúpula-claraboya. Los niveles bajo tierra alojan no solo las cajas de seguridad y los estacionamientos vehiculares, sino además un salón para práctica de tiro y talleres de mantenimiento, además de una calle interna vehicular con salida por 25 de mayo. La planta baja está dedicada a la atención al público y posee acceso por cuatro diagonales que parten de las esquinas del edificio, que desembocan en el gran espacio central que toma cuatro niveles de altura, ya que a partir del entrepiso las siguientes plantas funcionan como anillos con galerías perimetrales, dejando libre el espacio aéreo del área de atención al público, permitiendo ver todo desde la planta baja e iluminar el gigantesco espacio con luz 6
  8. 8. natural. Apenas superados los accesos desde las esquinas, pasando por sendos halls de recepción y habiendo subido escalinatas, se llegan a vestíbulos intermedios de los cuales parten baterías de ascensores y escaleras completamente revestidas en piedra granítica. En el primer piso funciona la Biblioteca “General Belgrano”, abierta al público. En cuanto al estilo del edificio, se puede juzgar en rasgos generales como monumentalista, ya que toma elementos arquitectónicos en escala monumental, representándolos en dimensiones inusuales, como las cuatro columnas que marcan el acceso principal y recorren los tres niveles completos de la fachada, o el espacio central de múltiple altura, de proporciones inusuales e imponentes para un edificio bancario. Para crear esta monumentalidad, Bustillo aplicó una mezcla de estilos que ya venía trabajando en proyectos anteriores, ya que a pesar de ser un elogioso de la modernidad y un innovador en lo técnico, era conservador en cuanto al diseño y se encontraba en la búsqueda de un estilo que fuera nacional, pero basado en las formas clásicas y en las proporciones académicas. En el Banco Nación combinó elementos de la arquitectura neoclásica de moda durante la década de 1930 y favorecida tanto por los régimenes nazi y fascista como por la Unión Soviética y los Estados Unidos, como el inmenso pórtico que domina la entrada principal por la ochava de Rivadavia y 25 de Mayo o las columnas corintias; como la influencia clara de la tradición arquitectónica francesa, a través de elementos como la mansarda de bronce que remata el edificio. En esta fachada maciza y compacta que toma los cuatro frentes del edificio, la única irregularidad es la ochava en Rivadavia y 25 de Mayo, en donde se eligió mantener el corte a 45° que existía en el anterior edificio de la Bolsa de Comercio, aprovechándolo para implantar allí el acceso principal, mirando a la Casa Rosada. Esa resolución de la ochava tan particular, hacía un juego de simetría con la esquina de Balcarce e Yrigoyen, del otro lado de la Plaza de Mayo, en donde existió entre 1854 y 1942 el primer edificio del Congreso Nacional. Se formaba una simetría perfecta que enfatizaba la Casa Rosada ampliando la perspectiva, sin embargo con la construcción del actual edificio de la AFIP, que tomó su esquina a 90° sin ochava, este efecto se perdió definitivamente. Otro detalle notable es el parentesco entre las fachadas del Banco Nación y el vecino edificio de la SIDE, que no casualmente fue diseñado también por Alejandro Bustillo por encargo de Federico Martínez de Hoz en 1929, y posee en su 7
  9. 9. fachada un frontis de influencia neoclásica que parece repetir el del banco. Para los interiores del Banco Nación, el tono es claramente más moderno y está despojado de ornamentos con referencias tan claras, y lo notable son los revestimientos en piedra pulida, un rasgo que el Banco Nación comparte con un edificio anterior de Bustillo, el Museo Nacional de Bellas Artes (1933). Museo Histórico y Numismático En ocasión de celebrarse el 75º aniversario del banco, se creó el museo el 26 de octubre de 1966. Se ubicó en el primer piso del edificio monumental y de estilo grecolatino, concebido por Alejandro Bustillo. La sede primitiva del banco, fundado por Carlos Pellegrini en 1891 -por la crisis del '90- estuvo en el solar que perteneció a Garay y donde, luego, estuvo el antiguo Teatro Colón. Lo había construido el ingeniero Carlos Enrique Pellegrini, padre de Carlos. El objetivo del museo fue reunir, conservar y exhibir las reliquias y objetos vinculados con la entidad y testimonios de la historia económica argentina. Documentos, acciones, cheques y billetes del Banco de Buenos Aires, del Banco Nacional de las Provincias Unidas del Río de la Plata, son prolijamente exhibidos, junto con cajas fuertes, máquinas diversas y objetos, y una completa colección numismática. La biblioteca especializada cuenta con unos 200 volúmenes y el archivo histórico con más de 3.000 objetos, como onza de oro; monedas de la época colonial acuñadas en Potosí, en 1575; colección de pesos argentinos (1813), una de las más importantes de las existentes; piezas del periodo federal; bonos de 50 millones de pesos de la Caja de Conversión y la réplica de la fuente "Los Atletas", del escultor José Zorrilla de San Martín, donada por el Banco de la República Oriental del Uruguay, en el cincuentenario del Banco de la Nación Argentina. 8
  10. 10. Historia de la Moneda Argentina ● El Peso Moneda Nacional (Símbolo: m$n) fue la moneda vigente en la Argentina en el período 1881-1969. Fue creada mediante la Ley 1.130, sancionada el 5 de noviembre de 1881 con el objetivo de unificar el sistema monetario en el país, que hasta ese entonces, era bastante caótico, ya que habían varios tipos de moneda (pesos moneda corriente, pesos fuerte y además circulaban libremente monedas extranjeras. Esta ley determinó que la unidad monetaria de la Argentina fuese el peso de oro y plata y que los bancos de emisión debían renovar toda su emisión de billetes a moneda nacional. Los años entre 1881 y 1884, se caracterizan por emisiones estipuladas por el Banco Nacional, sobre una serie de billetes en pesos monedas nacional oro. El 3 de Noviembre de 1887, el Congreso sanciona la ley de Bancos Nacionales Garantidos, que establecía que cualquier banco estaba autorizado a emitir billetes con la condición de realizar un depósito en oro en el tesoro nacional, por el cual recibiera una determinada cantidad de bonos públicos. El 7 de Octubre de 1890, el Doctor Carlos Pellegrini, Presidente de la República Argentina, crea la Caja de Conversión, que nuclea la impresión, habilitando y emitiendo todo el papel moneda nacional. Los primeros billetes son emitidos con fecha 5 de septiembre de 1890. En 1891 se liquidó el Banco Nacional y se fundó el Banco de la Nación Argentina. La Ley 3.505, sancionada el 20 de septiembre de 1897, autorizó a la Caja de Conversión a renovar toda la moneda circulante de la época. Se decidió hacer un diseño exclusivo, llamado "Efigie del Progreso", donde aparece una mujer sentada, que sostiene una antorcha encendida y apoya su brazo sobre una versión del Escudo Nacional. Estos billetes originalmente fueron creados de gran tamaño e impresos en la Casa de Moneda, usando papel de origen francés. Debido a su tamaño y a que el papel no resultó de buena calidad, comenzaron a deteriorarse rápidamente. Por lo que se suspendió la impresión y se eligió un nuevo proveedor. Los nuevos billetes —de menor tamaño— comenzaron a emitirse en 1903. 9
  11. 11. La "Efigie del Progreso", acompaña casi medio siglo, las emisiones argentinas. Esta imagen tiene como finalidad, eliminar del papel moneda, las figuras de personalidades políticas. Esta serie tan importante, continúa hasta poco después de creado el Banco Central de la República Argentina, en 1935. En 1942, el Banco Central decide emitir sus primeros billetes propios, con un diseño más moderno y seguro, abandonando la clásica Efigie del Progreso. Por problemas de momentánea falta de capacidad, algunas series fueron impresas en Inglaterra, pero luego se retomó la impresión en la Casa de Moneda. ● El Peso Ley 18.188 (Símbolo: $Ley) fue la moneda vigente en la Argentina en el período 1970-1983, popularmente conocida como peso ley. Cada peso ley equivalía a 100 m$n (Peso Moneda Nacional). Para que el público se fuese acostumbrado a la conversión, se dispuso que mientras se confeccionaran los nuevos billetes con el nuevo diseño, se continuaran emitiendo los valores existentes pero resellados con los nuevos valores. Así, por ejemplo, los de 100, 500 y 1.000 (m$n) fueron convertidos a 1, 5 y 10 Pesos Ley respectivamente. El peso ley, que entró en circulación como tal en 1970, sufrió una elevada inflación, sobre todo a partir de 1975, y en 1982. En ese año se llegó a emitir un billete de $ 1.000.000. En 1983 se reemplazó por una nueva unidad, el Peso Argentino. ● El Peso Argentino (símbolo: $a) fue la moneda vigente en la Argentina en el período 1983-1985. Fue creada mediante el Decreto 2270 y entró en vigencia el 1° de junio de 1983. Cada Peso Argentino equivalía a 10.000 $ (Peso Ley 18.188). A diferencia del anterior cambio de moneda, esta vez no hubo resellado de billetes. Sin embargo, la inflación en este periodo siguió en ascenso y en junio de 1985, es reemplazada por una nueva moneda, el Austral. ● El Austral se convirtió en moneda de curso legal de la República Argentina el 14 de junio de 1985, cuando el entonces presidente Raúl Alfonsín firmó el decreto 1096, anunciando un nuevo plan económico (llamado Plan Austral) del entonces ministro de Economía Juan Vital Sourrouille para contener una inflación que venía siendo creciente. 10
  12. 12. El plan incluyó la creación de una nueva moneda, equivalente a 1.000 $a (Peso Argentino). En un principio el plan pareció exitoso para contener la alzada inflacionaria, pero hacia 1986 comenzó a desvalorizarse con respecto al dólar y nunca más logró reposicionarse. El austral se llegó a depreciar un 5.000% anual con respecto al dólar hacia 1989. En 1992 fue reemplazado por una nueva unidad monetaria, el Peso convertible, a razón de 10000 australes por peso. Originalmente se emitieron monedas por 1/2, 1, 5, 10, 50 Centavos y billetes por 1, 5, 10, 50 y 100 Australes. Pero a medida que la inflación fue avanzado, se empezaron a emitir valores muchos más grandes. Se llegaron a emitir monedas de 1.000 australes y billetes de 500.000 australes. ● El Decreto del Poder Ejecutivo N° 2.128 del 10 de octubre de 1991 dispuso la puesta en vigencia, a partir del 1 de enero de 1992, de la LÍNEA PESO. Se estableció una paridad de un peso ($1) equivalente a diez mil australes (A 10.000). El peso era convertible con el dólar de los Estados Unidos, a una relación un peso ($1) por cada dólar, paridad ésta que se estableció continuando con lo legislado por la Ley de Convertibilidad del Austral N° 23.928 del 27 de marzo de 1991. Los billetes emitidos en esa oportunidad llevaban la leyenda “convertibles de curso legal”. A cinco años del lanzamiento del Peso Convertible, se efectuaron algunos cambios en la línea, que incluyeron mejoras en los grabados, papel de un gramaje superior , marca de agua de molde cilíndrico localizada, que reproduce el retrato del diseño orientado en el mismo sentido. La Ley N° 25.561, de Emergencia Pública y Reforma del Régimen Cambiario del 6 de enero de 2002, en su artículo 3° deroga los artículos 1° y 2° de la Ley de Convertibilidad del Austral, por lo que se dispuso suprimir el vocablo "convertibles de curso legal" en los billetes de la línea peso. Asimismo, los billetes que tienen esa leyenda y que continúan en circulación, conservan su curso legal. 11
  13. 13. La moneda de la Asamblea del año XIII Con el pronunciamiento patriota de mayo de 1810, las ideas de independencia se extienden por todo el Virreinato. La Junta decide enviar expediciones al Alto Perú, zona preponderantemente realista y donde los patriotas habían sido sangrientamente reprimidos en las sublevaciones de Chuquisaca y La Paz. Tras variada suerte, marchas y retrocesos, los ejércitos argentinos ocupan la Villa Imperial de Potosí en 1810, 1813 y 1815, pero sólo en las dos últimas oportunidades se toman medidas relacionadas con el medio circulante. Después de la victoria de Salta, el 20 de febrero de 1813, el Ejército Auxiliar del Perú a las órdenes del General Belgrano ocupa Potosí, que había sido evacuada por el general Goyeneche el 1º de marzo. Comunicada la noticia a Buenos Aires, la Asamblea General Constituyente recibe un proyecto del diputado doctor Pedro José Agrelo que propone, como medida eminentemente política, la acuñación de un nuevo tipo de moneda, con "la única alteración del sello, substituyendo, bajo la misma Ley, peso y valor, el augusto emblema de la Libertad a las execrables imágenes de los déspotas antiguos". Se aclaraba que su crédito "debe ser el mismo, a pesar de la variación accidental del sello" y acompañaba dibujos de las nuevas piezas (Agrelo menciona en su autobiografía: “… se quitó su efigie [la de los reyes de España] de la moneda, mandándola acuñar bajo un nuevo tipo enteramente patriótico, por un decreto eminentemente soberano, que me cupo la suerte de redactar y firmar en el mes de mi presidencia, después de haberlo yo mismo dispuesto, presentado, y hecho adoptar por una moción mía especial, acompañando el diseño”), aunque estos diseños no han llegado a nuestros días. En base a este proyecto, la Asamblea sancionó, en sesión del martes 13 de abril, la siguiente ley: «La Asamblea General Constituyente de las Provincias Unidas del Río de la Plata en Sesión de este día ha expedido el Decreto siguiente: “Expídase orden al S.P.E para que la comunique por su parte al Superintendente de la Casa de Moneda de Potosí, a fin de que inmediatamente y bajo la misma ley y peso que ha tenido la moneda de oro y plata en los últimos Reinados de D. Carlos 4º y su hijo D. Fernando 7º; se abran y esculpan nuevos cellos por el modo siguiente: Moneda de Plata La moneda de Plata que de aquí en adelante debe acuñarse en la Casa de Moneda de Potosí, tendrá por una parte el sello de la Asamblea Gral., quitado el Sol que lo encabeza, y un letrero 12
  14. 14. alrededor que diga; Provincias del Río de la Plata; por el reverso un Sol que ocupe todo el centro y alrededor la inscripción siguiente; en unión y libertad; debiendo además llevar todos los otros signos que expresen el nombre de los ensayadores, lugar de su amonedación, año y valor de la moneda y demás que han contenido las expresadas monedas. Moneda de Oro Lo mismo que la de plata con sola la diferencia, que al pie de la pica, y bajo las manos que la afianzan, se esculpan trofeos militares, consistentes en dos banderas de cada lado, dos cañones cruzados y un tambor al pie. De una y otra deberán sacarse dibujos en pergamino, que autorizados debidamente acompañen la orden de la nueva amonedación.” Lo tendrá así entendido el S.P.E. para su debida observancia y cumplimiento. Bs. As. 13 de Abr. de 1813 Pedro José Agrelo Preste. La orden se envió a Potosí el 27 de abril acompañada de los dibujos originales en los que se habían trastocado las leyendas, pasando las del anverso y reverso y viceversa y al mismo tiempo suprimido la palabra "Unidas", «que en la faz del sol se había estampado», según reza el decreto aprobatorio de los diseños emanado de la Asamblea ese mismo día. Esto -la inversión de las leyendas- ha sido el origen de la polémica sobre la determinación del anverso de las primeras monedas patrias. Por su parte, en Potosí habían seguido todos esos años acuñando monedas con el busto del rey, en oro y plata, con fecha de 1808. La anterior ocupación argentina había promovido una cruenta represión con los fusilamientos del gobernador Francisco de Paula Sanz y otros personajes, y por esta razón los principales funcionarios de la ceca comprometidos con la causa del rey huyeron con el ejército de Goyeneche, creando serios problemas técnicos a los patriotas. De los 32 empleados que componían la dotación de la Casa, 12 altos funcionarios entre los que se contaba el Superintendente Conde de Casa Real de Moneda, el ministro tesorero Manuel Carrión, los dos ensayadores Pedro Martín de Albizu y Juan Palomo y Sierra; el ministro fiel Carlos González de la Madrid y el talla mayor Nicolás Moncayo evacuaron la Villa antes de la llegada de los argentinos. Frente a esta situación se debió ascender a oficiales subalternos, muchos de los cuales no estaban suficientemente capacitados para ejercer los cargos y cometieron numerosos errores. Así, el oficial 2º Pedro Venavídez fue promovido a Talla Mayor y el oficio de Ensayador fue cubierto con un fundidor interino de 67, años, José Antonio de Sierra. Los cuños de las monedas de plata se abrieron rápidamente y para 13
  15. 15. fines de junio ya se conocieron en la Villa las primeras monedas, como lo escribe un cronista anónimo: «El 25 sacaron de la Casa de Moneda cuarenta mil pesos, que depositaron en el banco para rescatar metales. Esta plata se selló con nuevos troqueles, en una de sus caras, tenía un sol al medio y un rótulo que decía, Provincias del Río de la Plata, en la otra una guirnalda al medio de dos manos unidas que sostenían una varita y a su contorno un letrero que decía: En Unión y Libertad, año de 1813.». El 28 de julio el Gobierno de Buenos Aires remitió para su conocimiento al Cabildo cincuenta monedas, recibidas unos días antes desde Potosí, las que fueron distribuidas entre los empleados. Los valores acuñados en plata iban desde 8 a 1/2 real y la cantidad emitida desde el 22 de junio al 18 de noviembre fue de 879.860,5 pesos, en su mayoría en pesos de a ocho. La labor del oro en cambio comenzó el 16 de agosto y se concluyó el 7 de septiembre, lapso en el que sólo se amonedaron 198 marcos, cifra cuya escasez se refleja en las piezas conocidas: una veintena de onzas, dos ejemplares de dos escudos y cuatro de uno. Se ignora si se acuñó e 4 escudos, puesta hasta el presente no apareció ninguna pieza de este valor. De acuerdo a los estudios de Cunietti, Lazo García y Gumucio, he podido elaborar la siguiente tabla con la cantidad acuñada de monedas por valor: Mientras las monedas de oro llevan canto estriado oblicuo al igual que las piezas con el busto real, en las de plata se sustituyó el de cadeneta española por los laureles de la libertad. Existían entre 1-5-10-25-50 soles y en duros había entre 1-5-7-1020-50 y 100 De acuerdo a los estudios de Ferrari, ampliados con posterioridad por Janson, se conocen sólo tres cuños de anverso y de reverso para las monedas de oro (uno de cada valor), mientras que de plata se conocen 50 de anverso y 47 de reverso para los 8 reales; 12 de anverso y 11 de reverso para los 4 reales; 4 de anverso y 6 de reverso para los 2 reales; 2 de anverso y 2 de reverso para los reales); y 2 de anverso y 1 de reverso para los medios reales. La última entrega de monedas patrias se realizó en Potosí el 18 de noviembre de 1813, el mismo día en que Belgrano inicia su retirada hacia Jujuy después de la derrota de Ayohúma. Previamente el general patriota hizo retirar la población de la plaza principal y sus accesos, con el fin de volar el edificio de la Casa de Moneda, para lo cual se habían colocado gran número de barriles de pólvora en la sala de la fielatura. Felizmente este plan fracasó; Cunietti coincide con Mitre al afirmar que su "ejecución habría hecho más daño al crédito de la revolución que 14
  16. 16. al enemigo y cuya concepción indica ya el grado de exaltación de las pasiones revolucionarias". Muchas de las oficinas de la Casa de Moneda habían sido destruidas en un intento de privar de recursos a los realistas, quienes sólo el 9 de diciembre pudieron reiniciar la acuñación con el busto de Fernando VII. El oficial 3º de talla, Santiago Virnes, que había colaborado con los patriotas, fue indultado por el mariscal Ramírez "por haber ocultado 27 matrices de troqueles del busto de Rey cuando los insurgentes los mandaban deshacer". En cambio, el fundidor José Antonio de Sierra, cuya inicial J aparece en todas las monedas patrias de 1813, fue detenido por colaboracionista y permaneció en prisión más de un año, hasta el 25 de enero de 1815, cuando el Conde de Casa Real de Moneda dictaminó su inocencia y lo repuso en su antiguo empleo. Mientras tanto, 16 empleados de la Casa se habían retirado con el ejército de Belgrano, por miedo a las represalias de los realistas. 15
  17. 17. Anexos Noticia del intento de privatización del Banco Nación en la época del gobierno de Menem en 1998. Diario Clarín. LOS EMPRESARIOS PIDEN QUE SE AVANCE CON LA FLEXIBILIDAD LABORAL (15/01/1998) Menem insistió en que será privatizado el Banco Nación La entidad estatal saldrá a la venta este año  Los directivos del Consejo Empresario Argentino indicaron que el Gobierno se está manejando bien frente a las consecuencias de la crisis en los mercados asiáticos El presidente Carlos Menem aseguró a los integrantes del Consejo Empresario Argentino (CEA) que el Banco Nación será privatizado en el transcurso de este año. Fue durante una reunión, efectuada en la Casa Rosada, que mantuvieron el primer mandatario y los directivos de los principales grupos económicos del país.El CEA, por su parte, solicitó al presidente Menem que avance con el proyecto de flexibilización laboral. Al mismo tiempo los empresarios dieron su apoyo al Gobierno por la forma en que Economía afronta los embates de la crisis en el sudeste asiático.Luego del encuentro, el presidente de la entidad, Santiago Soldati, dijo que si la Argentina sigue haciendo los deberes como los ha hecho hasta ahora, va a salir con puntos a favor, va a salir victoriosa de la crisis mundial.Soldati añadió que para que eso ocurra, hay que mostrarle a la comunidad internacional y nacional, y al sector financiero mundial, que la Argentina sigue adelante con la profundización del modelo. Y sin vueltas, el titular del CEA agregó que hacer los deberes es avanzar en la reforma laboral, mantener la apertura económica, ir mejorando el sistema de la recaudación impositiva y tratar de eliminar en lo posible el déficit fiscal.FlexibilidadLos 804 mil nuevos empleos creados en el último año demuestran que el crecimiento económico y la flexibilidad que existe hasta el momento han sido importantes para la creación de empleos, afirmó Soldati.En obvia respuesta a las declaraciones del titular de la CGT, Rodolfo Daer, quien dijo ayer que la situación no soporta más ajuste laboral, Soldati agregó : El ajuste en el sector laboral no es una reducción salarial ni nada de eso.Soldati también afirmó que el CEA le señaló a Menem la opinión favorable sobre la forma en que se maneja la Argentina dentro de la crisis bursátil mundial.En este momento la situación es mucho mejor que la del 95, porque el sector financiero está muy consolidado y esto se debe no al azar, sino a que el Gobierno ha ido llevando adelante una política muy positiva hacia el sector, señaló Soldati.Por su parte, Manuel Sacerdote, vicepresidente del CEA y titular del Banco Boston, señaló que ese sector empresarial no está de acuerdo con aquellos economistas que acusan al Gobierno de ser demasiado pasivo frente a la crisis asiática.Pensamos que hay cosas para profundizar y hay que seguir trabajando en la dirección que el Gobierno viene trabajando, pero vamos bien, sostuvo el banquero.Sobre este particular, el presidente Menem fue categórico ayer al responder por televisión: Esto del piloto automático es una frase muy poco feliz. La economía funciona de acuerdo a la política. Y el Presidente está tomando medidas, como la baja del 50% en el IVA para el campo.La comitiva del Consejo Empresario estuvo integrada, además, por Jorge Brea, José Martínez de Hoz, Luis Bameule, Federico Zorraquín, Francisco de Narváez, Eduardo Elsztain y Hugo DAlessandro, entre otros. 16
  18. 18. Imágenes del Banco Nación ● Sede del banco frente a la Plaza de Mayo, en la Ciudad de Buenos Aires. ● El primer Teatro Colón, luego sede del Banco Nación entre 1888 a 1940. 17
  19. 19. ● El frontis que destaca la entrada principal, detrás del Monumento a Belgrano. ● La Bolsa de Comercio estaba en Rivadavia y 25 de Mayo. 18
  20. 20. Imágenes de la Moneda Argentina ● Peso Moneda Nacional ● Peso Ley 18.188 19
  21. 21. ● Peso Argentino 1983. ● Austral ● Peso Actual 20
  22. 22. Conclusión Luego de leer la información investigada, y de darle una visita al Banco de la Nación Argentina, pudimos llegar a la conclusión de que nuestro país tuvo que atravesar muchas crisis, la cuales tuvieron diferentes resultados cada una, un ejemplo es el mismo Banco, que surgió de una de ellas. Es claro que la moneda, al Banco y la economía trabajan en conjunto, y esto queda manifestado con la cantidad de billetes que se han impreso durante la historia de la Argentina. Estas distintas moneda, como lo ejemplifican las primeras monedas acuñadas del año 13, fueron producto tanto de revoluciones como de crisis financieras. También cabe destacar que la elegancia y delicadeza con las que se caracteriza la arquitectura del Banco, creado en medio de una crisis, representa la grandeza a la que aspiraba y aun aspira nuestra nación, lo cual puede observarse al ver en persona las construcciones dentro del Banco. Luego de investigar el tema, y mirarlo de frente, se puede observar que la Argentina siempre ha tenido los suficientes recursos para llegar alto, pero que, los gobiernos no siempre fueron suficientemente capaces para lograrlo, o no han hecho lo que correspondía para hacerlo. 21
  23. 23. Bibliografía http://www.bna.com.ar/institucional/institucional_historia.asp http://es.wikipedia.org/wiki/Banco_de_la_Naci%C3%B3n_Argentina http://es.wikipedia.org/wiki/Banco_de_la_Naci%C3%B3n_Argentina_(casa_ce ntral) http://bloggofilia.blogspot.com.ar/2010/09/historia-del-papel-monedaargentino.html http://www.liveargentina.com/Argentina/BuenosAires/Lugares/CapFedMuseo sVMuseoHistoricoyNumismaticodelBanco.htm http://edant.clarin.com/diario/1998/01/15/t-00701d.htm http://es.wikipedia.org/wiki/Primera_moneda_argentina 22

×