Se ha denunciado esta presentación.
Se está descargando tu SlideShare. ×

Ii, 9 bol misión 09-2011

Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Cargando en…3
×

Eche un vistazo a continuación

1 de 5 Anuncio

Más Contenido Relacionado

Presentaciones para usted (20)

Anuncio

Similares a Ii, 9 bol misión 09-2011 (20)

Ii, 9 bol misión 09-2011

  1. 1. Aparecida espera una renovación de las Parroquias, que “sean espacios de la iniciación cristiana, de la educación y celebración de la fe, abiertas a la diversidad de carismas, servicios y ministerios, organizadas de modo comunitario y responsable, integradoras de movimientos de apostolado ya existentes, atentas a la diversidad cultural de sus habitantes, abiertas a los proyectos pastorales y supraparroquiales y a las realidades circundantes” (170). Para esto se tienen que “abandonar las estructuras caducas que no favorezcan la transformación de la fe” (365). Algunos de los cambios necesarios son los siguientes. La parroquia se tiene que sectorizar en unidades más pequeñas “con equipos propios de animación y coordinación que permitan una mayor proximidad a las personas y grupos que viven en el territorio” (372). Asimismo, los organismos parroquiales deben superar cualquier clase de burocracia. “Los Consejos Pastorales Parroquiales tendrán que estar formados por discípulos misioneros constantemente preocupados por llegar a todos” (203). Otro aspecto importante es el papel de los laicos en la Iglesia. “Esto exige, de parte de los pastores, una mayor apertura de mentalidad para que entiendan y acojan el „ser‟ y el „hacer‟ del laico en la Iglesia” (213). Pues: “Una parroquia renovada multiplica las personas que prestan servicios y acrecienta los ministerios” (202). Claro que para la renovación parroquial son necesarias “actitudes nuevas en los párrocos y en los sacerdotes”. (201) MISION Y PARROQUIA VOLVER AL PRIMER AMOR El inicio de toda misión, de toda tarea evangelizadora, debe comenzar volviendo al amor primero. Sólo retornando al fervor del primer encuentro, se es capaz de reavivar esfuerzos, que superen los años que se cargan encima, los fracasos y aún las miserias propias. Para emprender una nueva misión hay que volver al lugar de aquel encuentro que dio la capacidad de dejarlo todo (Cf. Mt 4,18-22), para ir al seguimiento del Señor. Con este pensamiento concluye su reflexión el P. Mario Merino, que misionó en África. “Nadie echa vino nuevo en odres viejos; de otro modo, el vino reventará los odres y se echaría a perder tanto el vino como los odres: sino que el vino nuevo, en odres nuevos”. (Mc 2, 22) . Desde el decanato Ixtac 2 Desde el decanato Orizaba 2 Desde el decanato Citlaltepetl 2 Reflexión del P. Mario Merino 3 Desde el decanato de Tequila 3 Desde Zongolica 3 Planes y más planes 4 La Eucaristía y la misión 4 Contenido:
  2. 2. EL MISIONERO– TLATITLANTI Boletín Informativo de la Misión Permanente. Diócesis de Orizaba Año 2 No. 9 SEPTIEMBRE 2011 El equipo decanal de Misión Permanente, continua preparándose para la gran tarea de evangelización, reuniéndose en diferentes parroquias, que con gran alegría y hospitalidad, han abierto su corazón para recibirnos. Las reuniones tienen una doble finalidad: Hacer al equipo presente en el decanato y continuar la formación de los agentes evangelizadores a través de la exposición de los temas contenidos en el Libro “Queremos ver a Jesús” que en su etapa kerigmàtica nos presenta el Proceso Nacional para la Iniciación Cristiana de Adultos. Así mismo, el Equipo está realizando un proceso de sensibilización en los Consejos Parroquiales, recordando que el trabajo de Misión es de todos los católicos, a ejemplo de Jesús quien fue el primero y más grande evangelizador. Sería conveniente preguntarnos, si nosotros aprovechamos la conversación coloquial, el acercamiento con el hermano, en cualquier circunstancia y lugar, para la evangelización. Quisiéramos compartir con todos nuestros hermanos misioneros las experiencias que hemos vivido durante el visiteo. En estos meses estamos realizando un visiteo casa por casa en todo el territorio diocesano con la finalidad de compartir con nuestros hermanos el Kerygma. Sabemos que este primer anuncio es fundamental para desatar un proceso de fe y de conversión en todos nuestros hermanos creyentes, sobre todo en los más alejados. Es un proceso lento pero si animamos a todos los hermanos de la parroquia podremos lograrlo. La meta es fortalecer nuestros equipos misioneros invitando a todos los miembros de los grupos parroquiales. Es importante hacer crecer estos equipos porque la Misión nos compete a todos. Muchos servidores de los grupos parroquiales viven alejados de esta realidad y tienen la mentalidad de que la Misión es un asunto de un grupo dentro de la Parroquia. En nuestro decanato de Ixtaczoquitlán deseamos continuar esta labor misionera sin perder el entusiasmo y la fuerza que llevamos desde el principio. En días recientes hubo algunos cambios de sacerdotes dentro del Decanato y apenas llegando los hemos puesto al tanto del trabajo que se está haciendo. Nuestros sacerdotes recién llegados están aceptando con muy buen ánimo el trabajo que veníamos haciendo. Finalmente, les contamos que ya se está preparando el IV Encuentro Misionero Decanal que posiblemente celebraremos en el mes de noviembre y tendrá como finalidad motivar a los equipos misioneros parroquiales. En el último encuentro tuvimos 700 asistentes ahora esperamos aumentar el número y organizarnos mejor para obtener muy buenos resultados. Seguimos unidos en oración. Que Dios los bendiga. Página 2 DESDE ORIZABA DESDE IXTAC
  3. 3. DESDE CITLALTEPETL EL MISIONERO– TLATITLANTI BOLETÍN INFORMATIVO DE LA MISIÓN PERMANENTE. DIÓCESIS DE ORIZABA AÑO 2 NO. 9 El 3 de septiembre de 2011 los tres municipios: Tlaquilpa, Astacinga y Xoxocotla, después de haber recibido la preparación correspondiente, recibieron su banderín de compromiso treinta comunidades, las cuales han iniciado un visiteo a los hogares durante el mes de septiembre, mes de la Biblia, en estas comunidades se realizará el anuncio kerigmático, el cual se concluirá el 12 de diciembre con una celebración eucarística con todas las comunidades. Posteriormente les informaremos de otras actividades. EVANGELIZAR, LA PASION DE MI VIDA La valentía de los apóstoles en Pentecostés, el incansable trabajo de San Pablo, la alegría de vivir y convicción de los primeros cristianos, son signos patentes que nos hablan de la fuerza que es capaz de infundir el Espíritu Santo. Ese don es lo único que puede ser respuesta: el espíritu misionero que mueve al apóstol, que penetra toda la persona y compromete su vida con la Misión del Salvador del mundo. No será eficaz ninguna forma intermedia, pues la medida ya está señalada: la cruz, la entrega de la vida. Y este llamado, que es para todos, a tiempo completo, involucra la vida entera de la persona. Para "actualizar" nuestra vocación procuraremos recrearla haciéndonos conscientes de que está vigente, porque el Amor que nos llamó no se cansa ni se arrepiente. En el Apocalipsis del apóstol San Juan hay una palabra que puede ayudarnos a entender cómo ve el Señor a quienes nos llama a colaborar en su obra: "Yo sé todo lo que haces; conozco tu duro trabajo y tu constancia, y sé que no puedes soportar a los malvados... Has sido constante, y has sufrido mucho por mi causa sin desmayar. Pero tengo una cosa que reprocharte: que dejaste enfriar el primer amor" (Ap 2,2-4). El Señor reclama a la Iglesia de Éfeso que ha perdido el primer amor y la invita a volver a él. También hoy, el Señor podría dirigir el mismo "reproche amoroso" a algunos de sus elegidos, en especial a quienes ha confiado este trabajo de evangelizar. Ciertamente reconoce el trabajo desgastante de la parroquia; reconoce y agradece todas las fatigas y cansancios a favor de los que Él les ha encomendado cuidar y acompañar. Pero, hay un pequeño detalle que les descubre al hablarle a cada uno: "ya no tienes el mismo amor que al principio". Como informé anteriormente se organizaron grupos en cada una de las parroquias destinados para a misionar en sus capillas. A respecto tengo el gusto de hacer de su conocimiento que la mayoría de comunidades ya han sido visitadas haciendo un recorrido casa por casa. En lo que respecta a San Sebastián, Zongolica se estará terminando esta misión este fin de semana; esta primera ha sido terminada satisfactoriamente y esperamos obtener buenos frutos para que las parejas que viven en unión libre puedan consagrar su vida con el sacramento del matrimonio. por la atención prestada y confío en que Dios mueva los corazones de las personas para que entren en gracia, una vez más invito a todos a unirse en oración.
  4. 4. Página 4 REFLEXION DEL P. MARIO MERINO Planes y más planes. Los días 12, 13 y 14 de septiembre, la mayoría de los presbíteros de Orizaba, estuvimos en reunidos en Teocelo, Ver, para elaborar nuestro plan de formación permanente. Nos reunimos para pensar juntos con la idea de actuar juntos. En primer lugar constatamos nuestra realidad, la iluminamos con la palabra de Dios y el magisterio de la Iglesia y descubrimos las urgencias que tenemos que atender en nuestra formación permanente. En este mismo sentido ya hemos realizado las asambleas decanales que nos propusimos. Ahora estaremos ofreciendo un taller que hemos denominado el A B C de la planeación con la finalidad de que toda nuestra diócesis, sus parroquias y decanatos pensemos juntos en las problemáticas que la realidad nos presenta, pero lo mas importante será buscar respuestas juntos a las necesidades de la evangelización. Nuestra misión nos pide actuar en comunión. No cada quien por su lado, pues así solo nos desgastamos, duplicamos actividades, hacemos eventos sin trascendencia porque si no tenemos rumbo cualquier camino nos lleva. Encomendamos a Dios este trabajo de la evaluación del Plan diocesano a fin de que realmente podamos tener como prioridad ser dóciles a la voz del Espíritu para leer e interpretar los signos de los tiempos a la luz del Evangelio y les demos una respuesta adecuada. La Eucaristía junto con el Bautismo, son los "Sacramentos mayores" de la Iglesia. En la Eucaristía tenemos los cristianos la fuente y el culmen de nuestra vida personal y comunitaria. El comer la carne de Cristo y el beber su sangre nos hace participar en su vida y nos constituye en la comunidad de hermanos que es la Iglesia. Pese a todo eso, son muchos los cristianos que acuden a la celebración eucarística para cumplir con una "obligación, rutina o puro convencionalismo social", y que participan en ella ignorando la fraternidad y el amor que en ella se significan. Una forma eficaz de continuar la acción misionera de la Iglesia es celebrar de forma significativa la Sagrada Liturgia en especial, los sacramentos de la Iniciación Cristiana, signos que expresan y realizan la vocación de discípulos de Jesús a cuyo seguimiento somos llamado. La Eucaristía es lugar privilegiado del encuentro del discípulo con Jesucristo. Y es, a la vez, fuente inagotable de la vocación cristiana y del impulso misionero; “allí, el Espíritu Santo fortalece la identidad del discípulo y despierta en él la decidida voluntad de anunciar con audacia a los demás lo que ha escuchado y vivido. Para hacer de la Sagrada Liturgia una verdadera acción misionera, es importante tomar en cuenta lo siguiente: Conducir, mediante la iniciación cristiana, a la incorporación viva en la comunidad, cuya fuente y cumbre es la celebración eucarística, y dedicar tiempo y atención al seguimiento de quienes son incorporados a la comunidad; Cultivar en la celebración eucarística su dimensión de renovación de la Nueva y Eterna Alianza, lugar de encuentro con el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, con los ángeles, los santos y entre los hermanos, de ofrecimiento de la vida del discípulo, cargando con su cruz, a la vez que de envío misionero; fomentar el estilo eucarístico de la vida cristiana, y recrear y promover la "pastoral del domingo" , dándole "prioridad en los programas pastorales" , para un nuevo impulso a la evangelización del pueblo de Dios ; en los lugares donde no sea posible la Eucaristía; fomentar la celebración dominical de la Palabra, que hace presente el Misterio Pascual en el amor que congrega (cf. 1 Jn 3, 14), en la Palabra acogida (cf. Jn 5, 24-25) y en la
  5. 5. oración comunitaria (cf. Mt 18, 20). La Sagrada Eucaristía culmina la iniciación cristiana. Los que han sido elevados a la dignidad del sacerdocio real por el Bautismo y configurados más profundamente con Cristo en la Confirmación, participan por medio de la Eucaristía con toda la comunidad en el sacrificio mismo del Señor. Cristo instituyó en la Ultima Cena, el sacrificio eucarístico de su cuerpo y su Sangre para perpetuar por los siglos el sacrificio de la cruz y confiar el memorial de su muerte y resurrección a la Iglesia. Es signo de unidad, vínculo de amor, banquete pascual en el que se recibe a Cristo . LA EUCARISTIA Y LA MISION VICARÍA DE PASTORAL COLABORADORES: Presbíteros: J. Omar Aguilar López Mario Merino Oscar Gabriel Méndez Flores Porfirio Méndez García Juan Manuel Solórzano Bernal Demetrio Landa González Margarita Mejía DESDE TEQUILA DESDE ZONGOLICA Sur 9 # 142 entre oriente 2 y 4 C.P. 94300 Orizaba, Ver. Tel: 7244875 y 72 4 17 33 Ext. 111. Email. vicariapor@hotmail.com

×