Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.

Fotografia Digital - Resum mòdul 3

1.107 visualizaciones

Publicado el

Materials resumits de l'assignatura de Fotografia Digital del Grau Multimèdia de la UOC. Pots veure el projecte complet a www.racovermell.com. Gràcies pel "like" ;-)

Publicado en: Educación
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Fotografia Digital - Resum mòdul 3

  1. 1. EL LENGUAJE FOTOGRÁFICO ENCUADRE Y VISIÓN Vivencia y fotografía: La experiencia que llevó al fotógrafo a tomar la imagen y lo que realmente queda reflejado en ella. Estas dos cosas no siempre coinciden. En el siguiente ejemplo, la fotografía de la izquierda es la que más se aproxima a la realidad vivida: un día gris en Formentera. La de la derecha es la misma imagen a la que se han aplicado máscaras de capa diferenciadas para cielo y playa, ajustando en cada una de ellas los niveles. Esta imagen no reproduce la realidad sino que pretende generar un impacto visual. La fotografía tiene un código propio, unas reglas de composición. La mayor parte de las veces no se trata de conseguir una traducción fiel de la realidad. BIDIMENSIONALIDAD Y TRIDIMENSIONALIDAD El mundo es tridimensional, la imagen sólo presenta dos dimensiones, es plana. La profundidad de campo o la perspectiva son temas que se construyen mediante manipulaciones del diafragma o del ángulo visual. La visión del fotógrafo implica ser conscientes de las distintas formas de ver la realidad del ojo y de la cámara. Desarrollar esta visión no es innato, sino el resultado de profundizar en el conocimiento y la técnica. A partir de observar, analizar y comparar en trabajo de otros fotógrafos se aprende mucho. Pero el desarrollar una visión personal, una forma particular de fotografiar depende del sujeto.
  2. 2. COMPOSICIÓN La composición es competencia que el fotógrafo debe desarrollar durante su proceso de aprendizaje. El fotógrafo compone imágenes a partir de una realidad de la que puede ser mero testimonio, o intentar manipular sobre la base de unos objetivos comunicativos estéticos. En ambos casos serán necesarios unos criterios compositivos para que la imagen obtenida adquiera cierto nivel de calidad. SIMPLIFICAR Encuadrar supone acotar la realidad entre los límites del rectángulo fotográfico. El resultado puede o no coincidir con la experiencia vivida. Una primera regla de oro para el fotógrafo es la de simplificar siempre que sea posible. Fragmentar la realidad, aprender a encontrar composiciones parciales de los motivos de una situación. Es de señalar también el uso del filtro polarizador para conseguir tonos azules del cielo. Este filtro puede solventar el problema de cielos blancos o nublados. LA LEY DE LOS TERCIOS Se trata de una estructura compositiva de amplia utilización en pintura, dibujo, cine o vídeo. Para aplicar la ley de los tercios se divide la pantalla en tres zonas aproximadamente iguales, tanto en sentido horizontal como vertical. En las intersecciones de las líneas se generan los puntos de interés de la imagen. Las líneas de la regla de los tercios proceden de las proporciones clásicas, la proporción áurea. Hay que evitar centrar excesivamente. Tampoco es necesario que los elementos sean completos.
  3. 3. Dos tercios superiores con edificios y un tercio inferior con acera. Un tercio superior para el cielo y un tercio inferior para el verde de los árboles Aplicación de tercios que pretende combinar la L del edificio con el cielo. Las madejas de hilo ocupan la parte central del cuadro. PERSPECTIVA La perspectiva depende de la distancia focal del objetivo empleado. Los objetivos se dividen en tres grandes campos: el gran angular, el objetivo normal y el teleobjetivo. - El gran angular – Abarca un amplio ángulo de la escena. De un paisaje cubrirá una extensión más o menos dilatada. De un interior podrá cubrir con holgura la escena. Aplicar la regla de la simplificación con este objetivo es algo difícil. Un objetivo angular deforma las proporciones. Los de valores inferiores a los 18 mm se denominan “ojo de pez”. El objetivo gran angular genera una perspectiva acentuada y presenta una gran profundidad de campo, que, con diafragmas cerrados, ofrecen márgenes de enfoque que pueden ir desde unos centímetros hasta el infinito. El gran angular tiene una distancia focal corta. - El objetivo normal – Reproduce la escena lo más parecido a la realidad. Disponer de un objetivo que cubra desde valores angulares relativamente abiertos (24 o 28 mm en 35 mm) hasta valores de teleobjetivo moderados es un buen recurso para no tener que cambiar constantemente de objetivo. - El teleobjetivo – Representa la antítesis del angular por lo que a perspectiva se refiere. Puede captar en primer término y con un tamaño considerable un motivo lejano. Son ideales para el retrato o para fotografiar fauna. Comprime las distancias. El teleobjetivo tiene una distancia focal larga y muy poca profundidad de campo. PROFUNDIDAD DE CAMPO La profundidad de campo es un parámetro que define el intervalo de espacio que aparece enfocado en una imagen. Los motivos que aparecen delante de este intervalo, es decir, más próximos a la cámara, aparecen desenfocados. Los situados más allá del punto final del intervalo también estarán fuera de foco. La profundad de campo depende de tres factores:
  4. 4. - La distancia focal del objetivo – A menor distancia focal mayor profundidad de campo. Un objetivo gran angular tiene una distancia focal corta. Un teleobjetivo una distancia focal larga. - Diafragma – Con el diafragma más abierto (de menor numeración) la profundidad de campo es más pequeña. Con el diafragma más cerrado (numeración elevada) la profundidad de campo es más grande. Así un diafragma 2,8 tiene muy poca profundidad de campo mientras que un 16 tiene mucha. - La distancia del motivo - Conforme se separa el motivo de la cámara la profundidad de campo aumenta. Cuando más acercamos el motivo a la cámara más fácil nos resulta desenfocar el fondo. El margen de foco es mucho más amplio hacia el infinito que hacia las distancias cortas. FOCO SELECTIVO Y EL ENFOQUE El objetivo de un fotógrafo es buscar imágenes enfocadas. Sólo en casos especiales con una intención artística concreta se buscan fotografías borrosas o movidas. Las cámaras compactas digitales ofrecen normalmente imágenes enfocadas, y esto es una ventaja cuando se toman fotos nítidas con rapidez, pero una desventaja si se pretende un foco selectivo. Una fotografía es nítida cuando los rayos de luz provenientes de cada uno de los puntos del motivo se concentran de forma puntual en la superficie del sensor electrónico. Una imagen desenfocada es aquella en la que los rayos de luz procedentes del motivo no se concentran sobre el plano de la imagen, sino antes o después de él. En lugar de puntos se forman círculos borrosos o círculos de confusión, y cuanto mayor es su diámetro, más desenfocada está la imagen. En una cámara réflex, la operación de enfocar es clara gracias a la acción de girar el anillo de enfoque que adapta la distancia existente entre el plano de la óptica y el plano de la imagen. TRATAMIENTO DEL MOVIMIENTO La fotografía es siempre estática, no presenta movimiento, pero tiene una capacidad peculiar de captarlo. El elemento técnico clave en el tratamiento del movimiento es la velocidad de obturación. La velocidad de obturación en la fotografía clásica es el tiempo durante el cual el obturador deja pasar luz hacia el negativo. En la fotografía digital es el tiempo durante el cual están activos los píxeles en el análisis de la luz incidente. A partir de una velocidad 1/30 de obturación las imágenes quedan movidas.
  5. 5. La velocidad de obturación lenta permite generar imágenes difusas con un especial dinamismo. Se están incorporando progresivamente unos sistemas de reducción de vibración en las ópticas o en los cuerpos de las cámaras. Estos dispositivos compensan y estabilizan la vibración y permiten disparar a velocidades de obturación varias veces más lentas del límite del fotógrafo sin que aparezcan imágenes movidas. Hay veces que lo que se necesita es congelar la imagen, para situaciones deportivas, por ejemplo. Para esto se debe trabajar con velocidades de obturación elevadas, por ejemplo 1/8000. El flash también es un recurso para congelar el movimiento ya que el destello puede presentar velocidades de 1/10.000 o 1/15.000. Cuando se combina el flash con velocidades de obturación bajas, se consiguen fotos combinan una parte de la imagen nítida con el resto de la imagen con barridos. EL COLOR Y LA LUZ Con la fotografía clásica, la única forma de ajustar la temperatura de color era trabajar sobre iluminación, utilizar filtros correctores y usar un tipo de película determinado. En la fotografía digital existe la posibilidad de llevar a cabo el balance de blancos con el fin de equilibrar los tonos de una escena. No obstante perduran algunos filtros cuyo uso es altamente recomendable: - Los filtros UV u otros similares como los Skyligth – Eliminan las dominantes azuladas de la luz ambiental. Son útiles como protectores de la óptica - Los filtros polarizadores – Eliminan los reflejos de la luz sobre superficies brillantes y son ideales para escenas en las que intervenga el mar, el agua o superficies acristaladas. Su uso permite captar los colores de un fondo marino en lugar de captar los de la luz reflejada en la superficie. Este filtro satura los colores, por lo que en la fotografía de paisajes, éstos ganan notablemente en tonos cromáticos.

×