El CharcuránD         ice una vieja leyenda que una vez, llegó a las tablas un          viejo comerciante francés y despué...
[Escribir texto]       SERGIO GONZÁLEZ RUÍZ               [Escribir texto]        Dice la tradición que hasta la entrada m...
[Escribir texto]        SERGIO GONZÁLEZ RUÍZ         [Escribir texto]                   A buscar campanas, al Charcurán   ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Cuento "El Churcarán"- Udi

333 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
333
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Cuento "El Churcarán"- Udi

  1. 1. El CharcuránD ice una vieja leyenda que una vez, llegó a las tablas un viejo comerciante francés y después de un tiempo de estarallí establecido, enfermó de los ojos. Estaba ya perdiendo la vista yde nada le servían ni las medicinas que le habían ordenado losmédicos de Panamá, a donde había ido en busca de los recursos dela ciencia, ni las tomas ni los baños de los yerberos. Al fin, yadesesperado por la terrible amenaza de la ceguera total, le pidió aSanta Librada, patrona de Las Tablas, que le hiciera el milagro decurarlo, ofreciéndole en cambio una manda u oferta en prueba degratitud y reconocimiento. Le prometió a la santa unas campanasde oro si lo curaba. Dicen que el francés, en forma milagrosa, mejoró bienpronto y se puso bueno. Y que para pagar su manda encargó al Perúunas campanas de oro por las cuales pagó una fortuna. Sucedía estoen tiempos cuando aún estaban los mares de la América Hispanainfestados de barcos piratas y aconteció que uno de éstos persiguióal barco en que venían del Perú las campanas de oro, buscando,aparentemente, un momento propicio para atacarlo, pero sin lograrreducir la distancia lo suficiente para disparar sus cañones. Asíllegaron a las costas panameñas y entonces el barco de lascampanas de oro logró escapar, poniendo rumbo a Mensabé, endonde entró, yéndose bien arriba hasta la boca misma del río que,como es bien sabido, desemboca en una bella ensenada o pequeñabahía.
  2. 2. [Escribir texto] SERGIO GONZÁLEZ RUÍZ [Escribir texto] Dice la tradición que hasta la entrada misma del puertollegó el pirata, sin atreverse a entrar, pero que la nerviosidad de lostripulantes del barco que traía el sagrado presente era tan grande,que al llegar a un charco amplio y profundo llamado “ElCharcurán” (probable contraxión de charco y grande) arrojaron alfondo las campanas de hora de Santa Librada. En el curso de muchos años se hicieron esfuerzos pararecuperar las campanas de oro pero todos los intentos fueron envano. El Puerto de Mensabé es muy profundo y en ese sitio se diceque alcanza una profundidad enorme, lo que ya de por sí es unagran dificultad para los buzos que han tratado de encontrar lascampanas de oro; pero la causa principal de los fracasos, siempreque alguien se ha aventurado a tratar de recuperar el tesoro, ha sidoque, al instante, el Charcurán, generalmente quieto, sereno,tranquilo y tan transparente que permite ver en su fondo algo queamarillea como el oro, se torna turbulento, “se revuelve”, se opaca;porque dicen que un monstruo marino hace repentinamente suaparición, revuelve el fondo, agita las aguas, de ordinariomajestuosamente tranquilas, y el resultado es que súbitamente seforma un inmenso remolino, peligroso, trepidante, sonoro, queamenaza tragarse al intruso. Por eso ya nadie desde hacemuchísimos años, trata de sacar las campanas. Todos saben que esinútil intentarlo siquiera. Por eso también hace ya mucho tiempoque el pueblo, como para consolarse de una derrota o burlándose talvez, de buen grado, de su impotencia, se inventó historietas ycantos llenos de buen humor, alusivos a la leyenda de las campanasde oro del Charcurán. Hay un canto que recuerdo haber oído cantaren una tuna, en unos carnavales tableños y cuya letra decía: “Muchachas, vamos al Charcurán La que se descuida Se va pal plan. Jean Solanilla
  3. 3. [Escribir texto] SERGIO GONZÁLEZ RUÍZ [Escribir texto] A buscar campanas, al Charcurán Y si se descuidan Se van pal plan”. Jean Solanilla

×