SlideShare una empresa de Scribd logo
n la “Carta a Diogneto”, el autor de
este texto nos indica que “los cris-
tianos no se distinguen de los demás hom-
bres ni por su tierra, ni por su lengua, ni por
sus costumbres. En efecto, en lugar alguno
establecen ciudades exclusivas suyas, ni
usan lengua alguna extraña, ni viven un gé-
nero de vida singular… Y siguiendo los usos
de cada región en lo que se refiere al vesti-
do y a la comida y a las demás cosas de la
vida, se muestran viviendo un tenor de vida
admirable y, por confesión de todos, extraor-
dinario. Habitan en sus propias patrias, pero
como extranjeros; participan en todo como
los ciudadanos, pero lo soportan todo como
extranjeros; toda tierra extraña les es patria,
y toda patria les es extraña”.
	 Es un hermoso ejemplo de cómo los
cristianos no practican la huida del mundo,
sino que se comprometen con el bienestar
y la mejora de las sociedades en las que
viven. Nada hay más hondamente humano
que el mensaje salvífico de Jesús y si, cier-
tamente, las Bienaventuranzas no consti-
tuyen un código legal para establecer una
ética de las relaciones sociales, el mensaje
del Sermón de la Montaña es la esencia de
la necesaria actuación de los cristianos en
la vida pública.
	 Todos nos acordamos de la discusión
filosófica mantenida hace ya algún tiem-
po entre uno de los máximos adalides del
laicismo, Jürgen Habermas, y el entonces
cardenal Ratzinger. Ambos debatieron sobre
el modo en que una sociedad postmoderna
puede sostener unos principios éticos que
regulen las leyes y el derecho positivo,
cuando estas sociedades no aceptan la
existencia de la ley natural.
	 Los cristianos estamos convenci-
dos de que la referencia a la transcen-
dencia, al absoluto que se hace voz de
Dios en la palabra del Hijo que se en-
carna, sigue siendo necesaria. Los obis-
pos españoles hemos aprobado hace
solo unos días una Instrucción Pasto-
ral -“Iglesia, servidora de los pobres”-
en la que se ilumina desde la fe la dura
realidad en la que todos vivimos.
	 A la luz del Espíritu Santo, esa
fuerza divina que nos acompaña siem-
pre en el discurrir de la historia de la
Iglesia, los obispos ofrecen a la socie-
dad la savia de la Doctrina Social de la
Iglesia para renovar y regenerar la vida
pública. No es una intromisión en la
legítima autonomía de lo civil; es un
ofrecimiento sincero de los criterios
evangélicos para mitigar los desgarros
de la crisis, para analizar las causas del
desorden moral que anida en la corrup-
ción, para animar a las familias que vi-
ven con la angustia de ver a sus hijos
sin trabajo y a sus mayores olvidados.
La Iglesia apuesta por las personas,
protagonistas de cualquier actividad
política, social o económica. Situar a la
persona –a cada persona- en el eje de
la reflexión sobre el bienestar social es
tomar conciencia de que no podemos
marginar a Dios en nuestra existencia.
Por otra parte, “no se puede dar culto a
Dios sin velar por el hombre, su hijo”.
El olvido de lo divino afecta negativa-
mente a la dignidad de la persona hu-
mana.
	 ¡Cuánto hay que agradecer al ros-
tro cercano de la Iglesia que se muestra
en la actuación de las Cáritas diocesa-
nas, interparroquiales y parroquiales,
en la acogida al pobre, al desvalido, al
inmigrante, al que está ayuno de con-
suelo!
	 Sí, los obispos “estamos con vo-
sotros; juntos en el dolor y en la espe-
ranza; juntos en el esfuerzo comunita-
rio por superar esta difícil situación”.
Cristo nos ha enseñado a ello con su
gesto y su palabra.
+ Julián Barrio Barrio,
Arzobispo de Santiago de Compostela
a paternidad se ejerce con presencia.
La ausencia del padre en el hogar pue-
de traer graves consecuencias. En vez de una
mayor autonomía, se consigue, al parecer, un
alto grado de “infantilismo”. Los psicólogos
que atienden a un paciente sin padre, no de-
ben eludir el trato que esos “huérfanos” dis-
pensan a las mujeres.
	 No recuerdo en qué consistieron exac-
tamente las trastadas. Pero sí que debieron
darle trabajo “extra” a mi madre y disgustos
adicionales. Con toda justicia, el abuelo (pa-
dre de mi madre) se enfadó muchísimo con-
migo. La vez que más. Cuando amainó la “tor-
menta”, inicié el aprendizaje de la gran deuda
que se ha adquirido con una madre.
	 Un buen marido no se casa con una mu-
jer. Sabe que su compromiso lo contrae con
una reina. No es cuestión de sangre, sino de
un amor que puede llegar al dolor si las cir-
cunstancias se ponen muy cuesta arriba. Pero
esa misma lucha les hará felices a los dos. He
visto sufrir y luchar mucho más a mi padre
por su esposa que por sus cosas.
	 “Si en casa entra un pan, la mitad es
para ti y la otra mitad para tu hermana”. Otra
sentencia casera innegociable. Desde que he
asumido labores domésticas y profesionales
en mi vida, los doctorados “Honoris Causa”
se quedan muy pequeños para la labor de una
madre.
	 Dicen que los ateos viven dos ausencias
terribles, llenas de frío: la del Padre Bueno y
la de la Madre Celestial. Santiago el Mayor,
al borde de la “desesperación peninsular”, se
refugió en la columna más sólida y balsámica:
La Virgen María.
urante todo el mes de mayo,
los feligreses de muchas
parroquias de la diócesis entonan
cada tarde ese canto popular que
dice “con flores a María, que Madre
nuestra es” para honrar a la Virgen.
Mayo es el mes en que la naturaleza
se engalana de forma especial con las
flores. Los cristianos dedicamos este
mes a la más delicada de todas las
criaturas del Señor: la Virgen María.
	 La costumbre de dedicar el mes
de Mayo a honrar a la Virgen viene de
la Edad Media. Ya Alfonso X el Sabio,
en una de sus “cantigas”, compara a
María con este mes por la belleza y
abundancia de sus frutos. Pero fue
en las ciudades de Constanza y París
donde la devoción tomó cuerpo. A
raíz del Vaticano II perdió vigencia,
porque la forma de celebrar el mes
de mayo no siempre respondía a la
sensibilidad de los creyentes. Hoy,
purificada de muchas adherencias
históricas, vuelve a cobrar vigor en
el ámbito de la religiosidad popular.
Y puede constituir un medio para
conocer mejor a Santa María la Virgen,
para imitar con mayor diligencia sus
actitudes evangélicas, para amarla
más profundamente y para seguir
invocándola con afecto filial.
	 Dice el Concilio que María
“ocupa en la Iglesia, después de
Cristo, el lugar más alto y más
cercano a nosotros” (LG 54). Pero al
presentarla cercana a Dios y poderosa
intercesora nuestra, no olvidamos que
es una de nuestra raza. Como humana,
tuvo que recorrer el camino de la fe y
afrontar con esperanza y con amor las
circunstancias exigentes de una vida
de discípula de Jesús. Precisamente
su condición de discípula la convierte
en el ejemplo más acabado de creyente
que podemos encontrar. Ella escuchó
y acogió con alegría la llamada de
Dios, dejó que el Espíritu engendrara
en su seno a quien es Dios y hombre
verdadero, se puso en camino con
presteza para servir a sus hermanos
y, desde el primer instante de la vida
pública de su Hijo, supo estar cercana
a los problemas, como sugiere el
milagro de Caná. Conoció la oscuridad
de la fe y, si el camino se tornaba
particularmente difícil, conservaba y
meditaba en su corazón aquello que
no entendía del todo. Seguramente no
le resultaría fácil aceptar las palabras
de Jesús, cuando ponía el Reino de
Dios por encima de los vínculos de la
carne y de la sangre, pero se sentía
feliz sabiendo que son dichosos los
que escuchan la Palabra de Dios y la
cumplen. Su misión no fue nada fácil.
Dicen que una de las experiencias
más dolorosas de una mujer consiste
en abrazar el cadáver de su hijo. María
pasó por esta experiencia y, a pesar de
todo, supo mantenerse “en pie” junto
a la cruz de Jesucristo y darnos un
testimonio formidable de esperanza y
de confianza en Dios.
	 Estas breves pinceladas nos
pueden ayudar, durante el presente
mes de mayo, a profundizar en nuestra
devoción a la Santísima Virgen. En
lugar de evadirnos mediante un
sentimentalismo estéril, nos vendrá
bien centrar nuestra devoción en los
cuatro verbos que señala el Concilio
Vaticano II: conocerla mejor, amarla
más, imitarla en su condición de
discípula de Jesús e invocarla en
nuestras alegrías y en nuestras penas.
	 El mes de mayo nos ofrece
también una espléndida oportunidad
para iniciar en la oración a los
cristianos de hoy con el rezo del Santo
Rosario que, en palabras de San Juan
Pablo II: es un modo sencillo y eficaz de
caminar desde los misterios al fondo
del Misterio del Señor (cf. S. JUAN
PABLO II, Carta Apostólica Rosarium
Virginis Mariae). Una oración que se
puede desarrollar fácilmente en el
templo y en los hogares, como ha sido
costumbre entre nosotros. Presentar
este ejercicio piadoso con toda su
hondura al pueblo cristiano y facilitar
su aprendizaje a todo el que lo desee
es también una excelente iniciativa
evangelizadora.
Andrés Fernández Farto
Director del Instituto Superior
Compostelano de Ciencias Religiosas
esús el Hijo nos dice como a
Pedro: No piensas como Dios,
piensas como los hombres. En este
mundo andamos: pensando como los
hombres y no como el Padre miseri-
cordioso.
	 ¿Qué les voy yo a contar? Basta
ver un telediario para juzgar si no esta-
remos locos. Esta cultura va calando
nuestro intelecto y, así, nos sentimos
raros al entrar en el mundo del Espí-
ritu que se basa más en ser nutridos
por la experiencia de Dios que no en
el consumo o la desesperanza.
	 Los cristianos caemos a veces
en acumular cursillos y procedimien-
tos para nuevas sensaciones pero sa-
borear a Dios requiere ir dentro y
pararnos a contemplar. Ponerse en
Espíritu pide una actitud contem-
plativa que es mirar con amor y ad-
miración.
	 Parémonos, pues, a mirar un
pasaje del Evangelio:
	 Fue Jesús a Nazaret, donde se
había criado, entró en la sinagoga,
como era su costumbre los sábados,
y se puso en pie para hacer la lectu-
ra. Le entregaron el libro del profeta
Isaías y desenrollándolo, encontró el
pasaje donde estaba escrito:
El Espíritu del Señor está sobre
mí,
porque él me ha ungido.
Me ha enviado para anunciar el
Evangelio a los pobres,
para anunciar a los cautivos la
libertad,
y a los ciegos, la vista.
Para dar libertad a los oprimidos;
para anunciar el año de gracia del
Señor.
	 Y, enrollando el libro, lo devol-
vió al que le ayudaba y se sentó. Toda
la sinagoga tenía los ojos fijos en Él.
Y Él se puso a decirles: Hoy se cum-
ple esta Escritura que acabáis de oír.
Lucas 4, 16-21.
	 Los cristianos afirmamos que,
a través de la historia, el Padre, el
Hijo y el Espíritu se han manifesta-
do como un Dios que se ocupa de
nosotros con un amor infinitamente
misericordioso.
	 Toda la sinagoga tenía los ojos
fijos en Él. Nosotros jamás debería-
mos fijar los ojos en nada ni en nadie
que no sea Jesús, portador del Espíri-
tu del Señor.
	 Es ese Espíritu de Amor el que
animaba a los profetas de Israel, es de
quien están llenos María, Isabel, Za-
carías, el anciano Simeón y, ya como
término de toda la corriente profética
del Antiguo Testamento, la persona de
Juan Bautista, lleno de Espíritu Santo
desde antes de nacer.
	 La Antigua Alianza se detie-
ne en Juan Bautista y entonces co-
mienza algo nuevo: el Espíritu viene
sobre Jesús en el Jordán y, después,
lo acompaña constantemente. Así, Je-
sús con su misión cumple la esperan-
za que recorría todo lo anterior a Él y
la esperanza de todo lo posterior a Él:
¡El Resucitado reviste con el Espíritu
a la Iglesia desde el día de Pentecos-
tés hasta nuestro presente y hasta el
fin de nuestros tiempos!
	 El mismo Hijo es siervo sufrien-
te del Espíritu. ¿Y nosotros? ¿En qué
medida nos dejamos poseer del amor?
¿Qué capacidad de sufrimiento, fra-
caso y fidelidad ponemos en nuestra
vocación de cristianos para ser servi-
dores del Espíritu?
	 Con los ojos fijos en Jesús re-
sumamos un poco lo más esencial:
- Ser del Espíritu es ser una persona
de Dios, pensar como Dios y no como
los hombres. Para eso hay que dialo-
gar con Dios, ser persona de oración,
que lleva a un dejarse hacer, dejarse
seducir, dejarse poseer para que Dios
pueda irrumpir en la libertad humana,
dejar espacio al Espíritu vivificador.
Ser del Espíritu es darle prioridad a
Dios que, graciosamente, gratuita-
mente, se nos da en la oración.
- No es del Espíritu quien es sólo de
Dios sin poner ante Dios el tiempo en
el que vive. Hay que escudriñar los
signos de los tiempos. No encerrar-
se en el santuario ni en casa, es ne-
cesario comunicarse con los vecinos,
actuar en los ámbitos donde vivo, a
veces en situación conflictiva, con ac-
titud crítica, mostrando una religiosi-
dad y sociedad hipócritas: al Padre se
le adora en espíritu y verdad.
- No se es del Espíritu para fastidiar
sino para anunciar una liberación,
no es de Dios quien considere que el
mundo, la Iglesia, la historia y la hu-
manidad no tienen remedio. La per-
sona de Espíritu considera que todo
tiene remedio, trata de dar esperanza,
anuncia la salvación: quien vive en Él
es capaz de ofrecer alternativas porque
Dios las ofrece, es capaz de animar a
personas y a comunidades enteras ha-
cia un tiempo y situaciones distintos
pues ese horizonte alternativo es obra
del Señor.
	 Esto es verdad para todo ser
humano, todo ser humano ha sido y
es amado, salvado, por Dios, como era
verdad para el pueblo de Israel que
fue elegido como pueblo de la prome-
sa y de la alianza con Él, como ha sido
verdad para los mediadores de Israel,
elegidos por el mismo Dios para guiar
y conducir al pueblo; es verdad de un
modo único y particular para Jesús
que es quien consuma la Alianza y es
verdad, después de Cristo y en Cristo,
para todos los apóstoles y para todos
los que somos la Iglesia. ¡Feliz Pente-
costés!
Olga López Míguez
Profesora y Teológa laica
a lo que la melenuda bajita respondía “Y yo
tu hija… y nos graduamos el mismo día!!!”
Efectivamente: creo que los galones, otor-
gados desde fuera o auto impuestos, no
nos dan automáticamente la razón, y que
respetar al otro nos permite ponernos en
su lugar y poder superar las discrepancias
más fácilmente. Vale para los hijos…pero
no solo. Sorprende lo que puede ayudar
ese ejercicio de ponerse en los zapatos de
aquel a quien tenemos delante, lo reco-
miendo vivamente! (a mis hijos, también
casi cada día).
	 Y tal vez por deformación profesio-
nal, puede ser, en la maleta para la vida de
mis pequeños me gustaría que no faltase
nunca la curiosidad… entendida como el
interés por lo que ocurre alrededor, em-
pezando por las personas, claro. “Que lo
injusto no me sea indiferente”… decía la
canción, ¿verdad? Pues eso: que se man-
tenga vivo ese gusanillo para que lo que le
pase a los otrosno nos sea completamente
ajeno, rebelión frente a la anestesia!
	 No tengo muy claro si este tipo de
herencia es de las que hay que ratificar
ante notario, creo que no…Yo por el mo-
mento he empezado a sembrar para que
sea lo más abundante posible.
Patricia Iglesias
Periodista
ablar de lo que nos gustaría dejar
a nuestros retoños se antoja pre-
maturo si pensamos en un legado material
y si (como es mi caso) una se ve como una
madre joven, qué digo, muy joven! Pero,
ahora ya en serio, si la reflexión es sobre
lo importante…sobre los valores que a una
le gustaría que quedasen en su descenden-
cia como una batería que nunca sellegase
a descargar, entonces os diría que no hay
tiempo que perder para empezar a llenarla.
Desde antes de que naciesen, yo ya sen-
tía por mis hijos un amor incondicional
que intento transmitirles en todo momen-
to. Parece lógico: cualquier padre o madre
ama a sus hijos, ¿no? Pero no me refiero a
la formulación en abstracto del afecto…ha-
blo de querer a los hijos a pesar de todo, en
la salud y la enfermedad, en los buenos y
los malos momentos, que se diría en otras
circunstancias. Incondicionalmente, aun-
que cueste entenderlos: también con sus
berrinches y con sus defectos, el paquete
completo. Creo firmemente que sentirnos
amados así nos ayuda a ser mejores per-
sonas.
	 Respeto es otro componente funda-
mental de esa “herencia” que estoy inten-
tando sembrar en mis hijos: me viene a la
cabeza un cómic de Mafalda en el que la
madre intentaba zanjar una discusión con
un contundente “porque soy tu madre!!!”…
a educación: un problema
y una necesidad
	 La educación es, sin duda, uno
de los temas más candentes en nuestra
sociedad. Son muchas las críticas que
recibe y también los retos que conti-
nuamente se le presentan.
	 Todos están de acuerdo al afir-
mar que de una educación de calidad
dependen muchas cosas para el futuro
de la infancia, la juventud y la misma
sociedad.
La Iglesia al servicio de la
educación
	 La Iglesia, siempre preocupada
por la educación de la infancia y juven-
tud, se hace presente en el campo edu-
cativo con una actitud de servicio y con
el deseo de que progresen por el camino
del bien y proponerles auténticos valo-
res morales, sabiendo que les ayudarán
Importancia de la enseñanza
religiosa escolar
	 Una educación de calidad, que
pretende una formación integral de la
persona, no puede limitarse a la trans-
misión de saberes científico-técnicos,
sino que ha de procurar también cul-
tivar todas las dimensiones de la per-
sona, entre ellas la religiosa como ele-
mento necesario e imprescindible de la
transmisión de la cultura y la educación
en valores.
a desarrollar armónicamente todas sus
cualidades físicas, intelectuales y así
prepararse para una participación pa-
cífica y responsable en la vida social,
a elegir en libertad y responsablemen-
te entre las distintas ofertas de vida y
abrirse a su dimensión transcendente y
espiritual.
	 Este servicio, la Iglesia lo lleva a
cabo a través de múltiples medios e ins-
tituciones. Destacan la familia, la cate-
quesis en las parroquias y la enseñanza
religiosa en los centros educativos.
Presencia de la Enseñanza
Religiosa
	 La presencia de la religión en el
marco escolar ha pasado, y está a pa-
sar, por momentos difíciles, confusos y
contradictorios. Por una parte, se pro-
mulgan leyes y decretos que tratan de
regularla pero por la otra se ven grandes
discrepancias con respecto a su presen-
cia. Vivimos en una sociedad donde lo
religioso es, muchas veces, ignorado,
marginado y hasta atacado. Y todo esto
repercute en la educación.
	 Conviene comenzar diciendo que
esa presencia no se debe a la concesión
de un Estado o Gobierno según su ideo-
logía o una imposición de la Iglesia.
	 El Estado Español no es confe-
sional pero tampoco laicista. Es acon-
fesional. No profesa ninguna religión
pero debe respetar las distintas mani-
festaciones religiosas presentes en la
sociedad. El Estado es religiosamente
neutral pero debe garantizar el libre de-
sarrollo de las creencias de las perso-
nas y los grupos. Este respeto debe
expresarse en la libertad religiosa de
los padres respecto a la enseñanza re-
ligiosa.
	 Por parte de la Iglesia, la presen-
cia de la religión en el mundo escolar
no es una imposición. Es solo un servi-
cio pastoral que presta a la petición de
los padres.
	 Son muchas, y muy poderosas,
las razones que avalan la presencia de
la religión en el sistema educativo.
A).- El derecho de los padres
• Declaración Universal de Derechos
Humanos: “Los padres tendrán el dere-
cho preferente de escoger el tipo de edu-
cación que habrá de darse a sus hijos”
(art. 26,3).
	 Este derecho universal aparece
reconocido en múltiples documentos
legislativos de la mayoría de los países
europeos.
• Constitución Española: “Los pode-
res públicos garantizan el derecho que
asiste a los padres para que sus hijos
reciban formación religiosa y moral que
esté de acuerdo con sus propias convic-
ciones” (art. 27,3).
• Acuerdos Estado Español - Santa
Sede: “Los planes educativos incluirán
la enseñanza de la religión católica en
todos los centros de educación, en con-
diciones equiparables a las demás dis-
ciplinas fundamentales” (art. III).
	 Todas las administraciones edu-
cativas, en los países democráticos,
deben respetar y cumplir estas normas
en todas las legislaciones. Los centros
educativos han de facilitar a los padres
poder ejercer su responsabilidad de for-
ma clara y con plena libertad.
B).- La finalidad de la educación
	 La enseñanza religiosa puede
plantearse como una exigencia de la
finalidad de una educación de calidad.
Contribuye a que la educación cumpla
mejor sus propios fines.
	 El olvido y la ignorancia de la re-
ligión tienen graves consecuencias para
la cultura en general y la memoria colec-
tiva. Nuestra cultura incluye el “hecho
religioso” e ignorarlo es analfabetismo.
Los profesores de Filosofía, Historia
del Arte o Literatura comprueban cada
día que la falta de cultura religiosa de
los alumnos es un obstáculo para expli-
car aspectos fundamentales de sus ma-
terias. Es importante tener referencias
bíblicas, de la historia del cristianismo
y del culto, que permitan identificar y
comprender los símbolos, las imáge-
nes, la arquitectura y el pensamiento
cristiana que han dejado huellas inne-
gables en nuestra cultura.
	 La cuestión religiosa debe impor-
tarnos a todos y aceptar que es posible
enseñar religión desde la laicidad tra-
tando de informar de lo que ha signi-
ficado y sigue significando la religión
en el mundo. No parece adecuado, aún
desde el punto de vista cultural, dejar a
los alumnos sin un conocimiento de las
diversas tradiciones religiosas presen-
tes en la sociedad.
Finalidad de la Enseñanza
Religiosa escolar
	 La finalidad de la Enseñanza Re-
ligiosa no es impartir una catequesis ni
proporcionar una mera cultura religio-
sa. Su objetivo fundamental es insertar
en medio de la cultura y formación que
reciben los alumnos, la savia nueva del
Evangelio. En concreto pretende:
• Promover el desarrollo de todas las
dimensiones y capacidades de la perso-
na (intelectuales, técnicas y también re-
ligiosas) para conseguir una educación
integral.
• Conocer el sentido religioso de nues-
tra cultura, sustentada y conforma-
da por creencias, costumbres, fiestas,
ritos y modos de vida que no pueden
comprenderse plenamente sin tener en
cuenta la savia del cristianismo.
• Proporcionar criterios, valores y acti-
tudes, desde la perspectiva del evange-
lio, que configuren su personalidad y le
posibiliten su inserción en la sociedad.
• Presentar el mensaje y el aconteci-
miento cristiano que haga posible la
síntesis entre la fe y la cultura, a fin de
procurar que una visión cristiana del
hombre, de la historia y del mundo, y
abrirle desde ella a los problemas del
sentido último de la vida.
• Capacitar para el diálogo respetuoso
y constructivo con otras cosmovisiones
culturales y tradiciones religiosas.
Derechos de la Enseñanza
Religiosa escolar
	 A la Enseñanza Religiosa, como
una materia escolar, se le han de reco-
nocer unos derechos:
• Estar plenamente integrada en el sis-
tema educativo como materia equipara-
ble a las fundamentales.
• Tener una valoración académica ple-
na como las otras materias.
• Que optar por la Enseñanza Religio-
sa no suponga discriminación para los
alumnos.
• Evitar cualquier enseñanza que vaya
en contra de las opciones religiosas de
los padres.
• Respetar la presencia de los signos o
símbolos religiosos.
El profesorado de Enseñanza
Religiosa
	 Esta materia escolar es impartida
por profesores/as especiales designa-
dos por el Obispo y contratados por la
administración educativa. Con su pro-
fesionalidad y su testimonio cristiano
ayudan a los alumnos en su crecimien-
to humano y religioso. Estos profeso-
res forman parte del claustro a todos
los efectos.
Conclusión
	 La educación es un objetivo que
ha de conseguirse con el esfuerzo y co-
laboración de todos, Hemos de estar
convencidos de que el futuro de nues-
tra sociedad está en la educación que
demos a la infancia y juventud de hoy.
Luis Otero Outes
Vicario de Enseñanza
reve historia de la
comunidad
La primera presencia
mercedaria en Santiago se produ-
ce con la fundación del monasterio
de Conxo en el siglo XVI que tiene
por titular a Nuestra Señora de la
Merced. Sin embargo, la llegada a la
ciudad de monjas Mercedarias Des-
calzas es del todo ajena a la presen-
cia de los Padres Mercedarios. La
iniciativa se debe al arzobispo D.
Andrés Girón que tuvo ocasión de
conocerlas y tratarlas de cerca en
la ciudad de Toro, de la que proce-
día. Fue Arzobispo de nuestra Ar-
chidiócesis durante los años 1669
a 1680.
	 El 4 de marzo de 1671 le fue
concedido a D. Andrés Girón la fun-
dación de una Comunidad Merce-
daria Descalza por parte de los Su-
periores Mercedarios. Las primeras
Monjas Mercedarias fundadoras
provenían del Convento de Toro,
el cual ya contaba con número de
monjas suficientes para poder lle-
varla a cabo. En concreto llegaron a
Compostela de tierras castellanas 5
monjas, al frente de las cuales esta-
ba la Madre Comendadora la Vene-
rable Mariana del Niño Jesús. No
será hasta el 15 de abril de 1673
tanto en lo espiritual como en lo ma-
terial, con cuya experiencia crece con-
tinuamente nuestra confianza en Él.
La Orden de la Merced Descalza
	 Las Mercedarias Descalzas son
una Orden de vida contemplativa que
tuvo su origen en el siglo de oro de
las Reformas de las comunidades re-
ligiosas en España. En la Orden de la
Merced, fundada por San Pedro No-
lasco, destacó la figura de Fray Juan
Bautista del Santísimo Sacramento,
reformador y fundador de la Des-
calcez Mercedaria. De la mano de la
Descalcez Mercedaria de los frailes,
numerosas mujeres habían solicitado
vivir este mismo espíritu de vida cen-
trada en Dios, con mayor pobreza y
penitencia.
que se coloque la primera piedra del
Monasterio actual. Hasta el momen-
to de terminación de las obras la Co-
munidad residió en el antiguo edi-
ficio del Colegio del Salvador, cuya
propiedad detentaba entonces el Ca-
bildo catedralicio. Cuando muere el
fundador, el 7 de agosto de 1680, las
obras no se habían aún terminado.
En el año 1689 se concluyó la igle-
sia, y en el 1720 remataron definiti-
vamente las obras del Monasterio de
la Encarnación.
	 A lo largo de estos más de 300
años han venido sirviendo a la ciudad
de Compostela y al mundo como hijas
fieles de San Pedro Nolasco y de Ma-
ría de la Merced. Asimismo han ido
palpando la misteriosa y admirable
Providencia de nuestro Padre Dios,
Entre ellas destaca la Beata Ma-
riana de Jesús que nació en Madrid el
17 de enero de 1565. Hija espiritual
de Fray Juan Bautista del Santísimo
Sacramento que fue quien iluminó sus
pasos y la condujo por los senderos
de la perfección. Desde 1598 hasta su
muerte en el año 1624 fue su director
espiritual. El 18 de enero de 1783, el
papa Pío VI beatificó solemnemente
a Mariana de Jesús en la basílica Va-
ticana. El 11 de noviembre de 2013
se clausuró el proceso diocesano de
canonización en la iglesia de las Mer-
cedarias del convento de Alarcón de
Madrid, donde reposa el cuerpo inco-
rrupto de la Beata Mariana de Jesús,
copatrona de Madrid.
	 Siguiendo las directrices del
Concilio de Trento, aquel primer gru-
La vida mercedaria descalza
	 Urgidas por el grito de Cristo
en la Cruz (“Tengo sed”) y su ardien-
te plegaria de que todos sean uno, se
consagran a Dios en una existencia
contemplativa y comunitaria para que
el Espíritu las recree a imagen y seme-
janza de la humanidad de Cristo y las
convierta en presencia orante, ecle-
sial, que testimonie el gozo de la vida
en Cristo, como el don incomparable
mediante el cual Dios quiere enrique-
cer y colmar de bien a la criatura. No
se entienden a sí mismas sin la ma-
ternidad de la Iglesia, en la que por
el don del Espíritu se acercan a Jesu-
cristo, aprenden a vivir en obediencia
al designio de Dios y sienten la llama-
da a ser presencia de Cristo en el gozo
de la unidad y de la comunión.
	 Las monjas Mercedarias Des-
calzas se rigen por la Regla de San
Agustín y por Constituciones propias
que recogen el espíritu de la Reforma
centrado en la vida sencilla toda para
Dios, en la oración continua, la fra-
ternidad gozosa… todo ello orientado
a la finalidad redentora de la libera-
ción de la esclavitud del pecado al que
tantos hombres se encuentran some-
tidos. Llamadas por Dios, a ejemplo
de María, las monjas Mercedarias
po de mujeres de la mano de la Des-
calcez Mercedaria, se constituyeron
en comunidad religiosa de clausura.
La primera comunidad de Monjas
Mercedarias Descalzas fue la de Lora
del Río, fundada el 8 de junio de 1617.
A éste les siguieron diversas funda-
ciones que llegaron a extenderse por
los territorios americanos del Imperio
Español y por Italia. Las fuerzas an-
ticlericales suprimieron varios de los
monasterios, quedando en la actuali-
dad cinco en España y uno en la In-
dia, fundado en 1997.
Descalzas están constantemente pos-
tradas a los pies de Jesús escuchando
su palabra (cf. Lc 10, 39), al tiempo
que captan las necesidades ajenas y
las hacen propias. Nuestra forma de
vida contemplativa intenta poner de
manifiesto que el fundamento de todo
está en Cristo y que merece la pena
centrar la vida en Él. No es una huida
del mundo; tratamos de hacer nues-
tras las alegrías y las esperanzas, las
tristezas y las angustias, las carencias
y urgencias de nuestro tiempo.
Para vivir su carisma, las Merceda-
rias Descalzas:
	 1. Emiten votos solemnes de
Castidad, Pobreza, Obediencia y
Clausura, asociándose, de este modo,
al compromiso Redentor de la Orden a
favor de nuestros hermanos cautivos
y esclavos de hoy. La clausura es un
modo particular de estar con el Señor,
de entrega amorosa al único Absoluto
y a lo único necesario.En el reducido
espacio de la clausura, el silencio no
es ausencia de palabras como si nada
tuviéramos que comunicar; es un si-
lencio orante que acoge la Palabra,
que busca la verdad más profunda de
sí misma y se da feliz a los demás para
compartir con amor entrañable lo me-
jor de sí.
2. Impulsan la “Obra Reden-
tora de la Orden”:
a) mediante una vida común y claus-
tral, de oración, trabajo y alegre sa-
crificio. La fraternidad es el ámbito
privilegiado en que vivimos el segui-
miento de Jesús, donde descubrimos
que el camino del Evangelio, vivido en
radical desprendimiento, se convier-
te gratuita y misteriosamente en vida
compartida.
b) Celebrando diaria y gozosamen-
te la Liturgia, la Eucaristía y Oficio
Divino, unidas de esta forma a Cris-
to Redentor, participan de su gloria.
La oración es el corazón de nuestra
vida, su respiración, su ritmo, nues-
tro oficio en cierta manera. Cada día,
nuestra oración hace memoria y cele-
bra la acción de Dios en favor de los
hombres.
c) Practicando abnegadamente la ca-
ridad en soledad y silencio, acogen en
su corazón, los gritos dolorosos de
sus hermanos, los hombres, por cual-
quier injusta situación en que se en-
cuentren.
d) Imitando a María, la Madre de Je-
sús, inspiradora de la gran obra de
caridad llevada a cabo por nuestra Or-
den a través de los siglos.María se nos
propone como modelo para todo cuan-
to es esencial en el ser y actuar de la
Orden: la oración y la contemplación,
la fraternidad y el servicio en medio
del pueblo. María adquirió la capaci-
dad contemplativa porque se convirtió
en morada de la Trinidad. La presen-
cia de esta Mujer contemplativa nos
hace sentir a Dios más cercano. Ella
envuelve y transfigura nuestra exis-
tencia, conforme a las cualidades del
Amor: pureza de corazón y adhesión
total a Dios.
Nuestros trabajos
	 El trabajo y la actividad después
de la oración ocupan un lugar impor-
tante en nuestra vida como Merceda-
rias. Nuestro trabajo manual remune-
rado como una fuente de ingresos y
como signo de pobreza, de ganarnos
el pan con él, lo constituyen princi-
palmente: el lavado y planchado de
ornamentos litúrgicos, la confección
de mantelerías para particulares, los
bordados, la venta de productos de la
huerta monástica, etc.
Comunidad de las Madres Mercedarias
Santiago de Compostela
a persecución religiosa con-
tra los cristianos es un hecho
que está ocurriendo hoy. A muchos
esta afirmación nos suena raro, pues
pensamos que se trata de algo más
bien de la época de los romanos. Sin
embargo, actualmente muchos her-
manos nuestros sufren la amenaza,
la marginación e incluso la muerte
por el único delito de seguir a Cris-
to. Ayuda a la Iglesia Necesitada es
una fundación de la Santa Sede que
trabaja en apoyo a la pastoral de la
Iglesia en países pobres o de perse-
cución. Su objetivo junto con la cari-
dad es que la realidad desconocida de
la persecución no caiga en el olvido.
AIN es testigo del gran testimonio de
los cristianos perseguidos que no re-
nuncia a su fe y perdonan, un testi-
monio que da esperanza dentro de un
mundo vacío de valores y arrastrado
por el odio.
	 Según el Informe Libertad Re-
ligiosa 2014, publicado por Ayuda a
la Iglesia Necesitada, 200 millones
de cristianos en todo el mundo son
perseguidos por su fe. La libertad
religiosa, un Derecho Fundamental
recogido en el artículo 18 de la De-
claración Universal de los Derechos
Humanos, es cada vez más pisotea-
da. Como recoge el informe citado,
en uno de cada 3 países del mundo
no se respeta dicho derecho, es más,
se producen ataques habituales con-
tra miembros de minorías religiosas
por su fe, y de ellos el 75% de las ve-
ces es contra cristianos. Resulta que
la religión que más seguidores tiene
en el mundo es precisamente la más
perseguida.
	 Los cristianos de Irak conocen
en primera persona esta realidad. En
poco más de 10 años, han pasado de
ser 1,6 millones a apenas 300.000,
mermados por los atentados de los
terroristas islámicos, la guerra y la
huída de miles de familias en bus-
ca de paz. Desde el pasado verano la
situación es aún peor. El Patriarca
Católico de los Caldeos, Luis Rafael
Sako I, ha pedido a organizaciones
eclesiales como Ayuda a la Iglesia
Necesitada ayuda para 120.000 cris-
tianos refugiados que han escapado
de las garras del Estado Islámico en
Mosul y la Llanura de Nínive. “Los
cristianos en Irak tendremos un futu-
ro si la comunidad internacional nos
ayuda inmediatamente. No lo olvi-
déis”, ha dicho Mons. Sako. AIN ha
puesto en marcha la mayor campaña
de su historia, recaudando 1,5 millo-
nes de euros para bienes de primera
necesidad, alojamientos, educación,
ayuda a la formación de seminaris-
tas, y sostenimiento de religiosas y
sacerdotes.
Los cristianos huidos del Esta-
do Islámico
Entre los muchos testimonios de do-
lor y fe de los refugiados cristianos
está el de la familia Jadar. Vivían en
el pueblo cristiano de Qaraqosh, el
que era el pueblo cristiano más gran-
de de Irak con 50.000 habitantes.
Cuando los terroristas invadieron
esta localidad, los cuatro hijos mayo-
res huyeron con otros familiares para
que huyeran. Pero los padres se que-
daron en casa junto con la hija peque-
ña, Cristina, de solo 3 años. Cuando
llegaron los yihadistas, el jefe del
grupo señaló con el dedo a la niña
y en seguida se la arrebataron de las
manos a la madre. A los padres los
abandonaron a su suerte en mitad del
desierto. Los Jadar consiguieron re-
unirse con el resto de sus hijos en un
centro de refugiados en Ankawa, en
el Kurdistán iraquí, pero llevan 9 me-
ses sin saber de Cristina. La señora
Jadar cuenta este drama con entere-
za, asegura que no está enfadada con
Dios por no estar con su hija, todo lo
contrario, que cada día reza por ella
y espera poder verla. Impresiona la
fe de estos cristianos, que a pesar de
haberlo perdido todo, aseguran que
sienten que Dios está cerca de ellos.
El éxodo cristiano en Siria
	 Similar al caso de Irak es el de
los cristianos en Siria que continúan
sufriendo la guerra civil que desangra
el país, un grave conflicto que lleva
4 años activo y se ha llevado la vida
de unas 200.000 personas. Antes de
la guerra, los cristianos sirios vivían
en libertad y no había miedo de ser
asesinados por el hecho de ir a misa
o llevar una cruz en el cuello. Re-
presentaban el 10% de la población,
unos dos millones de personas, una
de las mayores minorías del país.
	 En la actualidad, es difícil sa-
ber cuántos cristianos quedan en Si-
ria, se calcula que tres cuartas partes
han huido del país hacia el Líbano,
Jordania o Turquía. Aún quedan co-
munidades cristianas, pero se han
convertido en el objetivo de radica-
les musulmanes. El Estado Islámico,
que comenzó sus matanzas en Siria,
ha secuestrado el pasado 23 de febre-
ro a más de 200 cristianos asirios al
este del país, en su avance sobre el
valle del río Jabur, donde había una
veintena de aldeas cristianas.
	 Ayuda a la Iglesia Necesitada
también apoya a los cristianos de Si-
ria, desde el comienzo de la guerra ci-
vil. Actualmente ha lanzado una nue-
va campaña de ayuda a refugiados
sirios cristianos por un valor total de
2,3 millones de euros. La emergen-
cia va destinada además a sostener
a los sacerdotes y las comunidades
que aun resisten en las ciudades de
Homs, Alepo y Damasco. La Iglesia
de Irak y Siria tienen puestas sus es-
peranzas en Cristo y en el apoyo de
sus hermanos cristianos del resto del
mundo. Nosotros podemos ser su es-
peranza.
Carlos Carazo
Ayuda a la Iglesia Necesitada
ómo nace AYUDA
A LA IGLESIA
NECESITADA?
J. M. R.: Nace en 1947 bajo
una inspiración del sacerdote
premostratense holandés, el Padre
Werenfried van Straaten. Quiso
organizar la ayuda a más de 10
millones de refugiados alemanes,
al término de la Segunda Guerra
Mundial. Éstos vagaban por
diferentes países de Europa Oriental
y necesitaban alimentos, atención
material y espiritual. Así se constituyó
el denominado “ejército de sacerdotes
de la mochila”, para atender
sacramentalmente a los refugiados.
Fue tanto el éxito de aquella campaña,
que Pío XII animóal padre Werenfrieda
constituir una organización de mayor
entidad, capaz de atender a los
cristianos necesitados de cualquier
continente. Los siguientes papas se
reafirmaron en la petición: África,
Asia, Oriente Medio, América… hasta
hoy, fecha en la que ayudamos a 140
países.
¿Cuáles son los países que más de-
mandan ayuda?
J. M. R.: Muchísimos. En los países
con alto grado de pobreza y mise-
ria, La Iglesia también es muy pobre
y carente de lo más básico. Pero no
podemos olvidar las regiones de la
tierra que sufren conflictos bélicos,
con los correspondientes dramas de
refugiados, situaciones de terroris-
mo y persecuciones específicamente
a los cristianos. Siria, por ejemplo,
lleva en guerra más de cuatro años.
A Irak lo encontramos en guerra casi
permanente desde hace un año. Nige-
ria posee un grupo terrorista que está
socavando los cimientos de la socie-
dad y persiguiendo, en concreto, a
los cristianos. En República Centro-
africana, Mali o Sudán, se suceden
las situaciones de conflicto…Estos
factores hacen que les dediquemos
atención de manera especial.
¿En qué consiste la asistencia
que presta Ayuda a la Iglesia
Necesitada?
J. M. R.: Nuestra cooperación fun-
damental es pastoral. De evangeliza-
ción. Se concreta en construir capi-
llas, construir y reconstruir iglesias,
reformas de templos, sostenimiento
de sacerdotes (colaborando con esti-
pendios de Misas o en su formación).
Ayudamos a uno de cada diez semi-
naristas en el mundo, becándole en
sus países de origen; también a las
religiosas de clausura y a las de vida
activa; en la adquisición de material
catequético; colaboramos con medios
de comunicación católicos; adquiri-
mos medios de locomoción, para que
todos estos evangelizadores (tanto
laicos como religiosos) puedan llevar
a cabo su tarea. En situaciones excep-
cionales, como alguna gran catástrofe
natural o conflictos bélicos con refu-
giados, enviamos ayuda para la super-
vivencia de los cristianos (alimentos,
agua potable, ropa, etc.). Sin estos au-
xilios, los cristianos desaparecerían.
¿Qué mecanismo sigue una peti-
ción de ayuda?
J. M. R.: Cualquier persona, tanto lai-
ca como religiosa, solicita una ayuda
para un proyecto pastoral, con el visa-
do y la autorización de su obispo; esto
se remite a nuestra casa central, situa-
da en Alemania. Allí, nuestros exper-
tos lo analizan y se buscan cofinancia-
ción por parte de otras organizaciones
(lo cual es muy importante, sobre
todo para los más costosos). Cuando
son aprobados, estos proyectos que-
dan en una “bolsa”, de tal modo que,
cualquiera de las 20 oficinas de Ayuda
a la Iglesia Necesitada en el mundo
puede asumir uno y darlo a conocer
entre nuestros benefactores. Los do-
nativos se remiten a la sede Alemana
y desde allí se distribuyen a través de
cada obispo local, para hacer efectiva
la asistencia.
En occidente, ¿estamos suficiente-
mente concienciados?
J. M. R.: Desde luego, estamos mu-
cho más sensibilizados con la idea
de que hay cristianos que lo están
pasando muy mal, ofreciendo sus vi-
das, perseguidos, discriminados, etc.
En muchas personas falta el siguiente
paso: comprometerse. Esto es lo más
importante en una organización como
la nuestra. El compromiso pasa, pri-
meramente, por la oración. Rezar por
nuestros hermanos nos parece fun-
damental. Con constancia. Ellos, que
creen profundamente en la oración,
nos lo piden siempre. En las parro-
quias y donde cada uno desarrolle su
vida. Luego viene el siguiente paso:
concretar las ayudas. Bastante gente
se conmueve y colabora con nosotros
y con otras instituciones como ésta.
Pero aún queda mucho por hacer.
Los problemas que atienden, no
parecen solucionables en breve…
J. M. R.: Ojalá lo fuesen. Pero detec-
tamos que, en los últimos ocho o diez
años, la situación empeora, en vez de
mejorar. Las situaciones actuales de
conflicto y terrorismo no hacen pen-
sar que las dificultades vayan a termi-
narse pronto.
¿Cómo colaborar con los
cristianos que más padecen?
J. M. R.: En la página web de Ayuda
a la Iglesia Necesitada (www.ain-es.
org), tenemos toda la información y
la manera de colaborar. También, con-
tactando vía telefónica en el 91 725
92 12. Admitimos voluntarios, que
nos puedan ayudar en cualquier parte
de España. En tareas de promoción,
administrativas, etc. Nuestro primer
e imprescindible objetivo es darnos a
conocer.
¿Para cuándo una delegación en
Galicia?
J. M. R.: Nos encantaría. Además,
buena parte de mi familia es gallega,
de A Coruña. Nos parece importan-
te que en Galicia esté presente nues-
tra institución. Para eso necesitamos
alguna persona o personas compro-
metidas, capaces de dar su tiempo y
dispuestas a trabajar con amor por
este carisma de servicio a la Iglesia
y a sus hijos más necesitados y más
perseguidos. Dios quiera que pronto
sea posible.
atequesis parroquial
	 De las veintiuna catequis-
tas que hay, cinco imparten además
la preparación para la confirmación y
otras cinco para la preparación de la 1ª
Comunión. El Nº de niños en la cate-
quesis dominical es de cien.
	 Hay reuniones entre ellas para
planificar el curso catequético y tam-
bién asisten a cursos de formación pro-
gramados por la Diócesis.
	 También hay reuniones con los
padres de todos los grupos que con-
forman la catequesis para mejorar la
marcha del curso. Todos los años en
el mes de mayo, Boiro participa en la
Fiesta del Catecismo, en La Curota,
para clausurar el curso catequético.
	 Desde hace tres años, también
participa en el Encuentro Diocesano de
Niños, (uno de mayo) en Santiago, or-
ganizado por la Diócesis, así como en
la Fiesta de la Sagrada Familia (último
domingo de diciembre), con el Arzobis-
po D. Julián Barrio.
Confirmación
	 Durante este curso se han lleva-
do a cabo tres encuentros con los jóve-
nes que recibirán el sacramento de la
Confirmación. Las parroquias que han
participado han sido: Aguiño, Boiro,
Carreira, Santa Mª A Antigua (Pobra do
Caramiñal), Santiago do Deán (Pobra
do Caramiñal) y Ribeira; habiendo una
media de ochenta jóvenes en las tres
convivencias. Cabe destacar que estas
jornadas fueron programadas junto con
el delegado Diocesano de Juventud: D.
Javier García, para todo el arciprestaz-
go de Postmarcos de Abaixo.
	 También los confirmandos asis-
ten a la Vigilia de la Inmaculada, organi-
zada por la Delegación de la Juventud.
Cáritas
	 El grupo de Caritas Parroquial
de Boiro está compuesto por dieciséis
miembros: el consiliario, la directora, la
secretaria y trece voluntarios más. El
Nº de socios es de 160 y la aportación
recaudada el año pasado ha sido de
1660,00 €.
	 Los primeros domingos de mes
se lleva a cabo la colecta y recogida de
alimentos que aporta la comunidad pa-
rroquial para Caritas.
	 Los lunes y viernes se procede al
reparto de alimentos; y los miércoles,
mientras unos entregan ropa, otros in-
forman a los nuevos usuarios de la do-
cumentación que deben de aportar para
ser beneficiarios.
	 También los miércoles se lleva a
cabo la atención y escucha a usuarios,
donde de forma individual y privada,
los beneficiarios informa al respecto de
su situación actual. Caritas, tratará de
resolver o ayudar en la medida de sus
posibilidades al beneficiario; una vez
tratado con el resto del equipo en una
reunión que se viene teniendo todos los
segundos martes de mes.
	 Hay que añadir que el Ayunta-
miento de Boiro ayuda a sufragar el
pago del alquiler del local, y el Banco
de Alimentos de Santiago de Compos-
tela que colabora en el suministro de
víveres.
Centro de día
	 Todos los últimos miércoles de
cada mes, el párroco tiene un encuen-
tro con las personas mayores en el cen-
tro de día de Boiro. Se está intentando
que los familiares de los usuarios tam-
bién asistan a estos encuentros con él
-sobre todo con los más ancianos y/o
enfermos-, para apoyarlos y ayudarlos.
Cofradía
	 Boiro cuenta con la cofradía “El
Cristo de la Misericordia”. Sus inte-
grantes, además de participar en la Se-
mana Santa de la parroquia, colaboran
con otros feligreses en la confección
de una alfombra floral en honor al San-
tísimo (siempre el último domingo de
junio)”.
Revista
	 A nivel de Arciprestazgo, Boiro
colabora en la elaboración de la revista
Áncora, gracias al esfuerzo del párroco
de Aguiño: D. David Mohedano.
Consejo parroquial
	 Boiro ha formado un Consejo Pa-
rroquial, que a lo largo del año se reúne
para tratar qué es lo que más o mejor
conviene en temas como pueden ser
la preparación de la Semana Santa, la
Fiesta del Santísimo, Primeras Comu-
niones, Fiestas Patronales u otros te-
mas que merezcan ser tratados.
Coro parroquial
	 Desde mediados de diciembre
del año 2012 se viene formando un
coro parroquial. Gracias a esta inicia-
tiva por parte del párroco, las celebra-
ciones cobran otro sentido, resultando
más vivas.
Renovación carismática
	 También cuenta con un grupo de
renovación carismática, en la que todos
los primeros viernes de cada mes, des-
pués de orar, tiene lugar la Adoración-
Contemplación al Santísimo.
Sínodo
	 Boiro también se ha unido a la
invitación del Arzobispo D. Julián Ba-
rrio para formar un grupo sinodal con
el fin de mejorar la Diócesis.
Otros
	 Existe un grupo para la limpieza
de los baños. Se abren todos los días,
y en determinadas fechas, como puede
ser Fieles Difuntos están más tiempo
abiertos para que la gente pueda acce-
der a la recogida de agua.
	 También hay un pequeño grupo
para la colocación de las flores, ador-
no de la iglesia, limpieza de manteles y
vestiduras del párroco.
Despedida con los veraneantes
	 Tanto el último sábado de julio
como el de agosto, los feligreses que
así lo desean, colaboran con el párro-
co aportando lo que cada uno quiera,
para despedir -tras una celebración eu-
carística solemne- con una merienda a
los veraneantes, dialogar con ellos y de-
searles un feliz retorno a sus hogares,
agradeciéndoles el haber compartido la
Fe y la colaboración en la liturgia en el
tiempo de descanso.
Rogelio Freijo Canosa
Párroco de Boiro
egundo a tradición, Santiago
Apóstolo, morto a mans de
Herodes Agripa I en Palestina, veu
dar a Santiago, traído desde Iafa por
Atanasio e Teodoro, seus discípulos.
O Bispo Teodomiro recoñeceu a tum-
ba, e o rei Alfonso II de León acudiu
a Santiago de Compostela en peregri-
nación coa súa familia e deu a noti-
cia a toda a cristiandade. Construíu a
igrexa chamada de Alfonso II e mais
adiante produciuse o traslado da Sé
episcopal a Santiago.
	 A aparición do Apóstolo, sen
embargo, alude mais ben á Batalla de
Clavixo, na Rioxa, librada no sécu-
lo IX, entre Ramiro I de Asturias e
Abderramán III, e en xeral á pro-
tección do Apóstolo Santiago a
Galicia e mais ó resto de España.
No ano 1691 o Bispo de Calaho-
rra dirixiu unha carta ó Cabido
Compostelán, suxeríndolle que se
lle pedira ó Papa o oficio da Litur-
xia das Horas para esa festa, que
o enviará Benedicto XIV en 1750.
Pedía tamén o Bispo de Calahorra
que se restaurara a ermida conme-
morativa da vitoria dos cristiáns,
interpretada como unha vitoria do
Apóstolo, que estivo ó carón dos
seus fieis, ata o punto de ve-los
cristiáns que loitaba con eles.
aría, carta
escrita de
puño y letra por el
Dios vivo.
	 La Constitu-
ción Dogmática so-
bre la Iglesia, Lumen
Gentium, habla de
María con dos ca-
tegorías teológicas:
Madre de Cristo y
Figura de la Iglesia.
Siguiendo las líneas
de renovación ma-
riológica, trazadas
por el concilio Vaticano II, el autor nos muestra un
camino de escucha y de obediencia a la Palabra, tras
las huellas de María, Madre del Señor.
	 María espejo de la Iglesia, consta de tres par-
tes, que coinciden con los tres momentos constitu-
tivos del misterio cristiano. María está presente en
la Encarnación, Maria está presente en el Misterio
Pascual, Maria esta presente en Pentecostés.
	 María esta presente en la Encarnación, cuan-
do se constituye la persona misma del Redentor;
donde Dios se une al hombre. También esta pre-
sente en el Misterio Pascual, junto a la cruz de Je-
sús, cuando se realiza el misterio de la redención.
Y finalmente también esta presente en Pentecostés,
junto con la primera comunidad cristiana reunida
en oración en el cenáculo, cuando se derramo el Es-
píritu Santo sobre la Iglesia. María es espejo de la
Iglesia en un doble sentido, es reflejo de la luz que
ella misma recibe y en ella la Iglesia puede y debe
reflejarse, y mirarse.
	 Inicien la lectura de esta palabra de Dios que
es María con esperanza, y con esta oración: que
Dios se digne desvelarnos “ lo que el Espíritu dice
hoy a las Iglesias” por medio de la Virgen María,
Madre de Dios.
l igual que
hoy en día
nos parece inaudi-
to que haya existi-
do una época don-
de se consideraba
“normal” la escla-
vitud; de la misma
manera que actual-
mente rechazaría-
mos unánimemen-
te que una mujer
no tuviese los mis-
mos derechos que
un hombre; o así
como ahora acusa-
ríamos de “moral-
mente reprobable”
el que una persona de color no fuese tra-
tado igual que un hombre de raza blanca,
estoy convencido de que llegará un día en
que el mundo entero tildará de “abomina-
ble” a una sociedad que, con el aplauso
borreguil de unos y el silencio cómplice
de otros, permite matar a niños en los sa-
grados vientres de sus madres.
	 Que la sociedad actual está mortal-
mente enferma es evidente. Uno de los
síntomas más claros es la, cada vez más
extendida, legislación a favor del aborto,
considerándolo no como lo que es: un cri-
men atroz, sino (¡¡inaudito y monstruo-
so!!) como un derecho de la mujer. Cuan-
do el infanticidio no solo no es condenable
sino que, con el beneplácito de la mayoría,
se convierte en un “logro legítimo de la
madre”, es que esta humanidad ha llegado
a su fin.
	 Sólo restan algunos movimientos
pro vidas que valientemente luchan con-
tra el mayor genocidio de la histo-
ria. Y… Algunos gritos solitarios.
	 “Bella” es uno de esos gemidos.
Uno de esos clamores que intentan des-
pertar las anestesiadas almas de médicos
que pisotean sus juramentos hipocráti-
cos. Uno de esos lamentos que intentan
taladrar las hormigonadas conciencias
de políticos sin escrúpulos. Uno de esos
amargos llantos, cuyas doloridas lágrimas
tratan de llegar a las entrañas de madres
de niños por nacer. Uno de esos profun-
dos suspiros que aspiran a penetrar en lo
más hondo de la conciencia de nuestra so-
ciedad: una conciencia sin misericordia,
una conciencia sin caridad, una concien-
cia sin la más mínima humanidad. En de-
finitiva, una conciencia alejada de Dios.
	 Con “gritos” como “Bella”, tal vez
estemos a tiempo de que los hijos de
nuestros hijos no se avergüencen de no-
sotros…Todavía más.
Barca de santiago_24

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Hermano lobo 25 años maqueta
Hermano lobo 25 años maquetaHermano lobo 25 años maqueta
Hermano lobo 25 años maquetafranfrater
 
Mensaje interfranciscana
Mensaje interfranciscanaMensaje interfranciscana
Mensaje interfranciscanafranfrater
 
Sinodo obispos
Sinodo obisposSinodo obispos
Sinodo obisposvinueso
 
Periodico Mural - VI Semana de Pascua
Periodico Mural - VI Semana de PascuaPeriodico Mural - VI Semana de Pascua
Periodico Mural - VI Semana de PascuaArzobispado Arequipa
 
Iglesia Nivariense (Mayo 16)
Iglesia Nivariense (Mayo 16)Iglesia Nivariense (Mayo 16)
Iglesia Nivariense (Mayo 16)Carlos Pérez
 
Mensaje del sínodo 2012 al pueblo de dios
Mensaje del sínodo 2012 al pueblo de diosMensaje del sínodo 2012 al pueblo de dios
Mensaje del sínodo 2012 al pueblo de diosarocomunicacion
 
Iglesia en Aragón - Num 13
Iglesia en Aragón - Num 13Iglesia en Aragón - Num 13
Iglesia en Aragón - Num 13IglesiaAragon
 
Periódico Mural - V Semana de Pascua
Periódico Mural - V Semana de PascuaPeriódico Mural - V Semana de Pascua
Periódico Mural - V Semana de PascuaArzobispado Arequipa
 
En Palencia: estudio compasivo (Tras los pasos de Santo Domingo de Guzmán Nº 3)
En Palencia: estudio compasivo (Tras los pasos de Santo Domingo de Guzmán Nº 3)En Palencia: estudio compasivo (Tras los pasos de Santo Domingo de Guzmán Nº 3)
En Palencia: estudio compasivo (Tras los pasos de Santo Domingo de Guzmán Nº 3)dominicosweb
 
662bc19a391713beabd78e84c4b76ecf
662bc19a391713beabd78e84c4b76ecf662bc19a391713beabd78e84c4b76ecf
662bc19a391713beabd78e84c4b76ecfJuan C. Muñante
 
Novena SANTA ROSA DE LIMA 2018
Novena SANTA ROSA DE LIMA 2018Novena SANTA ROSA DE LIMA 2018
Novena SANTA ROSA DE LIMA 2018Angélica Huaraz
 
Iglesia en Aragón - Número 10
Iglesia en Aragón - Número 10Iglesia en Aragón - Número 10
Iglesia en Aragón - Número 10IglesiaAragon
 

La actualidad más candente (17)

Hermano lobo 25 años maqueta
Hermano lobo 25 años maquetaHermano lobo 25 años maqueta
Hermano lobo 25 años maqueta
 
Mensaje interfranciscana
Mensaje interfranciscanaMensaje interfranciscana
Mensaje interfranciscana
 
Homilía JIMA Donosti
Homilía JIMA DonostiHomilía JIMA Donosti
Homilía JIMA Donosti
 
Es domingo 4° Febrero
Es domingo 4° FebreroEs domingo 4° Febrero
Es domingo 4° Febrero
 
Sinodo obispos
Sinodo obisposSinodo obispos
Sinodo obispos
 
Periodico Mural - VI Semana de Pascua
Periodico Mural - VI Semana de PascuaPeriodico Mural - VI Semana de Pascua
Periodico Mural - VI Semana de Pascua
 
Iglesia Nivariense (Mayo 16)
Iglesia Nivariense (Mayo 16)Iglesia Nivariense (Mayo 16)
Iglesia Nivariense (Mayo 16)
 
Presbiterio 101
Presbiterio 101Presbiterio 101
Presbiterio 101
 
Cuaresma 2016 - Carta del Superior General
Cuaresma 2016 - Carta del Superior GeneralCuaresma 2016 - Carta del Superior General
Cuaresma 2016 - Carta del Superior General
 
Mensaje del sínodo 2012 al pueblo de dios
Mensaje del sínodo 2012 al pueblo de diosMensaje del sínodo 2012 al pueblo de dios
Mensaje del sínodo 2012 al pueblo de dios
 
22 carisma vd latinoamerica geni lloris
22 carisma vd latinoamerica   geni lloris22 carisma vd latinoamerica   geni lloris
22 carisma vd latinoamerica geni lloris
 
Iglesia en Aragón - Num 13
Iglesia en Aragón - Num 13Iglesia en Aragón - Num 13
Iglesia en Aragón - Num 13
 
Periódico Mural - V Semana de Pascua
Periódico Mural - V Semana de PascuaPeriódico Mural - V Semana de Pascua
Periódico Mural - V Semana de Pascua
 
En Palencia: estudio compasivo (Tras los pasos de Santo Domingo de Guzmán Nº 3)
En Palencia: estudio compasivo (Tras los pasos de Santo Domingo de Guzmán Nº 3)En Palencia: estudio compasivo (Tras los pasos de Santo Domingo de Guzmán Nº 3)
En Palencia: estudio compasivo (Tras los pasos de Santo Domingo de Guzmán Nº 3)
 
662bc19a391713beabd78e84c4b76ecf
662bc19a391713beabd78e84c4b76ecf662bc19a391713beabd78e84c4b76ecf
662bc19a391713beabd78e84c4b76ecf
 
Novena SANTA ROSA DE LIMA 2018
Novena SANTA ROSA DE LIMA 2018Novena SANTA ROSA DE LIMA 2018
Novena SANTA ROSA DE LIMA 2018
 
Iglesia en Aragón - Número 10
Iglesia en Aragón - Número 10Iglesia en Aragón - Número 10
Iglesia en Aragón - Número 10
 

Destacado

Guia didactica poster forjadores de-paz
Guia didactica poster forjadores de-pazGuia didactica poster forjadores de-paz
Guia didactica poster forjadores de-pazrositamejiag
 
Presentación & programas de conciencia en cd
Presentación  & programas de conciencia en  cdPresentación  & programas de conciencia en  cd
Presentación & programas de conciencia en cdNuerekas Publicidad
 
Sanando corazones el perdon en la practica (Clovis New Mexico)
Sanando corazones el perdon en la practica (Clovis New Mexico)Sanando corazones el perdon en la practica (Clovis New Mexico)
Sanando corazones el perdon en la practica (Clovis New Mexico)Yolanda Moncada
 
CELEBRACION DEL PERDON (niños de 1ª comunion)
CELEBRACION DEL PERDON (niños de 1ª comunion)CELEBRACION DEL PERDON (niños de 1ª comunion)
CELEBRACION DEL PERDON (niños de 1ª comunion)FEDERICO ALMENARA CHECA
 
Examen de conciencia
Examen de concienciaExamen de conciencia
Examen de concienciaSonia Hurtado
 
Actividades para activar el perdón en clases
Actividades para activar el perdón en clasesActividades para activar el perdón en clases
Actividades para activar el perdón en clasesJoan Fernando Chipia Lobo
 
Dinámicas para activar el perdon
Dinámicas para activar el perdonDinámicas para activar el perdon
Dinámicas para activar el perdonJeanette Fernandez
 

Destacado (18)

Guia didactica poster forjadores de-paz
Guia didactica poster forjadores de-pazGuia didactica poster forjadores de-paz
Guia didactica poster forjadores de-paz
 
El perdon camino de sabiduria y felicidad
El perdon camino de sabiduria y felicidadEl perdon camino de sabiduria y felicidad
El perdon camino de sabiduria y felicidad
 
El Perdón
El PerdónEl Perdón
El Perdón
 
Presentación & programas de conciencia en cd
Presentación  & programas de conciencia en  cdPresentación  & programas de conciencia en  cd
Presentación & programas de conciencia en cd
 
Sanando corazones el perdon en la practica (Clovis New Mexico)
Sanando corazones el perdon en la practica (Clovis New Mexico)Sanando corazones el perdon en la practica (Clovis New Mexico)
Sanando corazones el perdon en la practica (Clovis New Mexico)
 
Domingo 23 t.o. a- reflexión 2011
Domingo 23 t.o.  a- reflexión 2011Domingo 23 t.o.  a- reflexión 2011
Domingo 23 t.o. a- reflexión 2011
 
El Perdon
El PerdonEl Perdon
El Perdon
 
Guía para la Confesión
Guía para la ConfesiónGuía para la Confesión
Guía para la Confesión
 
CELEBRACION DEL PERDON (niños de 1ª comunion)
CELEBRACION DEL PERDON (niños de 1ª comunion)CELEBRACION DEL PERDON (niños de 1ª comunion)
CELEBRACION DEL PERDON (niños de 1ª comunion)
 
Examen de conciencia
Examen de concienciaExamen de conciencia
Examen de conciencia
 
Sanidad interior
Sanidad interiorSanidad interior
Sanidad interior
 
Catequesis del credo para niños
Catequesis del credo para niñosCatequesis del credo para niños
Catequesis del credo para niños
 
Actividades para activar el perdón en clases
Actividades para activar el perdón en clasesActividades para activar el perdón en clases
Actividades para activar el perdón en clases
 
La Paz del Perdón.
La Paz del Perdón.La Paz del Perdón.
La Paz del Perdón.
 
La Magia del perdón
La Magia del perdónLa Magia del perdón
La Magia del perdón
 
Salmos adaptados
Salmos adaptadosSalmos adaptados
Salmos adaptados
 
Sanando Las Heridas De El Corazon.
Sanando Las Heridas De  El Corazon.Sanando Las Heridas De  El Corazon.
Sanando Las Heridas De El Corazon.
 
Dinámicas para activar el perdon
Dinámicas para activar el perdonDinámicas para activar el perdon
Dinámicas para activar el perdon
 

Similar a Barca de santiago_24

Papa francisco en chile 2
Papa francisco en chile   2Papa francisco en chile   2
Papa francisco en chile 2Martin M Flynn
 
Navegando05 agosto.2012
Navegando05 agosto.2012Navegando05 agosto.2012
Navegando05 agosto.2012Luis Contreras
 
Navegando05 agosto.2012
Navegando05 agosto.2012Navegando05 agosto.2012
Navegando05 agosto.2012Luis Contreras
 
Enseñanzas del papa francisco no.108
Enseñanzas del papa francisco no.108Enseñanzas del papa francisco no.108
Enseñanzas del papa francisco no.108monica eljuri
 
Enseñanzas del papa francisco no.108
Enseñanzas del papa francisco no.108Enseñanzas del papa francisco no.108
Enseñanzas del papa francisco no.108monica eljuri
 
Navegando18 marzo.2012
Navegando18 marzo.2012Navegando18 marzo.2012
Navegando18 marzo.2012Luis Contreras
 
Papa francisco en mexico 2016
Papa francisco en mexico 2016Papa francisco en mexico 2016
Papa francisco en mexico 2016Martin M Flynn
 
Beato Álvaro del Portillo. Hoja informativa nº 14
Beato Álvaro del Portillo. Hoja informativa nº 14Beato Álvaro del Portillo. Hoja informativa nº 14
Beato Álvaro del Portillo. Hoja informativa nº 14Opus Dei
 
Conferencia del Prelado del Opus Dei en el Meeting de Rimini 2014
Conferencia del Prelado del Opus Dei en el Meeting de Rimini 2014Conferencia del Prelado del Opus Dei en el Meeting de Rimini 2014
Conferencia del Prelado del Opus Dei en el Meeting de Rimini 2014Opus Dei
 
Papa.fancisco añofe34iglesia.i.madreenlafe
Papa.fancisco añofe34iglesia.i.madreenlafePapa.fancisco añofe34iglesia.i.madreenlafe
Papa.fancisco añofe34iglesia.i.madreenlafeemilioperucha
 
Periódico Portantos - mayo 2020
Periódico Portantos - mayo 2020Periódico Portantos - mayo 2020
Periódico Portantos - mayo 2020Xtantos
 
Presentacion Resumen
Presentacion ResumenPresentacion Resumen
Presentacion Resumenguestc69829
 
La crisis de la fe.lunes18 nk
La crisis de la fe.lunes18 nkLa crisis de la fe.lunes18 nk
La crisis de la fe.lunes18 nkRebeca Yarnold
 
Enseñanzas del papa francisco no 40
Enseñanzas del papa francisco no 40Enseñanzas del papa francisco no 40
Enseñanzas del papa francisco no 40monica eljuri
 

Similar a Barca de santiago_24 (20)

Papa francisco en chile 2
Papa francisco en chile   2Papa francisco en chile   2
Papa francisco en chile 2
 
Navegando05 agosto.2012
Navegando05 agosto.2012Navegando05 agosto.2012
Navegando05 agosto.2012
 
Navegando05 agosto.2012
Navegando05 agosto.2012Navegando05 agosto.2012
Navegando05 agosto.2012
 
Enseñanzas del papa francisco no.108
Enseñanzas del papa francisco no.108Enseñanzas del papa francisco no.108
Enseñanzas del papa francisco no.108
 
Enseñanzas del papa francisco no.108
Enseñanzas del papa francisco no.108Enseñanzas del papa francisco no.108
Enseñanzas del papa francisco no.108
 
Boletin 2013
Boletin 2013Boletin 2013
Boletin 2013
 
Navegando18 marzo.2012
Navegando18 marzo.2012Navegando18 marzo.2012
Navegando18 marzo.2012
 
Papa francisco en mexico 2016
Papa francisco en mexico 2016Papa francisco en mexico 2016
Papa francisco en mexico 2016
 
Beato Álvaro del Portillo. Hoja informativa nº 14
Beato Álvaro del Portillo. Hoja informativa nº 14Beato Álvaro del Portillo. Hoja informativa nº 14
Beato Álvaro del Portillo. Hoja informativa nº 14
 
Boletín Digital Nº 412
Boletín Digital Nº 412Boletín Digital Nº 412
Boletín Digital Nº 412
 
Conferencia del Prelado del Opus Dei en el Meeting de Rimini 2014
Conferencia del Prelado del Opus Dei en el Meeting de Rimini 2014Conferencia del Prelado del Opus Dei en el Meeting de Rimini 2014
Conferencia del Prelado del Opus Dei en el Meeting de Rimini 2014
 
Es domingo 17 abril
Es domingo 17 abrilEs domingo 17 abril
Es domingo 17 abril
 
Papa.fancisco añofe34iglesia.i.madreenlafe
Papa.fancisco añofe34iglesia.i.madreenlafePapa.fancisco añofe34iglesia.i.madreenlafe
Papa.fancisco añofe34iglesia.i.madreenlafe
 
Periódico Portantos - mayo 2020
Periódico Portantos - mayo 2020Periódico Portantos - mayo 2020
Periódico Portantos - mayo 2020
 
Es domingo 24 abril
Es domingo 24 abrilEs domingo 24 abril
Es domingo 24 abril
 
Presentacion Resumen
Presentacion ResumenPresentacion Resumen
Presentacion Resumen
 
La crisis de la fe.lunes18 nk
La crisis de la fe.lunes18 nkLa crisis de la fe.lunes18 nk
La crisis de la fe.lunes18 nk
 
19.02.14 programa cuaresma 2014 definitivo
19.02.14 programa cuaresma 2014 definitivo19.02.14 programa cuaresma 2014 definitivo
19.02.14 programa cuaresma 2014 definitivo
 
19.02.14 programa cuaresma 2014 definitivo
19.02.14 programa cuaresma 2014 definitivo19.02.14 programa cuaresma 2014 definitivo
19.02.14 programa cuaresma 2014 definitivo
 
Enseñanzas del papa francisco no 40
Enseñanzas del papa francisco no 40Enseñanzas del papa francisco no 40
Enseñanzas del papa francisco no 40
 

Más de Olga López Míguez (20)

Pedroníamisericordia2016
Pedroníamisericordia2016Pedroníamisericordia2016
Pedroníamisericordia2016
 
Cuaderno v. la renovación pastoral
Cuaderno v. la renovación pastoralCuaderno v. la renovación pastoral
Cuaderno v. la renovación pastoral
 
Jornada biblia historia y religiones 2015
Jornada biblia historia y religiones 2015Jornada biblia historia y religiones 2015
Jornada biblia historia y religiones 2015
 
Resumen aportaciones cuaderno_i
Resumen aportaciones cuaderno_iResumen aportaciones cuaderno_i
Resumen aportaciones cuaderno_i
 
Pregon de Adviento Ulibarri
Pregon de Adviento   UlibarriPregon de Adviento   Ulibarri
Pregon de Adviento Ulibarri
 
Testigos jehová
Testigos jehováTestigos jehová
Testigos jehová
 
La cienciología
La cienciologíaLa cienciología
La cienciología
 
Para sectas destructivas
Para sectas destructivasPara sectas destructivas
Para sectas destructivas
 
El agua en el cristianismo
El agua en el cristianismoEl agua en el cristianismo
El agua en el cristianismo
 
Pórtico de la gloria iria y estela
Pórtico de la gloria  iria y estelaPórtico de la gloria  iria y estela
Pórtico de la gloria iria y estela
 
Portico susana y santi.
Portico  susana y santi.Portico  susana y santi.
Portico susana y santi.
 
Santo tomás de aquino
Santo tomás de aquinoSanto tomás de aquino
Santo tomás de aquino
 
Hinduismo
HinduismoHinduismo
Hinduismo
 
Budismo
BudismoBudismo
Budismo
 
Nuria bea-miriam - 1º bac- hinduísmo
Nuria bea-miriam - 1º bac- hinduísmoNuria bea-miriam - 1º bac- hinduísmo
Nuria bea-miriam - 1º bac- hinduísmo
 
Protestantismo
ProtestantismoProtestantismo
Protestantismo
 
El monasterio de Armenteira
El monasterio de ArmenteiraEl monasterio de Armenteira
El monasterio de Armenteira
 
Manos Unidas 2013 Pontevedra
Manos Unidas 2013 PontevedraManos Unidas 2013 Pontevedra
Manos Unidas 2013 Pontevedra
 
Luz en la osc uridad (louis braille)
Luz en la osc uridad (louis braille)Luz en la osc uridad (louis braille)
Luz en la osc uridad (louis braille)
 
Navidad noche
Navidad nocheNavidad noche
Navidad noche
 

Último

Un libro sin recetas, para la maestra y el maestro Fase 3.pdf
Un libro sin recetas, para la maestra y el maestro Fase 3.pdfUn libro sin recetas, para la maestra y el maestro Fase 3.pdf
Un libro sin recetas, para la maestra y el maestro Fase 3.pdfsandradianelly
 
ESTEREOTIPOS Y ROLES DE GÉNERO (labor de grupo)
ESTEREOTIPOS  Y ROLES DE GÉNERO (labor de grupo)ESTEREOTIPOS  Y ROLES DE GÉNERO (labor de grupo)
ESTEREOTIPOS Y ROLES DE GÉNERO (labor de grupo)portafoliodigitalyos
 
Proceso de gestión de obras - Aquí tu Remodelación
Proceso de gestión de obras - Aquí tu RemodelaciónProceso de gestión de obras - Aquí tu Remodelación
Proceso de gestión de obras - Aquí tu RemodelaciónDanielGrajeda7
 
Evaluación de los Factores Internos de la Organización
Evaluación de los Factores Internos de la OrganizaciónEvaluación de los Factores Internos de la Organización
Evaluación de los Factores Internos de la OrganizaciónJonathanCovena1
 
BIENESTAR TOTAL - LA EXPERIENCIA DEL CLIENTE CON ATR
BIENESTAR TOTAL - LA EXPERIENCIA DEL CLIENTE CON ATRBIENESTAR TOTAL - LA EXPERIENCIA DEL CLIENTE CON ATR
BIENESTAR TOTAL - LA EXPERIENCIA DEL CLIENTE CON ATRDanielGrajeda7
 
Cerebelo Anatomía y fisiología Clase presencial
Cerebelo Anatomía y fisiología Clase presencialCerebelo Anatomía y fisiología Clase presencial
Cerebelo Anatomía y fisiología Clase presencialDanita2111
 
Tipologías de vínculos afectivos (grupo)
Tipologías de vínculos afectivos (grupo)Tipologías de vínculos afectivos (grupo)
Tipologías de vínculos afectivos (grupo)portafoliodigitalyos
 
Presentación Pedagoía medieval para exposición en clases
Presentación Pedagoía medieval para exposición en clasesPresentación Pedagoía medieval para exposición en clases
Presentación Pedagoía medieval para exposición en clasesGustavo Cano
 
32 LECTURAS CORTAS PARA NIÑOS.pdf · versión 1.pdf
32 LECTURAS CORTAS PARA NIÑOS.pdf · versión 1.pdf32 LECTURAS CORTAS PARA NIÑOS.pdf · versión 1.pdf
32 LECTURAS CORTAS PARA NIÑOS.pdf · versión 1.pdfnataliavera27
 
LA ILIADA Y LA ODISEA.LITERATURA UNIVERSAL
LA ILIADA Y LA ODISEA.LITERATURA UNIVERSALLA ILIADA Y LA ODISEA.LITERATURA UNIVERSAL
LA ILIADA Y LA ODISEA.LITERATURA UNIVERSALJorge Castillo
 
ensayo literario rios profundos jose maria ARGUEDAS
ensayo literario rios profundos jose maria ARGUEDASensayo literario rios profundos jose maria ARGUEDAS
ensayo literario rios profundos jose maria ARGUEDASAntoineMoltisanti
 
📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Redacción del texto argumentativo
📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Redacción del texto argumentativo📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Redacción del texto argumentativo
📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Redacción del texto argumentativoharolbustamante1
 
Módulo No. 1 Salud mental y escucha activa FINAL 25ABR2024 técnicos.pptx
Módulo No. 1 Salud mental y escucha activa FINAL 25ABR2024 técnicos.pptxMódulo No. 1 Salud mental y escucha activa FINAL 25ABR2024 técnicos.pptx
Módulo No. 1 Salud mental y escucha activa FINAL 25ABR2024 técnicos.pptxPabloPazmio14
 
ACERTIJO LA RUTA DE LAS ADIVINANZAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO LA RUTA DE LAS ADIVINANZAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLAACERTIJO LA RUTA DE LAS ADIVINANZAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO LA RUTA DE LAS ADIVINANZAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLAJAVIER SOLIS NOYOLA
 
Orientación Académica y Profesional 4º de ESO- OrientArte
Orientación Académica y Profesional 4º de ESO- OrientArteOrientación Académica y Profesional 4º de ESO- OrientArte
Orientación Académica y Profesional 4º de ESO- OrientArteEducaclip
 
22 Feria Gambetta, en Pedro Planas 29 mayo 2024 (1).docx
22 Feria Gambetta, en Pedro Planas 29 mayo 2024 (1).docx22 Feria Gambetta, en Pedro Planas 29 mayo 2024 (1).docx
22 Feria Gambetta, en Pedro Planas 29 mayo 2024 (1).docxpedroplanassilva498
 
Material-de-Apoyo-Escuela-Sabatica-02-2-2024.pptx.ppt
Material-de-Apoyo-Escuela-Sabatica-02-2-2024.pptx.pptMaterial-de-Apoyo-Escuela-Sabatica-02-2-2024.pptx.ppt
Material-de-Apoyo-Escuela-Sabatica-02-2-2024.pptx.pptAntonioaraujo810405
 

Último (20)

Un libro sin recetas, para la maestra y el maestro Fase 3.pdf
Un libro sin recetas, para la maestra y el maestro Fase 3.pdfUn libro sin recetas, para la maestra y el maestro Fase 3.pdf
Un libro sin recetas, para la maestra y el maestro Fase 3.pdf
 
ESTEREOTIPOS Y ROLES DE GÉNERO (labor de grupo)
ESTEREOTIPOS  Y ROLES DE GÉNERO (labor de grupo)ESTEREOTIPOS  Y ROLES DE GÉNERO (labor de grupo)
ESTEREOTIPOS Y ROLES DE GÉNERO (labor de grupo)
 
Proceso de gestión de obras - Aquí tu Remodelación
Proceso de gestión de obras - Aquí tu RemodelaciónProceso de gestión de obras - Aquí tu Remodelación
Proceso de gestión de obras - Aquí tu Remodelación
 
Evaluación de los Factores Internos de la Organización
Evaluación de los Factores Internos de la OrganizaciónEvaluación de los Factores Internos de la Organización
Evaluación de los Factores Internos de la Organización
 
BIENESTAR TOTAL - LA EXPERIENCIA DEL CLIENTE CON ATR
BIENESTAR TOTAL - LA EXPERIENCIA DEL CLIENTE CON ATRBIENESTAR TOTAL - LA EXPERIENCIA DEL CLIENTE CON ATR
BIENESTAR TOTAL - LA EXPERIENCIA DEL CLIENTE CON ATR
 
Cerebelo Anatomía y fisiología Clase presencial
Cerebelo Anatomía y fisiología Clase presencialCerebelo Anatomía y fisiología Clase presencial
Cerebelo Anatomía y fisiología Clase presencial
 
4.Conectores Dos_Enfermería_Espanolacademico
4.Conectores Dos_Enfermería_Espanolacademico4.Conectores Dos_Enfermería_Espanolacademico
4.Conectores Dos_Enfermería_Espanolacademico
 
Tipologías de vínculos afectivos (grupo)
Tipologías de vínculos afectivos (grupo)Tipologías de vínculos afectivos (grupo)
Tipologías de vínculos afectivos (grupo)
 
Presentación Pedagoía medieval para exposición en clases
Presentación Pedagoía medieval para exposición en clasesPresentación Pedagoía medieval para exposición en clases
Presentación Pedagoía medieval para exposición en clases
 
32 LECTURAS CORTAS PARA NIÑOS.pdf · versión 1.pdf
32 LECTURAS CORTAS PARA NIÑOS.pdf · versión 1.pdf32 LECTURAS CORTAS PARA NIÑOS.pdf · versión 1.pdf
32 LECTURAS CORTAS PARA NIÑOS.pdf · versión 1.pdf
 
6.Deícticos Dos_Enfermería_EspanolAcademico
6.Deícticos Dos_Enfermería_EspanolAcademico6.Deícticos Dos_Enfermería_EspanolAcademico
6.Deícticos Dos_Enfermería_EspanolAcademico
 
LA ILIADA Y LA ODISEA.LITERATURA UNIVERSAL
LA ILIADA Y LA ODISEA.LITERATURA UNIVERSALLA ILIADA Y LA ODISEA.LITERATURA UNIVERSAL
LA ILIADA Y LA ODISEA.LITERATURA UNIVERSAL
 
ensayo literario rios profundos jose maria ARGUEDAS
ensayo literario rios profundos jose maria ARGUEDASensayo literario rios profundos jose maria ARGUEDAS
ensayo literario rios profundos jose maria ARGUEDAS
 
📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Redacción del texto argumentativo
📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Redacción del texto argumentativo📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Redacción del texto argumentativo
📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Redacción del texto argumentativo
 
Módulo No. 1 Salud mental y escucha activa FINAL 25ABR2024 técnicos.pptx
Módulo No. 1 Salud mental y escucha activa FINAL 25ABR2024 técnicos.pptxMódulo No. 1 Salud mental y escucha activa FINAL 25ABR2024 técnicos.pptx
Módulo No. 1 Salud mental y escucha activa FINAL 25ABR2024 técnicos.pptx
 
ACERTIJO LA RUTA DE LAS ADIVINANZAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO LA RUTA DE LAS ADIVINANZAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLAACERTIJO LA RUTA DE LAS ADIVINANZAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO LA RUTA DE LAS ADIVINANZAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
 
Orientación Académica y Profesional 4º de ESO- OrientArte
Orientación Académica y Profesional 4º de ESO- OrientArteOrientación Académica y Profesional 4º de ESO- OrientArte
Orientación Académica y Profesional 4º de ESO- OrientArte
 
Lec. 08 Esc. Sab. Luz desde el santuario
Lec. 08 Esc. Sab. Luz desde el santuarioLec. 08 Esc. Sab. Luz desde el santuario
Lec. 08 Esc. Sab. Luz desde el santuario
 
22 Feria Gambetta, en Pedro Planas 29 mayo 2024 (1).docx
22 Feria Gambetta, en Pedro Planas 29 mayo 2024 (1).docx22 Feria Gambetta, en Pedro Planas 29 mayo 2024 (1).docx
22 Feria Gambetta, en Pedro Planas 29 mayo 2024 (1).docx
 
Material-de-Apoyo-Escuela-Sabatica-02-2-2024.pptx.ppt
Material-de-Apoyo-Escuela-Sabatica-02-2-2024.pptx.pptMaterial-de-Apoyo-Escuela-Sabatica-02-2-2024.pptx.ppt
Material-de-Apoyo-Escuela-Sabatica-02-2-2024.pptx.ppt
 

Barca de santiago_24

  • 1.
  • 2. n la “Carta a Diogneto”, el autor de este texto nos indica que “los cris- tianos no se distinguen de los demás hom- bres ni por su tierra, ni por su lengua, ni por sus costumbres. En efecto, en lugar alguno establecen ciudades exclusivas suyas, ni usan lengua alguna extraña, ni viven un gé- nero de vida singular… Y siguiendo los usos de cada región en lo que se refiere al vesti- do y a la comida y a las demás cosas de la vida, se muestran viviendo un tenor de vida admirable y, por confesión de todos, extraor- dinario. Habitan en sus propias patrias, pero como extranjeros; participan en todo como los ciudadanos, pero lo soportan todo como extranjeros; toda tierra extraña les es patria, y toda patria les es extraña”. Es un hermoso ejemplo de cómo los cristianos no practican la huida del mundo, sino que se comprometen con el bienestar y la mejora de las sociedades en las que viven. Nada hay más hondamente humano que el mensaje salvífico de Jesús y si, cier- tamente, las Bienaventuranzas no consti- tuyen un código legal para establecer una ética de las relaciones sociales, el mensaje del Sermón de la Montaña es la esencia de la necesaria actuación de los cristianos en la vida pública. Todos nos acordamos de la discusión filosófica mantenida hace ya algún tiem- po entre uno de los máximos adalides del laicismo, Jürgen Habermas, y el entonces cardenal Ratzinger. Ambos debatieron sobre el modo en que una sociedad postmoderna puede sostener unos principios éticos que
  • 3. regulen las leyes y el derecho positivo, cuando estas sociedades no aceptan la existencia de la ley natural. Los cristianos estamos convenci- dos de que la referencia a la transcen- dencia, al absoluto que se hace voz de Dios en la palabra del Hijo que se en- carna, sigue siendo necesaria. Los obis- pos españoles hemos aprobado hace solo unos días una Instrucción Pasto- ral -“Iglesia, servidora de los pobres”- en la que se ilumina desde la fe la dura realidad en la que todos vivimos. A la luz del Espíritu Santo, esa fuerza divina que nos acompaña siem- pre en el discurrir de la historia de la Iglesia, los obispos ofrecen a la socie- dad la savia de la Doctrina Social de la Iglesia para renovar y regenerar la vida pública. No es una intromisión en la legítima autonomía de lo civil; es un ofrecimiento sincero de los criterios evangélicos para mitigar los desgarros de la crisis, para analizar las causas del desorden moral que anida en la corrup- ción, para animar a las familias que vi- ven con la angustia de ver a sus hijos sin trabajo y a sus mayores olvidados. La Iglesia apuesta por las personas, protagonistas de cualquier actividad política, social o económica. Situar a la persona –a cada persona- en el eje de la reflexión sobre el bienestar social es tomar conciencia de que no podemos marginar a Dios en nuestra existencia. Por otra parte, “no se puede dar culto a Dios sin velar por el hombre, su hijo”. El olvido de lo divino afecta negativa- mente a la dignidad de la persona hu- mana. ¡Cuánto hay que agradecer al ros- tro cercano de la Iglesia que se muestra en la actuación de las Cáritas diocesa- nas, interparroquiales y parroquiales, en la acogida al pobre, al desvalido, al inmigrante, al que está ayuno de con- suelo! Sí, los obispos “estamos con vo- sotros; juntos en el dolor y en la espe- ranza; juntos en el esfuerzo comunita- rio por superar esta difícil situación”. Cristo nos ha enseñado a ello con su gesto y su palabra. + Julián Barrio Barrio, Arzobispo de Santiago de Compostela
  • 4.
  • 5. a paternidad se ejerce con presencia. La ausencia del padre en el hogar pue- de traer graves consecuencias. En vez de una mayor autonomía, se consigue, al parecer, un alto grado de “infantilismo”. Los psicólogos que atienden a un paciente sin padre, no de- ben eludir el trato que esos “huérfanos” dis- pensan a las mujeres. No recuerdo en qué consistieron exac- tamente las trastadas. Pero sí que debieron darle trabajo “extra” a mi madre y disgustos adicionales. Con toda justicia, el abuelo (pa- dre de mi madre) se enfadó muchísimo con- migo. La vez que más. Cuando amainó la “tor- menta”, inicié el aprendizaje de la gran deuda que se ha adquirido con una madre. Un buen marido no se casa con una mu- jer. Sabe que su compromiso lo contrae con una reina. No es cuestión de sangre, sino de un amor que puede llegar al dolor si las cir- cunstancias se ponen muy cuesta arriba. Pero esa misma lucha les hará felices a los dos. He visto sufrir y luchar mucho más a mi padre por su esposa que por sus cosas. “Si en casa entra un pan, la mitad es para ti y la otra mitad para tu hermana”. Otra sentencia casera innegociable. Desde que he asumido labores domésticas y profesionales en mi vida, los doctorados “Honoris Causa” se quedan muy pequeños para la labor de una madre. Dicen que los ateos viven dos ausencias terribles, llenas de frío: la del Padre Bueno y la de la Madre Celestial. Santiago el Mayor, al borde de la “desesperación peninsular”, se refugió en la columna más sólida y balsámica: La Virgen María.
  • 6. urante todo el mes de mayo, los feligreses de muchas parroquias de la diócesis entonan cada tarde ese canto popular que dice “con flores a María, que Madre nuestra es” para honrar a la Virgen. Mayo es el mes en que la naturaleza se engalana de forma especial con las flores. Los cristianos dedicamos este mes a la más delicada de todas las criaturas del Señor: la Virgen María. La costumbre de dedicar el mes de Mayo a honrar a la Virgen viene de la Edad Media. Ya Alfonso X el Sabio, en una de sus “cantigas”, compara a María con este mes por la belleza y abundancia de sus frutos. Pero fue
  • 7. en las ciudades de Constanza y París donde la devoción tomó cuerpo. A raíz del Vaticano II perdió vigencia, porque la forma de celebrar el mes de mayo no siempre respondía a la sensibilidad de los creyentes. Hoy, purificada de muchas adherencias históricas, vuelve a cobrar vigor en el ámbito de la religiosidad popular. Y puede constituir un medio para conocer mejor a Santa María la Virgen, para imitar con mayor diligencia sus actitudes evangélicas, para amarla más profundamente y para seguir invocándola con afecto filial. Dice el Concilio que María “ocupa en la Iglesia, después de Cristo, el lugar más alto y más cercano a nosotros” (LG 54). Pero al presentarla cercana a Dios y poderosa intercesora nuestra, no olvidamos que es una de nuestra raza. Como humana, tuvo que recorrer el camino de la fe y afrontar con esperanza y con amor las circunstancias exigentes de una vida de discípula de Jesús. Precisamente su condición de discípula la convierte en el ejemplo más acabado de creyente que podemos encontrar. Ella escuchó y acogió con alegría la llamada de Dios, dejó que el Espíritu engendrara
  • 8. en su seno a quien es Dios y hombre verdadero, se puso en camino con presteza para servir a sus hermanos y, desde el primer instante de la vida pública de su Hijo, supo estar cercana a los problemas, como sugiere el milagro de Caná. Conoció la oscuridad de la fe y, si el camino se tornaba particularmente difícil, conservaba y meditaba en su corazón aquello que no entendía del todo. Seguramente no le resultaría fácil aceptar las palabras de Jesús, cuando ponía el Reino de Dios por encima de los vínculos de la carne y de la sangre, pero se sentía feliz sabiendo que son dichosos los que escuchan la Palabra de Dios y la cumplen. Su misión no fue nada fácil. Dicen que una de las experiencias más dolorosas de una mujer consiste en abrazar el cadáver de su hijo. María pasó por esta experiencia y, a pesar de todo, supo mantenerse “en pie” junto a la cruz de Jesucristo y darnos un testimonio formidable de esperanza y de confianza en Dios. Estas breves pinceladas nos pueden ayudar, durante el presente mes de mayo, a profundizar en nuestra devoción a la Santísima Virgen. En lugar de evadirnos mediante un sentimentalismo estéril, nos vendrá bien centrar nuestra devoción en los cuatro verbos que señala el Concilio Vaticano II: conocerla mejor, amarla más, imitarla en su condición de discípula de Jesús e invocarla en nuestras alegrías y en nuestras penas. El mes de mayo nos ofrece también una espléndida oportunidad para iniciar en la oración a los cristianos de hoy con el rezo del Santo Rosario que, en palabras de San Juan Pablo II: es un modo sencillo y eficaz de caminar desde los misterios al fondo del Misterio del Señor (cf. S. JUAN PABLO II, Carta Apostólica Rosarium Virginis Mariae). Una oración que se puede desarrollar fácilmente en el templo y en los hogares, como ha sido costumbre entre nosotros. Presentar este ejercicio piadoso con toda su hondura al pueblo cristiano y facilitar su aprendizaje a todo el que lo desee es también una excelente iniciativa evangelizadora. Andrés Fernández Farto Director del Instituto Superior Compostelano de Ciencias Religiosas
  • 9.
  • 10. esús el Hijo nos dice como a Pedro: No piensas como Dios, piensas como los hombres. En este mundo andamos: pensando como los hombres y no como el Padre miseri- cordioso. ¿Qué les voy yo a contar? Basta ver un telediario para juzgar si no esta- remos locos. Esta cultura va calando nuestro intelecto y, así, nos sentimos raros al entrar en el mundo del Espí- ritu que se basa más en ser nutridos por la experiencia de Dios que no en el consumo o la desesperanza. Los cristianos caemos a veces en acumular cursillos y procedimien- tos para nuevas sensaciones pero sa- borear a Dios requiere ir dentro y pararnos a contemplar. Ponerse en
  • 11. Espíritu pide una actitud contem- plativa que es mirar con amor y ad- miración. Parémonos, pues, a mirar un pasaje del Evangelio: Fue Jesús a Nazaret, donde se había criado, entró en la sinagoga, como era su costumbre los sábados, y se puso en pie para hacer la lectu- ra. Le entregaron el libro del profeta Isaías y desenrollándolo, encontró el pasaje donde estaba escrito: El Espíritu del Señor está sobre mí, porque él me ha ungido. Me ha enviado para anunciar el Evangelio a los pobres, para anunciar a los cautivos la libertad, y a los ciegos, la vista. Para dar libertad a los oprimidos; para anunciar el año de gracia del Señor. Y, enrollando el libro, lo devol- vió al que le ayudaba y se sentó. Toda la sinagoga tenía los ojos fijos en Él. Y Él se puso a decirles: Hoy se cum- ple esta Escritura que acabáis de oír. Lucas 4, 16-21. Los cristianos afirmamos que, a través de la historia, el Padre, el Hijo y el Espíritu se han manifesta- do como un Dios que se ocupa de nosotros con un amor infinitamente misericordioso. Toda la sinagoga tenía los ojos fijos en Él. Nosotros jamás debería- mos fijar los ojos en nada ni en nadie que no sea Jesús, portador del Espíri- tu del Señor. Es ese Espíritu de Amor el que animaba a los profetas de Israel, es de quien están llenos María, Isabel, Za- carías, el anciano Simeón y, ya como término de toda la corriente profética del Antiguo Testamento, la persona de Juan Bautista, lleno de Espíritu Santo desde antes de nacer. La Antigua Alianza se detie- ne en Juan Bautista y entonces co- mienza algo nuevo: el Espíritu viene sobre Jesús en el Jordán y, después,
  • 12.
  • 13. lo acompaña constantemente. Así, Je- sús con su misión cumple la esperan- za que recorría todo lo anterior a Él y la esperanza de todo lo posterior a Él: ¡El Resucitado reviste con el Espíritu a la Iglesia desde el día de Pentecos- tés hasta nuestro presente y hasta el fin de nuestros tiempos! El mismo Hijo es siervo sufrien- te del Espíritu. ¿Y nosotros? ¿En qué medida nos dejamos poseer del amor? ¿Qué capacidad de sufrimiento, fra- caso y fidelidad ponemos en nuestra vocación de cristianos para ser servi- dores del Espíritu? Con los ojos fijos en Jesús re- sumamos un poco lo más esencial: - Ser del Espíritu es ser una persona de Dios, pensar como Dios y no como los hombres. Para eso hay que dialo- gar con Dios, ser persona de oración, que lleva a un dejarse hacer, dejarse seducir, dejarse poseer para que Dios pueda irrumpir en la libertad humana, dejar espacio al Espíritu vivificador. Ser del Espíritu es darle prioridad a Dios que, graciosamente, gratuita- mente, se nos da en la oración. - No es del Espíritu quien es sólo de Dios sin poner ante Dios el tiempo en el que vive. Hay que escudriñar los signos de los tiempos. No encerrar- se en el santuario ni en casa, es ne- cesario comunicarse con los vecinos, actuar en los ámbitos donde vivo, a veces en situación conflictiva, con ac- titud crítica, mostrando una religiosi- dad y sociedad hipócritas: al Padre se le adora en espíritu y verdad. - No se es del Espíritu para fastidiar sino para anunciar una liberación, no es de Dios quien considere que el mundo, la Iglesia, la historia y la hu- manidad no tienen remedio. La per- sona de Espíritu considera que todo tiene remedio, trata de dar esperanza, anuncia la salvación: quien vive en Él es capaz de ofrecer alternativas porque Dios las ofrece, es capaz de animar a personas y a comunidades enteras ha- cia un tiempo y situaciones distintos pues ese horizonte alternativo es obra del Señor. Esto es verdad para todo ser humano, todo ser humano ha sido y es amado, salvado, por Dios, como era verdad para el pueblo de Israel que fue elegido como pueblo de la prome- sa y de la alianza con Él, como ha sido verdad para los mediadores de Israel, elegidos por el mismo Dios para guiar y conducir al pueblo; es verdad de un modo único y particular para Jesús que es quien consuma la Alianza y es verdad, después de Cristo y en Cristo, para todos los apóstoles y para todos los que somos la Iglesia. ¡Feliz Pente- costés! Olga López Míguez Profesora y Teológa laica
  • 14. a lo que la melenuda bajita respondía “Y yo tu hija… y nos graduamos el mismo día!!!” Efectivamente: creo que los galones, otor- gados desde fuera o auto impuestos, no nos dan automáticamente la razón, y que respetar al otro nos permite ponernos en su lugar y poder superar las discrepancias más fácilmente. Vale para los hijos…pero no solo. Sorprende lo que puede ayudar ese ejercicio de ponerse en los zapatos de aquel a quien tenemos delante, lo reco- miendo vivamente! (a mis hijos, también casi cada día). Y tal vez por deformación profesio- nal, puede ser, en la maleta para la vida de mis pequeños me gustaría que no faltase nunca la curiosidad… entendida como el interés por lo que ocurre alrededor, em- pezando por las personas, claro. “Que lo injusto no me sea indiferente”… decía la canción, ¿verdad? Pues eso: que se man- tenga vivo ese gusanillo para que lo que le pase a los otrosno nos sea completamente ajeno, rebelión frente a la anestesia! No tengo muy claro si este tipo de herencia es de las que hay que ratificar ante notario, creo que no…Yo por el mo- mento he empezado a sembrar para que sea lo más abundante posible. Patricia Iglesias Periodista ablar de lo que nos gustaría dejar a nuestros retoños se antoja pre- maturo si pensamos en un legado material y si (como es mi caso) una se ve como una madre joven, qué digo, muy joven! Pero, ahora ya en serio, si la reflexión es sobre lo importante…sobre los valores que a una le gustaría que quedasen en su descenden- cia como una batería que nunca sellegase a descargar, entonces os diría que no hay tiempo que perder para empezar a llenarla. Desde antes de que naciesen, yo ya sen- tía por mis hijos un amor incondicional que intento transmitirles en todo momen- to. Parece lógico: cualquier padre o madre ama a sus hijos, ¿no? Pero no me refiero a la formulación en abstracto del afecto…ha- blo de querer a los hijos a pesar de todo, en la salud y la enfermedad, en los buenos y los malos momentos, que se diría en otras circunstancias. Incondicionalmente, aun- que cueste entenderlos: también con sus berrinches y con sus defectos, el paquete completo. Creo firmemente que sentirnos amados así nos ayuda a ser mejores per- sonas. Respeto es otro componente funda- mental de esa “herencia” que estoy inten- tando sembrar en mis hijos: me viene a la cabeza un cómic de Mafalda en el que la madre intentaba zanjar una discusión con un contundente “porque soy tu madre!!!”…
  • 15. a educación: un problema y una necesidad La educación es, sin duda, uno de los temas más candentes en nuestra sociedad. Son muchas las críticas que recibe y también los retos que conti- nuamente se le presentan. Todos están de acuerdo al afir- mar que de una educación de calidad dependen muchas cosas para el futuro de la infancia, la juventud y la misma sociedad. La Iglesia al servicio de la educación La Iglesia, siempre preocupada por la educación de la infancia y juven- tud, se hace presente en el campo edu- cativo con una actitud de servicio y con el deseo de que progresen por el camino del bien y proponerles auténticos valo- res morales, sabiendo que les ayudarán
  • 16. Importancia de la enseñanza religiosa escolar Una educación de calidad, que pretende una formación integral de la persona, no puede limitarse a la trans- misión de saberes científico-técnicos, sino que ha de procurar también cul- tivar todas las dimensiones de la per- sona, entre ellas la religiosa como ele- mento necesario e imprescindible de la transmisión de la cultura y la educación en valores. a desarrollar armónicamente todas sus cualidades físicas, intelectuales y así prepararse para una participación pa- cífica y responsable en la vida social, a elegir en libertad y responsablemen- te entre las distintas ofertas de vida y abrirse a su dimensión transcendente y espiritual. Este servicio, la Iglesia lo lleva a cabo a través de múltiples medios e ins- tituciones. Destacan la familia, la cate- quesis en las parroquias y la enseñanza religiosa en los centros educativos.
  • 17. Presencia de la Enseñanza Religiosa La presencia de la religión en el marco escolar ha pasado, y está a pa- sar, por momentos difíciles, confusos y contradictorios. Por una parte, se pro- mulgan leyes y decretos que tratan de regularla pero por la otra se ven grandes discrepancias con respecto a su presen- cia. Vivimos en una sociedad donde lo religioso es, muchas veces, ignorado, marginado y hasta atacado. Y todo esto repercute en la educación. Conviene comenzar diciendo que esa presencia no se debe a la concesión de un Estado o Gobierno según su ideo- logía o una imposición de la Iglesia. El Estado Español no es confe- sional pero tampoco laicista. Es acon- fesional. No profesa ninguna religión pero debe respetar las distintas mani- festaciones religiosas presentes en la sociedad. El Estado es religiosamente neutral pero debe garantizar el libre de- sarrollo de las creencias de las perso- nas y los grupos. Este respeto debe expresarse en la libertad religiosa de los padres respecto a la enseñanza re- ligiosa. Por parte de la Iglesia, la presen- cia de la religión en el mundo escolar no es una imposición. Es solo un servi- cio pastoral que presta a la petición de los padres. Son muchas, y muy poderosas, las razones que avalan la presencia de la religión en el sistema educativo. A).- El derecho de los padres • Declaración Universal de Derechos Humanos: “Los padres tendrán el dere- cho preferente de escoger el tipo de edu- cación que habrá de darse a sus hijos” (art. 26,3). Este derecho universal aparece reconocido en múltiples documentos legislativos de la mayoría de los países europeos. • Constitución Española: “Los pode- res públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convic- ciones” (art. 27,3). • Acuerdos Estado Español - Santa Sede: “Los planes educativos incluirán la enseñanza de la religión católica en todos los centros de educación, en con- diciones equiparables a las demás dis- ciplinas fundamentales” (art. III). Todas las administraciones edu- cativas, en los países democráticos, deben respetar y cumplir estas normas en todas las legislaciones. Los centros educativos han de facilitar a los padres poder ejercer su responsabilidad de for- ma clara y con plena libertad. B).- La finalidad de la educación La enseñanza religiosa puede plantearse como una exigencia de la finalidad de una educación de calidad.
  • 18. Contribuye a que la educación cumpla mejor sus propios fines. El olvido y la ignorancia de la re- ligión tienen graves consecuencias para la cultura en general y la memoria colec- tiva. Nuestra cultura incluye el “hecho religioso” e ignorarlo es analfabetismo. Los profesores de Filosofía, Historia del Arte o Literatura comprueban cada día que la falta de cultura religiosa de los alumnos es un obstáculo para expli- car aspectos fundamentales de sus ma- terias. Es importante tener referencias bíblicas, de la historia del cristianismo y del culto, que permitan identificar y comprender los símbolos, las imáge- nes, la arquitectura y el pensamiento cristiana que han dejado huellas inne- gables en nuestra cultura. La cuestión religiosa debe impor- tarnos a todos y aceptar que es posible enseñar religión desde la laicidad tra- tando de informar de lo que ha signi- ficado y sigue significando la religión en el mundo. No parece adecuado, aún desde el punto de vista cultural, dejar a los alumnos sin un conocimiento de las diversas tradiciones religiosas presen- tes en la sociedad. Finalidad de la Enseñanza Religiosa escolar La finalidad de la Enseñanza Re- ligiosa no es impartir una catequesis ni proporcionar una mera cultura religio- sa. Su objetivo fundamental es insertar en medio de la cultura y formación que reciben los alumnos, la savia nueva del Evangelio. En concreto pretende: • Promover el desarrollo de todas las dimensiones y capacidades de la perso- na (intelectuales, técnicas y también re- ligiosas) para conseguir una educación integral. • Conocer el sentido religioso de nues- tra cultura, sustentada y conforma- da por creencias, costumbres, fiestas, ritos y modos de vida que no pueden comprenderse plenamente sin tener en cuenta la savia del cristianismo. • Proporcionar criterios, valores y acti- tudes, desde la perspectiva del evange- lio, que configuren su personalidad y le posibiliten su inserción en la sociedad. • Presentar el mensaje y el aconteci- miento cristiano que haga posible la síntesis entre la fe y la cultura, a fin de
  • 19. procurar que una visión cristiana del hombre, de la historia y del mundo, y abrirle desde ella a los problemas del sentido último de la vida. • Capacitar para el diálogo respetuoso y constructivo con otras cosmovisiones culturales y tradiciones religiosas. Derechos de la Enseñanza Religiosa escolar A la Enseñanza Religiosa, como una materia escolar, se le han de reco- nocer unos derechos: • Estar plenamente integrada en el sis- tema educativo como materia equipara- ble a las fundamentales. • Tener una valoración académica ple- na como las otras materias. • Que optar por la Enseñanza Religio- sa no suponga discriminación para los alumnos. • Evitar cualquier enseñanza que vaya en contra de las opciones religiosas de los padres. • Respetar la presencia de los signos o símbolos religiosos. El profesorado de Enseñanza Religiosa Esta materia escolar es impartida por profesores/as especiales designa- dos por el Obispo y contratados por la administración educativa. Con su pro- fesionalidad y su testimonio cristiano ayudan a los alumnos en su crecimien- to humano y religioso. Estos profeso- res forman parte del claustro a todos los efectos. Conclusión La educación es un objetivo que ha de conseguirse con el esfuerzo y co- laboración de todos, Hemos de estar convencidos de que el futuro de nues- tra sociedad está en la educación que demos a la infancia y juventud de hoy. Luis Otero Outes Vicario de Enseñanza
  • 20.
  • 21. reve historia de la comunidad La primera presencia mercedaria en Santiago se produ- ce con la fundación del monasterio de Conxo en el siglo XVI que tiene por titular a Nuestra Señora de la Merced. Sin embargo, la llegada a la ciudad de monjas Mercedarias Des- calzas es del todo ajena a la presen- cia de los Padres Mercedarios. La iniciativa se debe al arzobispo D. Andrés Girón que tuvo ocasión de conocerlas y tratarlas de cerca en la ciudad de Toro, de la que proce- día. Fue Arzobispo de nuestra Ar- chidiócesis durante los años 1669 a 1680. El 4 de marzo de 1671 le fue concedido a D. Andrés Girón la fun- dación de una Comunidad Merce- daria Descalza por parte de los Su- periores Mercedarios. Las primeras Monjas Mercedarias fundadoras provenían del Convento de Toro, el cual ya contaba con número de monjas suficientes para poder lle- varla a cabo. En concreto llegaron a Compostela de tierras castellanas 5 monjas, al frente de las cuales esta- ba la Madre Comendadora la Vene- rable Mariana del Niño Jesús. No será hasta el 15 de abril de 1673
  • 22. tanto en lo espiritual como en lo ma- terial, con cuya experiencia crece con- tinuamente nuestra confianza en Él. La Orden de la Merced Descalza Las Mercedarias Descalzas son una Orden de vida contemplativa que tuvo su origen en el siglo de oro de las Reformas de las comunidades re- ligiosas en España. En la Orden de la Merced, fundada por San Pedro No- lasco, destacó la figura de Fray Juan Bautista del Santísimo Sacramento, reformador y fundador de la Des- calcez Mercedaria. De la mano de la Descalcez Mercedaria de los frailes, numerosas mujeres habían solicitado vivir este mismo espíritu de vida cen- trada en Dios, con mayor pobreza y penitencia. que se coloque la primera piedra del Monasterio actual. Hasta el momen- to de terminación de las obras la Co- munidad residió en el antiguo edi- ficio del Colegio del Salvador, cuya propiedad detentaba entonces el Ca- bildo catedralicio. Cuando muere el fundador, el 7 de agosto de 1680, las obras no se habían aún terminado. En el año 1689 se concluyó la igle- sia, y en el 1720 remataron definiti- vamente las obras del Monasterio de la Encarnación. A lo largo de estos más de 300 años han venido sirviendo a la ciudad de Compostela y al mundo como hijas fieles de San Pedro Nolasco y de Ma- ría de la Merced. Asimismo han ido palpando la misteriosa y admirable Providencia de nuestro Padre Dios,
  • 23. Entre ellas destaca la Beata Ma- riana de Jesús que nació en Madrid el 17 de enero de 1565. Hija espiritual de Fray Juan Bautista del Santísimo Sacramento que fue quien iluminó sus pasos y la condujo por los senderos de la perfección. Desde 1598 hasta su muerte en el año 1624 fue su director espiritual. El 18 de enero de 1783, el papa Pío VI beatificó solemnemente a Mariana de Jesús en la basílica Va- ticana. El 11 de noviembre de 2013 se clausuró el proceso diocesano de canonización en la iglesia de las Mer- cedarias del convento de Alarcón de Madrid, donde reposa el cuerpo inco- rrupto de la Beata Mariana de Jesús, copatrona de Madrid. Siguiendo las directrices del Concilio de Trento, aquel primer gru-
  • 24.
  • 25.
  • 26. La vida mercedaria descalza Urgidas por el grito de Cristo en la Cruz (“Tengo sed”) y su ardien- te plegaria de que todos sean uno, se consagran a Dios en una existencia contemplativa y comunitaria para que el Espíritu las recree a imagen y seme- janza de la humanidad de Cristo y las convierta en presencia orante, ecle- sial, que testimonie el gozo de la vida en Cristo, como el don incomparable mediante el cual Dios quiere enrique- cer y colmar de bien a la criatura. No se entienden a sí mismas sin la ma- ternidad de la Iglesia, en la que por el don del Espíritu se acercan a Jesu- cristo, aprenden a vivir en obediencia al designio de Dios y sienten la llama- da a ser presencia de Cristo en el gozo de la unidad y de la comunión. Las monjas Mercedarias Des- calzas se rigen por la Regla de San Agustín y por Constituciones propias que recogen el espíritu de la Reforma centrado en la vida sencilla toda para Dios, en la oración continua, la fra- ternidad gozosa… todo ello orientado a la finalidad redentora de la libera- ción de la esclavitud del pecado al que tantos hombres se encuentran some- tidos. Llamadas por Dios, a ejemplo de María, las monjas Mercedarias po de mujeres de la mano de la Des- calcez Mercedaria, se constituyeron en comunidad religiosa de clausura. La primera comunidad de Monjas Mercedarias Descalzas fue la de Lora del Río, fundada el 8 de junio de 1617. A éste les siguieron diversas funda- ciones que llegaron a extenderse por los territorios americanos del Imperio Español y por Italia. Las fuerzas an- ticlericales suprimieron varios de los monasterios, quedando en la actuali- dad cinco en España y uno en la In- dia, fundado en 1997.
  • 27. Descalzas están constantemente pos- tradas a los pies de Jesús escuchando su palabra (cf. Lc 10, 39), al tiempo que captan las necesidades ajenas y las hacen propias. Nuestra forma de vida contemplativa intenta poner de manifiesto que el fundamento de todo está en Cristo y que merece la pena centrar la vida en Él. No es una huida del mundo; tratamos de hacer nues- tras las alegrías y las esperanzas, las tristezas y las angustias, las carencias y urgencias de nuestro tiempo. Para vivir su carisma, las Merceda- rias Descalzas: 1. Emiten votos solemnes de Castidad, Pobreza, Obediencia y Clausura, asociándose, de este modo, al compromiso Redentor de la Orden a favor de nuestros hermanos cautivos y esclavos de hoy. La clausura es un modo particular de estar con el Señor, de entrega amorosa al único Absoluto y a lo único necesario.En el reducido espacio de la clausura, el silencio no es ausencia de palabras como si nada tuviéramos que comunicar; es un si- lencio orante que acoge la Palabra, que busca la verdad más profunda de sí misma y se da feliz a los demás para compartir con amor entrañable lo me- jor de sí.
  • 28.
  • 29. 2. Impulsan la “Obra Reden- tora de la Orden”: a) mediante una vida común y claus- tral, de oración, trabajo y alegre sa- crificio. La fraternidad es el ámbito privilegiado en que vivimos el segui- miento de Jesús, donde descubrimos que el camino del Evangelio, vivido en radical desprendimiento, se convier- te gratuita y misteriosamente en vida compartida. b) Celebrando diaria y gozosamen- te la Liturgia, la Eucaristía y Oficio Divino, unidas de esta forma a Cris- to Redentor, participan de su gloria. La oración es el corazón de nuestra vida, su respiración, su ritmo, nues- tro oficio en cierta manera. Cada día, nuestra oración hace memoria y cele- bra la acción de Dios en favor de los hombres. c) Practicando abnegadamente la ca- ridad en soledad y silencio, acogen en su corazón, los gritos dolorosos de sus hermanos, los hombres, por cual- quier injusta situación en que se en- cuentren. d) Imitando a María, la Madre de Je- sús, inspiradora de la gran obra de
  • 30.
  • 31.
  • 32.
  • 33. caridad llevada a cabo por nuestra Or- den a través de los siglos.María se nos propone como modelo para todo cuan- to es esencial en el ser y actuar de la Orden: la oración y la contemplación, la fraternidad y el servicio en medio del pueblo. María adquirió la capaci- dad contemplativa porque se convirtió en morada de la Trinidad. La presen- cia de esta Mujer contemplativa nos hace sentir a Dios más cercano. Ella envuelve y transfigura nuestra exis- tencia, conforme a las cualidades del Amor: pureza de corazón y adhesión total a Dios. Nuestros trabajos El trabajo y la actividad después de la oración ocupan un lugar impor- tante en nuestra vida como Merceda- rias. Nuestro trabajo manual remune- rado como una fuente de ingresos y como signo de pobreza, de ganarnos el pan con él, lo constituyen princi- palmente: el lavado y planchado de ornamentos litúrgicos, la confección de mantelerías para particulares, los bordados, la venta de productos de la huerta monástica, etc. Comunidad de las Madres Mercedarias Santiago de Compostela
  • 34.
  • 35.
  • 36. a persecución religiosa con- tra los cristianos es un hecho que está ocurriendo hoy. A muchos esta afirmación nos suena raro, pues pensamos que se trata de algo más bien de la época de los romanos. Sin embargo, actualmente muchos her- manos nuestros sufren la amenaza, la marginación e incluso la muerte por el único delito de seguir a Cris- to. Ayuda a la Iglesia Necesitada es una fundación de la Santa Sede que trabaja en apoyo a la pastoral de la Iglesia en países pobres o de perse- cución. Su objetivo junto con la cari- dad es que la realidad desconocida de la persecución no caiga en el olvido. AIN es testigo del gran testimonio de los cristianos perseguidos que no re- nuncia a su fe y perdonan, un testi- monio que da esperanza dentro de un mundo vacío de valores y arrastrado por el odio. Según el Informe Libertad Re- ligiosa 2014, publicado por Ayuda a la Iglesia Necesitada, 200 millones de cristianos en todo el mundo son perseguidos por su fe. La libertad religiosa, un Derecho Fundamental
  • 37. recogido en el artículo 18 de la De- claración Universal de los Derechos Humanos, es cada vez más pisotea- da. Como recoge el informe citado, en uno de cada 3 países del mundo no se respeta dicho derecho, es más, se producen ataques habituales con- tra miembros de minorías religiosas por su fe, y de ellos el 75% de las ve- ces es contra cristianos. Resulta que la religión que más seguidores tiene en el mundo es precisamente la más perseguida. Los cristianos de Irak conocen en primera persona esta realidad. En poco más de 10 años, han pasado de ser 1,6 millones a apenas 300.000, mermados por los atentados de los terroristas islámicos, la guerra y la
  • 38. huída de miles de familias en bus- ca de paz. Desde el pasado verano la situación es aún peor. El Patriarca Católico de los Caldeos, Luis Rafael Sako I, ha pedido a organizaciones eclesiales como Ayuda a la Iglesia Necesitada ayuda para 120.000 cris- tianos refugiados que han escapado de las garras del Estado Islámico en Mosul y la Llanura de Nínive. “Los cristianos en Irak tendremos un futu- ro si la comunidad internacional nos ayuda inmediatamente. No lo olvi- déis”, ha dicho Mons. Sako. AIN ha puesto en marcha la mayor campaña de su historia, recaudando 1,5 millo- nes de euros para bienes de primera necesidad, alojamientos, educación, ayuda a la formación de seminaris- tas, y sostenimiento de religiosas y sacerdotes. Los cristianos huidos del Esta- do Islámico Entre los muchos testimonios de do- lor y fe de los refugiados cristianos está el de la familia Jadar. Vivían en el pueblo cristiano de Qaraqosh, el que era el pueblo cristiano más gran- de de Irak con 50.000 habitantes. Cuando los terroristas invadieron esta localidad, los cuatro hijos mayo- res huyeron con otros familiares para que huyeran. Pero los padres se que- daron en casa junto con la hija peque- ña, Cristina, de solo 3 años. Cuando llegaron los yihadistas, el jefe del grupo señaló con el dedo a la niña y en seguida se la arrebataron de las manos a la madre. A los padres los abandonaron a su suerte en mitad del desierto. Los Jadar consiguieron re- unirse con el resto de sus hijos en un centro de refugiados en Ankawa, en el Kurdistán iraquí, pero llevan 9 me- ses sin saber de Cristina. La señora Jadar cuenta este drama con entere- za, asegura que no está enfadada con Dios por no estar con su hija, todo lo contrario, que cada día reza por ella y espera poder verla. Impresiona la fe de estos cristianos, que a pesar de
  • 39. haberlo perdido todo, aseguran que sienten que Dios está cerca de ellos. El éxodo cristiano en Siria Similar al caso de Irak es el de los cristianos en Siria que continúan sufriendo la guerra civil que desangra el país, un grave conflicto que lleva 4 años activo y se ha llevado la vida de unas 200.000 personas. Antes de la guerra, los cristianos sirios vivían en libertad y no había miedo de ser asesinados por el hecho de ir a misa o llevar una cruz en el cuello. Re- presentaban el 10% de la población, unos dos millones de personas, una de las mayores minorías del país. En la actualidad, es difícil sa- ber cuántos cristianos quedan en Si- ria, se calcula que tres cuartas partes han huido del país hacia el Líbano, Jordania o Turquía. Aún quedan co- munidades cristianas, pero se han convertido en el objetivo de radica- les musulmanes. El Estado Islámico, que comenzó sus matanzas en Siria, ha secuestrado el pasado 23 de febre- ro a más de 200 cristianos asirios al este del país, en su avance sobre el valle del río Jabur, donde había una veintena de aldeas cristianas. Ayuda a la Iglesia Necesitada también apoya a los cristianos de Si- ria, desde el comienzo de la guerra ci- vil. Actualmente ha lanzado una nue- va campaña de ayuda a refugiados sirios cristianos por un valor total de 2,3 millones de euros. La emergen- cia va destinada además a sostener a los sacerdotes y las comunidades que aun resisten en las ciudades de Homs, Alepo y Damasco. La Iglesia de Irak y Siria tienen puestas sus es- peranzas en Cristo y en el apoyo de sus hermanos cristianos del resto del mundo. Nosotros podemos ser su es- peranza. Carlos Carazo Ayuda a la Iglesia Necesitada
  • 40. ómo nace AYUDA A LA IGLESIA NECESITADA? J. M. R.: Nace en 1947 bajo una inspiración del sacerdote premostratense holandés, el Padre Werenfried van Straaten. Quiso organizar la ayuda a más de 10 millones de refugiados alemanes, al término de la Segunda Guerra Mundial. Éstos vagaban por diferentes países de Europa Oriental y necesitaban alimentos, atención material y espiritual. Así se constituyó el denominado “ejército de sacerdotes de la mochila”, para atender sacramentalmente a los refugiados. Fue tanto el éxito de aquella campaña, que Pío XII animóal padre Werenfrieda constituir una organización de mayor entidad, capaz de atender a los cristianos necesitados de cualquier continente. Los siguientes papas se reafirmaron en la petición: África,
  • 41. Asia, Oriente Medio, América… hasta hoy, fecha en la que ayudamos a 140 países. ¿Cuáles son los países que más de- mandan ayuda? J. M. R.: Muchísimos. En los países con alto grado de pobreza y mise- ria, La Iglesia también es muy pobre y carente de lo más básico. Pero no podemos olvidar las regiones de la tierra que sufren conflictos bélicos, con los correspondientes dramas de refugiados, situaciones de terroris- mo y persecuciones específicamente a los cristianos. Siria, por ejemplo, lleva en guerra más de cuatro años. A Irak lo encontramos en guerra casi permanente desde hace un año. Nige- ria posee un grupo terrorista que está socavando los cimientos de la socie- dad y persiguiendo, en concreto, a los cristianos. En República Centro- africana, Mali o Sudán, se suceden las situaciones de conflicto…Estos factores hacen que les dediquemos atención de manera especial. ¿En qué consiste la asistencia que presta Ayuda a la Iglesia Necesitada? J. M. R.: Nuestra cooperación fun- damental es pastoral. De evangeliza- ción. Se concreta en construir capi- llas, construir y reconstruir iglesias, reformas de templos, sostenimiento de sacerdotes (colaborando con esti- pendios de Misas o en su formación). Ayudamos a uno de cada diez semi- naristas en el mundo, becándole en sus países de origen; también a las religiosas de clausura y a las de vida activa; en la adquisición de material catequético; colaboramos con medios de comunicación católicos; adquiri- mos medios de locomoción, para que todos estos evangelizadores (tanto laicos como religiosos) puedan llevar
  • 42. a cabo su tarea. En situaciones excep- cionales, como alguna gran catástrofe natural o conflictos bélicos con refu- giados, enviamos ayuda para la super- vivencia de los cristianos (alimentos, agua potable, ropa, etc.). Sin estos au- xilios, los cristianos desaparecerían. ¿Qué mecanismo sigue una peti- ción de ayuda? J. M. R.: Cualquier persona, tanto lai- ca como religiosa, solicita una ayuda para un proyecto pastoral, con el visa- do y la autorización de su obispo; esto se remite a nuestra casa central, situa- da en Alemania. Allí, nuestros exper- tos lo analizan y se buscan cofinancia- ción por parte de otras organizaciones (lo cual es muy importante, sobre todo para los más costosos). Cuando son aprobados, estos proyectos que- dan en una “bolsa”, de tal modo que, cualquiera de las 20 oficinas de Ayuda a la Iglesia Necesitada en el mundo puede asumir uno y darlo a conocer entre nuestros benefactores. Los do- nativos se remiten a la sede Alemana y desde allí se distribuyen a través de cada obispo local, para hacer efectiva la asistencia.
  • 43. En occidente, ¿estamos suficiente- mente concienciados? J. M. R.: Desde luego, estamos mu- cho más sensibilizados con la idea de que hay cristianos que lo están pasando muy mal, ofreciendo sus vi- das, perseguidos, discriminados, etc. En muchas personas falta el siguiente paso: comprometerse. Esto es lo más importante en una organización como la nuestra. El compromiso pasa, pri- meramente, por la oración. Rezar por nuestros hermanos nos parece fun- damental. Con constancia. Ellos, que creen profundamente en la oración, nos lo piden siempre. En las parro- quias y donde cada uno desarrolle su vida. Luego viene el siguiente paso: concretar las ayudas. Bastante gente se conmueve y colabora con nosotros y con otras instituciones como ésta. Pero aún queda mucho por hacer. Los problemas que atienden, no parecen solucionables en breve… J. M. R.: Ojalá lo fuesen. Pero detec- tamos que, en los últimos ocho o diez años, la situación empeora, en vez de mejorar. Las situaciones actuales de conflicto y terrorismo no hacen pen- sar que las dificultades vayan a termi- narse pronto. ¿Cómo colaborar con los cristianos que más padecen? J. M. R.: En la página web de Ayuda a la Iglesia Necesitada (www.ain-es. org), tenemos toda la información y la manera de colaborar. También, con- tactando vía telefónica en el 91 725 92 12. Admitimos voluntarios, que nos puedan ayudar en cualquier parte de España. En tareas de promoción, administrativas, etc. Nuestro primer e imprescindible objetivo es darnos a conocer. ¿Para cuándo una delegación en Galicia? J. M. R.: Nos encantaría. Además, buena parte de mi familia es gallega, de A Coruña. Nos parece importan- te que en Galicia esté presente nues- tra institución. Para eso necesitamos alguna persona o personas compro- metidas, capaces de dar su tiempo y dispuestas a trabajar con amor por este carisma de servicio a la Iglesia y a sus hijos más necesitados y más perseguidos. Dios quiera que pronto sea posible.
  • 44. atequesis parroquial De las veintiuna catequis- tas que hay, cinco imparten además la preparación para la confirmación y otras cinco para la preparación de la 1ª Comunión. El Nº de niños en la cate- quesis dominical es de cien. Hay reuniones entre ellas para planificar el curso catequético y tam- bién asisten a cursos de formación pro- gramados por la Diócesis. También hay reuniones con los padres de todos los grupos que con- forman la catequesis para mejorar la marcha del curso. Todos los años en el mes de mayo, Boiro participa en la Fiesta del Catecismo, en La Curota, para clausurar el curso catequético. Desde hace tres años, también participa en el Encuentro Diocesano de Niños, (uno de mayo) en Santiago, or-
  • 45. ganizado por la Diócesis, así como en la Fiesta de la Sagrada Familia (último domingo de diciembre), con el Arzobis- po D. Julián Barrio. Confirmación Durante este curso se han lleva- do a cabo tres encuentros con los jóve- nes que recibirán el sacramento de la Confirmación. Las parroquias que han participado han sido: Aguiño, Boiro, Carreira, Santa Mª A Antigua (Pobra do Caramiñal), Santiago do Deán (Pobra do Caramiñal) y Ribeira; habiendo una media de ochenta jóvenes en las tres convivencias. Cabe destacar que estas jornadas fueron programadas junto con el delegado Diocesano de Juventud: D. Javier García, para todo el arciprestaz- go de Postmarcos de Abaixo. También los confirmandos asis- ten a la Vigilia de la Inmaculada, organi- zada por la Delegación de la Juventud. Cáritas El grupo de Caritas Parroquial de Boiro está compuesto por dieciséis miembros: el consiliario, la directora, la secretaria y trece voluntarios más. El Nº de socios es de 160 y la aportación recaudada el año pasado ha sido de 1660,00 €. Los primeros domingos de mes se lleva a cabo la colecta y recogida de alimentos que aporta la comunidad pa- rroquial para Caritas. Los lunes y viernes se procede al reparto de alimentos; y los miércoles, mientras unos entregan ropa, otros in- forman a los nuevos usuarios de la do- cumentación que deben de aportar para ser beneficiarios. También los miércoles se lleva a cabo la atención y escucha a usuarios, donde de forma individual y privada,
  • 46. los beneficiarios informa al respecto de su situación actual. Caritas, tratará de resolver o ayudar en la medida de sus posibilidades al beneficiario; una vez tratado con el resto del equipo en una reunión que se viene teniendo todos los segundos martes de mes. Hay que añadir que el Ayunta- miento de Boiro ayuda a sufragar el pago del alquiler del local, y el Banco de Alimentos de Santiago de Compos- tela que colabora en el suministro de víveres. Centro de día Todos los últimos miércoles de cada mes, el párroco tiene un encuen- tro con las personas mayores en el cen- tro de día de Boiro. Se está intentando que los familiares de los usuarios tam- bién asistan a estos encuentros con él -sobre todo con los más ancianos y/o enfermos-, para apoyarlos y ayudarlos. Cofradía Boiro cuenta con la cofradía “El Cristo de la Misericordia”. Sus inte- grantes, además de participar en la Se- mana Santa de la parroquia, colaboran con otros feligreses en la confección de una alfombra floral en honor al San- tísimo (siempre el último domingo de junio)”. Revista A nivel de Arciprestazgo, Boiro colabora en la elaboración de la revista Áncora, gracias al esfuerzo del párroco de Aguiño: D. David Mohedano. Consejo parroquial Boiro ha formado un Consejo Pa- rroquial, que a lo largo del año se reúne para tratar qué es lo que más o mejor conviene en temas como pueden ser la preparación de la Semana Santa, la Fiesta del Santísimo, Primeras Comu- niones, Fiestas Patronales u otros te- mas que merezcan ser tratados.
  • 47. Coro parroquial Desde mediados de diciembre del año 2012 se viene formando un coro parroquial. Gracias a esta inicia- tiva por parte del párroco, las celebra- ciones cobran otro sentido, resultando más vivas. Renovación carismática También cuenta con un grupo de renovación carismática, en la que todos los primeros viernes de cada mes, des- pués de orar, tiene lugar la Adoración- Contemplación al Santísimo. Sínodo Boiro también se ha unido a la invitación del Arzobispo D. Julián Ba- rrio para formar un grupo sinodal con el fin de mejorar la Diócesis. Otros Existe un grupo para la limpieza de los baños. Se abren todos los días, y en determinadas fechas, como puede ser Fieles Difuntos están más tiempo abiertos para que la gente pueda acce- der a la recogida de agua. También hay un pequeño grupo para la colocación de las flores, ador- no de la iglesia, limpieza de manteles y vestiduras del párroco. Despedida con los veraneantes Tanto el último sábado de julio como el de agosto, los feligreses que así lo desean, colaboran con el párro- co aportando lo que cada uno quiera, para despedir -tras una celebración eu- carística solemne- con una merienda a los veraneantes, dialogar con ellos y de- searles un feliz retorno a sus hogares, agradeciéndoles el haber compartido la Fe y la colaboración en la liturgia en el tiempo de descanso. Rogelio Freijo Canosa Párroco de Boiro
  • 48.
  • 49. egundo a tradición, Santiago Apóstolo, morto a mans de Herodes Agripa I en Palestina, veu dar a Santiago, traído desde Iafa por Atanasio e Teodoro, seus discípulos. O Bispo Teodomiro recoñeceu a tum- ba, e o rei Alfonso II de León acudiu a Santiago de Compostela en peregri- nación coa súa familia e deu a noti- cia a toda a cristiandade. Construíu a igrexa chamada de Alfonso II e mais adiante produciuse o traslado da Sé episcopal a Santiago. A aparición do Apóstolo, sen embargo, alude mais ben á Batalla de Clavixo, na Rioxa, librada no sécu- lo IX, entre Ramiro I de Asturias e Abderramán III, e en xeral á pro- tección do Apóstolo Santiago a Galicia e mais ó resto de España. No ano 1691 o Bispo de Calaho- rra dirixiu unha carta ó Cabido Compostelán, suxeríndolle que se lle pedira ó Papa o oficio da Litur- xia das Horas para esa festa, que o enviará Benedicto XIV en 1750. Pedía tamén o Bispo de Calahorra que se restaurara a ermida conme- morativa da vitoria dos cristiáns, interpretada como unha vitoria do Apóstolo, que estivo ó carón dos seus fieis, ata o punto de ve-los cristiáns que loitaba con eles.
  • 50. aría, carta escrita de puño y letra por el Dios vivo. La Constitu- ción Dogmática so- bre la Iglesia, Lumen Gentium, habla de María con dos ca- tegorías teológicas: Madre de Cristo y Figura de la Iglesia. Siguiendo las líneas de renovación ma- riológica, trazadas por el concilio Vaticano II, el autor nos muestra un camino de escucha y de obediencia a la Palabra, tras las huellas de María, Madre del Señor. María espejo de la Iglesia, consta de tres par- tes, que coinciden con los tres momentos constitu- tivos del misterio cristiano. María está presente en la Encarnación, Maria está presente en el Misterio Pascual, Maria esta presente en Pentecostés. María esta presente en la Encarnación, cuan- do se constituye la persona misma del Redentor; donde Dios se une al hombre. También esta pre- sente en el Misterio Pascual, junto a la cruz de Je- sús, cuando se realiza el misterio de la redención. Y finalmente también esta presente en Pentecostés, junto con la primera comunidad cristiana reunida en oración en el cenáculo, cuando se derramo el Es- píritu Santo sobre la Iglesia. María es espejo de la Iglesia en un doble sentido, es reflejo de la luz que ella misma recibe y en ella la Iglesia puede y debe reflejarse, y mirarse. Inicien la lectura de esta palabra de Dios que es María con esperanza, y con esta oración: que Dios se digne desvelarnos “ lo que el Espíritu dice hoy a las Iglesias” por medio de la Virgen María, Madre de Dios.
  • 51. l igual que hoy en día nos parece inaudi- to que haya existi- do una época don- de se consideraba “normal” la escla- vitud; de la misma manera que actual- mente rechazaría- mos unánimemen- te que una mujer no tuviese los mis- mos derechos que un hombre; o así como ahora acusa- ríamos de “moral- mente reprobable” el que una persona de color no fuese tra- tado igual que un hombre de raza blanca, estoy convencido de que llegará un día en que el mundo entero tildará de “abomina- ble” a una sociedad que, con el aplauso borreguil de unos y el silencio cómplice de otros, permite matar a niños en los sa- grados vientres de sus madres. Que la sociedad actual está mortal- mente enferma es evidente. Uno de los síntomas más claros es la, cada vez más extendida, legislación a favor del aborto, considerándolo no como lo que es: un cri- men atroz, sino (¡¡inaudito y monstruo- so!!) como un derecho de la mujer. Cuan- do el infanticidio no solo no es condenable sino que, con el beneplácito de la mayoría, se convierte en un “logro legítimo de la madre”, es que esta humanidad ha llegado a su fin. Sólo restan algunos movimientos pro vidas que valientemente luchan con- tra el mayor genocidio de la histo- ria. Y… Algunos gritos solitarios. “Bella” es uno de esos gemidos. Uno de esos clamores que intentan des- pertar las anestesiadas almas de médicos que pisotean sus juramentos hipocráti- cos. Uno de esos lamentos que intentan taladrar las hormigonadas conciencias de políticos sin escrúpulos. Uno de esos amargos llantos, cuyas doloridas lágrimas tratan de llegar a las entrañas de madres de niños por nacer. Uno de esos profun- dos suspiros que aspiran a penetrar en lo más hondo de la conciencia de nuestra so- ciedad: una conciencia sin misericordia, una conciencia sin caridad, una concien- cia sin la más mínima humanidad. En de- finitiva, una conciencia alejada de Dios. Con “gritos” como “Bella”, tal vez estemos a tiempo de que los hijos de nuestros hijos no se avergüencen de no- sotros…Todavía más.