SlideShare una empresa de Scribd logo
ESPÍRITU
ALMA
Y
CUERPO
Javier Jironda A.
SUMARIO
ESPIRITU, ALMA Y CUERPO
EL ESPÍRITU
EL ALMA
EL CORAZÓN
EL CUERPO
DEFINICIONES
BIBLIOGRAFÍA
2
ESPÍRITU, ALMA Y CUERPO
1 Ts 5:23 Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y
cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.
El propósito de Dios para nuestra vida es que Espíritu, Alma y Cuerpo sean santificados por completo (todo
mi ser).
Gn 2:7 Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de
vida, y fue el hombre un ser viviente.
“Formó” (Heb. Yasar). Esta palabra se utiliza cuando el alfarero esta moldeando con sus manos el material
con que trabaja.
Dios como un alfarero formo el cuerpo del polvo de la tierra.
“Aliento de vida” es el aliento de Dios que dio vida al hombre. Dios forma el espíritu dentro del hombre (Zac
12:1). En el capítulo 7 del libro de Génesis se lo llama “Aliento de espíritu” (Gn 7:22).
“Vida” (Heb. Jay). Palabra que manifiesta pluralidad.
“Aliento” (Heb. Rûaj). También se traduce como espíritu, viento, soplo. En el nuevo Testamento se utiliza la
palabra griega Pneuma.
Cuando este aliento entra en el cuerpo ya no es el Aliento de Dios, sino que sencillamente se convierte en
espíritu del Hombre.
Ahora bien, cuando el espíritu del hombre reaccionó con el cuerpo, se formó el alma.
“Ser” (Heb. Nepesh). Esta palabra hebrea significa alma.
La versión Reina Valera 1909 traduce correctamente: “Formó, pues, Jehová Dios al hombre del polvo de la
tierra, y alentó en su nariz soplo de vida; y fué el hombre en alma viviente”.
Recapitulación:
1. Dios crea el cuerpo.
2. Dios sopla aliento de vida en el hombre.
3. Se crea el espíritu humano.
4. El espíritu y el cuerpo reaccionan.
5. El hombre es un alma viviente (alma que tiene vida).
El hombre es un ALMA, tiene un ESPÍRITU (Ec 12:7; 1 Co 2:11) y esta en un CUERPO (2 Co 5:6).
En consecuencia, el ser humano es primeramente alma, por eso la Biblia habla muchas veces de la salvación
de las almas (Ez 3:19; 18:4). Adán fue llamado alma viviente (1 Co 15:45).
Por lo tanto en este versículo vemos todo nuestro ser: cuerpo (polvo de la tierra), espíritu (aliento de vida) y
alma (ser viviente).
El espíritu es el que da la vida (Jn 6:63; Job 33:4; Stg 2:26).
3
Volviendo a la palabra hebrea Jay la cual significa una vida en pluralidad. Se refiere no solamente a la vida
física sino a la vida espiritual (vida eterna).
El que no conoce al Señor puede estar viviendo, respirando, pero esto no implica que esté participando de la
vida eterna de Dios la cual según la Biblia es el “conocimiento espiritual de la existencia de Dios” (Jn 17:3).
Cuando nosotros venimos al conocimiento de Dios es cuando hemos nacido de nuevo y nuestro espíritu caído
por el pecado es regenerado por el Espíritu Santo. En ese momento nuestro espíritu nace a una vida
espiritual. Cuando uno se acerca a Jesucristo y se arrepiente de sus pecados y confiesa a Jesús como Señor y
Salvador, en ese instante el Espíritu Santo entra en la persona y levanta el espíritu caído de la persona y de
ese modo ésta persona nace del Espíritu Santo cumpliéndose la escritura que dice: “Lo que es nacido del
Espíritu (Espíritu Santo), espíritu (espíritu del hombre) es” (Jn 3:6).
A partir de ese momento la persona tiene acceso a lo que es un mundo espiritual. La persona experimenta en
su ser muchas sensaciones que antes no experimentaba por cuanto su espíritu estaba caído.
Se conoce como espíritu caído al espíritu que no tiene poder de actuar y tomar control sobre el hombre. Es un
espíritu que lanza ligeros destellos de su existencia, pero el alma con todas sus funciones y con todo su
poder, tapa las funciones del espíritu.
El alma es un medio unificador del cuerpo con el espíritu. En el alma está la individualidad propia de cada
persona (personalidad). Es única. No hay dos almas iguales. Con ella pensamos (mente), sentimos
(emociones) y actuamos (voluntad).
Heb 4:12 Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y
penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los
pensamientos y las intenciones del corazón.
Espíritu no es lo mismo que alma. Al hablar de división es que se trata de dos aspectos en la vida del hombre
completamente diferente.
El cuerpo es la parte de nuestro ser que nos da conciencia del mundo terrenal.
El alma al contener la individualidad, nos da conciencia de uno mismo.
El espíritu que es el órgano creado por Dios para comunicarse con el ser humano, nos da conciencia de Dios.
El alma tiene acceso al mundo terrenal a través del cuerpo y asimismo tiene acceso al mundo espiritual a
través de su espíritu.
El espíritu recibe la revelación de Dios y luego pasa al alma (a los pensamientos, a las emociones y a la
voluntad del hombre). En la voluntad, el hombre elige obedecer lo que ha recibido del reino espiritual de Dios
a través de su espíritu o hacer su propia voluntad y obedecer a los deseos del cuerpo con toda la influencia
del mundo exterior.
Si el alma decide no obedecer a Dios entonces reprime al espíritu y prevalece el poder del alma con sus
propios deseos, pensamientos, actitudes, callando lo que Dios le está revelando a través de su espíritu.
Mientras que si decide obedecer a Dios, entonces el alma se sujeta voluntariamente a que el espíritu con su
poder controle todo el ser. Si se da el segundo caso, entonces la persona lleva una vida espiritual.
El propósito de Dios es que sea el espíritu el que debe gobernar a todo el ser, no el alma.
Cuando seamos transformados y estemos en un cuerpo redimido ya no vamos a tener la necesidad de que la
voluntad de nuestra alma elija obedecer a Dios o no obedecer porque en ese momento nuestro espíritu ha de
gobernar todo nuestro ser.
4
1 Co 15:44-45 44
Se siembra cuerpo animal, resucitará cuerpo espiritual. Hay cuerpo animal, y hay
cuerpo espiritual. 45
Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma
viviente; el postrer Adán, espíritu vivificante.
La frase “cuerpo animal” en el original griego dice “cuerpo natural”. Aquí usa la palabra Psiqueikon
(animado) la cual deriva de la palabra Psyque (alma). La versión Dios Habla Hoy traduce “cuerpo animal”.
En la resurrección tendremos un cuerpo espiritual y el espíritu controlará todo nuestro ser. Mientras estemos
en cuerpo natural, el alma tiene mas poder.
El verso 45 dice “Así también está escrito…” reforzando lo que dice el verso 44. “…primer hombre Adán
alma viviente (poder del alma); el postrer Adán, espíritu vivificante (poder del espíritu)”
Para lograr que nuestro espíritu tome el control de nuestro ser, debe unirse al Señor (1 Co 6:17).
5
EL ESPÍRITU
1 Co 2:9-15 9
Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, Ni han subido en corazón
de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman. 10
Pero Dios nos las
reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de
Dios. 11
Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del
hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de
Dios. 12
Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene
de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido, 13
lo cual también hablamos, no
con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu,
acomodando lo espiritual a lo espiritual. 14
Pero el hombre natural no percibe las cosas que
son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han
de discernir espiritualmente. 15
En cambio el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es
juzgado de nadie.
En este pasaje encontramos muchas cosas interesantes. Primero habla del ojo y del oído, es decir partes del
cuerpo. También habla del corazón muy relacionado a la mente o sea al alma (Mt 15:19).
El pasaje nos dice que las cosas de Dios no se las puede percibir con el cuerpo (representado por el ojo y el
oído) ni tampoco con el alma (representado por el corazón). El verso 10 nos dice claramente que las cosas de
Dios se las percibe por medio del Espíritu Santo.
El Espíritu Santo escudriña lo profundo de Dios y al escudriñar nos puede dar a conocer las cosas que vienen
de lo profundo de Dios.
v. 11 El espíritu del hombre conoce lo más profundo del hombre. El espíritu del hombre conoce más que
el alma o el cuerpo las cosas del hombre.
Es en el espíritu donde nosotros tenemos un conocimiento (saber) y no es un saber mental, lógico, intelectual
o racional, sino que es un saber espiritual. Es en mi espíritu donde el Espíritu Santo de Dios puede revelar las
cosas más profundas de Dios.
Según Génesis 1:26, nosotros fuimos hechos a imagen y semejanza de Dios. Puesto que es un Dios trino
(Padre, Hijo y Espíritu Santo), nosotros somos seres tripartitos (espíritu, alma y cuerpo). Esto constituye una
analogía de cómo Dios nos ha creado. Esto también se puede apreciar en el tabernáculo y en el templo: Atrio,
Lugar Santo y Lugar Santísimo.
v. 12 es en nuestro espíritu donde recibimos el Espíritu Santo. A través del Espíritu Santo recibimos en
el nuestro la certeza de que somos hijos de Dios (Ro 8:16).
También se menciona al “espíritu del mundo” el cual también puede ser alojado en el ser humano si este no
conoce a Dios. Este espíritu del mundo es sin duda alguna un espíritu satánico.
En Efesios 2:1-3 se refleja nuestra situación anterior antes de la conversión. El verso 2 menciona al “espíritu
que opera en los hijos de desobediencia” refiriéndose Satanás (príncipe de la potestad del aire). Esto hoy en
día refleja al espíritu del mundo.
Nosotros hemos recibido el Espíritu Santo para que sepamos lo que Dios nos ha concedido. Y es en nuestro
espíritu en donde podemos saber lo que Dios nos ha concedido.
v. 13 “lo cual”. Lo que Dios nos ha concedido; las cosas de Dios; etc. Nosotros hablamos con las palabras
que enseña el Espíritu Santo. Al saber las cosas de Dios, podemos hablar de las cosas de Dios.
6
v. 14 Las personas no perciben las cosas del Espíritu de Dios. No es con el cuerpo o la mente (alma) sino
con el espíritu con que se ha de discernir.
v. 15 el hombre espiritual puede tener un juicio espiritual (1 Co 5:3) que no destruye, que sabe lo que está
de acuerdo a la voluntad de Dios y lo que no está de acuerdo a la voluntad de Dios.
El creyente anímico (hombre natural) juzga en su carne en base a los que su mente o emociones le dicen. Esta
persona está ligada a los sentimientos.
Uno puede orar o cantar en el espíritu (1 Co 14:14-15), pues es en la voluntad del alma en donde podemos
decidir. Los dones se sujetan a la voluntad del alma. Habiendo recibido los dones espirituales, está en la
voluntad del hombre el hacer uso de ellos o no.
Entonces se da una oración completa: 1) el alma decide orar; 2) el espíritu ora; 3) el cuerpo interviene (a
través de la voz y de las palabras).
Mientras la lengua (cuerpo) está controlada por nuestro espíritu a través de nuestra voluntad (alma), de ese
modo permitimos que nuestro espíritu tome el control de nuestro cuerpo.
Heb 12:23-24 23
a la congregación de los primogénitos que están inscritos en los cielos, a Dios el Juez de
todos, a los espíritus de los justos hechos perfectos, 24
a Jesús el Mediador del nuevo pacto,
y a la sangre rociada que habla mejor que la de Abel.
Cuando uno se convierte al Señor, tiene acceso a un mundo espiritual a través de su espíritu, ya que solo los
“espíritus de los justos hechos perfectos” tienen acceso al reino espiritual de Dios.
v. 23 Un espíritu justo es un espíritu justificado (por medio de la fe). Las palabras “hechos perfecto” nos
habla de grados de perfeccionamiento.
A medida que el espíritu sea cada vez mas perfeccionado, va a tener mayor poder sobre el alma y esta a su
vez sobre el cuerpo. De este modo vamos a poder resistir toda la mundanalidad que el Diablo y sus demonios
arrojen sobre nosotros.
v. 24 Por el espíritu tenemos acceso a la sangre de Cristo y a Jesús mismo.
A través de nuestro espíritu podemos adorar a Dios (Jn 4:23-24). El alma no sirve para adorar a Dios sino
que el espíritu está hecho para adorar a Dios. El espíritu toma la iniciativa de adorar y alabar (Sal 103:1).
FUNCIONES DEL ESPÍRITU
CONCIENCIA
Ro 9:1 Verdad digo en Cristo, no miento, y mi conciencia me da testimonio en el Espíritu Santo.
La conciencia es el lugar donde actúa el Espíritu Santo. Cómo éste último actúa y opera sobre el espíritu,
podemos decir que la conciencia es una función del espíritu regenerado.
Conciencia (gr. suneidesis) significa uno conociendo con (sun, con; oida, conocer), esto es, un co-
conocimiento (con uno mismo), el testimonio dado de la propia conducta por la conciencia, aquella facultad
mediante la cual llegamos a saber la voluntad de Dios, como aquello que está dispuesto para gobernar
nuestras vidas; de ahí: (a) el sentido de culpa delante de Dios (Heb 10:2); (b) aquel proceso de pensamiento
que distingue lo que considera moralmente bueno o malo, alabando lo bueno, condenando lo malo, y así
7
impulsando a hacer lo primero, y a evitar lo último; Ro 2:15, dando testimonio de la ley de Dios; 9:1; 2 Co
1:12; actuando de una cierta manera debido a que la conciencia lo demanda (Ro 13:5); y para no provocar
escrúpulos de conciencia a otros (1 Co 10:28, 29); no poniendo nada innecesariamente en tela de juicio, como
si la conciencia lo demandara (1 Co 10:25, 27); «recomendándose uno mismo a la conciencia de cada
hombre» (2 Co 4:2; cf. 5:11). Puede que una conciencia no sea lo suficientemente fuerte como para distinguir
claramente entre lo legítimo y lo ilegítimo (1 Co 8:7, 10, 12; hay quienes consideran que aquí lo que significa
es estar consciente). La frase «conciencia delante de Dios» en 1 P 2:19 significa una conciencia (o quizás
estar consciente) controlada de tal manera por el reconocimiento de la persona de Dios, que la persona se da
cuenta de que los dolores deben ser soportados de acuerdo con su voluntad. Heb 9:9 enseña que los sacrificios
bajo la Ley no podían perfeccionar a una persona de tal manera que pudiera llegar a considerarse como libre
de culpa.
La conciencia no es algo terrenal o palpable porque ella se encuentra en el mundo espiritual.
Mediante la conciencia: podemos discernir lo que está bien y lo que está mal; podemos distinguir lo bueno de
lo malo; podemos distinguir lo que es verdad y lo que es mentira.
No debemos confundir la conciencia (que está en el mundo espiritual) con la mente (racionamiento lógico).
Dios muestra a través de la conciencia. No es un conocimiento que es producto de la experiencia o del
aprendizaje. Este conocimiento viene de forma directa y no interviene la mente, ni el pensamiento. Es un
espontáneo juicio directo. En este caso la conciencia se caracteriza por un conocimiento espontáneo directo
preciso en nuestro interior que nos hace saber lo bueno y lo malo. Es el lugar donde el Espíritu Santo
redarguye de pecado.
Nuestra conciencia nos ha de permitir actuar con rectitud (Sal 51:10).
Con cada pecado la conciencia se va manchando hasta que se insensibiliza y el Espíritu de Dios deja de actuar
en el espíritu y la persona pierde toda sensibilidad espiritual y se entrega con más fuerza al pecado. Esto se
conoce como la caída de los creyentes.
Ro 8:16 El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.
Mediante la conciencia recibimos el veredicto de Dios (en nuestro espíritu). En Hechos 17:16 vemos que el
espíritu de Pablo estaba enardecido porque en su interior el Espíritu Santo le había hecho conocer un
veredicto.
Pablo emitió un juicio utilizando su espíritu (1 Co 5:3). Al decir “Ciertamente”, se refiere a que tenía toda la
seguridad y toda la certeza.
INTUICIÓN
Mr 2:8 Y conociendo luego Jesús en su espíritu que cavilaban de esta manera dentro de si mismos
les dijo: ¿Por qué cavilaís así en vuestros corazones?
Aquí se da un conocimiento intuitivo o inductivo.
A diferencia del conocimiento deductivo el cuál uno deduce en base a la lógica y el razonamiento, el
conocimiento intuitivo es aquel que viene de pronto y se plasma en el interior. Este conocimiento intuitivo se
conoce como Intuición.
Sabemos las cosas de Dios en nuestro espíritu por medio de la intuición y luego nuestra mente nos ayuda a
comprender lo que sabemos.
8
La revelación viene primero al espíritu y luego comprendemos con la mente.
La intuición es un órgano sensitivo del espíritu humano.
Uno puede conocerse a si mismo y saber como es uno por medio de su espíritu (1 Co 2:11).
A través del espíritu se pueden conocer los pensamientos (Mt 9:4; Lc 5:22).
Jn 2:24-24 24
Pero Jesús mismo no se fiaba de ellos, porque conocía a todos, 25
y no tenía necesidad de
que nadie le diese testimonio del hombre, pues él sabía lo que había en el hombre.
Este último pasaje nos habla de un conocimiento espiritual.
COMUNIÓN
La comunión es una función en nuestro espíritu que nos permite tener una común unión con nuestro creador.
Nos permite adorarlo (Jn 4:23-24; Lc 1:47), puesto que las emociones del alma sirven para canalizar al
exterior la adoración a Dios.
El espíritu fue creado para tener comunión con Dios.
Pablo podía identificar la presencia de Dios (Ro 1:9). El espíritu de adopción que hay en nosotros nos permite
clamar Abba Padre (Ro 8:15). Al unirnos al Señor (unión de espíritus) tenemos comunión (1 Co 6:17). La
oración también es comunión (1 Co 14:14-15).
La palabra comunión viene del griego koinonia, y significa tener en común (koinos), compañerismo,
comunión. Denota: (a) la parte que uno tiene en cualquier cosa, participación, un compañerismo reconocido y
gozado; así, se usa de las experiencias e intereses comunes de los cristianos (Hch 2:42: «comunión»; Gl 2:9:
«en señal de compañerismo», RV09: «de compañía»); de la participación en el conocimiento del Hijo de Dios
(1 Co 1:9: «comunión», RV09: «participación»); de compartir en la conciencia de los efectos de la sangre, esto
es, la muerte, de Cristo y de su cuerpo, como ello es proclamado por los emblemas en la Cena del Señor (1 Co
10:16: «comunión»); de la participación en lo que se deriva del Espíritu Santo (2 Co 13:14: «comunión»,
RV09: «participación»; Flp 2:1: «comunión»); de la participación en los sufrimientos de Cristo (Flp 3:10:
«participación»); de compartir en la vida de resurrección poseída en Cristo, y así de la comunión con el Padre
y el Hijo (1 Jn 1:3, 6, 7: «comunión»); negativamente, de la imposibilidad de la comunión entre la luz y las
tinieblas (2 Co 6:14: «comunión»); (b) la comunión manifestada en los hechos, los efectos prácticos de la
comunión con Dios, producidos por el Espíritu Santo en las vidas de los creyentes como resultado de la fe
(Flm 6: «participación», RV09: «comunicación», NVI: «compañerismo»), y hallando expresión en el servicio
conjunto a los necesitados (Ro 15:26: «ofrenda», NVI: «colecta»; lit., «hacer cierta comunión»; 2 Co 8:4:
«participar», NVI: «tomar parte», RV09: «comunicación»; 9:13: «contribución», RV09: «contribuir»; Heb
13:16: «ayuda mutua», NVI: «compartir», RV09: «comunicación»); y en el coadyuvar en la extensión del
evangelio mediante la aportación de dones (Flp 1:5: «comunión en el evangelio», LBLA: «participación en el
evangelio»).
9
EL ALMA
El alma nos permite tener conciencia de nosotros mismos, es decir de nuestra existencia. En el alma está la
individualidad de cada persona (Personalidad).
1 Co 15:44-45 44
Se siembra cuerpo animal, resucitará cuerpo espiritual. Hay cuerpo animal, y hay
cuerpo espiritual. 45
Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma
viviente; el postrer Adán, espíritu vivificante.
A Adán se lo llama alma viviente (Gn 2:7).
Antes de la caída del hombre existía una perfecta mezcla de las 3 naturalezas del hombre.
1 R 15:29 Y cuando él vino al reino, mató a toda la casa de Jeroboam, sin dejar alma viviente de los
de Jeroboam, hasta raerla, conforme a la palabra que Jehová habló por su siervo Ahías
silonita;
En este versículo a las personas se las llama “Almas vivientes”.
Jer 26:19 ¿Acaso lo mataron Ezequías rey de Judá y todo Judá? ¿No temió a Jehová, y oró en
presencia de Jehová, y Jehová se arrepintió del mal que había hablado contra ellos?
¿Haremos, pues, nosotros tan gran mal contra nuestras almas?
La Biblia de las Américas traduce la frase “nuestras almas” por la frase “nosotros mismos” dando a entender
que aquí el uso de la palabra alma se refiere a la persona (ser viviente).
FUNCIONES DEL ALMA
LA VOLUNTAD (DECISIONES)
Sal 27:12 No me entregues a la voluntad de mis enemigos; Porque se han levantado contra mí testigos
falsos, y los que respiran crueldad.
Sal 41:2 Jehová lo guardará, y le dará vida; Será bienaventurado en la tierra, Y no lo entregarás a
la voluntad de sus enemigos.
Ez 16:27 Por tanto, he aquí que yo extendí contra ti mi mano, y disminuí tu provisión ordinaria, y te
entregué a la voluntad de las hijas de los filisteos, que te aborrecen, las cuales se
avergüenzan de tu camino deshonesto.
En estos tres pasajes la palabra “voluntad” en el original hebreo es la palabra nefesh (alma).
Nm 30:2 Cuando alguno hiciere voto a Jehová, o hiciere juramento ligando su alma con obligación,
no quebrantará su palabra; hará conforme a todo lo que salió de su boca.
Quien hace juramento, liga su alma. Aquí opera la voluntad del alma.
Job 6:7 Las cosas que mi alma no quería tocar, son ahora mi alimento.
El alma decide (…no quería tocar…)
10
Job 7:15 Y así mi alma tuvo por mejor la estrangulación, y quiso la muerte más que mis huesos.
El alma puede escoger (…tuvo por mejor…).
Algunas versiones de la Biblia traducen este versículo de la siguiente manera:
“Y así mi alma prefiere la asfixia y la muerte, antes que estos mis huesos” (RVA).
“Mi alma, pues, escoge la asfixia, la muerte, en lugar de mis dolores” (LBLA).
En los siguientes versículos se ve la función de nuestra alma operando a través de la voluntad.
Sal 25:1 A ti, oh Jehová, levantaré mi alma.
Sal 119:167 Mi alma ha guardado tus testimonios, Y los he amado en gran manera.
La capacidad de escoger o decidir (guardar) esta en el alma y opera mediante la voluntad.
LA MENTE (PENSAMIENTOS)
La mente manifiesta todo el poder intelectual, la inteligencia humana como tal. La mente es la fuente de la
sabiduría racional (con la mente comprendemos).
Pr 19:2 El alma sin ciencia no es buena, Y aquel que se apresura con los pies, peca.
La palabra ciencia también significa conocimiento.
Sal 13:2 ¿Hasta cuándo pondré consejos en mi alma, Con tristezas en mi corazón cada día? ¿Hasta
cuándo será enaltecido mi enemigo sobre mí?
Los consejos se sitúan en la mente (alma) en forma de ideas o frases que expresan un modo de pensar.
Sal 139:14 Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; Estoy maravillado, Y mi alma
lo sabe muy bien.
El alma puede tener conocimiento, entendimiento “…Y mi alma lo sabe muy bien.”.
Pr 2:10 Cuando la sabiduría entrare en tu corazón, Y la ciencia fuere grata a tu alma.
El conocimiento tiene que ser recibido en el alma para que pueda sentir esa gratificación (complacencia).
Pr 24:13-14 13
Come, hijo mío, de la miel, porque es buena, Y el panal es dulce a tu paladar. 14
Así será
a tu alma el conocimiento de la sabiduría; Si la hallares tendrás recompensa, Y al fin tu
esperanza no será cortada.
Uno puede conocer con la mente (alma).
1 Co 2:16 Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Mas nosotros tenemos la
mente de Cristo.
Aquí se relaciona la instrucción (conocimiento deductivo) con la mente (capacidad de comprender).
11
El concepto de mente se puede entender mucho mejor a la luz de las diferentes definiciones que se le da a
dicha palabra.
1. Nous. Mente. Denota, hablando en general, el asiento de la consciencia reflexiva, comprendiendo las
facultades de la percepción y comprensión, y las de sentimiento, juicio y determinación.
Su utilización en el NT puede analizarse de la siguiente manera. Denota: (a) la facultad de conocimiento, el
asiento del entendimiento (Lc 24:45: «entendimiento», RV09: «sentido»; Ro 1:28: «mente», RV09, RVR; 14:5:
«mente», RV09: «ánimo»; 1 Co 14:15: «entendimiento», RV09, RVR; v. 19: «entendimiento», RV09: «sentido»;
Ef 4:17: «mente», RV09: «sentido»; Flp 4:7: «entendimiento», RV09, RVR; Col 2:18: «mente», RV09:
«sentido»; 1 Ti 6:5: «de entendimiento», RV09, RVR; 2 Ti 3:8: «de entendimiento», RV09, RVR; Tit 1:15:
«mente», RV09: «alma»; Ap 13:18: «entendimiento», RV09, RVR; 17:9: «mente», RV09, RVR); (b) consejos,
propósito, de la mente de Dios (Ro 11:34: «la mente del Señor», RV09, RVR; 12:2: «entendimiento», RV09,
RVR; 1 Co 1:10: «mente», RV09, RVR; 2.16: «la mente», RV09, RVR, dos veces); (1) de los pensamientos y
consejos de Dios (2) de Cristo, un testimonio de su deidad (Ef 4:23: «mente», RV09, RVR); (c) la nueva
naturaleza, que pertenece al creyente en base al nuevo nacimiento (Ro 7:23: «mente», RV09: «espíritu»; v. 25:
«mente», RV09, RVR), donde se contrasta con «la carne», el principio del mal que domina al hombre caído.
Bajo (b) puede incluirse 2 Ts 2:2: «modo de pensar» (RV09: «sentimiento»), donde significa la determinación
de mantenerse firme en medio de las aflicciones, mediante la confiada espera del día del reposo y de la
recompensa mencionados en el primer capítulo.
2. Dianoia. Literalmente un pensar total, o sobre, meditación, reflexión. Significa: (a) como Nº 1, la facultad
del conocimiento, entendimiento, de reflexión moral: (1) con un significado malo, una consciencia
caracterizada por un impulso moral pervertido (Ef 2:3: «pensamientos», RV09, RVR, plural; 4:18:
«entendimiento», RV09, RVR); (2) con un buen significado, la facultad renovada por el Espíritu Santo (Mt
22:37: «mente», RV09, RVR; Mc 12:30: «mente», RV09, RVR; Lc 10:27: «mente», RV09: «entendimiento»;
Heb 8:10: «mente», RV09: «alma»; 10:16: «mente», RV09: «almas»; 1 P 1:13: «entendimiento», RV09, RVR; 1
Jn 5:20: «entendimiento», RV09, RVR); (b) sentimiento, disposición, no como una función, sino como un
producto: (1) en un mal sentido (Lc 1:51: «pensamiento», RV09, RVR); Col 1:21: «mente», RV09: «ánimo»);
(2) en un buen sentido (2 P 3:1: «entendimiento», RV09, RVR).
3. Fronema. Denota lo que uno tiene en la mente, el pensamiento; el contenido del proceso expresado en
froneo, tener en mente, pensar; o un objeto del pensamiento; en Ro 8:6: «el ocuparse», dos veces (RV09:
«intención»); v. 7: «la mente» (RV09: «la intención»). En el v. 27 se usa este término de la mente del Espíritu
Santo, «intención».
4. Nefros. Riñón; (compárese términos tales como nefritis, etc.). Se usa, por lo general en forma plural,
metafóricamente de la voluntad y de los afectos (Ap 2:23: «yo soy el que escudriña la mente» (RV09: «los
riñones»; comparar Sal 7:9; Jer 11:20; 17:10; 20:12). Se consideraba que los sentimientos y las emociones
tenían su asiento en los riñones.
LAS EMOCIONES (SENTIMIENTOS)
El alma es la fuente de las emociones humanas.
En los siguientes versículos podemos ver que el alma se entristece.
Job 30:25 ¿No lloré yo al afligido? Y mi alma, ¿no se entristeció sobre el menesteroso?
Mt 26:38 Entonces Jesús les dijo: Mi alma está muy triste, hasta la muerte; quedaos aquí, y velad
conmigo.
Mr 14:34 Y les dijo: Mi alma está muy triste, hasta la muerte; quedaos aquí y velad.
12
El alma también se puede alegrar.
Sal. 86:4 Alegra el alma de tu siervo, porque a ti, oh Señor, levanto mi alma.
Lc 12:19 y diré a mi alma: Alma, muchos bienes tienes guardados para muchos años; repósate,
come, bebe, regocíjate.
El alma puede sentir temor.
Sal 107:26 Suben a los cielos, descienden a los abismos; Sus almas se derriten con el mal.
Este último versículo se puede entender mejor cuando se compara con otras versiones que nos dan a entender
que la frase “Sus almas se derriten con el mal” simplemente significa que perdieron el valor.
“…; Ante el peligro, ellos perdieron el coraje” (NVI).
“…; perdieron el valor ante el peligro! ” (DHH).
De la misma forma nuestra alma se puede abatir.
Sal 42:11 ¿Por qué te abates, oh alma mía, Y por qué te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque
aún he de alabarle, Salvación mía y Dios mío.
También siente amargura y odio (aborrecimiento).
Pr 14:10 El corazón conoce la amargura de su alma; Y extraño no se entremeterá en su alegría.
Is 1:14 Vuestras lunas nuevas y vuestras fiestas solemnes las tiene aborrecidas mi alma; me son
gravosas; cansado estoy de soportarlas.
“…las aborrece mi alma…” (LBLA).
El alma se hastía, recibe refrigerio y se puede confortar.
Sal 88:3 Porque mi alma está hastiada de males, Y mi vida cercana al Seol.
Pr 25:13 Como frío de nieve en tiempo de la siega, Así es el mensajero fiel a los que lo envían, Pues
al alma de su señor da refrigerio.
Sal 23:3 Confortará mi alma; Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.
El alma puede amar.
Cnt 1:7 Hazme saber, oh tú a quien ama mi alma, Dónde apacientas, dónde sesteas al mediodía;
Pues ¿por qué había de estar yo como errante Junto a los rebaños de tus compañeros?
Mt 22:37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda
tu mente.
Mr 12:30 Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y
con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento.
13
Lc 10:27 Aquél, respondiendo, dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu
alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo.
La Biblia usa a menudo la palabra Corazón para dar a entender el dolor humano.
Hch 2:37 Al oír esto, se compungieron de corazón, y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Varones
hermanos, ¿qué haremos?
14
EL CORAZÓN
La palabra “Corazón” se refiere básicamente al hombre interior en su conjunto (espíritu y alma).
Pr 4:23 Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida.
Comprende las mismas funciones que el alma: El corazón no pierde enteramente su referencia física, porque
es de carne (2 Co. 3:3), pero es el asiento de la voluntad, del intelecto (pensamientos), y del sentimiento
(emociones).
Voluntad: “13
Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios,
levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; 14
sobre
las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo” (Is 14:13-14).
Pensamientos: “El corazón del hombre piensa su camino; Mas Jehová endereza sus pasos” (Pr 16:9).
“Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las
fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias” (Mt 15:19).
“Estaban allí sentados algunos de los escribas, los cuales cavilaban en sus corazones” (Mr
2.6).
Emociones: “El corazón alegre constituye buen remedio; Mas el espíritu triste seca los huesos” (Pr
17:22).
“Y se decían el uno al otro: ¿No ardía nuestro corazón en nosotros, mientras nos hablaba
en el camino, y cuando nos abría las Escrituras?” (Lc 24:32).
También se relaciona con el espíritu.
Rom 8:27 Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme
a la voluntad de Dios intercede por los santos.
Jer 31:33 Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová:
Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me
serán por pueblo.
Aquí la palabra “corazón” se refiere al espíritu del hombre ya que las cosas de Dios se las percibe por medio
del Espíritu Santo (1 Co 2:10) y a través de nuestro espíritu. Luego con nuestra mente comprendemos tal
como lo declara Jeremías: “Daré mi ley en su mente” (Jer 31:33).
15
EL CUERPO
En el Antiguo Testamento no hay una palabra específica para cuerpo, aunque la idea está incluida en la
palabra hebrea basar, que equivale más bien a “carne”. El concepto bíblico del hombre es monista (se le
considera como una unidad) y no dualista como el griego; en el cual el hombre tiene dos elementos: cuerpo y
alma.
Aquello del hombre que es carne, sangre y huesos. En el pensamiento hebreo no se hacía mucha distinción
entre el alma y el cuerpo, pero cuando se quiere llamar la atención sobre la parte física del hombre se usa el
vocablo gewiya. Se puede referir a un cuerpo vivo, como es el caso de los egipcios que dijeron a José: “Nada
ha quedado delante de nuestro señor sino nuestros cuerpos y nuestra tierra” (Gn 47:18), o a un cuerpo
muerto. Sansón “se apartó del camino para ver el cuerpo muerto del león” (Jue 14:8). El AT hace muchas
referencias a partes del cuerpo humano. La más mencionada es el corazón, casi siempre señalando a los
sentimientos y no al órgano físico. También los riñones y el hígado se mencionan como sede de sentimientos.
El cerebro no se menciona en el AT.
En el NT, la palabra es soma. Generalmente significa el hombre completo pero, según el contexto, puede
referirse a la parte física de él e incluso a un cadáver. El Señor Jesús enseñó claramente que el cuerpo de la
persona que no cree será “echado al infierno” (Mt 5:29). Los creyentes no deben temer “a los que matan el
cuerpo.” (Mt 10:28). Contrariamente a los que preconizaban que el cuerpo es algo mal y que sólo el espíritu
es bueno (Gnosticismo), la enseñanza apostólica da mucha importancia al cuerpo al decir que los gentiles
“deshonraron entre sí sus propios cuerpos” (Ro 1:24), Pablo está señalando que el cuerpo debe ser honrado.
Enseña también que nuestros cuerpo han de ser redimidos (Ro 8:23). El creyente desea que la vida del Señor
Jesús se manifieste en su cuerpo (2 Co 4:10). Pablo oraba por los tesalonicenses: “Y el mismo Dios de paz os
santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible” (1 Ts 5:23).
Debemos huir de la fornicación (1 Co 6:13), evitar toda “contaminación de carne y de espíritu” (2 Co 7:1) y
ofrecer nuestros cuerpos “en sacrificio vivo, santo, agradable al Señor” (Ro: 12:1).
En toda la Biblia el cuerpo está incluido en la redención (por ejemplo, Ro 8:18–23), simplemente porque el
cuerpo es el hombre así como el alma lo es también. Y la esperanza del creyente es la resurrección del
cuerpo (1 Co 15; Flp 3:20) que es sinónimo de la resurrección del hombre (1 Ts 4:13–17).
16
DEFINICIONES
ESPÍRITU
1. Rûaj. «aliento; hálito, aire; viento; brisa; espíritu; coraje; temperamento; Espíritu». Este nombre tiene
cognados en ugarítico, arameo y arábigo. El término se encuentra unas 378 veces en todos los períodos del
hebreo bíblico.
Primero, el vocablo significa «hálito» o «aliento», el «aire» que se respira. Esta acepción se destaca en Jer
14:6: «Los asnos monteses se ponen sobre los cerros y aspiran el viento como los chacales» (RVA). «Recobrar
el aliento» es revivirse: «Cuando [Sansón] bebió [agua], recobró sus fuerzas [aliento] y se reanimó» (Jue
15:19 LBLA). «Quedar sin aliento» es sentir asombro: «Y cuando la reina de Sabá vió toda la sabiduría de
Salomón, y la casa que había edificado, asimismo la comida de su mesa … se quedó asombrada» (1 R 10:4-5
RVR; «sin aliento» RVA, LBLA). Rûaj también puede referirse a hablar o al «hálito» de la boca: «Por la palabra
del Señor fueron hechos los cielos, y todo el ejército de ellos por el aliento de su boca» (Sal 33:6; «soplo»
RVA; «espíritu» RV09; compárese Éx 15:8; Job 4:9; 19:17).
Segundo, el término se usa con un énfasis particular en la calidad invisible, intangible y fugaz del «aire»:
«Acuérdate de que mi vida es un soplo; mis ojos no volverán a ver el bien» (Job 7:7). A veces rûaj puede
sugerir falta de propósito o inutilidad, aun vanidad (vacuidad): «Los profetas serán convertidos en viento,
puesto que la palabra no está en ellos» (Jer 15:13). Las «palabras ventosas» (Job 16:3 RV) son «palabras
vacías» (RVR); de la misma manera en que el «conocimiento ventoso» es «conocimiento vacío» (Job 15.2; cf.
Ec 1:14, 17) «correr tras el viento» (LBLA); «aflicción de espíritu» (RVA, RV95). En Pr 11.29 rûaj significa
«nada»: «El que turba su casa heredará viento». Este matiz se percibe muy claramente en Ec 5:15-16: «Como
salió del vientre de su madre, desnudo, así volverá; tal como vino, se irá. Nada de su duro trabajo llevará en su
mano cuando se vaya. Este también es un grave mal: que de la misma manera que vino, así vuelva. ¿Y de qué
le aprovecha afanarse para el viento?» (RVA).
Tercero, rûaj significa «viento». En Gn 3:8 el término parece referirse a la brisa suave y refrescante del
atardecer que es muy propia del Oriente Medio: «Oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el jardín en
el fresco [literalmente, «aire» RVR] del día» (RVA). Puede significar un viento fuerte y constante: «Y el Señor
hizo soplar un viento del oriente sobre la tierra todo aquel día y toda aquella noche» (Éx 10:13 LBA). También
puede referirse a un viento sumamente fuerte: «Jehová hizo soplar un fortísimo viento del occidente» (Éx
10:19 RVA). En Jer 4:11 el término parece referirse a un vendaval o tornado (cf. Os 8:7). Dios es el Creador
(Am 4:13) y soberano Controlador de los vientos (Gn 8:1; Nm 11:31; Jer 10:13).
Cuarto, el viento representa orientación. En Jer 49:36 los cuatro vientos son los cuatro confines de la tierra, es
decir, los cuatro puntos cardinales: «Sobre Elam traeré los cuatro vientos [gentes de los cuatro puntos
cardinales] de los cuatro extremos del cielo, y los dispersaré en todas las direcciones. No habrá nación a
donde no vayan los desplazados de Elam» (Jer 49:36 RVA). Esta misma frase, con el mismo significado, se ha
encontrado en acádico; a decir verdad, la expresión comienza a aparecer en hebreo durante el período en que
se hace más frecuente el contacto con los pueblos de lengua acádica.
Quinto, rûaj a menudo indica el elemento de vida en el ser humano, su «espíritu» natural: «Y murió toda
carne que se mueve sobre la tierra … Todo lo que tenía aliento de espíritu de vida en sus narices» (Gn 7:21-
22). En estos versículos los animales tienen «espíritu» (cf. Sal 104:29). Por otro lado, en Pr 16:2 el vocablo
parece significar más que el simple «hálito» de la vida; tal vez el «alma»: «Todo camino del hombre es limpio
en su propia opinión, pero Jehová es el que examina los espíritus» (RVA; «intenciones» LVP). Por esto, Is 26:9
usa nepesh, «alma», y rûaj paralelamente como sinónimos: «Mi alma te espera en la noche; mientras haya
aliento en mí, madrugaré a buscarte» (RVA. El «espíritu» de la persona regresa a Dios (Ec 12:7).
Sexto, con frecuencia se usa rûaj para hablar de la mente (intención), disposición o «temperamento» de
alguna persona: «Bienaventurado el hombre a quien Jehová no culpa de iniquidad, y en cuyo espíritu no hay
engaño» (Sal 32:2 RV95). En Ez 13:3 la palabra se usa en el sentido de «inclinación»: «¡Ay de los profetas
necios que siguen su propio espíritu y no han visto nada!» (LBLA; cf. Pr 29:11). Rûaj puede indicar ciertos
17
estados de ánimo, como en el caso de Jos 2:11: «Al oír esto, nuestro corazón desfalleció. No ha quedado más
aliento en ninguno a causa de vosotros» (RVA; cf. Jos 5:1; Job 15:13). El «temperamento» (mal genio) de una
persona es otro uso de rûaj: «Si el ánimo del gobernante se excita contra ti, no abandones tu puesto; porque la
serenidad apacigua grandes ofensas» (Ec 10:4 RVA). David oró para que Dios le devolviera «el gozo de tu
salvación, y un espíritu generoso me sustente» (Sal 51:12 RVA). En este versículo, «gozo de salvación» y
«espíritu generoso» («libre» RV09; «noble» RVR; RV95; «de poder» LBLA) están en paralelo, o sea, son
sinónimos. Por tanto, «espíritu» se refiere al ánimo interior así como «gozo» alude a una emoción interna.
Séptimo, la Biblia habla a menudo acerca del «Espíritu» de Dios, la tercera persona de la Trinidad. Este es el
significado de rûaj la primera vez que aparece el término: «Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las
tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas» (Gn 1:2
RVR). Isaías 63:10-11 y Sal 51:12 hablan específicamente del «Espíritu Santo o libre».
Octavo, a los seres inmateriales (ángeles) en el cielo se les llama a veces «espíritus»: «Y salió un espíritu y se
puso delante de Jehová, y dijo: Yo le induciré» (1 R 22:21; cf. 1 S 16:14).
Noveno, también se usa «espíritu» para expresar la capacidad o dotación de alguna persona para cierta tarea o
bien la esencia de una de sus cualidades: «Y Josué hijo de Nun estaba lleno del espíritu de sabiduría, porque
Moisés había puesto sus manos sobre él» (Dt 34:9 RVA). Eliseo pidió a Elías una doble porción de su
«espíritu» (2 R 2:9) y lo recibió.
2. Pneuma. Denota en primer lugar el viento (relacionado con pneo, respirar, soplar); también aliento; luego,
de forma especial, el espíritu, que, a semejanza del viento, es invisible, inmaterial y poderoso. Los usos que se
hacen de este término en el NT se pueden analizar de una forma aproximada de la manera siguiente: «(a) el
viento (Jn 3:8; Heb 1:7; cf. Am 4:13, LXX); (b) el aliento (2 Ts 2:8: «espíritu», RV09, RVR, RV77, VM, LBLA,
que da al margen la traducción alternativa «soplo»; NVI: «aliento de su boca»; Besson: «soplo»; Ap 11:11:
«espíritu», RV09, RVR, RV77: «aliento»; Besson: «soplo»; 13:15, RV09: «espíritu», RVR: «aliento»); cf. Job
12:10, LXX; (c) la parte inmaterial e invisible del hombre (Lc 8:55; Hch 7:59; 1 Co 5:5; Stg 2:26; cf. Ec 12:7,
LXX); (d) el hombre fuera del cuerpo, o «desnudos» (2 Co 5:3, 4, Lc 24:37, 39; Heb 12:23; 1 P 3:18); (f) el
elemento sensible del hombre, aquello por lo que percibe, reflexiona, siente, desea (Mt 5:3; 26:41; Mc 2:8; Lc
1:47, 80; Hch 17:16; 20:22; 1 Co 2:11; 5:3, 4; 14:4, 15; 2 Co 7:1; cf. Gn 26:35; Is 26:9; Ez 13:3; Dn 7:15); (g)
propósito, objetivo (2 Co 12:18; Flp 1:27; Ef 4:23; Ap 19:10; cf. Esd 1:5; Sal 78:8; Dn 5:12); (h) el
equivalente del pronombre personal, usado para énfasis y efecto; la persona (1 Co 16:18; cf. Gn 6:3; 2da
persona, 2 Ti 4:22; Flm 25; cf. Sal 139:7; 3ra persona, 2 Co 7:13; cf. Is 40:13); (i) carácter (Lc 1:17; Ro 1:4;
cf. Nm 14:24); (j) cualidades y actividades morales: malas, como de esclavitud, de un esclavo (Ro 8:15; cf. Is
61:3); aturdimiento (Ro 11:8; cf. Is 29:10); temor (2 Ti 1:7; cf. Jos 5:1); buenas, como de adopción, esto es,
de libertad como de hijo (Ro 8:15; cf. Sal 51:12); de mansedumbre (1 Co 4:21; cf. Pr 16:19); fe (2 Co 4:13);
afable y apacible (1 P 3:4; cf. Pr 14:29); (k) el Espíritu Santo (p.ej., Mt 4:1, véase más adelante; Lc 4:18); (1)
«el hombre interior», expresión que solo se usa del creyente (Ro 7:22; 2 Co 4:16; Ef 3:16); la nueva vida (Ro
8:4-6, 10, 16; Heb 12:9; cf. Sal 51:10); (m) espíritus inmundos, demonios (Mt 8:16; Lc 4:33; 1 P 3:19; cf. 1 S
18:10); (n) ángeles (Heb 1:14; cf. Hch 12:15); (o) don divino para el servicio (1 Co 14:12, 32); (p) por
metonimia, aquellos que afirman ser depositarios de estos dones (2 Ts 2:2; 1 Jn 4:1-3); (q) el significado, en
contraste con la forma, o palabras, de un rito (Jn 6:63; Ro 2:29; 7:6; 2 Co 3:6); (r) una visión (Ap 1:10; 4:2;
17:3; 21:10)».
18
ALMA
1. Nepesh. «alma; ser; vida; persona; corazón». Este es un término muy corriente tanto en las lenguas
semíticas antiguas como en las de hoy. Aparece más de 780 veces en el Antiguo Testamento, distribuido
equitativamente entre todos los períodos del texto, aunque con mayor frecuencia en los pasajes poéticos.
El significado fundamental parece tener relación con la forma verbal poco frecuente: napash. El nombre se
refiere a la esencia de la vida, la respiración, tomar aliento. Sin embargo, de este concepto concreto se fueron
desarrollando una cantidad de significados más abstractos. El nombre aparece por primera vez, en su acepción
primaria, en Gn 1:20: «seres vivientes» RV09 («un bullir de vivientes» NBE). Aparece por segunda vez en Gn
2:7: «ser viviente».
Sin embargo, en más de 400 casos subsiguientes, el término se ha traducido como «alma». Aunque ayuda a
entender la mayoría de los pasajes, es en realidad una traducción pobre. Desafortunadamente, las numerosas
traducciones no han logrado encontrar un equivalente que les sirva en todos los casos; ni siquiera existe un
pequeño grupo de palabras de uso frecuente. Por ejemplo, la RV hace uso de varios términos diferentes para
traducir este vocablo hebreo. El problema fundamental es que no existe en castellano un equivalente exacto en
hebreo ni del vocablo ni de la idea de «alma». El sistema de pensamiento hebreo no conoce la combinación u
oposición de los términos «cuerpo» y «alma» que son de origen griego y latino. Más bien en el hebreo se
contraponen dos conceptos que no se encuentran en la tradición grecolatina: «el ser interior» y «la apariencia
externa», o puesto de otra manera: «lo que somos para nosotros mismos», en contraposición a «lo que otros
creen ver en nosotros». El ser interior es nepesh, mientras que el ser externo, la reputación, es sem, cuya
traducción más frecuente es «nombre». En los pasajes narrativos o históricos del Antiguo Testamento, nepesh
puede traducirse como «vida» o «ser» (en el sentido de personalidad o de identidad), como en Lv 17.11:
«Porque la vida de la carne en la sangre está, y yo os la he dado para hacer expiación por [vosotros mismos]».
Sobra decir que el término «alma» (en la RVR) no tiene sentido en este texto («vidas» BJ, NBE, BLA).
La situación en los numerosos pasajes poéticos paralelos en que aparece el término es mucho más
complicada. Tanto la Septuaginta (griego) y la Vulgata (latín) usan los equivalentes de «alma», en particular
en los Salmos. El primer caso, Sal 3:2, la LBLA traduce: «Muchos son los que dicen de mi alma: para él no
hay salvación en Dios» (también NBE; «dicen de mi vida» BJ, BLA). El siguiente caso es Sal 6:3: «Mi alma
también está muy turbada; y tú Jehová, ¿hasta cuándo?» En ambos pasajes, el contraste paralelo es entre
nepesh y algún aspecto del ser, que en el Salmo 3:2 (RV09, BJ, NBE) se traduce «mí» y en 6:3 «alma».
No se distingue si el vocablo corresponde a «A» o «B» en el paralelismo. No obstante, debido a que en la
poesía hebrea no se repite el mismo nombre en las dos partes de un verso, a menudo se usa nepesh como
paralelo del sujeto principal o personal, y aun para Dios, como en Sal 11:5: «Jehová prueba el justo; pero al
malo y al que ama la violencia, su alma [el mismo] los aborrece». Hay muchos pasajes como estos y una
comprensión adecuada del término nepesh ilumina muchos pasajes muy conocidos, como por ejemplo Sal
119:109: «Mi vida está de continuo en peligro, mas no me he olvidado de tu ley».
Las lecturas de nepesh en las diversas versiones son muy variadas, particularmente en las más modernas que
procuran una mayor amplitud de acepciones.
Napash significa «respirar; tomar aliento; descansar». Este verbo, que parece tener una relación con nepesh,
se encuentra 3 veces en el Antiguo Testamento (Éx 23:12; 31:17). El otro caso es 2 S 16:14: «Y el rey y todo
el pueblo que con él estaba, llegaron fatigados, y descansaron allí» (RV09, cf. NBE; «tomaron aliento» BJ;
«recuperaron las fuerzas» BLA).
2. Psuque o Psyque. Denota el aliento, el aliento de la vida, y luego el alma, en sus varios significados. Los
usos del NT pueden ser analizados aproximadamente de la siguiente manera: (a) la vida natural del cuerpo
(Mt 2:20; Lc 12:22; Hch 20:10; Ap 8:9; 12:11; cf. Lv 17:11; 2 S 14:7; Est 8:11); (b) la parte inmaterial,
invisible, del hombre (Mt 10:28; Hch 10:27; cf. 1 R 17:21); (c) el hombre desencarnado (Ap 6:9), o
«desnudos» o «desnudado» (2 Co 5:3,4); (d) el asiento de la personalidad (Lc 9:24), explicado como = «sí
mismo», v. 25; Heb 6:19; 10:39; cf. Is 53:10 con 1 Ti 2:6; (e) el asiento del elemento sensible en el hombre,
19
aquello mediante lo que percibe, refleja, siente, desea (Mt 11:29; Lc 1:46; 2:35; Hch 14:2, 22; cf. Sal 84:2;
139:14; Is 26:9); (f) el asiento de la voluntad y del propósito (Mt 22:37; Hch 4:32; Ef 6:6; Flp 1:27; Heb 12:3;
cf. Nm 21:4; Dt 11:13); (g) el asiento de los apetitos (Ap 18:14; cf. Sal 107:9; Pr 6:30; Is 5:14, «deseo»;
29:8); (h) personas, individuos (Hch 2:41, 43; Ro 2:9; Stg 5:20; 1 P 3:20; 2 P 2:14; cf. Gn 12:5; 14:21,
«personas»; Lv 4:2, «cualquiera»; Ez 27:13); de cuerpos muertos (Nm 6:6, lit.: «el alma muerta»); y de
animales (Lv 24:18, lit.: «alma por alma»); (i) el equivalente a los pronombres personales, utilizado para
énfasis y efecto; 1ra persona (Jn 10:24, «nosotros»; Heb 10:38; cf. Gn 12:13; Nm 23:10; Jue 16:30; Sal 120:2,
«me»); 2da persona (2 Co 12:15; Heb 13:17; Stg 1:21; 1 P 1:9; 2:25; cf. Lv 17:11; 26:15; 1 S 1:26); 3ra
persona (1 P 4:19; 2 P 2:8; cf. Éx 30:12; Job 32:2, en hebreo, «alma»); (j) una criatura animada, humana o no
(1 Co 15:45; Ap 16:3; cf. Gn 1:24; 2:7, 19); (k) «el hombre interior», el asiento de la nueva vida (Lc 21:19;
cf. Mt 10:39; 1 P 2:11; 3 Jn 2).
Cf. (j) con a-psucos, sin alma, inanimado (1 Co 14:7). (f) con di-psucos, doble ánimo, lit.: «doble-almado»
(Stg 1:8; 4.8); oligo-psucos, «de poco ánimo» (1 Ts 5:14); iso-psucos, «del mismo ánimo» (Flp 2:20); sum-
psucos, co-almados (unánimes», Flp 2:2).
El lenguaje de Heb 4:12 sugiere la extrema dificultad de distinguir entre el alma y el espíritu, similares en su
naturaleza y en sus actividades. Generalmente hablando, el espíritu es el elemento más elevado. El espíritu
puede ser reconocido como el principio vital dado al hombre por Dios, y el alma como la vida resultante
constituida en el individuo, siendo el cuerpo el organismo material animado por el alma y el espíritu.
El cuerpo y el alma son los constituyentes del hombre, según Mt 6:25; 10:28; Lc 12:20; Hch 20:10; cuerpo y
espíritu según Lc 8:55; 1 Co 5:3; 7:34; Stg 2:26. En Mt 26:38 se asocian las emociones con el alma, en Jn
13:21 con el espíritu; cf. también Sal 42:11 con 1 R 21:5. En el Sal 35:9 el alma se goza en Dios, en Lc 1:47
el espíritu.
Evidentemente, entonces, las relaciones se pueden resumir de la siguiente manera, «Soma, el cuerpo, y
Pneuma, el espíritu, pueden separarse, mientras que Pneuma y Psuque, alma, solo pueden distinguirse».
20
CUERPO
1. Soma. Es el cuerpo como un todo, el instrumento de la vida, tanto si es de hombre viviente (p.ej., Mt 6:22),
o muerto (Mt 27:52); o en resurrección (1 Co 15:44); o de animales (Heb 13:11); de grano (1 Co 15:37, 38);
de las huestes celestiales (1 Co 15:40). En Ap 18:13 se traduce «hombres» (RV77: «esclavos»). En su uso
figurado se preserva la idea esencial.
En algunas ocasiones la palabra se usa, por sinecdoque, para significar al hombre completo (Mt 5:29; 6:22;
Ro 12:1; Stg 3:6; Ap 18:13). En algunas ocasiones, se identifica a la persona con su cuerpo (Hch 9:37; 13:36),
y esto es así incluso en el caso del Señor Jesús (Jn 19:40, 42). El cuerpo no es el hombre, porque él mismo
puede existir aparte de su cuerpo (2 Co 12:2, 3). El cuerpo es una parte esencial del hombre, y por ello los
redimidos no quedan perfeccionados hasta la resurrección (Heb 11:40). Ninguna persona estará en su estado
final sin su cuerpo (Jn 5:28, 29; Ap 20:13).
También se usa metafóricamente del cuerpo místico de Cristo, en referencia a la Iglesia entera (p.ej., Ef 1:23;
Col 1:18, 22, 24); y también de la iglesia local (1 Co 12:27).
2. Kolon denota primeramente un miembro del cuerpo, especialmente los miembros externos y prominentes,
particularmente los pies, y así, un cuerpo muerto (véanse, p.ej., la LXX, en Lv 26:30; Nm 14:29, 32; Is 66:24,
etc.). Esta palabra se usa en Heb 3:17, «cuerpo», citando a Nm 14:29, 32.
3. Cros significa la superficie de un cuerpo, especialmente del cuerpo humano (Hch 19:12), con referencia a
los paños llevados del cuerpo de Pablo a los enfermos.
4. Sarx, carne, se traduce «cuerpo» en 2 Co 7:5; Gl 4:13, 14; Col 2:5.
5. Ptoma denota, lit., caída (relacionado con pipto, caer); de ahí, lo que ha caído, cadáver (Mt 14:12; 24:28;
Mc 6:29; 15:45: «cuerpo»; y «cadáver» en Ap 11:8, 9).
6. Sussomos, (sun, con, y el Nº 1), es adjetivo que significa unido en el mismo cuerpo (Ef 3:6, de la iglesia).
Significa literalmente: miembro de un mismo cuerpo.
8. Skenoma, deriva de skenóo (acampar, habitar, morar). Se refiere al templo (como residencia de Dios) y al
cuerpo (como albergue del alma). Se traduce como Tabernáculo. En 2 P 1:13, 14 aparece traducido como
«cuerpo».
21
BIBLIOGRAFÍA
DIFERENTES VERSIONES DE LA BIBLIA
RVR Reina Valera (revisión de 1960)
RV09 Reina Valera (revisión de 1909)
RV77 Reina Valera (revisión de 1977)
RV95 Reina Valera (revisión de 1995)
RVA Reina Valera Actualizada (1989)
NVI Nueva Versión Internacional (1995)
BLA Biblia Latinoamericana (1972)
DHH Dios Habla Hoy - La Biblia Versión Popular - LVP (1979)
LBLA La Biblia de las Américas (1986)
BJ Biblia de Jerusalén (1967)
VR Nuevo Testamento Versión Recobro (1994)
NBE Nueva Biblia Española (1975)
VM Versión Moderna (1923)
LXX Septuaginta
BIBLIAS DE ESTUDIO
Biblia Plenitud RVR
Biblia del Diario Vivir RVR
Santa Biblia – Edición de Estudio RV95
Biblia de Estudio Siglo XXI RVA
Biblia de Estudio LBLA
Biblia de Estudio NVI
La Biblia de Estudio DHH
OTROS LIBROS
W. E. Vine Diccionario Expositivo de palabras del Antiguo y del Nuevo Testamento
(Exhaustivo)
Francisco Lacueva Nuevo Testamento Interlineal Griego-Español
Ricardo Cerni Antiguo Testamento Interlineal Hebreo-Español
James Strong Concordancia Exhaustiva de la Biblia
Lewis Sperry Chafer Teología Sistemática – Tomo II
L. Berkhof Teología Sistemática
Charles C. Ryrie Teología Básica
DICCIONARIOS BÍBLICOS
Vila – Escuain Nuevo Diccionario Bíblico Ilustrado
A. Lockward Nuevo Diccionario de la Biblia
Nelson Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia
David R. Powell Nuevo Diccionario Bíblico Certeza
COMENTARIOS BÍBLICOS
James Bartley Nuevo Comentario Bíblico Siglo Veintiuno
Matthew Henry Comentario de la Biblia
22

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

El campo de batalla es nuestra mente
El campo de batalla es nuestra menteEl campo de batalla es nuestra mente
El campo de batalla es nuestra mente
Daniel Sola
 
Guerra espiritual 3er. seminario
Guerra espiritual 3er. seminarioGuerra espiritual 3er. seminario
Guerra espiritual 3er. seminario
Misionebi
 
LOS 10 SECRETOS DEL CORAZÓN
LOS 10 SECRETOS DEL CORAZÓNLOS 10 SECRETOS DEL CORAZÓN
LOS 10 SECRETOS DEL CORAZÓN
Helio Colombe
 
Estudio Del Espiritu Santo
Estudio Del Espiritu SantoEstudio Del Espiritu Santo
Estudio Del Espiritu Santo
educacioncristiana
 
La liberacion
La liberacionLa liberacion
Teoterapia para el Corazón
Teoterapia para el CorazónTeoterapia para el Corazón
Teoterapia para el Corazón
Canadian Federation Of Theotherapy
 
Derribando fortalezas
Derribando fortalezasDerribando fortalezas
Derribando fortalezas
DIEGO PRIETO
 
Creciendo y madurando
Creciendo y madurandoCreciendo y madurando
Creciendo y madurando
pastor
 
Cosas que entristecen al espíritu santo»1 parte Las Palmas 14-07-12 Pastor ...
Cosas que entristecen al espíritu santo»1 parte   Las Palmas 14-07-12 Pastor ...Cosas que entristecen al espíritu santo»1 parte   Las Palmas 14-07-12 Pastor ...
Cosas que entristecen al espíritu santo»1 parte Las Palmas 14-07-12 Pastor ...
determinante2008
 
La Batalla De La Mente
La Batalla De La Mente La Batalla De La Mente
La Batalla De La Mente
Centro de Vida Victoriosa (Iglesia)
 
El espiritu de temor y rebeldia no 2
El espiritu de temor y rebeldia no 2El espiritu de temor y rebeldia no 2
El espiritu de temor y rebeldia no 2
Centro de Vida Victoriosa (Iglesia)
 
El Carácter Cristiano
El Carácter CristianoEl Carácter Cristiano
La autoridad espiritual
La autoridad espiritualLa autoridad espiritual
La autoridad espiritual
Marcelo Valdés
 
Guerra Espiritual
Guerra EspiritualGuerra Espiritual
Guerra Espiritual
lslsls
 
UNA FAMILIA AL SERVICIO DE DIOS
UNA FAMILIA AL SERVICIO DE DIOSUNA FAMILIA AL SERVICIO DE DIOS
UNA FAMILIA AL SERVICIO DE DIOS
Carlos Sialer Horna
 
Estudio biblico conociendo al espiritu santo
Estudio biblico conociendo al espiritu santoEstudio biblico conociendo al espiritu santo
Estudio biblico conociendo al espiritu santo
Oscar Alberto Flores
 
De la abundancia del corazon habla la boca
De la abundancia del corazon habla la bocaDe la abundancia del corazon habla la boca
De la abundancia del corazon habla la boca
Iglesia Cristiana Casa de Júbilo y Consagración
 
Siete pasos para el crecimiento espiritual
Siete pasos para el crecimiento espiritualSiete pasos para el crecimiento espiritual
Siete pasos para el crecimiento espiritual
maritacartin
 
LIBERACIÓN PROFÉTICA DEL ALMA
LIBERACIÓN PROFÉTICA DEL ALMALIBERACIÓN PROFÉTICA DEL ALMA
LIBERACIÓN PROFÉTICA DEL ALMA
Valentin Moraleja
 
El Hombre
El HombreEl Hombre
El Hombre
guestae7a4b
 

La actualidad más candente (20)

El campo de batalla es nuestra mente
El campo de batalla es nuestra menteEl campo de batalla es nuestra mente
El campo de batalla es nuestra mente
 
Guerra espiritual 3er. seminario
Guerra espiritual 3er. seminarioGuerra espiritual 3er. seminario
Guerra espiritual 3er. seminario
 
LOS 10 SECRETOS DEL CORAZÓN
LOS 10 SECRETOS DEL CORAZÓNLOS 10 SECRETOS DEL CORAZÓN
LOS 10 SECRETOS DEL CORAZÓN
 
Estudio Del Espiritu Santo
Estudio Del Espiritu SantoEstudio Del Espiritu Santo
Estudio Del Espiritu Santo
 
La liberacion
La liberacionLa liberacion
La liberacion
 
Teoterapia para el Corazón
Teoterapia para el CorazónTeoterapia para el Corazón
Teoterapia para el Corazón
 
Derribando fortalezas
Derribando fortalezasDerribando fortalezas
Derribando fortalezas
 
Creciendo y madurando
Creciendo y madurandoCreciendo y madurando
Creciendo y madurando
 
Cosas que entristecen al espíritu santo»1 parte Las Palmas 14-07-12 Pastor ...
Cosas que entristecen al espíritu santo»1 parte   Las Palmas 14-07-12 Pastor ...Cosas que entristecen al espíritu santo»1 parte   Las Palmas 14-07-12 Pastor ...
Cosas que entristecen al espíritu santo»1 parte Las Palmas 14-07-12 Pastor ...
 
La Batalla De La Mente
La Batalla De La Mente La Batalla De La Mente
La Batalla De La Mente
 
El espiritu de temor y rebeldia no 2
El espiritu de temor y rebeldia no 2El espiritu de temor y rebeldia no 2
El espiritu de temor y rebeldia no 2
 
El Carácter Cristiano
El Carácter CristianoEl Carácter Cristiano
El Carácter Cristiano
 
La autoridad espiritual
La autoridad espiritualLa autoridad espiritual
La autoridad espiritual
 
Guerra Espiritual
Guerra EspiritualGuerra Espiritual
Guerra Espiritual
 
UNA FAMILIA AL SERVICIO DE DIOS
UNA FAMILIA AL SERVICIO DE DIOSUNA FAMILIA AL SERVICIO DE DIOS
UNA FAMILIA AL SERVICIO DE DIOS
 
Estudio biblico conociendo al espiritu santo
Estudio biblico conociendo al espiritu santoEstudio biblico conociendo al espiritu santo
Estudio biblico conociendo al espiritu santo
 
De la abundancia del corazon habla la boca
De la abundancia del corazon habla la bocaDe la abundancia del corazon habla la boca
De la abundancia del corazon habla la boca
 
Siete pasos para el crecimiento espiritual
Siete pasos para el crecimiento espiritualSiete pasos para el crecimiento espiritual
Siete pasos para el crecimiento espiritual
 
LIBERACIÓN PROFÉTICA DEL ALMA
LIBERACIÓN PROFÉTICA DEL ALMALIBERACIÓN PROFÉTICA DEL ALMA
LIBERACIÓN PROFÉTICA DEL ALMA
 
El Hombre
El HombreEl Hombre
El Hombre
 

Similar a ESPIRITU_ALMA_Y_CUERPO (1).pdf

El problema no es el problema
El problema no es el problemaEl problema no es el problema
El problema no es el problema
getsemanineuquen
 
Ministración del Alma
Ministración del AlmaMinistración del Alma
Ministración del Alma
Elizabeth García de García
 
##El verdadero estado de los muertos y la resurrección##. por alexander gell ...
##El verdadero estado de los muertos y la resurrección##. por alexander gell ...##El verdadero estado de los muertos y la resurrección##. por alexander gell ...
##El verdadero estado de los muertos y la resurrección##. por alexander gell ...
Sana Doctrina Cristiana
 
Leccion1 Espiritualidad Cristiana
Leccion1 Espiritualidad CristianaLeccion1 Espiritualidad Cristiana
Leccion1 Espiritualidad Cristiana
Jose Otero
 
Bienaventuranz vii.
Bienaventuranz vii.Bienaventuranz vii.
Bienaventuranz vii.
josue villanueva
 
Triple naturaleza del_hombre
Triple naturaleza del_hombreTriple naturaleza del_hombre
Triple naturaleza del_hombre
Javier Granados Rivero
 
Administrando el alma
Administrando el almaAdministrando el alma
Administrando el alma
Ministerios Ebenezer Commerce CA
 
Quién es el espíritu santo
Quién es el espíritu santoQuién es el espíritu santo
Quién es el espíritu santo
Ministerio Infantil Arcoiris
 
La triple Naturaleza del Hombre estudio.
La triple Naturaleza del Hombre estudio.La triple Naturaleza del Hombre estudio.
La triple Naturaleza del Hombre estudio.
amayarogel
 
Espiritu alma y_cuerpo
Espiritu alma y_cuerpoEspiritu alma y_cuerpo
Espiritu alma y_cuerpo
JOSE GARCIA PERALTA
 
Escrito 24 dotaciones espirituales
Escrito 24 dotaciones espiritualesEscrito 24 dotaciones espirituales
Escrito 24 dotaciones espirituales
Estudiantes Urantia
 
EL ESPÍRITU SANTO
EL ESPÍRITU SANTOEL ESPÍRITU SANTO
EL ESPÍRITU SANTO
sindone
 
Qué es el espíritu humano según la biblia
Qué es el espíritu humano según la bibliaQué es el espíritu humano según la biblia
Qué es el espíritu humano según la biblia
ssuserc5a5f2
 
Cuerpo alma espiritu
Cuerpo alma espirituCuerpo alma espiritu
Cuerpo alma espiritu
Meditaciones
 
Cómo creó Dios al hombre y cómo Satanás produjo su caída por Diegmau
Cómo creó Dios al hombre y cómo Satanás produjo su caída por DiegmauCómo creó Dios al hombre y cómo Satanás produjo su caída por Diegmau
Cómo creó Dios al hombre y cómo Satanás produjo su caída por Diegmau
Diegmau
 
Espiritu alma y cuerpo pp
Espiritu alma y cuerpo ppEspiritu alma y cuerpo pp
Espiritu alma y cuerpo pp
JOSE GARCIA PERALTA
 
Alma y espíritu
Alma y espíritu Alma y espíritu
Alma y espíritu
RONALD RAMIREZ OLANO
 
_Alma_.pdf
_Alma_.pdf_Alma_.pdf
_Alma_.pdf
P. Noel Ortiz
 
Que es alma y que es espíritu
Que es  alma  y  que   es  espírituQue es  alma  y  que   es  espíritu
Que es alma y que es espíritu
RONALD RAMIREZ OLANO
 
Que es alma y que es espíritu
Que es  alma  y  que   es  espírituQue es  alma  y  que   es  espíritu
Que es alma y que es espíritu
Ronald Ramìrez Olano
 

Similar a ESPIRITU_ALMA_Y_CUERPO (1).pdf (20)

El problema no es el problema
El problema no es el problemaEl problema no es el problema
El problema no es el problema
 
Ministración del Alma
Ministración del AlmaMinistración del Alma
Ministración del Alma
 
##El verdadero estado de los muertos y la resurrección##. por alexander gell ...
##El verdadero estado de los muertos y la resurrección##. por alexander gell ...##El verdadero estado de los muertos y la resurrección##. por alexander gell ...
##El verdadero estado de los muertos y la resurrección##. por alexander gell ...
 
Leccion1 Espiritualidad Cristiana
Leccion1 Espiritualidad CristianaLeccion1 Espiritualidad Cristiana
Leccion1 Espiritualidad Cristiana
 
Bienaventuranz vii.
Bienaventuranz vii.Bienaventuranz vii.
Bienaventuranz vii.
 
Triple naturaleza del_hombre
Triple naturaleza del_hombreTriple naturaleza del_hombre
Triple naturaleza del_hombre
 
Administrando el alma
Administrando el almaAdministrando el alma
Administrando el alma
 
Quién es el espíritu santo
Quién es el espíritu santoQuién es el espíritu santo
Quién es el espíritu santo
 
La triple Naturaleza del Hombre estudio.
La triple Naturaleza del Hombre estudio.La triple Naturaleza del Hombre estudio.
La triple Naturaleza del Hombre estudio.
 
Espiritu alma y_cuerpo
Espiritu alma y_cuerpoEspiritu alma y_cuerpo
Espiritu alma y_cuerpo
 
Escrito 24 dotaciones espirituales
Escrito 24 dotaciones espiritualesEscrito 24 dotaciones espirituales
Escrito 24 dotaciones espirituales
 
EL ESPÍRITU SANTO
EL ESPÍRITU SANTOEL ESPÍRITU SANTO
EL ESPÍRITU SANTO
 
Qué es el espíritu humano según la biblia
Qué es el espíritu humano según la bibliaQué es el espíritu humano según la biblia
Qué es el espíritu humano según la biblia
 
Cuerpo alma espiritu
Cuerpo alma espirituCuerpo alma espiritu
Cuerpo alma espiritu
 
Cómo creó Dios al hombre y cómo Satanás produjo su caída por Diegmau
Cómo creó Dios al hombre y cómo Satanás produjo su caída por DiegmauCómo creó Dios al hombre y cómo Satanás produjo su caída por Diegmau
Cómo creó Dios al hombre y cómo Satanás produjo su caída por Diegmau
 
Espiritu alma y cuerpo pp
Espiritu alma y cuerpo ppEspiritu alma y cuerpo pp
Espiritu alma y cuerpo pp
 
Alma y espíritu
Alma y espíritu Alma y espíritu
Alma y espíritu
 
_Alma_.pdf
_Alma_.pdf_Alma_.pdf
_Alma_.pdf
 
Que es alma y que es espíritu
Que es  alma  y  que   es  espírituQue es  alma  y  que   es  espíritu
Que es alma y que es espíritu
 
Que es alma y que es espíritu
Que es  alma  y  que   es  espírituQue es  alma  y  que   es  espíritu
Que es alma y que es espíritu
 

Último

Clase 1. Intro Sistemas Distribuido.pptx
Clase 1. Intro Sistemas Distribuido.pptxClase 1. Intro Sistemas Distribuido.pptx
Clase 1. Intro Sistemas Distribuido.pptx
LesmeTorres
 
2023-01-OBSAN-TESIS-GRADO-NUT-COSUMO-ALIMENTOS-Y-SITUACION-SAN-EN-HOGARES-HN.pdf
2023-01-OBSAN-TESIS-GRADO-NUT-COSUMO-ALIMENTOS-Y-SITUACION-SAN-EN-HOGARES-HN.pdf2023-01-OBSAN-TESIS-GRADO-NUT-COSUMO-ALIMENTOS-Y-SITUACION-SAN-EN-HOGARES-HN.pdf
2023-01-OBSAN-TESIS-GRADO-NUT-COSUMO-ALIMENTOS-Y-SITUACION-SAN-EN-HOGARES-HN.pdf
indiansept18
 
SISTEMA SOLAR _20240706_130000_0000.pdf
SISTEMA SOLAR  _20240706_130000_0000.pdfSISTEMA SOLAR  _20240706_130000_0000.pdf
SISTEMA SOLAR _20240706_130000_0000.pdf
gabrieltenorio403
 
El sueño del pongo análisis literario jajabdjaksbdjiswnndndjdkdbdbddnsnsnsndn...
El sueño del pongo análisis literario jajabdjaksbdjiswnndndjdkdbdbddnsnsnsndn...El sueño del pongo análisis literario jajabdjaksbdjiswnndndjdkdbdbddnsnsnsndn...
El sueño del pongo análisis literario jajabdjaksbdjiswnndndjdkdbdbddnsnsnsndn...
REYNALDOMORALES20
 
La_Arquitectura_en_Europa_1750-1900_Mark_Torres_Guillen.pptx
La_Arquitectura_en_Europa_1750-1900_Mark_Torres_Guillen.pptxLa_Arquitectura_en_Europa_1750-1900_Mark_Torres_Guillen.pptx
La_Arquitectura_en_Europa_1750-1900_Mark_Torres_Guillen.pptx
frenyergt23
 
auditoria de cuentas por cobrar y su alcance
auditoria de cuentas por cobrar y su alcanceauditoria de cuentas por cobrar y su alcance
auditoria de cuentas por cobrar y su alcance
luisdavidzapet200
 
ARGUEDAS, ENTRE EL FUEGO Y EL AMOR.pdf.pdf
ARGUEDAS, ENTRE EL FUEGO Y EL AMOR.pdf.pdfARGUEDAS, ENTRE EL FUEGO Y EL AMOR.pdf.pdf
ARGUEDAS, ENTRE EL FUEGO Y EL AMOR.pdf.pdf
VanesaCS1
 
Girls Call Hyderabad 000XX00000 Provide Best And Top Girl Service And No1 in ...
Girls Call Hyderabad 000XX00000 Provide Best And Top Girl Service And No1 in ...Girls Call Hyderabad 000XX00000 Provide Best And Top Girl Service And No1 in ...
Girls Call Hyderabad 000XX00000 Provide Best And Top Girl Service And No1 in ...
mukeshagarwal5411
 
Massiel_Rodríguez.pptx MApa Conceptual Proyecto Social
Massiel_Rodríguez.pptx MApa Conceptual Proyecto SocialMassiel_Rodríguez.pptx MApa Conceptual Proyecto Social
Massiel_Rodríguez.pptx MApa Conceptual Proyecto Social
massielrodriguez33
 
EL NIÑO CON EL PIJAMA DE RAYAS - Final (3).docx
EL NIÑO CON EL PIJAMA DE RAYAS - Final (3).docxEL NIÑO CON EL PIJAMA DE RAYAS - Final (3).docx
EL NIÑO CON EL PIJAMA DE RAYAS - Final (3).docx
MelanyCristinaBarboz
 
S-4_S_ Informe de servicio del campo.pdf
S-4_S_ Informe de servicio del campo.pdfS-4_S_ Informe de servicio del campo.pdf
S-4_S_ Informe de servicio del campo.pdf
torrerogasza
 
REPORTE-HEMEROGRÁFICO-JUNIO 2024-IRAPUATO.pdf
REPORTE-HEMEROGRÁFICO-JUNIO 2024-IRAPUATO.pdfREPORTE-HEMEROGRÁFICO-JUNIO 2024-IRAPUATO.pdf
REPORTE-HEMEROGRÁFICO-JUNIO 2024-IRAPUATO.pdf
IrapuatoCmovamos
 
TRIPTICO CULTURA ROMANA PARA JOVENES ESTUDIANTES
TRIPTICO CULTURA ROMANA PARA  JOVENES ESTUDIANTESTRIPTICO CULTURA ROMANA PARA  JOVENES ESTUDIANTES
TRIPTICO CULTURA ROMANA PARA JOVENES ESTUDIANTES
DayanaraCarranzaAnam
 
correlación variables, gráficos spss variables
correlación variables, gráficos spss variablescorrelación variables, gráficos spss variables
correlación variables, gráficos spss variables
rutynana25
 
Inmunohematologia tarjetas de gel biorad
Inmunohematologia tarjetas de gel bioradInmunohematologia tarjetas de gel biorad
Inmunohematologia tarjetas de gel biorad
MarianaMartinezOsuna1
 
TECNICA DEL MANTRA ORGANIZADOR VISUAL GIANFRANCO CÓRDOVA.docx
TECNICA DEL MANTRA ORGANIZADOR VISUAL GIANFRANCO CÓRDOVA.docxTECNICA DEL MANTRA ORGANIZADOR VISUAL GIANFRANCO CÓRDOVA.docx
TECNICA DEL MANTRA ORGANIZADOR VISUAL GIANFRANCO CÓRDOVA.docx
boticassaluddelsur
 
TESIS ENTORNO FAMILIAR INFLUENCIA RENDIMIENTO ESCOLAR1.pdf
TESIS ENTORNO FAMILIAR INFLUENCIA RENDIMIENTO ESCOLAR1.pdfTESIS ENTORNO FAMILIAR INFLUENCIA RENDIMIENTO ESCOLAR1.pdf
TESIS ENTORNO FAMILIAR INFLUENCIA RENDIMIENTO ESCOLAR1.pdf
RosmeryGallegosManda1
 
ABORTO-Una mirada ética al dilema de nuestro tiempo.pptx
ABORTO-Una mirada ética al dilema de nuestro tiempo.pptxABORTO-Una mirada ética al dilema de nuestro tiempo.pptx
ABORTO-Una mirada ética al dilema de nuestro tiempo.pptx
mjgonzales2789
 
Girls Call Hyderabad 000XX00000 Provide Best And Top Girl Service And No1 in ...
Girls Call Hyderabad 000XX00000 Provide Best And Top Girl Service And No1 in ...Girls Call Hyderabad 000XX00000 Provide Best And Top Girl Service And No1 in ...
Girls Call Hyderabad 000XX00000 Provide Best And Top Girl Service And No1 in ...
mukeshagarwal5411
 
Presentacion lenguaje, lengua y habla.pptx
Presentacion lenguaje, lengua y habla.pptxPresentacion lenguaje, lengua y habla.pptx
Presentacion lenguaje, lengua y habla.pptx
matoscuevaswalinanto
 

Último (20)

Clase 1. Intro Sistemas Distribuido.pptx
Clase 1. Intro Sistemas Distribuido.pptxClase 1. Intro Sistemas Distribuido.pptx
Clase 1. Intro Sistemas Distribuido.pptx
 
2023-01-OBSAN-TESIS-GRADO-NUT-COSUMO-ALIMENTOS-Y-SITUACION-SAN-EN-HOGARES-HN.pdf
2023-01-OBSAN-TESIS-GRADO-NUT-COSUMO-ALIMENTOS-Y-SITUACION-SAN-EN-HOGARES-HN.pdf2023-01-OBSAN-TESIS-GRADO-NUT-COSUMO-ALIMENTOS-Y-SITUACION-SAN-EN-HOGARES-HN.pdf
2023-01-OBSAN-TESIS-GRADO-NUT-COSUMO-ALIMENTOS-Y-SITUACION-SAN-EN-HOGARES-HN.pdf
 
SISTEMA SOLAR _20240706_130000_0000.pdf
SISTEMA SOLAR  _20240706_130000_0000.pdfSISTEMA SOLAR  _20240706_130000_0000.pdf
SISTEMA SOLAR _20240706_130000_0000.pdf
 
El sueño del pongo análisis literario jajabdjaksbdjiswnndndjdkdbdbddnsnsnsndn...
El sueño del pongo análisis literario jajabdjaksbdjiswnndndjdkdbdbddnsnsnsndn...El sueño del pongo análisis literario jajabdjaksbdjiswnndndjdkdbdbddnsnsnsndn...
El sueño del pongo análisis literario jajabdjaksbdjiswnndndjdkdbdbddnsnsnsndn...
 
La_Arquitectura_en_Europa_1750-1900_Mark_Torres_Guillen.pptx
La_Arquitectura_en_Europa_1750-1900_Mark_Torres_Guillen.pptxLa_Arquitectura_en_Europa_1750-1900_Mark_Torres_Guillen.pptx
La_Arquitectura_en_Europa_1750-1900_Mark_Torres_Guillen.pptx
 
auditoria de cuentas por cobrar y su alcance
auditoria de cuentas por cobrar y su alcanceauditoria de cuentas por cobrar y su alcance
auditoria de cuentas por cobrar y su alcance
 
ARGUEDAS, ENTRE EL FUEGO Y EL AMOR.pdf.pdf
ARGUEDAS, ENTRE EL FUEGO Y EL AMOR.pdf.pdfARGUEDAS, ENTRE EL FUEGO Y EL AMOR.pdf.pdf
ARGUEDAS, ENTRE EL FUEGO Y EL AMOR.pdf.pdf
 
Girls Call Hyderabad 000XX00000 Provide Best And Top Girl Service And No1 in ...
Girls Call Hyderabad 000XX00000 Provide Best And Top Girl Service And No1 in ...Girls Call Hyderabad 000XX00000 Provide Best And Top Girl Service And No1 in ...
Girls Call Hyderabad 000XX00000 Provide Best And Top Girl Service And No1 in ...
 
Massiel_Rodríguez.pptx MApa Conceptual Proyecto Social
Massiel_Rodríguez.pptx MApa Conceptual Proyecto SocialMassiel_Rodríguez.pptx MApa Conceptual Proyecto Social
Massiel_Rodríguez.pptx MApa Conceptual Proyecto Social
 
EL NIÑO CON EL PIJAMA DE RAYAS - Final (3).docx
EL NIÑO CON EL PIJAMA DE RAYAS - Final (3).docxEL NIÑO CON EL PIJAMA DE RAYAS - Final (3).docx
EL NIÑO CON EL PIJAMA DE RAYAS - Final (3).docx
 
S-4_S_ Informe de servicio del campo.pdf
S-4_S_ Informe de servicio del campo.pdfS-4_S_ Informe de servicio del campo.pdf
S-4_S_ Informe de servicio del campo.pdf
 
REPORTE-HEMEROGRÁFICO-JUNIO 2024-IRAPUATO.pdf
REPORTE-HEMEROGRÁFICO-JUNIO 2024-IRAPUATO.pdfREPORTE-HEMEROGRÁFICO-JUNIO 2024-IRAPUATO.pdf
REPORTE-HEMEROGRÁFICO-JUNIO 2024-IRAPUATO.pdf
 
TRIPTICO CULTURA ROMANA PARA JOVENES ESTUDIANTES
TRIPTICO CULTURA ROMANA PARA  JOVENES ESTUDIANTESTRIPTICO CULTURA ROMANA PARA  JOVENES ESTUDIANTES
TRIPTICO CULTURA ROMANA PARA JOVENES ESTUDIANTES
 
correlación variables, gráficos spss variables
correlación variables, gráficos spss variablescorrelación variables, gráficos spss variables
correlación variables, gráficos spss variables
 
Inmunohematologia tarjetas de gel biorad
Inmunohematologia tarjetas de gel bioradInmunohematologia tarjetas de gel biorad
Inmunohematologia tarjetas de gel biorad
 
TECNICA DEL MANTRA ORGANIZADOR VISUAL GIANFRANCO CÓRDOVA.docx
TECNICA DEL MANTRA ORGANIZADOR VISUAL GIANFRANCO CÓRDOVA.docxTECNICA DEL MANTRA ORGANIZADOR VISUAL GIANFRANCO CÓRDOVA.docx
TECNICA DEL MANTRA ORGANIZADOR VISUAL GIANFRANCO CÓRDOVA.docx
 
TESIS ENTORNO FAMILIAR INFLUENCIA RENDIMIENTO ESCOLAR1.pdf
TESIS ENTORNO FAMILIAR INFLUENCIA RENDIMIENTO ESCOLAR1.pdfTESIS ENTORNO FAMILIAR INFLUENCIA RENDIMIENTO ESCOLAR1.pdf
TESIS ENTORNO FAMILIAR INFLUENCIA RENDIMIENTO ESCOLAR1.pdf
 
ABORTO-Una mirada ética al dilema de nuestro tiempo.pptx
ABORTO-Una mirada ética al dilema de nuestro tiempo.pptxABORTO-Una mirada ética al dilema de nuestro tiempo.pptx
ABORTO-Una mirada ética al dilema de nuestro tiempo.pptx
 
Girls Call Hyderabad 000XX00000 Provide Best And Top Girl Service And No1 in ...
Girls Call Hyderabad 000XX00000 Provide Best And Top Girl Service And No1 in ...Girls Call Hyderabad 000XX00000 Provide Best And Top Girl Service And No1 in ...
Girls Call Hyderabad 000XX00000 Provide Best And Top Girl Service And No1 in ...
 
Presentacion lenguaje, lengua y habla.pptx
Presentacion lenguaje, lengua y habla.pptxPresentacion lenguaje, lengua y habla.pptx
Presentacion lenguaje, lengua y habla.pptx
 

ESPIRITU_ALMA_Y_CUERPO (1).pdf

  • 2. SUMARIO ESPIRITU, ALMA Y CUERPO EL ESPÍRITU EL ALMA EL CORAZÓN EL CUERPO DEFINICIONES BIBLIOGRAFÍA 2
  • 3. ESPÍRITU, ALMA Y CUERPO 1 Ts 5:23 Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo. El propósito de Dios para nuestra vida es que Espíritu, Alma y Cuerpo sean santificados por completo (todo mi ser). Gn 2:7 Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente. “Formó” (Heb. Yasar). Esta palabra se utiliza cuando el alfarero esta moldeando con sus manos el material con que trabaja. Dios como un alfarero formo el cuerpo del polvo de la tierra. “Aliento de vida” es el aliento de Dios que dio vida al hombre. Dios forma el espíritu dentro del hombre (Zac 12:1). En el capítulo 7 del libro de Génesis se lo llama “Aliento de espíritu” (Gn 7:22). “Vida” (Heb. Jay). Palabra que manifiesta pluralidad. “Aliento” (Heb. Rûaj). También se traduce como espíritu, viento, soplo. En el nuevo Testamento se utiliza la palabra griega Pneuma. Cuando este aliento entra en el cuerpo ya no es el Aliento de Dios, sino que sencillamente se convierte en espíritu del Hombre. Ahora bien, cuando el espíritu del hombre reaccionó con el cuerpo, se formó el alma. “Ser” (Heb. Nepesh). Esta palabra hebrea significa alma. La versión Reina Valera 1909 traduce correctamente: “Formó, pues, Jehová Dios al hombre del polvo de la tierra, y alentó en su nariz soplo de vida; y fué el hombre en alma viviente”. Recapitulación: 1. Dios crea el cuerpo. 2. Dios sopla aliento de vida en el hombre. 3. Se crea el espíritu humano. 4. El espíritu y el cuerpo reaccionan. 5. El hombre es un alma viviente (alma que tiene vida). El hombre es un ALMA, tiene un ESPÍRITU (Ec 12:7; 1 Co 2:11) y esta en un CUERPO (2 Co 5:6). En consecuencia, el ser humano es primeramente alma, por eso la Biblia habla muchas veces de la salvación de las almas (Ez 3:19; 18:4). Adán fue llamado alma viviente (1 Co 15:45). Por lo tanto en este versículo vemos todo nuestro ser: cuerpo (polvo de la tierra), espíritu (aliento de vida) y alma (ser viviente). El espíritu es el que da la vida (Jn 6:63; Job 33:4; Stg 2:26). 3
  • 4. Volviendo a la palabra hebrea Jay la cual significa una vida en pluralidad. Se refiere no solamente a la vida física sino a la vida espiritual (vida eterna). El que no conoce al Señor puede estar viviendo, respirando, pero esto no implica que esté participando de la vida eterna de Dios la cual según la Biblia es el “conocimiento espiritual de la existencia de Dios” (Jn 17:3). Cuando nosotros venimos al conocimiento de Dios es cuando hemos nacido de nuevo y nuestro espíritu caído por el pecado es regenerado por el Espíritu Santo. En ese momento nuestro espíritu nace a una vida espiritual. Cuando uno se acerca a Jesucristo y se arrepiente de sus pecados y confiesa a Jesús como Señor y Salvador, en ese instante el Espíritu Santo entra en la persona y levanta el espíritu caído de la persona y de ese modo ésta persona nace del Espíritu Santo cumpliéndose la escritura que dice: “Lo que es nacido del Espíritu (Espíritu Santo), espíritu (espíritu del hombre) es” (Jn 3:6). A partir de ese momento la persona tiene acceso a lo que es un mundo espiritual. La persona experimenta en su ser muchas sensaciones que antes no experimentaba por cuanto su espíritu estaba caído. Se conoce como espíritu caído al espíritu que no tiene poder de actuar y tomar control sobre el hombre. Es un espíritu que lanza ligeros destellos de su existencia, pero el alma con todas sus funciones y con todo su poder, tapa las funciones del espíritu. El alma es un medio unificador del cuerpo con el espíritu. En el alma está la individualidad propia de cada persona (personalidad). Es única. No hay dos almas iguales. Con ella pensamos (mente), sentimos (emociones) y actuamos (voluntad). Heb 4:12 Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. Espíritu no es lo mismo que alma. Al hablar de división es que se trata de dos aspectos en la vida del hombre completamente diferente. El cuerpo es la parte de nuestro ser que nos da conciencia del mundo terrenal. El alma al contener la individualidad, nos da conciencia de uno mismo. El espíritu que es el órgano creado por Dios para comunicarse con el ser humano, nos da conciencia de Dios. El alma tiene acceso al mundo terrenal a través del cuerpo y asimismo tiene acceso al mundo espiritual a través de su espíritu. El espíritu recibe la revelación de Dios y luego pasa al alma (a los pensamientos, a las emociones y a la voluntad del hombre). En la voluntad, el hombre elige obedecer lo que ha recibido del reino espiritual de Dios a través de su espíritu o hacer su propia voluntad y obedecer a los deseos del cuerpo con toda la influencia del mundo exterior. Si el alma decide no obedecer a Dios entonces reprime al espíritu y prevalece el poder del alma con sus propios deseos, pensamientos, actitudes, callando lo que Dios le está revelando a través de su espíritu. Mientras que si decide obedecer a Dios, entonces el alma se sujeta voluntariamente a que el espíritu con su poder controle todo el ser. Si se da el segundo caso, entonces la persona lleva una vida espiritual. El propósito de Dios es que sea el espíritu el que debe gobernar a todo el ser, no el alma. Cuando seamos transformados y estemos en un cuerpo redimido ya no vamos a tener la necesidad de que la voluntad de nuestra alma elija obedecer a Dios o no obedecer porque en ese momento nuestro espíritu ha de gobernar todo nuestro ser. 4
  • 5. 1 Co 15:44-45 44 Se siembra cuerpo animal, resucitará cuerpo espiritual. Hay cuerpo animal, y hay cuerpo espiritual. 45 Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, espíritu vivificante. La frase “cuerpo animal” en el original griego dice “cuerpo natural”. Aquí usa la palabra Psiqueikon (animado) la cual deriva de la palabra Psyque (alma). La versión Dios Habla Hoy traduce “cuerpo animal”. En la resurrección tendremos un cuerpo espiritual y el espíritu controlará todo nuestro ser. Mientras estemos en cuerpo natural, el alma tiene mas poder. El verso 45 dice “Así también está escrito…” reforzando lo que dice el verso 44. “…primer hombre Adán alma viviente (poder del alma); el postrer Adán, espíritu vivificante (poder del espíritu)” Para lograr que nuestro espíritu tome el control de nuestro ser, debe unirse al Señor (1 Co 6:17). 5
  • 6. EL ESPÍRITU 1 Co 2:9-15 9 Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman. 10 Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios. 11 Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios. 12 Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido, 13 lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual. 14 Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente. 15 En cambio el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie. En este pasaje encontramos muchas cosas interesantes. Primero habla del ojo y del oído, es decir partes del cuerpo. También habla del corazón muy relacionado a la mente o sea al alma (Mt 15:19). El pasaje nos dice que las cosas de Dios no se las puede percibir con el cuerpo (representado por el ojo y el oído) ni tampoco con el alma (representado por el corazón). El verso 10 nos dice claramente que las cosas de Dios se las percibe por medio del Espíritu Santo. El Espíritu Santo escudriña lo profundo de Dios y al escudriñar nos puede dar a conocer las cosas que vienen de lo profundo de Dios. v. 11 El espíritu del hombre conoce lo más profundo del hombre. El espíritu del hombre conoce más que el alma o el cuerpo las cosas del hombre. Es en el espíritu donde nosotros tenemos un conocimiento (saber) y no es un saber mental, lógico, intelectual o racional, sino que es un saber espiritual. Es en mi espíritu donde el Espíritu Santo de Dios puede revelar las cosas más profundas de Dios. Según Génesis 1:26, nosotros fuimos hechos a imagen y semejanza de Dios. Puesto que es un Dios trino (Padre, Hijo y Espíritu Santo), nosotros somos seres tripartitos (espíritu, alma y cuerpo). Esto constituye una analogía de cómo Dios nos ha creado. Esto también se puede apreciar en el tabernáculo y en el templo: Atrio, Lugar Santo y Lugar Santísimo. v. 12 es en nuestro espíritu donde recibimos el Espíritu Santo. A través del Espíritu Santo recibimos en el nuestro la certeza de que somos hijos de Dios (Ro 8:16). También se menciona al “espíritu del mundo” el cual también puede ser alojado en el ser humano si este no conoce a Dios. Este espíritu del mundo es sin duda alguna un espíritu satánico. En Efesios 2:1-3 se refleja nuestra situación anterior antes de la conversión. El verso 2 menciona al “espíritu que opera en los hijos de desobediencia” refiriéndose Satanás (príncipe de la potestad del aire). Esto hoy en día refleja al espíritu del mundo. Nosotros hemos recibido el Espíritu Santo para que sepamos lo que Dios nos ha concedido. Y es en nuestro espíritu en donde podemos saber lo que Dios nos ha concedido. v. 13 “lo cual”. Lo que Dios nos ha concedido; las cosas de Dios; etc. Nosotros hablamos con las palabras que enseña el Espíritu Santo. Al saber las cosas de Dios, podemos hablar de las cosas de Dios. 6
  • 7. v. 14 Las personas no perciben las cosas del Espíritu de Dios. No es con el cuerpo o la mente (alma) sino con el espíritu con que se ha de discernir. v. 15 el hombre espiritual puede tener un juicio espiritual (1 Co 5:3) que no destruye, que sabe lo que está de acuerdo a la voluntad de Dios y lo que no está de acuerdo a la voluntad de Dios. El creyente anímico (hombre natural) juzga en su carne en base a los que su mente o emociones le dicen. Esta persona está ligada a los sentimientos. Uno puede orar o cantar en el espíritu (1 Co 14:14-15), pues es en la voluntad del alma en donde podemos decidir. Los dones se sujetan a la voluntad del alma. Habiendo recibido los dones espirituales, está en la voluntad del hombre el hacer uso de ellos o no. Entonces se da una oración completa: 1) el alma decide orar; 2) el espíritu ora; 3) el cuerpo interviene (a través de la voz y de las palabras). Mientras la lengua (cuerpo) está controlada por nuestro espíritu a través de nuestra voluntad (alma), de ese modo permitimos que nuestro espíritu tome el control de nuestro cuerpo. Heb 12:23-24 23 a la congregación de los primogénitos que están inscritos en los cielos, a Dios el Juez de todos, a los espíritus de los justos hechos perfectos, 24 a Jesús el Mediador del nuevo pacto, y a la sangre rociada que habla mejor que la de Abel. Cuando uno se convierte al Señor, tiene acceso a un mundo espiritual a través de su espíritu, ya que solo los “espíritus de los justos hechos perfectos” tienen acceso al reino espiritual de Dios. v. 23 Un espíritu justo es un espíritu justificado (por medio de la fe). Las palabras “hechos perfecto” nos habla de grados de perfeccionamiento. A medida que el espíritu sea cada vez mas perfeccionado, va a tener mayor poder sobre el alma y esta a su vez sobre el cuerpo. De este modo vamos a poder resistir toda la mundanalidad que el Diablo y sus demonios arrojen sobre nosotros. v. 24 Por el espíritu tenemos acceso a la sangre de Cristo y a Jesús mismo. A través de nuestro espíritu podemos adorar a Dios (Jn 4:23-24). El alma no sirve para adorar a Dios sino que el espíritu está hecho para adorar a Dios. El espíritu toma la iniciativa de adorar y alabar (Sal 103:1). FUNCIONES DEL ESPÍRITU CONCIENCIA Ro 9:1 Verdad digo en Cristo, no miento, y mi conciencia me da testimonio en el Espíritu Santo. La conciencia es el lugar donde actúa el Espíritu Santo. Cómo éste último actúa y opera sobre el espíritu, podemos decir que la conciencia es una función del espíritu regenerado. Conciencia (gr. suneidesis) significa uno conociendo con (sun, con; oida, conocer), esto es, un co- conocimiento (con uno mismo), el testimonio dado de la propia conducta por la conciencia, aquella facultad mediante la cual llegamos a saber la voluntad de Dios, como aquello que está dispuesto para gobernar nuestras vidas; de ahí: (a) el sentido de culpa delante de Dios (Heb 10:2); (b) aquel proceso de pensamiento que distingue lo que considera moralmente bueno o malo, alabando lo bueno, condenando lo malo, y así 7
  • 8. impulsando a hacer lo primero, y a evitar lo último; Ro 2:15, dando testimonio de la ley de Dios; 9:1; 2 Co 1:12; actuando de una cierta manera debido a que la conciencia lo demanda (Ro 13:5); y para no provocar escrúpulos de conciencia a otros (1 Co 10:28, 29); no poniendo nada innecesariamente en tela de juicio, como si la conciencia lo demandara (1 Co 10:25, 27); «recomendándose uno mismo a la conciencia de cada hombre» (2 Co 4:2; cf. 5:11). Puede que una conciencia no sea lo suficientemente fuerte como para distinguir claramente entre lo legítimo y lo ilegítimo (1 Co 8:7, 10, 12; hay quienes consideran que aquí lo que significa es estar consciente). La frase «conciencia delante de Dios» en 1 P 2:19 significa una conciencia (o quizás estar consciente) controlada de tal manera por el reconocimiento de la persona de Dios, que la persona se da cuenta de que los dolores deben ser soportados de acuerdo con su voluntad. Heb 9:9 enseña que los sacrificios bajo la Ley no podían perfeccionar a una persona de tal manera que pudiera llegar a considerarse como libre de culpa. La conciencia no es algo terrenal o palpable porque ella se encuentra en el mundo espiritual. Mediante la conciencia: podemos discernir lo que está bien y lo que está mal; podemos distinguir lo bueno de lo malo; podemos distinguir lo que es verdad y lo que es mentira. No debemos confundir la conciencia (que está en el mundo espiritual) con la mente (racionamiento lógico). Dios muestra a través de la conciencia. No es un conocimiento que es producto de la experiencia o del aprendizaje. Este conocimiento viene de forma directa y no interviene la mente, ni el pensamiento. Es un espontáneo juicio directo. En este caso la conciencia se caracteriza por un conocimiento espontáneo directo preciso en nuestro interior que nos hace saber lo bueno y lo malo. Es el lugar donde el Espíritu Santo redarguye de pecado. Nuestra conciencia nos ha de permitir actuar con rectitud (Sal 51:10). Con cada pecado la conciencia se va manchando hasta que se insensibiliza y el Espíritu de Dios deja de actuar en el espíritu y la persona pierde toda sensibilidad espiritual y se entrega con más fuerza al pecado. Esto se conoce como la caída de los creyentes. Ro 8:16 El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios. Mediante la conciencia recibimos el veredicto de Dios (en nuestro espíritu). En Hechos 17:16 vemos que el espíritu de Pablo estaba enardecido porque en su interior el Espíritu Santo le había hecho conocer un veredicto. Pablo emitió un juicio utilizando su espíritu (1 Co 5:3). Al decir “Ciertamente”, se refiere a que tenía toda la seguridad y toda la certeza. INTUICIÓN Mr 2:8 Y conociendo luego Jesús en su espíritu que cavilaban de esta manera dentro de si mismos les dijo: ¿Por qué cavilaís así en vuestros corazones? Aquí se da un conocimiento intuitivo o inductivo. A diferencia del conocimiento deductivo el cuál uno deduce en base a la lógica y el razonamiento, el conocimiento intuitivo es aquel que viene de pronto y se plasma en el interior. Este conocimiento intuitivo se conoce como Intuición. Sabemos las cosas de Dios en nuestro espíritu por medio de la intuición y luego nuestra mente nos ayuda a comprender lo que sabemos. 8
  • 9. La revelación viene primero al espíritu y luego comprendemos con la mente. La intuición es un órgano sensitivo del espíritu humano. Uno puede conocerse a si mismo y saber como es uno por medio de su espíritu (1 Co 2:11). A través del espíritu se pueden conocer los pensamientos (Mt 9:4; Lc 5:22). Jn 2:24-24 24 Pero Jesús mismo no se fiaba de ellos, porque conocía a todos, 25 y no tenía necesidad de que nadie le diese testimonio del hombre, pues él sabía lo que había en el hombre. Este último pasaje nos habla de un conocimiento espiritual. COMUNIÓN La comunión es una función en nuestro espíritu que nos permite tener una común unión con nuestro creador. Nos permite adorarlo (Jn 4:23-24; Lc 1:47), puesto que las emociones del alma sirven para canalizar al exterior la adoración a Dios. El espíritu fue creado para tener comunión con Dios. Pablo podía identificar la presencia de Dios (Ro 1:9). El espíritu de adopción que hay en nosotros nos permite clamar Abba Padre (Ro 8:15). Al unirnos al Señor (unión de espíritus) tenemos comunión (1 Co 6:17). La oración también es comunión (1 Co 14:14-15). La palabra comunión viene del griego koinonia, y significa tener en común (koinos), compañerismo, comunión. Denota: (a) la parte que uno tiene en cualquier cosa, participación, un compañerismo reconocido y gozado; así, se usa de las experiencias e intereses comunes de los cristianos (Hch 2:42: «comunión»; Gl 2:9: «en señal de compañerismo», RV09: «de compañía»); de la participación en el conocimiento del Hijo de Dios (1 Co 1:9: «comunión», RV09: «participación»); de compartir en la conciencia de los efectos de la sangre, esto es, la muerte, de Cristo y de su cuerpo, como ello es proclamado por los emblemas en la Cena del Señor (1 Co 10:16: «comunión»); de la participación en lo que se deriva del Espíritu Santo (2 Co 13:14: «comunión», RV09: «participación»; Flp 2:1: «comunión»); de la participación en los sufrimientos de Cristo (Flp 3:10: «participación»); de compartir en la vida de resurrección poseída en Cristo, y así de la comunión con el Padre y el Hijo (1 Jn 1:3, 6, 7: «comunión»); negativamente, de la imposibilidad de la comunión entre la luz y las tinieblas (2 Co 6:14: «comunión»); (b) la comunión manifestada en los hechos, los efectos prácticos de la comunión con Dios, producidos por el Espíritu Santo en las vidas de los creyentes como resultado de la fe (Flm 6: «participación», RV09: «comunicación», NVI: «compañerismo»), y hallando expresión en el servicio conjunto a los necesitados (Ro 15:26: «ofrenda», NVI: «colecta»; lit., «hacer cierta comunión»; 2 Co 8:4: «participar», NVI: «tomar parte», RV09: «comunicación»; 9:13: «contribución», RV09: «contribuir»; Heb 13:16: «ayuda mutua», NVI: «compartir», RV09: «comunicación»); y en el coadyuvar en la extensión del evangelio mediante la aportación de dones (Flp 1:5: «comunión en el evangelio», LBLA: «participación en el evangelio»). 9
  • 10. EL ALMA El alma nos permite tener conciencia de nosotros mismos, es decir de nuestra existencia. En el alma está la individualidad de cada persona (Personalidad). 1 Co 15:44-45 44 Se siembra cuerpo animal, resucitará cuerpo espiritual. Hay cuerpo animal, y hay cuerpo espiritual. 45 Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, espíritu vivificante. A Adán se lo llama alma viviente (Gn 2:7). Antes de la caída del hombre existía una perfecta mezcla de las 3 naturalezas del hombre. 1 R 15:29 Y cuando él vino al reino, mató a toda la casa de Jeroboam, sin dejar alma viviente de los de Jeroboam, hasta raerla, conforme a la palabra que Jehová habló por su siervo Ahías silonita; En este versículo a las personas se las llama “Almas vivientes”. Jer 26:19 ¿Acaso lo mataron Ezequías rey de Judá y todo Judá? ¿No temió a Jehová, y oró en presencia de Jehová, y Jehová se arrepintió del mal que había hablado contra ellos? ¿Haremos, pues, nosotros tan gran mal contra nuestras almas? La Biblia de las Américas traduce la frase “nuestras almas” por la frase “nosotros mismos” dando a entender que aquí el uso de la palabra alma se refiere a la persona (ser viviente). FUNCIONES DEL ALMA LA VOLUNTAD (DECISIONES) Sal 27:12 No me entregues a la voluntad de mis enemigos; Porque se han levantado contra mí testigos falsos, y los que respiran crueldad. Sal 41:2 Jehová lo guardará, y le dará vida; Será bienaventurado en la tierra, Y no lo entregarás a la voluntad de sus enemigos. Ez 16:27 Por tanto, he aquí que yo extendí contra ti mi mano, y disminuí tu provisión ordinaria, y te entregué a la voluntad de las hijas de los filisteos, que te aborrecen, las cuales se avergüenzan de tu camino deshonesto. En estos tres pasajes la palabra “voluntad” en el original hebreo es la palabra nefesh (alma). Nm 30:2 Cuando alguno hiciere voto a Jehová, o hiciere juramento ligando su alma con obligación, no quebrantará su palabra; hará conforme a todo lo que salió de su boca. Quien hace juramento, liga su alma. Aquí opera la voluntad del alma. Job 6:7 Las cosas que mi alma no quería tocar, son ahora mi alimento. El alma decide (…no quería tocar…) 10
  • 11. Job 7:15 Y así mi alma tuvo por mejor la estrangulación, y quiso la muerte más que mis huesos. El alma puede escoger (…tuvo por mejor…). Algunas versiones de la Biblia traducen este versículo de la siguiente manera: “Y así mi alma prefiere la asfixia y la muerte, antes que estos mis huesos” (RVA). “Mi alma, pues, escoge la asfixia, la muerte, en lugar de mis dolores” (LBLA). En los siguientes versículos se ve la función de nuestra alma operando a través de la voluntad. Sal 25:1 A ti, oh Jehová, levantaré mi alma. Sal 119:167 Mi alma ha guardado tus testimonios, Y los he amado en gran manera. La capacidad de escoger o decidir (guardar) esta en el alma y opera mediante la voluntad. LA MENTE (PENSAMIENTOS) La mente manifiesta todo el poder intelectual, la inteligencia humana como tal. La mente es la fuente de la sabiduría racional (con la mente comprendemos). Pr 19:2 El alma sin ciencia no es buena, Y aquel que se apresura con los pies, peca. La palabra ciencia también significa conocimiento. Sal 13:2 ¿Hasta cuándo pondré consejos en mi alma, Con tristezas en mi corazón cada día? ¿Hasta cuándo será enaltecido mi enemigo sobre mí? Los consejos se sitúan en la mente (alma) en forma de ideas o frases que expresan un modo de pensar. Sal 139:14 Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; Estoy maravillado, Y mi alma lo sabe muy bien. El alma puede tener conocimiento, entendimiento “…Y mi alma lo sabe muy bien.”. Pr 2:10 Cuando la sabiduría entrare en tu corazón, Y la ciencia fuere grata a tu alma. El conocimiento tiene que ser recibido en el alma para que pueda sentir esa gratificación (complacencia). Pr 24:13-14 13 Come, hijo mío, de la miel, porque es buena, Y el panal es dulce a tu paladar. 14 Así será a tu alma el conocimiento de la sabiduría; Si la hallares tendrás recompensa, Y al fin tu esperanza no será cortada. Uno puede conocer con la mente (alma). 1 Co 2:16 Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo. Aquí se relaciona la instrucción (conocimiento deductivo) con la mente (capacidad de comprender). 11
  • 12. El concepto de mente se puede entender mucho mejor a la luz de las diferentes definiciones que se le da a dicha palabra. 1. Nous. Mente. Denota, hablando en general, el asiento de la consciencia reflexiva, comprendiendo las facultades de la percepción y comprensión, y las de sentimiento, juicio y determinación. Su utilización en el NT puede analizarse de la siguiente manera. Denota: (a) la facultad de conocimiento, el asiento del entendimiento (Lc 24:45: «entendimiento», RV09: «sentido»; Ro 1:28: «mente», RV09, RVR; 14:5: «mente», RV09: «ánimo»; 1 Co 14:15: «entendimiento», RV09, RVR; v. 19: «entendimiento», RV09: «sentido»; Ef 4:17: «mente», RV09: «sentido»; Flp 4:7: «entendimiento», RV09, RVR; Col 2:18: «mente», RV09: «sentido»; 1 Ti 6:5: «de entendimiento», RV09, RVR; 2 Ti 3:8: «de entendimiento», RV09, RVR; Tit 1:15: «mente», RV09: «alma»; Ap 13:18: «entendimiento», RV09, RVR; 17:9: «mente», RV09, RVR); (b) consejos, propósito, de la mente de Dios (Ro 11:34: «la mente del Señor», RV09, RVR; 12:2: «entendimiento», RV09, RVR; 1 Co 1:10: «mente», RV09, RVR; 2.16: «la mente», RV09, RVR, dos veces); (1) de los pensamientos y consejos de Dios (2) de Cristo, un testimonio de su deidad (Ef 4:23: «mente», RV09, RVR); (c) la nueva naturaleza, que pertenece al creyente en base al nuevo nacimiento (Ro 7:23: «mente», RV09: «espíritu»; v. 25: «mente», RV09, RVR), donde se contrasta con «la carne», el principio del mal que domina al hombre caído. Bajo (b) puede incluirse 2 Ts 2:2: «modo de pensar» (RV09: «sentimiento»), donde significa la determinación de mantenerse firme en medio de las aflicciones, mediante la confiada espera del día del reposo y de la recompensa mencionados en el primer capítulo. 2. Dianoia. Literalmente un pensar total, o sobre, meditación, reflexión. Significa: (a) como Nº 1, la facultad del conocimiento, entendimiento, de reflexión moral: (1) con un significado malo, una consciencia caracterizada por un impulso moral pervertido (Ef 2:3: «pensamientos», RV09, RVR, plural; 4:18: «entendimiento», RV09, RVR); (2) con un buen significado, la facultad renovada por el Espíritu Santo (Mt 22:37: «mente», RV09, RVR; Mc 12:30: «mente», RV09, RVR; Lc 10:27: «mente», RV09: «entendimiento»; Heb 8:10: «mente», RV09: «alma»; 10:16: «mente», RV09: «almas»; 1 P 1:13: «entendimiento», RV09, RVR; 1 Jn 5:20: «entendimiento», RV09, RVR); (b) sentimiento, disposición, no como una función, sino como un producto: (1) en un mal sentido (Lc 1:51: «pensamiento», RV09, RVR); Col 1:21: «mente», RV09: «ánimo»); (2) en un buen sentido (2 P 3:1: «entendimiento», RV09, RVR). 3. Fronema. Denota lo que uno tiene en la mente, el pensamiento; el contenido del proceso expresado en froneo, tener en mente, pensar; o un objeto del pensamiento; en Ro 8:6: «el ocuparse», dos veces (RV09: «intención»); v. 7: «la mente» (RV09: «la intención»). En el v. 27 se usa este término de la mente del Espíritu Santo, «intención». 4. Nefros. Riñón; (compárese términos tales como nefritis, etc.). Se usa, por lo general en forma plural, metafóricamente de la voluntad y de los afectos (Ap 2:23: «yo soy el que escudriña la mente» (RV09: «los riñones»; comparar Sal 7:9; Jer 11:20; 17:10; 20:12). Se consideraba que los sentimientos y las emociones tenían su asiento en los riñones. LAS EMOCIONES (SENTIMIENTOS) El alma es la fuente de las emociones humanas. En los siguientes versículos podemos ver que el alma se entristece. Job 30:25 ¿No lloré yo al afligido? Y mi alma, ¿no se entristeció sobre el menesteroso? Mt 26:38 Entonces Jesús les dijo: Mi alma está muy triste, hasta la muerte; quedaos aquí, y velad conmigo. Mr 14:34 Y les dijo: Mi alma está muy triste, hasta la muerte; quedaos aquí y velad. 12
  • 13. El alma también se puede alegrar. Sal. 86:4 Alegra el alma de tu siervo, porque a ti, oh Señor, levanto mi alma. Lc 12:19 y diré a mi alma: Alma, muchos bienes tienes guardados para muchos años; repósate, come, bebe, regocíjate. El alma puede sentir temor. Sal 107:26 Suben a los cielos, descienden a los abismos; Sus almas se derriten con el mal. Este último versículo se puede entender mejor cuando se compara con otras versiones que nos dan a entender que la frase “Sus almas se derriten con el mal” simplemente significa que perdieron el valor. “…; Ante el peligro, ellos perdieron el coraje” (NVI). “…; perdieron el valor ante el peligro! ” (DHH). De la misma forma nuestra alma se puede abatir. Sal 42:11 ¿Por qué te abates, oh alma mía, Y por qué te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de alabarle, Salvación mía y Dios mío. También siente amargura y odio (aborrecimiento). Pr 14:10 El corazón conoce la amargura de su alma; Y extraño no se entremeterá en su alegría. Is 1:14 Vuestras lunas nuevas y vuestras fiestas solemnes las tiene aborrecidas mi alma; me son gravosas; cansado estoy de soportarlas. “…las aborrece mi alma…” (LBLA). El alma se hastía, recibe refrigerio y se puede confortar. Sal 88:3 Porque mi alma está hastiada de males, Y mi vida cercana al Seol. Pr 25:13 Como frío de nieve en tiempo de la siega, Así es el mensajero fiel a los que lo envían, Pues al alma de su señor da refrigerio. Sal 23:3 Confortará mi alma; Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre. El alma puede amar. Cnt 1:7 Hazme saber, oh tú a quien ama mi alma, Dónde apacientas, dónde sesteas al mediodía; Pues ¿por qué había de estar yo como errante Junto a los rebaños de tus compañeros? Mt 22:37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Mr 12:30 Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. 13
  • 14. Lc 10:27 Aquél, respondiendo, dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo. La Biblia usa a menudo la palabra Corazón para dar a entender el dolor humano. Hch 2:37 Al oír esto, se compungieron de corazón, y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿qué haremos? 14
  • 15. EL CORAZÓN La palabra “Corazón” se refiere básicamente al hombre interior en su conjunto (espíritu y alma). Pr 4:23 Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida. Comprende las mismas funciones que el alma: El corazón no pierde enteramente su referencia física, porque es de carne (2 Co. 3:3), pero es el asiento de la voluntad, del intelecto (pensamientos), y del sentimiento (emociones). Voluntad: “13 Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; 14 sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo” (Is 14:13-14). Pensamientos: “El corazón del hombre piensa su camino; Mas Jehová endereza sus pasos” (Pr 16:9). “Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias” (Mt 15:19). “Estaban allí sentados algunos de los escribas, los cuales cavilaban en sus corazones” (Mr 2.6). Emociones: “El corazón alegre constituye buen remedio; Mas el espíritu triste seca los huesos” (Pr 17:22). “Y se decían el uno al otro: ¿No ardía nuestro corazón en nosotros, mientras nos hablaba en el camino, y cuando nos abría las Escrituras?” (Lc 24:32). También se relaciona con el espíritu. Rom 8:27 Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos. Jer 31:33 Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. Aquí la palabra “corazón” se refiere al espíritu del hombre ya que las cosas de Dios se las percibe por medio del Espíritu Santo (1 Co 2:10) y a través de nuestro espíritu. Luego con nuestra mente comprendemos tal como lo declara Jeremías: “Daré mi ley en su mente” (Jer 31:33). 15
  • 16. EL CUERPO En el Antiguo Testamento no hay una palabra específica para cuerpo, aunque la idea está incluida en la palabra hebrea basar, que equivale más bien a “carne”. El concepto bíblico del hombre es monista (se le considera como una unidad) y no dualista como el griego; en el cual el hombre tiene dos elementos: cuerpo y alma. Aquello del hombre que es carne, sangre y huesos. En el pensamiento hebreo no se hacía mucha distinción entre el alma y el cuerpo, pero cuando se quiere llamar la atención sobre la parte física del hombre se usa el vocablo gewiya. Se puede referir a un cuerpo vivo, como es el caso de los egipcios que dijeron a José: “Nada ha quedado delante de nuestro señor sino nuestros cuerpos y nuestra tierra” (Gn 47:18), o a un cuerpo muerto. Sansón “se apartó del camino para ver el cuerpo muerto del león” (Jue 14:8). El AT hace muchas referencias a partes del cuerpo humano. La más mencionada es el corazón, casi siempre señalando a los sentimientos y no al órgano físico. También los riñones y el hígado se mencionan como sede de sentimientos. El cerebro no se menciona en el AT. En el NT, la palabra es soma. Generalmente significa el hombre completo pero, según el contexto, puede referirse a la parte física de él e incluso a un cadáver. El Señor Jesús enseñó claramente que el cuerpo de la persona que no cree será “echado al infierno” (Mt 5:29). Los creyentes no deben temer “a los que matan el cuerpo.” (Mt 10:28). Contrariamente a los que preconizaban que el cuerpo es algo mal y que sólo el espíritu es bueno (Gnosticismo), la enseñanza apostólica da mucha importancia al cuerpo al decir que los gentiles “deshonraron entre sí sus propios cuerpos” (Ro 1:24), Pablo está señalando que el cuerpo debe ser honrado. Enseña también que nuestros cuerpo han de ser redimidos (Ro 8:23). El creyente desea que la vida del Señor Jesús se manifieste en su cuerpo (2 Co 4:10). Pablo oraba por los tesalonicenses: “Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible” (1 Ts 5:23). Debemos huir de la fornicación (1 Co 6:13), evitar toda “contaminación de carne y de espíritu” (2 Co 7:1) y ofrecer nuestros cuerpos “en sacrificio vivo, santo, agradable al Señor” (Ro: 12:1). En toda la Biblia el cuerpo está incluido en la redención (por ejemplo, Ro 8:18–23), simplemente porque el cuerpo es el hombre así como el alma lo es también. Y la esperanza del creyente es la resurrección del cuerpo (1 Co 15; Flp 3:20) que es sinónimo de la resurrección del hombre (1 Ts 4:13–17). 16
  • 17. DEFINICIONES ESPÍRITU 1. Rûaj. «aliento; hálito, aire; viento; brisa; espíritu; coraje; temperamento; Espíritu». Este nombre tiene cognados en ugarítico, arameo y arábigo. El término se encuentra unas 378 veces en todos los períodos del hebreo bíblico. Primero, el vocablo significa «hálito» o «aliento», el «aire» que se respira. Esta acepción se destaca en Jer 14:6: «Los asnos monteses se ponen sobre los cerros y aspiran el viento como los chacales» (RVA). «Recobrar el aliento» es revivirse: «Cuando [Sansón] bebió [agua], recobró sus fuerzas [aliento] y se reanimó» (Jue 15:19 LBLA). «Quedar sin aliento» es sentir asombro: «Y cuando la reina de Sabá vió toda la sabiduría de Salomón, y la casa que había edificado, asimismo la comida de su mesa … se quedó asombrada» (1 R 10:4-5 RVR; «sin aliento» RVA, LBLA). Rûaj también puede referirse a hablar o al «hálito» de la boca: «Por la palabra del Señor fueron hechos los cielos, y todo el ejército de ellos por el aliento de su boca» (Sal 33:6; «soplo» RVA; «espíritu» RV09; compárese Éx 15:8; Job 4:9; 19:17). Segundo, el término se usa con un énfasis particular en la calidad invisible, intangible y fugaz del «aire»: «Acuérdate de que mi vida es un soplo; mis ojos no volverán a ver el bien» (Job 7:7). A veces rûaj puede sugerir falta de propósito o inutilidad, aun vanidad (vacuidad): «Los profetas serán convertidos en viento, puesto que la palabra no está en ellos» (Jer 15:13). Las «palabras ventosas» (Job 16:3 RV) son «palabras vacías» (RVR); de la misma manera en que el «conocimiento ventoso» es «conocimiento vacío» (Job 15.2; cf. Ec 1:14, 17) «correr tras el viento» (LBLA); «aflicción de espíritu» (RVA, RV95). En Pr 11.29 rûaj significa «nada»: «El que turba su casa heredará viento». Este matiz se percibe muy claramente en Ec 5:15-16: «Como salió del vientre de su madre, desnudo, así volverá; tal como vino, se irá. Nada de su duro trabajo llevará en su mano cuando se vaya. Este también es un grave mal: que de la misma manera que vino, así vuelva. ¿Y de qué le aprovecha afanarse para el viento?» (RVA). Tercero, rûaj significa «viento». En Gn 3:8 el término parece referirse a la brisa suave y refrescante del atardecer que es muy propia del Oriente Medio: «Oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el jardín en el fresco [literalmente, «aire» RVR] del día» (RVA). Puede significar un viento fuerte y constante: «Y el Señor hizo soplar un viento del oriente sobre la tierra todo aquel día y toda aquella noche» (Éx 10:13 LBA). También puede referirse a un viento sumamente fuerte: «Jehová hizo soplar un fortísimo viento del occidente» (Éx 10:19 RVA). En Jer 4:11 el término parece referirse a un vendaval o tornado (cf. Os 8:7). Dios es el Creador (Am 4:13) y soberano Controlador de los vientos (Gn 8:1; Nm 11:31; Jer 10:13). Cuarto, el viento representa orientación. En Jer 49:36 los cuatro vientos son los cuatro confines de la tierra, es decir, los cuatro puntos cardinales: «Sobre Elam traeré los cuatro vientos [gentes de los cuatro puntos cardinales] de los cuatro extremos del cielo, y los dispersaré en todas las direcciones. No habrá nación a donde no vayan los desplazados de Elam» (Jer 49:36 RVA). Esta misma frase, con el mismo significado, se ha encontrado en acádico; a decir verdad, la expresión comienza a aparecer en hebreo durante el período en que se hace más frecuente el contacto con los pueblos de lengua acádica. Quinto, rûaj a menudo indica el elemento de vida en el ser humano, su «espíritu» natural: «Y murió toda carne que se mueve sobre la tierra … Todo lo que tenía aliento de espíritu de vida en sus narices» (Gn 7:21- 22). En estos versículos los animales tienen «espíritu» (cf. Sal 104:29). Por otro lado, en Pr 16:2 el vocablo parece significar más que el simple «hálito» de la vida; tal vez el «alma»: «Todo camino del hombre es limpio en su propia opinión, pero Jehová es el que examina los espíritus» (RVA; «intenciones» LVP). Por esto, Is 26:9 usa nepesh, «alma», y rûaj paralelamente como sinónimos: «Mi alma te espera en la noche; mientras haya aliento en mí, madrugaré a buscarte» (RVA. El «espíritu» de la persona regresa a Dios (Ec 12:7). Sexto, con frecuencia se usa rûaj para hablar de la mente (intención), disposición o «temperamento» de alguna persona: «Bienaventurado el hombre a quien Jehová no culpa de iniquidad, y en cuyo espíritu no hay engaño» (Sal 32:2 RV95). En Ez 13:3 la palabra se usa en el sentido de «inclinación»: «¡Ay de los profetas necios que siguen su propio espíritu y no han visto nada!» (LBLA; cf. Pr 29:11). Rûaj puede indicar ciertos 17
  • 18. estados de ánimo, como en el caso de Jos 2:11: «Al oír esto, nuestro corazón desfalleció. No ha quedado más aliento en ninguno a causa de vosotros» (RVA; cf. Jos 5:1; Job 15:13). El «temperamento» (mal genio) de una persona es otro uso de rûaj: «Si el ánimo del gobernante se excita contra ti, no abandones tu puesto; porque la serenidad apacigua grandes ofensas» (Ec 10:4 RVA). David oró para que Dios le devolviera «el gozo de tu salvación, y un espíritu generoso me sustente» (Sal 51:12 RVA). En este versículo, «gozo de salvación» y «espíritu generoso» («libre» RV09; «noble» RVR; RV95; «de poder» LBLA) están en paralelo, o sea, son sinónimos. Por tanto, «espíritu» se refiere al ánimo interior así como «gozo» alude a una emoción interna. Séptimo, la Biblia habla a menudo acerca del «Espíritu» de Dios, la tercera persona de la Trinidad. Este es el significado de rûaj la primera vez que aparece el término: «Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas» (Gn 1:2 RVR). Isaías 63:10-11 y Sal 51:12 hablan específicamente del «Espíritu Santo o libre». Octavo, a los seres inmateriales (ángeles) en el cielo se les llama a veces «espíritus»: «Y salió un espíritu y se puso delante de Jehová, y dijo: Yo le induciré» (1 R 22:21; cf. 1 S 16:14). Noveno, también se usa «espíritu» para expresar la capacidad o dotación de alguna persona para cierta tarea o bien la esencia de una de sus cualidades: «Y Josué hijo de Nun estaba lleno del espíritu de sabiduría, porque Moisés había puesto sus manos sobre él» (Dt 34:9 RVA). Eliseo pidió a Elías una doble porción de su «espíritu» (2 R 2:9) y lo recibió. 2. Pneuma. Denota en primer lugar el viento (relacionado con pneo, respirar, soplar); también aliento; luego, de forma especial, el espíritu, que, a semejanza del viento, es invisible, inmaterial y poderoso. Los usos que se hacen de este término en el NT se pueden analizar de una forma aproximada de la manera siguiente: «(a) el viento (Jn 3:8; Heb 1:7; cf. Am 4:13, LXX); (b) el aliento (2 Ts 2:8: «espíritu», RV09, RVR, RV77, VM, LBLA, que da al margen la traducción alternativa «soplo»; NVI: «aliento de su boca»; Besson: «soplo»; Ap 11:11: «espíritu», RV09, RVR, RV77: «aliento»; Besson: «soplo»; 13:15, RV09: «espíritu», RVR: «aliento»); cf. Job 12:10, LXX; (c) la parte inmaterial e invisible del hombre (Lc 8:55; Hch 7:59; 1 Co 5:5; Stg 2:26; cf. Ec 12:7, LXX); (d) el hombre fuera del cuerpo, o «desnudos» (2 Co 5:3, 4, Lc 24:37, 39; Heb 12:23; 1 P 3:18); (f) el elemento sensible del hombre, aquello por lo que percibe, reflexiona, siente, desea (Mt 5:3; 26:41; Mc 2:8; Lc 1:47, 80; Hch 17:16; 20:22; 1 Co 2:11; 5:3, 4; 14:4, 15; 2 Co 7:1; cf. Gn 26:35; Is 26:9; Ez 13:3; Dn 7:15); (g) propósito, objetivo (2 Co 12:18; Flp 1:27; Ef 4:23; Ap 19:10; cf. Esd 1:5; Sal 78:8; Dn 5:12); (h) el equivalente del pronombre personal, usado para énfasis y efecto; la persona (1 Co 16:18; cf. Gn 6:3; 2da persona, 2 Ti 4:22; Flm 25; cf. Sal 139:7; 3ra persona, 2 Co 7:13; cf. Is 40:13); (i) carácter (Lc 1:17; Ro 1:4; cf. Nm 14:24); (j) cualidades y actividades morales: malas, como de esclavitud, de un esclavo (Ro 8:15; cf. Is 61:3); aturdimiento (Ro 11:8; cf. Is 29:10); temor (2 Ti 1:7; cf. Jos 5:1); buenas, como de adopción, esto es, de libertad como de hijo (Ro 8:15; cf. Sal 51:12); de mansedumbre (1 Co 4:21; cf. Pr 16:19); fe (2 Co 4:13); afable y apacible (1 P 3:4; cf. Pr 14:29); (k) el Espíritu Santo (p.ej., Mt 4:1, véase más adelante; Lc 4:18); (1) «el hombre interior», expresión que solo se usa del creyente (Ro 7:22; 2 Co 4:16; Ef 3:16); la nueva vida (Ro 8:4-6, 10, 16; Heb 12:9; cf. Sal 51:10); (m) espíritus inmundos, demonios (Mt 8:16; Lc 4:33; 1 P 3:19; cf. 1 S 18:10); (n) ángeles (Heb 1:14; cf. Hch 12:15); (o) don divino para el servicio (1 Co 14:12, 32); (p) por metonimia, aquellos que afirman ser depositarios de estos dones (2 Ts 2:2; 1 Jn 4:1-3); (q) el significado, en contraste con la forma, o palabras, de un rito (Jn 6:63; Ro 2:29; 7:6; 2 Co 3:6); (r) una visión (Ap 1:10; 4:2; 17:3; 21:10)». 18
  • 19. ALMA 1. Nepesh. «alma; ser; vida; persona; corazón». Este es un término muy corriente tanto en las lenguas semíticas antiguas como en las de hoy. Aparece más de 780 veces en el Antiguo Testamento, distribuido equitativamente entre todos los períodos del texto, aunque con mayor frecuencia en los pasajes poéticos. El significado fundamental parece tener relación con la forma verbal poco frecuente: napash. El nombre se refiere a la esencia de la vida, la respiración, tomar aliento. Sin embargo, de este concepto concreto se fueron desarrollando una cantidad de significados más abstractos. El nombre aparece por primera vez, en su acepción primaria, en Gn 1:20: «seres vivientes» RV09 («un bullir de vivientes» NBE). Aparece por segunda vez en Gn 2:7: «ser viviente». Sin embargo, en más de 400 casos subsiguientes, el término se ha traducido como «alma». Aunque ayuda a entender la mayoría de los pasajes, es en realidad una traducción pobre. Desafortunadamente, las numerosas traducciones no han logrado encontrar un equivalente que les sirva en todos los casos; ni siquiera existe un pequeño grupo de palabras de uso frecuente. Por ejemplo, la RV hace uso de varios términos diferentes para traducir este vocablo hebreo. El problema fundamental es que no existe en castellano un equivalente exacto en hebreo ni del vocablo ni de la idea de «alma». El sistema de pensamiento hebreo no conoce la combinación u oposición de los términos «cuerpo» y «alma» que son de origen griego y latino. Más bien en el hebreo se contraponen dos conceptos que no se encuentran en la tradición grecolatina: «el ser interior» y «la apariencia externa», o puesto de otra manera: «lo que somos para nosotros mismos», en contraposición a «lo que otros creen ver en nosotros». El ser interior es nepesh, mientras que el ser externo, la reputación, es sem, cuya traducción más frecuente es «nombre». En los pasajes narrativos o históricos del Antiguo Testamento, nepesh puede traducirse como «vida» o «ser» (en el sentido de personalidad o de identidad), como en Lv 17.11: «Porque la vida de la carne en la sangre está, y yo os la he dado para hacer expiación por [vosotros mismos]». Sobra decir que el término «alma» (en la RVR) no tiene sentido en este texto («vidas» BJ, NBE, BLA). La situación en los numerosos pasajes poéticos paralelos en que aparece el término es mucho más complicada. Tanto la Septuaginta (griego) y la Vulgata (latín) usan los equivalentes de «alma», en particular en los Salmos. El primer caso, Sal 3:2, la LBLA traduce: «Muchos son los que dicen de mi alma: para él no hay salvación en Dios» (también NBE; «dicen de mi vida» BJ, BLA). El siguiente caso es Sal 6:3: «Mi alma también está muy turbada; y tú Jehová, ¿hasta cuándo?» En ambos pasajes, el contraste paralelo es entre nepesh y algún aspecto del ser, que en el Salmo 3:2 (RV09, BJ, NBE) se traduce «mí» y en 6:3 «alma». No se distingue si el vocablo corresponde a «A» o «B» en el paralelismo. No obstante, debido a que en la poesía hebrea no se repite el mismo nombre en las dos partes de un verso, a menudo se usa nepesh como paralelo del sujeto principal o personal, y aun para Dios, como en Sal 11:5: «Jehová prueba el justo; pero al malo y al que ama la violencia, su alma [el mismo] los aborrece». Hay muchos pasajes como estos y una comprensión adecuada del término nepesh ilumina muchos pasajes muy conocidos, como por ejemplo Sal 119:109: «Mi vida está de continuo en peligro, mas no me he olvidado de tu ley». Las lecturas de nepesh en las diversas versiones son muy variadas, particularmente en las más modernas que procuran una mayor amplitud de acepciones. Napash significa «respirar; tomar aliento; descansar». Este verbo, que parece tener una relación con nepesh, se encuentra 3 veces en el Antiguo Testamento (Éx 23:12; 31:17). El otro caso es 2 S 16:14: «Y el rey y todo el pueblo que con él estaba, llegaron fatigados, y descansaron allí» (RV09, cf. NBE; «tomaron aliento» BJ; «recuperaron las fuerzas» BLA). 2. Psuque o Psyque. Denota el aliento, el aliento de la vida, y luego el alma, en sus varios significados. Los usos del NT pueden ser analizados aproximadamente de la siguiente manera: (a) la vida natural del cuerpo (Mt 2:20; Lc 12:22; Hch 20:10; Ap 8:9; 12:11; cf. Lv 17:11; 2 S 14:7; Est 8:11); (b) la parte inmaterial, invisible, del hombre (Mt 10:28; Hch 10:27; cf. 1 R 17:21); (c) el hombre desencarnado (Ap 6:9), o «desnudos» o «desnudado» (2 Co 5:3,4); (d) el asiento de la personalidad (Lc 9:24), explicado como = «sí mismo», v. 25; Heb 6:19; 10:39; cf. Is 53:10 con 1 Ti 2:6; (e) el asiento del elemento sensible en el hombre, 19
  • 20. aquello mediante lo que percibe, refleja, siente, desea (Mt 11:29; Lc 1:46; 2:35; Hch 14:2, 22; cf. Sal 84:2; 139:14; Is 26:9); (f) el asiento de la voluntad y del propósito (Mt 22:37; Hch 4:32; Ef 6:6; Flp 1:27; Heb 12:3; cf. Nm 21:4; Dt 11:13); (g) el asiento de los apetitos (Ap 18:14; cf. Sal 107:9; Pr 6:30; Is 5:14, «deseo»; 29:8); (h) personas, individuos (Hch 2:41, 43; Ro 2:9; Stg 5:20; 1 P 3:20; 2 P 2:14; cf. Gn 12:5; 14:21, «personas»; Lv 4:2, «cualquiera»; Ez 27:13); de cuerpos muertos (Nm 6:6, lit.: «el alma muerta»); y de animales (Lv 24:18, lit.: «alma por alma»); (i) el equivalente a los pronombres personales, utilizado para énfasis y efecto; 1ra persona (Jn 10:24, «nosotros»; Heb 10:38; cf. Gn 12:13; Nm 23:10; Jue 16:30; Sal 120:2, «me»); 2da persona (2 Co 12:15; Heb 13:17; Stg 1:21; 1 P 1:9; 2:25; cf. Lv 17:11; 26:15; 1 S 1:26); 3ra persona (1 P 4:19; 2 P 2:8; cf. Éx 30:12; Job 32:2, en hebreo, «alma»); (j) una criatura animada, humana o no (1 Co 15:45; Ap 16:3; cf. Gn 1:24; 2:7, 19); (k) «el hombre interior», el asiento de la nueva vida (Lc 21:19; cf. Mt 10:39; 1 P 2:11; 3 Jn 2). Cf. (j) con a-psucos, sin alma, inanimado (1 Co 14:7). (f) con di-psucos, doble ánimo, lit.: «doble-almado» (Stg 1:8; 4.8); oligo-psucos, «de poco ánimo» (1 Ts 5:14); iso-psucos, «del mismo ánimo» (Flp 2:20); sum- psucos, co-almados (unánimes», Flp 2:2). El lenguaje de Heb 4:12 sugiere la extrema dificultad de distinguir entre el alma y el espíritu, similares en su naturaleza y en sus actividades. Generalmente hablando, el espíritu es el elemento más elevado. El espíritu puede ser reconocido como el principio vital dado al hombre por Dios, y el alma como la vida resultante constituida en el individuo, siendo el cuerpo el organismo material animado por el alma y el espíritu. El cuerpo y el alma son los constituyentes del hombre, según Mt 6:25; 10:28; Lc 12:20; Hch 20:10; cuerpo y espíritu según Lc 8:55; 1 Co 5:3; 7:34; Stg 2:26. En Mt 26:38 se asocian las emociones con el alma, en Jn 13:21 con el espíritu; cf. también Sal 42:11 con 1 R 21:5. En el Sal 35:9 el alma se goza en Dios, en Lc 1:47 el espíritu. Evidentemente, entonces, las relaciones se pueden resumir de la siguiente manera, «Soma, el cuerpo, y Pneuma, el espíritu, pueden separarse, mientras que Pneuma y Psuque, alma, solo pueden distinguirse». 20
  • 21. CUERPO 1. Soma. Es el cuerpo como un todo, el instrumento de la vida, tanto si es de hombre viviente (p.ej., Mt 6:22), o muerto (Mt 27:52); o en resurrección (1 Co 15:44); o de animales (Heb 13:11); de grano (1 Co 15:37, 38); de las huestes celestiales (1 Co 15:40). En Ap 18:13 se traduce «hombres» (RV77: «esclavos»). En su uso figurado se preserva la idea esencial. En algunas ocasiones la palabra se usa, por sinecdoque, para significar al hombre completo (Mt 5:29; 6:22; Ro 12:1; Stg 3:6; Ap 18:13). En algunas ocasiones, se identifica a la persona con su cuerpo (Hch 9:37; 13:36), y esto es así incluso en el caso del Señor Jesús (Jn 19:40, 42). El cuerpo no es el hombre, porque él mismo puede existir aparte de su cuerpo (2 Co 12:2, 3). El cuerpo es una parte esencial del hombre, y por ello los redimidos no quedan perfeccionados hasta la resurrección (Heb 11:40). Ninguna persona estará en su estado final sin su cuerpo (Jn 5:28, 29; Ap 20:13). También se usa metafóricamente del cuerpo místico de Cristo, en referencia a la Iglesia entera (p.ej., Ef 1:23; Col 1:18, 22, 24); y también de la iglesia local (1 Co 12:27). 2. Kolon denota primeramente un miembro del cuerpo, especialmente los miembros externos y prominentes, particularmente los pies, y así, un cuerpo muerto (véanse, p.ej., la LXX, en Lv 26:30; Nm 14:29, 32; Is 66:24, etc.). Esta palabra se usa en Heb 3:17, «cuerpo», citando a Nm 14:29, 32. 3. Cros significa la superficie de un cuerpo, especialmente del cuerpo humano (Hch 19:12), con referencia a los paños llevados del cuerpo de Pablo a los enfermos. 4. Sarx, carne, se traduce «cuerpo» en 2 Co 7:5; Gl 4:13, 14; Col 2:5. 5. Ptoma denota, lit., caída (relacionado con pipto, caer); de ahí, lo que ha caído, cadáver (Mt 14:12; 24:28; Mc 6:29; 15:45: «cuerpo»; y «cadáver» en Ap 11:8, 9). 6. Sussomos, (sun, con, y el Nº 1), es adjetivo que significa unido en el mismo cuerpo (Ef 3:6, de la iglesia). Significa literalmente: miembro de un mismo cuerpo. 8. Skenoma, deriva de skenóo (acampar, habitar, morar). Se refiere al templo (como residencia de Dios) y al cuerpo (como albergue del alma). Se traduce como Tabernáculo. En 2 P 1:13, 14 aparece traducido como «cuerpo». 21
  • 22. BIBLIOGRAFÍA DIFERENTES VERSIONES DE LA BIBLIA RVR Reina Valera (revisión de 1960) RV09 Reina Valera (revisión de 1909) RV77 Reina Valera (revisión de 1977) RV95 Reina Valera (revisión de 1995) RVA Reina Valera Actualizada (1989) NVI Nueva Versión Internacional (1995) BLA Biblia Latinoamericana (1972) DHH Dios Habla Hoy - La Biblia Versión Popular - LVP (1979) LBLA La Biblia de las Américas (1986) BJ Biblia de Jerusalén (1967) VR Nuevo Testamento Versión Recobro (1994) NBE Nueva Biblia Española (1975) VM Versión Moderna (1923) LXX Septuaginta BIBLIAS DE ESTUDIO Biblia Plenitud RVR Biblia del Diario Vivir RVR Santa Biblia – Edición de Estudio RV95 Biblia de Estudio Siglo XXI RVA Biblia de Estudio LBLA Biblia de Estudio NVI La Biblia de Estudio DHH OTROS LIBROS W. E. Vine Diccionario Expositivo de palabras del Antiguo y del Nuevo Testamento (Exhaustivo) Francisco Lacueva Nuevo Testamento Interlineal Griego-Español Ricardo Cerni Antiguo Testamento Interlineal Hebreo-Español James Strong Concordancia Exhaustiva de la Biblia Lewis Sperry Chafer Teología Sistemática – Tomo II L. Berkhof Teología Sistemática Charles C. Ryrie Teología Básica DICCIONARIOS BÍBLICOS Vila – Escuain Nuevo Diccionario Bíblico Ilustrado A. Lockward Nuevo Diccionario de la Biblia Nelson Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia David R. Powell Nuevo Diccionario Bíblico Certeza COMENTARIOS BÍBLICOS James Bartley Nuevo Comentario Bíblico Siglo Veintiuno Matthew Henry Comentario de la Biblia 22