SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 27
Descargar para leer sin conexión
CARA A CARA:
¿LUIS PALAU VS.
ALBERTO MOTTESI?
COLUMNISTAS
INVITADOS:
DOUG FIELDS
DANTE GEBEL
01CELOS en el
MINISTERIO
METROPLEX
Lucas
Leys
GENERACIÓN
EMERGENTE
Junior
Zapata
¿QUÉ PASA?
Emmanuel
Espinosa
OJO
PASTORAL
Darío
Silva-Silva
TAMBIÉN En esta edición>>>>
Año 01 Nro. 01
Abril - Junio ‘08
EDITORIALescríbenos a editorial@liderjuvenil.com
¿por qué el tema de los celos?
¡Bienvenido/a a la primera edición de Líder Juvenil! Lo
que para muchos fue un sueño, hoy se ha convertido
en realidad. Junto a todo el equipo que hace posible
esta publicación, estamos muy agradecidos con Dios y
comprometidos contigo para desarrollar una herramienta que
valga la pena tener (y por supuesto, compartir).
Generalmente, la mayoría de nosotros en el ministerio
juvenil corremos tras los nuevos recursos con ideas, dinámicas,
juegos y sus derivados. Buscamos siempre lo que se puede
implementar de inmediato en nuestras reuniones (para evitar
la muerte por aburrimiento crónico). No hay problema con
eso, sólo un posible peligro.
El liderazgo efectivo no se fundamenta en habilidades o
recursos, sino en carácter. Es nuestro ser invisible, que debe
adoptar la forma de Cristo, quien nos acompañará en el largo
camino del ministerio. Las ideas pasan, las modas cambian,
los juegos aburren; pero el carácter es el factor número uno
del éxito.
Por ello, decidimos con el equipo editorial abordar un tema
que confrontara quiénes somos (y luego, nos limpiara para
hacer mejor lo que hacemos). No mucha gente habla acerca
de los celos; no es un tema popular. Pero bíblicamente, puede
ser incluso un tema mortal: “El corazón tranquilo da vida al
cuerpo, pero la envidia corroe los huesos” (Proverbios 14:30).
Los líderes que escriben en esta edición, lo hacen con el
corazón en la mano. Con mucha sinceridad, nos comparten
sus luchas y sus triunfos; nos brindan consejos que vale la pena
escuchar. Te animo a tener la misma actitud cuando leas estos
temas y tu vida esté bajo la lupa.
Nunca olvidaré la vez que, mientras estudiábamos en la
universidad, un amigo mío me compartía cómo Dios llamaba
su atención acerca del orgullo en su carácter y ministerio.
Luego, con atrevimiento, me dijo que yo debía también
considerar el tema en mi vida; que necesitaba ser más humilde.
Por supuesto, reaccioné rápidamente, y pensé en voz alta que,
gracias a Dios, yo no tenía ese problema. ¡Cuán equivocado
estaba! Fue hasta después que lo entendí; cambié mi actitud
y unas cuantas conductas más. Espero que en tu caso, los
resultados no tarden tanto.
Para esta edición,
además de todos los
columnistas que van a
pasear siempre por estas
páginas, hemos invitado a
dos reconocidos líderes y
autores para compartir sus
reflexiones: Doug Fields y
Dante Gebel.
Además del tema central,
teinvitoadisfrutarlasotras
secciones de la revista y su
variedad de contenido. Y
por supuesto, no dejes de visitar nuestro sitio www.liderjuvenil.
com para obtener artículos y más recursos.
Es un honor acompañarte en tu ministerio. ¡Gracias por
darnos la oportunidad de servirte!
Sin duda, los líderes
que tienen carisma
pero carecen de ca-
rácter son un pe-
ligro para otros y
con frecuencia se
acarrean desastres
ellos mismos
(Eddie Gibbs, del Libro: Liderar en una
cultura de cambios)
COLABORAN EN ESTA EDICIÓN
Howard Andruejol
Howard Andruejol | EDITOR EJECUTIVO
Doug Fields
Tiene 20 años de experiencia en el
ministerio con jovenes y es escritor
y co-escritor de varios libros. Doug,
es pastor de jóvenes en la Iglesia de
Saddleback en California.
Recientemente dictó una conferencia
sobre la envidia en la National Youth
Workers Convention en Atlanta,
EE.UU. la cual transcribimos para
los lectores de LíderJuvenil®
.
www.dougfields.com
Dante Gebel
Es uno de los más destacados
comunicadores del mundo hispano.
Es autor de varios éxitos de librería
y productor y conductor de radio y
televisón. En recientes años ha in-
cursionado exitosamente en el teatro
y el cine.
Su ministerio se ha caracterizado por
motivar a la juventud latioaméricana
a través de un formato no tradicional.
www.dantegebel.com
Líder Juvenil®
>>>>
ABR-JUN.08 | 03
04 LiderJuvenil.com
contenido Líder Juvenil®
>>>>
ABRIL - JUNIO | AÑO 01 | NÚMERO 01
Mastermind
Lucas Leys
Editor Ejecutivo
Howard Andruejol
editorial@liderjuvenil.com
Asistente Editorial
 Gimena Sanchez Arnau
info@liderjuvenil.com
Staff Editorial
Alan Perdomo
Allan Salinas
Damian Sileo
Lizzie Sotola
Correcciones
Maria Reina de Montes
  Dirección Diseño
Juan Shimabukuro
Diseño Web
Natalia Adami
Publicidad
Rodrigo Bauso
rodrigo@especialidadesjuveniiles.com
Columnistas
Lucas Leys, Junior Zapata, Dario
Silva-Silva, Emmanuel Espinosa, Annette
Gulick, Felix Ortiz, EnlaceMusical.com,
Kristy Motta.
Corresponsales
 David Coyotl (México), Esteban Obando
(Costa Rica), Gimena SanchezArnau (Ar-
gentina), Giovanny García (Colombia), Jay
Arisso (USA), Miguel Ángel Faúndez (Chile),
Nemesio Paredes (Perú), Paolo Lacota (Pa-
raguay), Raquel López (Puerto Rico), Romeo
Estuardo Guerra (Guatemala).
Board
Mark Oestreicher, Jim Burns, Felix Ortiz,
Junior Zapata, Rich Van Pelt, Esteban
Fernandez, Valeria Leys, Esteban Obando,
Aarón Arnold, Willy Gómez.
Fotografía de portada &
Tratamiento Digital
Estudio Mitelman-Capasso
(modelos) Federico Baiges, Leandro Abad
Ilustraciones
Juan Matias Lagrassa
José Traghetti
DECLARACIÓN DE MISIÓN
LíderJuvenil®
existe para servir a quienes trabajan con jóvenes ofreciéndoles reflexión e información que les
ayude a madurar espiritualmente y a crecer en efectividad en sus ministerios.
LíderJuvenil®
es producida trimestralmente por EspecialidadesJuveniles®
, la organización pionera y de mayor
crecimiento en pastoral juvenil en el mundo.
LíderJuvenil®
cuenta con el soporte logístico de Vida-Zondervan para su distribución internacional.
Los artículos publicados en esta edición representan la opinión de sus autores y no necesariamente la de los
editores. Las personas que aparecen en la fotografías que ilustran los artículos no guardan necesariamente
relación con su contenido. Autorizamos el uso del contenido de LiderJuvenil®
siempre y cuando su fin no sea
lucrativo y se dé crédito al autor, así como al número y volumen de LiderJuvenil®
.
Contactenos
Lider Juvenil ARG
Tel. 54.11 4953. 8954
E-mail:
info@liderjuvenil.com
Ayacucho 129 . 1B
Capital Federal - Bs.As.
Argentina
Suscripciones
Envie un E-mail a: suscripciones@liderjuvenil.com
Un año con la camiseta oficial de LiderJuvenil®
por
U$ 15 más costos de envios.
MAR-JUN.08 | 05
3 Editorial
“¿Por qué el tema de los celos?”
Para algunos quizás el tema no sea muy
atractivo… tal vez porque quieren ignorar lo
que pasa en realidad por Howard Andruejol 	 	
6 Update Cultural
¿Sabías que estamos cerca del tope
demográfico juvenil en la región? por Allan
Salinas			
8 ¿Qué pasa?
“Un movimiento de Dios”
Emmanuel ve un patrón común en
Hispanoamérica y nos invita a hacer algo al
respecto por Emmanuel Espinosa	 		
	
10 Generación
Emergente
“Abel y Caín… el principio de los
celos”
Es hora de matar al Caín que llevamos
dentro por Junior Zapata	
14 Versus
Entrevistas con Luis Palau y Alberto Mottesi
por Lizzie Sotola		 		
				
18 Ojo Pastoral
“Pensamientos de un joven con
arrugas”
Darío nos da la clave para no envejecer a
los jóvenes por Darío Silva-Silva	
	
20 Ojo Posmo
“Bienvenido al mundo de Starbucks”
¿Qué es la pluralidad de estilos de vida?
¿Cómo enfrentarla? por Félix Ortíz			
	
22 Informe Central
Nuestro artículo principal sobre el tema
de los celos (ojalá los demás autores no
sientan celos porque usamos la palabra
“principal” aquí) por Damián Sileo			
	
24 Columnista
invitado
Dante Gebel “Los tres consejos
acerca de los celos”
28 Columnista
invitado
Doug Fields “Envidia en el ministerio”
30 Ellas
Consejos de una líder juvenil a otra por Kristy
Motta			 		
				
32 Otro hemisferio
“¿Y a ti qué?”
Una mujer nos habla de la envidia por
Annette Gulick
		
34 Enlace Musical
“Con la presión a 28”
¿Qué tan firme es tu opinión musical?
por Dave Gómez				
36 Enlace Musical
Noticias	
Entérate de lo que pasa en el mundo de la
industria musical (dicho sea de paso, no nos
gusta el chisme, sólo estar bien informados)
38 Citas Citables
“Así lo dijeron”
Alan nos ilustra con algunas frases de
asesinos, estilistas y hasta teólogos por Alan
Perdomo		
41 Reporte de
países	 		
Aquí las noticias del mundo juvenil de Chile,
Puerto Rico, Costa Rica, y más
ideas para el ministerio juvenil			
				
44 Ideas
para el ministerio juvenil
46 Libros				
Varias publicaciones son comentadas y
recomendadas por lideres juveniles de
diversas partes de latinoamérica
				
50 Metroplex
“El efecto práctico”
Para cerrar esta edición, Lucas dice que
la mejor manera de evitar los celos, es
bañándose por Lucas Leys		
Lider Juvenil USA
Tel. 954. 447. 6838
8410 NW 53rd
Terrace. Suite 103
Miami, FL 33166 USA
UPDATE>>>>
UPDATE>>>>
Líder Juvenil®
Por Allan Salinas
www.LiderJuvenil.com
ABR-JUN.08 | 07
<<< ENCIENDAN SUS BIBLIAS
Nuestros ojos se han acostumbrado al
brillo de la pantalla, la forma y hábitos de
lectura han cambiado, así como la forma
de llevar nuestra información; cada vez es
menos usual el papel y la tinta. Millones
de personas en el mundo están optando
por la digitalización en sustitución de la
impresión.
HP ha desarrollado un completo libro electrónico o e-Book que, a través de
una pantalla táctil LCD de alta definición (100 dpi x 100 dpi), simula de un
modo altamente realista las páginas de un libro, que el usuario podrá pasar
como si de un auténtico libro se tratara.
El e-Book se basa en las premisas de la fácil lectura y el sencillo manejo,
de forma que el usuario sea capaz no sólo de leer libros electrónicos, sino
también periódicos digitales, revistas u otro tipo de documentos de texto,
digitalizados.
Así que la próxima vez que estés predicando, quizás en lugar de decir “abran
su Biblia” tal vez debas decir, “enciendan su Biblia por favor”.
Puede que te veas como cíclope de los X
men, pero seguro tendrás una agradable
experiencia.
Estos lentes, magnifican la imagen como
si estuvieras viendo una película en pantalla
de 24 pulgadas, la verdad es que la pantalla
del iPod esta muy bien, pero que bueno
si puedes ver la imagen más grande. No
necesita baterías, utilizan la energía de tu
ipod, pero no te preocupes, que en realidad
no te “robará” mucha energía.
Es común ver a un tipo con lentes oscuros
y pensar que le importa mucho su imagen,
pues ahora literalmente lo que importa es
la imagen, es probable que te hayas topado
en la situación de viajar por varias horas
aburridas,cansadasytediosas,perollevando
tu iPod video has aliviado la situación, sin
embargo, el hecho de tener que sostener tu
reproductor frente a ti, suele ser cansador
y termina por convertirse en un esfuerzo
mayor, pues ahora puedes olvidarte de las
manos, colócate tus gafas LCD y a disfrutar.
Estas gafas LCD para iPod video son lo
último para disfrutar de nuestras películas
o videos musicales almacenados en el
iPod. Ofrecen una resolución de 320×240
píxeles, la resolución de los reproductores de
Apple, que son compatibles con cualquier
dispositivo reproductor de video.
Presentan auriculares stéreo integrados
en las mismas monturas y la duración de las
baterías (tres del tipo AAA) es de 6 horas. Es
de agradecer su ligereza, tan sólo 68 gramos.
Tienen un precio aproximado de $ 270.
Pura imagen
<<<
Personalmente las prefiero delgadas
<<<
En nuestra cultura occidental, las libras de más siempre están de más (inclusive
en computadoras), el peso es un factor a considerar además de la tecnología,
así que Apple se lanza a una nueva apuesta innovando en el mercado. Steve
Jobs ha mostrado al mundo su nueva amiga, y parece ser que al igual que yo
las prefiere delgadas, y la puedes tener desde $1800 dólares.
Las principales características de la nueva MacBook Air son las siguientes:
Procesadores Intel Core 2 Dúo a 1.6GHz o 1.8GHz, 
Pantalla de LED de
13.3 pulgadas, 80GB de disco duro, Trackpad multi-touch, 1 puerto USB 2.0,
entrada para audífonos, puerto micro-DVI, 2GB de memoria Ram, Cámara
iSight integrada, AirPort Extreme 802.11n, Disco Remoto (sin drive interno).
Si quieres conocer más detalles y las opciones de configuración disponibles,
puedes hacerlo desde el sitio de Apple. También se encuentra disponible un
video introductorio de la MacBook Air.
ESTADISTICA2
En
América
Latina y
el Caribe
residen
Actualmente
alrededor de:
106
millones
de personas
jóvenes entre
15 y 24
años de edad.
Nunca ha habido
tantos jóvenes
en esta parte
del mundo y es
probable que en
el futuro esta
cifra ya no siga
creciendo, pues
las proyecciones
indican a partir
del 2015, una
caída en la tasa
de crecimiento
poblacional
(gráfico 2).
entre 1970 y
1975 la población
juvenil creció
18%
en el periodo
2000 al 2005
sólo creció
3.9%
Y del 2005 al
2010 crecerá
1.8%
Se puede decir,
entonces, que
estamos cerca del
tope demográfico
juvenil en la
región.
De los 106 millones de jóvenes en América Latina y el Caribe, en 2005, 48 millones se encontraban trabajando en tanto
que 10 millones estaban desocupados y unos 48 millones en condición de inactivos. Sin embargo, al mismo tiempo, unos
49 millones de jóvenes se encontraban estudiando (básica o post básica) lo cual - únicamente considerando estas dos
variables - genera diversas situaciones. Así, los jóvenes que estudian y trabajan representan 13 millones, los inactivos
que estudian son 32 millones y los desempleados que estudian son cuatro millones. Desde otro punto de vista, los que
trabajan y no estudian son 35 millones, los desempleados que no estudian seis millones y los inactivos que no estudian
16 millones.
Si se suma a estos dos últimos grupos, se obtiene que los jóvenes que no estudian ni trabajan son 22 millones, lo cual
representa alrededor del 21% del total de jóvenes que hay en la región.
ESTADISTICA1
>>> PELICULAS
ENFRENTANDO
A LOS GIGANTES
Ahora si quieres ver cómo una
iglesia puede hacer un proyecto
realmente interesante y sobre
todo de calidad, te recomiendo
que veas Facing the Giants,
protagonizada por el reverendo
Alex Kendrick. Los actores de la
película y el equipo de producción
de la misma, son miembros de
su iglesia.
Un interesante proyecto que
seguramente habrá pasado por la mente de muchos
en tu iglesia; no habrá faltado quien quiera hacer una
película con tus chicos, bueno, pues te soprenderá
que el presupuesto de la película es inferior al que te
imaginas por el resultado logrado. La película costo
únicamente $ 100,000, un presupuesto elevado
para una iglesia en Latinoamérica, pero pequeño
para una producción cinematográfica. La película fue
mostrada en estados unidos y algunos lugares de
Latinoamérica, fue catalogada por la “Motion Picture
Asociation of América” como demasiado religiosa,
por lo que fue restringida para menores de 13 años.
Pero independientemente de esto, es una película
que cautiva, me recuerda un tanto a la película de
“Remember de Titans” de Denzel Washington, claro
con una versión diferente, aparte de no estar basada
en hechos reales. Sin embargo, es una historia de
luchas, de fracasos, de desànimo, pero también de
nuevas oportunidades, de esperanza, de victoria en
Dios.
Así que, si no puedes proyectar en tu iglesia
una película de corte popular porque te traería
consecuencias, puedes utilizar muy bien esta película,
que te permitirá hablar perfectamente de la fe y que
los jóvenes la comprendan.
SOL, SOLECITO CÁRGAME UN RATITO
Cualquier amigo de la tecnología,
amante de la computación o simplemente
un chico normal que utiliza su portátil para
estudiar, se ha visto en el drama de olvidar
su cargador o simplemente no contar con
una fuente de energía cerca y justo en el
momento cuando más lo necesitas. Pues
el Solar Roll aprovecha la energía del sol
para recargar baterías, es una especie
de manta enrollable que es en realidad
un panel solar. Está hecho a prueba de
agua y permite un uso normal incluso en
condiciones de baja luminosidad. Además
es fácil de llevar a todos lados. El Solar
Roll puede abastecer a varios aparatos,
móviles, cámaras, agendas, inclusive
tu batería de carro, es fabricada por
Brunton, en varias opciones. Dependiendo
de la potencia deseada, los precios oscilan
entre $220 y $484.
SOLAR ROLL
<<<
I AM LEGEND [Soy Leyenda]
Soy Leyenda (en inglés I Am Legend) es el título de una novela de ciencia ficción
escrita por Richard Matheson en 1954. Trata sobre el último hombre vivo en Los
Ángeles, California, tras una epidemia que ha transformado a todos los seres humanos
en una especie de vampiros.
En 1964 Vincent Price interpretó al Dr. Robert Morgan, esta fue una producción
italiana, cuyo título fue “Ultimo Uomo Della Terra”. En 1971 fue el tiempo para una
segunda versión, un tanto alejada, con el nombre de “Omega Man”. En 1990, se
intentó una nueva versión, pero esta vez con Arnold Schwarzenegger pero fue. Ahora,
Will Smith es la estrella de la adaptación de Francis Lawrence. La historia transcurre
en Nueva York, a diferencia de la novela original, y se estrenó en diciembre de 2007.
La historia es realmente envolvente, al inicio da la sensación de ser un film de
suspenso únicamente, pero tiene un revuelo interesante y varios sobresaltos que
seguramente harán que te alerten los sentidos. La aportación màs interesante de esta
historia, es la utilidad que puedas darle como base de una charla a chicos inquietos,
la historia involucra zombis, acción, peleas bien orquestadas, prácticamente múltiples
elementos que siempre encuentras en un videojuego de acción. Si trabajas en una
iglesia conservadora, puede que no te convenga proyectarla en la iglesia, pero si tienes
oportunidad de verla con los jóvenes, puedes resaltar el final, cómo es posible que la
cura para la humanidad se encuentre en un solo hombre, he allí la analogía que te
puede servir para presentar tu mensaje.
Por lo demás, es una muy buena película, te la recomiendo, buenos efectos, nada
que no se haya visto antes, pero no dejan de ser buenos, una banda sonora bien
adaptada y si hay que resaltar algo es la actuación de Will Smith.
06 LiderJuvenil.com
>>>TIPS
1. Hazte estas
preguntas: “¿Estoy
en movimiento?
¿Estoy creciendo
constantemente?
O, ¿estoy estanca-
do y estancando a
otros?” Nunca dejes
de crecer. Aún los
chicos que sirves
te pueden enseñar
mucho.
2. Recuerda a los
chicos que sirves,
que no sólo se
tiene que estar en el
ministerio a tiempo
completo para ser
útiles para Dios.
Ayúdales a creer
en los talentos que
Dios les ha dado
y ábreles canales
para que los usen
aunque al principio
sea en una escala
conservadora.
3. Pregúntate
“¿Con quién pudiera
trabajar/colaborar
compartiendo una
meta en común,
aunque seamos de
diferentes estilos
y trasfondos?” No
sólo podrás lograr
más sino serás
ejemplo para otros.
4. Provoca
preguntas en los
chicos que sirves.
Cuando yo tenía 13
años alguien que
respeto y admiro
me preguntó cuál
sería mi profesión
cuando fuera gran-
de. Al responderle
que no sabía me
dijo “Sí sabes, solo
que no haz querido
hablarlo, cuando
quieras atreverte,
en mí tendrás oídos
para escucharte”.
Era cierto. La edad
en los chicos va a
variar pero puedes
comenzar a conta-
giarlos a ser parte
del movimiento de
Dios, sin importar
la profesión que
tendrán.
D
espués de ver a mis hijos crecer y
sembrar en ellos junto a mi esposa,
lo que más me encanta cada mañana
que despierto, es ver lo que Dios está
haciendo con esta generación. No puedo
evitar emocionarme por lo que está pasando:
gente con más hambre de Dios, que quiere
hacer una diferencia en donde está. Hay
personas que Dios, en su infinita gracia, está
incomodando y usando para ayudar que esta
generación vuelva su vista a Él.
Sí. Podríamos decir que los medios de
comunicación más influyentes están
poniendo todo tipo de basura en los dedos
de casi todo ser viviente. También podríamos
decir que hay una impresionante decadencia
de principios morales y valores y que el
relativismo hará de esta generación una
generación sin convicciones firmes, sin bases
sólidas. Eso puede preocupar, ¡claro! Pero,
puede preocupar mucho más el hecho de que
los cristianos no estábamos haciendo nada
al respecto. Y digo estábamos, en pasado,
porque los tiempos ahora son diferentes.
Las noticias muestran lo mal que está el
mundo, lo mal que están las economías. La
violencia, las maras, el aumento de divorcios
y otras cosas más, pero no muestran todo
el movimiento que está pasando en una
generación hambrienta por Dios. No
muestran lo que esta generación realmente
es: la generación de la esperanza.
Desde mis 18 años de edad, he tenido el
privilegio de viajar a muchas ciudades en
muchos países y, porque sabía que la música
era solo un medio para comunicar y no
simplemente para “exponer un talento”, me
hice muy observador y a veces, preguntón.
Así que desde entonces y hasta hoy me gusta
escuchar a las personas, sobre todo a los
jóvenes, para conocer de sus planes, metas,
sueños. Pero algo que he estado notando en
los recientes años es que los jóvenes de hoy
hablan muy diferente a los jóvenes de hace
10 o 15 años. Un par de ejemplos:
Antes no querían estudiar porque “Dios ya
estaba por venir”. Hoy quieren prepararse y
ser más útiles “y si el Señor viene, pues nos
vamos”.
Antes pensaban que ser usado por Dios
significaba hacer algo adentro de la iglesia (el
edificio) así que querían ser exclusivamente
directores de alabanza, pastores o misioneros.
Hoy en día, entienden que además de los
anteriores, también puedes servir a Dios de
otras maneras: quieren también ser alcaldes
de su ciudad o presidentes de la nación para
influir positivamente en su país; empresarios
que reflejen el carácter de Cristo y sembrar
con sus recursos en los misioneros de otros
países y de su ciudad. Artistas que con su
arte apunten a lo alto y despierten en las
personas esa búsqueda que todos tenemos
por lo eterno, por Dios.
Son tiempos diferentes, pero son tiempos
que no tienen que ver con una “ola nueva”
en la iglesia, sino con una pasión nueva por
hacer discípulos. Algo como está pasando
con los líderes juveniles de hoy.
Veamos el cuadro de una manera más
panorámica: líderes juveniles uniéndose
y poniéndose en acción. Tumbando
barreras denominacionales, culturales, y
socioeconómicas y, además, tirando a la
basura prejuicios nacionalistas. (¿Chilenos
trabajando con argentinos?, ¿Costarricences
con nicaragüences?, ¿Mexicanos con
mexico-americanos?) ¡Y todo esto por el
deseo y pasión de hacer discípulos para
Jesucristo! Esto no suena a una buena idea
de una persona o de un grupo de personas.
Ni el mejor mercadólogo del mundo o el
más influyente líder que exista podría lograr
que esto sucediera. Esto suena a que es un
movimiento que Dios está orquestando. Sí.
Movimiento. No es algo pasivo; no es un
‘nuevo ministerio’. Es ver la necesidad a
nuestro rededor y hacer algo al respecto. Va
más allá de trabajar con jóvenes. Es llevar
nuestra pasión a los que tenemos cerca. No
hay tiempo que perder.
QUÉ PASA? Líder Juvenil®
>>>>
UN MOVIMIENTO DE DIOSPor Emmanuel Espinosa
Líderes juveniles uniéndose… Tumbando barreras denominacionales,
culturales, y socioeconómicas… tirando a la basura prejuicios… ¡y
todo esto por el deseo y pasión de hacer discípulos para Jesucristo!
Esto no es una buena idea de una persona o de un grupo de personas…
Esto suena a que es un movimiento que Dios está orquestando
Emmanuel Espinosa es esposo, papá, fundador
de ReyVol Records y líder de la banda Rojo. Su
pasión es ayudar que la gente se conecte con
Dios y encuentren su propósito en la vida. Visita
y envía comentarios a EmmanuelEspinosa.com
08 LiderJuvenil.com
GENERACIÓN EMERGENTE Líder Juvenil®
>>>>
Abel y
Caín... el
principio
de los
celos
por Junior Zapata
Mi nombre es Junior
Zapata y tengo
celos de otros en el
ministerio.
Admitámoslo, todos
hemos estado celosos
de alguien más en el
ministerio. Los celos
son tan viejos como
el polvo. Seamos
francos, los celos
son “tan pecado” como
el adulterio, el acto
homosexual o el robo.
y Te recuerdo que el
primer asesinato tuvo
como motivo los celos
en el ministerio.
Caín estaba celoso de todo lo que
estaba pasando en el grupo juvenil de
Abel. Estaba celoso del equipo de sonido
que había comprado. Le ponía verde la
sangre el ver todos los shows que Abel
podía montar para sus jóvenes, invitando
a las mejores y más famosas celebridades
de música que el dinero podía adquirir.
Y cuando algunos de sus jóvenes le
pidieron permiso a Caín para ir a una
reunión de la iglesia de Abel, Caín no se
los permitió, porque sabía que se iban a
quedar con Abel.
Caín, equivocadamente se dedicó a
juzgar “todo”loqueAbelestabahaciendo,
en lugar de dedicarse a hacer lo que Dios
lo había mandado a hacer. Se fijó en los
6,000 jóvenes que llegaron al congreso
de Abel, en lugar de atender a los 60 que
llegaron a su campamento. Se concentró
en todas las veces que los medios
cristianos reportaban las actividades de
Abel, en lugar de concentrarse en las
actividades del Espíritu Santo en la vida
de sus chicos.
Al final, Caín escogió matar a su propio
hermano en lugar de matar su propio
ego.
¡Los celos reflejan una ignorancia de
proporciones universales! Demuestran
claramente que no estamos concentrados
en lo que Dios nos ha dado y mandado,
porque estamos ocupados viendo lo que
alguien más está haciendo y logrando.
En mi propia vida me he dado cuenta
de esto. A lo que se reducen los celos, es
que yo quiero lo que el otro tiene; y eso,
dice la Biblia, es codicia. O sea, es como
desear a la mujer de mi prójimo.
Pero por otro lado, ¿cómo no voy a
querer lo que el otro tiene? Su consola
de sonido, su equipo de luces, las
conexiones para invitar a las estrellas
musicales internacionales. ¿Cómo no
voy a querer la adulación de miles de
jóvenes, en lugar de luchar con la vida
de 30 chicos que llegan a mi reunión?
¡¡¡ES NORMAL!!! Bueno, es normal si
no hemos entendido la voluntad de Dios
para nuestras vidas.
Si “pierdes” chicos y chicas porque
“se van” a una iglesia “más grande”,
regocíjate; acepta que están yendo a
donde les gusta, lo que tú ofrecías no les
gustaba. Pero no pierdas de vista que
tienes la habilidad de atender a chicos
y chicas de una forma que las iglesias
grandes y con recursos no pueden…los
puedes ver de cerca, puedes escuchar
su corazón, les puedes tomar la mano y
hablarles al oído sin necesidad de gran
equipo de sonido.
Es un error preguntarse, ¿cómo puedo
hacer lo que aquellos están haciendo?,
la pregunta debe ser: “¿cómo puedo
alcanzar a los que aquellos no están
alcanzando?”
La competencia entre los ministerios
no sólo es absurda y ridícula, sino es
pecaminosa. Tú, deja que los demás
sean tan grandes y “poderosos” como
quieran ser. Dedícate a ser lo que Dios
te ha llamado a ser y haz lo que Dios te
ha mandado a hacer.
En el ecosistema de la iglesia, no es el
león, el elefante o el gorila el animal más
importante, sólo porque es grande. Te
recuerdo que en la naturaleza, son los
microorganismos,losseresmáspequeños
y aparentemente insignificantes, los
que permiten que un ecosistema pueda
existir.
Estos dos hermanitos que abren la
historia de la humanidad con
esta escena de celos y envidia,
no es sólo la historia de Caín y Abel,
también es la historia de todos nosotros.
Todos somos Abel de vez en cuando, y
todos somos Caín – ¡tal vez más veces!-
Como mencioné, es fácil ser Caín.
Ahora, ser Abel, ¡es totalmente otra
fiesta!
Cuando hay un líder o pastor que tiene
influencia en la iglesia o ministerio y
esa persona se siente amenazada por
ti, eso se convierte en una situación
difícil. Tengo que decir con pena que
desafortunadamente esto es algo que
sucede demasiado seguido en muchas
iglesias y ministerios latino americanos.
El líder juvenil tiene carisma, tiene
habilidad en el trato relacional con
jóvenes y eso lo pone en un vector de
trayectoria directa a chocar con un líder
mayor o con el mismo pastor general.
Por el caciquismo que hoy día se vive en
la historia de la iglesia cristiana, nadie
puede ser más popular que el pastor
general. Incluso, esto mismo ha dado al
nacimiento de muchas nuevas iglesias.
Cuando el líder mayor o el pastor ve
que su pastor o líder de jóvenes está
cobrando “auge”, la fricción se vuelve
tal, que el líder de jóvenes muchas veces
resulta saliendo para establecer una
iglesia nueva.
Constantemente me preguntan líderes
juveniles, “¿qué hacer en este caso?”
Yo los llevo de regreso a la división en
la primera iglesia; la de Caín y Abel.
Les explico, Caín había matado a su
hermano y pueden esperar lo mismo
de la persona que los ve con recelo.
Cuando veas que Caín te tiene envidia
y que está molesto porque lo que haces
tiene más “éxito” o popularidad que lo
que él o ella hace, tienes que seguir tu
camino al altar. No puedes dejar de
hacer lo que haces, por miedo a Caín.
Hazte esta pregunta: “¿Para quién
trabajas?”, “¿Quién te mandó a hacer
lo que haces?”. Tú, debes ser fiel a tu
llamado. No puedes dejar de llevar tu
trabajo al altar, al Señor, simplemente
porque alguien tiene celos.
Recuerda que a ti, Dios no te ha dado
GENERACIÓNEMERGENTE>>>>www.LiderJuvenil.com
abr-JUN.08 | 1110 LiderJuvenil.com
la responsabilidad de lo que pasa en
la iglesia. Tienes que liberarte; esta
persona le tiene que rendir cuentas a
Dios de cómo se siente acerca de ti y
de lo que tú haces. Tendrá que rendir
cuentas de cómo te ayudó o te bloqueó
en el ministerio.
Cuando te lleven a dar un paseo (como
Caín a Abel) y te golpeen, las heridas
van a ser profundas y dolorosas, incluso,
pueden ocasionar la muerte como el
caso de Abel. Abel murió probablemente
porque no se defendió. Tal vez no pudo,
o tal vez no quiso, no sabemos, pero
algo podemos aprender. Dios no le
pidió cuentas a Abel por dejarse matar,
es obvio por los principios bíblicos, que
Dios le pidió cuentas a Caín por truncar
la vida y ministerio de su hermano Abel.
Los líderes juveniles muchas veces
pecan de no mantener correctamente
informadas a las personas indicadas.
Muchas veces las noticias de los
“desórdenes” en las actividades de
jóvenes llegan a la oficina del pastor ya
tergiversadas y exageradas. Tal vez una
madre angustiada llega diciendo -“Pastor,
el líder de jóvenes quiso ahogar a mi
hijo en el río”-, mientras que tú, todo lo
que querías hacer ¡era bautizarlo! Si te
hubieras tomado el tiempo de informarle
al pastor y a la pobre madre de tus
nobles intenciones, te hubieras ahorrado
el problema. El pastor lo único que ha
oído es que todos los jóvenes te siguen y
te admiran. Te respetan y te toman como
mentor, además de eso, quisiste ahogar al
único hijo de la pareja que más diezma
en la iglesia. ¡Dime si no mereces que te
saquen a pasear al campo y peguen con
la quijada del burro!
La Biblia es clara en darnos pistas de
qué hacer en casos similares a los celos.
Uno de los que más me gusta viene de
Salomón. Dice que cuando alguien
está molesto contigo, lo que tienes que
hacer es hablarle tranquilo o tranquila.
En lugar de reaccionar a los celos,
debes bajar la voz, la intensidad. Que
respondas con suavidad y humildad.
Otro consejito lo da el viejo Pablo,
a un chico que probablemente se
había quejado que otros líderes le
prohibían ya reunirse con el grupito de
preadolescentes con los que andaba.
Este viejo sabio le dice al líder juvenil
que planifique bien sus actividades, que
deje ver su corazón, que demuestre que
no está en competencia con los líderes de
la iglesia, que sea humilde al contestar,
que se debe ver su genuino amor, no sólo
por los jóvenes sino por toda la iglesia.
Le termina diciendo que debe demostrar
pureza, que no debería haber sospecha
de ninguna clase. Que si hacía eso,
nadie iba a despreciar su ministerio ni
su juventud.
Los consejos nos llevan a la médula del
problema de los celos; o somos celosos o
tienen celos de nosotros. Igual, tenemos
que bregar con ellos. Hoy día, los celos
nacen de querer el reconocimiento y la
popularidad que un ministerio “grande”
trae. Pero al estudiar a nuestro Líder
nos damos cuenta que Él dice que la
grandeza está para abajo, no para arriba.
Que no es el más grande el mejor, sino el
que se hace pequeño, humilde.
Jesús enseñaba acerca de cuando me
invitan a un banquete. Jesús fue claro
en insistir que no me conviene que
al entrar al banquete me siente en los
lugares VIP. Sino que mejor me siente
en los lugares de atrás. Podía ser que
sentado en los lugares VIP, alguien me
pida el lugar porque es para otra persona
“más importante que yo”. Que es mejor
que me digan, “Junior, siéntate en los
VIP”, a que me digan, “Junior, quítate de
los VIP”.
Muchas veces, me han pedido que me
levante del VIP porque es para alguien
más. En la escala celo métrica, ¡llegué
al máximo! Y desafortunadamente quise
matar a Abel, porque él estaba adelante,
y yo no. Porque a él lo llamaron al
escenario, y no a mí.
Caín brota de nuestro corazón como
un cactus en el desierto. Es difícil vivir
con él y bregar con sus codicias y deseos.
Abel es nuestra meta; hacer lo que hemos
sido llamados a hacer con humildad. Es
fácil confundir el altar de lo “mejor” por
grande, con el altar de lo “correcto” por
pequeño.
Qué fácil es matar a nuestro hermano
en lugar de matar nuestro ego.
Es más fácil esconder los celos que
llevamos dentro, acerca de lo que Dios
está haciendo en otros ministerios, que
aceptar la debilidad que tenemos por
querer ser y hacer otra cosa.
La receta para vencer los celos en el
ministerio es reconocer que tenemos
celos, reconocer nuestro verdadero
llamado y reconocer que Iglesia sólo hay
una y pastor sólo hay Uno.
Mi nombre es Junior Zapata y tengo
celos de otros en el ministerio. Esa es
la verdad.
GENERACIÓN EMERGENTE Líder Juvenil®
>>>>
12 LiderJuvenil.com
Junior Zapata es Director
de educación cristiana del
Colegio América Latina,
una de las instituciones
educativas más grandes de
Latinoamérica. Orador especialista en nuevas
estrategias de educación y liderazgo. Autor.
Quéfácilesmataranuestro
hermano en lugar de matar
nuestro ego
por Lizzie SótolaLíder Juvenil®
VERSUS>>>> VERSUS <<<<www.LiderJuvenil.com
14 LiderJuvenil.com ABR-JUN.08 | 15
Tarde cálida en Buenos Aires.
Mientras nos movilizamos de
un punto a otro de la ciudad,
acompañamos al Dr. Luis Palau
en un rally pre-evangelístico en
esta ciudad.
Líder Juvenil: ¿Siempre fue
placentero su ministerio?
Cuandocomenzamosacaminar
por las sendas del llamado a
veces nos encontramos con
situaciones un tanto difíciles.
La falta de apoyo de líderes
mayores por ejemplo, celos…
Palau: Bueno, bueno, bueno…
Todos tenemos… pero espera.
¡Pensemos! (se ríe) Jeremías
dice: “Engañoso es el corazón
del hombre más que todas las
cosas.¿Quiénlocomprenderá?”
Todos tenemos momentos, y
a veces temporadas, en que
tenemos envidia o celos. Es
un estado de competir con
otros incorrectamente. Creo
que cuando un hermano pide
perdón, uno dice enseguida
“¡Por supuesto!”. Una vez un
hermano me pidió esa clase
de perdón. Pide perdón. Le
ofrezco perdón. Estas cosas le
hace enseguida a uno examinar
su propio corazón, es decir,
a quién le tengo que pedir yo
perdón. O por lo menos dónde
debo arrepentirme y pedirle
perdón al Señor, por la envidia
o la competencia que es injusta
¿no? Eso me hizo bien porque
no era una reconciliación. No
había problema entre nosotros.
Pero cuando uno siente que hay
la buena competencia, o sea el
desafío de ver a alguien que
sabe trabajar mejor que uno,
o que hace las cosas con más
eficacia, o con más calidad.
Ese es un buen desafío, no
es envidia. Es un “ojalá yo
pudiera ser tan capaz como
este hermano”. Por ejemplo el
Dr. Billy Graham. Yo siempre
soñaba con que pudiera ganar
tantas almas como él. Creo que
cuando era muy jovencito era
un sueño un poco pecaminoso.
Pero después de mayor no, fue
un sueño que él despertó de
decir “Si este hermano puede
guiar a tantas almas a Cristo,
yo también debo serlo”. Así que,
es así como uno transforma
las malas inclinaciones del
corazón, transformarlas en
buenas inclinaciones.
Líder Juvenil: De lo bueno lo
mejor.
Palau: Sí, eco. ¿De dónde lo
sacaste?
Líder Juvenil: Eh, de un libro. Lo
escribió un tal Luis Palau…
Palau: ¿que se llama, Alta
definición? Sí,sí… muchas
gracias hermana. (risas)
Líder Juvenil: Uno de los
comentarios qué más se
escuchan entre líderes juveniles
y jóvenes es: “El Señor me está
mostrando un ministerio, se me
están abriendo las puertas pero
mi pastor no me apoya”…
Palau: Ah sí. Esa es una carga
difícil, y la encuentran muchos
jóvenes. Es extraño en un
sentido porque yo diría, como
evangelista mayor o como
anciano que soy de mi iglesia,
cuando uno ve a un joven que
surge o a una joven que surge,
uno se emociona porque el
porcentaje de buenos líderes
es limitado. Me sorprende que
esto ocurra, pero sé que ocurre.
Es la carne, ni más ni menos.
Es lo que la Biblia llama el
viejo hombre actuando. Dice
Pablo en Romanos 7 “Yo sé que
en mí, es a saber en mi carne,
no mora el bien”. Hay un lado
de nuestra personalidad que
es oscuro, que es malo, es
pecaminoso. Y esa es la parte
que tenemos que crucificar,
como dice Gálatas 5 “Los que
son de Cristo han crucificado
Líder Juvenil: En charlas
informales, o en pedidos de
consejos, muchos de los líderes
juveniles plantean el problema
de la competencia. Cuando los
nuevos líderes comienzan su
ministerio a veces sus mentores,
sus líderes o pastores  tienen
celos de ellos ¿le pasó a usted?
¿Qué deben hacer?
Mottesi: Para ser sinceros,
yo no lo percibí en mi propia
experiencia; talvez tendríamos
que preguntárselo a mis
mentores. Creo que es una
experiencia humana, común
a muchos seres humanos.
Los celos, como sentido de
competencia y de aferrarse a
nuestros propios méritos, creo
que representan una de las
estupideces más grandes del
liderazgo cristiano.
Líder Juvenil: ¿Tan terminante?
Mottesi: Si, así es. La o el
líder cristiano debe tener la
madurez de saber entregar la
antorcha a nuevos referentes
y hacerlo con profunda paz.
El verdadero mentor es el
que enfrenta ese momento de
transición y aventura personal
hacia la última etapa de su
vida con profunda paz, con
la serenidad de aquellos que
saben haber cumplido con la
voluntad divina. Por último,
uno no es referente por haberse
graduado de referente en
alguna universidad cristiana,
sino por algún largo y probado
ministerio. Y el que ha tenido
largo y probado ministerio sería
ridículo que tenga celos de los
nuevos referentes.
Líder Juvenil: Sí, por supuesto,
convenimos en que sucede y
mucho más a menudo de lo que
nos imaginamos. Pero, también
suele suceder que se generen
celos entre pares, dos líderes
destacados de determinada
ciudad compitiendo por el
espacio de liderazgo ¿cómo
ayudarlos?
Mottesi: Mi primera reacción
es que la competencia en el
liderazgo, revela una falta grave
de nuestro carácter cristiano.
LíderJuvenil:Veoque,comodicen
los adolescentes en Argentina,
“usted la tiene clara”. Pero creo
que la competencia viene en la
competición por poder, tal vez.
Mottessi: Cuando aceptamos
la responsabilidad de servir al
Señor, necesitamos entender
que el liderazgo cristiano no es
una posición de poder, sino el
ejercicio de un servicio.
Líder Juvenil: Entiendo…
¿entonces?
Mottesi: Entonces, cuando
competimosconotrocompañero
de ministerio, visiblemente o en
los oscuros y recónditos lugares
secretos de nuestro corazón,
estamos indicando que todavía
no estamos listos para ejercer
esa función de liderazgo. Como
la mayoría de mis lectores ya se
están sonriendo y algunos están
pensando “¡qué inocente!” o
“¡qué ignorante es Alberto!”,
yo quiero decir que acepto
esta realidad: hay competencia
entre líderes.
Líder Juvenil: (risas) ¡Muy buen
comentario! Muy sincero de
su parte también. Pero ¿cómo
asumirlo?
Mottesi: La forma de enfrentar
esto es a través de los mentores
Alberto Mottesi
es uno de los evangelistas masivos que ha
predicado a más personas en los últimos
años. Un hombre con visión y convicción
cristocéntrica. Para algunos, un hombre
común, para otros un visionario, para Dios:
un apasionado por las almas.
Hablamos con el Dr. Mottesi acerca de los
celos en el ministerio. Tal y como lo vivió o
como lo viven las personas que él mismo
está pastoreando a través de la Escuela de
Evangelistas Alberto Mottesi.
Continua pag 17
Contina pag 16
Luis Palau:
¡Cuídate de ti mismo!
A Luis Palau le gustó la idea
de ser Entrevistado junto a
Mottesi:
“Tengo una foto en mi oficina de Alberto
Mottesi y yo arrodillados y el hermano
Pablo con sus manos sobre cada uno de
los dos” - cuenta Palau, mientras íbamos
rumbo a un estadio en Argentina. La escena
recreaba algún encomendado particular,
para dos hombres que recibieron de otro
mayor la antorcha y continuaron la carrera
en el Evangelio.
Alberto Mottesi:
Loscelosentresiervosde
Dios son algo muy malo
¿VS?
por Lizzie SótolaLíder Juvenil®
VERSUS>>>>
VERSUS>>>>www.LiderJuvenil.com
16 LiderJuvenil.com ABR-JUN.08 | 17
la carne con sus pasiones y deseos”. Esa
clase de pasión, de envidia o de tener
temor que un joven le haga sombra, es
un pecado terrible. Para decir la verdad,
puede ser uno de los peores pecados
del mundo que uno como hermano
mayor en lugar de estimular al joven, de
abrirle puertas, de darle oportunidades,
de ayudarle en su ministerio, que uno
se retraiga por lo que llamamos la
carnalidad. Pero es un pecado del cual
arrepentirse, no hay vuelta que dar. La
juventud está necesitada, el Señor nos
dice que estimulemos a los jóvenes. Que
no nos apresuremos, sí, pero hay que
estimularlo, edificarlo, discipularlo para
que triunfe aun más que nosotros.
Líder Juvenil: ¿Cómo ve Ud., desde su
ministerio, este ‘pasar la antorcha’,
ampliar el ministerio para que no termine
en una sola persona? Es decir, que exista
un equipo que trascienda a la persona.
Palau: Eso lo hemos venido haciendo
más organizadamente desde hace
diez años. Lo llamamos “Alianza de la
Nueva Generación” (ANG). En lo cual
hemos estimulado, atraído y motivado
a centenares de evangelistas jóvenes.
Algunos están en los 40 años pero hay
más jóvenes. Nos reunimos una vez cada
dos años. Estamos empezando a soñar
con hacer algo así en América Latina. Lo
hacemos en EE.UU., lo hemos hecho en
España, lo hemos hecho en Inglaterra,
o sea, es precisamente lo que tú me
preguntabas. Es estimularlos, darles
ideas para protegerse, evitar errores,
que no repitan los errores que hemos
cometido algunos de nosotros cuando
éramos jóvenes.
Líder Juvenil: ¿Vale la pena tener un
mentor?
Palau: Es una gran ventaja tener a
alguien que le ayude. Yo evité muchos
errores cuando el Dr. Billy Graham me
dio muchos consejos. Evité un montón
de problemas. En lo económico por
ejemplo, él dijo: “Tienes que tener un
comité, una Junta directiva y que ellos
decidan cuánto vas a ganar. Que ellos
aprueben el presupuesto y los gastos.
Tú no firmes cheques. Así uno tiene las
manos limpias, nadie te puede acusar
que usas mal el dinero”. Es una gran
ventaja y una gran idea.
Líder Juvenil: ¿Qué les dicen a los nuevos
evangelistas?
Palau: A los jóvenes les hablamos
acerca de lo fuerte y lo débil de un
evangelista. El temperamento que
lleva a ser predicador evangelista. En
el caso nuestro eso es, tiene muchos
puntos fuertes: entusiasmo, amor por la
gente, facilidad de palabra, un carácter
relativamente alegre, que con libertad
habla. Como debilidad del carácter de
un evangelista les recordamos, a los
muchachos, aquello de creerse que uno
es medio estrella. Porque la gente quiere
la foto y nos pide la firma, o porque lo
aplauden con amor porque predica
el Evangelio. Segunda debilidad es la
impaciencia. Los evangelistas son muy
amables con la gente, pero cuando ya
se cansaron se ponen impacientes. ¡Y
a veces destruyen en un solo momento
lo que edificaron en cinco años! Muy a
menudo es así. También está la debilidad
del amor al dinero. Todos tenemos cierta
inclinación, pero los evangelistas como
que tienen un porcentaje un poco más
alto. Lo he visto, lo he sentido y por eso
se los digo. Y luego, está la debilidad de
cansarse. De que si no le dan aplausos
y ánimo constante, ya abandonan o
amenazan con abandonar. Así que
esos son los puntos que uno toca para
fortalecerlos. Pero hemos trabajado y en
el equipo tenemos esa nueva generación.
También uno de mis hijos, Andrés,
que el Señor le ha puesto la mano, no
nosotros, y que nunca le decíamos que
creíamos que el Señor lo estaba tocando.
Hasta que él y su esposa sintieron que
sí, que el Señor de veras tenía la mano
de bendición sobre él. Y cada vez que
predicaba se convertía gente y esa es
buena señal ¿no? Así que sí, estamos
pensando en diversos aspectos de cómo
mantener la evangelización y el equipo
que funcione como tal. El equipo podría
cerrarse si uno quisiera, pero que sigan
otros predicando el evangelio. ¡Para eso
hemos sido llamados!
Líder Juvenil: Dr. Palau… ¿Qué palabras
finales tendría usted para los líderes
juveniles latinoamericanos?
Palau: Que elija una esposa que comulga
con uno. En ese sentido, que tiene lo que
nosotros llamados el espíritu misionero.
Es el espíritu de sacrificio. Hay que
casarse con una mujer (o un hombre,
según de quién se trate, de un hombre
o una mujer líder) que tenga el mismo
sentir que uno. No hay vuelta que dar,
el ministerio demanda un sacrificio de
la familia muy grande. Sacrificio del
tiempo de la persona que uno ama, que
se supone que dijo que se quiere vivir con
ella toda la vida y ahora de repente está
de viaje. Entonces ella y uno, tenemos
que tener el mismo sentir. Saber que lo
hacemos por Cristo. Humanamente no
es agradable, pero por amor a las almas
uno lo hace con gozo, sin quejas. De vez
en cuando uno tiene un momento de
querer quejarse y es como que el Señor le
dice: “Ah, ¿quieres que le pase la pelota
a otros? ¡Se la paso!”. Y uno tiene que
decir: “No, no. Está bien, está bien. No
me quites esta jugada”. Así que la vida
de liderazgo es sacrificio, pero el Espíritu
Santo llena el vacío. Yo estoy convencido
de ello. Además ¡huye de las tentaciones
de la soledad! Hay que tener cuidado.
Sobretodo, a aquellos que como yo salen
fuera de la casa. Cuando uno está de
viaje, extraña a la familia. A los jóvenes,
a los evangelistas siempre decimos como
dijo Pablo a Timoteo: “Cuídate de ti
mismo”.
Palau se bajó de la van, se despidió
de nosotros y se subió en la
plataforma montada en el Estadio
Vélez a predicar en el 35 aniversario
del ministerio Visión de Futuro. Los
periodistas de Líder Juvenil nos
quedamos pensando en el desafío de
batallar no sólo con los celos, sino
también con tentaciones reales que
también tienen su presencia en las
vidas de hombres como Luis Palau.
o padres espirituales a quienes esos
líderes estén dando cuentas. Un
verdadero padre espiritual debe tener el
valor de poner la mano sobre el hombro
de ese líder que se le ve compitiendo con
otro líder y enseñarle que esa no es una
marca o sello del ministerio cristiano. En
el caso de que el líder en competencia
no tenga un padre o autoridad espiritual
a quien de cuentas, la situación se
torna más grave. Si un líder no está
sujeto a otros líderes debe ser removido
inmediatamente de su liderazgo. Quien
no de cuentas de su vida a otro, es un
peligro en potencia para la Iglesia de
Cristo.
Líder Juvenil: Me queda muy claro, pero
alguna vez escuché que ocurrió algún
tipo de “celos” entre usted y el Dr. Luis
Palau…
Mottesi: Amo profundamente a Luis y
oro frecuentemente por él. Creo que
cada persona es un ser individual y
único, creado por Dios con un propósito
muy específico. Creo que el Espíritu
Santo ha dado un lugar prominente
a nuestro hermano Luis Palau y su
testimonio intachable es un ejemplo a
seguir. En varias ocasiones le he dicho
personalmente o vía telefónica, cuánto
lo admiro. Sé que hay un solo Luis Palau
y un solo Alberto Mottesi, y cada uno
tendremos que dar cuentas a nuestro
Dios de cómo hemos tratado a nuestro
prójimo.
Líder Juvenil: O sea, que no sucedió tal
cosa. ¿Recuerda algún testimonio donde
Dios actuó generando sanidad después
de los celos ministeriales?
Mottesi: Fui parte de un trío que trató
el caso de un líder prominente que se
vio envuelto en acusaciones que ponían
en duda su integridad moral. Esto tomó
un par de años de muchísimo dolor;
los acusadores finalmente le pidieron
perdón varias veces a este líder y él los
perdonó. Sin embargo, las relaciones
nunca fueron iguales, y los ministerios
de los que acusaron impropiamente
decayeron de forma muy visible.
Los celos entre siervos de Dios son algo
muy malo; es una enfermedad que, quien
quiera servir al Señor con tangible salud
emocional, debe arrancar como cáncer
de su corazón.
La Asociación Evangelística
Alberto Mottesi tiene un
desarrollo ministerial en
la preparación de nuevos
predicadores, llamada Escuela
de Evangelistas, la cual nace
como respuesta al sueño de ver
un ejército de miles de jóvenes
encendidos con las llamas de la
evangelización. “Queremos ver
jóvenes que puedan influenciar
las artes, los medios masivos,
la educación, la política, los
hospitales, las cárceles, las
iglesias y las comunidades
urbanas con el poderoso Evangelio
del Reino de Dios” dice en su
carta de presentación.
PENSAMIENTOS
DE UN
JOVEN
CON
ARRUGAS
S
oy un viejo que acepta escribir
para una revista juvenil, porque en
reciente conferencia de liderazgo,
cierta bella y joven pareja me abrazó
cálidamente y comentó, con una sonrisa:
“Tu eres el viejo más joven que hemos
conocido”. Estimulado por ese cuento,
ahí les mando la primera de una serie que
confío en Dios sea muy larga.
La música ha producido estragos en
la juventud sin ninguna duda. Lo que
comenzó con Elvis Presley llegó a su punto
culminante cuando los Beatles entraron en
contacto con un famoso gurú hinduista y
rompieron todas las pautas occidentales de
comportamiento. Ahora bien, en materia
de música popular, el finalizado siglo XX
estuvo marcado en Latinoamérica por
el tango y la canción ranchera hasta la
Segunda Guerra Mundial. En la posguerra
tomó fuerza el bolero; a mitad de centuria
se produce la insurgencia continental del
rock que da origen a la llamada nueva ola,
originalmente hispana. En la década de los
sesenta desaparecen del todo las fronteras
y la cultura anglo se impone artificialmente
sobre la región hasta nuestros días, cuando
toda la música popular es una mezcla.
Frente a este fenómeno, la iglesia
evangélica cometió el error de satanizar
los ritmos modernos por el hecho de
serlo, confundiendo el continente con el
contenido. Lo bueno o malo no es el estilo
musical sino el mensaje; y, por eso, hay
rock cristiano, pop cristiano, rap cristiano y
reageton cristiano, etc. Pese a las condenas
que obligan a los jóvenes a buscar canales
para su natural energía, por fuera de
una iglesia que los rechaza por razones
artísticas. ¿Será válida tal postura en plena
posmodernidad?
Es absurdo envejecer a los jóvenes, como
algunos pretenden. Hay iglesias en las
cuales meten a las nuevas generaciones
en camisa de fuerza, bajo la pretensión
dictatorial de que actúen como lo hacen sus
mayores. Convendría a quienes cometen
tal arbitrariedad, repasar las Sagradas
Escrituras.
Alégrate joven en tu juventud; deja que
tu corazón disfrute de la adolescencia.
Sigue los impulsos de tu corazón y
responde al estímulo de tus ojos, pero
toma en cuenta que Dios te juzgará por
todo esto. Eclesiastés 11:9
La juventud, por ser la primavera de la
vida, es una etapa fugaz, que el hombre
debe disfrutar al máximo, sanamente.
Como lo dijera en forma bella Rubén
Darío, el mayor poeta hispano:
Juventud divino tesoro,
Que te vas para no volver;
Cuando quiero llorar, no lloro
Y a veces lloro sin querer.
Cuando Jesús entró al templo de
Jerusalén, armado de un perrero para
expulsar a los comerciantes religiosos,
los fariseos se escandalizaron de las
ruidosas manifestaciones juveniles que lo
respaldaban; pero el Señor los exhortó,
precisamente a aprender de los muchachos
la forma espontánea de alabanza a Dios.
Rejuvenecer a las iglesias sería un
propósito plausible para el naciente
siglo. Ello haría más dinámica la
acción evangelizadora a través de un
crecimiento sostenible. Para lograrlo,
hay que refrescar también las llamadas
escuelas dominicales infantiles, que son
bastante aburridas y desactualizadas.
Es explicable el celo de algunos padres
y maestros por el creciente contenido
de sexualidad, violencia, destrucción de
valores en general que se percibe en  los
comics, y los niños deben tener reglas
del juego muy claras al respecto. Pero es
inexcusable la condena indiscriminada
que algunos hacen del arte y la literatura
infantiles, pues ello nos llevaría a erradicar
las fábulas occidentales y las parábolas
bíblicas por igual. En nuestra infancia,
los abuelos usaban didácticamente a
Esopo, Iriarte, Samaniego y Lafontaine,
y en nuestras primeras lecturas figuraban
Andersen, los hermanos Grimm y el tío
Remus y sus cuentos del hermano Rabito,
sin que nuestra orientación moral sufriera
menoscabo.
Ministros evangélicos han encendido
hogueras inquisitoriales para quemar a
Pluto y a la Barbie en “muñequicidios”
horrorizantes para los pequeños. Si fuera
cierto, como algunos sostienen, que la W
de Walt Disney simboliza los cuernos del
diablo, no tendríamos más remedio que
excomulgar a los piadosos hermanos Wesley
e incinerar la Confesión de Westminster por
emplear la misma letra. Una vez, oí hablar
al prestigioso evangelista Luis Palau sobre
personas que no pelean con el diablo, sino
con la sombra que el diablo proyecta.
Por lo tanto, conviene desarrollar un
concepto dentro del cual, el niño de hoy,
que será el joven de mañana, encaje su
formativa personalidad de manera normal.
El cristianismo no ha de ser para él una
imposición, ni una obligación, sino la
esencia misma de su carácter.
La iglesia ha permanecido en pie por más
de dos mil años, porque ha sido inflexible
en la ortodoxia, pero flexible en la cultura.
Darío Silva-Silva es Ministro del Evangelio,
Comunicador Social y Periodista, autor de libros
de éxito, posee varios doctorados académicos y
honorarios y es presidente del Concilio Global de
CASA SOBRE LA ROCA, Iglesia Cristiana Integral.
OJO PASTORAL Líder Juvenil®
>>>>
por Darío Silva-Silva
18 LiderJuvenil.com
20 LiderJuvenil.com
Líder Juvenil®
OJO POSMO>>>>
www.LiderJuvenil.com
ABR-JUN.08 | 21
OJOPOSMO>>>>
H
ace días nos encontramos en una
de las cafeterías Starbucks, en
la ciudad de Barcelona, España.
Me acerqué al mostrador. Justo entonces
comenzó mi ansiedad. Debía escoger
entre diferentes tipos de cafés; sólo,
con leche, americano, frapuchino,
capuchino, descafeinado, selección del
día, selección de la semana y todo ello
ante la presión de una fila de gente en
aumento. Cuando acerté a articular
lo que deseaba, me preguntaron qué
tamaño deseaba. Un rápido vistazo a la
fila de gente me persuadió de tomar una
decisión rápida.
A continuación se me preguntó si
deseaba algún tipo de sabor especial.
Nuevo interrogatorio, nuevo desglose
de gustos, nueva mirada a la fila, mayor
ansiedad, nueva elección, en esta ocasión
hecha sin pensar, con el deseo de acabar
cuanto antes.
Acostumbrado a las cafeterías
españolas, donde hay sólo dos o tres
posibilidades, Starbucks representó
la entrada en un mundo de extrema
variedad.
Ladiversidad,lavariedad,elpluralismo;
son expresiones que caracterizan y
definen la cultural postmoderna.
Esto se da en todos los ámbitos de la
vida. Por ejemplo, los diferentes tipos
de familia que se van dando. Es posible
encontrar, junto a la familia nuclear
y tradicional (padre, madre e hijos);
diferentes modelos alternativos. Familias
monoparentales (con un solo progenitor),
homosexuales, mezcladas, de hecho (sin
estar casadas).
A nivel ideológico, esta variedad
o diversidad recibe el nombre de
pluralismo. Significa que la cosmovisión
judeocristiana, ha dejado de ser la base
que sustenta los valores y las culturas de
los países occidentales.
Además, convivimos con muchas
otras cosmovisiones o estilos de vida
que pugnan por ganarse la fidelidad
y filiación de los jóvenes de nuestras
iglesias.
Se ha roto el monopolio cultural. Los
valores cristianos no son los únicos que
están al alcance de las personas para
desarrollar su proyecto vital personal.
Hay un mercado cultural libre, donde las
diferentes opciones compiten contra el
cristianismo y compiten entre ellas, todas
prometiendo los mejores resultados, y
reclamando ser la mejor opción como
proyecto de vida.
Como me sucedió a mí cuando entré en
Starbucks, les sucede a nuestros jóvenes
cuando entran en la secundaria o en
la universidad. De golpe se dan cuenta
que, además del cristianismo, existen
muchas otras opciones posibles de elegir
y, algunas de ellas, parecen mucho más
atractivas y más gratificantes.
La fe de nuestros jóvenes funciona
bien para una cultura que no es plural,
fundamentalmente judeocristiana y en
la que los valores de la iglesia y de la
sociedad no difieren demasiado.
Sin embargo, ¿sobrevivirá esta fe en
un contexto plural, de libre mercado
ideológico, donde deberá competir
con otras cosmovisiones y maneras de
entender el mundo?
Mucho tememos que no. Hemos
domesticado a nuestros jóvenes pero
no los hemos discipulado. Los hemos
preparado para vivir una vida en
cautividad, en entornos protegidos y
seguros, pero no necesariamente para
sobrevivir y, menos aún, para causar un
impacto en la selva ideológica del mundo
actual.
Hemos experimentado el enfriamiento
espiritual o incluso la pérdida de la fe
de muchos jóvenes cuando entran en
el mundo universitario. Las presiones
ideológicas y culturales van más allá de
lo que su fe puede resistir.
He visto este fenómeno con muchachos
y muchachas. España es un país
ferozmente pluralista y en donde la
cultura cristiana y los valores que ella
sustentaba, están siendo constante
erosionados.Muchosjóvenesqueestaban
comprometidos con la iglesia e incluso
ocupaban posiciones de liderazgo, se
han alejado del evangelio y enfriado
espiritualmente. ¿La causa? Su fe no
pudo resistir las presiones de un mundo
plural, era buena para la homogeneidad,
no para la heterogeneidad.
Cuando se ven confrontados por un
mundo plural, la fe de los jóvenes se
rompe por dos razones principales.
La primera: la ausencia de
convicciones. Ya Josh McDowell
demostróendocumentadosestudiosentre
la juventud, que nuestros jóvenes tienen
conocimientos acerca del cristianismo,
pero carecen de convicciones. Creen,
pero no saben en qué creen y no saben
por qué lo creen. Su fe es puramente
intelectual, no experimental. Es una fe
inmadura, aceptada sin ser cuestionada
y mucho menos ser probada en la
vida real. Mientras que las creencias
sirven para más o menos operar en un
contexto cultural favorable, como lo
era el de la cultura judeocristiana, no
tienen suficiente fuerza para resistir
los violentos embates de una sociedad
agresivamente plural.
La segunda: la ausencia de
estructuras de credibilidad.
Afirman los estudiosos de la
postmodernidad que en una cultura
plural, con tantas cosmovisiones en
competencia y conflicto, sólo pueden
sobrevivir aquellas que cuentan con
estructuras de credibilidad.
Estos expertos definen una estructura
de credibilidad como una comunidad que
encarna, vive y ejemplifica los valores que
una cosmovisión determina, defiende
y propugna. Sin estas estructuras,
la supervivencia es imposible y las
cosmovisiones que carezcan de ellas
están condenadas a desaparecer.
Esta afirmación levanta serias
preguntas acerca de si nuestras iglesias
sonauténticasestructurasdecredibilidad
en las cuales nuestros jóvenes pueden
ver encarnados los valores, principios
y estilos de vida del Evangelio. Si no lo
son y, además, no estamos discipulando
a nuestros jóvenes con convicciones,
sino únicamente domesticándolos con
conocimientos; nos encontramos ante
una combinación que
puede resultar letal en
sus vidas.
Si nuestra fe es la verdad,
entonces no debemos temer la
confrontación con el mundo. El
propio Jesús afirma, que él ha vencido
al mundo (Juan 16:33), también le pide
al Padre, no los quites del mundo, antes
al contrario, guárdalos del mal (Juan
17:15) y todas las Escrituras del Nuevo
Testamento están llenas de admoniciones
al valor y a la confianza en el poder del
Señor.
1
Entiende los retos que tus
jóvenes enfrentan o enfrentarán.
Todo buen líder debe equipar a
sus jóvenes para un mundo real, no para
vivir en un mundo ideal que no existe.
La comprensión de sus luchas, retos
y desafíos te ayudará a saber cómo
orientar tu discipulado.
2
Da la bienvenida a sus preguntas.
No juzgues al joven que duda. La
duda forma parte del proceso
de maduración. Si le juzgas por dudar
no sabrás lo que siente, sufre, piensa y,
consecuentemente, no podrás ayudarle
a superar la duda.
3
Permite que su fe sea puesta
a prueba. Cuando nuestra
fe es desafiada, probada,
confrontada, es cuando crece, se refina,
se fortalece.
4
Acompaña espiritualmente
a tus jóvenes en el proceso.
No permitas que estén solos
–ideológicamente hablando, claro- habla
con ellos, ora con ellos, ayúdales a ver
la coherencia y consistencia de la fe.
No rompas los lazos, sigue amando,
aceptando y estando cerca, cada vez
veremos más jóvenes que necesitarán
probar su fe allí afuera.
5
Provee estructuras de
credibilidad. Recuerda, si tu
comunidad local no es una
buena estructura de credibilidad y
no vive y encarna lo que predica, eso
causará mucho daño a la fe del joven y la
debilitará al enfrentarse con una sociedad
plural. Tal vez no puedes influir sobre el
clima espiritual de tu comunidad, pero
si sobre el clima del grupo de jóvenes y
asegurarte que realmente se vive lo que
se proclama; ¡buscar imitar a Cristo!
6
Presta atención al interior del
joven y no te dejes engañar por el
exterior.Muchasvecesbuscamos
la conformidad exterior del joven a ciertas
normas, hábitos, conductas o culturas,
sin embargo, descuidamos el interior.
Nos conformamos con moralizar, en vez
de discipular.
Sugerencias prácticas para formar a nuestros jóvenes para un mundo plural
El mundo postmoderno se
caracteriza por pluralidad de
estilos de vida, que compiten por
fidelidad y lealtad de las personas.
La pastoral juvenil debe tener en
cuenta esta realidad y preparar a
los jóvenes para la misma. De otro
modo, la fe de muchos naufragará.
Hemos domesticado a
nuestros jóvenes pero
no los hemos discipulado.
Los hemos preparado
para vivir una vida en
cautividad, en entornos
protegidos y seguros, pero
no necesariamente para
sobrevivir y, menos aún,
para causar un impacto
en la selva ideológica del
mundo actual
Conexión
posmo
Es el más
reciente
título del Felix
y a partir de
mayo’08 llega
“Raices” escrito
junto a Annette
Gulick.
Félix Ortiz está casado
y con dos hijos. Estudió
historia y educación en la
Universidad de Zaragoza.
Con una Maestría en
Educación Cristiana, del
Southwestern Baptist Theological Seminary de Texas.
22 MARZO.08 | LiderJuvenil.com ABR-JUN.08 | 23
Urticante como pocos, el tema de los celos ministeriales afecta a
todos quienes participemos del liderazgo. Es uno de los motores
de miles de problemas y una barrera que a muchos detiene.
‘‘…pues donde hay celo y rivalidad, allí hay
perturbación y toda obra perversa…’’ (Santiago 3:16).
Los celos
en el ministerio
En el trabajo eclesiástico actual
no se han escuchado casos de
asesinato por cuestiones de celos –o
al menos no nos hemos enterado-
pero la avaricia y los celos siguen
enfermando al cuerpo de Cristo.
Los celos siguen siendo parte del Top
Ranking a la hora de enumerar todo
aquello que enturbia el trabajo en la
obra del Señor.
Cuando emprendemos una labor
ministerial, ya sea en la iglesia como
fuera de ella, comenzamos a recorrer
un camino color de rosas, con el
característico ímpetu del joven que
acaba de graduarse y se dispone a
arrasar el mundo con su título bajo el
brazo. Pero en la medida que vamos
andando el camino, nos cruzamos con
situaciones incómodas que tenemos que
enfrentar y los celos son una de ellas.
Tarde o temprano nos tocan. Por dentro
o por fuera, los celos se convierten
en una trampa para nuestra agilidad
ministerial.
Comenzando por el
servicio
El modelo de
liderazgo de
J e s ú s
se basa en el servicio, por lo que servir
es un privilegio y la base del ministerio.
Quienes humildemente sirven al Señor,
son reconocidos por Dios en algún
momento, y esto genera celos en algunos.
Le pasó a Jesús, y lógicamente le pasará
a cualquiera que lo imite.
Los celos son catalogados bíblicamente
como ‘‘obras de la carne’’, es decir, que
van en contra del espíritu. Ahora bien,
¿Debe un ministro de Dios –pastor,
diácono, líder juvenil, portero de la
iglesia- dejar aflorar en su vida una
obra de la carne? Está claro que no,
pero está visto que sí. Personas han
dejado el camino de Dios, ministerios
se han disuelto, iglesias se han visto
desvastadas a causa de los celos entre
compañeros de ministerio. El diablo se
ha encargado a lo largo de la historia de
sembrar cizaña y pensamientos impuros
entre hijos de Dios, en especial aquellos
que están desarrollando un trabajo en
la obra. Pero, ¿hasta dónde nosotros
le damos lugar al enemigo para que
anide en nuestros corazones y así ver
cumplido su cometido? ¿Qué grado de
influencia tenemos a la hora de deslindar
responsabilidades?
‘‘Básicamente creo que el problema
está en que el Espíritu no controla
ciertas áreas del alma, y de esa forma
el cristiano queda expuesto a estos
sentimientos’’, dice el pastor José Luis
Abeleira, quien además lidera a un grupo
interdenominacional que realiza, cada
año, el evento Primavera sin Violencia,
en Buenos Aires. ‘‘Las personas que
sienten celos son inseguras de sí mismos
y fijan su atención en lo que otros hacen.
Por otra parte, los celos son difícilmente
tratables puesto que es un pecado de
rara confesión. No conozco casos donde
un cristiano confronte a otro por este
tema y que esa conversación finalice en
buenos términos’’, agrega. Los celos es un
sentimiento sutil, pero extremadamente
dañino, puesto que afecta las relaciones
de las personas, en este caso, a las que
deberían servir con el mismo propósito.
Por eso quizás una de las claves para
contrarestarlos es tener clara la esencia
del liderazgo cristiano: el servicio. Quien
busca servir, no debería molestarse por el
titulo cartel o aplauso que consigue otro.
Si perseguimos genuinamente servir a
otros, el éxito ajeno pasa a ser el éxito
propio.
Haciendo sombra al pastor
Si tuviéramos que elaborar un ranking
de razones por las cuales ponerse celosos
entre compañeros de ministerios, el de los
líderes o pastores hacia aquella persona
INFORME CENTRAL>>>>
Los celos, o el vicio de la “posesión”, como Jacques Cardonne los denominaba, han sido, desde
siempre origen y argumento recurrente de toneladas de peleas, divisiones, guerras y problemas
eclesiásticos. De alguna manera podríamos definirlos como un estado emotivo ansioso que padece
una persona y que se caracteriza por nacer en el miedo ante la posibilidad de perder lo que la
persona cree que debe ser suyo.
Según la Biblia son una de las enfermedades espirituales más antiguas de la historia. A causa de los
celos, Caín llegó a matar a su propio hermano. ¿La razón? A simple vista Dios miraba con agrado la
ofrenda de Abel, en detrimento de la de Caín; aunque una mirada más aguda nota que la razón era
que la avaricia de Caín le hacía darle las sobras a Dios.
24 MARZO.08 | LiderJuvenil.com
Líder Juvenil®
INFORME CENTRAL>>>> www.LiderJuvenil.com
INFORME CENTRAL
>>>>
Durante algunos años, tuve la fortuna de que me invitaran
para predicar en algunas reuniones dominicales del servicio
hispano de La Catedral de Los Angeles. Allí conocí al Pastor
Juan Carlos Ortiz. Acaso el mejor predicador que dio América
Latina en muchos años. Su sabiduría está intacta, su don de
gentes sigue siendo su principal adjetivo. Sus mensajes son tan
demoledores y profundos como lo eran en los tumultuosos años
setenta, cuyos casetes eran buscados como el oro y copiados
a granel bajo cuerda, a pesar de que estaban proscriptos por la
iglesia tradicional de aquel entonces.
Pero no fueron sus mensajes los que lograron subyugarme,
sino esas charlas íntimas que logramos tener en mis visitas a su
imponente iglesia, a finales de los noventa. No fueron muchas,
tres para ser exactos. Una en su oficina, otra en una cena en
una marisquería y la más reciente en un asado que el mismo
Juan Carlos me preparó en su casa de retiro en las montañas
de California. Todo un honor.
El primer consejo me lo dijo en medio de un diálogo donde por
aquel entonces yo le planteaba que estaba inmerso en un mar de
críticas. De esas despiadadas, que solemos emitir los cristianos
en contra de otros pares, sin medir las consecuencias y lo que
es peor, sin importarnos la motivación ajena. Recuerdo que
a pesar que realizábamos cruzadas multitudinarias, no lograba
sentirme querido por mis consiervos.
PRIMER CONSEJO
-¿Te están dejando fuera del círculo? – me preguntó mirándome
a los ojos.
- Algo así. No me lo han dicho, pero puedo sentirlo.
- Entonces voy a decirte lo mismo que el Señor me dijo a mí
cuando también me sentí fuera: ¡Haz un círculo más grande y
mételos adentro!
Tan sencillo y rotundo como eso. Si quieren dejarme fuera,
de todos modos decido amarlos e incluirlos en mi vida. Aunque
algunos no lo merezcan o no les interese. Mi estilo de vida es
agrandar el círculo. Independientemente de los celos que otros
tengan acerca de mí.
El segundo gran consejo
Fue cuando le pregunté si al sentirse rechazado (como todo
pionero, Juan Carlos fue duramente atacado por la Iglesia
Los Tres Consejos
Acerca de los Celos
Dante Gebel
1Agranda el círculo para
meterlos dentro
2Él no murió para que te
amen a tí
3Hacerunalistadeaquellos
con los que fracasarás
columnista invitado
tradicional, hace muchos años), si acaso no sentía ganas
de reclamarle al Señor el tener que pagar un precio tan alto
por haberse jugado por una visión.
-Una vez fui al Señor con esa misma queja – me confesó-
le mencioné que algunos hermanos no me amaban, me
celaban y me rechazaban. Fue allí cuando Él me dijo:
“Tranquilo, Juan Carlos, yo di mi vida en la cruz para que
me amaran a mí, y no a ti”. ¿Entiendes mi querido? ¡Él
nunca prometió que te amarían a ti! Cuando realmente
estés consciente de eso, lograrás sacarte un gran peso
de encima. No tendrás una fuga de energía pensando en
todos aquellos que no te aman, porque tu meta no será que
te acepten a ti, sino al Señor.
El tercer consejo
No sonaba como tal, más bien era una pregunta que
recurrentemente Juan Carlos me hacía cada vez que
visitaba la Catedral.
- ¿Ya hiciste la lista de personas con las que estás
dispuesto a fracasar? -
Esa era una pregunta movilizadora, inquietante. A nadie
le gusta fracasar, mucho menos a un líder. Esa no es la
pregunta que alguien quisiera oír. Queremos saber cómo
tener éxito, pero no nos importa saber con quiénes nos va
a ir mal.
- ¿Por qué debería fracasar? – pregunté incrédulo.
- Porque si no decides con quiénes te va a ir mal, lo más
probable es que seas un híbrido que le termine agradando
a todo el mundo y nunca lograrás dejar una huella en la
historia. Yo decidí que quiero fracasar con los religiosos,
estoy consciente de eso, hasta tengo una lista de quienes
son y eso hace que no me lastime. Por el contrario, me
hace bien para mi salud emocional y espiritual. No fracaso
con ellos porque hice algo mal, o ni siquiera porque ellos lo
han determinado. Es mi propia decisión.
Contundente. Frontal. Fue allí cuando me di cuenta que
finalmente ese día llegaría para mi ministerio. El momento
de inflexión en que debería elegir entre conformar a todos
y salir a explicar cada visión que Dios me daba, o hacer
lo encomendado, sabiendo en quiénes y en qué estoy
enfocado.
-De todos modos, aquellos con quienes tú decidas
fracasar, siempre serán parte de tu familia, al fin y al cabo,
les guste o no les guste, te tendrán que aguantar. Es como
cuando uno no quiere a un cuñado, o un primo, pero en
los cumpleaños o en las navidades él siempre estará allí,
sentado a la mesa. Es familia, y eres parte de ella, aunque
les desagrades a algunos. Tu preocupación debiera ser
que a causa tuya, no se pierda alguno de los de afuera,
no te preocupes por los de adentro, ellos ya están salvos.
Enfócate en la gente correcta, en los que estén alineados
en tu visión.
Sin duda, son tres grandes tesoros que hoy sentí
regalártelos, así como algún día Ortiz lo hizo conmigo. Sólo
tienes que cuidarlos, y recordarlos cada vez que odien tu
túnica de colores, te arrojen en una cisterna y celen lo que
Dios te ha dado. Si recuerdas las tres perlas, algún día
vas a abrir los graneros y vas a compartir con tus propios
hermanos, sin rencores, de lo mucho que Dios te dio.
ABR-JUN.08 | 25
que viene creciendo y amenazando
con hacerles sombra seguramente
encabezaría la nómina.
‘‘Tal vez mucho tenga que ver con
el sistema de gobierno de la iglesia
evangélica actual, que de forma
verticalista recibe la bajada de línea
de una sola persona –el pastor-, que
es quien decide la persona que canta,
la que levanta la ofrenda, la que toca
la guitarra y, por supuesto, la que
predica, que generalmente es él mismo
o algún invitado poco influyente en su
congregación. Entonces, cuando se viene
levantando un líder, en lugar de tomarlo
con el regocijo de quien formó líderes,
se lo siente como una amenaza. Así es
que, de repente, el líder de jóvenes, como
fue puesto por decreto en sus funciones,
es quitado misteriosamente cuando su
grado de popularidad hace que se hable
más de él que del pastor principal en la
congregación.
Perdemosdevistaelmodelodeliderazgo
que nos enseñó Jesús; compramos,
tal vez inconscientemente, modelos
funcionales pero no bíblicos, que no dan
frutos espirituales, y se termina de esta
manera’’, concluye Abeleira.
Jesús, luego de hacer uno de sus tantos
milagros, dijo a sus discípulos que luego
que Él se fuera, los que le seguían iban a
hacer ‘‘mayores cosas’’ que Él. ¿Se habrá
puesto celoso Jesús de que el Padre haya
usado a Pedro para sanar con su sombra,
siendo que Él no lo había hecho antes?
Prosigo a la meta… pero quiero
llegar primero
¡Qué fáciles que somos a la hora
de parafrasear! Y lo mismo sucede
cuando nos encontramos en plena
labor ministerial. Frases bíblicas usadas
fuera de contexto suelen ser la excusa
perfecta para justificar nuestros celos
disfrazándolos de ‘‘búsqueda de la
excelencia’’ o ‘‘perfeccionamiento para
la obra’’.
Estos artilugios, producto de los celos,
suelen utilizarse, generalmente, a la
hora de organizar algo. El ejemplo más
práctico es aquel evento que trasciende
las paredes de la iglesia local, es decir, lo
que se ve desde afuera. ‘‘No hagan nada
ni por contienda ni por vanagloria…’’,
decía el apóstol Pablo, sin embargo,
vemos que esto es moneda corriente.
En los suburbios de algunos países
latinos, especialmente del cono sur de
América, existe un dicho para demostrar
la superioridad ante un rival de turno, y
se suele decir: ‘‘a ver quién la tira más
lejos’’. En la jerga evangélica se podría
traducir en ‘‘si la iglesia vecina hizo un
concierto en el club del barrio, nosotros
lo hacemos en el estadio abierto; ellos
trajeron un solista, nosotros vamos con
una banda’’, y así podríamos ejemplificar
un sinnúmero de situaciones cotidianas
en nuestras congregaciones. Ni hablar
a la hora de hacer la prensa de lo que
hicimos, donde la inflación de números
no hace más que descalificar nuestra
propia credibilidad.
‘‘Haydemasiadoscelosenelministerio’’,
dice Abeleira. ‘‘Demasiado mirar al
otro, cuántos miembros tiene, con qué
recursos cuenta, etc., y esto provoca
contienda. Como resultado, la crítica y
la envidia son inevitables’’.
La batalla de los dones
Quizás otro componente filoso del
tema, es cómo se entremezclan los dones
espirituales con que Dios nos dota para
hacer su obra, con las obras de la carne,
que provocan, entre otras cosas, los celos.
Y la pregunta es recurrente: una persona
que ejerce los dones espirituales para
bendecir a muchos, ¿puede tener celos
de otro cuyos dones no tiene? Bernardo
Affranchino, pastor de la Iglesia Bautista
de Adrogué, en Buenos Aires, parafrasea
al reverendo Omar Cabrera cuando decía
‘‘el cristiano puede tener lo que quiera’’.
‘‘Yo le agregaría ‘incluido los celos’”
–dice. Es el apóstol Pablo quien lidiaba
en medio de la obra de extensión del
Reino con gente que portaba en su alma
sentimientos de contienda o vanagloria.
Los celos en la Biblia:
* La palabra celos aparece 43
veces en la Nueva Versión
Internacional (NVI).
* El Apóstol Pablo ubica a los
celos en la misma lista junto a
borracheras, inmoralidad sexual
e idolatría. Gálatas 5:19-21
* El Apóstol Santiago relaciona
a los celos con la mentira y la
jactancia. Santiago 3.14
* Pilato supo que la razón por la
que los fariseos querían matar
a Jesús era que lo envidiaban.
Mateo 27:18
continua en pag. 28
24 LiderJuvenil.com
26 MARZO.08 | LiderJuvenil.com
INFORMECENTRAL>>>>
ABR-JUN.08 | 27
El rey y el sabio
DESTACADOS: celos en el ministerio
Había una vez un rey muy popular que gozaba, por
supuesto, del respeto y admiración de todo el pueblo.
En ese pueblo había también un sabio. Esta persona iba
cobrando cada día mayor fama a causa de sus frases
llenas de sabiduría y porque ante cualquier consulta que
recibiera, él tenía una respuesta apropiada. Al ver el rey
que el sabio era cada vez más popular, se puso celoso,
entonces ideó un plan para poder eliminarlo y así, volver a
ser él la persona más popular del reino.
Una noche ofreció un banquete, y en un momento dado de
la fiesta, puso a prueba al sabio, haciéndole una pregunta
comprometedora. Le preguntó: ‘‘¿Cuándo va a morir el
rey?’’. Si el sabio le contestaba que no sabía, lo encerraría
acusándolo de ser un fraude y mentirle al pueblo. Si le
contestaba que el rey moriría en algún día determinado,
lo mandaría matar acusándolo de conspiración, ya que
diría el momento preciso. Entonces, el sabio dijo al rey:
‘‘Yo sé cuando morirá el rey, pero, créame, usted no
querrá saberlo’’. El rey insistió ante el asombro de los
allí presentes, que no emitían sonido. El zumbido de una
mosca podía oírse, hasta que el sabio dijo: ‘‘El rey morirá
un día después que muera yo’’. La respuesta dejó sin
palabras al rey y a todos sus servidores.
Cuando terminó la fiesta, el sabio iba a despedirse del
rey cuando éste le pidió que se quedara esa noche en
el castillo, porque quería discutir algunas decisiones del
reino en la mañana. Por supuesto, ante el temor de que
le ocurriera algo al sabio, el rey intentó protegerlo en
su palacio. Al día siguiente, luego de conversar sobre las
cuestiones del reino, el sabio quería irse, y el rey lo detuvo
una vez más con una nueva excusa. Así pasó el tiempo,
y el sabio, prácticamente vivió su vida en el palacio real,
disfrutando del cuidado, protección y beneficios del rey; y
no sólo eso, sino que el rey y el sabio se hicieron amigos,
y se consultaban mutuamente las cuestiones del reino
antes de tomar cada decisión.
Un día, el rey le confesó al sabio que aquella noche, en
el banquete, había urdido un plan para matarlo a causa
de los celos que le tenía. El sabio le contestó que se había
dado cuenta, por eso, le dio una respuesta tan inteligente
como disparatada, ya que el sabio tampoco sabía cuándo
había de morir el rey. Entre risas y llantos, el rey y el sabio
se abrazaron emocionados recordando aquel episodio, y
agradeciendo el tiempo que vivieron juntos en el castillo,
ya que haber trabajado juntos había traído prosperidad y
bienestar al pueblo.
Al día siguiente, el sabio murió, satisfecho de haber
contribuido con el rey para ejercer un gobierno que trajo
alegría al pueblo. El rey, que se había convertido en su
gran amigo y confidente, no soportó la tristeza de que su
sabio amigo haya partido y murió un día después, pero
también con la satisfacción de no haber tomado, aquella
noche del banquete, una decisión por culpa de sus celos
que le hubiera costado su reino.
Estoy tentado de decir que nunca me doy cuenta si me tienen celos, pero eso no sería honesto. Al irme haciendo
conocido en el ámbito cristiano y debido al crecimiento de Especialidades Juveniles®
he notado que a algunos pareciera
molestarles.
¿Cómo reaccionar? Mi acto reflejo siempre ha sido ignorar a quien se ofende con mi éxito y a quien le gusta
minimizar y dar una explicación “muy personal” de cómo he hecho para estar en esta posición. Esto me ha ayudado
pero no ha sido la solución y verdaderamente no se si hay alguna.
Lo que hoy tengo claro son tres cosas. La primera es que no debo “provocar celos por deporte” y que en la
situación que estoy debo prestarle especial consideración a la ética ministerial. En los últimos meses por ejemplo,
postergamos el lanzamiento de una de las oficinas nacionales de Especialidades Juveniles®
porque en la ciudad capital
había un ministerio similar al nuestro y no queríamos perjudicarlos. Esperamos por casi dos años para cuando ya
era insostenible, hacerlo con delicadeza. Gracias a Dios algunas circunstancias nos ayudaron y creo que en ningún
momento se vio como una situación conflictiva más allá de lo emocional.
Lo segundo que tengo claro es que no puedo desobedecer al Señor y administrar ineficazmente lo que Dios me dio
para que otro no se ofenda. Por eso es clave mantener el foco de tu llamado y estar dispuesto a obedecer al Señor
más allá de las consecuencias.
Por último, la tercera es que no debo considerar a quien me cela como un enemigo. Hay ocasiones en que si me
pongo en sus zapatos me doy cuenta que tienen razón. ¿En qué sentido? Quizás se preguntan con qué meritos yo estoy
donde estoy y hago lo que hago y no encuentren respuesta. Bueno, muchas veces yo tampoco. Yo no se por qué Dios
me ha permitido hacer lo que he podido hacer y a otros no. Siempre digo que no entiendo bien mis méritos, si es que
tengo algunos, y lo único que se me ocurre es la audacia y la obediencia.
Dios me ha dado ciertos talentos a mí y ciertos otros a otros líderes. Yo no puedo explicar Su gracia para conmigo,
pero tengo claro que es gracia y por eso más que enojo, cuando noto que alguien me ataca porque me cela, me
entristece que no disfrute lo que Dios le dio a él.
¿Y cuAndo me tienen celos, qué?
Confesiones de Lucas Leys...
Líder Juvenil®
INFORME CENTRAL>>>>
Dios ha puesto un mensaje en mi corazón. El está haciendo algo
en mí, porque por años la envidia en el ministerio ha capturado
mi atención y ha estado a punto de arruinarme. Ahora que he
pasado tiempo enfrentándola, me es fácil verla en otros. Veo
cómo otros hablan de los ministerios de los demás y cómo los
critican. ¿Por qué es que nunca hablamos sobre el vacío de
nuestra alma, que causa esa envidia? En realidad, lo entiendo.
Porque cuando admites que tienes envidia, es como si gritaras:
“soy inmaduro espiritualmente”. Por esto, la envidia permanece
oculta dentro de los líderes de jóvenes.
Es fácil que la envidia entre a nuestras vidas, siempre
encontraremos gente que es mejor que nosotros en algo. Pero
la cuestión es: ¿Cómo mantener la envidia lejos de nosotros?
¿Cómo manejar la envidia, para que no nos sintamos descontentos
en nuestros ministerios? Cuando tenemos envidia, hacemos que
la otra persona se convierta en un “rival emocional”, separándote
así de la persona; ya no te relacionas con él o ella, ya no aprendes
de ellos. Hoy en día, desafortunadamente, tener “rivales
emocionales” se ha convertido en algo aceptable dentro de la
iglesia. Mientras más grande es su ministerio, más es criticado.
Disfrazamos nuestra envidia con frases como: “no me cae bien,…
no me gusta lo que enseña, no me gusta su ministerio”. Pero,
¿cómo se sentirían nuestros jóvenes si conocieran la envidia que
hay dentro de nosotros?
Mientras más hacemos públicas las cosas con las que no
estamos de acuerdo, más se pierde el verdadero mensaje.
Dejamos de exaltar a Jesús.
No estamos solos; la palabra de Dios está llena de ejemplos. Hay
uno en especial en Génesis 37:3-11; vemos que el hijo favorito
de Jacob, es José, y cómo sus hermanos lo envidian y lo odian
por eso. A partir del versículo 23, vemos como la envidia entra
en acción. La envidia no comete homicidio, pero sí destruye;
los hermanos de José no lo mataron, pero lo removieron de su
posición, y lo vendieron como esclavo. Otra señal de envidia es:
“si yo no lo puedo tener, mi rival tampoco.”
La envidia nunca gana. Podrán quitar al rival del camino, pero
no consiguen lo esperado. La envidia está conectada con el
mal según Romanos 1, y como Dios odia el MAL, Él no puede
bendecir a quien tenga envidia.
Este es mi reto para ti:
Levanta el espejo hacia tu corazón. ¿Qué vacio hay en él? No se
trata de la otra persona, se trata de ti. La envidia nunca gana, y
si la envidia ha echado raíces en tu vida, quítala antes de que te
destruya a ti o a tu ministerio.
¿Cómo la enfrentas?
Lo primero es admitirla, con las personas que te rodean.
Lo segundo es, pedirle perdón a Dios de TODO corazón. Porque
cuando tenemos envidia, le estamos diciendo a Dios: “… no me
diste lo suficiente… o no me creaste bien… o tus provisiones no
son suficientes”. La mentira que alimenta a la envidia es que
“Dios te debe algo.”
Luego, celebra a otros aún cuando no sientas ganas de
hacerlo. Cuando no lo haces, eso que guardas dentro, endurece
tu corazón y se convierte en una envidia que te ahogará. Al
celebrar, proteges tu corazón.
Ya no te enfoques en la túnica que tiene tu hermano, enfócate
en la túnica que Dios te ha prometido en Apocalipsis 3: una
túnica blanca que Dios te dará, no por lo que hagas, sino por
quien tú eres. No pases el tiempo viendo las túnicas de los
demás, porque Dios un día te vestirá con una y te dirá: “bien
hecho siervo fiel”.
Resumen de la conferencia dictada en
“National Youth Workers Convention”,
Atlanta, EEUU (Noviembre 2007)
Traducción y adaptación: Jonathan Porta
(Arrowhead Ministries, Guatemala)
ENVIDIA EN EL MINISTERIO
Doug Fields
columnista invitado
28 LiderJuvenil.com
Aun así el evangelio era predicado. No
nos resignamos a esta situación, pero
pareciera que siempre ha ocurrido’’.
¿Será la presencia de los celos el
problema? Affranchino reflexiona que
‘‘quizá sea simplemente el síntoma
de nuestra falta de autoanálisis. La
tendencia a explicar los logros del otro
relativizándolos o minimizándolos en
ocasiones es indicio de mis propias
frustraciones. No me sucede lo que a
otros, entonces es más fácil bastardearlo
que preguntarme ‘¿por qué a mí no me
pasa?’ Esto puede vivir en el interior de
cualquier alma, aún de la de aquél a
quien Dios usa. Una pena, porque en
vez de disfrutar de su rol en el Reino a
pleno, sufre por lo que no le ha sido dado
aún’’.
Buscando una solución
El tema de los celos es uno de los
mayores problemas en el liderazgo,
y requiere suma atención. Podemos
esbozar algunas propuestas para
erradicarlo de nuestros ministerios, pero
siendo realistas, no podríamos hacerlo
sin comenzar en nuestros corazones.
El aporte que han hecho los pastores y
líderes consultados para la elaboración
del tema de este número de Líder
Juvenil®
ha sido fructífero en recetas
para eliminar los celos ministeriales.
Podemos mencionar: amarse a uno
mismo, enfocarse en su llamado, no
procurar ser quien no somos; pedirle a
Dios que escudriñe nuestros corazones y
verificar que si nosotros somos víctimas
también de este sentimiento destructivo,
podamos, como dice la Biblia, ‘‘…
sobrellevar al débil en la fe…’’ y tratarlo
con amor. Sin dudas, la solución más
creativa es adoptar uno de los tantos
ejemplos de Jesús: tener siempre a
mano una toalla y un poco de agua. Si
nuestro objetivo es servir a Cristo, nos
alegraremos con el éxito de cualquiera
que quiera lograr lo mismo.
Lee la transcripción completa de esta conferencia en www.LiderJuvenil.com
30 LiderJuvenil.com
ELLAS Líder Juvenil®
>>>>
¡Mujeres al poder! ¿Fue ese tu primer
pensamiento? No es así. Ese no es el
objetivo en absoluto, de hecho si tu equipo
de “ellas” es fuerte, tú como líder serás
más fuerte y te sentirás más descansado
en el ministerio juvenil. Ella da el toque
de belleza y procura la conexión con el
corazón. Su propósito no es competir ni
buscar una posición, sino ser invitada a
complementar y aumentar el liderazgo
en el ministerio. Una vez que aprendes a
valorar esas características, te das cuenta
de que ella es necesaria para hacer lo que
tú no puedes. No es cuestión de posición,
es cuestión de relación.
Ezer kenegdo: hebreo que significa
sustentadora al lado de él. ¿Qué tiene
que ver con Ella? Génesis 2:18 dice
lo siguiente “Y dijo Jehová Dios: No
es bueno que el hombre esté solo; le
haré ayuda idónea para él.”  1
Esas
dos palabras en negrillas pueden
parecer muy comunes en consejería
prematrimonial y matrimonial,
prédicas acerca de “la pareja ideal” y
todo lo que hayas escuchado acerca
de dichas palabras. El término
utilizado en Génesis 2:18 no es
aplicable única y exclusivamente
para la mujer casada sino para TODA
MUJER; para ELLA. Por naturaleza,
¨Ellas¨, han sido diseñadas para
relacionarse y sustentar a quienes les
rodean, siendo quienes potencian el
ministerio juvenil y le dan un toque
especial de belleza. Ellos nos lo han
comentado.
Pero… ¿qué hacer con tantas mujeres?
Unas están iniciando la secundaria, otras
están por terminarla; muchas de ellas
están en la universidad mientras otras
están trabajando, estudiando y esperando
a que les den el anillo. Entonces ¿qué
hacer?
Debes tener presente que cada edad
es distinta y las necesidades a suplir son
diferentes. Habrá ciertos temas relevantes
para algunas pero a otras les parecerá sin
1  Biblia Versión RV60
importancia.
Seguramente has escuchado frases como:
“Juntémonos a tomar un cafecito”, “vamos
a la casa de… para platicar”. Hombres,
¿les parece conocido? Las reuniones y
actividades que ellas organizan dan una
proyección diferente al ministerio juvenil;
producen el ambiente agradable y atractivo
deseado por todo líder de jóvenes.
Pudimos experimentar la importancia de
ELLAS dentro de la organización de las
reuniones de jóvenes. Los dones y talentos
aportados por cada una de ellas era único
y así se inició un despliegue de belleza que
nos llevó a crear el ministerio de “ELLA”.
Nunca pierdas de vista el valor de la
mujer en tu ministerio juvenil. Tómalas en
cuenta, e inmediatamente veras el cambio
en sus ojos. Es así como, sin percatarte,
inicias la sanidad de muchos corazones; en
un tiempo verás resplandecer el ministerio
juvenil.
Por medio de esta columna, deseo que
conozcas un poco más acerca de ELLA
para que puedas entender sus necesidades
y anhelos. Mi sueño es que puedas tener
un ministerio juvenil lleno de vida y sea
relevante.
A partir de hoy, iniciaremos una serie
para darte información vital sobre las
diferentes categorías de edades y puedas
tener una base para iniciar el trabajo con
las mujeres que hay en tu ministerio. En las
próximas ediciones de esta revista tendrás
una explicación sobre cada estrato de
edad.
Te bendigo y espero, con todo mi corazón,
que esta columna pueda aumentar el
potencial de tu ministerio juvenil.
Kristy Motta de Padilla es Ministro de Alabanza,
productora, conductora de televisión y pastora
de jóvenes junto a su esposo David Padilla en la
Iglesia Vida Real en Guatemala.
ELLAS Por Kristy Motta
escríbenos a ella@cnxn.org | info@kristymotta.com
“Ellas”, han sido
diseñadas para
relacionarse y
sustentar a quienes les
rodean, siendo quienes
potencian el ministerio
juvenil
32 LiderJuvenil.com
Líder Juvenil®
OTRO HEMISFERIO>>>>
www.LiderJuvenil.com
...Me sentía como si Ruth siempre obtuviera las cosas buenas
que yo quería. Resentí el cómo Ruth llegó a ser el centro de
toda atención, cómo sus necesidades dominaban la familia. Yo
me retiré a mi propio mundo —amargada, enojada, fácilmente
ofendida, aguardando cada ofensa.
A medida que crecí mis celos no disminuyeron, aunque aprendí
a ocultarlo mejor. El momento decisivo vino cuando estaba en
casa después de mi primer año en la universidad. Yo iba a algún
lugar con Ruth cuando de la nada ella me miró y me preguntó:
«¿Por qué me odias?»
Por medio de una niña de nueve años Dios me hizo la misma
pregunta que hizo a Caín, otro hermano celoso: «¿Por qué estás
tan enojado? ¿Por qué andas cabizbajo?» (Gn 4:6), sentí como
si me hubieran golpeado. Por un par de segundos vi ante mí los
diferentes caminos que podía elegir, pero al mirarle, sabía que no
podía negarlo y sabía que hacerlo sería un error. No me acuerdo
bien lo demás de la conversación, pero sé que lloraba y le pedí su
perdón.
Los celos son una emoción engañosa. Se sienten en lo secreto,
escondidos y muy en lo personal; como si pudiéramos cuidarlos en
la privacidad de nuestro corazón sin que nadie pudiera conocerlos.
Sin embargo, son una fuerza conductora que motiva la acción.
Con buena razón los celos son comparados con el fuego, son
intensos y lo consumen todo.
Los celos son tan potentes porque están enraizados en el deseo.
A menudo, confundimos los celos con la envidia porque ambos
son un apasionado deseo por tener algo, pero puede haber un
mundo de diferencia entre los dos. Envidia es un deseo por lo
que alguien más tiene, mientras que los celos nacen del deseo de
proteger lo que tenemos, o lo que creemos tener, y el temor de que
un otro pueda quitarlo de nosotros.
Yo envidiaba la atención que todos le daban a mi hermanita y
cómo toda su ropa era nueva (yo frecuentemente ocupé la ropa
usada por mi hermana mayor). En el ministerio la envidia se mete
cuando pasamos desde apreciar lo que otra persona tiene—sea
talentos, éxito, carisma, recursos, oportunidades, educación,
trasfondo familiar, cómo se ve, etcétera—a ofendernos porque
nosotros no lo tenemos. El objeto de tu deseo es seguramente
diferente al mío, pero nuestra pregunta es la misma: ¿Por qué
Por los primeros nueve años de mi vida
fui la más joven de dos hermanas, el
bebé de la familia. Luego Ruth nació. Mi
hermana mayor estaba encantada de
tener un bebé con el cual jugar. ¿Yo? No
tanto. Yo había sido suplantada...
¿A ti qué?
por Annette Gulick
mi Padre, que dice que me ama, da a
alguien más todo lo bueno? ¿Por qué me
hace sentir vacío y bendice a otros?
Constantemente nuestros deseos van
más allá de nuestras necesidades y es
tentador justificar y hasta «espiritualizar»
la envidia si creemos que deseamos algo
por una buena razón, pero la escritura
nunca aprueba el aferrarnos a cosas o a
personas. La vida de fe no es tener todo
lo que pensamos necesitar, más bien,
es confiar en que todo lo que Dios elige
para nosotros es suficiente para lo que Él
quiere de nosotros. Este es el principio de
la ofrenda de los primeros frutos, el Sabat
y el diezmo. Antes de saber que vamos
a tener suficientes alimentos, tiempo o
dinero, le devolvemos una porción de lo
que nos ha dado, confiando en que si
buscamos primeramente el reino de Dios
y su justicia, «todas estas cosas [nos]
serán añadidas».
Muchos creyentes asumen que
mientras más maduramos, menos
experimentamos los deseos, pero esto es
una creencia budista, no cristiana. Dios
mismo se conduce con pasión y nos da
intensos deseos, sin embargo, hay una
inmensa diferencia entre añoranzas
santas y anhelos carnales, tal cual como
Dan Allender explica en Cry of the Soul:
How Our Emotions Reveal Our Deepest
Questions About God (Clamor del alma:
Cómo nuestras emociones revelan
nuestras más profundas preguntas sobre
Dios).
El deseo terrenal se empeña en poseer,
acumular, defenderse contra el hambre,
incertidumbre e injusticia. El deseo
celestial no busca poseer pero sí crear—
reflejando la gloria del Creador en obras
de belleza y excelencia. Este no busca
acumular, sino dar, no protege un estatus
personal, sino que bendice.
Mi resentimiento hacia mi hermana
vino de una fuente más profunda que
la mera envidia; nació del miedo…
miedo de que estuviera perdiendo mis
más importantes relaciones, miedo
de que ya no les importara. Este es el
mismo miedo que sentimos cuando los
jóvenes con quienes trabajamos llegan
entusiasmados después de visitar otro
grupo de jóvenes o cuando la persona que
hemos discipulado durante años elige
una carrera o una relación que la aleja
de nosotros. Sentimos que nuestro rol o
nuestra relación con ellos desaparecen y
luchamos para reestablecerlos.
Diferente a la envidia, que es siempre
un pecado, los celos pueden servir para
un propósito noble—proteger y preservar
una relación. Este es el celo que vemos
en Dios, quien anhela una intimidad
con nosotros y resiste cualquier cosa
que se ponga en su camino. Pero, antes
de que sintamos justificados nuestros
celos, debemos recordar que Dios tiene
el derecho de demandar todo nuestro
amor y atención. Nosotros no tenemos
derecho de demandar eso a otros.
Es común para los líderes juveniles
hablar sobre «mi grupo» y para los
pastores hablar de «su iglesia», pero 1ª
de Pedro 5:2 especifica que, aunque es
bajo nuestro cuidado, el rebaño es de
Dios, no de nosotros. Este malentendido
es la base del territorialismo que infecta
nuestras comunidades de fe.
Como al fuego, los celos deben ser
mantenidos tras la línea o dejarán un
camino de destrucción. Irónicamente,
los celos destruyen la cosa que más
queremos proteger. Mi miedo a perder el
amor de mis padres y de mi hermana me
hizo actuar de una forma en que se hizo
mucho más difícil para ellos el amarme.
Los celos también distorsionan nuestra
percepción de la realidad -como Lago
confesó a Otelo: «Mis celos imaginan
a menudo faltas que no existen»- e
impiden que nosotros o aquellos que
están bajo nuestro cuidado, recibamos
buenas cosas de los demás. Después
de lo que experimenté, sería ingenuo
de mi parte pensar que escuchar sobre
el peligro de los celos es suficiente para
eliminarlas de nuestros corazones y
ministerios. Sin embargo, hay cosas
que han sofocado mis celos y, mi deseo
de eliminar la destrucción de ellos; me
fuerza a identificar aquellas cosas y
conscientemente, acogerlos.
Al pasar los años Ruth y yo llegamos a
ser amigas y ahora es natural alegrarme
cuando ella se alegra y llorar cuando ella
llora, lo cual es opuesto a la envidia. Si la
meta de tu ministerio es la construcción
del reino de Dios y no el tuyo, los
avances hacia este fin te alegrarán,
independientemente de si pasan por
medio de tus esfuerzos o los de otros.
Ahora,cuandopasancosasenmifamilia
que me hacen sentir menospreciada, me
recuerdo a mí misma que mis padres me
aman. Ellos creen que los buenos padres
no le dan a cada hijo trato uniforme ni
cosas idénticas, sino lo adecuado para
cada individuo de acuerdo a su contexto
único. Dios padre lo hace de la misma
forma. Él ama a cada uno de sus hijos
profundamente y les da regalos únicos,
acorde a los distintos planes que tiene
para ellos. Compararnos con los demás
es inútil porque no podemos ver todo
el espectro de los planes de Dios para
nosotros.
Así que cuando sientas los celos
quemándote por dentro no los ignores,
pide a Dios que te muestre lo que
realmente quieres y que te dé el poder
de cambiar tus deseos de poseer, en una
actitud de dar y bendecir.
ABR-JUN.08 | 33
Annette Gulick ha pastoreado la juventud princi-
palmente en los EEUU y México. Trabaja con el
ministerio SEPAL. Capacita líderes a través de
www.ParaLideres.org y los Institutos Especialida-
des Juveniles.
OTROHEMISFERIO>>>>
Irónicamente, los
celos destruyen
la cosa que
más queremos
proteger.
El deseo celestial no busca acumular, sino dar,
no protege un estatus personal, sino que bendice
lider juvenil
lider juvenil
lider juvenil
lider juvenil
lider juvenil
lider juvenil
lider juvenil
lider juvenil
lider juvenil
lider juvenil

Más contenido relacionado

Similar a lider juvenil

Necesitamos de ti
Necesitamos de tiNecesitamos de ti
Necesitamos de ti
Alfonso
 
Necesitamos de ti
Necesitamos de tiNecesitamos de ti
Necesitamos de ti
Alfonso
 
Necesitamos de ti profesor
Necesitamos de ti profesorNecesitamos de ti profesor
Necesitamos de ti profesor
Alfonso
 
Necesitamos de ti
Necesitamos de tiNecesitamos de ti
Necesitamos de ti
Alfonso
 
Trabajo web quest
Trabajo web questTrabajo web quest
Trabajo web quest
Rocio
 
Trabajo web quest
Trabajo web questTrabajo web quest
Trabajo web quest
Alejandra
 
Los Celos en el Ministerio Juvenil
Los Celos en el Ministerio JuvenilLos Celos en el Ministerio Juvenil
Los Celos en el Ministerio Juvenil
Carlos Arrieta
 

Similar a lider juvenil (20)

Necesitamos de ti
Necesitamos de tiNecesitamos de ti
Necesitamos de ti
 
Necesitamos de ti
Necesitamos de tiNecesitamos de ti
Necesitamos de ti
 
Necesitamos de ti profesor
Necesitamos de ti profesorNecesitamos de ti profesor
Necesitamos de ti profesor
 
Necesitamos de ti
Necesitamos de tiNecesitamos de ti
Necesitamos de ti
 
Coyuca. temas de formación para jóvenes
Coyuca. temas de formación para jóvenesCoyuca. temas de formación para jóvenes
Coyuca. temas de formación para jóvenes
 
¿Por qué los jóvenes no me hacen caso?
¿Por qué los jóvenes no me hacen caso?¿Por qué los jóvenes no me hacen caso?
¿Por qué los jóvenes no me hacen caso?
 
Clase 3 lenguaje
Clase 3 lenguajeClase 3 lenguaje
Clase 3 lenguaje
 
De La RevolucióN Del Miedo Al Triunfo De Los Jovenes.
De La RevolucióN Del Miedo Al Triunfo De Los Jovenes.De La RevolucióN Del Miedo Al Triunfo De Los Jovenes.
De La RevolucióN Del Miedo Al Triunfo De Los Jovenes.
 
Los jovenes y sus problemas
Los jovenes y sus problemasLos jovenes y sus problemas
Los jovenes y sus problemas
 
Taller de Redes Sociales y Jóvenes (JIF2015)
Taller de Redes Sociales y Jóvenes (JIF2015)Taller de Redes Sociales y Jóvenes (JIF2015)
Taller de Redes Sociales y Jóvenes (JIF2015)
 
Taller de etica
Taller de eticaTaller de etica
Taller de etica
 
Boletin 5
Boletin 5Boletin 5
Boletin 5
 
Las pandillas en el área metropolitana de Washington, D.C.
Las pandillas en el área metropolitana de Washington, D.C.Las pandillas en el área metropolitana de Washington, D.C.
Las pandillas en el área metropolitana de Washington, D.C.
 
Ser padre y profesional: Retos de ser adulto en el mundo de hoy
Ser padre y profesional: Retos de ser adulto en el mundo de hoySer padre y profesional: Retos de ser adulto en el mundo de hoy
Ser padre y profesional: Retos de ser adulto en el mundo de hoy
 
Trabajo web quest
Trabajo web questTrabajo web quest
Trabajo web quest
 
Trabajo web quest
Trabajo web questTrabajo web quest
Trabajo web quest
 
Trabajo web quest
Trabajo web questTrabajo web quest
Trabajo web quest
 
Los Celos en el Ministerio Juvenil
Los Celos en el Ministerio JuvenilLos Celos en el Ministerio Juvenil
Los Celos en el Ministerio Juvenil
 
01 Celos En El Ministerio
01  Celos En El Ministerio01  Celos En El Ministerio
01 Celos En El Ministerio
 
escultismo_y_mov_juveniles.pdf
escultismo_y_mov_juveniles.pdfescultismo_y_mov_juveniles.pdf
escultismo_y_mov_juveniles.pdf
 

Más de Ludwing Sanchez Carranza

Más de Ludwing Sanchez Carranza (20)

el poder del joven que ora
 el poder del joven que ora el poder del joven que ora
el poder del joven que ora
 
Entiende a tu preadolescente
Entiende a tu preadolescenteEntiende a tu preadolescente
Entiende a tu preadolescente
 
+infancia+y+adolescencia en RIESGO
 +infancia+y+adolescencia en RIESGO +infancia+y+adolescencia en RIESGO
+infancia+y+adolescencia en RIESGO
 
El sexo y el adolescente cristiano
El sexo y el adolescente cristianoEl sexo y el adolescente cristiano
El sexo y el adolescente cristiano
 
Biblioteca de ideas rompehielos
Biblioteca de ideas   rompehielos Biblioteca de ideas   rompehielos
Biblioteca de ideas rompehielos
 
Mensaje impactante paul washer
Mensaje impactante   paul washerMensaje impactante   paul washer
Mensaje impactante paul washer
 
Amar es para valientes (spanish edition)
Amar es para valientes (spanish edition)Amar es para valientes (spanish edition)
Amar es para valientes (spanish edition)
 
la-prueba-del-amor
 la-prueba-del-amor la-prueba-del-amor
la-prueba-del-amor
 
Redes sociales y los jovenes
Redes sociales y los jovenesRedes sociales y los jovenes
Redes sociales y los jovenes
 
noviazgo juvenil cristiano
noviazgo juvenil cristianonoviazgo juvenil cristiano
noviazgo juvenil cristiano
 
Empoderados liderazgo
Empoderados liderazgoEmpoderados liderazgo
Empoderados liderazgo
 
Parra astudillo, eugenio (2017). jovenes que transforman el mundo. el modelo ...
Parra astudillo, eugenio (2017). jovenes que transforman el mundo. el modelo ...Parra astudillo, eugenio (2017). jovenes que transforman el mundo. el modelo ...
Parra astudillo, eugenio (2017). jovenes que transforman el mundo. el modelo ...
 
Como multiplicar tu ministerio , jontahan mc kee
Como multiplicar tu ministerio , jontahan mc keeComo multiplicar tu ministerio , jontahan mc kee
Como multiplicar tu ministerio , jontahan mc kee
 
Ministerio cristocentrico para jovenes (barry st.clair) (1)
Ministerio cristocentrico para jovenes (barry st.clair) (1)Ministerio cristocentrico para jovenes (barry st.clair) (1)
Ministerio cristocentrico para jovenes (barry st.clair) (1)
 
Jovenes evangelizando jovenes
Jovenes evangelizando jovenesJovenes evangelizando jovenes
Jovenes evangelizando jovenes
 
Pensamientos para jovenes
Pensamientos para jovenesPensamientos para jovenes
Pensamientos para jovenes
 
Compartiendo el-evangelio-con-los-jovenes-por-willie-alvarenga 1
Compartiendo el-evangelio-con-los-jovenes-por-willie-alvarenga 1Compartiendo el-evangelio-con-los-jovenes-por-willie-alvarenga 1
Compartiendo el-evangelio-con-los-jovenes-por-willie-alvarenga 1
 
50 proyectos de accion social para jovenes
50 proyectos de accion social para jovenes50 proyectos de accion social para jovenes
50 proyectos de accion social para jovenes
 
Articulos practicos-para-los-jovenes-por-willie-alvarenga
Articulos practicos-para-los-jovenes-por-willie-alvarengaArticulos practicos-para-los-jovenes-por-willie-alvarenga
Articulos practicos-para-los-jovenes-por-willie-alvarenga
 
Una palabra a los jovenes
Una palabra a los  jovenesUna palabra a los  jovenes
Una palabra a los jovenes
 

lider juvenil

  • 1. CARA A CARA: ¿LUIS PALAU VS. ALBERTO MOTTESI? COLUMNISTAS INVITADOS: DOUG FIELDS DANTE GEBEL 01CELOS en el MINISTERIO METROPLEX Lucas Leys GENERACIÓN EMERGENTE Junior Zapata ¿QUÉ PASA? Emmanuel Espinosa OJO PASTORAL Darío Silva-Silva TAMBIÉN En esta edición>>>> Año 01 Nro. 01 Abril - Junio ‘08
  • 2. EDITORIALescríbenos a editorial@liderjuvenil.com ¿por qué el tema de los celos? ¡Bienvenido/a a la primera edición de Líder Juvenil! Lo que para muchos fue un sueño, hoy se ha convertido en realidad. Junto a todo el equipo que hace posible esta publicación, estamos muy agradecidos con Dios y comprometidos contigo para desarrollar una herramienta que valga la pena tener (y por supuesto, compartir). Generalmente, la mayoría de nosotros en el ministerio juvenil corremos tras los nuevos recursos con ideas, dinámicas, juegos y sus derivados. Buscamos siempre lo que se puede implementar de inmediato en nuestras reuniones (para evitar la muerte por aburrimiento crónico). No hay problema con eso, sólo un posible peligro. El liderazgo efectivo no se fundamenta en habilidades o recursos, sino en carácter. Es nuestro ser invisible, que debe adoptar la forma de Cristo, quien nos acompañará en el largo camino del ministerio. Las ideas pasan, las modas cambian, los juegos aburren; pero el carácter es el factor número uno del éxito. Por ello, decidimos con el equipo editorial abordar un tema que confrontara quiénes somos (y luego, nos limpiara para hacer mejor lo que hacemos). No mucha gente habla acerca de los celos; no es un tema popular. Pero bíblicamente, puede ser incluso un tema mortal: “El corazón tranquilo da vida al cuerpo, pero la envidia corroe los huesos” (Proverbios 14:30). Los líderes que escriben en esta edición, lo hacen con el corazón en la mano. Con mucha sinceridad, nos comparten sus luchas y sus triunfos; nos brindan consejos que vale la pena escuchar. Te animo a tener la misma actitud cuando leas estos temas y tu vida esté bajo la lupa. Nunca olvidaré la vez que, mientras estudiábamos en la universidad, un amigo mío me compartía cómo Dios llamaba su atención acerca del orgullo en su carácter y ministerio. Luego, con atrevimiento, me dijo que yo debía también considerar el tema en mi vida; que necesitaba ser más humilde. Por supuesto, reaccioné rápidamente, y pensé en voz alta que, gracias a Dios, yo no tenía ese problema. ¡Cuán equivocado estaba! Fue hasta después que lo entendí; cambié mi actitud y unas cuantas conductas más. Espero que en tu caso, los resultados no tarden tanto. Para esta edición, además de todos los columnistas que van a pasear siempre por estas páginas, hemos invitado a dos reconocidos líderes y autores para compartir sus reflexiones: Doug Fields y Dante Gebel. Además del tema central, teinvitoadisfrutarlasotras secciones de la revista y su variedad de contenido. Y por supuesto, no dejes de visitar nuestro sitio www.liderjuvenil. com para obtener artículos y más recursos. Es un honor acompañarte en tu ministerio. ¡Gracias por darnos la oportunidad de servirte! Sin duda, los líderes que tienen carisma pero carecen de ca- rácter son un pe- ligro para otros y con frecuencia se acarrean desastres ellos mismos (Eddie Gibbs, del Libro: Liderar en una cultura de cambios) COLABORAN EN ESTA EDICIÓN Howard Andruejol Howard Andruejol | EDITOR EJECUTIVO Doug Fields Tiene 20 años de experiencia en el ministerio con jovenes y es escritor y co-escritor de varios libros. Doug, es pastor de jóvenes en la Iglesia de Saddleback en California. Recientemente dictó una conferencia sobre la envidia en la National Youth Workers Convention en Atlanta, EE.UU. la cual transcribimos para los lectores de LíderJuvenil® . www.dougfields.com Dante Gebel Es uno de los más destacados comunicadores del mundo hispano. Es autor de varios éxitos de librería y productor y conductor de radio y televisón. En recientes años ha in- cursionado exitosamente en el teatro y el cine. Su ministerio se ha caracterizado por motivar a la juventud latioaméricana a través de un formato no tradicional. www.dantegebel.com Líder Juvenil® >>>> ABR-JUN.08 | 03
  • 3. 04 LiderJuvenil.com contenido Líder Juvenil® >>>> ABRIL - JUNIO | AÑO 01 | NÚMERO 01 Mastermind Lucas Leys Editor Ejecutivo Howard Andruejol editorial@liderjuvenil.com Asistente Editorial  Gimena Sanchez Arnau info@liderjuvenil.com Staff Editorial Alan Perdomo Allan Salinas Damian Sileo Lizzie Sotola Correcciones Maria Reina de Montes   Dirección Diseño Juan Shimabukuro Diseño Web Natalia Adami Publicidad Rodrigo Bauso rodrigo@especialidadesjuveniiles.com Columnistas Lucas Leys, Junior Zapata, Dario Silva-Silva, Emmanuel Espinosa, Annette Gulick, Felix Ortiz, EnlaceMusical.com, Kristy Motta. Corresponsales  David Coyotl (México), Esteban Obando (Costa Rica), Gimena SanchezArnau (Ar- gentina), Giovanny García (Colombia), Jay Arisso (USA), Miguel Ángel Faúndez (Chile), Nemesio Paredes (Perú), Paolo Lacota (Pa- raguay), Raquel López (Puerto Rico), Romeo Estuardo Guerra (Guatemala). Board Mark Oestreicher, Jim Burns, Felix Ortiz, Junior Zapata, Rich Van Pelt, Esteban Fernandez, Valeria Leys, Esteban Obando, Aarón Arnold, Willy Gómez. Fotografía de portada & Tratamiento Digital Estudio Mitelman-Capasso (modelos) Federico Baiges, Leandro Abad Ilustraciones Juan Matias Lagrassa José Traghetti DECLARACIÓN DE MISIÓN LíderJuvenil® existe para servir a quienes trabajan con jóvenes ofreciéndoles reflexión e información que les ayude a madurar espiritualmente y a crecer en efectividad en sus ministerios. LíderJuvenil® es producida trimestralmente por EspecialidadesJuveniles® , la organización pionera y de mayor crecimiento en pastoral juvenil en el mundo. LíderJuvenil® cuenta con el soporte logístico de Vida-Zondervan para su distribución internacional. Los artículos publicados en esta edición representan la opinión de sus autores y no necesariamente la de los editores. Las personas que aparecen en la fotografías que ilustran los artículos no guardan necesariamente relación con su contenido. Autorizamos el uso del contenido de LiderJuvenil® siempre y cuando su fin no sea lucrativo y se dé crédito al autor, así como al número y volumen de LiderJuvenil® . Contactenos Lider Juvenil ARG Tel. 54.11 4953. 8954 E-mail: info@liderjuvenil.com Ayacucho 129 . 1B Capital Federal - Bs.As. Argentina Suscripciones Envie un E-mail a: suscripciones@liderjuvenil.com Un año con la camiseta oficial de LiderJuvenil® por U$ 15 más costos de envios. MAR-JUN.08 | 05 3 Editorial “¿Por qué el tema de los celos?” Para algunos quizás el tema no sea muy atractivo… tal vez porque quieren ignorar lo que pasa en realidad por Howard Andruejol 6 Update Cultural ¿Sabías que estamos cerca del tope demográfico juvenil en la región? por Allan Salinas 8 ¿Qué pasa? “Un movimiento de Dios” Emmanuel ve un patrón común en Hispanoamérica y nos invita a hacer algo al respecto por Emmanuel Espinosa 10 Generación Emergente “Abel y Caín… el principio de los celos” Es hora de matar al Caín que llevamos dentro por Junior Zapata 14 Versus Entrevistas con Luis Palau y Alberto Mottesi por Lizzie Sotola 18 Ojo Pastoral “Pensamientos de un joven con arrugas” Darío nos da la clave para no envejecer a los jóvenes por Darío Silva-Silva 20 Ojo Posmo “Bienvenido al mundo de Starbucks” ¿Qué es la pluralidad de estilos de vida? ¿Cómo enfrentarla? por Félix Ortíz 22 Informe Central Nuestro artículo principal sobre el tema de los celos (ojalá los demás autores no sientan celos porque usamos la palabra “principal” aquí) por Damián Sileo 24 Columnista invitado Dante Gebel “Los tres consejos acerca de los celos” 28 Columnista invitado Doug Fields “Envidia en el ministerio” 30 Ellas Consejos de una líder juvenil a otra por Kristy Motta 32 Otro hemisferio “¿Y a ti qué?” Una mujer nos habla de la envidia por Annette Gulick 34 Enlace Musical “Con la presión a 28” ¿Qué tan firme es tu opinión musical? por Dave Gómez 36 Enlace Musical Noticias Entérate de lo que pasa en el mundo de la industria musical (dicho sea de paso, no nos gusta el chisme, sólo estar bien informados) 38 Citas Citables “Así lo dijeron” Alan nos ilustra con algunas frases de asesinos, estilistas y hasta teólogos por Alan Perdomo 41 Reporte de países Aquí las noticias del mundo juvenil de Chile, Puerto Rico, Costa Rica, y más ideas para el ministerio juvenil 44 Ideas para el ministerio juvenil 46 Libros Varias publicaciones son comentadas y recomendadas por lideres juveniles de diversas partes de latinoamérica 50 Metroplex “El efecto práctico” Para cerrar esta edición, Lucas dice que la mejor manera de evitar los celos, es bañándose por Lucas Leys Lider Juvenil USA Tel. 954. 447. 6838 8410 NW 53rd Terrace. Suite 103 Miami, FL 33166 USA
  • 4. UPDATE>>>> UPDATE>>>> Líder Juvenil® Por Allan Salinas www.LiderJuvenil.com ABR-JUN.08 | 07 <<< ENCIENDAN SUS BIBLIAS Nuestros ojos se han acostumbrado al brillo de la pantalla, la forma y hábitos de lectura han cambiado, así como la forma de llevar nuestra información; cada vez es menos usual el papel y la tinta. Millones de personas en el mundo están optando por la digitalización en sustitución de la impresión. HP ha desarrollado un completo libro electrónico o e-Book que, a través de una pantalla táctil LCD de alta definición (100 dpi x 100 dpi), simula de un modo altamente realista las páginas de un libro, que el usuario podrá pasar como si de un auténtico libro se tratara. El e-Book se basa en las premisas de la fácil lectura y el sencillo manejo, de forma que el usuario sea capaz no sólo de leer libros electrónicos, sino también periódicos digitales, revistas u otro tipo de documentos de texto, digitalizados. Así que la próxima vez que estés predicando, quizás en lugar de decir “abran su Biblia” tal vez debas decir, “enciendan su Biblia por favor”. Puede que te veas como cíclope de los X men, pero seguro tendrás una agradable experiencia. Estos lentes, magnifican la imagen como si estuvieras viendo una película en pantalla de 24 pulgadas, la verdad es que la pantalla del iPod esta muy bien, pero que bueno si puedes ver la imagen más grande. No necesita baterías, utilizan la energía de tu ipod, pero no te preocupes, que en realidad no te “robará” mucha energía. Es común ver a un tipo con lentes oscuros y pensar que le importa mucho su imagen, pues ahora literalmente lo que importa es la imagen, es probable que te hayas topado en la situación de viajar por varias horas aburridas,cansadasytediosas,perollevando tu iPod video has aliviado la situación, sin embargo, el hecho de tener que sostener tu reproductor frente a ti, suele ser cansador y termina por convertirse en un esfuerzo mayor, pues ahora puedes olvidarte de las manos, colócate tus gafas LCD y a disfrutar. Estas gafas LCD para iPod video son lo último para disfrutar de nuestras películas o videos musicales almacenados en el iPod. Ofrecen una resolución de 320×240 píxeles, la resolución de los reproductores de Apple, que son compatibles con cualquier dispositivo reproductor de video. Presentan auriculares stéreo integrados en las mismas monturas y la duración de las baterías (tres del tipo AAA) es de 6 horas. Es de agradecer su ligereza, tan sólo 68 gramos. Tienen un precio aproximado de $ 270. Pura imagen <<< Personalmente las prefiero delgadas <<< En nuestra cultura occidental, las libras de más siempre están de más (inclusive en computadoras), el peso es un factor a considerar además de la tecnología, así que Apple se lanza a una nueva apuesta innovando en el mercado. Steve Jobs ha mostrado al mundo su nueva amiga, y parece ser que al igual que yo las prefiere delgadas, y la puedes tener desde $1800 dólares. Las principales características de la nueva MacBook Air son las siguientes: Procesadores Intel Core 2 Dúo a 1.6GHz o 1.8GHz, 
Pantalla de LED de 13.3 pulgadas, 80GB de disco duro, Trackpad multi-touch, 1 puerto USB 2.0, entrada para audífonos, puerto micro-DVI, 2GB de memoria Ram, Cámara iSight integrada, AirPort Extreme 802.11n, Disco Remoto (sin drive interno). Si quieres conocer más detalles y las opciones de configuración disponibles, puedes hacerlo desde el sitio de Apple. También se encuentra disponible un video introductorio de la MacBook Air. ESTADISTICA2 En América Latina y el Caribe residen Actualmente alrededor de: 106 millones de personas jóvenes entre 15 y 24 años de edad. Nunca ha habido tantos jóvenes en esta parte del mundo y es probable que en el futuro esta cifra ya no siga creciendo, pues las proyecciones indican a partir del 2015, una caída en la tasa de crecimiento poblacional (gráfico 2). entre 1970 y 1975 la población juvenil creció 18% en el periodo 2000 al 2005 sólo creció 3.9% Y del 2005 al 2010 crecerá 1.8% Se puede decir, entonces, que estamos cerca del tope demográfico juvenil en la región. De los 106 millones de jóvenes en América Latina y el Caribe, en 2005, 48 millones se encontraban trabajando en tanto que 10 millones estaban desocupados y unos 48 millones en condición de inactivos. Sin embargo, al mismo tiempo, unos 49 millones de jóvenes se encontraban estudiando (básica o post básica) lo cual - únicamente considerando estas dos variables - genera diversas situaciones. Así, los jóvenes que estudian y trabajan representan 13 millones, los inactivos que estudian son 32 millones y los desempleados que estudian son cuatro millones. Desde otro punto de vista, los que trabajan y no estudian son 35 millones, los desempleados que no estudian seis millones y los inactivos que no estudian 16 millones. Si se suma a estos dos últimos grupos, se obtiene que los jóvenes que no estudian ni trabajan son 22 millones, lo cual representa alrededor del 21% del total de jóvenes que hay en la región. ESTADISTICA1 >>> PELICULAS ENFRENTANDO A LOS GIGANTES Ahora si quieres ver cómo una iglesia puede hacer un proyecto realmente interesante y sobre todo de calidad, te recomiendo que veas Facing the Giants, protagonizada por el reverendo Alex Kendrick. Los actores de la película y el equipo de producción de la misma, son miembros de su iglesia. Un interesante proyecto que seguramente habrá pasado por la mente de muchos en tu iglesia; no habrá faltado quien quiera hacer una película con tus chicos, bueno, pues te soprenderá que el presupuesto de la película es inferior al que te imaginas por el resultado logrado. La película costo únicamente $ 100,000, un presupuesto elevado para una iglesia en Latinoamérica, pero pequeño para una producción cinematográfica. La película fue mostrada en estados unidos y algunos lugares de Latinoamérica, fue catalogada por la “Motion Picture Asociation of América” como demasiado religiosa, por lo que fue restringida para menores de 13 años. Pero independientemente de esto, es una película que cautiva, me recuerda un tanto a la película de “Remember de Titans” de Denzel Washington, claro con una versión diferente, aparte de no estar basada en hechos reales. Sin embargo, es una historia de luchas, de fracasos, de desànimo, pero también de nuevas oportunidades, de esperanza, de victoria en Dios. Así que, si no puedes proyectar en tu iglesia una película de corte popular porque te traería consecuencias, puedes utilizar muy bien esta película, que te permitirá hablar perfectamente de la fe y que los jóvenes la comprendan. SOL, SOLECITO CÁRGAME UN RATITO Cualquier amigo de la tecnología, amante de la computación o simplemente un chico normal que utiliza su portátil para estudiar, se ha visto en el drama de olvidar su cargador o simplemente no contar con una fuente de energía cerca y justo en el momento cuando más lo necesitas. Pues el Solar Roll aprovecha la energía del sol para recargar baterías, es una especie de manta enrollable que es en realidad un panel solar. Está hecho a prueba de agua y permite un uso normal incluso en condiciones de baja luminosidad. Además es fácil de llevar a todos lados. El Solar Roll puede abastecer a varios aparatos, móviles, cámaras, agendas, inclusive tu batería de carro, es fabricada por Brunton, en varias opciones. Dependiendo de la potencia deseada, los precios oscilan entre $220 y $484. SOLAR ROLL <<< I AM LEGEND [Soy Leyenda] Soy Leyenda (en inglés I Am Legend) es el título de una novela de ciencia ficción escrita por Richard Matheson en 1954. Trata sobre el último hombre vivo en Los Ángeles, California, tras una epidemia que ha transformado a todos los seres humanos en una especie de vampiros. En 1964 Vincent Price interpretó al Dr. Robert Morgan, esta fue una producción italiana, cuyo título fue “Ultimo Uomo Della Terra”. En 1971 fue el tiempo para una segunda versión, un tanto alejada, con el nombre de “Omega Man”. En 1990, se intentó una nueva versión, pero esta vez con Arnold Schwarzenegger pero fue. Ahora, Will Smith es la estrella de la adaptación de Francis Lawrence. La historia transcurre en Nueva York, a diferencia de la novela original, y se estrenó en diciembre de 2007. La historia es realmente envolvente, al inicio da la sensación de ser un film de suspenso únicamente, pero tiene un revuelo interesante y varios sobresaltos que seguramente harán que te alerten los sentidos. La aportación màs interesante de esta historia, es la utilidad que puedas darle como base de una charla a chicos inquietos, la historia involucra zombis, acción, peleas bien orquestadas, prácticamente múltiples elementos que siempre encuentras en un videojuego de acción. Si trabajas en una iglesia conservadora, puede que no te convenga proyectarla en la iglesia, pero si tienes oportunidad de verla con los jóvenes, puedes resaltar el final, cómo es posible que la cura para la humanidad se encuentre en un solo hombre, he allí la analogía que te puede servir para presentar tu mensaje. Por lo demás, es una muy buena película, te la recomiendo, buenos efectos, nada que no se haya visto antes, pero no dejan de ser buenos, una banda sonora bien adaptada y si hay que resaltar algo es la actuación de Will Smith. 06 LiderJuvenil.com
  • 5. >>>TIPS 1. Hazte estas preguntas: “¿Estoy en movimiento? ¿Estoy creciendo constantemente? O, ¿estoy estanca- do y estancando a otros?” Nunca dejes de crecer. Aún los chicos que sirves te pueden enseñar mucho. 2. Recuerda a los chicos que sirves, que no sólo se tiene que estar en el ministerio a tiempo completo para ser útiles para Dios. Ayúdales a creer en los talentos que Dios les ha dado y ábreles canales para que los usen aunque al principio sea en una escala conservadora. 3. Pregúntate “¿Con quién pudiera trabajar/colaborar compartiendo una meta en común, aunque seamos de diferentes estilos y trasfondos?” No sólo podrás lograr más sino serás ejemplo para otros. 4. Provoca preguntas en los chicos que sirves. Cuando yo tenía 13 años alguien que respeto y admiro me preguntó cuál sería mi profesión cuando fuera gran- de. Al responderle que no sabía me dijo “Sí sabes, solo que no haz querido hablarlo, cuando quieras atreverte, en mí tendrás oídos para escucharte”. Era cierto. La edad en los chicos va a variar pero puedes comenzar a conta- giarlos a ser parte del movimiento de Dios, sin importar la profesión que tendrán. D espués de ver a mis hijos crecer y sembrar en ellos junto a mi esposa, lo que más me encanta cada mañana que despierto, es ver lo que Dios está haciendo con esta generación. No puedo evitar emocionarme por lo que está pasando: gente con más hambre de Dios, que quiere hacer una diferencia en donde está. Hay personas que Dios, en su infinita gracia, está incomodando y usando para ayudar que esta generación vuelva su vista a Él. Sí. Podríamos decir que los medios de comunicación más influyentes están poniendo todo tipo de basura en los dedos de casi todo ser viviente. También podríamos decir que hay una impresionante decadencia de principios morales y valores y que el relativismo hará de esta generación una generación sin convicciones firmes, sin bases sólidas. Eso puede preocupar, ¡claro! Pero, puede preocupar mucho más el hecho de que los cristianos no estábamos haciendo nada al respecto. Y digo estábamos, en pasado, porque los tiempos ahora son diferentes. Las noticias muestran lo mal que está el mundo, lo mal que están las economías. La violencia, las maras, el aumento de divorcios y otras cosas más, pero no muestran todo el movimiento que está pasando en una generación hambrienta por Dios. No muestran lo que esta generación realmente es: la generación de la esperanza. Desde mis 18 años de edad, he tenido el privilegio de viajar a muchas ciudades en muchos países y, porque sabía que la música era solo un medio para comunicar y no simplemente para “exponer un talento”, me hice muy observador y a veces, preguntón. Así que desde entonces y hasta hoy me gusta escuchar a las personas, sobre todo a los jóvenes, para conocer de sus planes, metas, sueños. Pero algo que he estado notando en los recientes años es que los jóvenes de hoy hablan muy diferente a los jóvenes de hace 10 o 15 años. Un par de ejemplos: Antes no querían estudiar porque “Dios ya estaba por venir”. Hoy quieren prepararse y ser más útiles “y si el Señor viene, pues nos vamos”. Antes pensaban que ser usado por Dios significaba hacer algo adentro de la iglesia (el edificio) así que querían ser exclusivamente directores de alabanza, pastores o misioneros. Hoy en día, entienden que además de los anteriores, también puedes servir a Dios de otras maneras: quieren también ser alcaldes de su ciudad o presidentes de la nación para influir positivamente en su país; empresarios que reflejen el carácter de Cristo y sembrar con sus recursos en los misioneros de otros países y de su ciudad. Artistas que con su arte apunten a lo alto y despierten en las personas esa búsqueda que todos tenemos por lo eterno, por Dios. Son tiempos diferentes, pero son tiempos que no tienen que ver con una “ola nueva” en la iglesia, sino con una pasión nueva por hacer discípulos. Algo como está pasando con los líderes juveniles de hoy. Veamos el cuadro de una manera más panorámica: líderes juveniles uniéndose y poniéndose en acción. Tumbando barreras denominacionales, culturales, y socioeconómicas y, además, tirando a la basura prejuicios nacionalistas. (¿Chilenos trabajando con argentinos?, ¿Costarricences con nicaragüences?, ¿Mexicanos con mexico-americanos?) ¡Y todo esto por el deseo y pasión de hacer discípulos para Jesucristo! Esto no suena a una buena idea de una persona o de un grupo de personas. Ni el mejor mercadólogo del mundo o el más influyente líder que exista podría lograr que esto sucediera. Esto suena a que es un movimiento que Dios está orquestando. Sí. Movimiento. No es algo pasivo; no es un ‘nuevo ministerio’. Es ver la necesidad a nuestro rededor y hacer algo al respecto. Va más allá de trabajar con jóvenes. Es llevar nuestra pasión a los que tenemos cerca. No hay tiempo que perder. QUÉ PASA? Líder Juvenil® >>>> UN MOVIMIENTO DE DIOSPor Emmanuel Espinosa Líderes juveniles uniéndose… Tumbando barreras denominacionales, culturales, y socioeconómicas… tirando a la basura prejuicios… ¡y todo esto por el deseo y pasión de hacer discípulos para Jesucristo! Esto no es una buena idea de una persona o de un grupo de personas… Esto suena a que es un movimiento que Dios está orquestando Emmanuel Espinosa es esposo, papá, fundador de ReyVol Records y líder de la banda Rojo. Su pasión es ayudar que la gente se conecte con Dios y encuentren su propósito en la vida. Visita y envía comentarios a EmmanuelEspinosa.com 08 LiderJuvenil.com
  • 6. GENERACIÓN EMERGENTE Líder Juvenil® >>>> Abel y Caín... el principio de los celos por Junior Zapata Mi nombre es Junior Zapata y tengo celos de otros en el ministerio. Admitámoslo, todos hemos estado celosos de alguien más en el ministerio. Los celos son tan viejos como el polvo. Seamos francos, los celos son “tan pecado” como el adulterio, el acto homosexual o el robo. y Te recuerdo que el primer asesinato tuvo como motivo los celos en el ministerio. Caín estaba celoso de todo lo que estaba pasando en el grupo juvenil de Abel. Estaba celoso del equipo de sonido que había comprado. Le ponía verde la sangre el ver todos los shows que Abel podía montar para sus jóvenes, invitando a las mejores y más famosas celebridades de música que el dinero podía adquirir. Y cuando algunos de sus jóvenes le pidieron permiso a Caín para ir a una reunión de la iglesia de Abel, Caín no se los permitió, porque sabía que se iban a quedar con Abel. Caín, equivocadamente se dedicó a juzgar “todo”loqueAbelestabahaciendo, en lugar de dedicarse a hacer lo que Dios lo había mandado a hacer. Se fijó en los 6,000 jóvenes que llegaron al congreso de Abel, en lugar de atender a los 60 que llegaron a su campamento. Se concentró en todas las veces que los medios cristianos reportaban las actividades de Abel, en lugar de concentrarse en las actividades del Espíritu Santo en la vida de sus chicos. Al final, Caín escogió matar a su propio hermano en lugar de matar su propio ego. ¡Los celos reflejan una ignorancia de proporciones universales! Demuestran claramente que no estamos concentrados en lo que Dios nos ha dado y mandado, porque estamos ocupados viendo lo que alguien más está haciendo y logrando. En mi propia vida me he dado cuenta de esto. A lo que se reducen los celos, es que yo quiero lo que el otro tiene; y eso, dice la Biblia, es codicia. O sea, es como desear a la mujer de mi prójimo. Pero por otro lado, ¿cómo no voy a querer lo que el otro tiene? Su consola de sonido, su equipo de luces, las conexiones para invitar a las estrellas musicales internacionales. ¿Cómo no voy a querer la adulación de miles de jóvenes, en lugar de luchar con la vida de 30 chicos que llegan a mi reunión? ¡¡¡ES NORMAL!!! Bueno, es normal si no hemos entendido la voluntad de Dios para nuestras vidas. Si “pierdes” chicos y chicas porque “se van” a una iglesia “más grande”, regocíjate; acepta que están yendo a donde les gusta, lo que tú ofrecías no les gustaba. Pero no pierdas de vista que tienes la habilidad de atender a chicos y chicas de una forma que las iglesias grandes y con recursos no pueden…los puedes ver de cerca, puedes escuchar su corazón, les puedes tomar la mano y hablarles al oído sin necesidad de gran equipo de sonido. Es un error preguntarse, ¿cómo puedo hacer lo que aquellos están haciendo?, la pregunta debe ser: “¿cómo puedo alcanzar a los que aquellos no están alcanzando?” La competencia entre los ministerios no sólo es absurda y ridícula, sino es pecaminosa. Tú, deja que los demás sean tan grandes y “poderosos” como quieran ser. Dedícate a ser lo que Dios te ha llamado a ser y haz lo que Dios te ha mandado a hacer. En el ecosistema de la iglesia, no es el león, el elefante o el gorila el animal más importante, sólo porque es grande. Te recuerdo que en la naturaleza, son los microorganismos,losseresmáspequeños y aparentemente insignificantes, los que permiten que un ecosistema pueda existir. Estos dos hermanitos que abren la historia de la humanidad con esta escena de celos y envidia, no es sólo la historia de Caín y Abel, también es la historia de todos nosotros. Todos somos Abel de vez en cuando, y todos somos Caín – ¡tal vez más veces!- Como mencioné, es fácil ser Caín. Ahora, ser Abel, ¡es totalmente otra fiesta! Cuando hay un líder o pastor que tiene influencia en la iglesia o ministerio y esa persona se siente amenazada por ti, eso se convierte en una situación difícil. Tengo que decir con pena que desafortunadamente esto es algo que sucede demasiado seguido en muchas iglesias y ministerios latino americanos. El líder juvenil tiene carisma, tiene habilidad en el trato relacional con jóvenes y eso lo pone en un vector de trayectoria directa a chocar con un líder mayor o con el mismo pastor general. Por el caciquismo que hoy día se vive en la historia de la iglesia cristiana, nadie puede ser más popular que el pastor general. Incluso, esto mismo ha dado al nacimiento de muchas nuevas iglesias. Cuando el líder mayor o el pastor ve que su pastor o líder de jóvenes está cobrando “auge”, la fricción se vuelve tal, que el líder de jóvenes muchas veces resulta saliendo para establecer una iglesia nueva. Constantemente me preguntan líderes juveniles, “¿qué hacer en este caso?” Yo los llevo de regreso a la división en la primera iglesia; la de Caín y Abel. Les explico, Caín había matado a su hermano y pueden esperar lo mismo de la persona que los ve con recelo. Cuando veas que Caín te tiene envidia y que está molesto porque lo que haces tiene más “éxito” o popularidad que lo que él o ella hace, tienes que seguir tu camino al altar. No puedes dejar de hacer lo que haces, por miedo a Caín. Hazte esta pregunta: “¿Para quién trabajas?”, “¿Quién te mandó a hacer lo que haces?”. Tú, debes ser fiel a tu llamado. No puedes dejar de llevar tu trabajo al altar, al Señor, simplemente porque alguien tiene celos. Recuerda que a ti, Dios no te ha dado GENERACIÓNEMERGENTE>>>>www.LiderJuvenil.com abr-JUN.08 | 1110 LiderJuvenil.com
  • 7. la responsabilidad de lo que pasa en la iglesia. Tienes que liberarte; esta persona le tiene que rendir cuentas a Dios de cómo se siente acerca de ti y de lo que tú haces. Tendrá que rendir cuentas de cómo te ayudó o te bloqueó en el ministerio. Cuando te lleven a dar un paseo (como Caín a Abel) y te golpeen, las heridas van a ser profundas y dolorosas, incluso, pueden ocasionar la muerte como el caso de Abel. Abel murió probablemente porque no se defendió. Tal vez no pudo, o tal vez no quiso, no sabemos, pero algo podemos aprender. Dios no le pidió cuentas a Abel por dejarse matar, es obvio por los principios bíblicos, que Dios le pidió cuentas a Caín por truncar la vida y ministerio de su hermano Abel. Los líderes juveniles muchas veces pecan de no mantener correctamente informadas a las personas indicadas. Muchas veces las noticias de los “desórdenes” en las actividades de jóvenes llegan a la oficina del pastor ya tergiversadas y exageradas. Tal vez una madre angustiada llega diciendo -“Pastor, el líder de jóvenes quiso ahogar a mi hijo en el río”-, mientras que tú, todo lo que querías hacer ¡era bautizarlo! Si te hubieras tomado el tiempo de informarle al pastor y a la pobre madre de tus nobles intenciones, te hubieras ahorrado el problema. El pastor lo único que ha oído es que todos los jóvenes te siguen y te admiran. Te respetan y te toman como mentor, además de eso, quisiste ahogar al único hijo de la pareja que más diezma en la iglesia. ¡Dime si no mereces que te saquen a pasear al campo y peguen con la quijada del burro! La Biblia es clara en darnos pistas de qué hacer en casos similares a los celos. Uno de los que más me gusta viene de Salomón. Dice que cuando alguien está molesto contigo, lo que tienes que hacer es hablarle tranquilo o tranquila. En lugar de reaccionar a los celos, debes bajar la voz, la intensidad. Que respondas con suavidad y humildad. Otro consejito lo da el viejo Pablo, a un chico que probablemente se había quejado que otros líderes le prohibían ya reunirse con el grupito de preadolescentes con los que andaba. Este viejo sabio le dice al líder juvenil que planifique bien sus actividades, que deje ver su corazón, que demuestre que no está en competencia con los líderes de la iglesia, que sea humilde al contestar, que se debe ver su genuino amor, no sólo por los jóvenes sino por toda la iglesia. Le termina diciendo que debe demostrar pureza, que no debería haber sospecha de ninguna clase. Que si hacía eso, nadie iba a despreciar su ministerio ni su juventud. Los consejos nos llevan a la médula del problema de los celos; o somos celosos o tienen celos de nosotros. Igual, tenemos que bregar con ellos. Hoy día, los celos nacen de querer el reconocimiento y la popularidad que un ministerio “grande” trae. Pero al estudiar a nuestro Líder nos damos cuenta que Él dice que la grandeza está para abajo, no para arriba. Que no es el más grande el mejor, sino el que se hace pequeño, humilde. Jesús enseñaba acerca de cuando me invitan a un banquete. Jesús fue claro en insistir que no me conviene que al entrar al banquete me siente en los lugares VIP. Sino que mejor me siente en los lugares de atrás. Podía ser que sentado en los lugares VIP, alguien me pida el lugar porque es para otra persona “más importante que yo”. Que es mejor que me digan, “Junior, siéntate en los VIP”, a que me digan, “Junior, quítate de los VIP”. Muchas veces, me han pedido que me levante del VIP porque es para alguien más. En la escala celo métrica, ¡llegué al máximo! Y desafortunadamente quise matar a Abel, porque él estaba adelante, y yo no. Porque a él lo llamaron al escenario, y no a mí. Caín brota de nuestro corazón como un cactus en el desierto. Es difícil vivir con él y bregar con sus codicias y deseos. Abel es nuestra meta; hacer lo que hemos sido llamados a hacer con humildad. Es fácil confundir el altar de lo “mejor” por grande, con el altar de lo “correcto” por pequeño. Qué fácil es matar a nuestro hermano en lugar de matar nuestro ego. Es más fácil esconder los celos que llevamos dentro, acerca de lo que Dios está haciendo en otros ministerios, que aceptar la debilidad que tenemos por querer ser y hacer otra cosa. La receta para vencer los celos en el ministerio es reconocer que tenemos celos, reconocer nuestro verdadero llamado y reconocer que Iglesia sólo hay una y pastor sólo hay Uno. Mi nombre es Junior Zapata y tengo celos de otros en el ministerio. Esa es la verdad. GENERACIÓN EMERGENTE Líder Juvenil® >>>> 12 LiderJuvenil.com Junior Zapata es Director de educación cristiana del Colegio América Latina, una de las instituciones educativas más grandes de Latinoamérica. Orador especialista en nuevas estrategias de educación y liderazgo. Autor. Quéfácilesmataranuestro hermano en lugar de matar nuestro ego
  • 8. por Lizzie SótolaLíder Juvenil® VERSUS>>>> VERSUS <<<<www.LiderJuvenil.com 14 LiderJuvenil.com ABR-JUN.08 | 15 Tarde cálida en Buenos Aires. Mientras nos movilizamos de un punto a otro de la ciudad, acompañamos al Dr. Luis Palau en un rally pre-evangelístico en esta ciudad. Líder Juvenil: ¿Siempre fue placentero su ministerio? Cuandocomenzamosacaminar por las sendas del llamado a veces nos encontramos con situaciones un tanto difíciles. La falta de apoyo de líderes mayores por ejemplo, celos… Palau: Bueno, bueno, bueno… Todos tenemos… pero espera. ¡Pensemos! (se ríe) Jeremías dice: “Engañoso es el corazón del hombre más que todas las cosas.¿Quiénlocomprenderá?” Todos tenemos momentos, y a veces temporadas, en que tenemos envidia o celos. Es un estado de competir con otros incorrectamente. Creo que cuando un hermano pide perdón, uno dice enseguida “¡Por supuesto!”. Una vez un hermano me pidió esa clase de perdón. Pide perdón. Le ofrezco perdón. Estas cosas le hace enseguida a uno examinar su propio corazón, es decir, a quién le tengo que pedir yo perdón. O por lo menos dónde debo arrepentirme y pedirle perdón al Señor, por la envidia o la competencia que es injusta ¿no? Eso me hizo bien porque no era una reconciliación. No había problema entre nosotros. Pero cuando uno siente que hay la buena competencia, o sea el desafío de ver a alguien que sabe trabajar mejor que uno, o que hace las cosas con más eficacia, o con más calidad. Ese es un buen desafío, no es envidia. Es un “ojalá yo pudiera ser tan capaz como este hermano”. Por ejemplo el Dr. Billy Graham. Yo siempre soñaba con que pudiera ganar tantas almas como él. Creo que cuando era muy jovencito era un sueño un poco pecaminoso. Pero después de mayor no, fue un sueño que él despertó de decir “Si este hermano puede guiar a tantas almas a Cristo, yo también debo serlo”. Así que, es así como uno transforma las malas inclinaciones del corazón, transformarlas en buenas inclinaciones. Líder Juvenil: De lo bueno lo mejor. Palau: Sí, eco. ¿De dónde lo sacaste? Líder Juvenil: Eh, de un libro. Lo escribió un tal Luis Palau… Palau: ¿que se llama, Alta definición? Sí,sí… muchas gracias hermana. (risas) Líder Juvenil: Uno de los comentarios qué más se escuchan entre líderes juveniles y jóvenes es: “El Señor me está mostrando un ministerio, se me están abriendo las puertas pero mi pastor no me apoya”… Palau: Ah sí. Esa es una carga difícil, y la encuentran muchos jóvenes. Es extraño en un sentido porque yo diría, como evangelista mayor o como anciano que soy de mi iglesia, cuando uno ve a un joven que surge o a una joven que surge, uno se emociona porque el porcentaje de buenos líderes es limitado. Me sorprende que esto ocurra, pero sé que ocurre. Es la carne, ni más ni menos. Es lo que la Biblia llama el viejo hombre actuando. Dice Pablo en Romanos 7 “Yo sé que en mí, es a saber en mi carne, no mora el bien”. Hay un lado de nuestra personalidad que es oscuro, que es malo, es pecaminoso. Y esa es la parte que tenemos que crucificar, como dice Gálatas 5 “Los que son de Cristo han crucificado Líder Juvenil: En charlas informales, o en pedidos de consejos, muchos de los líderes juveniles plantean el problema de la competencia. Cuando los nuevos líderes comienzan su ministerio a veces sus mentores, sus líderes o pastores  tienen celos de ellos ¿le pasó a usted? ¿Qué deben hacer? Mottesi: Para ser sinceros, yo no lo percibí en mi propia experiencia; talvez tendríamos que preguntárselo a mis mentores. Creo que es una experiencia humana, común a muchos seres humanos. Los celos, como sentido de competencia y de aferrarse a nuestros propios méritos, creo que representan una de las estupideces más grandes del liderazgo cristiano. Líder Juvenil: ¿Tan terminante? Mottesi: Si, así es. La o el líder cristiano debe tener la madurez de saber entregar la antorcha a nuevos referentes y hacerlo con profunda paz. El verdadero mentor es el que enfrenta ese momento de transición y aventura personal hacia la última etapa de su vida con profunda paz, con la serenidad de aquellos que saben haber cumplido con la voluntad divina. Por último, uno no es referente por haberse graduado de referente en alguna universidad cristiana, sino por algún largo y probado ministerio. Y el que ha tenido largo y probado ministerio sería ridículo que tenga celos de los nuevos referentes. Líder Juvenil: Sí, por supuesto, convenimos en que sucede y mucho más a menudo de lo que nos imaginamos. Pero, también suele suceder que se generen celos entre pares, dos líderes destacados de determinada ciudad compitiendo por el espacio de liderazgo ¿cómo ayudarlos? Mottesi: Mi primera reacción es que la competencia en el liderazgo, revela una falta grave de nuestro carácter cristiano. LíderJuvenil:Veoque,comodicen los adolescentes en Argentina, “usted la tiene clara”. Pero creo que la competencia viene en la competición por poder, tal vez. Mottessi: Cuando aceptamos la responsabilidad de servir al Señor, necesitamos entender que el liderazgo cristiano no es una posición de poder, sino el ejercicio de un servicio. Líder Juvenil: Entiendo… ¿entonces? Mottesi: Entonces, cuando competimosconotrocompañero de ministerio, visiblemente o en los oscuros y recónditos lugares secretos de nuestro corazón, estamos indicando que todavía no estamos listos para ejercer esa función de liderazgo. Como la mayoría de mis lectores ya se están sonriendo y algunos están pensando “¡qué inocente!” o “¡qué ignorante es Alberto!”, yo quiero decir que acepto esta realidad: hay competencia entre líderes. Líder Juvenil: (risas) ¡Muy buen comentario! Muy sincero de su parte también. Pero ¿cómo asumirlo? Mottesi: La forma de enfrentar esto es a través de los mentores Alberto Mottesi es uno de los evangelistas masivos que ha predicado a más personas en los últimos años. Un hombre con visión y convicción cristocéntrica. Para algunos, un hombre común, para otros un visionario, para Dios: un apasionado por las almas. Hablamos con el Dr. Mottesi acerca de los celos en el ministerio. Tal y como lo vivió o como lo viven las personas que él mismo está pastoreando a través de la Escuela de Evangelistas Alberto Mottesi. Continua pag 17 Contina pag 16 Luis Palau: ¡Cuídate de ti mismo! A Luis Palau le gustó la idea de ser Entrevistado junto a Mottesi: “Tengo una foto en mi oficina de Alberto Mottesi y yo arrodillados y el hermano Pablo con sus manos sobre cada uno de los dos” - cuenta Palau, mientras íbamos rumbo a un estadio en Argentina. La escena recreaba algún encomendado particular, para dos hombres que recibieron de otro mayor la antorcha y continuaron la carrera en el Evangelio. Alberto Mottesi: Loscelosentresiervosde Dios son algo muy malo ¿VS?
  • 9. por Lizzie SótolaLíder Juvenil® VERSUS>>>> VERSUS>>>>www.LiderJuvenil.com 16 LiderJuvenil.com ABR-JUN.08 | 17 la carne con sus pasiones y deseos”. Esa clase de pasión, de envidia o de tener temor que un joven le haga sombra, es un pecado terrible. Para decir la verdad, puede ser uno de los peores pecados del mundo que uno como hermano mayor en lugar de estimular al joven, de abrirle puertas, de darle oportunidades, de ayudarle en su ministerio, que uno se retraiga por lo que llamamos la carnalidad. Pero es un pecado del cual arrepentirse, no hay vuelta que dar. La juventud está necesitada, el Señor nos dice que estimulemos a los jóvenes. Que no nos apresuremos, sí, pero hay que estimularlo, edificarlo, discipularlo para que triunfe aun más que nosotros. Líder Juvenil: ¿Cómo ve Ud., desde su ministerio, este ‘pasar la antorcha’, ampliar el ministerio para que no termine en una sola persona? Es decir, que exista un equipo que trascienda a la persona. Palau: Eso lo hemos venido haciendo más organizadamente desde hace diez años. Lo llamamos “Alianza de la Nueva Generación” (ANG). En lo cual hemos estimulado, atraído y motivado a centenares de evangelistas jóvenes. Algunos están en los 40 años pero hay más jóvenes. Nos reunimos una vez cada dos años. Estamos empezando a soñar con hacer algo así en América Latina. Lo hacemos en EE.UU., lo hemos hecho en España, lo hemos hecho en Inglaterra, o sea, es precisamente lo que tú me preguntabas. Es estimularlos, darles ideas para protegerse, evitar errores, que no repitan los errores que hemos cometido algunos de nosotros cuando éramos jóvenes. Líder Juvenil: ¿Vale la pena tener un mentor? Palau: Es una gran ventaja tener a alguien que le ayude. Yo evité muchos errores cuando el Dr. Billy Graham me dio muchos consejos. Evité un montón de problemas. En lo económico por ejemplo, él dijo: “Tienes que tener un comité, una Junta directiva y que ellos decidan cuánto vas a ganar. Que ellos aprueben el presupuesto y los gastos. Tú no firmes cheques. Así uno tiene las manos limpias, nadie te puede acusar que usas mal el dinero”. Es una gran ventaja y una gran idea. Líder Juvenil: ¿Qué les dicen a los nuevos evangelistas? Palau: A los jóvenes les hablamos acerca de lo fuerte y lo débil de un evangelista. El temperamento que lleva a ser predicador evangelista. En el caso nuestro eso es, tiene muchos puntos fuertes: entusiasmo, amor por la gente, facilidad de palabra, un carácter relativamente alegre, que con libertad habla. Como debilidad del carácter de un evangelista les recordamos, a los muchachos, aquello de creerse que uno es medio estrella. Porque la gente quiere la foto y nos pide la firma, o porque lo aplauden con amor porque predica el Evangelio. Segunda debilidad es la impaciencia. Los evangelistas son muy amables con la gente, pero cuando ya se cansaron se ponen impacientes. ¡Y a veces destruyen en un solo momento lo que edificaron en cinco años! Muy a menudo es así. También está la debilidad del amor al dinero. Todos tenemos cierta inclinación, pero los evangelistas como que tienen un porcentaje un poco más alto. Lo he visto, lo he sentido y por eso se los digo. Y luego, está la debilidad de cansarse. De que si no le dan aplausos y ánimo constante, ya abandonan o amenazan con abandonar. Así que esos son los puntos que uno toca para fortalecerlos. Pero hemos trabajado y en el equipo tenemos esa nueva generación. También uno de mis hijos, Andrés, que el Señor le ha puesto la mano, no nosotros, y que nunca le decíamos que creíamos que el Señor lo estaba tocando. Hasta que él y su esposa sintieron que sí, que el Señor de veras tenía la mano de bendición sobre él. Y cada vez que predicaba se convertía gente y esa es buena señal ¿no? Así que sí, estamos pensando en diversos aspectos de cómo mantener la evangelización y el equipo que funcione como tal. El equipo podría cerrarse si uno quisiera, pero que sigan otros predicando el evangelio. ¡Para eso hemos sido llamados! Líder Juvenil: Dr. Palau… ¿Qué palabras finales tendría usted para los líderes juveniles latinoamericanos? Palau: Que elija una esposa que comulga con uno. En ese sentido, que tiene lo que nosotros llamados el espíritu misionero. Es el espíritu de sacrificio. Hay que casarse con una mujer (o un hombre, según de quién se trate, de un hombre o una mujer líder) que tenga el mismo sentir que uno. No hay vuelta que dar, el ministerio demanda un sacrificio de la familia muy grande. Sacrificio del tiempo de la persona que uno ama, que se supone que dijo que se quiere vivir con ella toda la vida y ahora de repente está de viaje. Entonces ella y uno, tenemos que tener el mismo sentir. Saber que lo hacemos por Cristo. Humanamente no es agradable, pero por amor a las almas uno lo hace con gozo, sin quejas. De vez en cuando uno tiene un momento de querer quejarse y es como que el Señor le dice: “Ah, ¿quieres que le pase la pelota a otros? ¡Se la paso!”. Y uno tiene que decir: “No, no. Está bien, está bien. No me quites esta jugada”. Así que la vida de liderazgo es sacrificio, pero el Espíritu Santo llena el vacío. Yo estoy convencido de ello. Además ¡huye de las tentaciones de la soledad! Hay que tener cuidado. Sobretodo, a aquellos que como yo salen fuera de la casa. Cuando uno está de viaje, extraña a la familia. A los jóvenes, a los evangelistas siempre decimos como dijo Pablo a Timoteo: “Cuídate de ti mismo”. Palau se bajó de la van, se despidió de nosotros y se subió en la plataforma montada en el Estadio Vélez a predicar en el 35 aniversario del ministerio Visión de Futuro. Los periodistas de Líder Juvenil nos quedamos pensando en el desafío de batallar no sólo con los celos, sino también con tentaciones reales que también tienen su presencia en las vidas de hombres como Luis Palau. o padres espirituales a quienes esos líderes estén dando cuentas. Un verdadero padre espiritual debe tener el valor de poner la mano sobre el hombro de ese líder que se le ve compitiendo con otro líder y enseñarle que esa no es una marca o sello del ministerio cristiano. En el caso de que el líder en competencia no tenga un padre o autoridad espiritual a quien de cuentas, la situación se torna más grave. Si un líder no está sujeto a otros líderes debe ser removido inmediatamente de su liderazgo. Quien no de cuentas de su vida a otro, es un peligro en potencia para la Iglesia de Cristo. Líder Juvenil: Me queda muy claro, pero alguna vez escuché que ocurrió algún tipo de “celos” entre usted y el Dr. Luis Palau… Mottesi: Amo profundamente a Luis y oro frecuentemente por él. Creo que cada persona es un ser individual y único, creado por Dios con un propósito muy específico. Creo que el Espíritu Santo ha dado un lugar prominente a nuestro hermano Luis Palau y su testimonio intachable es un ejemplo a seguir. En varias ocasiones le he dicho personalmente o vía telefónica, cuánto lo admiro. Sé que hay un solo Luis Palau y un solo Alberto Mottesi, y cada uno tendremos que dar cuentas a nuestro Dios de cómo hemos tratado a nuestro prójimo. Líder Juvenil: O sea, que no sucedió tal cosa. ¿Recuerda algún testimonio donde Dios actuó generando sanidad después de los celos ministeriales? Mottesi: Fui parte de un trío que trató el caso de un líder prominente que se vio envuelto en acusaciones que ponían en duda su integridad moral. Esto tomó un par de años de muchísimo dolor; los acusadores finalmente le pidieron perdón varias veces a este líder y él los perdonó. Sin embargo, las relaciones nunca fueron iguales, y los ministerios de los que acusaron impropiamente decayeron de forma muy visible. Los celos entre siervos de Dios son algo muy malo; es una enfermedad que, quien quiera servir al Señor con tangible salud emocional, debe arrancar como cáncer de su corazón. La Asociación Evangelística Alberto Mottesi tiene un desarrollo ministerial en la preparación de nuevos predicadores, llamada Escuela de Evangelistas, la cual nace como respuesta al sueño de ver un ejército de miles de jóvenes encendidos con las llamas de la evangelización. “Queremos ver jóvenes que puedan influenciar las artes, los medios masivos, la educación, la política, los hospitales, las cárceles, las iglesias y las comunidades urbanas con el poderoso Evangelio del Reino de Dios” dice en su carta de presentación.
  • 10. PENSAMIENTOS DE UN JOVEN CON ARRUGAS S oy un viejo que acepta escribir para una revista juvenil, porque en reciente conferencia de liderazgo, cierta bella y joven pareja me abrazó cálidamente y comentó, con una sonrisa: “Tu eres el viejo más joven que hemos conocido”. Estimulado por ese cuento, ahí les mando la primera de una serie que confío en Dios sea muy larga. La música ha producido estragos en la juventud sin ninguna duda. Lo que comenzó con Elvis Presley llegó a su punto culminante cuando los Beatles entraron en contacto con un famoso gurú hinduista y rompieron todas las pautas occidentales de comportamiento. Ahora bien, en materia de música popular, el finalizado siglo XX estuvo marcado en Latinoamérica por el tango y la canción ranchera hasta la Segunda Guerra Mundial. En la posguerra tomó fuerza el bolero; a mitad de centuria se produce la insurgencia continental del rock que da origen a la llamada nueva ola, originalmente hispana. En la década de los sesenta desaparecen del todo las fronteras y la cultura anglo se impone artificialmente sobre la región hasta nuestros días, cuando toda la música popular es una mezcla. Frente a este fenómeno, la iglesia evangélica cometió el error de satanizar los ritmos modernos por el hecho de serlo, confundiendo el continente con el contenido. Lo bueno o malo no es el estilo musical sino el mensaje; y, por eso, hay rock cristiano, pop cristiano, rap cristiano y reageton cristiano, etc. Pese a las condenas que obligan a los jóvenes a buscar canales para su natural energía, por fuera de una iglesia que los rechaza por razones artísticas. ¿Será válida tal postura en plena posmodernidad? Es absurdo envejecer a los jóvenes, como algunos pretenden. Hay iglesias en las cuales meten a las nuevas generaciones en camisa de fuerza, bajo la pretensión dictatorial de que actúen como lo hacen sus mayores. Convendría a quienes cometen tal arbitrariedad, repasar las Sagradas Escrituras. Alégrate joven en tu juventud; deja que tu corazón disfrute de la adolescencia. Sigue los impulsos de tu corazón y responde al estímulo de tus ojos, pero toma en cuenta que Dios te juzgará por todo esto. Eclesiastés 11:9 La juventud, por ser la primavera de la vida, es una etapa fugaz, que el hombre debe disfrutar al máximo, sanamente. Como lo dijera en forma bella Rubén Darío, el mayor poeta hispano: Juventud divino tesoro, Que te vas para no volver; Cuando quiero llorar, no lloro Y a veces lloro sin querer. Cuando Jesús entró al templo de Jerusalén, armado de un perrero para expulsar a los comerciantes religiosos, los fariseos se escandalizaron de las ruidosas manifestaciones juveniles que lo respaldaban; pero el Señor los exhortó, precisamente a aprender de los muchachos la forma espontánea de alabanza a Dios. Rejuvenecer a las iglesias sería un propósito plausible para el naciente siglo. Ello haría más dinámica la acción evangelizadora a través de un crecimiento sostenible. Para lograrlo, hay que refrescar también las llamadas escuelas dominicales infantiles, que son bastante aburridas y desactualizadas. Es explicable el celo de algunos padres y maestros por el creciente contenido de sexualidad, violencia, destrucción de valores en general que se percibe en  los comics, y los niños deben tener reglas del juego muy claras al respecto. Pero es inexcusable la condena indiscriminada que algunos hacen del arte y la literatura infantiles, pues ello nos llevaría a erradicar las fábulas occidentales y las parábolas bíblicas por igual. En nuestra infancia, los abuelos usaban didácticamente a Esopo, Iriarte, Samaniego y Lafontaine, y en nuestras primeras lecturas figuraban Andersen, los hermanos Grimm y el tío Remus y sus cuentos del hermano Rabito, sin que nuestra orientación moral sufriera menoscabo. Ministros evangélicos han encendido hogueras inquisitoriales para quemar a Pluto y a la Barbie en “muñequicidios” horrorizantes para los pequeños. Si fuera cierto, como algunos sostienen, que la W de Walt Disney simboliza los cuernos del diablo, no tendríamos más remedio que excomulgar a los piadosos hermanos Wesley e incinerar la Confesión de Westminster por emplear la misma letra. Una vez, oí hablar al prestigioso evangelista Luis Palau sobre personas que no pelean con el diablo, sino con la sombra que el diablo proyecta. Por lo tanto, conviene desarrollar un concepto dentro del cual, el niño de hoy, que será el joven de mañana, encaje su formativa personalidad de manera normal. El cristianismo no ha de ser para él una imposición, ni una obligación, sino la esencia misma de su carácter. La iglesia ha permanecido en pie por más de dos mil años, porque ha sido inflexible en la ortodoxia, pero flexible en la cultura. Darío Silva-Silva es Ministro del Evangelio, Comunicador Social y Periodista, autor de libros de éxito, posee varios doctorados académicos y honorarios y es presidente del Concilio Global de CASA SOBRE LA ROCA, Iglesia Cristiana Integral. OJO PASTORAL Líder Juvenil® >>>> por Darío Silva-Silva 18 LiderJuvenil.com
  • 11. 20 LiderJuvenil.com Líder Juvenil® OJO POSMO>>>> www.LiderJuvenil.com ABR-JUN.08 | 21 OJOPOSMO>>>> H ace días nos encontramos en una de las cafeterías Starbucks, en la ciudad de Barcelona, España. Me acerqué al mostrador. Justo entonces comenzó mi ansiedad. Debía escoger entre diferentes tipos de cafés; sólo, con leche, americano, frapuchino, capuchino, descafeinado, selección del día, selección de la semana y todo ello ante la presión de una fila de gente en aumento. Cuando acerté a articular lo que deseaba, me preguntaron qué tamaño deseaba. Un rápido vistazo a la fila de gente me persuadió de tomar una decisión rápida. A continuación se me preguntó si deseaba algún tipo de sabor especial. Nuevo interrogatorio, nuevo desglose de gustos, nueva mirada a la fila, mayor ansiedad, nueva elección, en esta ocasión hecha sin pensar, con el deseo de acabar cuanto antes. Acostumbrado a las cafeterías españolas, donde hay sólo dos o tres posibilidades, Starbucks representó la entrada en un mundo de extrema variedad. Ladiversidad,lavariedad,elpluralismo; son expresiones que caracterizan y definen la cultural postmoderna. Esto se da en todos los ámbitos de la vida. Por ejemplo, los diferentes tipos de familia que se van dando. Es posible encontrar, junto a la familia nuclear y tradicional (padre, madre e hijos); diferentes modelos alternativos. Familias monoparentales (con un solo progenitor), homosexuales, mezcladas, de hecho (sin estar casadas). A nivel ideológico, esta variedad o diversidad recibe el nombre de pluralismo. Significa que la cosmovisión judeocristiana, ha dejado de ser la base que sustenta los valores y las culturas de los países occidentales. Además, convivimos con muchas otras cosmovisiones o estilos de vida que pugnan por ganarse la fidelidad y filiación de los jóvenes de nuestras iglesias. Se ha roto el monopolio cultural. Los valores cristianos no son los únicos que están al alcance de las personas para desarrollar su proyecto vital personal. Hay un mercado cultural libre, donde las diferentes opciones compiten contra el cristianismo y compiten entre ellas, todas prometiendo los mejores resultados, y reclamando ser la mejor opción como proyecto de vida. Como me sucedió a mí cuando entré en Starbucks, les sucede a nuestros jóvenes cuando entran en la secundaria o en la universidad. De golpe se dan cuenta que, además del cristianismo, existen muchas otras opciones posibles de elegir y, algunas de ellas, parecen mucho más atractivas y más gratificantes. La fe de nuestros jóvenes funciona bien para una cultura que no es plural, fundamentalmente judeocristiana y en la que los valores de la iglesia y de la sociedad no difieren demasiado. Sin embargo, ¿sobrevivirá esta fe en un contexto plural, de libre mercado ideológico, donde deberá competir con otras cosmovisiones y maneras de entender el mundo? Mucho tememos que no. Hemos domesticado a nuestros jóvenes pero no los hemos discipulado. Los hemos preparado para vivir una vida en cautividad, en entornos protegidos y seguros, pero no necesariamente para sobrevivir y, menos aún, para causar un impacto en la selva ideológica del mundo actual. Hemos experimentado el enfriamiento espiritual o incluso la pérdida de la fe de muchos jóvenes cuando entran en el mundo universitario. Las presiones ideológicas y culturales van más allá de lo que su fe puede resistir. He visto este fenómeno con muchachos y muchachas. España es un país ferozmente pluralista y en donde la cultura cristiana y los valores que ella sustentaba, están siendo constante erosionados.Muchosjóvenesqueestaban comprometidos con la iglesia e incluso ocupaban posiciones de liderazgo, se han alejado del evangelio y enfriado espiritualmente. ¿La causa? Su fe no pudo resistir las presiones de un mundo plural, era buena para la homogeneidad, no para la heterogeneidad. Cuando se ven confrontados por un mundo plural, la fe de los jóvenes se rompe por dos razones principales. La primera: la ausencia de convicciones. Ya Josh McDowell demostróendocumentadosestudiosentre la juventud, que nuestros jóvenes tienen conocimientos acerca del cristianismo, pero carecen de convicciones. Creen, pero no saben en qué creen y no saben por qué lo creen. Su fe es puramente intelectual, no experimental. Es una fe inmadura, aceptada sin ser cuestionada y mucho menos ser probada en la vida real. Mientras que las creencias sirven para más o menos operar en un contexto cultural favorable, como lo era el de la cultura judeocristiana, no tienen suficiente fuerza para resistir los violentos embates de una sociedad agresivamente plural. La segunda: la ausencia de estructuras de credibilidad. Afirman los estudiosos de la postmodernidad que en una cultura plural, con tantas cosmovisiones en competencia y conflicto, sólo pueden sobrevivir aquellas que cuentan con estructuras de credibilidad. Estos expertos definen una estructura de credibilidad como una comunidad que encarna, vive y ejemplifica los valores que una cosmovisión determina, defiende y propugna. Sin estas estructuras, la supervivencia es imposible y las cosmovisiones que carezcan de ellas están condenadas a desaparecer. Esta afirmación levanta serias preguntas acerca de si nuestras iglesias sonauténticasestructurasdecredibilidad en las cuales nuestros jóvenes pueden ver encarnados los valores, principios y estilos de vida del Evangelio. Si no lo son y, además, no estamos discipulando a nuestros jóvenes con convicciones, sino únicamente domesticándolos con conocimientos; nos encontramos ante una combinación que puede resultar letal en sus vidas. Si nuestra fe es la verdad, entonces no debemos temer la confrontación con el mundo. El propio Jesús afirma, que él ha vencido al mundo (Juan 16:33), también le pide al Padre, no los quites del mundo, antes al contrario, guárdalos del mal (Juan 17:15) y todas las Escrituras del Nuevo Testamento están llenas de admoniciones al valor y a la confianza en el poder del Señor. 1 Entiende los retos que tus jóvenes enfrentan o enfrentarán. Todo buen líder debe equipar a sus jóvenes para un mundo real, no para vivir en un mundo ideal que no existe. La comprensión de sus luchas, retos y desafíos te ayudará a saber cómo orientar tu discipulado. 2 Da la bienvenida a sus preguntas. No juzgues al joven que duda. La duda forma parte del proceso de maduración. Si le juzgas por dudar no sabrás lo que siente, sufre, piensa y, consecuentemente, no podrás ayudarle a superar la duda. 3 Permite que su fe sea puesta a prueba. Cuando nuestra fe es desafiada, probada, confrontada, es cuando crece, se refina, se fortalece. 4 Acompaña espiritualmente a tus jóvenes en el proceso. No permitas que estén solos –ideológicamente hablando, claro- habla con ellos, ora con ellos, ayúdales a ver la coherencia y consistencia de la fe. No rompas los lazos, sigue amando, aceptando y estando cerca, cada vez veremos más jóvenes que necesitarán probar su fe allí afuera. 5 Provee estructuras de credibilidad. Recuerda, si tu comunidad local no es una buena estructura de credibilidad y no vive y encarna lo que predica, eso causará mucho daño a la fe del joven y la debilitará al enfrentarse con una sociedad plural. Tal vez no puedes influir sobre el clima espiritual de tu comunidad, pero si sobre el clima del grupo de jóvenes y asegurarte que realmente se vive lo que se proclama; ¡buscar imitar a Cristo! 6 Presta atención al interior del joven y no te dejes engañar por el exterior.Muchasvecesbuscamos la conformidad exterior del joven a ciertas normas, hábitos, conductas o culturas, sin embargo, descuidamos el interior. Nos conformamos con moralizar, en vez de discipular. Sugerencias prácticas para formar a nuestros jóvenes para un mundo plural El mundo postmoderno se caracteriza por pluralidad de estilos de vida, que compiten por fidelidad y lealtad de las personas. La pastoral juvenil debe tener en cuenta esta realidad y preparar a los jóvenes para la misma. De otro modo, la fe de muchos naufragará. Hemos domesticado a nuestros jóvenes pero no los hemos discipulado. Los hemos preparado para vivir una vida en cautividad, en entornos protegidos y seguros, pero no necesariamente para sobrevivir y, menos aún, para causar un impacto en la selva ideológica del mundo actual Conexión posmo Es el más reciente título del Felix y a partir de mayo’08 llega “Raices” escrito junto a Annette Gulick. Félix Ortiz está casado y con dos hijos. Estudió historia y educación en la Universidad de Zaragoza. Con una Maestría en Educación Cristiana, del Southwestern Baptist Theological Seminary de Texas.
  • 12. 22 MARZO.08 | LiderJuvenil.com ABR-JUN.08 | 23 Urticante como pocos, el tema de los celos ministeriales afecta a todos quienes participemos del liderazgo. Es uno de los motores de miles de problemas y una barrera que a muchos detiene. ‘‘…pues donde hay celo y rivalidad, allí hay perturbación y toda obra perversa…’’ (Santiago 3:16). Los celos en el ministerio En el trabajo eclesiástico actual no se han escuchado casos de asesinato por cuestiones de celos –o al menos no nos hemos enterado- pero la avaricia y los celos siguen enfermando al cuerpo de Cristo. Los celos siguen siendo parte del Top Ranking a la hora de enumerar todo aquello que enturbia el trabajo en la obra del Señor. Cuando emprendemos una labor ministerial, ya sea en la iglesia como fuera de ella, comenzamos a recorrer un camino color de rosas, con el característico ímpetu del joven que acaba de graduarse y se dispone a arrasar el mundo con su título bajo el brazo. Pero en la medida que vamos andando el camino, nos cruzamos con situaciones incómodas que tenemos que enfrentar y los celos son una de ellas. Tarde o temprano nos tocan. Por dentro o por fuera, los celos se convierten en una trampa para nuestra agilidad ministerial. Comenzando por el servicio El modelo de liderazgo de J e s ú s se basa en el servicio, por lo que servir es un privilegio y la base del ministerio. Quienes humildemente sirven al Señor, son reconocidos por Dios en algún momento, y esto genera celos en algunos. Le pasó a Jesús, y lógicamente le pasará a cualquiera que lo imite. Los celos son catalogados bíblicamente como ‘‘obras de la carne’’, es decir, que van en contra del espíritu. Ahora bien, ¿Debe un ministro de Dios –pastor, diácono, líder juvenil, portero de la iglesia- dejar aflorar en su vida una obra de la carne? Está claro que no, pero está visto que sí. Personas han dejado el camino de Dios, ministerios se han disuelto, iglesias se han visto desvastadas a causa de los celos entre compañeros de ministerio. El diablo se ha encargado a lo largo de la historia de sembrar cizaña y pensamientos impuros entre hijos de Dios, en especial aquellos que están desarrollando un trabajo en la obra. Pero, ¿hasta dónde nosotros le damos lugar al enemigo para que anide en nuestros corazones y así ver cumplido su cometido? ¿Qué grado de influencia tenemos a la hora de deslindar responsabilidades? ‘‘Básicamente creo que el problema está en que el Espíritu no controla ciertas áreas del alma, y de esa forma el cristiano queda expuesto a estos sentimientos’’, dice el pastor José Luis Abeleira, quien además lidera a un grupo interdenominacional que realiza, cada año, el evento Primavera sin Violencia, en Buenos Aires. ‘‘Las personas que sienten celos son inseguras de sí mismos y fijan su atención en lo que otros hacen. Por otra parte, los celos son difícilmente tratables puesto que es un pecado de rara confesión. No conozco casos donde un cristiano confronte a otro por este tema y que esa conversación finalice en buenos términos’’, agrega. Los celos es un sentimiento sutil, pero extremadamente dañino, puesto que afecta las relaciones de las personas, en este caso, a las que deberían servir con el mismo propósito. Por eso quizás una de las claves para contrarestarlos es tener clara la esencia del liderazgo cristiano: el servicio. Quien busca servir, no debería molestarse por el titulo cartel o aplauso que consigue otro. Si perseguimos genuinamente servir a otros, el éxito ajeno pasa a ser el éxito propio. Haciendo sombra al pastor Si tuviéramos que elaborar un ranking de razones por las cuales ponerse celosos entre compañeros de ministerios, el de los líderes o pastores hacia aquella persona INFORME CENTRAL>>>> Los celos, o el vicio de la “posesión”, como Jacques Cardonne los denominaba, han sido, desde siempre origen y argumento recurrente de toneladas de peleas, divisiones, guerras y problemas eclesiásticos. De alguna manera podríamos definirlos como un estado emotivo ansioso que padece una persona y que se caracteriza por nacer en el miedo ante la posibilidad de perder lo que la persona cree que debe ser suyo. Según la Biblia son una de las enfermedades espirituales más antiguas de la historia. A causa de los celos, Caín llegó a matar a su propio hermano. ¿La razón? A simple vista Dios miraba con agrado la ofrenda de Abel, en detrimento de la de Caín; aunque una mirada más aguda nota que la razón era que la avaricia de Caín le hacía darle las sobras a Dios.
  • 13. 24 MARZO.08 | LiderJuvenil.com Líder Juvenil® INFORME CENTRAL>>>> www.LiderJuvenil.com INFORME CENTRAL >>>> Durante algunos años, tuve la fortuna de que me invitaran para predicar en algunas reuniones dominicales del servicio hispano de La Catedral de Los Angeles. Allí conocí al Pastor Juan Carlos Ortiz. Acaso el mejor predicador que dio América Latina en muchos años. Su sabiduría está intacta, su don de gentes sigue siendo su principal adjetivo. Sus mensajes son tan demoledores y profundos como lo eran en los tumultuosos años setenta, cuyos casetes eran buscados como el oro y copiados a granel bajo cuerda, a pesar de que estaban proscriptos por la iglesia tradicional de aquel entonces. Pero no fueron sus mensajes los que lograron subyugarme, sino esas charlas íntimas que logramos tener en mis visitas a su imponente iglesia, a finales de los noventa. No fueron muchas, tres para ser exactos. Una en su oficina, otra en una cena en una marisquería y la más reciente en un asado que el mismo Juan Carlos me preparó en su casa de retiro en las montañas de California. Todo un honor. El primer consejo me lo dijo en medio de un diálogo donde por aquel entonces yo le planteaba que estaba inmerso en un mar de críticas. De esas despiadadas, que solemos emitir los cristianos en contra de otros pares, sin medir las consecuencias y lo que es peor, sin importarnos la motivación ajena. Recuerdo que a pesar que realizábamos cruzadas multitudinarias, no lograba sentirme querido por mis consiervos. PRIMER CONSEJO -¿Te están dejando fuera del círculo? – me preguntó mirándome a los ojos. - Algo así. No me lo han dicho, pero puedo sentirlo. - Entonces voy a decirte lo mismo que el Señor me dijo a mí cuando también me sentí fuera: ¡Haz un círculo más grande y mételos adentro! Tan sencillo y rotundo como eso. Si quieren dejarme fuera, de todos modos decido amarlos e incluirlos en mi vida. Aunque algunos no lo merezcan o no les interese. Mi estilo de vida es agrandar el círculo. Independientemente de los celos que otros tengan acerca de mí. El segundo gran consejo Fue cuando le pregunté si al sentirse rechazado (como todo pionero, Juan Carlos fue duramente atacado por la Iglesia Los Tres Consejos Acerca de los Celos Dante Gebel 1Agranda el círculo para meterlos dentro 2Él no murió para que te amen a tí 3Hacerunalistadeaquellos con los que fracasarás columnista invitado tradicional, hace muchos años), si acaso no sentía ganas de reclamarle al Señor el tener que pagar un precio tan alto por haberse jugado por una visión. -Una vez fui al Señor con esa misma queja – me confesó- le mencioné que algunos hermanos no me amaban, me celaban y me rechazaban. Fue allí cuando Él me dijo: “Tranquilo, Juan Carlos, yo di mi vida en la cruz para que me amaran a mí, y no a ti”. ¿Entiendes mi querido? ¡Él nunca prometió que te amarían a ti! Cuando realmente estés consciente de eso, lograrás sacarte un gran peso de encima. No tendrás una fuga de energía pensando en todos aquellos que no te aman, porque tu meta no será que te acepten a ti, sino al Señor. El tercer consejo No sonaba como tal, más bien era una pregunta que recurrentemente Juan Carlos me hacía cada vez que visitaba la Catedral. - ¿Ya hiciste la lista de personas con las que estás dispuesto a fracasar? - Esa era una pregunta movilizadora, inquietante. A nadie le gusta fracasar, mucho menos a un líder. Esa no es la pregunta que alguien quisiera oír. Queremos saber cómo tener éxito, pero no nos importa saber con quiénes nos va a ir mal. - ¿Por qué debería fracasar? – pregunté incrédulo. - Porque si no decides con quiénes te va a ir mal, lo más probable es que seas un híbrido que le termine agradando a todo el mundo y nunca lograrás dejar una huella en la historia. Yo decidí que quiero fracasar con los religiosos, estoy consciente de eso, hasta tengo una lista de quienes son y eso hace que no me lastime. Por el contrario, me hace bien para mi salud emocional y espiritual. No fracaso con ellos porque hice algo mal, o ni siquiera porque ellos lo han determinado. Es mi propia decisión. Contundente. Frontal. Fue allí cuando me di cuenta que finalmente ese día llegaría para mi ministerio. El momento de inflexión en que debería elegir entre conformar a todos y salir a explicar cada visión que Dios me daba, o hacer lo encomendado, sabiendo en quiénes y en qué estoy enfocado. -De todos modos, aquellos con quienes tú decidas fracasar, siempre serán parte de tu familia, al fin y al cabo, les guste o no les guste, te tendrán que aguantar. Es como cuando uno no quiere a un cuñado, o un primo, pero en los cumpleaños o en las navidades él siempre estará allí, sentado a la mesa. Es familia, y eres parte de ella, aunque les desagrades a algunos. Tu preocupación debiera ser que a causa tuya, no se pierda alguno de los de afuera, no te preocupes por los de adentro, ellos ya están salvos. Enfócate en la gente correcta, en los que estén alineados en tu visión. Sin duda, son tres grandes tesoros que hoy sentí regalártelos, así como algún día Ortiz lo hizo conmigo. Sólo tienes que cuidarlos, y recordarlos cada vez que odien tu túnica de colores, te arrojen en una cisterna y celen lo que Dios te ha dado. Si recuerdas las tres perlas, algún día vas a abrir los graneros y vas a compartir con tus propios hermanos, sin rencores, de lo mucho que Dios te dio. ABR-JUN.08 | 25 que viene creciendo y amenazando con hacerles sombra seguramente encabezaría la nómina. ‘‘Tal vez mucho tenga que ver con el sistema de gobierno de la iglesia evangélica actual, que de forma verticalista recibe la bajada de línea de una sola persona –el pastor-, que es quien decide la persona que canta, la que levanta la ofrenda, la que toca la guitarra y, por supuesto, la que predica, que generalmente es él mismo o algún invitado poco influyente en su congregación. Entonces, cuando se viene levantando un líder, en lugar de tomarlo con el regocijo de quien formó líderes, se lo siente como una amenaza. Así es que, de repente, el líder de jóvenes, como fue puesto por decreto en sus funciones, es quitado misteriosamente cuando su grado de popularidad hace que se hable más de él que del pastor principal en la congregación. Perdemosdevistaelmodelodeliderazgo que nos enseñó Jesús; compramos, tal vez inconscientemente, modelos funcionales pero no bíblicos, que no dan frutos espirituales, y se termina de esta manera’’, concluye Abeleira. Jesús, luego de hacer uno de sus tantos milagros, dijo a sus discípulos que luego que Él se fuera, los que le seguían iban a hacer ‘‘mayores cosas’’ que Él. ¿Se habrá puesto celoso Jesús de que el Padre haya usado a Pedro para sanar con su sombra, siendo que Él no lo había hecho antes? Prosigo a la meta… pero quiero llegar primero ¡Qué fáciles que somos a la hora de parafrasear! Y lo mismo sucede cuando nos encontramos en plena labor ministerial. Frases bíblicas usadas fuera de contexto suelen ser la excusa perfecta para justificar nuestros celos disfrazándolos de ‘‘búsqueda de la excelencia’’ o ‘‘perfeccionamiento para la obra’’. Estos artilugios, producto de los celos, suelen utilizarse, generalmente, a la hora de organizar algo. El ejemplo más práctico es aquel evento que trasciende las paredes de la iglesia local, es decir, lo que se ve desde afuera. ‘‘No hagan nada ni por contienda ni por vanagloria…’’, decía el apóstol Pablo, sin embargo, vemos que esto es moneda corriente. En los suburbios de algunos países latinos, especialmente del cono sur de América, existe un dicho para demostrar la superioridad ante un rival de turno, y se suele decir: ‘‘a ver quién la tira más lejos’’. En la jerga evangélica se podría traducir en ‘‘si la iglesia vecina hizo un concierto en el club del barrio, nosotros lo hacemos en el estadio abierto; ellos trajeron un solista, nosotros vamos con una banda’’, y así podríamos ejemplificar un sinnúmero de situaciones cotidianas en nuestras congregaciones. Ni hablar a la hora de hacer la prensa de lo que hicimos, donde la inflación de números no hace más que descalificar nuestra propia credibilidad. ‘‘Haydemasiadoscelosenelministerio’’, dice Abeleira. ‘‘Demasiado mirar al otro, cuántos miembros tiene, con qué recursos cuenta, etc., y esto provoca contienda. Como resultado, la crítica y la envidia son inevitables’’. La batalla de los dones Quizás otro componente filoso del tema, es cómo se entremezclan los dones espirituales con que Dios nos dota para hacer su obra, con las obras de la carne, que provocan, entre otras cosas, los celos. Y la pregunta es recurrente: una persona que ejerce los dones espirituales para bendecir a muchos, ¿puede tener celos de otro cuyos dones no tiene? Bernardo Affranchino, pastor de la Iglesia Bautista de Adrogué, en Buenos Aires, parafrasea al reverendo Omar Cabrera cuando decía ‘‘el cristiano puede tener lo que quiera’’. ‘‘Yo le agregaría ‘incluido los celos’” –dice. Es el apóstol Pablo quien lidiaba en medio de la obra de extensión del Reino con gente que portaba en su alma sentimientos de contienda o vanagloria. Los celos en la Biblia: * La palabra celos aparece 43 veces en la Nueva Versión Internacional (NVI). * El Apóstol Pablo ubica a los celos en la misma lista junto a borracheras, inmoralidad sexual e idolatría. Gálatas 5:19-21 * El Apóstol Santiago relaciona a los celos con la mentira y la jactancia. Santiago 3.14 * Pilato supo que la razón por la que los fariseos querían matar a Jesús era que lo envidiaban. Mateo 27:18 continua en pag. 28 24 LiderJuvenil.com
  • 14. 26 MARZO.08 | LiderJuvenil.com INFORMECENTRAL>>>> ABR-JUN.08 | 27 El rey y el sabio DESTACADOS: celos en el ministerio Había una vez un rey muy popular que gozaba, por supuesto, del respeto y admiración de todo el pueblo. En ese pueblo había también un sabio. Esta persona iba cobrando cada día mayor fama a causa de sus frases llenas de sabiduría y porque ante cualquier consulta que recibiera, él tenía una respuesta apropiada. Al ver el rey que el sabio era cada vez más popular, se puso celoso, entonces ideó un plan para poder eliminarlo y así, volver a ser él la persona más popular del reino. Una noche ofreció un banquete, y en un momento dado de la fiesta, puso a prueba al sabio, haciéndole una pregunta comprometedora. Le preguntó: ‘‘¿Cuándo va a morir el rey?’’. Si el sabio le contestaba que no sabía, lo encerraría acusándolo de ser un fraude y mentirle al pueblo. Si le contestaba que el rey moriría en algún día determinado, lo mandaría matar acusándolo de conspiración, ya que diría el momento preciso. Entonces, el sabio dijo al rey: ‘‘Yo sé cuando morirá el rey, pero, créame, usted no querrá saberlo’’. El rey insistió ante el asombro de los allí presentes, que no emitían sonido. El zumbido de una mosca podía oírse, hasta que el sabio dijo: ‘‘El rey morirá un día después que muera yo’’. La respuesta dejó sin palabras al rey y a todos sus servidores. Cuando terminó la fiesta, el sabio iba a despedirse del rey cuando éste le pidió que se quedara esa noche en el castillo, porque quería discutir algunas decisiones del reino en la mañana. Por supuesto, ante el temor de que le ocurriera algo al sabio, el rey intentó protegerlo en su palacio. Al día siguiente, luego de conversar sobre las cuestiones del reino, el sabio quería irse, y el rey lo detuvo una vez más con una nueva excusa. Así pasó el tiempo, y el sabio, prácticamente vivió su vida en el palacio real, disfrutando del cuidado, protección y beneficios del rey; y no sólo eso, sino que el rey y el sabio se hicieron amigos, y se consultaban mutuamente las cuestiones del reino antes de tomar cada decisión. Un día, el rey le confesó al sabio que aquella noche, en el banquete, había urdido un plan para matarlo a causa de los celos que le tenía. El sabio le contestó que se había dado cuenta, por eso, le dio una respuesta tan inteligente como disparatada, ya que el sabio tampoco sabía cuándo había de morir el rey. Entre risas y llantos, el rey y el sabio se abrazaron emocionados recordando aquel episodio, y agradeciendo el tiempo que vivieron juntos en el castillo, ya que haber trabajado juntos había traído prosperidad y bienestar al pueblo. Al día siguiente, el sabio murió, satisfecho de haber contribuido con el rey para ejercer un gobierno que trajo alegría al pueblo. El rey, que se había convertido en su gran amigo y confidente, no soportó la tristeza de que su sabio amigo haya partido y murió un día después, pero también con la satisfacción de no haber tomado, aquella noche del banquete, una decisión por culpa de sus celos que le hubiera costado su reino. Estoy tentado de decir que nunca me doy cuenta si me tienen celos, pero eso no sería honesto. Al irme haciendo conocido en el ámbito cristiano y debido al crecimiento de Especialidades Juveniles® he notado que a algunos pareciera molestarles. ¿Cómo reaccionar? Mi acto reflejo siempre ha sido ignorar a quien se ofende con mi éxito y a quien le gusta minimizar y dar una explicación “muy personal” de cómo he hecho para estar en esta posición. Esto me ha ayudado pero no ha sido la solución y verdaderamente no se si hay alguna. Lo que hoy tengo claro son tres cosas. La primera es que no debo “provocar celos por deporte” y que en la situación que estoy debo prestarle especial consideración a la ética ministerial. En los últimos meses por ejemplo, postergamos el lanzamiento de una de las oficinas nacionales de Especialidades Juveniles® porque en la ciudad capital había un ministerio similar al nuestro y no queríamos perjudicarlos. Esperamos por casi dos años para cuando ya era insostenible, hacerlo con delicadeza. Gracias a Dios algunas circunstancias nos ayudaron y creo que en ningún momento se vio como una situación conflictiva más allá de lo emocional. Lo segundo que tengo claro es que no puedo desobedecer al Señor y administrar ineficazmente lo que Dios me dio para que otro no se ofenda. Por eso es clave mantener el foco de tu llamado y estar dispuesto a obedecer al Señor más allá de las consecuencias. Por último, la tercera es que no debo considerar a quien me cela como un enemigo. Hay ocasiones en que si me pongo en sus zapatos me doy cuenta que tienen razón. ¿En qué sentido? Quizás se preguntan con qué meritos yo estoy donde estoy y hago lo que hago y no encuentren respuesta. Bueno, muchas veces yo tampoco. Yo no se por qué Dios me ha permitido hacer lo que he podido hacer y a otros no. Siempre digo que no entiendo bien mis méritos, si es que tengo algunos, y lo único que se me ocurre es la audacia y la obediencia. Dios me ha dado ciertos talentos a mí y ciertos otros a otros líderes. Yo no puedo explicar Su gracia para conmigo, pero tengo claro que es gracia y por eso más que enojo, cuando noto que alguien me ataca porque me cela, me entristece que no disfrute lo que Dios le dio a él. ¿Y cuAndo me tienen celos, qué? Confesiones de Lucas Leys...
  • 15. Líder Juvenil® INFORME CENTRAL>>>> Dios ha puesto un mensaje en mi corazón. El está haciendo algo en mí, porque por años la envidia en el ministerio ha capturado mi atención y ha estado a punto de arruinarme. Ahora que he pasado tiempo enfrentándola, me es fácil verla en otros. Veo cómo otros hablan de los ministerios de los demás y cómo los critican. ¿Por qué es que nunca hablamos sobre el vacío de nuestra alma, que causa esa envidia? En realidad, lo entiendo. Porque cuando admites que tienes envidia, es como si gritaras: “soy inmaduro espiritualmente”. Por esto, la envidia permanece oculta dentro de los líderes de jóvenes. Es fácil que la envidia entre a nuestras vidas, siempre encontraremos gente que es mejor que nosotros en algo. Pero la cuestión es: ¿Cómo mantener la envidia lejos de nosotros? ¿Cómo manejar la envidia, para que no nos sintamos descontentos en nuestros ministerios? Cuando tenemos envidia, hacemos que la otra persona se convierta en un “rival emocional”, separándote así de la persona; ya no te relacionas con él o ella, ya no aprendes de ellos. Hoy en día, desafortunadamente, tener “rivales emocionales” se ha convertido en algo aceptable dentro de la iglesia. Mientras más grande es su ministerio, más es criticado. Disfrazamos nuestra envidia con frases como: “no me cae bien,… no me gusta lo que enseña, no me gusta su ministerio”. Pero, ¿cómo se sentirían nuestros jóvenes si conocieran la envidia que hay dentro de nosotros? Mientras más hacemos públicas las cosas con las que no estamos de acuerdo, más se pierde el verdadero mensaje. Dejamos de exaltar a Jesús. No estamos solos; la palabra de Dios está llena de ejemplos. Hay uno en especial en Génesis 37:3-11; vemos que el hijo favorito de Jacob, es José, y cómo sus hermanos lo envidian y lo odian por eso. A partir del versículo 23, vemos como la envidia entra en acción. La envidia no comete homicidio, pero sí destruye; los hermanos de José no lo mataron, pero lo removieron de su posición, y lo vendieron como esclavo. Otra señal de envidia es: “si yo no lo puedo tener, mi rival tampoco.” La envidia nunca gana. Podrán quitar al rival del camino, pero no consiguen lo esperado. La envidia está conectada con el mal según Romanos 1, y como Dios odia el MAL, Él no puede bendecir a quien tenga envidia. Este es mi reto para ti: Levanta el espejo hacia tu corazón. ¿Qué vacio hay en él? No se trata de la otra persona, se trata de ti. La envidia nunca gana, y si la envidia ha echado raíces en tu vida, quítala antes de que te destruya a ti o a tu ministerio. ¿Cómo la enfrentas? Lo primero es admitirla, con las personas que te rodean. Lo segundo es, pedirle perdón a Dios de TODO corazón. Porque cuando tenemos envidia, le estamos diciendo a Dios: “… no me diste lo suficiente… o no me creaste bien… o tus provisiones no son suficientes”. La mentira que alimenta a la envidia es que “Dios te debe algo.” Luego, celebra a otros aún cuando no sientas ganas de hacerlo. Cuando no lo haces, eso que guardas dentro, endurece tu corazón y se convierte en una envidia que te ahogará. Al celebrar, proteges tu corazón. Ya no te enfoques en la túnica que tiene tu hermano, enfócate en la túnica que Dios te ha prometido en Apocalipsis 3: una túnica blanca que Dios te dará, no por lo que hagas, sino por quien tú eres. No pases el tiempo viendo las túnicas de los demás, porque Dios un día te vestirá con una y te dirá: “bien hecho siervo fiel”. Resumen de la conferencia dictada en “National Youth Workers Convention”, Atlanta, EEUU (Noviembre 2007) Traducción y adaptación: Jonathan Porta (Arrowhead Ministries, Guatemala) ENVIDIA EN EL MINISTERIO Doug Fields columnista invitado 28 LiderJuvenil.com Aun así el evangelio era predicado. No nos resignamos a esta situación, pero pareciera que siempre ha ocurrido’’. ¿Será la presencia de los celos el problema? Affranchino reflexiona que ‘‘quizá sea simplemente el síntoma de nuestra falta de autoanálisis. La tendencia a explicar los logros del otro relativizándolos o minimizándolos en ocasiones es indicio de mis propias frustraciones. No me sucede lo que a otros, entonces es más fácil bastardearlo que preguntarme ‘¿por qué a mí no me pasa?’ Esto puede vivir en el interior de cualquier alma, aún de la de aquél a quien Dios usa. Una pena, porque en vez de disfrutar de su rol en el Reino a pleno, sufre por lo que no le ha sido dado aún’’. Buscando una solución El tema de los celos es uno de los mayores problemas en el liderazgo, y requiere suma atención. Podemos esbozar algunas propuestas para erradicarlo de nuestros ministerios, pero siendo realistas, no podríamos hacerlo sin comenzar en nuestros corazones. El aporte que han hecho los pastores y líderes consultados para la elaboración del tema de este número de Líder Juvenil® ha sido fructífero en recetas para eliminar los celos ministeriales. Podemos mencionar: amarse a uno mismo, enfocarse en su llamado, no procurar ser quien no somos; pedirle a Dios que escudriñe nuestros corazones y verificar que si nosotros somos víctimas también de este sentimiento destructivo, podamos, como dice la Biblia, ‘‘… sobrellevar al débil en la fe…’’ y tratarlo con amor. Sin dudas, la solución más creativa es adoptar uno de los tantos ejemplos de Jesús: tener siempre a mano una toalla y un poco de agua. Si nuestro objetivo es servir a Cristo, nos alegraremos con el éxito de cualquiera que quiera lograr lo mismo. Lee la transcripción completa de esta conferencia en www.LiderJuvenil.com
  • 16. 30 LiderJuvenil.com ELLAS Líder Juvenil® >>>> ¡Mujeres al poder! ¿Fue ese tu primer pensamiento? No es así. Ese no es el objetivo en absoluto, de hecho si tu equipo de “ellas” es fuerte, tú como líder serás más fuerte y te sentirás más descansado en el ministerio juvenil. Ella da el toque de belleza y procura la conexión con el corazón. Su propósito no es competir ni buscar una posición, sino ser invitada a complementar y aumentar el liderazgo en el ministerio. Una vez que aprendes a valorar esas características, te das cuenta de que ella es necesaria para hacer lo que tú no puedes. No es cuestión de posición, es cuestión de relación. Ezer kenegdo: hebreo que significa sustentadora al lado de él. ¿Qué tiene que ver con Ella? Génesis 2:18 dice lo siguiente “Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él.”  1 Esas dos palabras en negrillas pueden parecer muy comunes en consejería prematrimonial y matrimonial, prédicas acerca de “la pareja ideal” y todo lo que hayas escuchado acerca de dichas palabras. El término utilizado en Génesis 2:18 no es aplicable única y exclusivamente para la mujer casada sino para TODA MUJER; para ELLA. Por naturaleza, ¨Ellas¨, han sido diseñadas para relacionarse y sustentar a quienes les rodean, siendo quienes potencian el ministerio juvenil y le dan un toque especial de belleza. Ellos nos lo han comentado. Pero… ¿qué hacer con tantas mujeres? Unas están iniciando la secundaria, otras están por terminarla; muchas de ellas están en la universidad mientras otras están trabajando, estudiando y esperando a que les den el anillo. Entonces ¿qué hacer? Debes tener presente que cada edad es distinta y las necesidades a suplir son diferentes. Habrá ciertos temas relevantes para algunas pero a otras les parecerá sin 1  Biblia Versión RV60 importancia. Seguramente has escuchado frases como: “Juntémonos a tomar un cafecito”, “vamos a la casa de… para platicar”. Hombres, ¿les parece conocido? Las reuniones y actividades que ellas organizan dan una proyección diferente al ministerio juvenil; producen el ambiente agradable y atractivo deseado por todo líder de jóvenes. Pudimos experimentar la importancia de ELLAS dentro de la organización de las reuniones de jóvenes. Los dones y talentos aportados por cada una de ellas era único y así se inició un despliegue de belleza que nos llevó a crear el ministerio de “ELLA”. Nunca pierdas de vista el valor de la mujer en tu ministerio juvenil. Tómalas en cuenta, e inmediatamente veras el cambio en sus ojos. Es así como, sin percatarte, inicias la sanidad de muchos corazones; en un tiempo verás resplandecer el ministerio juvenil. Por medio de esta columna, deseo que conozcas un poco más acerca de ELLA para que puedas entender sus necesidades y anhelos. Mi sueño es que puedas tener un ministerio juvenil lleno de vida y sea relevante. A partir de hoy, iniciaremos una serie para darte información vital sobre las diferentes categorías de edades y puedas tener una base para iniciar el trabajo con las mujeres que hay en tu ministerio. En las próximas ediciones de esta revista tendrás una explicación sobre cada estrato de edad. Te bendigo y espero, con todo mi corazón, que esta columna pueda aumentar el potencial de tu ministerio juvenil. Kristy Motta de Padilla es Ministro de Alabanza, productora, conductora de televisión y pastora de jóvenes junto a su esposo David Padilla en la Iglesia Vida Real en Guatemala. ELLAS Por Kristy Motta escríbenos a ella@cnxn.org | info@kristymotta.com “Ellas”, han sido diseñadas para relacionarse y sustentar a quienes les rodean, siendo quienes potencian el ministerio juvenil
  • 17. 32 LiderJuvenil.com Líder Juvenil® OTRO HEMISFERIO>>>> www.LiderJuvenil.com ...Me sentía como si Ruth siempre obtuviera las cosas buenas que yo quería. Resentí el cómo Ruth llegó a ser el centro de toda atención, cómo sus necesidades dominaban la familia. Yo me retiré a mi propio mundo —amargada, enojada, fácilmente ofendida, aguardando cada ofensa. A medida que crecí mis celos no disminuyeron, aunque aprendí a ocultarlo mejor. El momento decisivo vino cuando estaba en casa después de mi primer año en la universidad. Yo iba a algún lugar con Ruth cuando de la nada ella me miró y me preguntó: «¿Por qué me odias?» Por medio de una niña de nueve años Dios me hizo la misma pregunta que hizo a Caín, otro hermano celoso: «¿Por qué estás tan enojado? ¿Por qué andas cabizbajo?» (Gn 4:6), sentí como si me hubieran golpeado. Por un par de segundos vi ante mí los diferentes caminos que podía elegir, pero al mirarle, sabía que no podía negarlo y sabía que hacerlo sería un error. No me acuerdo bien lo demás de la conversación, pero sé que lloraba y le pedí su perdón. Los celos son una emoción engañosa. Se sienten en lo secreto, escondidos y muy en lo personal; como si pudiéramos cuidarlos en la privacidad de nuestro corazón sin que nadie pudiera conocerlos. Sin embargo, son una fuerza conductora que motiva la acción. Con buena razón los celos son comparados con el fuego, son intensos y lo consumen todo. Los celos son tan potentes porque están enraizados en el deseo. A menudo, confundimos los celos con la envidia porque ambos son un apasionado deseo por tener algo, pero puede haber un mundo de diferencia entre los dos. Envidia es un deseo por lo que alguien más tiene, mientras que los celos nacen del deseo de proteger lo que tenemos, o lo que creemos tener, y el temor de que un otro pueda quitarlo de nosotros. Yo envidiaba la atención que todos le daban a mi hermanita y cómo toda su ropa era nueva (yo frecuentemente ocupé la ropa usada por mi hermana mayor). En el ministerio la envidia se mete cuando pasamos desde apreciar lo que otra persona tiene—sea talentos, éxito, carisma, recursos, oportunidades, educación, trasfondo familiar, cómo se ve, etcétera—a ofendernos porque nosotros no lo tenemos. El objeto de tu deseo es seguramente diferente al mío, pero nuestra pregunta es la misma: ¿Por qué Por los primeros nueve años de mi vida fui la más joven de dos hermanas, el bebé de la familia. Luego Ruth nació. Mi hermana mayor estaba encantada de tener un bebé con el cual jugar. ¿Yo? No tanto. Yo había sido suplantada... ¿A ti qué? por Annette Gulick mi Padre, que dice que me ama, da a alguien más todo lo bueno? ¿Por qué me hace sentir vacío y bendice a otros? Constantemente nuestros deseos van más allá de nuestras necesidades y es tentador justificar y hasta «espiritualizar» la envidia si creemos que deseamos algo por una buena razón, pero la escritura nunca aprueba el aferrarnos a cosas o a personas. La vida de fe no es tener todo lo que pensamos necesitar, más bien, es confiar en que todo lo que Dios elige para nosotros es suficiente para lo que Él quiere de nosotros. Este es el principio de la ofrenda de los primeros frutos, el Sabat y el diezmo. Antes de saber que vamos a tener suficientes alimentos, tiempo o dinero, le devolvemos una porción de lo que nos ha dado, confiando en que si buscamos primeramente el reino de Dios y su justicia, «todas estas cosas [nos] serán añadidas». Muchos creyentes asumen que mientras más maduramos, menos experimentamos los deseos, pero esto es una creencia budista, no cristiana. Dios mismo se conduce con pasión y nos da intensos deseos, sin embargo, hay una inmensa diferencia entre añoranzas santas y anhelos carnales, tal cual como Dan Allender explica en Cry of the Soul: How Our Emotions Reveal Our Deepest Questions About God (Clamor del alma: Cómo nuestras emociones revelan nuestras más profundas preguntas sobre Dios). El deseo terrenal se empeña en poseer, acumular, defenderse contra el hambre, incertidumbre e injusticia. El deseo celestial no busca poseer pero sí crear— reflejando la gloria del Creador en obras de belleza y excelencia. Este no busca acumular, sino dar, no protege un estatus personal, sino que bendice. Mi resentimiento hacia mi hermana vino de una fuente más profunda que la mera envidia; nació del miedo… miedo de que estuviera perdiendo mis más importantes relaciones, miedo de que ya no les importara. Este es el mismo miedo que sentimos cuando los jóvenes con quienes trabajamos llegan entusiasmados después de visitar otro grupo de jóvenes o cuando la persona que hemos discipulado durante años elige una carrera o una relación que la aleja de nosotros. Sentimos que nuestro rol o nuestra relación con ellos desaparecen y luchamos para reestablecerlos. Diferente a la envidia, que es siempre un pecado, los celos pueden servir para un propósito noble—proteger y preservar una relación. Este es el celo que vemos en Dios, quien anhela una intimidad con nosotros y resiste cualquier cosa que se ponga en su camino. Pero, antes de que sintamos justificados nuestros celos, debemos recordar que Dios tiene el derecho de demandar todo nuestro amor y atención. Nosotros no tenemos derecho de demandar eso a otros. Es común para los líderes juveniles hablar sobre «mi grupo» y para los pastores hablar de «su iglesia», pero 1ª de Pedro 5:2 especifica que, aunque es bajo nuestro cuidado, el rebaño es de Dios, no de nosotros. Este malentendido es la base del territorialismo que infecta nuestras comunidades de fe. Como al fuego, los celos deben ser mantenidos tras la línea o dejarán un camino de destrucción. Irónicamente, los celos destruyen la cosa que más queremos proteger. Mi miedo a perder el amor de mis padres y de mi hermana me hizo actuar de una forma en que se hizo mucho más difícil para ellos el amarme. Los celos también distorsionan nuestra percepción de la realidad -como Lago confesó a Otelo: «Mis celos imaginan a menudo faltas que no existen»- e impiden que nosotros o aquellos que están bajo nuestro cuidado, recibamos buenas cosas de los demás. Después de lo que experimenté, sería ingenuo de mi parte pensar que escuchar sobre el peligro de los celos es suficiente para eliminarlas de nuestros corazones y ministerios. Sin embargo, hay cosas que han sofocado mis celos y, mi deseo de eliminar la destrucción de ellos; me fuerza a identificar aquellas cosas y conscientemente, acogerlos. Al pasar los años Ruth y yo llegamos a ser amigas y ahora es natural alegrarme cuando ella se alegra y llorar cuando ella llora, lo cual es opuesto a la envidia. Si la meta de tu ministerio es la construcción del reino de Dios y no el tuyo, los avances hacia este fin te alegrarán, independientemente de si pasan por medio de tus esfuerzos o los de otros. Ahora,cuandopasancosasenmifamilia que me hacen sentir menospreciada, me recuerdo a mí misma que mis padres me aman. Ellos creen que los buenos padres no le dan a cada hijo trato uniforme ni cosas idénticas, sino lo adecuado para cada individuo de acuerdo a su contexto único. Dios padre lo hace de la misma forma. Él ama a cada uno de sus hijos profundamente y les da regalos únicos, acorde a los distintos planes que tiene para ellos. Compararnos con los demás es inútil porque no podemos ver todo el espectro de los planes de Dios para nosotros. Así que cuando sientas los celos quemándote por dentro no los ignores, pide a Dios que te muestre lo que realmente quieres y que te dé el poder de cambiar tus deseos de poseer, en una actitud de dar y bendecir. ABR-JUN.08 | 33 Annette Gulick ha pastoreado la juventud princi- palmente en los EEUU y México. Trabaja con el ministerio SEPAL. Capacita líderes a través de www.ParaLideres.org y los Institutos Especialida- des Juveniles. OTROHEMISFERIO>>>> Irónicamente, los celos destruyen la cosa que más queremos proteger. El deseo celestial no busca acumular, sino dar, no protege un estatus personal, sino que bendice