UNIVERSIDAD CATÓLICA DE EL SALVADORFACULTAD DE CIENCIAS Y HUMANIDADES  CURSO DE FORMACIÓN PEDAGÓGICA             CÁTEDRA: ...
Título: Leer y escribir                        Autor: Masferrer Mónico, Vicente Alberto                      Editorial: Sa...
Breve resumenLeer y escribir, ensayo sociológico, en el cual Masferrer invita a la reflexiónsobre la realidad que nuestro ...
escuelas, las mejores escuelas, más que un punto de honor es de defensa yseguridad nacional, están conscientes que el pueb...
dio clases anteriormente, etc., etc., pero, que estoy haciendo yo realmente porcambiar las cosas?, que de extraordinario h...
merecen a través de mi enseñar, cómo estoy forjando a mis niños, misadolescentes, esas personas, esas almas, esos espiritu...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Recensión leer y escribir de Alberto Masferrer

9.931 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
2 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
9.931
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
68
Comentarios
0
Recomendaciones
2
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Recensión leer y escribir de Alberto Masferrer

  1. 1. UNIVERSIDAD CATÓLICA DE EL SALVADORFACULTAD DE CIENCIAS Y HUMANIDADES CURSO DE FORMACIÓN PEDAGÓGICA CÁTEDRA: DIDÁCTICA GENERAL I TEMA: RECENSIÓN DEL ENSAYO SOCIOLÓGICO LEER Y ESCRIBIR DEL MAESTRO ALBERTO MASFERRER CATEDRÁTICA: LICDA. VERÓNICA FIGUEROA ALUMNA: ELIA MARÍA HERNÁNDEZ SALINAS FECHA DE ENTREGA: VIERNES, 14 DE OCTUBRE DE 2011
  2. 2. Título: Leer y escribir Autor: Masferrer Mónico, Vicente Alberto Editorial: Salvadoreña Hermanos Unidos Lugar y fecha: El Salvador, San Salvador. 2009 Edición: 1a. Páginas: 49 Presentación: Ensayo sociológico Capítulos: XXBiografía del autorVicente Alberto Masferrer Mónico, fue un maestro, filósofo, periodista,ensayista, poeta y político salvadoreño nacido el 24 de julio de 1868 en Alegría(antes Tecapa), departamento de Usulután (oriente de El Salvador, de origenpipil y dominado posteriormente por los lencas). Su educación fue autodidácticaen combinación con la educación formal. Su gusto por la lectura le llevó aescoger la docencia como carrera. Ejerció la docencia en Guatemala, ElSalvador, Honduras, Costa Rica, Chile y Argentina, siendo bautizado como“maestro y director de multitudes”. Fue su vida una acción constante, discutidoy querido, atacado y defendido, su labor siempre fue seguida con interés,jamás pasó desapercibida. Fundó el periódico “Patria” (1928-1930) en el queplanteó lo mejor de su pensamiento y desarrolló su accionar para que ElSalvador tuviese una verdadera democracia, social, económica y política.Desempeñó varios cargos públicos desde Archivero de la Contaduría mayor dela nación, pasando por redactor y Director del Diario Oficial hasta Cónsul enCosta Rica y Bélgica. Falleció en el exilio el 4 de septiembre de 1932 enTegucigalpa, Honduras. En su homenaje existen diversas escuelas,universidades, plazas y monumentos que llevan su nombre, honrándole a niveloficial y reconociendo su fuerte influencia sobre las generaciones deeducandos y literarios nacionales. Por decreto legislativo del 30 de agosto de1949, la tumba de Masferrer se considera monumento nacional.
  3. 3. Breve resumenLeer y escribir, ensayo sociológico, en el cual Masferrer invita a la reflexiónsobre la realidad que nuestro país, nuestra gente vivía en aquellos tiempos, sinembargo, no está muy lejos, de lo que en la actualidad se vive. El autor plasmala guerra a la ignorancia metiendo hombro para consagrar el esfuerzo al triunfode la verdad y la virtud, el cual inicia con lo siguiente: La mitad de lossalvadoreños no saben leer ni escribir, de la otra mitad, la mayoría no leenunca si no es una media docena de libros más dañosos que útiles (oráculos,magia blanca / semejantes)1. Con palabras duras pero muy certeras cita en suensayo que nuestro desarrollo mental con el alcanzado por el pueblo al Nortede Europa, existe una gran diferencia que da lástima (nosotros somos unosdesdichados sin personalidad)2. Creídos que la audacia puede suplirlo todo,que hablar mucho es “saber mucho”. La realidad en la que vivimos es y serábaja, mientras la mayoría continúe incapaz de instruirse, mientras el libro, uninstrumento indispensable de cultura sea para ella inaccesible.3El autor enfatiza que no somos un país libre de tomar nuestras propiasdecisiones debido a la sumergida ignorancia en la que la mayoría de nuestropueblo se encuentra inmersa: “Tal como se halla organizado en nuestrostiempos, un pueblo analfabeto será, sin remedio, el esclavo de un grupo deperversos de su propio suelo, o la fácil de cualquiera Nación poderosa quedesee absorberlo o dominarlo”. Nos invita a abonar y fertilizar con capacidadreceptiva: enseñarle, habituarle, acostumbrarle a leer, a que no lea sincomprender, a nuestro pueblo. Lo que nos hace falta es ser analíticos, críticos,investigativos, tendemos a confundir el término de inteligencia, de intelectual,que pensamos es la persona que habla “bonito”, sin embargo, no es así, puesexisten otras facultades como lo son el arte, oficios varios, etc., debido a que lainteligencia actúa en todo momento y tarea que se realiza, ahí van inmersas las“habilidades”. No somos en manera alguna inferiores a los de otros países,imaginación, comprensión, talento, poseemos, no hacen falta circunstancias, niinteligencia para instruirnos e instruir a los demás, nos hace falta fraternidad,solidaridad, poner el corazón en lo que hacemos.En otros países con un desarrollo notable, Masferrer menciona: los problemasescolares son de los que más preocupan a todos, tener el mayor número de1 2 Cap. I, Pág.: 11 / Cap. VII, Pág.: 20. / 3 Cap. I, Pág. 12
  4. 4. escuelas, las mejores escuelas, más que un punto de honor es de defensa yseguridad nacional, están conscientes que el pueblo de mayor cultura será elmás libre e independiente, más rico, más fuerte y feliz.Del pensar proviene, en gran parte, del hábito de leer, el que lee examinaaspectos de cada idea, hecho, aprende. El espíritu de análisis, la crítica, que esa la cultura del entendimiento, si todos comprendiéramos esta frase, comodecía el maestro Masferrer no se cometerían muchas bestialidades, el serhumano actúa mal porque la mayoría de veces ignora lo que hace.Valoración personalEste ensayo porque esta tan apegado a la realidad, a nuestro contexto, anuestro vivir diariamente, más que invitarnos a la reflexión, nos invita a ser elcambio desde dónde estemos realizando nuestra labor docente. El maestroMasferrer, preocupado, por la educación de nuestro pequeño gran país, nosdice al final del ensayo, leer y escribir, “No es verdad que es cosa terrible estode tener qué hacer con los niños?”. Más que una pregunta, anteriormente noshace una serie de preguntas que dejan huella, ¿qué has haréis con este niño?,¿qué hicisteis de aquel niño?, ¿qué has hecho de tu hermano?, ¿qué hiciste deaquel ángel?, ¿qué hiciste de aquel inocente que ignoraba lo que era el mal,que no sabía si no cantar a la aurora?”.... “Hicimos este ladrón, o hicimos estejugador, asesino, prostituta, verdugo”.1 Así como los valores se han venidodegradando, enterrando, olvidados en el papel o en la historia, desde nuestrometro cuadrado podemos dar valor a lo que hacemos, y ser “maestros” en lamateria del enseñar. Y que no solo la mitad de los salvadoreños que saben leery escribir, lo hagan solo por hacerlo, sino más bien, enseñar, educar a quetenemos que ser críticos constructivos, analíticos de lo que leemos, saberescoger un material que nos instruya, que nos haga crecer no solointelectualmente, sino también personal, espiritual, moralmente. En laactualidad en nuestro país, que está en vías de “desarrollo”, se ha tomado abien tomar en cuenta las características únicas de cada persona, en este caso,no solo el saber, sino también las habilidades de cada estudiante, no todossomos buenos para los números, pero hay otras características, el maestrobien lo decía, no solo el que habla intelectualmente es el inteligente, hay lo quehoy en día se menciona, las inteligencias múltiples, ya que no hay ser humanoque posea todas las características intelectuales juntas.Algo que menciona el autor, y me impresionó e impacto es: “Si el Estadoayuda, muy bueno, si no ayuda, no vamos por eso a vivir como bestias”,2 esfácil culpar a otros por la situación, al sistema, a los demás docentes, al que le1 2 Cap. XX, pág. 58 y 59. Cap. XVII, pág. 54.
  5. 5. dio clases anteriormente, etc., etc., pero, que estoy haciendo yo realmente porcambiar las cosas?, que de extraordinario hago por mejor la situación por lomenos de dónde Dios me ha puesto?. Todo depende de la acción personal3,según la moral de las obras de misericordia: enseñar al que no sabe, la labordocente, por lo tanto, es como la persona, es doble, enseñar tanto en lomaterial como en lo espiritual, material se refiere a lo intelectual, en que serviráal estudiante aquello que le enseñare, en que ámbito profesional lo aplicará,ahora bien, en lo espiritual son todos aquellos valores que se le inculcan alestudiante, que no solo le serán útiles en la vida profesional sino para toda lavida en todas las áreas en las cuales se desenvuelva (familia, trabajo,sociedad, etc.).Bien decía Masferrer: “toda ciencia está en los libros y en la vida, y el que sabeleer y observar, posee el secreto de la sabiduría”4,No somos sabios, pero, podemos llegar a serlo, si ponemos de nuestra parte, yaprendemos a “leer y escribir”, como se debe, formarnos para poder dar, yaque “Nadie da lo que no tiene”5, la formación implica a la vez aprender yconocer las razones, en nuestro ámbito, la de educar, tenemos que buscarsiempre una formación integral que abarque los diversos aspectos de la vidaescolar, tener clara conciencia que la formación debe ser a la vez permanente.No basta, ante los desafíos del mundo de hoy, vivir de la formación querecibimos algún tiempo atrás. Quien más tiene podrá ser capaz de dar másconocimientos, a estas alturas y en el ámbito en el cual nos desempeñamos nopodemos ser mezquinos ni negligentes en nuestro esfuerzo, ya que es unaresponsabilidad que corresponde a todos, durante nuestros días en la faz de latierra. Ya que siempre habrá cosas nuevas que aprender, aspectos en los quecrecer, temas en los que profundizar, que impliquen avanzar por aquel caminode formación personal que nos hará ser “maestros” para nuestros niñossalvadoreños, pero para ello, la responsabilidad e iniciativa es de cada uno, nopodemos vivir culpando al Gobierno o al Sistema. Estar conscientes de entre“Cuanto más se lee, menos se imita”6, tratar de dar nuestro tiempo, serfraternos, solidarios, dedicarnos de lleno a la digna labor que se nos hapropiciado, será que realmente me estoy entregando a la noble causa que seme ha confiado?, están mis estudiantes recibiendo la calidad de educación que3 4 5 Cap. XVII, pág. 53. . Cap. XII, pág. 40. . Lc. 6, 39. 6 Jules Renard.
  6. 6. merecen a través de mi enseñar, cómo estoy forjando a mis niños, misadolescentes, esas personas, esas almas, esos espiritus, será que soy eficaz,como estoy trabajando por la formación de mis educandos, por la formación delos que un día dirigirán mi querido país. Este ensayo, no pudo ser escrito pornadie más, que por un admirable maestro, entregado a la labor educativa, dequién hasta ahora conocía poco, sin embargo, con esta lectura analítica, me hahecho más que reflexionar, me está indicando como trabajar, no vivir soloseñalando, "criticando” el trabajo o el desempeño de los demás, al contrario,poner de mi parte y ser el cambio en mi ámbito de trabajo, ser profesional, sinandar perdiendo el tiempo con averiguaciones vagas y sin sentido. El ensayo, apesar de que se escribió hace años atrás aún tiene vigencia, en el acontecereducativo actual, y no hay nada mejor que leer para conocer bien y hacer bienlas cosas, y saber que “leer sin reflexionar es igual que comer sin digerir”7.Dime lo que lees y te diré quién eres, eso es verdad, pero te conoceré mejor sime dices lo que relees. François MauriacReferencias bibliográficas  Leer y Escribir – Alberto Masferrer – Editorial Salvadoreña Hermanos Unidos. San Salvador / El Salvador.  http://www.pensamientos.org/pensamientoslectura.htm7 Edmun Burke.

×