LECTURAS COMPARTIDAS CON LAS FAMILIAS
CEIP “Virgen de la Candelaria” (Colmenar)
MÁLAGA
ES… DE
POESÍA
MÁLAGA
En mi Andalucía del alma
hay una ciudad preciosa,
es la Málaga asombrosa
que a mí me trajo la calma.
Situada junto ...
A MI MÁLAGA QUERIDA
Desde aquí Málaga mía
te contemplo y me recreo,
¡no sabes cómo te veo,
Reina de Andalucía!
Sentado en ...
El espacio está invadido
por ese vuelo constante
de la gaviota errante,
que de paseo ha salido
para compañía darte.
Las pa...
EL NOMBRE DE MÁLAGA
¿Quién ha inventado tu nombre
- Málaga, Málaga, Málaga -,
ingrávido como un vuelo
y lento como una bar...
A LA MUJER MALAGUEÑA
Dicen que cuando el Señor
hizo la tierra española
le parecía una reina
que nacía de las olas.
Y toman...
CAPRICHO PARA MÁLAGA
Málaga,
marinera y urbana,
pescadito frito,
camisa y corbata.
En la mañana,
trabajo en la oficina
y l...
ASÍ SOMOS
Y COMEMOS (en Málaga)
En Málaga somos así,
nos comemos un espeto en la orilla de la mar,
mientras la jábega pasa...
Nos gusta ser de ese modo,
pasear por calle Larios y tomar un cafelito,
con esa jerga tan nuestra que sorprende al visitan...
MÁLAGA
Málaga es "inglesa" y mora
a la vez que es andaluza;
Guadalmedina la cruza
y el Puerto la condecora;
Gibralfaro la ...
El lenguaje alegre y fresco
cual leve cinta se enreda
lo mismo que hacerlo pueda
el más flexible arabesco.
Es un hablar pi...
y tempranas y lairenes.
Las montúas y jaenes
le forman regios collares;
sus zarcillos singulares
son moscateles severas,
y...
MÁLAGA (cantora)
Málaga, la gran señora
de la hermosa Andalucía.
Siempre ha sido acogedora
y en su enorme simpatía
es la m...
donde Yusuf se extasiaba
contemplando su muralla
mientras a Alá le rezaba
al volver de la batalla.
Yabal Faruk, Gibralfaro...
del color que tiene el oro
se habla del cartel taurino
de una gran tarde de toros
entre ese grupo de amigos
aquí la amista...
Durante el día en la arena,
bajo los rayos del sol
en la noche, la verbena:
Baile, música y color
a lucir la piel morena
y...
MÁLAGA
En mi Andalucía del alma
hay una ciudad preciosa,
es la Málaga asombrosa
que a mí me trajo la calma.
Situada junto ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

MÁLAGA ES DE POESÍA

1.240 visualizaciones

Publicado el

POESÍAS SOBRE MÁLAGA

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.240
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
388
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

MÁLAGA ES DE POESÍA

  1. 1. LECTURAS COMPARTIDAS CON LAS FAMILIAS CEIP “Virgen de la Candelaria” (Colmenar) MÁLAGA ES… DE POESÍA
  2. 2. MÁLAGA En mi Andalucía del alma hay una ciudad preciosa, es la Málaga asombrosa que a mí me trajo la calma. Situada junto al mar, entre montes y entre pinos quienes en ella vivimos no dejamos de gozar. De gozar su hermoso sol de gozar de su alegría, y sus hermosos vergeles. La enmarca un bello arrebol, en su preciosa bahía... ¡Málaga, que bella eres! Antonio Pardal .
  3. 3. A MI MÁLAGA QUERIDA Desde aquí Málaga mía te contemplo y me recreo, ¡no sabes cómo te veo, Reina de Andalucía! Sentado en el mirador con el aire por testigo, Gibralfaro como abrigo, para encontrarme mejor tú Málaga, estás conmigo. Desde este mirador se deja ver tu belleza, con orgullo y con grandeza cual si fuese resplandor que refleja tu pureza. El aire puro se nota respirándose mejor, y desde aquí tu valor sobre tu regazo flota y luces como una flor. Aquí arriba todo es paz y todo es naturaleza, vigilante fortaleza que como perro guardián son recuerdos de nobleza. Los pájaros al trinar invaden mis cinco sentidos, inundando mis oídos como nota musical que del cielo haya venido. Desde aquí se ve tu puerto con ese faro de guía, desde la noche hasta el día, vigilante siempre presto ilumina tu bahía. En tu amplio y extenso mar las olas se balancean, al mismo tiempo pasean la espuma que cubrirá las playas que te rodean. ¡Es tu parque tan frondoso! ¡Tan lleno de colorido! Lo mejor, siempre florido, y parece un manto hermoso que del cielo haya caído. Tu playa de parda arena que brilla como la plata, y sigilosa delata orgullo de mar serena. Tu cielo tiene más luz, aire con brisa del mar, que hasta aquí quiere llegar, con ese color azul para mi alma robar.
  4. 4. El espacio está invadido por ese vuelo constante de la gaviota errante, que de paseo ha salido para compañía darte. Las palomas desde aquí las veo revolotear, y bajan para picar en tu suelo de rubí a la orillita del mar. Perplejo y anonadado como si un sueño fuese, mi entusiasmo ya se crece y la tarde se ha pasado que hasta corta me parece. En tu provincia nací y en ella yo me crié, en mi alma te llevé cuando me tuve que ir, pero nunca te olvidé Cuando de nuevo volví mentira me parecía, me inundaba la alegría porque podía decir, que aquí en la Málaga mía estaría hasta el morir si Dios así lo quería. Francisco García García.
  5. 5. EL NOMBRE DE MÁLAGA ¿Quién ha inventado tu nombre - Málaga, Málaga, Málaga -, ingrávido como un vuelo y lento como una barca? Málaga, te balanceas como una góndola, avanzas con la vela de la ele en el aire desplegada, por las aguas de las aes, sobre consonantes náufragas. El dulce mar del idioma te ve pasar desmayada cítara, cántico, música, pétalo de la palabra, con un acento ortográfico clavado sobre tus ancas o erguido sobre tu sílaba primera, como una lámpara. Málaga, soplo, caricia, susurro, piropo, dádiva. Palabra con castañuelas - Málaga, Málaga, Málaga – que taconea al oído, que guitarrea, que canta. ¿Qué enigmáticas razones dan temblor de tibia ráfaga, Málaga, a tus aes esdrújulas, que como un batir de alas desmelenan en el aire su monótona asonancia como un romance metido en una sola palabra, un romance de tres sílabas, Málaga, Málaga, Málaga? José López Ruiz.
  6. 6. A LA MUJER MALAGUEÑA Dicen que cuando el Señor hizo la tierra española le parecía una reina que nacía de las olas. Y tomando la ocho perlas más valiosas que tenía, le fabricó una corona y la llamó Andalucía. Y tan contento se puso cuando la hubo terminao, que llamando a un angelillo, le dió el siguiente recao. Ma salio tan bonita la tierra de Andalucía, que quiero hacerle un regalo pa los restos de la vía. Quiero que toas sus mujeres destaquen del mundo entero y pa que no se te olvíe, apaña pluma y tintero. A la mujer sevillana, le daremos simpatía, y el talle como un clavel a la mujer de Almería. Que la mujer de Jaén, tenga andares de princesa, y ojazos negros y moros a la mujer cordobesa. Démosle a las granainas belleza con picardía, y Huelva y Cádiz se lleven, el salero y la alegría. Señor, dijo el angelillo, Málaga se le ha olviao. Yo no me olvío de na, no me seas descarao, Málaga es algo especial. A ver, coge una mujer y ponle to lo apuntao: la belleza, la alegría, los ojos ,la simpatía, y to en un cuerpo perfecto, ni mu grande, ni pequeña, ¡Y ya tienes el modelo de la mujer malagueña! José Antonio Párraga Rivas.
  7. 7. CAPRICHO PARA MÁLAGA Málaga, marinera y urbana, pescadito frito, camisa y corbata. En la mañana, trabajo en la oficina y luego a comer chopito y sardina. En la tarde, sol en los merenderos, azul en el mar y azul en el cielo. Ciudad moderna y con solera donde la cultura corre por las venas. Arte de hoy y de ayer: ciudad encantada ¡sueño con volver! José García Velázquez.
  8. 8. ASÍ SOMOS Y COMEMOS (en Málaga) En Málaga somos así, nos comemos un espeto en la orilla de la mar, mientras la jábega pasa y el copo vemos sacar. Nuestro pescaíto frito, chanquetes y boquerones, todo sabe diferente cuando en Málaga los comes. Somos de esa manera, estamos aliquindoy por si viene el terrá, pa refrescá la garganta con gazpacho y pipirrana, un ajoblanco fresquito o una porra Antequerana. Que le vamos a hacer, si así somos aquí, si nos cae una pelúa y quedamos arrecíos, tomamos un gazpachuelo para quitarnos el frío, unas berzas con pringá, un emblanco de pescao, la manteca colorá, y tortillas de bacalao. También comemos castañas pa calentarnos las manos, asaitas que las venden y tiznaos nos quedamos.
  9. 9. Nos gusta ser de ese modo, pasear por calle Larios y tomar un cafelito, con esa jerga tan nuestra que sorprende al visitante y despierta el apetito, que si un sombra o una nube, que si un mitad o uno solo, ¡¡¡para mí un pitufito!!! y en vez de porras "churritos". Un tomatito picao si vamos al merendero, y quién sabe si un campero por la Alameda pa'báo. Si señores, esto es Málaga, y así vivimos aquí, los niños comen rosetas jugando a la chorraera, y los padres altramuces disimulando la espera. Esos días de niñez masticando palodú, almencinas y madroños, o un trozo de cañadú. Tenemos el moscatel, vino con mucha solera, un pedrito, un florester, y también el quitapenas. Que vivan nuestras costumbres y nuestra forma de ser, la seña de identidad y también el buen comer. Miguel Ángel Reyes.
  10. 10. MÁLAGA Málaga es "inglesa" y mora a la vez que es andaluza; Guadalmedina la cruza y el Puerto la condecora; Gibralfaro la avalora y la Caleta sin par; la emblanquece su Azahar y la dora su alegría; en su torre se abre el día y a sus pies se rompe el mar. Esa es Málaga la bella paraíso en que nací; entre sus luces viví y mi ser formose en ella. Dios quiso al crear mi estrella darme la vida en su ambiente, y llevo fijo en mi mente su nombre que tanto quiero, cual si llevara un lucero en la mitad de la frente. Allá van sus pescadores con los oscuros bombachos columpiando los cenachos con los brazos cimbradores. Del pregón a los clamores hinchan la venas del cuello; y en cada pescado bello se ve una escama distinta, en cada escama una tinta y en cada tinta un destello. Clavadas en penca verde van las “biznagas" fragantes, cuyas esencias flotantes la brisa en sus ondas pierde. No hay alma que no recuerde de esa flor el movimiento; la mujer mueve al son lento la penca con sus olores, la penca mueve las flores y los jazmines el viento. Ved allá la bailarina con sus vueltas caprichosas; sus pies, cual dos mariposas, en raudos juegos combina. Parece en la gasa fina una espiral de arrebol, un flotante caracol, una sierpe que circula, y un remolino que ondula como una tromba de sol. Acá y allá entremezclados se oyen pregones a miles con sus gorgeos gentiles con música combinados. Llena los aires dorados un concertante sonoro, y la ciudad canta a coro su malagueña fermata, por mil registros de plata y mil registros de oro.
  11. 11. El lenguaje alegre y fresco cual leve cinta se enreda lo mismo que hacerlo pueda el más flexible arabesco. Es un hablar pintoresco todo calados y cruces. ¡Abalorios andaluces hechos de escalas distintas, que a veces rompen en tintas, y a veces rompen en luces! Oíd también su guitarra: ella es la musa española con su seno de manola y su cintura de jarra. Bajo el verdor de la parra da a la brisa este cantar: Llevo en el alma un pesar del que tengo que morir; ni se quita con reír, ni se quita con llorar. La enredadera guarnece la reja, de que es esclava, donde se (pela la pava) hasta que el día amanece. Detrás un rostro florece sembrado de maravillas; estalla un beso a hurtadillas, y cual señal de victoria, repica tocando a gloria el cerco de campanillas. Ved su catedral triunfante: ¡qué proporciones severas! ¡Que columnas cual palmeras y qué cúpula sonante! Rasgan la mole gigante largos vidrios de colores con polícromos primores y cien figuras cautivas, que parecen por lo, vivas hechas con sangre de flores. Su esplendorosa Caleta la ve mi mente ilusoria cual calle real de la gloria al borde del mar sujeta. Ni el más brillante poeta pudiera hacer su pintura: cantara su arquitectura y sus estilos diversos; ¡más no el mar, porque no hay verso para tan grande hermosura! Entre cajas en hileras que las prenden como franjas, ved envolviendo naranjas a las lindas faeneras. De amar les salen ojeras, y tienen en su hermosura, de las pasas, la dulzura; de los chumbos, lo punzante; del plátano, lo arrogante; y del limón, la frescura. Málaga ciñe a sus sienes uvas por claros rubíes, parrales y marbellíes
  12. 12. y tempranas y lairenes. Las montúas y jaenes le forman regios collares; sus zarcillos singulares son moscateles severas, y brillan en sus pulseras largas, tintas y mollares. La infernal algarabía de las burbujas de aceite brinda al olfato deleite en la alegre freiduría. Con hervidora armonía crujen sobre la fogata salmonetes de escarlata, lisas de azules colores, brecas de cien resplandores, y boquerones de plata. Tiene una copla y un vino con que se canta y se sueña; la copla es la (malagueña), y el vino, un vino divino. Mientras una lanza el trino, otro derrama sus gotas; ella vierte escalas rotas y él destellos andaluces; él emborracha con luces y ella emborracha con notas. Ved su parque, maravilla de luz, colores y esencias, que no lo tienen Valencia ni Granada, ni Sevilla. Enrejados de mantilla semejan sus divisiones, y sus vivas variaciones me recuerdan los matices de los pérsicos tapices y los chinescos mantones. Ved su ambiente ¡qué alegría! ved su puerto ¡qué grandeza! ved sus campos ¡qué belleza! ved su cielo ¡qué poesía! ved sus aves ¡qué armonía! ved sus calles ¡qué graciosas! ved sus jardines ¡qué rosas! ved sus coplas ¡qué ternura! ved sus hombres ¡qué bravura! ved sus mujeres ¡qué hermosas! Así es Málaga la mora y la inglesa y la andaluza; Guadalmedina la cruza y el Puerto la condecora. Gibralfaro la avalora y la Caleta sin par; la emblanquece su azahar y la dora su alegría; en su torre se abre el día y a sus pies se rompe el mar. Salvador Rueda.
  13. 13. MÁLAGA (cantora) Málaga, la gran señora de la hermosa Andalucía. Siempre ha sido acogedora y en su enorme simpatía es la mejor transmisora de su sin par alegría. A las gentes de esta tierra la sal de su mar azul presta la gracia que llevan. Y de su cielo la luz resplandor en la mirada y nobleza de actitud. Ofrece al mundo su clima que es regalo del buen Dios, ya que todos denominan a su costa, la del Sol porque el astro aquí nos mima desde el alba al arrebol. Rica su gastronomía que fríe plata marina con esa antigua maestría que solo ella domina y regado de ambrosía a nuestro paladar mima. Lejanos son los albores de una prehistoria arcana. pinturas de la Pileta, cerámica inigualada y dólmenes de Antequera hondos estudios reclaman. Fenicia de fundación, esta andaluza ciudad como nos cuenta Estrabón es atalaya especial por su localización derramándose hacia el mar. Es en época romana cuando aquí se ha de implantar Lex Flavia Malacitana y ahora vamos a llegar a su madurez urbana se hace hermosa la ciudad. Mitología en la escultura y colección loringiana son vestigios que perduran. Mas después pasó a sultana y tomó su arquitectura de las gentes musulmanas Prueba de ello es la Alcazaba el lugar donde se halla
  14. 14. donde Yusuf se extasiaba contemplando su muralla mientras a Alá le rezaba al volver de la batalla. Yabal Faruk, Gibralfaro... un lugar en la montaña donde el cielo se ve claro de azul que en pupila daña donde el alma encuentra amparo de brisa que la acompaña. Tuvo que ser cristiana con Fernando e Isabel en una hermosa mañana en batalla muy cruel al nazarita monarca le arrebatan el vergel. La Victoria, Capuchinos, La Trinidad y el Perchel le ofrecieron sus caminos para llegar en tropel a celebrarlo con vino de la rica moscatel. Allá por la Malagueta hoy me pongo a pasear: El Limonar, la Caleta, El puerto se quedó atrás, de Pedregalejo al Palo oliendo a espuma del mar. Pueblo que ora y que canta como expresión de fervor cuando por Semana Santa acompaña al Redentor y brota de su garganta la saeta del dolor. Doradores y plateros oficios artesanales, cereros, imagineros, cofradías procesionales y piadosos nazarenos que van rezando en las calles Monumentos importantes tendríamos que destacar: Museo de Bellas Artes, Academia y Catedral el gran Teatro Cervantes, el Palacio Episcopal. De su feria sin rival es sin duda una expresión tan única y vivencial cuando llega la eclosión que allí baila el corazón su folklore original. Con una copa de vino
  15. 15. del color que tiene el oro se habla del cartel taurino de una gran tarde de toros entre ese grupo de amigos aquí la amistad es tesoro. Hay pregones callejeros Tiranas y Malagueñas más los cantes faeneros hasta se oyen rondeñas los de .azar. y los trilleros y otras canciones costeñas. Ya dijo Manuel Machado que Málaga es cantaora y en este momento añado: guitarrista y bailaora, que hasta de un zapateado sería inigualable autora Son alegres y joviales las letras de sus canciones. sus festivos verdiales también genera otros sones: Boleras,polo, serranas Jaberas y Bandolás Y tras el tren de la fiesta y el calor del mediodía llega el relax de la siesta luego más algarabía de noche nadie se acuesta la feria son pocos días. Y cuando llega el verano todo es un puro hervidero. Aquí vienen ciudadanos de España y el mundo entero a por el sol soberano que va buscando el viajero. La playa y el chiringuito, el espetón de sardinas y los victorianos fritos, calamares y coquinas, salmonetes, pescaitos en esta excelsa cocina Visitar Torremolinos, Fuengirola y Marbella y Mijas en el camino que hasta Estepona nos lleva es, sin duda, otro destino bajo el sol o las estrellas. Toda esta zona costera es la torre de Babel. Hay una fauna viajera que supo bien escoger este rincón del planeta y cada año volver
  16. 16. Durante el día en la arena, bajo los rayos del sol en la noche, la verbena: Baile, música y color a lucir la piel morena y ambiente trasnochador. Están Cádiz y Granada como ciudades hermanas. Córdoba, puerta de entrada, te ofrece sus filigranas. Málaga tu eres amada del poeta que declama. Bella sierra de Alminara entre Málaga y Granada Sierra del Jobo y de Aljama junto con las de Tejada llegan hasta la de Cabras siguiendo por el Torcal. El Chorro y Abdelajís regadas por Guadalhorce se ven en ferrocarril. Y Ronda y Alcaparán y la Sierra de las Nieves con Mijas, Blanca y Bermeja. Guadiaro y río Vélez y Guadalteba y Turón con el Grande y Campanillas son los ríos de esta región. Aguas que en sus campos brillan creando vegetación. Pasear en calle Larios o en Jardines del Retiro o adentrarme por los barrios de esta ciudad que yo admiro en un paseo solitario siempre me saca un suspiro. La acera de la Marina con su deambular de gentes cuando la tarde declina es un lugar excelente que a mi siempre me fascina, nunca allí falta el ambiente. Juan Carlos Morales Rodríguez.
  17. 17. MÁLAGA En mi Andalucía del alma hay una ciudad preciosa, es la Málaga asombrosa que a mí me trajo la calma. Situada junto al mar, entre montes y entre pinos quienes en ella vivimos no dejamos de gozar. De gozar su hermoso sol de gozar de su alegría, y sus hermosos vergeles. La enmarca un bello arrebol, en su preciosa bahía... ¡Málaga, que bella eres! Antonio Pardal .

×