Lección 7 para el 15 de mayo de 2010 DESCANSO Y RESTAURACIÓN
CICLO DIARIO CICLO SEMANAL EL EQUILIBRIO ENTRE EL TRABAJO Y EL DESCANSO TRABAJO DESCANSO  (CAMBIO DE ACTIVIDAD) SUEÑO DESC...
¿Cuándo le indicó Dios al hombre que debía trabajar? El trabajo fue dado por Dios como un beneficio para el hombre antes d...
Necesitamos descansar del trabajo diario, como Jesús y sus discípulos. El descanso incluye cambio de la actividad habitual...
El sueño es indispensable para mantener la salud. Restaura el vigor físico y fija en nuestra mente tanto los conocimientos...
“ Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended...
El cuarto mandamiento implica que debemos trabajar los seis días de la semana. En el Antiguo Testamento se habla contra la...
“ Porque también cuando estábamos con vosotros, os ordenábamos esto: Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma”  (2ª de T...
El sábado semanal es imprescindible para el descanso físico, mental y espiritual. EL SÁBADO PARA DESCANSAR Es para reflexi...
El sábado semanal es imprescindible para el descanso físico, mental y espiritual. EL SÁBADO PARA DESCANSAR Nos proporciona...
“ Si dejas de profanar el sábado, y no haces negocios en mi día santo; si llamas al sábado delicia, y al día santo del Señ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Descanso y restauración

1.322 visualizaciones

Publicado el

Resumen de la lección #7 del folleto de Escuela Sabática. Abril - Junio 2010.

Publicado en: Meditación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.322
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
11
Acciones
Compartido
0
Descargas
21
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Descanso y restauración

  1. 1. Lección 7 para el 15 de mayo de 2010 DESCANSO Y RESTAURACIÓN
  2. 2. CICLO DIARIO CICLO SEMANAL EL EQUILIBRIO ENTRE EL TRABAJO Y EL DESCANSO TRABAJO DESCANSO (CAMBIO DE ACTIVIDAD) SUEÑO DESCANSO ESPIRITUAL SEIS DÍAS PARA TRABAJAR EL SÁBADO PARA DESCANSAR
  3. 3. ¿Cuándo le indicó Dios al hombre que debía trabajar? El trabajo fue dado por Dios como un beneficio para el hombre antes del pecado (Génesis, 2: 15) ¿Qué ocurrió con el trabajo después del pecado? El trabajo se endureció y el hombre abusó de él llevándolo a excesos. ¿Cuáles son los peligros del trabajo en exceso? Pérdida de la salud, abandono de la familia, ruptura en el matrimonio, … TRABAJO
  4. 4. Necesitamos descansar del trabajo diario, como Jesús y sus discípulos. El descanso incluye cambio de la actividad habitual: ejercicio, lectura, … DESCANSO
  5. 5. El sueño es indispensable para mantener la salud. Restaura el vigor físico y fija en nuestra mente tanto los conocimientos adquiridos como los recuerdos vividos. No dormir suficiente (de 6 a 9 horas diarias) provoca trastornos en el organismo que pueden causar enfermedades mentales, diabetes, obesidad, falta de rendimiento, accidentes, … Podemos saber que hemos dormido suficiente cuando no tenemos somnolencia durante el día y nuestra mente puede pensar con claridad. SUEÑO
  6. 6. “ Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga” (Mateo, 11: 28-30) El descanso en Jesús incluye tanto dejar nuestras preocupaciones, luchas y cargas en sus manos, como la confianza en que Él perdona nuestros pecados y nos garantiza la salvación. Al igual que el descanso diario es vital para nuestra salud física, el descanso espiritual es vital para nuestra salud espiritual. Podemos encontrar este descanso a través de la oración, la lectura de la Biblia y la meditación. DESCANSO ESPIRITUAL
  7. 7. El cuarto mandamiento implica que debemos trabajar los seis días de la semana. En el Antiguo Testamento se habla contra la pereza. El perezoso mete su mano en el plato, Y ni aun a su boca la llevará. (Proverbios, 19: 24) El perezoso no ara a causa del invierno; Pedirá, pues, en la siega, y no hallará. (Proverbios, 20: 4) Pasé por el campo del perezoso, por la viña del falto de juicio. Había espinas por todas partes; la hierba cubría el terreno, y el lindero de piedras estaba en ruinas. Guardé en mi corazón lo observado, y de lo visto saqué una lección: Un corto sueño, una breve siesta, un pequeño descanso, cruzado de brazos… ¡y te asaltará la pobreza como un bandido, y la escasez, como un hombre armado! (Proverbios, 24: 30-34 NVI) SEIS DÍAS PARA TRABAJAR
  8. 8. “ Porque también cuando estábamos con vosotros, os ordenábamos esto: Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma” (2ª de Tesalonicenses, 3: 10) En el Nuevo Testamento encontramos una orden al respecto, por parte de Pablo SEIS DÍAS PARA TRABAJAR
  9. 9. El sábado semanal es imprescindible para el descanso físico, mental y espiritual. EL SÁBADO PARA DESCANSAR Es para reflexionar y gozar de todos los maravillosos dones que Dios nos dio. Es una ocasión para contemplar la bondad de Dios y una señal perpetua de nuestro reconocimiento por su amor. Expresamos, con ese reposo, que confiamos en las obras de Cristo en nuestro favor para nuestra salvación, y no en las nuestras. ¿Para qué es el sábado?
  10. 10. El sábado semanal es imprescindible para el descanso físico, mental y espiritual. EL SÁBADO PARA DESCANSAR Nos proporciona un tiempo para dejar a un lado los trabajos, las luchas, el estrés y las fatigas de la semana. Es la manera de Dios para permitirnos, sin sentir culpabilidad, el relajarnos verdaderamente, descansar, serenarnos y dejar de preocuparnos. Provee una manera para que nuestras almas obtengan el descanso espiritual que tan a menudo necesitan. Beneficios del sábado
  11. 11. “ Si dejas de profanar el sábado, y no haces negocios en mi día santo; si llamas al sábado delicia, y al día santo del Señor, honorable; si te abstienes de profanarlo, y lo honras no haciendo negocios ni profiriendo palabras inútiles, entonces hallarás tu gozo en el Señor; sobre las cumbres de la tierra te haré cabalgar, y haré que te deleites en la herencia de tu padre Jacob. El Señor mismo lo ha dicho” Isaías, 58: 13-14 NVI

×