ETICA PARA AMADOR
FERNANDO SAVATER
CAPITULO VI - VII
ALBEIRO ARANGO
JACKELINE GUTIERREZ FLOR
NURI YAZMIN OTAYA CHANCHÌ
SAU...
INTRODUCCIÓN
Ética para amador trata uno de los temas más esenciales para la existencia
humana. En el texto se da una visi...
con la ley del mínimo esfuerzo (poca fuerza o voluntad en hacer realizar sus
planes), e) Imbecilidad relacionada con la fa...
contrario de ser imbécil es tener conciencia, para lo cual se requiere de
cualidades innatas. Después del mínimo de condic...
difícil notar claramente lo que queremos o no, y únicamente nosotros podemos
tomar aquella decisión. El egoísmo por otra p...
hacer, una vez hecho, si resulta ser lo “malo” nos arrepentimos por habernos
equivocado en nuestra elección, y entonces no...
Comienza citando como ejemplo la travesía de Robinson Crusoe, que se enfrenta
con los desafíos de la naturaleza y la soled...
Una de las características más importantes en el ser humano es la capacidad de
imitación, la mayor parte de nuestro compor...
Lo que quiere decirnos en todo el capítulo es que debemos tratar a las personas
como personas, ponernos en su lugar, compr...
por lo cual debemos tratar de lograr un equilibrio entre los intereses propios y
los del resto.
Robinson Crusoe al verse s...
afecto de más seres libres, es la forma en que la propia humanidad se refuerza.
La libertad no sirve a nada ni nadie, se c...
que hemos hecho algo vergonzoso intentamos asegurar que no tuvimos otro
remedio, que no pudimos actuar de otra forma. No s...
3. -Explica la siguiente frase:
“La ignorancia aunque este satisfecha de si misma, también es una forma de
desgracia”
R- Q...
profesional vemos que si tenemos todas estas enseñanzas en cuenta y al mismo
tiempo las aplicamos podremos ser justos con ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Etica para amado capitulo vi vii

827 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
827
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
4
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Etica para amado capitulo vi vii

  1. 1. ETICA PARA AMADOR FERNANDO SAVATER CAPITULO VI - VII ALBEIRO ARANGO JACKELINE GUTIERREZ FLOR NURI YAZMIN OTAYA CHANCHÌ SAUL JESUS PULIDO UNIVERSIDAD DEL TOLIMA INSTITUTO DE EDUCACIÒN A DISTANCIA CREAD POPAYÀN ADMINISTRACIÓN FINANCIERA ETICA Y RESPONSABILIDAD SOCIAL SEMESTRE VIII POPAYÀN OCTUBRE DE 2013
  2. 2. INTRODUCCIÓN Ética para amador trata uno de los temas más esenciales para la existencia humana. En el texto se da una visión global del cómo vivimos la ética, existe una infinidad de pensamientos, como humanos en el mundo, esto nos lleva a pensar que asociaciones y reacciones en lo cotidiano varíen con cada persona. Debemos entender y poner en práctica la ética, vivimos en sociedad en donde cada persona es única e irremplazable, pero hay algo muy importante dentro de todo esto que es la vida en relación con el otro, con los demás, con los que se encuentran en nuestro alrededor que de una u otra forma se hacen parte de nuestro mundo y que al final nos conducen a acertar o equivocarnos en la elecciones que hacemos. Por ende cada día nos ocurren situaciones en las que debemos actuar dependiendo de nuestra libertad. Éste libro nos presenta la ética de manera cotidiana y con un lenguaje liviano, pasaremos por varios conceptos esenciales, como lo son la libertad, egoísmo, conciencia, remordimiento y justicia, y todo esto con un único fin, lograr alcanzar la “buena vida humana”. Es necesario insertar la ética en nuestro diario vivir, y por sobretodo en nuestra formación con profesionales, al estar en constante contacto con otras personas, debemos tener claro del papel que cumplimos en la vida de ellas, pero también de nuestra forma de ver la ética. Si no la comprendemos de manera correcta, podríamos llevar a un daño mutuo e incluso a un fracaso profesional. OBJETIVO Brindar principios básicos de la ética, entendida como el comportamiento deseable en una sociedad para permitir la convivencia por medio del respeto de ciertos principios. CAPÍTULO VI: “APARECE PEPITO GRILLO” Resumen El autor elabora una radiografía de lo imbécil, contemplando distintas descripciones que transitan desde la etimología de la palabra báculos(bastón en latín), orientando su traducción a hacia quienes son representados como cojos del ánimo (Bastón para imbéciles), o bien, débiles de espíritu. Establece varios modelos de imbéciles: a) Imbecilidad relacionada con el hastío y la apatía (no sabe lo que quiere), b) Imbecilidad relacionada con la ansiedad de vivirlo todo (permanente contradicción de sus deseos), c) Imbecilidad relacionada con la pereza mental (conformismo y rebeldía sin causa), d) Imbecilidad relacionada
  3. 3. con la ley del mínimo esfuerzo (poca fuerza o voluntad en hacer realizar sus planes), e) Imbecilidad relacionada con la falta de sentido de realidad (deseos de cosas imposibles). Por lo anterior, debemos tener conciencia de dos conceptos, imbécil y egoísta, y las consecuencias que estos nos pueden traer. La palabra imbécil, deriva de bastón, por lo tanto lo asocia a una persona coja, pero no de los pies, si no que de ánimo, los tilda de un espíritu “debilucho”. Todo esto desde el punto de vista moral. Menciona distintos tipos de imbéciles a los cuales debemos diferenciar; aquellos que no quieren nada y todo les da igual, el que cree que lo quiere todo, el que no sabe lo que quiere y tampoco se molesta en averiguarlo, aquel que tiene claro lo que quiere pero no tiene las intenciones de hacerlo hoy y por último aquel imbécil que desea las cosas con tanta fuerza y veracidad, pero por conseguirlas se engaña y confunde la buena vida con lo que lo destroza. Son personas débiles ya que necesitan apoyarse en cosas ajenas, acaban mal, se fastidian a sí mismos por sus actitudes y no consiguen llegar a la buena vida. Todos en algún punto de nuestra vida poseemos alguno de los síntomas de la imbecilidad. Para evitar esto debemos aprender, dado que lo contrario a ser imbécil es poseer consciencia, y con ésta no se nace, debemos aprender a desarrollar nuestro “oído ético” y “buen gusto moral” a lo largo de nuestra práctica que es la vida. Para curarnos de ésta imbecilidad, el autor afirma que debemos tener conciencia que no todo da igual, fijarnos en que si lo que hacemos, es lo que realmente queremos y por sobretodo renunciar a la excusas para despacharnos de nuestra libertad, hacernos responsable de ésta y de sus consecuencias para nosotros y para el resto. Por otro lado el autor expone el tema del egoísmo, el pensar en nosotros mismos nos puede llevar a perdernos inclusive a nosotros mismos, obtener las cosas a cualquier costa, por nuestro bienestar. Es aquí cuando aparece vuelve a aparecer la conciencia, esta nos acarrea culpa, responsabilidad y resentimiento. Me puedo arrepentir de algún acto, aunque nadie lo haya notado, pero de todas formas es estropearme voluntariamente. El egoísmo, lleva a perdernos. El autor nos hace una invitación a hacernos responsables de nuestra libertad, no atribuirle nuestros actos a otros, somos libres para bien y para mal. Imbécil es aquél cuyo carácter es débil, y nuestra obligación es evitar serlo. Hay quienes creen que no quieren nada y todo les da igual, otros que lo quieren todo a la vez y caen en propias contradicciones, otros que no saben lo que quieren ni intentan averiguarlo, algunos tienen una voluntad muy débil o, en el caso contrario,muy fuerte y no distinguen la irrealidad. Si se es imbécil, se necesita de fuerzas exteriores en que apoyarse y con dificultad se llega a la buena vida. Lo
  4. 4. contrario de ser imbécil es tener conciencia, para lo cual se requiere de cualidades innatas. Después del mínimo de condiciones sociales y económicas adecuadas, la conciencia depende de la atención y esfuerzo de cada individuo. Debe haber interés por vivir humanamente bien,concordancia entre actos y deseos, desarrollar el gusto moral y enfrentar la responsabilidad. Un auténtico egoísta es quien quiere y busca lo mejor para sí mismo. Aquél que se rodea de lo que le sienta mal es un imbécil que deseaba ser egoísta. La culpa y la responsabilidad también se relacionan con la conciencia, pero lo peor es el remordimiento que es el descontento con nosotros mismos por emplear la libertad en contra de nuestros deseos. Ser responsable es saberse libre para bien o para mal y estar dispuesto a responder por los actos; actuar sin órdenes superiores con un fin de construirse, transformarse e inventarse a sí mismo. Como la decisión de vivir bien es personal, lo ideal sería que se volviera un tipo de vicio. La única obligación que tenemos en la vida es la de no ser imbéciles. Imbécil no es ser poco inteligente, sino el que necesita apoyo moral ya que carece de conciencia. Para lograr esa buena vida del que nos habla Savater, uno debe ser egoísta, pero egoísta consecuente, para mejorar mis propios intereses sin por ello fastidiar a los demás ni sentirse culpable ni avergonzado. No debo avergonzarme de las cosas malas que tengo, si no me las he buscado, debo arrepentirme de aquellas que suceden por mi mal quehacer. Debo vivir sin remordimientos de las cosas malas que tengo. Eso nos acompleja y no nos deja llevar una buena vida, aunque los demás no sepan que hicimos algo mal nosotros lo sabremos y tendremos que arrepentirnos. No existen excusas que valgan contra el remordimiento, ni echarle la culpa a nada ni a nadie para tener una conciencia tranquila, cuando hemos hecho algo mal podríamos haberlo evitado, tenemos la libertad de elegir hacer tal cosa o no hacerla. No se puede esperar a ver qué ocurre antes de decidir y posteriormente actuar. Hay situaciones en las que no se puede retroceder para rehacer lo que hayamos hecho mal. Hay que ser consecuentes con nuestra libertad de decisión y no traicionarnos a nosotros mismos, eligiendo bien en cada momento según nuestra concepción de moralidad. No hagas a los otros lo que no quieras que te hagan a ti" es uno de los principios más fundamentales de la ética. Pero es igualmente justificado afirmar: todo lo que hagas a otros te lo haces a ti mismo." ANÁLISIS El título del capítulo nombra a “Pepito Grillo”, llegó el momento de tomar conciencia de lo que hacemos y lo que queremos, muchas veces no notamos que nuestros actos repercuten fuertemente en el resto y a la vez nosotros mismos nos vamos perdiendo. Con respecto a los tipos de “imbéciles” mencionados por el autor suele ocurrir en diversas etapas, desde la adolescencia en adelante, es
  5. 5. difícil notar claramente lo que queremos o no, y únicamente nosotros podemos tomar aquella decisión. El egoísmo por otra parte afecta en conjunto, muchas veces pasamos a llevar a los demás por beneficio propio, y al obtenerlo, pocas veces notamos lo que perdimos por llegar a él. Esto nos aleja de nuestra idea de lograr la humanización, ya que no reconozco al otro como tal, sino que vuelvo a pensar solo en mi bienestar. Cuando tomamos conciencia de que somos libres, que cada error que hemos cometido, cada acto realizado, fue únicamente decisión de nosotros, pesa bastante el remordimiento, la pregunta del porque lo hicimos y al vernos atrapados al último que culpamos, es a nosotros mismos. Es vital tomar conciencia de nuestra libertad y aprender a vivir con ella. Es importante aclarar que ser imbécil no es lo mismo que tonto, a lo que el texto se refiere es a la estatura moral que se debe construir. Siendo el pilar fundamental de esta construcción la adquisición de conciencia, la que si bien, se edifica bajo algunas facultades innatas, se ve potenciada y reforzada primordialmente por la atención y el esfuerzo que cada uno le asigna a las tareas morales y éticas. Sobre esto se desprende, que la receta que nos servirá como cura de la imbecilidad, o más bien, la conciencia que nos ayudará a superarla sería: Saber que no todo da igual porque queremos realmente vivir bien, humanamente bien; Estar dispuestos a fijarnos en si lo que hacemos corresponde a lo que de veras queremos o no; A base de práctica, ir desarrollando el buen gusto moral, de tal modo que haya ciertas cosas que nos repugnen espontáneamente hacer; Renunciar a buscar coartadas que disimulen que somos libres y por tanto razonablemente responsables de las consecuencias de nuestros actos. También hace diferencia entre el egoísta y el imbécil, arguyendo que solo deberíamos llamar egoísta consecuente al que sabe de verdad lo que le conviene para vivir bien y se esfuerza en conseguirlo, y no al imbécil que cree ser feliz con lo que tiene o posee pero al final se fastidia el mismo. El autor nos ofrece una interesante visión sobre nuestra actitud para con la vida, y nos invita a desarrollar nuestra capacidad crítica sobres nuestras posibilidades de libertad. Este capítulo habla de la conciencia, que es eso que nos hace sentir mal por dentro cuando actuamos indebidamente, cuando nuestros actos no salen como esperábamos. Y “esto” que nos hace sentir mal, no es el miedo a las represalias o miedo al castigo que nos puedan aplicar por haber actuado de esa forma, sino es la sensación de haber utilizado mal nuestra libertad. A estas sensaciones las llamamos remordimientos, los cuales están ligados a nuestra libertad; como nosotros podemos elegir lo que queremos y no queremos
  6. 6. hacer, una vez hecho, si resulta ser lo “malo” nos arrepentimos por habernos equivocado en nuestra elección, y entonces nos sentimos culpables. A la hora de ser responsables, es decir, de hacer frente a las represalias de nuestros actos, hay algunos que se excusan diciendo que se lo habían mandado, que él no quería, que era “irresistible”. CONCLUSIÓN Imbécil es aquél cuyo carácter es débil, y nuestra obligación es evitar serlo. Hay quienes creen que no quieren nada y todo les da igual, otros que lo quieren todo a la vez y caen en propias contradicciones, otros que no saben lo que quieren ni intentan averiguarlo, algunos tienen una voluntad muy débil o, en el caso contrario, muy fuerte y no distinguen la irrealidad. Si se es imbécil, se necesita de fuerzas exteriores en que apoyarse y con dificultad se llega a la buena vida. Lo contrario de ser imbécil es tener conciencia, para lo cual se requiere de cualidades innatas. Después del mínimo de condiciones sociales y económicas adecuadas, la conciencia depende de la atención y esfuerzo de cada individuo. Debe haber interés por vivir humanamente bien, concordancia entre actos y deseos, desarrollar el gusto moral y enfrentar la responsabilidad. Un auténtico egoísta es quien quiere y busca lo mejor para sí mismo. Aquél que se rodea de lo que le sienta mal es un imbécil que deseaba ser egoísta. La culpa y la responsabilidad también se relacionan con la conciencia, pero lo peor es el remordimiento que es el descontento con nosotros mismos por emplear la libertad en contra de nuestros deseos. Ser responsable es saberse libre para bien o para mal y estar dispuesto a responder por los actos; actuar sin órdenes superiores con un fin de construirse, transformarse e inventarse a sí mismo. Como la decisión de vivir bien es personal, lo ideal sería que se volviera un tipo de vicio. Debemos recordar que somos seres vivos en un sistema ecológico, racionales, sociales, libres, políticos, creativos, históricos, comunicativos, individuos en una comunidad, es decir estamos conscientes de lo que somos y por ende debemos actuar de acuerdo con lo que somos, sino experimentaremos un gran descontento por no haber actuado en congruencia con lo que verdaderamente somos. CAPITULO VII: “PONTE EN SU LUGAR” Resumen
  7. 7. Comienza citando como ejemplo la travesía de Robinson Crusoe, que se enfrenta con los desafíos de la naturaleza y la soledad en una isla que él pensaba desierta, hasta que descubre una huella humana en la arena, en ese momento ya no se enfrenta a problemas relacionados con sus necesidades ni con la naturaleza, sino más bien a un problema ético. Debe resolver como relacionarse con esta persona desconocida, barajando múltiples opciones. Aparece el miedo y las interrogantes: ¿Tratarlo como amigo o enemigo? ¿Se entenderán? ¿Hombre o mujer?, lo que Savater explica, es que la ética no se ocupa de cómo resolver los problemas con las cosas; lo que le interesa es cómo vivir bien la vida entre humanos Se cita posteriormente a Marco Aurelio, gobernador y filósofo, quien reflexiona sobre las personas “malas” y “buenas”, teniendo bien claro que quien hace cosas “malas” no deja de ser humano por ello; y que todas nuestras acciones son imitación de otras, de ahí la relevancia de dar el ejemplo. Habla también de la importancia de ponerse en lugar del otro para tratar de tomar en cuenta sus derechos humanos, no solo según la institución pública, sino también la virtud de la justicia, o sea la habilidad de cada uno para entender a nuestros semejantes. Es esto lo que nos hace vivir bien. Se demuestra el capítulo con la desventura de Robinson Crusoe el cual está solo en una isla, debe sobrevivir para ello se equipa de ropas, comida y bebibles. Su vida de náufrago parece ser cómoda hasta el momento en que este descubre huellas de otro humano (Viernes un salvaje caníbal) y comienza el pensamiento de una difícil decisión, por una lado seguir el camino del instinto y actuar como una bestia más de la isla o comportarse como un hombre y tratar con rival o un posible compañero (pensando en un semejante) he aquí el comienzo de un problema ético. Lo que hace humana a la vida es estar en compañía de otros humanos manteniendo cualquier tipo de relación, la vivencia del hombre en sí se basa en el trato con los demás, se puede llevar una vida sin personas cerca, pero esto sería privarnos de ser humanos. Pese a las diferencias siempre habrá algo que nos haga semejantes, volviendo al ejemplo de la relación entre Robinson Crusoe y Viernes, por mucha diferencia cultural que ellos tuvieran ambos tenían la capacidad de valorar comportamientos de razonar entre lo que es bueno y lo que es malo. Por más mal que pueda obrar un sujeto este sigue siendo humano, no hay que olvidar que alguien que ha llegado a ser algo detestable puede transformarse en lo imprescindible.
  8. 8. Una de las características más importantes en el ser humano es la capacidad de imitación, la mayor parte de nuestro comportamiento y de nuestros gustos la copiamos de los demás es por eso la importancia del como damos a conocernos a los demás para dar un ejemplo social. Se habla de ponerse en el lugar del otro, esto significa tomar enserio al prójimo, pero sin llegar a los extremos, mantener los intereses personales no tiene nada malo mientras no se llegue a pasar por encima del resto. La ética habla de cómo vivir bien entre humanos, sin embargo hay criterios distintos acerca de lo aceptable y lo inaceptable. Lo cierto es que lo conveniente es aquello sin lo cual se vive, mas no humanamente. Incluso quien comete cualquier fechoría sigue siendo humano pues cuenta con la posibilidad de cambiarlo. Una característica del ser humano es la imitación, por lo que el ejemplo que se le da a los semejantes es básico, muchos malos lo son porque están solos, temerosos y son ignorantes. Lo más valioso que obtenemos de nuestros semejantes es la posibilidad de tener la complicidad y afecto de más seres libres, es la forma en que la humanidad se refuerza. La libertad no sirve a nada ni nadie, se contagia. Al perjudicar al prójimo el más perjudicado es al final uno mismo. Tratar a las personas humanamente es saber ponerse en su lugar; ser conciente que, pese a las diferencias que entre todos existen, siempre se está de algún modo dentro de los semejantes; o reconocer sus derechos y razones para considerarle igual de real y serio como uno mismo. La clave de todo es sentir simpatía y lograr ponerse en el lugar; se requiere de objetividad para ver las cosas a su manera sin ocupar su sitio, pero principalmente se necesita un conocimiento de la justicia. La virtud de la justicia es la habilidad y el esfuerzo para saber lo que nuestros semejantes esperan de nosotros, y esto no se logra obedeciendo leyes que establecen, sino amando un poco a cada persona como cosa indispensable para vivir bien El autor empieza este capítulo hablando sobre la historia de Robinson Crusoe. Robinson es un náufrago que vive solo en una isla y que él solo ha tenido que luchar contra el hambre, la sed, el tiempo… y que un día se encontró una huella humana en la arena. Entonces tiene que plantearse como reaccionar con esa persona, si tomarla como enemiga o como amiga. Robinson decide tratarlo como a un ser humano, porque eso es lo más importante y es como querría que le trataran a él. A partir de aquí el autor habla sobre las relaciones entre humanos. Explica que tenemos que tratar a los demás con respeto, porque aunque sean ladrones, mentirosos, traicioneros… siguen siendo humanos y merecen ese trato. E igual que se han convertido en ese tipo de personas podrán rectificar y por lo tanto nos sería conveniente tener una relación con ellos. Y nos aconseja que nosotros también seamos buenos, para así que hayan más personas buenas que malas.
  9. 9. Lo que quiere decirnos en todo el capítulo es que debemos tratar a las personas como personas, ponernos en su lugar, comprenderlas, entenderlas, tomar su punto de vista… Para así poder hablar con ellos, y no solo eso, sino también debemos tener en cuenta sus derechos, “y cuando los derechos faltan debemos comprender sus razones”. La ética intenta hacernos ver cómo llevar una buena vida, ya que si no sabemos la forma de encaminarla perdemos la oportunidad de tenerla, la habremos malgastado. Todos las personas somos muy diferentes, pero todos somos humanos, y tenemos que ser mas humanos, y aunque nada tengamos en común con los demás en cuanto a intereses o forma de vida, siempre es bueno humanizarse. A los hombres debemos tratarlos como tal, y aunque hay que tener cuidado porque no todos tenemos las mismas intenciones, no debemos tener malicia o recelo hacia ellos, si no ellos nos devolverán lo mismo y así perderemos la poca, o toda oportunidad de acercamiento. Tratar a las personas como semejantes no es más que ponerse en su lugar, tener en cuenta que podríamos perfectamente estar en su situación, aunque no por ello hay que darle la razón en todo. Todos tenemos nuestros propios intereses, ya sabemos que hay que ser egoístas consecuentes, y debemos a la vez ponernos en el lugar del otro, porque su realidad es tan real como la mía, y aunque no me guste. "Para Marco Aurelio que era emperador y filósofo pero no imbécil, sabía muy bien lo que nosotros también sabemos, que hay gente que roba, que miente y que mata. Naturalmente, no suponía que por aquello de llevarse bien con el prójimo hay que favorecer semejantes conductas." ahora bien, si cuanto más feliz y alegre se siente alguien menos ganas tendrá de ser malo. Entonces qué debo hacer? Pues intentar fomentar en la medida de lo posible la felicidad del prójimo. Todos somos iguales ante cualquiera, el primero de los derechos humanos es el derecho a ser únicos. ANÁLISIS Como es referido en el capítulo anterior uno es humano mientras se encuentre interactuando con más humanos, estamos de acuerdo que la relevancia de la compañía entre semejantes es altamente importante ya que nuestra vida gira en torno a mucha gente, pese a las múltiples diferencias que se puedan llegar a tener, a las formas de actuar de cada sujeto, siempre habrá algo que nos una, la semejanza que une a todo hombre nuestra esencia ‘’humana’. Al mismo tiempo tenemos la suerte de poder aprender de las diferencias de los demás para así complementarse como persona, tomar un poco de lo que nos rodea para formar algo propio una imagen personal en busca de múltiples intereses, esta constante búsqueda de nuestros intereses siempre estará relacionada con otras personas
  10. 10. por lo cual debemos tratar de lograr un equilibrio entre los intereses propios y los del resto. Robinson Crusoe al verse solo en la isla, no tenía la oportunidad de relacionarse con otros humanos, y al ver la posibilidad de que esto cambiara, nacen en él interrogantes frecuentes, que todos nos hacemos al enfrentar a personas desconocidas, ya que por muy semejantes que seamos los humanos no tenemos clara cuál es la mejor manera de comportarnos frente a los demás. Y para este náufrago ya no se trata de sobrevivir, sino que debe vivir humanamente. Es decir debe enfrentarse a personas y relacionarse de buena manera con ellas para lograr vivir bien, ya que solo entre humanos se da la relación más perfecta a pesar de no tener la misma cultura, ideas o código de valores. Para Marco Aurelio, lo importante es no dejarse llevar por las conductas de las personas, sean malas o buenas, ya que son tan humanos como nosotros mismos y a la vez son imprescindibles ya que dan valor a nuestra existencia, humanizan nuestra vida. La característica de imitación del ser humano se basa en el traspaso de las habilidades y cultura entre otros, a través del tiempo, que nos hace seres influenciables y moldeables. De ahí la importancia de dar el ejemplo con nuestras acciones y que sean lo más justas posibles. CONCLUSIÓN En esta realidad que nos tocó compartir, nuestra libertad es una fuerza transformadora que puede ser usada por los imbéciles morales para tratar a los seres humanos como cosas u objetos de ambiciones mezquinas, o bien por los humanos plenos para buscar la felicidad de todos sus semejantes. Cuando tratas de perjudicar a un ser humano, eres tú el que más se perjudica al actuar desconociendo o no haciendo caso a lo que realmente eres. CONCLUSIÓN GENERAL La ética habla de cómo vivir bien entre humanos. Sin embargo hay criterios distintos acerca de lo aceptable y lo inaceptable. Lo cierto es que lo conveniente es aquello sin lo cual se vive, mas no humanamente. Incluso quien comete cualquier fechoría sigue siendo humano pues cuenta con la posibilidad de transformarse. Una característica del ser humano es la imitación, por lo que el ejemplo que se le da a los semejantes es básico. Muchos malos lo son porque son desgraciados, están solos, temerosos y son ignorantes. Lo más valioso que obtenemos de nuestros semejantes es la posibilidad de tener la complicidad y
  11. 11. afecto de más seres libres, es la forma en que la propia humanidad se refuerza. La libertad no sirve a nada ni nadie, se contagia. Al perjudicar al prójimo el más perjudicado es al final uno mismo. Tratar a las personas humanamente es saber ponerse en su lugar; ser conciente que, pese a las diferencias que entre todos existen, siempre se está de algún modo dentro de los semejantes; o reconocer sus derechos y razones para considerarle igual de real y serio como uno mismo. Los propios intereses no son malos, pero sí relativos; el único absoluto es el de ser humano entre los humanos que conduce a la buena vida. La clave de todo es sentir simpatía y lograr ponerse en el lugar del otro es un arte; se requiere de objetividad para ver las cosas a su manera sin ocupar su sitio, pero principalmente se necesita un conocimiento de la justicia. La virtud de la justicia es la habilidad y el esfuerzo para saber lo que nuestros semejantes esperan de nosotros, y esto no se logra obedeciendo leyes que establecen sólo el mínimo de esto, sino amando un poco a cada persona como cosa indispensable para vivir bien. PREGUNTAS GENERADORAS CAPITULO 6 1. ¿Qué relacion tiene conciencia e imbecil? R- Ser moralmente imbecil es lo contrario a tener conciencia. Hay vaios tipos de imbeciles “morales” el que cree que no quiere nada, el que cree que todo lo quiere, el que no sabe lo que quiere y ni se molesta en averiguarlo, el que sabe lo que quiere pero lo quiere flojito, con miedo, el que quiere con fuerza pero se engaña a si mismo sobre lo que es la realidad y al final acaba perjudicándole; sin embargo la conciencia es lo que nos ayuda a saber que no todo da igual, que debemos fijarnos en lo que hacemos, a desarrollar el buen gusto moral. 2. La Conciencia ¿se nace con ella o se adquiere? R- La conciencia se va afirmando y adquiriendo con el paso del tiempo 3. -¿ De donde vienen los remordimientos? R- De nuestra propia libertad, si no fuésemos libres no podriamos sentirnos culpables de nada, y evitaríamos los remordimientos. Por eso cuando sabemos
  12. 12. que hemos hecho algo vergonzoso intentamos asegurar que no tuvimos otro remedio, que no pudimos actuar de otra forma. No son mas que el descontento con nosotros mismos cuando empleamos mal la libertad. 4. -¿Que es lo irresistible? R- No es mas que una superstición inventada por los que tienen miedo a la libertad. Todos los que quieren rehusar de su responsabilidad creen en ella. - PREGUNTAS GENERADORAS CAPITULO 7 1. ¿ Quien era Marco Aurelio? Describe brevemente el planteamiento que nos hace. R- Marco Aurelio era un emperador romano y filosofo que acostumbraba a escribir sus conversaciones con si mismo, el planteamiento que nos presenta es el siguiente: “Piensa que durante el dia se encontrara con ladrones, mentirosos, adulteros y se recuerda que debe tratarles como a hombres por que son tan humanos como el, y por tanto le resultan imprescindible”. Para Marco Aurelio lo importante no era si su conducta le convenía o no, sino que como humanos le convienen y eso no se le debe olvidar nuca al tratar con ellos. Por malos que sean su humanidad coincide con la suya y la refuerza. Naturalmente sabia que por llevarse bien con el prójimo debia favorecer esas conductas y tenia claro que aunque cometieran actos de robos abusos, mentiras etc.. no dejaban de ser humano. 2. -¿Qué papel juega la imitación y el ejemplo en las relaciones humanas? R- Pues que la mayor parte de nuestros gustos y acciones las copiamos de los demas, es decir según el ejemplo que nos den los demás así será lo que llamamos imitación. Por eso es tan importante el ejemplo, por que en lo que llamamos civilización hay mucho de imitación.
  13. 13. 3. -Explica la siguiente frase: “La ignorancia aunque este satisfecha de si misma, también es una forma de desgracia” R- Que los problemas que ignora una persona para poder sentirse satisfecha consigo mismo, los ignora para poder no sentirse desgraciado. 4. -¿Qué relación establece el autor con los términos “justicia” y “vivir bien”? R- Para el autor la justicia tiene que ver en gran parte con el arte de saberse poner en el lugar del prójimo, el esfuerzo que debemos hacer cada uno-si queremos vivir bien- es entender lo que nuestros semejantes esperan de nosotros CONCLUSIÓN El contenido del libro hace preguntarnos a nosotros mismos ¿cómo podemos vivir de la mejor forma posible? Muchas veces nos enfocamos en las acciones que podremos hacer a futuro pero ¿es realmente el enfoque que queremos dar a nuestra existencia? Destacando los capítulos del texto que nos dicen que la vida hay que disfrutarla y valga la redundancia vivirla en el momento para estar sanos en cuerpo y mente, claro todo esto sin llevar a pasar al otro. Resaltar aún más el hecho de que la vida se vive con semejantes hablando de humanos y que siendo así debemos respetar al otro, sea quien sea sin importar su cultura, religión y pensamientos el hecho de ser humanos nos hace diversos y complejos. Entonces como respuesta a las interrogantes que se formaron dentro del grupo: vivir de la mejor manera posible no significa vivir con lujos o riquezas, sino que es vivir alegres y realizados como personas, los cuales son verdaderos valores en la vida. Teniendo todo esto en cuenta para relacionar la ética con nuestro futuro
  14. 14. profesional vemos que si tenemos todas estas enseñanzas en cuenta y al mismo tiempo las aplicamos podremos ser justos con nuestros pacientes, entenderlos y buscar lo mejor para ellos y nosotros mismos.

×