ANTROPOLOGÍA FILOSÓFICAINTRODUCCIÓNAnthropos-logos (estudio del hombre): Estudio del hombre en sus dimensiones social,cult...
El hombre se mueve en función de sus creencias y sus convicciones. Lacreencia madura en la convicción, que configura nuest...
la realización de una operación específica (función, tarea, misión, destino —como elacuñar una moneda o una medalla—).Los ...
como hipótesis con la que salimos a investigar hasta qué punto el fenómeno (lamedida de la diagonal de un cuadrado) se aju...
Los motivos por los que se pretende conocer la naturaleza también sondistintos en ambas perspectiva.En la perspectiva Aris...
sinonimia con la que se emplea en la Sagrada Escritura los términos ‘justicia’,‘sabiduría’ y ‘santidad’: todo se comprende...
cristianismo, en cambio, afirma que la plenitud del hombre no es un objeto (Dios),pero que sí es objetivable (Cristo Hombr...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

01 antropología apuntes

168 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
168
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

01 antropología apuntes

  1. 1. ANTROPOLOGÍA FILOSÓFICAINTRODUCCIÓNAnthropos-logos (estudio del hombre): Estudio del hombre en sus dimensiones social,cultural, biológica, etc.LOGOSLa filosofía nos ayuda a tomar posiciones, orientar nuestra vida. Buscamos la sabiduría,y la sabiduría es Dios. Nosotros podemos amar la sabiduría: ‘Filos-Sofía’. Pero con lafilosofía buscamos la verdad no como la única manera de entender un determinadofenómeno.Martin Kriele: “Es necesario distinguir entre lo que uno desarrollasistemáticamente y defiende con vehemencia y lo que uno lleva a cabo seriamente y loque subyace a la acción práctica responsable”.Para obrar rectamente, hay que juzgar rectamente. Lo que nos marca la sendarecta es la verdad. Los criterios para interpretar rectamente se fundan en principiosque son verdades universales, inmutables y eternas: sirven para toda cultura en todotiempo y civilización.Por eso es preciso distinguir entre un desarrollo sistemático de ideas, que esalgo más bien académico, y aquel saber —probablemente no sistemático— quehacemos efectivo cada vez que tomamos una decisión.Lo que buscamos es, en definitiva, la verdad. La tradición cristiana nos habla departicipación. No podemos poseer la verdad sino que participamos de ella.A) LA IDEA DE LA POSESIÓN DE LA VERDADEl intento de poseer la verdad por nuestras propias fuerzas (Descartes busca lacerteza plena, la ausencia de error que opera a través de un método), a través de larazón, es el racionalismo.Pero la idea de ‘posesión’ de la verdad encierra a cada uno sobre sí mismo, y locierra sobre sí mismo, incapacitando el diálogo.B) PARTICIPACIÓN EN LA VERDADEstamos invitados a la contemplación de la verdad. No se trata de que laposeamos, sino de que nos abramos a la participación de su luz a través de lainteligencia. ¿Cómo podemos hacer efectiva esa participación? A través de lacontemplación. De la participación que opera a través de la contemplación, nace laconvicción. [Durheim y su separación de las ciencias del espíritu y de la naturaleza,esto es un error].Convicción
  2. 2. El hombre se mueve en función de sus creencias y sus convicciones. Lacreencia madura en la convicción, que configura nuestra existencia y nuestramentalidad, con las que luego interpretamos la realidad. Basamos nuestrasconvicciones en la experiencia de la contemplación.La convicción está condicionadaa) Históricamente: Por la época en la que se vive.b) Personalmente: Por las capacidades propias y la experiencia: inteligencia, etc.La convicción media entre nosotros y la participación de la verdad.Necesitamos objetivar nuestra experiencia de la verdad, contrastándola con laexperiencia de la verdad de los demás. El acceso a la verdad, así, no es personal,individual, y es ésa la razón de ser de la familia y de la sociedad, lo que les da sentido.Criterios/fundamentos con los que interpretar rectamenteFundamentos objetivos son los que no fundan criterios en la opinión, sino enverdades objetivas (ej: el aborto: puedo aplicar el criterio de la opinión política, lo‘políticamente correcto’. El fundamento objetivo sería el de que el niño es un serhumano que tiene derecho a la vida). El fundamento objetivo es la base del diálogo.Primer principio: Principio de aplicación (Gadamer)- El estudio del hombre nosha de proporcionar criterios verdaderos en un fundamento objetivo. Para vivir mejor,como seres humanos mejores.Referencias: Antropología filosófica, José Ángel García Cuadrado (Eunsa);Antropología Metafísica, Julián Marías (Alianza ed.).ANTHROPOSNATURALEZA DEL HOMBRE: Principios operativos.Julián Marías: “La Naturaleza es el primer esquema general de lainterpretación de lo real”.Los principios operativos de un ente, según la metafísica tradicional, son elacto (energon, el ejercicio de un obrar específico o función) y la potencia.En Aristóteles‘Phýsis’  Fin  Para Aristóteles las cosas naturales son las que tienen en sí elprincipio del movimiento, de su propio movimiento (ergon, obrar específico).El movimiento para Aristóteles es la realización de posibilidades; en el caso delos seres naturales se refiere a la realización de las posibilidades específicas, tambiénconocidas como potencias o facultades. Por tanto es una acción (en-ergon) finalizada a
  3. 3. la realización de una operación específica (función, tarea, misión, destino —como elacuñar una moneda o una medalla—).Los procesos naturales de crecimiento y desarrollo están encaminados a laplena posesión o uso de las facultades (entelekeia), por eso afirma que la naturaleza esfin, lo que las cosas son una vez adquirido su desarrollo.Aristóteles llama a la entelekeia de cada ser Esencia, Ousía, significa elverdadero ser de las cosas, de los entes.El verdadero ser del hombre tendrá que ver con el fin de su naturaleza. ¿Cuáles el pleno desarrollo del hombre? Aristóteles va a contestar a esta pregunta de unmodo práctico: el ciudadano implicado activamente en los asuntos de la polis.Nosotros lo vamos a ver de un modo aún más concreto: el hombre capaz deformar un hogar estable.Ese sería el ergon propio del hombre que lo analizaríamos con los recursospropios de la ciencia aristotélica: el conocimiento por causas.Para conocer el obrar específico del hombre se necesita conocer las cuatrocausas:a) Material: cuerpob) Formal: sensibilidad1c) Eficiente: voluntadd) Final: inteligenciaEn la concepción modernaPor otro lado tenemos el concepto de naturaleza que surge en el Renacimientoy que da origen a la ciencia moderna.Al igual que en la física aristotélica, para los modernos la naturaleza también esprincipio de movimiento. Pero en vez de ser un movimiento encaminado a larealización de posibilidades, pasa a ser un hecho constatable (un factum) cuyo análisisno depende ya de las posibilidades reales de las cosas, sino de la capacidad analíticadel sujeto. Esa capacidad analítica depende de la propia estructura subjetiva delpensamiento imagen de Dios. La ley con la que Dios ha creado el mundo es la mismaley que ha inscrito en el pensamiento humano; por tanto, la estructura dinámica delcosmos es la misma que la estructura de la actividad del pensamiento, y esa estructuraes matemática (Galileo dirá que el cosmos está escrito en lenguaje matemático).De aquí derivan dos cosas. La primera es que no podemos preguntarnos por lasintenciones de Dios, como pretende el aristotelismo al querer conocer lo que las cosaspueden llegar a ser (su esencia); tan sólo podemos conocer lo que es: el fenómeno. Elconocimiento matemático de la realidad no nace de la experiencia, sino de laaplicación de un modelo mental (un triángulo rectángulo, por ejemplo) que se toma1En los animales es el instinto. En la edad media se le conocía como estimativa para los animales, ycogitativa para los hombres. Pero prefiero llamarle sensibilidad porque recoge todo el bagaje culturaldel Renacimiento (sprezatura), la Ilustración (el gusto) y el Romanticismo (sensibilidad propiamentedicho, pero también espíritu —Geist— o conciencia —Bewusstsein—)ALMA}
  4. 4. como hipótesis con la que salimos a investigar hasta qué punto el fenómeno (lamedida de la diagonal de un cuadrado) se ajusta a nuestro modelo.En el caso concreto del movimiento, Galileo —aun sin formularla— trabaja conuna hipótesis matemática: el principio de la conservación de la cantidad demovimiento o el principio de inercia, que Newton formulará más tarde, más o menosasí: un cuerpo permanece en reposo o en movimiento rectilíneo y uniforme, a no serque actúe sobre él alguna fuerza; y cuya fórmula se puede expresar así v=s/t.No existe ninguna experiencia del movimiento rectilíneo y uniforme. La talfórmula es una pura abstracción matemática, que, ciertamente, nos ayuda a analizar larealidad descubriendo cuales son las fuerzas que hacen variar la trayectoria de unmóvil (la gravedad, por ejemplo, en la trayectoria de las proyectiles), pero, a su vez,nos hace considerar la realidad de una forma distinta a la experiencia cotidiana. Porejemplo: ya no son las cosas las que definen la realidad, sino los procesos y lasrelaciones dinámicas que se dan en las cosas. Así para Aristóteles el espacio era ellugar que ocupan los cuerpos y el tiempo la duración de un acontecimiento según unantes y un después, y por eso, espacio y tiempo eran relativos a las cosas y los sucesos.Ahora no va a suceder así: espacio y tiempo son absolutos matemáticos: la abstracciónhecha de la hipótesis de un móvil sobre el que no interviene ninguna fuerza.Aristóteles afirmaba que todo móvil tiene una meta, un fin, un objetivo. Para losmodernos las metas, los fines y los objetivos están de más en el estudio científico de lanaturaleza; lo que a éstos les interesa es qué es lo que hace que un móvil cambie sutrayectoria: el mecanismo, la fuerza.Desde esta perspectiva la naturaleza es un conjunto de procesos que secaracterizan por ser una sucesión secuencial —no finalizada— de fenómenos(antecedente y consecuente).La noción de materia, con este planteamiento, también cambia: sigue siendosustrato, pero no de determinaciones (sobre todo si son determinaciones cualitativas)sino de magnitudes. Las magnitudes son el espacio, el tiempo, la masa y la fuerza.Y la naturaleza se divide en dos grandes grupos: la naturaleza extensa (resextensa) y la naturaleza pensante (res cogitans); que se mueven por rigurosas leyesuniversales: las leyes de la física y las leyes lógicas (matemáticas), respectivamente.A partir del renacimiento la física no va a ser el estudio de las propiedades delos entes naturales, de los seres que tienen en sí el principio del movimiento, sino elestudio de los fenómenos que se dan en la res extensa; cuya propiedad común es esa,la de ser extensa: magnitud. El fenómeno principal es, como en la física aristotélica elmovimiento; pero este ya no es realización de posibilidades, sino una abstracciónmatemática: el espacio que un móvil ideal del tamaño de un punto geométrico recorreen un tiempo homogéneo (absoluto, cronométrico). Por otra parte, cualquier cambiono será debido a metas u objetivo, sino a impulsos o tendencias, cuya procedencia nopuede ser nunca intencional, sino meramente mecánica (hemos entrado en elmecanicismo)Motivo del estudio en Aristóteles
  5. 5. Los motivos por los que se pretende conocer la naturaleza también sondistintos en ambas perspectiva.En la perspectiva Aristotélica interesa más lo que las cosas pueden llegar a serque lo que realmente son. Por eso, lo que explica el dinamismo y la naturaleza de lascosas es el poder ser inmanente a la cosa misma (la esencia); y así afirmará que lanaturaleza es fin: lo que las cosas son una vez alcanzado su desarrollo. El desarrollo selogrará cuando el individuo esté en posesión del pleno uso de sus facultades(entelekeia). El proceso de desarrollo es el proceso por el cual las potencias se van“haciendo con” las habilidades necesarias para su pleno funcionamiento. Ese “vestirsede habilidades” es una necesidad de las facultades mismas para su funcionamiento. Elvestido o hábito, que no va a dejar de tener la facultad correspondiente, puede ir afavor de la plena posesión del potencial que tiene una facultad y se llama virtud, opuede lastrar o dificultar esa posesión y se llama vicio. Es el pleno uso de susfacultades lo que hace al hombre feliz (“¡Ay, Señor, qué saltos me haces dar!”, decía larana, cuando todos sabemos que lo que más le gusta a la rana es saltar), por eso sólola vida lograda (virtuosa) hace al hombre feliz.—oooOooo—El MODELO DE PERSONA EN PLENO USO DE SUS FACULTADES al que nosvamos a atener va a ser un modelo práctico. Para Aristóteles2fue un ciudadanopolíticamente (cívicamente) activo. Para nosotros será una PERSONA CAPAZ DEFUNDAR UN HOGAR ESTABLE.Estas son las virtudes con las que el hombre capacita sus facultades:Para el cuerpo la templanza.Para la sensibilidad la prudencia.Para la voluntad la fortaleza.Para la inteligencia la justicia.La idea de Justicia como rectora de todo el comportamiento humano(Parménides, Sócrates, Platón) juega un papel principal, como también en relación alconjunto de las demás virtudes.Para entender porqué hemos puesto a la justicia como rectora de todas lasvirtudes3podemos hacer alusión al mito del carro alado de Platón, y también a la2Kalokagathia. (del griego i"8@P"("2", kalokagathia, caballerosidad) Los aristócratas se considerabana sí mismos como los que encarnaban el ideal del kaloskagathos (de kalós kaì agathós, hombres bellos ybuenos, poseedores de toda la areté). Platón concibe este término en sentido de una virtud interna, porello, en la República, llama kaloskagathos al filósofo, «el hombre bello y bueno», que es amante delsaber y la cultura y, en el Timeo (87c), lo concibe como el ideal de perfección individual. Aristóteles, enla Ética a Nicómaco y en la Ética a Eudemo, usa este término como sinónimo de «nobleza» de ánimo ycomo condición de magnanimidad, y es el telos o finalidad de todas las virtudes.3«Según el Filósofo, el sabio toca considerar la causa altísima, con la cual juzga ciertísimamente de lasotras, y conforme a ella es menester que se ordene todo» (S. Th. II-II q. 45 a. 1 co). En el Libro Primero,Capítulo Segundo de la Metafísica, Aristóteles desarrolla qué es el sabio, aquel que le compete mandar.
  6. 6. sinonimia con la que se emplea en la Sagrada Escritura los términos ‘justicia’,‘sabiduría’ y ‘santidad’: todo se comprende si entendemos que esta virtud es la quenos hace juzgar rectamente para obrar rectamente. La rectitud se entiende como elsentido que la inteligencia da tanto al comprender como al obrar (hacemos alusión alprincipio de aplicabilidad de Gadamer). Se entiende que sin esta rectitud carezcan defundamento las demás virtudes.La Verdad es lo que señala el camino recto. Si nos atenemos a la definición deBien que habíamos visto (aquello que se necesita para realizar la función propia —tarea, destino, vocación, obrar específico, etc.— virtuosamente), entonces la Verdadplena es lo esencialmente más necesario para alcanzar la propia plenitud. La Verdadplena es el Bien supremo que sólo puede ser Dios. La Verdad, habíamos dicho, no seposee, se participa; por tanto, la posesión del uso de nuestras facultades será tantomás plena cuanta más plena sea nuestra participación en la verdad4.El uso pleno de las facultades no estriba sólo en la contemplación, como podríainterpretarse de las doctrinas de Aristóteles o Santo Tomás. El uso pleno de lasfacultades se alcanza (lo veremos con más detenimiento) cuando hacemos de nuestraparticipación en la Verdad un bien para los demás (es bueno volver a revisar ladefinición de bien aristotélica)5. En términos generales se podría decir que la aplicaciónde la contemplación de la Verdad se traduce en irradiar bondad por el amor (o lacaridad)6Para alcanzar el sentido pleno de todas las cosas (que no el conocimientopleno), todo ha de estar, en última instancia, referido a Dios (a lo absoluto: Steiner).La educación tiene como finalidad ayudar a la consecución de las virtudes queson el ’hábito’ con el que se visten y se hacen efectivas las potencias. Y el ejerciciopleno de las propias facultades, la plena realización de mis posibilidades tiene comoconsecuencia la felicidad. En este contexto, el bien es una necesidad: lo que el hombrenecesita para el ejercicio de su función virtuosamente (en plenitud).Perspectivas antropológicas relativas al fin del hombre.1. Existencialismo: No hay camino recto. Sólo hay pura elección. Afirma que elhombre no está “determinado” a ningún fin, y no existe ninguna forma de plenitud. Laúnica plenitud es la de su propia libertad desnuda (El ser y la nada de Sartre), sinninguna cortapisa: ni cielo, ni infierno; ni bueno, ni malo; ni mejor, ni peor. Nada dedeber, sólo querer puro: desear puroEl deconstruccionismo niega la identidad personal, sólo somos lo que cada unoelija ser.2. Personalismo (Max Scheler): Sí hay camino recto. Pero hay que elegirlo. Elhombre no es un objeto sino un sujeto. Es una realidad imposible de objetivar. Suplenitud sería también puramente subjetiva, y de cada uno (¿no participable?). El4«La verdad os hará libres» Jn 8, 325«Veritatem facientes in caritate» Eph 4, 156«Contemplad al Señor y quedareis radiantes» Salmo 34, 6 (en otra versión dice: «Los que miran a Él,refulgirán»).
  7. 7. cristianismo, en cambio, afirma que la plenitud del hombre no es un objeto (Dios),pero que sí es objetivable (Cristo Hombre), y es necesario elegirlo, aceptarlo (la fe).3. Determinismo idealista: Sólo hay camino recto. Toda elección es vana yficticia. El comportamiento del hombre está totalmente determinado, ya sea por lasociedad y la cultura: Estructuralismo; ya sea por un impulso vital cosmológico:Darwinismo; ya sea por un impulso vital individual: vitalismo (psicoanálisis, Nietzsche).Toda elección del hombre es siempre aparente y está motivada por fuerzas queescapan al control del hombre. La conciencia de la libertad es un engaño (escuela de lasospecha)Motivación en la perspectiva modernaEn la perspectiva moderna el conocimiento tiene una función de control ydominio sobre los procesos de la naturaleza: explotación.Magia y ciencia (Kepler y los horóscopos).Control de los procesos naturales y las fuerzas de la naturaleza.La división de la naturaleza en res extensa y res cogitans, e identificar la“esencia del hombre” sólo con la res cogitans (Descartes: La esencia del hombre es serpensante, el auténtico “yo”). El cuerpo viene a ser considerado como un accidente quesufre el hombre, por lo tanto, como toda la naturaleza física, se le puede doblegar avoluntad.El interés como único poder fáctico: la técnica.La felicidad es la consecución de los intereses (deseos o tendencias, que noaspiraciones), porque no existe ningún poder ser natural del hombre, sino sólo un serlo que uno quiere (le apetece, desea) llegar a ser.1. Antropología física: Ciencia que estudia al hombre en sus aspectosbiológicos, como un organismo animal. Tiende a reducir la antropología a una ciencia.También las variaciones2. Antropología cultural: Estudio de las culturas, estudian las tribus comoculturas, a veces tratadas como algo más auténtico que nuestra civilización, por sermás primitivo.3. Antropología social: Los ingleses llaman antropología social a la culturalDivisión de Radcliff Brown:- Antropología social: estudio de estructuras políticas, sociales, económicas yde relaciones de parentesco.- Antropología cultural: estudio e ritos, mitos, etc.Todas ellas nacen con la pretensión de controlar los mecanismos que controlanla conducta humana. Nosotros no hacemos estas antropologías.

×