La historia transcurre a lo largo de un período de tres
años durante la Gran Depresión en el pueblo ficticio de
Maycomb, A...
El personaje de “Boo” Radley lo encarna un desconocido
en su época, Robert Duvall, hoy en día muy reconocido
por sus excep...
En la escena más intensa de la película, Atticus debe
enfrentarse a un intento de un grupo de hombres que
quieren linchar ...
MATAR UN RUISEÑOR ES PECADO PORQUE ESTÁN AHÍ PARA ALEGRARNOS LA VIDA
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

MATAR UN RUISEÑOR ES PECADO PORQUE ESTÁN AHÍ PARA ALEGRARNOS LA VIDA

440 visualizaciones

Publicado el

Lee ha afirmado que Matar un ruiseñor no es una autobiografía, sino un ejemplo de cómo un autor «debería escribir sobre lo que conoce y escribe sinceramente».11 No obstante, numerosas personas y sucesos de la infancia de Lee tienen un paralelismo con aquellos de la protagonista de la novela, Scout. El padre de Lee, Amasa Coleman Lee, era abogado, como Atticus Finch, y en 1919 defendió a dos negros acusados de asesinato. Tras su condena, ahorcamiento y mutilación,12 nunca más asumió ningún caso relacionado con un crimen. El padre de Lee era también director y editor del periódico de Monroeville. Aunque más partidario de la segregación racial que Atticus, se volvió más liberal de manera gradual en sus últimos años.13 Pese a que la madre de Scout murió cuando ella era un bebé y Lee tenía 25 años cuando falleció la suya, la madre de Lee padecía una enfermedad nerviosa que la volvía mental y emocionalmente ausente.14 Lee tenía un hermano llamado Edwin quien, como el ficticio Jem, era cuatro años mayor que su hermana. Al igual que en la novela, un ama de llaves negra acudía diariamente al hogar de los Lee.

Publicado en: Redes sociales
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
440
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

MATAR UN RUISEÑOR ES PECADO PORQUE ESTÁN AHÍ PARA ALEGRARNOS LA VIDA

  1. 1. La historia transcurre a lo largo de un período de tres años durante la Gran Depresión en el pueblo ficticio de Maycomb, Alabama. La narradora es Scout Finch, de seis años de edad, quien vive con su hermano mayor Jem y su padre Atticus, un abogado viudo de mediana edad. Jem y Scout entablan amistad con un niño llamado Dill (personaje inspirado en la parte infantil de la personalidad del amigo íntimo de la autora, Truman Capote) que está de visita en Maycomb durante el verano y que se hospeda en la casa de su tía. Los tres niños están aterrorizados y a la vez fascinados por su vecino «Boo» Radley, quien posee un carácter huraño. Los adultos de Maycomb evitan hablar sobre Boo y muy pocos le han visto en años. Los niños alimentan su imaginación con rumores sobre las apariciones de Boo y las razones por las que permanece escondido, y elaboran fantasías y planes sobre cómo podrían incitarlo a que salga de su casa. Tras dos veranos de amistad con Dill, Scout y Jem comienzan a recibir pequeños regalos que alguien coloca en un árbol próximo a la casa de Radley. Varias veces, el misterioso Boo les hace pequeños presentes a los niños, pero para desengaño de ellos, nunca aparece en persona. A Atticus le encargan la defensa de un hombre de raza negra llamado Tom Robinson, acusado de violar a una joven mujer blanca llamada Mayella Ewell. Aunque muchos de los pobladores de Maycomb no están de acuerdo, Atticus acepta defender a Tom de la mejor manera posible. Otros niños se burlan de Jem y Scout a causa de la posición que toma Atticus, al que llaman "amante de los negros". Aunque su padre le ha advertido que no lo haga, Scout se siente tentada y de hecho pelea para defender el honor de su padre.
  2. 2. El personaje de “Boo” Radley lo encarna un desconocido en su época, Robert Duvall, hoy en día muy reconocido por sus excepcionales papeles como actor secundario y protagonista principal en películas de mucha calidad. No obtuvo ningún galardón por su papel en “Matar un ruiseñor” porque aunque el nombre de su personaje es muy nombrado en las fantasías de Jem, Scout y Dill, solo sale al final de la película durante unos pocos minutos. Yo ya había leído la novela, pero la primera vez que vi la película, me moría de ganas por ver, “conocer” a “Boo”, y fue entonces cuando se me humedecieron los ojos… Dado que Atticus no desea que los niños presencien el juicio de Tom Robinson, Scout, Jem y Dill lo observan en secreto desde el balcón destinado a los negros. Atticus logra probar que tanto Mayella como su padre Bob Ewell, el borracho del pueblo, mienten en sus acusaciones. También se comprueba que Mayella había estado realizando insinuaciones de naturaleza sexual a Tom cuando su padre la sorprendió. Aunque existe una evidencia considerable sobre la inocencia de Tom, el jurado lo encuentra culpable. La fe que Jem tenía en la justicia se ve sacudida cuando Tom, condenado y desesperado, intenta escapar de la prisión y recibe un tiro
  3. 3. En la escena más intensa de la película, Atticus debe enfrentarse a un intento de un grupo de hombres que quieren linchar a Tom. Scout, Jem y Dill logran desbaratar esta amenaza cuando aparecen en la escena y logran que la turba se disperse al hacerles comprender la situación desde el punto de vista de Atticus y Tom. Para mi, la escena más conmovedora de la película: cómo una niña, con su lenguaje y discernimiento infantil, logra enternecer y sacar lo mejor de un grupo de personas cegadas por el alcohol y los prejuicios raciales del lugar y la época, principios de los años 30 en el sur profundo de los EEUU. Para mi, la película con más transfondo y riqueza espiritual realista que jamás he disfrutado. En realidad, con esta pequeña publicación, he pretendido compartir la trascendencia de una pregunta que quizás muchos nos hacemos en estos tiempos convulsos de crisis material y emocional. En cierta página de la novela “Matar un ruiseñor”, Atticus dialoga con su pequeña, Jean Louis (Scout) acerca de la democracia, y le hace una pregunta muy sencilla: ¿”Dime, Jean Louis, cómo definirías “democracia”? Scout, siempre con unos reflejos rápidos como el rayo y su limpia y fresca honestidad infantil, responde: ¡ D E R E C H O S P A R A T O D O S, P R I V I L E G I O S PARA NINGUNO!

×