“LO QUE EL VIENTO SE LLEVÓ”
Todo ocurrió en el Barranco de los Cernícalos”, contaba elalto pino a todos los demás que escuchaban atentos la misteriosa...
Pasado algún tiempo, con las lluvias del invierno le salieronnuevas hojitas al pino, que como estaba pegado al suelo por s...
El cernícalo estaba muy emocionado contando todo esto asu amigo el pino, y contento de haber vuelto a su hogar, que pocoa ...
A medida que el lagarto contaba su pequeña aventura, losanimales del barranco se fueron reuniendo alrededor del altopino e...
podemos sacar cosas buenas.                              FIN
Cuento encadenado con título
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Cuento encadenado con título

740 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
740
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
387
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Cuento encadenado con título

  1. 1. “LO QUE EL VIENTO SE LLEVÓ”
  2. 2. Todo ocurrió en el Barranco de los Cernícalos”, contaba elalto pino a todos los demás que escuchaban atentos la misteriosahistoria. “Un grupo de estudiantes visitaba el barranco. Después deandar y andar, decidieron sentarse a desayunar alrededor de unapiedra. La maestra llevaba en su bolsillo algunas cosas, por siacaso algún estudiante se hiciera daño con las ramas o resbalara.Sin darse cuenta, la botellita de alcohol se salió de su bolsillomientras desayunaba. Cuando todos habían terminado de comer,recogieron y continuaron su recorrido pero…¡La botellita dealcohol se había quedado en el suelo! Al cabo de varios minutos elsol, que no había dejado de brillar, dejó caer un ardiente rayoque impactó en un trozo de cristal abandonado. A su vez, el rayorebotó en el cristal y cayó directamente sobre la botella dealcohol. El líquido se calentó y se calentó hasta que empezó aarder. El fuego avanzaba como una flecha, quemando todo a supaso. El barranco se destruyó, incluida toda su vegetación, hastael viejo pino canario ardió. Los animalillos que allí vivían huyerondel lugar: los lagartos, los cernícalos, los conejos, los canarios,etc.
  3. 3. Pasado algún tiempo, con las lluvias del invierno le salieronnuevas hojitas al pino, que como estaba pegado al suelo por susgrandes raíces, no pudo escapar. Estuvo muy sólo hasta laprimavera. Poco a poco el barranco volvía a tener pequeñosarbustos y florecillas. Los animalillos fueron regresando a sucasa. El primero en llegar fue el cernícalo, que con su elegantevuelo recorrió todo el barranco y llegó hasta dónde estaba elgran pino. En su viaje el cernícalo pasó por Lomo Magullo, por el Balcónde Telde y por las playas. En la playa de Melenara vio una estatuade Neptuno preciosa que salía del agua. Estando allí observó queuna noche se reunió mucha gente en la arena, se agrupabanalrededor de hogueras. Al principio el cernícalo se asustó, perose dio cuenta que celebraban una fiesta y preguntó a una gaviotala cual le contó que era la noche de San Juan o noche de Brujas.Las personas bailaban alrededor de las hogueras para eliminar lascosas malas, algunos valientes saltaban por encima de la hoguera.Después la gente se metía en le agua de la playa para purificarse.
  4. 4. El cernícalo estaba muy emocionado contando todo esto asu amigo el pino, y contento de haber vuelto a su hogar, que pocoa poco volvía a parecerse al precioso barranco que era antes delincendio. Algunos días después llegó el lagarto y después de dar unavuelta por le barranco, fue a buscar a su amigo el pino. Allíestaba también su amigo el cernícalo, por lo que le lagarto seemocionó muchísimo. Les contó a sus dos amiguitos todo lo quehabía visto fuera del barranco. Había estado dando vueltas porlas calles de Telde hasta que una noche entró en una casa. Allíconoció a un simpático perrito que, viendo el miedo que tenía ellagarto al ver el fuego de la cocina, le enseñó que el fuego podíaser bueno. En la cocina le mostró el fogón y como el fuego eramuy útil para cocinar los alimentos. Luego le mostró una estufaque servía para mantenerlos calentitos en los días de mucho frío.El lagarto y el perrito subieron entonces a la azotea de la casa ydesde allí vieron la azotea del colegio Fernando León y Castilloque estaba llena de paneles solares. Esos paneles, le explicó elperrito, ayudaban a transformar el calor del sol en energía.
  5. 5. A medida que el lagarto contaba su pequeña aventura, losanimales del barranco se fueron reuniendo alrededor del altopino e iban escuchando las historias que cada uno había vividofuera de su hogar. Todos pensaban en la cantidad de cosas que habíanaprendido, los nuevos lugares visitados y las nuevas amistadesque habían hecho y se dieron cuenta, que hasta de lo peor
  6. 6. podemos sacar cosas buenas. FIN

×