♫ Enciende los parlantes
HAZ CLIC PARA AVANAZAR
A esa edad los chicos
quieren ser independientes y
quieren que los traten como a
adultos, pero en muchos casos
carecen de ...
De la misma manera
que necesitan una
alimentación sana y abundante,
además de mucho descanso y
ejercicio para poder crecer...
La mayoría de los
adolescentes pasan por
las mismas etapas, pero
a edades distintas y con
diverso grado de
dificultad. No ...
Si solo les hablas
cuando tienes que
reprenderlos, procurarán
eludirte. En cambio, si
estableces una buena
comunicación co...
Puedes contribuir a su
proceso de maduración
enseñándole a anteponer
el deber al placer.
Cuando lo haga,
recompénsalo con
...
Claro que suelen
ponerlos a prueba para
averiguar hasta qué punto se
pueden salir con la suya.
Conversa con ellos sobre la...
En sus tentativas
por establecer su
propia identidad, es normal
que el joven se distancie de
sus padres. No te lo tomes
a ...
Ayúdalos a fijarse
metas que valgan la
pena, que sean viables y
que despierten su interés.
Luego ayúdalos a
alcanzarlas.
Los amigos de tus
hijos adolescentes
influyen en ellos para
bien o para mal.
Procura, pues, llegar a
conocerlos y trata de...
Puede que no logres
entenderlos mejor de lo que
se entienden a sí mismos,
pero Jesús sí los entiende.
Escucharlos y luego
...
Adolescencia
Adolescencia
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Adolescencia

732 visualizaciones

Publicado el

en esta presentacion se quiere dar a conocer lagunos pasos para poder tratar al adolescente de hoy

2 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
732
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
4
Acciones
Compartido
0
Descargas
38
Comentarios
2
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Adolescencia

  1. 1. ♫ Enciende los parlantes HAZ CLIC PARA AVANAZAR
  2. 2. A esa edad los chicos quieren ser independientes y quieren que los traten como a adultos, pero en muchos casos carecen de madurez, la cual solo adquieren a través de la experiencia. Hay que otorgarles algo de independencia y a la vez orientarlos. Dales libertad de elección en cuestiones que los ayuden a madurar pero que no entrañen un grave riesgo ni para ellos ni para nadie en caso de equivocarse.
  3. 3. De la misma manera que necesitan una alimentación sana y abundante, además de mucho descanso y ejercicio para poder crecer y gozar de buena salud en el plano físico, también necesitan abundantes influencias positivas para madurar emocional e intelectualmente.
  4. 4. La mayoría de los adolescentes pasan por las mismas etapas, pero a edades distintas y con diverso grado de dificultad. No los trates a todos por igual.
  5. 5. Si solo les hablas cuando tienes que reprenderlos, procurarán eludirte. En cambio, si estableces una buena comunicación con ellos desde pequeños y la mantienes a medida que vayan creciendo, hay mayores posibilidades de que acepten tus consejos cuando pasen por la difícil etapa de la adolescencia.
  6. 6. Puedes contribuir a su proceso de maduración enseñándole a anteponer el deber al placer. Cuando lo haga, recompénsalo con actividades recreativas.
  7. 7. Claro que suelen ponerlos a prueba para averiguar hasta qué punto se pueden salir con la suya. Conversa con ellos sobre las reglas, procura llegar a un acuerdo, y luego hazlas respetar con amor y a la vez con firmeza.
  8. 8. En sus tentativas por establecer su propia identidad, es normal que el joven se distancie de sus padres. No te lo tomes a la tremenda. Déjalo probar sus alas dentro de ciertos límites razonables, pero a la vez hazle saber que siempre estás accesible.
  9. 9. Ayúdalos a fijarse metas que valgan la pena, que sean viables y que despierten su interés. Luego ayúdalos a alcanzarlas.
  10. 10. Los amigos de tus hijos adolescentes influyen en ellos para bien o para mal. Procura, pues, llegar a conocerlos y trata de sacar a relucir lo mejor de ellos.
  11. 11. Puede que no logres entenderlos mejor de lo que se entienden a sí mismos, pero Jesús sí los entiende. Escucharlos y luego encomendar juntos sus problemas al Señor es más eficaz que desvivirse por darles todas las respuestas tú mismo.

×