e 2

EI suelo como ente natural:  Organización

 

site/ n L'.  lu brisa ¿la ¡ru/ m- Í(I.  m (7t‘Í. ‘/ (‘lllll. ' ILTIPY/ ...
varia ‘lÓll de las ¡iropietlades es Iiuneiiíii de ltt Llistaiiciii ti la stiperfiieie.  La ¡u'irl'iiiitli—
tliitl.  a part...
Para deiullninill‘ los horizontes se puede emplear ctllnu

— Utilizar la nomenclatura en relación nl Ambito di:  estildio ...
iIi-rrrrirrrrnrrrirn iiriinii-¡(iri

 iin inri- ninrrrri irir-iii-ei-¡iiir por tipurlm (lo rnnri- ¡n nrgniiirii.  i-‘riirn...
l nun-un ul irl Irlr)

 

(‘r n-rius Inkivus rli- ¡Iiugnósrtcu

   

 

   

 

 

 

   

 

   

 

   

   

 

 

Aluu...
«Más que "suelo";  “xnlrsilrlti” nos rntelcsil eolloeel‘ el sucln tlc ltrlibti abajo.  desde la
Wlliclllkdk‘ husm lu ltrfi...
t-tn AIt'l| 'riliA‘AI ttntttrrrrt-tttrn». 

 

Mcitilllttl Hurt/ tutti:  tir:  Ctlitrt lhctllï).  t-ntt elevtrilu Cuttlctt...
Hru — _ _ , 
rrnprt-or n . -
(iypNlLl) ' '
Arrm n .  , - ‘ '
.  o
.  o
.  .

 

Urtslrtlt .  -
Óxrctr

Knntrtttt . 

somr ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Cap 2

381 visualizaciones

Publicado el

Libro de edafologia capitulo 2

Publicado en: Ciencias
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
381
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
5
Acciones
Compartido
0
Descargas
11
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Cap 2

  1. 1. e 2 EI suelo como ente natural: Organización site/ n L'. lu brisa ¿la ¡ru/ m- Í(I. m (7t‘Í. ‘/ (‘lllll. ' ILTIPY/ izfit’. E. M. Bniixiis y L. R. OLDIEIVtAN, i999 1. Estudio del suelo en el campo: pedión y polipedión Al ser el suelo un cuerpo natural tridimensional, parte de un ee sistema, su estudio debe iniciarse en el ctimpo, con la observación detallada y precisa, tanto del suelo en su conjunto, como del medio en el que se hall Desde tin punto de vista eartográfieoyatendiendoahsaplicacioneszigronóni “ecologia s iticdio- ambientales, en arquitectura del paisaje u otras, deberán seleecionarse y estudiarse suelos representativos de cada una de las tinidatles en que scti posible subdividir un determinado pais je, de zieuerdo con la escala de trabajo. El perfil del suelo es un corte vertical del terreno, que permite estudiar el suelo en su conjunto desde sii superficie hasta el material originario. Al observar un per— fil pueden distinguirse capas que se denominan horizontes. dado que su disposi- ción suele ser horizontal o subhorizontal. Cada tino de ellos suele tener e acteris- ' propiedades diferentes en un mi. no suelo, de ahi’ la importancia de su tación para estudiarlos, describirlos y muestrearlos sepa dameiite. La existencia de horizontes facilmente diseernibles no es un requisito imprescindible para qiie un determinado matei'ial pueda considerarse que es iin suelo. Los horizontes se delimitan atendiendo a los siguientes aspectos que se deta- llan en el capitulo 3: ' De forma más evidente por las diferencias de color. - Por diferencias en las propiedades morfológicas: Textura. Estructura. Elementos gruesos. - Por diferen as en propiedades asociadas: Coiisistencia: compacidad, plasticidad, adhesividad. friabilidad y dureza. El suelo queda delimitado en su parte superior por lzi superficie del terreno, su límite inferior puede resultar más difícil de definir. Teniendo en cuenta que los procesos de formación del suelo producen modificaciones en sentido vertical, la 21
  2. 2. varia ‘lÓll de las ¡iropietlades es Iiuneiiíii de ltt Llistaiiciii ti la stiperfiieie. La ¡u'irl'iiiitli— tliitl. a partir de la eiitil las caracteristicas son constantes. eon indepeiiileiieiti de la tlisianeia a la superlieie o presentan ritmieiiltid de caracter‘ estraiigrïilico. tleline el limite inferior’ del stielo. l, .i vista y el ttictii. como sentidos. y un cuchillo y una lupa de mimo seran in. trunientos basicos en una ¡irospeccitiit de campo. La interpretaeitiii de fotos aer as ulili/ aittlo pares estereoseópicii aeilita el situar los plltlltls de ohseivtieitïu (cali- eatas, sondeos u otros) en ¡iusicitrnes representativas. al permitir identilicai‘ unida— des morfológieus, que suelen estar relaeitinatlas con las unldatles de suelos La relacion existente entre unidades geomorttiltïgicas y unid‘ de de suelos se dehe a su origen y evolución etimuiies, lo que permite establecer‘ tinidatlcs mtirlïrerláfi- cas (Gaiieher, |98| l. unn llttltltltl innrriit-iiriiicri VItZItL‘ riiirieieri/ ntir por illtlt t-iiicriirrii (le suelos ciiyiis propie- dades varían ileniio de estrechos intervalos l-ïs una paite del terreno que coiresptiutle a una llltldtltl grimiiii-rniisgicu que lleva miniiiiiii lllht tlclcrlttltttltltl Cttlcgnl Íil ¿le slleltis U ii iim i» Clttttñlt tic ellos. (IC tal tltttlltltt qllC. cn iiiiii region llttíltt, la plïtscllcttt dc ltt imiiiriii geomtu o- iiagicii cinisiiieiiiiia ltllplltïtl iicccsiiiiimicnic iii imm-icirm tlL‘ iii imiririii de Nttcltls inn tiene asociada y viceversa lGtuieliei, |98|) ‘a estudiar, desc. ihir y tnuestreai‘ un individuo suelo se delitiiita de forma arbitraria un volumen niínintti, El Soil Stirvey Statl (S. S,S, ) del Dept lamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) utiliza eonio unidad mínima dc (lescrip- cion y muestreo el pedión, lo que permite emplear metodos estadísticos y (letermi- nar la pureza de un mapa de suelos. El pedion es iiii vniiimen rii-triiiniiii de suelo, considerado como el mas pcqtlcñtl mie ¡riicite reconocerse como im NlIClO llttllVltltlttl. ciiym (llttteltslkïlleï laterales xml siiiicicnics para pciniitii el estudio de las lioi mas de los lio ' onles y sus ieltieioncs Sii superficie puede ser de l lt IO i111. segun la vaiiahilitlatl Llel suelo. Su extensión vertical comprende desde la superficie tlinutc superior), llttsttl lít ripmicion del iiuiiei- . ii originario. si los | iori— ¡. oiites son Íltlctttttlettlei o cíclicos, si bien recurrentes ii llllctlttlll lineales tlc 2 ¡t 7 in, el pcdión ltlclttyc ltt lntlutl del ciclo. si iii icciiiiencin e. Coll milyol‘ llltcrvdltl se iiircrciici dos suelos distintos (5.8 S. i975). Los suelos presentan una variabilidad espacial significativa con cambios late- rales graduales. Pediones cuyas etiracterístieas varían dentro dc intervalos esti‘e— clios de unos a otros pueden zigruparse en una misma unidad. Se trata dc isopedio- nes: conjunto de pediones contiguos que constituyen un polipedión (Johnson, 1963). El polipedión. put lu extensión qtlC ociipii. puede leltcl‘ represent‘ “m Cürlogtïífictl en miipiis (le suelos a escala grande. cmisimiyvenrio imii iiiiiiiiiii criiiogrniicai ‘rip. 21). Aiiorii bien. dentro (le im polipedión puede iiimt-i eieita variahilitlad entre los ¡iedioues qllt: ii» inte- gran. Aparte de los tïsnpctlttittes puede iiiitrci- ¡rciiiimcs (lll! ) ticttpett iiiiii ïsllpcl licie (Ieniasiiitlt) ¡secpieña para poder er rcpresciitatla . i la escala del mapa Il iii qttc C trabaja‘ consiiiiiyisii las ÍIICIII. 'ones o impurezas En riiiip —ii es lll grande no llegan a sllpcl‘ ‘tllt is a 2o '/ r dela siipcriiciu de la unidad cartográfica represeiittidti. ‘V! POLIPEDIÓN LlMlTE DE LA UNIDAD FEDIÓN HEPRESENTATNO CARTOGRAFlCA ISOPEDIONES PEDiON INCLUSIÓN DE TFtANSlClÓN El paso de una unidad cartográfica de suelos (Cap. 2]) a otra eoiuigtiti viene ciiraeteriztitlo por cambios graduales en lii niorfoltigía y propiedades de los liori- ¡. oiites por lo que el pediún representativo de un polipedión iin sera el que tieupc tina posicion de borde, sino aquél que se lialle en el interior‘ de una unidad earto— grzifica. Este aspecto tleberá tenerse en cuenta al situar los punto: ii estudiar cn el campo. 2. Horizontes genéticos: Reglas de nomenclatura Lii prCsCItCItI dc hori/ onies es el rcsiiiiriiio dc ltl evolución o génesis ¡le ltll suelo ii partir de lltt inner-ini oiigiirm-ii». de zilií l| lIC se iit-iiriiiiiiicri llull/ Utiles genéricos. l, ¿l Ïnrltlaclólt (IC horizontes. -. i veces dcttullllllíttlzt horilonación. se debe tt los tliveisos procesos qui: pueden letter lltgtlt’ dentro de mi suelo. Tttlnblelt suelen ser tlislinliïs tlltos stlclth de ini-m debido ¿I qtlt: iii son o lo litttl sido las emitliciones u: medio Cl] till clitplttlultlicltlo ii otro ICup. IS). Esto explica las llisltttlas iiiorlologiais eii stielos de tiirereiiics loCtili/ aicitines ell iin tcri imriri. sin embargo, iii Vtlrittbtlidrltl no es mriirii-r y al existir suelos‘ con iioi-¡miiies semejantes. tcfllllu ¡tosible de. riollar lln sistema (le dclititntitïtclón (IC iiirihito general. Dokticliaev introdujo la titilizaeión de las piimer ‘ letr s‘ del alfabeto latino para designar los sucesivos Iior ontes de un suelo. Este uso se lia generalizado en el ambito mundial, ya que resultan tina ziytida extremadamente útil para transferir información en morfología de stielos. Los horizontes ¡trincipziles se tleiioiiiintin A. B, C, etc, No obstante, hay que destacar que las distintas entidades que se vienen ocupando de la nomenclatura de lior . oiites no han logrado un acuerdo completo al objeto de unil'ormizai' la simbología. 23
  3. 3. Para deiullninill‘ los horizontes se puede emplear ctllnu — Utilizar la nomenclatura en relación nl Ambito di: estildio o del destino qiie se vaya a dar a la información requerida. ¡cas de los suelos, sólo pre- sentes en determinadas condi ones y Ámbitos geográficas. si bien con gran relevan- cia en ellos, se considera que el edlifólogo puede utilizar la simbología que colisi- dcre más adecuada para lograr una descripción mas sa teria, debiendo especiiiearla en cada trabajo para evitar confusiones. En el momento lletilal exi en dos grupos de influencia, FAO y Soil Conserva- tioli Service del USDA, que hlln ¡impuesta . respectivos tema’ de denomin’ - ción de horizontes. En la presente obra se opta pur la denominación que se eons — dera mas ‘acorde con la. earacterísti . inoriológiells de los silelos niedilerl't'ineos, siempre dentro de las propuestas de los tllsiintos grupos. AI realizar Illia de. rip- ción se hace nece. rio prcci qué ¡tortitas se utilizan en cada c ‘o ya que, a pesar de que seria necesario un ‘acuerdo en el usn internacional de la designación de horimntes, ello no ha sido todavia pa. ble Tal situación resta utilidad y dificulta la transferencia de conocimientos. Las equivalencias con otrus sistemas pueden coli- siiltarse en Roquern y Porta (1992). La letra utilizada para desigual‘ nn horizonte genético debe sei'vil' para transfe- rir la información de que es portador un horizonte: Posición que ocupa el horizonte en el suelo. Proceso genético preponderante en la formación del horizonte. Característica o propiedad destacable. L‘ reglas de nomenclatura cuya uiilimción se recomienda son las siguientes: - Los horizontes principales se designan por medio de letras mayúsculas. s El proceso principal responsable de la formación del horizonte sc indica por letras minúsculas que si: añaden al horizonte principal como subíndice o como segundo carácter. Por ejemplo, Bt representa la acumula ón de arcilla (del alemán ton = ami- lla) por movimiento dentro del suelo (transloeacion). - Los Índices numéricos sólo sirven para designar una secuencia en la posi n del horizonte dentro del suele. Por ejemplo, Btl, BtZ. - Los horizontes transición se designan por la combinación de las letras de los hori- zontes afectados sin índices. — si las propiedades del horizonte son intermedias, con un cieito predominio de las características de un horizonte sobre las del otro. Por ejemplo, AB (piedoininan las del A) frente a BA (predominan las del B). — si los horizontes principales son c ninnienle itlentilicahles, con titclllsltllich de uno de ellas en el aii-ti, sc de gnan ambos separados pnl‘ una bilrm. Por ejemplo. A/ B l) B/ A, según e Il predeniine. s discontlnnidades lilológlcas representan ealnblos abrilptos en la liiologíli del material originario del suelo, dciccilihles cil Scnlldt) verli en el perfil, causados por prnc - - geológicos tscliitelzl, i998). se exprextm tinieptinientlo a la letrli tleI hori- mnte nn IIÍIIIICID aráhign de rei-inn xectlcncitil. Por ejemplo, A 2C. La existencial de hot" . oiites de tran ón. B/ A y B/ C y tle tliseolitiiiiiitllitles Iitoltigi as sc ilustran en el siguiente esquema: afin i I Los horWontes genéticos principales se designan atendiendo a Sil posición en c] perfil y al proceso ftlririarlol" preponderante, con la slgiiifi ¿ieion qiie se iiidi i: ueiiuiiili ririn munición l-l (llisloïs. ieiitlui Horizonte org cu (le un suelo orgánico. Fniuititlu por ueunnilneion «in situ» de inuienn Ulgditt en stlpetllctc. en un medio iuindo de nuini tliuuiue periodos pio Itingttdtis llniizonie dc tiliheras. Üclmltitltltcltill FAO (Diiescn ul nl" los l) we arcilla H A > so a : Hs materiales H s Hs minerales materiales organicos 12 ia we c orgánico 20 "/0 C Ulflámm o (organice) Ho ¡(E nrgá de un suelo mineral. rornuidti en ln parti: silpeiiui del suelo en Londluuites pit. oininaiiteliieiiie llciublrls‘ Contiene un 2o '7r o más de ezliboiin orgánico. lloiuonie unico de snelns de bosque. A 25
  4. 4. iIi-rrrrirrrrnrrrirn iiriinii-¡(iri iin inri- ninrrrri irir-iii-ei-¡iiir por tipurlm (lo rnnri- ¡n nrgniiirii. i-‘riirniirioorr rrr prrrrr- nliiciini iii-i ini-iii. o ilclviiiiv ilc iin o. lil iclriiivi) iisvliicriiiiiciilu ilc sn rrririr- ri- ¡Iclvc rr Iii iiiiilcii tligrïliitili ¡mi iiptiitcs tic rrirrrs. mitos ir ntrtix ¡itillcw th: rrr pl¡lI| :l Pllttlt‘ Iirilici ¡n-rririro ciiiiipiviiciitcx prrr- cliiv ii-risrr. ‘wi hicii eni- ¡iiorvsii no iiciic ullrlCllll iiorrrrniirir- ' nrnirrorr N! ilusigiiri uiiiin A i-irnirrrrrer Iiiiiizoiitc i-ri irrper-rrrre nrr-rrrrriir por lrilmicu i) piriinreir. I: ri-iirr rnir Horizonte inin t cilipiilllt o pin einrinciian rnnxinrir. sir Colin’ cliiio w ilclic rr inn- ini rrr-riiriiir nrrn ri nrrir rie iin Nlglilrlilcx cuiiipiiiiciilcs‘ rnrrrerin or nirri-ir. iin» n, rriirnnnrir o iircillii. Prusciilzi nn riiiitiiicciiiiiciitiv IL. ¡vii tic irrno y rrrerrr so hrillii ilchiiin rn nn o o rin A y ciiciiiiii rio nn n lliirl/ oiiic tlL‘ lllpillim uicliix rirriiirr. Ii Ilo rnri n ¡‘riilforlllillllicllulililorinrtlvluialu. lliixilliltliiilliritlcwliilcriiïii tlc irnri o nrnr rlt‘ hi CNiIllCllll‘ rrr ig rrrrrrr rio i. r muii isirrren iron/ irnos n rlc rin-reir r-rrririrrrr. pin ciciliiilu llw. . ¡corno ilc . ciiiiiiiliitirïii ilc tllfliliitis ciriiipiiiiciitc», por crernpio- yl'(l“y.1". |ll4l nr t’ Hurlmnlc mineral, cirrnprirniiinrnenie poco ufoclniln por ¡mm in ctliiiïigúni- ri -, uxrcplu iiicluoi‘ riirrin n iririronrnrnsnro. srproriiri o nnrri-rrii ilc ciilrlcluii'li— plllx izix . r lm (lcl iiiiilci izil ui igiiiziiiil sr ie nnrr ire llt| rnrrri-rr. ii Cnliwnlliliiilti. lll ¡iiilicilu un riglhl 24 liiiltls NL‘ LlCSllrlCC. on Líllilllil. l con inirneiio ¡iiicilc xcr crivziilir Piictlc iriiiriisc tlc nrnr Crlpri iio grnrrrir n (tiltlll Rol? ! r-oniiriiiiriiiri suby‘ i-onio. (Ieinn rriio iiin-ri porn roinpcrln con ln nrrrnn. sr prerernn gllL‘ . ilclicii cxiiii‘ scpiiiiidiis rnrrr Lll. ‘ io Cl". Duro/ ii rnrryor iii- 3 cn Iii uxciilrl (lc Molis. cxceplil sr io iririri rie pero cn rnrnrrr oo tilcrl irrrpriie cl pino ilc rin: CC Su Iciiiiicic rrn pico piiiii itiiiipcilii. Siiiilcigiili) cn npnn Z4 iror. no SL‘ rlcslii cornneirr lítico K Ákrllkl Ho nine con until ncinnnlu n de cai-bnnain L lc o o crirlinnuios cálcico y nnrrinesrco rain. iuosr. Sc coricspmitlc ni Iiipci‘ ílcico propuesto por cl irirorrrrrr¡ii— nrri Coiiiiiiiitcc on Ai dhfllx rimMior (Eswiiriiii y zrTirrip, ¡wir Y (ycsivl Horiznnle con eiovndo contenido de yeso sir color bliinciizcu “Z iioiie til enrnpir. Iiciitciiiiiyiiiilziiio líqiiiviilciiiinliipcigyps o. cgiliilCUlVlll). Por lo general. la tlilcrciiciación (le horizontes se hace patciile zi medida quc progre il lzi evolución del suelo. Así, por ejemplo, en el caso de iin suelo que se forme zi pziriii" de una mcn cnliz ' El uso dc lctnis minúsculas eii lii (lCnUllllllilClÓtl (lc hui i/ uiiies ya soii como siihiiidice o como regrrndn carácier-Jnnio a lu letra que designan] horizonte principal, sirvc ])íll'il ilcslii- cai‘ cl proceso eilzifogéiilco domiiiiiiiie, En la descripción de los criterios ha. ico. ¡le (lliig; iióslico que se (la iegiiriinnrerne se ¡race iicccsiirio nirirznr- algunos términos qllt se iiiii'odu— ccii m adelante en el tcxlo, ii donde se puede reciir " ri través rlcl índice alfabético tlcl I'ma] dc lti obrii ma Los pIÍIlCÍpiIlCN siilaíiiiliccs l'Ct. 't| Il| L‘ll(l¡lll() UI| , rriiinrrrrri c| >l’'l'lIhll¡iI win-i». .. ¡ii ni iririi. Ihniiil s Dcsciiiiipmiciilii tlC ir rir u. Aun Mr-rirzr Iiriiri ‘nulos riilliiiiilurs Nnnn- inn luicixipliis rir * Irlllls inisii lluii/ iviiln rir xiliiül rrr ri- si- . ipirr-. r . r rirr iror i/ iiiiic o hlciiiis iii- rnr i‘! h: ir r ilu lili. i iilclillllirililux l7 <‘ lllliilx 5, 4K) “r un voIirnii-n llll. ls >4iw ( l inirirrr-o ¡r . p iiinr/ ornc rrr xiipciliii . lrihiriiln rr rir-rrrrriiir rrnpi ¡iliiiiplil rin ¡iiitiúpirriiiiciilc cirrrrrrrrnrrrrrrr tl RCN! ir-ron lísirri prim rrrrrr. sin-ri rii- i. i— ¡rin nrnr. uviiipririrlilris liwirl iuiiiiciiin‘. nnnnrics i» rliititlivicriw snein. Iiicililurrílilcox iriorcrirrrrrrrisn n isrr Drniiiiilln tlc cnliii o csiiiiciiirri lll'li. 'll| € . r (iiigl. lUN iii-i nnrri-rnii orrprrnrrrrr Pilulc picsciitrii rrr-nirorrnpr síiilcsix liiuiiliii rrnrrarir rii- rirrrrir «rn Hill». on irriiiwlivrricinii Aciltiiillticitiii th: riicillti t lil RLWLNHIHIPIHÜ tlc riicillii cii Uriiiiilcx «la iiii ¡iirrrirrirr lril nrnr (‘LW y ¡mms sirrr tIt-Iiiilnx . r iiriiislinuiiiilii llchi-ii xci ierrrrreiiirrs L‘ll i. ¡rrrrrr. r ilrlgiiilri. sr- npiri-rr til ny ri L‘. Aciiiiiiiliicióii xccliiitlilrlrillc t iii livimzis rio rrr-irrriirinrrrirr rie irrirrrrrnn rlil criiltiiiiiiiiiarilctiliiiirtéiiciix (ril tiritr MCU’ r-irr-iiiirnirn C lcicii priirrrrrirrnrr, c. » nrornir ‘iipuiril. iiiiiliiliis} ulitis rrr-rrr» cciit’ ictiii llCl ilcl ll ‘á Aciiiniiliiciiíii un rornrr (lc rr mir Aciliiiiiliiciiiiics ilc rornrr rrrrrnrirr. rii. r. cciiir nódulos ring nierrrrri. gCHrIrlllHUlllC rir- orninrrrrriii en rr-ir iimliilcl Su uujliiycii in. rie Iiiciro o nnrnprrnoso CCIHCIHtlCKlH iii llkiii CCl| L‘l| Lkl0 cii milk ilc iin ‘Ill ‘ri Cll Hlltlllilll! liiigl Kin Sc nniriio II oir-o rrniri-e rriro iinlim cl irpo tlC iiitisxiicl cciiiciiiii. Arnrnniriorian xcciiiirliiiiii y ny hiiiiiiis iii- iiciiiiiiiliitiiili (lL‘ ion, xciiiiilin ilc yeso (Esp. ytkitl mc. «unn-nio pi-opi-nrr _‘ ¿“un lÏthiQiI cuii iarich Aciiiiilllticiiititlcstidiocii rnr isnnr Trlilhluctitliïli tlC illclllrl icirxiliiiiciiiiix liisscdusilc iiilci'ciiiiiliii> un / i irirs rrr irrrrir rrrrrrir ¡iivicciilrijcilc nriiro 0tllll citíii y iiiiliililii) Itilürrriiiihizihlc 'l’2 l‘; ‘n irilClillIli/ riciúii Acrrrnrririi-risir llL‘ ïtilcs nrrry r >/ Vcgctziv. solubles quc ei yeso Siielnsziin inirneria Mcicoiilncióii rr Aorrnrniirerorr (lc ¡iicillii i iliiviiitlii Aciiiiiiilncióii iliiviiil ilc li isir ni y (‘r < 3 tliiiiiiuilii). r U > l u cirnrpieriis nnrrer in rior olgáiiicrkxcsqilióxlnlns. inrrniri) (Iispcistihlcs. iiiiilrlnx B color iliiiiiicrlot‘ ni r cr> J a
  5. 5. l nun-un ul irl Irlr) (‘r n-rius Inkivus rli- ¡Iiugnósrtcu AluulntnlllI-"chlr uvnc’ h Ah unnu |10| In menus ¡nm uuirlnti mr im ¡II (ici ¡uh/ adn In uI-Imu m nlcl huli/ «Iiiic xuhyucchrcnuws (7. r xulvmiltrc h nit-ug". .. cl I(‘ o Eiliilhtx unan y u u < ¡7 '/ «. Itnu/ ntncx nun un Iiiuml unn utilcpcliticnvtti Ah i-h Anar-mica DL‘ dci pm w. huy i/ nulc A cimqitcudir iCmitiil’ es . mx. nur-tumnuu. zum; 11mm los scxtiilitïxitlux tu mu (‘nin v n iuintuin cl brillo y ul cruuut c» 1 o como I. i muictiu trtgiíiticzt tnctms (Cup 3) mu xígtiilïcttiivus Siwlu liidronlnrliys c. u lución Ag. Hg. Cp tu. ¡unn-num tlciivtirlta dc mntli - mumtahu ¿mi rruauur. Actimulucitïncic c (1 Elementos c uimtlétic. Colom mutuos Cnliucutiituxtlc hítrm (‘tmdicirm - Iiiditrinnrllts iiciilulcs n unir y/ n mitnpitlicsti guns‘ HHIÏCU), muy pnrltliign(lan. Olms medios Acttmtliuciúti sccilntlatllit q La. kccuhnmicmtn hiuuum dc ñpiliti. ¡lc-mm iingLqttur . Ccmumucrtsu cun nun un Brm Him/ unn mb. sum- Iucmcnltitit» m; í— . l . . . . ¡mr Imtlciml xlllcuo (‘qm llccadilícil tic trabajar con ul cun Illoy quc un SC (IC. un agua lnsolubic xnluhlc cn KOII en culicnic. Tamau- y I 1p. ); ) Dcwitullo rle compteur-th, x (‘x Flugip . Hors/ nrnr: sillrsilpciiiciztl con (ICu- hgn. tdnrlcttsitlaitl sidad upmnru una. En seco mm comer» ¡tpiuenle elevado hule; cn húmedo es muy tgil. Muy poco pcuuciible (¡rutas ¡nrlignliilics Acumulación nssitluztl dc ox. Box Í ¡le lzihrïratnttu. wsqllióxidnk cn suelos (fr oxido) lmplc LA [luviuuóu ¡le arcilla muy ¡ul Bipl Hurt/ mile xithsitpcii" muy tico cn ztrcillu ¡iccnultidzt (esp. Iluvmd‘ . Ciuuhio tcxtumi abrupto. ¡Jlmiuxoli Oxidticiúude sullunrs j u; Presencia ¡le jarositu ¡(Fetisonztoilhh (¡Esp Po ble en suelos dlclmdus que contenían jzinmm) Mi”! ns Condiciones (lo acidez extrema. pll < 3 s. 'l'ip0 de Inztlcnzil r c. Saplulilu. roca ígncu meleorizadn o rocas blanda poco cuitxolidndns. lmpirlenelp o (lc las r (cu. Diiicullad dc cxcetvatciótl mouemtht u hay: Hmizonlc I Zonus bureules ¡zermnticntclnclite Iicludi) iingl. frost) Latenncióu v Pliniim. Pic tuu de Inatcnul rojizo rtcn cI hierro. enliciicjtldu con Inntcrlul de color clzu o. Se endurece irmvcisiblemetttc nl expo- ncrlo al m. .3 deseen y humetlece mpctL rlzintenie Zmia tropical. o cn ¡unlcoxuelus —> mln» Nnmuuvlitlil" ( num y rirlgvlt ¡‘im Iviisirn» lll‘ ¡Ihigitúslicrh (hindu ¿lc ntuluui/ ttcuiii «il 11.‘, tici itutlcritil nnuciui ¡tito Ihui/ uutc sithxitpuriirtui ikiíiiiiictn. ¡lc Luv dim: uiicutlir ¿lun n lunlmlrtrln. ml} Atuiiist» LÍC Lthtuutuiuy Siluncintlus p Huu/ urtlu cnlcriutltr h Ah litros Stipctpthtciiíii | L' «crm s. » ¡hn-uu iiiclitlli- cui ¡»tu ilihi CL’ilL‘l| L‘Íd huahhuu du unlmcs rr ¡lc prupluihttlcx cu cl pcrlii Suelos con arcillas uxpandlhlos Expurnlóirrctrticción Lic ¿ircillaix I! » (' tm) dc dc umicnlu hll“¡iilC ‘i ípim «le xuuiux cun uruiin» CXpüInIÍbICA (Vciiimlcxl ESTUDIO DE CASOS En la planificación de un estudio de suelos en un área semiarida, se desea que todos los prospectores que van a Intervenir en el equipo utilicen los mismos cri- terios al describir los suelos. Para ello se prepara una guía que debe contem- plar Ios siguientes casos, para los que debe concretarse Ia denominación a uti- Iizar, io que se pide que haga: 1. Horizontes en superficie formados por una calcilutita, en superficie por ero- sión y que es obieto de cultivo. 2. Horizontes que presentan una estructura y color diferentes a las del mate- rial originario y cuya posición es subsuperiiciai. 3. Horizonte subsuperiiciai, estructurado. rico en materiales silicáticos y que presenta yeso vermiforme. 4. Horizonte iormado por gravas que presentan cemento geopetal. 5. Horizonte subsuperiicial, con estructura edáiica. predominio de material silicatico. si bien presenta acurnulaciones de carbonato cálcico. 6. Horizonte subsuperficial con acumulación generalizada de carbonato cál- cico, sin estructura edáiica, y con más del 60 % de carbonato cálcico equi- valente. Su color es amarillo anaranjado. 7. Horizonte subsuperficial comentado por carbonato cálcico. S. Horizonte iormado por una roca caliza dura, no iragrnentada. Respuestas 1. Ap 2. Bw a. Bwy 4. Ck 5. Bwk 6. Bk = K 7. Bkm = Km (corresponde a una costra caiiza) B. R 29
  6. 6. «Más que "suelo"; “xnlrsilrlti” nos rntelcsil eolloeel‘ el sucln tlc ltrlibti abajo. desde la Wlliclllkdk‘ husm lu ltrfii tt lllitleitltl tmmuuut». lín una pttlltlïltl. nos interesa connect "la naturaleza del suelo" y u. » mu. pallc tlt- c-l», listas jialilliluls rm tu! escritas y ¡mhllcutlus en IUlX pol ¡’tlltonl Oriol y Josep Vallc cn el Itliru ¡zulilicaltlti cn catilliitl QHÍ’ lít lu (‘tour ¡u ¡le! xril. Los atttores rlljlrnliln, no . lll ra/ Ón. que en totlil Agiieullilra sc habla tle «rsuclts. » (tierra tlatluljtitlil y ulct-uulu por los itpcltls m- luhruu/ ul y «sulvsllclti» (¡una m» intel venida pol ellox). Iti que rcplcsclitlt lialiclsc (juctliltlir cu tula lnse lnuy itilcial en la etiiuplellsltiil tIcI Utiliipttl‘lilltltcliltt «suelo», uquellu eu la que este ente natural crn visto iilliealnellte etrltttl uu stipolle pum el crccllllicltltr tic las plantas lle esta collccpeltiil del suelo procctlc cl t. 'ltlCl'l(t siluplistu de Im tilueslrctrs tlc i) a Zll CI| | (una muestral) y tlc 20 a 41) clll (olril) en uuahus ue- lerlilitlatl. Cttitlitltl h» qm- puede fCLplCrÍlst. ‘ c uuu amm-luchan de ltitln el perlil ml suelo y uu dc sóla una parle tu él, pala pttticl‘ llegar a uu buen tllagiitislleti tu uu ¡unha-uuu 3. Sequum Los suelos presentan una variabilidad espacial en sus características. La exis- teitei de tlistiiitos hor . oiites en sentirlo vertical hace ttparecei" una atiisotrtipitl. que def le una tcilellClil de ho 7.oiltes o seqtulm (pl. scqua). En los suelos más evulucionados. el scquuiil se euractel‘ l por los liori ontes eluviales en silpcrl ‘ie, lo iluviales y los sucesivos horizontes por debajo hasta la ziparición del material origiilarlti. En lili stielo evolucionado del area mediterránea el seqtluin puede estar carac- terizado por la presencia de horizontes eluvial e iltlvial cil una secuencia del tipo A E Bt Bk Ck. El sequuni lateral viene tiefinitlo poi‘ una silcesióii continua de cuerpos de suelo en dirección horizontal desde un suelo dado. Los cambios en el seqtultn late- ral suelen ser graduales, a no ser que haya materiales geológicos estratilicatlos. filoncs, laboreo, o que el suelo sea muy viejo. 4. Horizontes de diagnóstico 1.a definición de los linri/ ontes genéticos cs meramente cualitativa, lo que en algunos casos puede dificultar su empleo, Esto, unido al hecho de no haberse lle- gado a una normalización dc la ilomcnclattlra de lmrizontes genéticos a nivel intcr- nacional. dificulta lrl transferencia de información lnediante ellos. Para CVIH estos inconvenientes. el Soil Survey Staff del USDA introdujo el concepto de horizontes de tliagnóstico, cityo uso se lia generalizado cn todo el mundo. Un horizonte de diagnóstico es un horizonte definido morfométi‘ mente o al menos con la mayor precisión posible, con datos de campo y de laboratorio, para su tltilización taxonómica. lal ctutvcpltl m- llnrl/ tullt‘ no tlmgurasuu» se uurmluu» en lu cuarta muutuluuuru. un sml Iuxtultruiy m. nm t('llllc. luwl. I. a ruth/ uuu’. .. th. ‘ Ins l| tII'l/ tIl| lt' tie’ tlliiglltisllctl lue uu telnu umy tllsctllitlo lrlleiillnlclili‘. Mulr 11960). pnl t-jcumm; umu mu- sml lutuut». ..y da mas llllptrllullcltl u la ¡»teu-uuu o tlthctlcizt uu un llull/ tinte m- tlizrgutssrlcr. mu- al [Wlill Ull í uumu» y que ollo tcprrselllit un lclrtreestt eli lelatitill ul sou-um u. - Ktlluelnl. nut-luuumu llum) litlillïlÉlt rcsullil Iiltly Cllllct). (‘tunlallalltlcnlen litrttlitttlc (i981) etulslticrzl que lu mm / ltLÍÓI u. - los um" tintes tit. ‘ tliiigltósllct) hum- que sml Tilxtrlurlily se lhlsk‘ ell cl ¡irluelpltr gellcrill de la edalt óncsls: y s mm sumh twxll ¡‘Cprcxcliltt llllrodnul llltlll'ct‘lillttclllc la génesis en la tlcllllicioli de los lilxttlles rm him/ suites de Llttlglltisllcti no soii uuulutlcs ilulepclttllclltes. sum mu» tm m- cutlu suelo un responden a uuu tlelcrlllilttttltt umuum usu y tlcllviln tiC los ptiiecwn Ctlllltigótilttrs itctttttltics. listo. jmnta con lu tibjcllvt I uleaiu/ utlu en lu zuplicueltiu ilc estos count-pita». explica um- su uso sc haya gellclïtll/ zitlti. No tilislante, L' lla ulut-rutlu que sml 'l- tuumuy lia (Itttltl tlcrilttsliltltl plcptultictattt . u ruguuu. lil estos Ilorl/ rultcs amm «rut-uu tii. ‘ tliaglttislintr. u pe. ¡"de quc su lrlentili ¡cum no . mm¡uu resulte tlieuestltlnable incluso en Lllurlitltult). lo que tiebllllti lits ttileljiictilelones. La uuluut-¡tsu tu los Ilori/ ontcs tu tlmgutssrla» uu l u nee Aiiflililitïliikï ligada ¡i Soil Taxolltiliiy. sino que otros sistelllils tle clasificacion taluhiúll los usan (Caps lu y 2m. 5. Epipedión y endopedión Los horizontes de tliilgnrüsticti (S. S.S. i999) Ijortiiiidtis‘ cn la pain: silperitu‘ del suelo se (lentimintni epiperliones. Se CÜFK cterizan por presentar un color lcleltivti- nieiite oscuro, debido a la incorporacion de nlatcriti organica por ¿iportc de hoja- rasca y raíces, o bien por ser Iioriznnles eluvitlles silpcrlore En Ia clas eaeitin Soil Taxouoniy se han establecido ocho epipeditines‘ (5.55, i099). Los presentes eu cl ¿lica mediterránea poi orden de ilflpitrlilllClíl en cuanto a la superficie Ocllpkitiil son: óclirico. iimbrieo. lnt’>llico. antrúpico. IIÍSKÍCD. En otras zonas‘ pueden hallarse el iiielzinico, el folístlco y cl plaggen: lluiituiiiit ‘le l'¡ ÍI| l|ll ILMÍIH Mollict» Con huerta esti lletiua um l/ ontc at- rolol «mu. » LiDlFÍAlU a la ¡nula-. .. m ¡mou mm uumu lit, ‘ blues alta (Cap el. stlpcïltu al 5o c lípleo cn suelos ut- pllltlerzt llk‘ glo- luínezls. ummiuu lyltrrftvliïgleilliiente sciucllllite al liitilllctv. ilclil citliiclctisllctl th‘ suelos Ácidos. Ctlli uu poteenttlle tu snluiticitlll dc bases mmm. ¡ll . o v; Auuriplct» uuu/ uuu- que lm ¿luuuuuiu uuus ezuitete sm. » scrltejttlltcs a las m uu minha; pot inlerven um luuuuuu A elttlsit ml cstclurlzttlti y LiL‘ zlpoltes uuuuptsgcuus l su conte- nido uu r foto e muy alt-tuu. » h» mu- uni-ut» un Lllleliti ¡»mu tlllclctlett l. » ¡le un inolllet» Plzlggcn De origen uuu-ruucu. lmmumi pol‘ tmumuluutsu ¡lo tu» iilalirrlales LiL‘ tumm m- giiltailo u lo largo de muchos años Auserllecn c area muuu- ea. Óchlieo Poble en Iuatelia tugítttlezl. cn general. tlf cultues timos y puto espesor ¡mm monica Psirtlcltlllt Ilmdcttt . .. u icCtïs diuo o muy umu en sCCÜ nula» en Li m -. nicdilclt lea llístlctr Holl/ ontc orgánico ruuuuth» en condiciones klC suuuumrm poi‘ z ‘un rlilranlc pullïltltrs ploltlligittltis Tipico liÉ tttlhelzls tHistoxtilesl. ‘r
  7. 7. t-tn AIt'l| 'riliA‘AI ttntttrrrrt-tttrn». Mcitilllttl Hurt/ tutti: tir: Ctlitrt lhctllï). t-ntt elevtrilu Cuttlcttttit) tic lttíllclin tttgátticil, crrr tre xucius VUiLdltlL‘ Flriïflbtt! oenentrtttcttte tttitlctlili tttgtifllct) true contiene nn vtrlrrrucu Ílttpttllltlltt: dt: ilhttls til! snrtttgttttttt ¡nnn trer 7% 54 r y nnn itztjtl dcthltirtti ¿tpitlcttlc (Carr r rr sntnttttrn con itgltlt tnentn (IC rrr trrtn E ipediórr no es sinonimo de irorizonte A, puede incluir parte o la totalidad dcl horizonte B, si esta oscrrrecrdo por materia or ‘¡nica de de la superficie. Por otro lado, para que se trate dc un epipcdróu ‘e requiere la acción de procesos edal'trgá— nicos. por lo quc depósitos recientes, finamente estratificadox. no constitrtyerr un epipcdión. Los procesos edafogénictrs pueden dar lugar a la formación de horizontes derr- tro del suelo. Soil Taxonorny los denomina genéricamente ho 'zontes de diagnós- tico suhsupcr "ciales. si bien resulta más atiecuado el ueologisrno endopedión, que se utiliza en la ¡rreserrte obra. Los endopcdiones se forman debajo de un A o de una capa de Irojarasca. Son el resultado de procesos de meteorización del material ori- ginario o de la translocación de . ‘ inncias movilizadas en la parte superior del suelo y acumuladas en el endopedión. En Soil Tzrxnnonry (S. S.S. , i999) se han definido 20 endopediones que rccuhren los distintos ámbitos geográficos y el Comité Internacional de Aridisoles (ICOMID, 1989) propuso ‘añadir’ el hipercál- cico y e] hipergypsico. si bicn esta propuesta no ha , ido aceptada. Ilenultlillacióll (ïarnnlnrist liiillljllifictlíitls Cárrrbrco Horizonte de tttclcnrtlllíiiótt. Corresponde n nn n csnncttttnr, s] hrcrr no todos iu Bw Cqltiviticlt a nn cánrlrrco Cailcrcu Horimrrlc Lic acltlnltillctólt tre Cnrhflttato cïilctco o cálcrco y Irrítgtrésico‘ Bk, Ck. Ticnc rs cm (le espesoro más. Contiene nn r5 % o tnn: de cnco. equivalente. Petrocálcictr Hurrlnnlc ctilcico Celrleltlztdn: Bkrri. Knt. Cktrt. Hrpercrílcrco Horizonte u. » nclltttllittclúlt tre ctnbonntn cálctcn o criicico y mtlgtiÉ co. nnty gene (ICOMID, ras-r) ralizudu en todo er hortmnle t> oo rm; K iIurr/ orrtc Íittvllri err el cual se Ira acumulado ntctrrn por rtntnrncnctntt: Bl. Horizonte con lenguas de ídbrco en nn remanente (lc ítlgíllco, ktindrcn o Irïilrlco. Üypxtco Horrzorrrc de ttctnttttracrott de yeso: Hwy, By. Pelrogypxrco HDlÍLoItte gypsico ccmcnlado: Bynt. Yttl. Hrpcrgypsrco Horizonte snbsttpetrtcinr con yeso muy abundante t > ou v»): Y rrcorvnn, i989) NálrÍCo Horizonte con trnytncnstt de arcilla Ó(iiCil(pulL’€1|| üj€ de xudio tre cambio, esp 215 ‘Ïr (SAR 2 r3). Btrra. Stilico Horizonte de r5 Cm o más de‘ espesor. con nn enriquecimiento secundaria de Nules más solubles que el yeso cn agua rt-¡n Albicu HullLmttc rnettctnettte Ciuvtttdo. De colores hlzrrrcrrzcos, debido a In arena y Iimo ¡Bsidtlfiti . . r5 —> '17 rntntnntrttttt-trttt lrr t-n sl t. "¡nu rllilh Iïxpñtilü) Hurt/ Antic lic ntnnntrnt-ttrn titlvi Itlt: Ilttrtclizdcs tttltuttnk, tnnn-tntnn. CII. nrtnnt. ntn con u nn ittcrtti. ¡Ictrvnx ‘unn-t. nt- rm [Kill/ nick Irrcrr ticsíttttïiiiltitrs. mt. ny. iii“ Plticictr Hurt/ tinte liC poco cspuxur. ‘clttcltlíttitr ¡rut ittcttn. ittcrlti y Ill‘ lllüxtt. n ¡nn- nn Llilluricju liL‘ tnnn-t-ttt krtgtlltiLtt y Irrerro Se [itlctic presentar en pttkiltiiLW (Jliklutlt iittIÍ/ Ulllt. ‘ Lulitultiíltil) tic Ittitlcritllcs Ntlkidtuh ¡(‘un rw KÁIKiÍCU HUtI/ (Ittlc nnntnteutrtt en itlctiitl, tI Cllgfltttlit tn- tnn» lu itlftiill ar‘ tdultilllqllc ulltttr trnvrnr. rrt-ttntprtt ¡Iori/ onto itilltcu. rnntet. nn-nnn. o rnnn-t. iilttttst). iL' ¡iclhitilld ítttíllctllt‘ tran» rrr truly nrtn. trtn-n cn csltrdo seu» y Iltïgrl err Csliltitl itúlnütitt. n IHCIHILiU con Itltliuítlitl. iistrllcllltït rnnntntt. red [Illilgttltiti con Ioltrn lïltltttttlccrlttls. Fu xrrrrc L‘ ¡rllttgilits aux Óxiul iiori/ Arlttt: cKllulltílkitltncttic tttlfilcrtlililtilt. nnnnnn y tnn-tttnetttc. tntnnttrtt eserrcruh lc» rrrcntc por Óxldkn du ittctttl y nrnnttttttt itititïtiiltitn, itlïtiilu r r rcnn 7r y itttnc Itrrly ¡mu! nntctttuntyrct znnn tlticlittlplttti Áplico Iltlrtlultic tillviltl. rnnnntrn htrjo la Citpil CuittVtlLitt. con ctttrlltlirtics tlttptlïluttlcs tre iÍHhLxl (tyitltmusIiltvtíttitiutitílvésdtinspfllïlsglïtttt “¡erne- 1a Iíthtïtdil statnnt-tct» iitrII/ ttrlle con rntnnn tltlvttli, nn ilxocitltio nr itilllittltll) t| t nr Kmitt) unjn Htttllllïiútl (iCi1i. Ci< sw. » snrrnttcn iiuli/ Olllc Cxlttlttíldíllttclllc ¡’rcrdtr tpii r r en ¡rgrrrr < 3.5i itllttttttit) por (Hidlk )I tn tnillcrtitics tnrrnttsttt Con tttmzhtic jnttntttt Muy ttsxtcn ¡nnn rn ttlítyt n tle nn ralarttarx, Dttl rpm. Hori/ oule Celnelttildu ptn KÍIICL‘ Reglnltc) ‘Juictitliuls con Llrlttu Cut! cflitcmltcs con- trastadas (DtICiHtuÏUtIt, ZÜOI r. por ejemplo. en vnnrrn. (Terrerrle) Las correspondencias con los horizontes genéticos no son hiunívocïts, ya que los horizontes diagnostico han sido definidos dc forma cuantitativa y con rnuchrrs nrayores exigencia La importancia relativa con que se pueden presentar‘ los horizontes (liargnóstict) varía de unos ámbitos geográficos a otr'os: AMBIEN r rzs rtteditemrtreu TentplnlluvHúlnelill ‘rropict Horizontes In redrr ‘rmprcnr thin» Epmurnttnt - Óclrnco. . . . . . . "' " '“ Mriilrco . . . ' ' Únlhrtcl) - 0 Mcitinrco - Arrrropico PlaggcrL. - o . EtlrÍíipvlltmrt/ t. Cïilrrhico . . -- 0- Cáictco . Argíiico - "- Pcrrocíilcico . .
  8. 8. Hru — _ _ , rrnprt-or n . - (iypNlLl) ' ' Arrm n . , - ‘ ' . o . o . . Urtslrtlt . - Óxrctr Knntrtttt . somr mo . . . - Sltlllltlttr Ptitttgypstctr 6. Solum El solurn cs la parte del pcrlrl mas ¿rlcctatla por ¡rrocestrs cdalogérricos y lrioti» cos. trrigcn de las propiedades y ctrructerixtictrs true Iran provocado su tlilererrcrrr- ciúrr respecto trl rnrrtcritrl originario. De una forma aproximada sc puede crrrrsitlerar‘ que es cl conyrnrtt) (le lt ' lroriïonres A y l}. Para ¡rlgunos tipos de esurditrs puede sultar suficiente referirse a esta pzrrtc del ¡rediorn en lugar ¿lc considerar‘ todo el suelo. rzr strlrrrrr e‘ nn ¡yet-rrr tttctuttplcit), El Iirnrtt: tnret-tttt trer strllllrt es trtrtetr tre establecer‘ (Clri/ ltrktn, ruoxr. Lu nprtenettstt ¡rriictrcrr tre este conc no puede ¡’esllllttl tttrtettrttwn. o sc ¡tltclldc n rn aettnieitatt esltlLttl. Por erro en rn ptnetn-n se sttclt‘ tomar como rtmtte tnretrot- rn ¡ytnrntttrnrtttr tttiixlltrll ttrentmttrn put‘ ¡to tttteee tre rm ¡‘rlilltltts pclcllttcs. ro que Cnrrcspttlltlc u la Lona (le Ltcllvidiltl l1It>lÓ"‘Lt InÍIs tntem- A partir trer Csilltllo trer soltllti, nn pltrspeclol‘ expertmettt-ntro tlcbe ser Crlpu’! (lc tnrettt» r- s pfttpteditílcs trer suelo Ltrtltplcltr En illgttllus casos. ecrtr Itcctïstilltt estudiar totro el per rrr. ¡n-eeotttttettte para explicar por qué se trenenett rm ¡‘tttlccs trontre lo rntecn. 7. Sección control P nt ¿rlgrrnars aplicaciones. cl estudio puede concretarse cn una parte del strelo, tlclirrrrterda de forma específica. ¡rdaptzrtlzr al tlhjtïlivü buscado y establecida con la mayor’ precisión posible. Esto lia llevado a introducir‘ el concepto dc sección con- trnl (S S 8.. |975). que c utiliza para caractcrr/ zrr‘ el régimen de humedad del ‘uelo (Cap. 19). para definir tzrrnilitrs de suelos según las cla s dcl tamaño de las partí- cula. o segun las clases mineralñgicas. ctc, El criterio utilizado para delinrrtar tura seccion control no cs c] rnisrrrt) según IL‘ caracteristica a que se haga referencia. rn Llclcrlttlltilcttilt tre rn . eeeton control (lc rnmtctrtttr tre lI| suelo tretetntitnttro lrcne por‘ trlucrtr Itrctltrur Itt Csltlttttcltrll ttc su rcgrrrren tle Irrrrrretltrtt. que cstti cctttrtrrcrttc rclttcrtr- nntro con la troponthtrrtrtttr tre ttetnt pum ¡to ¡tltltilttb y ot crecimiento. tre nrn tnte sc ttrrrrc en comido netón en rn trentnnntnertstt tre rm suelos seguir son ‘rnxttttttrtty. La teeetott enntt-or tre la Iltilyltríu tre rm Ntlclkra tiene eomn Iirrrrre superior’ er trettnttro pul‘ la nrotnntrttrntr a la quc llega er Irerrte LlL‘ rnntteetttettm trespttet (lu 24 Inn-to tre «llhllll! 25 nnn (lt! trgrrrr ul suelo cn estado seco y cl tnret-ittr; (lespllés tre 4x inn-tt. - tre . .trn- 7s nnn / / / x 1- llmite superior Como límites oricntalrvos dc la sección control de humedad en rnncrótt de rn erttse tcx— trrral (Cap. n) pueden tomarse a falta dc medidas en Culrrpfl: cooooooo uonoouou uonoonon nanoonoo oonooaoo uanonoao ooaooono La presencia de elementos grllcïüfi hace que estos límites sean mas profundos, también se veran afectados por la presencia de galerías de animale. grietas, etc.

×