PLUMAS Y PICO 001
PLUMAS Y PICO 001
¿Por qué Plumas y Pico?
Debo introducir este formato de escritos con una explicación que más que
introdu...
PLUMAS Y PICO 001
Con olor a muerto - Editorial 001
Hoy lo entendí. Cada vez que salimos a caminar con Lassie debo tener
c...
PLUMAS Y PICO 001
CRISTIANO iPod
No soy hábil con la tecnología. Mi
herramienta de trabajo habitual es el
Word, y me cuest...
PLUMAS Y PICO 001
Cocina de sermones...
¿Desde cuándo un sermón
te pertenece o me pertenece?
¿No es verdad que cuando
un p...
PLUMAS Y PICO 001
El Ábaco de Habacuc
El ábaco es un dispositivo que sirve para efectuar operaciones
aritméticas sencillas...
PLUMAS Y PICO 001
Conocí la fe fingida
Conocí la fe fingida
esa que en otros fácil se ve
Cuando sirven para ser vistos
cua...
PLUMAS Y PICO 001
A MOVER NUESTROS PIES (I)
“¡Cuan hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del...
PLUMAS Y PICO 001
cristianos que, al igual que muchos motociclistas argentinos, en vez de llevar el casco en la
cabeza lo ...
PLUMAS Y PICO 001
¿Qué dice el Señor? habla y no calles, hazlo a tiempo y fuera de tiempo, anuncia a
todos los hombres en ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Plumas y pico 001

941 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Meditación
0 comentarios
7 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
941
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
242
Acciones
Compartido
0
Descargas
13
Comentarios
0
Recomendaciones
7
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Plumas y pico 001

  1. 1. PLUMAS Y PICO 001
  2. 2. PLUMAS Y PICO 001 ¿Por qué Plumas y Pico? Debo introducir este formato de escritos con una explicación que más que introducción es anécdota: Había terminado mi exposición en una Conferencia, en una provincia del Sur de Argentina. Y al bajar del púlpito me estaba esperando uno de los ancianos de otra congregación para confirmar una visita a su iglesia. En medio de la conversación se acercó un hermano muy simpático que quería saludarme: -Hola hermano Gallito (mi apellido se escribe Gallitto y se pronuncia Galito- Pero ya no hago más la aclaración en público… ¡¡lo considero más un apodo que un apellido!!) Quería conocerlo. Sus escritos han sido de mucha bendición para mi vida… Mientras hablaba yo no sabía qué hacer, pues me estaba sintiendo demasiado a gusto. Pero Dios se encargó de hacerme aterrizar, pues en lugar de seguir halagándome se dirigió al hermano que estaba conmigo y agregó: -¿Pero vio que el hermano no habla tan bien como escribe? (ya no me parecía tan simpático el hermano) -Lo que pasa- le dije rápidamente- es que tengo… ¡más plumas que pico! Y sí. Lo debo reconocer. Dios me dio más talento para escribir que para hablar, y en este punto me identifico con Pablo. A él lo atacaban directamente diciendo que sus cartas eran muy valientes pero en vivo y en directo su presencia era débil. En otras palabras era gallito para escribir. Muchas plumas y poco pico. El mismo lo reconoció cuando declaró que era tosco en la palabra… Ese momento, en esa conferencia, ronda muchas veces en mi mente. Y es lo que me motiva a escribir estos apuntes. Esto que leerás es lo más característico de mi mismo. Clínicamente hablando soy “hiperactivo con déficit de atención” y esto se traduce en este ejemplar. Aquí encontrarás ilustraciones, historias, inventos literarios, experiencias. ¡Creo que si alguna vez se imprime como libro la editorial que lo catalogue tendrá un surmenage antes de hacerlo! ¿Por qué digital y no impreso? La idea original era hacer un libro, e imprimirlo. Pero, mi eterna revisión de los textos, la falta de dinero para enfrentar gastos de impresión, y el silencio de las editoriales a los que he enviado mis escritos, me animan a crear mi propio formato de escrito digital. El cual presento de manera libre y gratuita. Usando del principio: de gracia recibisteis de gracia dad. ¿Qué es esto? NO SÉ. No sé si es libro digital, serie de apuntes, devocionales, estudios, “sancochado literario”, varieté, “queseyo”… habrá de todo un poco. Será una colección de escritos propios y devocionales lanzados al face. Oraré que las ediciones de Plumas y Pico sea un motivador para tu vida. Que las ideas abreviadas las puedas desarrollar para tu ministerio. Y si alguno quiere ayudarme a hermosear o presentar “esto” de manera más profesional, ilustrarlo o promocionarlo en otros formatos, bienvenido al equipo. Ahora sí. Abre tus alas y echa a volar… ¿y por qué no? A cacarear.
  3. 3. PLUMAS Y PICO 001 Con olor a muerto - Editorial 001 Hoy lo entendí. Cada vez que salimos a caminar con Lassie debo tener cuidado de lo que está en la cuneta o al costado del camino. Pues entre los diferentes atractivos del camino están las cosas que me hacen pensar que nuestra perra es ¡cruza de labrador con chancho! ¿Te puedes imaginar a un perro que encuentre placer supremo al revolcarse en excremento, o pescado podrido, o restos putrefactos de perros atropellados en la ruta? Hoy lo entendí. Sí. Hoy hizo una de esas maniobras indignas (para mí) de la raza canina. Mientras caminábamos, y le decía a Lassie “hop hop hop aquí aquí aquí” y trataba de mantenerla de mi lado derecho, yo hablaba con Dios. Y de pronto sucedió… sus narices de radar captaron el olor y se lanzó sobre unos restos de perro muerto, untando su lomo con “eso”… Y era en ese momento en que le decía al Señor “¿Qué me pasa Señor? ¿Qué debo hacer? ¿Qué ejemplo imitar?” y mientras rescataba a mi perra de esa escena vergonzante (para mí) me dije “¿Y si esta es la respuesta del Señor?” Hoy lo entendí. Por supuesto que podría decir que el perro muerto es como el viejo hombre y si me baño de las cosas muertas mi perfume no es el de Su conocimiento. Pero al mirar el perro muerto y mi perra tocándole y embadurnándose en él hubo un “toque especial” en mi espíritu. Ese perro había sido atropellado, muerto y dejado a un costado. Y mi perra le rendía un homenaje al llenarse del perfume de una muerte… Hoy lo entendí. Y al ver que Lassie caminaba orgullosa con ese aroma que le envolvía, mis ojos se llenaron de lágrimas, y lloré en la presencia del Señor. Ella se identificaba con un congénere asesinado en las rutas de Paraná. Y mi mente se llenó turbulentamente de imágenes bíblicas e historias de la iglesia. Esteban recibiendo los piedrazos que rompían sus huesos, Juan el Bautista colocando su cabeza sobre una mesa mientras el verdugo, con solo movimiento la arrancaba, Jacobo, Pedro, Pablo, y la galería es interminable… Hoy lo entendí. Los mártires están arrojados por el mundo a un costado de la historia, y nosotros al pasar junto a nuestro Dueño y mirar sus vidas ¿qué hacemos? La mayoría solo los observamos como en una vidriera, y sus cabezas son para la iglesia, como trofeos en el living de un cazador profesional. Hoy lo entendí como nunca. El Señor me dijo: “haz lo que hace tu perra. No te quedes solo conociendo o aprendiendo de sus historias… hazlas parte de tu vida. Empápate de los sufrimientos y padecimientos por Cristo. ¿Qué te está sucediendo? ¿Por qué no sufres como soldado? ¿Por qué no te aborrecen como a ellos? ¿Porqué no te persiguen y buscan tu vida para matarte como a ellos?”… Tal vez este tema merezca una meditación o estudio extra. Pero más allá de lo teológico o doctrinal hoy entendí que debo vivir como lo hacían ellos, predicar como predicaban ellos, pensar como pensaban ellos, sentir como sentían ellos… padecer como padecían ellos. Hoy lo entendí.…. “Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el Autor y Consumador de la fe, El cual por el gozo puesto delante de Él sufrió la cruz menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios. Considerad a Aquel que sufrió tal contradicción de pecadores contra sí mismo, para que vuestro ánimo no se canse hasta desmayar. Porque aún no habéis resistido hasta la sangre, combatiendo contra el pecado” (He. 12:1-4)
  4. 4. PLUMAS Y PICO 001 CRISTIANO iPod No soy hábil con la tecnología. Mi herramienta de trabajo habitual es el Word, y me cuesta salir de allí. ¡¡Hasta me es difícil el programa Excel!! Por lo tanto te imaginas como será para mí entender la tecnología iPod. No tengo iPod y lógicamente no lo entiendo. Pero me han explicado algunas cosas y con lo poco que he leído de ello se me ocurre que debería ser un “cristiano iPod”, no me refiero a tener un iPod sino a serlo. Hay un pensamiento que he entendido y en eso me baso para decir que debiera ser un cristiano iPod. Y es que la mayor cantidad de memoria, y recursos se tienen en “la nube”. Cuando quieres almacenar algo lo haces en “la nube”, cuando necesitas un programa lo bajas de “la nube”, y lo más interesante es estés donde estés, y a la hora que lo necesites “la nube” está disponible para ti. No importa si tienes tu dispositivo contigo o no, pues la información está siempre allí… en “la nube”. En el 2015 seamos cristianos iPod que ponen su mira en las cosas de arriba y no en las de la tierra (Col. 3:2), que se enfocan en las cosas de Dios y no en las de los hombres (Mt. 16:23), que almacenan en los cielos donde su depósito no se echa a perder ni puede ser robado por el ladrón de las almas (Mt. 6:19), que no aman al mundo ni las cosas que están en el mundo (1ª Jn. 2:15-17)… Pero cuidado. No todo debe estar en la nube. El iPod (según el modelo) tiene diferentes capacidades de memoria interna, que está en el dispositivo y no en la nube. ¿Sabes que debe estar en mi memoria interna? El Señor, el Espíritu Santo y Su Palabra. El peligro es que puedo ser tan iPod que decida poner también al Señor en las nubes y bajarlo de allí solo cuando lo necesite. ¿Y cuando no me convenga…? ¡De nuevo a las nubes!. No, eso no. Es necesario que haga de Él un compañero que camina junto a mí, en cada momento. Como dijera esa canción (más vieja que el Word) “Baja a Dios de las nubes y llévalo a la fábrica donde trabajas, quita a Dios del madero y clávalo dentro de tu corazón, saca a Dios de los templos donde lo encerraron hace tantos años, déjalo libre en las plazas y llévalo también al mercado del pueblo” Si tienes un IPod, me alegro, (ya me da ganas de comprarme uno). Pero para el 2015 te deseo no que tengas un IPod sino que lo seas. REGLAS DE EVAN GELISTA (01) ENTUSIASMO Si no tienes GANAS, PIERDES Sin pasión no hay acción. El entusiasmo es un capital que debe administrarse para la extensión del reino de Dios. Cuando los cristianos del primer siglo se vieron en medio de la persecución clamaron a Dios, ¿y sabes lo que pidieron? Señor, danos entusiasmo, danos pasión, danos denuedo (Hch. 4:29) este debería ser el clamor de la iglesia adormecida de hoy. Al no tener este fuego espiritual, pedimos protección, seguridad, paz, libertad religiosa, aceptación del mundo. GRAN ERROR. Cambiemos el clamor, pidamos fuego, pidamos ganas y entusiasmo. La palabra entusiasmo viene del griego (En-theo- usmus) que quiere decir “Dios activo en mí.” En otras palabras cuando no hay entusiasmo, Dios no se muestra activo en mi vida. Es hora de avivar el fuego del don que está en nosotros. Porque si no tienes ganas, pierdes.
  5. 5. PLUMAS Y PICO 001 Cocina de sermones... ¿Desde cuándo un sermón te pertenece o me pertenece? ¿No es verdad que cuando un predicador ministra da de sí mismo lo que ha cosechado de otros en su vida? En verdad nada es nuestro y todo es de Dios. Salmo 24:1 dice que Dios es el dueño de la tierra, de su plenitud, del mundo y de los que en él habitan... TODO, TODO ES DE DIOS Muchas personas han ministrado a mi corazón, he anotado frases en la Biblia que otros han dicho en sus sermones... (algunos han sido predicadores reconocidos en las iglesias y otros santos sabios sencillos que me marcaron espiritualmente) pero no puse sus nombres al lado... y en determinados momentos las he visto al margen y estudiando la Biblia he dicho: "¡GUAU.... que frase!" y las he usado una vez explicando que alguien la dijo y no sé quien... y la he repetido de nuevo como escuchada.... y así con el tiempo esas frases "robadas de no se quienes" han formado parte de mi vida, mis consejos y sermones. Y tal vez otros crean que son mía o yo mismo crea que así lo son, pero no son propias... en definitiva son de Dios. Y así pasarán siendo escuchadas, escritas y usadas por otros también con el tiempo como propias de ellos... POR ESO... cuando preparemos un sermón seamos sabios, dediquemos tiempo a la cocina, repasemos y recordemos lo que los otros han dicho. Si recordamos quien fue digamos quien o de quien escuchaste la frase, de última sepamos bien que Dios es el dueño... por ello siempre dale el crédito al Señor. POR ESO... cuando te prepares para escuchar un sermón recuerda que el Señor pudo haber usado a muchos a través del tiempo para que ese predicador te presente ese plato hecho en su cocina y con el recetario variado de muchos santos de Dios. Y no importa si el que habla es considerado experto o lo ves inexperto, si la esencia es la Palabra de Dios y el Espíritu Santo es el aceite que se usó, prepara tu corazón para recibir lo que DIOS TE DICE... y demos siempre todo el crédito a Dios. DÍA 6… DÍA 7 Día 6 "Dios hizo el hombre y vio que era bueno" Día 7 "Dios bendijo el día séptimo, reposó y lo santificó" Dios hizo al final del 6to día al hombre. Por ello el primer día del hombre fue el séptimo de Dios. ¿Te imaginas lo que sucedió ese día? Dios llevó a Adán a dar un paseo: montañas, cataratas, selvas, animales de todas las especies, etc. etc. fue como tener DISCOVERY CHANEL en cinco dimensiones... le mostró toda Su creación... ¡lo que habrá sido! Y con esa visión en mente Adán enfrentó su segundo día, o sea, el primer día laboral, Antes de iniciar su semana de trabajo consideró y disfrutó las obras de Dios, se dedicó a relacionarse con su Hacedor... Un buen principio para considerar... ¿no te parece? REGLAS DE EVAN GELISTA (02) LA COMISIÓN Si no vamos a ellos, ¿cómo vendrán al Señor? Las iglesias del último tiempo han aprendido a convocar en lugar de acudir. El Señor dijo “Id, y predicad el evangelio”. La comisión implica mover nuestros pies para alcanzar a los perdidos. No hay control remoto para acercar a los perdidos, debemos ira a ellos. Muchos hay que se están perdiendo, mientras la iglesia alaba a Dios. ¡Ay de mí si no les predico!, ¡Ay de ellos! ¿Dónde irán? Iglesia levántate y ve, ya no hay tiempo que perder, esta es la hora no hay que callar, tu esposo viene… ¿Cómo te hallará? Jesús comisionó diciendo “toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra, por tanto id” ¿Alcanzará Su llamado para movernos a salir? Vayamos a ellos para que ellos vengan al Señor. "En la Biblia no hay desierto que no tenga sus ángeles" (Autor Desconocido)
  6. 6. PLUMAS Y PICO 001 El Ábaco de Habacuc El ábaco es un dispositivo que sirve para efectuar operaciones aritméticas sencillas (sumas, restas y multiplicaciones). Consiste en un cuadro de madera con barras paralelas por las que corren bolas movibles, útil también para enseñar estos cálculos simples. Su origen se remonta a la antigua Mesopotamia, más de 2000 años antes de nuestra era. Dios no tiene un Ábaco sino un Habacuc. Si miras este libro con la visión matemática de un ábaco es muy interesante. Pues me parece ver a Dios dando una clase particular de Matemáticas a un alumno que hace muchas preguntas, y es muy aplicado. ¿Habrá aprendido? Habacuc tomó el ábaco de Dios e hizo la operación espiritual matemática más elocuente. Una donde hay numeros negativos multiplicados por números negativos, y el resultado es: POSITIVO. Claro MENOS POR MENOS ES MÁS. He aquí el desarrollo del resultado (Habacuc 3:17-19) “(-) Aunque la higuera no florezca (x) (-) Ni en las vides haya frutos (x) (-) Aunque falte el producto del Olivo (x) (-) Y los labrados no den mantenimiento (x) (-) Y las ovejas sean quitadas de las majadas (x) (-) Y no haya vacas en los corrales (=) CON TODO (+) Yo me alegraré en Jehová (+) me gozaré en el Dios de mi salvación (+) Jehová el Señor es mi fortaleza y (+) en mis alturas me hace andar EXAMEN “Aprobado” REGLAS DE EVAN GELISTA (03) HABLAR En las calles, no calles El momento de mayor crisis para el evangelista es el segundo previo a abrir la boca. En ese momento hay mil y una razón que viene a nuestra mente por las que no es conveniente predicar en esas circunstancias. Muchas veces nos parecemos a los viejos muros de la canción antigua: “Quedan en ti testigos mudos que son los viejos muros de la Jerusalén”. En nuestro país no es común que te asesinen por entregar un folleto, quizá puedes empezar por allí y luego orar por cada semilla entregada. Empieza dando folletos, colocándolos en lugares públicos, detén a alguien y pregúntale donde pasará la eternidad, cuenta cómo Jesús te cambió. Pero ¿cómo oirán si no hay quien les predique? Abre tu boca y Él la llenará. Habla. En la calle no calles. "Los grandes nunca se consideran grandes. Los pequeños nunca se consideran pequeños" (ANÓNIMO)
  7. 7. PLUMAS Y PICO 001 Conocí la fe fingida Conocí la fe fingida esa que en otros fácil se ve Cuando sirven para ser vistos cuando adoran según quien esté Cuando ponen en alto a quien les conviene y no honran al que de verdad es fiel Conocí la fe fingida Esa que es orgullo vestido de harapos La fe que en púlpitos se interpreta Y en casa se guarda en el saco La fe manipulable. La del fuego artificial La fe visible y que el hombre admirará Conocí esa fe fingida y en muchos la detecté Es la fe hambrienta de opinión, del aplauso, de la mención especial Cuando la vi me dio nauseas, porque brilló Y el mundo ante sus zapatos se inclinó La fe fingida, la reconocí hace poco Cuando creí que merecía algo, de lo que mucho creí hacer Cuando me sentí parte de una historia Cuando mi autocompasión dominó Y pensé que otros eran los que la practicaban Pero en realidad la practicaba yo La fe fingida, es muy sutil, muy astuta Más que espiritual es todo una artista La fe fingida se muestra encendida. Me ayudó a mirar en otros la astilla Y acomodó mis ojos para mi viga lucir ¿Cómo cambiar, como volver, como seguir? Mi fe fingida se destrozó al visitar la cruz Allí no hay orgullo, ni aplausos, allí no encandila la luz Allí hay perdón, sacrificio, entrega, y un solo Dios Allí no hay lugar para ella, allí no hay tronos ni sillón ¿Quieres la derecha? ¿o la izquierda es tu elección? La cruz no es un podio, sino un lugar de ejecución Donde hay muerte al pecado y muerte al yo Allí el Autor de la Fe tres veces hizo oración “Padre Perdónalos”, “¿Por qué me desamparaste?”, “En tus manos me encomiendo yo” ¿Quieres verdadera fe? Muere al yo Y prepárate entonces para esa oración Señor, sé que es sutil, sé que aún esto puede ser emoción Quiero tomar tu yugo, quiero cargar mi cruz Ya no quiero fingir que soy el mejor no quiero lucir la cruz cual medalla en mi pecho quiero ponerla en mi hombro, que se vea lo que has hecho quiero que solo seas tú… y no ya yo ¿Podré? ¿Podrás? Hoy… creo que sí, espero que sí …pero no sé. ¿lo harás? ¿lo haré? Para eso se necesita verdadera fe. REGLAS DE EVAN GELISTA (04) ENFOQUE Tu misión no es pre-educar, sino predicar Hay muchos que consideran que el evangelio debe enfocarse en lo social. Ellos dicen que lo social educa para la salvación. Pero nuestra misión no es pre-educar sino predicar. Enseñemos, demos de comer, sanemos, asistamos al necesitado como corresponde a quien profesa el amor de Cristo. Pero nuestra misión no termina allí, eso no es el evangelio. ¿Cómo tener el enfoque correcto? Si te preguntas ¿qué sucedería si la persona no tiene ropa? Tu enfoque será vestirle ¿y si no tiene educación? Lo educarás. Pero la pregunta correcta es ¿qué le sucederá a la persona sino tiene a Cristo? ¿Dónde pasará la eternidad? La respuesta a esta pregunta es tu misión. Debemos presentar a Cristo, predicar a Cristo, el arrepentimiento y la conversión a Cristo, y el perdón de pecados.
  8. 8. PLUMAS Y PICO 001 A MOVER NUESTROS PIES (I) “¡Cuan hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del que anuncia la paz, del que trae nuevas del bien, del que publica salvación, del que dice a Sión: ¡Tu Dios reina!” (Is. 52:7) “¡Cuan hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que traen alegres nuevas!” (Ro. 10:15) Estamos viviendo una generación de “cerebros inquietos” y “pies quietos”. Los pies hermosos son los pies activos, que van, que cumplen con lo que Dios pide. Imagina una persona que ha estado mucho tiempo con su pie enyesado o está paralizado. ¿Se caracterizarán esos pies por la belleza? No, sin duda que estarán atrofiados y flacos, sin fuerza. Hay una triste estadística y es que tan solo el 2% de los así llamados cristianos hablan habitualmente a otros de Cristo. ¿Eres del 98% restante? Si formas parte del gran porcentaje de cristianos modernos es seguro que tengas un escondido “remordimiento” o “culpa” por no cumplir el mandato de “ir y predicar”. Espero que lo que compartamos sea un “despertador” y “motivador” en tu vida. Cuando se trata de evangelizar Dios quiere pies que se mueven. Si estás paralítico espiritualmente es hora de levantarse y caminar, ir y predicar ¿Cómo puedes mover tus pies? Los pies se mueven por la Cabeza “Calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz... y tomad el yelmo de la salvación...” Ef. 6:15,17. En la armadura del cristiano hay un calzado particular, algo que solo luce en pies hermosos: “las sandalias del evangelio de la paz”. Pero en el otro extremo de la armadura es necesario tener puesto el yelmo de la salvación. Y es tan necesario, porque justamente es la cabeza la que mueve los pies. Si nuestro pensamiento el 100% del tiempo es “soy salvo” entonces nuestros pies se moverán en esa dirección, de eso no cabe duda. El soldado del yelmo puesto se levanta y le da las gracias a Dios porque es salvo, desayuna y lee la Biblia deleitándose en las cosas eternas, y cuando mira alrededor no ve un panadero, un diarero, un abogado, un carnicero, un contador... ve un alma perdida y la eternidad que deberán enfrentar. Y hablará o invitará a la iglesia o dará un folleto ¿Por qué? por que por esa vereda transitan sus pensamientos. Ponte una mano en el corazón y contesta estas tres preguntas: ¿Cuándo fue la última vez que le hablaste a una persona acerca de Jesús, o le diste un folleto? ¿Qué es lo que impide que hagas del evangelismo un hábito en tu vida? ¿Qué excusas tienes? Ahora escucha esta propuesta… ¿A cuántas personas les hablarías por día, si por cada vez que testificas te pagaran $100? Contéstalo. Y dime ahora… ¿el dinero te quitaría la vergüenza? Si es así, el problema está en tu cabeza… no tienes puesto el yelmo de la salvación. Eres tibio, confiésalo, pues tienes más amor al dinero que al Señor. El motociclista cumple con la ordenanza de llevar casco… el único detalle es que no lo lleva en la cabeza…. Sino en el codo Hay soldados que usan lo que llamo “Cascos codificados”. Son
  9. 9. PLUMAS Y PICO 001 cristianos que, al igual que muchos motociclistas argentinos, en vez de llevar el casco en la cabeza lo llevan en el codo. Muchos se preguntarán “¿Y por qué los motociclistas llevan el casco en el codo? Para eso que no lo lleven”. Lo llevan allí, no porque son cuidadosos con sus codos, sino por las dudas. Sí, por las dudas que aparezca un policía de tránsito y entonces con un rápido movimiento se colocan el casco y evitan la multa. ¡Cuántos soldados hay que salen a sus batallas con el yelmo en el codo! Sus mentes están ocupadas con otras cosas, pero si se encuentran con el pastor ¡Púmbale! se “encascan” y aunque ese día no oraron, ni leyeron la Biblia pueden bendecir, y cambian el tono de voz y después de los saludos de rigor, y un “Dios te bendiga”, otra vez el casco en el codo y “aquí no pasó nada” Si tu pensamiento es “soy abogado, o soy padre, o soy humano, o soy pobre, o soy así y punto” entonces tus pies se moverán siempre en esa dirección. Y cuando se hable del evangelismo dirás “yo no tengo tiempo, que lo hagan los evangelistas”. Y tu vida se moverá en los círculos en que tu cabeza te lo dicta. Recuerda: donde esté vuestro tesoro allí estará tu corazón, y donde esté tu yelmo allí irán tus pies. Los pies se mueven por la Comisión “Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura” (Mr 16:15). El mandato del Señor es ineludible e inexcusable. ¿Era solo para los apóstoles? Todos los de la iglesia de Jerusalén iban “por todas partes” anunciando el evangelio (Hch.8:4), los de Tesalónica divulgaban la Palabra de Dios a “todos los de Macedonia y Acaya” y más todavía “en todo lugar” (1ª Ts. 1:7,8). Pablo sentía el peso de “amonestar a todo hombre” (Col. 1:28) y pedía que orasen por él “a fin de que al abrir mi boca me sea dada palabra para dar a conocer con denuedo el misterio del evangelio” (Ef. 6:19). Este mismo apóstol nos dice a los que leemos los escritos inspirados “sed imitadores de mí, así como yo de Cristo” (1ª Co. 11:1). Hechos 1:8 nos comisiona a “ser testigos”, no solo dar testimonio. El testigo lo es el 100% del tiempo, y muchos han tomado esto como una excusa para no testificar. El evangelismo moderno tiene varios subproductos y entre ellos se encuentran los llamados evangelismo de relación, evangelismo social, etc. Ellos presentan el evangelio del silencio que dice “solo habla cuando te pregunten el porqué eres diferente”. El problema es si nunca te lo preguntan, ¿Será que no muestras un cristianismo verdadero? ¿Será que ellos no ven la necesidad de ser como tú? ¿Será que no se les ocurre preguntar? Este evangelismo aconseja “hazte amigos y cuando estén en la crisis cuéntales tu historia”. Pero para ello debe estar en la crisis, debes asegurarte de que haya una crisis y que en ese momento se acordarán de ti. Presta atención a la siguiente historia en que Ray Comfort narra en forma gráfica lo que es este evangelismo. Piensa en un hombre que está remando en un bote empujado corriente abajo. Él no sabe, que justo en el horizonte del río hay una catarata de unos 200 metros, que violentamente golpea sobre unas rocas filosas. Tu sabes a donde se está dirigiendo, por eso le tiras una soga hacia el bote y suspiras con alivio al ver que cae sobre la proa. Pero, para tu asombro, el hombre la ignora y vanamente intenta remar contra la fuerte corriente. Él está siendo empujado cada vez más cerca de las enormes cataratas. Tu sabes que él morirá si continúa remando. Todo lo que necesita para salvarse es dejar de remar y aferrarse de la soga, y allí puedes traerle con seguridad. ¿Te parece que debieras advertirle de la catarata de 200 metros? Quien enseña el evangelismo de la crisis dice que no deberías hacerlo “no digas ni una palabra”. Simplemente espera y anhela que tal vez uno de sus remos se rompa, o que su bote se llene de agua. Puede ser que entonces él considere aferrarse a la soga... si está en su sano juicio.
  10. 10. PLUMAS Y PICO 001 ¿Qué dice el Señor? habla y no calles, hazlo a tiempo y fuera de tiempo, anuncia a todos los hombres en todo lugar que se arrepientan. Hay tiempo para callar y hay tiempo de hablar. El tiempo para callar es acerca de nuestros derechos y nuestra crítica, pero para hablar de Cristo hay que hacerlo a tiempo y fuera de tiempo. Jesús lo ilustró con su vida, calló como un cordero cuando lo llevaban a la cruz y lo herían y habló como un león al denunciar el pecado y predicar el evangelio del reino. Lamentablemente nos hemos acostumbrado a andar fuera de tiempo. Nos parecemos a los soldados que cuando el sargento dice “derecho, izquierdo” hacen “izquierdo derecho”. Y en la iglesia somos unos leones para el evangelio y en la calle unos corderos, que enmudecemos y no abrimos la boca. Confesémoslo así como lo hicieron los leprosos de antaño: “no estamos haciendo bien. Hoy es día de buena nueva, y nosotros callamos; y si esperamos hasta el amanecer, nos alcanzará nuestra maldad. Vamos pues ahora... y demos la nueva” 2ª R. 7:9. (CONTINUARÁ) ¿SABÉIS LO QUE OS HE HECHO? La pregunta que hiciera Jesús en un aposento alto me sigue resonando hoy: ¿Sabéis lo que os he hecho? Cuando pienso en la palangana, la toalla, mis pies sucios y el mensaje práctico que el Señor me da, evaluándolo con mi servicio a mis hermanos... me debo responder: "No, tal vez no te he entendido del todo, Señor" ¿Sabéis lo que os he hecho? Y miro la cruz, el costado, la sangre y lo comparo con mi poca identificación con su sacrificio eterno.. y me debo responder; "No, tal vez no lo entiendo como debiera, mi Cristo". ¿Sabéis lo que os he hecho? Y veo la tumba vacía, el poder de la resurrección disponible para mi y la confronto con mi poca fuerza espiritual para ser siempre victorioso, ... y me digo en respuesta: "No, puede ser que mi mente no lo haya asimilado, mi Señor" ¿Sabéis lo que os he hecho? Y miro hacia arriba las mansiones celestes, el cielo prometido, la ciudadanía recibida, las recompensas y lo contrasto con mi distracción por las cosas de los hombres, ...y me respondo: "No, ¡no lo he comprendido del todo!" Ah, si supieras quien es el que te dice dame de beber, le dijo a la samaritana. Ah si entendieras lo que te estoy haciendo, le expresó a Simón. Y la pregunta resuena y se repite... ¿Sabéis lo que os he hecho? ¿Cuál es la respuesta? SERVIR los unos a los otros, considerando a los demás superiores a nosotros mismos. CARGAR nuestra cruz renunciando a nuestros derechos. EXPERIMENTAR el poder de la resurrección no quejándonos, sino dando gracias en todo. PREDICAR el evangelio a tiempo y fuera de tiempo. VIVIR en santidad, como ciudadanos del cielo, marcando siempre la diferencia. ¿Sabéis lo que os he hecho? ¿Si? Si sabéis estas cosas, bienaventurado seréis si las hicierais ¿Cómo ser parte de PLUMAS Y PICO? a- Orando por el autor y por este material b- Difundiendo por las redes sociales c- Imprimiendo. Tienes libertad y autorización para descargar a tu PC, e imprimir este material cuantas veces quieras. d- Comentando de qué manera te ayudan los escritos o sugiriendo cambios. e- Sumándote al equipo de trabajo: Diseño grafico/digital/Multimedios/etc. escribe un mensaje por privado.

×