Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.
José María Eça de Querioz El crimen del padre Amaro Realizado por Francisco Carnicero y Álvaro Guiñales
Índice <ul><li>Características del Realismo y Naturalismo. </li></ul><ul><li>Biografía. </li></ul><ul><li>Obra literaria, ...
Características del Realismo y Naturalismo <ul><li>El  Realismo  es una corriente inventada por el escritor francés Jules ...
<ul><li>El  naturalismo  es un estilo artístico, sobre todo literario, basado en reproducir la realidad con una objetivida...
Biografía <ul><li>José Maria de Eça de Queirós nació en Póvoa de Varzim el 25 de noviembre de 1845. Con dieciséis años, en...
Obras literarias y estilo <ul><li>Es un claro ejemplo de la literatura “Ibérica” de finales del siglo XIX (fue llamado el ...
El crimen del padre Amaro <ul><li>Era domingo de Pascua cuando se supo en Leiría que el párroco de la catedral, José Migué...
 
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

José María Eça de Querioz

  • Inicia sesión para ver los comentarios

  • Sé el primero en recomendar esto

José María Eça de Querioz

  1. 1. José María Eça de Querioz El crimen del padre Amaro Realizado por Francisco Carnicero y Álvaro Guiñales
  2. 2. Índice <ul><li>Características del Realismo y Naturalismo. </li></ul><ul><li>Biografía. </li></ul><ul><li>Obra literaria, estilo, etc. </li></ul><ul><li>Obras importantes. </li></ul><ul><li>El crimen del padre Amador. </li></ul><ul><li>Bibliografía. </li></ul>
  3. 3. Características del Realismo y Naturalismo <ul><li>El Realismo es una corriente inventada por el escritor francés Jules Champfleury, quien por primera vez definió su arte como ‘ realista ’. El realismo literario se halla inscrito de un movimiento más amplio que afecta también a las artes plásticas, al cine , a la fotografía, y a la filosofía de la ciencia .Las obras realistas pretenden testimoniar documentalmente la sociedad de la época y los ambientes más cercanos al escritor, en oposición a la estética del Romanticismo, que se complacía en ambientaciones exóticas y personajes poco corrientes y extravagantes. La estética del Realismo, fascinada por los avances de la ciencia, intenta hacer de la literatura un documento que nos pueda servir de testimonio sobre la sociedad de su época, a la manera de la recién nacida fotografía. Por ello describe todo lo cotidiano y típico y prefiere los personajes vulgares y corrientes, de los que toma buena nota a través de cuadernos de observación, a los personajes extravagantes o insólitos típicos del anterior Romanticismo </li></ul>
  4. 4. <ul><li>El naturalismo es un estilo artístico, sobre todo literario, basado en reproducir la realidad con una objetividad documental en todos sus aspectos, tanto en los más sublimes como los más vulgares. Su máximo representante, teorizador e impulsor fue el escritor Émile Zola que expuso esta teoría en el prólogo a su novela Thérèse Raquin y sobre todo en Le roman expérimental (1880). Desde Francia, el Naturalismo se extendió a toda Europa en el curso de los veinte años siguientes adaptándose a las distintas literaturas nacionales. El naturalismo presenta al ser humano sin albedrío, determinado por la herencia genética y el medio en que vive. Es una crítica a la forma como está constituida la sociedad, a las ideologías y a las injusticias económicas, en que se hallan las raíces de las tragedias humanas. </li></ul>
  5. 5. Biografía <ul><li>José Maria de Eça de Queirós nació en Póvoa de Varzim el 25 de noviembre de 1845. Con dieciséis años, en 1861, inició sus estudios de derecho en la Universidad de Coímbra, donde trabó amistad con Antero de Quental y Teófilo Braga. Se licenció en 1866. 1 Durante el último curso, se estrenó como escritor publicando una serie de diez artículos, con el título general de &quot;Notas marginales&quot;, en el diario Gazeta de Portugal . En 1871 participó en las llamadas Conferencias del Casino. Su conferencia se tituló &quot;La nueva literatura&quot;, con el subtítulo &quot;El realismo como nueva expresión de arte&quot;. Durante su estancia en Leiria, e inspirándose en el ambiente de esta ciudad, escribió su primera novela realista sobre la vida portuguesa, El crimen del padre Amaro , que se publicaría en 1875 en las páginas de la Revista Ocidental . En 1872 su carrera diplomática lo llevó a La Habana. Desde entonces viviría alejado de su país natal, al que sólo regresaría durante periodos breves de tiempo. Residió en Cuba dos años, durante los cuales aprovechó también para viajar por Estados Unidos y América Central. No obstante, prosiguió sus colaboraciones con diarios portugueses, y en 1874 apareció en el Diário de Notícias su relato breve &quot;Singularidades de Uma Rapariga Loura&quot;. Su último libro fue La ilustre casa de Ramires , sobre un hidalgo del siglo XIX con problemas para reconciliarse con la grandeza de su linaje. Es una novela imaginativa, entremezclada con capítulos de una aventura de venganza bárbara ambientada en el siglo XII, escrita por Gonçalo Mendes Ramires, el protagonista. Se trata de una novela titulada La torre de D. Ramires , en la que antepasados de Gonçalo son retratados como torres de honra sanguínea, que contrastan con la laxitud moral del joven. </li></ul><ul><li>José Maria Eça de Queirós murió en 1900 en París. </li></ul>
  6. 6. Obras literarias y estilo <ul><li>Es un claro ejemplo de la literatura “Ibérica” de finales del siglo XIX (fue llamado el Galdós portugués), junto con otros grandes escritores españoles que podemos englobar dentro del realismo literario. Dotado de una prodigiosa inventiva y gran sensibilidad, en sus novelas se encuentra la tragedia y el humor, la sátira y el amor, con certeras descripciones de personajes, ambientes y sentimientos, así como de las costumbres de su país. </li></ul><ul><li>Algunas obras suyas son: </li></ul><ul><ul><li>Las rosas </li></ul></ul><ul><ul><li>El crimen del padre amaro </li></ul></ul><ul><ul><li>La capital </li></ul></ul><ul><ul><li>La reliquia </li></ul></ul><ul><ul><li>La ciudad y las sierras </li></ul></ul>
  7. 7. El crimen del padre Amaro <ul><li>Era domingo de Pascua cuando se supo en Leiría que el párroco de la catedral, José Miguéis, había </li></ul><ul><li>muerto de madrugada de una apoplejía. El párroco era un hombre sanguíneo y cebado, que pasaba </li></ul><ul><li>entre el clero diocesano por «el comilón de los comilones». Se contaban historias singulares sobre su </li></ul><ul><li>voracidad. Carlos el de la botica —que lo detestaba— solía decir siempre que lo veía salir después de </li></ul><ul><li>la siesta, con la cara enrojecida, harto: </li></ul><ul><li>— Ahí va la boa a rumiar. ¡Un día revienta! </li></ul><ul><li>Reventó, en efecto, después de una cena de pescado, a la misma hora en que, enfrente, en casa del </li></ul><ul><li>doctor Godinho, que cumplía años, se polqueaba con estruendo. Nadie lo lamentó y fue poca gente a </li></ul><ul><li>su entierro. En general no era estimado. Era un aldeano; tenía los modales y las muñecas de un </li></ul><ul><li>cavador; la voz ronca, pelos en las orejas, el hablar muy rudo. </li></ul><ul><li>Las devotas nunca lo habían querido: eructaba en el confesionario y, como había vivido siempre </li></ul><ul><li>en parroquias aldeanas o de la sierra, no entendía ciertas sensibilidades exacerbadas por la devoción: </li></ul><ul><li>por eso había perdido, desde el principio, a casi todas las confesadas, que se pasaron al pulido padre </li></ul><ul><li>Gusmáo, ¡can rico en labia! </li></ul>

×