SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 4
Instituto Bíblico Evangelio Completo
                                                      San Pedro Sula, Honduras.

Dios El Espíritu Santo: Su personalidad


   A. La importancia de su personalidad


En la enseñanza de las verdades fundamentales relativas al Espíritu Santo
debería hacerse un énfasis especial sobre el hecho de su personalidad. Esto es
porque el Espíritu no habla ahora de sí mismo; más bien, El habla lo que El oye
(Jn. 16:13; Hch. 13:2), y Él dice que ha venido al mundo para glorificar a Cristo
(Jn. 16:14). En contraste a esto, la Escritura representa a ambos, el Padre y el
Hijo, como hablando de sí mismos; y esto, no sólo con autoridad final y por medio
del uso del pronombre personal Yo, sino que también presentándoles como en
una inmediata comunión, cooperación, conversión, el uno con el otro. Todo esto
tiende a hacer menos real la personalidad del Espíritu Santo, quien no habla
desde sí o de sí. Como consecuencia, en la historia de la iglesia, la personalidad
del Espíritu fue descuidada por algunos siglos; sólo cuando la doctrina del Padre y
del Hijo fue definida, como sucedió en el Credo de Nicea (325 d.C.), el Espíritu fue
reconocido como una personalidad en los credos de la iglesia.
La forma como fue definida más tarde la doctrina ortodoxa, la verdad escritural de
que Dios el Padre subsiste o existe en tres Personas -el Padre, el Hijo y el Espíritu
Santo-, fue generalmente reconocida. La Escritura es completamente clara cuando
dice que el Espíritu Santo es una Persona tanto como Dios el Padre y Dios el Hijo,
y aun así, como se ve en el estudio de la doctrina de la Trinidad, las tres Personas
forman un Dios y no tres.


B. La personalidad del espíritu santo en las escrituras


1. El Espíritu hace aquello que sólo una persona puede hacer.


a) El convence al mundo: «Y cuando El venga, convencerá al mundo de pecado,
de justicia y de juicio» (Jn. 16:8).


                                                                                   1
Instituto Bíblico Evangelio Completo
                                                      San Pedro Sula, Honduras.


b) El enseña: «Él os enseñará todas las cosas» (Jn. 14:26; ver también Neh. 9:20;
Jn. 16:13-15; 1 Jn. 2:27).


c) El Espíritu habla: «Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones al
Espíritu de su Hijo, el cual clama: ¡Abba, Padre!» (Gá. 4:6).


d) El Espíritu intercede: «Pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con
gemidos indecibles» (Ro. 8:26).


e) El Espíritu guía: «Guiados por el Espíritu» (Gá. 5:18; cf. Hch. 8:29; 10:19; 13:2;
16:6-7; 20:23; Ro. 8:14).


f) El Espíritu señala a los hombres para el servicio específico: «dijo el Espíritu
Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado» (Hch.
13:2; cf. Hch.20:28).
g) El Espíritu está El mismo sujeto a un plan (Jn. 15:26).


h) El Espíritu ministra: El regenera (Jn. 3:6), El sella (Ef. 4:30), El bautiza (1 Co.
12:13), El llena (Ef. 5:18).


2. Él, como una persona, es afectado por otros seres.


a) El Padre le envía al mundo (Jn. 14:16, 26), y el Hijo le envía al mundo (Jn.
16:7).


b) Los hombres pueden hacer enojar al Espíritu (Is. 63:10), pueden contristarle (Ef.
4:30), pueden resistirle (1 Ts.5:19), pueden blasfemarle. (Mt. 12:31), pueden
mentirle (Hch.5:3), pueden hacerle afrenta (He. 10:29), pueden hablar en contra
de Él (Mt. 12:32).



                                                                                    2
Instituto Bíblico Evangelio Completo
                                                       San Pedro Sula, Honduras.
3. Todos los términos bíblicos relativos al Espíritu implican su personalidad.


a) Él es llamado «otro Consolador» (Abogado), lo cual indica que Él es una
persona tanto como lo es Cristo (Jn. 14:16-17; 26; 16:7; 1 Jn. 2:1-2).


b) A Él se le llama Espíritu en el mismo sentido personal que Dios es llamado
Espíritu (Jn. 4:24).


c) Los pronombres usados para el Espíritu implican su personalidad. En el idioma
griego la palabra «espíritu» es un nombre neutro, el cual, naturalmente, requiere
un pronombre neutro, y en unas pocas oportunidades es usado (Ro. 8:16, 26);
pero a menudo se usa la forma masculina del pronombre, enfatizando el hecho de
la personalidad del Espíritu (Jn. 14:16-17; 16:7-15).


C.- Como una persona de la trinidad, el Espíritu Santo es co-igual con el
Padre y el Hijo.


1. Él es llamado Dios.


Este hecho se verá comparando Isaías 6:8-9 con Hechos 28:25-26; Jeremías
31:31-34 con Hebreos 10:15-17.
(Notar también 2 Co. 3:18 y Hch. 5:3, 4. « ¿Por qué llenó Satanás tu corazón para
que mintieses al Espíritu Santo?... No has mentido a los hombres sino a Dios».) A
pesar de que los juicios de Dios han caído tan drásticamente sobre algunos que
han mentido contra el Espíritu (Hch. 5:3), y aunque a los hombres evidentemente
no se les permite jurar en el nombre del Espíritu Santo, y aunque El es llamado el
Espíritu Santo, es cierto que El no es más santo que el Padre o el Hijo; la absoluta
santidad es el primer atributo del Trino Dios.




                                                                                   3
Instituto Bíblico Evangelio Completo
                                                      San Pedro Sula, Honduras.
2. Él tiene los atributos de Dios


(Gn. 1:2; Job 26:13; 1 Co. 2:9-11; He. 9:14).
3. Él Espíritu Santo ejecuta las obras de Dios


(Job 33:4; Sal. 104:30; Lc. 12:11-12; Hch. 1:5; 20:28; 1 Co. 6:11; 2:8-11; 2 P.
1:21).


4. Como se indica arriba, el uso de los pronombres personales afirma su
personalidad.


5. Se presenta al Espíritu Santo en la Escritura como un objeto personal de
fe
(Sal. 51:11; Mt. 28:19; Hch. 10:19-21).
Como un objeto de fe, Él es también Alguien a quien se le debe de obedecer. El
creyente en Cristo, caminando en compañerismo con el Espíritu, experimenta su
poder, su guía, su instrucción y su suficiencia, y confirma experimentalmente las
grandes doctrinas concernientes a la personalidad del Espíritu, la cual es revelada
en la Escritura.




                                                                                  4

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Presentación espiritu santo
Presentación espiritu santoPresentación espiritu santo
Presentación espiritu santo
KATHYMARIN
 
La Deidad Del Espiritu Santo
La Deidad Del Espiritu SantoLa Deidad Del Espiritu Santo
La Deidad Del Espiritu Santo
Leonel Barrera
 
Visitantes mormones
Visitantes mormonesVisitantes mormones
Visitantes mormones
smallvillet7
 
El EspíRitu Santo
El EspíRitu SantoEl EspíRitu Santo
El EspíRitu Santo
guest74d3b27
 

La actualidad más candente (19)

Presentación espiritu santo
Presentación espiritu santoPresentación espiritu santo
Presentación espiritu santo
 
Leccion El Espiritu Santo
Leccion El Espiritu SantoLeccion El Espiritu Santo
Leccion El Espiritu Santo
 
El espiritu santo
El espiritu santoEl espiritu santo
El espiritu santo
 
El Espiritu Santo Pneumatologia
El Espiritu Santo PneumatologiaEl Espiritu Santo Pneumatologia
El Espiritu Santo Pneumatologia
 
Lección: La divinidad del Espíritu Santo
Lección: La divinidad del Espíritu SantoLección: La divinidad del Espíritu Santo
Lección: La divinidad del Espíritu Santo
 
¿Quién es el Espíritu Santo?
¿Quién es el Espíritu Santo?¿Quién es el Espíritu Santo?
¿Quién es el Espíritu Santo?
 
Estudio biblico conociendo al espiritu santo
Estudio biblico conociendo al espiritu santoEstudio biblico conociendo al espiritu santo
Estudio biblico conociendo al espiritu santo
 
Algunas de las Obras del Espíritu Santo
Algunas de las Obras del Espíritu SantoAlgunas de las Obras del Espíritu Santo
Algunas de las Obras del Espíritu Santo
 
Sbp, romanos, apuntes y preguntas (2020)
Sbp, romanos, apuntes y preguntas (2020)Sbp, romanos, apuntes y preguntas (2020)
Sbp, romanos, apuntes y preguntas (2020)
 
La Deidad Del Espiritu Santo
La Deidad Del Espiritu SantoLa Deidad Del Espiritu Santo
La Deidad Del Espiritu Santo
 
PNEUMATOLOGIA
PNEUMATOLOGIAPNEUMATOLOGIA
PNEUMATOLOGIA
 
Algunas de las Obras del Espíritu Santo
Algunas de las Obras del Espíritu SantoAlgunas de las Obras del Espíritu Santo
Algunas de las Obras del Espíritu Santo
 
Visitantes mormones
Visitantes mormonesVisitantes mormones
Visitantes mormones
 
La persona y obra del espiritu santo ibe callao
La persona y obra del espiritu santo ibe callaoLa persona y obra del espiritu santo ibe callao
La persona y obra del espiritu santo ibe callao
 
Obra del Espíritu Santo en el NUEVO TESTAMENTO
Obra del Espíritu Santo en el NUEVO TESTAMENTOObra del Espíritu Santo en el NUEVO TESTAMENTO
Obra del Espíritu Santo en el NUEVO TESTAMENTO
 
Bautismo en el Espiritu Santo
Bautismo en el Espiritu SantoBautismo en el Espiritu Santo
Bautismo en el Espiritu Santo
 
El EspíRitu Santo
El EspíRitu SantoEl EspíRitu Santo
El EspíRitu Santo
 
El Espiritu Santo
El Espiritu SantoEl Espiritu Santo
El Espiritu Santo
 
Pneumatologia
PneumatologiaPneumatologia
Pneumatologia
 

Similar a Dios el espiritu santo, su personalidad

La doctrina del espíritu santo
La doctrina del espíritu santoLa doctrina del espíritu santo
La doctrina del espíritu santo
Dante Raquel
 
Espíritu Santo Manuel De Jesús Sánchez
Espíritu Santo Manuel De Jesús SánchezEspíritu Santo Manuel De Jesús Sánchez
Espíritu Santo Manuel De Jesús Sánchez
Manuel Sanchez
 
Dios en tres personas
Dios en tres personasDios en tres personas
Dios en tres personas
teto93
 
Ron crisp, la persona y obra del espíritu santo
Ron crisp, la persona y obra del espíritu santoRon crisp, la persona y obra del espíritu santo
Ron crisp, la persona y obra del espíritu santo
anabaptistul
 
“Dios en tres personas”
“Dios en tres personas”“Dios en tres personas”
“Dios en tres personas”
javier rodriguez
 

Similar a Dios el espiritu santo, su personalidad (20)

La persona del Espirirtu Santo
La persona del Espirirtu SantoLa persona del Espirirtu Santo
La persona del Espirirtu Santo
 
La doctrina del espíritu santo
La doctrina del espíritu santoLa doctrina del espíritu santo
La doctrina del espíritu santo
 
Espíritu Santo Manuel De Jesús Sánchez
Espíritu Santo Manuel De Jesús SánchezEspíritu Santo Manuel De Jesús Sánchez
Espíritu Santo Manuel De Jesús Sánchez
 
Dios en tres personas
Dios en tres personasDios en tres personas
Dios en tres personas
 
Quién es el Espíritu Santo?
Quién es el Espíritu Santo?Quién es el Espíritu Santo?
Quién es el Espíritu Santo?
 
Resumen doctrinal pneumatologia
Resumen doctrinal pneumatologiaResumen doctrinal pneumatologia
Resumen doctrinal pneumatologia
 
Materia pneumatologia
Materia pneumatologiaMateria pneumatologia
Materia pneumatologia
 
Lección 3 | El Espíritu Santo | Escuela Sabática Tercer trimestre 2014
Lección 3 | El Espíritu Santo | Escuela Sabática Tercer trimestre 2014Lección 3 | El Espíritu Santo | Escuela Sabática Tercer trimestre 2014
Lección 3 | El Espíritu Santo | Escuela Sabática Tercer trimestre 2014
 
Lección 3 Escuela Sabática 3er Trimestre 2014
Lección 3 Escuela Sabática 3er Trimestre 2014Lección 3 Escuela Sabática 3er Trimestre 2014
Lección 3 Escuela Sabática 3er Trimestre 2014
 
Ron crisp, la persona y obra del espíritu santo
Ron crisp, la persona y obra del espíritu santoRon crisp, la persona y obra del espíritu santo
Ron crisp, la persona y obra del espíritu santo
 
El Espritu Santo
El Espritu SantoEl Espritu Santo
El Espritu Santo
 
Capítulo 3la doctrina del ESPIRITU SANTO.docx
Capítulo 3la doctrina del ESPIRITU SANTO.docxCapítulo 3la doctrina del ESPIRITU SANTO.docx
Capítulo 3la doctrina del ESPIRITU SANTO.docx
 
“Dios en tres personas”
“Dios en tres personas”“Dios en tres personas”
“Dios en tres personas”
 
El espiritu santo es una persona
El espiritu santo es una personaEl espiritu santo es una persona
El espiritu santo es una persona
 
Doctrina del espíritu santo 1
Doctrina del espíritu santo 1Doctrina del espíritu santo 1
Doctrina del espíritu santo 1
 
Neumatología
NeumatologíaNeumatología
Neumatología
 
LA TRINIDAD.pptx
LA TRINIDAD.pptxLA TRINIDAD.pptx
LA TRINIDAD.pptx
 
LA ENCARNACIÓN DE CRISTO.pdf
LA ENCARNACIÓN DE CRISTO.pdfLA ENCARNACIÓN DE CRISTO.pdf
LA ENCARNACIÓN DE CRISTO.pdf
 
Teología 2 - Pneumatología.pdf
Teología 2 - Pneumatología.pdfTeología 2 - Pneumatología.pdf
Teología 2 - Pneumatología.pdf
 
Tema 18 La Trinidad
Tema 18   La TrinidadTema 18   La Trinidad
Tema 18 La Trinidad
 

Más de evangeliocompleto

La biblia como revelación divina
La biblia como revelación divinaLa biblia como revelación divina
La biblia como revelación divina
evangeliocompleto
 

Más de evangeliocompleto (20)

Formato de matricula
Formato de matriculaFormato de matricula
Formato de matricula
 
Dios el espiritu santo, su plenitud
Dios el espiritu santo, su plenitudDios el espiritu santo, su plenitud
Dios el espiritu santo, su plenitud
 
Dios el espíritu santo y su bautismo
Dios el espíritu santo y su bautismoDios el espíritu santo y su bautismo
Dios el espíritu santo y su bautismo
 
Dios el espíritu santo su morada y sellamiento
Dios el espíritu santo su morada y sellamientoDios el espíritu santo su morada y sellamiento
Dios el espíritu santo su morada y sellamiento
 
Dios el espíritu santo, su regenración
Dios el espíritu santo, su regenraciónDios el espíritu santo, su regenración
Dios el espíritu santo, su regenración
 
Dios el espíritu santo, su advenimiento
Dios el espíritu santo, su advenimientoDios el espíritu santo, su advenimiento
Dios el espíritu santo, su advenimiento
 
Dios el hijo, el regreso por sus santos (parte ii)
Dios el hijo, el regreso por sus santos (parte ii)Dios el hijo, el regreso por sus santos (parte ii)
Dios el hijo, el regreso por sus santos (parte ii)
 
Dios el hijo, el regreso por sus santos
Dios el hijo, el regreso por sus santosDios el hijo, el regreso por sus santos
Dios el hijo, el regreso por sus santos
 
Dios el hijo, su acencion y sacerdocio
Dios el hijo, su acencion y sacerdocioDios el hijo, su acencion y sacerdocio
Dios el hijo, su acencion y sacerdocio
 
Dios el hijo su resurección
Dios el hijo su resurecciónDios el hijo su resurección
Dios el hijo su resurección
 
Dios el hijo, su muerte vicaria
Dios el hijo, su muerte vicariaDios el hijo, su muerte vicaria
Dios el hijo, su muerte vicaria
 
Dios el hijo su encarnacion
Dios el hijo su encarnacionDios el hijo su encarnacion
Dios el hijo su encarnacion
 
Dios es el hijo y su preexistencia
Dios es el hijo y su preexistenciaDios es el hijo y su preexistencia
Dios es el hijo y su preexistencia
 
Dios el padre
Dios el padreDios el padre
Dios el padre
 
La Trinidad de Dios
La Trinidad de DiosLa Trinidad de Dios
La Trinidad de Dios
 
La Biblia Palabra de DIos
La Biblia Palabra de DIosLa Biblia Palabra de DIos
La Biblia Palabra de DIos
 
La Biblia Inspirada por DIos
La Biblia Inspirada por DIosLa Biblia Inspirada por DIos
La Biblia Inspirada por DIos
 
La biblia como revelación divina
La biblia como revelación divinaLa biblia como revelación divina
La biblia como revelación divina
 
La fe salvadora bosquejo original
La fe salvadora   bosquejo originalLa fe salvadora   bosquejo original
La fe salvadora bosquejo original
 
Hermenéutica
HermenéuticaHermenéutica
Hermenéutica
 

Dios el espiritu santo, su personalidad

  • 1. Instituto Bíblico Evangelio Completo San Pedro Sula, Honduras. Dios El Espíritu Santo: Su personalidad A. La importancia de su personalidad En la enseñanza de las verdades fundamentales relativas al Espíritu Santo debería hacerse un énfasis especial sobre el hecho de su personalidad. Esto es porque el Espíritu no habla ahora de sí mismo; más bien, El habla lo que El oye (Jn. 16:13; Hch. 13:2), y Él dice que ha venido al mundo para glorificar a Cristo (Jn. 16:14). En contraste a esto, la Escritura representa a ambos, el Padre y el Hijo, como hablando de sí mismos; y esto, no sólo con autoridad final y por medio del uso del pronombre personal Yo, sino que también presentándoles como en una inmediata comunión, cooperación, conversión, el uno con el otro. Todo esto tiende a hacer menos real la personalidad del Espíritu Santo, quien no habla desde sí o de sí. Como consecuencia, en la historia de la iglesia, la personalidad del Espíritu fue descuidada por algunos siglos; sólo cuando la doctrina del Padre y del Hijo fue definida, como sucedió en el Credo de Nicea (325 d.C.), el Espíritu fue reconocido como una personalidad en los credos de la iglesia. La forma como fue definida más tarde la doctrina ortodoxa, la verdad escritural de que Dios el Padre subsiste o existe en tres Personas -el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo-, fue generalmente reconocida. La Escritura es completamente clara cuando dice que el Espíritu Santo es una Persona tanto como Dios el Padre y Dios el Hijo, y aun así, como se ve en el estudio de la doctrina de la Trinidad, las tres Personas forman un Dios y no tres. B. La personalidad del espíritu santo en las escrituras 1. El Espíritu hace aquello que sólo una persona puede hacer. a) El convence al mundo: «Y cuando El venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio» (Jn. 16:8). 1
  • 2. Instituto Bíblico Evangelio Completo San Pedro Sula, Honduras. b) El enseña: «Él os enseñará todas las cosas» (Jn. 14:26; ver también Neh. 9:20; Jn. 16:13-15; 1 Jn. 2:27). c) El Espíritu habla: «Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones al Espíritu de su Hijo, el cual clama: ¡Abba, Padre!» (Gá. 4:6). d) El Espíritu intercede: «Pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles» (Ro. 8:26). e) El Espíritu guía: «Guiados por el Espíritu» (Gá. 5:18; cf. Hch. 8:29; 10:19; 13:2; 16:6-7; 20:23; Ro. 8:14). f) El Espíritu señala a los hombres para el servicio específico: «dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado» (Hch. 13:2; cf. Hch.20:28). g) El Espíritu está El mismo sujeto a un plan (Jn. 15:26). h) El Espíritu ministra: El regenera (Jn. 3:6), El sella (Ef. 4:30), El bautiza (1 Co. 12:13), El llena (Ef. 5:18). 2. Él, como una persona, es afectado por otros seres. a) El Padre le envía al mundo (Jn. 14:16, 26), y el Hijo le envía al mundo (Jn. 16:7). b) Los hombres pueden hacer enojar al Espíritu (Is. 63:10), pueden contristarle (Ef. 4:30), pueden resistirle (1 Ts.5:19), pueden blasfemarle. (Mt. 12:31), pueden mentirle (Hch.5:3), pueden hacerle afrenta (He. 10:29), pueden hablar en contra de Él (Mt. 12:32). 2
  • 3. Instituto Bíblico Evangelio Completo San Pedro Sula, Honduras. 3. Todos los términos bíblicos relativos al Espíritu implican su personalidad. a) Él es llamado «otro Consolador» (Abogado), lo cual indica que Él es una persona tanto como lo es Cristo (Jn. 14:16-17; 26; 16:7; 1 Jn. 2:1-2). b) A Él se le llama Espíritu en el mismo sentido personal que Dios es llamado Espíritu (Jn. 4:24). c) Los pronombres usados para el Espíritu implican su personalidad. En el idioma griego la palabra «espíritu» es un nombre neutro, el cual, naturalmente, requiere un pronombre neutro, y en unas pocas oportunidades es usado (Ro. 8:16, 26); pero a menudo se usa la forma masculina del pronombre, enfatizando el hecho de la personalidad del Espíritu (Jn. 14:16-17; 16:7-15). C.- Como una persona de la trinidad, el Espíritu Santo es co-igual con el Padre y el Hijo. 1. Él es llamado Dios. Este hecho se verá comparando Isaías 6:8-9 con Hechos 28:25-26; Jeremías 31:31-34 con Hebreos 10:15-17. (Notar también 2 Co. 3:18 y Hch. 5:3, 4. « ¿Por qué llenó Satanás tu corazón para que mintieses al Espíritu Santo?... No has mentido a los hombres sino a Dios».) A pesar de que los juicios de Dios han caído tan drásticamente sobre algunos que han mentido contra el Espíritu (Hch. 5:3), y aunque a los hombres evidentemente no se les permite jurar en el nombre del Espíritu Santo, y aunque El es llamado el Espíritu Santo, es cierto que El no es más santo que el Padre o el Hijo; la absoluta santidad es el primer atributo del Trino Dios. 3
  • 4. Instituto Bíblico Evangelio Completo San Pedro Sula, Honduras. 2. Él tiene los atributos de Dios (Gn. 1:2; Job 26:13; 1 Co. 2:9-11; He. 9:14). 3. Él Espíritu Santo ejecuta las obras de Dios (Job 33:4; Sal. 104:30; Lc. 12:11-12; Hch. 1:5; 20:28; 1 Co. 6:11; 2:8-11; 2 P. 1:21). 4. Como se indica arriba, el uso de los pronombres personales afirma su personalidad. 5. Se presenta al Espíritu Santo en la Escritura como un objeto personal de fe (Sal. 51:11; Mt. 28:19; Hch. 10:19-21). Como un objeto de fe, Él es también Alguien a quien se le debe de obedecer. El creyente en Cristo, caminando en compañerismo con el Espíritu, experimenta su poder, su guía, su instrucción y su suficiencia, y confirma experimentalmente las grandes doctrinas concernientes a la personalidad del Espíritu, la cual es revelada en la Escritura. 4