Para el 28 de marzo de 2015
Las mujeres y el
vino
PARA ESTA SEMANA: Proverbios 31; Job 29:15; Proverbios 8; 1 Corintios
1:...
DOMINGO
22Marzo
TW
A
-IO
MÁS QUE DICHOS SABIOS
Hemos llegado al final de Proverbios. Comenzó con una apelación sabia
en ci...
PONTE DE NOVIO CON TU
ÉXITO O TU FRACASO
“Los jóvenes confían demasiado en los impulsos. No deben ceder con
demasiada faci...
MARTES
24Marzo
<P
A
-f O
UNA VIDA IDEAL CON UNA ESPOSA IDEAL
Proverbios 31 comienza con la recomendación de una madre con
...
MODELAR LA ARCILLA DE TU ALMA
Modelar con arcilla puede ser difícil para un novato, porque la arcilla
no es de por sí male...
J U E V E S
26Marzo
A
- fO
MUJERES Y VINO... ¿QUÉ?
En los tiempos bíblicos, un israelita que se casaba con una mujer de
ot...
RECUERDA
Proverbios, el libro de la sabiduría, el entendimiento, el conocimiento y
los consejos, termina con palabras fina...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Lección 13 | Joven | Las mujeres y el vino | Escuela Sabática 2015

460 visualizaciones

Publicado el

Lección 13 | Joven | Las mujeres y el vino | Escuela Sabática 2015

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
460
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
56
Acciones
Compartido
0
Descargas
5
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Lección 13 | Joven | Las mujeres y el vino | Escuela Sabática 2015

  1. 1. Para el 28 de marzo de 2015 Las mujeres y el vino PARA ESTA SEMANA: Proverbios 31; Job 29:15; Proverbios 8; 1 Corintios 1:21; Apocalipsis 14:13. TEXTO CLAVE: "No gastes tu vigor en las mujeres, ni tu fuerza en las que arruinan a los reyes. No conviene que los reyes, oh Lemuel, no conviene que los reyes se den al vino, ni que los gobernantes se entreguen al licor" (Prov. 31:3, 4). PREVIEW S i tú, como el rey Salomón, escucharas la voz de Dios que te dijera: "Pídeme lo que quieras", ¿cuál sería tu respuesta? ¿Pedirías rique­ zas? ¿Éxito? ¿El amor de tu vida? En 1 Reyes 3:6 al 9 encontramos la respuesta de Salomón. Con humildad, respeto y agradecimien­ to, pidió a Dios sabiduría. ¡Sabiduría! Qué hermoso pedido, ya que Proverbios 3:13 dice: "Dichoso el que halla sabiduría, el que adquiere inteligencia". El libro de Proverbios termina con la sabiduría de una madre hacia su hijo, el rey Lemuel, quien posiblemente era Salomón. Ella le advierte respecto de dos grandes peligros: el alcohol y las mujeres. Tristemente, la Biblia dice que Salomón no prestó atención a la advertencia. En Ede- siastés (libro escrito por Salomón) está escrito: "Quise luego hacer la prueba de entregarme al vino [...] disfruté de los deleites de los hombres: ¡formé mi propio harén! [...] y pude observar que hay más provecho en la sabiduría que en la insensatez, así como hay más provecho en la luz que en las tinieblas" (Ed. 2:3, 8, 13). Con seguridad, esto es un amargo lamento, porque Salomón no siguió este sabio consejo. Haríamos bien en no seguir su ejemplo. Aunque las instrucciones de Proverbios 31 están dirigidas a un rey, ¿no se aplican a todos nosotros? Todos haríamos bien en buscar la sabiduría, odiar el pecado y honrar a Jesucristo como Señor de nuestra vida. Con seguridad, el Señor Dios otorgará sabiduría a quien humildemente la pida y crea. SABADO 21Marzo íQ> Lección para jóvenes / 89
  2. 2. DOMINGO 22Marzo TW A -IO MÁS QUE DICHOS SABIOS Hemos llegado al final de Proverbios. Comenzó con una apelación sabia en cinco partes (cap. 1-9): sabiduría, adulterio, otros consejos, adulterio y sabiduría. Los capítulos 10 a 31 están colmados de dichos sabios de distintos autores. El libro cierra con algunos consejos prácticos sobre la sabiduría (evitar el alcohol, que anubla la mente) y las mujeres (encontrar la esposa adecuada). "No conviene que los reyes se den al vino" (Prov. 1:20-33; 8; 31:4, 5) La primera advertencia de la madre a su hijo Lemuel (otro nombre para Salomón) es que el alcohol no es para los reyes (Prov. 31:4, 5). Un rey es el conductor de una nación, juez y protector de su pueblo. El alcohol distorsionaría su entendimiento, haciendo que “olvide la ley" y que "prive de sus derechos a todos los oprimidos" (vers. S, 8, 9). El alcohol solo incapacitaría al rey para cumplir el llamado de Dios. Dios separó a su pueblo como una nación de sacerdotes y reyes (Éxo. 19:6; Apoc. 1:6). Sabemos del daño que el alcohol produce; pero es más importante darnos cuenta del peligro de cualquier cosa que afecte nuestra capacidad de hacer el trabajo que Dios nos encomendó. "¡Es más valiosa que las piedras preciosas!" (Prov. 31:10-31) La otra parte del consejo materno que encontramos en Proverbios se trata de la elección de un cónyuge. La madre de Lemuel le aconseja que, así como la sabiduría, la mujer adecuada es más valiosa que cualquier otra cosa. Aquí hay varios principios muy útiles para los jóvenes muchachos (qué buscar) y las jóvenes muchachas (a qué aspirar). Una mujer virtuosa es amada por su esposo y sus hijos. Ella viste y alimenta a su familia, y es buena para la administración del dinero. Es fuerte, y valora la calidad por sobre la cantidad. Es sabia, tiene tacto, es amable y se mantiene ocupada cuidando de su hogar. Pero, lo más importante es que teme al Señor. Cristo, el Rey, está buscando una novia como la mujer de Proverbios 31. Esta mujer tiene un llamado importante: ministrar a las necesidades físicas y espirituales de quienes están cerca de ella, usar su tiempo y su dinero de manera económica, y ejercer sabiduría y tacto en todo lo que dice. Este es también el llamado que tenemos como iglesia remanente. Biblia en mano —■------------------------------------------------------------ ! Lee Proverbios 31:4, 5,8 y 9. Juntos, ¿qué están enseñando, y cómo se aplica su mensaje a cada seguidor del Señor, no solo al rey? j ¿Quién no ha visto los efectos devastadores del alcohol en muchas vidas? ¿Cómo puedes ayudar a otros, especialmente a los jóvenes, a mantenerse alejados de lo que puede traer solo daño para ellos y para otros? 90 / Lección para jóvenes
  3. 3. PONTE DE NOVIO CON TU ÉXITO O TU FRACASO “Los jóvenes confían demasiado en los impulsos. No deben ceder con demasiada facilidad, ni dejarse cautivar con prontitud excesiva por el exterior atractivo de quien dice amarlos. Tal como se lo práctica en esta época, el galanteo es un plan engañador e hipócrita, que tiene mucho más que ver con el enemigo de las almas que con el Señor" (HC 46). "Nadie puede destruir tan completamente la felicidad y utilidad de una mujer, y hacer de su vida una carga dolorosa, como su propio esposo; y nadie puede hacer la centésima parte de lo que la propia esposa puede hacer para enfriar las esperanzas y aspiraciones de un hombre, paralizar sus energías, y destruir su influencia y sus perspectivas. De la hora de su casamiento data, para muchos hombres y mujeres, el éxito o el fracaso en esta vida, así como sus esperanzas para la venidera" (¡bíd., p. 34). "Busque el joven como compañera que esté siempre a su lado a quien sea capaz de asumir su parte de las responsabilidades de la vida, y cuya influencia lo ennoblezca, le comunique mayor refinamiento y lo haga feliz en su amor" (ibíd., p. 36). "Jóvenes amigos, pidan consejo a Dios y a sus padres temerosos de Dios. Oren por el tema. Pesen cada sentimiento y observen el desarrollo del carácter de la persona con quien piensan ligar el destino de su vida. El paso que están por dar es uno de los más importantes de su vida, y no deberían darlo precipitadamente. Aunque puedan amar, no amen ciegamente" (MJ 317). " 'De Jehová viene la mujer prudente'. 'El corazón de su marido está en ella confiado'. 'Darále ella bien y no mal, todos los días de su vida'. 'Abrió su boca con sabiduría: y la ley de clemencia está en su lengua. Considera los caminos de su casa, y no come el pan de balde. Levantáronse sus hijos, y llamáronla bienaventurada; y su marido también la alabó' diciendo: 'Muchas mujeres hicieron el bien; mas tú las sobrepujaste a todas'. El que encuentra una esposa tal 'halló el bien, y alcanzó la benevolencia de Jehová' " (HC 37). Biblia en mano-------------------------------------------------------------- j Repasa las características de la “mujervirtuosa" en Proverbios 31:10 al 31. ¿Cómo pueden los principios que están revelados en esta situación específica aplicarse a los creyentes, cualquiera que sea su sexo, situación marital oedad? j Si estás en una relación amorosa, pregúntate losiguiente: "¿Me ayudará esta unión a dirigirme hacia el cielo? (...) ¿Ampliará mi esfera de utilidad en esta vida?" (HC 36). Lección para jóvenes / 91 LUNES 23Marzo L A 4 0
  4. 4. MARTES 24Marzo <P A -f O UNA VIDA IDEAL CON UNA ESPOSA IDEAL Proverbios 31 comienza con la recomendación de una madre con relación al vino. Una "bebida fuerte" como la cerveza y el vino pudieron haber sido la forma aceptada de anestésico para atenuar el dolor físico o emocional. Esta forma de escape mental no era aceptable para un rey, quien debía mantener su mente clara. Esto nos recuerda a Lucas 12:48, donde dice: "A todo el que se le ha dado mucho, se le exigirá mucho; y al que se le ha confiado mucho, se le pedirá aún más". Como rey, Salomón tenía que seguir un estándar más alto que otros. A lo largo de Proverbios se ilustra un tema común, que contrasta lo muerto con lo vivo; lo malvado, con lo justo. La línea entre los dos muestra una simple diferencia: la esperanza. Los malvados viven sin esperanza, y puede esperarse que adormezcan su vida con el alcohol. Por el contrario, el rey debe vivir como un hombre de esperanza, con la mente clara y lleno de energía. La segunda área de consideración en Proverbios 31 trata sobre la elección de una esposa, por parte de Salomón. Una mujer "perfecta" es aquella que trabaja duro, desarrolla su hogar, provee fuerza, tiene una naturaleza compasiva y una lengua amable. Es fuerte, vigorosa y posee cualidades excelentes. De hecho, una mujer virtuosa como la descrita en los versículos clave parece imposiblemente perfecta. C. S. Lewis toca un punto muy intere­ sante con respecto a esto. "Lo que está por encima y más allá de todas las cosas es tan masculino que nosotros somos femeninos en comparación".1 Ninguno de nosotros puede llegar al ideal que se nos presenta; pero lo que salva la distancia entre las imperfecciones y el ideal es la dedicación a servir a Dios. Proverbios 31:30 dice: "La mujer que teme al Señor es digna de alabanza". Este versículo se encuentra en el párrafo final de Proverbios, en una posición similar a la orden de "Teme, pues, a Dios y cumple sus mandamientos" (Ecl. 12:13). Con seguridad, este es el credo al cual somos llamados. Aunque ninguno llegue al ideal, Salomón recibe el consejo de buscar una mujer cuyo corazón esté en el lugar adecuado. Un temor reverente por el Señor servirá para fortalecer el carácter de Salomón como rey, y nuestros caracteres como parte del pueblo de Dios. Biblia en nvano — / "Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas" (Prov. 31:10). Compara el texto sobre la sabiduría en Proverbios 8 con este texto sobre la "mujer virtuosa". ¿Qué rasgos de la "mujer virtuosa" nos recuerdan a la sabiduría, en Proverbios? y Si tienes una mujer especial en tu vida (quienquiera que sea), ¿qué puedes hacer para demostrarle tu aprecio por ella y por todo lo que hace por ti? 1 C. S. Lewis, That Hideous Strength: A Modern Fairy-Taie for Grown-ups (New York: Collier, 1962), p. 316. 92 / Lección para jóvenes
  5. 5. MODELAR LA ARCILLA DE TU ALMA Modelar con arcilla puede ser difícil para un novato, porque la arcilla no es de por sí maleable. Con mucha práctica, se puede formar una masa Marzo con la cual se puede trabajar. Lo siguiente es poner ese bulto en la rueda y comenzar a hacerla girar. Sin embargo, al poner las manos alrededor de la arcilla, comienza a balancearse entre los dedos. Observas la arcilla que se mueve de un lado para el otro, sin poder encontrar el centro de equilibro. Afortunadamente, tu maestro coloca tus manos de manera correcta, y la arcilla se centra ante tus ojos. ¿Cuántas veces quisimos tratar de esculpir nuestro propio "recipiente" (alma) por nosotros mismos? Creemos tener la habilidad y el conocimiento para ser quien Dios quiere que seamos, pero en realidad no es así. Él anhela que admitamos nuestra incapacidad y que le pidamos que mol­ dee nuestra vida. ¿Qué pasos debemos dar para que Dios nos moldee? Confesar que no tenemos conocimiento ni entendimiento (Prov. 30:2). Este es el primer paso (como preparar la arcilla); y a menudo el más difícil del proceso de transformación de nuestra vida. Es difícil admitir que no tenemos conocimiento divino. Pedir ayuda a Dios. Agur pidió dos cosas a Dios: 1) que la falsedad y las mentiras se alejaran de él, y 2) que tuviera solo lo suficiente para sustentar­ se (Prov. 30:7, 8). Deseaba que Dios le concediera solo para las necesidades de la vida, porque temía que el tener más hiciera que se olvidara de Dios. Dios debe ser el centro de nuestra vida; de lo contrario, tropezaremos como una pila de arcilla desbalanceada sobre la rueda del alfarero. Enfocarnos en Dios. Él conoce todo y sabe todo. Concéntrate en él. Permite que él esculpa tu carácter. Considera su permanente misericordia y siempre recuerda cuán poderoso es. ¡Imagina lo que podría ser tu vida si permites que él moldee tu alma! Cuando permitimos a Dios que sea parte del proceso de moldeado, nos centramos en su voluntad. A través del Espíritu Santo, somos moldeados conforme a la Imagen de quien Dios quiere que seamos. Su gran fuerza nos hace maleables. Él nos afirma cuando las cosas de este mundo giran sin control. Pero, lo más importante es que él nos regala su presencia cuando vemos cómo somos formados a su semejanza. Dios nos ama tanto que está dispuesto a moldear nuestra vida, y se deleita cuando anhelamos su ayuda. Biblia en mano ................................. .................................... . ! ¿Cuáles son algunas maneras diferentes en que tu propia existencia depende de Dios? ¿Qué cosas en la naturaleza misma nos muestran cómo Dios sostiene nuestra existencia? y Medita sobre la oración registrada en Proverbios 30:7 al 9. Considera el equi­ librio que muestra. ¿Cómo podemos tener equilibrio en todo lo que hacemos? ¿Por qué es esto tan importante? M IERCOLES 25 Lección para jóvenes / 93
  6. 6. J U E V E S 26Marzo A - fO MUJERES Y VINO... ¿QUÉ? En los tiempos bíblicos, un israelita que se casaba con una mujer de otra religión a menudo era influenciado para que adorara a los ídolos que ella adoraba. Primero de Reyes 11 registra que el rey Salomón se casó con muchas mujeres de muchas naciones y que, con el paso del tiempo, adoró a sus ídolos. Proverbios 31:3 y 4, contextualizado, provee un consejo específico y prudente para un rey en particular. En ese sentido, entiendo por qué la lección de esta semana está titulada "Las mujeres y el vino". Un rey necesitaba tener discernimiento sobre con quién casarse, porque su elección afectará grandemente su vida y su reino. Él también debía cuidar su mente, evitando toda sustancia que pudiese alterar su entendimiento. Sin embargo, sacado de este contexto, este versículo y nuestro título puede propagar una creencia perjudicial que muchos tienen, consciente o inconscientemente, sobre las mujeres: la creencia de que las mujeres, como el vino, son destructivas y necesitan ser controladas. Como mujer del siglo XXI que se ve afectada diariamente por el sexismo, que todavía prevalece en nuestra cultura y en nuestra iglesia -que amo profunda­ mente-, quisiera advertir en contra de cualquier ¡dea que desde cualquier punto de vista apoye nociones que desvaloricen a cualquier persona. Comparar casualmente a las mujeres con el vino ayuda a la ya descon­ trolada deshumanización de las mujeres. Las mujeres son constantemente deshumanizadas y cosificadas en los medios, los negocios, la política, las escuelas y los hogares; tanto es así que la idea ha llegado a ser "normal" para muchos hombres como para muchas mujeres. Tratar a la mujer, o a cualquier ser humano, como menos que humano no es algo que Jesús apoye. A lo largo de los evangelios, él muestra amor y respeto para con todas las personas. Jamás despersonalizó ni discriminó a nadie; al con­ trario, valoró e incluyó a todos. Exhortó a la iglesia a imitar a Cristo en todo, sin excepciones. Por esto, agregaré mi propio consejo. Mujeres: "No den vuestra fuer­ za" a los hombres corruptos, no éticos o Inmorales. Luchen por vivir de acuerdo con todo su potencial, como mujeres de Dios fuertes, inteligentes, amantes, compasivas y trabajadoras. No se permitan ninguna persona o sustancia que afecte su crecimiento, ya sean hombres... o margaritas. Biblia en mano / Lee Proverbios 31:26 al 31. ¿Qué otras características importantes se ven en esta mujer? ¿Por qué son tan Importantes para todos nosotros, no importa quiénes seamos? j Lee Proverbios 31:30. ¿Qué punto importante se revela aquí, que a menudo se olvida? j ¿En qué aspectos de tu carácter necesitas ver una mejoría? Orar acerca de ello está bien, pero ¿qué pasos concretos y positivos debes dar, para ver un crecimiento? 94 / Lección para jóvenes
  7. 7. RECUERDA Proverbios, el libro de la sabiduría, el entendimiento, el conocimiento y los consejos, termina con palabras finales para hombres (vers. 1-9) y para mujeres (vers. 10-31). El capítulo final resume consejos para personas que vivirían como realeza espiritual y que sobresaldrían en la vida. CONSIDERA VIERNES 27Marzo » Haz una lista de todas las razones que puedas encontrar en Proverbios 31:4 al 9 para evitar el vino y las bebidas fuertes. » Dibuja o pinta una imagen de la mujer descrita en Proverbios 31:10 al 31. » Pon en práctica Proverbios 31:28, escribiendo una nota a tu novio/a o a tu padre/madre, alabándolo/a por las cualidades que aprecias en esa persona. » Pregunta a dos o tres miembros de iglesia por qué se abstienen de beber bebidas alcohólicas. » Ora sobre Proverbios 31, pidiendo a Dios que te ayude a poner en práctica las características que describe. » Busca en Internet joyas confeccionadas con piedras preciosas como diamantes, rubíes, esmeraldas y perlas. Busca cuánto cuestan estas joyas. Luego, medita en el significado de Proverbios 31:10. AMPLÍA Isaías 5:11, 12; Daniel 1:8-18; 1 Corintios 6:9, 10. Elena de White, Consejos para la iglesia, p. 181. Colaboraron esta semana: Anna Sophia Auger, Lincoln, Nebraska, EE UU.; Rachelle Neison, Lincoln, Nebraska, EE.UU.; Oscar Enrique Quezada Llanes, Mexicali, Baja California, México; Cassandra Johnson, Lincoln, Nebraska, EE.UU.; Amy Matsuda, Lincoln, Nebraska, EE.UU.; Sarah Ventura, Lincoln, Nebraska, EE.UU.; Sonia Huenergardt, Chehalís, Washington, EE.UU Lección para jóvenes / 95

×