SlideShare una empresa de Scribd logo
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
AUTODISCIPLINA
EN DIEZ PASOS
Una adaptación de la obra original “Autodisciplina en 10 Días” de...
Theodore Bryant
Especialista en Comportamiento humano
Master en trabajo social
Un sistemático abordaje psicológico en palabras sencillas
Rápido de empezar
Efectivo al usar
Fácil de seguir
“Theodore Bryant ha creado un excitante, poderoso, y muy eficaz curso de
autodisciplina. ¡Su curso 'acelerado' te llevará de estar pensando, soñando, y
deseando a estar en acción!”
Hub Publishing
Traducido al español por Forni
“Este libro fue traducido y pasado a formato PDF para facilitar su difusión, y con el
propósito de que, así como usted lo recibió, pueda llegar a alguien más.”
Adaptación por Carlos Rivas
“Esta adaptación es un esfuerzo por mejorar la traducción, redacción y presentación
visual para una lectura más atractiva y agradable, además de adecuarla para la mujer.
La misma no tiene ningún propósito comercial.”
HUB Publishing
Human Understanding and Behavior Publishing
Seattle, Washington
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 ii	
DEDICATORIA
EL AUTOR:
A toda la gente que ha asistido a mis cursos de autodisciplina, seminarios, y
conferencias, ya que ellos…
« me proveyeron del deseo y motivación para escribir este libro.
« me permitieron crear un sistema de autodisciplina que puede funcionar
para cualquiera.
« me enseñaron, y esto es lo más importante, que el mayor placer de la vida
está en la ayuda de otros a llevar a cabo sus deseos.
Por su ayuda, por sus enseñanzas, mi agradecimiento más sincero. A todos ellos
dedico este libro.
EL ADAPTADOR:
A mi hija Gabriela…
Por darme la oportunidad de conocer el amor verdadero; ese que es incondicional;
que te lleva a hacer lo que sea por el ser amado más allá de ti mismo, todo sin
esperar nada a cambio, ni siquiera ser correspondido. ¡Adelante guerrera!
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 iii	
SOBRE EL AUTOR
Theodore Bryant es experto en comportamiento
humano, graduado en la Escuela de Asistencia Social en la
Universidad de Utah, con Master en Trabajo Social, donde
también fue profesor clínico durante más de una década. Su
trayectoria profesional incluye experiencia como
psicoterapeuta, gerontólogo, escritor, y orador. Ha dictado
conferencias en institutos de educación universitaria como
la Universidad de Washington, la Universidad de
Tennessee, y la Universidad de Oregón. Ha sido asesor en proyectos financiados por
fuentes diversas como el Seattle/King County Developmental Disabilities Division y el
programa federal Small Business Innovación Research Theodore.
Ha desarrollado numerosos videos de entrenamiento personales, guías de
recursos para consumidores, y una variedad de guías para agencias locales,
estatales, y federales, como así para negocios privados. Por sus muchas apariciones
en los medios, el Sr. Bryant ha ayudado a miles de personas a desarrollarse y reforzar
su autodisciplina. Bryant ha conducido cursos de autodisciplina, talleres y seminarios.
Sus cursos de autodisciplina han alcanzado a gente de una amplia variedad de
sectores, desde artistas hasta atletas, desde la gente de negocios hasta al público
general. Su estilo dinámico de enseñanza a menudo fue descrito como "indoloro y
eficaz." Combinando el ingenio con la sabiduría, él mantiene a su audiencia riendo
mientras estos aprenden cómo aumentar su autodisciplina en forma rápida.
‘Theodore Bryant, ha creado un excitante, poderoso, y muy
eficaz curso de autodisciplina. ¡Su curso 'acelerado' te llevará de estar
pensando, soñando, y deseando a estar en acción!’
Hub Publishing
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 iv	
CONTENIDO
Dedicatoria ii
Sobre el autor iii
Palabras introductorias 6
Puedes cambiar lo que quieras dentro de ti 6
Propósito y origen del sistema 7
Características del sistema 7
Date un chance 8
Parte I: Como usar este libro 8
Parte II: Preparación para aprender 12
Preceptos previos 12
¿Qué es eso que llaman ‘éxito’? 13
El éxito, un perfil 14
¿Qué es autodisciplina? 15
Síntomas y causas de la ausencia de autodisciplina 17
Niveles mentales: Consciente, inconsciente, subconsciente 19
Preguntas y respuestas sobre los tres niveles mentales 22
Parte III: Doble personalidad 25
Conoce tu otro yo 25
Tu ‘yo Hyde’: venenos y antídotos 27
La autoconversación y sus claves para la transformación 33
Parte IV: Conoce a tus enemigos 41
¿Dónde está el enemigo? 41
Principales miedos a vencer 43
Antes de que empieces 44
Parte V: Cinco pasos para vencer a tus enemigos 45
Paso 1: vence tu miedo al fracaso 45
Paso 2: vence tu miedo al éxito 50
Paso 3: vence tu miedo al rechazo 54
Paso 4: vence tu miedo a la mediocridad 60
Paso 5: vence tu miedo a los riesgos 63
Parte VI: Cinco pasos para creer solo lo que debes creer 69
Entendiendo los sistemas de creencias subconscientes 69
Cinco etapas de la autodisciplina 70
Herramientas que dan poder 71
Paso 6: ‘visualización vs actitud ‘todo o nada’ 72
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 v	
Paso 7: el sistema de recompensas vs creencia ‘debo ser perfecta’ 77
Paso 8: afirmaciones vs actitud ‘lo hago solo si no me incomoda’ 84
Paso 9: la relajación vs actitud ‘no puedo cambiar’ 89
Paso 10: hoja de objetivos vs actitud ‘algo terrible pasará’ 97
Parte VII: Integrando todo lo que sabes 102
Tu conocimiento en acción 102
Etapa de Decisión 103
Etapa de Preparación 106
Etapa de Acción 109
Etapa de Mantenimiento o Finalización 111
Una nota final 115
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 -	6	-	
PALABRAS INTRODUCTORIAS
1. Puedes cambiar lo que quieras dentro de ti.
Frecuentemente, en los talleres, seminarios o clases de autodisciplina que ofrezco,
oigo una misma pregunta una y otra vez, hecha por personas como tú, que de una u
otra forma no están conformes con su existencia, pero que son escépticas con la
posibilidad de un cambio en sus vidas:
¿Realmente puedo mejorar mi autodisciplina en sólo diez pasos?
Mi respuesta a los que preguntan siempre es la misma: ¡Claro que sí!
Lo mismo te lo digo a ti:
Realmente, positivamente, absolutamente, definitivamente ¡SÍ!
Si practicas este método paso a paso, fielmente, tal y cual te instruyo,
experimentarás grandes cambios positivos en tu vida, tanto en tu visión de esta, como
en tu actitud ante ella, ¡desde el mismo primer día que inicies este programa! Pero
cuidado: para que todo ello ocurra, debes tener, desde ya, bien claro que debes
cumplir estas estas dos condiciones:
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 -	7	-	
Primero: Solo tu convicción plena y absoluta y tu disposición física, mental y
espiritual a ser una persona de éxito puede llevarte a alcanzar los cambios
deseados; en caso contrario, si lees este libro creyendo que eso es suficiente para
lograrlos, solo te estás engañando a ti misma, y más aún si quieres completar el
programa aquí expuesto.
Segundo: El éxito en alcanzar tu meta de cambios para lograr verdadera
autodisciplina será en proporción directa a la rigurosidad que tengas en seguir
el programa de este libro. Visto de otro modo, si sigues el método al pie de la
letra, el resultado será logrado en un 100%; pero si, por el contrario, sigues el
programa solo parcialmente, el resultado que se obtenga será igualmente parcial.
Si no cumples o no estás dispuesta a cumplir con algunas de estas dos condiciones
arriba enumeradas, acepta que no estás preparada para el éxito. Si lo deseas con el
corazón, puedes intentarlo cuando realmente lo estés.
2. Propósito y Origen del Sistema
El propósito del sistema que te propongo es proveerte de un método sistemático,
directo, sencillo y efectivo que te permita desarrollar el hábito de la autodisciplina como
forma de vida para que alcances todos los beneficios que ella genera. Este sistema
viene de años de experimentación e investigación, no obstante, las técnicas y
ejercicios contenidas en este libro vinieron de una fuente insuperable: los testimonios
de personas de diferentes sexos, de todas las condiciones sociales, religiones y
regiones que lo han puesto en práctica. Ellos son la mayor y mejor expresión de que
solo la convicción, la disposición, la paciencia y la perseverancia, bien orientadas,
son la base del éxito en la vida.
3. Características del Sistema
a) Lenguaje sencillo: Para facilitar tu lectura, comprensión y aprendizaje, usaré un
abordaje sencillo, práctico y directo, sin explicaciones muy extensas o un
vocabulario muy técnico. A pesar de que se abordarán temas que en principio
lucen complejos, el dominio que poseo de los mismos me permiten exponerlos
de forma tal que cualquiera los entienda.
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 -	8	-	
b) Métodos rápidos y fáciles: Concentra tu esfuerzo en obtener los beneficios
reales del programa, el cual contiene métodos rápidos y fáciles para mejorar la
autodisciplina, con altísimos niveles de efectividad. ¿Notaste que no dije los
mejores métodos? Los ‘mejores’ métodos pueden tomar mucho tiempo y
esfuerzo para entenderlos y usarlos. Aprenderás lo que tienes que saber;
olvidarás lo que tienes que desechar.
c) Explicación y uso de psicología: La mayor parte de nosotros no sabe cómo
funciona la psicología de la autodisciplina, por lo que no siempre la usamos.
Aquí, sí aprenderás a hacerlo. Serás consciente de muchos conceptos, técnicas
e instrumentos que te ayudarán a lograr la autodisciplina.
d) Comprensión precisa de lo que es la autodisciplina: Este sistema te dará las
herramientas para desarrollar muy rápidamente esta habilidad. Sí, habilidad. Mis
experiencias con miles de personas me han enseñado que la autodisciplina es
simplemente una habilidad que cualquiera puede aprender a usar. Algunos
privilegiados la aprendieron de padres, amigos, o parientes; otros de en la
escuela, en la práctica de deportes, las fuerzas armadas y hasta es posible que
hasta por intuición propia u autoformación. Nadie viene al mundo con ella. Su
mejoramiento, como el mejoramiento de cualquier habilidad, es simplemente un
asunto de educación, entrenamiento y práctica.
4. Date un chance
Date a ti misma una oportunidad; dásela al método. Si estás leyendo este libro es
porque te has paseado por al menos un libro de autoayuda anteriormente.
Lamentablemente, ya esa expresión, ‘autoayuda’, la han pervertido como un simple
un género literario; eso no es por sí mismo algo malo; lo negativo es que muchos
escriben solo para vender libros, muchas veces usando argumentos sin ninguna base
científica.
No obstante, también hay muchos libros de este género que pudieran surtir algún
efecto en ti; pero la palabra ‘autoayuda’ se refiere que, al final del día, tú, y solo tú,
eres la responsable de cualquier beneficio que puedas obtener de cualquier método
que practiques.
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 -	9	-	
En otras palabras, no trates de esconder tus temores y falta de disposición y
convicción descalificando a muchas personas que honestamente han escrito algo para
ayudar a la humanidad. Si aceptas que eres la responsable de todas y cada una de
las cosas que ocurren en tu vida, significa que también sabes que tu bienestar, tu éxito
y tu felicidad están en tus propias manos.
¿Estás dispuesta a hacerlo? ¿Sí?
Bueno, ¡adelante, inicia tu andar a la transformación de tu vida! Solo te pido que
Confíes en ti misma. Vence tus miedos y asume un sistema de creencias que te
permitan evolucionar. Si prefieres no hacerlo, entonces, resígnate a seguir
revolcándote en el chiquero del autoengaño y la mediocridad. Eso sí, no culpes a nadie
más de tus fracasos e infelicidad. Recuerda: todo lo que te pasa única y
exclusivamente por TU DECISIÓN, tanto lo bueno como lo malo.
¡Advertencia!
Cada lección, técnica y ejercicio, fueron diseñados para seguir al que lo precede,
por lo que debe ejecutarse en el orden que se te presentan... ¡no los cambien o los
saltes!
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 10	
PARTE I
COMO USAR ESTE LIBRO
‘Un día a la vez’. Este es un buen consejo a la hora de
hacer un cambio de actitud. No ‘devores’ este libro; no saltes
de capítulo en capítulo. Tampoco te saltes alguna parte. Si
omitiste leer las palabras introductorias comenzaste muy
mal. ¡Vuelve atrás y léelas cuidadosamente!
Léelo tal y cual se te indica, pero tampoco te tardes
demasiado. Léelo como lo que es: un manual ordenado y sistemático que debes seguir
al pie de la letra para obtener de él lo que se te ofrece. Antes que abordes el plan aquí
explicado, asegúrate de familiarizarte con toda la información necesaria para entender
los fundamentos del programa. La mayor parte de los fracasos en la búsqueda de la
autodisciplina ocurren debido a una carencia de preparación previa.
Una vez que hayas leído, comprendido y asumido lo expuesto en esta primera
parte, estarás lista para abordar la mayor parte del contenido del libro; oportunamente
te proporcionaré información adicional necesaria. Entender bien lo aquí expuesto te
garantiza que el entrenamiento a lo largo de los diez pasos del programa será fácil y
pronto pondrás la autodisciplina en acción. Lo he visto pasar una y otra vez.
La Parte I, Cómo usar este libro, que lees en este momento, tiene el propósito de
darte orientaciones de cómo abordar lo más apropiadamente posible la lectura, de
manera que logres la compresión, el aprendizaje y la aplicación del programa para el
desarrollo de la autodisciplina, tal y cual acá se define y explica.
La parte II, Preparación para aprender, te orienta para que puedas aprender sobre
algunos conceptos y tópicos que debes manejar adecuadamente para abordar el
sistema con éxito. Algunos son: el éxito: qué es, de qué depende, lo que NO es éxito;
la autodisciplina: qué es, el porqué de la ausencia de esta, sus causas y efectos; otros
importantes son consciencia, subconsciencia e inconsciencia (en palabras sencillas
que te permitan entender esto términos bastante técnicos).
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 11	
La Parte III, Doble personalidad, te permitirá entender, de manera muy sencilla,
aspectos de tu personalidad (es decir, tu mente) que necesitas manejar para poder
dar el paso trascendental de lograr ser autodisciplinada. Está diseñada para proveerte
de la preparación psicológica necesaria para hacer funcionar este programa para ti.
La Parte IV, Conoce a tus enemigos, te permite reconocer y comprender una serie
de ideas, más bien temores, profundamente enraizadas en tu subconsciente que
controlan tus percepciones, tus pensamientos, tus sentimientos, tus decisiones y tus
acciones; en otras palabras, significan todo lo que eres, toda tu vida.
La Parte V, Cinco pasos para vencer a tus enemigos, es el inicio del programa.
Son los primeros cinco pasos del plan. Estos pasos te allanarán el camino a una
condición previa para poder alcanzar tu propósito de tener la autodisciplina como una
poderosa herramienta para tu desarrollo y evolución. Estos pasos y el tiempo que
dediques a ellos tienen un propósito crítico: tumbar las primeras barreras que te
separan de la autodisciplina: tus miedos. Estés consciente o no de ello, la mayoría
de nosotros estamos llenos de miedos, muchos de ellos difíciles de entender y hasta
de aceptar. Muchos seres humanos, sin saberlo o aceptarlo, tienen miedos. Tus cinco
primeros pasos los dedicarás a hacerte consciente de tus miedos más significativos y
a emplear algunas herramientas que te serán otorgadas para erradicarlos.
La Parte VI, Cinco pasos para creer sólo lo que debes creer, estará dedicada a
los siguientes cinco pasos del plan. Conocerás y usarás herramientas para entender
tu sistema de creencias, conscientes o inconscientes, cambiando lo que te perjudica
y reforzando lo que te beneficia, además de incorporar nuevos sistemas de creencias.
La Parte VII, Integrando lo aprendido, última del libro, te orientará para que
integres, practiques y refuerces lo aprendido. Si no haces esto, lo aprendido
previamente lo perderás, como cualquier habilidad que se deja de usar. Si no cumples
este paso, será una forma inconsciente de autoengaño autodestructivo; será como
querer demostrarte a ti misma que no puedes lograrlo. Es tu momento de la verdad.
Recuerda: ¡Sigue las instrucciones! ¡Haz los ejercicios en orden!
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 12	
PARTE II
PREPARACIÓN PARA APRENDER
1. Preceptos previos
Es importante tener preceptos o principios orientadores que nos permitan tener una
visión de las cosas, de la posición que debemos asumir y las acciones que debemos
llevar a cabo ante todo lo que la vida pone delante de nosotros, más allá de que,
sin lugar a dudas, todo lo que nos ofrece la vida lo hemos creado y/o atraído
nosotros mismos. En este sentido, citamos una serie de frases que pueden ser
recordatorios permanentes de ciertas verdades que jamás debemos olvidar. Para
ello, vamos a citar algunas frases de Jorge Bucay (1949), psicodramaturgo,
terapeuta gestáltico y escritor argentino. Recomendamos sus libros y sus redes
sociales, especialmente su canal YouTube.
« Tú eliges hacia dónde y tú decides hasta cuándo, porque tu camino es un asunto
exclusivamente tuyo.
« Debes hacer por ti lo que tú mismo debes hacer. La existencia no admite
representantes.
« Nadie puede saber por ti. Nadie puede crecer por ti. Nadie puede buscar por ti. Nadie
puede Sólo si me siento valioso por ser como soy, puedo aceptarme, puedo ser
auténtico, puedo ser verdadero.
« El camino marca una dirección. Y una dirección es mucho más que un resultado.
« Equivocarse es parte importante del aprendizaje, pues sin equivocaciones no hay
crecimiento.
« Cada cosa que yo hago y cada cosa que decido dejar de hacer está motivada por un
deseo, pueda yo identificarlo o no.
« El deseo solamente sirve mientras este se dirija hacia la acción que lo satisfaga.
« El único temor que me gustaría que sintieras frente a un cambio es el de ser incapaz
de cambiar con él; creerte atado a lo muerto, seguir con lo anterior, permanecer igual.
« Solo me inquieta un poco pensar que tal vez mañana yo sea demasiado viejo para
hacer lo que he dejado pendiente.
« La cultura del consumo ha creado como consecuencia una actitud de rivalidad y
comparación que nos educa a confrontarnos con otros.
« No me gusta esa educación según la cual tú tienes que pelearte por superar a los
demás y no por superarte a ti mismo.
« No comparto esa educación según la cual tú eres bueno si eres mejor que alguien, y
eres malo si eres peor que otros.
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 13	
2. ¿Qué es eso que llaman ‘éxito’?
Existen muchas frases sabias que pueden expresar en pocas palabras, sin mucha
explicación, mucho de lo que tienes que saber en relación al tema del ÉXITO, el cual
tienes que manejar con mucha precisión. Lo más significativo que te puedo aportar en
relación a este tema es que tienes que adoptar y asumir en tu vida cotidiana tu
concepción individual y propia de lo que es el éxito. Veamos algunas de esas frases;
toma para ti aquellas que te dejen huella e agregar todas aquellas que te inspiren.
El Éxito consiste en...
« “obtener lo que se desea. La felicidad, en disfrutar lo que se obtiene.” W. P. Kinsella.
« “saber tu propósito en la vida, crecer para alcanzar tu máximo potencial y plantar
semillas que beneficien a otros.” John C. Maxwell.
« “gustarte a ti mismo, gustarte lo que haces y gustarte cómo lo haces.” Maya Angelou.
« ir de fracaso a fracaso sin perder el entusiasmo.” Winston Churchill.
« “en unas cuantas disciplinas, practicadas cada día. -Jim Rohm.
El Éxito es...
« “un estado mental. Si quieres ser exitoso, piensa en ti como una persona exitosa.”
Joyce Brothers.
« “la suma de pequeños esfuerzos, repetidos día sí y día también.” Robert Collier.
« “donde la preparación y la oportunidad se encuentran.” Bobby Unser.
« “un malísimo profesor. Seduce a las personas inteligentes para que piensen que no
pueden perder.” Bill Gates.
El Éxito depende de...
« “la preparación previa, y sin ella seguro que llega el fracaso.” Confucio.
« “la voluntad, no del talento. Nada en el mundo es tan común como gente talentosa y
sin éxito.” Anónimo.
El Éxito...
« “NO es el camino a la felicidad... la felicidad es el camino hacia el éxito; si amas lo que
haces, tendrás éxito. –Albert Schweitzer.
« “NO se trata de grandeza. Es sobre consistencia. Ser consistente en trabajar duro
conlleva al éxito. La grandeza vendrá sola.” Dwayne Johnson.
« “NO se consigue por azar. Se hace con trabajo duro, perseverancia, aprendizaje,
estudio, sacrificio y, sobre todo, amor por lo que haces.” Pelé.
« “NO está en vencer siempre, sino en no desanimarse nunca.” Napoleón Bonaparte.
« “NO se trata de grandeza. Es sobre consistencia. Ser consistente en trabajar duro
conlleva al éxito. La grandeza vendrá sola.” Dwayne Johnson.
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 14	
El Éxito...
« “llega para todos aquellos que están ocupados buscándolo.” Henry Thoreau.
« “viene a aquellos que han dedicado su vida a su pasión. Para ser exitoso es también
muy importante ser humilde y nunca dejar que el dinero o la fama se te suban a la
cabeza.” A. R. Rahma.
« “significa hacer lo mejor que podemos con lo que tenemos. El éxito es el hacer, no el
conseguir. Es el intento, no el triunfo. El éxito es un estándar personal, alcanzando lo
más alto que hay en nosotros, convirtiéndonos en todo lo que podemos ser.” Zig Ziglar.
Recomendaciones sobre el éxito
« “Quien no sabe lo que busca no entiende lo que encuentra” Claude Bernard
« “Define el éxito en tus propios términos, consíguelo por tus propias reglas y construye
una vida de la que estés orgulloso.” Anne Sweeney.
« “trata de crear beneficio para todos y disfrutar del proceso. Si te puedes enfocar en
eso y adoptar la definición, el éxito es tuyo.” Kelly Kim.
« “Nunca debemos de obsesionarnos excesivamente con la idea que perseguimos.”
Claude Bernard
3. El Éxito: un perfil
Napoleón Hill, hombre de éxito, hizo un estudio sobre los aspectos comunes en las
personas exitosas, y este fue el resultado.
« Tienen un propósito definido en su vida. El noventa y cinco por ciento de la gente
del mundo no tiene un objetivo en la vida. Sal de ese grupo. Ten en mente tu propósito
y tu plan para lograrlo. Este puede ser modificado de vez en cuando; lo importante es
que comprendas el significado de trabajar siempre con un objetivo en mente y con un
plan bien estructurado.
« Tienen confianza en ellas mismas. Para poder tener metas ambiciosas, necesitas
creer que puedes seguir los planes para lograrlos. Cuando crees en ti misma, los otros
tienden a creer en ti también.
« Son imaginativas. Todo lo que imaginas puedes hacerlo realidad, solo aprende cómo.
« Son activas. Tal vez te graduaste de prestigiosas universidades y hayas leído los
libros históricos más importantes, pero eso no significa nada si no conviertes ese
conocimiento en acciones.
« Son entusiastas. Haz lo que amas o no tendrás energía para ser verdaderamente
exitoso.
« Son persistentes. Aquellos que son capaces de alcanzar el éxito no son detenidos
por retos inevitables y atrasos que se cruzan en su camino.
« Son resistentes. “Al entender que el fracaso es una parte importante en la educación
de cualquiera, no lo verás con miedo. Estarás seguro de que no habrá fracasos”. Nadie
se levantó de un golpe o derrota sin ser más fuerte y sabio que antes.
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 15	
« Son comprensivos. Los líderes más exitosos trabajan en armonía con su equipo, no
dominándolos.
« Son empáticos. Trata a los otros como te gustaría que te trataran a ti.
« Son extremadamente agradables. Cuando eres carismático y cuidas las relaciones
con los otros, construyes una red de personas que están dispuestas a ayudarte cuando
lo pides.
« Se enfocan. La gente exitosa es capaz de concentrar su energía y habilidades hacia
metas específicas sin distraerse con cosas irrelevantes.
« Saben separar la verdad de lo que es dudoso. Saben que sus acciones tienen
ramificaciones para las otras personas, los líderes entienden que no pueden creerse
todo lo que escuchan o leen y aprenden a arrancar la verdad de las visiones del mundo
de los demás.
« Muestran iniciativa. La única forma de crecer y evolucionar es atreverte a buscar más
allá de tus deberes. Iniciativa viene de “iniciar”. Sé una iniciadora de procesos.
« Van más allá de lo que se les pide. Las personas más exitosas superan a la
competencia y, cuando llegan a la cima, compiten con ellas mismas.
« Practican el autocontrol. La arrogancia, el enojo, la soberbia y otros sentimientos
similares son grandes enemigos del desarrollo. Nadie se convierte en líder hasta que
aprende a auto controlarse.
« Trabajan duro. Aunque alcances tu meta más grande, necesitas continuar
esforzándote o te vas a arriesgar a perderlo todo.
4. ¿Qué es Autodisciplina?
Primero: lo que NO es autodisciplina
Generalmente, empiezo mi proceso de
enseñanza haciendo que los participantes exploren
sus ideas sobre la autodisciplina. ¿Por qué lo
hago?: las creencias que tengas sobre lo que es la
autodisciplina dictarán tus actitudes y
comportamiento hacia a ella.	Por eso, antes de que
puedas desarrollarla en ti, debes entender primero
su esencia.
Autodisciplina NO ES:
• Un rasgo de personalidad que tienes o no tienes, y que no dependen de ti. X
• Algo que se logra por el uso exclusivo de la fuerza de voluntad. X
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 16	
Lo que SÍ es autodisciplina
Te lo explico en partes:
• Tu personalidad, es como tu cuerpo físico: elementos interconectados en una
inmensa y única red de origen múltiple: genética, aprendizaje, aportes
individuales; se expresa en percepciones, emociones, pensamientos, y
razonamientos; lo que te hace una estructura única e irrepetible en el universo.
• Los aspectos de la personalidad: percepciones, emociones, pensamientos y
razonamientos, se baten en todos los seres humanos entre equilibrio y
desequilibrio; entre armonía y conflicto.
• El conflicto de la personalidad en el que entre razonamiento y emociones es
constante, con frecuencia, cada uno de ellos busca direcciones opuestas; es
sentido común versus miedos. ¿Su origen? la eterna interacción de una triada
omnipresente en todos: conciencia-inconsciencia-subconsciencia.
• La manifestación en la personalidad de este conflicto es la ausencia de
autodisciplina. Habilidad que no se desarrolla debido a esos conflictos.
A partir de la explicación anterior, podemos definir a la autodisciplina como:
la habilidad de generar equilibrio y armonía entre los
elementos que componen tu personalidad, dirigiéndolos y
regulándolos para que trabajen juntos hacia una misma
dirección: hacia tus objetivos conscientemente elegidos.
La autodisciplina es como el director de una obra teatral que da instrucciones a los
actores en forma individual para generar una obra maestra armoniosa. Es como el
conductor de una sinfonía que asegura que cada músico haga lo que le corresponde
para lograr armonía de la pieza musical.
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 17	
5. Síntomas y Causas de la Ausencia de Autodisciplina
Síntomas
Otros de los aspectos relacionados con la indisciplina que comentan los
participantes en mis actividades de formación son las causas de la falta de
autodisciplina. Estas personas, en su mayoría, consideran que la dificultad de
autodisciplina es causada por:
• Presencia de pereza.
• Carencia de ambición.
• Necesidad de motivación.
• Propensión a la indecisión.
• Escasez de objetivos concretos.
• Tendencia a postergar las cosas.
• Falta de habilidades organizativas.
• Pocas habilidades para administrar el tiempo.
¿Estás de acuerdo? ¡No importa! Todos son síntomas, no causas de ausencia de
autodisciplina. Aquí tratarás con las causas. Para lograr cambios positivos en tu vida,
tendrás que entender la verdadera naturaleza de la autodisciplina. Los síntomas
desaparecen automáticamente cuando confrontas las causas más profundas de las
dificultades de la autodisciplina. Comienza por distinguir los síntomas de la indisciplina
de sus causas; para ello, es necesario que cuando experimentes dificultad con la
autodisciplina, te autoformules correctamente las preguntas en relación a ese tema:
X ¿Cómo puedo lograr hacer lo que debería hacer?
¿Cómo puedo hacer lo que una parte de mí mismo no quiere hacer?’
En la primera pregunta, estás buscando en el lugar incorrecto: en el consciente. Al
formular la segunda pregunta, buscas en el inconsciente, el lugar correcto. En ese
mismo momento, comenzarás a entender las causas profundas de la poca habilidad
de autodisciplina que posees. Al lograrlo, evitarás continuar buscando cambios que
proporcionen un alivio temporal, solo combatiendo los síntomas; al formular la
pregunta de forma correcta, estarás buscando en la raíz del problema; estarás
buscando los cambios que durarán de por vida.
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 18	
Esa búsqueda de las causas de la carencia de autodisciplina que está implícita en
la pregunta formulada correctamente te lleva a una conclusión que pudiera resultar
asombrosa e inesperada:
La clave para lograr autodisciplina; el secreto para
alcanzar esa actitud y hábito sinónimo de éxito en la vida es:
desarrollar tu habilidad para reconocer, conocer, lidiar y
controlar la parte de ti que ofrece resistencia.
Sin importar lo que tratas de hacer: seguir una dieta, limpiar
tu habitación, desarrollar una habilidad o ser más productivo
en tu ocupación, tu éxito o tu fracaso gira alrededor de que
desarrolles esa habilidad.
Causas
Por lo general y desde que tienes uso de
razón, bien sea tus padres, profesores, jefes u
otras figuras de autoridades te han dicho--y aun
lo hacen--que hacer, como hacerlo, y cuando
hacerlo. Has pasado la mayor parte de tu vida
siendo disciplinada por otros; la disciplina
proporcionada por este tipo de figuras de
autoridad te ha hecho creer que la autodisciplina
no depende de ti, y esa el a razón principal por la
cual no has desarrollado las habilidades para
autodisciplinarte. Ese mensaje errado, querida,
se graba profundamente en tu subconsciente,
formando barreras que inhiben el desarrollo de la autodisciplina.
De modo que en situaciones en las cuales se da la oportunidad (o la necesidad) de
que tomes el control de tu vida; que te prepares y organices por tu propia cuenta;
cuando puedes incluso convertirte en tu propia jefa, todas las falsas creencias y
temores alojadas en tu subconsciente toman el control, ya que interpretan que te vas
a enfrentar a riesgos que atenten contra tu seguridad. Lo peor es que ni te enteras
que debes vencer las influencias interiores contrarias, no solo subconscientes,
también conscientes.
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 19	
De allí que esa parte tuya que no quiere ser disciplinada toma el control de tu
comportamiento. Esa actitud la asumes para todo aquello que puede ir en tu beneficio
en tu evolución físico-material, mental-intelectual y espiritual-cósmica; cosas tan
comunes como ejercitar, alimentarte sanamente, estudiar, trabajar, emprender. La
autodisciplina es como un músculo: tiene que ser desarrollado y ejercido a fin de ser
fuerte, para estar disponible cuando lo necesitemos. Sin ejercitación ese ‘músculo’ se
vuelve débil y flojo. Debido a que no tienes que luchar con fuerzas en tu interior cuando
la disciplina viene de afuera, tu ‘músculo’ de la autodisciplina no se ejercita.
6. Niveles Mentales: Consciente, Inconsciente, Subconsciente
Previamente, cuando definí ‘personalidad’ hice referencia al equilibrio y
desequilibrio que se genera a partir de una lucha interna que ocurre en tu mente. Esa
lucha tiene tres actores principales, tal vez los únicos: tu yo consciente, tu yo
subconsciente y tu yo inconsciente. Estos actúan como mecanismos de
autorregulación de la mente para tu subsistencia como miembro de nuestra especie.
Como te prometí no caer en vocabulario técnico-científico, voy a explicarlo en palabras
muy sencillas, no sin antes invitarte a estudiar más al respecto.
En el proceso evolutivo, muchos animales desarrollaron alas para volar, otros,
maneras de respirar bajo el agua. El desarrollo humano fue principalmente cerebral;
debido a ello, necesitamos desarrollar más nuestra mente que nuestro cuerpo. Por
ejemplo, para protegernos del clima o proteger nuestra piel, inventamos la ropa y
construimos sitios dónde vivir, lejos de las inclemencias de elementos como el sol y
sus efectos. Este es un buen ejemplo de que nuestra mente es nuestra mejor ventaja
evolutiva. Lo cierto es que, como seres humanos, hemos evolucionado desde
siempre, para adaptarnos a nuestro entorno.
La ciencia ha logrado grandes avances en cómo funciona el cerebro humano,
llegando a conclusiones interesantes. Los estudiosos de la psicología, en su mayoría,
aceptan la teoría de que la mente del ser humano se divide en tres niveles a los que
llaman Conciencia, Inconciencia y Subconsciencia, por lo que dependiendo en qué
nivel estamos, estaríamos en estado Consciente, Inconsciente o Subconsciente,
respectivamente. Esta división de nuestra mente en tres partes, parece ser la teoría
más aceptada por estos días, por su forma de aplicarse en la vida real.
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 20	
a) Mente Consciente
La mente consciente, es la más conocida de todas. Es la mente lógica o racional.
Es el estado mental en que tomamos decisiones de las que nos damos cuenta; el que
usamos cuando le prestamos atención a los detalles y con el que llevamos a cabo
nuestras acciones. Usamos nuestra mente consciente, por ejemplo, para decidir si
cruzar o no la calle, con base en si vemos o no tráfico en determinado momento.
La mente consciente es la que comúnmente usamos para saber cómo hacer lo que
vamos a hacer. En este nivel mental desarrollamos adquirimos los conocimientos en
forma intencional. Muchas veces hacemos uso de los recuerdos y las experiencias
almacenadas, por lo que tiende a desarrollar y mejorar sus habilidades con el tiempo.
Muchas de estas decisiones la tomamos con base en las condiciones y el análisis
que se pueda realizar sobre ellas, o al menos así podemos hacerlo. No siempre ocurre
de esta manera, debido a la gran influencia que ejercen sobre la conciencia los otros
niveles mentales: inconciencia y subconsciencia.
b) Mente Inconsciente
Nuestra mente inconsciente, es la más primitiva, la intuitiva, de supervivencia. Es
aquella que almacena todas aquellas experiencias vividas por nuestra especie en sus
millones de años de existencia. Es la suma total de todos los contenidos mentales o
procesos que quedan fuera de la consciencia. Es la encargada de gestionar
cuestiones fisiológicas tales como la respiración, el ejemplo más claro de todos.
Fácilmente puedes controlar de manera consciente tu respiración y aumentar,
disminuir o detener su ritmo en cualquier momento.
Pero cuando no lo haces, y estás ocupado en muchas otras cosas, tu
mente inconsciente toma el control y te permite seguir viviendo. Cuando estás
durmiendo, por ejemplo, no piensas en respirar, porque simplemente tu
mente consciente está dopada. Está viviendo un trance con el objetivo descansar y
consolidar memorias a largo plazo. Por cierto, los beneficios de la respiración
consciente son tan grandes que desde ya te recomendamos investigar al respecto.
La mente inconsciente, es la que te hace cerrar los ojos cuando detecta algún
peligro potencial acercándose a tu rostro; la que mueve tus brazos para protegerte la
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 21	
cara cuando alguien intenta golpearte. La mente inconsciente es una mente reactiva
y cuyos patrones de acción están determinados por situaciones y vivencias milenarias.
Es también la encargada de hacernos sentir placer y dolor.
Es esta la mente encargada de centrarnos en nuestra zona de confort y de alejarnos
de los displaceres de la vida. Allí se gestionan procesos mentales que son incapaces
de llegar a la conciencia a causa de una contrafuerza que es la censura o la represión.
Estos contenidos mentales inconscientes suelen ser impulsos o deseos que resultan,
en cierto modo, inaceptables, amenazadores o repugnantes para el sujeto desde el
punto de vista ético o intelectual; pese a la censura, estos contenidos pugnan por
hacerse conscientes, siendo permanentemente reprimidos; si llega un momento en
que surge el conflicto, se pueden desencadenar síntomas neuróticos.
Debido a que sus funciones vienen determinadas por una genética increíblemente
fuerte de muchos, pero muchos años de aprendizaje y error, lo inconsciente nunca
puede llegar a hacerse consciente salvo en contadas excepciones, tales como cuando
la censura está dominada por la aparición de síntomas psiconeuróticos; cuando se
relaja como en los estados de sueño, o cuando se la engaña. A pesar de ello, también
es posible dominar esta mente, la más compleja de todas.
c) Mente Subconsciente
La mente subconsciente por su parte, es la mente emocional e irracional. Es aquella
que se deja llevar por los gustos, los deseos y las emociones, como los miedos. Es
un punto intermedio, equilibrador, entre los niveles consciente e inconsciente. En ella
residen los contenidos mentales capaces de hacerse conscientes de forma fácil y bajo
condiciones que se produzcan con bastante frecuencia, a diferencia de los contenidos
inconscientes, que muy difícilmente llegan a hacerse conscientes.
Una de las funciones del subconsciente es mantener una barrera represiva entre
los instintos, anhelos y deseos acumulados por nuestra especie y los principios o
valores morales y éticos con que cuenta toda persona o sociedad para evitar el
desagrado, de manera que la energía mental concuerde con las demandas de la
realidad exterior. Dependiendo del aprendizaje de cada uno, en él se pueden alojar
prejuicios, odios, miedos; pero también principios, valores, amor.
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 22	
Nuestro subconsciente es el encargado de obligarnos a llevar a cabo acciones que
en ocasiones consideramos irracionales. Ejemplo muy cotidiano es la compra
compulsiva. Normalmente los vendedores logran comunicarse con nuestra
mente subconsciente a través de la persuasión para crear la necesidad o el deseo de
compra en nosotros. Eso es lo que nos impulsa a comprar cosas innecesarias en
ocasiones. Es la encargada en sí, de nuestros sentimientos, pues es la mente que
nunca olvida o la que nos hace sentir celos, ira o miedo.
La mente subconsciente tiene acceso a tus recuerdos. Si
quisieras conscientemente recordar todo lo que has hecho en tu vida, sería imposible.
Pero cosas que incluso creías que habías olvidado, las puedes recordar si logras tener
un acceso a esa mente subconsciente. Como por ejemplo cuando hablamos con un
viejo amigo de experiencias pasadas. Estas conversaciones en sí mismas crean
atajos a nuestros recuerdos almacenados en el cerebro y los traen de vuelta mediante
nuestra mente subconsciente. Es por esta mente subconsciente que podemos
recordar cosas tan abstractas como sentimientos. Por ejemplo, cómo nos sentimos en
cierto lugar, o con ciertas personas y hasta olores.
7. Preguntas y respuestas sobre los tres niveles mentales
¿Cuál nivel mental es más poderoso?
Está absolutamente comprobado que el inconsciente y el subconsciente son más
poderoso que el consciente; el primero controla al segundo, el segundo al tercero.
¿Por qué?
Tu subconsciente, atendiendo a los mandatos del inconsciente, busca tu
supervivencia, como la de cualquiera de la especie; debido a eso, en él se guardan,
profundamente, actitudes que buscan protegernos del peligro y de los riesgos. Por
eso tiene el control.
¿Cómo y cuándo ocurre?
Aparte de las innatas, muchas de las actitudes las aprende el subconsciente entre
los 0 y 5 años, sin el uso de la razón, del intelecto, sin que nos demos cuenta. El
subconsciente no diferencia entre que es verdad o mentira, que es serio o en juego…el
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 23	
solo guarda. Debido a ello, en él se alojan muchas creencias erróneas y temores
infundados.
¿Cómo te afecta?
Si tu subconsciente controla tu consciente, entonces controla tu vida; en
consecuencia, las creencias erróneas y los temores infundados que en él se alojan
influyen enormemente en tu personalidad, en tus ideas, en tus actitudes, en tus
acciones, en tus decisiones... ¡y lo peor de todo es que no te das cuenta!
¿Puedes hacer algo al respecto?
¡Sí puedes! Si tu personalidad muestras grandes trastornos necesitarás procesos
terapéuticos, psicológicos o hasta psiquiátricos. Pero si eres como la mayoría de los
seres humanos, que tiene problemas típicos y normales como baja autoestima
(aunque a ti te parezcan, erróneamente que los tuyos son especiales e insuperables),
el sistema que te proponemos acá te funcionará perfectamente. Una vez entendido lo
qué es autodisciplina, puedes entender por qué no es fácil para la mayoría de los seres
humanos alcanzarla.
¿Qué debo saber primordialmente sobre los tres niveles mentales?
ü Las redes neuronales de nuestra mente, inconsciente y subconsciente, son
fuertes y vienen programados no sólo desde nuestros antepasados a través de
la genética, sino también desde nuestra infancia y durante el resto de nuestras
vidas, a través de nuestros aprendizajes advertidos o desapercibidos.
ü Quizás la mente consciente es la que percibimos como más activa en todo
momento...pero eso es solo apariencia.
ü No solo otros pueden hablar con nuestra mente subconsciente (como la
publicidad subliminal), también nosotros mismos podemos hacerlo.
ü Todo suceso, proceso y contenido mental del subconsciente pueden ser
llevados a la consciencia si se realiza el esfuerzo debido de atención.
ü Existen ciertas técnicas que permiten incluso modificar nuestra
manera subconsciente de pensar. Esto último resulta bastante útil cuando
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 24	
queremos alinear nuestros pensamientos, sentimientos y acciones.
ü Mientras más desarrollamos una habilidad conscientemente, más la internamos
en nuestro subconsciente y hasta nuestro inconsciente.
ü Tener el control absoluto sobre nuestra mente subconsciente e inconsciente nos
permitirá lograr el éxito.
ü No podrás desarrollar las cualidades psicológicas requeridas para la
autodisciplina hasta que hayas tomado conciencia de ellas, y hayas avanzado
por encima estos bloqueos mentales.
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 25	
PARTE III
DOBLE PERSONALIDAD
1. Conoce tu otro yo
En tu viaje hacia desarrollar la autodisciplina, encontrarás
‘ataques’ de varias procedencias en tu entorno, pero tu
oposición más difícil vendrá desde adentro. En efecto, en tus
esfuerzos para desarrollar la autodisciplina, al principio tú
serás tu peor enemiga.
Cada teoría psicológica reconoce que estamos
constituidos de varias identidades diferentes. De este modo,
obviamente, tenemos más de un lado de nosotros mismos con el cual luchar. Además,
la dificultad surge cuando consideramos que con frecuencia nuestros diferentes lados
desean ir en diferentes direcciones. Esto es llamado: Conflicto interior.
Veámoslo en tu vida. A veces, un lado tuyo, el racional, quiere engranar en una
actividad productiva como trabajar en un informe para el trabajo, limpiar la cocina, o
hacer un proyecto de autoempleo. Pero otro lado tuyo, el emocional, quiere mirar la
televisión y comer galletas de chocolate, o cualquier otra cosa agradable para evitar
hacer algo que consideres un uso productivo del tiempo. En otras palabras, hay una
parte de ti que no quiere la autodisciplina. Te ocurre eso, ¿cierto?
En la novela clásica de Robert Lewis Stevenson, El Doctor Jekyll y el Sr. Hyde
puedes encontrar un ejemplo literario que perfectamente satisface nuestras
necesidades para una mejor explicación de lo antes expuesto. Básicamente la historia
es sobre un doctor benévolo que, por experimentación química en él mismo, sacó el
lado malo de su personalidad suprimiendo el lado bueno. Sus dos lados terminaron
en una lucha por el dominio que finalmente los destruyó a ambos. Una y otra vez, los
participantes en mis talleres, seminarios, y cursos han reafirmado que este ejemplo,
esta manera de ver el conflicto interior, entendiéndolo y aplicándolo, ha contribuido
decisivamente en su éxito de la autodisciplina.
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 26	
Para propósitos de facilitarte tu proceso de formación, te proponemos usar esta
analogía para el conflicto personal interno que te impide ser autodisciplinada:
El doctor Jekyll es la parte en ti que quiere la autodisciplina.
Es señor Hyde es la parte de ti que rechaza la autodisciplina
Este abordaje de contradicción y paradoja del tipo Jekyll Vs Hyde es uno de los
conceptos más importantes para entender en tus tentativas de desarrollar la
autodisciplina. De este modo, comenzarás aprendiendo como tu funcionan tu Jekyll y
tu Hyde personal. Estudiemos el símil. Veamos un ejemplo de ‘como piensa tu lado
Hyde’:
“Si comienzo un plan estructurado y
organizado hacia algún objetivo que me haya
planteado me volveré esclavo de una rutina y
perderé mi libertad y mi sentido de la diversión;
me a ahogaré en un mar de responsabilidades,
poniendo demasiada presión sobre mí”.
Tu ‘Hyde’, así lo llamaremos, es el lado rebelde de tu personalidad. se resiste a
cualquier forma de disciplina. Traemos esta semilla rebelde de nuestra infancia. Una
de las primeras palabras que un niño aprende a decir enérgicamente es "NO". El niño
o la niña que una vez fuiste aún vive dentro de ti, diciendo “NO” a la autoridad. Hyde,
ese rebelde interior infantil, combate cualquier forma de autoridad, aun si la autoridad
eres tú mismo. Hyde subconscientemente dice: "nadie puede decirme que hacer, ni
siquiera yo mismo”. Solo busca comodidad; es la parte no ambiciosa de nuestra
personalidad. Esta es una condición de ser humano.
Es muy importante aprender pronto como opera tu Hyde personal al sabotear tus
esfuerzos de autodisciplina para contrarrestar esta influencia negativa autoinfligida.
No permitas que él bloquee tus esfuerzos. Pero ten cuidado, y toma esto como una
advertencia: experimentarás la resistencia de este saboteador a cada paso del
camino. De hecho, debido a que considero tu conocimiento de tu Hyde tan importante,
la primera cosa que vamos a hacer es aprender como él tratará de bloquear tus
esfuerzos al implementar el sistema presentado en este libro.
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 27	
De este modo, tu mejor estrategia es familiarizarte con la táctica de Hyde, que
mayoritariamente funciona a un nivel subconsciente, donde tú no eres consciente de
eso. No sólo conoce todas tus debilidades, miedos, e inseguridades, sino que también
sabe usarlas contra ti. Este ‘pequeño diablillo’ dentro de ti planea emplear cada
método de manipulación disponible para impedirte seguir el programa presentado en
este libro. ¿Por qué? Hyde sabe que una vez que desarrolles la autodisciplina, serás
tu propio jefe. Esto significa ‘acabar su reinado’ sobre ti. Ya no serás un esclavo de
rasgos contraproducentes que te impiden transformar tus deseos e ideas en acciones
y logros. Puedes estar seguro que Hyde se resistirá de manera infantil a cooperar.
Algo muy importante: No pienses, en tu lado
Hyde como un enemigo permanente, lo es solo al
principio. No debes realizar una batalla contra él,
la perderías. Él también es, como un niño, al fin y
al cabo, la parte de ti que es creativa, amante de
la diversión, y buscadora del placer. También
como un niño, sabrás educarlo para que use toda
su energía en forma positiva y productiva para el
logro de las metas que te hagan feliz.
La estrategia es reclutarlo como un compañero que apoye tus esfuerzos de
autodisciplina. Es necesario transformarlo de un molesto saboteador a un leal
ayudante. Familiarizándote con su método de operación, lo tendrás pronto trabajado
contigo en vez de contra ti. Al hacerlo, duplicarás los recursos interiores que necesitas
para la autodisciplina. Lo más importante, disfrutarás de la autodisciplina, en vez de
experimentar esto como una lucha constante contra ti mismo.
2. Tu yo ‘Hyde’: venenos y antídotos
A continuación, te expondré las cinco técnicas favoritas de Hyde para “envenenar”
tus esfuerzos. Incluso aunque todas estas formas de veneno compartan ciertos
ingredientes, aprenderás a considerar cada una por separado. De esta forma serás
menos susceptible a cualquiera de ellos. Los venenos son: cinismo, negativismo,
derrotismo, evasión y postergación.
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 28	
Veneno Antídoto
Los cínicos externos, así como los
sarcásticos, pesimistas y perdedores,
quienes se deleitan con el
descubrimiento de defectos, pueden y
deben ser evitados, dado que su
cinismo es contagioso.
Pero ten cuidado de Hyde, el cínico
interior, va a todas partes contigo.
Él se da a la tarea de indagar sobre
el beneficio y el valor de todo. Ya que
nada en la vida es perfecto, siempre
puede encontrar un defecto en
absolutamente todo. Una vez
encontrado, el defecto es ampliado
hasta que entonces este eclipse todo
lo demás.
Tu yo cínico es un genio indicando
por qué un plan en particular, idea, o
elección no es buena y no funcionará.
De este modo, oirás susurros desde
adentro:
‘No podrás aprender autodisciplina de un
libro’. ‘¿Qué ha conseguido al hacer este
ejercicio con la autodisciplina? ¿Por qué no
saltarlo?’ Todo esto de la autoayuda son
tonterías.
Ten fe en tu capacidad de mejorar. Si te cierras en
las imperfecciones, entonces has permitido que Hyde
te engañe. Si, por el contrario, te aferras en la
creencia de que tus poderes de autodisciplina
mejorarán considerablemente si decides comenzar tu
formación para hacerlo
Ten confianza en este programa. te conducirá a
una autodisciplina mejorada. ¿Perfección? Por
supuesto no. Ni tú ni el programa son perfectos.
Sería, por lo tanto, ridículo esperar la perfección. Pero
sería aún más ridículo rechazar las ventajas que
puedes cosechar siguiendo el sistema aquí detallado.
Sigue las instrucciones del programa. si lo sigues
paso a paso, confiada, constante y conscientemente,
te unirás a muchas personas que han descubierto la
alegría de ver sus deseos transformados en realidad.
Respóndele a Hyde. Cuando él trate de
convencerte que este sistema es un desperdicio de
tiempo, sé asertiva y respóndele inmediatamente
diciéndole:
‘Si ahora soy conscientemente de esta auto-conversación
contraproducente, entonces ¡el sistema ya está funcionando!’
Orientada por ese logro, una concreta
autoconversación es tu primera línea de defensa
contra los esfuerzos de Hyde para mantenerte atada
a tus viejos caminos. Sentirás una oleada de fuerza
la primera vez que desafíes el lado Hyde de ti misma.
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 29	
Veneno Antídoto
Una de las tácticas de sabotaje de la autodisciplina favorita
de tu Hyde es destacar todos los acontecimientos negativos en
tu vida. Hyde quiere impedirte multiplicar tus poderes de
autodisciplina. Si esto puede ser llevado a cabo desanimando
tu espíritu, Hyde lo hará así recordándote de todo lo que está
mal con el mundo.
Cuando comiences tu programa de mejora de la
autodisciplina y a idear objetivos y proyectos, Hyde usa esta
estrategia: intentará dirigir tu atención hacia todo lo
desagradable sobre las personas, sitios y cosas que
constituyan tu ambiente para desviarte. Sin darte cuenta, te
encontrarás diciendo cosas como:
‘¿Por qué molestarse? Después de todo, no tengo tiempo para eso; las
personas que me rodean no me apoyan; antes he fracasado, porque será
diferente ahora.’
En ese momento, has permitido un estado de contaminación
en el ambiente, por lo que concluyes que:
Hay una amenaza constante de guerra. Hay aditivos cancerígenos en
todo lo que comes. El planeta está muriendo. El presidente es un estúpido.
En efecto, la vida es difícil y luego mueres. De este modo, ¿por qué deberías
gastar tu tiempo, ¿qué es lo poco que queda de esto, haciendo estúpidos
ejercicios de autodisciplina?
Si no puedes pensar en una respuesta a la pregunta anterior,
entonces Hyde te agarró por la actitud. Y una vez que esto pase,
entonces su trabajo está a la mitad hecho porque tu cerebro
buscará motivos para apoyar las actitudes negativas.
Esta es la forma en que trabaja el cerebro: Sin importar lo
que te digas, negativo o positivo, tu subconsciente lo cree.
Tu mente subconsciente no analiza las evidencias y luego
evalúa tu reclamación, simplemente cree lo que le dices.
Aunque estés equivocada, tu subconsciente encuentra motivos
para demostrar que tienes razón y comienza a adaptar tu actitud
y comportamiento a lo que le has dicho.
De este modo, en esencia, tú creas tu actitud y
comportamiento por lo que te dices a ti misma. Dite a ti misma
que este programa de autodisciplina no funcionará y, adivina
que, esto no funcionará. ¿Qué sorpresa, ¡eh!?
sé consciente de que tu
actitud es determinante para
alcanzar o no el éxito, sin
importar la envergadura de tu
meta o tarea.
Mantén Una actitud
positiva, ya que es tu antídoto
más poderoso a la táctica de
Hyde del negativismo.
Comprende que tú tienes el
poder de elegir una actitud
positiva o una negativa. Es tu
decisión y nada ni nadie puede
cambiar. Asume que hay tantas
buenas cosas en el mundo como
las hay malas. Tú decides sobre
cual cosa concentrarte. Aquel
singular vaso de agua que
contiene el cincuenta por ciento
de su capacidad está a medio
lleno o medio vacío, depende de
tu actitud. Tú creas tu propia
actitud, y tu actitud determina tu
vida. En apariencia, una actitud
negativa no parece estar
relacionada con la
autodisciplina, pero puedes estar
seguro que tus actitudes ante la
vida, en conjunto, es lo que
conduce y abastece tus
acciones.
No te dejes engañar.
Cuando sientas tu Hyde
utilizando la negatividad para
desviarte de una acción positiva.
Recuerda: puedes elegir tu
propia actitud. ¿Trabajará tu
actitud para ti o contra ti? La
elección es la tuya. Créelo.
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 30	
Veneno Antídoto
El cinismo y negativismo se casaron y tuvieron un bebé,
le llamaron derrotismo.
Tu Hyde derrotista tratará de infundir esta actitud en ti
como una barrera entre ti y tus intentos de poner en práctica
el sistema presentado en esta guía. Usando el derrotismo,
Hyde tratará de engañarte diciendo cosas como:
‘tal vez este programa de autodisciplina está bien, pero probablemente
no funcione para mí, no soy lo bastante inteligente para entender estas
cosas’
también otra, aparentemente opuesta, con la misma raíz:
‘Soy demasiado inteligente para ser ayudado por estas ineficaces
cosas’.
Tu Hyde derrotista también tratará de convencerte de que
el defecto está dentro de ti; de que de alguna manera
carezcas de la capacidad de convertir este sistema en una
realidad.
‘Yo no sirvo para eso, yo no puedo ser así’.
En otras palabras, Hyde intentará ahogar tu entusiasmo
indicando todas tus creencias erróneas sobre ti; luego los
usará para engañarte con el autofracaso. Él usará cualquier
insuficiencia percibida para excavar sensaciones de
inseguridad y baja autoestima que te conducirá, por
supuesto, a rendirte ante este sistema o yendo sobre esto
con tan poco entusiasmo que todos los beneficios serán
minimizados.
‘Yo soy diferente, no tendré éxito.
Incluso aunque tu intelecto te diga que mucha gente ha
prosperado usando las técnicas en este libro, Hyde dirá: que
‘eres diferente’. Entonces Hyde te proveerá de una razón (o tal
vez de cien motivos) que impulsarán en ti una actitud de ‘por
qué no tendré éxito’. Sí, Hyde se apoyará en un rasgo de la
personalidad, una característica física, o cualquier otra
cualidad irrelevante disponible, incluso tu raza, sexo, o
religión y la convertirá en un instrumento para el autofracaso.
Cree que las ideas en este libro
de autodisciplina funcionarán para
ti.
Algunas de ellas han estado
dando vueltas durante siglos; otras
vienen de abordajes psicológicos
recientemente desarrollados para la
autodirección/autoadministración
de uno mismo. Los instrumentos,
los consejos, y las técnicas en este
libro han funcionado para miles y
miles de personas, y para todos los
tipos de personas.
Más importante aún: cree en tu
capacidad de sacar provecho del
conocimiento.
De este modo, cuando Hyde
comience a ladrar sobre un rasgo
suyo que parezca insuperable
mientras trabajas en tu camino
hacia una autodisciplina mejorada,
oponte diciendo:
‘Nada va a pararme’.
En otras palabras, no te
lamentes de tus defectos, redobla
tus esfuerzos. Una creencia en ti
mismo, conectada con la
autodisciplina (que tendrás pronto,
si no permites que Hyde te engañe
de eso) es una combinación
ganadora, sin tener en cuenta la
iniciativa que emprendas. Créelo.
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 31	
Veneno Antídoto
Las piedras emocionales, sepultadas en tu subconsciente, incluyen
muchos acontecimientos y situaciones que dejarías pronto como
sepultadas. Lamentablemente, sin embargo, aquellas piedras
contienen las llaves de por qué ciertas partes de ti rechazan cooperar
en tus esfuerzos por la autodisciplina. Esto se aplica si haces dieta,
dirigiendo un negocio, o manteniendo un programa de ejercicio.
El desarrollo de la autodisciplina requiere un conocimiento de ti
misma. Un conocimiento de ti misma, por su parte, requiere que de
vez en cuando te dediques a la auto-critica/examinación, una actividad
que a veces evoca la ansiedad. Como un tesoro escondido, el
conocimiento de ti misma requiere que caves profundamente antes de
que puedas cosechar la recompensa. Inevitablemente ‘encontrarás
piedras durante la excavación’.
Como ser consciente de estas piedras que provocan ansiedad es
tan importante en el desarrollo de la autodisciplina, algunos ejercicios
en esta guía requieren que desentierres y trates con algunas de esas
piedras.
Naturalmente experimentarás alguna incomodidad. Aquí entra
Hyde. Él dirá:
‘No tienes que hacer todas estas cosas psicológicas. ¿Qué tienen que ver estos
ejercicios con aprender a organizar tu tiempo? Vamos a saltarnos la parte de los
ejercicios, y sólo vamos a leer los ejercicios y pensar en ellos. Seguramente esto será
suficiente. Todavía mejor,’
Hyde continuará diciendo,
‘¿por qué no ir a comer aquella torta en la heladería o hacer una llamada
telefónica?’
‘¡Televisión! ¡Por supuesto, eso es! ¡En el canal 23 están mostrando un buen
documental sobre herraduras!’
En otras palabras, Hyde indicará otras tareas ‘importantes’ que
inmediatamente deberían ser tenidas en cuenta, cualquier cosa en vez
de hacer tus ejercicios de autodisciplina.
En resumen, Hyde tratará de desviarte del ejercicio del día, sobre
todo si el ejercicio en cuestión implica alguna clase de auto
examinación. Hyde te seducirá hacia otra actividad que proporcionará
en cambio alguna clase de escape. Y ya que no has desarrollado aún
la autodisciplina que pronto tendrás, Hyde usará la evasión
magistralmente. Las posibilidades son que antes hayas usado la
evasión para romper tus esfuerzos en el alcance de tus objetivos. De
este modo, aprenderás pronto que Hyde es bastante bueno en el
empleo de este método de autofracaso.
Asume, con toda seguridad
que la vida, en su mayor parte,
está basada en el principio de
causa y efecto. En tu vida, tus
acciones son la causa; los
resultados de tus acciones son
los efectos.
Por supuesto, la acción que
tu tomes con respecto al auto-
descubrimiento de los
ejercicios en esta guía puede
hacer que ocasionalmente te
cause incomodidad. Pero esa
incomodidad se transformará
rápidamente en una
maravillosa sensación de logro
cuando experimentes los éxitos
que resulten de tu auto-
conocimiento recién adquirido.
Estos éxitos continuarán a
lo largo de toda tu vida.
Entonces cuándo te
encuentres intentando evitar la
incomodidad de la auto-
examinación persiguiendo una
actividad distractora, cuando
Hyde trate de arrastrarte hacia
la evasión colgando una
zanahoria delante de ti,
pregúntate
“¿esta es una táctica para
sacarme de mi camino hacia la
autodisciplina?”
Recuerda: la clásica
zanahoria colgada de un palo
es perseguida por un burro, o
asno. No dejes a Hyde que te
convierta en uno.
(asno en inglés es ‘ass’,
pero esta palabra tiene también
una connotación peyorativa
fuerte)
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 32	
Veneno Antídoto
‘Lo haré más tarde’
‘Lo haré después’
‘Lo hago mañana’
Las anteriores son una de las oraciones favoritas de tu
Hyde el postergador. A menudo una de las tácticas antes
descritas será usada como la razón para ‘hacerlo más
tarde’. Otras veces una razón complementaria será
ofrecida:
‘no puedo comenzar un programa de pérdida de peso hasta que
compre un equipo decente en donde ejercitar’.
Entonces, Hyde el postergador ha tenido éxito al
poner una barrera entre ti y tu objetivo. Luego el dice:
‘y no puedo permitirme comprar un nuevo equipo hasta que haya
bajado el saldo en mis tarjetas de crédito.’
Todavía otra barrera. Esto va sin cesar hasta que estés
completamente inmovilizado por las barreras entre tú y tu
objetivo original.
Otra táctica de postergación es ‘no tengo tiempo’. Bien,
tenemos veinticuatro horas por día; ni más, ni menos.
Esto es válido si estás a la cabeza de una nación o a la
cabeza de una casa/grupo familiar, o ambos.
‘Pero algunos tienen más responsabilidades que otros’
dice Hyde postergador. Bastante cierto, pero ahora
estamos hablando de prioridades. Lo que eliges hacer con
tus veinticuatro horas por día es totalmente otro asunto. Y
una de las cosas que has decidido hacer es adquirir
autodisciplina.
El punto aquí es reconocer si
una postergación dada es legítima
o no; es decir, si la postergación
trabaja para ti o contra ti.
Esta pregunta debe ser
constantemente dirigida a si la
táctica de Hyde postergador debe
ser neutralizada.
La Postergación, a veces en
combinación con las tácticas
antes descritas, será usada para
impedirte hacer los ejercicios
sugeridos en esta guía.
Recuerda: Repítete a ti misma:
• El programa tendrá éxito sólo si y solo
sí los ejercicios realmente son
completados, no solamente
pensados.
• Una vez que comienzas a usar tu
nuevo conocimiento sobre la
autodisciplina, realmente disfrutarás
haciendo cosas a tiempo en vez del
postergarlas.
Créelo.
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 33	
3. La Autoconversación: Claves para la Transformación
Ahora tienes un entendimiento de
cómo funciona el lado de Hyde de
constitución psicológica. ¿Notaste que
todos los mensajes que provienen de él
se dan dentro de una ‘autoconversación’?
La autoconversación es una
conversación que tienes contigo misma.
A menudo, esto ocurre subconscientemente. Aunque casi todo el mundo haya oído
de la autoconversación, pocas personas realmente conocen como esta trabaja.
Cuando se tiene un conocimiento limitado a este tema, es casi tan inútil como ningún
conocimiento.
Esta conversación interior es comparable a la música de fondo que suena mientras
haces compras en un supermercado. ¿Por qué tu supermercado local pone música
de fondo mientras los clientes vagan por los pasillos? La música suena, pero
realmente no la oyes a menos que consciente y deliberadamente enfoques tu atención
en ella. Pero, aunque no estés conscientemente enterada de esto, esta música de
fondo tiene un efecto en tu comportamiento. La investigación ha demostrado una y
otra vez que la música de fondo tiene un efecto en nuestros modelos de compra. Los
comercios no lo harían si esto no aumentara sus ventas.
La autoconversación siempre sigue adelante, aun cuando no la oyes
conscientemente. Así es, constantemente recibes mensajes de ti mismo, ellos nunca
paran. En cada segundo de tu día tú haces opciones basadas en estos mensajes. Si
decides que comer, que llevar puesto, o que hacer, un proceso de elección ocurre.
Las elecciones que haces y que determinan tus acciones están basadas en la
autoconversación. En otras palabras, tu comportamiento es constantemente
influenciado sin que ni siquiera seas consciente de ello.
Alguna vez te has dicho a ti misma, ‘no sé por qué hice eso’. Subconscientemente,
ocurren dentro de nosotros debates que rara vez realmente oímos, pero que influyen
severamente en nuestros pensamientos, percepciones, sentimientos y
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 34	
comportamiento. Hyde constantemente usa una autoconversación negativa para
sabotearte. A Veces él te gana un debate subconsciente que no conocías hasta que
esta toma lugar. Sin darte cuenta, te encontrarás transmitiendo mensajes negativos a
ti misma cuando en realidad necesitas ser un autoalentadora de tus esfuerzos. Este
es exactamente por qué a menudo te encuentras haciendo cosas que realmente no
quieres hacer, o a la inversa, NO haciendo cosas que quieres realmente hacer.
¿Captas la idea?
Si sucumbes a la parte de ti que en secreto no quiere que este programa funcione,
entonces Hyde proporcionará cientos de motivos y acciones contraproducentes.
Cuando te encuentras teniendo dificultad con la autodisciplina, es porque él está
dirigiendo debates secretos. ¿Alguna vez has comenzado a mirar televisión en vez de
trabajar en una tarea atrasada qué habías estado aplazando? Esto pasa porque la
parte de ti que quiere hacer la tarea no consiguió una posibilidad para participar en el
debate. Hyde, como verás, ha jugado al juego de la política de trastienda sobre ti. Así
es como él trabaja, subconscientemente, sobre tu mente.
Veamos otro ejemplo. Cuando ves tu habitación hecha un desastre,
conscientemente te dices a ti mismo, ‘¡Maldición!, hace poco la organicé y ya está
hecha un desastre!’ el debate subconsciente comienza. Hyde, entra en acción
subconscientemente y dos horas más tarde te encuentras sentándote en el sofá
mirando la terminación de una mala película, y preguntándote por qué no pasaste
aquellas dos horas poniendo tu cuarto en orden, o trabajando en un informe, o
planeando tu régimen de dieta. Una vez que has llevado a nivel consciente todo lo que
pasa en tu mente sobre las autoconversaciones, aceptándolo como una realidad bien
firme, se te presentan dos escenarios, dos caminos, solo dos opciones:
1. Resignarte y seguir en la mediocridad y la infelicidad, o
2. Asumir el control de tu vida y orientarla hacia donde tú yo maduro lo decida.
Si escoges la primera, entonces no continúes leyendo este libro, de nada servirá.
Solo continúa lamentándote de tu ‘mala suerte’ y culpa a los demás, al destino, a la
vida, de tu infelicidad. Si, por el contrario, escoges la segunda opción, sabiendo y
aceptando honestamente que implica esfuerzo, tiempo, constancia, perseverancia,
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 35	
convicción, entonces te ayudaré a responder la gran pregunta: ¿cómo lo hago? Para
darle fundaciones indestructibles al entrenamiento de los diez pasos debes antes que
nada cumplir con los siguientes requisitos:
Primero: Conquista a Hyde. Recuerda que qué es
parte de ti. No consideres a Hyde como un enemigo. Tal
pensamiento te coloca en un estado mental combativo y
agresivo; en un conflicto interior contigo misma. Cuando
luchas contra ti misma, pierdes valiosa energía que
podría ser usada en la conducción hacia el logro de tus
objetivos. Piensa en Hyde como un niño rebelde que vive
dentro de ti. Este pequeño niño no tiene ninguna autodisciplina, ningún dominio de sí
mismo, y ninguna habilidad de retrasar la gratificación. Como cualquier niño travieso,
es manipulador, y usa arma para conseguir lo que quiere. No trates de aplastar este
lado de ti, esto no funcionará. Terminarás simplemente siendo una masa andante de
conflictos interiores. Además, el lado de Hyde de tu personalidad es también la fuente
de tu alegría y creatividad. De este modo, piensa en él como una parte de ti que
puedes ser persuadida por cooperación y compromiso, no combate. Aprenderás más
sobre cómo hacer esto más adelante.
Segundo: Sube el volumen. En muchos momentos,
cuando tu yo consciente, tu parte productiva (Dr. Jekyll)
quiere ser productivo sostiene debates con tu yo
inconsciente (señor Hyde); pero la la mayoría de las veces
no consigue de influir positivamente en tu
comportamiento… ¡Por su puesto! ¿Cómo puedes ganar
un debate si no oyes nada o ni la mitad de lo que dice tu
interlocutor? ¡No puedes! Recuerda que él está en tu
subconsciente. A fin de contrarrestar la influencia de Hyde, tienes que levantar el
volumen en tu autoconversación subconsciente. Puedes comenzar entonces a
programar tu mente subconsciente para apoyar, más bien que inhibir, tus esfuerzos
en el logro de tus objetivos. Este es otra de las condiciones previa para iniciar el
proceso del control sobre Hyde.
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 36	
Tercero: Usa la autoconversación orientada a la
acción. Por el momento harás bien al reconocer que la
autoconversación positiva autosustentada es un paso
fundamental para la neutralización de los fraudes de
Hyde. La autoconversación es un poderoso instrumento
que puede ser usado con éxito para tratar con sus
tácticas. Tienes que familiarizarte a fondo con la
poderosa simplicidad de la autoconversación orientada
por la acción. La clave es anular los manipuladores mensajes negativos de Hyde
sustituyéndolos por mensajes positivos. De este modo, cuando te encuentres siendo
cínica, evasiva, etc., llámate la atención por eso. Pero si escuchas a la parte de ti que
desea la autodisciplina, entonces descubrirás pronto las recompensas, alegrías, y
logros que la autodisciplina guarda para ti. Ahora bien, ¿cómo tu yo consciente toma
control de la conversación?
Cuarto: Usa el poder de la palabra. La razón
por la que enfatizamos que tus mensajes tengan
como características constantes, inmutables y
permanentes (positivos, específicos y en tiempo
presente) es que hasta altura del conocimiento
humano no tiene discusión: el poder de la
palabra. Al utilizar la técnica de la
autoconversación, tienes que declarar a tu mente subconsciente exactamente lo que
quieres hacer, como si realmente ya lo estuvieras haciendo. Tu mente subconsciente
trabajará para que tu realidad exterior se empareje/sea equivalente con tu realidad
interior. De este modo, al recibir tu mensaje, tu mente subconsciente dirigirá todos tus
recursos para hacer realidad todo lo que digas. Estarás asombrada de lo que pase
cuando repetida, enérgica, y positivamente declares a tu mente subconsciente lo que
quieres hacer, ser, o tener como si esto fuera ya una realidad. Este trabaja tanto con
objetivos a corto plazo como a largo plazo. Presta debida atención a la siguiente
explicación y no avances hasta estar totalmente segura que has aprendido lo allí
expuesto.
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 37	
La mente subconsciente entiende sólo el concepto del
tiempo presente.
así que cualquiera sea el mensaje esta recibe lo que es
declarado en tiempo presente, lo cree. Tu mente
subconsciente cree lo que le dices; ella no diferencia si
mientes o estás jugando, y en consecuencia, lo muestra a ti
como la realidad consciente. Entonces esto dirige todos tus recursos interiores hacia
la realización del mensaje que le envías. Tu mente subconsciente envía mensajes a
tus funciones motoras, emociones, y otros miembros de tu sistema físico y psicológico.
Al utilizar la técnica de la autoconversación, tienes que
declarar a tu mente subconsciente exactamente lo que quieres
hacer, como si realmente ya lo estuvieras haciendo.
Tu mente subconsciente trabajará para que tu realidad
exterior se empareje/sea equivalente con tu realidad interior.
De este modo, al recibir tu mensaje, tu mente subconsciente dirigirá todos tus recursos
para hacer realidad todo lo que digas. Estarás asombrada de lo que pase cuando
repetida, enérgica, y positivamente declares a tu mente subconsciente lo que quieres
hacer, ser, o tener como si esto fuera ya una realidad. Este trabaja tanto con objetivos
a corto plazo como a largo plazo. Te explico con un ejemplo:
Tienes un informe pendiente por realizar. En tu autoconversación consciente dices,
‘yo debería trabajar en mi informe,’ o ‘yo tendría que trabajar en mi tarea’, entonces el
mensaje que tu subconsciente oye es, ‘no estoy trabajo actualmente en mi proyecto’.
Entonces este no te mueve hacia trabajar en tu tarea. Además, mientras te dices a ti
mismo, ‘yo debería trabajar en mi informe’, Hyde está enviando un mensaje en
presente que dice, ‘ahora estoy mirando televisión’, y ese es el mensaje que tu mente
obedece ciegamente. Pero si lo dices en forma positiva para tu evolución, siendo
específica y lo expresas en tiempo presente, como, por ejemplo, "Ahora estoy
trabajando en mi informe’ entonces tu mente subconsciente girará toda su atención a
esa actividad, no importa lo que estés haciendo cuando lo digas. Si tu mente
subconsciente cree que actualmente estas trabajando en un informe, entonces esto
es lo que tus pies, manos, y cada otra parte de tu cuerpo querrán hacer.
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 38	
Veamos otro ejemplo.
Digamos que estas metido en una actividad
que consideras un desperdicio de tu tiempo.
Digamos, por ejemplo, que estás jugando en tu
computadora. Entonces comienzas a pensar
que escribir un ensayo sería un mejor uso de
tu tiempo. Hyde entonces dirá
subconscientemente, ‘Estoy jugando en la
computadora’. Cada vez que conscientemente piensas en escribir el ensayo, Hyde
subconscientemente repite, ‘estoy jugando en la computadora’.
Tu mente subconsciente cree lo que le dices. De este modo, si comienzas a repetir
‘estoy escribiendo un ensayo’, entonces tu mente subconsciente enfocará tu atención,
física y mental, en escribir el ensayo. Cuando tus ojos miren el monitor de la
computadora, estos comenzarán a sentirse inquietos. Tus manos querrán moverte
hacia cualquier elemento que te permita iniciar tu ensayo. Tu mente comenzará a
componer el ensayo. Todo tu ser completo entrará en un estado de agitación y
conflicto, y no se calmará hasta que realmente escribas el ensayo. Mientras repitas tu
mensaje de autoconversación de forma positiva, específica, en tiempo presente, te
sentirás obligado a escribir el ensayo; ninguna otra actividad podrá satisfacerte.
¡Pero cuidado! Debes mantenerte alerta, consciente; Hyde rápidamente se dé
cuenta que el mensaje ‘estoy jugando en la computadora’, no está sucediendo, y
comenzará a emplear uno o varios de los distractores que llamamos venenos de los
que hablamos antes (cinismo, negativismo, derrotismo, evasión, postergación). Su
estrategia es implementar la autoconversación. Pero como ahora eres consciente de
lo que Hyde está diciendo, tú puedes combatir ese mensaje y repetir tu mensaje una
y otra vez, y e invalidar el mensaje de Hyde. Tu mente subconsciente responderá sólo
a un mensaje a la vez. Inténtalo. Cuando repites tu mensaje varias veces a tu
subconsciente, observarás como tu cuerpo y mente responden. Estarás sorprendida.
A manera de resumen, hay cuatro cosas trascendentalmente importantes que
debes considerar y aplicar para usar de manera favorable para ti el poder de la
palabra:
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 39	
• Conscientemente, háblate a ti misma sobre eso.
Mientras más lo hagas, mejor te volverás en eso.
Cualquier pensamiento, sensación/sentimiento, o
comportamiento practicado con regularidad, pronto se
convertirá en un hábito.
Créeme, este concepto simple cambiará tu vida. He visto a gente que intentó
esto por una semana sorprenderse ellos mismos con sus logros. Más tarde
aprenderás sobre otros instrumentos de autodisciplina para combinar con la
autoconversación orientada por la acción.
• Cuida tu lenguaje. La forma en que usas las palabras durante la
autoconversación tiene un impacto enorme en si tu
mente subconsciente trabaja para ti o contra ti. Por
ejemplo, cuando dices, ‘no puedo…’ en lugar de decir,
‘elijo no…’ comunicas a tu mente subconsciente que
no tienes opción en la situación.
Esto crea una actitud indefensa e incapaz sobre tu comportamiento y debilita
tu decisión. ‘Elijo ...’ implica que tienes una opción/elección en el asunto.
Igualmente, cuando dices que ‘debo ...’ y ‘tengo que …’ le dices a tu mente
subconsciente que no tienes ningún control sobre tu comportamiento, que
alguien o algo fuera de ti está al mando. Este no hace moverte con
entusiasmo hacia tus objetivos.
Por lo tanto, siempre di ‘elijo... (tal cosa)’, que, después de todo, por lo
general es la verdad del asunto. También, ten cuidado de usar ‘debería...’
Esto implica a tu mente subconsciente que tu opción de comportamiento está
siendo hecha desde una posición de culpa, lo que sirve para derrumbar tu
poder de autodisciplina.
Recuerda: es ‘elijo...’ Cuando tu mente subconsciente oye tus prioridades
declaradas de una forma poderosa y positiva, esta siente tu poder. Entonces
ella usa aquel poder para movilizar tus recursos interiores hacia el logro de
tus prioridades. En otras palabras, las palabras cuentan.
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 40	
• No solo lo pienses, dilo. Si expresas tus mensajes de
autoconversación en voz alta, estos serán aún más
efectivos, dado que involucran dos componentes físicos,
tu habla y tu escucha. Tus mensajes tendrán el poder y
apoyo de no sólo tu red mental, sino también de tu red física. Todos los
músculos y las funciones motoras que están implicadas en tu habla y tu
escucha serán activadas y alistadas en el proceso de moverte hacia realizar
tu actividad deseada. En otras palabras, mientras más partes de ti involucres
en tu autoconversación, más poderoso será el mensaje para tu mente
subconsciente. Considera incluir movimientos, decirlo cantando, etc. Por su
parte, tu mente subconsciente tendrá más fuerza para apoyar/sostener las
acciones que desees.
• La repetición es la llave al éxito. Mientras más repites tu mensaje, más
duro trabajará tu mente subconsciente hacia tus deseos. Hyde
es bueno con la autoconversación. Pero con la práctica, tú
pronto serás aún mejor. En estos momentos es cuando los
que te rodean se convierten en Hyde externos y comienzan a hacer burla de
ti. Cuestionas lo que haces, porqué lo hace, cómo lo haces. Saca a relucir tu
confianza en ti y en lo que haces y no permitas que te afecten. Sólo continúa,
si lo ves normal, así terminarán ellos viéndolo.
La razón principal por la que estas aprendiendo sobre la autoconversación
primero es porque tendrás que usarla inmediatamente en tu trato con Hyde
durante las etapas iniciales de este programa de desarrollo de autodisciplina.
La autoconversación será aún más poderosa cuando comienzas a
combinarla con los otros instrumentos que aprenderás más tarde. Pero por
el momento vamos a ver los datos específicos de cómo funciona la
autoconversación orientada por la acción. Estás a punto de aprender uno de
los instrumentos más poderosos en tu sistema de autodisciplina. ¡Lo usarás
para el resto de tu vida!
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 41	
PARTE IV
CONOCE A TU ENEMIGO
1. ¿Dónde está el enemigo?
La autodisciplina requiere afrontar ciertas realidades sobre
nosotros que preferimos ignorar. Una de esas realidades,
comprobadas, inobjetables, es que sentimos diversos y variados
tipos de miedos que condicionan qué, cómo, cuándo y por qué
pensamos lo que pensamos, hacemos lo que hacemos, actuamos
como actuamos. La mayoría de ellos, como seguro ya lo supones, alojados en nuestro
subconsciente.
¿Sorprendida? tal vez sí, o tal vez no, pero lo que tal vez si te sorprenda es que
esos miedos representan nuestras mayores barreras en nuestra búsqueda del tesoro
llamada autodisciplina.
…Otra Vez el Subconsciente. ¿Por qué?
Recuerda que antes dijimos que el subconsciente no es responsable de cómo
funciona ni de lo que hace; de alguna forma él está ‘programado’ para mantenernos
fuera del peligro, por ese motivo la mayoría de los miedos se almacenan en esa
escondida, hasta ahora, parte de nuestra mente. El subconsciente no puede ni debe
saber cuál miedo tiene un fundamento real y cual no, ya que su labor es defendernos
y esa información puede confundirlo, además de contrarrestar su eficacia para cumplir
la tarea que le corresponde.
¿En qué nos afectan y cómo lo hacen?
Existen, muchos tipos de miedos personales. Ellos afectan nuestro comportamiento
en distintos modos y grados. Los miedos subconscientes generan dudas y reservas
interiores, las cuales se alojan profundamente en nuestra mente y allí quedan
arraigadas. A menudo, escondemos estas sensaciones de las demás personas, pero
lo peor es que lo hacemos también de nosotros mismos.
Ellos desempeñan un papel de saboteador y hasta de destructor en todas las áreas
de nuestras vidas. Una de las manifestaciones de dicho saboteo, es que ciertos y
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 42	
específicos miedos subconscientes crean barreras entre nosotros y la autodisciplina.
Ellos provocan pensamiento, actitudes y acciones que se expresan comúnmente en:
postergación, pobres habilidades para administrar el tiempo y la evasión de
tareas.
¿Qué pasa cuando los enfrentas?
Crea ansiedad. La ansiedad es una sensación poderosa e incómoda que tratemos
de evitar a cualquier costo, incluso el autoengaño y la autodecepción. Hemos sido
condicionados para ver el miedo como una forma de debilidad o insuficiencia. Es por
ello que preferimos tratar de racionalizarlos, en lugar de simplemente de aceptarlos y
decir ‘tengo miedo’. Asociamos el miedo con el infantilismo. No queremos escuchar
expresiones como esta:
‘No tengas miedo, compórtate como una mujer, no como una niña’
Cualquier sugerencia de que algo nos atemoriza genera frases en nosotros como:
¿Cuál es el problema, miedo?’ ‘¿Cobarde yo?’ ¡Yo sí me atrevo!’’
¿Y entonces, cómo afrontamos esta situación?
a) Reconoce la verdadera naturaleza del problema
La mayor parte de nosotros cree en que si evitamos el suficiente tiempo una
situación desagradable o difícil esta finalmente se irá. Esto no ocurrirá. Al contrario,
solo cuando te des cuenta de tus miedos subconscientes, y aceptes que están allí,
dentro de ti, serás capaz de establecer una autodisciplina real. Los miedos
subconscientes nos impiden transformar las ideas en acciones. Sólo reconociéndolos
y aceptándolos podemos minimizar su inmovilizadora influencia. No podrás hacer
nada para liberarte de estos miedos si no los sacas a la luz. En este punto es
importante saber que los miedos son algo natural que nos identifica como seres
humanos, es por ello que tenemos que aceptarlos como una parte de nuestras
vidas. Esta es una realidad inevitable que tiene que ser aceptada por alguien que trata
de romper barreras. Jamás estaremos completamente libres de todos los miedos, pero
no tenemos que ser controlados por ellos. Parafraseando una frase célebre: ‘La peor
cosa a la que tenemos que temer es al miedo mismo’.
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 43	
b) Usa tu yo consciente
A fin de arrancar de raíz estos miedos sepultados, debemos ‘excavar como topos
hiperactivos’. De este modo, vamos a avanzar, a aprender varias caras de estos
molestos miedos, y reducir sus influencias en nuestro comportamiento. Nota que no
dije ‘librarnos de ellos’, dije, ‘reducir sus influencias en nuestro comportamiento’.
Los miedos son variados y diversos. Los sufrimos en varios grados. El primer paso
para controlarlos es conocerlos bien; aprender cómo funciona cada uno. Mientras más
conozcas sobre ellos mejores serán tus posibilidades de minimizar su influencia.
Mientras permanezcas escondidos en tu subconsciente nada cambiará. Es por ello
que tienes que hacerte consciente de toda esta situación.
2. Principales miedos a vencer
Los miedos que más interfieren en tu evolución y en tu desarrollo como ser humano
pleno son también los más comunes, debido a su origen y a su naturaleza. Estos
temores nos bloquean y nos impiden alcanzar no solo la autodisciplina, de hecho, son
las emociones que controlan cada paso que damos en nuestra vida, de allí la
importancia de controlarlos o mejor aún, erradicarlos totalmente de nuestros sistemas
de creencias, ya que no son necesarios para la supervivencia, tal y como te explique
en párrafos anteriores.
Al lograr erradicar estas emociones de tu mente habrás dando un paso enorme en
tu evolución. Tus grandes enemigos son los siguientes miedos:
• al fracaso
• al éxito
• al rechazo
• a la mediocridad
• a los riesgos
Una vez que has reconocidos los principales miedos que te impiden desarrollar la
habilidad de la autodisciplina estás casi listo para comenzar. Solo faltan detalles. Estos
detalles son instrucciones y advertencias que te proporcionaré a medida que vayas
desarrollando el programa.
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 44	
3. Antes de que empieces…
Prepárate para ejecutar el método en dos fases: en la
primera conocerás como actúan tus enemigos, y aprenderás
ejercicios creados cuidadosamente para neutralizar su poder
sobre ti; en la segunda, aprenderás técnicas y realizarás
ejercicio para eliminar actitudes negativas que nacen en tu
subconsciente. En ambos casos, todos diseñados para
incorporar simultáneamente tus sensaciones, pensamientos, y comportamientos en tu
programa de desarrollo de autodisciplina. Mientras más partes de ti involucres, más
comprometido/dedicado serás. Síguelos al pie de la letra. En todos escribirás. Las
siguientes son instrucciones generales:
• Escudriña en tu mente y encuentra las fuentes pasadas de tus actuales
pensamientos y sentimientos ya que ellos condicionan tu comportamiento y
éste a tus pensamientos y sentimientos. Todos los aspectos de tu persona
están relacionados. El objetivo es que logres explorar tus sentimientos sobre
ciertas actitudes que comúnmente derriban la autodisciplina. Hacer los
ejercicios te proveerá de un invaluable conocimiento sobre cuando, donde,
y de quien podrías haber recogido estos sentimientos y actitudes.
• Escribe realmente tus respuestas, no te limites sólo a pensar en los
ejercicios. Es enormemente importante que además de tu intelecto,
involucres tu sistema motor físico en esta parte de tu programa de
autodisciplina. El acto físico de la escritura activa e involucra tu sistema
motor físico, así incorporando más de todo tu yo en el proceso de
autodisciplina. No dejes que Hyde te impida de hacer los ejercicios.
• Lee tus respuestas y pregúntate cómo te sientes cuando lo haces, después
de completar cada ejercicio. Luego, si estás remotamente preocupado por la
privacidad, inmediatamente destruye lo que escribiste.
• Sé honesta (sólo tú verás tus respuestas); breve (no más que 15 minutos
por ejercicio) y específica (da nombres, detalles)
AHORA SÍ, ¡COMIENZA!
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 45	
PARTE V
CINCO PASOS PARA VENCER TUS MIEDOS
PASO 1: Vence tu miedo al fracaso
El fracaso no es algo que existe físicamente; ni
siquiera es una convención social. Es una bestia, pero
es solo una creación de tu subconsciente; el problema
es que allí se queda, pero no como tu prisionero, sino
como ¡tu carcelero! La buena noticia es que, si tú lo
creaste, entonces tú, y solo tú, lo destruyes.
Todos lo hemos sentido. Este es un fenómeno mental muy común. Es el mayor
obstáculo al éxito personal. Sorprende, pero es un hecho: si queremos el éxito, nuestra
primera preocupación es fracasar. Usamos más energía, más tiempo en el tema del
fracaso que en el del éxito.
Lo que la mayor parte de nosotros no comprende, sin embargo, es que estos
miedos están basados en un concepto erróneo contraproducente. En forma
equivocada, consideramos cualquier fracaso como una evaluación exacta de nuestro
valor. El efecto de fracasos pasados perdura en los oscuros rincones de nuestro
subconsciente, siempre estando al acecho, listo para recordarnos el dolor emocional
y las sensaciones inútiles que resultaron de un aparente fracaso pasado.
¿Por qué vemos el fracaso como algo terrible?
Porque psicológicamente tendemos a conectar el fracasado esfuerzo a nuestra
autoestima. No separamos la tarea de nosotros. Subconscientemente nos decimos:
‘La tarea fracasó, entonces soy un fracaso’. Seguramente una persona puede fallar
en una tarea particular o proyecto. Pero una persona no puede ser un fracaso. Se
puede fallar en la misma tarea numerosas veces y aún no ser un fracaso como
persona. Los ficticios horrores del fracaso que son grabados en nuestros cerebros
derriban nuestra capacidad de ejercer la autodisciplina en muchas de las esferas de
la vida. Y allí está lo que realmente tememos sobre el fracaso: ¡La Humillación!
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 46	
Dos formas contrarias de cómo manejar el miedo al fracaso
El primero
El escritor Lillian Hellman escribió una obra teatral exitosa llamada ‘The Children's
Hour’ (La Hora de los Hijos). Posteriormente, escribió otra obra, ‘Days to Come’ (Días
por Venir); esta última, al contrario de la primera, fue rechazada con severidad por los
por auditorios y críticos. La obra fue inmediatamente archivada. Tomando ese fracaso
del en forma personal, Hellman fue tan emocionalmente devastado que no pudo
escribir otra obra durante dos años. Incluso después de terminarla, la volvió a escribir
nueve veces. Además, a lo largo de una carrera larga y brillante, Hellman nunca
terminó con el dolor de aquella obra fracasada. Muchos años más tarde, escribió
sobre la humillación que ella sintió cuando los miembros del auditorio salían del teatro
durante la condenada apertura de la obra.
En diversos grados, reaccionamos a nuestros fracasos como lo hizo Lillian Hellman.
Más bien que verlos como evidencias de la experimentación y el crecimiento, nosotros
los humanos tendemos a experimentar los fracasos como golpes a nuestra
autoestima.
El segundo
Durante su fase experimental, la lámpara incandescente de Edison fracasó cientos
de veces. ¿Esto hizo a Edison un fracaso? Por supuesto no. Edison vio a cada fracaso
como un paso más cerca al éxito. En efecto, debido a su actitud en cuanto al fracaso,
él fue capaz de usar el poder de la autodisciplina a fin de perseverar. La experiencia
de Edison con la lámpara incandescente gráficamente demuestra la incoherencia de
unir el fracaso a la autoestima. Supongo que podríamos decir que Edison ‘vio la luz'.
Nuestros egos han sido entrenados por la sociedad, las escuelas, y los padres para
que interpreten que fallar es algo de lo cual deberíamos estar avergonzados. Por
consiguiente, durante el crecimiento nos volvimos menos dispuestos a intentar algo
en lo cual estábamos inseguros de tener éxito; nuestro pensamiento subconsciente
decía ‘Si fallo, me veré como una tonta’.
Este proceso de pensamiento continúa subconscientemente; no somos
conscientes de su poderosa influencia en nuestro comportamiento. Sin importar la
tarea intentada, esta creencia anula nuestro poder de autodisciplina; este carece de
plena fuerza y del completo apoyo de nuestra personalidad. Somos como un motor de
seis cilindros que solo funciona con cuatro.
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 47	
¿Cuáles son los resultados personales de tal escenario?
Debido a este tipo de pensamiento, es más fácil seguir comiendo compulsivamente,
bebiendo, o fumando en vez de arriesgarse la autohumillación que acompaña un
intento frustrado de cambiar. Considera a la persona de negocios ‘postergadora’ que
no puede realizar puntualmente las tareas requeridas en su trabajo. El miedo al
fracaso está operando allí. Él teme autodegradarse, a perder prestigio más que perder
dinero; entonces él subconscientemente se dice que, si falla, no será tan humillante a
que si él no se dedicó totalmente. De manera que él se dice subconscientemente
‘Después de todo, yo realmente no lo estaba intentándolo’.
Esta misma torcida lógica subconsciente funciona dentro de los estudiantes que no
pueden lograr estudiar o completar tareas a tiempo. Irónicamente, mientras esta
actitud proporciona un falso escudo ante la autohumillación implicada en el fracaso,
esta misma actitud también desempeña un papel significativo en la mayoría de las
iniciativas fracasadas. Ya que, a menos que uno mismo se involucre totalmente, la
tarea que se quiere realizar no alcanza el éxito esperado.
¿Cómo combatir el miedo al fracaso?
Para que la autodisciplina pueda ser alcanzada y usada, primero el miedo al fracaso
debe ser aceptado y luego revelado como el saboteador subconsciente que es.
Cuando finamente saquemos a la luz el miedo al fracaso, veremos que el sentimiento
de humillación es lo que realmente lo sostiene. Por lo tanto, debemos recordarnos
continuamente que el fracaso no implica humillación, a menos que lo decidamos así
en nuestras propias mentes. El fracaso puede ser visto como un escalón en vez de
que como una lápida. Una vez que esta realidad es totalmente aceptada, el miedo al
fracaso pierde su poder de sabotear nuestra meta de lograr la autodisciplina en
nuestra vida.
En resumen:
Subconscientemente, unimos el fracaso a la humillación. Es el miedo a la
humillación el que realmente nos obstaculiza para atrevernos a intentar lograr muchos
de nuestros sueños y metas. En lo que la autodisciplina se refiere, el compromiso es
un ingrediente necesario, y el miedo a la humillación limita nuestra capacidad de crear
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 48	
un fuerte compromiso con nuestras iniciativas elegidas, tanto las grandes como las
pequeñas. La fórmula para reducir el miedo al fracaso está en tu elección decidida y
firme, a través de la autoconversación, a rechazar que tu mente relaciones el fracaso
a tu autoestima. ¡No tienen nada que ver uno con el otro! Cuando rechazas en tus
autoconversaciones el percibir al fracaso como una lápida y, por el contrario, lo
interpretas consciente y maduramente como un escalón al éxito, inmediatamente
multiplicas tu poder de compromiso; y este automáticamente refuerza tu poder de
autodisciplina.
¡Ahora que conoces el poder inhibidor del miedo al fracaso, puedes ver la
necesidad de reducir al mínimo ese poder!
Ejercicio Nº 1: Contra el Miedo al Fracaso
El ejercicio siguiente te pondrá en contacto con tus propias sensaciones
subconscientes sobre el fracaso y la humillación. Estas sensaciones te afectan
emocional, intelectual, y hasta físicamente más de lo que quizás seas consciente. Está
diseñado para ayudarte a descubrir tus preocupaciones y emociones escondidas en
cuanto a miedo al fracaso. Antes, te recordamos cómo hacer los ejercicios:
Las reglas para realizar los ejercicios debes cumplirlas SIEMPRE: se honesta,
específica, breve (quince minutos, máximo) y, sobre todo, ¡escribe!
Escribir será lo más difícil. Hyde echará un vistazo por tu hombro y te dará una
carga de motivos para simplemente pensar en ellos más bien que escribirlos. Por lo
tanto, que te sientas dudoso e incómodo es una reacción común. Sin embargo, si
avanzas estarás asombrado por los resultados.
Mientras escribes, presta atención, de manera precisa y detallada, a tus reacciones
físicas y emocionales.
Físicamente: ¿aprietas tus dientes? ¿Se aprietan cualquiera de tus músculos?
¿Tus músculos del estómago? ¿Del cuello? ¿Notas algún cambio de tu ritmo de
respiración? ¿Más rápido? ¿Superficial?
Emocionalmente: ¿Experimentas el daño de nuevo? ¿Te sientes asustado?
¿Enojado? ¿Agresivo? ¿Avergonzado?
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 49	
Es trascendental que tomes nota de tus reacciones cuando completas cada uno
de los ejercicios en todo este programa de autodisciplina. Tus reacciones te darán un
valioso conocimiento de cuánto tu actual comportamiento es subconscientemente
afectado por las experiencias pasadas que recordaste.
Comencemos…
Rememora tres experiencias pasadas que percibiste como fracasos, errores, o un
comportamiento torpe. Anótalas.
Busca estas tres experiencias de cualquier área de tu vida: trabajo, amor, ocio, etc.
La única regla aquí requiere que estas situaciones o acontecimientos debieran ser las
experiencias más vergonzosas y más humillantes que puedas recordar. Estarás
tentada a tomar todas estas tres experiencias de un tiempo reciente en tu vida porque
todavía conscientemente sientes su aguijón. Pero, no lo hagas. En cambio, toma dos
de ellas de tus recuerdos más antiguos. Explora tu infancia. Esto te dará una
conciencia sobre cómo, cuando, y donde tus actitudes y creencias sobre el fracaso
fueron originadas. Como fantasmas, los fracasos pasados nos persiguen. En efecto,
las experiencias pasadas realmente afectan nuestro comportamiento presente.
Anotando tus peores experiencias, le darás una forma concreta a estos fantasmas.
Luego puedes encararlos directamente. Este será tu primer paso hacia tu liberación
de sus influencias.
Antes que continúes:
¿Realmente escribiste el ejercicio como se te instruyó? ¿En serio fuiste estricta con
el procedimiento tal y cual se te pidió? ¿seguiste al pie de la letra las instrucciones
que te fueron proporcionadas?
Si tu respuesta a alguna de las preguntas anteriores ha sido un "NO", entonces
tuviste un encuentro con Hyde y fuiste manipulada por él. Te venció en tu primera
batalla. Por favor, NO CONTINÚES hasta que hayas tomado los pocos minutos
necesarios de completar el ejercicio precedente, de eso depende el éxito del ejercicio.
Recuerda que puede que Hyde te gane varias batallas, pero tú debes levantarte,
sacudirte el polvo y seguir adelante hasta alcanzar tu propósito. Está en juego una
vida exitosa para ti, no permitas que te quites tu misma esta gran oportunidad.
Autodisciplina en 10 Pasos
	
	 50	
PASO 2: Vence tu miedo al éxito
El Diccionario de la Real Academia
Española define al éxito como ‘Resultado feliz
de un negocio, actuación, etc.’ Nada
atemorizante, ¿verdad? Entonces, ¿qué hay
que temerle al éxito? ¿No quieren todos ‘un
resultado feliz’? Oh, si la vida fuera tan simple.
Lamentablemente, sin embargo, no lo es.
Como una espada de doble filo, el éxito se
divide en dos caminos. Todos estamos tan
cautivados con su lado bueno que tendemos a
pasar por alto su lado malo.
Subconscientemente, sin embargo, nuestras
sensaciones en cuanto al lado negativo del
éxito están muchísimo más vivas y activas.
Una percepción negativa subconsciente del éxito puede dominar nuestro deseo
consciente de alcanzarlo. Naturalmente, cuando esto pasa, nuestros poderes de
autodisciplina operan a mitad de fuerza; después de todo, una parte subconsciente de
nosotros realmente no quiere el éxito debido a todas las responsabilidades y
complicaciones que van junto con él. Si tememos al éxito, al igual que ocurre con todas
las fuerzas subconscientes, seremos incapaces de luchar contra él mientras no
seamos totalmente conscientes de su existencia y de cómo actúa.
Aunque parezca difícil de creer, hay personas cuyo peor propio enemigo es el
éxito; estas personas parecen hacer todo lo imaginable para mantenerse a una
distancia segura del éxito. Esa son la minoría. La mayoría tiene diferentes grados de
miedo al éxito, y es que de alguna manera casi todos, hasta cierto punto, deseamos
reservarnos de las consecuencias negativas del éxito. Sin embargo, estos factores
negativos de los cuales deseamos salvarnos no son nada más que sombras; estas
las desaparecen cuando las exponemos a la luz.
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant
Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant

Más contenido relacionado

Similar a Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant

Auto disciplina en diez dias theodore bryant
Auto disciplina en diez dias theodore bryantAuto disciplina en diez dias theodore bryant
Auto disciplina en diez dias theodore bryant
rock588
 
Autodisciplina en diez dias theodore bryant
Autodisciplina en diez dias   theodore bryantAutodisciplina en diez dias   theodore bryant
Autodisciplina en diez dias theodore bryant
Yhouluz Sergent
 
AUTODISCIPLINA EN DIEZ DIAS - THEODORE BRYANT - 111 PAGINAS.pdf
AUTODISCIPLINA EN DIEZ DIAS - THEODORE BRYANT - 111 PAGINAS.pdfAUTODISCIPLINA EN DIEZ DIAS - THEODORE BRYANT - 111 PAGINAS.pdf
AUTODISCIPLINA EN DIEZ DIAS - THEODORE BRYANT - 111 PAGINAS.pdf
JulioAguilar614069
 
Auto disciplina. en Diez Días.pdf
Auto   disciplina.  en   Diez   Días.pdfAuto   disciplina.  en   Diez   Días.pdf
Auto disciplina. en Diez Días.pdf
emilioyosmar
 
Auto.disciplina
Auto.disciplinaAuto.disciplina
Auto.disciplina
Anderson Ortega
 
Auto disciplina-en -diez--dc3adas-theodore-bryant
Auto disciplina-en -diez--dc3adas-theodore-bryantAuto disciplina-en -diez--dc3adas-theodore-bryant
Auto disciplina-en -diez--dc3adas-theodore-bryant
Julio Arnulfo Vivar Gonzalez
 
Auto.disciplina.en.diez.días. .theodore.bryant (1)
Auto.disciplina.en.diez.días. .theodore.bryant (1)Auto.disciplina.en.diez.días. .theodore.bryant (1)
Auto.disciplina.en.diez.días. .theodore.bryant (1)
Carmen Osses
 
Auto-disciplina-en-10-dias-theodore-bryant
 Auto-disciplina-en-10-dias-theodore-bryant Auto-disciplina-en-10-dias-theodore-bryant
Auto-disciplina-en-10-dias-theodore-bryant
Cristo Viene
 
10 dias
10 dias10 dias
Coaching para lograr objetivos
Coaching para lograr objetivos Coaching para lograr objetivos
Coaching para lograr objetivos
Ignasi Martín Morales
 
Presentación Corporativa Decides
Presentación Corporativa DecidesPresentación Corporativa Decides
Presentación Corporativa Decides
jrivas
 
La Administracion De Uno Mismo
La Administracion De Uno MismoLa Administracion De Uno Mismo
La Administracion De Uno Mismo
Alejandra
 
Coach_Gerupdf
Coach_GerupdfCoach_Gerupdf
Coach_Gerupdf
Geraldine Zuidwijk
 
Http _www.emagister.com_comparte-tus-cursos_get_pdf.cfm_qs=4_orientador-psic...
Http  _www.emagister.com_comparte-tus-cursos_get_pdf.cfm_qs=4_orientador-psic...Http  _www.emagister.com_comparte-tus-cursos_get_pdf.cfm_qs=4_orientador-psic...
Http _www.emagister.com_comparte-tus-cursos_get_pdf.cfm_qs=4_orientador-psic...
Valeska Cristina Jensen Guzman
 
Presentación counseling
Presentación counseling Presentación counseling
Presentación counseling
ArtistasInfantil Infantil
 
Charla - ProduSIendo.pptx
Charla - ProduSIendo.pptxCharla - ProduSIendo.pptx
Charla - ProduSIendo.pptx
Vicente Moreno
 
Técnicas del Coaching
Técnicas del CoachingTécnicas del Coaching
Técnicas del Coaching
frivaspz
 
Info licensed practitioner nlp 2016
Info licensed practitioner nlp 2016Info licensed practitioner nlp 2016
Habilidades de coaching, inteligencia emocional y PNL en la deshabituación ta...
Habilidades de coaching, inteligencia emocional y PNL en la deshabituación ta...Habilidades de coaching, inteligencia emocional y PNL en la deshabituación ta...
Habilidades de coaching, inteligencia emocional y PNL en la deshabituación ta...
SaludBasadaEmociones
 
Guia 5
Guia 5Guia 5

Similar a Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant (20)

Auto disciplina en diez dias theodore bryant
Auto disciplina en diez dias theodore bryantAuto disciplina en diez dias theodore bryant
Auto disciplina en diez dias theodore bryant
 
Autodisciplina en diez dias theodore bryant
Autodisciplina en diez dias   theodore bryantAutodisciplina en diez dias   theodore bryant
Autodisciplina en diez dias theodore bryant
 
AUTODISCIPLINA EN DIEZ DIAS - THEODORE BRYANT - 111 PAGINAS.pdf
AUTODISCIPLINA EN DIEZ DIAS - THEODORE BRYANT - 111 PAGINAS.pdfAUTODISCIPLINA EN DIEZ DIAS - THEODORE BRYANT - 111 PAGINAS.pdf
AUTODISCIPLINA EN DIEZ DIAS - THEODORE BRYANT - 111 PAGINAS.pdf
 
Auto disciplina. en Diez Días.pdf
Auto   disciplina.  en   Diez   Días.pdfAuto   disciplina.  en   Diez   Días.pdf
Auto disciplina. en Diez Días.pdf
 
Auto.disciplina
Auto.disciplinaAuto.disciplina
Auto.disciplina
 
Auto disciplina-en -diez--dc3adas-theodore-bryant
Auto disciplina-en -diez--dc3adas-theodore-bryantAuto disciplina-en -diez--dc3adas-theodore-bryant
Auto disciplina-en -diez--dc3adas-theodore-bryant
 
Auto.disciplina.en.diez.días. .theodore.bryant (1)
Auto.disciplina.en.diez.días. .theodore.bryant (1)Auto.disciplina.en.diez.días. .theodore.bryant (1)
Auto.disciplina.en.diez.días. .theodore.bryant (1)
 
Auto-disciplina-en-10-dias-theodore-bryant
 Auto-disciplina-en-10-dias-theodore-bryant Auto-disciplina-en-10-dias-theodore-bryant
Auto-disciplina-en-10-dias-theodore-bryant
 
10 dias
10 dias10 dias
10 dias
 
Coaching para lograr objetivos
Coaching para lograr objetivos Coaching para lograr objetivos
Coaching para lograr objetivos
 
Presentación Corporativa Decides
Presentación Corporativa DecidesPresentación Corporativa Decides
Presentación Corporativa Decides
 
La Administracion De Uno Mismo
La Administracion De Uno MismoLa Administracion De Uno Mismo
La Administracion De Uno Mismo
 
Coach_Gerupdf
Coach_GerupdfCoach_Gerupdf
Coach_Gerupdf
 
Http _www.emagister.com_comparte-tus-cursos_get_pdf.cfm_qs=4_orientador-psic...
Http  _www.emagister.com_comparte-tus-cursos_get_pdf.cfm_qs=4_orientador-psic...Http  _www.emagister.com_comparte-tus-cursos_get_pdf.cfm_qs=4_orientador-psic...
Http _www.emagister.com_comparte-tus-cursos_get_pdf.cfm_qs=4_orientador-psic...
 
Presentación counseling
Presentación counseling Presentación counseling
Presentación counseling
 
Charla - ProduSIendo.pptx
Charla - ProduSIendo.pptxCharla - ProduSIendo.pptx
Charla - ProduSIendo.pptx
 
Técnicas del Coaching
Técnicas del CoachingTécnicas del Coaching
Técnicas del Coaching
 
Info licensed practitioner nlp 2016
Info licensed practitioner nlp 2016Info licensed practitioner nlp 2016
Info licensed practitioner nlp 2016
 
Habilidades de coaching, inteligencia emocional y PNL en la deshabituación ta...
Habilidades de coaching, inteligencia emocional y PNL en la deshabituación ta...Habilidades de coaching, inteligencia emocional y PNL en la deshabituación ta...
Habilidades de coaching, inteligencia emocional y PNL en la deshabituación ta...
 
Guia 5
Guia 5Guia 5
Guia 5
 

Autodisciplina en 10 pasos. Una edición del libro original de Theodore Bryant

  • 2. AUTODISCIPLINA EN DIEZ PASOS Una adaptación de la obra original “Autodisciplina en 10 Días” de... Theodore Bryant Especialista en Comportamiento humano Master en trabajo social Un sistemático abordaje psicológico en palabras sencillas Rápido de empezar Efectivo al usar Fácil de seguir “Theodore Bryant ha creado un excitante, poderoso, y muy eficaz curso de autodisciplina. ¡Su curso 'acelerado' te llevará de estar pensando, soñando, y deseando a estar en acción!” Hub Publishing Traducido al español por Forni “Este libro fue traducido y pasado a formato PDF para facilitar su difusión, y con el propósito de que, así como usted lo recibió, pueda llegar a alguien más.” Adaptación por Carlos Rivas “Esta adaptación es un esfuerzo por mejorar la traducción, redacción y presentación visual para una lectura más atractiva y agradable, además de adecuarla para la mujer. La misma no tiene ningún propósito comercial.” HUB Publishing Human Understanding and Behavior Publishing Seattle, Washington
  • 3. Autodisciplina en 10 Pasos ii DEDICATORIA EL AUTOR: A toda la gente que ha asistido a mis cursos de autodisciplina, seminarios, y conferencias, ya que ellos… « me proveyeron del deseo y motivación para escribir este libro. « me permitieron crear un sistema de autodisciplina que puede funcionar para cualquiera. « me enseñaron, y esto es lo más importante, que el mayor placer de la vida está en la ayuda de otros a llevar a cabo sus deseos. Por su ayuda, por sus enseñanzas, mi agradecimiento más sincero. A todos ellos dedico este libro. EL ADAPTADOR: A mi hija Gabriela… Por darme la oportunidad de conocer el amor verdadero; ese que es incondicional; que te lleva a hacer lo que sea por el ser amado más allá de ti mismo, todo sin esperar nada a cambio, ni siquiera ser correspondido. ¡Adelante guerrera!
  • 4. Autodisciplina en 10 Pasos iii SOBRE EL AUTOR Theodore Bryant es experto en comportamiento humano, graduado en la Escuela de Asistencia Social en la Universidad de Utah, con Master en Trabajo Social, donde también fue profesor clínico durante más de una década. Su trayectoria profesional incluye experiencia como psicoterapeuta, gerontólogo, escritor, y orador. Ha dictado conferencias en institutos de educación universitaria como la Universidad de Washington, la Universidad de Tennessee, y la Universidad de Oregón. Ha sido asesor en proyectos financiados por fuentes diversas como el Seattle/King County Developmental Disabilities Division y el programa federal Small Business Innovación Research Theodore. Ha desarrollado numerosos videos de entrenamiento personales, guías de recursos para consumidores, y una variedad de guías para agencias locales, estatales, y federales, como así para negocios privados. Por sus muchas apariciones en los medios, el Sr. Bryant ha ayudado a miles de personas a desarrollarse y reforzar su autodisciplina. Bryant ha conducido cursos de autodisciplina, talleres y seminarios. Sus cursos de autodisciplina han alcanzado a gente de una amplia variedad de sectores, desde artistas hasta atletas, desde la gente de negocios hasta al público general. Su estilo dinámico de enseñanza a menudo fue descrito como "indoloro y eficaz." Combinando el ingenio con la sabiduría, él mantiene a su audiencia riendo mientras estos aprenden cómo aumentar su autodisciplina en forma rápida. ‘Theodore Bryant, ha creado un excitante, poderoso, y muy eficaz curso de autodisciplina. ¡Su curso 'acelerado' te llevará de estar pensando, soñando, y deseando a estar en acción!’ Hub Publishing
  • 5. Autodisciplina en 10 Pasos iv CONTENIDO Dedicatoria ii Sobre el autor iii Palabras introductorias 6 Puedes cambiar lo que quieras dentro de ti 6 Propósito y origen del sistema 7 Características del sistema 7 Date un chance 8 Parte I: Como usar este libro 8 Parte II: Preparación para aprender 12 Preceptos previos 12 ¿Qué es eso que llaman ‘éxito’? 13 El éxito, un perfil 14 ¿Qué es autodisciplina? 15 Síntomas y causas de la ausencia de autodisciplina 17 Niveles mentales: Consciente, inconsciente, subconsciente 19 Preguntas y respuestas sobre los tres niveles mentales 22 Parte III: Doble personalidad 25 Conoce tu otro yo 25 Tu ‘yo Hyde’: venenos y antídotos 27 La autoconversación y sus claves para la transformación 33 Parte IV: Conoce a tus enemigos 41 ¿Dónde está el enemigo? 41 Principales miedos a vencer 43 Antes de que empieces 44 Parte V: Cinco pasos para vencer a tus enemigos 45 Paso 1: vence tu miedo al fracaso 45 Paso 2: vence tu miedo al éxito 50 Paso 3: vence tu miedo al rechazo 54 Paso 4: vence tu miedo a la mediocridad 60 Paso 5: vence tu miedo a los riesgos 63 Parte VI: Cinco pasos para creer solo lo que debes creer 69 Entendiendo los sistemas de creencias subconscientes 69 Cinco etapas de la autodisciplina 70 Herramientas que dan poder 71 Paso 6: ‘visualización vs actitud ‘todo o nada’ 72
  • 6. Autodisciplina en 10 Pasos v Paso 7: el sistema de recompensas vs creencia ‘debo ser perfecta’ 77 Paso 8: afirmaciones vs actitud ‘lo hago solo si no me incomoda’ 84 Paso 9: la relajación vs actitud ‘no puedo cambiar’ 89 Paso 10: hoja de objetivos vs actitud ‘algo terrible pasará’ 97 Parte VII: Integrando todo lo que sabes 102 Tu conocimiento en acción 102 Etapa de Decisión 103 Etapa de Preparación 106 Etapa de Acción 109 Etapa de Mantenimiento o Finalización 111 Una nota final 115
  • 7. Autodisciplina en 10 Pasos - 6 - PALABRAS INTRODUCTORIAS 1. Puedes cambiar lo que quieras dentro de ti. Frecuentemente, en los talleres, seminarios o clases de autodisciplina que ofrezco, oigo una misma pregunta una y otra vez, hecha por personas como tú, que de una u otra forma no están conformes con su existencia, pero que son escépticas con la posibilidad de un cambio en sus vidas: ¿Realmente puedo mejorar mi autodisciplina en sólo diez pasos? Mi respuesta a los que preguntan siempre es la misma: ¡Claro que sí! Lo mismo te lo digo a ti: Realmente, positivamente, absolutamente, definitivamente ¡SÍ! Si practicas este método paso a paso, fielmente, tal y cual te instruyo, experimentarás grandes cambios positivos en tu vida, tanto en tu visión de esta, como en tu actitud ante ella, ¡desde el mismo primer día que inicies este programa! Pero cuidado: para que todo ello ocurra, debes tener, desde ya, bien claro que debes cumplir estas estas dos condiciones:
  • 8. Autodisciplina en 10 Pasos - 7 - Primero: Solo tu convicción plena y absoluta y tu disposición física, mental y espiritual a ser una persona de éxito puede llevarte a alcanzar los cambios deseados; en caso contrario, si lees este libro creyendo que eso es suficiente para lograrlos, solo te estás engañando a ti misma, y más aún si quieres completar el programa aquí expuesto. Segundo: El éxito en alcanzar tu meta de cambios para lograr verdadera autodisciplina será en proporción directa a la rigurosidad que tengas en seguir el programa de este libro. Visto de otro modo, si sigues el método al pie de la letra, el resultado será logrado en un 100%; pero si, por el contrario, sigues el programa solo parcialmente, el resultado que se obtenga será igualmente parcial. Si no cumples o no estás dispuesta a cumplir con algunas de estas dos condiciones arriba enumeradas, acepta que no estás preparada para el éxito. Si lo deseas con el corazón, puedes intentarlo cuando realmente lo estés. 2. Propósito y Origen del Sistema El propósito del sistema que te propongo es proveerte de un método sistemático, directo, sencillo y efectivo que te permita desarrollar el hábito de la autodisciplina como forma de vida para que alcances todos los beneficios que ella genera. Este sistema viene de años de experimentación e investigación, no obstante, las técnicas y ejercicios contenidas en este libro vinieron de una fuente insuperable: los testimonios de personas de diferentes sexos, de todas las condiciones sociales, religiones y regiones que lo han puesto en práctica. Ellos son la mayor y mejor expresión de que solo la convicción, la disposición, la paciencia y la perseverancia, bien orientadas, son la base del éxito en la vida. 3. Características del Sistema a) Lenguaje sencillo: Para facilitar tu lectura, comprensión y aprendizaje, usaré un abordaje sencillo, práctico y directo, sin explicaciones muy extensas o un vocabulario muy técnico. A pesar de que se abordarán temas que en principio lucen complejos, el dominio que poseo de los mismos me permiten exponerlos de forma tal que cualquiera los entienda.
  • 9. Autodisciplina en 10 Pasos - 8 - b) Métodos rápidos y fáciles: Concentra tu esfuerzo en obtener los beneficios reales del programa, el cual contiene métodos rápidos y fáciles para mejorar la autodisciplina, con altísimos niveles de efectividad. ¿Notaste que no dije los mejores métodos? Los ‘mejores’ métodos pueden tomar mucho tiempo y esfuerzo para entenderlos y usarlos. Aprenderás lo que tienes que saber; olvidarás lo que tienes que desechar. c) Explicación y uso de psicología: La mayor parte de nosotros no sabe cómo funciona la psicología de la autodisciplina, por lo que no siempre la usamos. Aquí, sí aprenderás a hacerlo. Serás consciente de muchos conceptos, técnicas e instrumentos que te ayudarán a lograr la autodisciplina. d) Comprensión precisa de lo que es la autodisciplina: Este sistema te dará las herramientas para desarrollar muy rápidamente esta habilidad. Sí, habilidad. Mis experiencias con miles de personas me han enseñado que la autodisciplina es simplemente una habilidad que cualquiera puede aprender a usar. Algunos privilegiados la aprendieron de padres, amigos, o parientes; otros de en la escuela, en la práctica de deportes, las fuerzas armadas y hasta es posible que hasta por intuición propia u autoformación. Nadie viene al mundo con ella. Su mejoramiento, como el mejoramiento de cualquier habilidad, es simplemente un asunto de educación, entrenamiento y práctica. 4. Date un chance Date a ti misma una oportunidad; dásela al método. Si estás leyendo este libro es porque te has paseado por al menos un libro de autoayuda anteriormente. Lamentablemente, ya esa expresión, ‘autoayuda’, la han pervertido como un simple un género literario; eso no es por sí mismo algo malo; lo negativo es que muchos escriben solo para vender libros, muchas veces usando argumentos sin ninguna base científica. No obstante, también hay muchos libros de este género que pudieran surtir algún efecto en ti; pero la palabra ‘autoayuda’ se refiere que, al final del día, tú, y solo tú, eres la responsable de cualquier beneficio que puedas obtener de cualquier método que practiques.
  • 10. Autodisciplina en 10 Pasos - 9 - En otras palabras, no trates de esconder tus temores y falta de disposición y convicción descalificando a muchas personas que honestamente han escrito algo para ayudar a la humanidad. Si aceptas que eres la responsable de todas y cada una de las cosas que ocurren en tu vida, significa que también sabes que tu bienestar, tu éxito y tu felicidad están en tus propias manos. ¿Estás dispuesta a hacerlo? ¿Sí? Bueno, ¡adelante, inicia tu andar a la transformación de tu vida! Solo te pido que Confíes en ti misma. Vence tus miedos y asume un sistema de creencias que te permitan evolucionar. Si prefieres no hacerlo, entonces, resígnate a seguir revolcándote en el chiquero del autoengaño y la mediocridad. Eso sí, no culpes a nadie más de tus fracasos e infelicidad. Recuerda: todo lo que te pasa única y exclusivamente por TU DECISIÓN, tanto lo bueno como lo malo. ¡Advertencia! Cada lección, técnica y ejercicio, fueron diseñados para seguir al que lo precede, por lo que debe ejecutarse en el orden que se te presentan... ¡no los cambien o los saltes!
  • 11. Autodisciplina en 10 Pasos 10 PARTE I COMO USAR ESTE LIBRO ‘Un día a la vez’. Este es un buen consejo a la hora de hacer un cambio de actitud. No ‘devores’ este libro; no saltes de capítulo en capítulo. Tampoco te saltes alguna parte. Si omitiste leer las palabras introductorias comenzaste muy mal. ¡Vuelve atrás y léelas cuidadosamente! Léelo tal y cual se te indica, pero tampoco te tardes demasiado. Léelo como lo que es: un manual ordenado y sistemático que debes seguir al pie de la letra para obtener de él lo que se te ofrece. Antes que abordes el plan aquí explicado, asegúrate de familiarizarte con toda la información necesaria para entender los fundamentos del programa. La mayor parte de los fracasos en la búsqueda de la autodisciplina ocurren debido a una carencia de preparación previa. Una vez que hayas leído, comprendido y asumido lo expuesto en esta primera parte, estarás lista para abordar la mayor parte del contenido del libro; oportunamente te proporcionaré información adicional necesaria. Entender bien lo aquí expuesto te garantiza que el entrenamiento a lo largo de los diez pasos del programa será fácil y pronto pondrás la autodisciplina en acción. Lo he visto pasar una y otra vez. La Parte I, Cómo usar este libro, que lees en este momento, tiene el propósito de darte orientaciones de cómo abordar lo más apropiadamente posible la lectura, de manera que logres la compresión, el aprendizaje y la aplicación del programa para el desarrollo de la autodisciplina, tal y cual acá se define y explica. La parte II, Preparación para aprender, te orienta para que puedas aprender sobre algunos conceptos y tópicos que debes manejar adecuadamente para abordar el sistema con éxito. Algunos son: el éxito: qué es, de qué depende, lo que NO es éxito; la autodisciplina: qué es, el porqué de la ausencia de esta, sus causas y efectos; otros importantes son consciencia, subconsciencia e inconsciencia (en palabras sencillas que te permitan entender esto términos bastante técnicos).
  • 12. Autodisciplina en 10 Pasos 11 La Parte III, Doble personalidad, te permitirá entender, de manera muy sencilla, aspectos de tu personalidad (es decir, tu mente) que necesitas manejar para poder dar el paso trascendental de lograr ser autodisciplinada. Está diseñada para proveerte de la preparación psicológica necesaria para hacer funcionar este programa para ti. La Parte IV, Conoce a tus enemigos, te permite reconocer y comprender una serie de ideas, más bien temores, profundamente enraizadas en tu subconsciente que controlan tus percepciones, tus pensamientos, tus sentimientos, tus decisiones y tus acciones; en otras palabras, significan todo lo que eres, toda tu vida. La Parte V, Cinco pasos para vencer a tus enemigos, es el inicio del programa. Son los primeros cinco pasos del plan. Estos pasos te allanarán el camino a una condición previa para poder alcanzar tu propósito de tener la autodisciplina como una poderosa herramienta para tu desarrollo y evolución. Estos pasos y el tiempo que dediques a ellos tienen un propósito crítico: tumbar las primeras barreras que te separan de la autodisciplina: tus miedos. Estés consciente o no de ello, la mayoría de nosotros estamos llenos de miedos, muchos de ellos difíciles de entender y hasta de aceptar. Muchos seres humanos, sin saberlo o aceptarlo, tienen miedos. Tus cinco primeros pasos los dedicarás a hacerte consciente de tus miedos más significativos y a emplear algunas herramientas que te serán otorgadas para erradicarlos. La Parte VI, Cinco pasos para creer sólo lo que debes creer, estará dedicada a los siguientes cinco pasos del plan. Conocerás y usarás herramientas para entender tu sistema de creencias, conscientes o inconscientes, cambiando lo que te perjudica y reforzando lo que te beneficia, además de incorporar nuevos sistemas de creencias. La Parte VII, Integrando lo aprendido, última del libro, te orientará para que integres, practiques y refuerces lo aprendido. Si no haces esto, lo aprendido previamente lo perderás, como cualquier habilidad que se deja de usar. Si no cumples este paso, será una forma inconsciente de autoengaño autodestructivo; será como querer demostrarte a ti misma que no puedes lograrlo. Es tu momento de la verdad. Recuerda: ¡Sigue las instrucciones! ¡Haz los ejercicios en orden!
  • 13. Autodisciplina en 10 Pasos 12 PARTE II PREPARACIÓN PARA APRENDER 1. Preceptos previos Es importante tener preceptos o principios orientadores que nos permitan tener una visión de las cosas, de la posición que debemos asumir y las acciones que debemos llevar a cabo ante todo lo que la vida pone delante de nosotros, más allá de que, sin lugar a dudas, todo lo que nos ofrece la vida lo hemos creado y/o atraído nosotros mismos. En este sentido, citamos una serie de frases que pueden ser recordatorios permanentes de ciertas verdades que jamás debemos olvidar. Para ello, vamos a citar algunas frases de Jorge Bucay (1949), psicodramaturgo, terapeuta gestáltico y escritor argentino. Recomendamos sus libros y sus redes sociales, especialmente su canal YouTube. « Tú eliges hacia dónde y tú decides hasta cuándo, porque tu camino es un asunto exclusivamente tuyo. « Debes hacer por ti lo que tú mismo debes hacer. La existencia no admite representantes. « Nadie puede saber por ti. Nadie puede crecer por ti. Nadie puede buscar por ti. Nadie puede Sólo si me siento valioso por ser como soy, puedo aceptarme, puedo ser auténtico, puedo ser verdadero. « El camino marca una dirección. Y una dirección es mucho más que un resultado. « Equivocarse es parte importante del aprendizaje, pues sin equivocaciones no hay crecimiento. « Cada cosa que yo hago y cada cosa que decido dejar de hacer está motivada por un deseo, pueda yo identificarlo o no. « El deseo solamente sirve mientras este se dirija hacia la acción que lo satisfaga. « El único temor que me gustaría que sintieras frente a un cambio es el de ser incapaz de cambiar con él; creerte atado a lo muerto, seguir con lo anterior, permanecer igual. « Solo me inquieta un poco pensar que tal vez mañana yo sea demasiado viejo para hacer lo que he dejado pendiente. « La cultura del consumo ha creado como consecuencia una actitud de rivalidad y comparación que nos educa a confrontarnos con otros. « No me gusta esa educación según la cual tú tienes que pelearte por superar a los demás y no por superarte a ti mismo. « No comparto esa educación según la cual tú eres bueno si eres mejor que alguien, y eres malo si eres peor que otros.
  • 14. Autodisciplina en 10 Pasos 13 2. ¿Qué es eso que llaman ‘éxito’? Existen muchas frases sabias que pueden expresar en pocas palabras, sin mucha explicación, mucho de lo que tienes que saber en relación al tema del ÉXITO, el cual tienes que manejar con mucha precisión. Lo más significativo que te puedo aportar en relación a este tema es que tienes que adoptar y asumir en tu vida cotidiana tu concepción individual y propia de lo que es el éxito. Veamos algunas de esas frases; toma para ti aquellas que te dejen huella e agregar todas aquellas que te inspiren. El Éxito consiste en... « “obtener lo que se desea. La felicidad, en disfrutar lo que se obtiene.” W. P. Kinsella. « “saber tu propósito en la vida, crecer para alcanzar tu máximo potencial y plantar semillas que beneficien a otros.” John C. Maxwell. « “gustarte a ti mismo, gustarte lo que haces y gustarte cómo lo haces.” Maya Angelou. « ir de fracaso a fracaso sin perder el entusiasmo.” Winston Churchill. « “en unas cuantas disciplinas, practicadas cada día. -Jim Rohm. El Éxito es... « “un estado mental. Si quieres ser exitoso, piensa en ti como una persona exitosa.” Joyce Brothers. « “la suma de pequeños esfuerzos, repetidos día sí y día también.” Robert Collier. « “donde la preparación y la oportunidad se encuentran.” Bobby Unser. « “un malísimo profesor. Seduce a las personas inteligentes para que piensen que no pueden perder.” Bill Gates. El Éxito depende de... « “la preparación previa, y sin ella seguro que llega el fracaso.” Confucio. « “la voluntad, no del talento. Nada en el mundo es tan común como gente talentosa y sin éxito.” Anónimo. El Éxito... « “NO es el camino a la felicidad... la felicidad es el camino hacia el éxito; si amas lo que haces, tendrás éxito. –Albert Schweitzer. « “NO se trata de grandeza. Es sobre consistencia. Ser consistente en trabajar duro conlleva al éxito. La grandeza vendrá sola.” Dwayne Johnson. « “NO se consigue por azar. Se hace con trabajo duro, perseverancia, aprendizaje, estudio, sacrificio y, sobre todo, amor por lo que haces.” Pelé. « “NO está en vencer siempre, sino en no desanimarse nunca.” Napoleón Bonaparte. « “NO se trata de grandeza. Es sobre consistencia. Ser consistente en trabajar duro conlleva al éxito. La grandeza vendrá sola.” Dwayne Johnson.
  • 15. Autodisciplina en 10 Pasos 14 El Éxito... « “llega para todos aquellos que están ocupados buscándolo.” Henry Thoreau. « “viene a aquellos que han dedicado su vida a su pasión. Para ser exitoso es también muy importante ser humilde y nunca dejar que el dinero o la fama se te suban a la cabeza.” A. R. Rahma. « “significa hacer lo mejor que podemos con lo que tenemos. El éxito es el hacer, no el conseguir. Es el intento, no el triunfo. El éxito es un estándar personal, alcanzando lo más alto que hay en nosotros, convirtiéndonos en todo lo que podemos ser.” Zig Ziglar. Recomendaciones sobre el éxito « “Quien no sabe lo que busca no entiende lo que encuentra” Claude Bernard « “Define el éxito en tus propios términos, consíguelo por tus propias reglas y construye una vida de la que estés orgulloso.” Anne Sweeney. « “trata de crear beneficio para todos y disfrutar del proceso. Si te puedes enfocar en eso y adoptar la definición, el éxito es tuyo.” Kelly Kim. « “Nunca debemos de obsesionarnos excesivamente con la idea que perseguimos.” Claude Bernard 3. El Éxito: un perfil Napoleón Hill, hombre de éxito, hizo un estudio sobre los aspectos comunes en las personas exitosas, y este fue el resultado. « Tienen un propósito definido en su vida. El noventa y cinco por ciento de la gente del mundo no tiene un objetivo en la vida. Sal de ese grupo. Ten en mente tu propósito y tu plan para lograrlo. Este puede ser modificado de vez en cuando; lo importante es que comprendas el significado de trabajar siempre con un objetivo en mente y con un plan bien estructurado. « Tienen confianza en ellas mismas. Para poder tener metas ambiciosas, necesitas creer que puedes seguir los planes para lograrlos. Cuando crees en ti misma, los otros tienden a creer en ti también. « Son imaginativas. Todo lo que imaginas puedes hacerlo realidad, solo aprende cómo. « Son activas. Tal vez te graduaste de prestigiosas universidades y hayas leído los libros históricos más importantes, pero eso no significa nada si no conviertes ese conocimiento en acciones. « Son entusiastas. Haz lo que amas o no tendrás energía para ser verdaderamente exitoso. « Son persistentes. Aquellos que son capaces de alcanzar el éxito no son detenidos por retos inevitables y atrasos que se cruzan en su camino. « Son resistentes. “Al entender que el fracaso es una parte importante en la educación de cualquiera, no lo verás con miedo. Estarás seguro de que no habrá fracasos”. Nadie se levantó de un golpe o derrota sin ser más fuerte y sabio que antes.
  • 16. Autodisciplina en 10 Pasos 15 « Son comprensivos. Los líderes más exitosos trabajan en armonía con su equipo, no dominándolos. « Son empáticos. Trata a los otros como te gustaría que te trataran a ti. « Son extremadamente agradables. Cuando eres carismático y cuidas las relaciones con los otros, construyes una red de personas que están dispuestas a ayudarte cuando lo pides. « Se enfocan. La gente exitosa es capaz de concentrar su energía y habilidades hacia metas específicas sin distraerse con cosas irrelevantes. « Saben separar la verdad de lo que es dudoso. Saben que sus acciones tienen ramificaciones para las otras personas, los líderes entienden que no pueden creerse todo lo que escuchan o leen y aprenden a arrancar la verdad de las visiones del mundo de los demás. « Muestran iniciativa. La única forma de crecer y evolucionar es atreverte a buscar más allá de tus deberes. Iniciativa viene de “iniciar”. Sé una iniciadora de procesos. « Van más allá de lo que se les pide. Las personas más exitosas superan a la competencia y, cuando llegan a la cima, compiten con ellas mismas. « Practican el autocontrol. La arrogancia, el enojo, la soberbia y otros sentimientos similares son grandes enemigos del desarrollo. Nadie se convierte en líder hasta que aprende a auto controlarse. « Trabajan duro. Aunque alcances tu meta más grande, necesitas continuar esforzándote o te vas a arriesgar a perderlo todo. 4. ¿Qué es Autodisciplina? Primero: lo que NO es autodisciplina Generalmente, empiezo mi proceso de enseñanza haciendo que los participantes exploren sus ideas sobre la autodisciplina. ¿Por qué lo hago?: las creencias que tengas sobre lo que es la autodisciplina dictarán tus actitudes y comportamiento hacia a ella. Por eso, antes de que puedas desarrollarla en ti, debes entender primero su esencia. Autodisciplina NO ES: • Un rasgo de personalidad que tienes o no tienes, y que no dependen de ti. X • Algo que se logra por el uso exclusivo de la fuerza de voluntad. X
  • 17. Autodisciplina en 10 Pasos 16 Lo que SÍ es autodisciplina Te lo explico en partes: • Tu personalidad, es como tu cuerpo físico: elementos interconectados en una inmensa y única red de origen múltiple: genética, aprendizaje, aportes individuales; se expresa en percepciones, emociones, pensamientos, y razonamientos; lo que te hace una estructura única e irrepetible en el universo. • Los aspectos de la personalidad: percepciones, emociones, pensamientos y razonamientos, se baten en todos los seres humanos entre equilibrio y desequilibrio; entre armonía y conflicto. • El conflicto de la personalidad en el que entre razonamiento y emociones es constante, con frecuencia, cada uno de ellos busca direcciones opuestas; es sentido común versus miedos. ¿Su origen? la eterna interacción de una triada omnipresente en todos: conciencia-inconsciencia-subconsciencia. • La manifestación en la personalidad de este conflicto es la ausencia de autodisciplina. Habilidad que no se desarrolla debido a esos conflictos. A partir de la explicación anterior, podemos definir a la autodisciplina como: la habilidad de generar equilibrio y armonía entre los elementos que componen tu personalidad, dirigiéndolos y regulándolos para que trabajen juntos hacia una misma dirección: hacia tus objetivos conscientemente elegidos. La autodisciplina es como el director de una obra teatral que da instrucciones a los actores en forma individual para generar una obra maestra armoniosa. Es como el conductor de una sinfonía que asegura que cada músico haga lo que le corresponde para lograr armonía de la pieza musical.
  • 18. Autodisciplina en 10 Pasos 17 5. Síntomas y Causas de la Ausencia de Autodisciplina Síntomas Otros de los aspectos relacionados con la indisciplina que comentan los participantes en mis actividades de formación son las causas de la falta de autodisciplina. Estas personas, en su mayoría, consideran que la dificultad de autodisciplina es causada por: • Presencia de pereza. • Carencia de ambición. • Necesidad de motivación. • Propensión a la indecisión. • Escasez de objetivos concretos. • Tendencia a postergar las cosas. • Falta de habilidades organizativas. • Pocas habilidades para administrar el tiempo. ¿Estás de acuerdo? ¡No importa! Todos son síntomas, no causas de ausencia de autodisciplina. Aquí tratarás con las causas. Para lograr cambios positivos en tu vida, tendrás que entender la verdadera naturaleza de la autodisciplina. Los síntomas desaparecen automáticamente cuando confrontas las causas más profundas de las dificultades de la autodisciplina. Comienza por distinguir los síntomas de la indisciplina de sus causas; para ello, es necesario que cuando experimentes dificultad con la autodisciplina, te autoformules correctamente las preguntas en relación a ese tema: X ¿Cómo puedo lograr hacer lo que debería hacer? ¿Cómo puedo hacer lo que una parte de mí mismo no quiere hacer?’ En la primera pregunta, estás buscando en el lugar incorrecto: en el consciente. Al formular la segunda pregunta, buscas en el inconsciente, el lugar correcto. En ese mismo momento, comenzarás a entender las causas profundas de la poca habilidad de autodisciplina que posees. Al lograrlo, evitarás continuar buscando cambios que proporcionen un alivio temporal, solo combatiendo los síntomas; al formular la pregunta de forma correcta, estarás buscando en la raíz del problema; estarás buscando los cambios que durarán de por vida.
  • 19. Autodisciplina en 10 Pasos 18 Esa búsqueda de las causas de la carencia de autodisciplina que está implícita en la pregunta formulada correctamente te lleva a una conclusión que pudiera resultar asombrosa e inesperada: La clave para lograr autodisciplina; el secreto para alcanzar esa actitud y hábito sinónimo de éxito en la vida es: desarrollar tu habilidad para reconocer, conocer, lidiar y controlar la parte de ti que ofrece resistencia. Sin importar lo que tratas de hacer: seguir una dieta, limpiar tu habitación, desarrollar una habilidad o ser más productivo en tu ocupación, tu éxito o tu fracaso gira alrededor de que desarrolles esa habilidad. Causas Por lo general y desde que tienes uso de razón, bien sea tus padres, profesores, jefes u otras figuras de autoridades te han dicho--y aun lo hacen--que hacer, como hacerlo, y cuando hacerlo. Has pasado la mayor parte de tu vida siendo disciplinada por otros; la disciplina proporcionada por este tipo de figuras de autoridad te ha hecho creer que la autodisciplina no depende de ti, y esa el a razón principal por la cual no has desarrollado las habilidades para autodisciplinarte. Ese mensaje errado, querida, se graba profundamente en tu subconsciente, formando barreras que inhiben el desarrollo de la autodisciplina. De modo que en situaciones en las cuales se da la oportunidad (o la necesidad) de que tomes el control de tu vida; que te prepares y organices por tu propia cuenta; cuando puedes incluso convertirte en tu propia jefa, todas las falsas creencias y temores alojadas en tu subconsciente toman el control, ya que interpretan que te vas a enfrentar a riesgos que atenten contra tu seguridad. Lo peor es que ni te enteras que debes vencer las influencias interiores contrarias, no solo subconscientes, también conscientes.
  • 20. Autodisciplina en 10 Pasos 19 De allí que esa parte tuya que no quiere ser disciplinada toma el control de tu comportamiento. Esa actitud la asumes para todo aquello que puede ir en tu beneficio en tu evolución físico-material, mental-intelectual y espiritual-cósmica; cosas tan comunes como ejercitar, alimentarte sanamente, estudiar, trabajar, emprender. La autodisciplina es como un músculo: tiene que ser desarrollado y ejercido a fin de ser fuerte, para estar disponible cuando lo necesitemos. Sin ejercitación ese ‘músculo’ se vuelve débil y flojo. Debido a que no tienes que luchar con fuerzas en tu interior cuando la disciplina viene de afuera, tu ‘músculo’ de la autodisciplina no se ejercita. 6. Niveles Mentales: Consciente, Inconsciente, Subconsciente Previamente, cuando definí ‘personalidad’ hice referencia al equilibrio y desequilibrio que se genera a partir de una lucha interna que ocurre en tu mente. Esa lucha tiene tres actores principales, tal vez los únicos: tu yo consciente, tu yo subconsciente y tu yo inconsciente. Estos actúan como mecanismos de autorregulación de la mente para tu subsistencia como miembro de nuestra especie. Como te prometí no caer en vocabulario técnico-científico, voy a explicarlo en palabras muy sencillas, no sin antes invitarte a estudiar más al respecto. En el proceso evolutivo, muchos animales desarrollaron alas para volar, otros, maneras de respirar bajo el agua. El desarrollo humano fue principalmente cerebral; debido a ello, necesitamos desarrollar más nuestra mente que nuestro cuerpo. Por ejemplo, para protegernos del clima o proteger nuestra piel, inventamos la ropa y construimos sitios dónde vivir, lejos de las inclemencias de elementos como el sol y sus efectos. Este es un buen ejemplo de que nuestra mente es nuestra mejor ventaja evolutiva. Lo cierto es que, como seres humanos, hemos evolucionado desde siempre, para adaptarnos a nuestro entorno. La ciencia ha logrado grandes avances en cómo funciona el cerebro humano, llegando a conclusiones interesantes. Los estudiosos de la psicología, en su mayoría, aceptan la teoría de que la mente del ser humano se divide en tres niveles a los que llaman Conciencia, Inconciencia y Subconsciencia, por lo que dependiendo en qué nivel estamos, estaríamos en estado Consciente, Inconsciente o Subconsciente, respectivamente. Esta división de nuestra mente en tres partes, parece ser la teoría más aceptada por estos días, por su forma de aplicarse en la vida real.
  • 21. Autodisciplina en 10 Pasos 20 a) Mente Consciente La mente consciente, es la más conocida de todas. Es la mente lógica o racional. Es el estado mental en que tomamos decisiones de las que nos damos cuenta; el que usamos cuando le prestamos atención a los detalles y con el que llevamos a cabo nuestras acciones. Usamos nuestra mente consciente, por ejemplo, para decidir si cruzar o no la calle, con base en si vemos o no tráfico en determinado momento. La mente consciente es la que comúnmente usamos para saber cómo hacer lo que vamos a hacer. En este nivel mental desarrollamos adquirimos los conocimientos en forma intencional. Muchas veces hacemos uso de los recuerdos y las experiencias almacenadas, por lo que tiende a desarrollar y mejorar sus habilidades con el tiempo. Muchas de estas decisiones la tomamos con base en las condiciones y el análisis que se pueda realizar sobre ellas, o al menos así podemos hacerlo. No siempre ocurre de esta manera, debido a la gran influencia que ejercen sobre la conciencia los otros niveles mentales: inconciencia y subconsciencia. b) Mente Inconsciente Nuestra mente inconsciente, es la más primitiva, la intuitiva, de supervivencia. Es aquella que almacena todas aquellas experiencias vividas por nuestra especie en sus millones de años de existencia. Es la suma total de todos los contenidos mentales o procesos que quedan fuera de la consciencia. Es la encargada de gestionar cuestiones fisiológicas tales como la respiración, el ejemplo más claro de todos. Fácilmente puedes controlar de manera consciente tu respiración y aumentar, disminuir o detener su ritmo en cualquier momento. Pero cuando no lo haces, y estás ocupado en muchas otras cosas, tu mente inconsciente toma el control y te permite seguir viviendo. Cuando estás durmiendo, por ejemplo, no piensas en respirar, porque simplemente tu mente consciente está dopada. Está viviendo un trance con el objetivo descansar y consolidar memorias a largo plazo. Por cierto, los beneficios de la respiración consciente son tan grandes que desde ya te recomendamos investigar al respecto. La mente inconsciente, es la que te hace cerrar los ojos cuando detecta algún peligro potencial acercándose a tu rostro; la que mueve tus brazos para protegerte la
  • 22. Autodisciplina en 10 Pasos 21 cara cuando alguien intenta golpearte. La mente inconsciente es una mente reactiva y cuyos patrones de acción están determinados por situaciones y vivencias milenarias. Es también la encargada de hacernos sentir placer y dolor. Es esta la mente encargada de centrarnos en nuestra zona de confort y de alejarnos de los displaceres de la vida. Allí se gestionan procesos mentales que son incapaces de llegar a la conciencia a causa de una contrafuerza que es la censura o la represión. Estos contenidos mentales inconscientes suelen ser impulsos o deseos que resultan, en cierto modo, inaceptables, amenazadores o repugnantes para el sujeto desde el punto de vista ético o intelectual; pese a la censura, estos contenidos pugnan por hacerse conscientes, siendo permanentemente reprimidos; si llega un momento en que surge el conflicto, se pueden desencadenar síntomas neuróticos. Debido a que sus funciones vienen determinadas por una genética increíblemente fuerte de muchos, pero muchos años de aprendizaje y error, lo inconsciente nunca puede llegar a hacerse consciente salvo en contadas excepciones, tales como cuando la censura está dominada por la aparición de síntomas psiconeuróticos; cuando se relaja como en los estados de sueño, o cuando se la engaña. A pesar de ello, también es posible dominar esta mente, la más compleja de todas. c) Mente Subconsciente La mente subconsciente por su parte, es la mente emocional e irracional. Es aquella que se deja llevar por los gustos, los deseos y las emociones, como los miedos. Es un punto intermedio, equilibrador, entre los niveles consciente e inconsciente. En ella residen los contenidos mentales capaces de hacerse conscientes de forma fácil y bajo condiciones que se produzcan con bastante frecuencia, a diferencia de los contenidos inconscientes, que muy difícilmente llegan a hacerse conscientes. Una de las funciones del subconsciente es mantener una barrera represiva entre los instintos, anhelos y deseos acumulados por nuestra especie y los principios o valores morales y éticos con que cuenta toda persona o sociedad para evitar el desagrado, de manera que la energía mental concuerde con las demandas de la realidad exterior. Dependiendo del aprendizaje de cada uno, en él se pueden alojar prejuicios, odios, miedos; pero también principios, valores, amor.
  • 23. Autodisciplina en 10 Pasos 22 Nuestro subconsciente es el encargado de obligarnos a llevar a cabo acciones que en ocasiones consideramos irracionales. Ejemplo muy cotidiano es la compra compulsiva. Normalmente los vendedores logran comunicarse con nuestra mente subconsciente a través de la persuasión para crear la necesidad o el deseo de compra en nosotros. Eso es lo que nos impulsa a comprar cosas innecesarias en ocasiones. Es la encargada en sí, de nuestros sentimientos, pues es la mente que nunca olvida o la que nos hace sentir celos, ira o miedo. La mente subconsciente tiene acceso a tus recuerdos. Si quisieras conscientemente recordar todo lo que has hecho en tu vida, sería imposible. Pero cosas que incluso creías que habías olvidado, las puedes recordar si logras tener un acceso a esa mente subconsciente. Como por ejemplo cuando hablamos con un viejo amigo de experiencias pasadas. Estas conversaciones en sí mismas crean atajos a nuestros recuerdos almacenados en el cerebro y los traen de vuelta mediante nuestra mente subconsciente. Es por esta mente subconsciente que podemos recordar cosas tan abstractas como sentimientos. Por ejemplo, cómo nos sentimos en cierto lugar, o con ciertas personas y hasta olores. 7. Preguntas y respuestas sobre los tres niveles mentales ¿Cuál nivel mental es más poderoso? Está absolutamente comprobado que el inconsciente y el subconsciente son más poderoso que el consciente; el primero controla al segundo, el segundo al tercero. ¿Por qué? Tu subconsciente, atendiendo a los mandatos del inconsciente, busca tu supervivencia, como la de cualquiera de la especie; debido a eso, en él se guardan, profundamente, actitudes que buscan protegernos del peligro y de los riesgos. Por eso tiene el control. ¿Cómo y cuándo ocurre? Aparte de las innatas, muchas de las actitudes las aprende el subconsciente entre los 0 y 5 años, sin el uso de la razón, del intelecto, sin que nos demos cuenta. El subconsciente no diferencia entre que es verdad o mentira, que es serio o en juego…el
  • 24. Autodisciplina en 10 Pasos 23 solo guarda. Debido a ello, en él se alojan muchas creencias erróneas y temores infundados. ¿Cómo te afecta? Si tu subconsciente controla tu consciente, entonces controla tu vida; en consecuencia, las creencias erróneas y los temores infundados que en él se alojan influyen enormemente en tu personalidad, en tus ideas, en tus actitudes, en tus acciones, en tus decisiones... ¡y lo peor de todo es que no te das cuenta! ¿Puedes hacer algo al respecto? ¡Sí puedes! Si tu personalidad muestras grandes trastornos necesitarás procesos terapéuticos, psicológicos o hasta psiquiátricos. Pero si eres como la mayoría de los seres humanos, que tiene problemas típicos y normales como baja autoestima (aunque a ti te parezcan, erróneamente que los tuyos son especiales e insuperables), el sistema que te proponemos acá te funcionará perfectamente. Una vez entendido lo qué es autodisciplina, puedes entender por qué no es fácil para la mayoría de los seres humanos alcanzarla. ¿Qué debo saber primordialmente sobre los tres niveles mentales? ü Las redes neuronales de nuestra mente, inconsciente y subconsciente, son fuertes y vienen programados no sólo desde nuestros antepasados a través de la genética, sino también desde nuestra infancia y durante el resto de nuestras vidas, a través de nuestros aprendizajes advertidos o desapercibidos. ü Quizás la mente consciente es la que percibimos como más activa en todo momento...pero eso es solo apariencia. ü No solo otros pueden hablar con nuestra mente subconsciente (como la publicidad subliminal), también nosotros mismos podemos hacerlo. ü Todo suceso, proceso y contenido mental del subconsciente pueden ser llevados a la consciencia si se realiza el esfuerzo debido de atención. ü Existen ciertas técnicas que permiten incluso modificar nuestra manera subconsciente de pensar. Esto último resulta bastante útil cuando
  • 25. Autodisciplina en 10 Pasos 24 queremos alinear nuestros pensamientos, sentimientos y acciones. ü Mientras más desarrollamos una habilidad conscientemente, más la internamos en nuestro subconsciente y hasta nuestro inconsciente. ü Tener el control absoluto sobre nuestra mente subconsciente e inconsciente nos permitirá lograr el éxito. ü No podrás desarrollar las cualidades psicológicas requeridas para la autodisciplina hasta que hayas tomado conciencia de ellas, y hayas avanzado por encima estos bloqueos mentales.
  • 26. Autodisciplina en 10 Pasos 25 PARTE III DOBLE PERSONALIDAD 1. Conoce tu otro yo En tu viaje hacia desarrollar la autodisciplina, encontrarás ‘ataques’ de varias procedencias en tu entorno, pero tu oposición más difícil vendrá desde adentro. En efecto, en tus esfuerzos para desarrollar la autodisciplina, al principio tú serás tu peor enemiga. Cada teoría psicológica reconoce que estamos constituidos de varias identidades diferentes. De este modo, obviamente, tenemos más de un lado de nosotros mismos con el cual luchar. Además, la dificultad surge cuando consideramos que con frecuencia nuestros diferentes lados desean ir en diferentes direcciones. Esto es llamado: Conflicto interior. Veámoslo en tu vida. A veces, un lado tuyo, el racional, quiere engranar en una actividad productiva como trabajar en un informe para el trabajo, limpiar la cocina, o hacer un proyecto de autoempleo. Pero otro lado tuyo, el emocional, quiere mirar la televisión y comer galletas de chocolate, o cualquier otra cosa agradable para evitar hacer algo que consideres un uso productivo del tiempo. En otras palabras, hay una parte de ti que no quiere la autodisciplina. Te ocurre eso, ¿cierto? En la novela clásica de Robert Lewis Stevenson, El Doctor Jekyll y el Sr. Hyde puedes encontrar un ejemplo literario que perfectamente satisface nuestras necesidades para una mejor explicación de lo antes expuesto. Básicamente la historia es sobre un doctor benévolo que, por experimentación química en él mismo, sacó el lado malo de su personalidad suprimiendo el lado bueno. Sus dos lados terminaron en una lucha por el dominio que finalmente los destruyó a ambos. Una y otra vez, los participantes en mis talleres, seminarios, y cursos han reafirmado que este ejemplo, esta manera de ver el conflicto interior, entendiéndolo y aplicándolo, ha contribuido decisivamente en su éxito de la autodisciplina.
  • 27. Autodisciplina en 10 Pasos 26 Para propósitos de facilitarte tu proceso de formación, te proponemos usar esta analogía para el conflicto personal interno que te impide ser autodisciplinada: El doctor Jekyll es la parte en ti que quiere la autodisciplina. Es señor Hyde es la parte de ti que rechaza la autodisciplina Este abordaje de contradicción y paradoja del tipo Jekyll Vs Hyde es uno de los conceptos más importantes para entender en tus tentativas de desarrollar la autodisciplina. De este modo, comenzarás aprendiendo como tu funcionan tu Jekyll y tu Hyde personal. Estudiemos el símil. Veamos un ejemplo de ‘como piensa tu lado Hyde’: “Si comienzo un plan estructurado y organizado hacia algún objetivo que me haya planteado me volveré esclavo de una rutina y perderé mi libertad y mi sentido de la diversión; me a ahogaré en un mar de responsabilidades, poniendo demasiada presión sobre mí”. Tu ‘Hyde’, así lo llamaremos, es el lado rebelde de tu personalidad. se resiste a cualquier forma de disciplina. Traemos esta semilla rebelde de nuestra infancia. Una de las primeras palabras que un niño aprende a decir enérgicamente es "NO". El niño o la niña que una vez fuiste aún vive dentro de ti, diciendo “NO” a la autoridad. Hyde, ese rebelde interior infantil, combate cualquier forma de autoridad, aun si la autoridad eres tú mismo. Hyde subconscientemente dice: "nadie puede decirme que hacer, ni siquiera yo mismo”. Solo busca comodidad; es la parte no ambiciosa de nuestra personalidad. Esta es una condición de ser humano. Es muy importante aprender pronto como opera tu Hyde personal al sabotear tus esfuerzos de autodisciplina para contrarrestar esta influencia negativa autoinfligida. No permitas que él bloquee tus esfuerzos. Pero ten cuidado, y toma esto como una advertencia: experimentarás la resistencia de este saboteador a cada paso del camino. De hecho, debido a que considero tu conocimiento de tu Hyde tan importante, la primera cosa que vamos a hacer es aprender como él tratará de bloquear tus esfuerzos al implementar el sistema presentado en este libro.
  • 28. Autodisciplina en 10 Pasos 27 De este modo, tu mejor estrategia es familiarizarte con la táctica de Hyde, que mayoritariamente funciona a un nivel subconsciente, donde tú no eres consciente de eso. No sólo conoce todas tus debilidades, miedos, e inseguridades, sino que también sabe usarlas contra ti. Este ‘pequeño diablillo’ dentro de ti planea emplear cada método de manipulación disponible para impedirte seguir el programa presentado en este libro. ¿Por qué? Hyde sabe que una vez que desarrolles la autodisciplina, serás tu propio jefe. Esto significa ‘acabar su reinado’ sobre ti. Ya no serás un esclavo de rasgos contraproducentes que te impiden transformar tus deseos e ideas en acciones y logros. Puedes estar seguro que Hyde se resistirá de manera infantil a cooperar. Algo muy importante: No pienses, en tu lado Hyde como un enemigo permanente, lo es solo al principio. No debes realizar una batalla contra él, la perderías. Él también es, como un niño, al fin y al cabo, la parte de ti que es creativa, amante de la diversión, y buscadora del placer. También como un niño, sabrás educarlo para que use toda su energía en forma positiva y productiva para el logro de las metas que te hagan feliz. La estrategia es reclutarlo como un compañero que apoye tus esfuerzos de autodisciplina. Es necesario transformarlo de un molesto saboteador a un leal ayudante. Familiarizándote con su método de operación, lo tendrás pronto trabajado contigo en vez de contra ti. Al hacerlo, duplicarás los recursos interiores que necesitas para la autodisciplina. Lo más importante, disfrutarás de la autodisciplina, en vez de experimentar esto como una lucha constante contra ti mismo. 2. Tu yo ‘Hyde’: venenos y antídotos A continuación, te expondré las cinco técnicas favoritas de Hyde para “envenenar” tus esfuerzos. Incluso aunque todas estas formas de veneno compartan ciertos ingredientes, aprenderás a considerar cada una por separado. De esta forma serás menos susceptible a cualquiera de ellos. Los venenos son: cinismo, negativismo, derrotismo, evasión y postergación.
  • 29. Autodisciplina en 10 Pasos 28 Veneno Antídoto Los cínicos externos, así como los sarcásticos, pesimistas y perdedores, quienes se deleitan con el descubrimiento de defectos, pueden y deben ser evitados, dado que su cinismo es contagioso. Pero ten cuidado de Hyde, el cínico interior, va a todas partes contigo. Él se da a la tarea de indagar sobre el beneficio y el valor de todo. Ya que nada en la vida es perfecto, siempre puede encontrar un defecto en absolutamente todo. Una vez encontrado, el defecto es ampliado hasta que entonces este eclipse todo lo demás. Tu yo cínico es un genio indicando por qué un plan en particular, idea, o elección no es buena y no funcionará. De este modo, oirás susurros desde adentro: ‘No podrás aprender autodisciplina de un libro’. ‘¿Qué ha conseguido al hacer este ejercicio con la autodisciplina? ¿Por qué no saltarlo?’ Todo esto de la autoayuda son tonterías. Ten fe en tu capacidad de mejorar. Si te cierras en las imperfecciones, entonces has permitido que Hyde te engañe. Si, por el contrario, te aferras en la creencia de que tus poderes de autodisciplina mejorarán considerablemente si decides comenzar tu formación para hacerlo Ten confianza en este programa. te conducirá a una autodisciplina mejorada. ¿Perfección? Por supuesto no. Ni tú ni el programa son perfectos. Sería, por lo tanto, ridículo esperar la perfección. Pero sería aún más ridículo rechazar las ventajas que puedes cosechar siguiendo el sistema aquí detallado. Sigue las instrucciones del programa. si lo sigues paso a paso, confiada, constante y conscientemente, te unirás a muchas personas que han descubierto la alegría de ver sus deseos transformados en realidad. Respóndele a Hyde. Cuando él trate de convencerte que este sistema es un desperdicio de tiempo, sé asertiva y respóndele inmediatamente diciéndole: ‘Si ahora soy conscientemente de esta auto-conversación contraproducente, entonces ¡el sistema ya está funcionando!’ Orientada por ese logro, una concreta autoconversación es tu primera línea de defensa contra los esfuerzos de Hyde para mantenerte atada a tus viejos caminos. Sentirás una oleada de fuerza la primera vez que desafíes el lado Hyde de ti misma.
  • 30. Autodisciplina en 10 Pasos 29 Veneno Antídoto Una de las tácticas de sabotaje de la autodisciplina favorita de tu Hyde es destacar todos los acontecimientos negativos en tu vida. Hyde quiere impedirte multiplicar tus poderes de autodisciplina. Si esto puede ser llevado a cabo desanimando tu espíritu, Hyde lo hará así recordándote de todo lo que está mal con el mundo. Cuando comiences tu programa de mejora de la autodisciplina y a idear objetivos y proyectos, Hyde usa esta estrategia: intentará dirigir tu atención hacia todo lo desagradable sobre las personas, sitios y cosas que constituyan tu ambiente para desviarte. Sin darte cuenta, te encontrarás diciendo cosas como: ‘¿Por qué molestarse? Después de todo, no tengo tiempo para eso; las personas que me rodean no me apoyan; antes he fracasado, porque será diferente ahora.’ En ese momento, has permitido un estado de contaminación en el ambiente, por lo que concluyes que: Hay una amenaza constante de guerra. Hay aditivos cancerígenos en todo lo que comes. El planeta está muriendo. El presidente es un estúpido. En efecto, la vida es difícil y luego mueres. De este modo, ¿por qué deberías gastar tu tiempo, ¿qué es lo poco que queda de esto, haciendo estúpidos ejercicios de autodisciplina? Si no puedes pensar en una respuesta a la pregunta anterior, entonces Hyde te agarró por la actitud. Y una vez que esto pase, entonces su trabajo está a la mitad hecho porque tu cerebro buscará motivos para apoyar las actitudes negativas. Esta es la forma en que trabaja el cerebro: Sin importar lo que te digas, negativo o positivo, tu subconsciente lo cree. Tu mente subconsciente no analiza las evidencias y luego evalúa tu reclamación, simplemente cree lo que le dices. Aunque estés equivocada, tu subconsciente encuentra motivos para demostrar que tienes razón y comienza a adaptar tu actitud y comportamiento a lo que le has dicho. De este modo, en esencia, tú creas tu actitud y comportamiento por lo que te dices a ti misma. Dite a ti misma que este programa de autodisciplina no funcionará y, adivina que, esto no funcionará. ¿Qué sorpresa, ¡eh!? sé consciente de que tu actitud es determinante para alcanzar o no el éxito, sin importar la envergadura de tu meta o tarea. Mantén Una actitud positiva, ya que es tu antídoto más poderoso a la táctica de Hyde del negativismo. Comprende que tú tienes el poder de elegir una actitud positiva o una negativa. Es tu decisión y nada ni nadie puede cambiar. Asume que hay tantas buenas cosas en el mundo como las hay malas. Tú decides sobre cual cosa concentrarte. Aquel singular vaso de agua que contiene el cincuenta por ciento de su capacidad está a medio lleno o medio vacío, depende de tu actitud. Tú creas tu propia actitud, y tu actitud determina tu vida. En apariencia, una actitud negativa no parece estar relacionada con la autodisciplina, pero puedes estar seguro que tus actitudes ante la vida, en conjunto, es lo que conduce y abastece tus acciones. No te dejes engañar. Cuando sientas tu Hyde utilizando la negatividad para desviarte de una acción positiva. Recuerda: puedes elegir tu propia actitud. ¿Trabajará tu actitud para ti o contra ti? La elección es la tuya. Créelo.
  • 31. Autodisciplina en 10 Pasos 30 Veneno Antídoto El cinismo y negativismo se casaron y tuvieron un bebé, le llamaron derrotismo. Tu Hyde derrotista tratará de infundir esta actitud en ti como una barrera entre ti y tus intentos de poner en práctica el sistema presentado en esta guía. Usando el derrotismo, Hyde tratará de engañarte diciendo cosas como: ‘tal vez este programa de autodisciplina está bien, pero probablemente no funcione para mí, no soy lo bastante inteligente para entender estas cosas’ también otra, aparentemente opuesta, con la misma raíz: ‘Soy demasiado inteligente para ser ayudado por estas ineficaces cosas’. Tu Hyde derrotista también tratará de convencerte de que el defecto está dentro de ti; de que de alguna manera carezcas de la capacidad de convertir este sistema en una realidad. ‘Yo no sirvo para eso, yo no puedo ser así’. En otras palabras, Hyde intentará ahogar tu entusiasmo indicando todas tus creencias erróneas sobre ti; luego los usará para engañarte con el autofracaso. Él usará cualquier insuficiencia percibida para excavar sensaciones de inseguridad y baja autoestima que te conducirá, por supuesto, a rendirte ante este sistema o yendo sobre esto con tan poco entusiasmo que todos los beneficios serán minimizados. ‘Yo soy diferente, no tendré éxito. Incluso aunque tu intelecto te diga que mucha gente ha prosperado usando las técnicas en este libro, Hyde dirá: que ‘eres diferente’. Entonces Hyde te proveerá de una razón (o tal vez de cien motivos) que impulsarán en ti una actitud de ‘por qué no tendré éxito’. Sí, Hyde se apoyará en un rasgo de la personalidad, una característica física, o cualquier otra cualidad irrelevante disponible, incluso tu raza, sexo, o religión y la convertirá en un instrumento para el autofracaso. Cree que las ideas en este libro de autodisciplina funcionarán para ti. Algunas de ellas han estado dando vueltas durante siglos; otras vienen de abordajes psicológicos recientemente desarrollados para la autodirección/autoadministración de uno mismo. Los instrumentos, los consejos, y las técnicas en este libro han funcionado para miles y miles de personas, y para todos los tipos de personas. Más importante aún: cree en tu capacidad de sacar provecho del conocimiento. De este modo, cuando Hyde comience a ladrar sobre un rasgo suyo que parezca insuperable mientras trabajas en tu camino hacia una autodisciplina mejorada, oponte diciendo: ‘Nada va a pararme’. En otras palabras, no te lamentes de tus defectos, redobla tus esfuerzos. Una creencia en ti mismo, conectada con la autodisciplina (que tendrás pronto, si no permites que Hyde te engañe de eso) es una combinación ganadora, sin tener en cuenta la iniciativa que emprendas. Créelo.
  • 32. Autodisciplina en 10 Pasos 31 Veneno Antídoto Las piedras emocionales, sepultadas en tu subconsciente, incluyen muchos acontecimientos y situaciones que dejarías pronto como sepultadas. Lamentablemente, sin embargo, aquellas piedras contienen las llaves de por qué ciertas partes de ti rechazan cooperar en tus esfuerzos por la autodisciplina. Esto se aplica si haces dieta, dirigiendo un negocio, o manteniendo un programa de ejercicio. El desarrollo de la autodisciplina requiere un conocimiento de ti misma. Un conocimiento de ti misma, por su parte, requiere que de vez en cuando te dediques a la auto-critica/examinación, una actividad que a veces evoca la ansiedad. Como un tesoro escondido, el conocimiento de ti misma requiere que caves profundamente antes de que puedas cosechar la recompensa. Inevitablemente ‘encontrarás piedras durante la excavación’. Como ser consciente de estas piedras que provocan ansiedad es tan importante en el desarrollo de la autodisciplina, algunos ejercicios en esta guía requieren que desentierres y trates con algunas de esas piedras. Naturalmente experimentarás alguna incomodidad. Aquí entra Hyde. Él dirá: ‘No tienes que hacer todas estas cosas psicológicas. ¿Qué tienen que ver estos ejercicios con aprender a organizar tu tiempo? Vamos a saltarnos la parte de los ejercicios, y sólo vamos a leer los ejercicios y pensar en ellos. Seguramente esto será suficiente. Todavía mejor,’ Hyde continuará diciendo, ‘¿por qué no ir a comer aquella torta en la heladería o hacer una llamada telefónica?’ ‘¡Televisión! ¡Por supuesto, eso es! ¡En el canal 23 están mostrando un buen documental sobre herraduras!’ En otras palabras, Hyde indicará otras tareas ‘importantes’ que inmediatamente deberían ser tenidas en cuenta, cualquier cosa en vez de hacer tus ejercicios de autodisciplina. En resumen, Hyde tratará de desviarte del ejercicio del día, sobre todo si el ejercicio en cuestión implica alguna clase de auto examinación. Hyde te seducirá hacia otra actividad que proporcionará en cambio alguna clase de escape. Y ya que no has desarrollado aún la autodisciplina que pronto tendrás, Hyde usará la evasión magistralmente. Las posibilidades son que antes hayas usado la evasión para romper tus esfuerzos en el alcance de tus objetivos. De este modo, aprenderás pronto que Hyde es bastante bueno en el empleo de este método de autofracaso. Asume, con toda seguridad que la vida, en su mayor parte, está basada en el principio de causa y efecto. En tu vida, tus acciones son la causa; los resultados de tus acciones son los efectos. Por supuesto, la acción que tu tomes con respecto al auto- descubrimiento de los ejercicios en esta guía puede hacer que ocasionalmente te cause incomodidad. Pero esa incomodidad se transformará rápidamente en una maravillosa sensación de logro cuando experimentes los éxitos que resulten de tu auto- conocimiento recién adquirido. Estos éxitos continuarán a lo largo de toda tu vida. Entonces cuándo te encuentres intentando evitar la incomodidad de la auto- examinación persiguiendo una actividad distractora, cuando Hyde trate de arrastrarte hacia la evasión colgando una zanahoria delante de ti, pregúntate “¿esta es una táctica para sacarme de mi camino hacia la autodisciplina?” Recuerda: la clásica zanahoria colgada de un palo es perseguida por un burro, o asno. No dejes a Hyde que te convierta en uno. (asno en inglés es ‘ass’, pero esta palabra tiene también una connotación peyorativa fuerte)
  • 33. Autodisciplina en 10 Pasos 32 Veneno Antídoto ‘Lo haré más tarde’ ‘Lo haré después’ ‘Lo hago mañana’ Las anteriores son una de las oraciones favoritas de tu Hyde el postergador. A menudo una de las tácticas antes descritas será usada como la razón para ‘hacerlo más tarde’. Otras veces una razón complementaria será ofrecida: ‘no puedo comenzar un programa de pérdida de peso hasta que compre un equipo decente en donde ejercitar’. Entonces, Hyde el postergador ha tenido éxito al poner una barrera entre ti y tu objetivo. Luego el dice: ‘y no puedo permitirme comprar un nuevo equipo hasta que haya bajado el saldo en mis tarjetas de crédito.’ Todavía otra barrera. Esto va sin cesar hasta que estés completamente inmovilizado por las barreras entre tú y tu objetivo original. Otra táctica de postergación es ‘no tengo tiempo’. Bien, tenemos veinticuatro horas por día; ni más, ni menos. Esto es válido si estás a la cabeza de una nación o a la cabeza de una casa/grupo familiar, o ambos. ‘Pero algunos tienen más responsabilidades que otros’ dice Hyde postergador. Bastante cierto, pero ahora estamos hablando de prioridades. Lo que eliges hacer con tus veinticuatro horas por día es totalmente otro asunto. Y una de las cosas que has decidido hacer es adquirir autodisciplina. El punto aquí es reconocer si una postergación dada es legítima o no; es decir, si la postergación trabaja para ti o contra ti. Esta pregunta debe ser constantemente dirigida a si la táctica de Hyde postergador debe ser neutralizada. La Postergación, a veces en combinación con las tácticas antes descritas, será usada para impedirte hacer los ejercicios sugeridos en esta guía. Recuerda: Repítete a ti misma: • El programa tendrá éxito sólo si y solo sí los ejercicios realmente son completados, no solamente pensados. • Una vez que comienzas a usar tu nuevo conocimiento sobre la autodisciplina, realmente disfrutarás haciendo cosas a tiempo en vez del postergarlas. Créelo.
  • 34. Autodisciplina en 10 Pasos 33 3. La Autoconversación: Claves para la Transformación Ahora tienes un entendimiento de cómo funciona el lado de Hyde de constitución psicológica. ¿Notaste que todos los mensajes que provienen de él se dan dentro de una ‘autoconversación’? La autoconversación es una conversación que tienes contigo misma. A menudo, esto ocurre subconscientemente. Aunque casi todo el mundo haya oído de la autoconversación, pocas personas realmente conocen como esta trabaja. Cuando se tiene un conocimiento limitado a este tema, es casi tan inútil como ningún conocimiento. Esta conversación interior es comparable a la música de fondo que suena mientras haces compras en un supermercado. ¿Por qué tu supermercado local pone música de fondo mientras los clientes vagan por los pasillos? La música suena, pero realmente no la oyes a menos que consciente y deliberadamente enfoques tu atención en ella. Pero, aunque no estés conscientemente enterada de esto, esta música de fondo tiene un efecto en tu comportamiento. La investigación ha demostrado una y otra vez que la música de fondo tiene un efecto en nuestros modelos de compra. Los comercios no lo harían si esto no aumentara sus ventas. La autoconversación siempre sigue adelante, aun cuando no la oyes conscientemente. Así es, constantemente recibes mensajes de ti mismo, ellos nunca paran. En cada segundo de tu día tú haces opciones basadas en estos mensajes. Si decides que comer, que llevar puesto, o que hacer, un proceso de elección ocurre. Las elecciones que haces y que determinan tus acciones están basadas en la autoconversación. En otras palabras, tu comportamiento es constantemente influenciado sin que ni siquiera seas consciente de ello. Alguna vez te has dicho a ti misma, ‘no sé por qué hice eso’. Subconscientemente, ocurren dentro de nosotros debates que rara vez realmente oímos, pero que influyen severamente en nuestros pensamientos, percepciones, sentimientos y
  • 35. Autodisciplina en 10 Pasos 34 comportamiento. Hyde constantemente usa una autoconversación negativa para sabotearte. A Veces él te gana un debate subconsciente que no conocías hasta que esta toma lugar. Sin darte cuenta, te encontrarás transmitiendo mensajes negativos a ti misma cuando en realidad necesitas ser un autoalentadora de tus esfuerzos. Este es exactamente por qué a menudo te encuentras haciendo cosas que realmente no quieres hacer, o a la inversa, NO haciendo cosas que quieres realmente hacer. ¿Captas la idea? Si sucumbes a la parte de ti que en secreto no quiere que este programa funcione, entonces Hyde proporcionará cientos de motivos y acciones contraproducentes. Cuando te encuentras teniendo dificultad con la autodisciplina, es porque él está dirigiendo debates secretos. ¿Alguna vez has comenzado a mirar televisión en vez de trabajar en una tarea atrasada qué habías estado aplazando? Esto pasa porque la parte de ti que quiere hacer la tarea no consiguió una posibilidad para participar en el debate. Hyde, como verás, ha jugado al juego de la política de trastienda sobre ti. Así es como él trabaja, subconscientemente, sobre tu mente. Veamos otro ejemplo. Cuando ves tu habitación hecha un desastre, conscientemente te dices a ti mismo, ‘¡Maldición!, hace poco la organicé y ya está hecha un desastre!’ el debate subconsciente comienza. Hyde, entra en acción subconscientemente y dos horas más tarde te encuentras sentándote en el sofá mirando la terminación de una mala película, y preguntándote por qué no pasaste aquellas dos horas poniendo tu cuarto en orden, o trabajando en un informe, o planeando tu régimen de dieta. Una vez que has llevado a nivel consciente todo lo que pasa en tu mente sobre las autoconversaciones, aceptándolo como una realidad bien firme, se te presentan dos escenarios, dos caminos, solo dos opciones: 1. Resignarte y seguir en la mediocridad y la infelicidad, o 2. Asumir el control de tu vida y orientarla hacia donde tú yo maduro lo decida. Si escoges la primera, entonces no continúes leyendo este libro, de nada servirá. Solo continúa lamentándote de tu ‘mala suerte’ y culpa a los demás, al destino, a la vida, de tu infelicidad. Si, por el contrario, escoges la segunda opción, sabiendo y aceptando honestamente que implica esfuerzo, tiempo, constancia, perseverancia,
  • 36. Autodisciplina en 10 Pasos 35 convicción, entonces te ayudaré a responder la gran pregunta: ¿cómo lo hago? Para darle fundaciones indestructibles al entrenamiento de los diez pasos debes antes que nada cumplir con los siguientes requisitos: Primero: Conquista a Hyde. Recuerda que qué es parte de ti. No consideres a Hyde como un enemigo. Tal pensamiento te coloca en un estado mental combativo y agresivo; en un conflicto interior contigo misma. Cuando luchas contra ti misma, pierdes valiosa energía que podría ser usada en la conducción hacia el logro de tus objetivos. Piensa en Hyde como un niño rebelde que vive dentro de ti. Este pequeño niño no tiene ninguna autodisciplina, ningún dominio de sí mismo, y ninguna habilidad de retrasar la gratificación. Como cualquier niño travieso, es manipulador, y usa arma para conseguir lo que quiere. No trates de aplastar este lado de ti, esto no funcionará. Terminarás simplemente siendo una masa andante de conflictos interiores. Además, el lado de Hyde de tu personalidad es también la fuente de tu alegría y creatividad. De este modo, piensa en él como una parte de ti que puedes ser persuadida por cooperación y compromiso, no combate. Aprenderás más sobre cómo hacer esto más adelante. Segundo: Sube el volumen. En muchos momentos, cuando tu yo consciente, tu parte productiva (Dr. Jekyll) quiere ser productivo sostiene debates con tu yo inconsciente (señor Hyde); pero la la mayoría de las veces no consigue de influir positivamente en tu comportamiento… ¡Por su puesto! ¿Cómo puedes ganar un debate si no oyes nada o ni la mitad de lo que dice tu interlocutor? ¡No puedes! Recuerda que él está en tu subconsciente. A fin de contrarrestar la influencia de Hyde, tienes que levantar el volumen en tu autoconversación subconsciente. Puedes comenzar entonces a programar tu mente subconsciente para apoyar, más bien que inhibir, tus esfuerzos en el logro de tus objetivos. Este es otra de las condiciones previa para iniciar el proceso del control sobre Hyde.
  • 37. Autodisciplina en 10 Pasos 36 Tercero: Usa la autoconversación orientada a la acción. Por el momento harás bien al reconocer que la autoconversación positiva autosustentada es un paso fundamental para la neutralización de los fraudes de Hyde. La autoconversación es un poderoso instrumento que puede ser usado con éxito para tratar con sus tácticas. Tienes que familiarizarte a fondo con la poderosa simplicidad de la autoconversación orientada por la acción. La clave es anular los manipuladores mensajes negativos de Hyde sustituyéndolos por mensajes positivos. De este modo, cuando te encuentres siendo cínica, evasiva, etc., llámate la atención por eso. Pero si escuchas a la parte de ti que desea la autodisciplina, entonces descubrirás pronto las recompensas, alegrías, y logros que la autodisciplina guarda para ti. Ahora bien, ¿cómo tu yo consciente toma control de la conversación? Cuarto: Usa el poder de la palabra. La razón por la que enfatizamos que tus mensajes tengan como características constantes, inmutables y permanentes (positivos, específicos y en tiempo presente) es que hasta altura del conocimiento humano no tiene discusión: el poder de la palabra. Al utilizar la técnica de la autoconversación, tienes que declarar a tu mente subconsciente exactamente lo que quieres hacer, como si realmente ya lo estuvieras haciendo. Tu mente subconsciente trabajará para que tu realidad exterior se empareje/sea equivalente con tu realidad interior. De este modo, al recibir tu mensaje, tu mente subconsciente dirigirá todos tus recursos para hacer realidad todo lo que digas. Estarás asombrada de lo que pase cuando repetida, enérgica, y positivamente declares a tu mente subconsciente lo que quieres hacer, ser, o tener como si esto fuera ya una realidad. Este trabaja tanto con objetivos a corto plazo como a largo plazo. Presta debida atención a la siguiente explicación y no avances hasta estar totalmente segura que has aprendido lo allí expuesto.
  • 38. Autodisciplina en 10 Pasos 37 La mente subconsciente entiende sólo el concepto del tiempo presente. así que cualquiera sea el mensaje esta recibe lo que es declarado en tiempo presente, lo cree. Tu mente subconsciente cree lo que le dices; ella no diferencia si mientes o estás jugando, y en consecuencia, lo muestra a ti como la realidad consciente. Entonces esto dirige todos tus recursos interiores hacia la realización del mensaje que le envías. Tu mente subconsciente envía mensajes a tus funciones motoras, emociones, y otros miembros de tu sistema físico y psicológico. Al utilizar la técnica de la autoconversación, tienes que declarar a tu mente subconsciente exactamente lo que quieres hacer, como si realmente ya lo estuvieras haciendo. Tu mente subconsciente trabajará para que tu realidad exterior se empareje/sea equivalente con tu realidad interior. De este modo, al recibir tu mensaje, tu mente subconsciente dirigirá todos tus recursos para hacer realidad todo lo que digas. Estarás asombrada de lo que pase cuando repetida, enérgica, y positivamente declares a tu mente subconsciente lo que quieres hacer, ser, o tener como si esto fuera ya una realidad. Este trabaja tanto con objetivos a corto plazo como a largo plazo. Te explico con un ejemplo: Tienes un informe pendiente por realizar. En tu autoconversación consciente dices, ‘yo debería trabajar en mi informe,’ o ‘yo tendría que trabajar en mi tarea’, entonces el mensaje que tu subconsciente oye es, ‘no estoy trabajo actualmente en mi proyecto’. Entonces este no te mueve hacia trabajar en tu tarea. Además, mientras te dices a ti mismo, ‘yo debería trabajar en mi informe’, Hyde está enviando un mensaje en presente que dice, ‘ahora estoy mirando televisión’, y ese es el mensaje que tu mente obedece ciegamente. Pero si lo dices en forma positiva para tu evolución, siendo específica y lo expresas en tiempo presente, como, por ejemplo, "Ahora estoy trabajando en mi informe’ entonces tu mente subconsciente girará toda su atención a esa actividad, no importa lo que estés haciendo cuando lo digas. Si tu mente subconsciente cree que actualmente estas trabajando en un informe, entonces esto es lo que tus pies, manos, y cada otra parte de tu cuerpo querrán hacer.
  • 39. Autodisciplina en 10 Pasos 38 Veamos otro ejemplo. Digamos que estas metido en una actividad que consideras un desperdicio de tu tiempo. Digamos, por ejemplo, que estás jugando en tu computadora. Entonces comienzas a pensar que escribir un ensayo sería un mejor uso de tu tiempo. Hyde entonces dirá subconscientemente, ‘Estoy jugando en la computadora’. Cada vez que conscientemente piensas en escribir el ensayo, Hyde subconscientemente repite, ‘estoy jugando en la computadora’. Tu mente subconsciente cree lo que le dices. De este modo, si comienzas a repetir ‘estoy escribiendo un ensayo’, entonces tu mente subconsciente enfocará tu atención, física y mental, en escribir el ensayo. Cuando tus ojos miren el monitor de la computadora, estos comenzarán a sentirse inquietos. Tus manos querrán moverte hacia cualquier elemento que te permita iniciar tu ensayo. Tu mente comenzará a componer el ensayo. Todo tu ser completo entrará en un estado de agitación y conflicto, y no se calmará hasta que realmente escribas el ensayo. Mientras repitas tu mensaje de autoconversación de forma positiva, específica, en tiempo presente, te sentirás obligado a escribir el ensayo; ninguna otra actividad podrá satisfacerte. ¡Pero cuidado! Debes mantenerte alerta, consciente; Hyde rápidamente se dé cuenta que el mensaje ‘estoy jugando en la computadora’, no está sucediendo, y comenzará a emplear uno o varios de los distractores que llamamos venenos de los que hablamos antes (cinismo, negativismo, derrotismo, evasión, postergación). Su estrategia es implementar la autoconversación. Pero como ahora eres consciente de lo que Hyde está diciendo, tú puedes combatir ese mensaje y repetir tu mensaje una y otra vez, y e invalidar el mensaje de Hyde. Tu mente subconsciente responderá sólo a un mensaje a la vez. Inténtalo. Cuando repites tu mensaje varias veces a tu subconsciente, observarás como tu cuerpo y mente responden. Estarás sorprendida. A manera de resumen, hay cuatro cosas trascendentalmente importantes que debes considerar y aplicar para usar de manera favorable para ti el poder de la palabra:
  • 40. Autodisciplina en 10 Pasos 39 • Conscientemente, háblate a ti misma sobre eso. Mientras más lo hagas, mejor te volverás en eso. Cualquier pensamiento, sensación/sentimiento, o comportamiento practicado con regularidad, pronto se convertirá en un hábito. Créeme, este concepto simple cambiará tu vida. He visto a gente que intentó esto por una semana sorprenderse ellos mismos con sus logros. Más tarde aprenderás sobre otros instrumentos de autodisciplina para combinar con la autoconversación orientada por la acción. • Cuida tu lenguaje. La forma en que usas las palabras durante la autoconversación tiene un impacto enorme en si tu mente subconsciente trabaja para ti o contra ti. Por ejemplo, cuando dices, ‘no puedo…’ en lugar de decir, ‘elijo no…’ comunicas a tu mente subconsciente que no tienes opción en la situación. Esto crea una actitud indefensa e incapaz sobre tu comportamiento y debilita tu decisión. ‘Elijo ...’ implica que tienes una opción/elección en el asunto. Igualmente, cuando dices que ‘debo ...’ y ‘tengo que …’ le dices a tu mente subconsciente que no tienes ningún control sobre tu comportamiento, que alguien o algo fuera de ti está al mando. Este no hace moverte con entusiasmo hacia tus objetivos. Por lo tanto, siempre di ‘elijo... (tal cosa)’, que, después de todo, por lo general es la verdad del asunto. También, ten cuidado de usar ‘debería...’ Esto implica a tu mente subconsciente que tu opción de comportamiento está siendo hecha desde una posición de culpa, lo que sirve para derrumbar tu poder de autodisciplina. Recuerda: es ‘elijo...’ Cuando tu mente subconsciente oye tus prioridades declaradas de una forma poderosa y positiva, esta siente tu poder. Entonces ella usa aquel poder para movilizar tus recursos interiores hacia el logro de tus prioridades. En otras palabras, las palabras cuentan.
  • 41. Autodisciplina en 10 Pasos 40 • No solo lo pienses, dilo. Si expresas tus mensajes de autoconversación en voz alta, estos serán aún más efectivos, dado que involucran dos componentes físicos, tu habla y tu escucha. Tus mensajes tendrán el poder y apoyo de no sólo tu red mental, sino también de tu red física. Todos los músculos y las funciones motoras que están implicadas en tu habla y tu escucha serán activadas y alistadas en el proceso de moverte hacia realizar tu actividad deseada. En otras palabras, mientras más partes de ti involucres en tu autoconversación, más poderoso será el mensaje para tu mente subconsciente. Considera incluir movimientos, decirlo cantando, etc. Por su parte, tu mente subconsciente tendrá más fuerza para apoyar/sostener las acciones que desees. • La repetición es la llave al éxito. Mientras más repites tu mensaje, más duro trabajará tu mente subconsciente hacia tus deseos. Hyde es bueno con la autoconversación. Pero con la práctica, tú pronto serás aún mejor. En estos momentos es cuando los que te rodean se convierten en Hyde externos y comienzan a hacer burla de ti. Cuestionas lo que haces, porqué lo hace, cómo lo haces. Saca a relucir tu confianza en ti y en lo que haces y no permitas que te afecten. Sólo continúa, si lo ves normal, así terminarán ellos viéndolo. La razón principal por la que estas aprendiendo sobre la autoconversación primero es porque tendrás que usarla inmediatamente en tu trato con Hyde durante las etapas iniciales de este programa de desarrollo de autodisciplina. La autoconversación será aún más poderosa cuando comienzas a combinarla con los otros instrumentos que aprenderás más tarde. Pero por el momento vamos a ver los datos específicos de cómo funciona la autoconversación orientada por la acción. Estás a punto de aprender uno de los instrumentos más poderosos en tu sistema de autodisciplina. ¡Lo usarás para el resto de tu vida!
  • 42. Autodisciplina en 10 Pasos 41 PARTE IV CONOCE A TU ENEMIGO 1. ¿Dónde está el enemigo? La autodisciplina requiere afrontar ciertas realidades sobre nosotros que preferimos ignorar. Una de esas realidades, comprobadas, inobjetables, es que sentimos diversos y variados tipos de miedos que condicionan qué, cómo, cuándo y por qué pensamos lo que pensamos, hacemos lo que hacemos, actuamos como actuamos. La mayoría de ellos, como seguro ya lo supones, alojados en nuestro subconsciente. ¿Sorprendida? tal vez sí, o tal vez no, pero lo que tal vez si te sorprenda es que esos miedos representan nuestras mayores barreras en nuestra búsqueda del tesoro llamada autodisciplina. …Otra Vez el Subconsciente. ¿Por qué? Recuerda que antes dijimos que el subconsciente no es responsable de cómo funciona ni de lo que hace; de alguna forma él está ‘programado’ para mantenernos fuera del peligro, por ese motivo la mayoría de los miedos se almacenan en esa escondida, hasta ahora, parte de nuestra mente. El subconsciente no puede ni debe saber cuál miedo tiene un fundamento real y cual no, ya que su labor es defendernos y esa información puede confundirlo, además de contrarrestar su eficacia para cumplir la tarea que le corresponde. ¿En qué nos afectan y cómo lo hacen? Existen, muchos tipos de miedos personales. Ellos afectan nuestro comportamiento en distintos modos y grados. Los miedos subconscientes generan dudas y reservas interiores, las cuales se alojan profundamente en nuestra mente y allí quedan arraigadas. A menudo, escondemos estas sensaciones de las demás personas, pero lo peor es que lo hacemos también de nosotros mismos. Ellos desempeñan un papel de saboteador y hasta de destructor en todas las áreas de nuestras vidas. Una de las manifestaciones de dicho saboteo, es que ciertos y
  • 43. Autodisciplina en 10 Pasos 42 específicos miedos subconscientes crean barreras entre nosotros y la autodisciplina. Ellos provocan pensamiento, actitudes y acciones que se expresan comúnmente en: postergación, pobres habilidades para administrar el tiempo y la evasión de tareas. ¿Qué pasa cuando los enfrentas? Crea ansiedad. La ansiedad es una sensación poderosa e incómoda que tratemos de evitar a cualquier costo, incluso el autoengaño y la autodecepción. Hemos sido condicionados para ver el miedo como una forma de debilidad o insuficiencia. Es por ello que preferimos tratar de racionalizarlos, en lugar de simplemente de aceptarlos y decir ‘tengo miedo’. Asociamos el miedo con el infantilismo. No queremos escuchar expresiones como esta: ‘No tengas miedo, compórtate como una mujer, no como una niña’ Cualquier sugerencia de que algo nos atemoriza genera frases en nosotros como: ¿Cuál es el problema, miedo?’ ‘¿Cobarde yo?’ ¡Yo sí me atrevo!’’ ¿Y entonces, cómo afrontamos esta situación? a) Reconoce la verdadera naturaleza del problema La mayor parte de nosotros cree en que si evitamos el suficiente tiempo una situación desagradable o difícil esta finalmente se irá. Esto no ocurrirá. Al contrario, solo cuando te des cuenta de tus miedos subconscientes, y aceptes que están allí, dentro de ti, serás capaz de establecer una autodisciplina real. Los miedos subconscientes nos impiden transformar las ideas en acciones. Sólo reconociéndolos y aceptándolos podemos minimizar su inmovilizadora influencia. No podrás hacer nada para liberarte de estos miedos si no los sacas a la luz. En este punto es importante saber que los miedos son algo natural que nos identifica como seres humanos, es por ello que tenemos que aceptarlos como una parte de nuestras vidas. Esta es una realidad inevitable que tiene que ser aceptada por alguien que trata de romper barreras. Jamás estaremos completamente libres de todos los miedos, pero no tenemos que ser controlados por ellos. Parafraseando una frase célebre: ‘La peor cosa a la que tenemos que temer es al miedo mismo’.
  • 44. Autodisciplina en 10 Pasos 43 b) Usa tu yo consciente A fin de arrancar de raíz estos miedos sepultados, debemos ‘excavar como topos hiperactivos’. De este modo, vamos a avanzar, a aprender varias caras de estos molestos miedos, y reducir sus influencias en nuestro comportamiento. Nota que no dije ‘librarnos de ellos’, dije, ‘reducir sus influencias en nuestro comportamiento’. Los miedos son variados y diversos. Los sufrimos en varios grados. El primer paso para controlarlos es conocerlos bien; aprender cómo funciona cada uno. Mientras más conozcas sobre ellos mejores serán tus posibilidades de minimizar su influencia. Mientras permanezcas escondidos en tu subconsciente nada cambiará. Es por ello que tienes que hacerte consciente de toda esta situación. 2. Principales miedos a vencer Los miedos que más interfieren en tu evolución y en tu desarrollo como ser humano pleno son también los más comunes, debido a su origen y a su naturaleza. Estos temores nos bloquean y nos impiden alcanzar no solo la autodisciplina, de hecho, son las emociones que controlan cada paso que damos en nuestra vida, de allí la importancia de controlarlos o mejor aún, erradicarlos totalmente de nuestros sistemas de creencias, ya que no son necesarios para la supervivencia, tal y como te explique en párrafos anteriores. Al lograr erradicar estas emociones de tu mente habrás dando un paso enorme en tu evolución. Tus grandes enemigos son los siguientes miedos: • al fracaso • al éxito • al rechazo • a la mediocridad • a los riesgos Una vez que has reconocidos los principales miedos que te impiden desarrollar la habilidad de la autodisciplina estás casi listo para comenzar. Solo faltan detalles. Estos detalles son instrucciones y advertencias que te proporcionaré a medida que vayas desarrollando el programa.
  • 45. Autodisciplina en 10 Pasos 44 3. Antes de que empieces… Prepárate para ejecutar el método en dos fases: en la primera conocerás como actúan tus enemigos, y aprenderás ejercicios creados cuidadosamente para neutralizar su poder sobre ti; en la segunda, aprenderás técnicas y realizarás ejercicio para eliminar actitudes negativas que nacen en tu subconsciente. En ambos casos, todos diseñados para incorporar simultáneamente tus sensaciones, pensamientos, y comportamientos en tu programa de desarrollo de autodisciplina. Mientras más partes de ti involucres, más comprometido/dedicado serás. Síguelos al pie de la letra. En todos escribirás. Las siguientes son instrucciones generales: • Escudriña en tu mente y encuentra las fuentes pasadas de tus actuales pensamientos y sentimientos ya que ellos condicionan tu comportamiento y éste a tus pensamientos y sentimientos. Todos los aspectos de tu persona están relacionados. El objetivo es que logres explorar tus sentimientos sobre ciertas actitudes que comúnmente derriban la autodisciplina. Hacer los ejercicios te proveerá de un invaluable conocimiento sobre cuando, donde, y de quien podrías haber recogido estos sentimientos y actitudes. • Escribe realmente tus respuestas, no te limites sólo a pensar en los ejercicios. Es enormemente importante que además de tu intelecto, involucres tu sistema motor físico en esta parte de tu programa de autodisciplina. El acto físico de la escritura activa e involucra tu sistema motor físico, así incorporando más de todo tu yo en el proceso de autodisciplina. No dejes que Hyde te impida de hacer los ejercicios. • Lee tus respuestas y pregúntate cómo te sientes cuando lo haces, después de completar cada ejercicio. Luego, si estás remotamente preocupado por la privacidad, inmediatamente destruye lo que escribiste. • Sé honesta (sólo tú verás tus respuestas); breve (no más que 15 minutos por ejercicio) y específica (da nombres, detalles) AHORA SÍ, ¡COMIENZA!
  • 46. Autodisciplina en 10 Pasos 45 PARTE V CINCO PASOS PARA VENCER TUS MIEDOS PASO 1: Vence tu miedo al fracaso El fracaso no es algo que existe físicamente; ni siquiera es una convención social. Es una bestia, pero es solo una creación de tu subconsciente; el problema es que allí se queda, pero no como tu prisionero, sino como ¡tu carcelero! La buena noticia es que, si tú lo creaste, entonces tú, y solo tú, lo destruyes. Todos lo hemos sentido. Este es un fenómeno mental muy común. Es el mayor obstáculo al éxito personal. Sorprende, pero es un hecho: si queremos el éxito, nuestra primera preocupación es fracasar. Usamos más energía, más tiempo en el tema del fracaso que en el del éxito. Lo que la mayor parte de nosotros no comprende, sin embargo, es que estos miedos están basados en un concepto erróneo contraproducente. En forma equivocada, consideramos cualquier fracaso como una evaluación exacta de nuestro valor. El efecto de fracasos pasados perdura en los oscuros rincones de nuestro subconsciente, siempre estando al acecho, listo para recordarnos el dolor emocional y las sensaciones inútiles que resultaron de un aparente fracaso pasado. ¿Por qué vemos el fracaso como algo terrible? Porque psicológicamente tendemos a conectar el fracasado esfuerzo a nuestra autoestima. No separamos la tarea de nosotros. Subconscientemente nos decimos: ‘La tarea fracasó, entonces soy un fracaso’. Seguramente una persona puede fallar en una tarea particular o proyecto. Pero una persona no puede ser un fracaso. Se puede fallar en la misma tarea numerosas veces y aún no ser un fracaso como persona. Los ficticios horrores del fracaso que son grabados en nuestros cerebros derriban nuestra capacidad de ejercer la autodisciplina en muchas de las esferas de la vida. Y allí está lo que realmente tememos sobre el fracaso: ¡La Humillación!
  • 47. Autodisciplina en 10 Pasos 46 Dos formas contrarias de cómo manejar el miedo al fracaso El primero El escritor Lillian Hellman escribió una obra teatral exitosa llamada ‘The Children's Hour’ (La Hora de los Hijos). Posteriormente, escribió otra obra, ‘Days to Come’ (Días por Venir); esta última, al contrario de la primera, fue rechazada con severidad por los por auditorios y críticos. La obra fue inmediatamente archivada. Tomando ese fracaso del en forma personal, Hellman fue tan emocionalmente devastado que no pudo escribir otra obra durante dos años. Incluso después de terminarla, la volvió a escribir nueve veces. Además, a lo largo de una carrera larga y brillante, Hellman nunca terminó con el dolor de aquella obra fracasada. Muchos años más tarde, escribió sobre la humillación que ella sintió cuando los miembros del auditorio salían del teatro durante la condenada apertura de la obra. En diversos grados, reaccionamos a nuestros fracasos como lo hizo Lillian Hellman. Más bien que verlos como evidencias de la experimentación y el crecimiento, nosotros los humanos tendemos a experimentar los fracasos como golpes a nuestra autoestima. El segundo Durante su fase experimental, la lámpara incandescente de Edison fracasó cientos de veces. ¿Esto hizo a Edison un fracaso? Por supuesto no. Edison vio a cada fracaso como un paso más cerca al éxito. En efecto, debido a su actitud en cuanto al fracaso, él fue capaz de usar el poder de la autodisciplina a fin de perseverar. La experiencia de Edison con la lámpara incandescente gráficamente demuestra la incoherencia de unir el fracaso a la autoestima. Supongo que podríamos decir que Edison ‘vio la luz'. Nuestros egos han sido entrenados por la sociedad, las escuelas, y los padres para que interpreten que fallar es algo de lo cual deberíamos estar avergonzados. Por consiguiente, durante el crecimiento nos volvimos menos dispuestos a intentar algo en lo cual estábamos inseguros de tener éxito; nuestro pensamiento subconsciente decía ‘Si fallo, me veré como una tonta’. Este proceso de pensamiento continúa subconscientemente; no somos conscientes de su poderosa influencia en nuestro comportamiento. Sin importar la tarea intentada, esta creencia anula nuestro poder de autodisciplina; este carece de plena fuerza y del completo apoyo de nuestra personalidad. Somos como un motor de seis cilindros que solo funciona con cuatro.
  • 48. Autodisciplina en 10 Pasos 47 ¿Cuáles son los resultados personales de tal escenario? Debido a este tipo de pensamiento, es más fácil seguir comiendo compulsivamente, bebiendo, o fumando en vez de arriesgarse la autohumillación que acompaña un intento frustrado de cambiar. Considera a la persona de negocios ‘postergadora’ que no puede realizar puntualmente las tareas requeridas en su trabajo. El miedo al fracaso está operando allí. Él teme autodegradarse, a perder prestigio más que perder dinero; entonces él subconscientemente se dice que, si falla, no será tan humillante a que si él no se dedicó totalmente. De manera que él se dice subconscientemente ‘Después de todo, yo realmente no lo estaba intentándolo’. Esta misma torcida lógica subconsciente funciona dentro de los estudiantes que no pueden lograr estudiar o completar tareas a tiempo. Irónicamente, mientras esta actitud proporciona un falso escudo ante la autohumillación implicada en el fracaso, esta misma actitud también desempeña un papel significativo en la mayoría de las iniciativas fracasadas. Ya que, a menos que uno mismo se involucre totalmente, la tarea que se quiere realizar no alcanza el éxito esperado. ¿Cómo combatir el miedo al fracaso? Para que la autodisciplina pueda ser alcanzada y usada, primero el miedo al fracaso debe ser aceptado y luego revelado como el saboteador subconsciente que es. Cuando finamente saquemos a la luz el miedo al fracaso, veremos que el sentimiento de humillación es lo que realmente lo sostiene. Por lo tanto, debemos recordarnos continuamente que el fracaso no implica humillación, a menos que lo decidamos así en nuestras propias mentes. El fracaso puede ser visto como un escalón en vez de que como una lápida. Una vez que esta realidad es totalmente aceptada, el miedo al fracaso pierde su poder de sabotear nuestra meta de lograr la autodisciplina en nuestra vida. En resumen: Subconscientemente, unimos el fracaso a la humillación. Es el miedo a la humillación el que realmente nos obstaculiza para atrevernos a intentar lograr muchos de nuestros sueños y metas. En lo que la autodisciplina se refiere, el compromiso es un ingrediente necesario, y el miedo a la humillación limita nuestra capacidad de crear
  • 49. Autodisciplina en 10 Pasos 48 un fuerte compromiso con nuestras iniciativas elegidas, tanto las grandes como las pequeñas. La fórmula para reducir el miedo al fracaso está en tu elección decidida y firme, a través de la autoconversación, a rechazar que tu mente relaciones el fracaso a tu autoestima. ¡No tienen nada que ver uno con el otro! Cuando rechazas en tus autoconversaciones el percibir al fracaso como una lápida y, por el contrario, lo interpretas consciente y maduramente como un escalón al éxito, inmediatamente multiplicas tu poder de compromiso; y este automáticamente refuerza tu poder de autodisciplina. ¡Ahora que conoces el poder inhibidor del miedo al fracaso, puedes ver la necesidad de reducir al mínimo ese poder! Ejercicio Nº 1: Contra el Miedo al Fracaso El ejercicio siguiente te pondrá en contacto con tus propias sensaciones subconscientes sobre el fracaso y la humillación. Estas sensaciones te afectan emocional, intelectual, y hasta físicamente más de lo que quizás seas consciente. Está diseñado para ayudarte a descubrir tus preocupaciones y emociones escondidas en cuanto a miedo al fracaso. Antes, te recordamos cómo hacer los ejercicios: Las reglas para realizar los ejercicios debes cumplirlas SIEMPRE: se honesta, específica, breve (quince minutos, máximo) y, sobre todo, ¡escribe! Escribir será lo más difícil. Hyde echará un vistazo por tu hombro y te dará una carga de motivos para simplemente pensar en ellos más bien que escribirlos. Por lo tanto, que te sientas dudoso e incómodo es una reacción común. Sin embargo, si avanzas estarás asombrado por los resultados. Mientras escribes, presta atención, de manera precisa y detallada, a tus reacciones físicas y emocionales. Físicamente: ¿aprietas tus dientes? ¿Se aprietan cualquiera de tus músculos? ¿Tus músculos del estómago? ¿Del cuello? ¿Notas algún cambio de tu ritmo de respiración? ¿Más rápido? ¿Superficial? Emocionalmente: ¿Experimentas el daño de nuevo? ¿Te sientes asustado? ¿Enojado? ¿Agresivo? ¿Avergonzado?
  • 50. Autodisciplina en 10 Pasos 49 Es trascendental que tomes nota de tus reacciones cuando completas cada uno de los ejercicios en todo este programa de autodisciplina. Tus reacciones te darán un valioso conocimiento de cuánto tu actual comportamiento es subconscientemente afectado por las experiencias pasadas que recordaste. Comencemos… Rememora tres experiencias pasadas que percibiste como fracasos, errores, o un comportamiento torpe. Anótalas. Busca estas tres experiencias de cualquier área de tu vida: trabajo, amor, ocio, etc. La única regla aquí requiere que estas situaciones o acontecimientos debieran ser las experiencias más vergonzosas y más humillantes que puedas recordar. Estarás tentada a tomar todas estas tres experiencias de un tiempo reciente en tu vida porque todavía conscientemente sientes su aguijón. Pero, no lo hagas. En cambio, toma dos de ellas de tus recuerdos más antiguos. Explora tu infancia. Esto te dará una conciencia sobre cómo, cuando, y donde tus actitudes y creencias sobre el fracaso fueron originadas. Como fantasmas, los fracasos pasados nos persiguen. En efecto, las experiencias pasadas realmente afectan nuestro comportamiento presente. Anotando tus peores experiencias, le darás una forma concreta a estos fantasmas. Luego puedes encararlos directamente. Este será tu primer paso hacia tu liberación de sus influencias. Antes que continúes: ¿Realmente escribiste el ejercicio como se te instruyó? ¿En serio fuiste estricta con el procedimiento tal y cual se te pidió? ¿seguiste al pie de la letra las instrucciones que te fueron proporcionadas? Si tu respuesta a alguna de las preguntas anteriores ha sido un "NO", entonces tuviste un encuentro con Hyde y fuiste manipulada por él. Te venció en tu primera batalla. Por favor, NO CONTINÚES hasta que hayas tomado los pocos minutos necesarios de completar el ejercicio precedente, de eso depende el éxito del ejercicio. Recuerda que puede que Hyde te gane varias batallas, pero tú debes levantarte, sacudirte el polvo y seguir adelante hasta alcanzar tu propósito. Está en juego una vida exitosa para ti, no permitas que te quites tu misma esta gran oportunidad.
  • 51. Autodisciplina en 10 Pasos 50 PASO 2: Vence tu miedo al éxito El Diccionario de la Real Academia Española define al éxito como ‘Resultado feliz de un negocio, actuación, etc.’ Nada atemorizante, ¿verdad? Entonces, ¿qué hay que temerle al éxito? ¿No quieren todos ‘un resultado feliz’? Oh, si la vida fuera tan simple. Lamentablemente, sin embargo, no lo es. Como una espada de doble filo, el éxito se divide en dos caminos. Todos estamos tan cautivados con su lado bueno que tendemos a pasar por alto su lado malo. Subconscientemente, sin embargo, nuestras sensaciones en cuanto al lado negativo del éxito están muchísimo más vivas y activas. Una percepción negativa subconsciente del éxito puede dominar nuestro deseo consciente de alcanzarlo. Naturalmente, cuando esto pasa, nuestros poderes de autodisciplina operan a mitad de fuerza; después de todo, una parte subconsciente de nosotros realmente no quiere el éxito debido a todas las responsabilidades y complicaciones que van junto con él. Si tememos al éxito, al igual que ocurre con todas las fuerzas subconscientes, seremos incapaces de luchar contra él mientras no seamos totalmente conscientes de su existencia y de cómo actúa. Aunque parezca difícil de creer, hay personas cuyo peor propio enemigo es el éxito; estas personas parecen hacer todo lo imaginable para mantenerse a una distancia segura del éxito. Esa son la minoría. La mayoría tiene diferentes grados de miedo al éxito, y es que de alguna manera casi todos, hasta cierto punto, deseamos reservarnos de las consecuencias negativas del éxito. Sin embargo, estos factores negativos de los cuales deseamos salvarnos no son nada más que sombras; estas las desaparecen cuando las exponemos a la luz.