SlideShare una empresa de Scribd logo
Cuentos y fabulas
Augusto Monterroso Página 1
Cuentos y fabulas
Caperucita Roja
Había una vez una niña llamada
Caperucita Roja, ya que su
abuelita le regaló una caperuza
roja. Un día, la mamá de
Caperucita la mandó a casa de
su abuelita, estaba enferma,
para que le llevara en una cesta
pan, chocolate, azúcar y dulces.
Su mamá le dijo: "no te apartes
del camino de siempre, ya que
en el bosque hay lobos".
Caperucita iba cantando por el
camino que su mamá le había
dicho y , de repente, se
encontró con el lobo y le dijo:
"Caperucita, Caperucita,
¿dónde vas?". "A casa de mi
abuelita a llevarle pan,
chocolate, azúcar y dulces".
"¡Vamos a hacer una carrera!
Te dejaré a ti el camino más
corto y yo el más largo para
darte ventaja." Caperucita
aceptó pero ella no sabía que el
lobo la había engañado. El lobo
llegó antes y se comió a la
abuelita.
Cuando ésta llegó, llamó a la
puerta: "¿Quién es?", dijo el
lobo vestido de abuelita. "Soy
yo", dijo Caperucita. "Pasa,
pasa nietecita". "Abuelita, qué
ojos más grandes tienes", dijo la
niña extrañada. "Son para verte
mejor". "Abuelita, abuelita, qué
orejas tan grandes tienes". "Son
para oírte mejor". "Y qué nariz
tan grande tienes". "Es para
olerte mejor". "Y qué boca tan
grande tienes". "¡Es para
comerte mejor!".
Caperucita empezó a correr por
toda la habitación y el lobo tras
ella. Pasaban por allí unos
cazadores y al escuchar los
gritos se acercaron con sus
escopetas. Al ver al lobo le
dispararon y sacaron a la
abuelita de la barriga del lobo.
Así que Caperucita después de
este susto no volvió a
desobedecer a su mamá. Y
colorín colorado este cuento se
ha acabado.
FIN
Cuentos y fabulas
Augusto Monterroso Página 2
Peter Pan
Wendy, Michael y John eran
tres hermanos que vivían en las
afueras de Londres. Wendy, la
mayor, había contagiado a sus
hermanitos su admiración por
Peter Pan. Todas las noches les
contaba a sus hermanos las
aventuras de Peter. Una noche,
cuando ya casi dormían, vieron
una lucecita moverse por la
habitación. Era Campanilla, el
hada que acompaña siempre a
Peter Pan, y el mismísimo
Peter. Éste les propuso viajar
con él y con Campanilla al País
de Nunca Jamás, donde vivían
los Niños Perdidos...
"Campanilla os ayudará. Basta
con que os eche un poco de
polvo mágico para que podáis
volar."
Cuando ya se encontraban
cerca del País de Nunca Jamás,
Peter les señaló: "Es el barco
del Capitán Garfio. Tened
mucho cuidado con él. Hace
tiempo un cocodrilo le devoró la
mano y se tragó hasta el reloj.
¡Qué nervioso se pone ahora
Garfio cuando oye un tic-tac!."
Campanilla se sintió celosa de
las atenciones que su amigo
tenía para con Wendy, así que,
adelantándose, les dijo a los
Niños Perdidos que debían
disparar una flecha a un gran
pájaro que se acercaba con
Peter Pan. La pobre Wendy
cayó al suelo, pero, por fortuna,
la flecha no había penetrado en
su cuerpo y enseguida se
recuperó del golpe.
Wendy cuidaba de todos
aquellos niños sin madre y,
también, claro está de sus
hermanitos y del propio Peter
Pan. Procuraban no tropezarse
con los terribles piratas, pero
éstos, que ya habían tenido
noticias de su llegada al País de
Nunca Jamás, organizaron una
emboscada y se llevaron
prisioneros a Wendy, a Michael
y a John.
Para que Peter no pudiera
rescatarles, el Capitán Garfio
decidió envenenarle, contando
para ello con la ayuda de
Campanilla, quien deseaba
vengarse del cariño que Peter
sentía hacia Wendy. Garfio
aprovechó el momento en que
Peter se había dormido para
verter en su vaso unas gotas de
Cuentos y fabulas
Augusto Monterroso Página 3
un poderosísimo veneno.
Cuando Peter Pan se despertó y
se disponía a beber el agua,
Campanilla, arrepentida de lo
que había hecho, se lanzó
contra el vaso, aunque no pudo
evitar que la salpicaran unas
cuantas gotas del veneno, una
cantidad suficiente para matar a
un ser tan diminuto como ella.
Una sola cosa podía salvarla:
que todos los niños creyeran en
las hadas y en el poder de la
fantasía. Y así es como, gracias
a los niños, Campanilla se
salvó.
Mientras tanto, nuestros
amiguitos seguían en poder de
los piratas. Ya estaban a punto
de ser lanzados por la borda
con los brazos atados a la
espalda. Parecía que nada
podía salvarles, cuando de
repente, oyeron una voz: "¡Eh,
Capitán Garfio, eres un cobarde!
¡A ver si te atreves conmigo!".
Era Peter Pan que, alertado por
Campanilla, había llegado justo
a tiempo de evitarles a sus
amigos una muerte cierta.
Comenzaron a luchar. De
pronto, un tic-tac muy conocido
por Garfio hizo que éste se
estremeciera de horror. El
cocodrilo estaba allí y, del susto,
el Capitán Garfio dio un traspié
y cayó al mar. Es muy posible
que todavía hoy, si viajáis por el
mar, podáis ver al Capitán
Garfio nadando
desesperadamente, perseguido
por el infatigable cocodrilo. El
resto de los piratas no tardó en
seguir el camino de su capitán y
todos acabaron dándose un
saludable baño de agua salada
entre las risas de Peter Pan y de
los demás niños.
Ya era hora de volver al hogar.
Peter intentó convencer a sus
amigos para que se quedaran
con él en el País de Nunca
Jamás, pero los tres niños
echaban de menos a sus padres
y deseaban volver, así que
Peter les llevó de nuevo a su
casa. "¡Quédate con nosotros!",
pidieron los niños. "¡Volved
conmigo a mi país! -les rogó
Peter Pan-. No os hagáis
mayores nunca. Aunque
crezcáis, no perdáis nunca
vuestra fantasía ni vuestra
imaginación. De ese modo
seguiremos siempre juntos."
"¡Prometido!", gritaron los tres
niños mientras agitaban sus
manos diciendo adiós.
Cuentos y fabulas
Augusto Monterroso Página 4
Los Tres Cerditos
En el corazón del bosque vivían
tres cerditos que eran
hermanos. El lobo siempre
andaba persiguiéndoles para
comérselos. Para escapar del
lobo, los cerditos decidieron
hacerse una casa.
El pequeño la hizo de paja, para
acabar antes y poder irse a
jugar.El mediano construyó una
casita de madera. Al ver que su
hermano pequeño había
terminado ya, se dio prisa para
irse a jugar con él.El mayor
trabajaba en su casa de ladrillo.-
Ya veréis lo que hace el lobo
con vuestras casas- riñó a sus
hermanos mientras éstos se lo
pasaban en grande.
El lobo salió detrás del cerdito
pequeño y él corrió hasta su
casita de paja, pero el lobo
sopló y sopló y la casita de paja
derrumbó.El lobo persiguió
también al cerdito por el bosque,
que corrió a refugiarse en casa
de su hermano mediano. Pero el
lobo sopló y sopló y la casita de
madera derribó. Los dos
cerditos salieron pitando de
allí.Casi sin aliento, con el lobo
pegado a sus talones, llegaron a
la casa del hermano mayor.Los
tres se metieron dentro y
cerraron bien todas las puertas
y ventanas.
El lobo se puso a dar vueltas a
la casa, buscando algún sitio
por el que entrar. Con una
escalera larguísima trepó hasta
el tejado, para colarse por la
chimenea. Pero el cerdito mayor
puso al fuego una olla con agua.
El lobo comilón descendió por el
interior de la chimenea, pero
cayó sobre el agua hirviendo y
se escaldó.Escapó de allí dando
unos terribles aullidos que se
oyeron en todo el bosque. Se
cuenta que nunca jamás quiso
comer cerdito.
FIN
Cuentos y fabulas
Augusto Monterroso Página 5
Bambi
Érase una vez un bosque donde
vivían muchos animales y donde
todos eran muy amiguitos. Una
mañana un pequeño conejo
llamado Tambor fue a despertar
al búho para ir a ver un pequeño
cervatillo que acababa de nacer.
Se reunieron todos los
animalitos del bosque y fueron a
conocer a Bambi, que así se
llamaba el nuevo cervatillo.
Todos se hicieron muy amigos
de él y le fueron enseñando
todo lo que había en el bosque:
las flores, los ríos y los nombres
de los distintos animales, pues
para Bambi todo era
desconocido.
Todos los días se juntaban en
un claro del bosque para jugar.
Una mañana, la mamá de
Bambi lo llevó a ver a su padre
que era el jefe de la manada de
todos los ciervos y el encargado
de vigilar y de cuidar de ellos.
Cuando estaban los dos dando
un paseo, oyeron ladridos de un
perro. "¡Corre, corre Bambi! -dijo
el padre- ponte a salvo". "¿Por
qué, papi?", preguntó Bambi.
Son los hombres y cada vez que
vienen al bosque intentan
cazarnos, cortan árboles, por
eso cuando los oigas debes de
huir y buscar refugio.
Pasaron los días y su padre le
fue enseñando todo lo que
debía de saber pues el día que
él fuera muy mayor, Bambi sería
el encargado de cuidar a la
manada. Más tarde, Bambi
conoció a una pequeña
cervatilla que era muy muy
guapa llamada Farina y de la
que se enamoró enseguida. Un
día que estaban jugando las dos
oyeron los ladridos de un perro
y Bambi pensó: "¡Son los
hombres!", e intentó huir, pero
cuando se dio cuenta el perro
estaba tan cerca que no le
quedó más remedio que
enfrentarse a él para defender a
Farina. Cuando ésta estuvo a
salvo, trató de correr pero se
encontró con un precipicio que
tuvo que saltar, y al saltar, los
cazadores le dispararon y
Bambi quedó herido.
Pronto acudió su papá y todos
sus amigos y le ayudaron a
pasar el río, pues sólo una vez
que lo cruzaran estarían a salvo
de los hombres, cuando lo
Cuentos y fabulas
Augusto Monterroso Página 6
lograron le curaron las heridas y
se puso bien muy pronto.
Pasado el tiempo, nuestro
protagonista había crecido
mucho. Ya era un adulto. Fue a
ver a sus amigos y les costó
trabajo reconocerlo pues había
cambiado bastante y tenía unos
cuernos preciosos. El búho ya
estaba viejecito y Tambor se
había casado con una conejita y
tenían tres conejitos. Bambi se
casó con Farina y tuvieron un
pequeño cervatillo al que fueron
a conocer todos los animalitos
del bosque, igual que pasó
cuando él nació. Vivieron todos
muy felices y Bambi era ahora el
encargado de cuidar de todos
ellos, igual que antes lo hizo su
papá, que ya era muy mayor
para hacerlo.
FIN
El Gato con Botas
Érase una vez un viejo molinero
que tenía tres hijos.
Acercándose la hora de su
muerte hizo llamar a sus tres
hijos. "Mirad, quiero repartiros lo
poco que tengo antes de
morirme". Al mayor le dejó el
molino, al mediano le dejó el
burro y al más pequeñito le dejó
lo último que le quedaba, el
gato. Dicho esto, el padre murió.
Mientras los dos hermanos
mayores se dedicaron a explotar
su herencia, el más pequeo
cogió unas de las botas que
tenía su padre, se las puso al
gato y ambos se fueron a
recorrer el mundo. En el camino
se sentaron a descansar bajo la
sombra de un árbol. Mientras el
amo dormía, el gato le quitó una
de las bolsas que tenía el amo,
la llenó de hierba y dejó la bolsa
abierta. En ese momento se
acercó un conejo impresionado
por el color verde de esa hierba
y se metió dentro de la bolsa. El
gato tiró de la cuerda que le
rodeaba y el conejo quedó
atrapado en la bolsa. Se hecho
la bolsa a cuestas y se dirigió
hacia palacio para entregársela
al rey. Vengo de parte de mi
amo, el marqués Carrabás, que
le manda este obsequio. El rey
Cuentos y fabulas
Augusto Monterroso Página 7
muy agradecido aceptó la
ofrenda.
Pasaron los días y el gato
seguía mandándole regalos al
rey de parte de su amo. Un día,
el rey decidió hacer una fiesta
en palacio y el gato con botas
se enteró de ella y pronto se le
ocurrió una idea. "¡Amo, Amo!
Sé cómo podemos mejorar
nuestras vidas. Tú solo sigue
mis instrucciones." El amo no
entendía muy bien lo que el gato
le pedía, pero no tenía nada que
perder, así que aceptó.
"¡Rápido, Amo! Quítese la ropa
y métase en el río." Se
acercaban carruajes reales, era
el rey y su hija. En el momento
que se acercaban el gato chilló:
"¡Socorro! ¡Socorro! ¡El
marqués Carrabás se ahoga!
¡Ayuda!". El rey atraído por los
chillidos del gato se acercó a ver
lo que pasaba. La princesa se
quedó asombrada de la belleza
del marqués. Se vistió el
marqués y se subió a la carroza.
El gato con botas,
adelantándose siempre a las
cosas, corrió a los campos del
pueblo y pidió a los del pueblo
que dijeran al rey que las
campos eran del marqués y así
ocurrió. Lo único que le falta a
mi amo -dijo el gato- es un
castillo, así que se acordó del
castillo del ogro y decidió
acercarse a hablar con él.
"¡Señor Ogro!, me he enterado
de los poderes que usted tiene,
pero yo no me lo creo así que
he venido a ver si es verdad." El
ogro enfurecido de la
incredulidad del gato, cogió aire
y ¡zás! se convirtió en un feroz
león. "Muy bien, -dijo el gato-
pero eso era fácil, porque tú
eres un ogro, casi tan grande
como un león. Pero, ¿a que no
puedes convertirte en algo
pequeño? En una mosca, no,
mejor en un ratón, ¿puedes? El
ogro sopló y se convirtió en un
pequeño ratón y antes de que
se diera cuenta ¡zás! el gato se
abalanzó sobre él y se lo comió.
En ese instante sintió pasar las
carrozas y salió a la puerta
chillando: "¡Amo, Amo! Vamos,
entrad." El rey quedó
maravillado de todas las
posesiones del marqués y le
propuso que se casara con su
hija y compartieran reinos. Él
aceptó y desde entonces tanto
el gato como el marqués
vivieron felices y comieron
perdices.
FIN
Cuentos y fabulas
Augusto Monterroso Página 8
Querido Sr Soza:
Por este medio le informo sobre nuestro club de lectura
Que será realizado en la 5ta calle 0-56 zona 4 la hora
Para realizar este club es a las 20:00 hrs esto se llevara
Acabo el dia Jueves 20
Agradesemos su atención
Atentamente
Gabriela Alvizurez

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Caperucita roja
Caperucita rojaCaperucita roja
Antologia leyendasenflor
Antologia leyendasenflorAntologia leyendasenflor
Antologia leyendasenflor
Jenny Mel
 
Proyecto lengua la casada infiel
Proyecto lengua la casada infielProyecto lengua la casada infiel
Proyecto lengua la casada infiel
lulifloresp
 
Cuentos para niñ@s muy interesantes
Cuentos para niñ@s muy interesantes Cuentos para niñ@s muy interesantes
Cuentos para niñ@s muy interesantes
Pedro Méndez
 
Cuentos y relatos
Cuentos y relatosCuentos y relatos
Cuentos y relatos
Daniela Coronel
 
CUENTOS DE CIENCIA FICCIÓN
CUENTOS DE CIENCIA FICCIÓNCUENTOS DE CIENCIA FICCIÓN
CUENTOS DE CIENCIA FICCIÓN
Jesus Jbjkjjkbjk
 
La voz poetica
La voz poeticaLa voz poetica
El viejo y el mar (dtp)
El viejo y el mar (dtp)El viejo y el mar (dtp)
El viejo y el mar (dtp)
sanmateito-b
 
El hada y la sombra
El hada y la sombraEl hada y la sombra
El hada y la sombra
Luz Maria Rodriguez Azaña
 
Anecdotas Familiares
Anecdotas FamiliaresAnecdotas Familiares
Anecdotas Familiares
dipatnl
 
Analisis literario de "Los Cachorros"
Analisis literario de "Los Cachorros"Analisis literario de "Los Cachorros"
Analisis literario de "Los Cachorros"
zeta1999
 
El Duende Travieso
El Duende TraviesoEl Duende Travieso
Análisis literario de la obra "Los miserabales"
Análisis literario de la obra "Los miserabales"Análisis literario de la obra "Los miserabales"
Análisis literario de la obra "Los miserabales"
carolinataipearteaga
 
Peter Pan
Peter PanPeter Pan
Peter Pan
Ana Ibáñez
 
Milán Kundera - La Insoportable Levedad Del Ser (completo)
Milán Kundera - La Insoportable Levedad Del Ser (completo)Milán Kundera - La Insoportable Levedad Del Ser (completo)
Milán Kundera - La Insoportable Levedad Del Ser (completo)
William Ludeña Ignacio
 
Romance de la luna luna
Romance de la luna lunaRomance de la luna luna
Romance de la luna luna
Montserratzanuy
 
Lec 10 la casita del caracol
Lec 10 la casita del caracolLec 10 la casita del caracol
Lec 10 la casita del caracol
Leer Contigo
 
Rapunzel cuento con_hipervinculos_
Rapunzel cuento con_hipervinculos_Rapunzel cuento con_hipervinculos_
Rapunzel cuento con_hipervinculos_
Xaymara-b
 
Cuentos policiales 6to
Cuentos policiales 6toCuentos policiales 6to
Cuentos policiales 6to
colegiolascumbres
 
El perro blanco
El perro blancoEl perro blanco
El perro blanco
Nombre Apellidos
 

La actualidad más candente (20)

Caperucita roja
Caperucita rojaCaperucita roja
Caperucita roja
 
Antologia leyendasenflor
Antologia leyendasenflorAntologia leyendasenflor
Antologia leyendasenflor
 
Proyecto lengua la casada infiel
Proyecto lengua la casada infielProyecto lengua la casada infiel
Proyecto lengua la casada infiel
 
Cuentos para niñ@s muy interesantes
Cuentos para niñ@s muy interesantes Cuentos para niñ@s muy interesantes
Cuentos para niñ@s muy interesantes
 
Cuentos y relatos
Cuentos y relatosCuentos y relatos
Cuentos y relatos
 
CUENTOS DE CIENCIA FICCIÓN
CUENTOS DE CIENCIA FICCIÓNCUENTOS DE CIENCIA FICCIÓN
CUENTOS DE CIENCIA FICCIÓN
 
La voz poetica
La voz poeticaLa voz poetica
La voz poetica
 
El viejo y el mar (dtp)
El viejo y el mar (dtp)El viejo y el mar (dtp)
El viejo y el mar (dtp)
 
El hada y la sombra
El hada y la sombraEl hada y la sombra
El hada y la sombra
 
Anecdotas Familiares
Anecdotas FamiliaresAnecdotas Familiares
Anecdotas Familiares
 
Analisis literario de "Los Cachorros"
Analisis literario de "Los Cachorros"Analisis literario de "Los Cachorros"
Analisis literario de "Los Cachorros"
 
El Duende Travieso
El Duende TraviesoEl Duende Travieso
El Duende Travieso
 
Análisis literario de la obra "Los miserabales"
Análisis literario de la obra "Los miserabales"Análisis literario de la obra "Los miserabales"
Análisis literario de la obra "Los miserabales"
 
Peter Pan
Peter PanPeter Pan
Peter Pan
 
Milán Kundera - La Insoportable Levedad Del Ser (completo)
Milán Kundera - La Insoportable Levedad Del Ser (completo)Milán Kundera - La Insoportable Levedad Del Ser (completo)
Milán Kundera - La Insoportable Levedad Del Ser (completo)
 
Romance de la luna luna
Romance de la luna lunaRomance de la luna luna
Romance de la luna luna
 
Lec 10 la casita del caracol
Lec 10 la casita del caracolLec 10 la casita del caracol
Lec 10 la casita del caracol
 
Rapunzel cuento con_hipervinculos_
Rapunzel cuento con_hipervinculos_Rapunzel cuento con_hipervinculos_
Rapunzel cuento con_hipervinculos_
 
Cuentos policiales 6to
Cuentos policiales 6toCuentos policiales 6to
Cuentos policiales 6to
 
El perro blanco
El perro blancoEl perro blanco
El perro blanco
 

Destacado

Cuentos, fabulas e historias paloma soto
Cuentos, fabulas e historias paloma sotoCuentos, fabulas e historias paloma soto
Cuentos, fabulas e historias paloma soto
pichonbubulubueno123
 
La Verdadera Historia De Caperucita Roja
La Verdadera Historia De Caperucita RojaLa Verdadera Historia De Caperucita Roja
La Verdadera Historia De Caperucita Roja
guest9b6fe9
 
Cuento Raton PequeñO
Cuento Raton PequeñOCuento Raton PequeñO
Cuento Raton PequeñO
Bertty Hernández
 
El cuento y la fabula
El cuento y la fabulaEl cuento y la fabula
El cuento y la fabula
Yeyemubo
 
El cuento. estructura y elementos
El cuento. estructura y elementosEl cuento. estructura y elementos
El cuento. estructura y elementos
nafm89
 
EL CUENTO Y SUS PARTES
EL CUENTO Y SUS PARTESEL CUENTO Y SUS PARTES
EL CUENTO Y SUS PARTES
vetoruvetoru
 

Destacado (6)

Cuentos, fabulas e historias paloma soto
Cuentos, fabulas e historias paloma sotoCuentos, fabulas e historias paloma soto
Cuentos, fabulas e historias paloma soto
 
La Verdadera Historia De Caperucita Roja
La Verdadera Historia De Caperucita RojaLa Verdadera Historia De Caperucita Roja
La Verdadera Historia De Caperucita Roja
 
Cuento Raton PequeñO
Cuento Raton PequeñOCuento Raton PequeñO
Cuento Raton PequeñO
 
El cuento y la fabula
El cuento y la fabulaEl cuento y la fabula
El cuento y la fabula
 
El cuento. estructura y elementos
El cuento. estructura y elementosEl cuento. estructura y elementos
El cuento. estructura y elementos
 
EL CUENTO Y SUS PARTES
EL CUENTO Y SUS PARTESEL CUENTO Y SUS PARTES
EL CUENTO Y SUS PARTES
 

Similar a Cuentos y fabulas

Cuentos clasicos
Cuentos clasicosCuentos clasicos
Cuentos clasicos
virginiamorcillo
 
cuento jose luis 1.15 christian fernando, juan pablo ayala de jesus
cuento jose luis 1.15 christian fernando, juan pablo ayala de jesuscuento jose luis 1.15 christian fernando, juan pablo ayala de jesus
cuento jose luis 1.15 christian fernando, juan pablo ayala de jesus
Jose Ortiz Vargas
 
Cuento JOSE LUIS 1.15
Cuento JOSE LUIS 1.15Cuento JOSE LUIS 1.15
Cuento JOSE LUIS 1.15
Jose Ortiz Vargas
 
Peter pan
Peter panPeter pan
Peter pan
alalba
 
CONCURSO DE LECTURA
CONCURSO DE LECTURACONCURSO DE LECTURA
CONCURSO DE LECTURA
miguel oscar gonzalez gayozo
 
Cuento 1.15 JLOV, CFRM,JPAJ
Cuento 1.15 JLOV, CFRM,JPAJ Cuento 1.15 JLOV, CFRM,JPAJ
Cuento 1.15 JLOV, CFRM,JPAJ
JLOVOL
 
Fichas literarias
Fichas literariasFichas literarias
Fichas literarias
camila Cornejo
 
Recopilación de cuentos
Recopilación de cuentos Recopilación de cuentos
Recopilación de cuentos
mariangelessanchezrojas
 
Cuento
CuentoCuento
Cuento
CuentoCuento
Creativ. literar. cuéntalo otra vez
Creativ. literar. cuéntalo otra vezCreativ. literar. cuéntalo otra vez
Creativ. literar. cuéntalo otra vez
ceipelpriorato
 
Cuentos de Elortza
Cuentos de ElortzaCuentos de Elortza
Cuentos de Elortza
josebarengela
 
Antología
Antología Antología
Antología
fatimacalixto1
 
Historia de dos cachorros de coatí y de dos cachorros de hombre
Historia de dos cachorros de coatí y de dos cachorros de hombreHistoria de dos cachorros de coatí y de dos cachorros de hombre
Historia de dos cachorros de coatí y de dos cachorros de hombre
jhonjairosalazar
 
Los Cuentos De 2ºA
Los Cuentos De 2ºALos Cuentos De 2ºA
Los Cuentos De 2ºA
romina
 
Fábulas.pdf
Fábulas.pdfFábulas.pdf
Fábulas.pdf
martaartetxe
 
Peter pan
Peter panPeter pan
Peter pan
aleejaloaaiza
 
Antología de cuentos
Antología de cuentosAntología de cuentos
Antología de cuentos
karla rodriguez
 
Un cole con mucho cuento 15 16
Un cole con mucho cuento 15 16Un cole con mucho cuento 15 16
Un cole con mucho cuento 15 16
ampavicentealeixandre
 
Los cuentos de Elortza
Los cuentos de ElortzaLos cuentos de Elortza
Los cuentos de Elortza
Joseph
 

Similar a Cuentos y fabulas (20)

Cuentos clasicos
Cuentos clasicosCuentos clasicos
Cuentos clasicos
 
cuento jose luis 1.15 christian fernando, juan pablo ayala de jesus
cuento jose luis 1.15 christian fernando, juan pablo ayala de jesuscuento jose luis 1.15 christian fernando, juan pablo ayala de jesus
cuento jose luis 1.15 christian fernando, juan pablo ayala de jesus
 
Cuento JOSE LUIS 1.15
Cuento JOSE LUIS 1.15Cuento JOSE LUIS 1.15
Cuento JOSE LUIS 1.15
 
Peter pan
Peter panPeter pan
Peter pan
 
CONCURSO DE LECTURA
CONCURSO DE LECTURACONCURSO DE LECTURA
CONCURSO DE LECTURA
 
Cuento 1.15 JLOV, CFRM,JPAJ
Cuento 1.15 JLOV, CFRM,JPAJ Cuento 1.15 JLOV, CFRM,JPAJ
Cuento 1.15 JLOV, CFRM,JPAJ
 
Fichas literarias
Fichas literariasFichas literarias
Fichas literarias
 
Recopilación de cuentos
Recopilación de cuentos Recopilación de cuentos
Recopilación de cuentos
 
Cuento
CuentoCuento
Cuento
 
Cuento
CuentoCuento
Cuento
 
Creativ. literar. cuéntalo otra vez
Creativ. literar. cuéntalo otra vezCreativ. literar. cuéntalo otra vez
Creativ. literar. cuéntalo otra vez
 
Cuentos de Elortza
Cuentos de ElortzaCuentos de Elortza
Cuentos de Elortza
 
Antología
Antología Antología
Antología
 
Historia de dos cachorros de coatí y de dos cachorros de hombre
Historia de dos cachorros de coatí y de dos cachorros de hombreHistoria de dos cachorros de coatí y de dos cachorros de hombre
Historia de dos cachorros de coatí y de dos cachorros de hombre
 
Los Cuentos De 2ºA
Los Cuentos De 2ºALos Cuentos De 2ºA
Los Cuentos De 2ºA
 
Fábulas.pdf
Fábulas.pdfFábulas.pdf
Fábulas.pdf
 
Peter pan
Peter panPeter pan
Peter pan
 
Antología de cuentos
Antología de cuentosAntología de cuentos
Antología de cuentos
 
Un cole con mucho cuento 15 16
Un cole con mucho cuento 15 16Un cole con mucho cuento 15 16
Un cole con mucho cuento 15 16
 
Los cuentos de Elortza
Los cuentos de ElortzaLos cuentos de Elortza
Los cuentos de Elortza
 

Cuentos y fabulas

  • 1. Cuentos y fabulas Augusto Monterroso Página 1 Cuentos y fabulas Caperucita Roja Había una vez una niña llamada Caperucita Roja, ya que su abuelita le regaló una caperuza roja. Un día, la mamá de Caperucita la mandó a casa de su abuelita, estaba enferma, para que le llevara en una cesta pan, chocolate, azúcar y dulces. Su mamá le dijo: "no te apartes del camino de siempre, ya que en el bosque hay lobos". Caperucita iba cantando por el camino que su mamá le había dicho y , de repente, se encontró con el lobo y le dijo: "Caperucita, Caperucita, ¿dónde vas?". "A casa de mi abuelita a llevarle pan, chocolate, azúcar y dulces". "¡Vamos a hacer una carrera! Te dejaré a ti el camino más corto y yo el más largo para darte ventaja." Caperucita aceptó pero ella no sabía que el lobo la había engañado. El lobo llegó antes y se comió a la abuelita. Cuando ésta llegó, llamó a la puerta: "¿Quién es?", dijo el lobo vestido de abuelita. "Soy yo", dijo Caperucita. "Pasa, pasa nietecita". "Abuelita, qué ojos más grandes tienes", dijo la niña extrañada. "Son para verte mejor". "Abuelita, abuelita, qué orejas tan grandes tienes". "Son para oírte mejor". "Y qué nariz tan grande tienes". "Es para olerte mejor". "Y qué boca tan grande tienes". "¡Es para comerte mejor!". Caperucita empezó a correr por toda la habitación y el lobo tras ella. Pasaban por allí unos cazadores y al escuchar los gritos se acercaron con sus escopetas. Al ver al lobo le dispararon y sacaron a la abuelita de la barriga del lobo. Así que Caperucita después de este susto no volvió a desobedecer a su mamá. Y colorín colorado este cuento se ha acabado. FIN
  • 2. Cuentos y fabulas Augusto Monterroso Página 2 Peter Pan Wendy, Michael y John eran tres hermanos que vivían en las afueras de Londres. Wendy, la mayor, había contagiado a sus hermanitos su admiración por Peter Pan. Todas las noches les contaba a sus hermanos las aventuras de Peter. Una noche, cuando ya casi dormían, vieron una lucecita moverse por la habitación. Era Campanilla, el hada que acompaña siempre a Peter Pan, y el mismísimo Peter. Éste les propuso viajar con él y con Campanilla al País de Nunca Jamás, donde vivían los Niños Perdidos... "Campanilla os ayudará. Basta con que os eche un poco de polvo mágico para que podáis volar." Cuando ya se encontraban cerca del País de Nunca Jamás, Peter les señaló: "Es el barco del Capitán Garfio. Tened mucho cuidado con él. Hace tiempo un cocodrilo le devoró la mano y se tragó hasta el reloj. ¡Qué nervioso se pone ahora Garfio cuando oye un tic-tac!." Campanilla se sintió celosa de las atenciones que su amigo tenía para con Wendy, así que, adelantándose, les dijo a los Niños Perdidos que debían disparar una flecha a un gran pájaro que se acercaba con Peter Pan. La pobre Wendy cayó al suelo, pero, por fortuna, la flecha no había penetrado en su cuerpo y enseguida se recuperó del golpe. Wendy cuidaba de todos aquellos niños sin madre y, también, claro está de sus hermanitos y del propio Peter Pan. Procuraban no tropezarse con los terribles piratas, pero éstos, que ya habían tenido noticias de su llegada al País de Nunca Jamás, organizaron una emboscada y se llevaron prisioneros a Wendy, a Michael y a John. Para que Peter no pudiera rescatarles, el Capitán Garfio decidió envenenarle, contando para ello con la ayuda de Campanilla, quien deseaba vengarse del cariño que Peter sentía hacia Wendy. Garfio aprovechó el momento en que Peter se había dormido para verter en su vaso unas gotas de
  • 3. Cuentos y fabulas Augusto Monterroso Página 3 un poderosísimo veneno. Cuando Peter Pan se despertó y se disponía a beber el agua, Campanilla, arrepentida de lo que había hecho, se lanzó contra el vaso, aunque no pudo evitar que la salpicaran unas cuantas gotas del veneno, una cantidad suficiente para matar a un ser tan diminuto como ella. Una sola cosa podía salvarla: que todos los niños creyeran en las hadas y en el poder de la fantasía. Y así es como, gracias a los niños, Campanilla se salvó. Mientras tanto, nuestros amiguitos seguían en poder de los piratas. Ya estaban a punto de ser lanzados por la borda con los brazos atados a la espalda. Parecía que nada podía salvarles, cuando de repente, oyeron una voz: "¡Eh, Capitán Garfio, eres un cobarde! ¡A ver si te atreves conmigo!". Era Peter Pan que, alertado por Campanilla, había llegado justo a tiempo de evitarles a sus amigos una muerte cierta. Comenzaron a luchar. De pronto, un tic-tac muy conocido por Garfio hizo que éste se estremeciera de horror. El cocodrilo estaba allí y, del susto, el Capitán Garfio dio un traspié y cayó al mar. Es muy posible que todavía hoy, si viajáis por el mar, podáis ver al Capitán Garfio nadando desesperadamente, perseguido por el infatigable cocodrilo. El resto de los piratas no tardó en seguir el camino de su capitán y todos acabaron dándose un saludable baño de agua salada entre las risas de Peter Pan y de los demás niños. Ya era hora de volver al hogar. Peter intentó convencer a sus amigos para que se quedaran con él en el País de Nunca Jamás, pero los tres niños echaban de menos a sus padres y deseaban volver, así que Peter les llevó de nuevo a su casa. "¡Quédate con nosotros!", pidieron los niños. "¡Volved conmigo a mi país! -les rogó Peter Pan-. No os hagáis mayores nunca. Aunque crezcáis, no perdáis nunca vuestra fantasía ni vuestra imaginación. De ese modo seguiremos siempre juntos." "¡Prometido!", gritaron los tres niños mientras agitaban sus manos diciendo adiós.
  • 4. Cuentos y fabulas Augusto Monterroso Página 4 Los Tres Cerditos En el corazón del bosque vivían tres cerditos que eran hermanos. El lobo siempre andaba persiguiéndoles para comérselos. Para escapar del lobo, los cerditos decidieron hacerse una casa. El pequeño la hizo de paja, para acabar antes y poder irse a jugar.El mediano construyó una casita de madera. Al ver que su hermano pequeño había terminado ya, se dio prisa para irse a jugar con él.El mayor trabajaba en su casa de ladrillo.- Ya veréis lo que hace el lobo con vuestras casas- riñó a sus hermanos mientras éstos se lo pasaban en grande. El lobo salió detrás del cerdito pequeño y él corrió hasta su casita de paja, pero el lobo sopló y sopló y la casita de paja derrumbó.El lobo persiguió también al cerdito por el bosque, que corrió a refugiarse en casa de su hermano mediano. Pero el lobo sopló y sopló y la casita de madera derribó. Los dos cerditos salieron pitando de allí.Casi sin aliento, con el lobo pegado a sus talones, llegaron a la casa del hermano mayor.Los tres se metieron dentro y cerraron bien todas las puertas y ventanas. El lobo se puso a dar vueltas a la casa, buscando algún sitio por el que entrar. Con una escalera larguísima trepó hasta el tejado, para colarse por la chimenea. Pero el cerdito mayor puso al fuego una olla con agua. El lobo comilón descendió por el interior de la chimenea, pero cayó sobre el agua hirviendo y se escaldó.Escapó de allí dando unos terribles aullidos que se oyeron en todo el bosque. Se cuenta que nunca jamás quiso comer cerdito. FIN
  • 5. Cuentos y fabulas Augusto Monterroso Página 5 Bambi Érase una vez un bosque donde vivían muchos animales y donde todos eran muy amiguitos. Una mañana un pequeño conejo llamado Tambor fue a despertar al búho para ir a ver un pequeño cervatillo que acababa de nacer. Se reunieron todos los animalitos del bosque y fueron a conocer a Bambi, que así se llamaba el nuevo cervatillo. Todos se hicieron muy amigos de él y le fueron enseñando todo lo que había en el bosque: las flores, los ríos y los nombres de los distintos animales, pues para Bambi todo era desconocido. Todos los días se juntaban en un claro del bosque para jugar. Una mañana, la mamá de Bambi lo llevó a ver a su padre que era el jefe de la manada de todos los ciervos y el encargado de vigilar y de cuidar de ellos. Cuando estaban los dos dando un paseo, oyeron ladridos de un perro. "¡Corre, corre Bambi! -dijo el padre- ponte a salvo". "¿Por qué, papi?", preguntó Bambi. Son los hombres y cada vez que vienen al bosque intentan cazarnos, cortan árboles, por eso cuando los oigas debes de huir y buscar refugio. Pasaron los días y su padre le fue enseñando todo lo que debía de saber pues el día que él fuera muy mayor, Bambi sería el encargado de cuidar a la manada. Más tarde, Bambi conoció a una pequeña cervatilla que era muy muy guapa llamada Farina y de la que se enamoró enseguida. Un día que estaban jugando las dos oyeron los ladridos de un perro y Bambi pensó: "¡Son los hombres!", e intentó huir, pero cuando se dio cuenta el perro estaba tan cerca que no le quedó más remedio que enfrentarse a él para defender a Farina. Cuando ésta estuvo a salvo, trató de correr pero se encontró con un precipicio que tuvo que saltar, y al saltar, los cazadores le dispararon y Bambi quedó herido. Pronto acudió su papá y todos sus amigos y le ayudaron a pasar el río, pues sólo una vez que lo cruzaran estarían a salvo de los hombres, cuando lo
  • 6. Cuentos y fabulas Augusto Monterroso Página 6 lograron le curaron las heridas y se puso bien muy pronto. Pasado el tiempo, nuestro protagonista había crecido mucho. Ya era un adulto. Fue a ver a sus amigos y les costó trabajo reconocerlo pues había cambiado bastante y tenía unos cuernos preciosos. El búho ya estaba viejecito y Tambor se había casado con una conejita y tenían tres conejitos. Bambi se casó con Farina y tuvieron un pequeño cervatillo al que fueron a conocer todos los animalitos del bosque, igual que pasó cuando él nació. Vivieron todos muy felices y Bambi era ahora el encargado de cuidar de todos ellos, igual que antes lo hizo su papá, que ya era muy mayor para hacerlo. FIN El Gato con Botas Érase una vez un viejo molinero que tenía tres hijos. Acercándose la hora de su muerte hizo llamar a sus tres hijos. "Mirad, quiero repartiros lo poco que tengo antes de morirme". Al mayor le dejó el molino, al mediano le dejó el burro y al más pequeñito le dejó lo último que le quedaba, el gato. Dicho esto, el padre murió. Mientras los dos hermanos mayores se dedicaron a explotar su herencia, el más pequeo cogió unas de las botas que tenía su padre, se las puso al gato y ambos se fueron a recorrer el mundo. En el camino se sentaron a descansar bajo la sombra de un árbol. Mientras el amo dormía, el gato le quitó una de las bolsas que tenía el amo, la llenó de hierba y dejó la bolsa abierta. En ese momento se acercó un conejo impresionado por el color verde de esa hierba y se metió dentro de la bolsa. El gato tiró de la cuerda que le rodeaba y el conejo quedó atrapado en la bolsa. Se hecho la bolsa a cuestas y se dirigió hacia palacio para entregársela al rey. Vengo de parte de mi amo, el marqués Carrabás, que le manda este obsequio. El rey
  • 7. Cuentos y fabulas Augusto Monterroso Página 7 muy agradecido aceptó la ofrenda. Pasaron los días y el gato seguía mandándole regalos al rey de parte de su amo. Un día, el rey decidió hacer una fiesta en palacio y el gato con botas se enteró de ella y pronto se le ocurrió una idea. "¡Amo, Amo! Sé cómo podemos mejorar nuestras vidas. Tú solo sigue mis instrucciones." El amo no entendía muy bien lo que el gato le pedía, pero no tenía nada que perder, así que aceptó. "¡Rápido, Amo! Quítese la ropa y métase en el río." Se acercaban carruajes reales, era el rey y su hija. En el momento que se acercaban el gato chilló: "¡Socorro! ¡Socorro! ¡El marqués Carrabás se ahoga! ¡Ayuda!". El rey atraído por los chillidos del gato se acercó a ver lo que pasaba. La princesa se quedó asombrada de la belleza del marqués. Se vistió el marqués y se subió a la carroza. El gato con botas, adelantándose siempre a las cosas, corrió a los campos del pueblo y pidió a los del pueblo que dijeran al rey que las campos eran del marqués y así ocurrió. Lo único que le falta a mi amo -dijo el gato- es un castillo, así que se acordó del castillo del ogro y decidió acercarse a hablar con él. "¡Señor Ogro!, me he enterado de los poderes que usted tiene, pero yo no me lo creo así que he venido a ver si es verdad." El ogro enfurecido de la incredulidad del gato, cogió aire y ¡zás! se convirtió en un feroz león. "Muy bien, -dijo el gato- pero eso era fácil, porque tú eres un ogro, casi tan grande como un león. Pero, ¿a que no puedes convertirte en algo pequeño? En una mosca, no, mejor en un ratón, ¿puedes? El ogro sopló y se convirtió en un pequeño ratón y antes de que se diera cuenta ¡zás! el gato se abalanzó sobre él y se lo comió. En ese instante sintió pasar las carrozas y salió a la puerta chillando: "¡Amo, Amo! Vamos, entrad." El rey quedó maravillado de todas las posesiones del marqués y le propuso que se casara con su hija y compartieran reinos. Él aceptó y desde entonces tanto el gato como el marqués vivieron felices y comieron perdices. FIN
  • 8. Cuentos y fabulas Augusto Monterroso Página 8 Querido Sr Soza: Por este medio le informo sobre nuestro club de lectura Que será realizado en la 5ta calle 0-56 zona 4 la hora Para realizar este club es a las 20:00 hrs esto se llevara Acabo el dia Jueves 20 Agradesemos su atención Atentamente Gabriela Alvizurez