SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 9
La Luz
Presente
VS
La Sombra
Pasada
Es cierto que en un momento dado de nuestras vidas, éramos tinieblas,
es decir éramos como una sombra, no teníamos luz en nuestras vidas, y por lo
tanto adoptábamos como sombra que éramos formas que no eran de acuerdo a
nuestra personalidad, nuestro carácter, nuestra forma de ser y sentir.
Efesios 5:8a
Porque en otro tiempo erais tinieblas…
Dios representa la Luz, y fue con la luz misma que inicia la
creación
3 Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz.
4 Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de
las tinieblas.
Génesis 1: 3-4
Dios mismo es luz, y así lo declara la palabra:
1 Juan 1:5
Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos:
Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él.
Cuando naces de nuevo, la luz de Jesucristo llega a tu vida, pero hay una realidad contra la
cual el mismo Jesús tuvo que enfrentarse: Un pasado, una procedencia, un origen, y es ese
pasado que se convierte en una sombra que te persigue y que debes saber combatir ante
la gente que no quiere reconocer la luz que emana de ti, si no que quiere ver solamente la
sombra de aquello que una vez fuiste.
Marcos 6: 3-6
3¿No es éste el carpintero, hijo de María, hermano de Jacobo, de José, de Judas y de Simón?
¿No están también aquí con nosotros sus hermanas? Y se escandalizaban de él.
4 Mas Jesús les decía: No hay profeta sin honra sino en su propia tierra, y entre sus parientes,
y en su casa.
5 Y no pudo hacer allí ningún milagro, salvo que sanó a unos pocos enfermos,
poniendo sobre ellos las manos.
6 Y estaba asombrado de la incredulidad de ellos. Y recorría las aldeas de alrededor, enseñando.
Debemos entender que la sombra del pasado, nos perseguirá siempre, ante los ojos de aquellos
que una vez nos conocieron en nuestro pecado, y si no aceptamos dos principios básicos sobre
la luz del presente vs la sombra del pasado, es muy probable que nos desgastemos tratando de
justificarnos ante los hombres y nosotros mismos y podremos llegar a frustrarnos a tal manera
que podamos creer las mentiras del enemigo diciéndonos que somos iguales y que no hay
cambio en nosotros
1.- Debemos entender que somos ahora hijos de la luz.
No debemos de agradar al hombre, participando de las cosas que hacíamos cuando éramos tinieblas.
Efesios 5:8-11
8 Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como
hijos de luz
9 (porque el fruto del Espíritu es en toda bondad, justicia y verdad),
10 comprobando lo que es agradable al Señor.
11 Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas;
Como hijos de la luz, no podemos esconder nuestra nueva naturaleza, al contrario, debemos de
enseñarla sin importar lo que digan o piensen aquellos que no quieren reconocer el cambio
Que Dios ha hecho en nuestras vidas.
1 Tesalonicenses 5:5
Porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas.
No podemos esconder la luz que rige nuestras vidas, somos LA LUZ DEL MUNDO
Mateo 5:14-16
14 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.
15 Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a
todos los que están en casa.
16 Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras,
y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.
1.- La sombra del pasado estará contigo siempre, debe de ser parte de tu testimonio
ante los hombres, al aceptar de donde te sacó Dios, convertirás tu sombra en luz, la
Luz de Cristo.
1 Timoteo 1:12-16
12 Doy gracias al que me fortaleció, a Cristo Jesús nuestro Señor, porque me tuvo por fiel,
poniéndome en el ministerio,
13 habiendo yo sido antes blasfemo, perseguidor e injuriador; mas fui recibido a
misericordia porque lo hice por ignorancia, en incredulidad.
14 Pero la gracia de nuestro Señor fue más abundante con la fe y el amor que es
en Cristo Jesús.
15 Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo Jesús vino al mundo para
salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero.
16 Pero por esto fui recibido a misericordia, para que Jesucristo mostrase en mí el
primero toda su clemencia, para ejemplo de los que habrían de creer en él
para vida eterna.
No te preocupes por tu sombra, acéptala como parte de tu vida pasada, una vida
que eran tinieblas en un tiempo, pero que ahora por la Gracia de Dios es luz, no
te esfuerces porque te vean como quieres que te vean, esfuérzate por ser Luz,
que muy pronto esa Luz vencerá a toda tiniebla y sombras que quieran destruirte.
Juan 1:5
La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella.
Mateo 5:16
Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas
obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.
1 Pedro 2:12
manteniendo buena vuestra manera de vivir entre los gentiles; para que en lo
que murmuran de vosotros como de malhechores, glorifiquen a Dios en el día
de la visitación, al considerar vuestras buenas obras.
Juan 8:12
Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue,
no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Conducta cristiana
Conducta cristianaConducta cristiana
Conducta cristiana
julio ulacio
 
Evangelizacion y discipualdo web
Evangelizacion y discipualdo webEvangelizacion y discipualdo web
Evangelizacion y discipualdo web
ENTERMINISTRY
 
El ADN de un Discipulo
El ADN de un DiscipuloEl ADN de un Discipulo
El ADN de un Discipulo
Jorge Bernal
 

La actualidad más candente (18)

Segundo domingo de cuaresma
Segundo domingo de cuaresmaSegundo domingo de cuaresma
Segundo domingo de cuaresma
 
MIS DISCIPULOS - pastor maestro JuanJesús Espinoza
MIS DISCIPULOS - pastor maestro JuanJesús EspinozaMIS DISCIPULOS - pastor maestro JuanJesús Espinoza
MIS DISCIPULOS - pastor maestro JuanJesús Espinoza
 
Conducta cristiana
Conducta cristianaConducta cristiana
Conducta cristiana
 
Corderos
CorderosCorderos
Corderos
 
Apacienta Mis Corderos Salvacion
Apacienta Mis Corderos   SalvacionApacienta Mis Corderos   Salvacion
Apacienta Mis Corderos Salvacion
 
Vete de tu tierra
Vete de tu tierraVete de tu tierra
Vete de tu tierra
 
Evangelizacion y discipualdo web
Evangelizacion y discipualdo webEvangelizacion y discipualdo web
Evangelizacion y discipualdo web
 
La trinidad. jn 16,12 15
La trinidad. jn 16,12 15La trinidad. jn 16,12 15
La trinidad. jn 16,12 15
 
Epistola a los laodicenses
Epistola a los laodicensesEpistola a los laodicenses
Epistola a los laodicenses
 
5 Domingo de Pascua - A
5 Domingo de Pascua - A5 Domingo de Pascua - A
5 Domingo de Pascua - A
 
El ADN de un Discipulo
El ADN de un DiscipuloEl ADN de un Discipulo
El ADN de un Discipulo
 
Cuaresma domingo VB
Cuaresma domingo VBCuaresma domingo VB
Cuaresma domingo VB
 
To13 a
To13 aTo13 a
To13 a
 
Sacerdotes que faltan a sus deberes
Sacerdotes que faltan a sus deberesSacerdotes que faltan a sus deberes
Sacerdotes que faltan a sus deberes
 
CONOCIENDO EL USO DEL VELO
CONOCIENDO EL USO DEL VELOCONOCIENDO EL USO DEL VELO
CONOCIENDO EL USO DEL VELO
 
Repaso junio
Repaso junioRepaso junio
Repaso junio
 
AMOR, ACEPTACIÓN Y PERDON!
AMOR, ACEPTACIÓN Y PERDON!AMOR, ACEPTACIÓN Y PERDON!
AMOR, ACEPTACIÓN Y PERDON!
 
Llamados al discipulado
Llamados al discipuladoLlamados al discipulado
Llamados al discipulado
 

Similar a Encrucijada

10. 10a y 10b testificacion (comunicar nuestra fe)
10. 10a y 10b testificacion (comunicar nuestra fe)10. 10a y 10b testificacion (comunicar nuestra fe)
10. 10a y 10b testificacion (comunicar nuestra fe)
Jose Maria Busquets
 
HOJA DOMINICAL DEL CATEQUISTA. DOMINGO 4º DE CUARESMA. CICLO A. DIA 26 DE MAR...
HOJA DOMINICAL DEL CATEQUISTA. DOMINGO 4º DE CUARESMA. CICLO A. DIA 26 DE MAR...HOJA DOMINICAL DEL CATEQUISTA. DOMINGO 4º DE CUARESMA. CICLO A. DIA 26 DE MAR...
HOJA DOMINICAL DEL CATEQUISTA. DOMINGO 4º DE CUARESMA. CICLO A. DIA 26 DE MAR...
federico almenara ramirez
 

Similar a Encrucijada (20)

Luz del Mundo.ppt
Luz del Mundo.pptLuz del Mundo.ppt
Luz del Mundo.ppt
 
To5 a
To5 aTo5 a
To5 a
 
Llamados de las tinieblas a la luz Admirable
Llamados de las tinieblas a la luz AdmirableLlamados de las tinieblas a la luz Admirable
Llamados de las tinieblas a la luz Admirable
 
JESÚS: LA VERDADERA LUZ DEL MUNDO
JESÚS: LA VERDADERA LUZ DEL MUNDOJESÚS: LA VERDADERA LUZ DEL MUNDO
JESÚS: LA VERDADERA LUZ DEL MUNDO
 
V-T.O.-A.pdf
V-T.O.-A.pdfV-T.O.-A.pdf
V-T.O.-A.pdf
 
El tener dones del Espíritu no te garantiza la salvacion vida eterna
El  tener dones  del Espíritu no te garantiza la salvacion   vida eternaEl  tener dones  del Espíritu no te garantiza la salvacion   vida eterna
El tener dones del Espíritu no te garantiza la salvacion vida eterna
 
Predicas_para_Mujeres_Red_FAMILIAR_La_ob (1).pdf
Predicas_para_Mujeres_Red_FAMILIAR_La_ob (1).pdfPredicas_para_Mujeres_Red_FAMILIAR_La_ob (1).pdf
Predicas_para_Mujeres_Red_FAMILIAR_La_ob (1).pdf
 
10. 10a y 10b testificacion (comunicar nuestra fe)
10. 10a y 10b testificacion (comunicar nuestra fe)10. 10a y 10b testificacion (comunicar nuestra fe)
10. 10a y 10b testificacion (comunicar nuestra fe)
 
Deja que la luz de Jesús resplandezca y se vea en ti
Deja que la luz de Jesús resplandezca y se vea en tiDeja que la luz de Jesús resplandezca y se vea en ti
Deja que la luz de Jesús resplandezca y se vea en ti
 
12 Piedras Fundamentales Clase 10: Testificación
12 Piedras Fundamentales Clase 10: Testificación12 Piedras Fundamentales Clase 10: Testificación
12 Piedras Fundamentales Clase 10: Testificación
 
HOJA DOMINICAL DEL CATEQUISTA. DOMINGO 4º DE CUARESMA. CICLO A. DIA 26 DE MAR...
HOJA DOMINICAL DEL CATEQUISTA. DOMINGO 4º DE CUARESMA. CICLO A. DIA 26 DE MAR...HOJA DOMINICAL DEL CATEQUISTA. DOMINGO 4º DE CUARESMA. CICLO A. DIA 26 DE MAR...
HOJA DOMINICAL DEL CATEQUISTA. DOMINGO 4º DE CUARESMA. CICLO A. DIA 26 DE MAR...
 
Manual para evangelizar a un testigo de jehova( parte 2 de 3)
Manual para evangelizar a un testigo de jehova( parte 2 de 3)Manual para evangelizar a un testigo de jehova( parte 2 de 3)
Manual para evangelizar a un testigo de jehova( parte 2 de 3)
 
Sal y luz
Sal y luzSal y luz
Sal y luz
 
El ministerio profetico
El ministerio profeticoEl ministerio profetico
El ministerio profetico
 
LOS MISTERIOS DE DIOS REVELADOS A SUS HIJOS
LOS MISTERIOS DE DIOS REVELADOS A SUS HIJOSLOS MISTERIOS DE DIOS REVELADOS A SUS HIJOS
LOS MISTERIOS DE DIOS REVELADOS A SUS HIJOS
 
Como Predicar el Evangelio de Jesucristo - Rainiero León
Como Predicar el Evangelio de Jesucristo - Rainiero LeónComo Predicar el Evangelio de Jesucristo - Rainiero León
Como Predicar el Evangelio de Jesucristo - Rainiero León
 
V Domingo ordinario ciclo A
V Domingo ordinario ciclo AV Domingo ordinario ciclo A
V Domingo ordinario ciclo A
 
Somos sal y luz.
Somos sal y luz.Somos sal y luz.
Somos sal y luz.
 
¿Los cristianos podemos juzgarnos, esto desde el líder, unos a otros referent...
¿Los cristianos podemos juzgarnos, esto desde el líder, unos a otros referent...¿Los cristianos podemos juzgarnos, esto desde el líder, unos a otros referent...
¿Los cristianos podemos juzgarnos, esto desde el líder, unos a otros referent...
 
Adulterio
AdulterioAdulterio
Adulterio
 

Más de Ciuidad Bendición

Más de Ciuidad Bendición (15)

06 24 la profecía de las 70 semanas
06 24 la profecía de las 70 semanas06 24 la profecía de las 70 semanas
06 24 la profecía de las 70 semanas
 
06 10 el libro de los 7 sellos
06 10 el libro de los 7 sellos06 10 el libro de los 7 sellos
06 10 el libro de los 7 sellos
 
05 20 el tribunal de cristo
05 20 el tribunal de cristo05 20 el tribunal de cristo
05 20 el tribunal de cristo
 
05 13 el rapto y el tribunal de cristo
05 13 el rapto y el tribunal de cristo05 13 el rapto y el tribunal de cristo
05 13 el rapto y el tribunal de cristo
 
05 06 introducción y el rapto
05 06 introducción y el rapto05 06 introducción y el rapto
05 06 introducción y el rapto
 
05 02 david vrs saúl - 3 (el pecado)
05 02 david vrs saúl - 3 (el pecado)05 02 david vrs saúl - 3 (el pecado)
05 02 david vrs saúl - 3 (el pecado)
 
04 12 la operación del poder de dios
04 12 la operación del poder de dios04 12 la operación del poder de dios
04 12 la operación del poder de dios
 
Niveles de oracion
Niveles de oracionNiveles de oracion
Niveles de oracion
 
Alabanza 9 6-15
Alabanza 9 6-15Alabanza 9 6-15
Alabanza 9 6-15
 
Actúa 3 2015
Actúa 3 2015Actúa 3 2015
Actúa 3 2015
 
31 05 la carne asesina al sacerdocio
31 05 la carne asesina al sacerdocio31 05 la carne asesina al sacerdocio
31 05 la carne asesina al sacerdocio
 
07 12 elementos básicos para sobrevivir en el desierto
07 12 elementos básicos para sobrevivir en el desierto07 12 elementos básicos para sobrevivir en el desierto
07 12 elementos básicos para sobrevivir en el desierto
 
07 8 la tribulación
07 8 la tribulación07 8 la tribulación
07 8 la tribulación
 
07 06 evaluate
07 06 evaluate07 06 evaluate
07 06 evaluate
 
06 28 corazón valiente
06 28 corazón valiente06 28 corazón valiente
06 28 corazón valiente
 

Último

Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte #5.pptx
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte #5.pptxRecuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte #5.pptx
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte #5.pptx
jenune
 
tratado-de-egguns70pag-130221102039-phpapp02 4.pdf
tratado-de-egguns70pag-130221102039-phpapp02 4.pdftratado-de-egguns70pag-130221102039-phpapp02 4.pdf
tratado-de-egguns70pag-130221102039-phpapp02 4.pdf
alexramires797
 

Último (10)

Bajo el control de nuestro dominio propio
Bajo el control de nuestro dominio propioBajo el control de nuestro dominio propio
Bajo el control de nuestro dominio propio
 
EL TEMPLO MASONICO Y SUS CARACTERISTICAS
EL TEMPLO MASONICO Y SUS CARACTERISTICASEL TEMPLO MASONICO Y SUS CARACTERISTICAS
EL TEMPLO MASONICO Y SUS CARACTERISTICAS
 
PARÁBOLA DEL BUEN PASTOR-CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pptx
PARÁBOLA DEL BUEN PASTOR-CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pptxPARÁBOLA DEL BUEN PASTOR-CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pptx
PARÁBOLA DEL BUEN PASTOR-CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pptx
 
Lleva Frutos Como Cristo - Serie de Enseñanzas
Lleva Frutos Como Cristo - Serie de EnseñanzasLleva Frutos Como Cristo - Serie de Enseñanzas
Lleva Frutos Como Cristo - Serie de Enseñanzas
 
Jesus predico a los espiritus encarcelados"
Jesus predico a los espiritus encarcelados"Jesus predico a los espiritus encarcelados"
Jesus predico a los espiritus encarcelados"
 
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte #5.pptx
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte #5.pptxRecuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte #5.pptx
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte #5.pptx
 
tratado-de-egguns70pag-130221102039-phpapp02 4.pdf
tratado-de-egguns70pag-130221102039-phpapp02 4.pdftratado-de-egguns70pag-130221102039-phpapp02 4.pdf
tratado-de-egguns70pag-130221102039-phpapp02 4.pdf
 
REQUISITOS PARA ESPECIALIDAD DEL SANTUARIO 1
REQUISITOS PARA ESPECIALIDAD DEL SANTUARIO 1REQUISITOS PARA ESPECIALIDAD DEL SANTUARIO 1
REQUISITOS PARA ESPECIALIDAD DEL SANTUARIO 1
 
PARÁBOLA DEL BUEN PASTOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN1.pdf
PARÁBOLA DEL BUEN PASTOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN1.pdfPARÁBOLA DEL BUEN PASTOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN1.pdf
PARÁBOLA DEL BUEN PASTOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN1.pdf
 
EL ARBOL DE LA VIDA EXPLICACION Y CONTENIDO
EL ARBOL DE LA VIDA EXPLICACION Y CONTENIDOEL ARBOL DE LA VIDA EXPLICACION Y CONTENIDO
EL ARBOL DE LA VIDA EXPLICACION Y CONTENIDO
 

Encrucijada

  • 2. Es cierto que en un momento dado de nuestras vidas, éramos tinieblas, es decir éramos como una sombra, no teníamos luz en nuestras vidas, y por lo tanto adoptábamos como sombra que éramos formas que no eran de acuerdo a nuestra personalidad, nuestro carácter, nuestra forma de ser y sentir. Efesios 5:8a Porque en otro tiempo erais tinieblas…
  • 3. Dios representa la Luz, y fue con la luz misma que inicia la creación 3 Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz. 4 Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas. Génesis 1: 3-4 Dios mismo es luz, y así lo declara la palabra: 1 Juan 1:5 Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él.
  • 4. Cuando naces de nuevo, la luz de Jesucristo llega a tu vida, pero hay una realidad contra la cual el mismo Jesús tuvo que enfrentarse: Un pasado, una procedencia, un origen, y es ese pasado que se convierte en una sombra que te persigue y que debes saber combatir ante la gente que no quiere reconocer la luz que emana de ti, si no que quiere ver solamente la sombra de aquello que una vez fuiste. Marcos 6: 3-6 3¿No es éste el carpintero, hijo de María, hermano de Jacobo, de José, de Judas y de Simón? ¿No están también aquí con nosotros sus hermanas? Y se escandalizaban de él. 4 Mas Jesús les decía: No hay profeta sin honra sino en su propia tierra, y entre sus parientes, y en su casa. 5 Y no pudo hacer allí ningún milagro, salvo que sanó a unos pocos enfermos, poniendo sobre ellos las manos. 6 Y estaba asombrado de la incredulidad de ellos. Y recorría las aldeas de alrededor, enseñando.
  • 5. Debemos entender que la sombra del pasado, nos perseguirá siempre, ante los ojos de aquellos que una vez nos conocieron en nuestro pecado, y si no aceptamos dos principios básicos sobre la luz del presente vs la sombra del pasado, es muy probable que nos desgastemos tratando de justificarnos ante los hombres y nosotros mismos y podremos llegar a frustrarnos a tal manera que podamos creer las mentiras del enemigo diciéndonos que somos iguales y que no hay cambio en nosotros 1.- Debemos entender que somos ahora hijos de la luz. No debemos de agradar al hombre, participando de las cosas que hacíamos cuando éramos tinieblas. Efesios 5:8-11 8 Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz 9 (porque el fruto del Espíritu es en toda bondad, justicia y verdad), 10 comprobando lo que es agradable al Señor. 11 Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas;
  • 6. Como hijos de la luz, no podemos esconder nuestra nueva naturaleza, al contrario, debemos de enseñarla sin importar lo que digan o piensen aquellos que no quieren reconocer el cambio Que Dios ha hecho en nuestras vidas. 1 Tesalonicenses 5:5 Porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas. No podemos esconder la luz que rige nuestras vidas, somos LA LUZ DEL MUNDO Mateo 5:14-16 14 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. 15 Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. 16 Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.
  • 7. 1.- La sombra del pasado estará contigo siempre, debe de ser parte de tu testimonio ante los hombres, al aceptar de donde te sacó Dios, convertirás tu sombra en luz, la Luz de Cristo. 1 Timoteo 1:12-16 12 Doy gracias al que me fortaleció, a Cristo Jesús nuestro Señor, porque me tuvo por fiel, poniéndome en el ministerio, 13 habiendo yo sido antes blasfemo, perseguidor e injuriador; mas fui recibido a misericordia porque lo hice por ignorancia, en incredulidad. 14 Pero la gracia de nuestro Señor fue más abundante con la fe y el amor que es en Cristo Jesús. 15 Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero. 16 Pero por esto fui recibido a misericordia, para que Jesucristo mostrase en mí el primero toda su clemencia, para ejemplo de los que habrían de creer en él para vida eterna.
  • 8. No te preocupes por tu sombra, acéptala como parte de tu vida pasada, una vida que eran tinieblas en un tiempo, pero que ahora por la Gracia de Dios es luz, no te esfuerces porque te vean como quieres que te vean, esfuérzate por ser Luz, que muy pronto esa Luz vencerá a toda tiniebla y sombras que quieran destruirte. Juan 1:5 La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella. Mateo 5:16 Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos. 1 Pedro 2:12 manteniendo buena vuestra manera de vivir entre los gentiles; para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, glorifiquen a Dios en el día de la visitación, al considerar vuestras buenas obras.
  • 9. Juan 8:12 Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.