Uso seguro y saludable de las tecnologías   y Redes sociales como proyecto de                GestiónColegio y Nivel   Cole...
Introducción        La posibilidad de que alumnos y docentes cuenten con computadorasportátiles individuales, como es el c...
características de ese impacto como por sus derivaciones en torno a la protecciónde nuestros alumnos.      Aquí es donde a...
Pero, en nuestra opinión, se trata de establecer una conexión entre la“educación para la vida real” y la “educación para l...
Incidir en los programas curriculares el uso responsable de las tecnologías   como un eje temático transversal y no especí...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Proyecto uso de las tic y redes sociales gestión analia zaldua

434 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
434
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
6
Acciones
Compartido
0
Descargas
7
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Proyecto uso de las tic y redes sociales gestión analia zaldua

  1. 1. Uso seguro y saludable de las tecnologías y Redes sociales como proyecto de GestiónColegio y Nivel Colegio 13 Prof. Roberto Moyano. Nivel SecundarioResponsable Mg. Analia Zaldua
  2. 2. Introducción La posibilidad de que alumnos y docentes cuenten con computadorasportátiles individuales, como es el caso de nuestra institución, Colegio 13 Prof.Roberto Moyano, implica un fuerte cambio en la vida escolar e institucional tanto enaspectos tecnológicos como pedagógicos. La entrada de las TIC en las escuelas supone por un lado, la incorporaciónde nuevos saberes o sea una transformación a nivel currículum y por otro laconstrucción de nuevas prácticas pedagógicas. Ahora bien, cuando pensamos en el desarrollo de las nuevas competenciasdel siglo XXI es indelegable el rol de la escuela en este proceso y es imprescindiblepensar cuáles de las competencias relacionadas con las TIC deben formar parte dela formación básica de los ciudadanos. Ante esta situación, surge la necesidad de pensar nuevos roles y cómo seperfilan ahora los roles de docentes, estudiantes y en la redefinición del perfil delequipo directivo, fortaleciendo las competencias vinculadas con la conducción y elliderazgo de procesos de mejora y transformación. De este modo, resulta de vital importancia abrir la posibilidad de permitirnospensar las TIC en las escuelas como ventanas de oportunidad para innovacioneseducativas, como puertas de entrada para incorporar nuevas formas de hacer, deproducir, de interactuar y por lo tanto, de aprender a aprender a lo largo de toda lavida. Una perspectiva estratégica y participativa permite pensar la integración delmodelo 1 a 1 en nuestra institución, a partir de un análisis de oportunidades y deobstáculos que aportan al proyecto pedagógico de la escuela. Teniendo en cuenta estos obstáculos, tenemos que admitir que, cuandorealizamos una mirada generacional, nos encontramos de un lado, con sujetos paralos que estas tecnologías son una suerte de naturaleza o ambiente natural en el quese desempeñan intuitivamente, y, por el otro, con aquellos para los que se trata deuna nueva tecnología que supone esfuerzos de adquisición, aprendizajes ydesaprendizajes; por parte de algunos adultos pero que depende en buena medidade nuestros objetivos, estrategias y esfuerzos y de nuestra intervención en general. En consecuencia, reconociendo el impacto que en las vidas de las nuevasgeneraciones han producido las TIC, es lícito interesarnos tanto por lasAnalia Zaldua Pág. 2
  3. 3. características de ese impacto como por sus derivaciones en torno a la protecciónde nuestros alumnos. Aquí es donde adquiere valor relevante, al ofrecernos una primera y ampliamirada acerca de la realidad del uso que nuestro alumnado da a estas tecnologías.De este modo, podemos empezar a conocer, más allá de la observación casuísticay el puro empirismo, qué puede significar educar para la vida en las redes digitales ylos mundos virtuales.Nuevos formatos Numerosos estudios y la cotidianeidad de nuestra institución nos permiteconfirmar que abunda el uso para comunicarse entre pares, investigar para laescuela, entretenerse escuchando música, informarse sobre sus temas de interés,jugar solo o con amigos; en definitiva, suceden hechos muy similares en una vidaausente de tecnología digital. Sin embargo, aparece lo nuevo. Mediadas por lacomputadora (y el celular) las relaciones se presentan muchas veces comoanónimas, con interpelación de desconocidos y en contextos en que es muyfrecuente la ausencia de adultos referentes (padres, docentes). En estas “nuevasmodalidades de interacción” podemos observar, asimismo, que estánproduciéndose importantes cambios en la percepción del carácter de lo público y loprivado, donde lo privado se hace público sin que nuestros niños y jóvenesdimensionen el alcance, tanto espacial como temporal, de aquello que exponen osuben a la Red, y las eventuales consecuencias de esa exposición. Se abre, pues, un nuevo escenario, en el que una de las preocupacionesemergentes es la cuestión del resguardo de la privacidad de nuestros alumnos.En este punto, es clave contar con la presencia de adultos que tensionen la puestaen acto de cuestiones privadas, que muchas veces limitan con lo íntimo, y quepodrían fácilmente dar lugar a abusos, variadas formas de la burla y en el límite, elacoso. Claro que este tipo de maltratos existe mucho antes que la tecnología digital;sin embargo, por su potencia y alcance, su impacto es algo que no debedesdeñarse. Este tema surge y lo que debe preocuparnos es “la notoria ausencia deladulto que acompaña al niño o jóven cuando interactúa en internet, ya sea desde elhogar, desde el cyber o desde la escuela”. Si a ello le sumamos la escasa o nulapercepción de peligro “sobre algunas situaciones vinculadas a la interacción con lasTIC” , podemos asumir que hay allí un riesgo que enfrentar.Analia Zaldua Pág. 3
  4. 4. Pero, en nuestra opinión, se trata de establecer una conexión entre la“educación para la vida real” y la “educación para la vida digital”. Y hacerlo en lasfamilias. Y hacerlo en las escuelas. Y hacerlo en el espacio público y hacerlo en losmedios disponibles y a nuestro alcance. Así como alentamos a los alumnos hacia la autonomía, gradual ysostenidamente orientando y no solamente acompañando, habilitando un diálogopermanente y los estimulamos a que desarrollen prácticas de autocuidado, criteriosafines deberían ser útiles para aplicar a la vida digital. De ese modo podríamosevitar que nuestros niños y adolescentes prefieran muchas veces no compartir conlos adultos situaciones desagradables que han vivido por temor a la prohibición o ala censura del uso de las tecnologías por parte de estos mismos adultos. Y facilitar, en consecuencia, que los jóvenes, en su modo “conectado” devivir, puedan pasar del saber intuitivo de su uso a su aprovechamiento integral, conlas competencias necesarias que les permitan desarrollar sus posibilidades a travésde prácticas de autocuidado, pudiendo contar con adultos que los orienten yacompañen.Estrategias a implementar Para Alumnos Incluir a los alumnos en las diferentes instancias de desarrollo de las acciones de prevención y en el diseño de estrategias educativas como actores claves en la elaboración de las mismas. Instalar el tema del uso responsable de las TIC y de prevención de riesgo mediante talleres, juegos on line, concursos y demás actividades diseñadas especialmente para cada contexto y edad. Transmitir mensajes vinculados a la prevención de actitudes de riesgo a través de los medios tecnológicos que los alumnos utilizan con mayor asiduidad (mensajes de texto, Facebook, alertas en buscadores, pautas en MSN). Para padres, tutores y docentes Involucrar a la comunidad educativa en el conocimiento y la prevención de las nuevas modalidades de violencia a través de las nuevas tecnologías y los factores de riesgo que aumentan la vulnerabilidad de los alumnos.Analia Zaldua Pág. 4
  5. 5. Incidir en los programas curriculares el uso responsable de las tecnologías como un eje temático transversal y no específicamente del área de tecnología. Capacitar desde la formación inicial a los docentes, no solamente en las TIC como funcionalidad, sino respecto de qué problemáticas implica su uso. Orientar la inclusión del uso de TIC en el aula. Procurar la naturalización del uso de la net en la escuela, sin perder de vista lo presencial y vincular (blogs, redes sociales, facebook de la escuela, etcétera). Proponer instancias de diálogo sobre la problemática de las TIC entre docentes y padres, en las reuniones de devolución de funcionamiento académico de los alumnos y alumnas y en talleres para padres. Favorecer el acercamiento de padres y tutores al uso de las tecnologías y promover el diálogo con sus hijos. Brindar talleres para padres y el uso y potencialidades de las TIC.Reflexión Final: Los profesores deberíamos pensar proyectos flexibles, donde nos animemos a descubrir junto a los alumnos nuevas visiones de la propia disciplina y de la realidad, tomarnos una licencia acerca de todo lo que sabemos para dejar que el otro muestre sus saberes e intereses; proponer mediante la enseñanza distintas acciones, exiliarnos del molde de las editoriales, de programas oficiales y ser nosotros quienes asumamos el protagonismo, exponer nuestro gusto y pasión por la enseñanza y en este reto incluir a toda la comunidad educativa.Analia Zaldua Pág. 5

×